You are on page 1of 186

¿Por qué Algunas Iglesias Crecen y otras No?

by

ANGELES M. BENITEZ SABATER

A Thesis
Submitted in Partial Fulfillment
Of the Requirements for the Degree of

Ph.D in THEOLOGICAL STUDIES


In affiliation with
UNIVERSIDAD TEOLOGICA DAYSPRING
Dallas, Texas

2018

1
¿Por qué Algunas Iglesias Crecen y otras No?

A dissertation submitted
by

ANGELES M. BENITEZ SABATER

to

DAYSPRING THEOLOGICAL UNIVERSITY

In partial fulfillment of
the requirement for the
degree of

Ph.D in THEOLOGICAL STUDIES

This dissertation has been


accepted for the faculty of
Dayspring Theological University by

Adrian Najera, Ph.D


President, DTU

Fernando Quiles Moreno, Ph.D


Chancellor, DTU

D. Leticia Flores, Ph.D


General Administrator, Global

2
AGRADECIMIENTOS

Gracias le doy a Dios por cada momento durante la realización de mi tesis, gracias a Él

por devolverme la oportunidad de volver a estudiar, permitirme continuar con salud,

fuerzas y empeño para continuar estudios dirigidos a un grado de Teología.

Gracias al Espíritu Santo, porque en los momentos y situaciones en donde las cosas

simplemente se me salían de las manos, sentía su presencia que me confortaba y me hacía

sentir que todo iba a estar bien.

De toda mi familia he recibido inquebrantable apoyo y motivación para finalizar los

estudios.

Gracias a mi amado esposo Julio porque en todo momento fue un apoyo incondicional,

por sus ayudas y aportes no solo para el desarrollo de mi tesis, sino para mi vida: eres mi

inspiración y mi motivación.

A mi amada madre, Milagros, que solo de verla, me servía de motivación para continuar

estudios pues recordaba todos sus esfuerzos y su amor por la Educación.

A mis hijos Julio, Marla y a mi yerna Ivelisse quienes me han servido de estímulo y

motivación, con sus palabras para que continúen hacia la meta propuesta.

A mis queridos hijos espirituales del Tabernáculo El Nuevo Pacto que nos han servido de

apoyo a través de sus constantes oraciones.

Al Dr. Fernando Quiles, PHD, al que desde que lo conocí, ha sido un mentor, inspiración

y ayuda para nuestras vidas.

3
PROLOGO

El tema del crecimiento de las iglesias es uno de mucha preocupación en el pueblo

cristiano.

Entendemos que Dios quiere una iglesia que este constantemente extendiéndose para

alcanzar vidas para el Reino, y creciendo en números y calidad de dedicación.

El crecimiento de la iglesia no es resultado de un humano particular, sino un don de Dios.

Cuando Jesús dijo “edificare mi iglesia” posiblemente estaba pensando de ella como un

instrumento de la gracia de Dios, siempre en expansión y que crece por su naturaleza.

Entonces, podríamos decir, que el crecimiento de la iglesia no es resultado de una

formula humana particular sino un don de Dios. Según menciona el apóstol Pablo en

Efesios 4:16 (NIV)

“de quien todo el cuerpo (estando bien ajustado y unido por la cohesión

que las coyunturas proveen), conforme al funcionamiento adecuado de cada

miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en

amor”.

Este pasaje deja claro que Dios ha dotado a la iglesia de todos los recursos necesarios

para su crecimiento y perfeccionamiento.

La unión de Cristo con su Iglesia se expresa también en la unidad de los creyentes. El

apóstol Pablo además añade, que la paz en la iglesia se logra: (1) pensando, sintiendo y

actuando como Cristo, (2) soportando y siendo pacientes con los que no viven como

corresponde al cristiano, y (3) restaurándolos con mansedumbre. Entendiendo que todos

estos componentes son necesario para el crecimiento de la iglesia.

4
Una iglesia saludable tiene un interés constante en el crecimiento de la iglesia, no

simplemente el crecimiento de los números, sino el crecimiento espiritual de los

miembros. Esta es uno de los grandes debates que se encuentran entre las iglesias que

tienen una diferencia numérica por la tanto sufren de comentarios, situación de

malinterpretación entre otras. El presente trabajo persigue manifestar la veracidad que

hay en que en el concepto del crecimiento o “estancamiento de iglesias” y estudiar

algunos factores que pudieran influir en este proceso. El estudio no se limita

exclusivamente a lo encontrado en la Biblia, sino que incluye referencias de diferentes

estudios realizados sobre el tema, diferentes autores, opiniones de investigaciones y

artículos relacionados para apoyar la revisión de la literatura.

Los objetivos principales de esta investigación son clarificar los conceptos de crecimiento

de la iglesia para desarrollar una iglesia saludable y por ende un miembro saludable. Y al

final, llegar a la conclusión de los procesos que conlleva el crecimiento de una iglesia

saludable, no simplemente el crecimiento de los números, sino el crecimiento espiritual

de los miembros. Además, dar soluciones o recomendaciones para que los pastores o

lideres creen consciencia, a la misma vez puedan incorporar los conceptos que faciliten el

crecimiento de su iglesia.

Este trabajo, presenta sin justificar, la inquietud y el interés que tienen las iglesias en

cuanto a un verdadero crecimiento; y de la necesidad de comprender las diferentes

manifestaciones de crecimiento. Igualmente, que existen diferentes formas de interpretar

el crecimiento cualitativo y el crecimiento cuantitativo. Conjuntamente, luego de evaluar

la información presentada se incluirán ejemplos, sugerencias y estrategias que ayudarán a

5
perfeccionar y/o evaluar las iglesias para que tengan un crecimiento a la estatura de la

plenitud de Cristo.

Esperando que este material presentado, el cual muestra una preocupación general y

personal Pastoral y Laico de las iglesias, sean de utilidad a cada lector a fin de que sea de

ayuda y clarificación de posibles preguntas.

6
TABLA DE CONTENIDO

Agradecimiento 3

Prologo 4

Introducción 8

Capítulo I Términos y Definiciones 10

Capitulo II Planteamiento del Problema 24

Formulación del Problema 27

Metodología 28

Trasfondo Histórico 28

Justificación 37

Capitulo III Marco Teórico 40

Métodos de Crecimiento 44

Obstáculos que Impiden el Crecimiento 56

Iglesias Saludables 73

Iglesias pequeñas Saludables 107

Iglesias Grandes Saludables 119

Iglesias en Crecimiento 133

Misiones y su efecto en el crecimiento 139

Capitulo IV Recomendaciones 169

Conclusiones 177

Bibliografía 184

7
INTRODUCCION

El tema del crecimiento de la iglesia es uno que siempre está en el corazón de los

pastores. Esto es así porque los deseos más profundos de cada uno de ellos es ver crecer a

sus iglesias en todo sentido. Los que son dedicados, no escatiman esfuerzos encaminados

a la multiplicación: discipulado, oración, estudios bíblicos, eventos evangelísticos,

entrenamiento de liderazgo, por mencionar algunos.

Sin embargo, aunque los líderes están trabajando fuertemente y la iglesia tiene una vida

espiritual sana, a veces, no se ve el crecimiento que desean experimentar. Esto es de

frustración para los pastores que están en esta situación y por lo tanto así mismo para la

congregación.

Una situación semejante sucedió en Hechos 6, con la Iglesia Primitiva, cuando se requirió

de un grupo de personas que velaran por las necesidades físicas de la congregación. El

problema no era que los líderes no estuvieran trabajando; ni que la espiritualidad de la

congregación fuera deficiente. El punto problemático tenía más que ver con la

administración del ministerio. La solución dada fue la creación de este grupo de varones,

que antes no existía como tal, que se encargarían de esa área administrativa del

ministerio, mientras los apóstoles se dedicarían diligentemente a la enseñanza y la

oración. La solución a la falta de crecimiento no siempre tiene que ver con un liderazgo

negligente o con el estado espiritual precario de la congregación.

Los especialistas en crecimiento de iglesia reconocen que es difícil decir por qué algunas

iglesias crecen más que otras. Hay líderes de iglesia que mencionan factores de

crecimiento de sus iglesias que para otras iglesias son obstáculos para crecer, o al menos

no relevantes en relación con sus experiencias de crecimiento.

8
Queremos enfatizar en este estudio, el concepto de Iglesias saludables ya que entendemos

que es un factor sumamente importante para el crecimiento de la iglesia.

El crecimiento de una iglesia saludable o integral en donde se promueve la mejora en

todas las dimensiones de su vida en lugar de enfocarse sólo en el aumento del número de

miembros o asistentes. Una congregación sana se ve en el amplio marco de los propósitos

de Dios para el mundo, la humanidad y el cosmos, la renovación en todas las

dimensiones de la vida. La iglesia tiene el Reino de Dios como punto de partida y busca

extenderlo en todos los ámbitos de la vida (hogar, comunidad, trabajo, etc.) a través del

impacto de la búsqueda de las buenas nuevas de Jesucristo.

Se espera que mediante este estudio podamos dejar claro que una iglesia saludable es una

que:

• Busca y obedece a Dios con fervor (adorar)

• Establece y mantiene relaciones basadas en el amor (conectar)

• Desarrolla y moviliza a su gente (crecer)

• Funciona con una dirección clara y se enfoca en quienes están fuera de ella (servir)

• Reproduce y multiplica su misión en otras personas y lugares (ir)

Se espera que mediante el estudio del tema de la “Iglesia Saludable” y el “Crecimiento de

la Iglesia” se definan los términos conforme a las diferentes expresiones según se

encuentra en la información estudiada, y la vez se puedan señalar algunos métodos y

estrategias que ayuden a su iglesia a cumplir más eficazmente los principios hacia el

crecimiento saludable de la Iglesia.

9
CAPITULO I

TERMINOS Y DEFINICIONES

1) Desarrollo interno de la iglesia: La iglesia organizada que tiene vida de cuerpo; los

miembros crecerán en gracia, en conocimiento de la fe, en estudio de la Biblia y en la

vida cristiana.

2) Desarrollo centrípeto de la iglesia: La iglesia ha alcanzado a su comunidad: los

miembros son entrenados para ser testigos como individuos y colectivamente a quienes

todavía no forman parte de la iglesia.

3) Crecimiento espiritual: Después de la conversión, comienza un proceso de crecimiento

espiritual que dura toda la vida. Es posible y necesario que progresemos constantemente

en nuestro conocimiento de Dios, hacia la meta de ser semejantes a Cristo.

4) Evangélicos: La palabra “evangélico” deriva de evangel: `evangelio´. Por definición,

una persona evangélica es alguien que tiene preocupación por el evangelio. Esto va

mucho más allá de simplemente predicar el evangelio de vez en cuando. Significa que

para él o ella el evangelio de Cristo es central. Por supuesto es un mensaje y lo predica

constantemente. Pero es mucho más que una simple predicación. El evangelio está en el

centro de su forma de pensar y de vivir. El apóstol Pablo recordó a los corintios el

evangelio que les había traído, diciendo que lo primordial era que

“Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras”

(1 Corintios. 15:3).

Tengo la impresión de que todo lo que es importante para un evangélico surge de esta

afirmación básica. “Cristo murió”.

5) Crecimiento - El crecimiento es un concepto que se refiere al aumento de tamaño,

10
cantidad o intensidad de algo. La palabra, como tal, deriva del verbo crecer, que a su

vez proviene del verbo latino crescĕre. Es la característica fundamental de la naturaleza

de la iglesia. Dios quiere una iglesia que esté constantemente extendiéndose hacia afuera

para alcanzar a la gente, y creciendo en número y en calidad de dedicación. Hechos

indica que así fue la iglesia de los primeros tiempos (Hechos 2:41), (Hechos 4:4),

(Hechos 5:14) ;(Hechos 6:1), (Hechos12:24); (Hechos.19:20)

6) Adoración- La adoración es un arte, o una disciplina, que requiere tiempo y dedicación

para perfeccionarla. En vez de que “cada uno haga lo que bien le parezca” en la

adoración, es imprescindible que el adorador conozca todo lo posible del Dios a quien él

adora y, en segundo lugar, que entienda su propósito general y particular para su vida. La

Biblia es la única fuente objetiva y confiable para lograr este conocimiento. Por lo tanto,

la disciplina rigurosa de estudio bíblico va mano a mano con la práctica de la adoración

que agrada a Dios.

7) La visión- es un sueño de lo que Dios quiere hacer a través de la Iglesia y del pastor

en un tiempo determinado, la visión nos da dirección, nos permite recursos, nos permite

evaluar rumbos. Tú puedes tener vista, pero no necesariamente visión. Dios tiene una

visión para ti.

¿Qué es visión? Visión: es poder ver el futuro antes de que llegue a existir. y poder hacer

algo con tu educación y con tus habilidades académicas? La fuerza más poderosa en la

vida es la fuerza de la visión.

8) Crecimiento interno: El crecimiento de los cristianos en su fe y en su vivencia de su

compromiso cristiano con el reino de Dios.

11
9) Crecimiento numérico: Según Orlando E. Costas: «Por expansión numérica se

entiende el reclutamiento de personas para el Reino de Dios invitándolas al

arrepentimiento y la fe en Jesucristo como Señor y Salvador de sus vidas y su

incorporación a una comunidad local de personas que, habiendo hecho una decisión

similar, adoran, obedecen y dan testimonio, colectiva y personalmente, al mundo de la

acción redentora de Dios en Jesucristo y su poder liberador» (The Church and Its

Mission, 90) Los crecimientos cuantitativo y cualitativo deben ir juntos. El primero debe

ser una expresión del segundo (Hechos. 2:41; 2:47; 4:4; 5:14; 6:7). El cn o expansión de

la congregación local está basado en la conversión de personas a medida que los

creyentes van saliendo al mundo, ganan a personas para Cristo y las traen a la membresía

de la iglesia.

10). Crecimiento de la iglesia: Como término técnico, el Crecimiento de la Iglesia es la

disciplina en Misiología que estudia la multiplicación del crecimiento cualitativo de la

iglesia. Se dirige al aspecto estratégico de cómo ganar el mayor número de personas para

Cristo, del modo más directo, en el tiempo más breve que sea posible y con los mejores

resultados, es decir, verdadera fidelidad a Dios en la vida de los individuos, en la vida

corporal de la iglesia y en su ministerio al mundo. Aunque la Biblia no se refiere

específicamente al crecimiento de la iglesia, el principio del crecimiento de la iglesia es

el entendimiento de lo que dijo Jesús

“…y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no

prevalecerán contra ella.”

(Mateo 16:18).

12
Pablo confirmó que la iglesia tiene su fundamento en Jesucristo (1 Corintios 3:11).

Jesucristo es también la cabeza de la iglesia (Efesios 1:18-23) y la vida de la iglesia (Juan

10:10). Habiendo dicho esto, debe ser recordado que el “crecimiento” puede ser un

término relativo. Hay diferentes clases de crecimiento, algunas de las cuales no tienen

nada que ver con números. Una iglesia puede estar viva y creciendo, aun cuando el

número de sus miembros o congregantes no cambie. Si aquellos que están en la iglesia

están creciendo en la gracia y el conocimiento del Señor Jesús, sujetando sus vidas a Su

voluntad, tanto individual como colectivamente, esa es una iglesia que está

experimentando un verdadero crecimiento. Al mismo tiempo, una iglesia puede estar

aumentando su membrecía semanalmente, llegando a contar con grandes números, y aun

así estar muerta espiritualmente.

11). Axiomas de la Igle-crecimiento: Cuatro precondiciones son necesarias para el

crecimiento de la iglesia: (1) el pastor debe desear el crecimiento de la iglesia y estar

dispuesto a pagar el precio; (2) la gente debe querer que la iglesia crezca y estar dispuesta

a pagar el precio; (3) la iglesia debe estar de acuerdo en que la meta de la evangelización

es hacer discípulos; y (4) la iglesia debe estar sana, i.e., no debe encontrarse en una

situación de «enfermedad terminal».

12). Método: Es el procedimiento para alcanzar un determinado fin.

La palabra Método hace referencia a ese conjunto de estrategias y herramientas que se

utilizan para llegar a un objetivo preciso, el método por lo general representa un medio

instrumental por el cual se realizan las obras que cotidianamente se hacen. Cualquier

proceso de la vida requiere de un método para funcionar,

13
la etimología de la palabra nos indica que proviene de un grafema Griego que quiere

decir Vía, por lo que nos indica que es un camino obligatorio para hacer cualquier acto.

El uso de esta palabra es casi coloquial, su uso en cualquier oración indica que existe un

procedimiento que seguir si se desea llegar al final de la operación. Si nos paseamos por

los diferentes campos de la ciencia nos encontramos con todo un trayecto empírico de

creación de métodos para resolver problemas.

13). Meta: Una meta es el fin que se dirigen las acciones o deseos. De manera general, se

identifica con los objetivos o propósitos que una persona o una organización se marca. Se

habla de meta o metas en la vida para hablar de los objetivos que se pretenden alcanzar

en la vida.

14). Estrategias: Es el conjunto de acciones que se implementaran en un concepto

determinado con el objetivo de lograr el fin propuesto. Serie de acciones muy meditadas,

encaminadas hacia un fin determinado.

"la estrategia consiste en destacar en pantalla aquellos elementos que aportan las claves

de la narrativa; las estrategias de memorización se prestan a que cada uno invente las

suyas propias; nuestra estrategia ha sido tomar la iniciativa del juego desde el comienzo

del partido"

15). Conversión: Cambio que atraviesa algo y que genera que se convierta en otra cosa.

Hacer que una persona o una cosa se transforme en algo distinto de lo que es en el primer

lugar. La cristianización es la conversión del cristianismo.

16). Sentido de Pertenencia: Del latín “pertinentia”, pertenencia es la relación que tiene

una cosa con quien tiene derecho a ella. El concepto, por lo tanto, se utiliza para nombrar

aquello que es propiedad de una perdona determinada. El sentido de pertenencia supone

14
el ser humano desarrolle una actitud consciente respecto a otras personas, en quienes se

ve reflejado por identificarse con sus valores y costumbres.

17). Potencial: Fuerza o poder del que se dispone para lograr un fin. La potencia se

reconoce como la capacidad para ejecutar o realizar algo y asimismo como la energía, el

poder y la fuerza que alguien o algo disponen y que entonces le permiten lograr objetivos

que a priori se presentan como complejos o hasta inalcanzables.

18). Factor: Circunstancias, influencia, que contribuye a producir un resultado.

19). Iglesia Primitiva: Los primeros cristianos, tal como son descritos en el Nuevo

Testamento (especialmente en Hechos de los Apóstoles), eran judíos, ya fuera de

nacimiento o por conversión, para los cuales se utilizaba el término bíblico "prosélito" y

denominados por los historiadores como judeocristianos.

20). Crecimiento cuantitativo: El incremento en la membrecía de la iglesia y en el

número de personas que participan de los cultos de adoración en una iglesia dada. Si

el crecimiento aumenta, la base material de la sociedad se ensancha, por tanto, es

cuantitativo-material, pero si se le agrega el componente cualitativo de lo humano, lo

social, lo cultural en función de toda la población entonces se está ante un desarrollo

integral que favorece el bien común.

21). Crecimiento cualitativo: Hace referencia a las cualidades específicas que tiene un

objeto o una persona. Se refiere a la calidad de una persona y se usa para describir como

es el objeto. Cualquier clase de evangelismo que no dé como resultado el crecimiento de

la iglesia local no está de acuerdo con la gran comisión. Definiciones del En primer

lugar, en el capítulo 2 del libro de los Hechos había un crecimiento espiritual.

El crecimiento personal: Es un crecimiento interno o crecimiento cualitativo. Los

15
responsables de iglesias en crecimiento concentran su trabajo en capacitar a otros

creyentes para el servicio. Desarrollan a cada creyente hasta hacerles alcanzar su

potencial espiritual que le corresponde según el plan de Dios.

22). Estructuras Funcionales: Este modelo está basado en la creencia de que el punto de

partida para estructurar la organización de una iglesia es que la congregación pueda

desarrollar entendimientos claros y declaraciones sobre su misión (lo que estamos

llamados a ser) y la visión (lo que estamos llamados a hacer). Las funciones vitales son

aquellas áreas de ministerio que son esenciales en la vida de la congregación, esta crece

de su misión y visión. El número de los Equipos Ministeriales de la congregación, están

basados en la visión y el tamaño de la congregación. Integrar este concepto de que la vida

congregacional es un proceso de discernimiento que busca identificar y reconocer los

dones espirituales en la membresía. Las personas son llamadas por la iglesia en base de

sus dones espirituales. Las elecciones congregacionales son reemplazadas por un llamado

congregacional y una afirmación, lo cual elimina el concepto de elección donde se crean

ganadores y perdedores. Descripciones claras de cada posición en la iglesia son

esenciales para ayudar en asuntos individuales y responder al llamado de la iglesia.

23). Asimilación: Es el proceso social de interpenetración y fusión por el que las personas

o los grupos adquieren, hasta poseerlos como propios, los sentimientos, las actitudes, los

valores, los ideales de otro grupo, participando plenamente en la vida del grupo al que se

incorporan.

24). Incorporación: Entrar a formar parte una persona de una actividad, una asociación o

de un cuerpo. tenemos que decir que es un término que tiene su origen etimológico en el

latín. En concreto, es fruto de la suma de dos partes latinas claramente diferenciadas: el

16
prefijo “in”, que puede traducirse como “hacia el interior”, y el vocablo “corpus”, que es

sinónimo de “cuerpo”. Con el término «incorporación» nos referimos a la enseñanza de

Jesús acerca de que las personas deben involucrarse en su reino y convertirse en hijos

dentro de su familia. Este constituye un requisito fundamental para cualquiera que vaya

a ejercer el liderazgo.

25). Adoctrinamiento: Es el proceso y el resultado de adoctrinar; transmitir una doctrina

a una persona para que la haya propia. Una doctrina, por otra parte, está compuesta de las

ideas y las creencias que son definidas por un individuo o por un conjunto. Es el proceso

y el resultado de adoctrinar: transmitir una doctrina a una persona para que la haga

propia. Una doctrina, por otra parte, está compuesta por las ideas y las creencias que son

defendidas por un individuo o por un conjunto de personas.

26). Propagación: Este verbo se refiera a hacer algo llegue a distintos sitios de aquel que

se produce; a extender o dilatar algo; o a multiplicar algo por generación u otras vías de

reproducción.

27). Implementar: La palabra permite expresar la acción de poner en práctica, medidas y

métodos, entre otros, para concretar alguna actividad, plan, o misión, en otras

alternativas.

28). Capacitación: Se define como el conjunto de actividades didácticas, orientadas a

ampliar los conocimientos, habilidades y aptitudes del personal que labora en cualquier

clase de empresa.

29). Iglesias pequeña: Iglesias con cantidad de miembros menos de 250.

17
30). Iglesia Saludable: Es una iglesia que tiene un interés constante en el crecimiento de

la iglesia, no simplemente el crecimiento de los números, sino el crecimiento espiritual de

los miembros. Una iglesia llena de cristianos que están siempre creciendo.

31). Mega-iglesia: congregación protestante con una asistencia promedio semanal que se

mantiene en 2,000 personas o más.

32). No Denominacionales - una iglesia no denominacional es cualquier iglesia que no es

parte de una denominación más grande. Una denominación es una organización

eclesiástica que ejerce algún tipo de autoridad sobre las iglesias locales que la conforman.

Ejemplos de denominaciones son los Católicos Romanos, Bautistas del Sur, anglicanos,

Presbiterianos, metodistas, Asambleas de Dios, etc. Iglesias no denominacionales usan

muchos nombres diferentes y sostienen una amplia variedad de creencias.

33). Apostolado: esto quiere decir cosas distintas para distintos grupos. En la mayoría de

los contextos relacionados con las iglesias nuevas y misioneras, esto sencillamente

significa seguir el mandato bíblico de tener un sentido divino de ser uno enviado a una

misión. En algunas nuevas iglesias carismáticas esto tiene un sentido distinto que tiene

que ver más con una restauración del don y de la autoridad de un apóstol, por lo general

en el contexto de una estructura jerárquica de poder.

34). Iglesias incipientes/jóvenes: se refiere a quienes están dando una mirada nueva a las

estructuras de la iglesia con una inclinación hacia la cultura creativamente interesante

para Jesucristo, tanto como haría cualquier misionero cuando entra en un nuevo campo.

35). Misión: Una misión (del latín "missio" enviar) es un llamamiento de una autoridad

superior, una orden de lo alto que uno recibe bajo autoridad para llevar a cabo una obra,

no un proyecto propio de nuestra propia mente. Lo que determina que una obra en

18
particular, o un ministerio cristiano es una misión, en el mundo cristiano es el

llamamiento del Espíritu Santo en cada uno de nosotros. El Espíritu Santo es la autoridad

superior, quien nos llama y pone bajo Su poder. Pero hay más. La misión que recibimos

es nuestro timón, el norte, la fuerza que nos dirige en la vida, la que hace que nuestro

corazón palpite con pasión de Dios. Cada cristiano recibe uno o varios dones del Espíritu

que podrá comprobar en la Biblia si son de Dios. Ese llamamiento es irresistible, pues es

de Dios. La cuestión es si debido a una filosofía de misión inadecuada consideramos que

nuestro llamamiento, nuestra misión es o no relevante para Dios y para la Iglesia. El

hombre sin una misión está perdido, sin rumbo, no sabe para que vive y se siente

fracasado e inútil, no vive, solo sobrevive.

36). Misioneros: el carácter esencial y la vocación de la iglesia cuando Dios ha llamado y

enviado a personas con el objetivo de invitar y preparar a otros que sean auténticos

discípulos de Cristo.

37). Estructuras misioneras: la estructura fundamental es la congregación, relacionada

con otras comunidades de fe, no con una jerarquía denominacional. La iglesia debe tener

una estructura bíblica, no una basada en la tradición. La iglesia tiene que reflejar la

diversidad de su contexto cultural.

38). Teología de la misión teocéntrica: la idea de que la misión no es algo que la iglesia

hace (programa), sino la esencia misma de la iglesia. Nuestra misión principal es la

misión de Dios, ir a “buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

39). Pastor Visionario: El liderazgo visionario es el que va más allá del simple liderazgo,

del carisma, es aquel capaz de anticiparse a los hechos y que cuenta con la capacidad de

crear y dar lugar a una visión realista e interesante del futuro que mejora el presente de la

19
empresa. Es aquel capaz de anticiparse y crear metas realistas que se pueden conseguir,

aquel que pueden innovar para la mejor.

Este tipo de liderazgo tiene una visión a largo plazo que le permite anticiparse no sólo a

los acontecimientos sino que se pueden anticipar problemas (y de esta manera poder

luchar contra ellos o combatirlos antes de que existan) y detectar oportunidades antes que

los demás (y de esta manera ganar ventaja competitiva). También debe ser creíble, debe

inspirar confianza en los demás. Por eso es una persona con integridad, compromiso y

otros valores que inspiran confianza. Debe ser consistente, justo, hablar de sus

sentimientos y emociones y ser una persona capaz de cumplir sus promesas.

Un líder visionario es capaz de:

Ayudar a las personas a actuar y a desarrollar sus propios talentos. Es una persona que

además se puede apoyar en el equipo para lograr las metas de la empresa, busca la

retroalimentación. Inspira a sus equipos para que se encuentren motivados,

comprometidos y potencien su creatividad. Es capaz de conocer y ayudar a desarrollar las

competencias y capacidades de los miembros de su equipo.

Es una persona capaz de transmitir las emociones al trabajo, es capaz de crear una

verdadera integración en el equipo.

Es una persona entusiasta, con ganas de alcanzar metas. Es capaz de transmitir su propio

entusiasmo a los demás.

Es capaz de movilizar al equipo para que desde su propio puesto sea capaz de conseguir

mejorar la situación y conseguir resolver la situación actual, tanto si se encuentra como

una crisis como si se detectan nuevas oportunidades. Conduce al equipo a su mismo

camino para lograr las metas que se proponen.

20
Busca aprovechar todo su potencial, en realidad es capaz de realizarlo sin planteárselo, y

también desarrolla el potencial de los demás. Es capaz de formar a sus equipos para dar

lo máximo de sí en el trabajo, para alcanzar las metas y resultados esperados.

Por supuesto, un líder visionario debe tener poder, ya que sin ello no se puede influir en

el comportamiento de los demás, y es que esta ya es una de las claves del liderazgo.

40). Espiritualidad Apasionada: En el salmo hay tres indicadores que David practicó

como, como hábitos y disciplinas que lo hicieron cada día más y más apasionarse de

Dios. Una espiritualidad apasionada parte de una petición, una espiritualidad apasionada

produce posición, y finalmente una espiritualidad apasionada proyecta una proposición.

41). Disciplina Espirituales: La disciplina se define como el "entrenamiento esperado

para producir un determinado carácter o patrón de conducta". La disciplina no es parte de

la naturaleza de pecado, sino que es un componente natural de la vida cristiana. De

hecho, casi nada de importancia en nuestras vidas se puede realizar sin la disciplina. Las

disciplinas espirituales se pueden describir como aquellos comportamientos que

aumentan nuestro crecimiento espiritual y nos permiten crecer hacia la madurez

espiritual. Este proceso de crecimiento y desarrollo espiritual empieza a tener lugar en el

momento en que una persona tiene un encuentro con el Cristo resucitado y viene a él para

la salvación.

El propósito de la disciplina espiritual es el desarrollo de nuestro ser interior, que ha sido

transformado por Cristo en la salvación (2 Corintios 5:17). Los creyentes redimidos han

experimentado la renovación total de la persona desde su interior, e involucra diferencias

de pensamiento, sentimiento y carácter que pueden ser más lentas para ser evidentes en

nuestro comportamiento externo. Esto es lo que Pablo tenía en mente cuando habló de

21
despojarse de la "vieja naturaleza" y revestirse del nuevo, "que se va renovando hasta el

conocimiento en la imagen del que lo creó" (Colosenses 3:9-10).

Consideradas conjuntamente, las disciplinas espirituales de la oración y de la palabra nos

proporcionarán un programa gratificante que conducirá a vivir piadosamente, a la

alabanza, la sujeción, el servicio y la celebración de nuestra salvación y el Dios que nos

proveyó. A través de estas disciplinas, podemos obedecer el mandato de Dios de "…

ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros

produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad" (Filipenses 2:12-13)

42). Misiones Emergentes: Las palabras “misiones mundiales emergentes” representan

algo mucho más emocionante de lo que parecen sugerir. Como fuerza nueva que está

cambiando el rostro de las misiones, el surgimiento de estas misiones mundiales tiene el

potencial de aprovechar unos increíbles recursos espirituales, económicos, y humanos

para la evangelización del mundo.

La expresión “misiones mundiales emergentes” se ha popularizado recientemente para

evitar frases que con frecuencia se consideran ofensivas, como “misiones del tercer

mundo” y “misiones no occidentales”. La gente de la América Latina podría preguntar:

“¿Cómo definen ustedes el Occidente?” Ellos también viven en el mundo occidental.

Congreso de las Misiones Mundiales de las Asambleas de Dios

El Congreso de las Misiones Mundiales de las Asambleas de Dios se celebró en Buenos

Aires en abril de 2007. De los mil cien delegados, más de seiscientos eran del exterior, y

representaban a cuarenta y ocho naciones. El congreso tuvo dieciocho oradores invitados.

El tema de ese año fue “Ésta es la hora de concretar la visión”. Una increíble presencia

del Señor llenaba todas las sesiones plenarias y todos los talleres de trabajo. Muchos

22
líderes dieron testimonio del impacto que había causado el congreso en su visión de

incorporar a su iglesia nacional a la Gran Comisión mundial. El congreso desafió a las

iglesias que ya participaban, a aumentar su participación La definición práctica de las

“misiones mundiales emergentes” es ésta: alentar a las iglesias nacionales que son

hermanas nuestras en todo el mundo para que participen en las misiones mundiales, no

porque tengan una economía fuerte, sino porque lo ordenó Jesús. Veamos con mayor

profundidad esto de las misiones mundiales emergentes.

43). Proclamación Integral: La proclamación de las buenas nuevas de salvación es

esencial a la tarea de predicación, tan urgente que Pablo una vez exclamó, "¡Ay de mí si

no predico el evangelio!" (1Cor 9:16). Más adelante en la misma epístola, Pablo define

"el evangelio que les prediqué", y que él había recibido, como el mensaje de la muerte,

sepultura y resurrección de Jesús (1 Cor 15:1-4). El anhelo de toda la vida de Pablo fue el

de "proclamar el evangelio donde Cristo no sea conocido" (Rom 15:20). Toda

predicadora fiel puede afirmar con Pablo, sin titubeos, "no me avergüenzo del evangelio,

pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen" (Rom1:16).

23
Capitulo II

EL PROBLEMA DE INVESTIGACION

Planteamiento del Problema

El crecimiento de la Iglesia actualmente es una grande empresa. Mucha gente, desde

funcionarios de denominaciones en decadencia, a sociólogos de la religión, y jóvenes y

serios pastores evangélicos, quisieran saber cómo es una iglesia en crecimiento y cómo

tener una.

Desde el inicio de la iglesia, el propósito de Dios ha sido su crecimiento ya que es el

medio a través del cual se extiende el Reino. Algunos pasajes de la escritura nos dicen

uno de los tipos de crecimiento que debemos esperar ver en el pueblo de Dios. El apóstol

Pablo en Gálatas 5:22-25, nos da el fruto del Espíritu como una evidencia del carácter y

la virtud que tipifica aquellos que viven de acuerdo al Espíritu, y no de acuerdo a su

naturaleza pecaminosa.

También la Biblia identifica claramente el crecimiento numérico de la iglesia como fruto.

Muchas de las parábolas del reino de Jesús recalcan la inevitable verdad de que Dios

espera que su iglesia crezca. Pablo conecta el hecho de echar fruto con el crecimiento de

la iglesia.
“a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya

habéis oído por la palabra verdadera del evangelio, que ha llegado hasta

vosotros, así como a todo el mundo, y lleva fruto y crece también en

vosotros, desde el día que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en

verdad”.

(Colosenses 1:5)

24
Una iglesia saludable tiene el interés determinado en el crecimiento de la iglesia, no

simplemente el crecimiento de los números, sino el crecimiento espiritual de los

miembros.

El propósito de todo creyente comprometido y todo líder de iglesia es querer ver el

evangelio de Jesús, avanzar en el mundo, en otras palabras, cumplir el mandato de Jesús

de ganar almas para el Reino. Es por eso, Cuando que cada pastor, líder, ministro que

trabaja para la obra de Dios tiene como meta principal hacer todo lo posible, utilizar todas

las herramientas aprendidas y dirigidas por el Espíritu Santo para llevar su iglesia a un

nivel crecimiento espiritual y crecimiento en los números. En su corazón pastoral,

muchos han percibido que les gustaría tener una iglesia poderosa, una con muchos

miembros, donde su mayor énfasis y esfuerzos serian dirigidos hacia logro o como meta:

el crecimiento de su iglesia.

Cuando hablamos de crecimiento en este trabajo, nos referimos a como es la

característica fundamental de la naturaleza de la iglesia. Entendiendo de acuerdo con lo

que dice su palabra, que Dios quiere una iglesia que esté constantemente extendiéndose

hacia afuera para alcanzar a las almas, creciendo en número y en calidad de dedicación y

conocimiento de Él. Pero no siempre esta es la realidad, en algunos casos, el pastor

percibe que su responsabilidad es hacerlo todo, y la iglesia tiene la expectativa que así

ocurra. La enseñanza, visitación, evangelización, capitación, dirección de cultos,

consejería, y demás actividades ministeriales están centradas en el tiempo, capacidad y

disposición del pastor. A veces, los pastores y la iglesia llegan a estos acuerdos

silenciosos en los que todos están cómodos con el arreglo. Pero el problema principal en

este caso es que la iglesia se desarrollara solamente a donde lleguen a la capacidad.

25
Entendemos entonces, que una iglesia cuyo ministerio está centrado en el pastor,

retardara su crecimiento porque una persona no puede hacerlo todo; no puede

supervisarlo todo; no puede decidirlo todo; no puede ensenarlo todo.

Otro problema es el de iglesias con la falta de un rumbo claro y definido. No hay una

dirección establecida; una descripción del sueño que están persiguiendo; una meta que

encierre el propósito de todo lo que hacen como iglesia. No regulan, orientan, ni

conducen las decisiones, el presupuesto, los planes, las estrategias, las relaciones y cada

cosa que ocurre en la iglesia. En una situación así, cada líder establece su propio ritmo,

cada líder establece su rumbo, metas y estrategias para su ministerio propio. Esto lo que

hace es lograr un caos en la iglesia porque cada cual va enfatizar su propia visión y la

visión de la iglesia se va a perder. Entonces, lo que se va a ver son muchos esfuerzos

apuntando en ciertas direcciones que no llevan a la iglesia a ninguna parte. Incapacidad

para integrar a los nuevos creyentes es un problema que muchas de las iglesias no están

tomando en consideración. Un nuevo creyente que el primer año de su conversión no se

integra a la iglesia, fácilmente volverá al camino antiguo. Es importante que el nuevo

convertido se familiarice con la iglesia para que empiece a sentir un sentido de

pertenencia y así mismo se envuelva a traer otras personas a la iglesia.

Como segundo problema que puede impactar al crecimiento de la iglesia es la falta de

visión a largo plazo. Podemos decir que la visión es un sueño, de lo que Dios quiere

hacer a través de la iglesia y el pastor en un tiempo determinado, la visión nos da la

dirección, nos permite recursos, nos permite evaluar rumbos. Una iglesia sin visión es

una iglesia sin dirección, siempre está dando vueltas en el mismo sitio y no sale adelante.

26
El descuido del desarrollo potencial de los jóvenes es otro problema a reflexionar con

mucha atención. Muchos pastores se olvidan reconocer el potencial que existe en la

juventud, de visualizarlos en la visión de la iglesia, además de envolverlos en los trabajos

de la iglesia, considerarlos como parte importante del proceso de crecimiento de la

iglesia.

Formulación del Problema

Una de las interrogantes más preocupantes que existen entre ministros con pastorado es la

que vamos a tratar en este estudio de investigación. La meta de tener una iglesia exitosa y

numerosa y a la misma vez la preocupación porque no avanza en su crecimiento.

Muchos pastores para lograr esta meta se han esforzado por implementar una cantidad de

ideas y nuevas formas para hacer llegar miembros a sus iglesias y hacer que su

membrecía aumente. Los que son más dedicados, no escatiman esfuerzos, encaminados a

la multiplicación: discipulado, oración, estudios bíblicos, eventos evangelísticos,

entrenamientos de liderazgo, entre otros. Sin embargo, aunque los lideres están

trabajando fuertemente y la iglesia tiene una vida espiritual sana, a veces, no se ve el

crecimiento que desearíamos experimentar.

Para analizar el argumento del Crecimiento de la iglesia, las preguntas que se hicieron

para realizar la investigación fueron las siguientes:

¿Cuáles son los métodos para crecimiento de la Iglesia?

¿Cuáles son los posibles obstáculos que pueden impiden el crecimiento de una iglesia?

¿En qué se diferencian las iglesias en crecimiento?

¿Qué sucede, si hay una forma para las iglesias pequeñas sean dinámicas y saludables?

27
¿Si una iglesia es saludable en todos los sentidos, excepto el crecimiento numérico, está

realmente atascada?

¿Cuáles son las ventajas del crecimiento?

¿Cómo las misiones ayudan o entorpecen el crecimiento de la iglesia?

Método de Investigación

Se utilizo el método Descriptivo o Documental

Trasfondo Histórico

Modelos Bíblicos para el Crecimiento de Iglesias

Factores de crecimiento en los libros históricos, poéticos y proféticos

De la misma forma que se hizo con los libros del Pentateuco, en esta parte se

identificarán de manera separada los factores de crecimiento que sean relevantes para ser

aplicados a la iglesia. Estos factores se explicarán en forma más detallada cuando sean

analizados en el tercer capítulo de este trabajo. En algunos casos en que los factores no

estén claramente definidos, se presentarán sólo los indicios de crecimiento.

Crecimiento de la iglesia de Jerusalén

El libro del Nuevo Testamento que mejor describe el crecimiento de la iglesia

primitiva es el libro de los Hechos. Allí se presenta el inicio de la iglesia como un cuerpo

vivo que crecía cuantitativa, cualitativa y orgánicamente. Hechos 2:42-47 describe cinco

facetas de crecimiento en la primera iglesia de Jerusalén. Los primeros cristianos tenían

comunión, adoraban, se edificaban unos a otros, ministraban y evangelizaban. Como

resultado de esta práctica, Hechos 2:47dice:

“Y el Señor agregaba cada día a la iglesia a los que iban siendo salvos”.

(Hechos 2:47)

28
El crecimiento integral promueve la intervención de todas las partes o elementos que

tengan que ver con el crecimiento de la iglesia, a fin de alcanzar los propósitos de Dios

para ella.

La iglesia nació en una reunión de oración en el aposento alto de una casa de familia en la

antigua e histórica ciudad de Jerusalén. Cristo había ordenado a los discípulos que

volvieran a la ciudad y esperaran la llegada del Espíritu Santo. De aquel grupo de

humildes discípulos, surgió la iglesia. Desde sus inicios, la iglesia, dotada con el Espíritu

Santo, recibió los dones espirituales para llevar a cabo las funciones de una expresión

local del cuerpo de Cristo.

Factores de Crecimiento de la Iglesia de Jerusalén

En Hechos 2:40-47 encontramos una descripción de sus funciones:

1. Había proclamación, tanto por medio del testimonio, como de la predicación

(v.40)

2. Había incorporación. Los que creían eran bautizados, y agregados a la iglesia

(v.41)

3. Había adoctrinamiento, pues “pues perseveraban en la doctrina de los

apóstoles (v.42).

4. Había comunión fraternal, tanto en la comida ágape como en la cena del Señor

(v. 43)

5. Había confirmación. Explicando, la presencia del Señor estaba entre ellos de

un modo tangible (v. 44)

6. Había ministerio, voluntariamente vendían sus posiciones y compartían sus

recursos con las necesidades (v. 45)

29
7. Había identificación cultural en el hecho de que contaban con “el favor de todo

pueblo” (v.47)

8. Había propagación ya que el Señor añadía diariamente a los que habían de ser

salvos” (v.47)

Al observar, las funciones de la iglesia en Jerusalén, es importante destacar, que, aunque

los métodos puedan cambiar, las funciones siguen siendo las mismas, cada proceso sigue

siendo importantes para el crecimiento de la iglesia.1 Por consiguiente, cada

congregación se caracteriza por su esencia y su naturaleza.

La Iglesia es (su esencia-naturaleza)

La iglesia tiene una naturaleza dada por Dios y existe porque El, la creo y la sostiene.

Jesús dijo que edificaría su iglesia, por tanto, le pertenece a Dios y Él le otorga sus

cualidades esenciales. Durante la Gran Reforma Protestante del siglo XVI, se decidió

identificar a la verdadera iglesia como aquella que se practicaba la predicación pura de la

Palabra, la administración correcta de los sacramentos y la práctica de la disciplina. La

iglesia, como un agente de cambio, fue la que anuncio el Reino de Dios en Jesucristo,

personifica el evangelio en particularidad de su contexto y participa en la misión de Dios

(en lo que ha sido encomendado). La iglesia es el cuerpo de Cristo y nada la podrá

destruir. Su esencia y naturaleza proviene de Dios según sus disposiciones. Este un

concepto muy importante que la iglesia de hoy no puede ignorar. Hay que recordar que la

esencia proviene de Dios y nuestro primordial trabajo es administrar todo que a Dios le

disponga que hagamos (ser sus mayordomos).

1
Daniel Sanchez,Ebbie Smith, Curtis Watke, Como Sembrar iglesias en el siglo XXI
(Colombia,2008),28-27

30
La función y el propósito del Crecimiento la iglesia1

El propósito y función primordial de la iglesia se encuentra en 1 de Pedro donde el

Apóstol nos exhorta:

“vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa

espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales

aceptables a Dios por medio de Jesucristo”.

(1 Pedro 2:5)

Todo cristiano es ordenado a ser edificado. Es un mandato de parte de Dios que, en la

casa espiritual, que es la iglesia sea edificado para su madurez y crecimiento.

Mas adelante el versículo 9, continua:

“Mas vosotros sois, linaje escogido, nación santa, pueblo adquirido por

Dios, para que anuncies las virtudes de aquel que nos llamó de las

tinieblas a su luz admirable”.

(1 Pedro 2:9)

Este pasaje integra a “el ser” con “el hacer”. Aquí vemos a edificación del cristiano que

va unida a su función de anunciar, proclamar, servir y ministrar. Nos recuerda que la

iglesia es el pueblo de Dios en misión porque es la iglesia.

La iglesia organiza lo que hace (su estructura – organización)

Finalmente, la iglesia organiza y estructura aquellas funciones de acuerdo a su contexto y

a su estructura de trabajo. Les da formas a las funciones para poder realizar la tarea que

ha sido encomendada. Es dirigida por el Espíritu Santo, la iglesia planifica, implementa y

1
Wagenveld Juan, Sembremos Iglesias Saludables (Colombia, 2004)22-23

31
hace cambios para seguir con la misión que tiene. También encontraremos modelos y

sugerencias de organización en cuanto al crecimiento de la iglesia.

Entonces, ¿Cuál es la misión de la iglesia?

La Misión de la Iglesia

“Id, y haced discípulos a todas naciones, bautizándoles en el nombre del

Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo; ensenándoles que guarden todas

las cosas que os he mandado, y he aquí yo estoy con vosotros todos los

días, hasta el fin del mundo. Amen”

(Mateo 28:19,20)

La palabra "misión" deriva del verbo latín mitto, el cual significa "mando, envío." En

cada acto de mandar hay tres partes: él que manda, él que es mandado, y el propósito por

el cual es mandado. Cuando examinamos la misión de Dios, debemos entender que Dios

siempre es El que manda a sí mismo en la persona de Cristo Jesús, o a nosotros para un

propósito en particular.

Misión implica, también, distancia o separación. Si no existe esta distancia o separación,

no podemos hablar de misión. Pero la distancia no es necesariamente geográfica. La

distancia puede ser también cultural, económica, social, religiosa o de algún otro tipo. En

su sentido más sencillo, pues, la misión es recorrer alguna distancia para cumplir con

algún propósito mandado por Dios.

La misión de la Iglesia es para todos los tiempos, y está dirigida por la Biblia tanto en la

iglesia local, como para cada creyente. La declaración de misión establece cual es la

verdad que sirve de fundamento para la salud espiritual y el desarrollo. Toda iglesia local

y todo creyente deben reafirmar estas verdades, y crecer en ellas. Cuando hablamos de

32
misión, hablamos de lo que Dios nos manda o nos envía a hacer. Para poder entender lo

que Dios nos manda a hacer, debemos comenzar en el principio, con la misma creación.

En primer lugar, la Gran Comisión debe ser el rumbo espiritual de la iglesia. Toda

congregación espiritualmente saludable y que crece en número comprende los principios

de la fe bíblica que nos conecta con la edificación de la iglesia. Dentro de la Gran

Comisión encontramos las cinco funciones bíblicas que desempeño la iglesia del primer

siglo. La segunda parte de la misión se centra en la conducta de los creyentes. Esto

comprende la manera en que se le ensena a seguir las Escrituras de la vida. Nuestra

conducta debe ser un reflejo de la conducta de Cristo ante la familia de la fe. Este es uno

de los grandes problemas que tienen las iglesias estancadas o en decadencia.1

Capacitación para el discipulado

Jesús atraía las multitudes enseñándoles de una manera práctica. Jesús acostumbraba

enseñar a las multitudes (Mr. 10:1). Las multitudes nunca habían oído a nadie que les

hablará como Jesús lo hacía. Estaban “admirados de su doctrina” (Mt. 11:18). Esto no

era raro porque el mismo Jesús admitió: “El Padre que me envió, me ordenó qué decir, y

qué enseñar” (Juan. 12:49).

Aunque enseñaba a la multitud, Jesús “llamó a sus discípulos” (Lucas. 6:13). A estos

doce hombres capacitó dedicándoles la mayor parte de su ministerio. Su educación era

teórica y práctica:

“Cuando Jesús terminó de dar instrucciones a sus doce discípulos, se fue

de allí a enseñar y a predicar en las ciudades de ellos”

(Mateo. 11:1).

1
Alton Garrison, Hechos 2, La Iglesia de Hechos (1960),10-12

33
Lo que revela que sus discípulos aprendieron por palabra y por ejemplo. El conocimiento

lo adquirieron por asociación antes de que les fuera explicado. Ante la pregunta “¿Cómo

pues podemos saber el camino?” (Juan. 14: 5), Jesús respondió: “Yo soy el camino y la

verdad, y la vida” (Juan. 14:5, 6). Invitó a sus discípulos Juan y Andrés “venid y ve”

(Juan. 1:39). Felipe recibió prácticamente la misma invitación, “sígueme” (Juan. 1:43).

En el curso de su segundo y tercer año de ministerio, Jesús cada vez dedicó más tiempo a

los discípulos (Mt. 20:17; Mr. 10:32). En sus enseñanzas, Jesús relacionaba la verdad

con la vida diaria. “Mirad las aves de los cielos, que no siembran ni siegan, ni recogen

en graneros, y vuestro padre celestial las alimenta” (Mateo. 6:26). Jesús era claro,

oportuno, aplicable. Él prefería la aplicación porque su meta era transformar a la gente,

no meramente informarlos. Explicó que la semilla que cae en buen terreno “es el que oye

la palabra y la entiende y da fruto” (Mateo. 13:23). Jesús le hablaba a la multitud en un

estilo interesante: “este tipo de razonamiento le encantaba a la gente, y lo escuchaban

con gran interés” (Marcos. 12:37 la Biblia al Día). Jesús utilizó un lenguaje simple, no

una jerga técnica o teológica. Hablaba de los pájaros, de las flores, de las monedas

perdidas y de cualquier otro objeto cotidiano, con los cuales la gente se pudiera sentir

familiarizada.

La iglesia y sus principios utilizados para su crecimiento

A pesar de todos los contras de los primeros creyentes, la obra del Señor se hizo tal como

Cristo la ordenó. Se tuvo que pagar un precio, pero por causa de Cristo, cualquier precio

vale la pena. Observemos, pues, con cuidado la información bíblica y obedezcamos los

34
principios que Lucas nos enseña en este precioso libro llamado: "Los Hechos de los

Apóstoles".1

Observemos, pues, con cuidado la información bíblica y obedezcamos los principios que

Lucas nos enseña en este precioso libro llamado: "Los Hechos de los Apóstoles".

1. Principio de la unidad. 1:4

Esta unidad es de la que habló el Señor Jesucristo en Juan cap. 17. Esta unidad debe estar

cohesionada por la doctrina bíblica y la presencia del Espíritu Santo. Enseñemos a los

hermanos la importancia de la unidad; prediquemos los principios del Salmo 130. Esta

unidad era resultado de un espíritu de oración. A través del libro se nos enseña que los

líderes de la iglesia enfocaron su ministerio en la oración y la prédica de la Palabra. En el

cap. 6 la oposición surgió del seno de la iglesia misma, pero los hermanos con sabiduría

de Dios eligieron personas para que se dedicara al ministerio de la asistencia social y los

líderes dedicados a orar y a predicar el Evangelio del Señor Jesucristo.

2. Principio de la apropiación del poder del Espíritu Santo. 1:8.

El Señor Jesús prometió que recibirían el poder del Espíritu Santo. No se puede hacer la

obra del Señor sin la presencia del Espíritu Santo. Los salvos fundamentan la salvación

en tres pilares gloriosos de la fe cristiana: Belén, El monte Calvario y el aposento alto en

el día de Pentecostés: en Belén tenemos el hecho histórico de la Natividad; en el monte

Calvario tenemos el sacrificio expiatorio de Jesucristo y en el aposento alto tenemos la

venida gloriosa del Espíritu Santo para quedarse con y en la iglesia; en Belén Dios está

con nosotros, en el Monte Calvario Dios muere por nosotros y en el Pentecostés Dios

comienza a vivir en nosotros. Los creyentes no necesitamos otro Pentecostés como

1
Stanley M. Horton, Hechos de los apóstoles, (US, Editorial Vida,1990),20-21

35
tampoco necesitamos otro Belén y otro monte Calvario. Siempre la obra de Dios es

perfecta.

3. Principio del liderazgo dirigido por el Espíritu Santo. 2:4,14

Los líderes se sometieron a la dirección del Espíritu Santo. En los primeros capítulos del

libro el hombre clave es Simón Pedro. Pedro hace uso de la autoridad que da el Espíritu y

ningún miembro de la iglesia puso en entredicho tal autoridad. El líder que se somete a

Dios tiene autoridad espiritual. Lucas cap. 7 nos informa que el Señor Jesús sanó al

siervo de un Centurión y en dicho relato aflora el principio de autoridad. El Centurión era

un hombre que obedecía a su jefe y por tanto él tiene autoridad para dar órdenes y que,

por supuesto, se le obedezca. Con harta frecuencia observamos en las iglesias locales de

líderes que protestan hasta el cielo porque los demás no se les someten, pero ellos no son

obedientes ni a Dios ni a los que están sobre ellos en la organización cristina. Los líderes

llenos del Espíritu Santo tienen autoridad espiritual para que otros les obedezcan.

4. Principio de la predicación basada en el Señor Jesucristo. 2:22.

Pedro predicó la Palabra enfocándola en el Señor Jesús. Los apóstoles exaltaron a

Jesucristo. Jesucristo es el poder atractivo de la iglesia. Estimado colega predique a

Jesucristo, ame a Jesucristo. El diablo odia al Señor Jesucristo, pero nosotros los

creyentes amamos a Jesucristo. Son millones de personas que creen en Jesucristo, pero

son pocos los que aman a Jesucristo.

5. Principio del pueblo compartiendo a Jesús. 3:31

Todos los creyentes debemos testificar de Jesucristo. Debemos compartir en el poder del

Espíritu Santo. Recordemos que Dios dice que somos testigos; no somos jueces, ni

abogados; somos testigos de Jesucristo y llenos del poder del Espíritu Santo.

36
6. Principio de la actitud positiva. 2:44,45.

En los ministros e iglesia del Señor no debe haber negativismo ni espíritu de amargura.

En el cielo no habrá negativismo. El negativismo es una actitud que limita el poder y la

soberanía de Dios. En el capítulo 4 aprendemos que los apóstoles fueron torturados, pero

eso no los amargó, sino que fue para ellos un motivo de alabanza al Dios soberano; en

capítulo 16 los misioneros fueron azotados, pero eso no los amargó, sino que fueron

provocados para seguir alabando al Señor.

7. Principio de dar una invitación.

Debemos aprender a cosechar la semilla que sembramos. El apóstol llamó a la gente a

Jesús. Debemos informar a la gente con el mensaje bíblico, pero también debemos retar a

las personas a una decisión personal con respecto a la persona de Jesús: La gente debe

decir: "si", "no", "tal vez mañana" o "nunca".

8. Principio de la adoración con gozo. 2:46

La gente quiere estar donde hay un ambiente de gozo.

9. Principio del crecimiento cuantitativo. 2:47.

Cristo dijo: "Edificaré mi iglesia". No es mi iglesia ni la iglesia suya, sino la iglesia del

Señor Jesucristo. Está bien claro en la Palabra de Dios que los principios que hicieron que

la obra del Señor se extendiera por todo el Imperio Romano estaban basados en una

relación adecuada de los creyentes con el Señor Jesucristo.

JUSTIFICACION

El tema del porque unas iglesias crecen y otras no, es uno de mucho interés en el pueblo

cristiano. Son muchas interrogantes e inquietudes, que tienen numerosos líderes y

pastores de iglesias, sobre como alcanzar ese pueblo con necesidad y poder trabajar para

37
en Reino. Los observamos en la desesperación de buscar diferentes estrategias, visitar

congresos, invitar conferencistas para que explican a la congregación, a que se debe su

crecimiento supernatural. Buscando la solución sin analizar el problema.

Algo parecido nos relata la Biblia que ocurrió en Hechos 6, cuando se requirió de un

grupo de personas que velara por las necesidades físicas de la congregación. El problema

no era que los lideres no estuvieran trabajando; ni que la espiritualidad de la

congregación fuera defectuosa. El punto más problemático tenía que ver más con la

administración del ministerio. La solución dada fue la creación de este grupo de varones,

que antes no existían como tal, que se encargarían de esa área administrativa del

ministerio, mientras los apóstoles se dedicarían a la enseñanza.

En nuestras iglesias tenemos situaciones parecidas. La solución a la falta de crecimiento

no siempre tiene que ver con un liderazgo negligente o con el estado espiritual precario

de la congregación.

Entendemos que la norma de Dios es que una iglesia viva en el Poder del Espíritu Santo

realizando pacientemente la obra de edificación y evangelización. La mayoría de estos

pastores, son dedicados, no escatiman esfuerzos encaminados a la multiplicación de la

iglesia, sin embargo, aunque los líderes están trabajando fuertemente y la iglesia tiene

una vida espiritual sana, a veces, no vemos el crecimiento que desearíamos experimentar.

Es posible que la respuesta no está en lo que no están haciendo, sino más bien en que

están haciendo y como lo hacen. Queriendo decir, que a lo que recomienda es analizar lo

que se tiene y restructurarlo.

En este estudio de investigación, se intenta examinar el porqué de la importancia de que

una iglesia crezca y las diferentes formas de crecimiento. Comenzaremos estudiando el

38
crecimiento natural en la iglesia, y sus recomendaciones: utilización de los recursos

normales que Dios ha puesto a nuestra disposición como son: la oración, el estudio de la

palabra, la adoración, la evangelización, el discipulado, la comunión fraternal y demás

disciplinas espirituales. Estos recursos deben llevarse en conjunto a como se practica en

Hechos 2: 46-47.

Muchos pastores se han esforzado para implementar una cantidad de ideas y nuevas

formas para hacer llegar más miembros a sus iglesias masivamente, pero algunos les ha

resultado y a otros no.

En este estudio discutiremos diferentes estrategias recomendadas en estudios anteriores,

literatura, además de ejemplos de iglesias que han pasado por esta experiencia y que

pueden traer información útil y relacionada con el tema del crecimiento de la iglesia. Le

recomendamos que antes de utilizar alguna de estas estrategias, que realice un

diagnostico serio de la condición espiritual de su iglesia para le sean más eficientes.

Entendiendo que cada congregación es diferente, pero tendrá la oportunidad de

experimentar diferentes opciones que podrán de ser de ayuda.

Esperamos que esta información sea de beneficio para usted, y que le ayude con la ayuda

del Espíritu Santo a analizar y ver a su iglesia de una forma diferente. Recordando,

además es importante lograr no solo un crecimiento numérico sino también y a la vez un

crecimiento saludable. El crecimiento significa no solo cantidad sino también es calidad.

Queremos dejar claro, que en este estudio de investigación no queremos hacer una

división entre iglesias grandes y pequeñas sino reconocer las posibles diferencias que se

pueden encontrar entre ellas.

39
CAPITULO III

MARCO TEORICO

Importancia del Crecimiento (Métodos de Crecimientos de la Iglesia Primitiva)

Cuando estudiamos la Biblia, que es la Palabra de Dios, podemos notar como Jesús nos

ensena a que vivamos los sucesos de su muerte y gloriosa resurrección, Jesús llama a sus

discípulos a que esperasen la promesa del Espíritu Santo y en el libro de los Hechos;

vemos esta memorable revelación de su Espíritu cumpliendo la Palabra del Señor y

llevando mucho fruto, de aquella semilla que había sido sembrada.

Luego en el libro de los hechos vemos a la iglesia comprada a precio de sangre surgiendo

a una existencia real, primero entre los judíos de Palestina y luego entre los gentiles del

contorno, hasta que se establece una base en la gran capital del mundo antiguo,

marchando de Jerusalén a Roma; cumpliendo lo que dice la palabra:

“y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo

último de la tierra”

(Hechos 1:8).

En los primeros siete capítulos del libro de Hechos estamos en Jerusalén, luego en los

capítulos ocho y siguientes vemos a la Iglesia como se desarrolla en Judea, en Samaría y

en la llanura costera; y a partir del capítulo 13, nos trasladamos con Pablo a Asia Menor y

a Grecia, para encontrarnos, en el capítulo 28, en Roma, en el palacio del emperador, de

aquí en adelante vemos a una iglesia pujante y con paso firme conquistando el mundo.

40
Hablemos ahora de los medios y métodos que utilizo la iglesia primitiva para su

expansión. 1

¿Qué son los medios?

Corresponde a los caracteres o condiciones generales de un grupo, es de lo que se puede

valer o servir para determinado fin.

¿Cuáles fueron los medios utilizados por la Iglesia Primitiva y la Iglesia Actual?

Los siguientes son los medios que usaron la Iglesia Primitiva y la Iglesia Actual:

La iglesia en sus inicios utilizo los medios que tuvo a su alcance, entre ellos estaban los

siguientes:

1.- Oral publico la libertad de expresión: expresaban de manera pública y abierta en las

plazas y calles etc. Que la única fuente de salvación era Jesucristo, a pesar de las

limitaciones que existían para poder ejercer este derecho, utilizaron el medio de

expresión pública de su mensaje. Hechos 1:15; Hechos 4.

2.- La transmisión del mensaje de persona a persona: se dice en la actualidad que no hay

mejor propaganda que la que se transmite de una persona a otra, de ahí el juego del

teléfono descompuesto; este método o medio de comunicación puede perder su sentido al

llegar al último receptor. Pero Dios en sus planes y propósitos no dejo que su mensaje

perdiera fuerza utilizando este medio, ni tampoco permitió que perdiera su fuerza y

se distorsionara su palabra por el contrario cada oyente receptor y luego transmisor lo

ejercía con más autoridad y fuerza en el Espíritu Santo, sin excepción de personas.

Romanos 2:21

1
Carlos Salazar, Métodos de Crecimiento de la Iglesia Primitiva (disponible en
http://csalazar.org>2008/04/08

41
3.- El Testimonio: muy utilizado en la actualidad. Hoy día es común observar en la

televisión o en otros medios de comunicación, el testimonio de personas que han

utilizado algún producto para determinado fin. El testimonio de los consumidores da

crédito del producto ya sea bueno o malo.

La iglesia primitiva daba testimonio del cambio que Cristo producía en sus vidas, y esto

mismo los alejaba de vicios, prácticas y formas de actuar, de manera que muchos querían

imitarlos. Hechos 4:33, Hechos 26:22. La iglesia actual, tiene que dar testimonio del

cambio de vida que Cristo opera en el que cree en El.

4.- El hacer un bien común: esta iglesia no hacía excepción de personas y por

consiguiente quienes los conocían recibían beneficios del bien que todos tenían en

común, el resultado era que, se unían a ellos y recibían el evangelio aquellos que cada día

se unían. Hechos 2:40-47

5.- La obra misionera: si bien parece un método al hablar de misiones este también es un

medio, ya que un embajador necesita el sostenimiento para poder establecerse en un

determinado lugar, y los apóstoles y hermanos de la iglesia primitiva se esforzaron por

enviar a los hermanos a diversas regiones y sostenerles económicamente para poder

predicar el evangelio.

6.- Medios escritos: este medio fue el que más utilizo el apóstol Pablo, ya que hasta en la

actualidad contamos con sus cartas enviadas a las diferentes iglesias en diversas regiones.

Cartas de expresión e inspiración divina que hasta hoy siguen obrando con poder, porque

fueron inspiradas bajo la unción del Espíritu Santo utilizando a los apóstoles. El medio

escrito fue muy utilizado, por la iglesia primitiva.

Los medios de la iglesia actual:

42
Tras el paso de los años y el avance del mundo moderno los medios de comunicación se

han hecho prácticos y diversos y la iglesia los ha utilizado para predicar el evangelio.

1.- Los medios escritos: tras la invención de la imprenta se facilitó la transmisión del

mensaje ya que proliferaron las impresiones de la palabra escrita por medio de libros,

folletos, periódicos, revistas etc. Y en todos ellos también la transmisión del mensaje de

Cristo.

2.- La radio la transmisión del mensaje radial creció de manera acelerada, el mensaje

podía llegar a miles de personas a distancia. La iglesia aprovecho este medio de

comunicación a tal punto que compraron los derechos para poder transmitir el mensaje,

proliferaron las radios cristianas y con ellas el mensaje.

3.- La televisión: otro descubrimiento y paso gigante para la sociedad moderna. La

humanidad ya no solo podía escuchar una determinada programación, sino que también

podían visualizar al emisor del mensaje. En la actualidad existe un bombardeo de

programación variada a través de este medio de comunicación. Pero en la televisión

también podemos encontrar el mensaje de salvación.

4.- Un medio de comunicación que ha crecido de manera acelerada y práctica, es

el Internet. Este es un medio moderno, practico que corto distancias y borro toda barrera

en cuanto al límite del espacio y tiempo, la red virtual es un medio gigante que no

podemos medir, en cuanto a magnitud su alcance, existe de todo y también es otro medio

utilizado por la iglesia para poder presentar a Cristo como salvador.

5.- No podemos dejar de mencionar medios como el canto, dramas, exposiciones

teatrales, y presentaciones públicas donde se presenta a Cristo como Salvador.

¿Qué es el método?

43
Es el procedimiento para alcanzar un determinado fin, en pedagogía se dice que es el

sistema que se adopta para enseñar o educar. El sistema proporciona un conjunto de

reglas o principios, que se relacionan entre sí y contribuyen a un determinado fin.

¿Cuáles fueron los métodos utilizados por la iglesia primitiva, para su crecimiento?

(Carlos Salazar)

1.- El evangelismo: La iglesia primitiva tenía conciencia plena de lo que era el anunciar

las buenas nuevas del reino de Dios. Esto lo hacían en el poder del Espíritu Santo, bajo

este poder anunciaban a todas las personas que tenían una nueva propuesta de cambio. Se

enfrentaron al régimen religioso y político ofreciendo una buena nueva, un reino

diferente que los hacia libres de ataduras y servidumbre. Libres del pecado para vivir una

vida renovada, el evangelismo fue la propuesta de vivir una manera diferente y renovada

a través de Cristo.

2.- Reuniones familiares: Hechos 5:42 todos los días se reunían en el templo y las

casas, incesantemente, enseñaban y predicaban a Jesucristo. Cuando un cristiano de la

iglesia primitiva ponía su casa a disposición de esta obra, se constituía en un método

efectivo para poder invitar a la familia vecinos y amigos para escuchar un mensaje

diferente. Tomemos en cuenta que el libro de los Hechos dice; que se reunían para la

partición del pan, esto nos da la idea de que compartían momentos agradables, sociables

y de un ambiente que no estaba saturado por un programa religioso, y detrás de esto se

presentaba como lo mencione anteriormente el mensaje. Esto motivo a otros a realizar lo

mismo, cada vez se abrían las puertas de nuevas casas, y podemos notar que Hechos nos

dice que nadie decía ser suyo lo que tenía, por el contrario, tenían las cosas en común,

44
esto propiciaba un ambiente diferente, en donde los familiares amigos y vecinos, no se

sentían despreciados, inferiores etc.

3.- Enseñanza: Hechos 5:42 enseñaban de Jesucristo. El verso 42 del capítulo 5 de

Hechos nos da un método muy utilizado en la iglesia primitiva, la enseñanza. Los

discípulos conocían este método tan efectivo, Jesús lo utilizo durante todo su ministerio,

tenían la escuela de Jesús. Recordemos que la enseñanza está muy ligada a la instrucción;

y la instrucción es un caudal de conocimientos. La enseñanza va más allá de un simple

discurso, va enfocada a la formación, educación, ética, moral, principios y valores,

relaciones humanas, psicología. Todo esto se presentaba en el evangelio a través de la

enseñanza (instrucción), esto motivaba a los oyentes, porque no escuchaban un discurso

repetitivo y vacío, por el contrario, escuchaban algo nuevo y de utilidad a través del

cambio de vida por medio de Jesucristo.

4.- La predicación: La predicación es el anuncio público y abierto del mensaje de

salvación de Dios a través de Jesucristo. Recordemos el día del pentecostés, tras una

predicación o anuncio público; se añadieron aquel día como tres mil personas.

5.- La comunión: La palabra comunión la podemos ver como la unión común. Esto nos

da la idea de que había participación, compañía, comunicación. Entre más comunicación

más comunión existía; esto trae consigo solidaridad, se apoyaban entre sí; sin ver si eran

o no de la misma condición social, esto dio como resultado que tenían las cosas

en común.

6.- La formación de líderes: Hechos 6:2 Hay que notar que un programa de crecimiento

tiene que tener incluida la formación de líderes. La formación de líderes fue otro factor

clave en el crecimiento, fue otro método efectivo porque crecían y al mismo tiempo

45
tenían disponibilidad de personal capacitado, a través de las enseñanzas para poder

atender a los nuevos grupos que se formaban.

7.-La obra misionera: Tras la formación de líderes y las circunstancias que se

presentaban, las personas que se formaban cumplían con otro método o sistema y este era

la obra misionera.

¿Qué es la obra misionera?

Es la acción evangelizadora de la iglesia entre las poblaciones que no conocen todavía el

evangelio.

Y esto fue precisamente lo que hizo la iglesia primitiva, llegaron a aquellos lugares donde

no conocían esta buena nueva.

8.- La oración: Dentro de este sistema de crecimiento no podía faltar el ingrediente

primordial de la iglesia, la oración. La iglesia primitiva era una iglesia de oración, sus

oraciones eran por los obreros que iban a cumplir la obra misionera, por los líderes en

formación. Hechos 13:3 – 14:23 – 21:5

Si la iglesia primitiva no hubiera incluido programas de oración en sus actividades, el

resultado no hubiera sido exitoso.

9.- Desarrollaron ministerios y dones los cuales estaban a disposición de la iglesia,

para la evangelizan de acuerdo con las necesidades con las que se encontraban: La

iglesia creciente estableció prioridades. En la tarea de la evangelización primero, y luego

en la obra social. En ambas actividades los ministerios se hicieron presentes y los dones

se manifestaron, todo esto estaba a disponibilidad de la iglesia y de los que no

pertenecían a la misma.

46
10.- Reconocieron el valor de los diversos grupos humanos: La iglesia primitiva se

vio obligada a abrazar el cristianismo, rompiendo con todas las barreras raciales,

lingüísticas y de clases existentes en aquel entonces. La iglesia tuvo gran éxito en este

aspecto; su misión abarcaba a todos los grupos étnicos de la tierra Mateo 28:18-20;

Hechos 2,10-15. Para el cristianismo primitivo, el reconocimiento de que todos los

grupos humanos tienen un valor y son importantes fue crucial, como consecuencia

obtuvieron el crecimiento de la iglesia.

Conclusión:

El libro de los Hechos proporciona la historia auténtica de los primeros treinta años del

cristianismo, Hechos demuestra que el movimiento cristiano estaba unificado a pesar de

que comprendía gente diversa de muchos países.

De un grupo reducido en Jerusalén, la iglesia alcanzo con efectividad, a muchas personas

que luego formaron iglesias locales en tres continentes, esto se logró en sólo tres décadas.

Podemos ver en Hechos el progreso de la iglesia ocho veces en Hechos 2:47; 4:4; 6:7;

9:31; 12:24; 16:5; 19:20 y 28:31. Las anteriores anotaciones acentúan el crecimiento

numérico y el impacto creciente de la Palabra de Dios en las vidas de la gente, que

reconocía a Jesús como su salvador.

Los 10 anteriores métodos, siguen siendo la base para el trabajo de la iglesia en la

actualidad. Si aplicamos estos principios y los ponemos en práctica; Dios nos dará el

crecimiento que estamos anhelando. Tenemos que tener en nuestra mente y corazón, una

visión de crecimiento, y un deseo de trabajar duro, para alcanzar el éxito deseado.

Leer el libro de los Hechos significa, conocer y ser testigo del inicio de la iglesia y la

expansión del cristianismo, leer Hechos significa leer el crecimiento de la iglesia que

47
Cristo fundo. La iglesia tradicional mal interpreto el siguiente texto: Y yo también te

digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, Cristo es la roca y sobre

Él está edificada la iglesia, aunque el diablo ha querido destruirla no ha podido.

Por último, recordemos la cita de Efesios 2:20 – 22

Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del

ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para

ser un templo santo en el Señor;

En quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

Estos versículos nos hablan de crecimiento; la iglesia tiene que seguir cumpliendo el

mandato de ir y predicar el evangelio a toda criatura. El fruto del mensaje serán las almas

que vienen a Cristo y por ende el crecimiento de las congregaciones. Por último,

recordemos que podemos implementar programas enfocados al crecimiento, pero el

verdadero crecimiento lo da Dios.

Estos métodos continúan siendo la base para el trabajo en la iglesia en la actualidad.

Tipos de Crecimiento

En el libro del Dr. Orlando Costas, nos habla sobre el crecimiento de la iglesia y sobre 4

tipos de

Crecimiento que él considera muy importantes para el desarrollo y crecimiento de la

iglesia.

¿Qué es el crecimiento según el Dr. Costas? 1

Crecimiento de iglesia es más específico que misión, pero más abarcarte que la simple

evangelización. En cierto aspecto, crecimiento de la iglesia se parece mucho a misión. El

1
Dr. Orlando Costas, Crecimiento de la Iglesia, (Buenos Aires, Editorial La Aurora),45-54

48
autor establece la definición esencial del crecimiento de iglesia dada por la iglesia por la

Sociedad Norteamericana de Crecimiento de Iglesia la cual dice: Crecimiento de iglesia

es aquella disciplina que la iglesia que investiga la naturaleza, expansión, función,

multiplicación, función y salud de las iglesias cristianas tal como ellas se relacionan de

Dios de hacer “discípulos de todos los pueblos” (Mt. 28:19-20).

4 tipos de crecimiento de la iglesia (Costas, Orlando)

Aunque casi siempre el crecimiento de la iglesia se asocia con el factor numérico, no

podemos conformarnos con esta interpretación reduccionista. Puede y debe, además,

referirse al aumento cualitativo y no solo cuantitativo. El provee los siguientes 4 tipos de

crecimiento de la iglesia:

1. Crecimiento numérico:

Es la reproducción de miembros que experimenta la iglesia por la proclamación y el

testimonio del evangelio, y la incorporación de los que responden a la congregación

Local (Hch. 2:41 y 4.4).

2. Crecimiento Orgánico:

Es el desarrollo interno de la comunidad, el fortalecimiento de las relaciones entre sus

miembros (incluye el gobierno de la iglesia, sus líderes, finanzas, y su celebración

litúrgica) Aquí se trata del funcionamiento del cuerpo completo, una parte en relación con

la otra, las cuales tienen que estar bien cuidadas y alimentadas.

3. Crecimiento Conceptual:

Implica el crecimiento en cuanto al conocimiento de la tecnología.

49
Es el crecimiento de la iglesia en cuanto al entendimiento de sí misma y de su tarea del en

la preparación de los miembros. Debe haber un aumento del conocimiento bíblico, una

mejor comprensión de la doctrina, así como también la formulación de una confesión.

4. Crecimiento diaconal:

Se refiere al servicio que la iglesia le rinde al mundo. Sin esta dimensión, pierde su

identidad y su sentido de vocación, a la vez que pierde su credibilidad y autenticidad. Ella

debe estar ocupada positivamente en los conflictos, temores y esperanzas de la sociedad.

En su libro “Una iglesia con propósito”, 1Rick Warren plantea cinco facetas del

crecimiento de la Iglesia:

Amor, a través del Compañerismo

Profundidad, por medio del Discipulado

Fuerza, mediante la adoración

Capacidad, a través del servicio

Marcas de Crecimiento

Una iglesia saludable se distingue porque tiene un interés profundo en el crecimiento de

la iglesia, pero no solo en el sentido numérico sino en el crecimiento espiritual de los

miembros. El crecimiento es señal de vida. El crecimiento involucra un aumente y

avance. En muchas involucra un aumento y avance.

Pablo esperaba que los Corintios crecieran en su fe cristiana (II Co. 10:15). Asimismo, el

esperaba que los efesios “Crecieran en Aquel que es la cabeza, es decir, Cristo”

(Efesios. 4:15).

1
Rick Warren, Una Iglesia con Propósito (Vida,1995),55

50
Es una tentación para los pastores reducir a la iglesia aun solo concepto estadísticos de

asistencia, bautismos, ofrenda y membrecía, donde el crecimiento es tangible; pero tales

estadísticas se quedan cortas del verdadero crecimiento del cual escribe Pablo y el cual

desea el Señor.

La Santidad es Evidencia del Crecimiento1En su Tratado Concerniente a las

Emociones Religiosas, Jonathan Edwards sugiere que el verdadero crecimiento en el

discipulado cristiano no es finalmente una mera emoción, en la cual se aumenta el

lenguaje religioso o se aumenta el conocimiento de las Escrituras. Ni es tampoco un

evidente incremento en gozo o en amor o en la preocupación por la iglesia. Aún, el

aumento en el celo y alabanza por Dios, o la confianza plena en nuestra fe no son

evidencias infalibles del verdadero crecimiento cristiano. ¿Entonces qué es? Según

Edwards, aunque todas estas puedan ser evidencias de un crecimiento cristiano, el único

signo tangible y cierto es una vida de santidad ascendente, fundamentado en el concepto

cristiano de morir a nuestro “yo.” La iglesia debe ser marcada por el cuidado vital de este

crecimiento piadoso en la vida de cada uno de sus miembros.

El Descuido de la Disciplina Impide el Crecimiento

Tal como hemos visto en la séptima marca, uno de los resultados inesperados como

consecuencia del descuido de una disciplina adecuada en la iglesia es la mucha dificultad

en hacer discípulos. En una iglesia con carencia de disciplina, los ejemplos no son claros

y los modelos son confusos. Ningún jardinero planifica el plantar hierba mala. La hierba

mala es intrínsecamente indeseable, y ella puede producir malos efectos para las plantas

1
Mark E, Dever, Nueve Marcas de una iglesia Saludable (Washington, DC,2004),35-56

51
que la rodean. El plan de Dios para la iglesia local no permite que dejemos la mala hierba

sin ningún control.

Creciendo Juntos en Comunidad

Los buenos testimonios de una comunidad de creyentes con un compromiso fuerte

pueden ser muy buenas herramientas en las manos de Dios para el crecimiento de su

pueblo. A medida que el pueblo de Dios crece y se fortalece en santidad y entrega total de

amor, debe mejorar su habilidad de administrar disciplina y motivar el discipulado. La

iglesia tiene la obligación de ser un medio para que el pueblo de Dios crezca en gracia. Si

en lugar de esto encontramos lugares donde solamente los pensamientos del pastor son

enseñados, donde Dios es más cuestionado que adorado, donde el evangelio se diluye y el

evangelismo se tuerce, donde la membresía de una iglesia carece de significado, y un

culto mundano alrededor de la personalidad del pastor es permitido, entonces será difícil

esperar hallar una comunidad que sea unida o edificante. Tal iglesia ciertamente no traerá

gloria a Dios.

Apariencias de un Crecimiento

Dios es glorificado en aquellas iglesias que están creciendo. Este crecimiento puede verse

de muchas maneras: por el incremento de personas que son llamadas al campo misionero;

por miembros antiguos que son refrescados con un renovado sentido de responsabilidad

en su tarea evangelizadora; por miembros jóvenes asistiendo a funerales de miembros

mayores motivados por el puro amor de los unos con los otros; por el aumento en la

oración, y un deseo de disfrutar más predicaciones; por las reuniones de la iglesia que se

caracterizan por genuinas conversaciones espirituales; por un aumento en las ofrendas, y

por ofrendantes dando sacrificialmente; por más miembros compartiendo el evangelio

52
con otros; por padres redescubriendo su responsabilidad de educar a sus hijos en la fe.

Estos son solamente algunos ejemplos del tipo de crecimiento de iglesia por el cual los

cristianos deben orar y trabajar.

Dios es Glorificado en el Crecimiento (Mark Dever)

Cuando vemos ciertamente a una iglesia que está compuesta por miembros que están

creciendo a la semejanza de Cristo ¿Quién se lleva el mérito o la gloria?

“Dios... quien da el crecimiento. Así que no cuenta ni el que siembra ni el

que riega, sino solo Dios quién es el que hacer crecer”

(I Cor. 3:6b-7; Col. 2:19).

También la bendición final que Pedro escribió a los primeros cristianos fue expresada en

modo imperativo:

“crezcan en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador

Jesucristo. ¡A El sea la gloria ahora y para siempre! Amén”

(2 Pedro 3:18).

Pudiéramos pensar que nuestro crecimiento nos traiga gloria a nosotros mismos. Pero

Pedro lo sabía mejor.

“Mantengan entre los incrédulos una conducta tan ejemplar que, aunque

los acusen de hacer el mal, ellos observen las buenas obras de ustedes y

glorifiquen a Dios en el día de la salvación”

(I Pedro. 2:12).

Obviamente, él recordaba las palabras de Jesús: “Hagan brillar su luz delante de todos,

para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes”, aquí seguramente podríamos

pensar que solamente quería hacer ver que es natural caer en la trampa de la auto-

53
admiración, pero Jesús continuó: “y alaben al Padre que está en el cielo” (Mateo. 5:16).

Trabajar para promover el discipulado y el crecimiento es otra marca de una iglesia

saludable.

Conclusión: El autor (Mark Dever) enfatiza en su trabajo: “Trabajar en promover el

discipulado el crecimiento cristiano no es un trabajo para nuestra gloria sino para la de

Dios. Así es como Dios se dará a conocer al mundo”. Ya que la gloria de Dios debe ser

primordial en nuestra vida, debemos tener una preocupación genuina por el crecimiento

de los miembros de la iglesia.

Algunos pasajes de la escritura nos dicen que tipo de crecimiento debemos esperar ver

nosotros y en los demás. Por ejemplo, Gálatas 5:22-25 nos da el fruto del Espíritu como

una evidencia del carácter y la virtud que tipifica a aquellas que viven de acuerdo al

Espíritu, y no de acuerdo a su naturaleza pecaminosa. Debemos creer

“en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo”

(2 Pedro:18).

Otras ideas que ayudan al Crecimiento de la Iglesia (Rick Darren)1

El pastor Rick Darren, en su libro “Iglesia con Propósito” menciona algunas ideas que le

ayudaron en su comienzo como pastor y que, según el expresa, ayudaron al crecimiento

de su iglesia:

1. Cada iglesia necesita tener un propósito claro. Santiago 1:8 dice: “El hombre de

doble animo es inconstante en todos sus caminos”.

Tienen una declaración de propósito: Compromiso de construir la iglesia alrededor de los

cinco principios bíblicos (adoración, evangelismo, comunión, discipulado y ministerio)

1
Rick Warren, Una iglesia con Propósito (US: Editorial Vida, 1995)75-78

54
Utilizan una estrategia de propósito personal. (Traer personas a Cristo.)

Se organizan alrededor de una estructura impulsada por el propósito (Trabajo en equipo.)

Programa con propósito (Tienen por lo menos un programa para cumplir con cada uno de

los propósitos.)

Personal con propósito (Buscar voluntarios para dirigir y servir en cada equipo basado en

la necesidad.)

El pastor predica por propósito (El planea sus mensajes y series para asegurar que la

congregación recibe un énfasis equilibrado de cada uno de los propósitos.)

Forman grupos pequeños con propósito (Cada grupo pequeño ayuda a los miembros a

cumplir con cada uno de los cinco propósitos.)

El calendario a propósito (cada evento tiene que por lo menos cumplir con uno de los

cinco propósitos.)

Evaluación con propósitos (Ellos regularmente se preguntan ¿Estamos equilibrando los

cinco propósitos?

Cuando se trata de crecer iglesias, cosechamos lo que sembramos declara el autor.

Cuando una iglesia olvida su propósito, tiene mucha dificultad para decidir lo que es y no

es importante. Un propósito definido permite la concentración. Si usted desea que su

iglesia cause un impacto en el mundo, debe prestarle más atención más atención a las

cosas que la merecen. La gente quiere unirse a una iglesia que sepa adónde va. Cuando

una iglesia comunica claramente su destino, las personas están dispuestas a

comprometerse y por lo tanto crecen.

2. Cada iglesia usa algún tipo de metodología. Los métodos no son más que las

expresiones de principios. El Libro de Hechos tiene muchos ejemplos de cómo los

55
primeros cristianos utilizaron diferentes métodos en diferentes situaciones. Cada

generación de la iglesia debe decidir cuales métodos debe seguir usando y cuales debe

desechar porque ya no son más efectivos. El autor recomienda que cada vez que lea un

libro acerca de crecimiento o salud de la iglesia, no confunda los puntos primarios con los

secundarios.

Los puntos principales de la salud y el crecimiento de la iglesia son:

• ¿Quién es nuestros Señor?

• ¿Cuál es nuestro mensaje?

• ¿Cuál es nuestra motivación?

Los puntos secundarios de la salud y el crecimiento de la iglesia son:

• ¿Cuál es nuestro campo de acción?

• ¿Cuáles son nuestros modelos?

• ¿Cuáles son nuestros métodos?

El enfatiza, “Si su iglesia está sana, el crecimiento ocurrirá naturalmente”.

Señala también, Pastor Warren, que nunca debemos de enamorarnos tanto de los métodos

como para perder de vista nuestra misión y nuestro mensaje. Las iglesias necesitan de la

verdad para ser saludables y crecer hasta su máximo potencial.

Obstáculos que impiden el Crecimiento de la Iglesia

A pesar de que el enfoque principal de un pastor no es el crecimiento de una iglesia, la

realidad del argumento es que en el corazón de todo propósito y el cumplimiento de la

misión esta alcanzar a nuestras comunidades con el Evangelio del Reino. Esto es muy

parecido a la Parábola del Sembrador, que menciona la Palabra de Dios Su trabajo era el

de preparar el terreno, el ambiente, el alimento, remover los obstáculos del crecimiento,

56
mantener fertilizada la tierra, proteger la planta, sembrar la semilla en el tiempo correcto

y espera que la vida que gobierna la planta se exprese en la temporada correcta. La planta

está gobernada por unas leyes y dinámicas que el jardinero no puede controlar, o alterar.

En la metáfora apostólica Pablo lo dice de esta manera:

“Uno siembra, otro riega, pero el crecimiento lo da Dios”

(1 Corintios. 3:6).

Así es el crecimiento de una congregación.

El Pastor Yonggi Cho, en su libro “Mucho Mas Que Números”, nos hace mención de

algunos obstáculos que él considera que pudieran limitar el crecimiento de una iglesia. Es

importante mencionar que Dr. Cho tiene una de las iglesias más grande de las Asambleas

de Dios en Corea. Las recomendaciones expuestas en este libro son sacadas de su propia

experiencia como pastor. Uno de los puntos que el expone, que consideramos de gran

importancia es el de que: “La visión del hombre limita su conducta.”1 Nunca podemos ser

más de lo que soñamos.

Pero lamentablemente, uno de los principales obstáculos que deben vencerse es la

opinión de aquellos que dicen: «Eso es imposible. Nunca antes ha sucedido así». ¿Cuál es

el problema de ellos? Nunca han visto lo que Dios le ha mostrado a usted. Tan pronto

como Dios le haya concedido una visión, tiene que aprender a dedicar tiempo a soñar

acerca de tal visión.

Siempre tenemos que recordar que Dios está más interesado que nosotros mismos en que

tengamos éxito en el crecimiento de la iglesia. Al fin y al cabo, es su iglesia.

1
Dr. David Yonggi Chi, Mucho más que números, (Zondervan),14

57
El problema está en que nuestros corazones no han tenido la actitud apropiada por el

hecho de que nuestra visión no ha sido la correcta. Cuando ponemos nuestra mirada en la

Santa Palabra de Dios y desarrollamos una profunda comunión con el Espíritu Santo

nuestra visión cambia. Muchas veces, como menciona el Pastor Cho, tenemos que ser

librados del concepto de que el Espíritu Santo es solo una experiencia y llegar a la

comprensión de que Él es realmente una Persona Divina.

A continuación, presentaremos algunos de los posibles Obstáculos que pueden impedir

el crecimiento según Dr. Cho comenta en su libro:1

1. Los líderes han fallado en cuanto a tener comunión con el Espíritu Santo.

El obstáculo más grande para que se cumpla el deseo de Dios de ver que su iglesia crezca

es la falta de visión de sus líderes. «Eso no puede suceder aquí. Este es un campo muy

duro». Tenemos que eliminar estas declaraciones negativas; tienen que salir de nuestro

vocabulario de una vez por todas. Debemos comenzar a usar el lenguaje del Espíritu

Santo y desarrollar una nueva conciencia de éxito en la mente de nuestra gente.

2. Hay que cambiar la imagen de uno mismo.

¿Cuál es la imagen que usted tiene de sí mismo? ¿Cuánto piensa que vale? ¿Puede Dios

usarlo para que se produzca un cambio significativo en el mundo? Estas son preguntas

importantes que deberá hacerse al analizar su propia imagen. Para poder impactar a otros

la actitud que usted tiene de su persona tiene que cambiar. El Pastor Yonggi menciona

que primero hay que creer que Dios puede cambiar esa actitud negativa que se tiene de sí

mismo, y transformarla en una de un siervo del Señor por quien Dios mando a su Hijo a

morir. Hay que creer que no solo somos redimidos de la maldición del pecado en lo que

1
Ibid., 24

58
se refiere a nuestro espíritu, nuestra alma y nuestro cuerpo; sino que somos redimidos

específicamente del pecado en lo que afecta a nuestra fuerza de motivación.

Para motivar a otros al éxito, tenemos que tener una actitud de triunfo no solo en nuestra

conversación sino también en nuestras vidas. Muchas iglesias tienen una actitud negativa

con respecto al crecimiento por cuanto el pastor no posee una estima lo suficiente alta de

sí mismo y esto es algo clave en el liderazgo.

Entre las posibles razones que el autor menciona, por la que algunos pastores tienen una

imagen pobre de sí mismos se encuentran: apariencia desagradable, escasa educación,

falta de disciplina, un bajo estrato social, falta de capacidad y precaria salud. (Esta lista

ha sido tomada de las excusas que muchos de los pastores le han dado al autor).

• 1
Apariencia Desagradable: El autor opina que un líder puede cambiar la imagen

de sí mismo siendo cuidadoso con su régimen alimenticio y haciendo lo mejor que pueda

con (26) lo que Dios le ha dado. El hecho de aprender a coordinar los colores y la ropa de

manera conservadora no necesita ser algo costoso; pero el hacerlo establecerá una gran

diferencia en la manera en que otros escuchen lo que usted tenga que decir. La gente lo

mira antes de oírlo. Lo que vean afectará cómo han de oír. Tan pronto como comience a

sentirse bien con respecto a sí mismo, descubrirá que otros también se sentirán bien con

respecto a usted.

• Escasa Educación: El menciona que mientras más se conozca acerca de

la cultura y la historia de otros pueblos, más se podrá ofrecer ayuda espiritual. Además,

podemos añadir que ninguna persona necesita pasar el resto de su vida sin poseer

1
Ibid., 26

59
una educación. Sino ha recibido mucha educación formal, puede recibirla por medio de

otros medios como Institutos, o cursos Teológicos o puede tomar cursos por internet.

• Falta de Disciplina: La falta de disciplina es otra razón por la cual la gente tiene

una pobre imagen de sí misma. Según el autor, la vida disciplinada del pastor ayudará a

desarrollar la disciplina en todos con quienes él trabaje. Él recomienda la delegación, no

solo de responsabilidades, sino también de autoridad para poder confiar en otros y que lo

puedan ayudar a dirigir el gran rebaño. Es importante que el pastor se discipline, tanto en

una vida de oración como en su vida social, en tiempo de estudio y de trabajo, para que

pueda servir de ejemplo. De no ser así, se estaría modelando algo incorrecto lo cual

afectaría a las personas pues no se harían tan responsables como deben ser, en el

cumplimiento de nuestra meta mutua de edificar la iglesia de Dios.

• 1El pecado: es una de las principales causas de que el pastor tenga una mala

imagen de sí mismo. Por lo tanto, es imperativo que toda persona a quien Dios desea

usar en la edificación de su iglesia mantenga una vida santa. Si hay un pecado en su vida,

confíeselo de inmediato a Dios. Arrepiéntase de él y pida la gracia de Dios para vivir

moralmente limpio. Los éxitos pequeños conducen a las grandes victorias. Pronto

descubrirá que la imagen que tiene de sí mismo ha cambiado. Dios es amoroso y

perdonador. Si él espera que usted perdone a su hermano, ¿por qué no habría de

perdonarlo a usted?

• Falta de capacidad: La capacidad puede variar, pero el éxito es para todos.

Nuestro problema comienza cuando nos comparamos con otras personas. Si en los

exámenes no podemos obtener mejores calificaciones que nuestros amigos, nos rendimos

1
Ibid., 32

60
y desarrollamos una pobre imagen de nosotros mismos. El método para vencer este

obstáculo consiste en compararnos con la meta que Dios ha puesto delante de nosotros.

Él nunca nos guía a hacer ninguna cosa para la que no nos haya dado gracia y fortaleza a

fin de que la cumplamos con éxito. No se juzgue a sí mismo con demasiada dureza ni con

demasiada rapidez. Por el solo hecho de que haya fracasado, no debe considerar que es

un fracaso. Yo he cometido muchos errores en mi ministerio, pero eso no significa

que soy un error de Dios. He aprendido valiosas lecciones de mis errores, y he

podido ayudar a incontables personas gracias a lo que aprendí.

• Precaria salud: La tensión emocional es uno de los mayores problemas para poder

mantener buena la salud. La más grande incapacidad que uno pueda tener está en su

propia mente y en su actitud. Debemos tener cuidado en lo que se refiere a las personas

con las cuales nos asociamos. ¿Están estas personas limitando la imagen que tenemos de

nosotros mismos? ¿Cuáles fueron las actitudes de nuestros padres hacia

nosotros? ¿Dijeron ellos alguna vez: «Tú no eres bueno para nada; eres un fracasado;

eres precisamente como tu madre» o «eres precisamente como tu padre»?

El autor termina con este pensamiento: 1Algunas veces le pedimos a Dios que haga algo

en nuestra iglesia y luego damos un paso atrás para ver lo que Dios hace. Esta es una gran

equivocación. Si Dios ha de obrar algo en la iglesia, lo hará por medio de nosotros. Si

Dios fuera a producir el crecimiento de la iglesia sin usarnos a nosotros, la iglesia hubiera

terminado su obra hace siglos, y ya Cristo hubiera venido. Si Dios va a obrar, lo hará por

medio de usted y de mí. Por esta razón, nuestros recursos personales son de

suma importancia. ¿Cómo sería si tuviéramos el éxito que creemos vamos a tener?

1
Ibid., 33

61
La respuesta que se dé a esta pregunta es muy importante. Nuestro carácter se

está preparando actualmente para la explosión más grande de crecimiento de la

iglesia que haya habido en la historia. Se nos está sometiendo a prueba y obtenemos

gracia para vencer en la prueba. ¿Por qué? Porque Dios quiere usarnos.

Otros factores que influencia el Crecimiento de la Iglesia

El pastor Daniel Casanova en su artículo “Quince factores que influencian el Crecimiento

de la Iglesia”, menciona componentes que pudieran afectar el crecimiento de la iglesia.

Según el comenta, esta información está basada en su experiencia como pastor.


1
1. Espacio: Esta el factor del 80%. Dice que cuando la iglesia llega a ocupar el 80%

de su facilidad, tiene que pensar en expandirse o comienza a perder persona. Las iglesias

hispanas, puede llegar has el 90 %; el espacio personal (espacio que cada persona tiene a

su alrededor) entre los hispanos es más cerrado que el de entre los norteamericanos.

a. Asimilación: Los 3 primeros meses en la vida de un nuevo miembro es crucial.

La persona debe “unirse” a la vida de la iglesia en los primeros 3 meses o se pierde como

miembro. Durante los primeros 3 meses tiene que hacer nuevos amigos, unirse a una

célula, una clase de escuela dominical o cualquier otro grupo pequeño. Entonces tenemos

que concentrar los esfuerzos para asimilar a los visitantes, y nuevos miembros. Los

primeros tres meses son importante que el nuevo miembro se conecte a un ministerio en

la iglesia. Si de acostumbra a ‘calentar bancos’ es muy difícil sacarlos de ese estado.

b. Atención: De 100 a 125 persona es el máximo que un pastor puede atender con

eficiencia. Cada 100 nuevas personas se debe añadir un obrero ya sea parcial o tiempo

1
David Casanova, Quince factores que influencian al crecimiento de la Iglesia {en línea,
disponible en http//.casanovadaniel.com/quince factores que influencian el crecimiento de la
iglesia; internet; accesado el 7 de julio 2016)1-7

62
completo a la iglesia. Cada día, el estado emocional en que se encuentras las familias

demanda más atención del pastor. En nuestros países tiene una connotación diferente a

los pastores hispanos de Norteamérica. La diferencia del idioma, características de las

segundas y tercera generación en los miembros de la familia, las diferencias de

nacionalidades dentro de una misma iglesia entre otras cosas hacen que el pastor de habla

castellana en los Estados Unidos busque ayuda.

2. Puntos de entradas: Son áreas en que se ministra a los invitados, y los miembros. Un

punto de entrada es: una clase, una célula, un ministerio a la comunidad, el culto del

domingo en la mañana, el pastor o persona por lo que una nueva persona entra a la

iglesia. ¿Qué es lo que atrae a los visitantes a la iglesia? Eso es un punto de entrada.

Mientras más son los puntos de entrada, más la iglesia crece; porque los puntos de

entrada satisfacen múltiples necesidades y atrae más personas. Aproximadamente se

necesitan cuatro puntos de entrada para atraer a 100 personas.

3. Las personas atraen persona: los programas solo son instrumentos; pero las personas

son las que edifican, ministran y se reproducen. Tres áreas en que la iglesia invierte su

dinero: persona, programas, Propiedad (edificio). Cuando se invierte en las personas se

crece más rápido si se invierte en cualquier otro orden.

4. Las personas se reproducen en lo que son, no en lo que desean ser: Una iglesia

comprometida, reproduce creyentes comprometidos, una iglesia amable reproduce

creyentes amables, una iglesia joven reproduce gente joven. Una iglesia inteligente tiene

en su “staff” un balance. Un pastor joven, tiene un “staff” más adulto. Un pastor “adulto”

tiene un “staff” joven. “Enseñamos lo que sabemos, nos reproducimos en lo que somos”

63
5. Estilo de liderazgo pastoral: A medida que la iglesia va creciendo, el pastor debe

hacer un cambio en su estilo de liderazgo pastoral. El cambio es relación “uno a uno” a

“relación de grupo” Esto no significa que el pastor ha perdido interés en ministrar a las

necesidades de las personas. Lo que significa que tendrá menos tiempo por familia. A

medida que la iglesia crece la relación entre grupo crece y la relación personal decrece.

Otro cambio que debe hacer el pastor es de “hacer las cosas”, a “enseñar a otros a ser las

cosas y delegar responsabilidades. El cambio es dejar de ser “capataz” a ser un

“supervisor”

6. Prioridades de la iglesia: En una iglesia pequeña la prioridad es “el amor en familia”,

y en una iglesia grande es “la calidad”. Por ejemplo, en la iglesia pequeña no importa si

el hermano canta mal, lo importante que cante. A medida que va creciendo la iglesia se

preocupan más y más por la calidad. La iglesia pequeña está más preocupada con “metas

tangibles”, tales como pagar la renta, o el préstamo, pintar la iglesia, recaudar dinero para

las misiones, pagar el salario del pastor. A medida que va creciendo la iglesia se van

poniendo “metas intangibles” como nuevos programas, mejorar la calidad de la adoración

y la predicación, mejorar los ministerios, ofrecer mejor calidad en los servicios a la

comunidad, mejorar la actitud, progreso, efectividad. Las metas intangibles son más

difíciles de medir y se necesita un pensamiento abstracto.

7. El control: En una iglesia pequeña el control está en un grupo pequeño de personas.

En una iglesia grande, el control está repartido en un grupo mayor de personas. Las

personas que están en control en una iglesia pequeña tienen que aprender a “soltar o

ceder el control”. El ceder el control se refleja en la toma de decisiones, en delegar

64
responsabilidades, en aceptar otros puntos de vista, en no oponerse a otras formar de

hacer el trabajo, y en aceptar no tener el control.

8. El espacio y la deuda: Generalmente se va a necesitar más espacio mucho antes de

tener la deuda liquidada. Limitación en el espacio limita el crecimiento. Se necesitamos

la sabiduría de Dios para resolver los problemas que se presentan por falta de espacio. La

iglesia tiene ciertas limitaciones: espacio, recursos económicos y humanos, y limitaciones

de tiempo.

9. Sistema “No” y “Si”: El “sistema de no permitir” opera en las pequeñas iglesias de la

siguiente forma; se le dice a la mayoría de los proyectos “NO” hasta que se demuestre

que funciona. Hay un “filtro” muy estrecho para implementar algo nuevo. Esto mantiene

a las personas bajo control y protege a la iglesia de “algo malo”. Si alguien quiere

comenzar algún ministerio, hacer alguna innovación pasa por una serie de obstáculos que

“solos los más persistentes” llegan. Por el contrario, el “sistema de si permitir” funciona

diciendo “Si” la mayoría del tiempo. Se les anima a las personas a experimentar nuevos

ministerios, implementar nuevas ideas; y aun cuando aún “un fracaso” no hay críticas.

Este sistema les dice a los obreros “la iglesia cree en ti y en tu capacidad, y es

humano equivocarte”.

Ahora bien, cada idea, cada proyecto, o ministerio tiene que cumplir con 7 “Si”:

• ¿es doctrinalmente correcto?

• ¿Tiene base Biblia?

• ¿Completamente legal?

• ¿Es moral?

• ¿Es ético? ¿está de acuerdo con los procedimientos de la iglesia?

65
• ¿Está de acuerdo con el propósito, valores, visión, filosofía, metas de la iglesia?

• ¿El que lo dirige es un “líder” de la iglesia que mantendrá a la iglesia informada?

10. La mentalidad y la calidad espiritual: En la mentalidad de la iglesia pequeña usted

es malo hasta que demuestre que es bueno. En la iglesia grande usted es bueno hasta que

demuestre que es malo. En una iglesia pequeña la vida privada de las personas es de

conocimiento público, en una iglesia grande “todos tenemos que confiar y creer en la

sinceridad de los demás”

Muchas veces las iglesias pequeñas no crecen porque las personas nuevas se sientes que

todos los de la congregación “quieren saber” cómo viven; en una iglesia grande, esa

“vigilancia” no es tan marcada. Hay que confiar en Dios, para que “añada” los que son

salvos. La vida cristiana es cuestión de fe.

11. La Iglesia Grande y los grupos Pequeños: Mientras más grande es la iglesia, más

necesario son los grupos pequeños. Los grupos pequeños como: grupos de oración,

células de hogares, grupos de apoyo, etc. deben formar parte importante de nuestra

estrategia de crecimiento

12. La Toma de Decisiones: En una iglesia pequeña las decisiones son tomadas como

“en familia”, “los problemas se solucionan en familia”; en la iglesia grande es necesario

“normas y procedimiento” para hacer o no hacer las cosas. Las decisiones administrativas

son tomadas por las personas que realizan las cosas; la iglesia existe para las decisiones

finales que afectan a toda la congregación.

13. El Personal: En una iglesia pequeña el personal en su mayoría, a diferencia del

pastor, es voluntario. Aun en algunas iglesias el pastor es voluntario también. Pero las

iglesias llegan a ser grande porque reconocen la importancia de pagarle a una persona

66
para que lo mejor de sus fuerzas durante el día se la dé al Señor. Nuestra sociedad

demanda fuertemente de las iglesias y de la calidad de sus programas. Un personal

pagado puede hacer mucho más que un personal voluntario. La calidad espiritual y la

motivación al servicio no tienen nada que ver su salario.

Cuando continuamos estudiando los posibles obstáculos que impiden el crecimiento de

las iglesias, nos damos cuenta de que hay mucha diversidad de ideas.

En el libro de Evangelismo en la Iglesia Local, de la Universidad Global, se menciona la

pérdida del impulso evangelístico como una de las causas para el crecimiento de la

iglesia. Mencionan en el libro, que después de veinte años de ministerio en cientos de

iglesias, concluyeron que hay cuatro características para hacer una iglesia eficaz, tanto en

alcanzar a las personas como en lograr que permanezcan:1

1. Una iglesia de Palabra:

Las estrategias para atraer a las personas a la iglesia al final fallaran si la Palabra de

Dios no está presente con poder. Si una iglesia local tiene reputación en la

comunidad como lugar donde la Palabra de Dios es predicada con poder y eficacia,

las personas lo oirán, y sus vidas serán cambiadas.

2. Una iglesia que manifieste la presencia del Espíritu Santo:

La presencia del Espíritu inviste de poder a la iglesia del Espíritu inviste a la iglesia

como nadie lo hace. Hasta los no creyentes pueden sentir algo diferente acerca de

una iglesia pentecostal. El pastor y la congregación deben orar por la manifestación

del Espíritu Santo en los servicios de la iglesia.

3. Una iglesia con una misión:

1
Global University: Mantenimiento del evangelismo,11.2.4, (Estados Unidos:2012)163-164)

67
La iglesia local que se enfoca en alcanzar a los perdidos en su comunidad y el

mundo es un lugar donde las personas puedan encontrar su razón de ser. Una iglesia

con una misión concede a las personas la oportunidad de cumplir el propósito de

Dios para sus vidas.

4. Una iglesia que ama:

¡Muchas personas permanecerán en una iglesia en particular si tan solo encuentra

un amigo!

El evangelismo es una actividad en una actividad en que el pastor puede servir como

ejemplo, motivarla, movilizarla y mantenerla. Nunca debemos olvidar que es

principalmente y primeramente una obra del Espíritu Santo. Los creyentes llenos del

Espíritu Santo son privilegiados de tomar parte en los milagros que Dios obra en la vida

de las personas para traerlas “de las tinieblas a su luz admirable”.

Diagnosticar y Quitar los Obstáculos1

Cualquier programa o estrategia que se quiera implementar para promover el crecimiento

de la iglesia, necesariamente chocará con diferentes obstáculos.

Cada iglesia tiene su propia historia, su propia lista de dificultades, frustraciones y

decepciones que se levantan como un enorme muro que debería ser derribado para que la

iglesia avance. Veamos los obstáculos más frecuentes para que podamos realizar un

diagnóstico de estado de nuestra iglesia, pero también de nuestras propias barreras

internas.

A. Obstáculos Internos

1
Alberto Prokopchuk, Bases y Principios de Crecimiento de la Iglesia (Pueblonuevobautista.com)
7-9

68
1.Racionalizacion Teológica: Peter Wagner dice “No me importa debatir los principios

del movimiento del crecimiento de la iglesia...pero cuando hay ministros asociados con

iglesias que declinan, que salen con racionalizaciones bíblicas que explican la falta de

crecimiento, esto me saca de quicio. Es bíblica y teológicamente una tontería el defender

que Dios se complace cuando hay iglesias que año tras año, generación tras generación

van perdiendo miembros” La misma racionalización se da en expresiones como “no

buscamos cantidad sino calidad” o “las iglesias deben ser pequeñas porque las grandes

son frías e impersonales” o “en las iglesias grandes la gente no permanece”.

2. Cuestionamientos Bíblicos: La racionalización teológica se sustenta en versículos

bíblicos como “estrecho es el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”

(Mateo 7:14) que sirven para armar toda una estructura de cuestionamientos a todo

programa de crecimiento. Por eso debemos ser muy cuidadosos, exactos y honestos frente

a la revelación de toda la Escritura y lo que nos enseña en cuanto a este tema. El

crecimiento de la iglesia tiene que ver con lo que creemos. Carlos Spurgeon, dirigiéndose

a sus compañeros en el ministerio dijo: “Hermanos, en la proporción en que un ministerio

es fiel, dependerá la bendición de Dios. ¿Podéis esperar que el Espíritu Santo ponga su

sello de aprobación a una mentira? ¿Podéis esperar que él bendiga aquello que él no ha

revelado, o confirmar con señales aquello que no es verdadero? Cada vez estoy más

convencido que si deseamos tener a Dios a nuestro lado, debemos guardar su verdad”.

3. Temor al Fracaso. Robert Schuller escribió: “Nada como el temor al fracaso bloquea

tanto la facultad creadora del hombre.” “Tratar de hacer algo grande y fracasar es una de

las mejores cosas que nos pueden ocurrir en la vida...Muchas veces he pensado que me

gustaría crear un premio nacional para ser entregado todos los años y que titularía”

69
Premio al más glorioso fracaso del año”. Se lo entregaría al hombre o a la mujer, a la

muchacha o al muchacho que trataron valientemente de vencer abrumadores obstáculos y

perdieron. La verdad es que de ninguna manera son fracasados. Son auténticos

triunfadores. El fracaso no consiste en no poder lograr nuestras metas. El fracaso es no

alcanzar el nivel que por nuestras posibilidades podríamos haber alcanzado. Bases y

Principios del Crecimiento de la Iglesia.

Ningún hombre será consciente de su triunfo hasta haber experimentado algún aparente

fracaso. Ningún atleta que salta podrá estar seguro de haber alcanzado la máxima altura

de sus posibilidades físicas, hasta haber volteado la varilla. Debemos incrementar

nuestras metas hasta fracasar una vez. Entonces, y solamente entonces sabremos que

hemos alcanzado la cima. Habremos triunfado verdaderamente. Fracaso no significa que

somos fracasados, significa que aun no hemos tenido éxito. Fracaso no significa que no

hemos logrado nada, significa, que hemos aprendido algo. Fracaso no significa que

hemos actuado como tontos, significa que hemos tenido mucha fe. Fracaso no significa

que hemos sufrido el descrédito, significa que estuvimos dispuestos a probar. Fracaso no

significa que hemos perdido nuestra vida, significa que tenemos buenas razones para

empezar de nuevo. Fracaso no significa que debemos echarnos atrás, significa que

tenemos que luchar con mayor ahínco. Fracaso nos significa que jamás lograremos

nuestras metas, significa que tardaremos más en alcanzarlas. Fracaso nos significa que

Dios nos ha abandonado, significa que Dios tiene una idea mejor.”

4. Resistencia al Cambio: Muchas iglesias no quieren crecer. Robert Schuller fue

categórico al respecto: “Es una ley de la vida que “donde no hay crecimiento, hay

defunción...”la iglesia debe crecer o perecer”. La resistencia al crecimiento se debe a: a.

70
Temor de perder sus posiciones de liderazgo. b. Inseguridad ante nuevas formas. c.

Incomodidad ante mucha gente extraña. (Larson, Pedro, Crecimiento de la iglesia (Lomas

Verdes, México, Seminario Teológico Bautista Mexicano, 1981)

Obstáculos Estructurales

1. Exclusividad. Las estructuras internas normalmente se enfrían y solidifican con el

tiempo. El efecto para las iglesias es el erigir barreras invisibles, que hacen que las

personas nuevas se sientan excluidas, Los nuevos líderes, aunque se les dé autoridad, con

frecuencia se sienten excluidos y apartados de los que realmente tienen el poder. La

exclusividad es también causada por los temores de los legalistas empedernidos, que, con

la fuerza de sus personalidades, preservan los valores conservadores y alejan a otros

líderes potenciales.

2. Nominalidad. Hay fuerzas de decaimiento, casi desde el comienzo, que empiezan a

socavar su fuerza y su vitalidad. “Una vez el movimiento cristiano ha alcanzado su

cumbre de expansión, en vez de mantenerse en una meseta elevada de vida y actividad

espiritual, normalmente tiende a “enfriarse”. La entropía (erosiones internas del

crecimiento) es una causa principal de la nominalidad. Ocurre cuando “una persona

indiferente religiosamente ejecuta por costumbre los rituales formalistas de la fe

cristiana...” Hace las cosas porque tiene que hacerlas, cumple por cumplir, pero no vive

su fe. Se transforma en un cristiano nominal.

3. Espontaneidad.

Bases y Principios de Crecimientos de la Iglesia

Muchos de nosotros nos formamos y alimentamos por vivencias negativas en el pasado

que nos limitan increíblemente. Pedro Larson, en una de sus ponencias sobre “Como

71
planificar para el crecimiento de la iglesia” dice: “Cuando hablamos de planes, muchos

de nosotros podemos recordar tristes y amargas experiencias. Nos vimos envueltos en

grandiosos planes para el crecimiento y a pesar de los esfuerzos para lograr las metas, nos

sentimos frustrados y desganados al no llegar a las metas fijadas. Tal es así, que después

de “quemarnos” una o dos veces, se crea un ambiente desfavorable con tensiones y dudas

cada vez que pensamos en una planificación” Debemos superar nuestro rechazo a la

planificación. Aunque sea cierto el dicho: “Dios no bendice a la organización, sino que

bendice a las personas” no debemos ir tan lejos para suponer que toda organización o

planificación es nociva para la vida de la iglesia. Es una verdadera tontería seguir

sosteniendo el concepto popular” Cuando las cosas se improvisan, salen mejor”.

El problema radica en que organizamos mal y planificamos peor, y cuando todo se cae,

decimos que la culpa fue del sistema o de los papeles. En otros casos se ha declarado

enfáticamente que el Espíritu Santo se opone a la organización y la organización al

Espíritu Santo. Ambos son incompatibles y excluyentes. La organización es humana y

carnal, y la guía del Espíritu Santo por profecías y lenguas es espiritual. Sin embargo, en

la práctica no es siempre así. Tenemos conocimiento de innumerables casos concretos

donde la “guía del Espíritu” o profecía, fue solo una manipulación deshonesta de la

iglesia en beneficio propio, y también, donde una planificación u organización fue

realmente inspirada por Dios. No debemos descartar la acción incomprensible del Señor,

superando nuestros planes y proyectos, ni debemos hacer oídos sordos y oponernos a las

manifestaciones carismáticas, pero tampoco debemos dejar de organizarnos y planificar

con oración, porque nosotros también tenemos “la mente de Cristo”

72
1. Diversificación excesiva. Cuando la iglesia se ve envuelta en uno y mil proyectos

diferentes; o cuando corre tras toda conferencia o énfasis de moda que aparece, jamás

podrá afirmarse para el crecimiento. Esto está relacionado con el híper-cooperativismo.

Tiene que ver con la cooperación entre hermanos y grupos de hermanos. Es cuando se

habla y habla siempre sobre una planeación futura, pero jamás se llega a concretar los

planes. Es el ir de reunión en reunión. Es el estar con otros grupos de hermanos de

manera excesiva de tal manera que la misión de la iglesia se ve perjudicada. Los

hermanos no tienen tiempo para meter mano a la obra —siempre están en las reuniones o

de la Convención, o de la Asociación, o de la Confraternidad, o de la Sociedad. Si, se

dictan hermosas actas y contemplan dignos propósitos —pero no se lleva a cabo la obra

del Señor. Los síntomas de híper-cooperativismo son: demasiadas horas invertidas en

reuniones de comisión. una mayoría de tiempo invertido en esfuerzos “unidos” con otras

congregaciones. — muy poca movilización por parte de la congregación para el

programa local, usando planes elaborados no por parte de la congregación local, sino por

otros “de arriba” o “de afuera”

Iglesias Saludables

El autor del libro 1“Un miembro saludable de la Iglesia”, considera unos puntos muy

importantes que describe a un miembro saludable de una Iglesia Saludable de la siguiente

forma:

El miembro saludable de la iglesia es un miembro en crecimiento. Es un miembro

que crece especialmente en santidad y madurez. El menciona que estas cualidades se

desarrollan cuando dependemos de Cristo, de su Palabra, y de los hermanos en la iglesia

1
Thabiti Anyabwilli, Un Miembro Saludable de la Iglesia ¿Qué significa?, (Estados Unidos) 91

73
local. ¡Y lo mas maravilloso de todo que nunca dejaremos de crecer hasta que

alcancemos la plenitud en Cristo!

A continuación, el autor presenta un Pacto modelo como sugerencia a seguir.

Un Pacto Modelo de Una Iglesia Saludable1

Habiendo sido traído por la Divina Gracia al arrepentimiento y a la fe en el Señor

Jesucristo, y habiendo sido bautizados tras nuestra profesión de fe en el nombre del

Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, ahora nosotros, dependiendo de su ayuda,

renovamos nuestro pacto unos con otros, solemne y gozosamente. Trabajaremos y

oraremos por mantener la unidad y la paz del Espíritu.

Caminaremos juntos en amor fraternal, como les corresponde a los miembros de la iglesia

cristiana; ejerciendo un cuidado afectuoso y viendo unos por otros en amonestación y

suplica según se requiera.

Nos regocijaremos en la felicidad de otros, y procuraremos llevar las cargas de los unos y

los otros con ternura y compasión.

Buscaremos, con la ayuda de Dios, vivir cuidadosamente en el mundo, negándonos a los

deseos de los impíos, y recordando que hemos sido enterrados voluntariamente por el

bautismo y resucitados de la tumba de la manera simbólica, de lo cual existe en nosotros

una obligación de nos lleva a vivir una vida nueva y santa.

Trabajaremos juntos por la continuidad del ministerio evangélico de esta iglesia,

disciplina y doctrina. Construiremos gozosamente y regularmente en el sostenimiento del

ministerio, los gastos de la iglesia, la ayuda a los pobres, y a la propagación del evangelio

en todas las naciones.

1
Ibid.,117-119

74
Cuando nos mudemos de este lugar, nos uniremos lo más pronto posible a otra iglesia

donde podamos llevar el espíritu de este pacto y los principios de la Palabra de Dios.

La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y el compañerismo del Espirito Santo sea

con nosotros. Amen.

Cuando hablamos de Iglesias Saludables hay multitudes de opiniones, unas con sentido,

otras como que fuera de la realidad. Hay mucha pasión envuelta en este concepto.

Queremos presentar diferentes puntos de vista de lo que es una Iglesia Saludable.

Jeff Garret1 publicó un artículo muy interesante en su blog donde compara las

características entre una iglesia saludable y una que no lo es. El autor utiliza referencias

del libro de Hechos para establecer su punto de vista. A continuación, estaremos

presentado su lista:

iglesia no saludable – El arrepentimiento ni se menciona.

La iglesia saludable – Los miembros se siente empoderados (4:31) y comparten el poder

unos con otros. La iglesia no saludable – Los miembros o los líderes usan el poder para

controlar a otros.

La iglesia saludable – Las asambleas son dinámicas; la adoración inspira. (2:43

La iglesia saludable – Se enfoca en Cristo (2:22-36). La iglesia no saludable – Se enfoca

en la Iglesia (ella misma).

La iglesia saludable – Depende del Espíritu Santo (2:1-47). La iglesia no saludable –

Depende de los esfuerzos humanos.

La iglesia saludable – Se basa en la Biblia (2:42). La iglesia no saludable – Se basa en

1
Jeff Garret, Una iglesia saludable y una que no es {en línea disponible en
http://contralaapostasia.com;internet;accesado accesado el 23 de enero, 2011}

75
tradiciones.

La iglesia saludable – Enfatiza en la gracia (15:1-35). La iglesia no saludable – Enfatiza

en las obras.

La iglesia saludable – Dios recibe todo el crédito (2:47). La iglesia no saludable – Las

personas reciben el crédito.

La iglesia saludable – Practica fielmente las ordenanzas del bautismo (2:41) y la

comunión (2:42). La iglesia no saludable No practica o no enfatiza estas ordenanzas

La iglesia saludable – Alienta la diversidad (2:9-11), las creencias de cada cual y las

diferencias culturales son respetadas. La Iglesia no saludable – La conformidad es

premiada, las creencias individuales y culturales son devaluadas.

La iglesia saludable – La oración es primordial (4:23-31). La iglesia no saludable – Se

habla de la oración, pero no se practica.

La iglesia saludable – La comunicación es clara y directa (15:22-35). La iglesia no

saludable – La comunicación es velada e indirecta.

La iglesia saludable – Enfatiza el arrepentimiento (3:19). La, 4:23-31) La Iglesia no

saludable – Las asambleas son sosas, predecibles y aburridas.

La iglesia saludable – Se alienta el pensar y el preguntar (18:26). La iglesia no saludable

– Se desalienta el pensar y el preguntar.

La iglesia saludable – Es obediente a Dios (4:19). La iglesia no saludable – Complace a

las personas.

La iglesia saludable – Los miembros confían los unos en los otros y en los líderes, o al

menos cualquier desconfianza la expresan libremente. La iglesia no saludable – La

desconfianza es evidente, apañada por la hostilidad no expresada.

76
La iglesia saludable – Es culturalmente relevante, mientras se mantiene doctrinalmente

pura. La iglesia no saludable – Es rígida en la doctrina y usa métodos anticuados.

La iglesia saludable – Tiene metas claras y específicas (1:8) las cuales son compartidas

por los miembros. La iglesia es guiada a cumplir metas. La iglesia no saludable – Las

metas son confusas, abstractas, y globales. Los miembros no tienen metas claras o no

tienen metas.

La iglesia saludable – La mayoría de los miembros se sienten incluidos, y los que se

sienten excluidos son invitados a ser más activos. La iglesia no saludable – Muchos

miembros se siente excluidos y se forman piñas, hay temor de expresar que, se sienten

fuera.

La iglesia saludable – Las funciones del liderazgo son compartidas por el grupo, las

personas se sienten con la libertad de iniciar actividades y ser creativos. La iglesia no

saludable – Hay conflictos de poder entre los miembros y los líderes. La creatividad no es

bien vista.

La iglesia saludable – Asambleas grandes y pequeños grupos para compartir (20:20). La

iglesia no saludable – Grupos grandes y medianos. Grupos pequeños son vistos con

recelo.

La iglesia saludable – Los pecados son confesados (19:18). La iglesia no saludable –

Los pecados se ocultan y rara vez se confiesan.

La iglesia saludable – Los miembros dan su dinero generosamente (4:32-37); los líderes

manejan los fondos abiertamente y rinden cuentas. La iglesia no saludable – Los

miembros no son caritativos, los líderes no rinden cuentas y son sigilosos.

La iglesia saludable – La estructura de la organización es funcional y flexible (6:1-7). El

77
ministerio es basado en los dones. La iglesia no saludable – La estructura de la

organización es inflexible y disfuncional. El ministerio es al azar, improvisado.

La iglesia saludable – Practica el evangelismo (1:8). La iglesia no saludable – El

evangelismo es raro; pocas personas se aceptan a Cristo como su Salvador.

La iglesia saludable – Coopera con otras iglesias en el ministerio (21:18 y 24:17). La

iglesia no saludable – Se aíslan de otras iglesias, son exclusivos y sectarios.

La iglesia saludable – La cohesión es grande; hay un vínculo emocional muy cerrado

entre sus miembros. Los miembros comparten entre sí (2:44-45). La iglesia no saludable

– Las divisiones existen; las personas se sienten distantes.

La iglesia saludable – Organizan ministerios para los pobres (6:1-7). La iglesia no

saludable – No hay organización para alcanzar a los pobres.

La iglesia saludable – Hombres y mujeres son libres para orar y edificar (1:14, 2:17,

4:24, 21:9). La iglesia no saludable – Las mujeres y las jóvenes son parcialmente

excluidas en las asambleas y los grupos pequeños.

La iglesia saludable – Las relaciones de amor penetran todos los aspectos de la iglesia

(20:36-38). La iglesia no saludable – Los miembros están distantes unos de otros.

La iglesia saludable – Se reconocen los conflictos entre los miembros o con los líderes,

se discuten y usualmente se resuelven (6:1-8, 15:1-30 y 36-41). La iglesia no saludable –

Los sentimientos negativos y los conflictos son ignorados, denegados o evitados.

La iglesia saludable – Espiritualmente apasionados. La iglesia no saludable – Falta de

entusiasmo, moral baja. Una iglesia puede no ser saludable en numerosas áreas y

continuar siendo la iglesia de Dios. Piense en la iglesia de Corintio, sus miembros estaban

divididos (1:10), eran inmorales (5.1-13; 6.12-20), unos a otros se demandaban en las

78
cortes (6.1-11), tenían problemas de divorcio y segundas nupcias (7:1-40), eran

insensibles a los creyentes débiles (capítulo 8-10), compartían la Cena del Señor de una

manera indigna (11:17-34) estaban confundidos acerca de los dones espirituales (12:1-

30), sus asambleas eran caóticas (14:26-39) y su predicación sobre la resurrección era

errónea (15:12-58). A pesar de todos estos problemas, Pablo le llama la iglesia de Dios en

Corintio (1:2) y dijo que siempre daba gracias por ellos (1.4). Con la seguridad de la

salvación reafirmada, le dio instrucciones específicas para alimentarse y recobrar la

salud.

Características de una Iglesia Saludable1

En el pasaje señalado podemos observar algunas características de una iglesia saludable;

y son características que la iglesia de hoy debe de tener, porque estas cualidades

representan áreas que son vitales en la vida de la iglesia.

Entre otras muchas, el Dr. Alfonso Calderón, considera las siguientes:

I. Era una Iglesia que perseveraba en la Enseñanza.

En el Vs. 41 nos dice Lucas: “Los que recibieron su palabra fueron bautizados y se

añadieron aquel día como tres mil personas.” A medida que la iglesia crecía y ganaba

más gente, se hizo indispensable educar a los nuevos convertidos en las enseñanzas de los

Apóstoles. El Versículo 42 nos dice: “Y perseveraban en la enseñanza de los

Apóstoles.”. La palabra Doctrina quiere decir enseñanza o instrucción.

Ellos dedicaban tiempo y prestaban atención a lo que los Apóstoles enseñaban. Eran

como la iglesia de Berea que “…escudriñaban las Escrituras para ver si estas cosas eran

1
Dr. Alfonso Calderón, Características de una iglesia saludable {en línea, disponible en
http://bibliacristiana.com; internet: acosado 2018}

79
así”. Como creyentes nosotros tenemos nuestra doctrina o enseñanza y esta se

fundamenta en la palabra de Dios, Ella es:

a. Nuestra regla de fe: En ella Dios nos ha revelado las verdades divinas y esas verdades

son las que creemos

b. Nuestra regla de conducta: Ella nos dice como debemos de conducirnos en nuestra

vida, la conducta del cristiano debe ser moldeada por la palabra de Dios.

Muchas veces el creyente es movido por cualquier viento de doctrina, problema o

circunstancia es por eso que Dios puso en la iglesia ministerios, como dice Efesios 4.11,

pero lo hizo con cierto propósito y ese propósito es enseñar la palabra de Dios.

En los versículos 12.14 nos dice:

“…a fin de perfeccionar (que maduren, que crezcan) a los santos para la

obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, haya que

todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a

un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo,

para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo

viento de doctrina…”

Hay cientos de versículos que nos exhortan a crecer en el conocimiento de la palabra de

Dios.

Un hijo de Dios permitirá que la palabra de Dios trasforme su vida ¿Cómo?

a. Amando la palabra de Dios Sal.119:103

b. Obedeciendo la palabra de Dios Josué 1:8

II. Era una iglesia que perseveraba en la Comunión

En el Vs. 42 nos dice: “…Y perseveraban en la comunión unos con otros…”

80
Otra característica que vemos en esta iglesia saludable es que estaban unidos, se

apoyaban unos a otros, se exhortaban unos a otros, se animaban unos a otros, oraban unos

por otros, hoy hay creyentes que se aíslan de la congregación, argumentan con

expresiones como: Al fin yo leo la Biblia, oro al señor y me bendice otros dicen: Yo me

quedo en casa, al cabo hay muchos predicadores en los medios de comunicación, así que

puedo oír el mensaje por la radio o verlo por la televisión.

Ahora bien no hay nada de malo en que escuchemos a través de esos medios, pero el

problema está en que se piensa que es la única forma de ser alimentados espiritualmente,

todos los medios que hemos referido nos ayudan, pero el sabio salomón nos dice en

Eclesiastés

“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

Porque si cayere, el uno levantará a su compañero; pero ¡hay del solo!

Que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos

durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿Cómo se calentará

uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón

de tres dobleces no se rompe pronto”.

(Eclesiastés 4:9-12)

Hay una tradición judía que dice que cuando Jacob estaba para morir, llamó a sus doce

hijos y les dijo: Cada uno de ustedes traiga dos varas, porque los voy a bendecir, los voy

a heredar. Así, cada uno de ellos le entregó una vara, él las tomó una por una y las

quebró, Luego le dieron las otras doce varas juntas, y al tratar de quebrarlas no pudo, y

les dijo: Esto es para enseñarles que cuando ustedes estén separados cualquiera los

dominará, pero unidos nadie podrá vencerlos.

81
Como cristianos debe de haber unidad y compañerismo entre nosotros, Dios no nos ha

llamado a juzgar ni a criticar a nuestros hermanos en la fe, Dios nos exhorta a buscar la

unidad y el compañerismo, Pablo ilustra esta unidad en la ilustración que da los

miembros del cuerpo que todos son necesarios. 1 Corintios 12.

III. Era una iglesia que perseveraba en el Culto.

El Versículo 46 nos dice: “y perseveraban unánimes en el templo…” Los cristianos del

primer siglo perseveraban en la asistencia al templo, hoy en día la asistencia al templo se

ha vuelto algo rutinario o mecánico. No hay esa pasión por ir a la casa de Dios con el

propósito de adorarle, ese debe de ser nuestro principal objetivo.

El autor a los Hebreos nos dice:

“No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino

exhortándonos, y tanto más, cuando ven que aquel día se acerca”.

(Hebreos 10:25)

El autor dice que una mala costumbre en la que un cristiano puede caer es en la

inasistencia la templo, este versículo nos enseña que debemos de asistir a los servicios de

la iglesia, como creyentes debemos ser parte de la membresía de una iglesia y ser activo

en sus servicios. En la iglesia podemos ser más eficientes en la obra de Dios, ya que

podemos desarrollar nuestros dones y talentos.

Alguien ha dicho que la iglesia es como un brasero, si las brasas están juntas el fuego se

mantiene ardiendo, pero si las brasas están separadas, es más fácil que el fuego se apague.

Nuestra fuerza espiritual depende en gran medida de su asistencia y participación en los

servicios de la iglesia, Satanás sabe esto muy bien y hará cualquier cosa para impedir que

usted vaya a los servicios de la iglesia.

82
IV. Era una iglesia que perseveraba en la Oración.

La iglesia del primer siglo sabía que no podían enfrentarse a la obra del ministerio en sus

propias fuerzas, siempre hablaban con Dios antes de hablar con los hombres, siempre

buscaban a Dios antes de salir al mundo, y así podían enfrentar los problemas de la vida.

En el Libro de los Hechos encontramos varios versículos que nos muestran como la

iglesia primitiva valoraba la oración. Hechos 1:14; Hechos 3:1; Hechos 4:31; Hechos 6:4;

Hechos7:59,60; Hechos 10:9; Hechos 12:5 y 12; Hechos 16:25.

La iglesia primitiva era una iglesia saludable porque tenían una vida de comunión con el

Señor, Jesús dijo sin mi nada pueden hacer.

Cierta ocasión le dijeron a Spurgeon porque se mueve el poder de Dios en tu iglesia. Cuál

es el secreto, a lo que el les respondió, es que yo tengo una maquinaria que mantiene viva

a mi iglesia, el los llevo a su iglesia y cuando abrió la puerta de la iglesia había 300

personas de rodillas orando, Spurgeón les dijo esa es la maquinaria que mantiene viva a

mi iglesia.

V. Era una iglesia que perseveraba en la Evangelización

En Hechos 5.42 nos dice: “y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de

enseñar y predicar a Jesucristo”.

No hay mayor realización que la de ser parte del trabajo número uno de Dios,

compartiendo el evangelio y ganando almas en medio de un mundo que perece sin Dios y

sin esperanza, La Biblia nos dice que cada uno de nosotros somos colaboradores de Dios

1 Cor. 3:9, Dios ha depositado en nuestras manos la semilla de la palabra de Dios Lucas

8:11 Nos dice en Hechos 18.5 “…Y Pablo estaba entregado por entero a la predicación

de la palabra, testificando a los judíos que Jesús era el Cristo”.

83
Todos esos creyentes tanto hombres como mujeres, eran predicadores del mensaje de

Cristo eran embajadores, representantes de Cristo y tenían el ministerio de la

reconciliación 2 Cor.5:20.

El autor al final de su artículo, nos hace las siguientes recomendaciones: Debemos de

hacer una análisis de nuestra vida, y preguntarnos si estamos siendo una iglesia saludable,

o hay algo que está enfermo en nosotros, tenemos estas características de esta iglesia

saludable o hay alguna característica que nos falta, sino es el momento de decirle al Señor

que nos ayude a ser una iglesia saludable para poder ser la iglesia que Dios desea, una

iglesia saludable.

Signos de una Iglesia Saludable1

Este estudio está inserto en la epístola del apóstol Pablo a los Romanos, la misma que fue

escrita en el año 57 d.C. en el tercer viaje misionero, desde la ciudad de Corinto. El texto

a estudiar es Romanos 12:9-13.

El apóstol escribió esta carta con dos propósitos: Uno, instruir a los cristianos en Roma

respecto a la vida cristiana y dos, enseñarles de manera práctica cómo vivir esa vida.

El libro de Los Romanos puede dividirse en dos partes. La primera, desde el capítulo 1 al

11 que contiene “una explicación teórica de lo que significa el evangelio”; es decir, el

apóstol nos enseña “qué significa ser cristiano”. La segunda parte del libro va desde el

capítulo 12 hasta el 16 y es “una explicación práctica de cómo vivir el evangelio”; en

otras palabras, Pablo nos dice “cómo vivir la vida cristiana de una manera práctica, con

ejemplos prácticos”.

1
Gabriel Gil, !5 signos de una iglesia saludable, {Word Press, 2018}

84
La verdad, hay muchos estudios que muestran las características de una iglesia saludable.

He encontrado estudios que hablan de 8 signos de una iglesia saludable, otros de 9 y

algunos de 10 signos o características.

Un estudio serio respecto a esto dice que hay al menos 10 signos de una iglesia saludable,

a saber:

1. La presencia apoderado de Dios. La iglesia saludable busca activamente la dirección

y el poder del Espíritu Santo para su vida y ministerio diarios.

2. La alabanza que exalta a Dios. La iglesia saludable se reúne regularmente como la

expresión local del cuerpo de Cristo para alabar a Dios de maneras que hacen participar

el corazón, la mente, el alma, y la fortaleza del pueblo.

3. Las disciplinas espirituales. La iglesia saludable ofrece a los miembros de todas las

edades preparación, modelos, y recursos para que desarrollen a diario sus disciplinas

espirituales.

4. Aprender y crecer en comunidad. La iglesia saludable fomenta entre los creyentes el

crecimiento en su andar con Dios y entre sí dentro del contexto de un ambiente seguro,

afirmador.

5. Una dedicación a las relaciones amorosas y atentas. La iglesia saludable es

intencional en sus esfuerzos para formar relaciones amorosas y atentas dentro de las

familias, entre los miembros, y dentro de la comunidad.

6. Desarrollo de líderes-siervos. La iglesia saludable identifica y desarrolla a los

individuos a quienes Dios ha llamado y ha dado el don para ser líderes y los reta a ser

siervos líderes.

85
7. Una concentración hacia fuera. La iglesia saludable da alta prioridad a comunicar la

verdad de Jesús y demostrar el amor de Jesús a los de fuera de la fe.

8. Sabia administración y responsabilidad. La iglesia saludable utiliza los debidos

locales, equipos, y sistemas para ofrecer máximo apoyo al crecimiento y desarrollo de sus

ministerios.

9. Interconexión con el cuerpo de Cristo. La iglesia saludable se extiende a otros en el

cuerpo de Cristo para colaborar, compartir recursos, aprovecharse de oportunidades para

aprender, y unirse para celebraciones de alabanza.

10. Mayordomía y generosidad. La iglesia saludable enseña a sus miembros que son

mayordomos de los recursos que Dios les da y los desafía a ser generosos con sacrificio y

compartir con los demás.

Otros signos de la Iglesia Saludable

Luego de mirar estos signos, quiero concentrarme en OTROS 5, que sin lugar a duda

nuestra iglesia CRISTO EN CASA debería considerar. Vamos uno por uno en Romanos

12:9-13.

1. Primer Signo: La Práctica del Amor (v.9). “El amor sea sin fingimiento. Aborreced

lo malo, seguid lo bueno”. El apóstol Pablo motiva a la iglesia a amarse los unos a los

otros. Dice que el amor sea “sin fingimiento”. Es decir, un amor sincero, sin hipocresía,

sin máscaras. No ese tipo de amor que mostró Judas la noche que entregó a Jesucristo.

Judas besó al Maestro en el rostro, le demostró un amor hipócrita.

“Aborreced lo malo, seguid lo bueno”. Esta frase está conectada al amor. Pablo nos dice

que el amor no es un mero sentimentalismo. Aborreced lo malo y seguid lo bueno

86
significa que el amor cristiano es “santo”; es decir, deja la vieja manera de vivir y

prefiere un estilo de vida moralmente aceptable (2ª Corintios 5:17).

Este amor cristiano no es pura emoción, es una decisión a hacer lo bueno, es una

convicción de hacer el bien (Leer 1ª Juan 4:16-18). El verdadero amor se manifiesta en la

manera que hablamos y actuamos. Pablo está interesado que los cristianos vivan un amor

genuino, un amor formado y guiado por Dios. El amor cristiano no es mero

sentimentalismo, no es simplemente que el otro se sienta bien. Es muy fácil decir a una

persona “te amo”, pero es diferente demostrarle que uno le ama. El amor sincero implica

corregir a las personas, amonestarles. En nuestras relaciones personales en la iglesia

debemos cultivar este tipo de amor.

La Biblia dice que Jesucristo anduvo haciendo el bien. Cristo estuvo reflejando el

carácter de Dios en la tierra. Y en la iglesia debemos reflejar el carácter de Cristo, el

amor de Cristo hacia los demás. Si no demostramos amor hacia los hermanos en la iglesia

será imposible que lo demostremos hacia los de afuera. El amor debe aborrecer lo malo y

debe preferir lo bueno. Debemos reflejar a Cristo en nuestras vidas, a través del amor.

Así que, una iglesia saludable es aquella que se compone de personas que aman a Dios, y

se aman las unas a las otras con sinceridad. El amor es imposible de ocultar. Al amarnos

unos a otros reflejaremos a Cristo y esto atraerá a más personas a la congregación.

2. Segundo Signo: La Humildad (12:10). “Amaos los unos a los otros con amor

fraternal; en cuanto a honra prefiriéndoos los unos a los otros”.

– La iglesia de Cristo no es una mera institución, “somos la familia de Dios”. El verso 10

utiliza terminología de familia para mostrarnos este segundo signo.

87
– Podemos demostrarnos afecto fraternal dándonos abrazos, podemos utilizar palabras

tiernas para hablarnos los unos a otros; pero… “debemos honrar al otro más de lo que el

otro me honra a mí”. Pablo nos enseña que no debemos tener una mejor opinión de la que

deberíamos tener de nosotros; sino, pensar de nosotros con cordura, humildad y

equilibrio. Dios detesta a los arrogantes, fanfarrones y orgullosos.

– Pablo nos motiva a evitar la falsa humildad y cultivar una verdadera humildad. Pero…

¿cómo se logra esto? Esto sucede si entendemos y aplicamos el evangelio de Cristo en

nuestras vidas, si andamos bajo la sombra de la Cruz en nuestras vidas; esto sucederá

cuando muramos a nosotros mismos, sólo así estimaremos a los demás mejores que

nosotros mismos (Leer Gálatas 2:20).

– Una iglesia que aplica el evangelio es una que tiene miembros humildes. ¿Estás

sinceramente interesado en que tu hermano triunfe en la vida, que le vaya bien en sus

negocios, empresas, familia, estudios? La verdad es que nos preocupamos más de

nosotros mismos, de nuestros logros y metas, pero no de los demás. Estamos afanados en

triunfar -o salir de nuestros problemas-, pero… ¿Y nuestros hermanos en la fe, nos

interesamos genuinamente en cómo les va en sus vidas? Debemos reconocer que somos

más egoístas de lo que decimos ser.

– El mejor ejemplo es Cristo. Él vino a la tierra y dio su vida por nosotros. Él nos estimó

mejores que él mismo. Nuestro Señor pudo haber preferido no venir, pudo haberse

mostrado más interesado en sus propios planes, pero Él fue humilde, Él “dejó de Ser para

que nosotros fuéramos”. Cristo dijo: “mayores cosas que Yo ustedes harán”, ¡qué

tremendo discurso! Cristo estuvo interesado en llevarnos al éxito. La pregunta es: ¿Lo

88
hacemos nosotros? ¿Estamos genuinamente interesados en los problemas o logros de los

demás, en la congregación?

– Un buen ejemplo en las Escrituras son las conversaciones de Jonatán y David. Por

sucesión le correspondía el reinado de Israel a Jonatán, hijo de Saúl, el líder reinante;

pero el príncipe le dijo a David su amigo: “Tú debes ser rey”. ¡Qué clase de humildad!

– Otro ejemplo es Juan el Bautista. Él era el predicador del momento, él era el evangelista

de la época, pero dijo: “Yo debo menguar para que él crezca”. Bautista estaba interesado

en que Cristo creciera, así que dejó que Cristo expandiera su ministerio.

En fin, una iglesia saludable es una iglesia humilde, es una iglesia compuesta por

personas sencillas, no arrogantes.

3. Tercer Signo: El Servicio a Dios (12:11). “En lo que requiere diligencia, no

perezosos; fervientes en Espíritu, sirviendo al Señor”.

El apóstol Pablo nos llama a ser diligentes, es decir, apasionados, fervientes en la Obra de

Dios. En nuestro trabajo para el Señor hemos de ser fervientes, apasionados y no “vagos

espirituales”. Esto es un gran reto porque la generación de hoy es muy apática, cómoda,

light, descomprometida. La gente de hoy NO QUIERE TRABAJAR, NO QUIERE

COMPROMETERSE, NO QUIERE SERVIR A DIOS. Dios nos llama -en este verso-, a

ser personas comprometidas con Él, es decir; que nuestro ser completo esté cautivado por

el servicio a Dios. Pablo dice, “os ruego… que presenten su cuerpo en sacrificio vivo”

(12:1). En otras palabras, ¡entregarse por completo a Dios!

Hay personas perezosas en el Espíritu, hay otras que son fervientes. Hay cristianos

perezosos, hay cristianos trabajadores. Hay cristianos tibios y medio-comprometidos,

pero la Biblia nos dice que debemos ser “calientes en el Espíritu”. Hay personas en la

89
iglesia que sirven a Dios a medias, hacen las cosas a medias. Están más preocupados en

sus propios negocios, compromisos mundanos y problemas. Pero lo que realmente

importa son los compromisos divinos.

En Apocalipsis leemos; “por cuanto no eres frío ni caliente, sino tibio, te vomitaré de mi

boca” (3:15-16). Dios no quiere que su gente sea medio-comprometida, Él quiere que

seamos COMPROMETIDOS 100%. Él no quiere que sigamos inventando excusas para

justificar nuestra apatía y pereza. En toda iglesia hay dos tipos de cristianos: 1), los

fervientes, diligentes y comprometidos; y 2), los apáticos y perezosos, que simplemente

son los que no quieren trabajar para Dios y no demuestran amor ni compromiso para la

iglesia.

Una iglesia saludable es aquella que se compone de hombres y mujeres deseosos de

trabajar para Dios, sin reclamos, sin excusas, sin pereza. ¡Diligentes y fervientes!

4. Cuarto Signo: La Perseverancia (12:12). “Gozosos en la esperanza; sufridos en la

tribulación; constantes en la oración”.

El cuarto signo de una iglesia saludable se divide en tres partes, cada una tiene que ver

con la perseverancia.

1.La esperanza. “Gozosos en la esperanza”. Nuestra mirada está en Jesucristo. Una

iglesia saludable está compuesta por personas que confían en Dios, y no en los hombres.

El salmo dice,

“Alzaré mis ojos a los montes, ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro

viene de Jehová que hizo los cielos y la tierra”

(Salmos 121:1-2).

Debemos tener una perspectiva eterna, vivir nuestras vidas confiando en Cristo.

90
2. Paciencia. “Sufridos en la tribulación”. Cualquier problema, circunstancia, adversidad

podemos sobrellevarla con Cristo. Somos peregrinos en esta tierra, que vamos por la vida

de un lugar a otro. Podemos elegir entre caminar solos o caminar con Cristo. Les digo,

“es mejor caminar con Cristo”. Él cargó una cruz, nosotros también cargamos cruces,

pero la Biblia dice “Todo lo puedo en Cristo que nos fortalece” (Filipenses 4:13).

3. Comunión con Dios. “Constantes en la oración”. Pero para poder ser pacientes en los

sufrimientos debemos tener una comunión estrecha con Cristo. Cuando nos acercamos a

Dios, Él se acerca a nosotros. ¿Tienes gozo en medio de tus problemas? ¿Eres feliz?

¿Eres paciente en las adversidades? Recuerda que la confianza está en Dios, no en

nosotros, no en nuestra chequera, no en nuestras capacidades. ¿Estás caminando

constantemente con Cristo? La comunión con Dios debe ser una prioridad en nuestras

vidas, pero la verdad es que no siempre es así.

Una Iglesia saludable persevera en medio de las pruebas.

5. Quinto Signo: La Generosidad (12:13). “Compartiendo para las necesidades de los

santos; practicando la hospitalidad”.

Entramos aquí en un tema que no le gusta a muchos. Algunos se incomodan, otros se

molestan y otros se hacen los no aludidos. Pero este tema nos compete a todos. El apóstol

Pablo fue el mayor fundador de iglesias, pero éstas no se construían sólo con oraciones y

ayunos. Tampoco se edificaban en base a las buenas intenciones o las promesas de

bendición; sino, habían personas desinteresadas que diezmaban y ofrendaban sabiendo

que su dinero le pertenece a Dios.

Cristo habló más del manejo del dinero que del amor. Incluso en el Antiguo Testamento

encontramos consejos para manejar nuestras finanzas (Leer Proverbios). Al leer el

91
Antiguo y Nuevo Testamento respecto a este tema, podríamos resumir lo siguiente: “Dale

a Dios primero y Él te dará a ti mucho más”.

En el verso 13 se nos muestra una característica típica de las primeras comunidades

cristianas. Las iglesias en casas practicaban la generosidad entre ellos; se cuidaban

mutuamente, ¿cómo? No permitiendo que personas en necesidad la padecieran. Para esto,

por supuesto, había colectas que eran distribuidas para las necesidades de la iglesia.

Según estudios serios de la Biblia, los pastores o ancianos de la época eran muy bien

cuidados por sus congregaciones.

Una señal fuerte de que una iglesia ha alcanzado madurez es su compromiso de dar para

la Obra, no tanto su capacidad financiera, porque una iglesia puede componerse de

personas con recursos económicos elevados, pero si éstas no aprenden a ser desprendidas

y siempre están poniendo excusas para dar, esa iglesia aún está en pañales.

Las típicas excusas de los que no les gusta dar para la Obra pueden resumirse en tres:

1) Si doy no me alcanzará para mis gastos;

2) ¿Por qué debo darle mi dinero a un hombre que no trabaja de verdad? (refiriéndose al

pastor) y;

3) No estoy de acuerdo con los diezmos, pero sí con las ofrendas (sin embargo, estas

personas ni diezman ni ofrendan).

Una iglesia saludable es aquella que ha hecho del Dar una disciplina espiritual

indispensable en su vivir cristiano.

IGLESIA SALUDABLE

92
1
El Dr. Héctor Salinas menciona en su estudio algunos ingredientes necesarios para

lograr el propósito de establecer iglesias saludables.

La iglesia tiene una naturaleza dada por Dios y existe porque Él la creó y la sostiene.

Jesús dijo que edificaría su iglesia, por lo tanto, le pertenece a Dios y Él le otorga sus

cualidades esenciales.

Como agente de transformación en la sociedad y la creación, la comunidad de fe anuncia

el Reino de Dios en Jesucristo, encarna el evangelio en la particularidad de su contexto y

participa en la misión de Dios. La iglesia es el cuerpo de Cristo y nada la podrá destruir.

Su esencia y su naturaleza provienen de Dios según sus disposiciones. La iglesia es dada

y creada por Dios.

Ahora, lo que Dios da por don nos toca a nosotros como tarea. Es nuestra tarea trabajar

en la siembra de Iglesias sanas constituidas por personas sanas.

Hay muchas maneras de enfocar el tema de la eficiencia en el ministerio del Pastor,

servidores y líderes de la Iglesia que está bajo la cobertura de Fundamento para la

Familia. El esquema que vemos arriba enfoca la labor del Pastor, servidores y líderes

hacia la construcción de una iglesia saludable y creciente donde operan con libertad el

ministerio quíntuple según Efesios 4:10-16; y además los dones que el Espíritu Santo

entregó a su Iglesia según Romanos 12:3-8; 1 Corintios 12,14:12; 1 Timoteo 4:14; 2

Timoteo 1:6.

Los ingredientes que proponemos en Fundamento para la Familia son:

Visión inspiradora y unificadora

1
Dr. Héctor Salinas Ayala, Iglesia Saludable, {en línea, disponible en www,
fundamentosparalafamilia.org}

93
Liderazgo movilizador

Cuerpo ministerial motivador

Recursos suficientes

Proclamación integral (función evangelística)

Enseñanza y educación (función discipular)

Servicio y ministerio integral a la comunidad

Compañerismo intencional y cuidado pastoral

Adoración y oración dinámicas

Para que una Comunidad de Fe bajo nuestra cobertura sea una iglesia saludable deberá

esforzarse por tener todos estos ingredientes operando de una manera eficaz y

equilibrada. Ninguna de estas características puede ser ignorada. Todas se interrelacionan

y a la vez son interdependientes. Y son vitales ya que sirven universalmente a toda

congregación, no importa dónde se encuentre o en qué etapa madurez. Obviamente el

contexto determinará el énfasis, la modalidad y la expresión que tomará cada rubro.

Estas áreas vitales para que una Comunidad de fe se convierta en una Iglesia saludable se

pueden dividir en dos partes.

La primera presenta los cuatro elementos esenciales que debe tener toda congregación.

La segunda explica las cinco funciones clave que se deben considerar como áreas de

trabajo. Todas surgen del mandato de Dios de proclamar, anunciar y encarnar las buenas

nuevas de la venida del reino de Dios en Jesucristo y así traer transformación a todas las

áreas de la vida para su gloria.

94
A continuación, presentamos una breve síntesis de las mismas:

1. Visión

La visión permite que la iglesia vea con claridad lo que Dios quiere que sea, de modo que

el cuerpo de Cristo actúe para establecer su nueva creación en su comunidad.

Observe en la gráfica que la visión es el círculo más amplio del diagrama. Cuando ella se

centra en la Palabra de Dios se convierte en el bloque fundamental sobre el cual se

construye todo lo demás. La visión que tiene la iglesia será determinante en todos los

aspectos de su vida. Ella determinará la dirección y existencia de todos sus ministerios.

Una definición sencilla de visión sería la siguiente: “Es mirar hacia el futuro y ver lo que

Dios quiere hacer a través de usted para realizar sus propósitos redentores”.

Nuestra Visión consiste en colaborar con Dios en la extensión de su Reino sembrando

iglesias saludables motivados por la misión del Dios trino (missio Dei), quien desea que

hombres y mujeres lleguen a tener la identidad de hijos, sean discípulos de Jesucristo y

miembros responsables de la Iglesia, el cuerpo de Cristo, cuyas congregaciones son

señales éticas, morales y sobrenaturales de la venida del Reino de Dios para alabanza de

su gloria.

Nuestra Misión consiste en formar comunidades de fe que encarnan los valores y estilos

de vida del Reino en formatos y lugares diferentes; proclamando un evangelio integral y

sobrenatural donde opera el ministerio quíntuple; funcionando como sal y luz en la

sociedad, trayendo perspectiva profética a su contexto, confrontando la injusticia, y

abogando por la causa de los pobres y marginados, trabajando con otros para restaurar

vidas quebrantadas, y colaborando en la sanidad de personas y comunidades

95
2. Liderazgo

A la iglesia la sirven las personas que entienden la visión de ella, la comunican

claramente a la congregación y organizan al cuerpo para que se haga realidad.

“El líder”, se suele decir, “¡es la clave o el clavo! El liderazgo es el eslabón

imprescindible entre la visión y la congregación.

Los líderes cristianos son personas entregadas a Dios (carácter), que saben a dónde van

(visión) y tienen seguidores (influencia).

Los visitantes de la congregación se involucran en las actividades de la Iglesia y

colaboran en ella iniciando el proceso de servidores, para luego convertirse en líderes

cuando son seguidos por otras personas y su sobra lo demuestran. Servicio y liderazgo

van de la mano en Fundamento para la Familia

3. La congregación (cuerpo ministrante)

Los miembros de la iglesia trabajan unidos usando sus dones responsablemente en su

congregación y en la comunidad.

El tema del liderazgo movilizador está ligado al de una congregación motivada. El líder

eficaz y los servidores activos deben saber motivar e involucrar a su congregación y

multiplicar la cantidad de servidores y líderes en la misma. El líder efectivo delega en

otros, no solo para “sacarse trabajo de encima”, sino sobre todo porque esos usarán sus

dones y ministrarán al tener más responsabilidad.

Trabajamos y oramos deseando que la iglesia completa se libere para ministrar. Es hora

de romper las cadenas que tienen a las personas engordando y calentando bancas. Es hora

de movilizar a todo el pueblo de Dios en cada iglesia local para servirle según los dones

que les dio. ¡Esto es esencial porque esta es la Iglesia de Cristo por naturaleza! El cuerpo

96
de un Dios misionero es una iglesia misionera. Cuando Cristo estableció los mandatos

misioneros como la Gran Comisión, no les dirigía la palabra sólo a los pastores y

ministros, sino a todos sus discípulos de todas las edades.

4. Recursos

La iglesia desafía efectivamente a los miembros a ser buenos mayordomos de sus

posesiones, sus recursos y sus bienes (tiempo, talento y tesoro). Y usa estos materiales y

las donaciones financieras para realizar la obra del reino de Dios en la iglesia y en su

comunidad.

Cuando hablamos de recursos casi siempre pensamos en las “tres T”: tiempo, talentos y

tesoro de la iglesia. Bajo este último rubro también caen las instalaciones y el local físico.

Toda congregación, por más pobre que sea, cuenta con algunos recursos provistos por

Dios para poder comenzar a invertirlos en el trabajo del reino.

Debemos inspirar a pensar en grande. Con pequeños gestos y acciones cotidianas

podemos ir trasmitiendo a la congregación la posibilidad de “ensanchar la fe” de cada

miembro; Por ejemplo, mantener el lugar de reunión en orden y con apropiada excelencia

en la limpieza y colocación de decoración o elementos de adornos e instrumentos (si los

hubiera); Los servidores bien vestidos y amables con una sonrisa al recibir a la gente,

ayuda a trasmitir generosidad y excelencia, etc.

Muchos empiezan observando la copa medio vacía. ¡En el Ministerio Cristiano

Fundamento para la Familia necesitamos líderes de fe que la vean medio llena!

Es esencial recordar que toda la plata y el oro le pertenecen a Jehová y donde Dios llama

a trabajar proveerá los recursos suficientes y necesarios para cumplir su voluntad. A fin

de cuentas, a Él le pertenece la tierra entera (Salmos 24:1).

97
Las cinco funciones de la Iglesia Saludable

1. Proclamación integral (función evangelística)

“La iglesia anuncia las buenas nuevas de Jesucristo en palabra y acción y

evangeliza invitando a ser parte del reino de Dios.” Y el Señor añadía

cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”

(Hechos 2:47).

Dios es el que da el crecimiento. La Biblia es clara en esto. Los discípulos obedecían el

mandato de ir y predicar el evangelio, sin embargo, comprendían que Dios —a través de

su Espíritu Santo— era el que hacía crecer la iglesia. Tres mil personas se acababan de

añadir a la comunidad de fe con el discurso de Pedro, según el relato de Hechos 2.

Dios estaba bendiciendo a la iglesia que predica el evangelio operando en el ministerio

quíntuple y con los dones del Espíritu Santo manifestando lo sobrenatural del Reino de

Dios de una forma fuerte y acelerada difundiendo el Evangelio de Jesucristo por doquier.

Hechos 16:5 afirma: Así que las iglesias eran confirmadas en la fe, y aumentaban en

número cada día.

2. Enseñanza y educación (función de discipulado)

La iglesia ayuda al pueblo a ver a Jesús claramente, a conocer su voluntad para sus vidas

y a equiparlo para seguirlo en todos los aspectos de la vida.

“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con

otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”.

(Hechos 2.42)

98
La iglesia primitiva entendía claramente que su fundamento era la enseñanza de Jesús. La

palabra “doctrina” significa “enseñanza”. Perseverar en la doctrina quiere decir que los

discípulos estudiaban esas enseñanzas, las escudriñaban y las practicaban.

Permanecían en, y evaluaban toda nueva idea según, el marco de ellas. Aun los judíos de

la sinagoga de Berea analizaban lo que le dijo Pablo a la luz de las Escrituras (Hechos

17.11) ¡Y sigue diciendo: “Así que creyeron muchos de ellos!” “Discípulo”, en griego

matetes, es uno que aprende. El discípulo sigue a Jesús y aprende de Él. Ser discípulo,

por lo tanto, requiere que uno persevere en la doctrina cristiana y en el estudio de la

Palabra de Dios.

Este era el fundamento de la iglesia primitiva. Y también debe serlo hoy para toda

congregación seria y comprometida con su Señor.

3. Servicio integral

La iglesia suple las necesidades de las personas en el nombre de Cristo y las invita a ser

sus discípulos.

“y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la


necesidad de cada uno.

Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las


casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón”,
(Hechos 2.45-46)

La iglesia primitiva compartía sus bienes entre los fieles y daba también a los

necesitados. Esto impresionaba al pueblo que los rodeaba y testificaba de la fuerza del

amor cristiano. El cambio interno que Cristo realizó en sus vidas se mostraba en los

hechos y obras exteriores que modificaban a la sociedad. La transformación espiritual

99
llevaba a un compromiso social y comunitario. Aunque sabemos por otros textos que no

todos vendían sus propiedades, muchos lo hicieron para ayudar al bien común.

Esto va muy de acuerdo con lo que leemos en Santiago cuando afirma que “la fe sin

obras es muerta” (2.17). Las obras manifiestan la transformación por gracia en Cristo

Jesús. Y aunque no contribuyen a la salvación que es puramente por gracia (Efesios 2.8-

9), nos ayudan a vivir la vida cristiana en forma dinámica y edificante. En términos

teológicos, las obras no caen bajo la justificación, sino bajo la santificación del creyente.

4. Comunión intencional y cuidado pastoral

Los miembros se ayudan mutuamente en sus cargas mostrando así el amor y la

compasión de Cristo.

“Perseveraban en la comunión unos con otros …Todos los que habían

creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas … Y

perseverando unánimes …comían juntos con alegría y sencillez de

corazón”.

(Hechos 2.42, 44, 46).

La iglesia primitiva comprendía que en la unión está la fuerza. Pero más que eso obedecía

a la oración de Jesús (Juan 17), que le pidió al Padre varias veces que les concediera

unidad a los discípulos “para que el mundo crea que tú me enviaste” (v. 21). La

unidad de la iglesia se basa en el vínculo entre Jesús y el Padre.

Ese testimonio de unidad constituiría la fuerza misionera que impulsaría a la iglesia del

primer siglo. Ese mismo testimonio sigue siendo la fuerza misionera que impulsa a la

iglesia de hoy.

100
5. Adoración dinámica y relevante

La iglesia se reúne como familia de Dios para encontrarse con su Padre en adoración,

confesión y gratitud, así como para dedicarse al servicio y la oración. Perseveraban en el

partimiento del pan y en las oraciones alabando a Dios. (Hch 2.42, 47a). Los primeros

cristianos perseveraban también en partimiento del pan, en las oraciones y en las

alabanzas. Una comunidad dinámica como la de los primeros cristianos, que pronto

sufriría todo tipo de persecución, obtenía su enfoque y su vitalidad en la adoración y la

alabanza a Dios. La predicación de la Palabra, como acababa de proclamar Pedro en su

primer discurso después de Pentecostés, tenía el primer lugar.

Segundo, el partimiento del pan equivalía a lo que conocemos hoy como Santa Cena o

Comunión, dentro del marco de una comida mayor. Recordando con ello lo que el Señor

Jesucristo experimentó en su muerte y resurrección, los discípulos se fortalecían

espiritualmente con el sacramento. Participaban de la comunión acompañada de una

fiesta ágape, un festejo de amor.

Tercero, con las oraciones lograban centrar sus vidas en lo más importante sin enredarse

en las cosas de este mundo. La oración era el lubricante que mantenía la unidad entre los

hermanos para así enfrentar la oposición, la espada y hasta los leones. Ella incluía

alabanza, gratitud, confesión y súplica.

La oración también preparaba el terreno para la obra evangelizadora.

Una Iglesia saludable es idea de Dios1

La voluntad de Dios es que su iglesia sea saludable, y que lleve a cabo su misión.

1
L. Alton Garrison, La Iglesia Saludable, Enrichment Journal, (30 de marzo del 2018)4

101
El camino hacia la salud de la iglesia, sin importar el tamaño, comienza cuando se hacen

las debidas preguntas.

• ¿Estamos saludables? ¿Estamos de acuerdo en la definición de una iglesia

saludable? ¿Tenemos el valor de evaluarnos a nosotros mismos? ¿Será posible que lo que

ha ocurrido en los últimos tres años prediga lo que sucederá en los próximos tres años?

La Healthy Church Network [Red de iglesias saludables] cuenta con herramientas de

evaluación diseñadas para ayudar a una iglesia a determinar su estado actual y prescribir

un camino hacia la salud.

• ¿Por qué existimos? ¿Cuál es nuestra misión? ¿Realmente nos esforzamos en

cumplir la Gran Comisión y el Gran Mandamiento?

• ¿Hacia dónde vamos? ¿Cuál es nuestra visión? ¿Qué ve Dios como lo mejor para

nuestro futuro?

• ¿Cómo nos comportamos? ¿Cuáles son nuestros valores? ¿Cuál es nuestra

personalidad única como iglesia, nuestro ADN?

• ¿Cuál es nuestro plan? ¿Está nuestro modelo produciendo los resultados

deseados? ¿Tenemos una estrategia para llegar a donde debemos estar?

• ¿Soy yo el debido líder? ¿Tengo un llamado de Dios para esta iglesia? ¿A quién

estoy tratando de complacer: a la gente o a Dios? Si la iglesia se ha estancado o si está

disminuyendo, ¿estoy dispuesto a buscar ayuda?1 Mateo 16:18 declara que Jesús es la

cabeza de la Iglesia, y que Él es el constructor. No podemos imaginar al constructor,

Jesús, utilizando un plano defectuoso para edificar la mayor institución jamás concebida.

1
Ibid. 5

102
• La iglesia primitiva debe ser nuestro modelo de una iglesia saludable. Los

discípulos iniciaron la Iglesia de Hechos 2 en oración y el Espíritu Santo les dio poder.

Aunque tuvo algunos problemas, pudo hacer impacto en el mundo entonces conocido.

Cómo Reconocer una Iglesia Saludable

¿Está usted en el proceso de buscar una iglesia? Eso puede ser un reto, ¿no es así?

Muchos de nosotros tendemos a basarnos en cuatro factores para hacer nuestra elección:

denominación, estilo de música, tamaño y ubicación. Pero esos por sí solos no pueden

decirle lo más importante: ¿es una iglesia saludable? ¿Cómo encuentra usted una iglesia

saludable? Este artículo le dará a usted algunas ideas. Pero primero, y más

importantemente, ore. Pídale al Señor que lo guíe en su búsqueda. Entonces, a medida

que usted sigue Su dirección, manténgase sensitivo a las siguientes seis cualidades

esenciales de una iglesia saludable.

1: Dios obtiene la gloria

Los edificios pueden ser preciosos, los pastores pueden ser dotados y la música puede ser

maravillosa, pero lo más importante es que su corazón y su mente sean dirigidos hacia el

Señor. Glorificar a Dios significa magnificarlo y exaltarlo; llamar atención a Su grandeza,

a Su amor, a Su gracia. El salmista cristaliza esta verdad en su oración al Señor:

“No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria, por tu

misericordia, por tu verdad”.

(Salmos 115:1)

Por alguna razón, es sorprendentemente fácil para nosotros atraer la atención hacia

nosotros, ¿no es así? Magnificamos la personalidad de un pastor y exaltamos la brillantez

de su sermón, y al hacer eso, nos volvemos un público ansioso que ha venido a ver a su

103
estrella favorita actuar. Tristemente, Dios se vuelve un personaje de fondo en la actuación

de alguien más. Eso no es lo que Su iglesia está destinada a ser. La iglesia es el lugar

donde las personas van a aprender acerca de la naturaleza de Dios y Su voluntad, para ser

formados por Él a ser Su pueblo, y para profundizar su relación de amor con Él. Así que,

en una iglesia saludable, Dios es la «estrella», y la música y la predicación dirigen el

centro de atención hacia Él.

2: Jesucristo, el Hijo de Dios, es el centro. Sin Jesucristo y Su evangelio, no habría

iglesia, porque no habría cristianismo. Glorificar a Dios también significa glorificar a Su

Hijo, Jesucristo, que es «es el resplandor de su Gloria y la expresión exacta de su

naturaleza» (Hebreos1:3). Entonces, una iglesia saludable es una iglesia centrada en

Cristo. El evangelio de Jesucristo será preeminente, llevando al pueblo de Dios a

regocijarse en la salvación de Cristo, descansar en Su perdón, seguir Su ejemplo y

obedecer Su enseñanza. Como el Padre ha «exaltado hasta lo sumo a Su Hijo», así

también debemos hacerlo nosotros (vea Filipenses 2:9-11).

3: Dios es verdaderamente adorado ¿Ha usted visitado alguna vez una iglesia donde se

leían las Escrituras, se cantaban cantos y se predicaba un sermón, pero de alguna manera

la adoración no estaba presente? Lo deja a usted sintiéndose como si estuviera vacío y

desconectado del Señor, ¿no es así? La adoración no puede ocurrir a no ser que el

corazón esté envuelto. Una iglesia saludable adorará desde el corazón, buscando ser

sensitiva a la impresionante presencia del Señor (vea el Salmo 95).

En una iglesia saludable, una que se reconoce con gratitud como «las ovejas de Su

mano», usted debe poder sentir:

• Una reverencia respecto a la Palabra del Señor,

104
• Alabanza sincera en la música tocada y cantada,

• Y deleite en el Señor y amor por Su pueblo en las palabras del sermón

En una iglesia saludable, el amor por el Señor estará detrás de todo lo que se hace (vea 1

Corintios 13), atrayendo los corazones de las personas para que ellas puedan venir ante el

Señor como una comunidad adoradora.

4: La Palabra de Dios no es solo enseñada sino también aplicada

Una iglesia floreciente también se distingue por su devoción a aprender y vivir la Palabra

de Dios. ¡Qué privilegio es para nosotros tener la Biblia! La propia revelación del Señor

«inspirada por Dios» de Su naturaleza, Su corazón, Sus acciones, y Su voluntad (vea 2

Timoteo 3:16 NVI). Es emocionante entrar a su presencia a través de Su Palabra; o debe

serlo. La oración del salmista puede hacer mucho para moldear nuestras expectativas:

“Abre mis ojos, para que vea las maravillas de tu ley”

(Salmos 119:18).

No es suficiente, sin embargo, contemplar Su Palabra y mantenerla guardada en nuestras

mentes. Debemos vivirla, obedecerla, tener nuestras vidas moldeadas por ella. Jesús

mismo enfatizó la importancia de aplicar Su enseñanza:

“Cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será

semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; y cayó la

lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa;

pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca”.

(Mateo 7:24-25)

El Señor nos ha dado Su Palabra para (1) enseñarnos sobre Sí Mismo, (2) mostrarnos el

camino de la salvación y de la vida, (3) ayudarnos a crecer en sabiduría y hacernos

105
maduros, (4) estabilizar nuestra fe en tiempos de pruebas y (5) poder detectar y enfrentar

el error, solo para nombrar algunas cosas.

Así que es crucial que la enseñanza de un pastor esté basada en las Escrituras, no en

libros populares o en sus propias opiniones o motivos de enfado, sea personal en lugar de

teórica, lo cual pudiera crear indiferencia, sea relevante, mostrando cómo la verdad de

Dios es tan aplicable para hoy en día, sea balanceada con humildad, amor, y gracia, para

evitar intolerancia y orgullo, y ser solamente el medio para conseguir un fin: conocer y

adorar a Su autor, no a la Biblia misma.

5 El amor de Dios puede ser visto y sentido, Compasivo, bondadoso, humilde, manso,

paciente, perdonador, amoroso. Estas son las cualidades por las cuales Dios quiere que Su

pueblo sea conocido, porque estas cualidades reflejan quién es Él (vea Colosenses 3:12-

14). ¿Recuerda usted la última conversación de Jesús con Sus discípulos en el aposento

alto? Después de lavar sus pies con humildad y mansedumbre, Jesús les dijo:

“Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; así

como yo os he amado… En esto conocerán todos que sois mis discípulos”

(Juan 13: 34a, 35a).

Entonces, una iglesia saludable será distinguida por la atención y la empatía de sus

miembros unos por otros. Se sentirá como una familia en lugar de una corporación. Y

rebozará un cálido espíritu de bienvenida que libremente comparte el regalo de la gracia

de Dios.

6 Las buenas nuevas de Dios les serán expresadas a otros.

La iglesia del Señor no es un club campestre exclusivo que disfruta en un resplandor de

gloria privada, sino es «una ciudad situada sobre un monte» y “la luz del mundo» que

106
llama a las personas «de las tinieblas a su luz admirable” (Mateo 5:14; 1 Pedro 2:9). Al

igual que Jesús vino “a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10), así es

nuestro llamado ahora de buscar a los perdidos y decirles del Salvador.

Así que una iglesia saludable estará activamente preocupada por el mundo fuera de sus

paredes. Orará por aquellos que no conocen el amor de Dios o se han alejado de Él.

Alentará y entrenará a su gente (sin presionar) a expresar su fe a otros; ya bien sea en su

trabajo cotidiano u ofreciendo ayuda a los necesitados en su comunidad. Y les enseñará a

tratar a los incrédulos con respeto, manteniendo su dignidad y permitiendo que el Espíritu

Santo obre en ellos a Su manera y en Su tiempo.

Una Iglesia Pequeña Saludable


1
Aproximadamente 33% de las iglesias de las Asambleas de Dios tienen una asistencia

menor de 50 en los cultos públicos y casi 63% tienen una asistencia menor de 100. La

mayoría de los pastores de estas iglesias tienen luchas singulares y diferentes de las que

tienen sus contrapartes en las iglesias grandes. Cuando asisten a seminarios sobre

crecimiento de la iglesia salen desalentados porque casi todos los principios que escuchan

van dirigidos a las iglesias más grandes. Muchos pastores de iglesias pequeñas a menudo

se sienten desconectados de los programas del distrito, ya que por necesidad son bi-

vocacionales. Sin embargo, aunque estas iglesias son pequeñas, pueden ser fuertes y tener

un gran impacto en sus comunidades.

Una cultura positiva: Cómo guiar al pueblo de Dios a partir de sus fortalezas, no de

sus debilidades

1
Enrichment Journal, 2013

107
1
Este articulo trata del Pastor Michael Clarensau hablando de propias sus experiencias

pastorales y sus logros con su congregación hacia el cumplimiento del propósito y su de

su visión.

Al principio de mi primer pastorado, de setenta y cinco maravillosas personas en un

pequeño pueblo de Kansas, luché con una decepción. Pero estábamos muy lejos de donde

yo quería que estemos, y mis sueños para la iglesia parecían tan inalcanzables como ese

aro de tres metros de alto.

Fui a conferencias, pero allí estaban los habladores o sus homólogos en el crecimiento de

la iglesia poniendo las normas más alto de lo que yo podía alcanzar. Esos líderes vivían

por encima de lo que era factible para mí, y aunque admiraba sus hazañas y soñaba con

alcanzar las mías, sabía que los hermanos de mi iglesia y yo no podíamos hacer mucho de

lo que estos líderes famosos estaban haciendo.

Muchos pastores de iglesias pequeñas saben cómo es ese sentimiento. Vemos libros y

programas en las páginas de catálogo que nos ofrecen rutas a nuestros sueños o los

libretos que nos dan en las conferencias prometen las respuestas que queremos. Pero

cuando miramos el contenido, nuestras esperanzas se desvanecen porque nos damos

cuenta de que no podemos hacer lo que el autor insiste que es fácil. Realmente no

podemos. Muchas iglesias pequeñas, carecen de personal y recursos financieros, y de

capacidades ministeriales para sencillamente tomar el éxito reservado de la realidad otra

persona y hacer que dé resultado. Ellos no tienen los músicos para esa obra musical, los

profesores para esa estrategia de discipulado, la gente para asumir ese proyecto de

1
Michael Clarensau, Una Cultura positiva: Como guiar al pueblo de Dios a partir de sus fortalezas,
no de sus debilidades, {Enrichment Journal, US}

108
servicio, o el dinero para hacer las cosas a ese nivel. Ellos dicen que no pueden, y muchas

veces tienen razón. Muchos pastores se han enfrentado tan a menudo a las limitaciones de

sus circunstancias que una “cultura del no se puede”, ¿Tiene que ser esta la situación de

las congregaciones pequeñas? Si la cantidad de cosas que no puede hacer le parecen un

poco desalentadoras, busque otras cosas. Mi padre insistía en que hay respuestas entre las

cosas que uno puede hacer. Para la mayoría de nosotros nuestros recursos limitados

significan que los no puedo seguirán superando en número a los sí puedo, y hay

increíbles posibilidades cuando reenfocamos nuestros esfuerzos en lo que

verdaderamente está a nuestro alcance.

En su libro acerca de descubrir nuestras fortalezas, Marcus Buckingham subraya la idea

errónea de que nuestra mayor posibilidad de crecimiento está en nuestras áreas de mayor

debilidad.1Él argumenta que probablemente nunca progresaremos al enfocar nuestra

atención en lo que no podemos hacer bien, sino que un gran potencial reside en la energía

que le damos a nuestras fortalezas. Gary Macintosh, autor de muchos recursos para

congregaciones pequeñas, afirma una idea similar. En su libro acerca de la esperanza para

la iglesia, él anima a los pastores a buscar su dirección entre las cosas que los hermanos

pueden hacer bien.2.De hecho, él añade su voz a la de muchos otros que marcan el

siguiente camino para descubrir el rumbo único para la salud y el crecimiento de la

iglesia.

La Pasión del Líder

1
Marcus Buckingham y Donald O. Clifton, Now Discover Your Strengths [Descubra ahora
sus fortalezas] (Nueva York: The Free Press, 2001), p. 7
2
Gary L. McIntosh, There’s Hope for Your Church: First Steps to Restoring Health and
Growth [Hay esperanza para su iglesia: primeros pasos para la restauración de la salud y el
crecimiento] (Grand Rapids: Baker Books, 2012), 7

109
El corazón del líder es el primer lugar donde debemos buscar lo que podemos hacer. Los

pastores también son personas, y tuvieron metas y pasiones aun antes de entrar en sus

funciones actuales. Un pastor sueña con sanar a personas quebrantadas porque eso es lo

que la iglesia hizo por él en su camino hacia Dios. Otro pastor no puede dejar de llorar

sobre los problemas que tienen los niños y los jóvenes. Él siente un deseo desesperado

por influir en esta nueva generación. Otro pastor siente un gran deseo de ayudar a la

gente a quien nadie más quiere tocar. Para otros no hay mayor alegría que cuando ven el

poder transformador de Dios operando en las vidas de quienes los rodean. Después de un

tiempo los pastores tienden a centrarse en sus deberes. Viven en las demandas semanales

del ministerio, hasta que llegan a pensar que su verdadera pasión está en las tareas del

ministerio, como la predicación. Pero la verdadera pasión es más profunda. A veces sólo

pueden encontrar esto al recordar “[su] vocación, que no [son] muchos sabios según la

carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles” (1 Corintios 1:26). El recuerdo de la

pasión que al principio los llevó al ministerio puede ayudarles a recordar el motivo más

profundo de su trabajo.

Los pastores no pueden dirigir en todas las direcciones disponibles; pero cuando se

mueven en dirección de su pasión, están en condiciones de seguir ese sendero. Esa pasión

la diferencia de otros líderes, demostrando que Dios ha diseñado un camino único para

ellos, un camino en que pueden movilizar a aquellos a quienes dirigen hacia un increíble

impacto.

La Capacidad de la Congregación

El segundo lugar donde se debe buscar los debidos pasos para seguir adelante es entre las

cosas que una congregación puede hacer bien. Como se señaló anteriormente, hay

110
muchas cosas que una congregación pequeña no puede hacer bien. Pero aparte de sus

limitaciones, cada iglesia puede hacer algo bien. Dios muestra asombrosa creatividad en

su iglesia. Él reparte dones y talentos de tal manera que el ministerio de cada

congregación pueda ser único. Sencillamente, no todos hacemos bien las mismas cosas.

Una congregación se muestra eficaz en su ministerio de enseñanza, y demuestra esa

capacidad con una dinámica escuela dominical o un gran ministerio de niños. Otra iglesia

puede tener la bendición de músicos que aportan vitalidad a sus expresiones de

adoración. Aun otra iglesia tiene una pasión por el servicio a los demás y la capacidad de

encontrar formas creativas de hacerlo.

Parece que cuanto más tiempo tiene una iglesia, tantos más ministerios y programas

realizará. La energía y los recursos de la congregación se distribuyen en una serie de

distintos esfuerzos, muchos de los cuales se iniciaron debido a las expectativas

denominacionales o el éxito de otra iglesia que tenía estos ministerios. Lo cierto es que la

iglesia pequeña puede ser muy susceptible a visiones viajeras. Las visiones viajeras son

ideas acerca de cierto ministerio que alguien trae de su antigua iglesia a su nueva iglesia.

Dado que los líderes y el pastor a menudo son más accesibles en la iglesia pequeña, los

hermanos pueden acercarse a él y hablarle del lanzamiento de un ministerio que un nuevo

miembro ha experimentado en otra iglesia. Esto ocurre con mayor frecuencia en una

iglesia que carece de clara visión y dirección.

Cuando una congregación descubre lo que puede hacer bien y comienza a canalizar sus

recursos hacia la lista restringida de puntos fuertes, a menudo se produce un ímpetu. Los

hermanos disfrutan de hacer las cosas en las que pueden tener éxito y sus esfuerzos

111
provechosos producen un impacto mucho mayor de lo que pueden lograr en momentos de

debilidad.

El resultado es una acumulación de programas y ministerios que continuamente impiden

a la congregación tener un enfoque claro. No es raro que una congregación pequeña esté

operando una amplia variedad de iniciativas y programas que no se encuentran en el

calendario de una iglesia más grande.

Las Necesidades de la Comunidad

Las necesidades de la comunidad es el tercer lugar donde se deben buscar los “sí puedo”

del ministerio. Si bien hay distintas cuestiones que se plantean en cada ciudad o pueblo,

cada ciudad puede también tener necesidades que son únicas, ya sea en su naturaleza o

por ser extremas. Por ejemplo, una ciudad pequeña podría tener una tasa anormalmente

alta de alcoholismo o delincuencia juvenil. Puede haber un gran número de madres

solteras, o tal vez un grupo de minoría étnica que se está expandiendo puede presentar

nuevos retos para la comunidad. Cuando el ministerio de la iglesia puede llenar un vacío

en la comunidad, las oportunidades seguirán.

Un increíble impulso y crecimiento puede ocurrir cuando se unen la pasión del pastor, las

habilidades de la congregación, y las necesidades de la comunidad. Al combinar la

pasión, la habilidad, y la necesidad se puede producir un enfoque de ministerio que se

convierte en un “motor”, que impulsa hacia adelante a la iglesia, hacia un futuro nuevo y

satisfactorio. Lamentablemente, muchas congregaciones pequeñas parecen estar

decididas a progresar en la estela de las historias del buen éxito de las iglesias grandes.

Así que lanzan nuevos ministerios que carecen del calibre y la conexión con la

112
comunidad de su momento original. Cuanto más frecuentemente una iglesia intenta y

falla, tanto más se resiste su gente a la siguiente nueva idea que se presenta.

Enfoque hacia afuera

Cada iglesia tiene algo que puede hacer bien o que puede aprender a hacer bien. A

menudo hace falta el paso de encontrar una manera de apuntar esa capacidad hacia fuera.

Con demasiada frecuencia, una congregación centra sus más eficaces esfuerzos

ministeriales entre sí, y la comunidad sólo puede experimentar estos dones si opta por

asistir a un servicio dominical.

En las comunidades pequeñas, las escuelas a menudo ofrecen la oportunidad a programas

para niños que sean de alta calidad, para que se presenten en una asamblea o en un

programa escolar después de horas de clase. Si lo hace bien el domingo, ¿por qué no

intentarlo el lunes?

Recuerdo los grandes esfuerzos que hacía mi primera congregación en el ministerio de

niños. Ellos estaban haciendo una gran obra, pero sólo unas pocas familias y unos veinte

niños del pueblo lo sabían. Sólo cuando encontramos una manera de enfocar esa

capacidad hacia fuera llegó a ser un catalizador para el crecimiento.

Muchos pueden encontrar esta capacidad de evangelismo en el servicio a la comunidad.

Hace un año, los líderes de una iglesia pequeña me dijeron que sabían muy bien cómo

dirigir funerales. Al principio, su admisión pareció extraña, pero juntos descubrimos que

el excelente cuidado y el mensaje alentador que ofrecía el pastor, combinado con la

maravillosa comida que las damas de la iglesia preparaban para la familia en luto, podría

ser una forma fenomenal para hacer impacto en las personas dolientes de la comunidad.

Así que ahora la funeraria local suele llamar a esta pequeña congregación siempre que

113
hay una familia en duelo que carece del apoyo de una iglesia. ¡Qué increíble estrategia

para hacer impacto en la comunidad!

Por supuesto, hay muchas maneras en que una iglesia puede servir al prójimo. Las

despensas de alimentos, la entrega de ropa de segunda mano, y días de atención a los

padres o madres solteros son sólo algunas de las múltiples formas en que una iglesia

puede marcar una diferencia. Pero en vez de hacer varios esfuerzos como estos, la iglesia

pequeña haría bien en elegir uno o dos programas que pueden hacer bien y continuamente

buscar formas de hacerlo cada vez mejor. La maximización de las fortalezas es la manera

de lograr mayor eficacia. Para algunas congregaciones puede ser un desafío descubrir lo

que pueden hacer bien. Muchas iglesias pequeñas están envejeciendo, y la energía para el

ministerio que tuvieron en el pasado brilla con su ausencia. En tales casos, una fuerte

alternativa puede ser que aprendan a amar a las personas y a amarlas bien. La necesidad

de las relaciones es más fuerte que nunca, así que la iglesia que verdaderamente ama a la

gente siempre tendrá una razón de ser.

Por supuesto, el amor es la regla para todas las iglesias, independientemente de sus otras

habilidades (Juan 13:35; 1 Corintios 13:1). Los que no aman nunca edificarán una iglesia

verdaderamente saludable, por lo que cada congregación debe contar con esta capacidad

entre las cosas que hace bien.

Cinco Sugerencias el cuidado Pastoral en la Iglesia donde el Pastor trabaja solo

El pastor de una creciente iglesia, pero que trabaja solo, aunque desea satisfacer tantas

necesidades de su gente como sea posible, puede llegar a sentirse exhausto y frustrado, lo

que a su vez puede conducir a una baja autoestima. Esto puede afectar seriamente s su

Pastorado.

114
Las siguientes son cinco sugerencias útiles:

1. Organícese para la prestación de cuidados.

Los hogares de los miembros de la iglesia a menudo se agrupan en áreas geográficas.

Este factor le permite organizar su llamado geográficamente. Visite un grupo de casas a

la vez. Algunos miembros de la iglesia tendrán horarios inusuales. Esto puede resultar en

otra agrupación. Algunas personas se encuentran inmersas en situaciones de crisis

(hospitalización, convalecencia, en transición, despidos de trabajo, etc.). Estas personas

forman otro grupo. Decida cómo mejor puede visitar a la mayoría de las personas con

menor cantidad de tiempo entre las llamadas. ¿Cómo puede el teléfono, correo, e–mail

complementar este proceso?

2. Investigue las necesidades de la congregación.

Desarrolle habilidades en consonancia con las necesidades presentes y futuras de su

congregación. Mire a la distribución por edades de su congregación. En los próximos

cinco años, ¿quiénes es probable que se casen? ¿Quiénes tendrán hijos? ¿Quién

comenzará a asistir a la escuela o la universidad? ¿Quién es probable que se interne en un

asilo de ancianos? ¿Quién es probable que muera? Conocer la información lo ayudará a

planificar.

Sin fanfarria ni excesiva indagación, recopile datos sobre las familias dentro de la

congregación. Los hermanos generalmente ofrecen esta información a un ministro de

confianza que sabe usarla respetuosamente.

3. Programe para el cuidado pastoral.

Utilizando el calendario de la iglesia, trabaje con organizaciones eclesiásticas para

proporcionar durante un período de años un menú equilibrado de experiencias de

115
cuidado. Los programas pueden centrarse en el desarrollo personal y espiritual, el

enriquecimiento del matrimonio, la mejora de las relaciones familiares, el manejo del

duelo, y así sucesivamente. Algunos programas se centran en el desarrollo de habilidades

de cuidado. Las personas pueden darse cuenta de que el cuidado es un ministerio de la

iglesia y no el dominio exclusivo del pastor.

4. Tenga un lugar para el cuidado pastoral.

Decida dónde se reunirán cuando alguien solicita hablar con usted. Este lugar debe

permitir la comodidad y seguridad para todos los involucrados. Usted necesitará un lugar

para recibir mensajes telefónicos sin ser oídos. Tenga cerca del teléfono una lista de

personas en la comunidad que puedan ayudar con sus números de teléfono y direcciones.

5. Aprenda de sus registros. El mantenimiento de registros proporciona varios

beneficios. Desde el principio, un pastor recoge datos que sientan las bases para una

relación pastoral en curso. Incluso breves notas después de atender a un llamado, cuando

se comparan con anteriores anotaciones, pueden definir el progreso de una persona a

través de un episodio de dolor. Estos registros ayudan a mantener un flujo en las

conversaciones pastorales.

Cómo conquistar la “cultura del no se puede”1

La verdad A menudo, un líder puede ser uno de los últimos en darse cuenta de que una

“cultura del no se puede” se ha apoderado de sus pensamientos. Después de haber

1 MICHAEL CLARENSAU, Como conquistar la cultura del no se puede, Springfield, Missouri

116
trabajado con gran cantidad de pastores y líderes, muchos de ellos muy frustrados, he

visto que los siguientes rasgos comienzan a paralizar la creatividad y la esperanza.

1. Cuando recibe ideas nuevas con críticas. Los líderes frustrados suelen reaccionar a

las sugerencias con pensamientos negativos iniciales. Aun si más adelante deciden usar la

idea, la reacción negativa inicial revela un mayor nivel de duda que de esperanzas.

2. Cuando desconfía del buen éxito de los demás. Los líderes frustrados pueden

empezar a creer que los éxitos de otros subrayan sus propios fracasos. De modo que el

progreso de otra persona me hace un perdedor. A menudo, estos sentimientos se filtran en

la crítica de los que tienen buen éxito, tal vez acusándolos de poner en peligro los valores

fundamentales o que “hacen trampa” de alguna forma.

3. Cuando usted ha intentado todo y nada da resultado. De vez en cuando hablo con

un líder que insiste en que él lo ha intentado todo. En la mayoría de los casos, no es

posible que haya tenido los recursos para realmente haberlo intentado todo, pero su

cansancio con el fracaso lo lleva a rechazar toda idea o a imaginar que ha tratado de hacer

cosas que nunca ha intentado.

4. Cuando se ha apartado de otros líderes y de oportunidades para obtener

ánimo. Tristemente, muchos líderes atrapados en una “cultura del no se puede” se alejan

de los amigos del ministerio o dejan de asistir a las reuniones de su denominación, donde

pueden oír acerca del progreso de los demás o encontrar ideas útiles. Comúnmente

insisten: “No hay nada allí para mí”, o ven una manera de criticar la reunión que pueda

justificar su ausencia.

5. Cuando su congregación empieza a hacer eco de la frustración. Es triste decir que

muchos líderes frustrados propagan el virus que ha robado sus esperanzas. En tales

117
contextos, los voluntarios tienden a renunciar, y el personal adquiere la misma frustración

del pastor y busca un nuevo ministerio, insistiendo en que “ya no pueden soportar la

forma en que son estas personas”. La verdad es que los pastores encerrados en una

“cultura del no se puede”, o bien se culpan a sí mismos o culpan a su congregación.

Muchos renuncian a su cargo o crean un ambiente insalubre que hace huir a la gente

nueva.

¿Qué medidas puede tomar? El proceso de Elías, de volver a la salud emocional, ofrece

un camino útil para la recuperación (1 Reyes 19).

1. Aliméntese saludablemente y descanse (v. 6). La depresión a menudo afecta el sueño

y los hábitos alimenticios saludables. Usted no es invencible. Cuide su cuerpo y le dará a

sus pensamientos mayor posibilidad de recuperar la salud.

2. Busque estar a solas con Dios (vv. 11-13). Para Elías fue necesario volver a examinar

la grandeza de Dios y ver que Él era más grande que la amenaza actual. A menudo un

pastor frustrado necesita esa misma visión. Las quejas autocompasivas de Elías

finalmente se disolvieron en la renovación del llamado de Dios en su vida.

3. Vuelva por donde ha venido (v. 15). Elías tuvo que arrepentirse de su escape para

volver al camino recto. Regresó por los lugares de donde había corrido en frustración.

Los pastores deben rectificar las cosas que han dicho o las relaciones que pueden haber

dañado en su frustración, y traer su nueva fuerza a cada situación.

4. Vuelva a la obra (vv. 16,17). Como Elías, Dios le dará al pastor renovado un claro

sentido de misión de seguir adelante. En esta fase de recuperación, el pastor podrá ver su

trabajo a través de nuevos ojos y encontrará valor en lugares donde su frustración una vez

bloqueó su punto de vista.

118
Iglesias Grandes Saludables

Mega iglesias1

El pentecostalismo, nacido a comienzos del siglo XX en el seno de los evangélicos

estadounidenses, sería el primer movimiento llamado a disputarle la supremacía a la

iglesia de Roma.

• El secreto de su éxito radica en su capacidad de fundirse con las culturas locales

el pentecostalismo (nacido en 1906 y con cerca de 400 millones de fieles en la

actualidad), es el movimiento cristiano de más rápida expansión en todos los tiempos.

• El carisma es un recurso de ascenso social (Interesante apreciación: ante la

ausencia de dinero u otro recurso de “poder social”, en el mundo religioso el

“carismático” adquiere “lugar social”)

• La Iglesia católica se centra en un ritualismo pasajero

• Los pentecostales se centran en un culto participativo y de cercanía personal

• Los grupos mayoritarios siempre producen grandes vacíos y pierden la mística. Se

confían en su lugar social y olvidan la acción “misionera” (Mons. Marulanda)

El problema no es únicamente el bajo número de sacerdotes, sino de agentes religiosos en

general: diáconos, catequistas, animadores de comunidades, etcétera. A diferencia de las

nuevas congregaciones, la falta de mística evangelizadora entre nuestros fieles laicos nos

ha llevado a la política de atender a los que vienen y no buscar a los que faltan.

Mega-iglesia: congregación protestante con una asistencia promedio semanal que se

mantiene en 2,000 personas o más.

Este tipo de iglesia es el resultado de:

1
Mega Iglesias ( WWW.Cenacat.org/megaiglesias.pdf) 1-2

119
Cambio cultural y patrones sociales en zonas industrializadas, urbanas y suburbanas. -

Fragmentación y recomposición del campo religioso

Las mega-iglesias evangélicas son predominantemente pentecostal-carismáticas (o neo

pentecostal):

• Una gran parte son no-denominacionales

• Su teología es conservadora en la línea del pentecostalismo “evangelical” o Las

mega-iglesias evangélicas son en su mayoría fundamentalistas con una fuerte tendencia

hacia el sectarismo exclusivo que promueve dogmatismo y fanatismo. o Las mega-

iglesias evangélicas tienen estructuras de liderazgo jerárquicas y autoritarias.

• Crecen rápidamente, generalmente bajo la guía de un único pastor, a quienes se

les reconoce un “gran carisma”

• Es autoritario y dominante

• En apoyo al pastor principal hay de 5 a 25 ministros asociados remunerados. o 20-

25 ministros remunerados

• 20-25 encargados de programas remunerados o 150-400 voluntarios (ofreciendo

al menos 5 horas semanales)

Las mega-iglesias evangélicas predican y enseñan el “evangelio de la prosperidad” de

salud, riqueza y felicidad lo cual promueve el capitalismo y el sistema de libre empresa. o

Las mega-iglesias evangélicas apoyan partidos políticos.

MEGAIGLESIAS:

Muchas de las Mega Iglesias han sido criticadas por tener unas particularidades, las

cuales en vez de ser impedimentos para esa iglesia, luego de muchos análisis, se han dado

cuenta de que son sumamente necesarios para el mejor funcionamiento de la iglesia.

120
La mega iglesias ofrecen mejores productos:

Amplio parqueo

Buena música

Excelente sonido

Variedad de ministerios

Personalidades con mensajes sencillos y de fácil aplicación. –

Errores del modelo:

1. Se van convirtiendo en congregaciones exclusivas, no inclusivas.

2. Falta de cuidado pastoral, rechazo a los pequeños grupos. Se presta más atención a las

actividades masivas que a los grupos pequeños. El enfoque está en hacer crecer la

“iglesia”, pero no el Reino.

3. Los pastores se contratan para hacerse cargo de programas y no de personas. Los

voluntarios experimentan agotamiento. El centro es el Pastor, no Cristo.

4. Largos mensajes o conferencias de corte psicologuita, sacrificando el texto bíblico.

Sicología popular más que exégesis del texto. La lectura de la Biblia termina casi

desapareciendo de su celebración.

5. Poco compromiso de sus fieles en diezmos y ofrendas. Sólo un 20% de los fieles

sostenían la totalidad de las finanzas. La mayoría de las personas son “nómadas”. Los

salarios de los pastores se dispararon. Poco enfoque misional.

6. Carencia de una doctrina particular. Todos pueden creer en lo que quieran, incluyendo

a los pastores. La sicología popular evita los problemas doctrinales.

7. Un modelo sostenido por el mercadeo: clientelismo. La mega iglesia nace como el

resultado de un estudio de mercado entre las personas de clase media y alta acerca del

121
tipo de iglesia, programas y actividades que desearían. Nacen del marketing, no de la

missio Dei. La asamblea se transforma en una masa estadio de individuos que demandan

un buen show religioso, pero sin interés en crecer y servir al Reino.

8. Los equipos son conformados por “clones”, líderes domesticados por los mismos

líderes. Ningún líder contratado tiene el valor de contradecir al pastor general.

9. Son iglesias sin proyección misionera y social, toda la energía está enfocada en el

show del domingo.

10. Fuerte énfasis en la “teología de la prosperidad”. La prosperidad es señal de fidelidad

hacia y bendición de Dios.

A continuación, se estarán mencionando otros hechos importantes de las Mega Iglesias

según el artículo y el investigador Ed Stetzer.


1
Cada vez son más las mega-iglesias que están adoptando el modelo de tener una iglesia

con sitios múltiples. Una práctica que se ha convertido en un vehículo probado y rentable

para las iglesias que buscan alcanzar, servir y tener más personas participantes a nivel

local y regional. Según Leadership Network, hay más de 5,000 iglesias en sitios múltiples

a través de Norteamérica con cerca de siete millones de personas que asisten a una multi-

iglesia en todo el país.

Ed Stetzer en la edición anual de 2013 de Outreach Magazine concluyó que los

denominadores comunes entre las 100 multi-iglesias más grandes y, de mayor

crecimiento en Estados Unidos, fueron grupos pequeños y compromiso de la comunidad

a lo largo del año”.

1
Tendencias más importantes de Iglesias con Multi Sitio, (WWW. Cristianos.com)

122
El experimento de sitios múltiples comenzó como una estrategia de remediar problemas

que venían acompañados de la recesión entre las mega-iglesias que no tenían espacio o

que éste estaba restringido por las leyes de zonificación. La práctica se convirtió en la

forma principal de las iglesias saludables para poder acomodar su crecimiento durante la

recesión. A pesar de que la economía mejoró, el modelo de multi-sitios continuó siendo

la opción predominante para el alojamiento y la aceleración del crecimiento en iglesias

saludables.

En 2013 hubo un aumento de las fusiones de sitios múltiples, cambios de nombres de

iglesias, internet campus “online” y la expansión de múltiples sitios internacionales. Estas

tendencias, según Stezter, continuarán. He aquí algunos hechos adicionales emergentes

de las tendencias de las iglesias con multi sitios para el 2014:

1) Las mega iglesias se convertirán en giga-iglesias.

Las mega iglesias están volviéndose más grandes, ya que no se limitan a un solo lugar.

LifeChurch.tv con sede en Oklahoma City es la iglesia más grande de Norteamérica, con

más de 50,000 asistentes a través de 18 sedes en varios estados. Las iglesias más

vulnerables en Estados Unidos son las iglesias de un solo lugar, super – mega- campus

con el envejecimiento de los pastores principales.

2) Ser propietario de ubicaciones en múltiples sitios.

Hasta ahora, la inmensa mayoría de los campus de multi-sitios están en locales

alquilados. Dado que el modelo de multi-sitios se ha movido más allá de un experimento

para una estrategia probada, más iglesias están comenzando a comprar un terreno para

construir nuevos edificios o comprar edificios existentes para establecer varios sitios

permanentes en los campus.

123
3) Nuevas reglas para la construcción de la iglesia.

En una cultura cada vez más hostil hacia la nueva construcción de iglesias, las reglas para

la construcción de nuevos edificios para el uso de templos han cambiado. Los nuevos

edificios de las iglesias que se construyen hoy día son más pequeños, de usos múltiples,

multi-lugar, centrados en la comunidad local y edificios a tono con el medio

medioambiente.

4) La mayoría de las multi-iglesias no están maximizando el modelo.

La mayoría de las 5,000 + multi-iglesias están atrapadas en dos o tres campus porque no

saben cómo o no están dispuestos a hacer los cambios organizativos necesarios para

aprovechar plenamente el modelo de multi-sitios. La mayoría de las multi-iglesias siguen

funcionando como una iglesia de un solo sitio con campus en lugar de una iglesia del

campus.

5) Multi iglesias con cuatro o más campus.

A pesar de que la mayoría de las multi-iglesias no están maximizando plenamente el

modelo de varios sitios como se mencionó anteriormente, son más las que están

creciendo más allá de tres campus. El cuarto campus es el que por lo general obliga a las

iglesias a cambiar su estructura que los posiciona para aprovechar al máximo el modelo y

crecer incluso más allá de los cuatro campus. Estas iglesias de cuatro o más recintos

suelen tener un director a tiempo completo para varios sitios en el equipo de liderazgo, un

pastor de campus dedicado en el campus original y un sistema de apoyo central bien

definido.

6) Confundir los multi-sitios con la plantación de iglesias.

124
Aunque el resultado de la plantación de iglesias y multi-sitios son los mismos – nuevas

congregaciones, la plantación de iglesias y escuelas para varios sitios no son la misma

cosa. Hay diferencias geográficas, de recursos y administrativos. La falta de claridad y

comprensión en torno a estas diferencias causa un montón de problemas innecesarios en

las multi-iglesias. Algunas de las multi- iglesias más eficaces también han creado redes

con éxito en la plantación de iglesias porque entienden las diferencias y han diseñado

estrategias diferentes para ellos.

7) Se habla español.

Las mega iglesias con sitios múltiples están a la vanguardia en la plantación de

congregaciones locales que tienen una mayor diversidad económica, racial y étnica,

especialmente en las comunidades hispanas. Estas no son las iglesias étnicas tradicionales

“utilizando un edificio de otra iglesia”, sino diversas congregaciones bajo la bandera de

una iglesia en múltiples congregaciones con diversas razas y diferentes pastores en

campus que forman parte del personal de la iglesia.

8) Multi-sitios para varios equipos de enseñanza.

Ya sea que se utilizan sermones de vídeo o no, hay un creciente deseo de desarrollar

equipos de predicación enseñanza para fortalecer la enseñanza de la Iglesia, el desarrollo

de maestros y sucesores potenciales al tiempo que aumenta la profundidad total y la

amplitud de la instrucción bíblica.

9) Las solicitudes de multi-sitios de entrenamiento.

Hay un creciente grupo para el entrenamiento de multi-sitios que supervisan mes a mes

una iglesia en múltiples sitios en crecimiento. Un entrenador que puede ayudar a las

125
iglesias y van de dos a cinco y diez campus. Alguien que puede ayudarles a evitar los

“baches” y mejorar el desarrollo de multi-sitio

¿Cuáles son los errores incurridos en las Mega-Iglesias en Latinoamérica?1

Pero hay más errores que han sucedido en las mega iglesias de América Latina, y las

quiero numerar. Permítanme, pues, mencionar algunas de las principales razones de la

decadencia del modelo de mega iglesia, para que las nuestras pongan sus barbas en

remojo.

Primero: Atracción de ya convertidos en lugar de conversiones. En América Latina el

énfasis en los buscadores sensibles perdió su enfoque con el tiempo, pues empezaron a

atraer a más convertidos heridos y decepcionados de otras iglesias. Perdieron tal enfoque

cuando dejaron de inculcar entre sus miembros el modelo de un evangelismo por

atracción (invitar gente a la iglesia). Pues al invitarles, nadie les mostraba interés, no se

les hacía un seguimiento, ni se hacían cargo de sus necesidades pastorales. Con el tiempo

la cantidad de visitantes mermó, y la congregación se tornó más exclusiva que inclusiva.

Segundo: el cuidado pastoral se convirtió en algo escaso. Algunas mega iglesias no

desarrollaron un ministerio enfocado en grupos pequeños. ¿Cómo se puede atender las

necesidades pastorales de miles de personas? Al menos en grupos pequeños se puede

brindar cuidado. Sin embargo, al prestarse más atención a las actividades masivas que a

los grupos pequeños, estas iglesias empezaron a declinar más rápidamente. Se les olvidó

que una iglesia grande crece siendo pequeña. Mientras me pregunto: ¿quién cerrará la

puerta trasera? Otras iglesias han adaptado modelos abusivos como los modelos de los

12, G12, G8, o el de la visión. Piden total lealtad, compromiso y entrega, y se llega a

1
Osias Segura Guzmán, ¿Existen peligros en la Mega Iglesias? [8 de septiembre, 2017}, 227-234

126
sacrificar a la familia, el empleo, y la salud de las personas. En algunas de estas iglesias

se solicita que todo aquel y toda aquella que sea parte del proceso, firme un «contrato de

la corporación celestial», donde la persona se somete a una total obediencia al pastor-

apóstol mediante una alianza espiritual. ¡Y qué hay de Cristo? Abusos espirituales y de

poder se cometen con estos modelos, todo por el crecimiento de la iglesia, pero no del

Reino.

Tercero: se contrata a los pastores para que se hagan cargo de los programas y no

para brindar cuidado a personas. ¡Terrible error! La iglesia se trata de gente, no de

unos programas. Por un lado, hay que tener claro que el pastorado es un don espiritual no

un título: los pastores brindan cuidado pastoral. Por otro lado, los voluntarios recargados

de trabajo sufrían agotamiento. No tenían un pastor que les mostrara cuidado, ni

responsabilidad. Debían esperar cita de hasta dos meses para reunirse con alguno de sus

pastores. Por último, los pastores generales (e., celebridades, pastores carismáticos, ceos,

[chief executive office, ‘directores ejecutivos’]) encontraron que la gente los seguía a

ellos, pero no a Cristo. ¿Quién predica este domingo? Al mermar la aparición de

personalidades que manejaban el espectáculo, disminuyó la asistencia a los cultos.

Cuarto: los largos mensajes o conferencias (pues no se usa más la palabra sermón)

han sido el plato fuerte de las mega iglesias, y pronto empezaron a encontrar sus

limitaciones. Tales mensajes son de corte psicologuita ―se basan en la sicología popular

en lugar de las Escrituras― y llegan a sacrificar el texto bíblico. Es decir, tales

conferenciantes pasaban más tiempo leyendo libros de sicología popular que practicando

una buena exégesis del texto bíblico. Este énfasis llegó a impactar con el tiempo en la

pobre capacitación bíblica de sus miembros. Incluso en algunas de las mega iglesias la

127
lectura bíblica desapareció de su liturgia o servicio. La gente llegó a saber más de pobre

sicología aplicada que de principios bíblicos para su vida cristiana. La enseñanza bíblica

es pobrísima.

Quinto: su amplio real state (el mantenimiento o costo de sus propiedades) llegó a

matarlas financieramente. Algunas de estas mega iglesias, al no requerir a sus

miembros, provocaron que muchos de ellos nunca se comprometieran con sus diezmos y

ofrendas. Tal vez el 20 % de los asistentes servían en ministerios y sostenían las finanzas

de la iglesia. Los demás parecían ser visitantes recurrentes sin ningún compromiso. Eran

como nómadas que cada domingo rotaban de mega iglesia en mega iglesia. Nuevos

creyentes: ¿quién se comprometería en una iglesia donde a nadie le importa si yo existo?

Los grandes edificios e instalaciones se convirtieron en algo difícil de mantener.

¡Cayeron en un círculo vicioso! No se pueden contratar más pastores para atender a los

no atendidos (el 80 % de los asistentes) pues las instalaciones, y los altos salarios de las

celebridades y otro personal se tragaban lo que el 20 % de sus asistentes donaban. Eso

motivó a que la iglesia empezara a ser administrada como una empresa en vez de ser un

instrumento para el Reino. Cada vez la estructura empezó a perpetuarse en sí misma, y a

darse menos enfoque misional como en el evangelismo y el discipulado.

Sexto: Al carecer la mega iglesia de una doctrina protestante (histórica) particular,

todos eran bienvenidos a creer lo que quisieran creer. Por tanto, nadie sabía en qué se

creía, ni en qué se debía creer, y, entre estos, los mismos pastores. Esto se agudizaba en

aquellas iglesias donde sus pastores carecían de una formación teológica sólida, que son

la mayoría. Y al atraer estas iglesias a personas de otras iglesias, se empezaron a generar

diferencias que impidieron mantener la tolerancia. Se convirtió en imperativo consolidar

128
una doctrina, y aquellas iglesias que lo hicieron debieron decir sí a ciertos criterios y no a

otros. Al producirse esta consolidación doctrinal sus miembros disminuyeron por

diferencias irreconciliables. La razón de todo esto es que la sicología popular es el plato

más sencillo de preparar en sus predicaciones.

Séptimo: El mercadeo se convirtió en la herramienta más importante para diseñar

su modelo. Al preguntarle a la gente de clase media sobre el tipo de iglesia, programas y

actividades que desearían, se generó la mega iglesia. De esta manera vale la pena

aseverar que la mega iglesia es producto del marketing, nunca de la misión de Dios. La

iglesia respondió a las inquietudes del mercado, y con tal de satisfacer ese mercado

sacrificó la identidad transformadora del Evangelio. ¿Qué hay de la misión de Dios? La

iglesia es la agente del Reino en el mundo, no el teatro de doctrinas escogidas para no

ofender a nadie. Al valorarse las expectativas de los buscadores por encima de la ética

bíblica, la comunidad se convierte en una masa estadio de individuos que demandan un

buen espectáculo religioso, pero sin el más mínimo interés de crecer y servir en un

mundo quebrantado que necesita de Cristo (pues así fue como aprendieron el significado

de la vida cristiana).

Octavo: Decisiones tomadas por una pequeña cúpula de poder. A los pastores

generales de las mega iglesias les gusta hablar de trabajo en equipo. Sin embargo, cuando

el pastor y su esposa son los pastores generales, las decisiones se toman en la alcoba y no

con los otros pastores. Ninguno de estos líderes contratados tiene el valor de contradecir

al pastor general, pues es un equipo jerárquico, y no democrático. ¿Es eso trabajo en

equipo? ¿Quién contrata y despide a los pastores en las mega iglesias? El trabajo en

equipo requiere de una organización plana, nunca jerárquica.

129
Noveno: Poco énfasis en misiones transculturales. A pesar de ser iglesias con cierta

pasión por afectar a la sociedad con el Evangelio, su apoyo a las misiones o ministerios

transculturales es mínimo. Su enfoque no está allá, sino aquí. Toda la energía está

enfocada en el espectáculo del domingo. El presupuesto habla por sí solo. Es increíble

notar el presupuesto operativo de estas iglesias, en comparación con el presupuesto que

brindan a los misioneros, y a los programas sociales. El hecho de estar gorditos no

significa que estemos sanos.

El décimo y último aspecto es ese fuerte énfasis teológico en la prosperidad en

algunas de las mega iglesias, sobre todo de cortes neo-pentecostales. ¡La teología eje

de estas iglesias es la prosperidad! Si uno prospera es señal de su fidelidad hacia Dios y

de que ha recibido su bendición. Prometen a todos poder prosperar si siembran con fe.

Sin embargo, es interesante que algunas de estas iglesias explican (no muy abiertamente)

que los que reciben tal promesa de prosperidad necesitan de ciertos requisitos espirituales

y morales cercanos a la descripción ético espiritual de San Francisco de Asís. En otras

palabras, yo puedo sembrar todo lo que pueda, pero si no prospero es por algún pecadillo

que he cometido en mi vida (pecado aun de omisión que la misma persona pueda

ignorar). ¡La cosa es que no hay forma de perder ni ganar en este negocio de argumentos

en cuanto a la siembra y la cosecha!

Conclusión. Aunque hay algunas cosas positivas que se podrían señalar de las mega

iglesias, el peligro es grande a menos que se corrijan estos puntos. ¿Están sus pastores

dispuestos a escuchar y querer corregir estas deficiencias para fortalecer su iglesia al

servicio del Reino?

130
Mega Iglesias
1
Las mega iglesias protestantes desde baptistas hasta evangélicas e, incluso,

aconfesionales— cada vez son más abundantes, reúnen a miles de feligreses cada semana

en Estados Unidos y manejan presupuestos anuales que varían entre 10 y 60 millones de

dólares anuales, escribe El Confidencial. ¿Cómo logran ser tan atractivas?

Algunos templos, como Saddleback (California) o Lakewood (Texas), fomentan "el

cristianismo personalista y modernizado" y sus elementos comunes son "un líder con

carisma y telegenia, un gran despliegue técnico y musical y sermones modernizados",

cuyo mensaje espiritual está tan simplificado y claro como en "una presentación de

Power Point".

En sus cultos se observa un espíritu libre y familiar, la presencia de dispositivos

electrónicos y de música moderna, mientras que se prescinde del "silencio sepulcral". Los

feligreses pueden acudir con la ropa que deseen, chatear, comer o quedarse en el jardín y

atender al pastor a través de una gran pantalla, cuyos mensajes se doblan en otras

lenguas. Además, las congregaciones disponen de enormes infraestructuras con

aparcamientos, guarderías y otros servicios.

Con todas estas comodidades, tratan de lograr un "ambiente distendido, pero educado",

en donde se pueden apreciar "sonrisas, ropa limpia de sport, pieles bronceadas y joyas

discretas", "como en un

1
Las mega Iglesias de EU. tienen la fórmula perfecta para captar fieles. [WWW.
Elconfidental.com,5 de mayo,2016)

131
anuncio de televisión", describe Saddleback, la séptima iglesia más grande de EE.UU., en

donde se juntan "negros, blancos, asiáticos y latinos" para generar "diversidad y buena

onda".

"Una fórmula perfecta para el creyente contemporáneo"

El Confidencial indica que, "como los grandes centros comerciales", las mega iglesias

parecen haber encontrado "la fórmula perfecta para el creyente contemporáneo de las

grandes zonas suburbanas".

Los sermones son más entretenidos y aplicables a la vida cotidiana y la figura de pastor,

que es más bien un consejero, terapeuta y amigo, resulta más cercana. Asimismo, el

feligrés es libre en elegir su grado de su participación: desde solo asistir a cultos hasta

formar parte activa de la comunidad e, incluso, llegar a predicar, opciones "muy en

sintonía con la experiencia 'a la carta' a la que está acostumbrado el consumidor

moderno".

Una de las fieles explica que acuden porque "nos sentimos aceptados", ahora que sus

hijos son adolescentes y "lo ponen mucho más fácil para ellos", quiere que "conozcan a

Dios, pero no quiero traerlos a rastras", así que se siente satisfecha porque "aquí hay una

carpa especial para niños y adolescentes, donde les adaptan el sermón" y realizan otras

actividades.

Las personas que acuden a esas iglesias tienen un marcado sentimiento de comunidad y

pertenencia. "Es muy importante que, a pesar de ser decenas de miles, nuestros feligreses

se puedan sentir útiles"; debido a que "necesitan sentir que su experiencia se valora" y

"sirve para algo", por eso pueden crear o integrarse en un ministerio que tenga que ver

132
con sus vivencias, desde "un divorcio difícil" hasta "la pérdida de un ser querido",

comentan desde la administración de Saddleback.

Iglesias en Crecimiento

Indicadores de Crecimiento

A continuación, presentaremos un estudio estadístico realizado del 2013 y 2016. Unos

resultados bien interesantes.


1
Thom Rainer y su equipo realizo una muestra aleatoria de 1,000 iglesias

norteamericanas con datos del 2013 y 2016. El margen de error de la investigación es de

+/- 3.1%. Es un estudio preciso. Es un estudio muy preciso.

Así que vamos a tomar unos momentos y mirar las iglesias cuya asistencia de culto

promedio creció del 2013 al 2016. Aquí presentamos cinco de los sorprendentes

descubrimientos de esta investigación:

1. Más de un tercio de las iglesias están creciendo. La sabiduría convencional dice

que el 80% de las iglesias están decreciendo o estancadas. Nuestra investigación muestra

que ese número o es un mito o ya no es relevante. Entre las 1,000 iglesias que

seleccionamos al azar, “solo” el 65% está decreciendo o está estancada. En otras

palabras, el 35% está creciendo.

2. Si una iglesia está creciendo, es muy probable que esté creciendo más rápido

que la comunidad en la que se encuentra. De hecho, el 91% de las iglesias en

crecimiento están superando el crecimiento de su comunidad. ¡Ese es un número enorme!

1
Thom Raider, 5 sorprendentes descubrimientos sobre la iglesia en crecimiento, (3 de octubre
del 2017)

133
Y es realmente una buena noticia si logramos mover nuestras iglesias de la disminución

al crecimiento.

3. Hay una buena representación de iglesias que están creciendo y son

evangelística mente eficaces. Por supuesto, el porcentaje del total de iglesias en esta

categoría es bajo, pero tenemos suficientes números como para realizar investigaciones

de inmersión más profunda en muchas de las iglesias individualmente. Esta información

puede resultar ser una de las más relevantes y poderosas, especialmente desde la

perspectiva de la renovación del evangelismo en nuestras iglesias.

4. El crecimiento y la efectividad evangelística no se limitan a un área

geográfica. Por el contrario, vimos una muy baja correlación entre la región geográfica y

la efectividad evangelística. Considero que esa información da mucha esperanza, porque

nos dice que la demografía y la ubicación geográfica no suelen ser limitaciones para las

iglesias.

5. Ya no podemos usar la membresía en nuestras métricas para las iglesias. En

la mayoría de los estudios sobre una gran cantidad de iglesias, no sirve de mucho usar la

membresía como una métrica. Muchas iglesias tienen listas de miembros infladas, llenas

de miembros ausentes y fallecidos. Otras iglesias ni siquiera se molestan en medir la

membresía. Esta realidad nos obliga a usar la asistencia al servicio o culto como nuestra

métrica básica. Es la más común y, por lo general, la métrica más precisa que mantienen

las iglesias.

Como nota final en esta publicación, me sorprendió mucho este resumen de métricas.

Creo que a ti También te sorprenderá.

134
• El 31.8% de las iglesias están creciendo, y están creciendo más rápido que sus

respectivas comunidades.

• El 3% de las iglesias están creciendo, pero no tan rápido como sus respectivas

comunidades.

• El 4.2% de las iglesias están decreciendo o estancadas, pero no están

disminuyendo tan rápidamente como sus respectivas comunidades.

• El 61% por ciento de las iglesias están decreciendo o estancadas, y están

decreciendo más rápidamente que sus respectivas comunidades.

Crecimiento de Iglesias

Indicadores de Crecimiento

Revista Time destaca crecimiento de iglesias evangélicas en E.U.1

La población latina en Estados Unidos se convierte cada vez más en evangélico como

medio de asimilación social, de acuerdo con un artículo de Elizabeth Días para la revista

Time, titulado ¡Evangélicos! Los latinos evangélicos representan el segmento de mayor

crecimiento entre los millones de estadounidenses que asisten a la iglesia.

De acuerdo con el Foro de Religión y Vida Pública del centro de investigación Pew, más

de dos tercios de los 52 millones de latinos en Estados Unidos son católicos, pero se

estima que ese porcentaje podría estar más cerca de la mitad en 2030.

Entre los jóvenes, este abandono de la Iglesia católica es aún más rápido y son los índices

de inmigración los que han forzado al Vaticano y a la Convención Bautista del Sur a

considerar la situación. Mientras muchas iglesias anglosajonas batallan por mantener a

los miembros de sus congregaciones, otras como El Calvario en Silver Spring Maryland

1
Revista Time destaca crecimiento de la iglesia, (www.acontecimeintocristiano.net,marzo,2013)

135
están en ascenso. En 18 meses, se ha duplicado la cantidad de personas que asiste a los

servicios religiosos y ahora atienden a 800 creyentes que se consideran evangélicos.

La explosión de los evangélicos está ligada íntimamente con los movimientos de

inmigración. Este grupo es socialmente más conservador que los hispanos en general,

pero son más ágiles para pelear por causas de justicia social. Creen en los milagros, pero

están mucho más dispuestos a modificar las reglas eclesiásticas para incluir a las mujeres

en los deberes de la Iglesia e invitar a otros grupos étnicos en sus filas.

Los católicos en América Latina eran el 81% de la población en 1996 mientras que los

protestantes eran el 4%, según el Latino barómetro, una empresa de sondeos chilena. El

artículo de Time indica que en 2010 la población protestante ya era del 13% y la católica

cayó al 70%.

La Roca de la Eternidad es una iglesia de Maryland que recibe a 700 personas durante

alguno de sus tres servicios semanales. En el corredor hay banderas de los países de

origen de la congregación que incluyen El Salvador, Guatemala, Honduras, Ecuador,

Nicaragua, Costa Rica, Panamá, México y Colombia. Pero si hay una congregación que

ha logrado pasar de un barrio inmigrante una mega iglesia estadounidense en forma, es la

Iglesia del Pacto de la Nueva Vida de Chicago. En 2000, tenía 100 miembros, todos

hispanohablantes, pero actualmente más de 17,000 personas asisten a una de las cuatro

sedes de la iglesia y nueve de sus 11 servicios semanales son en inglés.

Una de las razones que menciona el artículo de Time sobre por qué hay que observar de

cerca al movimiento latino evangélico es por su enorme carisma. Esto significa

la creencia en milagros, la curación ritual, la intervención divina y un mundo espiritual

activo. La mayoría de las iglesias evangélicas son relativamente nuevas y aún están

136
buscando su lugar en un país en donde muchos miembros de la congregación no son

ciudadanos. Las iglesias suelen ser centros de salud para gente con pocos beneficios de

cuidado médico, actúan como comedores para gente sin alimentos y como casa para

quienes huyen de la violencia en las calles.

Prioridades en Nuevas Iglesias de rápido Crecimiento

Ed Stertzer, el misiólogo y director del Centro de Investigaciones Misioneras en la Junta

de Misiones de Norteamérica, de la Convención Bautista del Sur nos trae un estudio

sobre el rápido crecimiento de las Iglesias. Presenta, además algunas estadísticas, las

cuales nos harán ver más claramente la problemática del crecimiento de las Iglesias.
1
Las nuevas iglesias que crecen rápidamente dan prioridad al evangelismo. Por ejemplo,

80% de las iglesias de rápido crecimiento ponen el 10% de su presupuesto hacia el

evangelismo, en comparación del 42% de las iglesias que luchan por sobrevivir que

comprometen este porcentaje. Las iglesias de rápido crecimiento usan también más

estilos contemporáneos de adoración, que son más apropiados culturalmente a los

inconversos que están tratando de alcanzar.

Otros hallazgos significativos que diferencian a las nuevas iglesias de rápido crecimiento

de aquellas que luchan por sobrevivir durante el período de tres años posterior a su

lanzamiento, incluyen:

1. Sólo 9% de los fundadores de iglesias de rápido crecimiento reciben apoyo de

salario después de cuatro años; 44% de fundadores de iglesias que luchan por sobrevivir

reciben apoyo después de los tres años.

1
Ed Stertzer, Improving the Health and Survivability of New Churches, (Leadership Network, used
with permise)

137
2. 63% de los fundadores de iglesias de rápido crecimiento levantan fondos

adicionales para la fundación de la iglesia. Sólo 23% de los fundadores de iglesias que

luchan por sobrevivir levantan fondos adicionales.

3. Los fundadores que dirigen nuevas iglesias de rápido crecimiento tienen más

libertad para expresar su propia visión, elegir su propia audiencia meta, y tienen más

libertad para el manejo de las finanzas.

4. Las nuevas iglesias de rápido crecimiento tienen un personal pastoral múltiple,

pagado. Dos miembros pagados del personal fue una mayoría entre las nuevas iglesias.

5. Una mayoría de las nuevas iglesias de rápido crecimiento utiliza dos o más

voluntarios como parte del equipo de fundación previo al lanzamiento de la iglesia.

6. Las nuevas iglesias de rápido crecimiento utilizan más familias que colaboran en

la fundación que las nuevas iglesias que luchan por sobrevivir.

7. Las nuevas iglesias de rápido crecimiento usan tanto cultos previos al lanzamiento

como pequeños grupos para constituir el grupo nuclear de inicio.

Hablemos de los Desafíos de Crecimiento

El papel de los Lideres en el Crecimiento de la Iglesia

Esta fuera de toda discusión que la iglesia debe crecer. También está fuera de discusión

que este crecimiento debe ser integral con todo lo que ello implica. Por eso un tema

como no puede pasar por alto la responsabilidad que los lideres tenemos en este proceso

de desarrollo eclesial. Varias maneras en que los líderes son responsables del

crecimiento de la iglesia son:

Establecer una visión clara de crecimiento integral. Somos los líderes quienes

guiamos a la congregación en el proceso por eso no podemos ser ciegos guiando a otros

138
ciegos. El liderazgo pastoral necesita articular con toda claridad cuál es el camino por

donde debe la iglesia moverse en este tiempo. La brújula es la Escritura, el mapa de ruta

debemos hacerlo nosotros.

Reconocer los principios bíblicos que sustentan el crecimiento. No debemos hacer las

cosas caprichosa o circunstancialmente sino movernos guiados por principios bíblicos no

negociables. Aquí es donde se formula una filosofía bíblica de crecimiento que nos

permite en un momento dado decidir lo que más se ajusta a la Palabra de Dios. Es fatal

cuando improvisamos decisiones que más tarde se revierten contra nosotros o la iglesia.

Organizar las estructuras y estrategias que faciliten el crecimiento de la iglesia. Nos

toca también la responsabilidad de desarrollar no sólo la visión y filosofía del crecimiento

integral sino definir de qué manera vamos a ponerla en práctica y qué estructuras

facilitarán el proceso.

Mantener una constante supervisión sobre el proyecto de crecimiento integral. Aquí

es, por lo general, donde más fallamos. La supervisión es una tarea inherente a nuestra

función pastoral (cf. el término obispo = supervisor). No basta con definir la visión,

filosofía, estructuras y estrategias si no hay quien supervise el desarrollo del proceso.

Misiones y su efecto en el crecimiento

¿Qué es una Misión?1

Una misión (del latín "missio" enviar) es un llamamiento de una autoridad superior, una

orden de lo alto que uno recibe bajo autoridad para llevar a cabo una obra, no un proyecto

propio de nuestra propia mente. Lo que determina que una obra en particular, o un

1
Carlos Padilla, ¿Qué es una misión??Cuando una misión de Dios? ¿Cuál es nuestra misiom?
Jesucristo.net (2013)

139
ministerio cristiano es una misión, en el mundo cristiano es el llamamiento del Espíritu

Santo en cada uno de nosotros. El Espíritu Santo es la autoridad superior, quien nos llama

y pone bajo Su poder. Pero hay más. La misión que recibimos es nuestro timón, el norte,

la fuerza que nos dirige en la vida, la que hace que nuestro corazón palpite con pasión de

Dios. Cada cristiano recibe uno o varios dones del Espíritu que podrá comprobar en la

Biblia si son de Dios. Ese llamamiento es irresistible, pues es de Dios. La cuestión es si

debido a una filosofía de misión inadecuada consideramos que nuestro llamamiento,

nuestra misión es o no relevante para Dios y para la Iglesia. El hombre sin una misión

está perdido, sin rumbo, no sabe para que vive y se siente fracasado e inútil, no vive, solo

sobrevive.

Jesucristo es sin duda alguna la persona de la historia que ha llevado a cabo la mayor

misión jamás cumplida: la salvación para vida eterna de aquellos que creen en Él como el

unigénito hijo de Dios, como Dios mismo, y quienes Le esperan en Su Reino. Una vez

dio Su vida en la Cruz y resucitó, venciendo el poder del pecado –la muerte– y ganando

para nosotros la vida eterna, nos dejó una misión que cumplir, la cual conocemos

como La Gran Comisión: Mateo 28:16-20.

Cada cristiano tiene, sin embargo, un llamado, uno o varios dones que el Espíritu Santo

ha puesto en su vida para llevar a cabo la misión específica, la cual es parte integrante de

la Gran Comisión, que abarca todo el tiempo y todas las misiones que incluye.

¿Cuándo una misión es de Dios?

Una misión es de Dios cuando glorifica a Dios por medios Bíblicos. Los valores Bíblicos

para una filosofía de misión incluyen el reconocimiento de que la misión es de Dios, no

140
nuestra, y que es por lo tanto sobrenatural, pues Dios equipa a los que llama; no

dependemos de nosotros mismos.

¿Cuál es nuestra misión?

Ante todo, uno debe conocer y tener una filosofía de misión, lo cual es sumamente

importante porque determina el objetivo personal y congregacional en la misma. Cada

cristiano depende de lo que incluye y cree que es su misión. Pero la cuestión es si ésta es

Bíblica, si se sostiene e incluye los conceptos Bíblicos como base misional. Además,

debe integrarse en la realidad contemporánea, poder aplicar el valor Bíblico de las

enseñanzas de Jesús a los apóstoles, en nuestros días.

Por otra parte, ha de ser considerada misión de Dios, estar dirigida por el Espíritu Santo.

Si esta filosofía se adapta bien al contexto cultural, local, circunstancial, y se usan bien

los dones del Espíritu, y colabora con las organizaciones misioneras y otras iglesias para

conseguirlo, permanecerá en continua reforma, según la cultura y la época a nuestro

alrededor cambie, sin alterar el mensaje del Evangelio. La misión finalmente ha de ser

para la gloria de Dios.

El Señor siempre está con nosotros hasta el fin del mundo.

Con estos requisitos, el cristiano tiene las garantías de que saber si la llama misionera que

arde en su corazón es de Dios.

Primero, porque lo ha recibido como parte de su llamamiento cuando recibió a Jesucristo.

Segundo, porque es recurrente, no puede vivir sin llevarlo a cabo. Tercero, porque ha

comprobado que es Bíblica. Cuarto, porque tras haber orado y ayunado dejando la misión

en las manos de Dios, ésta sigue siendo un llamamiento, aunque no disponga hoy de

todos los recursos para llevarla a cabo, y Dios capacita al que llama. Quinto, porque ha

141
recibido señales de parte de Dios, la cuales han sido pedidas en oración. Sexto, porque lo

ha compartido con los hermanos de la iglesia y ha encontrado el apoyo para llevarlo a

cabo, y lo han entendido como de Dios. Y, séptimo, porque su misión es para la gloria de

Dios.

Dimensión individual y corporativa del crecimiento.

La integridad del proceso de crecimiento eclesial también incluye tanto la dimensión

individual como corporativa del crecimiento. Los creyentes están llamados a crecer

como individuos. El apóstol Pedro (2Pedro 1:5-7) señala que cada creyente debe poner

toda diligencia por añadir:

a su fe, virtud

a la virtud, conocimiento

al conocimiento, dominio propio

al dominio propio, paciencia

a la paciencia, piedad

a la piedad, afecto fraternal

y al afecto fraternal, amor.

El apóstol enseña que este crecimiento proporciona tal firmeza al creyente que nada lo

podrá mover de su fe (no caerá jamás). Es responsabilidad de cada uno buscar

vehementemente este crecimiento. Ninguna excusa puede ser argumentada para explicar

la falta de crecimiento personal.

Por otro lado, la Biblia también nos dice que la iglesia debe crecer corporativamente.

Mal podría un creyente concentrase sólo en su propio crecimiento. Dios condena esta

actitud egoísta. Debemos velar por la edificación unos por otros (Romanos 14:19; 15:2;

142
1Tesalonicenses 5:11). Son muchos los pasajes que usan la forma reflexiva unos a otro

para indicar esta responsabilidad mutua (Romanos 12:10, 16; 13:8; 15:7, 14; 1Corintios

16:20; Gálatas 5:13). La dimensión del crecimiento corporativo no sólo enfoca la

edificación mutua, sino la responsabilidad que tenemos de servir a todo el cuerpo con

nuestros dones y ministerios (Efesios 4:12, 16). Entonces, así como se hace necesario

indicar el perfil de iglesia sana según el Nuevo Testamento, también es necesario indiciar

el perfil de un creyente sano según el Nuevo Testamento.

Crecimiento de las Misiones en las Iglesias

El crecimiento como hemos visto es una característica de la naturaleza de la iglesia. El

Señor quiere un pueblo que esté interesado en enviar obreros-segadores a un mundo en

que la cosecha de alma es abundante. Él quiere una iglesia que este todo el tiempo

buscando la forma de alcanzar al perdido, y que este a la misma vez creciendo en número

y en calidad de dedicación.

Menciona el Pastor Don Derrick en su artículo, 1que cuando analizan la misión de Dios

para la iglesia, los líderes deben ser sensibles a la tensión experimentada por las personas

que se sienten amenazadas por los términos misionero, con propósito, postmoderno,

ministerio de encarnación, o incipiente.

Desde un contexto evangélico y pentecostal, debemos estar claros en que las iglesias

misioneras se ocupan de ganar a los perdidos por las mismas razones que Jesucristo vino

a “buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10). Los perdidos están perdidos,

condenados a la eternidad sin Cristo en el infierno. Ellos le interesan a Dios y deben

interesarnos a nosotros. Los líderes misioneros que se concentran en el objetivo principal

1
Don Derrick, como cultivar una actitud mental misionera [enrichmentjournal@org, abri,2015]

143
no se moverán fácilmente hacia el abandono de la doctrina. ¿Qué pudiera ser más bíblico

que alinearse con la misión de Dios al predicar el evangelio y ganar a los perdidos para

Jesucristo?

Cultivar una actitud mental misionera requiere poner en práctica modelos no

amenazantes que ayuden a los líderes de la iglesia a llegar a una conclusión realista del

ministerio. Esos modelos también los ayudan a sentirse seguros acerca del pasado,

objetivos acerca del presente y motivados acerca del futuro. Esa no es una tarea fácil

porque el camino del cambio está lleno de baches sensibles, a menudo en la forma de

vacas sagradas que los líderes deben evitar con cuidado mediante la dirección

especializada. Esos baches pueden fácilmente desintegrarse y convertirse en

hundimientos que detengan por completo el progreso.

Los pastores necesitan constante supervisión en sus habilidades que les permita llegar a

tener una mejor visión que pueda ayudar a los miembros a concentrarse en el destino,

atenuando así los baches hallados a lo largo del camino. Los líderes deben recordar que

son bíblicas las estrategias misioneras. Las estrategias misioneras siguen las mejores

tradiciones de la fe cristiana al dar prioridad a la guía de las personas a una relación

personal con Jesucristo.

Cuando repasan o preparan sus informes anuales, las iglesias tienen que hacer las debidas

preguntas. En vez de, ¿pudimos empapelar las paredes de los baños, volver a pavimentar

el estacionamiento, y mantener equilibrado el presupuesto?, una mejor pregunta sería,

¿cuánto de nuestro presupuesto invertimos en el evangelismo, en ganar a aquellos de

nuestra comunidad que no conocen a Jesucristo? En vez de, ¿pudimos llenar las plazas de

voluntarios en nuestros 47 programas para mantener ocupada a nuestra gente en la iglesia

144
las veinticuatro horas del día los siete días de la semana?, una mejor pregunta sería,

¿evaluamos cada oportunidad de ministerio a la luz de nuestra declaración de misión, y

nuestros propósitos y principios fundamentales para asegurar que estamos en la debida

armonía con la misión de Dios? ¿Cómo pueden los pastores y las iglesias aferrarse a la

tradición mientras pasan por alto el campo misionero que los rodea? Al hablar como

alguien que valora la historia y la tradición, mi tendencia es valorar esas cosas que no han

sido significativas para mí. En asuntos de la fe y de aquellas cosas que facilitaron mi

formación espiritual, un fuerte vínculo emocional afecta mis sentimientos.

Un reto es ayudar a una generación más joven de pastores a celebrar realizaciones y aun

alguna de la nostalgia del pasado, mientras se edifica en el presente con la mirada hacia el

futuro. Requiere más paciencia, destreza, y diplomacia que la que algunos están

dispuestos a ejercer para permitir cierto recuerdo que nos ayude a edificar sobre los

fundamentos del pasado. Esa no es una tarea fácil. A veces aun los líderes más

cuidadosos y convincentes tienen dificultad para presentar una visión del futuro cuando

tantas personas ponen los ojos en el retrovisor.

Una iglesia saludable verá la evangelización de la comunidad como su principal misión.

Las iglesias misioneras aceptan la idea de que el reino de Dios son personas, no un lugar

(edificio o denominación). Esas iglesias viven los principios bíblicos de la misión dentro

del contexto cultural del lugar en que la gente vive. Esto contrasta con la perspectiva

tradicional norteamericana de la iglesia como un lugar donde se celebran cultos

religiosos, principalmente para satisfacer las necesidades que siente la congregación. Eso

describe la posición de muchas iglesias de las Asambleas de Dios que informan pocos de

sus conversiones o bautismos.

145
Aunque algunos ministros y algunas iglesias se consideran amigables, sus cifras indican

que ser amigables los unos con los otros no son en sí mismo una estrategia que gane a los

perdidos. Tanto la asistencia como los presupuestos revelan la desagradable verdad de

que muchas de nuestras iglesias están más interesadas en mantener lo que está ocurriendo

dentro de las cuatro paredes de su edificio que en traer personas de afuera.

Parece significativo que el día de Pentecostés el Espíritu Santo sacó a los creyentes de la

relativa comodidad y seguridad del espacio de su reunión congregacional a las calles

donde les dio un nuevo mensaje en el idioma del pueblo. Los misioneros pentecostales se

atreven a no perder el mismo enfoque exterior para ganar a las varias Cultivar una actitud

mental misionera requiere la disposición de conducir y negociar el conflicto cuando las

estrategias misioneras chocan con las estructuras tradicionales. Es significativo que la

mayoría de las iglesias misioneras que tienen buen éxito son iglesias nuevas. Esto no es

sorprendente, ya que las iglesias nuevas pueden desde el principio integrar las estrategias

misioneras a su ADN. Es por lo general un proceso doloroso transformar una iglesia

existente porque la iglesia debe quitar los odres viejos o al menos desplazarlos antes de

poner en práctica las innovaciones del vino nuevo. Como dijera Jesús, los odres viejos

explotarán si echamos vino nuevo en ellos. No pueden tolerar la transformación.

Lamentablemente, muchas iglesias tradicionales existentes no tolerarán el cambio y están

explotando con conflictos.

En nuestro mundo postmoderno, muchas personas piadosas tienden a ver la mayoría de

los cambios en la sociedad desde una perspectiva negativa. Han pasado los buenos

tiempos en que la vida era estable y las personas daban prioridad y celebraban las

tradiciones; no las estigmatizaban ni las relegaban a un segundo plano. Cuando el nuevo

146
pastor quiere incorporar una nueva estrategia — tal como una manera más casual en el

vestir los tradicionalistas se aferran a su ropa tradicional y condenan el nuevo concepto

como herético. Después de todo, crecieron vistiéndose con la mejor ropa el domingo. El

pastor Johnson siempre nos alentó a que buscáramos lo mejor de nosotros para el Señor.

¿Por qué este nuevo pastor quiere que demos a Dios algo menos que lo mejor de

nosotros, sobre todo el domingo?

A fin de responder a sus objeciones y atenuar el conflicto resultante, los líderes deben

ayudar a las personas a ver la diferencia entre el estilo y lo esencial. No hay ningún

mandato bíblico de cómo vestirse el domingo

como no lo hay para ningún otro día de la semana. La gente vincula las tradiciones con la

preferencia y el estilo individual, en lugar de vincularlas con lo esencial. A corto plazo, la

preferencia individual de una persona o de un grupo se vuelve el estilo del grupo. Si esa

tendencia continúa por un prolongado espacio de tiempo, se vuelve tradición y con el

tiempo se institucionaliza. Con tiempo suficiente, se consagra como un icono sagrado.

¿Es misionera su iglesia? He aquí algunas formas en que puede reconocer a una iglesia

misionera:

Los miembros de la congregación piensan como misioneros. En una iglesia de

mantenimiento, los miembros se concentran en lo que los programas y ministerios

venideros harán por ellos. En una iglesia misionera, los miembros se concentran en cómo

los programas y ministerios llevarán a nuevas personas a la iglesia y a Cristo.

Los miembros están dispuestos a sacrificar sus preferencias personales para ganar a

los perdidos. Si su iglesia está en una ciudad universitaria, y su banda de adoración toca

melodías de Switchfoot y las personas mayores de cincuenta años se balancean en sus

147
bancos, entonces es probable que la suya sea una iglesia misionera. La generación más

vieja ha renunciado a su preferencia en la música para asegurar que la iglesia reciba a la

comunidad de jóvenes.

Los miembros hacen al pueblo de fuera de la iglesia más importante que quienes

están dentro. Los miembros de la iglesia misionera se aman y se apoyan los unos a los

otros, pero su compañerismo es el de los soldados en el campo de batalla que están

unidos para el propósito más grande de rescatar a los perdidos más allá de las paredes del

templo.

¿Es misionera su iglesia? He aquí algunas formas en que puede reconocer a una iglesia

misionera:

Los miembros de la congregación piensan como misioneros. En una iglesia de

mantenimiento, los miembros se concentran en lo que los programas y ministerios

venideros harán por ellos. En una iglesia misionera, los miembros se concentran en cómo

los programas y ministerios llevarán a nuevas personas a la iglesia y a Cristo.

Los miembros están dispuestos a sacrificar sus preferencias personales para ganar a

los perdidos. Si su iglesia está en una ciudad universitaria, y su banda de adoración toca

melodías de Switchfoot y las personas mayores de cincuenta años se balancean en sus

bancos, entonces es probable que la suya sea una iglesia misionera. La generación más

vieja ha renunciado a su preferencia en la música para asegurar que la iglesia reciba a la

comunidad de jóvenes.

Los miembros hacen al pueblo de fuera de la iglesia más importante que quienes

están dentro.

148
Los miembros de la iglesia misionera se aman y se apoyan los unos a los otros, pero su

compañerismo es el de los soldados en el campo de batalla que están unidos para el

propósito más grande de rescatar a los perdidos más allá de las paredes del templo.

Cultivar una actitud mental misionera quiere decir alentar el liderazgo valeroso. Una de

las características sobresalientes de la cultura de la iglesia incipiente es la disposición de

los líderes jóvenes (y algunos no tan jóvenes) a probar modelos innovadores. Para

muchos de ellos, salirse de la rutina no es una descripción apropiada. Ni siquiera

reconocen la presencia de la rutina.

Una nueva generación de fundadores de iglesias no está interesada en las vacas sagradas

ni tratando de complacer a quienes tienen un punto de vista de la iglesia que no sale de su

propio ámbito natural y de sus propias necesidades. Adoptan una visión mayor: atraer a

las personas a Cristo de una manera culturalmente pertinente. Para ellas, la iglesia en un

comedor es tan legítima como el tener una iglesia en un edificio de vitrales con un

campanario, y mucho más accesible.

A muchos pastores les encantaría ver cambios en sus iglesias, pero se estancan porque el

liderazgo de la iglesia no puede o no quiere pagar el precio del cambio. El pastor sabe

que la iglesia arremetió contra su predecesor y lo sacó por tratar de quitar a la hermana

Jones del órgano. Sabe que la iglesia no puede sobrevivir a otra situación semejante, de

modo que tolera el ruido y espera el día en que la hermana Jones se vaya al cielo.

Los líderes deben hacer todo lo que sea posible por cambiar las estructuras organizativas

de la iglesia que la tradición ha paralizado. Los líderes valerosos no mantienen sistemas

que han perdido su eficacia porque nadie quiere hacer olas. Los pastores paralizados por

el temor no pueden dirigir con buenos resultados; ellos obstaculizan la obra misionera de

149
la iglesia. Los pastores deben poner su seguridad en Cristo, no en un cheque ni en un

falso sentido de unidad que puede resultar en conflicto siempre que él u otra persona reta

una tradición. Cultivar una actitud mental misionera significa ocuparse más acerca del

reino de Dios que de usted mismo. Eso se refleja mejor en la vida del Reino, no en el

edificio del Reino. Dios respondió a la oración de sanidad del rey Ezequías dándole

quince años más de vida. No obstante, su pobre juicio tuvo como consecuencia una seria

reprimenda del profeta Isaías, y la próxima generación sufrió las consecuencias.

La respuesta de Ezequías a Isaías fue casi frívola:

“‘La palabra de Jehová que has hablado, es buena.’” Pero el rey estaba

pensando: al menos habrá paz y seguridad durante mi vida”

(2 Reyes 20:19).

Ezequías representa a los actuales líderes de la iglesia que optan por vivir en el presente

en el depósito del pasado, mientras pasan por alto los rendimientos decrecientes y la

destrucción definitiva de las instituciones que aman tanto. Mientras todo siga igual

durante mi vida, me siento feliz con el statu quo, piensan ellos.

Compare la actitud de Ezequías con el abnegado liderazgo de Jesús, que se interesaba no

sólo en su círculo íntimo sino también en cada persona que habría de vivir, aun en usted y

en mí. Para Él, no era su comodidad ni su conveniencia lo que importaba, sino nosotros.

Nosotros contamos. Y Él cuenta con nosotros para terminar su misión.

Empleando la terminología tradicional, cultivar una actitud mental misionera significa

hacer la voluntad de Dios. Pero debemos comprender que esto va mucho más allá de la

típica prueba del tornasol pentecostal de tener buenos cultos. Significa hacer preguntas

150
difíciles acerca de la influencia misionera de nuestra iglesia más allá de las paredes de

nuestro templo, tanto en nuestra comunidad como más allá.

En idioma contemporáneo, cultivar una actitud mental misionera significa que la iglesia

debe convertirse en los pies y las manos de Jesucristo, cruzando culturas y barreras

socioeconómicas para ganar en su Nombre a las personas de todos los orígenes étnicos.

Como misioneros del siglo XXI, necesitamos una renovada visión para el futuro, ganando

una perspectiva del pasado, pero rehusando vivir allí. Debemos estar dispuestos a aceptar

el malestar de despojarnos de las tradiciones cuando chocan con los propósitos

misioneros. Sólo entonces nos extenderemos más allá de nuestro propio ámbito natural,

dejaremos que el Espíritu Santo nos guíe, y acompañaremos a Jesucristo en su misión al

cruzar la calle y alrededor del mundo.

7 cosas que su Iglesias no debe hacer sobre las Misiones


1
La Gran Comisión es un mandato claro de Jesús a su iglesia. En general, una parte de lo

que significa ser una iglesia evangélica es apoyar la difusión del Evangelio a aquellos que

nunca han escuchado. Durante la mayor parte de la historia de la iglesia, esto ha supuesto

el envío de misioneros a largo plazo, dar dinero para apoyarlos, y orar por ellos. Sin lo

viajes aéreos y el Internet, simplemente no había mucho más por hacer para una iglesia

local en Occidente.

Ahora, sin embargo, las oportunidades para la participación directa en las misiones en el

extranjero son legión. Ante tantas posibilidades, ¿cómo decide una iglesia lo que deben

hacer? Basado en décadas de experiencia en el otro lado de la ecuación (como un

trabajador de campo que viven en el extranjero), aquí hay una lista de cosas que su iglesia

1
Zane Pratt,7 cosas que su iglesia no debe hacer sobre las misiones {5 de diciembre/ 2015.

151
NO debe hacer, cuando considera su participación en el cumplimiento de la Gran

Comisión.

1. Usted no debe ignorar el imperativo misionero.

Un montón de excusas se pueden dar por no hacer nada acerca de las misiones globales

que no sean, tal vez, una ofrenda de misiones ocasional. Llevar el evangelio a los no

alcanzados es caro, incómodo, inconveniente, y a veces incluso insalubre o peligroso.

Hay tantas personas perdidas a su alrededor de donde usted vive. Usted tiene tantas

necesidades dentro de su propia iglesia. La lista podría seguir.

Todas esas cosas son ciertas, y ninguna de ellas son excusas válidas. Jesús no te llamó a

la seguridad, o la comodidad o la conveniencia. Él te llama a tomar su cruz y morir. De

hecho, existen muchas personas perdidas a su alrededor en su iglesia, pero usted está allí

para compartir el evangelio con ellos. Más de dos mil millones de personas en el mundo

no tienen iglesias, no hay creyentes, sin acceso al evangelio en algún lugar cerca de ellos,

y ellos nunca oirán si nadie va. Usted debe de hecho suplir las necesidades de las

personas en su iglesia, pero hay una diferencia entre las necesidades reales y deseos o

preferencias, y la mayoría de las iglesias de Occidente tienen más que suficiente para

cubrir necesidades reales dentro de sus filas y para llevar el evangelio a los no

alcanzados. Claro, hacerlo puede implicar un cierto nivel de sacrificio de nuestra

abundancia, pero debe hacerlo de todos modos. No ignore el imperativo misionero y haga

algo más que pagar servicio de labios. Involúcrese con el mundo perdido de una forma

seria.

2. Usted no debe hacerlo solo.

152
Si bien es cierto que la evangelización del mundo es la responsabilidad de la iglesia local,

las agencias misioneras y socios de campo pueden ser muy útiles a usted al cumplir con

esa responsabilidad. Las agencias misioneras tienen experiencia en enviar y apoyar a los

misioneros, tanto a largo como a corto plazo, y también tienen perspectiva sobre lo que

hay que hacer y cómo hacerlo.

Del mismo modo, los trabajadores de campo en el extranjero tienen la experiencia,

conexiones, y los conocimientos técnicos que pueden ser de gran valor para la iglesia

local, ya que busca una mayor participación. Tanto con las agencias misioneras y con los

socios de campo, la iglesia local debe hacer su tarea y asegurarse de que exista una

compatibilidad tanto en la teología y en filosofía de la misión entre la iglesia y aquellos

con los que van a trabajar. Una vez que esto se establece, no obstante, la iglesia

encontrará que los buenos socios crean una participación misionera tanto más manejable

y más fructífera.

3. Usted no debe tratar de dirigir el programa en el campo.

Si usted está en una alianza con obreros o una agencia en el campo misionero, su iglesia

local en Occidente no debe tratar de ser responsable de lo que sucede allí. Las culturas,

pueblos y situaciones varían enormemente en todo el mundo. Las personas en el campo

entienden aquellas variables de manera que no usted no puede. Si desea enviar a un

equipo misionero a corto plazo, envíelos a hacer lo que los trabajadores de campo

necesitan hacer, y no lo que haga que el grupo a corto plazo disfrute el viaje o se sienten

bien consigo mismos. Vaya con un espíritu de servicio humilde, no con un espíritu de

imposición. Siga las costumbres y prácticas que sus anfitriones de campo le piden que

siga, incluso si no tienen mucho sentido para usted. Asegúrese de que sus contribuciones

153
encajen en la estrategia a largo plazo del equipo de campo. En el uso del dinero, dejase

guiar por la sabiduría y la experiencia de los trabajadores de campo al momento de

decidir lo que debe y no debe ser financiado. Si usted no puede confiar en sus socios de

campo, en esta medida, usted tiene los socios de campo equivocados. Basta recordar que

tienen que vivir con las consecuencias de sus acciones mucho después de que usted se

vaya.

4. Usted no debe tratar de hacer todo en todas partes a la vez.

Las iglesias que han adquirido recientemente una pasión por llegar a los excluidos a

menudo se involucran en un enfoque de escopeta a la misión global. Ellos quieren ir a

todas partes, ya veces lo intentan. Pueden enviar un equipo a corto plazo a un lugar y un

trabajador a largo plazo a otro lugar, al mismo tiempo financiar un proyecto en un tercer

lugar y comprometerse a orar por un cuarto. Este celo es encomiable pero no es muy útil.

Es mucho mejor comenzar con un claro enfoque en asociación con un trabajador o un

equipo extranjero, o con un grupo de personas específicas o lugar. Con el tiempo, la

capacidad de la iglesia puede crecer para incluir a otros pueblos o lugares, pero usted va a

hacer mucho más bien, tanto a la iglesia y al campo, si desde el principio se centran en

uno o se tienen muy pocos compromisos a largo plazo.

5. No debe olvidar a sus obreros una vez que están en el extranjero.

Con demasiada frecuencia, los obreros extranjeros se sienten como que están "fuera de la

vista, fuera de la mente." Teniendo en cuenta las posibilidades de la tecnología de la

comunicación moderna, no hay ninguna razón para que esto ocurra en la mayoría de los

lugares en el extranjero.

154
Como iglesia misionera, manténgase en contacto con sus obreros en el extranjero.

Asegúrese de que su congregación escuche de ellos, conozca acerca de ellos, y ore por

ellos regularmente. Haga un punto de oración por las iniciativas estratégicas especiales

que toman, y también haga un punto de orar por las cosas del mundo en sus vidas.

Envíeles tarjetas y paquetes de ayuda tanto como sea posible. Págueles una visita pastoral

al menos una vez por trimestre si es factible. Mantenga la comunicación lo

suficientemente profunda de manera que usted conozca acerca de sus luchas, así como

sus triunfos. Deles la bienvenida, continúe amándolos, y escúchelos cuando regresen en

visitas breves desde el campo. No deje que los obreros extranjeros se sienten como si

hubieran sido abandonados.

6. Usted no debe dejar a las misiones a la casualidad.

Con demasiada frecuencia, las iglesias locales son más reactivas que proactivas,

apoyando a candidatos a misioneros que llegan a tener a un sentido de llamado por su

cuenta, y apoyan causas misioneras que llegan a interesar a alguien de la congregación.

En cambio, la iglesia debe ofrecer oportunidades para el ministerio transcultural,

identificando aquellos que muestran los dones en esta área, animándolos a proseguir las

misiones, y entrenándoles a ser discípulos y hacer discípulos en todo el mundo. La iglesia

también debe ser reflexiva y estratégica en su participación a las misiones propias, dando

prioridad a aquellos que todavía tienen que escuchar el evangelio, y centrarse en

asociaciones en el extranjero a largo plazo de la iglesia. Las iglesias locales deben orar,

priorizar y planificar su participación en las misiones cuidadosamente.

7. Usted no debe dejar que las misiones se convierten en un solo un interés especial

entre muchos en la iglesia.

155
Las misiones necesitan ser integrado en todos los componentes normales de la vida de la

iglesia. Con este fin, el pastor principal debe estar plenamente comprometido y debe

liderar el camino. La oración por las misiones y los testimonios sobre las misiones debe

incorporarse en el servicio principal de adoración, las reuniones de grupos pequeños, y

todo lo que la iglesia hace regularmente. El pastor debe predicar sobre misiones y el

corazón de Dios por las naciones cada vez que surge en el texto de la Escritura, no sólo

durante un servicio especial de misiones de un año. La educación de misiones debe ser

entregada a todos los miembros de la iglesia, no sólo a un grupo de interés pequeño. Las

misiones dan deben ser priorizadas en el presupuesto de la iglesia y destacadas como un

componente normal del discipulado. El avance global del evangelio no es solo un nicho

de interés de una pequeña elite dentro de la iglesia. Todo creyente comparte esta

responsabilidad, y la totalidad de las necesidades de la iglesia necesita ser movilizada

para llevar la Buena Nueva a todos los que aún tienen que escuchar.

Como movilizar las Misiones en la Iglesia local

Como líderes, nunca podremos movilizar a la iglesia a las misiones si primero no

tenemos clara la importancia de estas y si no están en el fondo de nuestro corazón.

Las misiones son una responsabilidad de toda la iglesia de Jesucristo en todo el mundo.

Sin importar el tamaño, el nivel social de sus miembros o la preparación teológica de las

personas.

La iglesia local debe tener mucha información para que tome conciencia de su

responsabilidad

La iglesia local debe convertir la información en intercesión

La oración debe conducirnos a la acción

156
La Iglesia local no solo debe informarse, orar y ofrendar, también debe enviar

Algunas de las razones por las cuales Dios quiere que la iglesia entera se involucre en

misiones:

Las misiones involucran a todo el cuerpo. (Gálatas 6: 2) Todos son necesarios y todos

pueden hacer algo para que el evangelio sea predicado en el barrio, la ciudad y el mundo

entero.

Las misiones son un factor de integración. (Filipenses 2: 3-7) Si las misiones han sido

aceptadas como algo establecido por Dios, poco a poco todas las personas se sentirán

“parte de” y en forma esporádica o regular colaborarán y participarán en ellas. La iglesia

local aprende a tener un mismo sentir y motiva a todos a unirse y hacer actividades juntos

para informarse, orar y dar para los misioneros.

Las misiones inevitablemente llevan al descubrimiento y desarrollo de los dones y

talentos de las personas. (1ª Corintios 12:4-12) No importa de qué actividad relacionada

con misiones se trate, todos los dones y talentos tiene cabida. Aún las actividades que

algunos creen que son pequeñas como orar en privado por la obra misionera puede

realizarla una persona muy ocupada. Todos pueden sentirse útiles, necesarios y

apreciados.

Las misiones ayudan al crecimiento numérico de la iglesia local. Contrariamente a la

idea de que las misiones debilitan la evangelización local, las misiones logran que las

personas recuerden continuamente el mandato de Jesús. Muchos que tienen la carga por

las personas que no conocen a Dios, y que no pueden “salir” comienzan a sentir la carga

por los pueblos más cercanos, o los barrios más cercanos a la iglesia y los vecinos. Y se

atreven a hablar ellos también de Jesús.

157
Las misiones producen una movilidad interna entre los miembros

Tanto el crecimiento de la iglesia local, como los “reemplazos” que deben hacerse por los

hermanos que se van a otras partes (cuando la iglesia se ha convertido en enviadora)

motivan a los hermanos a continuar. Las misiones involucran a todos porque hay muchas

maneras de apoyar y no se trata de un puesto específico que ocupa una persona, sino una

gran cadena de oradores, trabajadores, dadores, comunicadores, etc. Las metas

misioneras en el dar involucran a todos y animan a otros a continuar con su trabajo.

Las misiones ayudan que la fe de la iglesia local crezca.

Como las misiones están en el corazón de Dios, cuando una iglesia se involucra comienza

a ver las cosas que Dios hace. Pensar en la responsabilidad de sostener entre todos a los

misioneros y el simple hecho de orar y ver las respuestas de Dios hace que las personas

también crean que Dios puede bendecirles. Algunos tienen fe para creer que Dios hablará

al corazón del vecino y otros que será posible completar un parte del templo.

Ideas para motivar a la oración por misiones:

Crear tarjetas de oración con toda clase de información:

Tarjetas pequeñas que entren en la Biblia o la billetera que animen a orar por los países

del mundo.

Tarjetas que incentiven a orar por los grupos étnicos no alcanzados.

Tarjetas para orar por los grupos étnicos escondidos dentro de nuestras ciudades.

Tarjetas para orar por misioneros que ya están en el campo misionero

Tarjetas para orar por lo que están por salir y hacen la gira de promoción de sus

proyectos.

Repartir banderas de las naciones entre los niños, adolescentes, jóvenes y familia.

158
Distribuir entre las creyentes fotos de los misioneros.

Entregar pequeños globos terráqueos a las familias.

Impregnar los cultos con misiones:

Dedicar parte del culto central a misiones

Presentar necesidades misioneras en el culto semanal

Programar en forma regular cultos estrictamente misioneros

Valorar la contribución que realizan los niños a la obra misionera

Dar libertad al departamento de misiones

Misiones no importando el tamaño de la Iglesia

En un artículo titulado; “¿Como pueden las iglesias pequeñas apoyar a las misiones?

Mathew Spander nos da cuatro formas de hacerlo.

¿Cómo pueden las iglesias pequeñas apoyar las misiones?

Una pequeña congregación comprometida con un lugar como este puede tener un efecto

enorme. Animar a los creyentes, proporcionar más personas para ayudar sus esfuerzos de

evangelización, y comprometernos a aumentar y financiar el trabajo de un plantador de

iglesias dispuesto a instalarse allí son algunas maneras prácticas en las que estamos

buscando cumplir con este llamado. No nos engañemos: una pequeña iglesia, dispuesta a

sacrificarse por el bien del avance del evangelio, puede dar grandes frutos.

Se puede hacer, se hace, y debería ocurrir. ¿Cómo, entonces, desarrolla una pequeña

iglesia en un pequeño pueblo un compromiso por las naciones?

Tenga en cuenta estas cuatro maneras:

1. Predique el Evangelio

159
Estadísticas e imágenes del campo de misión podrían agitar las emociones, pero solo el

evangelio (con razón) moverá a los creyentes a actuar. Enfrentados con el hecho de que

muchos nacen en lugares donde el evangelio nunca ha sido predicado, el pueblo de Dios

tiene el reto de responder. Predicando un gran Dios que es dueño de toda la tierra, que

desea la adoración de todas las personas, y que es glorificado por la proclamación de su

Hijo, ha entusiasmado a nuestros miembros acerca de las misiones internacionales.

Predique una teología bíblica que pone de relieve el hilo misionero que corre por toda la

Palabra de Dios.

2. Ore por las naciones

Ore por las naciones durante la adoración. Ore de manera informada. A menudo utilizo

recursos como Operation Word para destacar un determinado pueblo. Dirija a la iglesia a

orar oraciones específicas por misioneros con los que usted está en contacto. Use Skype o

vídeos pregrabados para permitir a la iglesia interactuar con misioneros

directamente. Adopte un grupo étnico y mantenga a todos informados con actualizaciones

periódicas, necesidades y peticiones de oración.

3. Desarrolle las asociaciones: Comprométase con una asociación internacional. Nuestra

iglesia trabaja con un misionero, así como con algunas iglesias y plantadores de iglesias

en Escocia, que se está convirtiendo poco a poco en no-alcanzada. Nuestro objetivo

entonces es plantar iglesias. Considere la posibilidad de asociarse con otras

congregaciones en su área para adoptar un grupo étnico juntos. Este año nos hemos

asociado con otras tres iglesias para avanzar este trabajo en Escocia. Nuestra iglesia se ha

comprometido a buscar socios, tanto en los Estados Unidos como el Reino Unido, con el

fin de ver diez iglesias plantadas en Escocia en los próximos cinco años.

160
4. Proporcione oportunidades

Por último, considere ir, pero vaya como un socio para los trabajadores que ya están allí,

y humildemente responda a su dirección. Esfuércese en trabajar con misioneros y

agencias de confianza. Asegúrese de hacer trabajo centrado en el Evangelio y apunte a

crear una iglesia local. Anime a sus miembros con asistencia financiera, si es

posible. Nuestra iglesia ofrece becas para subsidiar hasta 50 por ciento de los costos de

viaje. La asociación bautista local también proporciona fondos para que los pastores

viajen a las misiones, e incluso ha desarrollado asociaciones para prestar asistencia a las

iglesias que participan en las misiones.

Si confiamos en la suficiencia del evangelio y afirmamos nuestro llamado a las naciones,

entonces debemos reconocer que todas las iglesias tienen potencial misionero

emocionante, sin importar su tamaño.

El Papel del Pastor en las Misiones

Un pastor promedio responde a los movilizadores de misiones de esta manera:

¿Me estás pidiendo invertir dinero, tiempo y personal que no tengo, para evangelizar a

etnias que ni sabía que existen, a través de estructuras y estrategias que desconozco, por

razones y motivos que ni entiendo, para salvar almas que nunca van a asistir a mi iglesia?

(Jaime Heimberger)

Es importante alertar e inquietar a la congregación sobre las Misiones, El Pastor es una

agente sumamente importante.

Llevar a la iglesia hacia misiones:

161
Tener conocimiento (estudiar la Biblia sobre misiones y mantenerse al día de lo que Dios

está haciendo en nuestro mundo)

Predicar y enseñar sobre misiones (1/3 de las enseñanzas)

Asegurarse que él mismo tiene llamado a quedarse

Usar los recursos de Dios para las misiones (de personal, económicos, Promoción ió,

morales)

Ser ejemplo (Promoción en proyectos de corto plazo, ofrendas misioneras)

Ser instrumento para iniciar el comité de misiones

Guiar a miembros de su iglesia a llegar al campo misionero

Promover el ministerio misionero como una alternativa de servicio.

Reclutar activamente en su iglesia

Entrenar prácticamente a los candidatos misioneros

Apoyar para identificar el ministerio personal

Seleccionar a los llamados

Seleccionar y encomendar al candidato a una agencia misionera

Dar seguimiento una vez que estén en el campo

Pastorear al misionero (estar consciente del choque cultural, la falta de amistades y

hermanos, el desconocimiento del idioma y la cultura)

Supervisar al misionero (estar consciente del “turismo” misionero, y de que es difícil

imponer estrategias cuando uno no está en los zapatos)

Tener paciencia con el misionero

Mantener el contacto con el misionero (teléfono, cartas, e mails)Apoyar en diversas

162
necesidades que puedan surgir (variación en tipo de cambio, caída de apoyo económico,

enfermedad, educación de los hijos)

Apoyar al regreso del misionero

Asegurarse que el misionero tiene lo necesario para regresar

Ayudar en su choque cultural invertido

El ministerio de Misiones en las zonas rurales de Estados Unidos

Cuando se leen los testimonios de Pastores con Iglesias Rurales, de sus pasiones por las

misiones y confrontaciones con la realidad de su ministerio, sirven de motivación.

En toda la nación son muchos los pastores que se enfrentan a una lucha similar.1 Esa

lucha gira alrededor del anhelo de aceptar los métodos actuales para el crecimiento de las

iglesias, aparentemente infalibles, y la realidad de su contexto rural que no siempre puede

seguir el mismo paso de la sabiduría convencional con respecto al movimiento del

crecimiento de las iglesias. La mayor parte de los pastores rurales no buscan su ministerio

con el fin de pasar inadvertidos y evitar el estrés del ministerio urbano.

Al contrario; la mayoría oran pidiendo a Dios que los guíe. Los pastores rurales van

donde Dios los lleva, y van con un corazón lleno de expectativas.

El Pastor Rob representa a una multitud de pastores rurales de Estados Unidos, tanto

hombres como mujeres, que anhelan ver una revitalización en medio de los fieles.

Luchan a diario para ayudar a sus rebaños a vivir su fe dentro de su comunidad.

El Pastor Rob lo sabe; lo comprende. Él tiene un conocimiento claro de las cosas

fundamentales: el evangelismo, el crecimiento de sus miembros y el discipulado de los

nuevos creyentes. Trata de preparar a los cristianos para que continúen este proceso

1
Curtis Pryor, El Ministerio de las zonas Rurales, Enrichment Journal

163
circular continuo, de manera que la Iglesia cumpla con su papel dentro del reino de Dios.

Está seguro de la voluntad de Dios para la iglesia, ya sea rural, urbana o algo intermedio.

Todo tiene que ver con la Gran Comisión, claramente proclamada por Jesús: “Por tanto,

id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del

Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;

y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:19, 20).

Él acepta con todas sus fuerzas la vital importancia que tiene el poder del Espíritu Santo

para que la Iglesia esté preparada y pueda cumplir la misión que le ha encomendado Dios

(Hechos 1:8). En otras palabras, este pastor, como tantos pastores rurales consagrados,

posee una comprensión bíblicamente sólida con respecto al papel del cuerpo de Cristo en

este mundo. Sabe qué debe hacer la Iglesia, y que el Espíritu Santo es la fuente de poder

que hace que todo esto sea posible. Sin embargo, la mayor parte del tiempo, el abismo

entre “entenderlo” y hacerlo realmente le parece abrumador.

A lo largo y ancho de todas las zonas rurales de Estados Unidos, los pastores tienen un

llamado y están dispuestos a llevar a cabo la obra. No obstante, los retos del ministerio

rural en Estados Unidos tienen una cierta capacidad de hacer que se apodere de las

iglesias una forma única de parálisis. Ante la Gran Comisión, los pastores rurales

adquieren una sensación de urgencia que puede hacer que se queden “petrificados” por

falta de tiempo, de obreros y del apoyo necesario para cumplir con esa misión. En este

estado de parálisis, los pastores pueden sucumbir ante el desaliento, hasta el punto de

pensar seriamente en renunciar a todo. Además de sentirse abrumados, es posible que se

sientan carentes de las cualidades necesarias para realizar la amplia gama de tareas que

164
exigen su atención. Afortunadamente, muchos pastores ganan esta batalla de la parálisis

por medio de la oración y la paciencia.

Como la mayoría de los pastores, los pastores rurales leen libros, revistas, blogs y escritos

de los medios sociales, para adquirir inspiración a fin de realizar la tarea que tienen por

delante. Son inteligentes, y se dan cuenta de que, en su mundo real de comunidades

pequeñas y culturas únicas, la puesta en práctica no es una simple proposición de llegar,

conectar y empezar. Hasta aquellos programas pensados de manera concreta para el

ambiente rural no sirven de igual manera en todas partes. Su aplicación no es una tarea

sencilla, porque el contexto rural es único, y cada una de las comunidades presenta su

propio conjunto de desafíos. ¿Estarán condenados los pastores y las iglesias rurales a

limitarse con sobrevivir lo mejor que puedan con lo que tienen; a sentirse satisfechos con

su pequeñez y aceptarla? ¿O no será que necesitan cavar hasta encontrar una manera de

poner en práctica los programas y los principios que encuentran en todos los libros y las

conferencias, cueste lo que cueste? ¡Ninguna de las dos cosas!

La manera de enfocar el ministerio en las zonas rurales de Estados Unidos es la

utilización de un sentido común guiado por la oración, creativamente meditado y

bíblicamente sólido.

Los pastores y las iglesias de las zonas rurales no se deben contentar con el statu quo. El

resonante mandato dado por Jesús de ir a hacer discípulos de todas las naciones es para

toda su Iglesia, dondequiera que esté, cualesquiera que sean la población, la cultura y las

circunstancias. Los pastores rurales pueden recoger muchas ideas en medio de la gran

abundancia de ideas de calidad que se hallan a su disposición sobre el crecimiento de las

iglesias. Gran parte de su contenido es aplicable a la realidad, y no se debe echar a un

165
lado sin más, con la actitud de que solamente las iglesias de las “grandes ciudades”

pueden utilizar esa información. Por otra parte, los pastores rurales necesitan reconocer lo

importante que es que ellos se sumerjan en la cultura de su comunidad, en medio de su

gente, y de aquello que la motiva, y adapten su enfoque a la forma que tiene esa

comunidad en particular. Por ejemplo, una comunidad rural de granjas presenta un

conjunto de retos totalmente distinto al de una comunidad dormitorio rural, poblada por

un gran número de personas que trabajan en la ciudad y viajan todos los días. Hay

comunidades que se inclinan fuertemente al mormonismo, al catolicismo, o tal vez a una

combinación de varias tradiciones religiosas prominentes. Otras tienen una mezcla de

diversos grupos étnicos, mientras que algunas contienen un alto porcentaje de un solo

grupo en particular. La situación económica varía notablemente de una comunidad a otra.

Los esfuerzos del ministerio rural se deben adaptar al ambiente para llegar a unos

resultados positivos. Mientras más se identifique el pastor con su campo de misiones

único, más se sentirá animado y decidido. Uno de los aspectos más importantes en los

que hace falta tener resistencia en el ministerio rural es el desarrollo de líderes y de

obreros. Usted se va a sentir tentado a preparar simplemente un plan y tratar por su propia

cuenta de hacer que funcione. A corto plazo, tal vez le parezca más fácil hacerlo todo

usted, porque nadie más estará dispuesto o reunirá las cualidades necesarias. embargo,

este enfoque está condenado a fracasar, porque usted terminará por sentirse agotado,

deprimido e irritado.

La Iglesia realiza la obra de la Gran Comisión a base de trabajar toda junta en unidad. Es

el cuerpo de Cristo, y Dios la ha diseñado de manera que opere cuando todos sus

miembros se mueven en aquellos aspectos para los cuales están dotados. Al pastor rural

166
le vendría bien apartar tiempo para la preparación de líderes y obreros en lugar de salir

corriendo por delante de ellos, en la esperanza de que lo alcancen en algún momento y se

unan a su causa. Hablando en un sentido práctico, el pastor rural es el que marca el paso,

manifestando una sólida estrategia en el ministerio, para que la gente la observe y con el

tiempo llegue a adoptarla. Desde un punto de vista bíblico, los pastores tienen la

obligación de ser modelos de líderes–siervos, y guiar por medio del ejemplo.

Para desarrollar líderes y obreros se necesita una comunicación clara de un propósito y un

proceso bíblicamente sólidos que la iglesia pueda llevar adelante. Esta fase de la

preparación exige que el pastor escuche a las personas, con el fin de asegurarse de que

todos se mantienen unidos. Con toda seguridad, les llevará tiempo captar la visión. Si el

pastor está dispuesto a ser paciente, la inversión de tiempo en el desarrollo de los líderes

les proporcionará una maravillosa temporada de crecimiento a todos los involucrados en

el proceso. Cuando escuche de manera deliberada a su gente, el pastor va a descubrir una

valiosa información. Ellos conocen mejor que nadie la historia, los retos y las

necesidades de su comunidad. Si los escucha pacientemente y aprende de ellos, tendrá

una comprensión de inmenso valor que puede influir de manera poderosa en todas las

estrategias que use en su ministerio.

Usted no podrá esperar una transformación en su iglesia ni en su comunidad, si no está

dispuesto a verla hasta el final. Si en el fondo de su mente, usted lo que está haciendo es

pensar en una ruta para salir huyendo, ¿cómo puede poner pasión, energía o unción en la

tarea que tiene ante sí? El compromiso de estar presente hasta el final lo obliga a uno a

mirarse en el espejo y preguntarse: “¿Eras realmente sincero cuando dijiste que te ibas a

167
quedar aquí hasta que Dios te moviera? ¿Estás dispuesto a hacer los sacrificios que sean

necesarios para amar y servir a esta gente con todo el corazón?”

El compromiso de todo pastor exige que la enseñanza y la predicación adquieran para él

una prioridad total y absoluta. Un compromiso paralelo al que el pastor rural se debe

dedicar es un plan de discipulado bien pensado y deliberado, usando de manera creativa

cuantos medios tengan mayor sentido en la comunidad de esa iglesia. Aquí es donde

entra en acción el sentido común. La iglesia rural no tiene ninguna necesidad forzosa de

imitar los programas de las iglesias urbanas para lograr un discipulado transformador.

Los grupos pequeños tienen sentido, pero su puesta en acción puede tener un aspecto

totalmente distinto al de los grupos pequeños de la ciudad. Lo importante es que se haga

discipulado, porque esto es lo esencial para el crecimiento y la salud de la iglesia. Siga

los ejemplos de Jesús y de la iglesia primitiva, aplicando esos patrones bíblicos al

ambiente en el cual se mueve.

Por supuesto que el pastor rural puede ser el líder de una iglesia que cumpla con la Gran

Comisión, pero esta situación no se va a materializar de la noche a la mañana. Exige un

compromiso a largo plazo, sencillamente porque se necesita tiempo para ver cómo todas

las piezas empiezan a encajar entre sí. La persistencia, la oración y la decisión de llegar al

final van a producir una cosecha de vidas transformadas para el tiempo y para la

eternidad.

168
CAPITULO IV

RECOMENDACIONES

El crecimiento de la iglesia es un tema que cautiva la atención de muchos escritores de la

Biblia. En el Nuevo Testamento, en el Libro de los Hechos, los apóstoles contribuyeron

en forma determinante al crecimiento de la iglesia. Tal crecimiento depende de la salud

de la iglesia, de su relación con Dios, de la presencia del Espíritu Santo y la cooperación

del hombre con Dios.

Varios escritores modernos se ocupan de mecanismos de crecimiento de la iglesia. Se

encontró que el mecanismo o principio más importante para el crecimiento de la iglesia,

es aquel que presenta que Dios es la fuente del crecimiento. Se descubrió que en el fondo

se trata de un solo principio con diversas variantes que tratan de mostrar cómo crear las

condiciones para que Dios quien da el crecimiento de la iglesia, entre en acción y de esta

manera edifique su iglesia.

Evidentemente si no prestamos atención a los principios que Dios diseñó para que su

reino crezca no podremos ver los resultados que Él quiere darnos.

Por medio de la enseñanza y desafío a la acción en el poder del Espíritu Santo, una iglesia

puede ver realizado el propósito de Dios de ver su iglesia crecer y extenderse hasta llegar

“a lo último de la tierra.

Hemos estudiado que una iglesia que tiene una actitud correcta en su adoración a Dios y

que muestra amor entre todos los necesitados que forman la comunidad local y cuyos

corazones están rendidos al Señor para hacer su voluntad, allí Dios hace grandes cosas

para su gloria y para bendición de todos los creyentes en Cristo. Otro hallazgo importante

de esta investigación es que no existen iglesias en crecimiento que consigan sus objetivos

169
sin la fuerza motivadora de metas y objetivo concretos. Por lo que no se debería

descuidar la definición de metas desafiantes, alcanzables y verificables dentro del campo

cualitativo. Al concentrarse en las características cualitativas del crecimiento, una iglesia

excederá las expectativas numéricas.

A través de la Literatura estudiada hemos aprendido lo que significa una Iglesia

Saludable. Una iglesia saludable no crece solo en número de miembros, crece también en

una vida espiritual de relación con Dios, además en la devoción a Cristo, la entrega, la

obediencia, el amor, la fidelidad a la Palabra, el compromiso el evangelismo.

Una iglesia saludable crece en sus relaciones con la gente de su comunidad. Todo en lo

que la iglesia haga para, ministrar a las personas en sus necesidades, hará crecer el interés

de estas personas por el Evangelio.

Las iglesias saludables navegan las crisis a través de la visión recibida por Dios. Esta

visión dada por Dios se convierte en una fuente de estabilidad y consuelo, porque se

aferran en lo que Dios le ha dicho.

Es una realidad que van a surgir crisis en todas las iglesias, pero la diferencia entre una

iglesia saludable y una que no lo es, es lo que sucede en el proceso de una crisis.

De acuerdo con los hallazgos de este estudio podemos señalar la importancia que tiene un

pastor visionario en el crecimiento de la iglesia. Tal determinación es clave para conducir

a la congregación en el inicio, desarrollo y culminación de su visión.

El pastor visionario constantemente busca ideas, instrumentos, medios, estrategias y

métodos para edificar su iglesia no importando el tamaño de su iglesia.

170
En el Libro 1“Small Church Essential: Field Tested Principle for leading a Healthy

Congregation”, el autor Karl Vaters menciona refiriéndose a las Iglesias Pequeñas

Saludables, menciona que un Pastor visionario de ser uno que:

• Piense que tiene una iglesia exitosa.

• Necesita estar seguro como funciona una iglesia pequeña

• Entiende que necesita tener recursos diseñados para iglesias grandes.

Analizar cada detalle de su iglesia considerando no solo el tamaño sino la capacidad para

funcionar como una iglesia de crecimiento. Recomienda el pastor Vaters, que es

importante que el ministro vea a la iglesia con una visión diferente.

El Pastor Vaters continúa señalando:

La realidad profunda es que no se puede construir una iglesia saludable, bajo el liderazgo

de un pastor emocionalmente afectado.

Algunos pastores están tan obsesionados con las cosas grandes, que se han convencidos

ellos mismos que el crecimiento numérico es la respuesta a sus problemas.

Da la solución algunos problemas:

Problemas con los niños en la Iglesia, no los discipline, provéele más materiales para su

aprendizaje.

Esta la iglesia en problemas no cambie la forma de ministrar, traiga mas gente

para la iglesia.

La Biblia es clara sobre la realidad de hacer discípulos. El crecimiento de la iglesia no es

una porción es la gran comisión no es una sugerencia voluntaria.

1
Karl Vater, Small Church Essentials: Field -Tested for Congregation of under 250 (Moody
Publishers), 163-223

171
Si las almas están llegando a Jesús, porque nos preocupa el tamaño del lugar donde se

congrega.

Nunca hay que olvidar, que puede haber dos tipos de iglesia: grandes saludables y

pequeñas saludables.

En un estudio realizado por Henry Mills1, él recomienda que cada pastor haga una

evaluación por lo menos cada tres años utilizando “La Evaluación de Salud de la Iglesia

de DRL. La misma está diseñada para evaluar 10 características, las cuales van a ayudar a

medir los sistemas claves de la iglesia. Cinco características se refieren directamente a

cinco propósitos bíblicos o funciones de la iglesia. Cinco características se refieren a la

vida de la iglesia. Cada una de las características mide los sistemas clave de la iglesia.

Organización orientada a la misión: ¿Tiene la iglesia una declaración claramente

definida de misión bíblica? ¿Está la misión claramente entendida y aceptada con

convicción entre los líderes y los miembros? ¿Están la iglesia y los ministerios saturados

con la visión, las metas, y la planificación? ¿Dirigen los líderes con visión? ¿Evaluamos

regularmente el ministerio por la misión?

Dotación de poder del liderazgo: ¿Hay un buen ajuste del liderazgo del pastor con la

congregación? ¿Tiene la iglesia un conducto de liderazgo que incluye mentoría y

equipamiento? ¿Comparten los líderes y delegan ministerio y se siente la gente

respaldada? ¿Dirige el liderazgo eficazmente y guía el cambio?

Estructuras funcionales: ¿Son las estructuras de organización y los sistemas apropiados

y eficaces? ¿Están los miembros del personal y los ministerios basados en la misión?

1
Steven R. Mills, Evaluación DRL de la Salud de la Iglesia, [2001, Enrichmentjournal@ag.org]

172
¿Hay un claro entendimiento de los cargos y responsabilidades? ¿Hay creatividad y

manejo del cambio?

Culturalmente pertinente: ¿Satisfacen los ministerios de la iglesia las necesidades

reales y sentidas de los humanos? ¿Comunica la iglesia la verdad bíblica de modo

culturalmente adecuado? ¿Está la iglesia ocupada eficazmente en comprender y

comunicarse con la gente que no es de la iglesia? ¿Muestran la iglesia y los miembros

amor, justicia, compasión, y misericordia para los que no son de la iglesia? ¿Es conocida

y positiva la reputación de la iglesia en la comunidad? ¿Sienten los buscadores

espirituales que la iglesia es su amiga?

Espiritualidad apasionada: ¿Viven la iglesia y los miembros una vida que honra a

Dios? ¿Están la iglesia y los miembros ocupados activamente en disciplinas de cambio de

vida espiritual? ¿Tiene la iglesia una influencia positiva en la comunidad? ¿Practica la

gente la mayordomía personal y corporativa? ¿Está mostrando la iglesia una compasión

práctica?

El autor recomienda que una iglesia use la misma evaluación por al menos 3 años

seguidos. Esto hará que los resultados sean más significativos.

Se ha comprobado que estos métodos de evaluación tienen un impacto muy positivo para

la planificación de la iglesia y para creación de programas futuros.

En esta investigación hemos hablado sobre diferentes sugerencias para ayudar el

crecimiento de la iglesia. De las cuales, sobresalen las siguientes:

1. De acuerdo De acuerdo con el Pastor Rick Darren: Tienen una declaración de

propósitos:

173
Compromiso de construir la iglesia alrededor de los cinco principios bíblicos (adoración,

evangelismo, comunión, discipulado y ministerio)

Cada iglesia tiene que tener un propósito claro. El pastor predica con un propósito (El

planea sus mensajes y series en cada equipo basado en la necesidad).

Este es un modelo que el autor de esta tesis lo usado en la iglesia, y ha sido un medio de

enseñanza bíblica para la congregación. El formato para seguir es el siguiente:

a) Se seleccionan 12 temas de predicación para ser utilizados cada mes.

b) Cada predicador seleccionado del mes (incluyendo al pastor) predicara del

tema seleccionado ese mes.

2. El pastor Casanova menciona en su artículo factores que influencian el crecimiento de la

Iglesia. Ha continuación mencionaremos algunos:

Asimilación: Los tres primeros meses en la vida de un nuevo miembro es crucial. La

persona debe “unirse” a la vida de la iglesia en los primeros tres meses o pierde un

miembro.

Puntos de entrada: Tener áreas donde se puedan atender las necesidades de la toda

persona nueva que entra a la iglesia.

Prioridades de la Iglesia: En una iglesia pequeña la prioridad

El control: En una iglesia pequeña el control está en un grupo pequeño de personas. En

una iglesia grande, el control está repartido en un grupo mayor de personas. Las personas

que están en control en una iglesia pequeña tienen que aprender a “soltar o ceder el

control”. El ceder el control se refleja en la toma de decisiones, en delegar

responsabilidades, en aceptar otros puntos de vista, en no oponerse a otras formar de

hacer el trabajo, y en aceptar no tener el control.

174
3. Para que una Comunidad de Fe, bajo nuestra cobertura sea una iglesia saludable

deberá esforzarse por tener todos estos ingredientes operando de una manera eficaz y

equilibrada.

La Visión, Liderazgo, La Congregación, y Recursos

Es deber de la iglesia es desafiar efectivamente a los miembros a ser buenos mayordomo

de sus posesiones, sus recursos y sus bienes (tiempo, talento y tesoro).

4. Debemos inspirar y a pensar en grande, sabiendo que el Dueño de la obra es Dios

y El tiene dominio y control de su obra.

5. La Obra misionera no es simplemente una cosa. La Iglesia debe llevarla adelante

y a cabo. Es su principal y más importante tarea que debe desempeñarse sobre la faz de la

tierra. Es una de las tareas más importante para el desarrollo del Reino de Dios.

6. La iglesia del Señor debe vivir completamente comprometida a usar todos los

recursos que el Señor le ha entregado y que ha puesto a su disposición, y que use toda su

fuerza y su energía y lo ponga bajo la dirección del Espíritu, con tal de predicar

entretanto el día dura, porque en la noche no se puede trabajar.

7. En una iglesia saludable todos tienen una común fe. Esto significa una única

doctrina, fundamentada única y exclusivamente en la palabra de Dios. Cualquier desvío

de la única doctrina es mala doctrina, no importa si la desviación es mucha o poca. Los

creyentes podemos tener diferentes formas de pensar en los asuntos secundarios de la fe,

pero no podemos tener ninguna diferente forma de pensar en los asuntos fundamentales

de la fe.

8. Si el pastor rural no puede seguir la dirección de Dios en oración, con humildad y

paciencia, todo acabará derrumbándose. Si el pastor no está dispuesto a consagrarse

175
plenamente al campo misionero de esa comunidad, ¿para qué se va a quedar en ella? El

pastor debe ser flexible, y capaz de adaptarse a los retos culturales, económicos y sociales

dentro del contexto cultural. Los rasgos de carácter que son indispensables en un pastor

rural son la paciencia, el compromiso y la capacidad de adaptación.

9. El valor más fuerte que ustedes tienen en su ministerio es el hecho de trabajar

unidos como equipo.

Trabajar en equipo representa una estrategia necesaria para preservar la unidad en la

iglesia.

176
CONCLUSION

En este estudio de investigación se ha estado hablando de Iglesias Pequeñas Saludables e

Iglesias Grandes Saludables. Entendemos que existen simil De acuerdo con el Pastor

Rick Darren: Tienen una declaración de propósitos: Compromiso de aridades y

diferencias entre ellas, pero a la misma vez se ha llegado a la conclusión que ambos tipos

de iglesias, trabajan para el mismo propósito, hacia la misma meta, para ganar almas para

el Reino y por ende para el crecimiento de la iglesia.

A continuación, el autor de la Investigación expondrá algunas conclusiones a la que se

han llegado luego de analizar los datos:

1. No todas las iglesias pequeñas son débiles y están por extinguirse, pero

algunas sí.

Kennon Callahan dice que hay tres tipos de congregaciones pequeñas: “pequeñas y

fuertes, pequeñas y débiles, y pequeñas y por extinguirse”. 1Débiles o a punto de

extinguirse no es el resultado de cierto tamaño, sino que se debe a cierta forma de pensar,

planificar, y obrar. Si una iglesia pequeña es pequeña y débil o pequeña y a punto de

extinguirse, el camino a la salud puede ser penoso y lento. Esto no sólo es posible,

también es la voluntad de Dios. Es su iglesia, y Él quiere que cada iglesia llegue a ser

todo lo que Él ha establecido que sea.

2. Las diferencias no tienen que ver con el tamaño de una iglesia. Muy cierto,

cada iglesia es totalmente diferente. Las iglesias pequeñas no son modelos pequeños de

iglesias grandes. Hay diferencias entre las iglesias grandes y las pequeñas que nada tienen

1
Kennon Callahan, Small, Strong Congregations [Congregaciones pequeñas y
Fuertes] (San Francisco: Jossey-Bass, 2000), p. 11.

177
que ver con el tamaño. En realidad, las iglesias pequeñas carecen de las personas

necesarias y los recursos económicos para financiar el personal y los múltiples programas

y ministerios. Las iglesias pequeñas tienen una orientación específica, una cultura única,

y la necesidad de que las personas y los pastores entiendan el valor que tienen. La buena

salud generalmente conduce al crecimiento. Una iglesia pequeña, sin embargo, no

necesariamente se preocupa por el crecimiento numérico de la congregación, sino por el

crecimiento espiritual de las personas, lo cual conduce a vidas transformadas y,

finalmente, a nueva esperanza para que la iglesia gane a sus amigos para Cristo.

3. Un mismo modelo no sirve para todos. El Dr. Gary Macintosh, un conocido

autor, consultor y profesor en el Seminario Talbot, ha escrito un libro acerca de que un

mismo modelo no sirve para todos. Él dice que las iglesias de diferentes tamaños tienen

su propia orientación, estructura, y estilos de liderazgo. Las funciones de los pastores son

diferentes; las personas toman decisiones de manera diferente; el cambio se produce de

manera diferente; y los patrones de crecimiento y los obstáculos de crecimiento son

diferentes.

A veces, quiere imitar todo lo que hacen otras iglesias, o ideas que otros hermanos

han visto en otras congregaciones, pero no responden a la necesidad de la

congregación por lo tanto no funcionan.

4. Convertirse en una iglesia movida por un propósito lleva tiempo, no sucede de la

noche a la mañana ni tampoco en seis meses. Hacer esta transición puede llevarle varios

años a la. iglesia. Si usted desea que su iglesia pase a estar movida por un propósito,

deberá guiarla a través de cuatro fases críticas:

Primero: Defina los propósitos.

178
Segundo: Periódicamente comuniqué esos propósitos a cada persona en la iglesia.

Tercero: Organice la iglesia alrededor de los propósitos.

Cuarto: Aplique los propósitos a cada parte de su iglesia

Cuando se ve el propósito realizado al alcanzar las metas establecidas en alguna

congregación se debe interpretar, que esa iglesia ha pasado por el proceso de transición y

ha sido transformada.

No debe de ser motivo de desesperación y frustración para el pastor o los líderes de la

congregación que todavía no están en ese nivel.

5. Los medios modernos no son malos, pero si no reflexionamos en cuanto el sentido

de utilizarlos para propagar la palabra de Dios sin dejar de hacerlo de manera personal,

estaremos perdiendo terreno en lugar de ganarlo. Lo que si es cierto es de que debemos

utilizar todos los medios existentes para predicar a un Cristo vivo, que cambia y perdona

pecados. Estos medios nos acercan más a la juventud y es un medio muy efectivo para la

extensión del Reino.

6. Una iglesia saludable tiene buenos líderes. El factor más importante que afecta el

crecimiento de una congregación local es la salud espiritual y la vitalidad de su pastor.

Los pastores hispanos casi nunca se sienten comprendidos y rara vez encuentran a

alguien con quien hablar abiertamente sobre los desafíos del ministerio. A través de

relaciones personales, y de consejería y capacitación, deseamos crear espacios seguros

para discutir cuestiones personales y profesionales, y para promover el bienestar

espiritual y físico del pastor.

7. Entre más pequeña es la iglesia, más el pastor necesita luchar contra la

expectativa de que el debe hacer ministerio para los miembros. Ninguna iglesia puede

179
sobrevivir si su ministerio no crece más allá de la capacidad del pastor. Necesitamos

expandir nuestra base de ministerio a través de equipar e involucrar a todos.

8. Cada vez se hace cualquier ministerio se debe reunir al liderazgo para analizar:

Lo que salió bien

Lo que salió mal

Porque salió, bien o mal,

Que podemos hacer para mejorar, la próxima vez.

9. La autoridad para una buena iglesia es la Palabra de Dios, y esto se ve por una

vista exaltada de las Escrituras, donde tienen bien enfocado y repetido el plan de

Salvación, que se base su fe y conducta en la doctrina entregada a nosotros por la Biblia,

que es agresivo en contra de falsa doctrina.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para

redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el

hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena

obra”.

(2° Timoteo 3:16-17)

La iglesia de Dios necesita pastores. Necesita pastores que no funcionarán primero como

sacerdotes o empresarios, sino como pastores, pastores que protegerán al pueblo de Dios;

dándoles alimento espiritual; guiándolos modelando el carácter piadoso; y cuidarlos en

las tentaciones, pruebas y triunfos de la vida. En última instancia, los pastores existen

para

“cuidar la iglesia de Dios, la cual él compró con Su propia sangre”

(Hechos 20:28).

180
Muchos pastores se han esforzados por implementar una cantidad de ideas y nuevas

formas para hacer llegar miembros a sus iglesias, algunas han funcionado y en otras no.

Pero hay algo que no podemos olvidar y es que la palabra de Dios es fiel y no sé

equivoca. Hay una fórmula que no falla para hacer crecer nuestras congregaciones y es:

con ayuno, oración, trabajo personal, visitas a los hogares, llamadas telefónicas,

reuniones con el liderazgo de la iglesia, actividades para los matrimonios, consejería

pastoral, estudios bíblicos, grupo de apoyo para damas y grupos para atender las

necesidades de los caballeros, grupos de jóvenes, grupos de niños, media vigilias, ayunos

congregacionales y muchas ideas más dadas por el Espíritu.

Como hemos presentado en esta tesis, la palabra crecimiento tiene siempre denotaciones

positivas.

Hay que tener claro que muchas veces no es la cantidad la que hace una buena iglesia,

sino la calidad de la membrecía, y la visión visionaria del Pastor y su preocupación por

sus congregaciones.

La responsabilidad mayor que ha sido delegada es la de ganar almas para el Reino y ese

mismo compromiso la tiene una iglesia ya sea grande o una pequeña. La mayor

preocupación que todo pastor debe ser, tener una Iglesia Saludable. A través de esta

investigación hemos aprendido lo que es una Iglesia Saludable y lo que no es una Iglesia

Saludable. También se ha aprendido que no hay razón para sentirse inferior a otras

iglesias. A pesar de que el tema era de porque unas iglesias crecen y otras no, se ha

llegado a la conclusión de que todas las iglesias crecen.

Es momento de desenfocarse del crecimiento numérico y prestar atención a todo lo

demás.

181
Recordando lo que dice la Palabra:
“yo planté la semilla en sus corazones, y Apolos la regó, pero fue Dios

quien la hizo crecer. no importa quién planta o quién riega; lo importante

es que Dios hace crecer la semilla. el que planta y el que riega trabajan en

conjunto con el mismo propósito. Y cada uno será recompensado por su

propio arduo trabajo”

(1 corintios 3:6-8 (NTV))

Cuando se entiende el verdadero valor esta Palabra de Dios, y se entiende el precio que

tiene un alma, se hace lo que corresponde hacer confiando que estaremos recompensados

por el arduo trabajo.

10. Es importante que el miembro de la congregación este claro de la visión del pastor

sobre el crecimiento de la iglesia. Esto va a ayudar a cada miembro, además de evitar

toda frustración que pueda surgir en el proceso de crecimiento de la iglesia. Esto es

necesario para prevenir cualquier frustración que pueda acontecer en el proceso de la

iglesia.

11. La promoción para la participación en la programación de la iglesia ayuda al

crecimiento de la iglesia. Esta promoción debe ser constante en cada servicio de la

Iglesia.

12. Una iglesia pequeña saludable tiene como responsabilidad animar a los creyentes,

proporcionar más personas para ayudar sus esfuerzos de evangelización, y

comprometernos a aumentar y financiar el trabajo del misionero.

13. La verdadera generosidad es difícil de inculcar en la gente, por lo que una de las

cosas más importantes que debe hacer es encontrar maneras de tener conversaciones

182
acerca de la generosidad tan a menudo como sea posible. Esto podría incluir pensar en

cómo incluirlo en más series de sermones y grupos pequeños.

14. Para el crecimiento de la iglesia, es de suma importancia que se recopile la

información de contacto de la gente. Esto no puede ser una disciplina pasiva, sino que

debe ser un primordial objetivo. Sin asegurar la información de contacto de la gente,

simplemente espera estar dando una buena primera impresión para hacer que la gente

regrese. Una vez que se tenga una manera de contactarlos de nuevo, tiene la capacidad de

comenzar a construir esa conexión importante.

15. El Espíritu Santo es el agente “principal” en el crecimiento de las iglesias. Hechos

9:31. Las iglesias tenían paz. Eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se

acrecentaban.

16. Iglesias que crecen poseen, en promedio, “un cociente de amor” mesuradamente

superior a los que están estancadas o decrecen.

17. Los responsables de iglesias en crecimiento concentran su trabajo en capacitar,

apoyar, motivar

A otros creyentes para el servicio. Todo dentro de un ambiente de amistad y

compañerismo.

183
BIBLIOGRAFIA

Los nueve hábitos de las iglesias altamente efectivas. Miami, FL: Editorial Vida. Burrill,
R. (2005).
El poder de los grupos pequeños en la iglesia. Newbury Park, CA: Publicaciones el
Camino. Coleman, R. (1998).
Grupos de 12: Como movilizar a los líderes y multiplicar los grupos en su iglesia.
Barcelona, España: Editorial Clie. Comiskey, J. (2004).
Como pastorear iglesias pequeñas: Un manual para el liderazgo de la iglesia de hoy.
Grand Rapids, MI: Editorial Portavoz. Dudley, R. L. (1993).
Aventuras en el crecimiento de iglesia. Alajuela, Costa Rica: Asociación Ministerial,
Unión Centroamericana. Fajardo, C. (2008).
Dones espirituales a la luz de las obras maravillosas del Espíritu Santo. Grand Rapids,
MI: Editorial Porta Voz. Foster, R. J. (1998).
The coming church revolution. Grand Rapids, MI: Fleming H. Revel. Gibbs, E. (2005).
La iglesia del futuro: Cambios esenciales para lograr un desempeño eficaz. Buenos Aires,
Argentina: Editorial Peniel. Hadaway, C. K. (1991).
Church growth principles. Nashville, TN: Broadman. Hemphill, K. (1996).
Origen y desarrollo del discipulado cristiano. México, NL: Editorial Montemorelos. 131
Larson, P. (1989).
Crecimiento de la iglesia: Una perspectiva bíblica. El Paso, TX: Casa Bautista de
Publicaciones. Laurie, G. (1999).
La iglesia trasformada. Miami, FL: Editorial Unilit. Lerma, H. D. (2009),
El plan del Señor para la iglesia. Grand Rapids, MI: Editorial Porta Voz. Macchia, S. A.
(2003)
Como logra una iglesia sana: 10 características. El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano.
Mallory, S. (2001).
The Equipping church: serving together to transform lives. Grand Rapids, MI:
Zondervan. Mark, A. M. (1996).
Como liderar grupos pequeños. Bogotá, Colombia: Centros de Literatura Cristiana.
McGavran, D. A. (1980).
Understanding church growth. Grand Rapids, MI: Williams. McIntosh, G. L. (2003).
Biblical church growth: how you can work with God to build a faithful church. Grand
Rapids, MI: Baker Brooks. Mims, G. (2004).
La iglesia con enfoque en el reino: Cómo enfocar lo que está fuera de foco. Nashville,
TN: Broadman y Homan. Norton, R. (2005).
Discipulado que transforma: El modelo de Jesús. Barcelona, España: Editorial Clie.
Padilla, C. R., & Tetsunao, Y. (2003).
La iglesia local como agente de transformación: Una eclesiología para la misión integral.
Buenos Aires, Argentina: Ediciones Cairos. Pease, N. (2002).
The book of church growth: History, theology, and principles. Nashville, TN: Broadman
& Holman. Rainer, T. S., & Geiger, E. (2007).
Iglesia simple. Nashville, TN: Broadman & Holman. Rode, D. J. (1998).
Crecimiento: Claves para revolucionar la iglesia. Buenos Aires, Argentina: Asociación
Casa Editora Sudamericana. Schuller, R. H. (1976).

184
Su iglesia tiene posibilidades. Barcelona, España: Editorial Clie. Schwarz, C. A. (1996).
Desarrollo natural de la iglesia: Ocho características básicas de una iglesia saludable.
Barcelona, España: Editorial Clie. Schwarz, C. A. (1999).
El ABC del desarrollo natural de la iglesia. Barcelona, España: Editorial Clie. Schwarz,
C. A. (2001).
Cambio de paradigma: Como el desarrollo natural de la iglesia puede transformar el
pensamiento teológico. Barcelona, España: Editorial Clie. Stark, D., & Veldman, B. W.
(2004).
Desarrolle la gente a través de los grupos celulares. Buenos Aires, Argentina: Editorial
Peniel. Strong, J. (2002a).
Automático. En la nueva concordancia Strong exhaustiva: Concordancia exhaustiva de la
Biblia.
(1:35). Miami, FL: Editorial Caribe. Strong, J. (2002b).
Señales de una iglesia viva. Buenos Aires, Argentina: Certeza Argentina. Tippet, A. R.
(1978).
Iglecrecimiento y la palabra de Dios. Barcelona, España: Editorial Clie. Towns, E.,
Wagner, C. P., & Rainer, T. (1998).
Every church guide to growth: How any plateaued church can grow. Nashville, TN:
B&H. Valenzuela, A. (2005).
Iglecrecimiento integral: Hacia una iglesia de impacto. Miami, FL: Editorial Unilit.
Wagner, P. (1990).
Guiando su iglesia al crecimiento. Miami, FL: Editorial Unilit. Wagner, P. (2005).
La iglesia innovadora: Como Dios liberará a su iglesia en el futuro. Buenos Aires,
Argentina: Editorial Peniel. Warren, R. (1998).
Métodos de Crecimiento de la Iglesia Primitiva, Salazar, C (2008)
Una Iglesia con Propósito, Vida, Warren, R (1995)
Nueve Marcas de una Iglesia Saludable, Washington D.C., Dever, M (2004)
Mucho más que números, Editorial Vida, Yonggi, D, Zondervan
Mantenimiento del Evangelismo, Global University, Estados Unidos, (2012)
Un miembro de Saludable de su Iglesia ¿Qué significa? Estados Unidos, Thabiti A.
Características de una Iglesia Saludable, Calderón, A. (2018)
Signos de una Iglesia Saludable, Gil, G, Word Press (2018)
La Iglesia Saludable, Enrichment Journal, Garrison, L.A (2018)
Now Discover Your Strengths (Descubra ahora sus fortalezas), NY, Buckingham, M
(2001)
There’s Hope for Your Church: First Steps to Restoring Health and Growth [Hay
esperanza para
su iglesia: primeros pasos para la restauración de la salud y el crecimiento] Grand
Rapids: Baker Goods, (2012)
Como Conquistar la cultura del que no se puede, Springfield, MO, Clarensou, M.
Ed Stetzer, Improving the Health and Survivability of New Churches, (Leadership
Network, used
with premise)
Osias Segura Guzmán, ¿Existen peligros en la Mega Iglesias? (2017)
Thom Raider,5 sorprendentes descubrimientos sobre la iglesia en crecimiento, (2017)

185
Zane Pratt, 7 cosas que su iglesia no debe hacer sobre las misiones (2015).
Karl Vater, Small Church Essentials: Field -Tested for Congregation of under 250
(Moody
Publisher), 163-223
Steven R. Mills, Evaluación DRL de la Salud de la Iglesia, [2001,
Enrichmentjournal@ag.org
Curtis Pryor, El Ministerio de las zonas Rurales, Enrichment Journal (2013)
Varela, J. (2002). El culto cristiano: Origen, evolución, actualidad. Barcelona, España:
Editorial Clie. Villa, S., & Escuain, S. (1985).
Inspiración. En el nuevo diccionario bíblico ilustrado (2:526). Barcelona, España:
Editorial Clie. Wagenveld, J. (2000). Iglecrecimiento integral: Hacia una iglesia de
impacto. Miami, FL: Editorial Unilit. Wagner, P. (1990).
Guiando su iglesia al crecimiento. Miami, FL: Editorial Unilit. Wagner, P. (2005).
La iglesia innovadora: Como Dios liberará a su iglesia en el futuro. Buenos Aires,
Argentina: Editorial Peniel.
Rainer, T. S. (1993). The book of church growth: History, theology, and principles.
Nashville, TN: Broadman & Holman. Rainer, T. S., & Geiger, E. (2007).
Iglesia simple. Nashville, TN: Broadman & Holman. Rode, D. J. (1998).
Crecimiento: Claves para revolucionar la iglesia. Buenos Aires, Argentina: Asociación
Casa Editora Sudamericana. Schuller, R. H. (1976).
Su iglesia tiene posibilidades. Barcelona, España: Editorial Clie. Schwarz, C. A. (1996).
Desarrollo natural de la iglesia: Ocho características básicas de una iglesia saludable.
Barcelona, España: Editorial Clie. Schwarz, C. A. (1999).
Cambio de paradigma: Como el desarrollo natural de la iglesia puede transformar el
pensamiento teológico. Barcelona, España: Editorial Clie. Stark, D., & Veldman, B. W.
(2004).
Desarrolle la gente a través de los grupos celulares. Buenos Aires, Argentina: Editorial
Peniel. Strong, J. (2002a).
Automático. En la nueva concordancia Strong exhaustiva: Concordancia exhaustiva de la
Biblia. (1:35). Miami, FL: Editorial Caribe. Strong, J. (2002b).
Discípulo. En la nueva concordancia Strong exhaustiva: concordancia exhaustiva de la
Biblia. (1:78) Miami, FL: Editorial Caribe. Storms, S. (2002)
The beginner`s guide to spiritual gifts. Ventura, CA: Regal Books. Stott, J. (2004).
Señales de una iglesia viva. Buenos Aires, Argentina: Certeza Argentina. Tippet, A. R.
(1978). Iglecrecimiento y la palabra de Dios. Barcelona, España: Editorial Clie. Towns,
E., Wagner, C. P., & Rainer, T. (1998).
Every church guide to growth: How any plateaued church can grow. Nashville, TN:
B&H. Valenzuela, A. (2005).

186