You are on page 1of 5

Sustancias psicoactivas y alcohol

Hay un tema muy clave e importante para ubicar el contexto de las


numerosas causas y problemas de adicción en los jóvenes y este es Su
familia.; que también se puede señalar como la principal fuente de
solución a todos aquellos males que se vienen presentando día a día.
El interés en la familia y los programas que invitan a lograr un cambio y
mejora miento en estas actitudes de los jóvenes, han aumentado en los
últimos 10 años de forma significativa. Sin embargo, a pesar de todos
los esfuerzos no parece que se hayan logrado los resultados esperados,
en parte porque la expresión "familia" hace referencia a un ideal que no
siempre se llena o porque ha terminado siendo un lugar común, en el
cual solo fluyen interpretaciones e intereses dispersos.
Es necesario hacer algunos planteamientos y sugerencias que permitan
avanzar en los esfuerzos que se hacen para satisfacer de una forma
apropiada una de las mayores necesidades de todo ser humano: la de
ser querido, apoyado, oído, valorado y mucho más por aquellos seres
humanos con los que generan un gran vínculo afectivo.
Si las condiciones de interacción en el entorno familia son adecuadas,
los talentos, habilidades, fortalezas y capacidades del individuo
comienzan a cultivarse desde su concepción y va potenciando su
desarrollo, en especial, a lo largo de la infancia y la juventud. Es un
tiempo dónde se crean posibilidades, sueños, desarrolla cualidades y
se construyen las bases para las relaciones con el mundo, la cultura y
el medio ambiente, durante este periodo se fortalecen los fundamentos
de las relaciones sociales, de amistad y amorosas; también se
construye la confianza en sí mismo, así como en el entorno natural y
humano.
De igual manera, muchas dificultades y problemas son el producto de
una larga serie de errores, desconocimiento, carencias e inseguridades
que se inician en un periodo muy temprano. En otras palabras, la
drogadicción, el alcoholismo, la violencia, la discriminación, la
prostitución y otros fenómenos no son problemas que surgen en algún
momento de la adolescencia o de la edad adulta; son la combinación y
la suma de múltiples factores los cuales facilitan que el individuo decida
utilizar las drogas o el alcohol para manejar muchas de sus dificultades
o involucrarse en alguno de ellos.
Existe algo claro: el mejor programa para contrarrestar el consumo de
sustancias y alcohol ha de estar centrados en la prevención. Para ello
es necesario lograr que los adolescentes posean la suficiente
comprensión y claridad de información sobre el fenómeno, que estén
dotados de las actitudes y valores que les permitan decidir con criterio
y con responsabilidad acerca de su eventual consumo y cuenten con
las condiciones personales y sociales que le facilite evitar el uso y el
abuso de dicha sustancias. En este sentido, una educación de calidad,
centrada en la formación integral de niños y jóvenes, ofrecida de forma
articulada por la familia, la escuela y la sociedad, todo aquello constituirá
el proceso más eficaz para fortalecer los factores que impiden la
aparición del problema o para transformar aquellos que lo propician.
No hay ninguna fórmula que permita evitar un problema o dificultad,
pero si hay muchas ideas sobre las cosas que facilitan un desarrollo
sano en los miembros de la familia y de la comunidad que evitan o
disminuye la probabilidad de problemas como el alcoholismo y la
drogadicción, permitiendo una vida más satisfactoria y tranquila, con
habilidades para enfrentar los problemas que surjan en el diario vivir.

Una investigación reciente con familias donde no hay presencia de


alcoholismo y drogadicción mostró algunas características que vale la
pena señalar (Pérez, 1997):
1° Una buena relación de pareja dónde exista respeto, afecto,
capacidad de escucha y una manera adecuada de abordar la resolución
de conflictos, permite un crecimiento sano en sus hijos.
2° Ausencia o bajo consumo de alcohol en los padres. Los hijos
aprenden muchas de sus conductas por imitación y venta muy difícil
entender que algo que ellos ven que sus padres hacen, ellos no puedan
hacerlo
3° Ausencia de consumo de sustancias psicoactivas en el núcleo
familiar, a lo cual es conveniente agregar que también es el círculo más
cercano de parientes, amigos y vecinos.
4° Presencia de ideas religiosas o espirituales en los padres.
5° La realización conjunta de actividades de padres e hijos, tales como
paseos, juegos, visitas sociales, entre otras.
6° La expresión abierta y cotidiana de cariño y afecto entre los diferentes
miembros de la familia.
7° El reconocer, señalar y hablar, en forma explícita y con regularidad,
la creatividad, habilidades y cualidades de cada uno de los integrantes
de la familia, manteniendo una actitud de confianza.
8° El diálogo abierto, cariñoso, oportuno y muy atento sobre los
diferentes temas que interesan o preocupan a cualquier miembro de la
familia.
9° La presencia de confianzas que acercan o unen la familia tanto en
momentos de alegría, como de tristeza, dado que ello le permite crear
una red de apoyo, de solidaridad de y de sentido de pertenencia.
10° El contar con historias compartidas. El ser humano para afianzarse
a su realidad requiere de las raíces que le ofrece el saber de dónde
viene por parte de sus seres cercanos.
11° Las naturales discusiones que se presentan entre día a día en los
padres debe tocarse o solucionarse en pareja y en ausencia de los
menores, evitando así el desconcierto y la manipulación que se pueda
generar.
Con estas características familiares es probable lograr una formación
de personas más cultas, con buena autoestima; capacidades, buenas
relaciones con el entorno, tolerancia a la frustración y un buen manejo
de
situaciones críticas, las cuales pueden evitar que los jóvenes de hoy en
día tomen caminos equivocados.

¿Por qué se consumen drogas?


En estas se basan muchas decisiones que toman los gobiernos de
prohibir, penalizar y crear estrategias tanto de prevención como del
consumo en sí. Hablando del consumo de sustancias no es algo nuevo,
se puede decir que todas las culturas recurren y han recurrido al empleo
de productos que alteran los estados de conciencia; pero existe una
gran diferencia con la situación que se vive actualmente: en toda la
historia humana se observa que muchas de estas sustancias en general
se han "Ritualizado", es decir, que solo ocurría en un contexto
específico y solamente en determinadas circunstancias ; así los Incas
masticaba coca en cualquier momento, los indígenas del Amazonas
solo usan Yahé (un alucinógeno vegetal muy poderoso) en unas
específicas condiciones; y en muchos grupos humanos actuales,
incluso el alcohol se reserva para festividades especiales. Pero la
diferencia del asustó es su carácter masivo y carente del contexto en
particular que le dé un significado especial al hecho de consumir. En
otros términos, desaparecidas el control social de consumir drogas pasa
a ser simultáneamente un fenómeno colectivo, relativamente
permanente e individual: cada uno decide si lo hace o no lo hace.
También existe otra distinción, y es que hay una gran diferencia entre
ensayar una sustancia y otra totalmente distinta es consumirla
compulsiva mente. Y decir que "ensayar" o "experimentar" es una
conducta de riesgo, que tiene básicamente dos ecolocaciones" la
curiosidad natural y la presión de grupo.
Se pueden encontrar lineamientos de una aproximación integral a la
cuestión del consumo de sustancias psicoactivas y el alcohol en
general.
• Factores relacionados con condiciones del medio ambiente
• Factores relacionado con la sustancia misma
• Factores asociados con el sujeto
• La persona frente a sí misma
• La presión de grupo
• El individuo y su familia
No existe una sola razón para volverse consumidor de cualquier
sustancia o "vicio”. Siempre se encontrarán factores de interacción, de
orden personal y familiar, el ambiente y siempre entorno, las
características de la sustancia que se emplee.
Solamente cuando se tienen en cuenta los diferentes elementos que
componen el problema se puede llegar a tener una visión realista y
capaz de generar las soluciones adecuadas.
Y en todos los casos tales soluciones deberán necesariamente
involucrar lo que son "factores de riesgo".