You are on page 1of 1

HOGARES CON VISIÓN

visiónyrestauración.com

Obedecer al Hombre u Obedecer a Dios


PUNTO DE PARTIDA
¿Has sentido alguna vez que todos avanzan en sentido contrario al que tú te diriges, pero, tu interior te dice que vas en
la dirección correcta? Comenta.
LECTURA: Romanos 1:18 (RVR1960)
Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e
injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad.

PARA MEDITAR Y APLICAR


¿Quién es Jesús para ti? Una pregunta para todos; respuesta que solamente por medio del Espíritu Santo nos
puede ser revelada (1 Jn. 2:27).
Entendiendo que el poder del evangelio es por fe, mediante la confesión de Su nombre y el creer en Su
resurrección, confirmado en Jesús (Ro. 10:16-17). Y debido a que las corrientes religiosas y al ateísmo moderno que
niegan este hecho: Es imperativo para la iglesia dar a conocer el poder contundente del nombre de Jesús (Mt. 28:19-20).
Para enfrentar el día de hoy, a un mundo escéptico, con el testimonio indubitable de Su resurrección, como lo
enfrentaron los discípulos en la iglesia primitiva.
I.- El evangelio un mensaje de poder. Después de permanecer tres días en la tumba el Señor Jesucristo resucitó y
estuvo en la tierra por cuarenta días, para después ascender al cielo, dándoles la promesa de la venida del Espíritu Santo,
quien se derramo el día de pentecostés, a los diez días después de la ascensión de Jesús (Hch. 1:3,8; Ro. 15:1-4). El
Espíritu Santo trajo una gran convicción y arrepentimiento a todo aquel que escuchaba la Palabra, y a la vez, oposición
por las autoridades religiosas. Un mensaje que el enemigo quiere parar (Hch. 4:1-2; Lc. 20:27; Hch. 4:3-4).
II.- Una evidencia que no se puede ignorar. El asunto requería una respuesta, era la sanación de un cojo de
nacimiento; exigían enfrentarlo; y demandaban explicación a dos preguntas cruciales (Hch. 4:4-7). El apóstol Pedro dio
una respuesta con autoridad, y una explicación obvia ante tan grande hecho: Nosotros no tenemos nada que ver en esto;
es por causa de Su nombre, Jesús; nombre de poder, nombre sobre todo nombre (Hch. 4:8-12).
III.- Un litigante novato transformado, enfrentando al más alto tribunal. Pedro y Juan habían sido transformados
por el poder del evangelio, el cambio era notorio. Con seguridad habían estado con Jesús quién los había transformado.
El mismo nos ha comisionado para dar a conocer Su nombre por medio del Espíritu Santo, quien nos ha dado poder y
autoridad para testificar con denuedo (Hch. 4:13; Ef. 6:18-20).
IV.- Una sanidad que causa revuelo, un nombre de poder. Este milagro de sanidad, parece ser a propósito, para
sacudir al mundo religioso; un milagro estaba sucediendo a las puertas del templo, un cojo de nacimiento quien todos los
días pedía limosa, fue sanado, cuando Pedro y Juan oraron por él (Hch. 4:14-16).
V.- Temor verdadero. Los discípulos predicaron por causa de Su nombre. Los religiosos temen a los hombres, los
mueve la opinión de los demás, en cambio, los discípulos temen a Dios y no les importa la opinión de los hombres. El
nombre de Jesús amenaza el status religioso, rompe los paradigmas de lo establecido en la tradición y libera el poder
transformador de Dios (Hch. 4:17-22).
ORACIÓN
Señor gracias por la obra redentora que proveíste por medio de Jesús. Ayúdame a llevar el mensaje del evangelio y
hablar con denuedo tu Palabra en todo tiempo, por el poder de tu Espíritu Santo. Amén.