You are on page 1of 2

Lección 03


¡Bienvenido a esta tercera lección, hoy estudiaremos una gloriosa verdad que tu "eres el
Templo de Dios".

I. LA MENTIRA Y LA IGNORANCIA
En estos últimos tiempos la mentira del diablo se hace presente a través de las sectas,
engañando a algunos creyentes ingenuos, diciéndole que el maligno también puede entrar
en la vida de los creyentes, y de este modo procuran respaldar su doctrina utilizando el
único pasaje del Nuevo Testamento de Mt. 12:43-45, el cual es interpretado a su manera.
Sin embargo, hoy analizaremos por qué este único pasaje no se refiere a los cristianos:
1) En el verso 43 dice: "Cuando el espíritu inmundo sale del hombre...". Aquí no se refiere
a un cristiano sino a un hombre común, es decir un inconverso.
2) En el verso 44 dice: "... Cuando llega (el espíritu inmundo), lo halla (el corazón del
hombre), desocupada" barrida y adornada”. Significa que ese corazón no tenía a Dios,
estaba desocupada, estaba limpio superficialmente. Dios no habita en un corazón que
no es sincero.
3) Y en el verso 45 al final dice: "Así también acontecerá a esta mala generación". No
dice que esto también acontecerá a los cristianos que se apartan.
¿A quién se refirió como mala generación? Para saber esto debemos fijarnos hacia quien
se dirigía y para ello veamos los textos anteriores. (Mt. 12:38-39).
Entonces concluimos que esos hechos sucederían a los escribas y fariseos, que eran la
mala generación y no a los cristianos. En el Nuevo Testamento no existe ningún pasaje
que diga un espíritu ripio ingrese al corazón o al cuerpo del creyente. El diablo se ha valido
de la ignorancia de algunos creyentes para atormentarlos y engañarlos. Hay sectas hoy en
día que solo para buscar sensacionalismo y publicidad hacen aún hablar a los "demonios"
por micrófonos, y a todo enfermo que viene a ellos le dicen que tienen demonio. No se dan
cuenta que más publicidad le hacen a los demonios. Del mismo modo.es también buena la
guerra espiritual, sin entrar en un extremismo.
Los endemoniados existen, pero ¡nunca! en medio del verdadero pueblo de Dios. Solo esto
se encuentra en los inconversos y en los falsos creyentes, ¿Sabes por qué?, porque desde
el momento que te arrepentiste de tus pecados y le recibiste como tu Señor y Salvador,
Dios ingresó en tu corazón para vivir para siempre ... ¿Haz entendido? para siempre, para
siempre, ¡Aleluya!

II. LA VERDAD Y EL CONOCIMIENTO


Jesús dijo: "Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." (Jn. 8:32).
Solo la verdad de la escritura nos llevará a apartarnos de la ignorancia y a sentirnos libre
de la mentira del diablo.
La verdad de Dios es esta:

1.- Eres el Templo del Dios Viviente porque el Padre vive en ti.
En 2 Co. 6:16 dice: ”... Porque vosotros sois el Templo del Dios Viviente, como Dios
dijo: Habitaré y andaré... entre ellos".
El Padre Jehová ha entrado en tu cuerpo y corazón vive en él, por tanto, donde tu vayas
él irá como dice en Is. 43:1,2 "...no temas porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres
tú. Cuando pases por las aguas yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán.
Cuando pases por el fuego no te quemarás …”
2.- Eres el Templo donde vive Jesús

07
Pág.
Lección 03

Jesús prometió a todo aquel que le abriese la puerta de su corazón, que el entraría en
ellos. "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta,
entraré a él..."
i Cristo vive en ti desde que le aceptaste como el Señor y Salvador de tu vida! Aleluya.
En (2 Co. 13-5) el Apóstol Pablo hace la siguiente pregunta: ¿O no conocéis a vosotros
mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados? El sentido
de esta pregunta se hace más clara al leer la Biblia de la versión Popular, que dice así:
"¿No se dan cuenta de que Jesucristo está en ustedes, a menos que sean falsos
creyentes?". Jesús vive dentro de todo verdadero creyente, por tanto, vive en ti.
Jesús también mencionó en Jn. 14:23 que él y el Padre vivirían y morarían en un
creyente que obedece las escrituras, "El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre
le amará, y vendremos a él; y haremos una morada con él."

3.- Eres el Templo del Espíritu Santo


El Espíritu Santo ha hecho de tu cuerpo su Templo en el cual habita para siempre como
dice en 1 Co. 6:19: "¿O ignoráis que vuestro cuerpo es el Templo del Espíritu Santo, el
cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?".
En 1 Co. 3:16-17 menciona que somos Templo de Dios Padre y del Espíritu Santo.
En el Antiguó Testamento el Espíritu venía al hombre y luego se iba. (1 S. 16:14; Sal.
51:11). En el Nuevo Testamento cambió todo pues Jesús dijo que el Espíritu Santo
vendría para que esté con nosotros para siempre "Y yo rogaré al Padre, y os dará otro
consolador, para que esté con vosotros para siempre" (Jn. 14:16,17; 1 Co. 6:19,20).

III. LOS BENEFICIOS DE TENER A DIOS EN NUESTRO SER


1) Viviremos en el Espíritu y no en la carne al morar el Espíritu en nosotros. (Ro. 8:9).
2) El mismo espíritu que levantó de los muertos a Jesús, vivificará también nuestros
cuerpos mortales en el día de la resurrección por su presencia que mora en nosotros.
(Ro. 8:11).
3) El espíritu que habita en nosotros nos da testimonio que somos hijos de Dios. (Ro.
8:16).
4) La presencia de Cristo en nosotros hará, que nuestro cuerpo esté muerto para el
pecado y vivamos para siempre. (Ro. 8:10).
5) La presencia de Cristo en nosotros nos da poder para vivir una auténtica vida cristiana.
(Ga. 2:20).
Este pasaje bíblico de Ga. 2:20 te enseña tres cosas y son:
A) Que tu carne de pecado fue clavado en la cruz juntamente con Jesús "Con Cristo
estoy juntamente crucificado".
B) Que Cristo está dentro de ti para conducir tu vida, a la forma de vida de él. Esto
ocurrirá siempre y cuando tú se lo permitas. El desea transformar tu pensamiento,
carácter y conducta a la de él. "Y ya no vivo yo, más vive Cristo en mi"
C) Que la presencia de Cristo no anula tu voluntad de ser una persona libre de elegir.
"Y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del hijo de Dios".
Por tanto, todo lo puedes en Cristo que está dentro de ti y te fortalece (Fil. 4:13).
Aunque tus negocios fracasaron, o la vida te trató mal, no te desanimes, pues Dios hoy te da
la fuerza para obtener mejores logros y victorias.
¡Levántate hermano mío!, ¡Prospera!, pues Jehová tu Dios está contigo para ayudarte y hacer
de ti más que vencedor … Amén.

08
Pág.