You are on page 1of 622

Ejercicios (Carrere-Bontizer)

- Marcador en la página 1 | Pos. 5 | Añadido el martes 6 de agosto de 2013 02H34'


GMT

==========
Ejercicios (Carrere-Bontizer)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 7-8 | Añadido el martes 6 de agosto de 2013
02H35' GMT

Trabajar sobre el principio de la película, la primera escena, e incluso a veces,


la primera imagen.
==========
Ejercicios (Carrere-Bontizer)
- Nota en la página 1 | Pos. 8 | Añadida el martes 6 de agosto de 2013 02H35' GMT

Trabajar sobre el principio de la película, la primera escena, e incluso a veces,


la primera imagen.
==========
Guía del usuario de Kindle 2a edición (Amazon)
- Subrayado Pos. 277-79 | Añadido el martes 6 de agosto de 2013 03H16' GMT

Subrayados: puedes añadir subrayados colocando el cursor donde desees comenzar el


subrayado, presionando el botón selector central del botón de navegación, y
seleccionando la opción "iniciar subrayado". Desplaza el cursor hasta el final del
texto que desees subrayar y selecciona la opción "finalizar subrayado".
==========
Intemec (Selva Almada)
- Marcador en la página 22 | Pos. 328 | Añadido el martes 6 de agosto de 2013
20H11' GMT-03:01

==========
Intemec (Selva Almada)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 329-31 | Añadido el martes 6 de agosto de 2013
20H12' GMT-03:01

El cielo se ha puesto completamente rojo, como si los montes de vinal, ese árbol
cubierto de espinas largas y durísimas que abunda en la zona, lo hubiesen lacerado
todo el día y recién ahora se dejase sangrar por todas las pequeñas heridas a la
vez.
==========
Un comunista en calzoncillos (Claudia Piñeiro)
- Subrayado Pos. 694 | Añadido el miércoles 7 de agosto de 2013 02H31' GMT-03:01

Ni siquiera con gestos mi padre y mi abuela se tuteaban.


==========
Un comunista en calzoncillos (Claudia Piñeiro)
- Subrayado Pos. 934-35 | Añadido el miércoles 7 de agosto de 2013 03H02' GMT-
03:01

porque mi padre estaba enojado con el mundo y yo formaba parte de él.


==========
El mundo es ancho y ajeno (Ciro Alegría)
- Subrayado en la página 65 | Pos. 993-1002 | Añadido el miércoles 7 de agosto de
2013 04H06' GMT-03:01

¡Desgracia! Una culebra ágil y oscura cruzó el camino, dejando en el fino polvo
removido por los viandantes la canaleta leve de su huella. Pasó muy rápidamente,
como una negra flecha disparada por la fatalidad, sin dar tiempo para que el indio
Rosendo Maqui empleara su machete. Cuando la hoja de acero fulguró en el aire, ya
el largo y bruñido cuerpo de la serpiente ondulaba perdiéndose entre los arbustos
de la vera. ¡Desgracia! Rosendo guardó el machete en la vaina de cuero sujeta a un
delgado cincho que negreaba sobre la coloreada faja de lana y se quedó, de pronto,
sin saber qué hacer. Quiso al fin proseguir su camino, pero los pies le pesaban. Se
había asustado, pues. Entonces se fijó en que los arbustos formaban un matorral
donde bien podía estar la culebra. Era necesario terminar con la alimaña y su
siniestra agorería. Es la forma de conjurar el presunto daño en los casos de la
sierpe y el búho. Después de quitarse el poncho para maniobrar con más desenvoltura
en medio de las ramas, y las ojotas para no hacer bulla, dio un táctico rodeo y
penetró blandamente, machete en mano, entre los arbustos.
==========
Trilogía sucia de La Habana (Pedro Juan Gutiérrez)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1430-33 | Añadido el jueves 8 de agosto de 2013
17H31' GMT-03:01

En tiempos tan desgarradores no se puede escribir suavemente. Sin delicadezas a


nuestro alrededor, imposible fabricar textos exquisitos. Escribo Para pinchar un
poco y obligar a otros a oler la mierda. Hay que bajar el hocico al piso y oler la
mierda. Así aterrorizo a los cobardes y jodo a los que gustan amordazar a quienes
podemos hablar.
==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 83-84 | Añadido el sábado 10 de agosto de 2013
17H33' GMT-03:01

Teoría del «error inicial»: en toda vida hay un error preliminar, aparentemente
trivial, como un acto de negligencia, un falso razonamiento, la contracción de un
tic o de un vicio, que engendra a su vez otros errores.
==========
Trilogía sucia de La Habana (Pedro Juan Gutiérrez)
- Subrayado en la página 196 | Pos. 2996-97 | Añadido el sábado 10 de agosto de
2013 19H07' GMT-03:01

Por algo los chingados mexicanos pueden escribir bien: tienen mucha materia prima
de buena calidad y siempre han sido los vencidos.
==========
Formas de volver a casa (Alejandro Zambra)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 77 | Añadido el lunes 12 de agosto de 2013
16H38' GMT-03:01

Pero nuestros padres nunca tienen cara realmente. Nunca aprendemos a mirarlos bien.

==========
Formas de volver a casa (Alejandro Zambra)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 475-77 | Añadido el miércoles 14 de agosto de
2013 01H12' GMT-03:01

Leer es cubrirse la cara, pensé. Leer es cubrirse la cara. Y escribir es mostrarla.


Hoy
==========
El ruido de las cosas al caer (Juan Gabriel Vásquez)
- Subrayado en la página 112 | Pos. 1704-6 | Añadido el jueves 15 de agosto de
2013 01H22' GMT-03:01

La experiencia, eso que llamamos experiencia, no es el inventario de nuestros


dolores, sino la simpatía aprendida hacia los dolores ajenos.
==========
El ruido de las cosas al caer (Juan Gabriel Vásquez)
- Subrayado en la página 179 | Pos. 2743 | Añadido el jueves 15 de agosto de 2013
17H18' GMT-03:01

la nostalgia de las cosas que aún no se han perdido.


==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 698-99 | Añadido el viernes 23 de agosto de
2013 01H01' GMT-03:01

Literatura es afectación. Quien ha escogido para expresarse un medio derivado, la


escritura, y no uno natural, la palabra, debe obedecer a las reglas del juego.
==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 788-91 | Añadido el viernes 23 de agosto de
2013 01H06' GMT-03:01

Al beber cambiamos sencillamente de lente y recibimos del mundo una imagen que
tiene en todo caso la ventaja de ser distinta de la natural. En este sentido la
embriaguez es un método de conocimiento. La embriaguez moderada, es decir, aquella
que nos aleja de nosotros mismos sin abandonarnos, no la borrachera, en la cual
nuestra conciencia le dice adiós a nuestro comportamiento.
==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Marcador en la página 62 | Pos. 940 | Añadido el viernes 23 de agosto de 2013
01H14' GMT-03:01

==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Marcador en la página 62 | Pos. 944 | Añadido el viernes 23 de agosto de 2013
01H14' GMT-03:01

==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Marcador en la página 64 | Pos. 971 | Añadido el viernes 23 de agosto de 2013
01H15' GMT-03:01

==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 209-11 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
02H35' GMT-03:01

el acceso a los recursos mencionados configura un patrón original en los Andes, al


que Murra llama "el archipiélago" o el "control vertical de un máximo de pisos
ecológicos", y que descansa en la necesidad de operar zonas productivas variadas y
situadas a muy diferentes niveles sobre el mar.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 226-28 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
02H35' GMT-03:01

El "archipiélago" supone así el control efectivo de tierras ubicadas en los


distintos pisos ecológicos que los Andes ofrecen, cuya variación permitió, y hace
posible aún ahora, acceder a bienes suficientes y diversificados para lograr el
autoabastecimiento de un grupo étnico.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 349-53 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
02H41' GMT-03:01

Desde los primeros cronistas europeos que publicaron sus impresiones en Sevilla, a
pocos años de la invasión, las estructuras socio-políticas erigidas por los cuzque-
ños durante el siglo XV fueron reconocidas por unos como excepcionales, y por otros
como utópicas: era obvio que se trataba de "gente de razón", civilizada, con
ciudades y centros de peregrinación, riego intensivo y estratificación social,
administración centralizada e inmensos depósitos para almacenar las reservas que
utilizaba el ejército. Nadie era "pobre", no había hambre.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 387-88 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
02H45' GMT-03:01

hacia 1500, en el Tawantinsuyu había dos sistemas en la agricultura y en el acceso


a la tierra. Ambos, el del Estado y el de los grupos étnicos locales eran fuerzas
reales, económicas y políticamente significativas.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 464-66 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
02H49' GMT-03:01

el concepto básico que regía los intercambios recíprocos de energía dentro de la


comunidad era el tiempo, los días o años de trabajo adeudados a personas, a
unidades domésticas, a la comunidad, a los señores y eventualmente al Estado.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 606-7 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
02H58' GMT-03:01

en el sistema incaico todos los varones útiles —los encargados de unidades


domésticas— estaban obligados a tributar energía al Estado, aun si admitimos que no
siempre cumplían con ella.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 661-63 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
03H05' GMT-03:01

El error consiste no en afirmar que hubo preocupación por el bienestar de los


impedidos sino en atribuir al Estado lo que seguía siendo responsabilidad del ayllu
y del grupo étnico.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 755-56 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
03H12' GMT-03:01

Eran tan comunes en la dieta andina que una de las unidades de tiempo empleadas
antes de 1532 equivalía al tiempo necesario para cocer una olla con papas.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 61 | Pos. 925-26 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
03H20' GMT-03:01

Lo que sostengo en este artículo es que al estudiar los Andes en la época inka
encontramos no sólo dos clases de cultivos en diversas zonas climáticas, sino en
realidad dos sistemas de agricultura.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 949-51 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
03H22' GMT-03:01

El control vertical de un máximo de pisos ecológicos en la economía de las


sociedades andinas (1972)
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 977-79 | Añadido el sábado 24 de agosto de 2013
03H23' GMT-03:01

el control simultáneo de tales "archipiélagos verticales" era un ideal andino


compartido por etnías muy distantes geográficamente entre sí, y muy distintas en
cuanto a la complejidad de su organización económica y política.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 87 | Pos. 1333-36 | Añadido el sábado 24 de agosto de
2013 03H36' GMT-03:01

Si todos los reinos altiplánicos tenían "sus" cocales, "sus" islas para wanu, "sus"
bosques con sus q'eruka-mayoq, el mapa étnico de la región andina debe dibujarse
con múltiples pinceles y con criterios distintos a los que se usan en otros
continentes, donde etnías y territorios suelen coincidir...
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 126 | Pos. 1931-35 | Añadido el sábado 24 de agosto de
2013 03H57' GMT-03:01

mi inclinación es considerar los archipiélagos como un método antiguo, elaborado


por sucesi vas poblaciones andinas para la mejor percepción y utilización de los
recursos en su extraordinario conjunto de ambientes geográficos61.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 128 | Pos. 1950-53 | Añadido el sábado 24 de agosto de
2013 03H58' GMT-03:01

Si contemplamos ahora el Tawantinsuyu y su utilización de colonias, veremos que la


"verticalidad" física pierde su importancia y es reemplazada por otra estructural,
por un archipiélago cuyas "islas" constituyentes ya no necesitan tener ninguna
proximidad62, ya que sus nuevas funciones parecen independientes de toda
consideración ecológica.
==========
Formaciones económicas y politicas del mundo andino (John Murra)
- Subrayado en la página 133 | Pos. 2032-34 | Añadido el sábado 24 de agosto de
2013 04H02' GMT-03:01

Cada una de estas instituciones funcionaba en íntima relación con los archipiélagos
verticales. No es difícil ver que, en 1532, la sociedad andina, su economía, sus
aparatos administrativos y políticos, estaban en el umbral de profundas
transformaciones que la invasión europea detuvo y desvió.
==========
Morirás Mañana (Jaime Bayly)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 88-89 | Añadido el lunes 26 de agosto de 2013
16H47' GMT-03:01

Tengo un número impreciso y ciertamente abultado de enemigos, pero enemigos de


verdad son los que uno recuerda cuando le dicen que va a morir pronto y se niega a
dejarlos vivos.
==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 83 | Pos. 1261 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
01H12' GMT-03:01

Soy un hedonista frustrado.


==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1435-36 | Añadido el martes 27 de agosto de
2013 01H24' GMT-03:01

La biblioteca personal es un anacronismo. Ocupa demasiado lugar en casas cada vez


más chicas, es oneroso formarlas, nunca realmente se las aprovecha en proporción a
su costo o volumen.
==========
El espacio en la literatura (Janusz Slawinski)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 67-68 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
23H14' GMT-03:01

uno de los principios de organización de su plano temático-composicional (de la


realidad presentada),
==========
El espacio en la literatura (Janusz Slawinski)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 71-72 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
23H15' GMT-03:01

esquemas composicionales del espacio presentado fijados en la tradición, a la


tópica espacial literaria entendida de manera amplia, a los métodos de descripción,
a los principios que determinan el valor semántico de las presentaciones espaciales
encerradas en las obras, etc.
==========
El espacio en la literatura (Janusz Slawinski)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 76 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
23H18' GMT-03:01

problemática de los campos semánticos vinculados a la categoría de espacio;


==========
El espacio en la literatura (Janusz Slawinski)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 85-86 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
23H18' GMT-03:01

reflexiones sobre los patrones culturales de la experiencia del espacio y su papel


en el modelado del mundo presentado de las obras literarias.
==========
El espacio en la literatura (Janusz Slawinski)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 86-90 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
23H19' GMT-03:01

Aquí entran en juego cuestiones como, por ejemplo, los correlatos espaciales de la
jerarquía social; los terrenos «propios» y «ajenos», cotidianos y sagrados,
vinculados a la práctica social y correspondientes a la inmovilidad y a las
aspiraciones fantasmagóricas, los espacios de defensa y los espacios de conquista;
las valoraciones morales, cosmovisivas o estéticas establecidas de lugares, zonas,
direcciones, puntos cardinales y regiones —que se explican sobre la base de la
mitología, la religión, las ideologías sociales, etc.
==========
El espacio en la literatura (Janusz Slawinski)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 108-9 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
23H20' GMT-03:01
universales espaciales arquetípicos, su papel en la formación de la imaginación de
los escritores y sus exteriorizaciones en estilística, la semántica y la temática
de las obras.
==========
El espacio en la literatura (Janusz Slawinski)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 117-18 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
23H21' GMT-03:01

reflexiones filosóficas —de carácter especulativo— concernientes a la naturaleza y


forma del espacio literario concebido como copia, analogon o peculiar
transformación del espacio físico.
==========
El espacio en la literatura (Janusz Slawinski)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 134-36 | Añadido el martes 27 de agosto de 2013
23H21' GMT-03:01

concepciones en que se trata no del espacio como componente de la realidad


presentada de la obra, sino de la obra misma concebida como un espacio sui generis.

==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 106 | Pos. 1614-15 | Añadido el miércoles 28 de agosto de
2013 13H18' GMT-03:01

Morir como un animal herido, en lo más profundo del bosque, en el corazón de la


selva oscura, solo, donde no cabe esperar socorro ni compasión de nadie.
==========
Prosas apátridas (Juan Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 110 | Pos. 1677-79 | Añadido el miércoles 28 de agosto de
2013 13H23' GMT-03:01

Las palabras que callamos eran las que deberíamos haber pronunciado. Los gestos que
guardamos por pudor eran los que deberíamos haber cumplido. Los actos que nos
parecieron triviales eran los que se esperaba de nosotros. Otros los hicieron en
nuestro lugar. Paguemos ahora las consecuencias.
==========
El hombre que amaba a los perros (Leonardo Padura)
- Subrayado en la página 126 | Pos. 1925 | Añadido el miércoles 28 de agosto de
2013 15H34' GMT-03:01

habían cometido excesos criminales tan deleznables como los de los militares
rebeldes),
==========
El hombre que amaba a los perros (Leonardo Padura)
- Subrayado en la página 284 | Pos. 4342-43 | Añadido el viernes 30 de agosto de
2013 17H36' GMT-03:01

(si no entendemos algo de los rusos siempre parece ser por culpa de su alma),
==========
El hombre que amaba a los perros (Leonardo Padura)
- Subrayado en la página 376 | Pos. 5755-57 | Añadido el sábado 31 de agosto de
2013 23H23' GMT-03:01

Aun teniendo parte de razón (yo era y soy un infeliz: un no feliz), en sus
descargas de odio Raquelita sufría una traición de la semántica: más que un
perdedor, yo era un derrotado, y entre uno y otro estado había —hay, siempre habrá—
un abismo de connotaciones e implicaciones.
==========
El hombre que amaba a los perros (Leonardo Padura)
- Subrayado en la página 389 | Pos. 5957-58 | Añadido el sábado 31 de agosto de
2013 23H40' GMT-03:01

—Querida, el trópico está en cualquier lugar donde no haya que vivir la mitad del
año cagándose de frío y caminando entre la puta nieve.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 303 | Añadido el martes 10 de septiembre de
2013 13H18' GMT-03:01

muerte natural, americana, disparados por un soldado o un policía.


==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 312-13 | Añadido el martes 10 de septiembre de
2013 13H19' GMT-03:01

y no sabía entonces que el llanto iba a ser su segundo idioma.


==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Marcador en la página 26 | Pos. 399 | Añadido el martes 10 de septiembre de 2013
13H24' GMT-03:01

==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 461-62 | Añadido el martes 10 de septiembre de
2013 13H27' GMT-03:01

("Mi pobre Karl haría mejor en amasar un capital en lugar de pasarse escribiendo
sobre él")
==========
Morirás Mañana (Jaime Bayly)
- Subrayado en la página 226 | Pos. 3453 | Añadido el jueves 12 de septiembre de
2013 18H44' GMT-03:01

tan flaco que parecía siempre de perfil,


==========
Modernismo (Rafael Gutierrez Girardot)
- Marcador en la página 73 | Pos. 1110 | Añadido el miércoles 18 de septiembre de
2013 19H40' GMT-03:01

==========
Modernismo (Rafael Gutierrez Girardot)
- Marcador en la página 79 | Pos. 1203 | Añadido el miércoles 18 de septiembre de
2013 19H44' GMT-03:01

==========
Modernismo (Rafael Gutierrez Girardot)
- Marcador en la página 92 | Pos. 1396 | Añadido el miércoles 18 de septiembre de
2013 19H52' GMT-03:01

==========
Diario de muerte (Enrique Lihn)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 705 | Añadido el domingo 22 de septiembre de
2013 18H52' GMT-03:01
Los vivos estamos muertos los muertos estamos vivos.
==========
Diario de muerte (Enrique Lihn)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 755-56 | Añadido el domingo 22 de septiembre de
2013 18H53' GMT-03:01

Qué otra cosa se puede decir de la muerte que sea desde ella, no sobre ella
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 57 | Pos. 867-68 | Añadido el miércoles 25 de septiembre
de 2013 15H22' GMT-03:01

caminando a desgano como si la otra pierna se les hubiera quedado en la semana


pasada
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 61 | Pos. 926-28 | Añadido el miércoles 25 de septiembre
de 2013 15H37' GMT-03:01

Es decir que si la obra no remite directamente al autor -"es un buen camarada,


ergo, escribe bien", "se fue a vivir en Europa para que lo dejen en paz, ergo no
expresa lo americano"-remite inevitablemente a la sociedad que produce el texto por
intermedio del escriba.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 124 | Pos. 1902-3 | Añadido el miércoles 25 de septiembre
de 2013 16H53' GMT-03:01

hubiera sucedido diez años después, quizás habría estado allí David Viñas
sosteniendo que, puesto que muchas cosas han cambiado en el orden social de
América, ya no podía mantenerse el mismo criterio de antes sobre la creación
individual-ista,
==========
12 cuentos (Juan Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 145 | Pos. 2210 | Añadido el jueves 3 de octubre de 2013
16H03' GMT-03:01

(pues entretanto, aparte de fumar, me había casado y tenido un hijo).


==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 7-9 | Añadido el miércoles 16 de octubre de 2013
14H59' GMT-03:01

Nos equivocaríamos, no obstante, si buscásemos nuestro punto de partida en la


fábula y sus contenidos: en la situación vivida por el niño los elementos más
importantes también pueden no referirse directamente a ella.
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 23 | Añadido el miércoles 16 de octubre de 2013
15H00' GMT-03:01

La voz de la madre no le habla sólo de Caperucita Roja o de Pulgarcito: le habla de


sí misma.
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 30-31 | Añadido el miércoles 16 de octubre de
2013 15H01' GMT-03:01

la fábula representa para él un abundante almacenaje de informaciones sobre la


lengua.
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 36-46 | Añadido el miércoles 16 de octubre de
2013 15H02' GMT-03:01

el niño toma de la fábula, de la situación, de todos los sucesos reales, lo que le


interesa, lo que le sirve, en una continua actividad de selección. ¿Para qué más le
sirve la fábula? Le sirve para construirse estructuras mentales, para establecer
relaciones como “yo, los otros”, “yo, las cosas”, “las cosas verdaderas, las cosas
inventadas ”. Le sirve para tomar distancias en el espacio (“ lejos, cerca”) y en
el tiempo (“ una vez - ahora”), (“ antes -después”, “ayer - hoy - mañana”).
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 62-63 | Añadido el miércoles 16 de octubre de
2013 15H02' GMT-03:01

la fábula representa una útil iniciación de la humanidad, al mundo de los destinos


humanos,
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 75-76 | Añadido el miércoles 16 de octubre de
2013 15H03' GMT-03:01

La fábula tiene para él la misma seriedad y verdad del juego: le sirve para
comprometerse, para conocerse, para medirse. Por ejemplo, para medirse con el
miedo.
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 102-4 | Añadido el miércoles 16 de octubre de
2013 15H05' GMT-03:01

Al mismo tiempo que divierte al niño, el cuento de hadas le ayuda a comprenderse y


alienta el desarrollo de su personalidad. Le brinda significados a diferentes
niveles y enriquece la existencia del niño
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 105-7 | Añadido el miércoles 16 de octubre de
2013 15H06' GMT-03:01

La presente obra pretende mostrar cómo dichos relatos representan, de forma


imaginaria, la esencia del proceso del desarrollo humano normal, y cómo logran que
éste sea lo suficientemente atractivo como para que el niño se comprometa en él.
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 113-14 | Añadido el miércoles 16 de octubre de
2013 15H06' GMT-03:01

El cuento es en sí una obra de arte, y no lograría ese impacto psicológico en el


niño si no fuera, ante todo, eso: una obra de arte.
==========
Corpus parcial (SN)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 219-21 | Añadido el miércoles 16 de octubre de
2013 15H13' GMT-03:01

Los cuentos de hadas enriquecen la vida del niño y le prestanuna cualidad


fascinante, precisamente porque no sabe de qué manera ha actuado el encanto de
dichashistorias en él. (…)
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 147 | Pos. 2243-45 | Añadido el miércoles 16 de octubre
de 2013 16H21' GMT-03:01

Ya Marx hablaba de la posibilidad de detectar el grado de humanización de una época


por el carácter dé la relación sexual, la relación más íntima, natural y bella
entre personas. O sea que es bastante triste el grado de humanización de nuestra
época.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 152 | Pos. 2319-21 | Añadido el miércoles 16 de octubre
de 2013 16H26' GMT-03:01

Lo que sucede, dijo, lo que nos sucede como país y como escritores, es que no
tuvimos un destino que nos sobrepasara, que fuera más grande que nosotros, y nunca
fuimos al encuentro de nuestro destino cuando estaba en juego en otro sitio, en los
combates decisivos de otros pueblos, excepto esos que no son "nosotros" porque
optaron por el lado de la mierda.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 153 | Pos. 2340-41 | Añadido el miércoles 16 de octubre
de 2013 16H28' GMT-03:01

Ese es nuestro castigo: estar condenados a escribir sobre pequeñísimos burgueses,


con sus problemas de puertas para adentro, o sea escribir sobre nosotros mismos que
es todo lo que conocemos.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 154 | Pos. 2357-59 | Añadido el miércoles 16 de octubre
de 2013 16H29' GMT-03:01

describimos al indio que sólo conocemos por fuera o de paso, como si siempre lo
hubiéramos mirado desde la ventanilla de un tren en marcha, árbol, piedra, vaca o
choza: elemento de la geografía pero no de la historia, o sea no de la literatura.
En revancha, él tampoco nos conoce: ni los dirigentes ni los siglos de látigo le
han enseñado a distinguir a su enemigo al
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 174 | Pos. 2659-61 | Añadido el jueves 17 de octubre de
2013 12H25' GMT-03:01

te preguntas hasta cuándo la novela tendrá que apoyarse en la anécdota, hasta


cuándo el animal dormido de la literatura va a seguir despertándose a atisbar el
acontecimiento y lanzarse sobre él para devorarlo, si no será posible lograr ese
objeto sumo del arte, la novela sin situaciones ni personajes, y
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 177 | Pos. 2701 | Añadido el jueves 17 de octubre de 2013
12H28' GMT-03:01

también existe la rabia de escribir como quien muerde.


==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Nota Pos. 1786 | Añadida el jueves 17 de octubre de 2013 16H15' GMT-03:01

trickster
==========
Obra poética completa (César Vallejo)
- Subrayado en la página 106 | Pos. 1620-21 | Añadido el sábado 19 de octubre de
2013 20H10' GMT-03:01

¿Qué se llama cuanto heriza nos? Se llama Lomismo que padece nombre nombre nombre
nombrE.
==========
Obra poética completa (César Vallejo)
- Subrayado en la página 116 | Pos. 1769 | Añadido el domingo 20 de octubre de
2013 02H53' GMT-03:01

Ese no puede ser, sido.


==========
Obra poética completa (César Vallejo)
- Subrayado en la página 144 | Pos. 2196-97 | Añadido el martes 22 de octubre de
2013 09H43' GMT-03:01

Saboreemos la canción estupenda, la canción dicha por los labios inferiores del
deseo.
==========
Obra poética completa (César Vallejo)
- Marcador en la página 155 | Pos. 2364 | Añadido el martes 22 de octubre de 2013
09H47' GMT-03:01

==========
Obra poética completa (César Vallejo)
- Marcador en la página 155 | Pos. 2369 | Añadido el martes 22 de octubre de 2013
09H48' GMT-03:01

==========
Obra poética completa (César Vallejo)
- Subrayado en la página 172 | Pos. 2631-32 | Añadido el martes 22 de octubre de
2013 09H55' GMT-03:01

vosotros sois los cadáveres de una vida que nunca fue.


==========
Obra poética completa (César Vallejo)
- Subrayado en la página 175 | Pos. 2669 | Añadido el martes 22 de octubre de 2013
09H55' GMT-03:01

Mi madre me ajusta el cuello del abrigo, no porque empieza a nevar, sino para que
empiece a nevar.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3004-6 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 16H50' GMT-
03:01

Jacques Rancière ( L’Enjeu Scénario) explica muy bien cómo, si no hay ley moral en
los personajes puesto que todos simulan cinismo, no hay verdadera historia posible:
«El cinismo corriente produce un relato vacío» (108).
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3126-28 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 16H57' GMT-
03:01

hay error y peligro de confusión, si el guionista no sabe dejar claro cuál es el


objetivo principal del personaje. A menos que dicha confusión sea presentada
temporalmente porque así se desea, siguiendo una táctica guionística muy concreta
(«engañar al enemigo»).
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3223-28 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 19H16' GMT-
03:01

El «Mac Guffin», muy concretamente, es, en las películas de espionaje o de


suspense, etc., el documento secreto, los papeles, el secreto militar o político
que constituye, aparentemente, lo que está en juego en la ficción. Hitchcock
asegura que ese contenido del Mac Guffin debe ser «importante en extremo para los
personajes del film, pero sin importancia para mí, narrador». Así, la historia
puede mantenerse y apasionar al público en tomo a un pretexto que poco importa al
guionista y al público.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3245-47 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 19H18' GMT-
03:01

El «Mac Guffin» más famoso de la historia más gigantesca (cuatro óperas que
totalizan doce o trece horas de duración) es el anillo de oro por el que lucha el
universo entero, en La Tetralogía de Wagner.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3429-30 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 19H28' GMT-
03:01

El arte de la exposición consiste, pues, en dramatizar una comunicación de


informaciones.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3489-92 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 19H31' GMT-
03:01

El gancho, el cebo, el anzuelo (hook) es, en un film, el acontecimiento


impresionante, extraño, sorprendente, todavía enigmático, que se sitúa al principio
de la historia para captar el interés, en vez de que esta ficción empiece
simplemente por exponer el statu quo de los personajes.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3778-79 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 19H43' GMT-
03:01

Tampoco es malo recordar que para un guión, el detalle es tan importante como las
grandes ideas generales.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3810-13 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 19H45' GMT-
03:01

2. PUNTO DE VISTA Se puede considerar que una historia cinematográfica está narrada
desde el punto de vista de un personaje determinado, cuando éste está presente,
como partícipe o testigo, en la mayor parte de las escenas que componen el film, y
no se nos deja ver o saber mucho más (ni mucho menos tampoco) que a él.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3957-60 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 19H52' GMT-
03:01

Además, un problema típico de los guiones es informar a los personajes


recientemente introducidos en la historia de lo que los espectadores ya saben con
detalle, sin tener que realizar una aburrida recapitulación. En este caso, se
recurre a menudo a la elipsis del momento en el que la información ha sido
transmitida.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 3970-71 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 19H52' GMT-
03:01

No hay que olvidar establecer por qué y cómo un personaje está al corriente de
algo.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 4189-94 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 20H01' GMT-
03:01

• El «tag», o detalle de caracterización El tag es un rasgo característico, tic,


gesto, réplica peculiar, detalle indumentario, uso de un accesorio particular,
etc., que distingue a un personaje, a menudo un personaje secundario, del que
constituye el « rasgo unario», como diría Lacan. Según Swain, se debería atribur
varios tags a cada personaje. El tag (llamado «differentiating trait», en Nash-
Oakey) debe estar en relación con la historia, y no ser insertado artificialmente
en ella.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 4358-59 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 20H08' GMT-
03:01

CAPÍTULO IX Los fallos del guión (para cometerlos mejor)


==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 4670-71 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 20H28' GMT-
03:01

El arte del guionista, lo hemos dicho en otro lugar, consiste en jugar con la
anticipación del público y, al mismo tiempo, hacerla fracasar.
==========
Como se escribe un guion (Michel Chion)
- Subrayado Pos. 4713-15 | Añadido el miércoles 23 de octubre de 2013 20H33' GMT-
03:01

Hitchcock recuerda, de modo muy pertinente, a través de sus films y en sus


declaraciones, que llenar los agujeros de la historia equivale a crear otros en la
continuidad dramática, es decir tiempos muertos de exposición.
==========
El síndrome de Ulises (Santiago Gamboa)
- Subrayado en la página 184 | Pos. 2811-13 | Añadido el lunes 28 de octubre de
2013 02H42' GMT-03:01

pues al fin y al cabo eso es una novela, un esfuerzo sostenido por narrar una
historia o el conjunto de impresiones que nos sugiere una historia, y de hacerlo de
un modo persuasivo, de un modo «correcto», y recordé un
==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 487-88 | Añadido el lunes 4 de noviembre de
2013 16H27' GMT-03:01

Acaban de pasar dos F16 en vuelo rasante. Como no pueden romper nuestros secretos,
intentan rompernos el tímpano.
==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Marcador en la página 49 | Pos. 748 | Añadido el lunes 4 de noviembre de 2013
16H35' GMT-03:01

==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1142-43 | Añadido el lunes 4 de noviembre de
2013 16H58' GMT-03:01

Son las cosas pequeñas las que nos asustan. Las cosas inmensas, aquellas que pueden
matarnos, nos hacen valientes.
==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Subrayado en la página 83 | Pos. 1259-61 | Añadido el lunes 4 de noviembre de
2013 17H02' GMT-03:01

Ha llegado a creer que la vida es un accidente, algo que no se suponía que


sucediera. Y por eso lo mejor es callarse, lo mejor es recoger los trozos que
quedan, pegarlos de alguna manera, y no decir nada del resto. ¡Nada, nada, nada!
==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Subrayado en la página 92 | Pos. 1406-7 | Añadido el martes 5 de noviembre de
2013 12H09' GMT-03:01

No es mi persona lo que te entrego esta noche en tu celda —eso sería demasiado


simple—, lo que te entrego es tu propia persona, amada en cada una de sus partes.
==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Marcador en la página 97 | Pos. 1473 | Añadido el martes 5 de noviembre de 2013
12H10' GMT-03:01

==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Subrayado en la página 163 | Pos. 2489-90 | Añadido el martes 5 de noviembre de
2013 12H50' GMT-03:01

Los muertos son lo que queda de lo que se escribió. La mayor parte de lo que se
escribe queda reducido a cenizas. Los muertos están todos ahí, en las palabras que
permanecen.
==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Subrayado en la página 167 | Pos. 2560-61 | Añadido el martes 5 de noviembre de
2013 12H54' GMT-03:01

Cada una armada no más que con un útero abandonado.


==========
De A para X. Una historia en cartas (John Berger)
- Marcador en la página 187 | Pos. 2854 | Añadido el martes 5 de noviembre de 2013
13H06' GMT-03:01

==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 258-59 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 19H46' GMT-03:01

Follaje en los ojos (1952) de José María Rivarola Matto,


==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 650-54 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H03' GMT-03:01

los tres narradores que aparecen en la década inicial del siglo -y cuya obra
inicia, según consenso crítico generalizado45, la narrativa nacional- son
extranjeros. Ellos son los argentinos Martín Goycochea Menéndez (1875-1916) y José
Rodríguez Alcalá (1875-1958), y el español Rafael Barrett (1877-1910).
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 676-85 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H05' GMT-03:01

Martín Goycochea Menéndez es, entre los tres, quien más éxito tuvo en su época ya
que se plegó al espíritu de su generación y en sus cuentos describió las glorias
heroicas de la Guerra Grande. Su perspectivismo posible se diluyó al verse
totalmente inmerso y partícipe de este espíritu mitificador creado por miembros de
su generación y desde tal circunstancia hizo una literatura tan nacionalista como
la mayoría de ellos. Es al otro argentino, José Rodríguez Alcalá, a quien el
Paraguay debe Ignacia (1906), su primera novela conocida. Se trata de una novela de
tipo costumbrista-sentimental que además de ser la primera, origina una vertiente
temática que se prolonga hasta el presente. Rafael Barrett inicia la narrativa de
tipo crítico-social cuyas preocupaciones y temática, avanzadas para su época, sólo
serán retomadas mucho más tarde, como lo indicamos arriba, por la narrativa
contemporánea y especialmente por la del exilio.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 714-16 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H06' GMT-03:01

Pérez-Maricevich denomina «la ficcionalización de la historiografía y la


historificación de la ficción»50,
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 891-93 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H12' GMT-03:01

al ser tan reducido el número de posibles lectores, es mínima la difusión que puede
tener el libro dentro del país.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 903-5 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H13' GMT-03:01

La política interna tiene gran influencia en el quehacer literario. La censura


tácitamente vigente en cuanto a material publicable limita el campo de acción del
escritor y desarrolla en él una necesaria autocensura de supervivencia
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 944-48 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H15' GMT-03:01

el hecho de que estos escritores escriban o hayan escrito en Buenos Aires (Casaccia
y Roa), Francia (Silva y Bareiro Saguier) y Estados Unidos (Díaz-Pérez), centros de
experimentación técnico-estructural, tiene, naturalmente, una influencia positiva
en la calidad artística de sus obras y las coloca en la vanguardia de la narrativa
nacional.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 979-80 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H16' GMT-03:01

Las limitaciones que el medio político y cultural imponen al escritor de dentro


obligan moral e intelectualmente al escritor exiliado a tratar de captar y a
denunciar lo que a su colega se le impide.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 65 | Pos. 985-87 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H16' GMT-03:01

Si la Guerra del Chaco promueve a nivel literario la renovación artística que


inicia la contemporaneidad literaria dentro de las letras paraguayas, la Guerra
Civil del año 1947 constituye un punto de referencia importantísimo para la
narrativa del exilio.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1036-37 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H18' GMT-03:01

la «verdad de fuera», de ese otro Paraguay de la diáspora constituido por el millón


largo de seres que se han visto obligados a abandonar el país en los últimos 35-40
años.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 78 | Pos. 1186-87 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H23' GMT-03:01

Los exiliados está construido en base a los movimientos diarios -tanto físicos como
mentales- del exiliado.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1430-31 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H31' GMT-03:01

Los exiliados (1966)


==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 97 | Pos. 1474-76 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H33' GMT-03:01

Bareiro Saguier: «En gran medida la mayor militancia política de los grupos
emigrados está centrada en los puntos fronterizos, sitios privilegiados para la
acción conspirativa y la posibilidad del retorno inmediato»92.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 125 | Pos. 1904-6 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H37' GMT-03:01

1) el exilio de dentro y el exilio de fuera; 2) la obsesión por el pasado; y 3) la


problemática nacional presente como rescate de una realidad camuflada.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 125 | Pos. 1909 | Añadido el miércoles 6 de noviembre de
2013 20H38' GMT-03:01

El exilio de dentro y el exilio de fuera


==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 128 | Pos. 1954-56 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H39' GMT-03:01

«se nace fracasado, frustrado, como se nace con algún defecto físico, porque el
fracaso es algo subjetivo, íntimo...» (Exiliados, p. 178).
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 141 | Pos. 2160-65 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H45' GMT-03:01

Tanto el doctor Gamarra como el doctor Andrada (Exiliados) tipifican el drama del
exilio sin término, pero en especial la situación del profesional en el destierro.
Ambos han dejado su país hace muchos años y los dos todavía viven
«transitoriamente». «Hace diez años que estoy en Posadas» -dice Andrada- «y cuando
llegué pensé que estaría aquí unos meses y que en seguida volvería a nuestro
país...» (p. 281). Sin embargo, aún no ha podido establecerse.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 142 | Pos. 2173-75 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H46' GMT-03:01

La vida en el exilio es una vida precaria, vivida especialmente en espera del


futuro deseado, alimentada por el pasado, pero en donde el presente no es más que
un puente hacia lo que el exiliado más desea: volver al país.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 143 | Pos. 2188-89 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H46' GMT-03:01

La reunión-charla política es la actividad de grupo más común y regular entre los


exiliados.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 145 | Pos. 2215-17 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H48' GMT-03:01

De allí que la realidad imaginada pase a dominar y a ocupar primacía dentro del
mundo vivencial de esos seres desterrados y por lo tanto dentro del discurso
narrativo que la recobra.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 146 | Pos. 2233-34 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H49' GMT-03:01

Lejos o cerca, su vida y la de su familia no tienen salida.


==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 147 | Pos. 2249-50 | Añadido el miércoles 6 de noviembre
de 2013 20H49' GMT-03:01

la alusión directa o el dato concreto es la excepción en la novelística casacciana.

==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 148 | Pos. 2259-61 | Añadido el jueves 7 de noviembre de
2013 12H09' GMT-03:01

En las novelas de Casaccia, el dato histórico o político se agrega a otros


elementos del contexto para explicar, más que el porqué del exilio, su proyección
sicológica en el individuo.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 148 | Pos. 2269-70 | Añadido el jueves 7 de noviembre de
2013 12H10' GMT-03:01

Esa inestabilidad política es un ingrediente de influencia básica en la


configuración sicológica derrotista que Casaccia observa en el paraguayo.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 153 | Pos. 2344-45 | Añadido el jueves 7 de noviembre de
2013 12H13' GMT-03:01

el presente se encuentra absorbido o invadido por otro entorno temporal.


==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 161 | Pos. 2464-68 | Añadido el jueves 7 de noviembre de
2013 12H16' GMT-03:01

la discrepancia ideológica sobre la valoración de una figura histórica nacional


(Francisco Solano López) causa resentimientos personales. El doctor Brítez «le
tenía ojeriza a Paredes por ser lopizta...» (p. 52) y viceversa, éste «le tenía
tirria al doctor Brítez por ser antilopizta y pertenecer a un partido político
contrario al suyo»
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 174 | Pos. 2655-65 | Añadido el jueves 7 de noviembre de
2013 12H20' GMT-03:01

Gabriel Casaccia, por su parte, parece pensar que la problemática del ser paraguayo
tiene raíces en el propio ser, en su herencia étnica, origen éste de proyecciones
sicológicas más difíciles de «curar». De ahí su pesimismo esencial sobre una
solución futura a dicha problemática. Según este escritor, el «indio» que cada
paraguayo lleva en sí es el causante de su eterna condición de esclavo; y esa misma
parte «india» es la que lo lleva a aceptar resignadamente su suerte y a perpetuar,
por lo tanto, el estado de injusticia social del que, por su innata mansedumbre, no
podrá escapar jamás. Señala una de sus criaturas, en Los exiliados, que «esa parte
de indio que tenemos nos ha hecho obedientes y respetuosos a las órdenes y al
látigo» (p. 266), y comenta, enseguida —124: «Siempre nos han estado mandando
dictadores y tiranuelos, y nosotros, como 'güeyes', mansamente agachamos la cabeza
y arrastramos la carreta, desde donde nos picanean» (p. 266).
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 178 | Pos. 2723-25 | Añadido el jueves 7 de noviembre de
2013 12H22' GMT-03:01

Para el Paraguay, los años cuarenta constituyen, en todo sentido, una década
trágica y difícil. Ésta se inicia con un golpe de estado y se cierra con una guerra
civil fratricida que culmina con un éxodo masivo.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 198 | Pos. 3025-28 | Añadido el martes 12 de noviembre de
2013 13H19' GMT-03:01

Tal vez el elemento contextual de mayor influencia en la configuración temático-


estructural de la novelística paraguaya del exilio lo constituyan los escritores de
la llamada «generación de parricidas» cuyas obras aparecen especialmente entre 1945
y 1955,
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 199 | Pos. 3052 | Añadido el martes 12 de noviembre de
2013 13H20' GMT-03:01

Génesis versus espacios novelescos


==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 200 | Pos. 3066-68 | Añadido el martes 12 de noviembre de
2013 13H20' GMT-03:01

La selección de los espacios que conforman el escenario narrativo constituye —


141así un elemento estructural que está necesariamente relacionado con su temática.
«Espacios-cárceles»
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 201 | Pos. 3074-75 | Añadido el martes 12 de noviembre de
2013 13H21' GMT-03:01

los escenarios tienden aquí a ser «espacios-cárceles».


==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 210 | Pos. 3217-20 | Añadido el martes 12 de noviembre de
2013 13H25' GMT-03:01

Posadas es, efectivamente, una cárcel perpetua para los miles de exiliados que allí
se concentran en espera del momento que nunca llega, de volver a la patria. Allí
están por necesidad, por imposición forzosa. Y allí están planeando permanentemente
el retorno, el «escape» de esa celda
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 226 | Pos. 3463-68 | Añadido el martes 12 de noviembre de
2013 13H34' GMT-03:01

la situación del escritor exiliado en particular y a la del exilio en general: la


de encontrarse físicamente ubicado en un determinado contexto geográfico-temporal
(presente) y espiritualmente en otro (por lo general en el pasado), mediando entre
ambos una serie de obstáculos de ordinario insalvables. El «aquí» versus el «allí»
geográfico-temporal La dualidad geográfica (el doble escenario) caracteriza a estas
novelas.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 233 | Pos. 3560-63 | Añadido el martes 12 de noviembre de
2013 13H39' GMT-03:01

Los exiliados es quizás la novela cuya estructura traduce más claramente este
vaivén alternativo del «aquí» versus el «allí» geográfico-temporal, como expresión,
a nivel narrativo, de la configuración físico-mental del exiliado en general y del
escritor exiliado en particular.
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 235 | Pos. 3597-3602 | Añadido el martes 12 de noviembre
de 2013 13H41' GMT-03:01

El «allí» invade el presente, el «aquí» cotidiano, a través de las muchas mujeres


que se ven obligadas a «este ir y venir diario de una orilla a otra, este cruzar y
descruzar el río Paraná todos los días» (p. 9) para ganarse la vida y de vez en
cuando servir también de mensajeras políticas (p. 11). Entra asimismo con los
desterrados que constantemente se van agregando a la colonia de exiliados; y
finalmente, se interpola también de modo indirecto, por medio de cartas,
periódicos, la radio...
==========
Paraguay, novela y exilio (Teresa Méndez-Faith)
- Subrayado en la página 272 | Pos. 4165-67 | Añadido el martes 12 de noviembre de
2013 13H57' GMT-03:01

En general, el panorama humano de la novela del exilio pone al descubierto una


categoría de seres que se mueven obsesionados por un utópico retorno y cuya
existencia va deteriorándose día a día en la infinita espera.
==========
Confabulario Definitivo (Juan Jose Arreola)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1170-71 | Añadido el miércoles 13 de noviembre
de 2013 16H12' GMT-03:01

Esos muñecos revelan fácilmente los estragos de la intemperie, pero son a veces una
perfecta imagen de la realidad: llevan en el rostro las señales de un cansancio
infinito.
==========
Confabulario Definitivo (Juan Jose Arreola)
- Subrayado en la página 104 | Pos. 1584-85 | Añadido el miércoles 13 de noviembre
de 2013 17H13' GMT-03:01

El drama flotaba realmente sobre nosotros, dando dignidad a la culpa.


==========
El desbarrancadero (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 55-56 | Añadido el lunes 18 de noviembre de 2013
16H37' GMT-03:01

Dios no existe y si existe es un cerdo y Colombia un matadero.


==========
El desbarrancadero (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 710-11 | Añadido el lunes 18 de noviembre de
2013 17H01' GMT-03:01

Perdón por la palabra, pero el castizo «hideputa» de Don Quijote vuelto «hijueputa»
y su verbo es lo máximo de que dispone Colombia para insultar, para odiar.
Colombia, país pobre rico en odio.
==========
El desbarrancadero (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 883-84 | Añadido el jueves 21 de noviembre de
2013 11H48' GMT-03:01

Medellín, chiquero de Extremadura trasplantado al planeta Marte.


==========
El desbarrancadero (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1249-50 | Añadido el jueves 21 de noviembre de
2013 12H02' GMT-03:01

yo no estaba en ese instante, como Zola, leyéndole la cabeza. Yo soy novelista de


primera persona,
==========
El desbarrancadero (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1349-50 | Añadido el jueves 21 de noviembre de
2013 12H07' GMT-03:01

Yo no soy novelista de tercera persona y por lo tanto no sé qué piensan mis


personajes, pero esta vez, por excepción, si les voy a decir en qué pensó la mala
de la telenovela:
==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 88-89 | Añadido el lunes 25 de noviembre de 2013
19H03' GMT-03:01

Ningún desposorio del teatro con el cinematógrafo sin el exterminio de ambos.


==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 208-9 | Añadido el lunes 25 de noviembre de
2013 19H09' GMT-03:01

La imagen no tiene un valor absoluto. Imágenes y sonidos deberán su valor y su


poder sólo al uso que tú les asignes.
==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 264-65 | Añadido el lunes 25 de noviembre de
2013 19H10' GMT-03:01

No corras tras la poesía. Ella sola penetra por las junturas (elipsis).
==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 371 | Añadido el lunes 25 de noviembre de 2013
19H15' GMT-03:01

el cine sonoro ha inventado el silencio.


==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 608-9 | Añadido el martes 26 de noviembre de
2013 20H39' GMT-03:01

Con los seres y las cosas de la naturaleza, limpiados de todo arte y en particular
de arte dramático, harás un arte.
==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 660-63 | Añadido el martes 26 de noviembre de
2013 20H41' GMT-03:01

Problema. Hacer ver lo que ves, por intermedio de una máquina que no lo ve como tú
lo ves.1 Es
==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Nota en la página 50 | Pos. 761 | Añadida el martes 26 de noviembre de 2013
20H46' GMT-03:01

lisandro
==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Subrayado en la página 53 | Pos. 803-4 | Añadido el martes 26 de noviembre de
2013 20H58' GMT-03:01

Lo real no es dramático. El drama nacerá de cierta marcha de elementos no


dramáticos.
==========
Notas sobre el cinematógrafo (Robert Bresson)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1072 | Añadido el martes 26 de noviembre de
2013 21H10' GMT-03:01

Producción de la emoción obtenida por una resistencia a la emoción.


==========
El desbarrancadero (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 198 | Pos. 3031-33 | Añadido el viernes 29 de noviembre
de 2013 03H12' GMT-03:01

Y al terrible matacuras que hay en mí, descendiente rabioso de los liberales


radicales colombianos del siglo XIX como Vargas Vila y Diógenes Arrieta, de la
Revolución Francesa, el marqués de Sade, Renán, Voltaire, sectario, hereje, impío,
ateo, apóstata, blasfemador, jacobino,
==========
El desbarrancadero (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 212 | Pos. 3245-46 | Añadido el sábado 30 de noviembre de
2013 01H42' GMT-03:01

Colombia es un país afortunado. Tiene un escritor único. Uno que escribe muerto.
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1037-39 | Añadido el domingo 1 de diciembre de
2013 19H46' GMT-03:01

Collage y mutilación no son, por tanto, sino el haz y el envés de una misma actitud
a la búsqueda del extrañamiento que rompa con la neutralidad opaca y gris que ha
llegado a adquirir lo cotidiano.
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1063-65 | Añadido el domingo 1 de diciembre de
2013 19H47' GMT-03:01

Un film, en último término, se compone de segmentos, de residuos de actitudes, que,


tomadas así, separada y arbitrariamente, son architriviales, desposeídas de
significación lógica, de psicología, de trascendencia literaria
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1125-28 | Añadido el domingo 1 de diciembre de
2013 19H51' GMT-03:01

En resumen, la actitud básica de Buñuel, su matriz poética presente, sin solución


de continuidad, tanto en el cine como en la plataforma literaria donde adquiere
consistencia, reside en la mutilación de lo original y primigenio para recomponerlo
mediante el collage en una nueva identidad que ha prescindido de su ubicación
jerárquica primitiva.
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1142 | Añadido el domingo 1 de diciembre de
2013 19H51' GMT-03:01

Agustín SÁNCHEZ VIDAL


==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1164-69 | Añadido el domingo 1 de diciembre de
2013 19H53' GMT-03:01

Un suelto publicado en La Gaceta Literaria, sin firma, pero que muy probablemente
sea de Buñuel, comenta un premio de guiones concedido a Huido-bro destacando, en
una línea muy parecida, las virtuales cualidades cinematográficas de la literatura
de vanguardia: "De todos los poetas, ¿no es el crea-cionista el que se halla más
cerca de lo fotogénico, el de poesía más cinematográfica? Sus versos actúan por
grandes planos como el cine. Cójase, si no, un poema, póngase números de orden
delante de cada verso y lo habremos transformado en scenario" (La Gaceta Literaria,
n. 24, 15-12-1927, p. 5).
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 126 | Pos. 1931-33 | Añadido el domingo 8 de diciembre de
2013 03H59' GMT-03:01

S I por un punto fuera de una recta trazamos una paralela a ella obtendremos una
soleada tarde de otoño.
==========
Espacios libres (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1029 | Añadido el domingo 8 de diciembre de
2013 05H02' GMT-03:01

Es el grado exacto de tristeza que me produce felicidad;


==========
El efecto Noemi (Carolina Aguirre)
- Subrayado en la página 101 | Pos. 1544 | Añadido el martes 10 de diciembre de
2013 02H29' GMT-03:01

Sabía que, una vez que pelearan, la relación empezaba a ser en serio.
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 170 | Pos. 2596-97 | Añadido el sábado 14 de diciembre de
2013 19H54' GMT-03:01

Tu cuerpo se ajustaba al mío como una mano se ajusta a lo que quiere ocultar;
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 194 | Pos. 2963-65 | Añadido el sábado 14 de diciembre de
2013 20H12' GMT-03:01

Se ha censurado mucho la trivialidad de los films americanos en general. Pero


cualquiera de ellos, incluso el más modesto, contiene siempre una ingenuidad
primitiva, un encanto fotogénico integral, un ritmo absolutamente cinematográfico.
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 301 | Pos. 4611-12 | Añadido el sábado 21 de diciembre de
2013 18H20' GMT-03:01

El componente futurista en Buñuel no debe ser desdeñado, por más que luego se
subsumiera en el surrealista.
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 350 | Pos. 5360-63 | Añadido el sábado 21 de diciembre de
2013 18H51' GMT-03:01

Fue la Vida de Jesús de Renán la obra que abordó de foma sistemática este
tratamiento desmitificador de Jesucristo, influyendo en Gal-dos, Clarín y Machado
hasta el punto de hablar de El Cristo,>> Buñuel siempre deseó hacer una Vida de
Cristo.
==========
Obra literaria (Luis Buñuel)
- Subrayado en la página 354 | Pos. 5426-28 | Añadido el sábado 21 de diciembre de
2013 18H54' GMT-03:01

Piénsese qué grado de influencia puede tener en un cineasta una visión del mundo
basada en la greguería cuando se la compara con el ABC de la sintaxis
cinematográfica y aún se ejerce la literatura en la órbita ramoniana: abre unas
posibilidades de lectura de la obra de Buñuel ciertamente sugestivas.
==========
La novela y la vida (José Carlos Mariátegui)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 247-49 | Añadido el domingo 22 de diciembre de
2013 18H02' GMT-03:01

El pequeño departamento del tipógrafo de Turín, no tenía el confort sencillo y


provincial de la villa Canella en Verona. Pero su esposa tenía, aproximadamente,
las mismas dimensiones.
==========
La novela y la vida (José Carlos Mariátegui)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 265-66 | Añadido el domingo 22 de diciembre de
2013 18H04' GMT-03:01

Esposo casto, a él le pasaba con su pasado sexual lo que con el resto de su


biografía: carecía de puntos de referencia. Turinesa, ella guardaba quizá un
recuerdo más incisivo de su experiencia conyugal;
==========
La novela y la vida (José Carlos Mariátegui)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 267-68 | Añadido el domingo 22 de diciembre de
2013 18H04' GMT-03:01

Una ciudad puede a veces poseernos con arte más perdurable e individual que una
mujer.
==========
La novela y la vida (José Carlos Mariátegui)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 284-85 | Añadido el domingo 22 de diciembre de
2013 18H05' GMT-03:01

Una vez aceptado lo esencial e íntimo de un destino, cuesta muy poco trabajo
aceptar lo accesorio.
==========
La novela y la vida (José Carlos Mariátegui)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 288-89 | Añadido el domingo 22 de diciembre de
2013 18H06' GMT-03:01

Desde el siglo siguiente al descubrimiento de la imprenta, el citadino de todo


antiguo burgo alemán o italiano nace con una vaga aptitud de cajista.
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 76-78 | Añadido el martes 31 de diciembre de
2013 17H37' GMT-03:01

En el estudio del piso de arriba las paredes estaban cubiertas de libros de


filosofía, y al recorrer la biblioteca pensé que los volúmenes estaban hechos de la
materia densa que siempre me ha permitido aislarme del presente y escapar de la
realidad.
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Nota en la página 8 | Pos. 115 | Añadida el miércoles 1 de enero de 2014 18H08'
GMT-03:01

foucault
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 223-24 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
03H12' GMT-03:01

Estaba envejeciendo, había pasado los cincuenta años y empezaba a ser invisible
para las mujeres.
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 295-97 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
03H19' GMT-03:01

Los campus son pacíficos y elegantes, están pensados para dejar afuera la
experiencia y las pasiones pero corren por debajo altas olas de cólera subterránea:
la terrible violencia de los hombres educados.
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 647 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
03H44' GMT-03:01

Small World,
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 54 | Pos. 827-28 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
03H56' GMT-03:01

No podía pensar en ella con palabras propias.


==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 837 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
03H56' GMT-03:01

Sólo podía pensar así, como si fuera un herido de guerra que no puede hablar de sí
mismo.
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 895-96 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
04H01' GMT-03:01

Vivir en tercera persona había sido la consigna de mi juventud, pero ahora me


perdía en la turbulencia abyecta de los recuerdos personales.
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 80 | Pos. 1214-16 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
04H22' GMT-03:01

La mayor operación de la guerrilla urbana en la Argentina —el ataque a un arsenal


del ejército en Monte Chingolo— estuvo dirigida por un infiltrado de los servicios
de inteligencia, a quien sus amigos llamaban el Oso…
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 113 | Pos. 1733-34 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
17H26' GMT-03:01

La enseñanza era una playa de estacionamiento de jóvenes y ellos ahora tenían que
cambiar de lugar y aprender las duras reglas de tránsito.
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 115 | Pos. 1755 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
17H32' GMT-03:01

la endogamia era la única autonomía de la que gozaba la literatura argentina.


==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 132 | Pos. 2010-13 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
17H52' GMT-03:01
«Borrar las huellas es algo que los animales no saben hacer». Esa era la mayor
diferencia entre los hombres y las bestias. «Nosotros», escribió en su Diario,
«sabemos limpiar los rastros, crear pistas falsas, mutar, ser otros. En eso
consiste la civilización; la posibilidad de fingir y engañar nos ha permitido
construir la cultura».
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 142 | Pos. 2169-71 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
18H04' GMT-03:01

Los conversos, los ex comunistas, los que están decepcionados de sus antiguas
convicciones son los verdaderos enfants terribles de la política contemporánea,
==========
El camino de Ida (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 158 | Pos. 2411-14 | Añadido el jueves 2 de enero de 2014
19H56' GMT-03:01

En Bajo la mirada de Occidente de Conrad, Razumov, el agente doble, un verdadero


personaje kafkiano, escucha a una heroica revolucionaria rusa exiliada que le dice:
«Recuerde, Razumov, que las mujeres, los niños y los revolucionarios odian la
ironía, que es la negación de todos los instintos redentores, de toda fe, de toda
devoción, de toda acción». ¿Leía seriamente la ficción?
==========
Espacios libres (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 91 | Pos. 1392 | Añadido el miércoles 8 de enero de 2014
03H28' GMT-03:01

tai vez por un acto de simple y pura maldad de mujer y de persona anciana,
==========
Espacios libres (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 104 | Pos. 1587-89 | Añadido el miércoles 8 de enero de
2014 03H46' GMT-03:01

Este cuento fue escrito en 1975, especialmente para un concurso de la revista 7


Días, respetando todos los requisitos expuestos en las bases. El premio era un
viaje a París. Finalmente no lo envié al concurso, entre otras razones por terror a
ganarlo y tener que viajar. M. L.
==========
Espacios libres (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 172 | Pos. 2626 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
03H53' GMT-03:01

Hay un dibujo que se va formando, lleno de palabras, o es tal vez un discurso cuyas
palabras se ordenan formando un dibujo.
==========
Espacios libres (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 181 | Pos. 2775-77 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
04H03' GMT-03:01

Pero al meterme en la corriente de la gente, esa corriente se transformaba para mí


en toda la realidad, todo lo posible, y me sentía como excluido del cosmos, sentía
que me faltaban las claves principales para comprenderme y comprender, que no sabía
vivir.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 476-79 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
17H35' GMT-03:01

Hace algunos años, Guy Scarpetta me señalaba que sus estudiantes de la Universidad
de Reims eran incapaces de entender un film de Hitchcock, tal vez porque aquello
que damos por admitido y que nos ayuda a entender una película cambia con extrema
rapidez, y que los valores de la crítica sufren cambios igualmente rápidos.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 259-61 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
17H36' GMT-03:01

La teoría del conflicto central produce una ficción deportiva y se propone


embarcarnos en un viaje en el que, prisioneros de la voluntad del protagonista,
estamos sometidos a las diferentes etapas del conflicto en el cual el héroe es a la
vez guardián y cautivo.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 201-3 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
17H37' GMT-03:01

"Una historia tiene lugar cuando alguien quiere algo y otro no quiere que lo
obtenga. A partir de ese momento, a través de diferentes digresiones, todos los
elementos de la historia se ordenan alrededor de ese conflicto central'*.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 288-89 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
17H38' GMT-03:01

Del principio de hostilidad constante en las historias cinematográficas resulta una


dificultad suplementaria: la de obligarnos a tomar partido.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 292-96 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
17H39' GMT-03:01

El feroz apetito de este concepto depredador va mucho más allá de la teoría del
conflicto central y constituye un sistema normativo. Los productos que resultan de
esta norma no solamente han invadido el mundo, sino que han impuesto sus reglas a
la mayor parte de los centros audiovisuales a lo largo y a lo ancho del planeta;
poseen sus propios teólogos, sus inquisidores y sus guardianes del orden. Desde
hace tres o cuatro años, sea en Italia o en Francia, toda ficción que contravenga
aquellas reglas será juzgada como condenable. Sin embargo, no hay equivalencia
entre el conflicto y la vida de todos los días.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 388-90 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
17H40' GMT-03:01

La cuestión de la decisión constituye otro de los elementos de la teoría del


conflicto. El primer problema que suscita esta noción se sitúa en el plano de las
palabras mismas. ¿Es concebible una historia sin centro ni punto de decisión?
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 470-71 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
17H42' GMT-03:01

¿qué seguridad tenemos de que en algunos años los hombres serán capaces de
comprender las películas que realizamos hoy?
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 712-19 | Añadido el jueves 9 de enero de 2014
17H54' GMT-03:01
Pavel Alexandro Florenski, sacerdote ortodoxo, es el autor de dos ensayos cuyas
ideas me gustarla comentar. La perspectiva invertida era una crítica contra la idea
común de que los iconos de los siglos XVI y XVII no eran más que unos encantadores
esbozos o simples muestras de "arte ingenuo". Como Kurt Gbdel, Florenski era un
místico doblado de matemático. Hizo ver que en muchos iconos, y entre ellos los más
famosos, lo que parecía a simple vista un error, e incluso una ausencia de
perspectiva, era en realidad una perspectiva invertida. A manera de ejemplo, mostró
que si se examinan las formas de los personajes inclinados -como la imagen de San
Procopius escribiendo el Evangelio al dictado de San Juan-, se advertirá que tanto
los personajes como los objetos sagrados se hallan retratados a la vez de frente y
de lado, El evangelista es mostrado como un todo, pero desde tres y hasta cuatro
ángulos diferentes,
==========
Bernabé, Bernabé (Tomás de Mattos)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 158 | Añadido el lunes 13 de enero de 2014
16H31' GMT-03:01

"Fomentó mi curiosidad hasta condenarme a la dispersión. Todo merece ser conocido;


nada puede conocerse enteramente".
==========
Bernabé, Bernabé (Tomás de Mattos)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 195-96 | Añadido el lunes 13 de enero de 2014
16H33' GMT-03:01

la tinta evidencia terminarse demasiado pronto para el impaciente afán de la mano,


==========
Bernabé, Bernabé (Tomás de Mattos)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 320-21 | Añadido el lunes 13 de enero de 2014
16H40' GMT-03:01

No olvido quiénes eran, en realidad, los aqueos: bestias depredadoras. Siempre los
vi con los ojos de Andrómaca.
==========
Bernabé, Bernabé (Tomás de Mattos)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 772-73 | Añadido el martes 14 de enero de 2014
02H41' GMT-03:01

Á mí aún me abochorna darme cuenta de que nuestro Estado, tan liberal y


republicano, tardó menos de dos años en perpetrar una masacre que los godos no
osaron cometer en más de tres siglos.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 79-80 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
20H43' GMT-03:01

Los muertos son de donde mueren y no del país donde nacieron.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 81-82 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
20H44' GMT-03:01

Yo, como don Rufino, soy riguroso en las citas, incapaz de cambiar una coma. Ni
quito, ni pongo, ni cambio, ni desordeno. Tengan la certeza pues de que cuando abro
comillas lo que queda encerrado entre ellas es la verdad de Dios.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 108-10 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
20H47' GMT-03:01
José Pablo: ¿cómo es eso de que Augusto Borda Tanco te dijo que «falleció» el Señor
Don Rufino José Cuervo? Lo que te dijo Augusto fue que don Rufino se murió.
«Fallecer» es un verbo oficinesco. Para los amigos y quienes nos quieren «morimos»;
para el impersonal Estado, «fallecemos».
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 190 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
20H54' GMT-03:01

Lo habían hecho ir los hijueputas y de muerto lo querían canonizar.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 261-64 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
20H59' GMT-03:01

Los libros, cinco mil setecientos treinta y uno, verdaderas maravillas, llegaron. Y
los papeles, llegaron. Y los estantes, los hicieron. Y hechos los estantes allí
colocaron los libros y los pusieron a disposición del público conservándolos
siempre juntos en sus anaqueles. El que no los ha leído es el público.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 323-24 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
21H03' GMT-03:01

Colombia es un paisito más en un mundo en bancarrota; el español es un adefesio


anglicado: y el cadáver del latín, que la Iglesia de Roma mantuvo insepulto durante
milenio y medio, ya por fin lo enterraron.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 373-75 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
21H06' GMT-03:01

Es que los bogotanos solo hablan de usted: al papá, a la mamá, a los hermanos, a
los hijos. «Quítese de ahí, niño, que va a quebrar el jarrón». En Antioquia le
habrían dicho de vos: «Quitate de ái, mocoso». Y en la Costa de tú: «Quítate de ái,
pelao».
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 462-63 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
21H11' GMT-03:01

los hermanos Cuervo son mis dos únicos santos.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 486-87 | Añadido el jueves 16 de enero de 2014
21H13' GMT-03:01

El mejor colombiano es el que no nace. O el que se va.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 653 | Añadido el martes 21 de enero de 2014
16H31' GMT-03:01

Tan alto está el Altísimo que no está.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 48 | Pos. 726 | Añadido el martes 21 de enero de 2014
16H35' GMT-03:01
Hay errores que lo parecen pero que no lo son. Son la lengua.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 966-67 | Añadido el martes 21 de enero de 2014
16H47' GMT-03:01

¿para qué guardó don Rufino esta cartica hermosa? ¿Para que la transcribiera aquí
yo?
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 91 | Pos. 1385-86 | Añadido el martes 21 de enero de 2014
17H03' GMT-03:01

La simultaneidad del omnisciente es espantosa.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1441-42 | Añadido el martes 21 de enero de 2014
17H05' GMT-03:01

El problema de los hagiógrafos es que no somos omniscientes como Balzac.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 107 | Pos. 1628-31 | Añadido el martes 21 de enero de
2014 17H13' GMT-03:01

Miguel Cané fue el cuarto o quinto argentino en llegar a Colombia en lo que esta
llevaba de historia. Tenía treinta y un años y venía como primer embajador de su
país, acompañado de un joven secretario, Martín García Merou. Lo que vieron estos
argentinos europeizados no lo podían creer: un país de latinistas entre indios y
mestizos y con Academia de la Lengua, que no tenía Argentina.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 114 | Pos. 1746-47 | Añadido el miércoles 22 de enero de
2014 20H07' GMT-03:01

No sé por qué pusieron «Patria» con mayúscula. Debe ser con minúscula, máxime
tratándose de un país tan insignificante y envilecido como el de ellos.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1788 | Añadido el miércoles 22 de enero de
2014 20H09' GMT-03:01

Cuando tome la máquina del tiempo que inventó Wells para volver al pasado, lo
llamo.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1794 | Añadido el miércoles 22 de enero de
2014 20H11' GMT-03:01

un encuadernador, un talabartero y un dentista no son personas: son oficios.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1816-17 | Añadido el miércoles 22 de enero de
2014 20H12' GMT-03:01

fue este Uribe al cuadrado el gran instigador del alzamiento contra el gobierno de
Marroquín que encendió la más devastadora de las contiendas civiles colombianas, la
guerra de los Mil Días, preludio de la secesión de Panamá.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1850-51 | Añadido el miércoles 22 de enero de
2014 20H14' GMT-03:01

Cuervo, que estaba destinado a ser un burócrata más en un país de burócratas,


resultó siendo un hombre extraordinario.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 130 | Pos. 1982-83 | Añadido el miércoles 22 de enero de
2014 20H21' GMT-03:01

Más bromas de la Muerte y el correo, más cartas de muertos que les llegan a los
vivos como la luz de esas estrellas extinguidas hace mucho pero que por un tiempo
siguen brillando en la Tierra.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 131 | Pos. 2008-9 | Añadido el miércoles 22 de enero de
2014 20H24' GMT-03:01

Lo único esperanzador de la infame Historia de Colombia es que hoy a nadie le


importe. ¡Si no la trajeran grabada en los genes!
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 132 | Pos. 2020-21 | Añadido el miércoles 22 de enero de
2014 20H27' GMT-03:01

intentaba una obra de malabarismo científico: volver al diccionario gramática y a


la gramática diccionario. Y lo logró. Los enterró a ambos.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 156 | Pos. 2378-81 | Añadido el domingo 26 de enero de
2014 04H39' GMT-03:01

además de hagiógrafo soy tanatólogo (cónfer mis Hazañas de Nuestra Señora Muerte en
Alfaguara).
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 157 | Pos. 2397-99 | Añadido el domingo 26 de enero de
2014 04H40' GMT-03:01

Para agarrar a un fantasma se procede así: primero hay que determinar por dónde
anduvo y cuándo. Luego pasa uno a considerar lo que escribió y lo que leyó. Y
finalmente empieza uno a oír el arrastre de las cadenas, signo este de que va bien:

==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 196 | Pos. 2995-97 | Añadido el domingo 26 de enero de
2014 05H18' GMT-03:01

Como ven, además de hagiógrafo y tanatólogo soy cazafantasmas: los oigo arrastrando
las cadenas a kilómetros de distancia, y corro, los alcanzo, los agarro, pero se me
esfuman por entre las manos, se me van. Son más escurridizos que un chorro de agua.

==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 214 | Pos. 3281-82 | Añadido el lunes 27 de enero de 2014
03H18' GMT-03:01
Los Cuervo eran pues unos «oligarcas», como diría el demagogo Jorge Eliécer Gaitán,
quien nació en el lumpen de Bogotá pero que quería ser como ellos.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 233 | Pos. 3559 | Añadido el lunes 27 de enero de 2014
03H32' GMT-03:01

Con las biografías de Cuervo y de Silva voy a salir graduado, honoris causa, de
contador y abogado.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 239 | Pos. 3654 | Añadido el lunes 27 de enero de 2014
03H39' GMT-03:01

Los colombianos vemos al Ecuador como los gringos nos ven a nosotros.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 245 | Pos. 3747-48 | Añadido el lunes 27 de enero de 2014
03H49' GMT-03:01

De lo único que se desprende un muerto es de la vida.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 265 | Pos. 4055-56 | Añadido el lunes 27 de enero de 2014
04H05' GMT-03:01

(la que hoy llaman poesía no es más que pedacería de frases, marihuanadas de
barbudos desarrapados),
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 281 | Pos. 4303-4 | Añadido el lunes 27 de enero de 2014
04H20' GMT-03:01

La gramática, don Andrés, no es un arte: es una pseudociencia como la ontología, la


teología, la astrología, la frenología, el psicoanálisis…
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 308 | Pos. 4722-24 | Añadido el lunes 27 de enero de 2014
04H51' GMT-03:01

Los escritores hispanoamericanos soñaban con imprimir en París y si tenían el


dinero y se les presentaba la ocasión se apuraban a hacerlo, porque primero, los
impresores franceses eran mejores que los hispanoamericanos; y segundo, la palabra
mágica «París» en la portada de un libro le daba lustre: lo ponía a brillar como
resplandor de santo.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 320 | Pos. 4900-4901 | Añadido el lunes 27 de enero de
2014 04H58' GMT-03:01

Y digo «escupen» por no usar un verbo pronominal más fuerte que se usa con la
preposición «en».
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 335 | Pos. 5125-30 | Añadido el lunes 27 de enero de 2014
05H07' GMT-03:01

Consolémonos los devotos de don Rufino con saber que el gran Noah Webster vendió de
su diccionario del inglés, A Compendious Dictionary of the English Language, que le
tomó veintisiete años de trabajo, y en los Estados Unidos que era todo un país
mientras que Colombia era un paisito, dos mil quinientos ejemplares. Ah sí, pero de
su manual de ortografía, The American Spelling Book, de tapas azules, en 1837
llevaba vendidos ¡quince millones!
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 350 | Pos. 5353 | Añadido el martes 28 de enero de 2014
02H33' GMT-03:01

La historia de un idioma es la de sus caprichos.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 385 | Pos. 5894 | Añadido el martes 28 de enero de 2014
03H08' GMT-03:01

Como me dé Nuestro Señor algunos años de vida, no sabré ni jota de gramática.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 389 | Pos. 5952 | Añadido el martes 28 de enero de 2014
03H11' GMT-03:01

Si yo soy una autoridad en este idioma, señorías, este idioma se jodió.


==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 398 | Pos. 6090-91 | Añadido el martes 28 de enero de
2014 03H20' GMT-03:01

Yo solo quería saber de él (tal vez para saber de mí), y nunca pensé escribir
ningún libro.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 398 | Pos. 6091-92 | Añadido el martes 28 de enero de
2014 03H21' GMT-03:01

Los libros sobre vidas son tan inútiles como las vidas, y si me apuran todos los
libros.
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 420 | Pos. 6439-40 | Añadido el martes 28 de enero de
2014 03H43' GMT-03:01

De todo nos enteramos los hagiógrafos, todo lo sabemos, escarbamos aquí, escarbamos
allá, somos ubicuos, imparciales, insobornables, hacemos santos y los deshacemos,
==========
El cuervo blanco (Fernando Vallejo)
- Subrayado en la página 465 | Pos. 7117 | Añadido el miércoles 29 de enero de
2014 03H56' GMT-03:01

Somos una lengua anglofágica.


==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 210 | Pos. 3205-6 | Añadido el jueves 30 de enero de 2014
17H14' GMT-03:01

es preciso que cien indios mueran de hambre para que yo lea un libro, pero
igualmente mueren sin que tú leas."
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 213 | Pos. 3266-67 | Añadido el jueves 30 de enero de
2014 17H42' GMT-03:01

no se puede escribir la historia de la información separadamente de la historia de


la corrupción de la prensa,
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 228 | Pos. 3489-90 | Añadido el jueves 30 de enero de
2014 17H57' GMT-03:01

la chulla
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 230 | Pos. 3525-26 | Añadido el martes 4 de febrero de
2014 10H38' GMT-03:01

ya no se puede ser objetivo, porque todos los valores de la burguesía son falsos.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 232 | Pos. 3547-48 | Añadido el martes 4 de febrero de
2014 10H42' GMT-03:01

este libro está dictado también por el odio,


==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 232 | Pos. 3548-49 | Añadido el martes 4 de febrero de
2014 10H42' GMT-03:01

hay también muchos maricones que para no tomar partido se valen de la diversidad de
opiniones que se equilibran en su novela,
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 245 | Pos. 3751-52 | Añadido el martes 4 de febrero de
2014 10H54' GMT-03:01

saber que nunca podrás esuchar el Wozzeck de Alban Berg ni encontrar en una
librería Berlín Alexanderplatz,
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 302 | Pos. 4622-23 | Añadido el jueves 6 de febrero de
2014 17H25' GMT-03:01

También se puede ser canalla por soledad, por sueño, por fatiga.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 303 | Pos. 4635-38 | Añadido el jueves 6 de febrero de
2014 17H26' GMT-03:01

Amé al Grupo de Guayaquil que me hizo conocer al montuvio compatriota y al cholo


compatriota que no conocía aún y en sus relatos escuchaba no sólo el resoplido
ronco de la protesta sino que hasta me parecía oír el chapoteo del agua de la ría,
que era como decir el mar, que no había visto aún. Desde el comienzo, Joaquín
Gallegos Lara fue para mí un maestro, más que de literatura, de hombría: su coraje
de varón volvía automáticamente impúdica la exhibición de nuestros dolorcitos.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 305 | Pos. 4674-75 | Añadido el jueves 6 de febrero de
2014 17H29' GMT-03:01

En este libro que, fácil es advertirlo, no es una biografía pero tampoco una
invención, él está, en casi todas sus páginas, aunque ha cambiado mucho.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 308 | Pos. 4712 | Añadido el jueves 6 de febrero de 2014
17H31' GMT-03:01

Joaco-Gálvez
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 322 | Pos. 4933-34 | Añadido el jueves 6 de febrero de
2014 17H43' GMT-03:01

cuando querías dar un puntapié al libro y dedicarte a vivir, te distraes pro-


poniéndote-le al lector (siempre hipotético) otras posibilidades de combinación de
los materiales ya utilizados.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Nota en la página 322 | Pos. 4934 | Añadida el jueves 6 de febrero de 2014
17H44' GMT-03:01

Rayuela
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 325 | Pos. 4971-73 | Añadido el jueves 6 de febrero de
2014 17H46' GMT-03:01

"A veces pienso que la vida artística es un largo y agradable suicidio y no me


duele que así sea" (De una carta de Osear Wilde)
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 361 | Pos. 5526-28 | Añadido el jueves 6 de febrero de
2014 18H05' GMT-03:01

Al comienzo del terror militar en Indonesia, se jugaba fútbol en las plazas


públicas con las cabezas de los comunistas asesinados, y a los espectadores
despavoridos se les obligaba a que dieran cada uno por lo menos un puntapié:
monstruoso pero eficaz sistema para suprimir la crítica y convertir a los testigos
en cómplices.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 361 | Pos. 5533-34 | Añadido el jueves 6 de febrero de
2014 18H05' GMT-03:01

ahí están los indios que siguen sin tierra y sin agua y que tienen algo más que
perder que sus cadenas: su prehistoria.
==========
Entre Marx y una mujer desnuda (Jorge Adoum)
- Subrayado en la página 366 | Pos. 5602-3 | Añadido el jueves 6 de febrero de
2014 18H08' GMT-03:01

El Indio: el miserable convertido por la literatura en arquetipo: él no aspiraba a


tanto honor, se habría conformado con ser simplemente persona,
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1022-25 | Añadido el martes 11 de febrero de
2014 04H26' GMT-03:01

Durante la filmación de una pelí cula que realicé en Túnez, uno de los técnicos del
equipo, que en su niñez había criado pájaros, me contó que los pájaros hembras -
"como las mujeres", puntualizaba él- son sensibles a los colores durante la
gestación. Encerradas las hembras en una jaula roja durante ese período, sus
progenituras serán rojas al nacimiento y ellas también.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1138 | Añadido el martes 11 de febrero de 2014
04H33' GMT-03:01

Copiar, inventar, descubrir, son procesos extremadamente complejos y no siempre


cómodos de distinguir.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 92 | Pos. 1400-1401 | Añadido el martes 11 de febrero de
2014 04H49' GMT-03:01

Abel Gance filmó el contracampo de una toma efectuada treinta años antes, cuyo
actor, visto de frente, debió ser doblado de espaldas por su propio hijo.
==========
Fragmentos de un diario en Los Alpes (César Aira)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 177-85 | Añadido el miércoles 12 de febrero de
2014 03H55' GMT-03:01

En este proyecto frustrado, ahora que lo pienso, podría estar la explicación de mi


falta de éxito. Todos mis colegas novelistas que venden y ganan premios escriben
novelas como la primera parte de este argumento que esbocé, sólo la primera parte:
un exilado, con sus angustias, sus cambios de suerte, sus afectos, los problemas de
adaptación, el contexto histórico. En cambio para mí eso no es un argumento, no me
sirve; no puedo empezar hasta no tener una “idea”, en este caso la idea bastante
absurda y engorrosa, que echa a perder todo el realismo, de hacer que mi
protagonista parta al exilio cargando sus enormes estatuas de mármol o bronce...
¿Por qué no hacerlo como los demás, si eso es lo que quieren los lectores? Es como
una maldición. ¿Por qué tengo que someterme a este retorcimiento de la “idea”, del
truco ingenioso, si sé que un escritor realmente bueno no lo necesita?
==========
Fragmentos de un diario en Los Alpes (César Aira)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 278-81 | Añadido el miércoles 12 de febrero de
2014 04H01' GMT-03:01

Es muy común que hoy cuando descubrimos a un artista o escritor del pasado que nos
fascina, le encontremos cualidades de precursor de alguna tecnología actual, y ahí
ponemos buena parte de la fascinación que nos provoca. La alta tecnología, signo de
nuestra época, nos hace vivir, paradójicamente, en una época de precursores.
==========
Varamo (Cesar Aira)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 555 | Añadido el jueves 13 de febrero de 2014
03H30' GMT-03:01

atravesar los niveles de ficción y de "indirecto libre" que lo separaban de su


madre.
==========
Varamo (Cesar Aira)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 650-52 | Añadido el jueves 13 de febrero de
2014 03H44' GMT-03:01

A pesar de su formato de novela, éste es un libro de historia literaria; no es una


ficción, porque el protagonista existió, y fue el autor de un famoso poema que
sigue siendo estudiado como un momento clave de las vanguardias hispanoamericanas.
==========
Varamo (Cesar Aira)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 662-63 | Añadido el jueves 13 de febrero de
2014 03H45' GMT-03:01

el indirecto libre, lejos de ser un recurso literario entre otros, es el


dispositivo vital de la transubjetividad, sin el cual no se entendería nada de lo
que pasa en la vida social.
==========
Varamo (Cesar Aira)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 948-49 | Añadido el viernes 14 de febrero de
2014 04H06' GMT-03:01

Una vez más, comprobaba cuánto de inexplicable podía alojarse en lo que se sabía
==========
Varamo (Cesar Aira)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 949 | Añadido el viernes 14 de febrero de 2014
04H06' GMT-03:01

desde siempre.
==========
Varamo (Cesar Aira)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1013-14 | Añadido el viernes 14 de febrero de
2014 04H10' GMT-03:01

típicos razonamientos de contrabandista, profesión para la cual lo nacional era un


imperativo categórico.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 96 | Pos. 1470-71 | Añadido el miércoles 19 de febrero de
2014 01H25' GMT-03:01

el cine es un refugio ideal para los argumentos anticulturales: ¿qué entrenamiento


previo es indispensable para ver una película; qué bagaje cultural se requiere, que
no sea siempre, y desde ya, un obstáculo?
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 98 | Pos. 1498-1500 | Añadido el miércoles 19 de febrero
de 2014 01H27' GMT-03:01

es la sintaxis occidental para Béla Balassz (quien sostenía que los movimientos de
cámara corresponden a los verbos, los ángulos de las tomas a los adjetivos, y los
personajes a los substantivos);
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1655-57 | Añadido el miércoles 19 de febrero
de 2014 01H43' GMT-03:01

Si digo que debemos desconfiar de la industria y de la manera, en cierto modo,


demasiado perfecta con la cual la mercancía industrial apunta a producir inocencia
en el público, es porque mi crítica va contra el riesgo que esta inocencia nos
expone a sufrir. Porque la inocencia de que se trata no es otra que la de los
corderos y, como se sabe, al final del sendero se disimula casi siempre un
matadero, lo
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 112 | Pos. 1709-10 | Añadido el miércoles 19 de febrero
de 2014 01H48' GMT-03:01

(William Blake dice; Todos los paisajes son un hombre visto de lejos],
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1821 | Añadido el domingo 2 de marzo de 2014
02H05' GMT-03:01

¿puede el espacio ser un objeto?


==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Marcador en la página 127 | Pos. 1933 | Añadido el domingo 2 de marzo de 2014
02H12' GMT-03:01

==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Marcador en la página 127 | Pos. 1937 | Añadido el domingo 2 de marzo de 2014
02H12' GMT-03:01

==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Marcador en la página 127 | Pos. 1940 | Añadido el domingo 2 de marzo de 2014
02H12' GMT-03:01

==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 127 | Pos. 1934-51 | Añadido el domingo 2 de marzo de
2014 02H14' GMT-03:01

Daré cuenta brevemente de la historia do la memoria, por cuanto ésta ofrece un


ejemplo sorprendente de un Ministerio nacido del Misterio. Si damos crédito a la
tradición occidental, es posible presentar la transición del mito de Simónides a
las bibliotecas contemporáneas del modo siguiente: habiendo sido invitado a recitar
un poema ante un grupo de comensales en el curso de un banquete en el palacio de
Scopas, un noble de Thesalia, Simónides de Ceos, cantó un poema lírico. Tuvo
cuidado de dirigir la mirada de derecha a izquierda, marcando una breve pausa sobre
cada uno de los invitados con el fin de que su poema se dirigiera a todos los
presentes. Antes de terminar, Simónides estimó pertinente dedicar algunas estrofas
a la gloria de Castor y Pólux. El anfitrión, presa de celos, decidió retribuir al
poeta sólo con la mitad de lo que había sido convenido, considerando que
correspondía a Castor y Pólux cancelar la otra mitad. Pocas horas más tarde,
siempre durante el banquete, un sirviente viene a entregar a Simónides un mensaje,
comunicándole que dos jóvenes lo esperan afuera del palacio. Mientras el poeta
alcanzaba la salida, el techo del salón se vino abajo no dejando alma con vida. El
derrumbe había desfigurado de tal manera el cuerpo de los invitados, que su
identificación se volvía azarosa, comprometiendo el buen desarrollo de los
funerales. Sin embargo, gracias a Simónides, todos los cadáveres pudieron ser
puntualmente identificados. En su cortesía, el poeta habia recitado para cada uno
de los comensales y no sólo para el amo de casa, de manera que recordaba la
ubicación respectiva de cada uno de ellos en la sala. Le había bastado a Simónides
la totalidad de una estrofa para dar una vuelta completa de los presentes, de
derecha a izquierda. Este recurso lo obligaba, en efecto, a asociar uno de los
versos del poema a cada invitado en particular, asi como a un lugar preciso de la
sala. Recitando ahora el poema mentalmente, podía, pues, literalmente, ver can los
ojos del espíritu el emplazamiento de los invitados a la evocación de cada verso.
Podía verlos así, uno por uno, y acordarse de su actitud, ya sea cautivada, ya sea
distraída o aburrida. En suma, Simónides podía visualizar los acontecimientos como
en un film. Texto, lugar e imagen: la triada de la memoria clásica, acababa de ser
inventada. Sólo que la técnica de la memoria, desarrollada más tarde, debería
mantenerse como un secreto que ni Cicerón ni Quintiliano querían revelar.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 142 | Pos. 2167-68 | Añadido el domingo 2 de marzo de
2014 02H28' GMT-03:01

Me gustaría recordar que dar por muerto un arte es ün artificio del espíritu.
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 81 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014 16H21'
GMT-03:01

Oh tú, heroica beldad, saber profundo,


==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 87-88 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H22' GMT-03:01

oye un rato, señora, a quien desea aficionarte a la ciudad más rica, que el mundo
goza en cuanto el sol rodea.
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 111-15 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H23' GMT-03:01

Mándasme que te escriba algún indicio de que he llegado a esta ciudad famosa,
centro de perfección, del mundo el quicio; su asiento, su grandeza populosa, sus
cosas raras, su riqueza y trato, su gente ilustre, su labor pomposa. Al fin, un
perfectísimo retrato pides de la Grandeza Mexicana, ahora cueste caro, ahora
barato.
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 119-20 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H23' GMT-03:01

Bañada de un templado y fresco viento, donde nadie creyó que hubiese mundo
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 150-51 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H24' GMT-03:01

y todos por atajos y rodeos en esta gran ciudad desaparecen de gigantes volviéndose
pigmeos.
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 839-40 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H42' GMT-03:01

Oficio santo, en todo preeminente, desnudo de pasión y amor humano, consistorio de


limpia y noble gente.
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 999-1000 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H46' GMT-03:01

es México en los mundos de occidente una imperial ciudad de gran distrito, sitio,
concurso y poblazón de gente.
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1069-70 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H49' GMT-03:01

América sus minas desentraña, y su plata y tesoros desentierra, para darle los que
ella a nuestra España.
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 78 | Pos. 1182-83 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H52' GMT-03:01

y a tu gusto entresaca ci indio feo, y por tributo del tus flotas llena,
==========
Grandeza de México (Balbuena)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 11-12 | Añadido el martes 4 de marzo de 2014
16H53' GMT-03:01

Desempeñó su función sacerdotal en varias parroquias. Estando en Culiacán, y a


ruegos de la señora Isabel de Tobar escribió su famoso libro de poesías Grandeza
mexicana, que es una descripción de la capital de la Nueva España.
==========
Poética del cine (Raúl Ruiz)
- Subrayado en la página 214 | Pos. 3267-70 | Añadido el jueves 6 de marzo de 2014
03H16' GMT-03:01

John Howard Lawson, hombre de bien, muy comunista y, por lo tanto, víctima del
macartismo, es autor de un tratado de construcción dramática (Cómo escribir un
guión), que leí y releí antes de extraviarlo durante mí estada en el convento de La
Merced, de Concepción, en 1961, a menos que se me hubiera quedado en "El Huaso", un
burdel vecino al convento.
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 69-72 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
12H22' GMT-03:01

La tesis fascinante, y de ahí derivada, vendría a insinuar entonces la imagen de


una cultura escrita europea, carente de elementos para entender y producir
representación topográfica, muy abundante en cambio y sofisticadamente evolucionada
dentro de la visual indiana.1
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 83-87 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
18H42' GMT-03:01

Desde su consideración como “artefacto” en que se materializan vidas y experiencias


y a partir de su conceptualización como otra forma más de texto, el mapa deja de
ser una transparente e inocua ventana a lo real para configurarse como una red de
signos y competencias que importa a la filosofía, la fenomenología, el comparatismo
literario, la etnografía, la deconstrucción, la historia de las ideas o la
politología.3Y
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 111-14 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
18H43' GMT-03:01

El mapa ocupa entonces, y sustituye, el mismo lugar que dibuja como representación
compleja de una negociación incumplida, como proceso con el que se suscribe la
abierta visualización de una otredad que lo es también en cuanto a la economía y
régimen de su propia mirada.
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 119-20 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
18H44' GMT-03:01

los mapas ponen en marcha la mecánica dominadora que a la vez los demanda y son el
espejo donde el propio imperio se designa, se organiza, se consolida.
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 171-72 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
18H48' GMT-03:01

el mapa es una forma única de textualidad cuya factura, al menos en la cuestión de


las Indias, mantiene su enigma.
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 189-90 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
18H49' GMT-03:01

El mapa plantea entonces un desafío interpretativo y deja de pertenecer como objeto


de análisis a la topografía para entrar por derecho propio dentro de la
especulación hermenéutica:
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 258-63 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
19H00' GMT-03:01

Tenochtitlán vista a la distancia, como una joya engarzada en mitad del lago, hizo
enmudecer de asombro a Cortés y su ejército, por lo que su representación en el
mapa no significa sino un paso más en la conquista de esa mirada extasiada y
suspendida sobre la diferencia del otro, un recurso de posesión que actúa
colonizando mediante la captura cartográfica, la captura teatral del espacio,
entendida como zeomay, es decir, como un mirar el sitio, pero también como la
gestión de tomarlo, colonizarlo, poseerlo.10
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 280-81 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
19H02' GMT-03:01

el mapa inaugura las relaciones entre cartografía y gobernabilidad, que cimentan


como un ingrediente inevitable las vectores de la nación moderna.
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 340 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
19H05' GMT-03:01

el uso maniático de la circularidad,


==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 349-51 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
19H06' GMT-03:01

La isla de Utopía había impuesto la condición esférica como modelo habitacional


perfecto de las repúblicas humanistas, lo que explica que se aplicara profusamente
como signo de racionalidad urbana y de civismo administrativo:
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 378-80 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
19H17' GMT-03:01

La atribución –que llamaríamos connatural– de cualquier mapa a un paisaje se


transforma en ejercicio de retribución política a una autoría que connota, con su
espectralidad irrecuperable, un proceso de reconstrucción subversivamente cargado
de sentidos segundos.
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 479-81 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
22H43' GMT-03:01

la propaganda contraria, la propaganda que en Europa pone en cuestión el derecho


hispano a la dominación de las Indias intervendrá el mapa privilegiando en él
contenidos ordenancistas y racionales.
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 534-38 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
22H45' GMT-03:01

En el estudio conjunto de todas sus variantes, el dibujo de la urbe azteca deja de


ser entonces la mímesis límpida de un territorio, la gestión neutral de un geógrafo
para convertirse en una plegada imagen-archivo,17 construida sobre laberinto
litigante de una política, como si a aquella prodigiosa Tenochtitlan se la
estuvieran disputando unos y otros, ya desde su mapa mismo.
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 607-11 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
22H46' GMT-03:01

BARRIENDOS, Joaquín (2011). “La colonialidad del ver. Hacia un nuevo diálogo visual
interepistémico”, Revista Nómadas, “Regímenes de visualidad: emancipación y otredad
desde América Latina”, 35: 13-29. Enlace: http://www.ucentral.edu.co/index.php?
option=com_content&view=article&id =2379&Itemid=4938
==========
La cartografía como relato (Esperanza López Parada)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 672-75 | Añadido el viernes 7 de marzo de 2014
22H49' GMT-03:01

MIGNOLO, Walter D. (2011). “Crossing Gazes and the Silence of the Indians: Theodor
De Bry and Guaman Poma de Ayala”, Journal of Medieval & Early Modern Studies
[serial online], 41/1:173-223. MIGNOLO, Walter D. (1996). "Lingüistic Maps,
Literary Geographies, And Cultural Landscapes: Languages, Languaging, And
(Trans)Nationalism", Modern Language Quarterly, 57/2: 181.
==========
La pata de mono (W. W. Jacobs)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 264 | Añadido el miércoles 19 de marzo de 2014
10H47' GMT-03:01

resonó un golpe furtivo, casi imperceptible, en la puerta de entrada.


==========
La pata de mono (W. W. Jacobs)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 265 | Añadido el miércoles 19 de marzo de 2014
10H48' GMT-03:01

se repitió el golpe.
==========
La pata de mono (W. W. Jacobs)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 266 | Añadido el miércoles 19 de marzo de 2014
10H48' GMT-03:01

Se oyó un tercer golpe.


==========
La pata de mono (W. W. Jacobs)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 270 | Añadido el miércoles 19 de marzo de 2014
10H48' GMT-03:01

Un fuerte golpe retumbó en toda la casa.


==========
La pata de mono (W. W. Jacobs)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 281 | Añadido el miércoles 19 de marzo de 2014
10H48' GMT-03:01

Hubo dos golpes más.


==========
La pata de mono (W. W. Jacobs)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 287 | Añadido el miércoles 19 de marzo de 2014
10H49' GMT-03:01

Los golpes volvieron a resonar en toda la casa.


==========
El Concepto de Utopía de Landívar (Pablo)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 66-70 | Añadido el miércoles 26 de marzo de 2014
19H58' GMT-03:01

Landívar se desempeñó bien con los numerosos problemas de neologismos que tuvo que
resolver. Así, la "caña de azúcar" es en su poema nectarea canna, las "melazas" son
nectareum mel, el "vaquero" es bubulcus, el que cuida los bueyes, según su
etimología clásica, y la "silla del caballo" es pkalerae, que antiguamente
designaba un ornamento de metal que se ponía al pecho de los caballos.
==========
Rusticatio mexicana (Rafael Landívar)
- Subrayado en la página 56 | Pos. 849-66 | Añadido el miércoles 26 de marzo de
2014 20H02' GMT-03:01

flexión del remoto Latium? Aticpacus: XII, 227 Bos iubatus: XIV, 16 Canarius: XII,
243 Centzontlus: I, 220, 231; XIII 200 Chachalacaque: XIII, 121 Chalcum: 1,316
Chalcidis: 1,316 Cicapa: XIV, n. (5) Chinampas: I, 134 Chucandirus: XII, 166
Cibolus: XIV,n.(l) Colibrio: XIII, 218; -ius, 237 Colima: II, 330 Guadalupia: XII,
17 Guasteca: XII, 318 Istlamus: XII, 290 Iulqueus: XIII, 159 Lauyelius: XII, 350
Mexapa: XII, 356 Nayaritas: XV, n. (4) Nicoyam: IV, 15 Nopalis: IV, 28,31,59,154;
-i 85; -em 115; -es 141 Oaxacae: IV, 219 Puma: XIV, n. (3) Queretaro: II, n. (3)
Quincum: XII, 376 Risis: XIII, 206; -em212 Tamapachius: XII, 324 Tapyrus: XIV, 52
Taraumares: XV, n.(4) Tepicus: App, 34 Texcucum: 1, 51; -i 306 Tzacua: XIII, 276
ILJ Tzapopan: XII, 59; -ac 71 Vadalupia: XII, 40 Vruapam: XIII, 121,123 Xorulus:
II. 14. 265, 291;-i: 1. 19. 167. 237, 262: VII. 2;-o: 84, y en notas -um 77
Xorulia: II. 275, 332,342; -ius. 286 Zopiloti: XIII. 271
==========
Rusticatio mexicana (Rafael Landívar)
- Subrayado en la página 223 | Pos. 3409-11 | Añadido el miércoles 26 de marzo de
2014 20H05' GMT-03:01

Y enseguida, a la orilla derecha del río que salta, se enfrenta a los ojos ingente
en la roca horadada, un pórtico igual a una cumbre, de múltiples codos, construido
y tallado de antaño merced a natura en la peña rigente.
==========
Rusticatio mexicana (Rafael Landívar)
- Marcador en la página 222 | Pos. 3394 | Añadido el miércoles 26 de marzo de 2014
20H06' GMT-03:01

==========
Rusticatio mexicana (Rafael Landívar)
- Subrayado en la página 223 | Pos. 3405-8 | Añadido el miércoles 26 de marzo de
2014 20H06' GMT-03:01

143-169 Un pórtico de roca Mas cuando el pie toca el asiento de sima tan amplia, el
pecho se pasma ante súbita imagen real y fijo persiste suspenso mirando hacia un
punto. 145
==========
Rusticatio mexicana (Rafael Landívar)
- Marcador en la página 223 | Pos. 3408 | Añadido el miércoles 26 de marzo de 2014
20H06' GMT-03:01

==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 318-19 | Añadido el jueves 3 de abril de 2014
16H36' GMT-03:01

Como estaba demasiado cansado para tomar un ómnibus o un subte se dispuso a caminar
por entre la gente.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1038-40 | Añadido el lunes 7 de abril de 2014
16H46' GMT-03:01

CAPÍTULO 6 A la Monitoria de las Lenguas llegan cartas Monitoria de las Lenguas


tenía, entre muchas otras misiones, la de estudiar exhaustivamente la etimología de
las palabras. Vale decir: qué significan con exactitud.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1067-68 | Añadido el lunes 7 de abril de 2014
16H47' GMT-03:01

La «literatura soria», por ejemplo. ¿Cómo se determinaba quién era soria y quién
no?
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 73 | Pos. 1113-15 | Añadido el lunes 7 de abril de 2014
16H50' GMT-03:01

ese gigante enorme llamado pueblo —si alguna vez un cuerpo fue imaginario e
inencontrable y al mismo tiempo infinitamente real, es en el caso del pueblo—,
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1150-51 | Añadido el miércoles 9 de abril de
2014 14H24' GMT-03:01

Que escribiese una novela tal como una ciudad cuyas paredes, pisos y techos fuesen
como enormes fotografías, cintas magnéticas y filmaciones de procesos internos y
externos.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 113 | Pos. 1718-19 | Añadido el martes 15 de abril de
2014 12H16' GMT-03:01

«Hay ciertos plagios que son una necesidad histórica. Es como la anexión de los
territorios de ultramar»,
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 203 | Pos. 3100 | Añadido el miércoles 16 de abril de
2014 16H42' GMT-03:01

De la Universidad había salido marcado por una de las taras más clásicas del
humanismo: la ausencia total de humanidad.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Nota en la página 216 | Pos. 3308 | Añadida el jueves 17 de abril de 2014 17H32'
GMT-03:01

todas las pascuas dios se sienta a ver elc


==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 275 | Pos. 4209-11 | Añadido el lunes 21 de abril de 2014
16H38' GMT-03:01

«Si el acusado cayese en una figura jurídica tan contraria a derecho como la
inocencia, para eliminar la contradicción se lo quemará vivo junto a los autos del
proceso y se lo borrará de los archivos. Para la justicia soria el acusado siempre
es culpable; y más, cuando es inocente.»
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 290 | Pos. 4442-43 | Añadido el lunes 21 de abril de 2014
16H52' GMT-03:01

Gordo Soriano Iseka fue detenido en medio de la calle. Iba distraidísimo pensando
en el porvenir de la literatura en la república de Chanchelia
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 290 | Pos. 4445 | Añadido el lunes 21 de abril de 2014
16H52' GMT-03:01

Tal desconfianza tenía como origen el hecho de verlo —¿cómo podríamos decir?—
«triste, solitario y final».
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 294 | Pos. 4503-4 | Añadido el lunes 21 de abril de 2014
16H55' GMT-03:01

Ellos ignoraban que Soriano, en épocas pretecnócratas, había ayudado a un oscuro


escritor a publicar cierta novela ¿policial? Tal persona, luego, se transformó en
el todopoderoso y temible Kratos de las Lenguas.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 310 | Pos. 4746-49 | Añadido el jueves 24 de abril de
2014 12H10' GMT-03:01

El magnánimo lector deberá perdonarme la puñalada trapera de esta digresión que


produjo en el relato rupturas discontinuizantes. Es medio hincha pelotas, lo
reconozco. No obstante era la única forma que tenía de poder escribir: «Pero, como
en las novelas de Tarzán, conviene que suspendamos aquí esta interesante historia y
efectuemos un racconto», ese chiste excelente. Prometo no hacerlo más. Eso espero,
al menos.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 318 | Pos. 4874-75 | Añadido el jueves 24 de abril de
2014 12H15' GMT-03:01

Muchas veces tenía ganas de mandarle una carta al Soriator diciéndole: «¿Qué pasa,
mi Soriator, que el Gobierno está todo lleno de sorias?»
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 355 | Pos. 5440-41 | Añadido el jueves 24 de abril de
2014 18H11' GMT-03:01

“Ustedes son la posteridad. Nuestra posteridad ya está aquí. Actúen siempre como si
fuesen sus propios bisnietos.”»
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 367 | Pos. 5625 | Añadido el jueves 24 de abril de 2014
18H20' GMT-03:01

Un viejito con cara de dormido y pelotudo, que no estaba en camiseta pero daba la
impresión de estarlo,
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 370 | Pos. 5659 | Añadido el jueves 24 de abril de 2014
18H21' GMT-03:01

austerizó los ojos.


==========
Elegía platónica o sobre el deseo imberbe (Hernán Martínez)
- Nota en la página 9 | Pos. 133 | Añadida el lunes 28 de abril de 2014 15H10'
GMT-03:01

pederastia invertida en virgen sicarios


==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 417 | Pos. 6388-89 | Añadido el miércoles 30 de abril de
2014 15H15' GMT-03:01

Así, casi sin proponérnoslo, nuestros dos regios visitantes y nosotros, arribamos a
un recinto clave del Centro de Computación y punto más importante, a su vez, de
este libro.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1488 | Pos. 22810-15 | Añadido el miércoles 30 de abril
de 2014 15H31' GMT-03:01

[67] La frase aludida es esta misma, precisamente: la que va con bastardilla. Como
ninguna revista quería publicármela suelta, me vi obligado a escribir Los sorias.
Me llevó diez años. Pido disculpas al lector por esta mala pasada (no tan «pasada»,
digamos, pues adn le falta muchísimo para terminar el libro). Como mi conciencia no
me deja en paz, siénteme forzado a reconocer que la novela puede suspenderse en
este punto. A LA FRASE ya la hemos leído. Era mi oculto centro gravitatorio, mi
campo electromagnético, mi sincrociclofasotrón, mi Punto de Vista del Mundo
titangermanofilofóbico. Ésta es la buena, la óptima, la plusválida; todo lo demás,
puro espejismo y enmascaramiento chasco. (El Autor)
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 422 | Pos. 6463-65 | Añadido el miércoles 30 de abril de
2014 15H31' GMT-03:01

En verdad, más de una novela en tres tomos ha sido escrita así: sólo para tener la
excusa de arribar a una única frase genial, insertada en el medio [67]
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 441 | Pos. 6757-58 | Añadido el miércoles 30 de abril de
2014 15H51' GMT-03:01

Todo el mundo cree que un camposanto es un lugar lleno de gritos y susurros,


Bergman.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 548 | Pos. 8403-4 | Añadido el lunes 5 de mayo de 2014
16H33' GMT-03:01

Dejaba unos respetuosos puntos suspensivos, como zalemas, luego de haber


pronunciado la palabra «aquel» con mayúscula y bastardilla, levanando el meñique de
la mano derecha y sacando los colmillos.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 604 | Pos. 9252-56 | Añadido el viernes 9 de mayo de 2014
02H16' GMT-03:01

Pero aquí, en cambio, los países desaparecieron en pasado: llegaron a no haber


existido jamás. Todo empezó con un olvido progresivo e imperceptible en la memoria
de los hombres, el cual se fue correspondiendo con un paulatino encogimiento de
hombros por parte del Cosmos, cuando se vio obligado a replegar sus posiciones. La
historia, en lo referido al país metafísicamente eliminado, se volvió una ciencia
infusa. Los datos comenzaron a volverse contradictorios, y a formar síntesis que a
su vez desaparecían. Y todo así hasta que no quedaba absolutamente nada.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 604 | Pos. 9256-57 | Añadido el viernes 9 de mayo de 2014
02H17' GMT-03:01

Tal el precio que se paga por la falta de trascendencia.


==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 690 | Pos. 10566-75 | Añadido el lunes 12 de mayo de 2014
16H32' GMT-03:01

Justo días pasados pensaba algo con respecto al ablandamiento metafísico. Usted lo
llama ideológico, pero es casi lo mismo. Fíjese: en este momento tiene lugar en
todo el planeta una cosa denominada Mundial de football. Goria golea a Protelia;
Protonia occidental le gana en su cancha a Protelia; Soria le llena la canasta de
pepinos a Protonia Occidental; Soria y Protelia empatan. Nada que ver con nada. ¿Se
da cuenta? El football es el recipiente de los desechos del Universo. Son como
residuos karmáticos. Creo que el football es la única máquina capaz de burlar no
sólo a la matemática y a la estadística, sino hasta al mismo Destino… ¡que es un
Dios!… ¡Y un Dios casi invencible, además! Ese juego es la metafísica de los más
vulgares. Pero la tragedia de nuestro mundo moderno es que la metafísica, la
cosmovisión tradicional, también es un partido de football. Esto es: no sale de sí
mismo. Es una mecánica perfecta pero inútil. Y los pensadores que se quieren librar
de esta manija caen en el posmodernismo que es el resultado final a que apuntaba
toda la mecánica cuántica de la pelotudez anterior.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 697 | Pos. 10679-82 | Añadido el lunes 12 de mayo de 2014
16H37' GMT-03:01

No comprendió que a los padres hay que perdonarlos porque sí. Sin razones, excusas
ni motivos. No hay nada que analizar, nada que descubrir, ni entendimiento que
lograr. El nudo Gordiano tiene las inencontrables puntas hacia dentro; por eso, la
única forma de cortarlo es mediante la espada del perdón. Perdono ahora, a partir
de este momento, más allá del bien, del mal y del derecho, y porque sí. Un perdón
nietzscheano.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 710 | Pos. 10877-78 | Añadido el lunes 12 de mayo de 2014
17H50' GMT-03:01

Yo más bien opino que el plagio es el opio del escritor. ¿Por qué no tratan de
crear algo, en vez de decir las cuatro pelotudeces de siempre?
==========
Por un drama de calidad en TV (Concepción Cascajosa)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 108-16 | Añadido el miércoles 14 de mayo de 2014
00H09' GMT-03:01

Las series que siguieron la senda de Canción triste de Hill Street reúnen la mayor
parte de las doce características que definen para Thompson la calidad en
televisión: el deliberado intento de diferenciarse del resto de la programación (es
decir, se rechazan las fórmulas), la búsqueda de pedigrí con la incorporación de
talentos de medios más prestigiosos como el cine, el cultivo de una audiencia de
clase alta, urbana, culta y joven, los problemas con la gerencia de las cadenas
como parte del conflicto entre arte y comercialidad, la utilización de la memoria
para crear nuevos conflictos a partir de los acontecimientos pasados, la
hibridación de géneros, la preeminencia del escritor, la auto-referencialidad, la
utilización de tópicos controvertidos, la tendencia al realismo y, por último, la
costumbre de atraer la atención de los críticos y ganar todo tipo de premios.
==========
Por un drama de calidad en TV (Concepción Cascajosa)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 133-34 | Añadido el miércoles 14 de mayo de 2014
00H11' GMT-03:01

en Estados Unidos la industria audiovisual se encuentra fuertemente desregularizada


y diversificada, con la masa sustituida por la audiencia especializada,
==========
Antología poética (Samuel Beckett)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 333-34 | Añadido el jueves 15 de mayo de 2014
16H23' GMT-03:01

En su ensayo sobre Proust, Beckett comparaba el estilo a «un pañuelo alrededor de


un cáncer de garganta».
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 789 | Pos. 12096-97 | Añadido el viernes 16 de mayo de
2014 16H11' GMT-03:01

Los mercados bélicos —entre los cuales hay que contar a la cultura— aniquilaron
para siempre los compartimientos estancos.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 796 | Pos. 12197 | Añadido el viernes 16 de mayo de 2014
16H17' GMT-03:01

Es gracioso leerlo pero no vivirlo.


==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 817 | Pos. 12523-24 | Añadido el viernes 16 de mayo de
2014 16H33' GMT-03:01

Las novelas son el último reino a disposición de los dictadores frustrados.


==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1520 | Pos. 23298-300 | Añadido el sábado 17 de mayo de
2014 02H11' GMT-03:01

[141] Se recuerda que, en la novela, la existencia de China entra en el terreno de


la conjetura y de la ciencia Ficción. Los autores creían inventar geografías e
historias: ignoraban que, muchas veces, en realidad se trataba de iluminaciones
sobre hechos verdaderos que estaban ocurriendo en remotas regiones, o que
sucedieron en algún momento.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Marcador en la página 868 | Pos. 13298 | Añadido el lunes 19 de mayo de 2014
16H51' GMT-03:01

==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Marcador en la página 868 | Pos. 13301 | Añadido el lunes 19 de mayo de 2014
16H51' GMT-03:01

==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 869 | Pos. 13315-16 | Añadido el lunes 19 de mayo de 2014
16H53' GMT-03:01

«La Tecnocracia es la proyección mental de un Monitor que sueña. Qué seria de la


Tecnocracia si yo dejase de soñar.»
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 872 | Pos. 13368-70 | Añadido el lunes 19 de mayo de 2014
16H56' GMT-03:01

Además, en profundas fosas sin péndulos, se encontraban los etcéteras. palabra


maravillosa que incluye todas aquellas cosas que he olvidado mencionar.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 930 | Pos. 14245-47 | Añadido el miércoles 21 de mayo de
2014 15H44' GMT-03:01

clavaron sus picos en la cabeza del apóstol, para repetir el misterio de la


picoteación de Nuestro Señor Trotzky que murió de un picotazo por todos nosotros.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 979 | Pos. 15008-10 | Añadido el martes 27 de mayo de
2014 15H07' GMT-03:01

En la construcción del teatro nada se desperdició. Todo servía. Aprovecharon cuanto


residuo, resto, reliquia, sobra, sedimento, vestigio, granza, escoria, ceniza, hez,
excremento, inmundicia escatológica y desecho cayó en sus manos.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 948 | Pos. 14528 | Añadido el martes 27 de mayo de 2014
15H08' GMT-03:01

CAPÍTULO 131 El Falso Bayreuth


==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Marcador en la página 948 | Pos. 14528 | Añadido el martes 27 de mayo de 2014
15H08' GMT-03:01
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 980 | Pos. 15027-28 | Añadido el miércoles 28 de mayo de
2014 20H04' GMT-03:01

Era admirable todo este gigantesco esfuerzo; pasmaba tal despliegue de energía
fantástica en una cosa aparentemente inútil.
==========
Corpus parcial Taller (Susana Nothstein)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 10 | Añadido el miércoles 4 de junio de 2014
16H44' GMT-03:01

Antes que nada, la fábula es para el niño un instrumento ideal para entretener al
adulto a su lado.
==========
Corpus parcial Taller (Susana Nothstein)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 26-27 | Añadido el miércoles 4 de junio de 2014
16H45' GMT-03:01

Viene después, o mejor simultáneamente, el contacto con la lengua materna, sus


palabras, sus formas, sus estructuras.
==========
Corpus parcial Taller (Susana Nothstein)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 36-40 | Añadido el miércoles 4 de junio de 2014
16H46' GMT-03:01

¿Para qué más le sirve la fábula? Le sirve para construirse estructuras mentales,
para establecer relaciones como “yo, los otros”, “yo, las cosas”, “las cosas
verdaderas, las cosas inventadas”.
==========
Corpus parcial Taller (Susana Nothstein)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 61-62 | Añadido el miércoles 4 de junio de 2014
16H48' GMT-03:01

la fábula representa una útil iniciación de la humanidad, al mundo de los destinos


humanos,
==========
Corpus parcial Taller (Susana Nothstein)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 100-101 | Añadido el miércoles 4 de junio de
2014 16H50' GMT-03:01

Al mismo tiempo que divierte al niño, el cuento de hadas le ayuda a comprenderse y


alienta el desarrollo de su personalidad.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1060 | Pos. 16240-42 | Añadido el viernes 6 de junio de
2014 04H55' GMT-03:01

Había colores que solamente existieron en esa batalla y nunca más: ultraazules,
infraamarillos, megaverdes, polirrojos azufrados. Auroras militares en coda la gama
de los aceros.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1062 | Pos. 16277-78 | Añadido el viernes 6 de junio de
2014 04H58' GMT-03:01

Como si fueran dientes. Y además lo eran, porque estoy describiendo la cara de un


soldado muerto. La alegoría se vuelve objeto, y el objeto se torna en alegoría de
la alegoría.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1100 | Pos. 16867-69 | Añadido el sábado 7 de junio de
2014 19H48' GMT-03:01

Comenzaron a caer cantidades de nieve jamás vistas en ningún lugar de Rusia. Y qué
nieve tan rara: no era como ella es en realidad, sino como uno la imagina cuando
todavía no la vio por primera vez.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1105 | Pos. 16934-36 | Añadido el sábado 7 de junio de
2014 19H53' GMT-03:01

Ambas cosas sucedieron. Tan sólo dependía del plano en el cual el observador se
estuviese moviendo en ese momento. Las dos formas de contar la historia resultaban
ciertas y reales: tenían una región en común donde se unían y los resultados fueron
idénticos.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1171 | Pos. 17954 | Añadido el domingo 8 de junio de 2014
15H59' GMT-03:01

Por otra parte, hacia el final, no había persona que no tuviese varios amigos
muertos.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1199 | Pos. 18377-78 | Añadido el lunes 9 de junio de
2014 18H08' GMT-03:01

Por primera vez vio a la Tecnocracia en su totalidad y grandeza, como un mundo de


Dioses, magos, héroes, traidores, gigantes, enanos, dragones, delirantes, sabios
locos, santos, asesinos, máquinas que hablan, ninfas y doncellas guerreras.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1232 | Pos. 18880-81 | Añadido el martes 10 de junio de
2014 01H50' GMT-03:01

Las continuas derrotas militares que campeaban sobre el país de los tecnócratas, al
llevar a las personas hasta sus límites, demostraban que la vida de cada delirante
es una suerte de pequeña epopeya. Una Saga compuesta por cientos de miles de sagas,
la patria.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1233 | Pos. 18895-96 | Añadido el martes 10 de junio de
2014 01H51' GMT-03:01

El ambiente era irrespirable a causa del humo, el alcohol, la música progresiva y


las ninfómanas,
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1259 | Pos. 19298-300 | Añadido el martes 10 de junio de
2014 02H24' GMT-03:01

Al norte del Mar Blanco existen los hielos más antiguos del mundo. Son de color
azul oscuro y tienen miles y miles de años. Aprisionadas entre ellos, pueden
encontrarse burbujas de aire fósil. Los científicos las analizan pues son trozos de
la atmósfera que existía en el pasado.
==========
Trabajo colaborativo en la producción cultural y el entretenimientoUntitled (Antoni
Roig Telo)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 158-61 | Añadido el miércoles 11 de junio de
2014 16H37' GMT-03:01

En su acepción general, se consideran como públicos aquellas personas que comparten


idénticos intereses o un grupo considerado con relación a una persona o actividad
determinada. En estos materiales me referiré a públicos como categoría general que
agrupa al conjunto de personas que comparten su interés hacia productos culturales
y de entretenimiento.
==========
Trabajo colaborativo en la producción cultural y el entretenimientoUntitled (Antoni
Roig Telo)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 416-18 | Añadido el miércoles 11 de junio de
2014 19H18' GMT-03:01

Independientemente de que los usuarios puedan o no ser creadores de contenido, es


importante tener en cuenta su papel fundamental, en palabras de Csigó (2009), como
«creadores de contextos».
==========
Trabajo colaborativo en la producción cultural y el entretenimientoUntitled (Antoni
Roig Telo)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 601-3 | Añadido el miércoles 11 de junio de
2014 19H28' GMT-03:01

las formas de los media cambian en el momento en que aparecen nuevas formas y se
produce una reconfiguración del entorno (lo que denomina « media mix»).
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1294 | Pos. 19828-29 | Añadido el miércoles 11 de junio
de 2014 20H10' GMT-03:01

«Los Dioses sólo escuchan a quienes les piden lo imposible»?


==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Marcador en la página 1357 | Pos. 20796 | Añadido el viernes 13 de junio de 2014
15H33' GMT-03:01

==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1362 | Pos. 20872-74 | Añadido el viernes 13 de junio de
2014 15H37' GMT-03:01

(«La gran solución al problema de cómo vivir en un país imposible es vivir fuera de
él. ¿Pero cómo subsistir como ser humano cuando todo el planeta esté repartido
entre países imposibles? Vivir entonces, hasta la muerte, en el interior de
nuestros sueños,
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1365 | Pos. 20924-26 | Añadido el viernes 13 de junio de
2014 15H40' GMT-03:01

El enemigo se teme más y más a medida que se aproxima; pero cuando ya está muy
cerca, por extraña paradoja, el temor casi desaparece. La ciudadela personal es
ahora la atacada. Uno, en persona, triunfará allí donde el ejército fracasó. Es
imposible que uno desaparezca. Esto explica, en parte, las resistencias a ultranza.
==========
Los Sorias (Alberto Laiseca)
- Subrayado en la página 1423 | Pos. 21806-7 | Añadido el lunes 16 de junio de
2014 01H40' GMT-03:01

Usted a veces parece escritor, por lo tonto.


==========
Una misma noche (Leopoldo Brizuela)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 332-33 | Añadido el jueves 26 de junio de 2014
12H00' GMT-03:01

siempre sentí que mi modo de escribir le daba a esa experiencia un sentido que no
correspondía.
==========
Una misma noche (Leopoldo Brizuela)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 786-87 | Añadido el jueves 26 de junio de 2014
12H33' GMT-03:01

por su propia sordera percibe antes el temblor de mi cuerpo, incomprensible para mí


mismo, que la seguridad de mis palabras.
==========
Una misma noche (Leopoldo Brizuela)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 899-900 | Añadido el jueves 26 de junio de 2014
12H39' GMT-03:01

Pero para contar la historia, me dije, es preciso ser víctima.


==========
Una misma noche (Leopoldo Brizuela)
- Subrayado en la página 116 | Pos. 1775-76 | Añadido el sábado 28 de junio de
2014 19H53' GMT-03:01

Porque la gente también muere para que podamos hablar.


==========
Una misma noche (Leopoldo Brizuela)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1846-47 | Añadido el sábado 28 de junio de
2014 19H58' GMT-03:01

lucía el inconfundible desorden de la memoria antes de que nos hayamos atrevido a


hacerla relato.
==========
Una misma noche (Leopoldo Brizuela)
- Subrayado en la página 144 | Pos. 2203-4 | Añadido el domingo 29 de junio de
2014 20H51' GMT-03:01

quizá se tratara de dejar que el cuerpo fuera el papel en blanco, que la


experiencia escribiera en mí, para por fin escribirla.
==========
Una misma noche (Leopoldo Brizuela)
- Subrayado en la página 162 | Pos. 2476-77 | Añadido el domingo 29 de junio de
2014 21H53' GMT-03:01

Y ya sé de qué estaba hecho el campo de la ESMA: de la misma materia de todas mis


novelas.
==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 789-96 | Añadido el sábado 5 de julio de 2014
16H00' GMT-03:01

La primera conversación telefónica, la que hizo Pelletier, empezó de manera


difícil, aunque Espinoza esperaba esa llamada, como si a ambos les costara decirse
lo que tarde o temprano iban a tener que decirse. Los veinte minutos iniciales
tuvieron un tono trágico en donde la palabra destino se empleó diez veces y la
palabra amistad veinticuatro. El nombre de Liz Norton se pronunció cincuenta veces,
nueve de ellas en vano. La palabra París se dijo en siete ocasiones. Madrid, en
ocho. La palabra amor se pronunció dos veces, una cada uno. La palabra horror se
pronunció en seis ocasiones y la palabra felicidad en una (la empleó Espinoza). La
palabra resolución se dijo en doce ocasiones. La palabra solipsismo en siete. La
palabra eufemismo en diez. La palabra categoría, en singular y en plural, en nueve.
La palabra estructuralismo en una (Pelletier). El término literatura norteamericana
en tres. Las palabras cena y cenamos y desayuno y sándwich en diecinueve. La
palabra ojos y manos y cabellera en catorce. Después la conversación se hizo más
fluida.
==========
On Writing (Stephen King)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 121-23 | Añadido el domingo 6 de julio de 2014
02H23' GMT-03:01

In many ways, Eula-Beulah prepared me for literary criticism. After having a two-
hundred-pound 20 On Writing babysitter fart on your face and yell Pow!, The Village
Voice holds few terrors.
==========
On Writing (Stephen King)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 184-85 | Añadido el domingo 6 de julio de 2014
02H41' GMT-03:01

Fool me once, shame on you. Fool me twice, shame on me. Fool me three times, shame
on both of us.
==========
Modos de ir (Gabriela Franco)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 64-69 | Añadido el jueves 10 de julio de 2014
10H50' GMT-03:01

UN tejido de voces como una red antigua suspendida en la profundidad del mar
inmóvil en el tiempo de la penumbra apenas mecida por la marea abisal pacífica al
acecho así trabaja la culpa
==========
Modos de ir (Gabriela Franco)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 99-103 | Añadido el jueves 10 de julio de 2014
10H50' GMT-03:01

en la sentencia buscan el oro de la salvación NO


==========
Modos de ir (Gabriela Franco)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 122-23 | Añadido el jueves 10 de julio de 2014
10H54' GMT-03:01

la inmensidad es un lugar para escribir


==========
Modos de ir (Gabriela Franco)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 209-11 | Añadido el jueves 10 de julio de 2014
10H58' GMT-03:01

CON el sueño de esta noche voy a construir una casa el pretérito será la primera
piedra
==========
Modos de ir (Gabriela Franco)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 246-50 | Añadido el jueves 10 de julio de 2014
10H59' GMT-03:01
la letra sale con sangre UN
==========
Modos de ir (Gabriela Franco)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 321 | Añadido el jueves 10 de julio de 2014
11H01' GMT-03:01

¿habrá alguien que te intuya en tu cuerpo ajado?


==========
Modos de ir (Gabriela Franco)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 325-26 | Añadido el jueves 10 de julio de 2014
11H01' GMT-03:01

quizá también yo me reparta en los otros como un rastro


==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 160 | Pos. 2445-46 | Añadido el jueves 10 de julio de
2014 11H23' GMT-03:01

- Todos los intelectuales latinoamericanos están preocupados básicamente en


sobrevivir, ¿no? -dijo Pelletier.
==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Nota en la página 357 | Pos. 5461 | Añadida el jueves 17 de julio de 2014 00H41'
GMT-03:01

escribir tendriaq ser volcar el interminablemonologointerior q lleva ala locura


==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 388 | Pos. 5935-36 | Añadido el jueves 17 de julio de
2014 01H07' GMT-03:01

Cuando Hans Reiter vio por primera vez un bosque de algas se emocionó tanto que se
puso a llorar debajo del agua.
==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 408 | Pos. 6243 | Añadido el jueves 17 de julio de 2014
01H29' GMT-03:01

Un padre, dijo, es una galería sumida en la más profunda oscuridad, en la que


caminamos a ciegas buscando la puerta de salida.
==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 432 | Pos. 6613-14 | Añadido el jueves 17 de julio de
2014 15H13' GMT-03:01

La primera semana de tratamiento pareció mejorar al soldado Gustav. Andaba un poco


atontado y se resistía a los baños fríos, pero ya no gritaba ni decía que estaban
envenenando su alma. La segunda semana se escapó del hospital de campaña y se colgó
de un árbol.
==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 497 | Pos. 7618-24 | Añadido el jueves 24 de julio de
2014 03H08' GMT-03:01

El miedo de Ivánov era de índole literaria. Es decir, su miedo era el miedo que
sufren la mayor parte de aquellos ciudadanos que un buen (o mal) día deciden
convertir el ejercicio de las letras y, sobre todo, el ejercicio de la ficción en
parte integrante de sus vidas. Miedo a ser malos. También, miedo a no ser
reconocidos. Pero, sobre todo, miedo a ser malos. Miedo a que sus esfuerzos y
afanes caigan en el olvido. Miedo a la pisada que no deja huella. Miedo a los
elementos del azar y de la naturaleza que borran las huellas poco profundas. Miedo
a cenar solos y a que nadie repare en tu presencia. Miedo a no ser apreciados.
Miedo al fracaso y al ridículo. Pero sobre todo miedo a ser malos.
==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 498 | Pos. 7624 | Añadido el jueves 24 de julio de 2014
03H09' GMT-03:01

Miedo a habitar, para siempre jamás, en el infierno de los malos escritores.


==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 589 | Pos. 9027-29 | Añadido el viernes 25 de julio de
2014 03H09' GMT-03:01

Llegó el día en que decidí dejar la literatura. La dejé. No hay trauma en este paso
sino liberación. Entre nosotros le confesaré que es como dejar de ser virgen. ¡Un
alivio, dejar la literatura, es decir dejar de escribir y limitarse a leer!
==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 646 | Pos. 9898-99 | Añadido el martes 29 de julio de
2014 01H10' GMT-03:01

A la primera curva la aldea desapareció de la vista y sólo quedó una hilera de


pinos y las montañas que se duplicaban en la noche, todas blancas, como monjas que
nada esperan del mundo.
==========
2666 (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 741 | Pos. 11360 | Añadido el viernes 8 de agosto de 2014
02H53' GMT-03:01

continuum temporal que acuden una y otra vez a la misma derrota,


==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 366-67 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H01' GMT-03:01

manual de adaptaciones Novel to film de Brian McFarlane,


==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 389-90 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H03' GMT-03:01

Francesco Casetti y Federico Di Chio.


==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 420-21 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H12' GMT-03:01

adaptar no sólo es realizar una traslación de contenidos, sino que implica la


elaboración de una nueva estructura comunicativa.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 466-69 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H16' GMT-03:01

La autoría en el paso de la obra literaria a la cinematográfica corresponde a la


preponderante labor de lectura, interpretación y re-escritura del texto en manos
del guionista, para su posterior realización a manos del director. Ello, lo
convierte en un asunto plenamente individual como es la escritura literaria a una
cuestión colectiva como es la realización de un filme con todos los pasos previos
que éste implica (elaboración del guión, realización, montaje, etc.).
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 529-31 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H19' GMT-03:01

es atrayente notar como en el proceso de un guión se realiza cierta ruptura con la


obra, y para que ello ocurra el guionista debe atravesar un distanciamiento del
código literario para crear su trama y también debe huir de la presencia del autor.
La elaboración del guión adaptado pues, no es únicamente re-escritura sino
interpretación, es decir, sus habilidades como lector le permiten recrear la obra
primigenia.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 532-33 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H19' GMT-03:01

El guionista es el individuo o grupo de individuos que antes de escribir hacen


distintas lecturas de la misma fuente y las interpretan para ser utilizadas
mediante un código diferente.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 36 | Pos. 540-41 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H20' GMT-03:01

el guionista actúa como lector y traductor de la obra fuente y en la medida que


traduce también crea una nueva obra.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 693 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H33' GMT-03:01

la cualidad antropofágica del cine con respecto a las demás artes antecesoras.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 697 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H34' GMT-03:01

ambos códigos poseen un lugar común: el lenguaje


==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 697-98 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H34' GMT-03:01

ambos códigos poseen un lugar común: el lenguaje narrativo.


==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 49 | Pos. 748-49 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H38' GMT-03:01

la identificación de los procedimientos de transferencia de los aspectos narrativos


y de adaptación de los elementos enunciativos.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 756-58 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H38' GMT-03:01

Como solución y reemplazo del término “fidelidad”, Robert Stam propone translación
y sugiere el esfuerzo principal de una transposición semiótica, con la inevitable
facultad de ganar y perder en el proceso en que se produce el cambio de código.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 887-88 | Añadido el jueves 14 de agosto de 2014
17H54' GMT-03:01

Es importante destacar que al lado de lo propiamente narrativo, se encuentra la


enunciación, entendida como un complejo aparato expresivo que gobierna la
presentación y recepción de lo narrativo.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1136-39 | Añadido el viernes 15 de agosto de
2014 20H45' GMT-03:01

Bajtín al atacar las limitaciones del interés de los críticos eruditos


exclusivamente a las “series literarias”, aboga por una diseminación más difusa de
ideas que animen a todas las “series” literarias y no literarias como “poderosas
corrientes profundas de la cultura”, entre las que se encuentra evidentemente el
cine.
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1177 | Añadido el viernes 15 de agosto de 2014
20H47' GMT-03:01

Kiss of the tarantula (E.U. Chris Munger, 1975)


==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1178-79 | Añadido el viernes 15 de agosto de
2014 20H47' GMT-03:01

el misterioso personaje de la mujer araña, en Sherlock Holmes and Spider Woman


(E.U, 1944) de Roy William Neill y en The spider woman strikes back (E.U. 1946).31
==========
Hacia una teoría de la adaptación: Cinco modelos narrativos latinoamericanos
(Marcela Patricia Restom Pérez)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1343-45 | Añadido el viernes 15 de agosto de
2014 20H57' GMT-03:01

La civilisation commence avec la memoire. P i our pouvoir se développer, Il fâut se


souvenir Gustave Flaubert
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 122 | Añadido el martes 19 de agosto de 2014
18H47' GMT-03:01

Un mulato, de su mismo color,


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 163-64 | Añadido el martes 19 de agosto de 2014
18H48' GMT-03:01

—Por eso es que es buena la guerra. De la guerra salen los verdaderos amos.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 395-96 | Añadido el martes 19 de agosto de 2014
19H05' GMT-03:01

Fueron una casta pintoresca, orgullosa, mórbida.


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 397-98 | Añadido el martes 19 de agosto de 2014
19H09' GMT-03:01

Alguna sangre del encomendero, algo de sangre de indio, algo de negro.


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 406-7 | Añadido el martes 19 de agosto de 2014
19H10' GMT-03:01

No se les decía nunca "tú" con confianza o cariño; solamente el "usted" de los
padres o el "mi amo" de los siervos.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 431-32 | Añadido el martes 19 de agosto de 2014
19H12' GMT-03:01

Cuando entre las esclavas jóvenes alguna le gustaba, el capataz se la llevaba por
la noche. Era un varón primitivo.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 445-46 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 13H27' GMT-03:01

En medio de la naturaleza vital y fecunda, entre los siervos bestiales, junto al


padre inaccesible, solos, de luto, hacían un fuerte contraste.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 501-8 | Añadido el viernes 22 de agosto de 2014
13H47' GMT-03:01

Fernando observaba las gentes y la casa con curiosidad. Allí debía continuar su
vida. Allí comenzaba un paisaje inusitado, y su existir cambiaba de pronto como
enrumbado por un recodo súbito. Miraba el patio, claro, rodeado de corredores; las
paredes encaladas de blanco, una palmera erigida en el fondo, las anchas sillas de
cuero, la acogedora sonrisa de la señora y la comprensiva expresión del otro
adolescente, y se sentía en un mundo distinto e imprevisto. Cambiaba su horizonte,
cambiaban las cosas que estaban en relación diaria con su sensibilidad. Cambiaba su
existir. Cuando don Santiago cruzó la esquina diciendo adiós, cuando el último
esclavo de "El Altar" hubo desaparecido, entonces comenzó a comprender, a
penetrarse de que cambiaba. Su presente dejaba en cierto modo de ser la continuidad
de su pasado.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 575-76 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 14H05' GMT-03:01

La ciudad estaba llena de conventos e iglesias; en cada familia había una monja o
un sacerdote; en las fiestas religiosas se arruinaba la gente, y aun la Iglesia se
sentía pequeña y disminuida.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 778 | Añadido el viernes 22 de agosto de 2014
14H52' GMT-03:01

regresar a la vida desnuda.


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 792-93 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 15H40' GMT-03:01

se congregó la población en la Plaza Mayor. Sobre un estrado se leyó una orden del
capitán general Guevara y Vasconcelos ofreciendo treinta mil pesos a quien
presentara la cabeza del traidor Miranda, enemigo de Dios y del rey.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 56 | Pos. 847-49 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 15H44' GMT-03:01

—Y traidor a su pueblo -agregó don Bernardo con voz reposada-, porque esas
insolentes expediciones las hace pagadas por los protestantes ingleses para
entregarles estos territorios...
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 884-86 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 15H45' GMT-03:01

En las paredes, algunos papeles con dibujos. Uno representaba una mujer con una
cadena rota entre las manos; debajo se leía: "Libertad"; en otro estaba dibujada
una bandera amarilla, azul y roja; más allá un letrero anunciaba el perfil de
Washington; otro a un Miranda, tan hermoso como era feo el que quemaron en la Plaza
Mayor.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 909-10 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 15H46' GMT-03:01

¡No! No en la Capitanía General, sino simplemente en Venezuela.


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 914-16 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 15H47' GMT-03:01

Sabía que la tierra de "El Altar" era suya, pero nunca llegó a pensar que entre él
y toda la extensión que el nombre de Venezuela abarca pudiera existir un nexo, un
nexo tan profundo como para obligarlo a dar su vida. Era un sentimiento un poco
confuso, pero en cierto modo agradable.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 918-19 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 17H42' GMT-03:01

Eso era la patria. La sangre de los hombres une y amasa la tierra vasta y dispersa.
La une y la hace tierna como carne.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1007-10 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 17H46' GMT-03:01

Por una escotilla, lento y majestuoso, un hombre salió a la cubierta. Lo llenaba


una transparente serenidad. Vestía uniforme de general francés: casaca azul bordada
de oro, pantalón blanco ceñido, negras botas de campaña, bajo el brazo un sable
corvo. Un instante permaneció quieto y erguido; en el lóbulo de la oreja le
temblaba un fino aro de oro. El viento venía ancho desde lo hondo del Caribe.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1046 | Añadido el viernes 22 de agosto de 2014
17H47' GMT-03:01

Inconscientemente evocaba las conversaciones de los viejos amigos de don Bernardo


Lazola, inconscientemente también sospechaba una vaga semejanza.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1135-40 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 17H51' GMT-03:01

En Caracas pasaron muchas extraordinarias cosas. El 19 de abril de 1810 se


destituyó al capitán general Emparan. El 5 de julio de 1811 se proclamó la
independencia de la República de los Estados Unidos de Venezuela, y comenzó la
guerra. Miranda había regresado al país rodeado del prestigio de sus largos años de
lucha desesperada. Había sonado la hora para toda aquella juventud que soñaba con
las grandes acciones.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1144-46 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 17H51' GMT-03:01

Venían malos tiempos. La vida ordenada y fácil de la Colonia se había roto. Por
primera vez los criollos sentían el trágico gusto de la guerra. Empezaba el
exterminio.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 84 | Pos. 1282 | Añadido el viernes 22 de agosto de 2014
18H26' GMT-03:01

—El general Simón Bolívar viene invadiendo. Salió de Cúcuta. Anda por los Andes.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1339-40 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 19H05' GMT-03:01

el inglés era despreocupado, desaprensivo y furiosamente igualitario, y, además,


aquel carácter enérgico, tan opuesto al de Fernando, ejercía atracción sobre él.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 97 | Pos. 1486-87 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 20H00' GMT-03:01
Él suspiró aparatosamente. Como todos los hombres de la Europa de su tiempo, vivía
y padecía el romanticismo.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 105 | Pos. 1605-7 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 20H09' GMT-03:01

El inglés era otra especie de hombre. Pero tampoco. Si le gustaba la guerra, era
una guerra que él no comprendía. Una guerra con bonitos uniformes, con generales
llenos de medallas, con bandas que tocan marchas. No podía comprenderlo. Para él
lanza y caballo, lo demás era estorbo; ni uniformes, sino desnudos de la cintura
arriba; ni más música que los gritos; ni más general que el que se lleva adentro.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 110 | Pos. 1674-75 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 20H18' GMT-03:01

—Hasta hoy no más dura el trabajo. Hoy nos vamos todos. Nos vamos para la guerra.
Ustedes son mis soldados.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 115 | Pos. 1758 | Añadido el viernes 22 de agosto de 2014
20H21' GMT-03:01

Ya no estaba ante doña Inés, ya no estaba ante la hermana del amo. Era una mujer
desnuda que lloraba.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1794-95 | Añadido el viernes 22 de agosto de
2014 20H22' GMT-03:01

Sólo sabía que iba para la guerra. Pero aún ignoraba si sería realista o
republicano.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 127 | Pos. 1939 | Añadido el viernes 22 de agosto de 2014
20H25' GMT-03:01

si la revolución gana, de todos modos gasto mis reales, y si pierde, los godos me
arruinan.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 191 | Pos. 2922-23 | Añadido el domingo 24 de agosto de
2014 15H01' GMT-03:01

Hay hombres flacos del Llano, corianos de cabeza redonda, orientales parlanchines,
hombres de Guayana.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 191 | Pos. 2924-25 | Añadido el domingo 24 de agosto de
2014 15H02' GMT-03:01

Han venido de los cuatro confines, y la guerra los ha mezclado y confundido.


Alguien cuenta una aventura; otro, su vida; alguno, un recuerdo que lo pone triste.

==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 194 | Pos. 2960-62 | Añadido el domingo 24 de agosto de
2014 15H03' GMT-03:01
Aquellos hombres, de todos los extremos del territorio, reunidos para la
destrucción de la guerra, se hablaban con amor de sus lugares. Se destruían los
unos a los otros un poco inconscientemente. Sin quererlo, se habían venido de sus
tierras, y el juego con la muerte les daba la tristeza de no verlas más.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 225 | Pos. 3438-39 | Añadido el lunes 25 de agosto de
2014 02H17' GMT-03:01

el cuerpo de un niño rebotó sobre el altar y echó por tierra todos los cirios y las
flores.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 225 | Pos. 3442-45 | Añadido el lunes 25 de agosto de
2014 02H17' GMT-03:01

Un hombre cruzaba el umbral. Sobre un caballo negro, el pelo rojizo, la nariz


ganchuda, los ojos claros, en el puño sólido la lanza. Se oyó una voz martirizada:
— ¡Boves!
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 232 | Pos. 3554 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
02H22' GMT-03:01

—Yo haré real en la guerra,


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 233 | Pos. 3566-68 | Añadido el lunes 25 de agosto de
2014 02H22' GMT-03:01

Ya tenía algo maravilloso que contar: adonde llegara, en el confín del mundo que
estuviera, ella podría contar a las gentes asombradas que había sido la mujer de un
jefe.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 234 | Pos. 3580-81 | Añadido el lunes 25 de agosto de
2014 02H23' GMT-03:01

Lo único que se atravesaba en el camino hacia su felicidad era ese Bolívar. Debía
ser un mal hombre.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 240 | Pos. 3675 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
02H28' GMT-03:01

La narradora comenzaba a llorar;


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 252 | Pos. 3863-65 | Añadido el lunes 25 de agosto de
2014 02H33' GMT-03:01

Más adelante, la algazara de una montonera de indios. Piel verdosa, una pluma de
guacamay en el pelo dormido y un taparrabo sucio; el arco y las flechas a la
espalda.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 253 | Pos. 3865-66 | Añadido el lunes 25 de agosto de
2014 02H34' GMT-03:01
Allí estaban los indios. También ellos eran venezolanos. El aspecto curioso lo
divertía. Se pasaban de boca en boca taparas de aguardiente, que bebían a grandes
tragos vociferando en su dialecto.
==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 262 | Pos. 4017 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
02H39' GMT-03:01

brazos rojos con lanzas rojas.


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 266 | Pos. 4074 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
02H41' GMT-03:01

La batalla se construye segundo a segundo como una sinfonía.


==========
Las Lanzas Coloradas (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 270 | Pos. 4133 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
02H43' GMT-03:01

—Bolívar viene.
==========
Cantos de vida y esperanza (Rubén Darío)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 159-60 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
02H53' GMT-03:01

Tal fue mi intento, hacer del alma pura mía, una estrella, una fuente sonora, con
el horror de la literatura y loco de crepúsculo y de aurora.
==========
Selfies: donde yo soy más intenso (revistaenie.clarin.com)
- Subrayado Pos. 7-8 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014 02H55' GMT-03:01

el verbo binge-watch , que significa ver de un tirón varios episodios de una serie,
una suerte de atracón televisivo sólo posible en la época del DVD o del streaming
digital.
==========
Selfies: donde yo soy más intenso (revistaenie.clarin.com)
- Subrayado Pos. 54-55 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014 03H03' GMT-03:01

lo retro no es un intento de volver a la infancia sino de darle a la novedad


tecnológica un prestigio o una elegancia de la que carece lo absolutamente nuevo).
==========
Lugares de enunciación inestables (Silvia Tieffemberg)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 103-6 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
03H49' GMT-03:01

Ya a fines del siglo XVI un mestizo podía migrar de casta y “convertirse” en


español gracias a las habilitaciones que otorgaba el Estado, a cambio de
determinada suma de dinero (47), aunque también podía ser asimilado al criollo, en
tanto ambos compartían el carácter relacional6 de estas nuevas identidades7. Un
==========
Lugares de enunciación inestables (Silvia Tieffemberg)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 142-43 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
03H51' GMT-03:01

“la semiosis colonial implica la coexistencia de interacciones entre (y de) la


producción cultural de miembros de tradiciones culturales radicalmente diferentes”
(Mignolo 2009: 181).
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 66-67 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
03H54' GMT-03:01

procuraba verse en el espejo lo menos posible para no encontrarse con sus propios
ojos.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 121-24 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
03H56' GMT-03:01

Siempre tuvo a la muerte como un riesgo profesional sin remedio. Había hecho todas
sus guerras en la línea de peligro, sin sufrir ni un rasguño, y se movía en medio
del fuego contrario con una serenidad tan insensata que hasta sus oficiales se
conformaron con la explicación fácil de que se creía invulnerable.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 276-77 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
17H34' GMT-03:01

No bastaban sus aires de postrimerías para que creyeran que se iba, pues desde
hacía seis años se decía que estaba muñéndose, y sin embargo conservaba entera su
disposición de mando.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 295-300 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
17H35' GMT-03:01

En todo caso, no hubo una agonía más fructífera que la suya. Pues mientras se
pensaba que muriera en Pativilca, atravesó una vez más las crestas andinas, venció
en Junín, completó la liberación de toda la América española con la victoria final
de Ayacucho, creó la república de Bolivia, y todavía fue feliz en Lima como nunca
lo había sido ni volvería a serlo jamás con la embriaguez de la gloria.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 311-18 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
17H36' GMT-03:01

El Perú, en poder de una aristocracia regresiva, parecía irrecuperable. El general


Andrés de Santa Cruz se llevaba a Bolivia de cabestro por un rumbo propio.
Venezuela, bajo el imperio del general José Antonio Páez, acababa de proclamar su
autonomía. El general Juan José Flores, prefecto general del sur, había unido a
Guayaquil y Quito para crear la república in dependiente del Ecuador. La república
de Colombia, primer embrión de una patria inmensa y unánime, estaba reducida al
antiguo virreinato de la Nueva Granada. Dieciséis millones de americanos iniciados
apenas en la vida libre quedaban al albedrío de sus caudillos locales.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 456-59 | Añadido el lunes 25 de agosto de 2014
17H41' GMT-03:01

A la hora de la siesta se metían en la cama sin cerrar la puerta, sin desvestirse y


sin dormir, y más de una vez incurrieron en el error de intentar un último amor,
pues él no tenía ya suficiente cuerpo para complacer a su alma, y se negaba a
admitirlo.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 689-90 | Añadido el martes 26 de agosto de 2014
14H34' GMT-03:01

El general Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios se iba


para siempre.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 774-77 | Añadido el martes 26 de agosto de 2014
14H39' GMT-03:01

Tenía las piernas cascorvas de los jinetes viejos y el modo de andar de los que
duermen con las espuelas puestas, y se le había formado alrededor del sieso un
callo escabroso como una penca de barbero, que le mereció el apodo honorable de
Culo de Fierro.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1070-72 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 14H49' GMT-03:01

«El gran poder existe en la fuerza irresistible del amor», suspiró de pronto.
«¿Quién dijo eso?» «Nadie», dijo José Palacios.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 98 | Pos. 1503-5 | Añadido el martes 26 de agosto de 2014
15H11' GMT-03:01

Él no tomó ninguna iniciativa, pues su método de se ducción no obedecía a ninguna


pauta, sino que cada caso era distinto, y sobre todo el primer paso. «En los
preámbulos del amor ningún error es corregible», había dicho.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 116 | Pos. 1771-72 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 18H18' GMT-03:01

«Los peces tendrán que aprender a caminar sobre la tierra porque las aguas se
acabarán», dijo él.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1779-80 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 18H19' GMT-03:01

Al cabo de tantos años de guerras, de gobiernos amar gos, de amores insípidos, el


ocio se sentía como un dolor.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 125 | Pos. 1904 | Añadido el martes 26 de agosto de 2014
18H23' GMT-03:01

«Ya tenemos la inde pendencia, general, ahora díganos qué hacemos con ella».
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 145 | Pos. 2214 | Añadido el martes 26 de agosto de 2014
20H10' GMT-03:01

Era tan blanca que el resplandor de su cuerpo la hacía visible en la oscuridad.


==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 157 | Pos. 2403-8 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 20H17' GMT-03:01
Durante la guerra a muerte yo mismo di la orden de ejecutar a ochocientos
prisioneros españoles en un solo día, inclusive a los enfermos en el hospital de La
Guayra. Hoy, en circunstancias iguales, no me temblaría la voz para volver a darla,
y los europeos no tendrían autoridad moral para reprochármelo, pues si una historia
está anegada de sangre, de indignidades, de injusticias, ésa es la historia de
Europa».
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 158 | Pos. 2423-24 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 20H18' GMT-03:01

«¡Por favor, carajos, déjennos hacer tranquilos nuestra Edad Media!»


==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 172 | Pos. 2633-36 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 20H48' GMT-03:01

Llovía a mares, y un grupo de niños permaneció asomado en las ventanas de la calle


para verlo dormir. Uno de ellos lo despertó con voz sigilosa: «Bolívar, Bolívar».
Él lo buscó en las brumas de la fiebre, y el niño le preguntó: «¿Tú me quieres?»
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 173 | Pos. 2652-54 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 20H49' GMT-03:01

Para su instalación inmediata en Europa contaba con la gratitud de Inglaterra, a la


que había hecho tantos favores. «Los ingleses me quieren», solía decir.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 176 | Pos. 2696-98 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H18' GMT-03:01

Su estatura oficial era de un metro con sesenta y cinco, aunque sus fichas médicas
no coincidían siempre con las militares, y en la mesa de autopsias tendría cuatro
centímetros menos.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 178 | Pos. 2719-22 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H21' GMT-03:01

«Mosquera es un pendejo y Caycedo es un pastelero, y ambos están acoquinados por


los niños del San Bartolomé». Lo que quería decir, enjerga caribe, que el
presidente era un débil, y el vicepresidente un oportunista capaz de cambiar de
partido según los rumbos del viento.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 182 | Pos. 2783-85 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H23' GMT-03:01

Mientras se dirigían a la puerta, García del Río dijo en voz baja: «Ya tiene cara
de muerto».
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 192 | Pos. 2933 | Añadido el martes 26 de agosto de 2014
21H27' GMT-03:01

el general José de San Martín, libertador del Río de la Plata,


==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 198 | Pos. 3022-27 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H32' GMT-03:01

En la noche, mientras tomaba el baño caliente, José Palacios quiso aclararle las
dudas. «Según mis cuentas son treinta y cinco», dijo. «Sin contar las pájaras de
una noche, por supuesto». La cifra coincidía con los cálculos del general, pero
éste no había querido decirlo durante la visita. «O'Leary es un gran hombre, un
gran soldado y un amigo fiel, pero toma notas de todo», explicó. «Y no hay nada más
peligroso que la memoria escrita».
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 199 | Pos. 3044-45 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H33' GMT-03:01

Al regreso se detuvo en una fonda del mercado, tomó café, y se llevó la taza para
evitarse la humillación de que la destruyeran.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 206 | Pos. 3147-51 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H37' GMT-03:01

«Dígame una cosa, primo, ¿también usted me ve cara de muerto?» Ibarra, acostumbrado
a esas maneras, no se volvió a mirarlo. «Yo no, mi general», dijo. «Pues está
ciego, o miente», dijo él. «O estoy de espaldas», dijo Ibarra.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 207 | Pos. 3174-75 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H38' GMT-03:01

Los vínculos de clase o de sangre los identificaban y los unían.


==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 208 | Pos. 3181-83 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H46' GMT-03:01

La única contrariedad que le causó su condición de pardo fue el ser rechazado por
una dama de la aristocracia local en un baile de gala. El general pidió entonces
que repitieran el valse, y lo bailó con- él.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 211 | Pos. 3235-37 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H49' GMT-03:01

«Bueno, pero al menos allá es la patria», dijo. «No seas pendejo», dijo el general.
«Para nosotros la patria es América, y toda está igual: sin remedio».
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 215 | Pos. 3295 | Añadido el martes 26 de agosto de 2014
21H53' GMT-03:01

Aquél y éste no parecían ser dos recuerdos de una misma vida.


==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 216 | Pos. 3308-10 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 21H53' GMT-03:01

El general suspiró al oído de Montilla: «¡Qué cara nos ha costado esta mierda de
independencia!»
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 230 | Pos. 3518-22 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 22H04' GMT-03:01

Tenía una línea de sangre africana, por un tatarabuelo paterno que tuvo un hijo con
una esclava, y era tan evidente en sus facciones que los aristócratas de Lima lo
llamaban El Zambo. Pero a medida que su gloria aumentaba, los pintores iban
idealizándolo, lavándole la sangre, mitificándolo, hasta que lo implantaron en la
memoria oficial con el perfil romano de sus estatuas.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 232 | Pos. 3555-56 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 22H05' GMT-03:01

El no la tocó siquiera en toda la noche, pero le bastaba con sentir la resolana de


su adolescencia.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 235 | Pos. 3601-3 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 22H07' GMT-03:01

«La vaina es que dejamos de ser españoles y luego hemos ido de aquí para allá, en
países que cambian tanto de nombres y de gobiernos de un día para el otro, que ya
no sabemos ni de dónde carajos somos», dijo.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 238 | Pos. 3640-42 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 22H08' GMT-03:01

Fue una corazonada. Esa misma noche recibió la noticia de que el mariscal Sucre
había sido emboscado y asesinado a bala por la espalda cuando atravesaba el
tenebroso paraje de Berruecos, el pasado 4 de junio.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 240 | Pos. 3668-69 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 22H09' GMT-03:01

Después del asesinato de Sucre ya no tuvo artificios de tocador para disimular la


vejez.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 241 | Pos. 3694-99 | Añadido el martes 26 de agosto de
2014 22H12' GMT-03:01

Era tan riguroso en el manejo de los dineros públicos que no conseguía volver sobre
este asunto sin perder los estribos. Siendo presidente había decretado la pena de
muerte para todo empleado oficial que malversara o se robara más de diez pesos. En
cambio era tan desprendido con sus bienes personales, que en pocos años se gastó en
la guerra de independencia gran parte de la fortuna que heredó de sus mayores. Sus
sueldos eran repartidos entre las viudas y los lisiados de guerra.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 252 | Pos. 3859-61 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 15H46' GMT-03:01

Era el primer golpe de estado en la república de Colombia, y la primera de las


cuarenta y nueve guerras civiles que habíamos de sufrir en lo que faltaba del
siglo.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 256 | Pos. 3915-17 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 15H50' GMT-03:01

Las oligarquías de cada país, que en la Nueva Granada estaban representadas por los
santanderistas, y por el mismo Santander, habían declarado la guerra a muerte
contra la idea de la integridad, porque era contraria a los privilegios locales de
las grandes familias.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 257 | Pos. 3932-36 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 15H51' GMT-03:01

«Pues bien: to do eso es cierto, pero circunstancial», dijo, «porque todo lo he


hecho con la sola mira de que este continente sea un país independiente y único, y
en eso no he tenido ni una contradicción ni una sola duda». Y concluyó en caribe
puro: «¡Lo demás son pingadas!»
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 260 | Pos. 3980-84 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 15H52' GMT-03:01

mientras parecía que sólo actuaba en maniobras de gato escaldado para fortalecer al
gobierno, lo que hacía en realidad era planear pieza por pieza, con autoridad y
mando de general en jefe, la minuciosa máquina militar-con que se proponía
recuperar a Venezuela y empezar otra vez desde allí la restauración de la alianza
de naciones más grande del mundo.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 262 | Pos. 4008-10 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 15H54' GMT-03:01

Su memoria visual era tan sorprendente, que podía prever un obstáculo visto al
pasar muchos años antes, y aunque estaba muy lejos de ser un maestro en las artes
de la guerra, nadie le superaba en inspiración.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 264 | Pos. 4039-40 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 15H55' GMT-03:01

Visto al derecho, ya no era un jubilado en derrota huyendo hacia el destierro, sino


un general en campaña.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 269 | Pos. 4113-15 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 15H58' GMT-03:01

Parecía convencido de que el movimiento continuo y el valerse de sí mismo eran un


conjuro contra la enfermedad. Fernanda
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 270 | Pos. 4125-34 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 15H59' GMT-03:01

En su paraíso de Lima había vivido una noche feliz con una doncella de vellos
lacios que le cubrían hasta el último milímetro de su piel de beduina. Al amanecer,
mientras se afeitaba, la contempló desnuda en la cama, navegando en un sueño
apacible de mujer complacida, y no pudo resistir la tentación de hacerla suya para
siempre con un auto sacramental. La cubrió de pies a cabeza con espuma de jabón, y
con un deleite de amor la rasuró por completo con la navaja barbera, a veces con la
mano derecha, a veces con la izquierda, palmo a palmo hasta las cejas encontradas,
y la dejó dos veces desnuda en su cuerpo magnífico de recién nacida. Ella le
preguntó con el al ma hecha trizas si de veras la amaba, y él le contestó con la
misma frase ritual que a lo largo de su vida había ido regando sin piedad en tantos
corazones: «Más que a nadie jamás en este mundo».
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 280 | Pos. 4280-89 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 16H04' GMT-03:01

Tomó el aire que le faltaba. «Claro que todos son unos santos varones al lado del
truchimán de Santander», prosiguió. «Sus amigos se robaban el dinero de los
empréstitos ingleses comprando papeles del estado por la décima parte de su valor
real, y el propio estado se los aceptaba después al ciento por ciento». Aclaró que
en todo caso él no se había opuesto a los empréstitos por el riesgo de la
corrupción, sino porque previo a tiempo que amenazaban la independencia que tanta
sangre había costado. «Aborrezco a las deudas más que a los españoles», dijo. «Por
eso le advertí a Santander que lo bueno que hiciéramos por la nación no serviría de
nada si aceptábamos la deuda, porque seguiríamos pagando réditos por los siglos de
los siglos. Ahora lo vemos claro: la deuda terminará derrotándonos».
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 284 | Pos. 4341-43 | Añadido el miércoles 27 de agosto de
2014 16H06' GMT-03:01

«Ni tampoco se vaya con su familia para los Estados Unidos, que son omnipotentes y
terribles, y con el cuento de la libertad terminarán por plagarnos a todos de
miserias».
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 302 | Pos. 4630-31 | Añadido el jueves 28 de agosto de
2014 16H45' GMT-03:01

«Cada colombiano es un país enemigo».


==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 312 | Pos. 4776-78 | Añadido el jueves 28 de agosto de
2014 17H02' GMT-03:01

Allí estaba también el basto mesón de caoba labrada, sobre el cual, dieciséis días
después, sería expuesto en cámara ardiente su cuerpo embalsamado, con la casaca
azul de su rango sin los ocho botones de oro puro que alguien iba a arrancarle en
la confusión de la muerte.
==========
El general en su laberinto (Gabriel García Márquez)
- Subrayado en la página 317 | Pos. 4856-60 | Añadido el jueves 28 de agosto de
2014 17H10' GMT-03:01

Pues todos ellos iban a compartir para bien o para mal el resto de sus vidas,
incluso la ironía histórica de estar juntos otra vez en Venezuela, cinco años más
tarde, peleando al lado del comandante Pedro Garujo en una aventura militar en
favor de la idea bolivariana de la integración.
==========
Lugares de enunciación inestables (Silvia Tieffemberg)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 170-76 | Añadido el lunes 1 de septiembre de
2014 14H05' GMT-03:01

Lorena Cañuqueo, integrante del colectivo “Wefkvletuyiñ. Estamos resurgiendo”11 en


una nota periodística explica que “campo” y “ciudad” poco 11 En
http://www.hemi.nyu.edu/cuaderno/wefkvletuyin/contacto.htm Campaña de Autoafir-
Telar 11-12 (2013-2014) ISSN 1668-3633 l Lugares de enunciación inestables: 273-287
279 significan en la identidad mapuche porque “tanto la ciudad como el ámbito ru-
ral”, dice, “son formas de pensar el espacio que se dan mucho después de la
conquista”.
==========
Lugares de enunciación inestables (Silvia Tieffemberg)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 178-80 | Añadido el lunes 1 de septiembre de
2014 14H05' GMT-03:01

Desplazados o exiliados, como dice Aniñir cuando recuerda a su madre (2009: 175),
para los mapuche existe un espacio que yuxta-pone campo y ciudad, vivido al mismo
tiempo como pertenencia, exclusión y destierro.
==========
Lugares de enunciación inestables (Silvia Tieffemberg)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 194-96 | Añadido el lunes 1 de septiembre de
2014 14H06' GMT-03:01

Alejandro de Oto entiende que los sujetos implicados en situaciones de dominación


poseen “una doble condición no excluyente de pertenencia a una cultura de
resistencia y a una cultura hegemónica”
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 140-41 | Añadido el martes 2 de septiembre de
2014 01H43' GMT-03:01

Pero la mediocridad es más sutil de lo que uno cree y a veces te abraza con el
manto de la seguridad.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 337-38 | Añadido el martes 2 de septiembre de
2014 01H50' GMT-03:01

por motivos que no me interesa explorar siempre he sentido que estoy al menos cinco
años atrasado en comparación con el resto de los mortales.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1052-54 | Añadido el miércoles 3 de septiembre
de 2014 21H10' GMT-03:01

tipo de monumentalidad que sólo fructificó durante la etapa estatista que tuvo su
apogeo durante los años cuarenta.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1199-1201 | Añadido el miércoles 3 de
septiembre de 2014 21H22' GMT-03:01

—¿No escribir sobre militares? —No escribir sobre cosas que ocurren en el barrio
alto. El pendejo es hijo de un industrial con plata. Árabe. Textiles. Anda armado
porque teme que lo asalten.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 90 | Pos. 1370-73 | Añadido el jueves 4 de septiembre de
2014 13H17' GMT-03:01

El pueblo toma mucho más y no choca. —Tampoco maneja —le responde Alfonso. —No te
vengas a hacer el listo, Pendejo, o te bajo de la camioneta. Aunque lo niegues, tú
también eres pueblo. No vengas a identificarte con los del puto barrio alto,
maricón. No eres de ahí y ojalá nunca lo seas.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 99 | Pos. 1507-9 | Añadido el jueves 4 de septiembre de
2014 13H23' GMT-03:01

Al Jefe no le gusta que escuchemos música. Dice que nos tapa los oídos. No nos deja
oír lo que no nos quieren decir.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 106 | Pos. 1617-19 | Añadido el jueves 4 de septiembre de
2014 13H26' GMT-03:01

Una vez que llegaron los universitarios y el oficio pasó a ser carrera, todo se fue
a la mierda. Lo peor que le pudo pasar al periodismo fue que lo oficializaran.
Mientras más inculto era el reportero, más posibilidades tenía de sorprenderse.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 109 | Pos. 1663 | Añadido el jueves 4 de septiembre de
2014 13H28' GMT-03:01

Uno tiene los datos y rellena los espacios.


==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 111 | Pos. 1700 | Añadido el jueves 4 de septiembre de
2014 17H03' GMT-03:01

Goyeneche canta Tinta roja. —Gol.


==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 118 | Pos. 1804-6 | Añadido el jueves 4 de septiembre de
2014 17H07' GMT-03:01

Quiero que tú escribas lo mejor que puedas. Quiero lo más parecido a la literatura.
Rasca quizás, pero literatura al fin y al cabo, ¿me entiendes? Faúndez
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 131 | Pos. 2009-12 | Añadido el jueves 4 de septiembre de
2014 17H35' GMT-03:01

El cielo está muy despejado y la cordillera, seca pero imponente, se alza como una
suerte de reinterpretación de la famosa caja de fósforos Andes. El paisaje es
explícitamente chileno, con álamos y sauces, vacas pastando y árboles frutales a la
espera de ser saqueados para aumentar las arcas de los exportadores.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 144 | Pos. 2200-2203 | Añadido el sábado 6 de septiembre
de 2014 02H21' GMT-03:01

—Los pobres, en cambio, están cagados —sentencia Escalona—. No existen. Ahí


entramos nosotros. La sección policial es la única parte donde los pobres aparecen
con foto, nombre y apellido. Donde les damos tribuna y escuchamos sus problemas. —
Nuestras páginas son como la vida social de los pobres, Pendejo. Se hacen famosos
aunque sea por un día.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 156 | Pos. 2386 | Añadido el sábado 6 de septiembre de
2014 02H30' GMT-03:01
¿Quién es el narrador aquí?
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 210 | Pos. 3219-21 | Añadido el domingo 7 de septiembre
de 2014 03H37' GMT-03:01

Reinoso vomita con Gómez Morel. Diría que El río es basura. —Oye, Alfonso, ¿lo has
leído? —le pregunta Cabrera. —Es increíble. Envidiable. El Dickens del Mapocho.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 211 | Pos. 3228-29 | Añadido el domingo 7 de septiembre
de 2014 03H38' GMT-03:01

—Yo vi a Juan Firula y al Paco Rivano vendiendo en una feria, en un carretón.


==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 211 | Pos. 3234-39 | Añadido el domingo 7 de septiembre
de 2014 03H39' GMT-03:01

—El populismo literario terminó qué rato. Es cierto. Ya nadie quiere imprimir sobre
papel roneo. —Una noche estábamos con Gómez Morel en La Unión Chica. «Cabrera», me
dijo, «quien presuma de escritor, o desee convertirse en tal, jamás debe posar de
héroe ni de víctima». Ya estaba viejo, en las últimas, pero tenía su dignidad. Y me
dio un consejo que sigo hasta hoy: «Trata de decir la mayor cantidad posible de
verdades, aunque te perjudiquen. Desconfía de toda verdad que no duela».
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 231 | Pos. 3533-35 | Añadido el domingo 7 de septiembre
de 2014 03H51' GMT-03:01

El asunto es que quería hacer algo como lo que ocurrió con Rivano y Esto no es el
paraíso: un paco que escribía sobre pacos, desde adentro.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 232 | Pos. 3546-49 | Añadido el domingo 7 de septiembre
de 2014 03H51' GMT-03:01

Pero lo más importante, Pendejo: sé que voy a tener lectores. Escriba lo que
escriba, sé que me van a leer mañana por la mañana. Aunque sea un cargador de La
Vega o un matarife como mi padre. Un autor sin lectores no es un escritor. Es como
una puta sin clientes.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 39-42 | Añadido el lunes 8 de septiembre de 2014
17H29' GMT-03:01

las dictaduras, más o menos paternalistas, de los hacendados elevados a la primera


magistratura y que durante decenios rigieron sus países como lo hacían con sus
vastas haciendas, o de los militares que intentaban trasladar la conformación del
cuartel a las formas de la convivencia social, o incluso de aquellos raros
profesionales imbuidos de mesiánica e ilustrada fe en que habían sido ungidos como
protectores, guías y únicos intérpretes de la voluntad popular.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 63-65 | Añadido el lunes 8 de septiembre de 2014
17H31' GMT-03:01

Si el dictador no era una aberración sino el producto de una relación profunda con
la sociedad latinoamericana a la que expresaba cabalmente, en especial respecto a
las vastas masas incultas que constituían la inmensa mayoría, no había entonces
esperanzas de redención, vistas las características que esos intelectuales
observaban en sus pueblos.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 289 | Pos. 4428-29 | Añadido el martes 9 de septiembre de
2014 15H40' GMT-03:01

—Mi mamá vive en el sur. Somos de Temuco. —Todos, al final, somos de provincia.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 301 | Pos. 4604 | Añadido el martes 9 de septiembre de
2014 15H46' GMT-03:01

Suena rock argentino.


==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 302 | Pos. 4624-30 | Añadido el martes 9 de septiembre de
2014 15H48' GMT-03:01

El Peloponeso está al fondo del tercer nivel de un desastre inmobiliario bautizado


como Caracol Bandera. Inaugurado meses después de que el auge de los edificios
caracoles pasara de moda y el boom económico de los 80 se desinflara, estas
réplicas tercermundistas del célebre Museo Guggenheim de Nueva York nunca lograron
seducir al público consumidor. Los caracoles son souvenirs de una arquitectura
adolescente a la que le tocó plasmar un momento muy breve de transición, en que la
ciudad estaba abandonando sus almacenes y galerías pero aún no había abrazado la
causa de los malls.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 314 | Pos. 4800-4801 | Añadido el martes 9 de septiembre
de 2014 15H55' GMT-03:01

El viejo Edwards Bello tenía razón: «En Chile no hay crímenes, sino destinos».
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 315 | Pos. 4820-22 | Añadido el martes 9 de septiembre de
2014 15H55' GMT-03:01

—La gran diferencia entre los diarios blancos y los amarillos, Pendejo, es que
nosotros podemos publicar lo que queremos, porque nadie importante nos lee
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 330 | Pos. 5053-54 | Añadido el martes 9 de septiembre de
2014 16H03' GMT-03:01

La gente no muere como en la tele, mamá. Es distinto. La sangre es más morada y se


te pega.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 361 | Pos. 5525-26 | Añadido el martes 9 de septiembre de
2014 16H20' GMT-03:01

—Son argentinos —dice Nadia—. En Chile no hay enanos así.


==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 388 | Pos. 5941 | Añadido el miércoles 10 de septiembre
de 2014 10H36' GMT-03:01
un ejemplar amarillento de Hijo de ladrón.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 393 | Pos. 6025-28 | Añadido el miércoles 10 de
septiembre de 2014 10H39' GMT-03:01

Prensa amarilla no es exactamente una novela en el sentido clásico, sino más bien
un libro de memorias novelado que se lee como si fuera la película que yo
protagonicé. Supongo que es non-fiction, como dicen ahora en el mundo editorial,
pero, más que nada, es verdad. Es lo que tenía que hacer. Y lo que me salió cuando
ya pensaba que no tenía nada que sacar.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 400 | Pos. 6121-22 | Añadido el miércoles 10 de
septiembre de 2014 10H42' GMT-03:01

Al Gato Gamboa y Luis Rivano, y a todas las librerías de viejo de San Diego.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 401 | Pos. 6135 | Añadido el miércoles 10 de septiembre
de 2014 10H43' GMT-03:01

marzo de 1998.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 53 | Añadido el miércoles 10 de septiembre de
2014 10H44' GMT-03:01

MANUEL ROJAS, Hijo de ladrón


==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 98-100 | Añadido el miércoles 10 de septiembre
de 2014 10H45' GMT-03:01

Faúndez me moldeó a punta de gritos e insultos. Convirtió a un atado de nervios


autista y soñador en algo parecido a un hombre. Faúndez me tiró agua a la cara
cuando yo aún estaba durmiendo.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 157-59 | Añadido el miércoles 10 de septiembre
de 2014 10H46' GMT-03:01

Yo, una vez, como tantos otros que se han sentido desplazados o no tomados en
cuenta, intenté primero poner las cosas por escrito. Pensé que me podrían querer
más si en vez de vivir las cosas, las escribía.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 213-15 | Añadido el miércoles 10 de septiembre
de 2014 12H10' GMT-03:01

El libro, mal que mal, fue escrito con más estimulantes 11 que corazón.
==========
Tinta roja (Alberto Fuguet)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 215-16 | Añadido el miércoles 10 de septiembre
de 2014 12H10' GMT-03:01

En Chile, por suerte, llegar arriba no cuesta mucho si uno es capaz de tocar las
fibras adecuadas. Bajar tampoco.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 205-7 | Añadido el miércoles 10 de septiembre
de 2014 12H21' GMT-03:01

hay en esos objetos mucha sangre que no ha secado todavía, lo que explica que la
polémica que cualquier reconstrucción de este tipo puede ocasionar será entre
nosotros dotada de mayor beligerancia y acidez.
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 199-200 | Añadido el domingo 14 de septiembre
de 2014 16H07' GMT-03:01

Tengo veintiséis años, un cerebro de quince y ojeras de cuarenta,


==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 255 | Añadido el domingo 14 de septiembre de
2014 16H12' GMT-03:01

Su cuñada no era ciclotímica, siempre resultaba insoportable.


==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 657-58 | Añadido el domingo 14 de septiembre de
2014 16H34' GMT-03:01

cuando sus bocas se separaron dijo lo que Santiago merecía que le dijeran por
tarado: ¯Ya es tarde.
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1014-15 | Añadido el domingo 14 de septiembre
de 2014 16H50' GMT-03:01

Se puso de pie y se besaron en la mejilla. Santiago sintió que se moría cuando olió
el perfume de siempre. ¿Por qué uno no podrá morder al otro cada vez que tiene
ganas?
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1043-44 | Añadido el domingo 14 de septiembre
de 2014 16H51' GMT-03:01

Viñas mostró a sus alumnos un ejemplar del cuento «Esa mujer» de Rodolfo Walsh y
dijo: ¯Esto es literatura.
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1094-95 | Añadido el domingo 14 de septiembre
de 2014 16H54' GMT-03:01

A él le gustaba recordar los buenos momentos con las chicas de otros tiempos, tanto
como las formaciones de los equipos de Boca o de la selección:
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1644-46 | Añadido el lunes 15 de septiembre de
2014 01H07' GMT-03:01

El teórico estaba amarillento por los años. Tenía un poco más de una década. En el
borde superior derecho tenía el logo de SiM apuntes. La fecha decía «31 de marzo de
1986». Era la primera clase de Literatura Argentina I, era la primera clase de
David Viñas de regreso a la facultad después de su exilio durante la dictadura
militar,
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 154 | Pos. 2359-61 | Añadido el lunes 15 de septiembre de
2014 02H07' GMT-03:01

esa necesidad de recorrer su cuerpo en el espejo era para Santiago tan importante
como las caricias o los besos. Los hombres seguimos haciendo el amor después de
haberlo hecho, pensó Santiago, en cambio las mujeres se conforman con el coito,
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 158 | Pos. 2423 | Añadido el lunes 15 de septiembre de
2014 02H12' GMT-03:01

Le gustaban los hombres inteligentes, sobre todo cuando eran altos y lindos.
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 161 | Pos. 2465-66 | Añadido el lunes 15 de septiembre de
2014 02H15' GMT-03:01

Había cogido con dos hombres distintos en un solo día y se sentía maravillosamente
bien.
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 167 | Pos. 2557-59 | Añadido el lunes 15 de septiembre de
2014 02H20' GMT-03:01

Ramiro había sacado de la biblioteca la edición de Lumen de España de El uso de la


palabra de Mario Trejo y le leyó: «La noche puede durar y durará todavía/ el alba
es oficio de sobrevivientes».
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 189 | Pos. 2894-2905 | Añadido el lunes 15 de septiembre
de 2014 02H37' GMT-03:01

¿Ustedes creen que yo entré a la Facultad de Filosofía y Letras para convertirme en


estos despojos de crítico literario? ¿Que ése era mi objetivo? Están muy
equivocados. Yo me anoté en la carrera de Letras por la misma razón que vos, por la
misma razón que todos nosotros: porque nos gustaba leer por sobre todas las cosas,
porque escribíamos o queríamos animarnos a escribir, porque cuando veíamos en cine
la adaptación de un libro siempre sospechábamos que la novela debía ser mejor,
porque nos encantaba pasar tardes enteras, noches maravillosas, mañanas llenas de
sol o de lluvia en compañía de García Márquez, de Patricia Highsmith, de Bocaccio o
del Cieguito, porque nosotros éramos a los que nuestros amigos miraban con
desconfianza cuando en las vacaciones de la adolescencia llegábamos a la playa con
un libro de Dostoievski, porque no podíamos salir de casa si no llevábamos una
novela en la mochila o en la campera, porque nos doblábamos como contorsionistas
para averiguar qué catzo estaba leyendo el tipo que iba sentado delante nuestro en
el colectivo, porque cuando alguien nos preguntaba qué queríamos que nos regalaran
pedíamos siempre un libro, porque sentíamos que nuestro corazón se aceleraba si nos
cruzábamos en algún lugar con alguien del sexo opuesto con un libro en la mano que
nos había gustado, porque sabíamos quién era Sartre y que los escritores cogían
mucho, y vivían muchas aventuras, y tenían opinión sobre todo, y ponían el pecho a
las balas y podían escribir los versos más tristes en cualquier momento. Por eso
entré a estudiar Letras.
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 190 | Pos. 2909 | Añadido el lunes 15 de septiembre de
2014 02H38' GMT-03:01

la represión policial en una clase pública de Lingüística en el segundo


cuatrimestre.
==========
Filo (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 193 | Pos. 2959 | Añadido el lunes 15 de septiembre de
2014 02H39' GMT-03:01

Santiago debía cuidarse de la nostalgia como de una enfermedad venérea.


==========
Oscura monotóna sangre (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 60-61 | Añadido el miércoles 17 de septiembre de
2014 17H27' GMT-03:01

cada mañana hacía el camino inverso a su ascenso social, una suerte de recordatorio

==========
Oscura monotóna sangre (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 81-82 | Añadido el miércoles 17 de septiembre de
2014 17H28' GMT-03:01

Hasta sus hijos, cuando hablaban entre ellos, lo llamaban así: Andrada.
==========
Oscura monotóna sangre (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1313 | Añadido el viernes 19 de septiembre de
2014 17H50' GMT-03:01

No era que no creyera en Dios. Simplemente, desconfiaba de él.


==========
Oscura monotóna sangre (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 97 | Pos. 1475-77 | Añadido el viernes 19 de septiembre
de 2014 17H56' GMT-03:01

Se miró un largo rato, tratando de averiguar en los pliegues de su cara el sentido


de lo que estaba haciendo.
==========
Oscura monotóna sangre (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 138 | Pos. 2111-13 | Añadido el sábado 20 de septiembre
de 2014 18H39' GMT-03:01

Cuando se está muchos años junto a otra persona, el otro no envejece. La memoria lo
transforma en un cuerpo siempre igual a sí mismo. Se congela fuera de toda agresión
del tiempo.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 364-67 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 14H40' GMT-03:01

tanto el dirigente político como el escritor (cuando éste visualiza con tal
amplitud su cometido creativo) son los que tienen que verse con la totalidad social
desde un sitio realmente privilegiado, puesto que ocupan el centro de su
funcionamiento dinámico, registran su multiplicidad, su desbordante complejidad,
detectan las leyes que principalmente operan en el conjunto, se aproximan a la
perspectiva histórica y cumplen la acción más notoria en la aceleración del
proceso.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 378 | Añadido el lunes 22 de septiembre de 2014
14H40' GMT-03:01

Para realizar su proyecto, Roa Bastos debió ante todo revisar la teoría vigente de
la novela en América Latina.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 394-96 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 14H41' GMT-03:01

Si con algo puede emparentarse la novela Yo el Supremo, es con los mixturados


productos del siglo XIX cuya especificidad literaria ha sido reiteradamente
cuestionada. El mismo debate que ha acompañado al Facundo (1845) y a Os Sertóes
(1902) puede reponerse con respecto a la obra de Roa Bastos, aunque evidentemente
en un nivel de más alta complejidad
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 509-10 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 14H50' GMT-03:01

De las muchas soluciones, la paraguaya fue de las más originales porque respondió a
un proceso secular de mestización
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 532-34 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 14H51' GMT-03:01

El tratado sociológico deviene así la biografía intelectual del “individuo


histórico” perdiendo toda eventual apariencia académica o pedagógica, propias del
manual ensayístico, para constituirse en la existencia viviente de una conciencia
intelectual.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 597-98 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 14H54' GMT-03:01

Lo que por los años veinte hicieron los indigenistas peruanos que acababan de
aprender el marxismo, respecto al antiguo incario, es parcialmente lo que ha hecho
Roa Bastos con el gobierno del Doctor Francia.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 649-51 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 15H43' GMT-03:01

si por los aspectos formales de este poder, se le puede incluir dentro de la muy
larga lista de dictadores de América Latina, por el contenido se le debe conferir
un sitial muy distinto.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 766-67 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 15H49' GMT-03:01

De ahí que el tema central de la novela sea, simultáneamente con la vida del
dictador, la producción de su texto narrativo.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 57 | Pos. 870-74 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 15H54' GMT-03:01

El barroco, que signó a la cultura colonial americana con exponentes del


virtuosismo de Sor Juana en México o el “Lunarejo” en Lima, pareció contaminar a
todo círculo intelectual con su pirotécnico manejo de la palabra que venía
autorizado por la metrópoli con la cortesana “agudeza de ingenios” que nos deparó
versos como los Villamediana: “Diamantes que fueron antes / de amantes de su
mujer”. Ni siquiera el austero siglo xvm pudo desprenderse del manierismo de la
escritura y lo reencontramos en los letrados neoclásicos y en los burgueses
patricios del XIX:
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 910-11 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 15H56' GMT-03:01

Es la literatura la que queda hurgada, revisada, incriminada, y finalmente negada a


través de esta construcción que es obligadamente literaria.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 936-40 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 15H57' GMT-03:01

A pesar de la comprensible curiosidad de los escritores, encabezando la curiosidad


de sus pueblos, acerca de quiénes eran, cómo actuaban, qué pensaban, cuál era la
clave de las personalidades de sus dictadores, la dificultad para responder a esas
interrogantes bajo forma narrativa quedó demostrada desde la propia novela de
Asturias. En ella “el señor Presidente” se esfuma constantemente, se pierde en las
sombras, en los sueños, en las palabras que dibujan un paisaje enmarañado y
neblinoso por donde pasa el escritor sin llegar a la conciencia de su personaje.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 945-50 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 15H58' GMT-03:01

Alejo Carpentier ofrece en El recurso del método (México, Siglo XXI, 1974) la
segunda gran versión artística del personaje y no hay duda que es como si lo
hubiéramos puesto a foco: la elusión y la vaguedad con que se nos escapaba en las
páginas de Asturias han devenido precisión y nitidez en las de Carpentier,
empezando porque es él, el mismo señor presidente (o el “Primer Magistrado”, como
prefiere llamarlo Carpentier), quien nos cuenta su propia vida de dictador, nos
explica cómo derrota las incesantes revueltas de sus lugartenientes, cómo hace sus
negocios, cómo enfrenta la oposición estudiantil, cómo se hace reelegir en comicios
“libres” y más que nada cuánto disfruta de sus viajes a París, ciudad donde
concluirá sus días de desterrado, tal cual tantos otros dictadores cuyo modelo fue
Porfirio Díaz.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 957-58 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 15H58' GMT-03:01

Con todo, la base es otra vez proporcionada por Estrada Cabrera,


==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 969-70 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 15H59' GMT-03:01

El “Primer Magistrado” de Carpentier no es el bruto encumbrado en el poder sino que


es el tirano ilustrado que se engendró en la época modernista y que fue
deteriorándose en las primeras décadas del XX, cuando conquistó el poder.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 65 | Pos. 991-94 | Añadido el lunes 22 de septiembre de
2014 16H01' GMT-03:01

A pesar de sus pintoresquismos y del disfrute que sin duda proporciona a los cultos
y a los coleccionistas de rarezas, torna farragosa la lectura y, más que nada, es
visiblemente desproporcionado con el desarrollo del argumento, las coordenadas de
la acción y sus agentes, la elaboración de los significados que procura en nivel
superior el discurso narrativo.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1010-12 | Añadido el viernes 26 de septiembre
de 2014 16H48' GMT-03:01

un ejercicio del talento tropical –vivacidad, breve gozo, novelería– cuya condena –
el olvido– ha sido redimida por la memoria universal de este europeo de adopción
que es Alejo Carpentier.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1018-19 | Añadido el viernes 26 de septiembre
de 2014 16H48' GMT-03:01

Al oficialismo cultural francés responde, en esta novela, el culturalismo del


tirano ilustrado, que es a un tiempo servidor de los desechos galos y de los
rapaces intereses yanquis.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1027-30 | Añadido el viernes 26 de septiembre
de 2014 16H49' GMT-03:01

El “Primer Magistrado” oscila entre el “allá” y el “aquí”, París y la capital de su


pequeña república. A un lado lo convocan el hedonismo meteco, el placer cultural;
al otro las revueltas de sus lugartenientes, las revoluciones de los estudiantes
pero también los sabores, las energías profundas de su ambiente, “la pulsión
visceral de un mundo en gestación” que es el elemento que lo redime y el que
completa su imagen auténtica.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1031-33 | Añadido el viernes 26 de septiembre
de 2014 16H50' GMT-03:01

el tema obsesivo que ha dado nacimiento a su narrativa es el diálogo Europa-América


que se definió en El reino de este mundo, recorrió sus posteriores novelas y en
ésta alcanza un nuevo y riesgoso nivel de su problemática.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1048-49 | Añadido el viernes 26 de septiembre
de 2014 16H53' GMT-03:01

Manejando con perversidad el Discurso del método, Carpentier se complace en


destacar discutibles aserciones, utilizándolas como epígrafes de los capítulos de
la novela:
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1052-54 | Añadido el viernes 26 de septiembre
de 2014 16H53' GMT-03:01

El método racional no es sólo un discurso, sino asimismo un conjunto de “recursos”


que de él se derivan y se aplican en la realidad inmediata, sirviendo para
sostenerlo.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1058-60 | Añadido el viernes 26 de septiembre
de 2014 16H54' GMT-03:01
quedaría probada la secreta vinculación entre las crueldades e irracionalidades de
la vida latinoamericana y el magisterio dominante de los europeos con su educación
en un método y en sus recursos básicos,
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1069-71 | Añadido el viernes 26 de septiembre
de 2014 16H55' GMT-03:01

La incoherencia del pensamiento europeo es la misma que ahora evidencia Carpentier


en El recurso del método, pero no con el propósito de eludir o renunciar a la
proposición intelectual europea, sino con el deseo de conferirle rigor y
universalidad.
==========
El equipo de los sueños (Sergio Olguín)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 651 | Añadido el lunes 29 de septiembre de 2014
15H22' GMT-03:01

Es realmente injusto que en la escuela no te enseñen a besar.


==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1075-79 | Añadido el martes 14 de octubre de
2014 15H36' GMT-03:01

es posible preguntarse entonces dónde se ubica ese “real maravilloso” que teorizara
hace veinticinco años y al que consagrara sus diversas novelas; dónde se sitúa el
pensamiento mágico de los pueblos latinoamericanos con cuyos productos ha
enriquecido sus novelas confiriéndoles esa liviana máscara sobrerreal y si es
posible atribuirles alguna función diferente de la simple ilustración
pintoresquista de la vida de América Latina, tal como ocurría, en la vieja y
denostada narrativa del regionalismo, con sus numerosos elementos folklóricos.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1092-96 | Añadido el jueves 16 de octubre de
2014 16H41' GMT-03:01

Se trate de la licantropía de los negros haitianos o del delirante grotesco de los


dictadores cultos de América Latina, ráfagas del pensamiento mítico vienen a ser
capturadas por una mentalidad racionalista, por estructuras literarias de un
barroco burgués severamente disciplinado por la inteligencia, por una organización
de los órdenes narrativos que recuerda la concepción decimonónica y que se sitúa
cerca de lo que Lukács habría llamado el realismo crítico si el modelo manniano en
que pensaba el crítico húngaro se hubiera revestido de las galas de la sensualidad.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1249-56 | Añadido el jueves 16 de octubre de
2014 16H55' GMT-03:01

Las cincuenta y tres páginas del último capítulo desarrollan una única oración
donde tienen cabida decenas de narradores que son incorporados velozmente, sin
anuncio, y del mismo modo desaparecen, al servicio de decenas de situaciones
distintas que deambulan por el tiempo, van y vienen como en la maraña mental del
patriarca decrépito, transitan vertiginosamente de una a otra y concluyen tejiendo
un discurso que sólo puede situarse fuera del tiempo, en una ficticia eternidad, la
del discurso mismo cuya incoherencia es su buscada significación, cosa que ha sido
posible por la sabiduría de la escritura que corre y corre, entrevera las aguas,
vuelve atrás, se empoza, muda de rumbo, se precipita por fin cuando se anuncia la
irrupción de la muerte que trae las mismas verdades que en Cien años de soledad: el
poder es la soledad y la falta de amor, sólo se levanta sobre esas carencias, como
concluyó percibiendo Aureliano Buen-día, y no permite vivir y gozar la vida, cosa
que le está reservada al oscuro y renovable ciemos.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1342-46 | Añadido el jueves 16 de octubre de
2014 17H00' GMT-03:01

No habrá país de América Latina que no crea que se está contando en el libro la
historia de sus dictadores particulares, pues de Perón a Trujillo, de Gómez a
Estrada Cabrera, de Machado a Somoza, aquí hay referencias a todos, episodios en
que cada uno queda retratado, comportamientos que cada pueblo conoció y padeció. Si
bien parecen más numerosas las referencias a Juan Vicente Gómez y a Rafael
Trujillo, otros muchos dictadores pueden ser convocados por estas páginas,
incluyendo algunos que están fuera del ámbito latinoamericano, como el generalísimo
Francisco Franco.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 90 | Pos. 1372-73 | Añadido el jueves 16 de octubre de
2014 17H06' GMT-03:01

Ahí está presente la pulsión secreta de su arte y por ello es posible vincularlo a
una familia de narradores del área antillana fuertemente signados por la impronta
del surrealismo.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 91 | Pos. 1388-90 | Añadido el jueves 16 de octubre de
2014 17H07' GMT-03:01

El otoño del patriarca está construido como una incesante acumulación de metáforas
y la obra entera quiere ser una metáfora que reúna y absorba a todas ellas, de tal
modo que la obra se vuelve sin cesar sobre sí misma y repite un mismo procedimiento
como si quisiera concentrar en los catorce signos de un haiku la entera
significación.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 95 | Pos. 1455-59 | Añadido el jueves 16 de octubre de
2014 17H14' GMT-03:01

“nosotros sabíamos quiénes éramos mientras él se quedó sin saberlo para siempre” y
percibimos entonces que es el pueblo mismo, abigarrado, variable, confuso,
multitudinario, el que ha estado contando la historia, al desgaire de sus infinitas
posibilidades de ser, siempre diversas e inesperadas, que es el coro que conforma
la especie por el solo hecho de su terca continuidad vital el que ha compuesto el
poema de la bestia solitaria que se mueve en medio de la arena del circo.
==========
Los dictadores latinoamericanos (Ángel Rama)
- Subrayado en la página 96 | Pos. 1463-64 | Añadido el jueves 16 de octubre de
2014 17H14' GMT-03:01

Y el sueño de una comunidad es la construcción de un “imaginario” en que él


considera que se encuentra, más verdadera y placenteramente, que en la imagen que
le devuelve el espejo.
==========
El dinero vive sólo de ficciones (revistaenie.clarin.com)
- Subrayado Pos. 19-20 | Añadido el jueves 16 de octubre de 2014 17H15' GMT-03:01

la ficción es la condición misma de una economía que, a partir de un núcleo de


quimeras constitutivo, trabaja con estrategias de deseo y profecías autocumplidas.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 146-48 | Añadido el jueves 30 de octubre de
2014 20H30' GMT-03:01

Presidente de la República, cuyo domicilio se ignoraba porque habitaba en las


afueras de la ciudad muchas casas a la vez, cómo dormía porque se contaba que al
lado de un teléfono con un látigo en la mano, y a qué hora, porque sus amigos
aseguraban que no dormía nunca.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 184-85 | Añadido el jueves 30 de octubre de
2014 20H32' GMT-03:01

que el otro día se trajeron preso a uno de ésos...; pero que luego encontró novio!
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 189-90 | Añadido el jueves 30 de octubre de
2014 20H33' GMT-03:01

¡De gracia agarraron ya acarriar con nosotros al Asilo de Mendigos para quedar bien
con los gringos!
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 192-93 | Añadido el jueves 30 de octubre de
2014 20H33' GMT-03:01

cuando vino el shute metete de Míster Nos, nos tuvieron tres días sin comer,
encaramados a las ventanas, vestidos de manta como locos...
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 240-42 | Añadido el jueves 30 de octubre de
2014 21H33' GMT-03:01

Uno por uno repitieron aquéllos que el autor del asesinato del Portal era el
Pelele, refiriendo con voz de ánimas en pena los detalles del crimen que ellos
mismos habían visto con sus propios ojos.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 244-47 | Añadido el jueves 30 de octubre de
2014 21H34' GMT-03:01

—¡Fue el idiota! —gritaba el primer atormentado en su afán de escapar a la tortura


con la verdad—. ¡Señor, fue el idiota! ¡Fue el idiota! ¡Por Dios que fue el idiota!
¡El idiota! ¡El idiota! ¡El idiota! ¡Ese Pelele! ¡El Pelele! ¡Ése! ¡Ése! ¡Ése!
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Nota en la página 19 | Pos. 281 | Añadida el viernes 31 de octubre de 2014
20H23' GMT-03:01

leit motiv
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 285 | Añadido el viernes 31 de octubre de 2014
20H23' GMT-03:01

calles intestinales,
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 343 | Añadido el viernes 31 de octubre de 2014
20H30' GMT-03:01

¡I-N-R Idiota! ¡I-N-R Idiota!


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 349-50 | Añadido el viernes 31 de octubre de
2014 20H30' GMT-03:01

¡El cementerio es más alegre que la ciudad, más limpio que la ciudad!
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 422-23 | Añadido el viernes 31 de octubre de
2014 20H33' GMT-03:01

Presidente de la República, Benemérito de la Patria, Jefe del Gran Partido Liberal


y Protector de la Juventud Estudiosa.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 464-66 | Añadido el viernes 31 de octubre de
2014 20H35' GMT-03:01

El que le hablaba era un ángel: tez de dorado mármol, cabellos rubios, boca pequeña
y aire de mujer en violento contraste con la negrura de sus ojos varoniles. Vestía
de gris. Su trape, a la luz del crepúsculo, se veía como una nube.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1170-71 | Añadido el miércoles 5 de noviembre
de 2014 15H14' GMT-03:01

Fedina lloró con la facilidad y abundancia con que lloran las gentes del pueblo por
las desgracias ajenas.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 81 | Pos. 1230-31 | Añadido el jueves 6 de noviembre de
2014 16H28' GMT-03:01

Iba sobre las ruinas de él mismo


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 81 | Pos. 1238 | Añadido el jueves 6 de noviembre de 2014
16H29' GMT-03:01

un inocente a mal con el gobierno, es peor que si fuera culpable!»


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 87 | Pos. 1323-24 | Añadido el jueves 6 de noviembre de
2014 16H34' GMT-03:01

por el suelo rodaron dos cuerpos hechos una trenza de ajos.


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 89 | Pos. 1352-53 | Añadido el jueves 6 de noviembre de
2014 16H35' GMT-03:01

Las noches de abril son en el trópico las viudas de los días cálidos de marzo,
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1419-21 | Añadido el martes 11 de noviembre de
2014 15H20' GMT-03:01
«¡Fui director del instituto, director de un diario, diplomático, diputado,
alcalde, y ahora, como si nada, jefe de una cuadrilla de malhechores!... ¡Caramba,
lo que es la vida! That is the life in the tropic!»
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1438-39 | Añadido el martes 11 de noviembre de
2014 15H21' GMT-03:01

Huir no era digno de un soldado... Pero la idea de volver a su país al frente de


una revolución libertadora...
==========
Esteticas de la dispersión (Franco (compilador) Ingrassia)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 97-98 | Añadido el martes 11 de noviembre de
2014 21H56' GMT-03:01

Una ruptura, por ejemplo, tiene cierto sentido en condiciones estatales de


estabilidad estructural. ¿Qué sentido tendrá bajo condiciones mercantiles de
innovación continua?
==========
Esteticas de la dispersión (Franco (compilador) Ingrassia)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 134-35 | Añadido el martes 11 de noviembre de
2014 22H00' GMT-03:01

En condiciones de dispersión, las prácticas estéticas, en tanto producción de


regímenes de sensibilidad, no pueden presuponer la existencia de puntos de anclaje
o de innovación.
==========
Esteticas de la dispersión (Franco (compilador) Ingrassia)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 953 | Añadido el martes 11 de noviembre de 2014
22H02' GMT-03:01

Cuando todo está inestable, de un modo extraño, los lugares de estabilidad son los
que se mueven.
==========
Esteticas de la dispersión (Franco (compilador) Ingrassia)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 980-82 | Añadido el martes 11 de noviembre de
2014 22H05' GMT-03:01

Una de las grandes operaciones del Mercado -utilizo esta vez el término sin
demasiada especificidad, aunque sin desconocer que opera de distintas maneras en
diversos niveles- es hacernos sentir la inutilidad de la transformación, del
cambio, la distancia irreparable entre el bien pensar y la acción.
==========
Esteticas de la dispersión (Franco (compilador) Ingrassia)
- Subrayado en la página 65 | Pos. 993-96 | Añadido el martes 11 de noviembre de
2014 22H06' GMT-03:01

Para que un espacio sea enajenado tiene que dejar de pertenecernos y una forma de
adjudicación de las cosas es la ficción. Desde esta perspectiva, la ficción tiene
la capacidad de relacionar a uno con un territorio organizándolo narrativamente.
Esta idea me ha devuelto la esperanza en la narrativa audiovisual.
==========
Esteticas de la dispersión (Franco (compilador) Ingrassia)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1004-5 | Añadido el martes 11 de noviembre de
2014 22H07' GMT-03:01

Frente a una maquinaria que fomenta la impotencia resulta ciertamente poderosa la


idea de la ficción como un operador para la apropiación de territorios.
==========
Esteticas de la dispersión (Franco (compilador) Ingrassia)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 167-68 | Añadido el martes 11 de noviembre de
2014 22H13' GMT-03:01

me preguntaría hasta qué punto el ostracismo del poeta no corre el riesgo de ser
entonces un ostracismo frente a enormes zonas de la configuración de la sociedad;
==========
La vida de Gómez Morel (J. M.)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 78-80 | Añadido el martes 25 de noviembre de
2014 18H35' GMT-03:01

De Colombia pasa a Buenos Aires donde es guardaespaldas del general Perón, y le


toca ser el único testigo del suicidio de Juan Duarte, hermano de Evita.
==========
La grandeza mexicana de Balbuena (Fuchs y Martínez)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 32-37 | Añadido el martes 25 de noviembre de
2014 18H39' GMT-03:01

Proponemos, pues, una lectura transatlántica de “La grandeza mexicana” centrada en


la importancia de lo que denominamos la “metrópolis colonial”. En segundo lugar, y
a nivel genérico, analizamos este texto como “épica urbana”, en la que el espacio
del héroe es reemplazado por la creación de la ciudad como personaje central en
tanto circuito que se articula a partir de la triangulación Asia-América-Europa.1
Finalmente, nuestro ensayo propone un cuestionamiento crítico a las contribuciones
y a los límites del paradigma transatlántico para esclarecer la interpretación
histórico-cultural de textos que se producen en la coyuntura del proyecto imperial
hispánico a principios del siglo XVII.
==========
La grandeza mexicana de Balbuena (Fuchs y Martínez)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 72-74 | Añadido el martes 25 de noviembre de
2014 18H41' GMT-03:01

En “La grandeza mexicana”, Balbuena produce un nuevo imaginario que desplaza el


centro del imperio español al virreinato de la Nueva España, al concebirlo desde
una ciudad de México que funciona como bisagra y centro de operaciones entre los
mercados europeos y asiáticos.
==========
La grandeza mexicana de Balbuena (Fuchs y Martínez)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 117-19 | Añadido el martes 25 de noviembre de
2014 18H46' GMT-03:01

todo en este discurso está cifrado. La fascinante polisemia de “todo en este


discurso está cifrado” sugiere no sólo el resumen sino un lenguaje comercial de
contabilidad, así como también un código en clave
==========
La grandeza mexicana de Balbuena (Fuchs y Martínez)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 157-58 | Añadido el martes 25 de noviembre de
2014 18H48' GMT-03:01

construye una ciudad deseosa de arrogarse una presencia mundial.


==========
La grandeza mexicana de Balbuena (Fuchs y Martínez)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 218-19 | Añadido el martes 25 de noviembre de
2014 18H53' GMT-03:01

Como nexo para el comercio global, México se convierte en mucho más que un baluarte
colonial.
==========
Cuentos (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 76-81 | Añadido el jueves 4 de diciembre de 2014
19H32' GMT-03:01

Mis cuentos, al menos así lo creo, son el espejo de mi propia vida, la de un


escritor limeño de la segunda mitad de nuestro siglo, educado en un ambiente de la
burguesía ilustrada, que vivió muchos años en Europa, que desempeñó más por
necesidad que por gusto diversos trabajos, que alternó periodos de disipación con
periodos de reclusión y que retornó a su país cargado de recuerdos y vivencias,
pero con muy pocas certezas y la sensación de haber perdido demasiado tiempo, salvo
quizás el empleado en escribir algunos libros, particularmente de cuentos.
==========
Cuentos (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 91-93 | Añadido el jueves 4 de diciembre de 2014
19H33' GMT-03:01

tampoco me preocupa que mis cuentos no reflejen las mutaciones sufridas por el Perú
en los últimos veinte años. Escribir sobre lo actual, sobre lo inmediato, es
importante pero no indispensable.
==========
Cuentos (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 104-5 | Añadido el jueves 4 de diciembre de 2014
19H34' GMT-03:01

La historia del cuento puede ser real o inventada. Si es real debe parecer
inventada y si es inventada real.
==========
Cuentos (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 319 | Pos. 4887-94 | Añadido el jueves 4 de diciembre de
2014 19H38' GMT-03:01

No soy izquierdista, aunque he tenido actitudes y acciones izquierdistas. Por


ejemplo, apoyé a la guerrilla del '64, de Javier Heraud, o a la guerrilla del '65,
de Guillermo Lobatón, Paul Escobar y otros. Me acuerdo que en París, Guillermo
Lobatón dijo que había llegado el momento de la decisión: que quiénes iban a la
lucha. Todos levantaron la mano, menos yo. ( Sonríe nuevamente). Pero qué iba a
hacer; yo no tengo espíritu de soldado. No obstante, Guillermo Lobatón, que además
fue mi compañero en la Universidad, me dijo: “No te critico, podrás servir aquí”.
Eran más o menos treinta los que levantaron la mano, pero era por pura figuración,
ya que al final sólo fueron cinco, los cinco que murieron. Los otros levantaron la
mano sólo para hacerse los machos.
==========
Cuentos (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 318 | Pos. 4871-72 | Añadido el jueves 4 de diciembre de
2014 19H38' GMT-03:01

Yo no tengo un estilo: tengo sólo una tonada.


==========
Cuentos (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 311 | Pos. 4759-63 | Añadido el jueves 4 de diciembre de
2014 19H43' GMT-03:01

Los cuatro últimos capítulos los escribí dos años más tarde, cuando ya se había
roto la atmósfera espiritual del comienzo. Es por ello que esos capítulos muestran
una aceleración en los hechos, que tú has perspicazmente señalado. Otro detalle:
hay una especie de “flous” en mi memoria que me impide distinguir a veces lo real
de lo inventado.
==========
Cuentos (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 293 | Pos. 4485-86 | Añadido el jueves 4 de diciembre de
2014 19H52' GMT-03:01

Cinco cartas de Ribeyro dirigidas al escritor Luis Loayza entre 1975 y 1978.
==========
Dichos de Luder (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 93-94 | Añadido el sábado 6 de diciembre de 2014
08H27' GMT-03:01

Hasta en mi manera de caminar arrastro los escombros de mi educación literaria.


==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 303-7 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H46' GMT-03:03

A lo que estamos asistiendo no es a la declinación de un objeto teórico como


consecuencia del estrechamiento de su campo de operación, sino a lo opuesto, a su
expansión indefinida, resultante de la explosión de aquellas dicotomías que —en el
interior de una cierta problemática— la enfrentaban con otros objetos. Categorías
como “distorsión” y “falsa representación” solo tienen sentido en la medida en que
algo “verdadero” o “no distorsionado” esté al alcance humano.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 368-72 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H50' GMT-03:03

estamos a la vez postulando un sentido originario (porque esto es requerido por


toda distorsión) y negándolo (porque la distorsión es constitutiva). En tal caso,
la única posibilidad lógica de mantener a la vez estas dos dimensiones
aparentemente antinómicas es si el sentido original es ilusorio y la operación
distorsiva consiste precisamente en crear esa ilusión —es decir, en proyectar en
algo que es esencialmente dividido la ilusión de una plenitud y auto-transparencia
que están ausentes—.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 384-85 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H51' GMT-03:03

la noción de distorsión implica algo más que la mera dislocación, y es que un


ocultamiento de algún tipo tiene lugar en ella.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 412-13 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H53' GMT-03:03

El cierre es la condición del sentido en la medida en que, como todas las


identidades son diferenciales, necesitan del sistema a los efectos de constituirse
como identidades.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Nota en la página 27 | Pos. 413 | Añadida el lunes 12 de enero de 2015 14H53'
GMT-03:03

El cierre es la condición del sentido en la medida en que, como todas las


identidades son diferenciales, necesitan del sistema a los efectos de constituirse
como identidades.Saussure
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 413-14 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H54' GMT-03:03

Este es el efecto ideológico stricto sensu: la creencia en que hay un ordenamiento


social particular que aportará el cierre y la transparencia de la comunidad.[4]
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 445-47 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H56' GMT-03:03

El dilema es claro: el cuerpo encarnante tiene que expresar algo distinto de sí


mismo, pero como, sin embargo, este “algo distinto” carece de una identidad propia,
sus únicos medios de constitución son los contenidos pertenecientes al cuerpo
encarnante.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 455-58 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H57' GMT-03:03

cada uno de los eslabones de la cadena equivalencial nombra algo diferente de sí


mismo, pero que este nombrar solo tiene lugar en la medida en que el eslabón es
parte de la cadena. Y, por las razones antes mencionadas, cuanto más extendida la
cadena, tanto más ese nombrar habrá de prevalecer sobre las referencias
particularísticas de los eslabones individuales. Es por esta razón que hemos
hablado de destrucción del sentido a través de su misma proliferación.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 460-61 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H57' GMT-03:03

En el caso del significante flotante, tendríamos aparentemente un exceso de


sentido, mientras que el significante vacío sería, por el contrario, un
significante sin significado.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 466 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H58' GMT-03:03

el flotamiento requiere una vacuidad tendencial.


==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 477-78 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
14H58' GMT-03:03

el flotamiento de un término y su vaciamiento son las dos caras de la misma


operación discursiva.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 534-35 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
15H02' GMT-03:03

ponerse de acuerdo en oponerse a la “injusticia”, el “engaño” y la "tiranía” no


implica ponerse de acuerdo acerca de absolutamente nada.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 585-87 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
15H05' GMT-03:03

Podemos también ver por qué la distorsión tiene que ser constitutiva: porque el
objeto representado es, a la vez, imposible y necesario. Esta ilusión de cierre
puede ser negociada en varias direcciones, pero nunca eliminada. La ideología es
una dimensión que pertenece a toda experiencia posible.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 667-68 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
15H09' GMT-03:03

mi hipótesis es que incluso en el misticismo introspectivo la experiencia del Uno


requiere la apelación a algo particular que es menos que el Absoluto.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 677-80 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
15H10' GMT-03:03

La tesis que estoy intentando defender es que este doble movimiento que encuentra
su forma extrema en el misticismo —es decir, la encarnación y deformación de
contenidos particulares a través de la expansión de lógicas equivalenciales— está
en la raíz de todo proceso ideológico, comprendidas las ideologías políticas.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 755-58 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
15H14' GMT-03:03

Para Croce, la imposibilidad de una acción enteramente racional significaba que una
decisión no fundada estaba en la raíz de la constitución de toda voluntad
histórica. La racionalidad ausente tenía que ser sustituida por una identificación
emocional, lo que explica el papel creativo de la pasión en la historia. Esta es
exactamente la función del mito en Sorel, para quien la pasión jugaba un papel
central en la constitución de la voluntad.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 774-76 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
15H29' GMT-03:03

La crisis de la noción de “ideología” estuvo ligada a dos procesos conectados entre


sí: la declinación del objetivismo social y la negación de la posibilidad de un
punto de mira metalin- güístico que hubiera permitido desenmascarar la distorsión
ideológica.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 53 | Pos. 798-800 | Añadido el lunes 12 de enero de 2015
15H30' GMT-03:03

una cadena de equivalencias puede, en principio, expandirse de manera indefinida,


pero una vez que sus eslabones centrales han sido establecidos, esta expansión
encuentra ciertos límites.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 56 | Pos. 850-52 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
00H41' GMT-03:03

Lo que se nos presenta aquí, a través de estas negaciones, es una cierta


manipulación del lenguaje por la que algo inefable logra ser expresado. Esta es una
tendencia generalizada en el misticismo: una distorsión del lenguaje que lo despoja
de toda función representativa es el camino para señalar algo que está más allá de
toda representación.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 943-47 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
00H45' GMT-03:03

el místico tiene que amar cada instancia de esta experiencia mundanal como algo a
través de lo cual la divinidad se muestra; sin embargo, como no es cada experiencia
en su particularidad desnuda la que muestra a Dios sino, en cambio, su conexión
equivalencial con todo lo demás, es solo esta última conexión, la contingencia del
hecho de que es esta experiencia y no ninguna otra, la que lo aproxima a la
divinidad.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 965-66 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
00H47' GMT-03:03

el nombre de Dios, si no vamos a empañar su realidad sublime (y nuestra experiencia


de ella), tiene que ser un significante vacío, un significante al que ningún
significado pueda ser adosado.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1014-16 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
00H50' GMT-03:03

Recordemos la forma en que Lacan describe la identificación imaginaria que tiene


lugar en el estadio del espejo: ella presupone una falta constitutiva; es la
identificación primaria que funciona como matriz para todas las subsecuentes
identificaciones secundarias —la vida del individuo será la vana búsqueda de una
plenitud que le será sistemáticamente negada—.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1036-37 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
01H21' GMT-03:03

Los sentidos diferenciales son una limitación pero, a la vez, una condición de
posibilidad de la equivalencia.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1056-57 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
01H22' GMT-03:03

Entiendo por “hegemonía” una relación por la que un contenido particülar asume, en
un cierto contexto, la función de encarnar una plenitud ausente.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 81 | Pos. 1237-38 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
02H46' GMT-03:03

no podría la significación ser vista como una retórica generalizada, es decir que
la “retoricidad” pueda ser considerada, no como un abuso, sino como constitutiva
(en el sentido trascendental) de la significación?
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 85 | Pos. 1291-95 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
02H49' GMT-03:03

Para Jakobson, esta alternativa también se aplica al arte no verbal: en el cubismo,


la sucesión de sinécdoques es esencialmente metonímica, mientras que en el
surrealismo, las imágenes cuasi-alegóricas se inclinan hacia la metáfora. Y en el
cine, la pluralidad de ángulos y primeros planos en la producción de Griffin es
metonímica por naturaleza, mientras que en Charlie Chaplin y en Eisenstein, una
sustitución metafórica de imágenes estructura la narrativa. Es más, todo sistema
semiótico puede, para Jakobson, ser entendido en términos de la alternativa
metáfora/metonimia.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1342-44 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
02H51' GMT-03:03

Podemos ahora sacar una conclusión que será importante para nuestro análisis
político: la contigüidad y la analogía no son esencialmente diferentes una de otra,
sino que son dos polos de un continuum.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 89 | Pos. 1351-53 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
02H52' GMT-03:03

podemos decir que esto es inherente a la operación política central que llamamos
“hegemonía”: el movimiento de la metonimia hacia la metáfora, de la articulación
contingente a la pertenencia esencial.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 92 | Pos. 1408-10 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
02H56' GMT-03:03

Como en los “juegos del lenguaje” de Wittgenstein, las palabras y las acciones (a
lo que deberíamos agregar afectos)rSon partes de una red interdependiente.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1424-26 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
02H57' GMT-03:03

La lógica del objeto a involucra precisamente una investidura por medio de la cual
un objeto ordinario se convierte en el sustituto de la Cosa inalcanzable. En
términos de Lacan: la sublimación consiste en elevar un objeto a la dignidad de la
Cosa.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 95 | Pos. 1447-49 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
02H58' GMT-03:03

la política es una articulación de elementos heterogéneos, y tal articulación es


esencialmente tropológlca, ya que presupone la dualidad entre la institución y la
subversión de posiciones diferenciales que encontramos definiendo la intervención
retórica.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 104 | Pos. 1594-95 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 03H05' GMT-03:03

El mito soreliano es uno de los ejemplos más puros de lo que llamamos


“significantes vacíos”.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 111 | Pos. 1699-1700 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 03H16' GMT-03:03

La hegemonía significa el pasaje de la metonimia a la metáfora, de un punto de


partida basado en la contigüidad a su consolidación en la “analogía”
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 113 | Pos. 1723-27 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 03H18' GMT-03:03

una retórica generalizada —que abarca necesariamente la dimensión performativa—


trasciende toda frontera regional y se identifica con la estructuración de la vida
social en cuanto tal. Concebida en este amplio nivel de generalidad, la
“literariedad” del texto literario traspasa los límites de toda disciplina
especializada y su análisis se transforma en algo tal como el estudio de los
efectos distorsionantes que la representación ejerce sobre toda referencia, efectos
que pasan así a ser constitutivos de toda experiencia.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1845-48 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 17H20' GMT-03:03

la condición de toda sutura hegemónica es el no-cierre constitutivo de todo sistema


de significación política. La sistematicidad del sistema, su cierre —que es la
condición de significación en un sistema, como el de Saussure, cuyas identidades
son meramente diferenciales— coincide con la determinación de sus límites. Estos
límites, sin embargo, solo pueden ser dictados por algo que está más allá de ellos.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1857-58 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 17H20' GMT-03:03

Toda identidad se constituye en el interior de la tensión irresoluble entre


equivalencia y diferencia.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1864-65 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 17H21' GMT-03:03

esta relación por la que una diferencia particular asume la representación de una
totalidad imposible y enteramente inconmensurable con ella es lo que llamo una
relación hegemónica.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 129 | Pos. 1974-77 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 17H27' GMT-03:03

toda hegemonía intenta retotalizar y hacer necesarios, tanto como sea posible, los
vínculos contingentes en que su poder articulador está basado. En tal sentido, ella
tiende a la totalización metafórica. Esto es lo que le da su dimensión de poder. Es
un poder, sin embargo, que conserva las huellas de su contingencia y es, en tal
sentido, esencialmente metoními- co.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 150 | Pos. 2294-96 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 19H25' GMT-03:03

cuando los marxistas hablan de contradicciones sociales, incurren en una lamentable


confusión: un programa verdaderamente materialista debería implicar la
reconceptualización de los antagonismos sociales en términos de oposiciones reales.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 155 | Pos. 2362-65 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 19H28' GMT-03:03

no hay antagonismo sin negad- vidad, y no hay negatividad alguna en una oposición
real. Por antagonismo se entiende una relación entre fuerzas enemigas, de modo tal
que la negatividad pasa a ser un componente interno de esa relación. Cada fuerza
niega la identidad de la otra. Pero en una oposición real no tenemos este tipo de
negación, esta interrupción mutua de las identidades.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 164 | Pos. 2501-2 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
19H38' GMT-03:03

Para tener un antagonismo, la primera condición es que haya una interrupción (o un


impedir la constitución) de una identidad plena.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 164 | Pos. 2503-4 | Añadido el martes 13 de enero de 2015
19H38' GMT-03:03

los antagonismos no son relaciones objetivas, sino refaciones en las que se


muestran los límites en la constitución de la sociedad como orden objetivo.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 167 | Pos. 2551-53 | Añadido el martes 13 de enero de
2015 19H42' GMT-03:03

el ser de una identidad no es meramente dado; es el resultado del investimiento de


un contenido óntico por una significación ontologica que no emerge lógicamente de
ese contenido. (O, para ponerlo en otros términos, que la articulación entre lo
óntico y lo ontològico está siempre mediada discursivamente.)
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 169 | Pos. 2590-93 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 14H16' GMT-03:03

En el caso de la “oposición real”, la negativi- dad está por completo ausente.


“Oposición” es un término puramente metafórico para referirse a procesos que son
enteramente positivos. En el caso de la dialéctica, la negatividad está formalmente
presente, pero como momento meramente evanescente que media entre dos
positividades. Por último, tenemos al antagonismo como fundante y constitutivo, es
decir, una negatividad que no es dialécticamente recuperable.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 173 | Pos. 2641-44 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 14H20' GMT-03:03

Un significante vacío no puede ser, simplemente, un significante sin significado —


eso lo transformaría en mero sonido y lo pondría fuera del campo de la
significación—. Un significante vacío, para continuar siendo significativo, debe
significar algo: un hiato que emerge en el seno de la significación, que por lo
tanto no tiene significado positivo propio, pero que debe ser, sin embargo,
nombrado, porque es la condición misma del proceso significativo.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 173 | Pos. 2649-53 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 14H20' GMT-03:03

La Cosa freudiana (das Ding) es el objeto que sutura una totalidad pero que es, no
obstante, un objeto imposible, una ilusión retrospectiva que no tiene, por lo
tanto, acceso a la representación directa. Es, en consecuencia, un objeto imposible
pero, también, un objeto necesario. Su representación, por ende, es solo posible si
un objeto parcial, sin dejar de ser parcial, es investido con el papel de
representar a esa imposible totalidad. En palabras de Lacan: la sublimación
consiste en elevar un objeto a la dignidad de la Cosa.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 174 | Pos. 2658-60 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 14H21' GMT-03:03

A la “clase hegemónica” se opone la “dase corporativa” que representa intereses


sectoriales en el seno de una totalidad suturada. La clase hegemónica, por el
contrario, universaliza de algún modo sus propios objetivos, que pasan así a
constituir aquellos de fuerzas sociales mucho más vastas.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 175 | Pos. 2673-74 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 16H21' GMT-03:03

Para Gramsci la universalidad no es un dato sino una construcción contingente: se


trata de un proceso de universalización hegemónica.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 177 | Pos. 2707-10 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 16H23' GMT-03:03

El antagonismo tiene, por lo tanto, una función revelatoria. Por un lado, el


momento de institución identitaria transforma a un objeto óntico en símbolo de mi
posibilidad de ser; pero, por el otro, la presencia de la fuerza antagónica muestra
el carácter contingente y de mero investimiento del investimiento identitario.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 187 | Pos. 2855-56 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 16H44' GMT-03:03

El objetivo revolucionario opera como un “más allá” que trasciende toda experiencia
particular y es, en tal sentido, un punto de identificación que me permite
retraerme del particularismo de toda experiencia concreta.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 190 | Pos. 2903-9 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 16H47' GMT-03:03

Si lo ético fuera enteramente absorbido por lo normativo, no habría distinción


entre —por ejemplo— justicia y lo que una cierta sociedad considera como justo en
algún punto del tiempo. Esta es la mejor receta para el totalitarismo. Es solo si
la justicia funciona como término vacío, cuyos lazos con significados particulares
son precarios y contingentes, que algo tal como una sociedad democrática pasa a ser
posible. No hay democracia sin ecuación entre plenitud y vacuidad. Es por esto que
la reducción de la política a los contenidos de un cierto orden normativo y la
identificación de lo ético con lo normativo son incompatibles con la democracia.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 191 | Pos. 2920-21 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 16H49' GMT-03:03

el sujeto es la distancia entre la indecíbüidad de la estructura y la decisión.


==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 194 | Pos. 2974-75 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 16H54' GMT-03:03
La renegociación constante de la relación entre lo ético y lo normativo es lo que
constituye en los hechos el tejido mismo de la vida social.
==========
Los fundamentos retóricos de la sociedad (Ernesto Laclau)
- Subrayado en la página 196 | Pos. 2991-95 | Añadido el miércoles 14 de enero de
2015 16H57' GMT-03:03

el sujeto que es libre porque es enteramente autónomo solo puéde ser un sujeto
universal para el cual no hay exterior constitutivo, en tanto que el sujeto que
emerge del juego indeci- dible entre autonomía y heteronomía es un sujeto que
habita un mundo más humilde pero más humano, uno para el cual no hay universalidad
sino universalización, no hay identidad sino identificación, no hay racionalidad
sino racionalización parcial de la experiencia colectiva.
==========
Dichos de Luder (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 206-7 | Añadido el jueves 15 de enero de 2015
16H23' GMT-03:03

—Soy como un jugador de tercera división —se queja Luder—. Mis mejores goles los
metí en una cancha polvorienta de los suburbios, ante cuatro hinchas borrachos que
no se acuerdan de nada.
==========
Dichos de Luder (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 276-78 | Añadido el jueves 15 de enero de 2015
16H25' GMT-03:03

—Nunca alcanzarás a los ricos —le dice Luder a un amigo mundano y arribista—.
Cuando te mandes hacer tus ternos en Londres, ellos ya se los hacen en Milán.
Siempre te llevarán un sastre de ventaja.
==========
Dichos de Luder (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 297-98 | Añadido el jueves 15 de enero de 2015
16H26' GMT-03:03

—Empieza a sobrarme un poco de pasado —se queja Luder—. Ya no sé dónde meterlo ni


qué hacer con él. Eso quiere decir que me estoy volviendo viejo.
==========
Dichos de Luder (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 400-401 | Añadido el jueves 15 de enero de 2015
16H28' GMT-03:03

—Me he dado cuenta que cometo siempre los mismos errores —dice Luder—. Lo que es
una gran comodidad: el discurso de arrepentimiento lo tengo ya preparado.
==========
Dichos de Luder (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 413-15 | Añadido el jueves 15 de enero de 2015
16H28' GMT-03:03

Le preguntan por qué se emborracha esporádicamente en tabernas mal afamadas. —Por


precaución —dice Luder—. Sucede que a veces me despierto con la vaga satisfacción
de estar llegando a ser una persona respetable.
==========
Dichos de Luder (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 92-94 | Añadido el jueves 15 de enero de 2015
16H32' GMT-03:03

Caminando con un amigo Luder se ve reflejado en la vitrina de una tienda. —Ya me


fregué —dice, sobreparándose—. Acabo de darme cuenta que no soy un hombre de hoy
sino un letrado de ayer. Hasta en mi manera de caminar arrastro los escombros de mi
educación literaria.
==========
In hora mortis - Bajo el hierro de la luna (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 67-68 | Añadido el viernes 16 de enero de 2015
15H29' GMT-03:03

oh Señor mis ojos ven la casa del albañil y el dolor del mundo exactamente y no
saben qué hacer
==========
In hora mortis - Bajo el hierro de la luna (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 159-60 | Añadido el viernes 16 de enero de 2015
15H32' GMT-03:03

oh Señor envíame una muerte para que tenga frío y el lenguaje me venga en el mar y
cerca del fuego
==========
In hora mortis - Bajo el hierro de la luna (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 309-10 | Añadido el viernes 16 de enero de 2015
15H36' GMT-03:03

Mi desesperación llega a medianoche y me mira como si yo hubiera muerto hace mucho


==========
In hora mortis - Bajo el hierro de la luna (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 573-74 | Añadido el viernes 16 de enero de 2015
15H52' GMT-03:03

música triste de tumbas excavadas que se hablan entre sí


==========
In hora mortis - Bajo el hierro de la luna (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 654-62 | Añadido el viernes 16 de enero de 2015
15H55' GMT-03:03

No tengas mi hambre que me devora en invierno, no te hieles y olvida el arbusto que


me llena la boca de hojas y lágrimas. Espera en casa hasta que haya vuelto en abril
y muerta en el arroyo la voz de mis canciones beba agua.
==========
In hora mortis - Bajo el hierro de la luna (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 49 | Pos. 748-51 | Añadido el viernes 16 de enero de 2015
15H57' GMT-03:03

Qué difícil me resulta una palabra a mi padre y mi madre, qué difícil me resulta
una palabra a todos los que me ven, envejeciendo en un otoño acuchillado. Qué
difícil me resulta una palabra en estos días que son desmemoriados.
==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 99 | Añadido el viernes 16 de enero de 2015
16H09' GMT-03:03

ministra roncaba, aunque muy suavemente, roncaba, roncaba con el suave ronquido de
los ministros, conocido en el mundo entero.
==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1045-47 | Añadido el viernes 16 de enero de
2015 16H12' GMT-03:03

Si ya un poeta o escritor resulta ridículo y, donde quiera que sea, difícilmente


soportable para la sociedad humana, ¡cuánto más ridícula e inaceptable resulta toda
una horda de escritores y poetas, y de los que se tienen por tales, amontonados!
==========
Tala (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 77 | Añadido el sábado 17 de enero de 2015
14H15' GMT-03:03

todo en ellos estaba, como suele decirse, elegantemente desgastado.


==========
Tala (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 174-75 | Añadido el domingo 18 de enero de 2015
00H35' GMT-03:03

Lo mismo que otros al parque o al bosque, yo he corrido siempre a un café para


distraerme y calmarme, durante toda mi vida.
==========
Visión de Anáhuac (Alfonso Reyes)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 279-80 | Añadido el domingo 18 de enero de 2015
02H20' GMT-03:03

Y para que nada falte en este museo de historia natural, hay aposentos donde viven
familias de albinos, de monstruos, de enanos, corcovados y demás contrahechos.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 102 | Pos. 1560-61 | Añadido el lunes 19 de enero de 2015
00H21' GMT-03:03

la temporada, la besó en la boca el primo que hablaba de las vistas del movimiento
y sabía silbar el tango argentino.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1871-72 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H00' GMT-03:03

empleados subalternos, cuya importancia se medía en el lenguaje de buen gobierno


por el precio del entierro que algún día les pagaría el Estado.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1873-75 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H01' GMT-03:03

El Presidente se dejaba ver, agradecido con el pueblo que así correspondía a sus
desvelos, aislado de todos, muy lejos, en el grupo de sus íntimos.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1884-89 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H02' GMT-03:03

Mas si los artistas se creían en Atenas, los banqueros judíos se las daban en
Cartago, paseando por los salones del estadista que depositó en ellos su confianza
y en sus cajas sin fondo los dineritos de la nación a cero y nada por ciento,
negocio que les permitía 5 9 M i g u e l Á n g e l A s t u r i a s E l s e ñ o r p
r e s i d e n t e enriquecerse con los rendidos y convertir la moneda de metal de
oro y plata en pellejillos de circuncisión.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 125 | Pos. 1904-5 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H03' GMT-03:03

sembraron a tu paso una bomba que a pesar de sus científicas precauciones europeas,
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 132 | Pos. 2014 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H09' GMT-03:03

la única ley en e gta tierra e g la lotería:


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 142 | Pos. 2176-79 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H17' GMT-03:03

La primera noche en un calabozo es algo terrible. El prisionero se va quedando en


la sombra como fuera de la vida, en un mundo de pesadilla. Los muros desaparecen,
se borra el techo, se pierde el piso, y, sin embargo, ¡qué lejos el ánima de
sentirse libre!; más bien se siente muerta.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 147 | Pos. 2242-43 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H19' GMT-03:03

con su cara pálida y pecosa, de secante blanco que se ha bebido muchos puntos
suspensivos.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 181 | Pos. 2761-63 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H49' GMT-03:03

En las varas de membrillo húmedas, flexibles de color amarillento verdoso, salían


coágulos de sangre de las heridas de la primera tanda que empezaban a cicatrizar.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 184 | Pos. 2821-22 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H53' GMT-03:03

Lo oscuro de la vida se siente tan cerca algunas veces, que el suicidio es el único
medio de evasión.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 187 | Pos. 2866-67 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 12H56' GMT-03:03

Las casas son árboles de aldabas... Bosques de árboles de aldabas las ciudades
son...
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 233 | Pos. 3566-67 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 13H33' GMT-03:03

El delito de sangre era ideal; la supresión de un prójimo constituía la adhesión


más completa del ciudadano al Señor Presidente.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 250 | Pos. 3820-27 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 13H49' GMT-03:03

—... ¡Lo que defendemos los militares! —¿Qué decís, tata? En el corazón del viejo
Canales se desencadenaban los sentimientos que acompañan las tempestades del alma
del hombre de bien en presencia de la injusticia. Le dolía su país como si se le
hubiera podrido la sangre. Le dolía afuera y en la médula, en la raíz del pelo,
bajo las uñas, entre los dientes. ¿Cuál era la realidad? No haber pensado nunca con
su cabeza, haber pensado siempre con el quepis. Ser militar para mantener en el
mando a una casta de ladrones, explotadores y vendepatrias endiosados es mucho más
triste, por infame, que morirse de hambre en el ostracismo. A santo de qué nos
exigen a los militares lealtad a regímenes desleales con el ideal, con la tierra y
con la raza...
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 257 | Pos. 3941-44 | Añadido el miércoles 21 de enero de
2015 13H53' GMT-03:03

¡Basta ya de Reino de Camelos! Yo juro hacer la revolución completa, total, de


abajo arriba y de arriba abajo; el pueblo debe alzarse contra tanto zángano,
vividores con título, haraganes que estarían mejor trabajando la tierra. Todos
tienen que demoler algo; demoler, demoler...
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 41-45 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H06' GMT-03:03

El río se convierte en alegoría de la vida en la novela, en la épica del sujeto


lumpen, su infancia, su escuela, su gloria o su ruina. El río Mapocho, antiguo
refugio de niños delincuentes, espacio citadino que divide la ciudad de Santiago en
norte y sur y la territorializa socialmente, jerarquizándola, es el escenario
central de la novela, donde el protagonista va a inscribir su aguda gesta lumpen,
cruzada por una profusión verbal cargada de pormenorizados códigos de honor y de
incontables sentidos morales.
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 53-56 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H10' GMT-03:03

Madre devoradora, ilimitada, manipuladora, va a transformarse en la causa más


reconocible de la llegada del hijo al río, llegada que no va a ser más que el viaje
o la fuga desesperada hacia un mundo masculino después que se ha cumplido la
renuncia a la madre y, con ello, la negación de la familia como aval institucional
del sujeto.
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 75-76 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H12' GMT-03:03

El cuerpo de la madre, así, es causal de las transgresiones del cuerpo del hijo.
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 91-92 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H15' GMT-03:03

cómo revertir las jerarquías, en cómo hacerse singular en un universo atentatorio


al yo,
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 110-12 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H18' GMT-03:03

El protagonista extrae del internado religioso un único saber y es que su cuerpo —


saber que ha sido adjudicado tradicionalmente al sujeto femenino— es un bien, una
llave para adquirir poder si lo entrega programadamente a sus superiores.
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 128-29 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H19' GMT-03:03

El coa —la jerga delictual chilena— se abre paso en la novela. El coa aparece como
la cifra rebelde y agresiva, una jerga que segmenta y reterri- torializa la lengua,
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 130-32 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H20' GMT-03:03

El coa es el arma del subalterno ilegal, su re-creación e intervención crítica al


lenguaje. Este sujeto habla desde un sublenguaje que sus claves de vida y las
pulsiones de muerte han organizado.
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 138-39 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H20' GMT-03:03

esta comunidad no está ajena a las jerarquías y a los binarismos porque, al revés,
el coa-lumpen demanda, exije, taxonomiza a los cuerpos con un rigor implacable.
==========
La jerga como política de la disidencia (Diamela Eltit)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 149-52 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H21' GMT-03:03

La novela mitifica este organigrama, insiste obsesivamente en detallar los saberes


y las órdenes del grupo, con lo cual busca ritualizar y volver sagrado el
contingente marginal que funciona según estrictas y particulares éticas. La novela
lucha incesantemente para negarse a la categoría de asocialidad con la que
tradicionalmente se nombra el espacio lumpen para intercambiarla por una
ultrasocialidad alternativa.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 263 | Pos. 4030-32 | Añadido el jueves 22 de enero de
2015 01H38' GMT-03:03

En la bartolina donde estuvieron los mendigos detenidos una noche seguían presos el
estudiante y el sacristán, acompañados ahora del licenciado Carvajal.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 283 | Pos. 4325 | Añadido el jueves 22 de enero de 2015
01H54' GMT-03:03

una mujer que parecía subida en la escalera de su cuerpo.


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 292 | Pos. 4476-77 | Añadido el jueves 22 de enero de
2015 02H08' GMT-03:03

XXXII El Señor Presidente


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 296 | Pos. 4530-31 | Añadido el jueves 22 de enero de
2015 02H10' GMT-03:03

Seguía siendo el perro educado, intelectual, contento de su ración de mugre, del


instinto que le conservaba la vida.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 297 | Pos. 4553-54 | Añadido el jueves 22 de enero de
2015 02H11' GMT-03:03

Por la sala en desorden paseó la mirada llena de cadáveres


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 299 | Pos. 4584-85 | Añadido el jueves 22 de enero de
2015 02H12' GMT-03:03

«Sigue la batalla de Verdún. Un desesperado esfuerzo de las tropas alemanas se


espera para esta noche...»
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 328 | Pos. 5017-18 | Añadido el domingo 25 de enero de
2015 03H32' GMT-03:03

El champaña encendía el fuego sin llama del convite protocolar y todo, como por
encanto, parecía real en los espejos sosegados y ficticio en los salones;
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 334 | Pos. 5108-19 | Añadido el domingo 25 de enero de
2015 03H36' GMT-03:03

Los hombres volvieron a las tareas cotidianas con disgustos; ya no querían seguir
de animales domésticos y había salido a la revolución de Chamarrita, como llamaban
cariñosamente al general Canales, para cambiar de vida, y porque Chamarrita les
ofrecía devolverles la tierra que con el pretexto de abolir las comunidades les
arrebataron a la pura garnacha; repartir equitativamente las tomas de agua;
suprimir el poste; implantar la tortilla obligatoria por dos años; crear
cooperativas agrícolas para la importación de maquinaria, buenas semillas, animales
de raza, abonos, técnicos; facilitación y abaratamiento del transporte; exportación
y venta de los productos; limitar la prensa a manos de personas electas por el
pueblo y responsables directamente ante el mismo pueblo; abolir la escuela privada,
crear impuestos proporcionales; abaratar las medicinas; fundir a los médicos y
abogados y dar la libertad de cultos, entendida en el sentido de que los indios,
sin ser perseguidos, pudiesen adorar a sus divinidades y rehacer sus templos.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 340 | Pos. 5205-8 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
17H54' GMT-03:03

Cuando aquel alemán que no comprendieron en Alemania, no Goethe, no Kant, no


Schopenhauer, trató del Superlativo del Hombre, fue presintiendo, sentidamente, que
de Padre Cosmos y Madre Naturaleza iba a nacer en el corazón de América el primer
hombre superior que haya jamás existido.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 340 | Pos. 5210-11 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 17H54' GMT-03:03

como, sin duda, vosotros todos habéis comprendido, por ser él el Prohombre de
«Nitche», el Superúnico...
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 341 | Pos. 5219-22 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 17H55' GMT-03:03

La Democracia acabó con los emperadores y los Reyes en la vieja y fatigada Europa,
mas, preciso reconocer es, y lo reconocemos, que trasplantada a América sufre el
injerto cuasi divino del Superhombre y da contextura a una nueva forma de gobierno:
la Superdemocracia.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 345 | Pos. 5275-78 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 18H00' GMT-03:03

Mi reelección está en peligro y, por eso te he mandado llamar. Necesito que pases a
Wáshington y que informes detalladamente de lo que sucede en esas cegueras de odio,
en esos entierros en los que para ser el bueno, como en todos los entierros, habría
que ser el muerto.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 350 | Pos. 5359-62 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 18H03' GMT-03:03

—Y con lo que tenemos podemos vivir en cualquier parte; y vivir, lo que se llama
vivir, que no es este estarse repitiendo a toda hora: «pienso con la cabeza del
Señor Presidente, luego existo; pienso con la cabeza del Señor Presidente, luego
existo...».
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Nota en la página 350 | Pos. 5362 | Añadida el sábado 31 de enero de 2015 18H04'
GMT-03:03

descartes
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 352 | Pos. 5383 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
18H05' GMT-03:03

ovejita sin balido, desvalida.


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 352 | Pos. 5386-87 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 18H52' GMT-03:03

con todo lo que querían decirse aquella última noche, por mucho que se dijeran,
todo les habría parecido dicho como por telegrama.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 358 | Pos. 5480-82 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 18H56' GMT-03:03

Un individuo con la cara disimulada en un pañuelo surgió de la sombra, alto como


Cara de Ángel, pálido como Cara de Ángel, medio rubio como Cara de Ángel; apropióse
de lo que el sargento arrancaba al verdadero Cara de Ángel
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 368 | Pos. 5642-43 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 19H03' GMT-03:03

Por un abarrotero judío supo que el honorable secretario de la Legación Americana,


detective y diplomático, tenía noticias ciertas de la llegada de Cara de Ángel a
Nueva York.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 372 | Pos. 5694-95 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 19H05' GMT-03:03
El pequeño Miguel creció en el campo, fue hombre de campo, y Camila no volvió a
poner los pies en la ciudad.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 375 | Pos. 5748-50 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 19H08' GMT-03:03

Dos horas de luz, veintidós horas de oscuridad completa, una lata de caldo y una de
excrementos, sed en verano, en invierno el diluvio; ésta era la vida en aquellas
cárceles subterráneas.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 377 | Pos. 5778 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H09' GMT-03:03

paredes intestinales
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 380 | Pos. 5820-21 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 19H11' GMT-03:03

La partida de defunción del calabozo número diecisiete se asentó así: N.N.:


disentería pútrida. »Es
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 384 | Pos. 5881-82 | Añadido el sábado 31 de enero de
2015 19H13' GMT-03:03

Guatemala, diciembre de 1922 París, noviembre de 1925, 8 de diciembre de 1932


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 392 | Pos. 5996 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H19' GMT-03:03

Gringo, s: Norteamericano.
==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 392 | Pos. 6007-8 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H19' GMT-03:03

¡Hualí, hualí!: Expresión de alegría miedosa. Tomado del «Popol-Vuh». Huelgos:


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 393 | Pos. 6022 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H20' GMT-03:03

Maldoblestar: Doble malestar.


==========
El Señor Presidente (Miguel Ángel Asturias)
- Subrayado en la página 398 | Pos. 6102 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H23' GMT-03:03

Tohil: El dios de la lluvia en la mitología maya-quiché.


==========
Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier (Carlos Ferrer Plaza)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 125 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H36' GMT-03:03

Écue-Yamba-Ó, título que significa en lengua lucumí “loado sea dios”


==========
Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier (Carlos Ferrer Plaza)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 159-61 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H38' GMT-03:03

Esta nueva concepción de la realidad americana y su literatura parte de un triple


rechazo: el del criollismo superficial, el de las creaciones de los surrealistas y
el del realismo socialista.
==========
Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier (Carlos Ferrer Plaza)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 229-31 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H41' GMT-03:03

La onomatopeya es protagonista de la novela desde su primera página, construyendo


una verdadera invocación mágica que nos adentra en un mundo dominado por el terror.
==========
Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier (Carlos Ferrer Plaza)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 258-59 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H43' GMT-03:03

La descripción del personaje tiene una clara raíz esperpéntica y la técnica de


animalización consigue el efecto de una grotesca pesadilla,
==========
Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier (Carlos Ferrer Plaza)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 271-75 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H44' GMT-03:03

Lo explica perfectamente el propio Asturias en su artículo “El Señor presidente


como mito”: Es el hombre-mito, el ser-superior (porque es eso aunque no queramos),
el que llena las funciones del jefe tribal en las sociedades primitivas, ungido por
poderes sacros, invisible como Dios, pues entre menos corporal aparezca, más
mitológico se le considera.
==========
Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier (Carlos Ferrer Plaza)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 283-85 | Añadido el sábado 31 de enero de 2015
19H45' GMT-03:03

El capítulo XXXVII es central en la estructuración del elemento mítico dentro de la


novela y su significación final. En él sobreviene la enigmática visión de Cara de
Ángel que, reunido con el dictador, tiene un momento epifánico en el que se rebela
ante sus ojos la verdadera naturaleza del tirano.
==========
Goethe se muere (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 177-78 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
11H10' GMT-03:03

De esa forma, Goethe se calentaba la mayor parte del tiempo con el correo que
recibía en sus últimos años.
==========
Goethe se muere (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 177-78 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
11H10' GMT-03:03

Eckermann llevaba todos los días enormes cestos llenos de cartas a las distintas
estufas. De esa forma, Goethe se calentaba la mayor parte del tiempo con el correo
que recibía en sus últimos años.
==========
Goethe se muere (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 342 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
11H49' GMT-03:03

Siempre hemos querido la curación, cuando no había ya curación que esperar, porque
no era ya posible.
==========
Goethe se muere (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 358-60 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
11H50' GMT-03:03

si dejamos escapar sollozos sin freno y no nos vemos al hacerlo ni pensamos en


nosotros mismos en esa ocasión, seremos todavía mucho más ridículos de lo que nos
habíamos hecho ya, de manera que me vi, mientras dejaba escapar sollozos y pensaba
en ese hecho, sin dejar escapar real y verdaderamente esos sollozos.
==========
Goethe se muere (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 512-13 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
12H00' GMT-03:03

Continuamente buscamos la tranquilidad y lógicamente no la encontramos porque somos


la intranquilidad misma.
==========
Goethe se muere (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 635-36 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
12H14' GMT-03:03

el hombre no debe ponerse nunca los vestidos paternos.


==========
Goethe se muere (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 689-90 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
12H25' GMT-03:03

un piano de cola Bösendorfer que estaba tan desafinado que hasta la música de peor
gusto, por ejemplo la de Schubert, tocada en él, se volvía interesante;
==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 225 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
14H09' GMT-03:03

Todo estaba lleno de sudor y dignidad.


==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 256-59 | Añadido el martes 3 de febrero de 2015
14H11' GMT-03:03

Creí que iba a asfixiarme por haber pensado erróneamente que la literatura era mi
esperanza. No quería saber ya nada de la literatura. La literatura no me había
hecho feliz sino que me había arrojado a aquella fosa apestosa y sofocante de
donde, según creía, no había escapatoria.
==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 532-33 | Añadido el miércoles 4 de febrero de
2015 15H13' GMT-03:03

Las personas desgraciadas no salen nunca de su desgracia, me dije, pensando en mí.


Era injusto pero comprensible.
==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 638-39 | Añadido el miércoles 4 de febrero de
2015 15H19' GMT-03:03
Qué podía decirse en una ocasión así salvo la palabra ¡gracias!, que asfixia a
quien la pronuncia y se le queda atravesada largo tiempo en el estómago.
==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 53 | Pos. 801-3 | Añadido el miércoles 4 de febrero de
2015 17H11' GMT-03:03

durante toda mi vida, nada he odiado más que las llamadas teorías de la novela, y
por añadidura expuestas por teóricos fanáticos, como era Saiko, los cuales, como es
totalmente lógico, quitan a sus oyentes toda afición por la materia, simplemente a
causa de la intensidad de su voz.
==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1011-12 | Añadido el miércoles 4 de febrero de
2015 20H50' GMT-03:03

No tenemos que avergonzarnos, pero no somos ni nos merecemos más que el caos.
==========
Mis Premios (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1018-22 | Añadido el miércoles 4 de febrero de
2015 20H51' GMT-03:03

las palabras que nos atrevemos a decir y escribir y a callar como forma de hablar,
las palabras que no están hechas de nada y no sirven de nada ni son para nada, como
sabemos aunque lo ocultamos, las palabras a las que nos aferramos porque estamos
locos de impotencia y de demencia desesperados, las palabras sólo infectan e
ignoran, emborronan y empeoran, avergüenzan y falsean y mutilan y oscurecen y
ensombrecen; en los labios y en el papel, maltratadas por sus maltratadores;
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 49 | Añadido el jueves 5 de febrero de 2015
15H07' GMT-03:03

Él hablaba de su enfermedad pulmonar como si fuera su segundo arte.


==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 87 | Añadido el jueves 5 de febrero de 2015
15H09' GMT-03:03

Cuando encontramos al mejor, tenemos que renunciar, pensé.


==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 116-19 | Añadido el jueves 5 de febrero de 2015
15H11' GMT-03:03

Si el entorno en que estudiamos nos es hostil, estudiamos mejor que en un entorno


acogedor, y el que estudia hará siempre bien en elegir para sus estudios un lugar
que le sea hostil, no uno que le sea acogedor, porque el lugar acogedor le quitará
una gran parte de su concentración en el estudio, y en cambio el hostil le
permitirá estudiar al ciento por ciento, porque tendrá que concentrarse en ese
estudio para no desesperar,
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 383-84 | Añadido el jueves 5 de febrero de 2015
17H37' GMT-03:03

Cuando hemos sobrepasado los cincuenta, nos parecemos viles y faltos de carácter,
pensé, la cuestión es saber cuánto tiempo aguantaremos ese estado.
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 601-3 | Añadido el viernes 6 de febrero de 2015
10H44' GMT-03:03

El mayor error consiste en creer que las llamadas gentes sencillas lo salvarán a
uno. Uno va a ellas, en la mayor necesidad, y les mendiga casi que lo salven, y
ellas lo arrojan a uno todavía más profundamente a la desesperación.
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 719-22 | Añadido el viernes 6 de febrero de
2015 10H58' GMT-03:03

El ser humano es la infelicidad, decía una y otra vez, pensé, sólo un imbécil
pretende lo contrario. Nacer es una infelicidad, decía, y, mientras vivimos,
prolongamos esa infelicidad, sólo la muerte la interrumpe. Eso no quiere decir, sin
embargo, que sólo seamos infelices, nuestra infelicidad es la condición para que
podamos ser felices también, sólo dando el rodeo de la infelicidad podemos ser
felices,
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 883-84 | Añadido el viernes 6 de febrero de
2015 11H25' GMT-03:03

los virtuosos del piano son personas fuertes con una resistencia inmensa, muy en
contra de la opinión general.
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1012-14 | Añadido el viernes 6 de febrero de
2015 11H41' GMT-03:03

Una y otra vez intentamos deslizarnos fuera de nosotros mismos, pero fracasamos en
ese intento, y dejamos que nos hieran una y otra vez, porque no queremos comprender
que no podemos escapar, a no ser por la muerte.
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1070 | Añadido el viernes 6 de febrero de 2015
11H48' GMT-03:03

tenía todas las condiciones para ser un hombre desgraciado.


==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1139-40 | Añadido el viernes 6 de febrero de
2015 11H54' GMT-03:03

Wertheimer nació como hombre infeliz, eso lo había sabido él, pero sin embargo,
como todos los demás hombres infelices, no había querido comprender que tenía que
ser infeliz, como creía, y los otros no, eso le deprimía y no lo sacaba ya de su
desesperación.
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1172-77 | Añadido el viernes 6 de febrero de
2015 11H58' GMT-03:03

Realmente podía decir, en efecto, que sin duda era infeliz en su infelicidad, pero
hubiera sido todavía más infeliz si de la noche a la mañana hubiera perdido su
infelicidad, si se le hubiera privado de ella en un momento, lo que sería a su vez
una prueba de que, en el fondo, no fue en absoluto infeliz, sino feliz, aunque sólo
fuera a causa de su infelicidad y con ella, pensé. Al fin y al cabo, muchos, por
estar profundamente hundidos en la infelicidad, son felices en el fondo, pensé, y
me dije que Wertheimer, probablemente, había sido en realidad feliz, porque tenía
continuamente conciencia de su infelicidad, podía alegrarse de su infelicidad.
==========
El malogrado (Thomas Bernhard)
- Subrayado en la página 109 | Pos. 1668-71 | Añadido el lunes 9 de febrero de
2015 11H14' GMT-03:03

Nos cuesta el mayor esfuerzo salvarnos de esos malogrados y de esos hombres de


callejón sin salida, porque esos malogrados y esos hombres de callejón sin salida
no regatean medios para tiranizar a su entorno, para matar lentamente a sus
semejantes, me dije. Por débiles que sean, y precisamente porque están tan
débilmente construidos y hechos, tienen fuerzas para ejercer en su entorno un
efecto devastador, pensé.
==========
El árbol de Saussure (Héctor Libertella)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 83-86 | Añadido el miércoles 11 de febrero de
2015 11H19' GMT-03:03

EL QUIJOTE, dice la crítica, es él y todos los libros que se escribieron sobre él.
Como una enorme bola o una masa de comentario en expansión que interviene primero
en el objeto, al parecer lo completa (le tapa los huecos) y al final, sin más, lo
sustituye. Cervantes queda desalojado, y su lector también.
==========
El árbol de Saussure (Héctor Libertella)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 137-39 | Añadido el miércoles 11 de febrero de
2015 11H22' GMT-03:03

La reescritura sería el arte de darle naturalidad a lo muy trabajado. Algo que al


escritor le llevó mucho tiempo, pero que no declara su edad. Lo curioso es que,
aunque tenga eficacia y alcance la naturalidad, ese trabajo siempre dejará un resto
de artificio, como la sensación de
==========
El árbol de Saussure (Héctor Libertella)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 141-42 | Añadido el miércoles 11 de febrero de
2015 11H22' GMT-03:03

un cuerpo orgánico, pero con huesos o varillas de metal adentro.


==========
El árbol de Saussure (Héctor Libertella)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 173-75 | Añadido el miércoles 11 de febrero de
2015 11H24' GMT-03:03

entre las mil y una lenguas del mundo, sólo el castellano les da la posibilidad del
yo como algo que está constituido por una letra que une —y- y otra que a
continuación separa -o-. De
==========
El árbol de Saussure (Héctor Libertella)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 228-33 | Añadido el miércoles 11 de febrero de
2015 11H32' GMT-03:03

LA PREHISTÓRICA relación entre el texto escrito y el oral resurge aquí con


Nahmánidas. El viejo cabalista se preocupa por la Torá escrita “con fuego blanco”,
mística, ilegible si no se imprime a ella la Torá negra, oral, reina de todas las
lecturas. En la primera, la configuración de las letras todavía no es visible: la
Torá escrita no puede asumir ninguna forma corpórea y no puede ser comprendida sí
no es escrita encima con las letras negras de la oral. Y porque no existiría Torá
escrita alguna, las que palpamos en ella como palabras negras y concretas en el
pergamino son sólo pensamientos y comentarios sobre un texto previo (y fantasmal).
[8]
==========
El árbol de Saussure (Héctor Libertella)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 256-61 | Añadido el miércoles 11 de febrero de
2015 11H34' GMT-03:03

ELIE WIESEL. “Disfruto cortando. Reduje novecientas páginas a ciento sesenta. Ahora
bien, incluso cuando uno corta, no corta. Escribir no es como pintar, donde uno
agrega. Lo que el lector ve no es lo que uno pone en la tela. Escribir se parece
más a la escultura, donde uno saca, elimina, para hacer visible la obra. Pero esas
páginas que uno elimina permanecen de algún modo. Hay diferencias entre un libro
que tuvo doscientas páginas desde el comienzo y otro de doscientas que es resultado
de un original de ochocientas. Esas seiscientas páginas están allí. Sólo que no las
vemos.”[10]
==========
Notas sobre Las Lanzas Coloradas y El general en su laberinto (PV)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 20-21 | Añadido el viernes 13 de marzo de 2015
16H46' GMT-03:03

Su presente dejaba en cierto modo de ser la continuidad de su pasado.


==========
Notas sobre Las Lanzas Coloradas y El general en su laberinto (PV)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 150 | Añadido el viernes 13 de marzo de 2015
16H52' GMT-03:03

habíamos de sufrir
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 9-10 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H22' GMT-03:03

es preciso, ante todo, renunciar a la esperanza de un modelo único de comprensión.


==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 13-14 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H22' GMT-03:03

la fórmula “novela histórica”, que parece ser muy clara, puede ser vista, desde la
perspectiva de la imagen que presenta, como un oxímoron.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 40-42 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H24' GMT-03:03

la verdad puede ser más plena por la intervención de la mentira, o más densa; en
cambio, la verdad que no pasa por esa prueba puede aparecer como más superficial, o
fragmentaria, o sin fundamento.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 50-53 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H25' GMT-03:03

la racionalidad histórica va a entrar a la novela como su fundamento mismo, no sólo


como su nutriente, su atmósfera o su campo de representación; en otras palabras, la
verdad histórica constituye la razón de ser de la novela histórica que, en
consecuencia, no se limitará a mostrar sino que intentará explicar. Esto es,
precisamente, lo que la distingue de cualquier otra novela que pueda legítima-mente
extraer su material de la historia.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 84-85 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H27' GMT-03:03

un intento por espacializar el tiempo: tomar un tiempo concluido y darle una


organización en un espacio pertinente y particular.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 108-9 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H28' GMT-03:03

si toda novela es referencia de un ya sabido o ya acontecido, la novela histórica


es la novela por excelencia puesto que el saber histórico es el modo más pleno y
total del saber, porque es reconstitución, añadidura, completamiento.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 153-54 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H30' GMT-03:03

así como el romanticismo se vuelca al pasado para paliar su angustia por el


presente, la novela histórica intenta, mediante respuestas que busca en el pasado,
esclarecer el enigma del presente.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 166-67 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H31' GMT-03:03

la “novela histórica” es una típica y clara respuesta a una crisis específica que
involucra a la sociedad y a los individuos
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 175-77 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H32' GMT-03:03

Xicotencal, de 1826, apenas, es la primera novela histórica latinoamericana, no muy


lejos de la publicación de las novelas de Walter Scott, Chateaubriand y las más
románticas de Vigny, Dickens, Hugo, Manzoni y los demás.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 218 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H34' GMT-03:03

todo protagonista de novela histórica tendrá un marcado carácter trágico,


==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 230-31 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
19H34' GMT-03:03

tres rasgos propios de la novela histórica, el protagonista como héroe trágico, el


carácter genético de la novela y su proyección intencional.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 283-87 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H08' GMT-03:03

la posición de Cervantes sea más compleja porque, en Numancia, se habría acercado


más a una suerte de reflexión sobre la nacionalidad, 29 así sea como un lugar
vacante, presentada como advertencia respecto de lo extranjero en términos
alusivamente modernos, no a la manera en que los poemas caballerescos presentaban
lo extranjero. Ese elemento, el de la nacionalidad, quizá no relevado en las
lecturas del siglo XIX, es un ingrediente de la novela histórica posterior en su
sentido más general y característico, al menos como se presenta en América Latina.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 301-2 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H09' GMT-03:03

una simétrica y correlativa potenciación de novela y de historia, propia del


romanticismo, es la condición fundamental para el surgimiento y el desarrollo que
llegó a tener la novela histórica;
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 304-5 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H10' GMT-03:03

en su conocido libro La novela histórica distingue entre dos tipos; uno, de la


novela que llama “democrática”, encarnada básicamente en la obra de Walter Scott, y
otro, de la que llama “reaccionaria” u “oscurantista”, la más típicamente
romántica, como la de Vigny.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 330-32 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H11' GMT-03:03

la novela histórica termina por evadirse de lo circunstancial romántico que le


permitió surgir —conservando algunas marcas de origen— y se prolonga en el tiempo
modificándose, adecuándose, remodelándose según decisiones que se nutren de nuevos
requerimientos, de nuevos saberes.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 395-400 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H24' GMT-03:03

lo que se censura es la violación originaria, no el hecho de la esclavitud que se


impuso o de la derrota, lo que se censura es el carácter sexual de la imposición.
Así, es necesario, para la novela histórica, que pase mucho tiempo para que ambos
aspectos sean recuperados y se vaya más allá de las opciones —la blanca, una
colonia feliz; la negra, una colonia oprimente; la blanca, unos indios arcádicos;
la 37 negra, una cultura sombría que estaba esperando un castigo—, aunque, claro,
el proceso, tanto en sus aspectos iniciales como en su desarrollo, incluso en el
modo de la censura, es diverso según los países y los modos de conflicto entre los
factores que intervienen.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 428-29 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H25' GMT-03:03

Como se dijo, el modelo de la novela histórica para América Latina es “oportuno”,


más que impuesto groseramente.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 443-44 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H26' GMT-03:03

la novela histórica latinoamericana no se pregunta por el ser ni por el destino de


los individuos ni por su procedencia mítica sino por lo que es una comunidad frente
a la identidad bien establecida y operante de otras comunidades.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 451-54 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H27' GMT-03:03

Las preguntas, por consecuencia, no son acerca de dónde se procede sino qué se es
como nación, actual o presunta, como realidad enfáticamente afirmada y como
proyecto más sensato de construcción y, de manera derivada, qué quiere decir ser
argentino, mexicano, peruano o lo que sea frente a identidades nacionales bien
definidas, como la española, francesa, inglesa, italiana, que sirven por otra parte
de unidades comparativas y de medida.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 484-85 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H29' GMT-03:03

El diarismo satisface la sed de información verda-dera; la novela, la de la


información verosímil.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 491-93 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H29' GMT-03:03

los grandes temas de la historia, lejana y cercana, que constituían quizá desde
antes materia acumulada del imaginario social, recobran vitalidad y son
apropiables; la novela histórica facilita esa operación.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 510-15 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H31' GMT-03:03

En un sentido general, la novela histórica europea, como lo sostiene y muestra


Lukács, convierte en protagonistas a figuras que son del común, extraídas de la
masa o del pueblo, lo que presupone necesariamente “observación”. Esto puede verse
tanto en Walter Scott como en Victor Hugo y, por supuesto, en Michel de Zévaco: los
héroes de las novelas históricas no tienen un referente histórico preciso, son
constituidos siguiendo modelos humanos corrientes, elevados, de acuerdo con una
línea reivindicativa muy general, a héroes activos. En América Latina, por el
contrario —y 45 es casi una tendencia o una tentación—, los protagonistas tienen
como referente a sujetos principales del acontecer histórico.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 522-24 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H31' GMT-03:03

es necesario, por el contrario, considerar el peso que tuvo en América Latina la


teoría del “hombre representativo”, surgida en el pensamiento saintsimoniano y que
tiene en Facundo, de Sarmiento, una formulación brillante.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 36 | Pos. 538-40 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H32' GMT-03:03

Frente a cualquier novela histórica se abren dos preguntas primarias y elementales


pero inevitables. La primera tiene que ver con la posible validez en lo histórico
que pueda tener la novela; la segunda es relativa al cumplimiento de los requisitos
propios de la novela.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 36 | Pos. 542 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H33' GMT-03:03

respaldos o garantías epistemológicas


==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 555-57 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H34' GMT-03:03

en principio, la validez o invalidez de una afirmación histórica en un texto tiene


que ver con un cierto saber previo y con el peso que puede tener en el juicio que
se emita.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 574-75 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H35' GMT-03:03

tal vez sea Vicente Riva Palacio quien, el primero, se lanza a buscar en el
material archivado de la Inquisición para hallar las fuentes de su trabajo de
novelista.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 593-95 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H36' GMT-03:03

también es cierto que determinadas novelas históricas aparecen como resumiendo


modificaciones y, por consecuencia, proponiendo modelos para la novela en su
conjunto.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 607-9 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H37' GMT-03:03

El referente es una imagen autónoma, el referido organiza otra nueva en la que


aquélla, trans-formada, persiste y se reconoce. Y el proceso de transformación, que
en principio es uno solo pues responde a las exigencias retóricas de la novela, va
modificándose según se modifican procedimientos escriturarios en general y
novelísticos en particular.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 645-47 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H40' GMT-03:03

la representación se construye y no es natural, por más espontáneamente que


funcione, y configura una tradición que, a través de diversas variaciones, afirma
que es el único mecanismo posible para vincular palabra con cosa o con realidad.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 663-64 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H40' GMT-03:03

narrar es un universal, representar no.


==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 664-67 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H41' GMT-03:03

La novela histórica, en consecuencia, sería un momento privilegiado en la historia


de la representación, un momento en el que el modo occidental de representar
mediante palabras e imágenes se coagula de una manera más precisa y particular —lo
que no quiere decir más valiosa— que en otros instantes, de mayor titubeo en cuanto
al concepto central o de mayor tentativa, como por ejemplo el barroco o el
expresionismo en este siglo.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 691-92 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H42' GMT-03:03

a propósito de la novela histórica, lo que se representa es un discurso que


representa otros discursos que, a su vez, dan cuenta de un hecho y permiten
considerarlo como real y efectivamente acontecido.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 701-2 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H43' GMT-03:03

la novela histórica no representa pasiva-mente sino que intenta dirigir la


representación hacia alguna parte, es teleológica y sus finalidades son de diverso
orden.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 765-67 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
20H56' GMT-03:03

En toda la novela histórica europea, al menos del siglo XIX, y en gran parte de la
latinoamericana, se destaca el héroe individual que sufre la intriga pero es capaz
de vencerla o desanudarla: en ese sentido, el héroe ficcional es prácticamente
indestructible.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 829-34 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H00' GMT-03:03

cuanto temporalmente más cerca está el referente más posibilidades existen de que
su contexto comparta el contexto de la escritura; si, en cambio, está lejos, se
produce un juego de contextos que exige decisiones. De ello se puede extraer una
conclusión: se diría que la mayor cercanía respecto de la ubicación temporal del
referente retira algo de pesadez histórica, se produce una interacción de contextos
que lo aligera; a la inversa, la mayor distancia acentúa la pesadez de lo
histórico, lo cual implica paradójicamente menores posibilidades de transformación
del referente.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 841-43 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H01' GMT-03:03

cuando la distancia temporal es mínima, es decir, cuando se hace novela histórica


con lo casi inmediato y los dos contextos se mezclan, se podría hablar de una
novela histórica “catártica”, en la que se canalizan necesidades analíticas propias
de una situación de cercanía;
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 920-22 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H06' GMT-03:03

Lo que denominamos “construcción del referente” se sitúa en un campo previo para lo


que interesa, que es el texto de la novela histórica; quizá todo lo que ha
intervenido para construirlo determine lo que se haga posteriormente; en todo caso,
es muy posible que haya una interacción entre las dos etapas, por más que,
fenomenológicamente, puedan ser descriptas por separado.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 962-63 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H09' GMT-03:03

García Márquez traduce a sus propios modismos el lenguaje de Bolívar


==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1026-29 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H12' GMT-03:03

Se dijo ya que la historia que servía a la novela histórica era un saber


discursivo; esto implica, ante todo, una mecánica de “traducción” que genera un
desplazamiento; en realidad no es cuestión de historia sino de “historiografía”,
concepto que reúne o engloba, justamente, el conjunto de discursos de lo histórico.
A su vez, el concepto de historiografía no es inerte, no es un mero depósito: es
una organización orientada, dirigida a una finalidad.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1060-63 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H38' GMT-03:03

los documentos desocultados muestran, en sus relaciones recíprocas, contradicciones


en relación con el poder que pretendían sustentar; eso permite a las novelas
históricas trabajar sobre tales contradicciones para situarse en la problemática
presente del poder y socavar el poder que la historiografía defiende de manera
imperfecta.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1065-66 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H38' GMT-03:03

En el plano de la novela, el revisionismo da lugar a una teoría de las “lagunas”


históricas que los novelistas intentan llenar o cubrir;
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1093-96 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H39' GMT-03:03

el surgimiento y el esplendor de la novela histórica es congruente con determinados


desarrollos científicos que aparecen autónomos y aparentemente sin ningu-na
relación con la literatura. Se podría decir aún más: la aparición crítica de la
historia está en el fundamento de todas las genéticas, incluso del psicoanálisis
que, como reflexión sobre el origen, implica un modo particular de historización.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1101-2 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H40' GMT-03:03

la interpretación se generaliza y se seculariza y va encontrando en el texto su


lugar de operación.
==========
Historia e imaginación literaria. Las posibilidades de un género (Noé Jitrik)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1124-25 | Añadido el sábado 14 de marzo de 2015
21H41' GMT-03:03

si la sociedad es el mal respecto de la naturaleza —imagen que ocupa gran parte del
imaginario romántico— tratar de entenderla es ya describirla y dramatizarla, o sea,
relatarla.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 15 | Añadido el domingo 15 de marzo de 2015
00H55' GMT-03:03

Seymour Menton considera que El general no es una “nueva novela histórica”. La


==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 107-8 | Añadido el domingo 15 de marzo de 2015
01H01' GMT-03:03

es imposible distinguir en una narración aquello que es documentado de aquello que


es inventado.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 112-14 | Añadido el domingo 15 de marzo de 2015
01H02' GMT-03:03

La historia transcurre entre el 8 de mayo de 1830, en que el general abandona la


ciudad de Bogotá y emprende su último viaje, el que en teoría lo conducirá fuera
del país, a Inglaterra, pero que en realidad es un “viaje hacia la nada”, un viaje
al encuentro con la muerte, y el 17 de diciembre del mismo año en que se produce
(en un conocido gesto garciamarquiano) la muerte anunciada a lo largo del relato.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 127-28 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 13H52' GMT-03:03

Habría una íntima relación, sugerida por Hegel, entre ley, historicidad y
narratividad,
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 142 | Añadido el miércoles 18 de marzo de 2015
13H55' GMT-03:03

el discurso de la violencia perviviendo hasta el presente de la lectura y la


enunciación,
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 149-51 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 13H55' GMT-03:03

El modo narrativo cuenta una historia con etapas inicial, intermedia y final bien
delimitadas (White 18). Impone a los hechos del pasado la forma del relato, la cual
revela a los sucesos como dotados de una estructura y un orden de significación.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 158-60 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 13H56' GMT-03:03

El general Rafael Urdaneta se tomó el poder el 5 de septiembre [...] Era el primer


golpe de estado en la república de Colombia, y la primera de las cuarenta y nueve
guerras civiles que habíamos de sufrir en lo que faltaba del siglo.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 164 | Añadido el miércoles 18 de marzo de 2015
13H57' GMT-03:03
Se narra desde un presente de violencia.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 168-69 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 14H00' GMT-03:03

el problema de la deuda externa, la división interna entre facciones, el peligro


del autoritarismo, la amenaza norteamericana.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 178-80 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 14H01' GMT-03:03

En mi opinión la novela de García Márquez está permeada de una sutil ironía, pues
narrando desde las convenciones que proporcionan una “ilusión de verdad” exhibe el
problema del sujeto productor de conocimiento.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 185-87 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 14H02' GMT-03:03

La novela nos confronta con la agonía y la muerte de Bolívar (así como con la
descomposición de su proyecto utópico de integración) pero al hacerlo nos confronta
sobre todo con el presente de los países hispanoamericanos.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 191-92 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 14H02' GMT-03:03

La muerte de Bolívar es un trágico emblema de la agonía de uno y otro de nuestros


ideales de emancipación y democratización.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 207-8 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 14H04' GMT-03:03

El narrador de El general en su laberinto es un narrador omnisciente


==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Nota en la página 14 | Pos. 208 | Añadida el miércoles 18 de marzo de 2015
14H04' GMT-03:03

VER
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 225-27 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 14H05' GMT-03:03

“De la generación de criollos ilustrados que sembraron la semilla de la


independencia desde México hasta el Río de la Plata, él era el más convencido, el
más tenaz, el más clarividente, y el que mejor conciliaba el ingenio de la política
con la intuición de la guerra”
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 243-44 | Añadido el miércoles 18 de marzo de
2015 14H07' GMT-03:03

las fuentes de las que se sirve para proporcionar su biografía pertenecen a saberes
no siempre muy fiables en cuanto a su “cientificidad”,
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 276-77 | Añadido el martes 24 de marzo de 2015
17H19' GMT-03:03

mediante la narración de la decadencia, de la frustración, de la anti-utopía, se lo


extrae del tiempo mítico, cerrado, concluido, y se lo inserta en el tiempo
histórico.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 317-22 | Añadido el martes 24 de marzo de 2015
17H21' GMT-03:03

El general en su laberinto construye de forma sutil una oposición entre memoria


oral y memoria escrita. A pesar de la “abundancia” que signa su conocido afán por
escribir cartas (una de las más famosas de la historia continental es la Carta de
Jamaica), Bolívar desconfía en la novela de la escritura: “‘O’Leary es un gran
hombre, un gran soldado y un amigo fiel, pero toma notas de todo’, explicó. ‘Y no
hay nada más peligroso que la memoria escrita’” (160). Pocos meses antes de morir
fray Sebastián le pregunta si no piensa escribir sus memorias. “Jamás”, dice
Bolívar, “Ésas son vainas de los muertos” (203).
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 327 | Añadido el martes 24 de marzo de 2015
17H22' GMT-03:03

La posibilidad de escribir sus memorias va ligada al rencor y a los tiempos


difíciles.
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 350-53 | Añadido el martes 24 de marzo de 2015
17H23' GMT-03:03

a lo largo de toda la novela el personaje vive en un estado constante de


enfebrecimiento, entra y sale de la fiebre, del sueño, de las pesadillas, del
delirio, del insomnio, y es este estado de semiconciencia el que provoca la
asociación de hechos del presente con situaciones del pasado. Toda la historia
parece haber sido un sueño: “En cambio yo me he perdido en un sueño buscando algo
que no existe” (223).
==========
El general en su laberinto (María Pulido)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 376-77 | Añadido el martes 24 de marzo de 2015
17H24' GMT-03:03

La novela histórica de finales del siglo XX se escribe en nombre de la actualidad.


Es una forma de reestructurar nuestro pasado en función de las necesidades del
presente.
==========
Página/12 :: libros (pagina12.com.ar)
- Subrayado Pos. 43-44 | Añadido el miércoles 25 de marzo de 2015 15H52' GMT-03:03

“Si en la colonia de Kenya la policía reemplaza a Eliot, en la tradicional


semicolonia de la Argentina, Eliot suplanta a la policía colonial.
==========
John Berger - Francis Bacon y Walt Disney (bibliotecaignoria.blogspot.com)
- Subrayado Pos. 20-22 | Añadido el miércoles 25 de marzo de 2015 16H13' GMT-03:03

Según el propio Bacon, las distorsiones sufridas por el rostro y el cuerpo son la
consecuencia de su búsqueda de una manera de hacer que la pintura “llegue
directamente al sistema nervioso”.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 352-53 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
20H05' GMT-03:03

No está bueno llorar en un lugar neutral,


==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 65 | Pos. 986-87 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
20H35' GMT-03:03

Diego salió de fondo en una tapa de Noticias, jugando al truco, con Barrionuevo en
primer plano.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1652-53 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H39' GMT-03:03

–Está abandonada –dijo cuando volvió de la estación–. El tren ya no pasa por


acá. Me pareció lógico. Excepto por Buenos Aires, el tren ya no pasaba por
ninguna parte.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 113 | Pos. 1724-27 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H41' GMT-03:03

Pero no era un accidente. –Mirá –dijo Diego– ¡Leo Sbaraglia! ¿Y ese viejo cómo
se llamaba? –Héctor Alterio –dijo Vero. Vimos el nombre de la película en una
pizarra. – Caballos salvaje s. Qué nombre de mierda –comenté. Alguien
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 118 | Pos. 1807 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H45' GMT-03:03

En aquel entonces, el solo hecho de que fuera mujer la quitaba del horizonte de las
posibilidades.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1823-24 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H46' GMT-03:03

Diego –dijo más adelante– no distinguía entre el amor y la idea del amor.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1886 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H48' GMT-03:03

Vero había aprendido a generalizar antes que yo.


==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 126 | Pos. 1932-33 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H51' GMT-03:03

A fines de los noventa, salí a buscar un trabajo. Venía dura la mano. No había
trabajo para nadie y menos para mí, un estudiante de Filosofía con un par de días
como telemarketer como única experiencia laboral.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 134 | Pos. 2041-43 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H56' GMT-03:03

Esa noche me dormí pensando que los que decidían sobre nuestras vidas no éramos
nosotros, ni los padres, ni los políticos, ni nadie en particular. Las cosas eran
de una sola manera, y la suerte estaba echada de antemano.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 134 | Pos. 2047-48 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H56' GMT-03:03

El CBC de Drago era una mole de cemento que desde afuera parecía abandonada, y
desde adentro parecía una casa tomada.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 137 | Pos. 2096-97 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
21H58' GMT-03:03

Lo primero que le conté al psicólogo fue la noche en que soñé con Vero, a quien no
veía desde casi un año atrás.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 149 | Pos. 2284-85 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
22H06' GMT-03:03

En esa época empecé la facultad. Filosofía, en la sede de Puán.El


==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 153 | Pos. 2343 | Añadido el sábado 4 de abril de 2015
22H08' GMT-03:03

era algo un poco abstracto, como el otoño o la convertibilidad.


==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 161 | Pos. 2460-62 | Añadido el domingo 5 de abril de
2015 02H43' GMT-03:03

Los vecinos decían que era Menem, desvelado, jugando al básquet con algún asesor.
También se contaban historias acerca de camiones cargados de vedettes que entraban
y salían de la quinta y las personalidades que, noche a noche, transitaban la
neblina con anteojos de sol: empresarios, modelos, sindicalistas, conductores de
televisión.
==========
Los años felices (Sebastián Robles)
- Subrayado en la página 179 | Pos. 2739-43 | Añadido el domingo 5 de abril de
2015 02H54' GMT-03:03

Las desgracias les llegan a todo el mundo, en algún momento: un muerto, un robo,
un desocupado en la familia. Alguna gente lo tomaba como un aprendizaje, se
adaptaba bien. Fabricaba velas artesanales, hacía teatro con los vecinos, se volvía
asiduo de alguna religión o filosofía oriental. Otros, en cambio, no se reponían
más. Cada vez que uno los veía estaban un poco peor, como si la carrera hacia abajo
no tuviera fin. Yo sospechaba que se habían vuelto así sin darse cuenta, lo cual me
inquietaba.
==========
Cuentos (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 180 | Pos. 2752-53 | Añadido el domingo 5 de abril de
2015 04H38' GMT-03:03
habían alcanzado ese grado crepuscular de madurez que presagiaba su pronto
hundimiento en la desesperación.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 35-41 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
16H57' GMT-03:03

El análisis de los argumentos novelescos demuestra que éstos implican a un héroe


preconcebido e invariable, que establecen la unidad estática del protagonista. El
movimiento del destino y de la vida de este héroe preestablecido es lo que
constituye el contenido del argumento; mientras que el carácter mismo del hombre,
su cambio y su desarrollo no llegan a ser argumento. Éste es el tipo predominante
de la novela. Al lado de este tipo preponderante, masivo, aparece otro –que
llamaremos “novela de educación” –, incomparablemente más raro, que ofrece una
imagen del hombre en proceso de desarrollo. En oposición. a la unidad estática, en
este tipo de novela se propone una unidad dinámica de la imagen del hombre.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 41-42 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
16H57' GMT-03:03

1] NOVELA DE VAGABUNDEO. El protagonista es un punto que se mueve en el espacio,


que carece de características importantes y que no representa por si mismo el
centro de atención artística del novelista.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 51-52 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
16H57' GMT-03:03

La novela de vagabundeo se caracteriza por una concepción puramente espacial y


estadística de la heterogeneidad del mundo.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 64 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
16H58' GMT-03:03

Puesto que el tiempo histórico está ausente, sólo se ponen de relieve las
diferencias y contrastes;
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 64-66 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
16H58' GMT-03:03

las relaciones importantes se omiten casi totalmente; no existe la comprensión de


la totalidad de tales fenómenos socioculturales como naciones, países, ciudades,
grupos sociales, profesiones.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 73-75 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
16H59' GMT-03:03

2] NOVELA DE PRUEBAS. La novela de este segundo tipo se constituye como una serie
de pruebas por las que pasan los protagonistas: pruebas de fidelidad, valor,
valentía, virtud, nobleza, santidad, etc. Ésta es la variedad del género
novelístico más difundida en la literatura europea.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 86-87 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
17H00' GMT-03:03
En este tipo de novela, a diferencia de la novela de vagabundeo , se ofrece una
imagen desarrollada y compleja del hombre, la cual tuvo una enorme influencia en la
historia ulterior de la novela.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 105-6 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
17H01' GMT-03:03

En general, este tipo de la novela de pruebas se caracteriza por la conjunción de


la aventura con problemas psicológicos.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 120-23 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
17H02' GMT-03:03

La novela barroca representa el tipo más puro y consecuente de novela heroica que
pone de manifiesto la particularidad de la heroización novelesca frente a la
heroización épica. El barroco no tolera ningún término medio, nada normal, típico,
habitual; en la novela barroca todo alcanza la escala de lo grandioso.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 174-75 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H04' GMT-03:03

Entre el héroe y el mundo no hay una interacción verdadera: el mundo no es capaz de


hacer cambiar al héroe, solamente lo pone a prueba
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 185-87 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H05' GMT-03:03

la idea del poner a prueba, aunque muy complicada y enriquecida con los logros de
la novela biográfica y, sobre todo, con los de la novela de educación, fundamentó
la novela del realismo francés.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 198-99 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H05' GMT-03:03

3] NOVELA BIOGRÁFICA. La novela biográfica también se prepara ya desde la


antigüedad clásica en forma de biografías, autobiografías y géneros confesionales
del primer cristianismo
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 200-201 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H06' GMT-03:03

nunca ha existido una novela biográfica pura.


==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 220-21 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H07' GMT-03:03

el tiempo biográfico es totalmente realista,


==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 242-43 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H08' GMT-03:03
Gracias al vínculo iniciado con la temporalidad histórica, con la época, se vuelve
posible un reflejo más profundo de la realidad.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 259-62 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H09' GMT-03:03

Pero la rovela de educación o de aprendizaje, que surge en Alemania en la segunda


mitad del XVIII tiene una importancia muy especial para el desarrollo de la novela
del realismo (y en parte, para el de la novela histórica).
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 286-91 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H10' GMT-03:03

En oposición a la unidad estática de las novelas vistas más arriba, en este tipo de
novela se propone una unidad dinámica de la imagen del protagonista. El héroe mismo
y su carácter llegan a ser una variable dentro de la fórmula de la novela. La
transformación del propio héroe adquiere una importancia para el argumento, y en
esta relación se reevalúa y se reconstruye todo el argumento de la novela. El
tiempo penetra en el interior del hombre, forma parte de su imagen cambiando
considerablemente la importancia de todos los momentos de su vida y su destino.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 321-24 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H13' GMT-03:03

El quinto y último tipo de la novela de desarrollo es el más importante. En él, el


desarrollo humano se concibe en una relacíón indisoluble con el devenir histórico.
La transformación del hombre se realiza dentro del tiempo histórico real, con su
carácter de necesidad, completo, con su futuro y también con su aspecto
cronotópico.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 331-32 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H13' GMT-03:03

La concepción misma del mundo como experiencia fue muy productiva para la novela de
educación porque permitía ver el mundo desde un punto de vista que anteriormente no
había sido tocado por la novela,
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 338-41 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H14' GMT-03:03

El hombre se transforma junto con el mundo, refleja en sí el desarrollo histórico


del mundo. El hombre no se ubica dentro de una época, sino sobre el límite entre
dos épocas, en el punto de transición entre ambas. La transición se da dentro del
hombre y a través del hombre.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 348-50 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H15' GMT-03:03

Los momentos de este desarrollo histórico del hombre están presentes casi en todas
las grandes novelas del realismo, o sea, existen, por consiguiente, allí donde se
introduce el concepto del tiempo histórico real.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 376-78 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H18' GMT-03:03

Una gran forma épica (epopeya grande), incluyendo la novela, debe ofrecer una
imagen totalizadora del mundo y de la vida, debe reflejar todo el mundo y toda la
vida. En la novela, todo el mundo y toda la vida se representan bajo el ángulo de
la totalidad de una época.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 401-2 | Añadido el miércoles 8 de abril de 2015
17H20' GMT-03:03

El proceso de la complementación y de la totalización del mundo real logró su


primera conclusión en el siglo XVIII, precisamente en la época de Goethe.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 416-19 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H23' GMT-03:03

El siglo XVIII que se considera como el más abstracto y ahistórico, en realidad fue
época de concretización y visualización del nuevo mundo real y de su historia. El
mundo se convirtió, de una concepción del sabio y del científico, en un mundo de la
conciencia cotidiana laboral del hombre avanzado.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 452-53 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H27' GMT-03:03

Una de las cumbres de la visión del tiempo histórico fue alcanzada, en la


literatura universal, por Goethe.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 488-90 | Añadido el miércoles 8 de abril de
2015 17H31' GMT-03:03

Todo lo que Goethe veía, no lo percibía sub specie aeternitatis como su maestro
Spinoza, sino en el tiempo y bajo el poder del tiempo. Pero el poder de este tiempo
es un poder productivo y creador.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 532-35 | Añadido el jueves 9 de abril de 2015
15H37' GMT-03:03

Con el folklore llegó a la literatura la nueva, fuerte y especialmente productiva


ola del tiempo histórico-popular, que tuvo una enorme influencia sobre el
desarrollo de la visión del mundo histórico en general y, particularmente, sobre el
desarrollo de la novela histórica.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 535-36 | Añadido el jueves 9 de abril de 2015
15H38' GMT-03:03

El folklore en general está saturado del tiempo; todas sus imágenes son
profundamente cronotópicas.
==========
La novela de educación (Mijaíl Bajtín)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 554 | Añadido el jueves 9 de abril de 2015
15H40' GMT-03:03
Su ojo sabía ver el tiempo dentro del espacio.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 553-54 | Añadido el lunes 13 de abril de 2015
01H53' GMT-03:03

El agradecimiento debe oler, si algún huele tiene, a tierra mojada.


==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 759-60 | Añadido el jueves 16 de abril de 2015
15H00' GMT-03:03

desmoronamientos de llanto que lo sala todo, porque el llanto es salado, porque el


hombre es salado por el llanto desde que nace,
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1082-84 | Añadido el jueves 16 de abril de 2015
17H45' GMT-03:03

El maicero de tierra fría muere pobre o matado. Y es que la tierra los castiga por
mano de indio. ¿Para qué sembrar donde la cosecha es mala? Si son maiceros que
bajen a la costa grande. Allí encuentran la mesa puesta, sin necesidad de echar
abajo tanto palo bueno.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1654-55 | Añadido el sábado 18 de abril de
2015 17H00' GMT-03:03

—Debe ser celoso… —Como todo ciego… —Sí, porque cuando se ven las cosas, ya no son
celos, sino se ven.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1859 | Añadido el sábado 18 de abril de 2015
17H38' GMT-03:03

Hay males que son más peligrosos en la convalecencia. Los imprudentes no sanan
nunca.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 130 | Pos. 1983-84 | Añadido el sábado 18 de abril de
2015 17H45' GMT-03:03

A la mujer verdaderamente amada no se la ve, es la flor del amate que sólo ven los
ciegos, es la flor de los ciegos, de los cegados por el amor, los cegados por la
fe, los cegados por la vida.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 141 | Pos. 2152-53 | Añadido el sábado 18 de abril de
2015 17H54' GMT-03:03

Antes, compadre, la buscaba para encontrarla; ahora para no encontrarla.


==========
Un episodio en la vida del pintor viajero (César Aira)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 136-39 | Añadido el miércoles 22 de abril de
2015 00H24' GMT-03:03

Por lo demás, acertar con el dibujo del Aconcagua no era tan fácil, como no lo era
con ninguna montaña en particular. Porque si a la montaña se la imagina como una
suerte de cono dotado de artísticas irregularidades, esta o aquella montaña
resultará imposible de identificar a partir de variaciones mínimas del punto desde
el que se la enfoque, porque su perfil cambia por completo.
==========
Un episodio en la vida del pintor viajero (César Aira)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 143-45 | Añadido el miércoles 22 de abril de
2015 00H25' GMT-03:03

Al cuadriculado de verticales y horizontales que componía el paisaje se superponía


el factor humano, también reticular. Los baqueanos actuaban sin preconceptos,
atentos a la realidad.
==========
Un episodio en la vida del pintor viajero (César Aira)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 238-41 | Añadido el miércoles 22 de abril de
2015 00H31' GMT-03:03

“Usted debería pintar eso...” La frase le sonaba conocida. No habían dejado de


repetírsela durante décadas, dondequiera que fuese. Había aprendido a desconfiar de
esos consejos. ¿Quién sa-bía lo que debía pintar? A esta altura de su carrera, y
con el gran vacío de las pampas al alcance de la mano, sentía que lo más auténtico
de su arte iba en la dirección contraria.
==========
Un episodio en la vida del pintor viajero (César Aira)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 283-85 | Añadido el miércoles 22 de abril de
2015 00H34' GMT-03:03

encontraron en sus conversaciones diuturnas de caballo a caballo una relación entre


pintura e historia. Muchas veces antes habían hablado del tema. Ahora se sentían al
borde de hacer tocar las razones sueltas y anudarlas.
==========
Un episodio en la vida del pintor viajero (César Aira)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 486 | Añadido el miércoles 22 de abril de 2015
02H30' GMT-03:03

Las repeticiones: por otro nombre, la historia del arte.


==========
Un episodio en la vida del pintor viajero (César Aira)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 664-65 | Añadido el miércoles 22 de abril de
2015 02H43' GMT-03:03

Para un mendocino (lo mismo habría sido para un chileno), la idea en sí no tenía
nada de extraño, en razón de la larga y venerable tradición de “tapados” (hombres
enmascarados) con que contaba el país.
==========
Un episodio en la vida del pintor viajero (César Aira)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 767-68 | Añadido el miércoles 22 de abril de
2015 02H50' GMT-03:03

También en circunstancias normales hay una explicación para todo; en las anormales,
la explicación misma tiene explicación.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 208 | Pos. 3188-89 | Añadido el jueves 23 de abril de
2015 22H53' GMT-03:03

—Esos seres se sacrifican para que viva la leyenda


==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 209 | Pos. 3192-97 | Añadido el jueves 23 de abril de
2015 22H54' GMT-03:03

—Nada importan las víctimas, ¿verdad, Deféric?, con tal que se alimente el monstruo
de la poesía popular. Un hombre que dice fríamente que son seres que se sacrifican
para que viva la leyenda, es detestable. —Si no diciéndolo dejara la leyenda de
exigir sus víctimas, lo callaría, pero es así, Elda, y hay que reconocerlo
fríamente, aunque parezca detestable. Desaparecieron los dioses, pero quedaron las
leyendas, y éstas, como aquéllos, exigen sacrificios; desaparecieron los cuchillos
de obsidiana para arrancar del pecho el corazón al sacrificado, pero quedaron los
cuchillos de la ausencia que hiere y enloquece.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 213 | Pos. 3257 | Añadido el jueves 23 de abril de 2015
22H57' GMT-03:03

¿Quién no repetía aquella leyenda que él, Hilario Sacayón, inventó de su cabeza,
como si hubiera sucedido?
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 214 | Pos. 3274-77 | Añadido el jueves 23 de abril de
2015 22H58' GMT-03:03

Uno cree inventar muchas veces lo que otros han olvidado. Cuando uno cuenta lo que
ya no se cuenta, dice uno, yo lo inventé, es mío. Pero lo que uno efectivamente
está haciendo es recordar; vos recordaste en tu borrachera lo que la memoria de tus
antepasados dejó en tu sangre, porque toma en cuenta que formas parte no de Hilario
Sacayón, solamente, sino de todos los Sacayón que ha habido, y por el lado de tu
señora madre, de los Arriaza, gente que fue toda de estos lugares.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 234 | Pos. 3583 | Añadido el martes 28 de abril de 2015
15H10' GMT-03:03

Se despidieron. Cada cual agarró por su lado, del lado de su pensamiento.


==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 235 | Pos. 3598-3601 | Añadido el martes 28 de abril de
2015 15H12' GMT-03:03

—Le gusta la ciudad… —Megusta, pero no me hallaría; es demasiado lo que uno tiene
que ver y lo que lo tienen que ver a uno; aquí con ustedes todo abunda pero en
malo; allá con nosotros todo es poquito, pero en bueno; y me da la impresión de que
en el monte se vive más a lo Ubre; pobres, aquí ustedes están como presos, para
todo tienen que pedir permiso; con permiso y con permiso y con permiso y perdone y
dispense, a eso se resuelve la vida; con nosotros allá no hay tales carneros, no
hay a quién estarle compermiseando.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 242 | Pos. 3707-8 | Añadido el martes 28 de abril de 2015
19H07' GMT-03:03

Quizás la historia se haya inventado para eso, para olvidar el presente…


==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 262 | Pos. 4009-10 | Añadido el martes 28 de abril de
2015 23H23' GMT-03:03

Los oídos mineralizados de dos vecinas anegadas en años, les impedían hablar en voz
baja.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 266 | Pos. 4069-70 | Añadido el martes 28 de abril de
2015 23H26' GMT-03:03

Es triste despegarse, al día siguiente, de donde hubo fiesta. El mal sabor de la


boca, el estómago cocido por los tragos y la tristeza que es como la ceniza de la
alegría.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 297 | Pos. 4540-42 | Añadido el miércoles 29 de abril de
2015 16H28' GMT-03:03

Los que se confrontan con su nahual así, fuera de ellos, son invencibles en la
guerra con los hombres y en el amor con las mujeres, los entierran con sus armas y
sus virilidades, poseen cuantas riquezas quieren, se dan a respetar de las
culebras, no enferman de viruela y si mueren diz que sus huesos son de
piedralumbre.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 300 | Pos. 4593-94 | Añadido el miércoles 29 de abril de
2015 16H32' GMT-03:03

Un pequeño militar de juguete, para cumplir su vocación. Los militares tienen


vocación de juguetes.
==========
Hombres de maiz (Miguel Angel Asturias)
- Subrayado en la página 305 | Pos. 4671 | Añadido el martes 5 de mayo de 2015
02H00' GMT-03:03

En la cabeza pasa como en el mar. El pensamiento grande se come a los demás.


==========
Cambio de piel (Carlos Fuentes)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 375-77 | Añadido el viernes 15 de mayo de 2015
00H47' GMT-03:03

Ah, sí, México romántico, el país de tu esposo. Si él, tan bello, tan poético, era
así, cómo sería su tierra. La miseria, los andrajos, la enfermedad no son poéticos.
Esa era una parte de México. La otra, la de un país que deja de ser pobre para
empezar a ser vulgar, para imitar al tuyo, tampoco...
==========
Cambio de piel (Carlos Fuentes)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 632 | Añadido el martes 19 de mayo de 2015
12H28' GMT-03:03

y él pensará que ninguna piedad que pueda hacerse objetiva merece ese nombre.
==========
Cambio de piel (Carlos Fuentes)
- Subrayado en la página 81 | Pos. 1242-43 | Añadido el martes 26 de mayo de 2015
02H58' GMT-03:03

Llegaron tantos judíos a México durante la guerra; después, llegaron tantos


alemanes huyendo de la derrota. Nunca se cuentan estas cosas. Nadie las conoce.
==========
Cambio de piel (Carlos Fuentes)
- Subrayado en la página 83 | Pos. 1261-63 | Añadido el martes 26 de mayo de 2015
02H59' GMT-03:03

–En México todo es ruina porque todo es promesa. México es el país donde todo está
prometido y nada está cumplido. En los Estados Unidos todo se ha cumplido pero de
todas maneras se ha vuelto ruina.
==========
Cambio de piel (Carlos Fuentes)
- Subrayado en la página 87 | Pos. 1331-32 | Añadido el martes 26 de mayo de 2015
03H03' GMT-03:03

–“No es por vicio, no es por fornicio, es por hacer un hijo en tu santo servicio.”
==========
Cambio de piel (Carlos Fuentes)
- Subrayado en la página 105 | Pos. 1608-9 | Añadido el miércoles 27 de mayo de
2015 02H24' GMT-03:03

Ah, entre escapar y participar, sólo nos queda escoger nuestra enfermedad, nuestro
cáncer personal, nuestra parodia de las grandes síntesis.
==========
Cambio de piel (Carlos Fuentes)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1859-60 | Añadido el miércoles 27 de mayo de
2015 02H36' GMT-03:03

En el fondo los machos mexicanos son onanistas. Si pudieran hacerse el amor a sí


mismos, lo harían. La mujer es una cosa, un estorbo necesario... Me dan asco. El
machismo mexicano es un homosexualismo disfrazado.
==========
Cambio de piel (Carlos Fuentes)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1879-83 | Añadido el miércoles 27 de mayo de
2015 02H38' GMT-03:03

Sentiste sobre el rostro ese calor húmedo, mezclado con los olores que siempre
asociarías a B. A., la nafta de los automóviles argentinos, que no se parece a
ninguna otra gasolina del mundo y que es el olor más seguro de la ciudad, más que
el de las tiendas y los restaurantes, olor de linos y lanas y cuero, olores de
pizza recalentada, de parrilladas, de chorizo frito, de chinchulines, el leve olor
de los helados recubiertos de chocolate y por encima, o dentro, de todo, el olor
que viene de las dársenas del puerto; alquitrán, carbón, vapor, carne congelada,
abonos, reses vivas, pacas de lana.
==========
El Aleph Engordado (Pablo K)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 138-39 | Añadido el lunes 29 de junio de 2015
18H40' GMT-03:03

¿O era que la crítica sólo tenía lugar cuando la literatura se retiraba?


==========
El Aleph Engordado (Pablo K)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 84-86 | Añadido el lunes 29 de junio de 2015
18H41' GMT-03:03

nuestro siglo XX había transformado la fábula de Mahoma y de la montaña; las


montañas, ahora, convergían sobre el moderno Mahoma hasta aplastarlo.
==========
El alma de Gardel (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 214-16 | Añadido el martes 14 de julio de 2015
19H52' GMT-03:03

Pensé en cerrar la ventanilla, y recordé cuánto me costaba, de muchacho, intentar


en el ómnibus cerrar una ventanilla, o abrirla, o cualquier gesto o cualquier
ademán que pudiera llamar la atención. La atención de los demás, en los ómnibus, es
como un monstruo ávido, goloso y cruel.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 171 | Añadido el martes 21 de julio de 2015
02H46' GMT-03:03

una novela, actualmente, es casi cualquier cosa que se ponga entre tapa y
contratapa.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 422-23 | Añadido el martes 21 de julio de 2015
13H00' GMT-03:03

a esta altura de la vida es imposible saber qué es lo que recuerdo y qué es lo que
me creo.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 438 | Añadido el martes 21 de julio de 2015
13H02' GMT-03:03

La mente es como una dentadura que necesita masticar todo el tiempo.


==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 460 | Añadido el martes 21 de julio de 2015
13H04' GMT-03:03

Puede decirse que fue un día perdido; pero todavía estoy por saber qué es un día
ganado.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 600-603 | Añadido el martes 21 de julio de 2015
19H01' GMT-03:03

Eso de soñar que estoy despierto, según descubrí hace un tiempo, parece ser una
etapa normal de mi entrada en el sueño. Es muy posible que mi resistencia al sueño,
que ejercito hasta altas horas de la madrugada, se prolongue incluso cuando me
acuesto y apago la luz, de modo que «el sueño» –por llamarlo de alguna manera– para
hacerme dormir recurre a la argucia de hacerme creer que estoy despierto.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 645-46 | Añadido el martes 21 de julio de 2015
19H04' GMT-03:03

Debería meditar más profundamente sobre este tema. Pero no lo haré.


==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1818-20 | Añadido el miércoles 22 de julio de
2015 03H34' GMT-03:03

Escribir entre paréntesis me produce ansiedad, seguramente por temor de olvidarme


de cerrarlos, como si fuera algo tan importante; de modo que sigo fuera del
paréntesis con el tema del paréntesis.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 237 | Pos. 3630-33 | Añadido el jueves 23 de julio de
2015 11H28' GMT-03:03

Se me ocurrió pensar que si esta gente busca entender una obra de arte, es porque
cree entender el Universo. Lo cual es verdaderamente patético. Si no creyeran
entender el Universo, ¿por qué le exigirían explicaciones a una de sus partes? Esto
se puede expresar de otra manera: ¿desde qué referencia de entendimiento, con qué
parámetros, se quiere entender una obra de arte? ¿Cuál es el modelo perfectamente
inteligible con el que compararla?
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 278 | Pos. 4256-57 | Añadido el jueves 23 de julio de
2015 22H10' GMT-03:03

Sé que tarde o temprano quedaré en la ruina, y que deberé dormir en la calle y esas
cosas, pero no esperaba que fuera tan pronto.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 293 | Pos. 4481-82 | Añadido el jueves 23 de julio de
2015 22H24' GMT-03:03

la empleada me enfrentó con la avidez del vampiro que ve venir una damajuana llena
de sangre fresca.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 296 | Pos. 4530-44 | Añadido el jueves 23 de julio de
2015 22H28' GMT-03:03

Te dices: Me marcharé a otra tierra, a otro mar, a una ciudad mucho más bella de lo
que ésta pudo ser o anhelar… Esta ciudad donde cada paso aprieta el nudo corredizo,
un corazón en un cuerpo enterrado y polvoriento. ¿Cuánto tiempo tendré que
quedarme, confinado en estos tristes arrabales del pensamiento más vulgar?
Dondequiera que mire se alzan las negras ruinas de mi vida. Cuántos años he pasado
aquí derrochando, tirando, sin beneficio alguno… No hay tierra nueva, amigo mío, ni
mar nuevo, pues la ciudad te seguirá, por las mismas calles andarás
interminablemente, los mismos suburbios mentales van de la juventud a la vejez, y
en la misma casa acabarás lleno de canas… La ciudad es una jaula. No hay otro
lugar, siempre el mismo puerto terreno, y no hay barco que te arranque a ti mismo.
¡Ah! ¿No comprendes que al arruinar tu vida entera en este sitio, la has malogrado
en cualquier parte del mundo?
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 374 | Pos. 5725 | Añadido el viernes 24 de julio de 2015
14H29' GMT-03:03

No se puede tener todo, y si consigo eliminar el sufrimiento pierdo simultáneamente


una cantidad de otras cosas.
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 444 | Pos. 6797-98 | Añadido el sábado 25 de julio de
2015 03H19' GMT-03:03

Hasta a las iglesias puede llegar la mano de Dios.


==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 446 | Pos. 6836 | Añadido el sábado 25 de julio de 2015
03H22' GMT-03:03

El nombre de la sabiduría es: arteriosclerosis.


==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 492 | Pos. 7540-41 | Añadido el lunes 27 de julio de 2015
16H26' GMT-03:03

Temo que el lector no me haya seguido en esta serie de incursiones panfletarias, un


poco deshilachadas. Por las dudas, sintetizo: creo que todo se está yendo al
carajo, para bien o para mal (pero ¿qué es el bien, qué es el mal?).
==========
La novela luminosa (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 526 | Pos. 8060-61 | Añadido el lunes 27 de julio de 2015
16H55' GMT-03:03

He terminado con esto. O mejor dicho, esto ha terminado conmigo. En el fondo, mi


mente siempre se ha rehusado a aceptar cualquier tipo de final. J. D. Salinger,
Seymour: una introducción
==========
Asunción_T_mata (Varios)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 139-47 | Añadido el martes 4 de agosto de 2015
12H54' GMT-03:03

En las oficinas de la Municipalidad de mi ciudad éramos muchísimos empleados. Una


cantidad que no paraba de crecer y crecer. Aún ahora, que yo no estoy más allí,
puedo asegurar que sigue creciendo la cantidad de empleados. Probablemente, siga
creciendo durante siglos, hasta que, un día, como suele suceder en este tipo de
casos, la oficina ya no haga falta y los empleados sean simplemente despedidos. O
puede incluso que los empleados pierdan el interés en ir a trabajar, interés que
por otra parte no tienen, y las oficinas queden poco a poco despobladas. Esta
posibilidad es remota e impensable, pues nada gusta más a los habitantes de mi
ciudad que cobrar un sueldo sin hacer nada. Y el objetivo principal de todos es, en
el fondo, pertenecer a la casta privilegiada de empleados públicos, de la cual una
vez, durante más de diez años, yo formé parte.
==========
Asunción_T_mata (Varios)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 185-86 | Añadido el martes 4 de agosto de 2015
12H56' GMT-03:03

Los únicos que disfrutan en esta situación son los nuevos empleados que llegan con
cambios de gobierno.
==========
Asunción_T_mata (Varios)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 276-81 | Añadido el martes 4 de agosto de 2015
13H00' GMT-03:03

«Parece que estamos en un matadero», me decía, «la ciudad es un corral gigantesco


donde nosotros pastamos como vacas y entre nosotros se mezclan los troperos, que
por no tener nada que hacer se ponen a pastar también. ¿Ves la cara de indiferente
amargura de todo el mundo? Cara de rumiantes tenemos todos. ¿No ves siempre
masticar y masticar a la gente? Rumoreantes. Todo el tiempo rumoreando. Sospechamos
de todos, todos sospechan de nosotros. Cualquiera puede ser el tropero que nos
vigila.
==========
Asunción_T_mata (Varios)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 282-83 | Añadido el martes 4 de agosto de 2015
13H01' GMT-03:03

No tenemos héroes, somos una ciudad de cagones.


==========
Asunción_T_mata (Varios)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 302-4 | Añadido el martes 4 de agosto de 2015
20H41' GMT-03:03

Romina invariablemente tenía comentarios optimistas sobre política internacional,


pues como todos los de mi ciudad, mostraba una fe ciega en que algo estaría
ocurriendo en alguna parte que, por un efecto colateral, nos arreglaría la vida a
nosotros.
==========
Asunción_T_mata (Varios)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 307-8 | Añadido el martes 4 de agosto de 2015
20H42' GMT-03:03

No hay en la historia una decisión más idiota que la de no habernos anexado al Río
de la Plata en la época de la colonia.
==========
Dulces otoñales (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1144 | Añadido el miércoles 5 de agosto de 2015
02H21' GMT-03:03

dandy tántrico del subdesarrollo,


==========
Asunción_T_mata (Varios)
- Subrayado en la página 73 | Pos. 1117-20 | Añadido el miércoles 5 de agosto de
2015 02H56' GMT-03:03

la sangre de los primeros 10 minutos de los noticiarios televisivos muestra una


Asunción cruel y sangrienta, diez minutos engañosos hacen creer ke Asu es más
violenta ke Nueva York, la city de las 2 torres decapitadas o la multicultural y
forifa París, o ke la favelizante São Paulo o la cuarteada México!!!
==========
Asunción_T_mata (Varios)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1144-45 | Añadido el miércoles 5 de agosto de
2015 02H58' GMT-03:03

sus neuronas, vien abiertas aunke no latinoamericakanas sino lambareñas o


ñembyenses
==========
Nick Carter se divierte mientras el lector es asesinado y yo agonizo (Mario
Levrero)
- Subrayado en la página 41 | Pos. 626-30 | Añadido el jueves 6 de agosto de 2015
02H30' GMT-03:03

Y tú, lector, que te apiadas del vacío de Nick Carter, ¿qué me puedes decir de ti
mismo? De tu enigma, de tu identidad. ¿No te has dado cuenta de que también a ti te
han asesinado? A ti también te han clavado un cuchillo en la espalda el día mismo
en que naciste. Pero en tu ceguera le llamas vida a tu vida, a eso que arrastras,
como tantos lectores, infectando el mundo. Todavía no ha nacido el detective que
investigue tu muerte, lector. Nunca serás vengado, anónimo gusano. No eres mejor
que Nick Carter, ni que yo.
==========
Día de muertos (AA. VV.)
- Subrayado en la página 54 | Pos. 820 | Añadido el viernes 7 de agosto de 2015
17H08' GMT-03:03

decir «siempre», ahora, es un decir, como quien dice «ahora» y lo liquida.


==========
Aguas salobres (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1153-54 | Añadido el miércoles 12 de agosto de
2015 02H21' GMT-03:03

Yo no sostengo ninguna teoría; simplemente me limito a dar una información


subjetivamente completa.
==========
Día de muertos (AA. VV.)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1034-35 | Añadido el miércoles 12 de agosto de
2015 02H31' GMT-03:03
Piensas en las sábanas frías, en los regresos a una casa que pensaste provisional y
se ha vuelto sólo un dormitorio, un lugar al que no deseas regresar cada noche.
==========
Día de muertos (AA. VV.)
- Subrayado en la página 101 | Pos. 1544-45 | Añadido el miércoles 12 de agosto de
2015 04H01' GMT-03:03

El día de Muertos es un invento de antropólogos, una excrecencia del Indio


Fernández, un estremecimiento de Frida Kahlo.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 23 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
00H06' GMT-03:03

De esas costas vacías me quedó sobre todo la abundancia de cielo.


==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 47-49 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
00H07' GMT-03:03

Lo desconocido es una abstracción; lo conocido, un desierto; pero lo conocido a


medias, lo vislumbrado, es el lugar perfecto para hacer ondular deseo y
alucinación.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 49-53 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
00H08' GMT-03:03

En boca de los marinos todo se mezclaba; los chinos, los indios, un nuevo mundo,
las piedras preciosas, las especias, el oro, la codicia y la fábula. Se hablaba de
ciudades pavimentadas de oro, del paraíso sobre la tierra, de monstruos marinos que
surgían súbitos del agua y que los marineros confundían con islas, hasta tal punto
que desembarcaban sobre su lomo y acampaban entre las anfractuosidades de su piel
pétrea y escamosa.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 74 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
00H09' GMT-03:03

A mí me trataba con bondad distraída, como si uno de los dos estuviese ausente.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 243-44 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
00H16' GMT-03:03

Al tiempo de navegar a lo largo de la costa, nos adentramos en un mar de aguas


dulces y marrones. Era tranquilo y desolado.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 247-49 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
00H17' GMT-03:03

Cielo azul, agua lisa de un marrón tirando a dorado, y por fin costas desiertas,
fue todo lo que vimos cuando nos internamos en el mar dulce, nombre que el capitán
le dio,
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 257-63 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
00H18' GMT-03:03

Teníamos la ilusión de ir fundando ese espacio desconocido a medida que íbamos


descubriéndolo, como si ante nosotros no hubiese otra cosa que un vacío inminente
que nuestra presencia poblaba con un paisaje corpóreo, pero cuando lo dejábamos
atrás, en ese estado de somnolencia alucinada que nos daba la monotonía del viaje,
comprobábamos que el espacio del que nos creíamos fundadores había estado siempre
ahí, y consentía en dejarse atravesar con indiferencia, sin mostrar señales de
nuestro paso y devo- rando incluso las que dejábamos con el fin de ser reconocidos
por los que viniesen después.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 415-17 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
03H09' GMT-03:03

entonces, en la orilla de un río inmenso, de aguas pardas o doradas, en lo alto de


una barranca, nos detuvimos. El río era tan ancho que varias islas chatas lo
interrumpían en el medio.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 419-21 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
03H09' GMT-03:03

Si esa tierra pretendía estar en proporción con sus ríos, no le quedaba otro
remedio que ser infinita, ya que sus ríos desdeñosos daban la impresión casi
euforizante de serlo.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 450-58 | Añadido el jueves 13 de agosto de 2015
03H11' GMT-03:03

Ese río, que atravesaba por primera vez, y que iba a ser mi horizonte y mi hogar
durante diez años, viene del norte, de la selva, y va a morir en el mar que el
pobre capitán llamó dulce. Ellos lo llaman padre de ríos. Y es verdad que, mientras
viene bajando, engendra ríos a su paso, ríos que van multiplicándose en las
proximidades de la desembocadura, que se separan a determinada altura del lecho
principal, corren unas leguas paralelos a él, y vuelven a reunírsele un poco más
abajo, ríos que a su vez engendran ríos que engendran otros a su vez, con esa
tendencia a la multiplicación infinita que frenan a duras penas las barrancas
comidas por el agua; río de muchas orillas, a causa de las islas sombrías y
pantanosas que las forman. Los hombres que habitan en las inmediaciones tienen el
color del barro de la costa, como si también ellos hubiesen sido engendrados por el
río,
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 83 | Pos. 1263-64 | Añadido el jueves 13 de agosto de
2015 03H47' GMT-03:03

el gran río, apacible durante meses, muestra, con detritus, bestias desconocidas y
violencia gradual, su fuerza verdadera en los días de crecida.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 95 | Pos. 1445-47 | Añadido el jueves 13 de agosto de
2015 03H55' GMT-03:03

Yo era arcilla blanda cuando toqué esas costas de delirio, y piedra inmutable
cuando las dejé, aun cuando mi permanencia en ellas haya sido, teniendo en cuenta
la edad a la que estoy llegando, relativamente corta,
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 96 | Pos. 1466-67 | Añadido el jueves 13 de agosto de
2015 03H56' GMT-03:03

A ese horizonte de agua, arena, plantas y cielo, empecé a verlo, poco a poco, como
un lugar definitivo.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1655-58 | Añadido el jueves 13 de agosto de
2015 04H04' GMT-03:03

Eran, entre indios y soldados, muchos muertos rígidos y borrosos, como una
procesión callada derivando cada vez más rápido hasta que, cuando el río alcanzó la
anchura de su desembocadura, en el mar dulce que había descubierto, diez años
antes, el capitán, los cadáveres se dispersaron y se perdieron en dirección al mar
abierto y hospitalario.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1874-76 | Añadido el viernes 14 de agosto de
2015 02H35' GMT-03:03

Salimos, de ese modo, a los caminos. Desde el carromato, yo veía desfilar olivos,
trigo, pedregales. Esos campos vacíos me recordaban, a veces, el gran ayer único de
mi vida.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 135 | Pos. 2058-59 | Añadido el viernes 14 de agosto de
2015 02H46' GMT-03:03

No era el no ser posible del otro mundo sino el de éste lo que los aterrorizaba.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 135 | Pos. 2065-71 | Añadido el viernes 14 de agosto de
2015 02H47' GMT-03:03

Ellos ignoraban que en pocas leguas a la redonda, muchas tribus diferentes


habitaban, yuxtapuestas, y que cada una de ellas era no un simple grupo humano o la
prolongación numérica de un grupo vecino, sino un mundo autónomo con leyes propias,
internas, y que cada una de las tribus, con su propio lenguaje, con sus costumbres,
con sus creencias, vivía en una dimensión impenetrable para los extranjeros. No
únicamente los hombres eran diferentes, sino también el espacio, el tiempo, el
agua, las plantas, el sol, la luna, las estrellas. Cada tribu vivía en un universo
singular, infinito y único, que ni siquiera se rozaba con el de las tribus vecinas.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 137 | Pos. 2092-94 | Añadido el viernes 14 de agosto de
2015 02H48' GMT-03:03

El centro del mundo era también ese lugar, que llevaban en ellos y a partir del
cual el horizonte visible estaba hecho de anillos de realidad problemática cuya
existencia era más y más improbable a medida que se alejaban del punto de
observación.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 137 | Pos. 2097-2100 | Añadido el viernes 14 de agosto de
2015 02H49' GMT-03:03

Ese lugar era, para ellos, la casa del mundo. Si algo podía existir, no podía
hacerlo fuera de él. En realidad, afirmar que ese lugar era la casa del mundo es,
de mi parte, un error, porque ese lugar y el mundo eran, para ellos, una y la misma
cosa. Dondequiera que fuesen, lo llevaban adentro. Ellos mismos eran ese lugar.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 151 | Pos. 2308-9 | Añadido el viernes 14 de agosto de
2015 03H00' GMT-03:03

los indios empezaron a sentirse los hombres verdaderos cuando dejaran de comerse
entre ellos.
==========
El entenado (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 157 | Pos. 2398-99 | Añadido el viernes 14 de agosto de
2015 03H05' GMT-03:03

querían que de su pasaje por ese espejismo material quedase un testigo y un


sobreviviente que fuese, ante el mundo, su narrador.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 8-12 | Añadido el sábado 15 de agosto de 2015
03H30' GMT-03:03

Con su pequeña ola y sus remolinos, sin salida, iba y venía, con precisión, un mono
muerto, todavía completo y no descompuesto. El agua, ante el bosque, fue siempre
una invitación al viaje, que el no hizo hasta no ser mono, sino cadáver de mono, El
agua quería llevárselo y lo llevaba, pero se le enredó entre los palos del muelle
decrépito y ahí estaba él, por irse y no, y ahí estábamos. Ahí estábamos, por irnos
y no.
==========
Fauna/Desplazamientos (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 151-53 | Añadido el domingo 16 de agosto de
2015 03H39' GMT-03:03

Esas cosas me suceden por acostarme tarde y levantarme tarde. Siempre la gente me
sorprende dormido; cuando me levanto, ya todos han tomado sus decisiones, el día
entero ha sido programado, y no tengo más remedio que dejarme llevar como un
imbécil por la corriente de los programadores vigiles.
==========
Fauna/Desplazamientos (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 41 | Pos. 617 | Añadido el domingo 16 de agosto de 2015
04H07' GMT-03:03

Somos inteligentes: hemos fracasado en el amor.


==========
Fauna/Desplazamientos (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1309-10 | Añadido el lunes 17 de agosto de 2015
04H48' GMT-03:03

la casa ha revivido al niño que me habitaba y ahora este niño se siente


desconcertado, culpable y temeroso.
==========
Fauna/Desplazamientos (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 134 | Pos. 2051-52 | Añadido el lunes 17 de agosto de
2015 05H27' GMT-03:03

el lugar me producía claustrofobia, y las mujeres que lloran me producen un efecto


bastante parecido;
==========
La Banda del Ciempiés (Mario Levrero)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1204-7 | Añadido el martes 18 de agosto de 2015
10H33' GMT-03:03

Quería, en suma, seguir disfrutando de un tiempo que fuera exclusivamente para sí


mismo, aunque fuese para perderlo; de todos modos, el tiempo dedicado a los demás
también era pasible de ser computado como tiempo perdido. Angus trató de razonar
acerca de lo que pudiera ser un tiempo ganado, pero le fue imposible encontrar un
ejemplo. La expresión carecía de significado; al parecer, el tiempo sólo puede
perderse.
==========
Nocturno de Chile (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 61 | Pos. 927 | Añadido el viernes 21 de agosto de 2015
12H12' GMT-03:03

No hay que soñar sino ser consecuente,


==========
Nocturno de Chile (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 61 | Pos. 932-33 | Añadido el viernes 21 de agosto de
2015 12H13' GMT-03:03

Después vinieron las elecciones y ganó Allende.


==========
Nocturno de Chile (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 943-61 | Añadido el viernes 21 de agosto de
2015 12H17' GMT-03:03

y luego mataron a un general del ejército favorable a Allende y Chile restableció


relaciones diplomáticas con Cuba y el censo nacional registró un total de 8.884.768
chilenos y por la televisión empezaron a transmitir la telenovela El derecho de
nacer, y yo leí a Tirteo de Esparta y a Arquíloco de Paros y a Solón de Atenas y a
Hipo-nacte de Efeso y a Estesícoro de Himera y a Safo de Mitilene y a Teognis de
Megara y a Anacreonte de Teos y a Píndaro de Tebas (uno de mis favoritos), y el
gobierno nacionalizó el cobre y luego el salitre y el hierro y Pablo Neruda recibió
el Premio Nobel y Díaz Casanueva el Premio Nacional de Literatura y Fidel Castro
visitó el país y muchos creyeron que se iba a quedar a vivir acá para siempre y
mataron al ex ministro de la Democracia Cristiana Pérez Zujovic y Lafourcade
publicó Palomita blanca y yo le hice una buena crítica, casi una glosa triunfal,
aunque en el fondo sabía que era una novelita que no valía nada, y se organizó la
primera marcha de las cacerolas en contra de Allende y yo leí a Esquilo y a
Sófocles y a Eurípides, todas las tragedias, y a Alceo de Mitilene y a Esopo y a
Hesiodo y a Heródoto (que es un titán más que un hombre), y en Chile hubo escasez e
inflación y mercado negro y largas colas para conseguir comida y la Reforma Agraria
expropió el fundo de Farewell y muchos otros fundos y se creó la Secretaría
Nacional de la Mujer y Allende visitó México y la Asamblea de las Naciones Unidas
en Nueva York y hubo atentados y yo leí a Tucídides, las largas guerras de
Tucídides, los ríos y las llanuras, los vientos y las mesetas que cruzan las
páginas oscurecidas por el tiempo, y los hombres de Tucídides, los hombres armados
de Tucídides y los hombres desarmados, los que recolectan la uva y los que miran
desde una montaña el horizonte lejano, ese horizonte en donde estaba yo confundido
con millones de seres, a la espera de nacer, ese horizonte que miró Tucídides y en
donde yo temblaba, y también releí a Demóstenes y a Menandro y a Aristóteles y a
Platón (que siempre es provechoso), y hubo huelgas y un coronel de un regimiento
blindado intentó dar un golpe y un camarógrafo murió filmando su propia muerte y
luego mataron al edecán naval de Allende y hubo disturbios, malas palabras, los
chilenos blasfemaron, pintaron las paredes, y luego casi medio millón de personas
desfiló en una gran marcha de apoyo a Allende, y después vino el golpe de Estado,
el levantamiento, el pronunciamiento militar, y bombardearon La Moneda y cuando
terminó el bombardeo el presidente se suicidó y acabó todo. Entonces yo me quedé
quieto, con un dedo en la página que estaba leyendo, y pensé: qué paz.
==========
Nocturno de Chile (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 941-43 | Añadido el viernes 21 de agosto de
2015 12H18' GMT-03:03

Cuando volví a mi casa me puse a leer a los griegos. Que sea lo que Dios quiera, me
dije. Yo voy a releer a los griegos. Empecé con Homero, como manda la tradición, y
seguí con Tales de Mileto y Jenófanes de Colofón y Alcmeón de Crotona y Zenón de
Elea (qué bueno era),
==========
Nocturno de Chile (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1130 | Añadido el viernes 21 de agosto de 2015
12H31' GMT-03:03

yo me encogí de hombros, como suelen hacer los personajes de una novela y jamás los
seres humanos reales.
==========
Nocturno de Chile (Roberto Bolaño)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1254-55 | Añadido el viernes 21 de agosto de
2015 12H38' GMT-03:03

En este país dejado de la mano de Dios sólo unos pocos somos realmente cultos. El
resto no sabe nada. Pero la gente es simpática y se hace querer.
==========
La grande (Juan José Saer)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 46-48 | Añadido el jueves 27 de agosto de 2015
13H34' GMT-03:03

La presencia excesiva de las cosas singulares, al romper la sucesión monótona del


acontecer, en razón misma de su abundancia injustificada, termina, como es sabido,
empobreciéndolas.
==========
Villoro sobre El entenado (Desconocido)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 31-32 | Añadido el miércoles 9 de septiembre de
2015 02H38' GMT-03:03

La «zona», como Saer llama a ese espacio, es una encrucijada donde lo natural
inquieta la mente.
==========
Villoro sobre El entenado (Desconocido)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 34-35 | Añadido el miércoles 9 de septiembre de
2015 02H38' GMT-03:03

Los personajes son redefinidos por la lejanía y por la frecuente tensión entre los
conceptos de «límite» 189y «vastedad».
==========
Villoro sobre El entenado (Desconocido)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 36-37 | Añadido el miércoles 9 de septiembre de
2015 02H38' GMT-03:03

La expresión «situarse en el mapa» adquiere peculiar fuerza en las novelas y los


cuentos de Saer.
==========
Villoro sobre El entenado (Desconocido)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 120-25 | Añadido el miércoles 9 de septiembre de
2015 02H42' GMT-03:03

Después de la Conquista resulta casi imposible conocer el mundo indígena en sus


propios términos. La subjetividad que miró primero ese entorno se repliega ante el
entendimiento contemporáneo, entre otras cosas porque en la concepción cosmogónica
de la realidad la Conquista no liquida una etapa de la Historia sino la realidad
misma. ¿Es posible reconstruir una percepción que se disipa al establecer contacto
con ella, restituir una identidad que para existir dependía de su aislamiento?
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Nota en la página 1 | Pos. 10 | Añadida el jueves 10 de septiembre de 2015
16H11' GMT-03:03

para viajar hay que morir


==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 18-19 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H11' GMT-03:03

en esta tierra llana, yo parecía estar en un pozo.


==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 87-88 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H24' GMT-03:03

Era preciso que yo cuidase mi estabilidad, mi puesto, justamente para poder


desembarazarme de él, del puesto.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 130-31 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H26' GMT-03:03

Desenvolvía despacio en mi mente el viaje de la carta, por agua hasta Buenos Aires,
por tierra después de centenares de leguas con su rumbo oeste,
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 145-49 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H27' GMT-03:03

¡El doctor don Diego de Zama!… El enérgico, el ejecutivo, el pacificador de indios,


el que hizo justicia sin emplear la espada. Zama, el que dominó la rebelión
indígena sin gasto de sangre española, ganó honores del monarca y respeto de los
vencidos. No era ése el Zama de las funciones sin sorpresas ni riesgos. Zama el
corregidor desconocía con presunción al Zama asesor letrado, mientras éste se
esforzaba por mostrar, más que un parentesco, cierta absoluta identidad que aducía.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 165-66 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H29' GMT-03:03

Tal vez ese Zama que pretendía parecerse al Zama venidero se asentaba en el Zama
que fue, copiándolo como si arriesgara, medroso, interrumpir algo.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 364-66 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H39' GMT-03:03

Si el asunto se tomaba como ofensa de un americano contra el honor de los españoles


y alguien interesado se encargaba de abultarlo, podría estorbar mis demandas ante
el propio virrey.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 411 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H41' GMT-03:03
don Diego de Zama, un caballero de Montevideo,
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 459-61 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H45' GMT-03:03

Yo, en medio de toda tierra de un continente, que me resultaba invisible, aunque lo


sentía en torno, como un paraíso desolado y excesivamente inmenso para mis piernas.
Para nadie existía América, sino para mí; pero no existía sino en mis necesidades,
en mis deseos y en mis temores.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 36 | Pos. 550 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H51' GMT-03:03

allí donde no dominaban los indígenas ni se comía carne humana.


==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 662-63 | Añadido el jueves 10 de septiembre de
2015 16H57' GMT-03:03

Entendí que la partida estaba ganada, aunque Prieto fuese español y yo americano.
Operaba la solidaridad de estado. Supe, pues, cómo organizar mi relato.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1022-23 | Añadido el viernes 11 de septiembre
de 2015 01H12' GMT-03:03

Tenía que prepararme para sobresalir en Buenos Aires. Perú seguía en la línea de
mis aspiraciones; después, España.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1208-9 | Añadido el viernes 11 de septiembre de
2015 01H21' GMT-03:03

Se me ocurrió que, de reconocerme en la calle, cualquier persona podría ver, en mis


narices, puertas.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 59-60 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H26' GMT-
03:03

La costa refulge al amanecer como si me llamara, más allá del borde, más allá de
esa línea en que la arena desgaja su innumerable polvo al viento, al suave aire de
la mañana.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 106-9 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H29' GMT-
03:03

(Yo sé que voy a escribir esta historia de un hilo solo, de principio a rabo. De
jocunda raíz a sol y canto. De sol para los mustios. De cal para los cegados. La
yerba que se enreda me llega hasta los tuétanos, rasga su filo de papel acerado. Sé
que escribiré sin detenerme. La flecha sólo se clava cuando llega. Abro la puerta,
entro, siento el picaporte, toco la frágil hoja. La escritura me arde desde su más
profundo acoso).
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 120-22 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H30' GMT-
03:03

(¿Por qué escribir ahora? ¿Qué motivos me impulsan? ¿Será porque recuerdo el ojo de
Ayolas auscultando el fervor que surgía de todos nosotros hacia la persona de
Osorio? ¿O es apetencia del que trenza cuidadosamente los jeroglíficos de la
lengua?).
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 177-78 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H33' GMT-
03:03

En la misma barcaza viajaba un soldado de la Germanía, un bávaro llamado Ulrico.


==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 215 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H35' GMT-
03:03

El río
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 215-18 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H36' GMT-
03:03

Dejamos la embravecida zona de Santa Catalina. Liberado de su fiera mujer y quizá


en un arrebato de cariñoso recuerdo, Caboto le había dedicado estas airadas aguas y
una isla. Allí se le atravesó la quimera del oro y cambió su rumbo: en vez de
buscar el Tarsis y el Ofir, se fue tras el Dorado. Esto nos lo cuenta Gonzalo de
Acosta, el portugués habitante de estos parajes desde 1527. Nos fue llenando la
cabeza de anécdotas. Algunas bien truculentas y otras de una gran poesía.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 238-41 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H37' GMT-
03:03

«Hice capitulación con el Rey para buscar el Tarsis y el Ofir a fin de develar lo
oculto, lo incógnito, el no-lugar, la utopía que se encuentra en el mapa mundi de
Ptolomeo. Y me dais a cambio esta fábula de tristes metales que parten del Río de
Solís hacia el septentrión o ¿hacia –25– qué rumbo?, ¿hacia qué nada?, ¿hacia qué
Oeste?
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 242-44 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H37' GMT-
03:03

«No sois afable», le increpa Melchor Ramírez, otro de los náufragos de Solís.
«Nosotros os abrimos la puerta del Río de la Plata; el mar dulce; abandonad el
viaje, puesto que lo que buscáis está en África o en el Oriente.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 251-52 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H38' GMT-
03:03

«el camino hacia el lago donde duerme el sol es un río inmenso cual un mar que a
través de sus tributarios llega hasta la clara meseta donde cada tarde el sol, con
su ardiente cabellera, se acoge en el frescor de sus aguas.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 278-79 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H40' GMT-
03:03

–Soy Domingo, Su Señoría, también llamado Capitán Vergara, el mejor plumario del
siglo, su secretario privado. Domingo Martínez de Irala.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 291-92 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H41' GMT-
03:03

Al fin y al cabo, fui seleccionado para esta aventura sólo por ser un prodigioso
calígrafo. Un escribiente notable, notario sin nada que anotar.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 296-98 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H42' GMT-
03:03

El río que era mar. Mas no salado. Después de diecisiete meses –29– de lentísima
navegación llegábamos al río de Solís, ahora llamado Río de la Plata.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 298-300 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H42' GMT-
03:03

Y vi por vez primera el agua avanzar, marrón, lisa como la de un estanque, a


encontrarse con el encrespado océano poniéndole una línea separatriz que la dividía
de costa a costa. Costas que no se veían ahora y que no se verán jamás. Es el
Paraná Guazú.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 387-88 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H48' GMT-
03:03

Oí que Benavides dijo: «¡Qué buenos aires los de esta tierra!». Don Pedro lo
corroboró en el acto. Aunque, en contraste, él estaba gris como un guijarro.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 392-93 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H48' GMT-
03:03

Diego, luego de la calma, enfiló directo al Río de la Plata, lo que es un decir ya


que este río (así denominado por los portugueses) no hace ningún honor a su nombre.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 473 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H54' GMT-
03:03

El Dorado: habla ahora el cronista


==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 530 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 02H58' GMT-
03:03

Se llamaba Rocinante (nadie puede decir que estoy plagiando puesto que el autor del
otro Rocinante nacerá recién dentro de diez años).
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 647-48 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 03H05' GMT-
03:03
Eran de las quince mujeres que se arrimaron a esta expedición.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 687-88 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 03H08' GMT-
03:03

en mi sueño no estoy aquí, me han mudado al norte, en una ciudad sobre el río,
fértil de bastimentos, ahora.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 692-93 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 03H08' GMT-
03:03

Y el río ya no es el mismo, puesto que ha sido nutrido con un flujo de palabras


que, como un llanto, corre hacia el mar.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 736 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 03H11' GMT-
03:03

Después de un largo espacio (como aquel que se usará a fines del siglo XIX para
tomar un daguerrotipo),
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 757-59 | Añadido el domingo 13 de septiembre de 2015 03H14' GMT-
03:03

Flotando sobre esas aguas turbias y dulces del río que pasan serenamente frente al
barracón encerrado en una esquina del río-mar; aguas oscuras, sin orillas, que
arrastran camalotes e islas flotantes de árboles enhebrados de víboras azules.
Aguas pardas llenas de tierra que descienden del país de la plata.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 878-79 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H32' GMT-
03:03

Ella había decidido volverse hombre.


==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 879-84 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H32' GMT-
03:03

Este delirio la puso como loca y se pasó contando a quienquiera deseara oírla, su
absurda intención. Portaba una nariz poderosa vuelta a un lado, signo de fortaleza.
Un mentón azulado, de virilidad. No le habían salido los pechos. Sus manos
terminaban en dedos cortos, romos, de uñas cuadradas. Gastaba un pequeño bigote.
Por eso, cuando se llevó las manos a la entrepierna y se palpó el clítoris pegó un
alarido de triunfo: éste había crecido lo suficiente, asemejando la cresta de un
gallo. Al mecerlo, se inició la erección y quedó convertido en un exuberante
espolón sanguinolento. «Ya soy varón», se dijo. Se puso de pie y escribió en su
diario: «Desde hoy, me llamo Fernán».
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 924-28 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H35' GMT-
03:03

Esto de abandonar a la gente en la costa ha sido de uso de las marinerías, siempre.


Era castigo secular de los desertores. Así se convirtieron en conocedores,
lenguaraces; uno de ellos, de la tripulación de Solís, llamado Francisco Palmira
del Puerto, se presentó diez años después a Caboto. Del Puerto, en su estadía
indiana, se dedicaba a menesteres non sanctos con la población indígena. Quiso
persistir en ellos con la gente de Caboto pero fue rechazado y amenazado con la
Santa Inquisición. Impelido por una feroz venganza, incitó a los indios a tenderles
una celada en la que fueron ultimados muchos españoles.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 970-72 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H37' GMT-
03:03

Río arriba «En sitios no muy profundos» –narra el cronista– «el río parece un lago
donde la otra costa se ve muy alejada y el espejo del agua, serenísimo, avanza
contra nosotros. A veces tiene más de cuatrocientas toesas de ancho. En estos casos
la tripulación va dando brazadas para contar las profundidades.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1009-12 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H40' GMT-
03:03

«Días y días nos lleva avanzar despaciosamente con esa lentitud de la corriente que
nos resiste, aunque ayudados de sirgas y remos. Parece que nos quisieran detener en
la entrada al corazón mismo de la tierra. Cerrando la puerta de la ciudad dorada;
llaveándonos en este largo camino fluvial, enredado en su laberinto interminable,
de cámaras idénticas cual palacio de Amenemes III o el dédalo del Minotauro de
Creta,
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1046 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H42' GMT-03:03

(así después lo hará Torres García creyéndose muy novedoso).


==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1243-45 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H58' GMT-
03:03

Sobre el inmenso volumen líquido del Paraguay, un negro camalote desliza su ramo de
hojas, flores y víboras. Navega hacia el sur, en esa correntada intensa de barro
entreverado de luces. Cuando roza una piedra, su caudal se hace a un lado, tiene un
pequeño ruido de sorbos y gotas al deslizarse; un gorgórico despliegue acuático.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1264-65 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H59' GMT-
03:03

¿Qué significa despojarse de todo sino esa manera de repensar la situación de uno
mismo en el universo?
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1272-73 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 02H59' GMT-
03:03

Esta escena es también un río que desarrolla dentro de mí su camino sinuoso,


fluvial, eterno. Es lo que me hizo circular de un punto a otro».
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1285-87 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 03H00' GMT-
03:03

Y, ahora, con el Ayolas finado, ocupo yo su lugar. Es la cadena de sucesión de la


que se nutren las crónicas. Con los testimonios que nos ha dejado para contar esta
historia puedo quizás imaginarme una puerta que esté abierta hacia alguna otra
salida.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1317-18 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 03H02' GMT-
03:03

«Kyrie eleison», dijo al fin y recibió del escenario circundante, del río, de los
árboles, de las fauces del tiempo, de la selva y de los animales, y también de la
historia, el convencimiento de que esta maldición se repetiría siempre en este
lugar de la tierra.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1329 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 03H03' GMT-03:03

Déjate llevar por el río.


==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1334-35 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 03H03' GMT-
03:03

Fue, sin embargo, hermoso ser seducido por el amplio río. Por este magnífico sitio
donde –98– las aves dibujan los zodíacos y los meridianos inventan la alucinación y
la metáfora.
==========
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (cervantesvirtual.com)
- Subrayado Pos. 1343 | Añadido el lunes 14 de septiembre de 2015 03H04' GMT-03:03

Lawrence, 1996 Asunción, 1997


==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 90 | Pos. 1369-73 | Añadido el martes 15 de septiembre de
2015 02H17' GMT-03:03

Y yo necesitaba un puesto cerca de Marta, por Marta, por mi madre, por mis hijos…
para buscar mi pasado: el hogar. Ese hogar que me dolía porque yo lo había formado
y obedecía a una estructura más remota aún, heredada de mis padres y de mis
abuelos, ese hogar que me pesaba más porque no lo tenía. Necesitaba, asimismo, a
Luciana. El hogar estaba atrás; el traslado, adelante, pero muy a distancia. Debía
tener un futuro más próximo, asible, inmediato, algo que se sometiera a mí pronto e
incesantemente.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 104 | Pos. 1588-89 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 02H27' GMT-03:03

AÑO 1794
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 106 | Pos. 1618-20 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 02H29' GMT-03:03

La ciudad era, un poco, diferente. Tenía tiendas y se feriaba todos los días. La
sociedad no era una sola y sus diversas constelaciones se permitían no estar muy de
acuerdo con el asesor letrado y otros funcionarios.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1789-90 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 02H37' GMT-03:03

una vez que estuviese en Buenos Aires podría reclamar el pago al propio virrey,
porque sus cajas eran más fuertes.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 120 | Pos. 1831-32 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 02H39' GMT-03:03

toda la ciudad se reputaba de tranquila y sólo se sabía de atentados menores, la


generalidad ratería de indios a la luz del día, sin destrozo ni mayor perjuicio
para nadie.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1863-65 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 02H41' GMT-03:03

Me facilitó el acceso y ayudó en la instalación una esclava de color, al parecer


africana, pero de un lenguaje que era una mixtura de portugués y español y
ocasionalmente, en la búsqueda de un medio de expresión, se apoyaba en el guaraní.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 128 | Pos. 1953 | Añadido el martes 15 de septiembre de
2015 02H45' GMT-03:03

El pasado era un cuadernillo de notas que se me extravió.


==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 174 | Pos. 2661 | Añadido el martes 15 de septiembre de
2015 03H12' GMT-03:03

AÑO 1799
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 175 | Pos. 2677-78 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 03H12' GMT-03:03

El gobernador me tomaba una mano con las suyas y no cesaba de despedirme, incrédulo
de mi partida hacia el norte, tan contraria a la anhelada de siempre.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 178 | Pos. 2718-19 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 03H15' GMT-03:03

las zanjas que los curas hicieron, un siglo atrás, para impedir que los indios se
fugaran a los bosques.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 198 | Pos. 3024-27 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 13H59' GMT-03:03

Entonces, pensando que él se hallaba entre nosotros y nosotros padecíamos


necesidades, fatigas, tropiezos y muertes por encontrarlo, se me ocurrió que era
como buscar la libertad, que no está allá, sino en cada cual.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 199 | Pos. 3046-48 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 14H00' GMT-03:03
Yo veía nuestra situación como la de quien quisiera penetrar en el dibujo de un
bosque sobre el cual se ha hecho el dibujo de otro bosque, y a mayor altura, pero
ligado al primero, el dibujo de un tercer bosque confundido con un cuarto bosque.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 202 | Pos. 3086-87 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 14H11' GMT-03:03

Quise hacer un sueño sin miedos, aunque no fuese más largo que unos minutos.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 215 | Pos. 3288-89 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 14H35' GMT-03:03

Me pregunté, no por qué vivía, sino por qué había vivido.


==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 216 | Pos. 3302-3 | Añadido el martes 15 de septiembre de
2015 14H43' GMT-03:03

Yo podía desencantarlos, diciéndoles que no darían sino con espatos y minerales


transparentes, exentos en absoluto de valor, como lo supieron otros aventureros y
sacrificados en tiempo tan lejano como un siglo antes.
==========
Zama (Antonio Di Benedetto)
- Subrayado en la página 219 | Pos. 3345-49 | Añadido el martes 15 de septiembre
de 2015 14H44' GMT-03:03

Saqué de mis ropas un papelito que se había ennegrecido en los bordes. Lo alisé
sobre la pierna y escribí: “Marta, no he naufragado”. La última palabra, quizá,
quedó escrita con rasgos confusos, La sangre del avestruz se había coagulado y ya
no me servía. Puse el papel en el frasco. Lo tapé y lo arrojé al río.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 26-29 | Añadido el miércoles 16 de septiembre de
2015 02H49' GMT-03:03

Cuando llegué aquí, con Garay, yo era un mozalbete comedido y me vine sobre las
aguas del río, que no soy de los que andan sobre la tierra. La tierra es breñosa,
saca ponzoña de cualquier cosa: que una espina, la “nigua”, la baba del sapo, las
picaduras, ¡tantos agobios! Uno es liquidado por las meras sabandijas. El agua no
tiene sinembargos, se va en limpideces. ¿Onde se ha visto un agua que no sea más
rápida que el hombre?
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 32-34 | Añadido el miércoles 16 de septiembre de
2015 02H50' GMT-03:03

Bajé de La Asunción con Juan de Garay y una runfla de mozos como yo: mestizos. El
río a la vera estaba, el río ahí sigue estando. Igual que el camino al que las
lluvias no logran borrar. ¿Y la tierra? La tierra siempre se malquistó con ellos.
No la han sabido querer. Desencantar era lo que se habían propuesto hacer con ella.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 45-46 | Añadido el miércoles 16 de septiembre de
2015 02H51' GMT-03:03

Pero ellos dijeron que entre morir aquí y morir en el camino, o en la nueva
población que levantarán, no era tan igual enteramente. Dicen que aquí queda el
infierno. ¡»Onde se ha visto un infierno alegrado por un río?
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 47 | Añadido el miércoles 16 de septiembre de
2015 02H51' GMT-03:03

Por ahí se van, en busca de lindezas los primitivos fundadores de Santa Fe.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 104-8 | Añadido el miércoles 16 de septiembre de
2015 02H55' GMT-03:03

El río pasa con su pasar recio y su soñar suave. ¡Válgame el cielo cuando pasa
besando la barranca, recio como el hombre que nunca se embravece y másmente si
reluce en el verdeo espumoso del camalotal! El ca- malote ÍS su pensamiento
florecido y flotante y por donde empieza a enamorar. ¿Este es un río o una persona
de lomo divino, o es una fuerza que se le ha es- capado de las manos a Tupasy,
madre de Dios, o a Ilaj, o a mis ojos que ya no pueden espejear la tanteza de su
cuerpo sin cuerpo?
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 123-27 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 02H57' GMT-03:03

En cien años los he visto, uno por uno, morir puteando a Garay, que ya no podía
escucharlos, y era por la indiferencia de los barcos que pasaban de largo por aquí,
cargados de mercadería, hacia el puerto de la dudad del Buen Aire. Sentían como una
afrenta del vizcaíno que nos había traído de La Asunción, en nombre de Dios y de su
san Santiago guerrero, para dejarnos después en el camino del río, y haciendo cruz
con la tierra adentro, a guardarle las espaldas a su ciudad predilecta. Tardaron en
comprender, y, cuando lo supieron, decidieron marcharse al sur.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 143-46 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 02H58' GMT-03:03

me quedo, para seguir viendo a la ciudad aban- | donada, mientras los despueses no
la sepulten, como ¡ borraron el recuerdo de tantos muchachos que un día i salimos
de La Asunción y vinimos a fundar esta ciudad I de Santa Fe.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 159-60 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 02H59' GMT-03:03

María Muratore manejaba las armas como un hombre.


==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 179-80 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 03H00' GMT-03:03

En el espejo del agua ya estaba escrito mi destino.


==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 188-89 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 03H01' GMT-03:03

aquí moriré, dije. No volveré a La Asunción. Soy la semilla: para eso me trajeron.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 247-48 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 03H04' GMT-03:03

Sorbía los vientos que venían del Sur j donde hubo una ciudad que Garay soñaba con
volver a levantar.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 279 | Añadido el miércoles 16 de septiembre de
2015 03H06' GMT-03:03

Yo sólo sé leer figuraciones.


==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 279-81 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 03H07' GMT-03:03

El mestizaje no es únicamente un alboroto de sangre: también una distancia dentro


del hombre, que lo obliga a avanzar, no sobre caminos, sobre temporalidades. Todo
se va trabajando al revés de los otros, ¿De cuáles otros? Ahí está la cuestión.
Todos son los otros. Uno es el mestizo, el distinto.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 304-5 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 03H08' GMT-03:03

Garay preparó otra salida al Sur, buscando ese puerto j donde hubo una ciudad
quemada, para volverla a le- i vantar.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 305 | Añadido el miércoles 16 de septiembre de
2015 03H08' GMT-03:03

Sacó hombres de Santa Fe y se fue un día pori el río tragahombres, más negro que
nunca, río de las congojas, enemigo del amor.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 447-50 | Añadido el miércoles 16 de septiembre
de 2015 03H16' GMT-03:03

Y cuando digo río me estoy refiriendo a éste, al único que mis ojos conocen, al
gran río de muchas venas, que viene naciendo de adentro de la selva brasileña y
baja abriendo calles de sol en un como bramido de animal, y en su propia sangre
pare islas verdosas y cobija el sueño de los yacarés. Como las aguas de este río
eran sus lágrimas cuando lloraba.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 536-37 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 19H49' GMT-03:03

cuando Juan de Garay me propuso salir de La Asunción para ir a una nueva fundación,
Paraná abajo,
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 782-83 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H08' GMT-03:03

Este negro subía en los últimos tiempos, acezante, cargado de tisis, y muchas veces
intentó hacerme creer la historia de que él, en cierta ocasión, remó hasta bien
arriba del remonto del río llevando a una mujer que parecía ser mi muertecita.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 53 | Pos. 802-4 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H10' GMT-03:03

Aquí, desde la barranca, mis ojos no se cansan, no se fatigan de mirar estos


amaneceres. A esa hora es cuando se levantan los recuerdos de entre la bruma del
río. Aquí todavía distingo la espuma que se va sorbiendo en su mero verde-amarillo-
anaranjado-azul y negro, sin contar el violeta de las nubes que bajan alargadas a
posarse en el lomo del agua, como quemazón de suspiros.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 880 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H15' GMT-03:03

Vino el silencio, ese conversador.


==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 940-42 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H21' GMT-03:03

una tarde, desde esta barranca, conversando con, el río, supe que sus aguas la
habían llevado. Pero, ¿río abajo o río arriba? Para arriba era volver a La Asun-
cin donde tanto rencor había dejado. Río abajo era ir a la nueva ciudad de Garay.
Esa era la contestación.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1053-55 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H38' GMT-03:03

Por el río me iré —supe. Recordé: por el río vine a esta tierra; me trajeron paia
simiente. Por el río me iré.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1055-56 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H39' GMT-03:03

Arriba de su mordiente lomo las barquillas sumidas en sueño y las canoas


quejumbrosas me llamaban. Por el río vine a esta tierra. Por el río, ¿a dónde iré?
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 73 | Pos. 1107-11 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H41' GMT-03:03

Cuando vino el desengaño, aquel puerto del Sur se llenaba de barcos que pasaban por
aquí, sin detenerse, y Juan de Garay no estaba para recibir el odio, tanto rencor y
rabia que nos vino viniendo con el tiempo, para culparlo. Cuando supimos que nos
apartaba del río para ponemos en la encrucijada de los caminos y así tenernos al
trote socorriendo siempre, y sobre todo, esa ciudad y ese puerto de Buenos Aires,
él ya era difunto y sus cenizas descansaban en algún sitio de la playa del río
donde los indios lo
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1146-47 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H43' GMT-03:03

Si de barcos, y de la pena de verlos pasar de largo cuando antes se detenían aquí,


en este puerto: “¿Qué tiene que decir Garay? ¿Por qué permite a los barcos seguir
de largo?”
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1159-61 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H44' GMT-03:03

¿Se da cuenta, compadre —decía— de la fechoría que nos están haciendo? ¡Dejarnos
plantados con el puerto! ¡Y ese vizcaíno astuto en el gobierno! Hace la vista gorda
y hasta le satisface ver entrar y salir tanto barco de aquel puerto del Sur.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1168-69 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H45' GMT-03:03

Malos agüeros con el Abapajé. Fue el primdr barco que pasó sin detenerse,
llevándose toda su mercadería para Buenos Aires y la Colonia.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1198-1210 | Añadido el jueves 17 de septiembre
de 2015 20H48' GMT-03:03

En los despueses estaban también las fatigas de las majrchas y contramarchas que
hacíamos para defender esa ciudad sureña, Buenos Aires, estando vivo y aun difunto,
Garay, Acudimos cuando la asediaron los indios de varias naciones coaligadas, que
peleaban para vencer o morir. Para nosotros las alegaciones eran iguales: o ellos o
nosotros. Si no somos nosotros serán ellos, decían los Bandos de los gobernadores,
para sacarnos de Santa Fe y ordenarnos marchar sobre íos indios que bajaban del
Chaco, siempre en socorro de aquella ciudad. Listos estábamos a toda hora. Con el
caballo ensillado y la moharra brillando arriba de la tacuara. Así pasábamos la
vida. Corríamos para aquí. Corríamos para allá. Puro meneo. Atravesando montes
húmedos y calientes íbamos a juntamos con las huestes correntinas, cordobesas o san
tiagueñas según del lado que viniera la embestida. ¿Descanso? No lo había ni los
domingos. Mientras vivía Garay nos sacaba con sus Bandos. Muerto, otros
gobernadores nos hacían correr tierra adentro a defender el cruce de los caminos.
Es un decir, pero difunto este hombre seguía haciéndonos cumplir su pensamiento de
ponemos en una encrucijada, como cuña, en servicio de aquella ciudad. Por Santa Fe
se va al Sur. Po:r aquí también se va a Lima y a Chile. Él quiso que fuéramos
camino; no puerto. Algo para el paso; posta. Nos retaceó el destino de ambición por
el que salimos de La Asunción. Nos dejó el camino. ¿Y el río? ¿Qué fue del río? Eso
es lo que nos quitaron. El río fue para los otros. Para nosotros las congojas y
desabrimientos.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 80 | Pos. 1224-25 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 20H49' GMT-03:03

De Buenos Aires sólo salieron órdenes, y escasamente treinta soldados al mando del
delegado del gobernador que se quedó en el camino sin llegar a Bermejo, cavilando
sería.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 95 | Pos. 1450 | Añadido el jueves 17 de septiembre de
2015 21H02' GMT-03:03

según mi poca ciencia llevo consumiendo unos cien años en el agua y en la tierra
desde que llegué de La Asunción.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 107 | Pos. 1635-36 | Añadido el sábado 19 de septiembre
de 2015 03H01' GMT-03:03
Como pasaba el tiempo y yo sin escabullirme dentro de algún barco, eché mano del
último recurso: contratar una canoa para que me sacara, lo más pronto posible, de
Buenos Aires.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1650-55 | Añadido el sábado 19 de septiembre
de 2015 03H02' GMT-03:03

De buena me había salvado. Me intrigaba la sagacidad del negro: quise hablar con
él, agradecerle. Mientras peleaba con el agua me contó que él vivía en La Asunción
en la calle del Pecado al servicio de Celestino Descalzo y que después con los
franciscanos fue a Santa Fe como cantor de 3a iglesia; al ir envejeciendo perdió su
puesto de cantor; finalmente había recalado en la ciudad de Garay buscando reunir
la suma para comprar su libertad. En un tarrito llevaba las monedas que hasta la
fecha había reunido exponiéndolas al peligro de perderlas en cualquier percance del
río. La canoa es mi casa —dijo—, cuando junte el dinero volveré a Santa Fe.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 112 | Pos. 1708 | Añadido el sábado 19 de septiembre de
2015 03H06' GMT-03:03

debía remontar la corriente del río hasta su ardiente corazón.


==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 126 | Pos. 1928-30 | Añadido el sábado 19 de septiembre
de 2015 03H20' GMT-03:03

ella se despedía de esta vida y de este mundo, reconociendo ser María Muratore, esa
muchacha de La Asunción, la guerrera de Santa Fe, aquella amante de Buenos Aires y
este Fernán Gómez de El Brete. Alguien que quiso ser libre, siendo mujer.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 129 | Pos. 1968-70 | Añadido el sábado 19 de septiembre
de 2015 03H22' GMT-03:03

Y se preguntaba: ¿este es un río o una persona de lomo divino, o es una fuerza que
se le ha escapado de las manos a Tupasy, madre de Dios, o a Ilaj, o a mis ojos que
ya empezaban a cansarse de espejear la tanteza de ese cuerpo sin cuerpo?
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 137 | Pos. 2100-2101 | Añadido el domingo 20 de
septiembre de 2015 01H58' GMT-03:03

Las inundaciones fueron carcomiendo la barranca y ganando playa para el río. Dieron
lugar al comienzo del desmorono.
==========
Río de las congojas (Libertad Dimitrópolus)
- Subrayado en la página 138 | Pos. 2113-14 | Añadido el domingo 20 de septiembre
de 2015 01H59' GMT-03:03

Por suerte la historia de María Mura- tore ya se contaba sola.


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 111-12 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H22' GMT-03:03

Nada puede cambiar mucho de un día para otro, pensó, todos los días son básicamente
iguales.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 152-54 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H24' GMT-03:03

Abrió su periódico. El titular anunciaba un plan de fraude del Gobierno para las
elecciones de abril. Empezó a leer con disgusto, pensando que esas sospechas se
debían denunciar al Ministerio Público para su pertinente aclaración antes de pu-
blicarse en la prensa causando lamentables malentendidos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 176-77 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H25' GMT-03:03

—¿De Lima a Ayacucho? Debe haberse portado mal, señor Chacaltana... —


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 179-80 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H26' GMT-03:03

—Yo pedí mi traslado. Mi señora madre está aquí y yo no había venido en veinte
años. Pero ahora que no hay terrorismo, todo está tranquilo, ¿no?
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 209 | Añadido el miércoles 7 de octubre de 2015
12H27' GMT-03:03

—Todos los casos corresponden al fuero militar.


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 275-76 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H30' GMT-03:03

Él no quería interferir en la lucha antiterrorista. Los militares la habían


organizado. La conocían mejor.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 285-91 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H31' GMT-03:03

—¿Conoces Lima? —preguntó él. Ella negó con la cabeza. —Pero debe ser linda —añadió
—. Grande. El fiscal distrital adjunto pensó en la avenida Abancay, con sus buses
vomi-- 13 -Roncagliolo, Santiago Abril rojo tando humo y sus carteristas. Pensó en
las casas sin agua de El Agustino, en el mar, en el Parque de las Leyendas con su
elefante tísico, en los cerros pelados y grises, en un partido que había visto
entre el Boys y la U. En una puerta cerrándose.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 297-98 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H32' GMT-03:03

En Ayacucho, los vecinos no se hablaban ni dejaban nada sin cobrar. No confiaban.


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 299-300 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H32' GMT-03:03

Las personas de su edad que recordaba de su infancia se habían ido o habí-an muerto
durante los ochenta.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 310-11 | Añadido el miércoles 7 de octubre de
2015 12H33' GMT-03:03

Creo que están volviendo los terrucos, mamacita.


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 349-52 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
11H54' GMT-03:03

El año anterior, tras su llegada, había participado reci-tando un poema de José


Santos Chocano y la concurrencia lo había aplaudido mu-- 15 -Roncagliolo, Santiago
Abril rojo cho por la seriedad de su recitación y la solemnidad de su dicción.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 389-92 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
11H57' GMT-03:03

—En cualquier caso, me interesa saber si se reportaron personas desapare-cidas en


los últimos meses en la localidad de Quinua. Su pregunta resonó incómodamente entre
sus interlocutores. El militar, que observaba al fiscal con una mirada irónica,
decidió intervenir: —Sólo con el carnaval debe haber desaparecido el noventa por
ciento de los esposos fieles.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 399-402 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 11H58' GMT-03:03

—La información sobre desapariciones es clasificada —le dijo—. Si quiere ese dato
me lo tendrá que preguntar a mí. No se lo daré, pero envíe su solicitud. —Es que,
si hay un desaparecido, podría ser el fenecido que encontramos. El comandante
pareció molesto por la impertinencia de ese civil.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 421-22 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
11H59' GMT-03:03

—No me atrevería a descartar un ataque senderista. Lo había dicho. El silencio que


siguió a esa frase pareció alcanzar a todo el salón, a toda la ciudad.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 427 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H00' GMT-03:03

—Está usted paranoico, señor fiscal. Aquí ya no hay Sendero Luminoso.


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 432-33 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H00' GMT-03:03

—¿No será usted uno de esos fiscales politizados, no? ¿No será aprista o comunista,
no? ¿Quiere usted sabotear las elecciones? ¿Eso quiere?
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 441-43 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H00' GMT-03:03

Todos partiéndose la cara, que es donde más sangra. Creían que su sangre irrigaría
la tierra. Recordó las narices goteando y los ojos morados. El fiscal solía
tipificar las fiestas como «violencia consentida con motivos de religiosidad». Se
hacían muchas cosas raras con motivos de religiosidad.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 452-56 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H01' GMT-03:03

—Yo le recordaré Uchuraccay —continuó el comandante—. Los campesinos no les


preguntaron nada a esos periodistas. No podían, ni siquiera hablaban castellano.
Ellos eran extraños, eran sospechosos. Directamente los lincharon, los arrastraron
por todo el pueblo, los acuchillaron. Los dejaron tan maltrechos, que luego ya no
podían permitirles volver. Los asesinaron uno por uno y ocultaron sus cuerpos como
mejor pudieron. Creyeron que nadie se daría cuenta. ¿Usted qué opina de los
campesinos? ¿Que son buenos? ¿Inocentes? ¿Que se limitan a correr por los campos
con una pluma en la cabeza? No sea ingenuo pues, Chacaltana.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 458-59 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H02' GMT-03:03

—Piensa usted demasiado, Chacaltana. Grábese en la cabeza una cosa: en este país no
hay terrorismo, por orden superior. ¿Está claro?
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 479-81 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H04' GMT-03:03

Pero Chacaltana era un funcionario serio y honesto. No debía tener opinión. Además,
el comandante le había pedido sus informes. Los leería personalmente. Era una gran
oportunidad. Pensó en su ex esposa Cecilia. Quizá así le demostraría lo que valía.
Ya no le importaba ella en realidad, era sólo una cuestión de orgullo. Él podía ser
alguien.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 567-69 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H10' GMT-03:03

En esta ciudad hay treinta y tres iglesias, señor fiscal. Como la edad de Cristo.
Ayacucho es una de las ciudades más devotas del país. —La religión siempre es un
consuelo. Sobre todo aquí... con tanto difunto.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 591-92 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H11' GMT-03:03

El crematorio recién se construyó en los ochenta a petición del comando militar.


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 594-95 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H11' GMT-03:03

—Demasiados muertos. La ciudad quedaba sitiada a menudo y los cementerios estaban


llenos. Había que ocuparse de los cuerpos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 596-97 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H12' GMT-03:03
—En tiempo de guerra, toda petición militar es una orden. El comando consideró que
éramos nosotros los que nos ocupábamos de la gente después de muerta. Según ellos,
lo lógico era que nos ocupásemos del horno.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 41 | Pos. 617-19 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H12' GMT-03:03

—¡Ah, la educación pública laica! ¿Nadie le enseñó catecismo en su escuela de Lima,


señor fiscal? En esa fecha se marca con ceniza una cruz sobre la frente de los
católicos, como recordatorio de que polvo somos y en polvo nos convertiremos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 641-43 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H13' GMT-03:03

en esta ciudad los muertos no están muertos. caminan por las calles y les venden
caramelos a los niños. saludan a los mayores. rezan en las iglesias. a veces son
tantos que me pregunto si yo también estaré muerto.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 684-86 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H15' GMT-03:03

Luego masculló varias frases en quechua. El fiscal entendió que «aquicito nomás»
podía significar «a dos días de camino». Recordó lo difícil que resulta interrogar
a un quechuahablante, sobre todo si, además, no le da la gana de hablar. Y nunca
les da la gana. Siempre temen lo que pueda pasar. No confían.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 784-85 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H19' GMT-03:03

La policía se dirige desde el Ministerio del Interior y el ministro del Interior es


un militar. ¿No le dice algo eso?
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 789-90 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H20' GMT-03:03

Así que no me meta en este asunto porque me va a joder el ascenso. ¡Se lo pido por
favor! ¡Tengo una familia! ¡Quiero volver a Lima!
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 797-98 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H20' GMT-03:03

—Chacaltana, esto es zona de emergencia. Gran parte del departamento aún está bajo
la clasificación de zona roja. Las leyes están legalmente suspendidas.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 57 | Pos. 867-68 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H23' GMT-03:03

Al alivio de ver el informe cerrado se sumó el de saber que no había un asesino


suelto en la provincia. Nada de terroristas. La guerra había terminado.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 889-91 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H24' GMT-03:03

El fiscal Chacaltana se preguntó qué había que hacer para ser de un lugar. Qué lo
hacía más ayacuchano que de Lima, donde había vivido siempre. Pensó que su lugar
era donde estuviesen sus raíces y sus cariños. Y Ayacucho estaba bien. Cada vez
mejor.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 912-14 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H25' GMT-03:03

Ahora ha llegado el momento de concentrarnos en las elecciones. Necesitamos gente


de confianza que crea en la legalidad, en el Perú, para afrontar el gran reto que
el siglo XXI pone ante nosotros.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 947-48 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H26' GMT-03:03

—En los pueblos que van a recibir periodistas necesitaremos fiscales electorales de
confianza.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1010-13 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H29' GMT-03:03

Yawarmayo estaba a siete horas al noreste, en dirección a la Ceja de Selva. Aunque


la oscuridad no permitía ver nada por la ventana, el fiscal hizo el viaje
adivinando las carreteras sin asfaltar por donde el autobús traqueteaba, los cerros
romos que rodeaban a la ciudad y, después, el progresivo cambio del paisaje desde
la sierra seca hasta el verde selvático de las montañas.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1024-30 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H30' GMT-03:03

Antes de llegar a la ciudad, su autobús había sido detenido por un grupo terrorista
que les pidió su identificación a todos los pasajeros. Los militares que iban de
civil se comieron sus papeles. El fiscal también se tragó su carné del Ministerio
Público. Los terroristas habían recogido todas las libretas electorales del bus y
luego las habían roto enfrente de sus dueños: —¡Ustedes ya no tienen documentos –
habían gritado—, no pueden votar, no son ciudadanos! ¡Viva la Guerra Popular! ¡Viva
el Partido Comunista del Perú! ¡Viva el Presidente Gonzalo! Les hicieron repetir
sus consignas y se fueron, robando lo poco que pudieron sacarle a los pasajeros.
Llevaban pasamontañas y armas de fuego. Como los que ahora habían detenido al
autobús.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1059-60 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H32' GMT-03:03

Los perros llevaban carteles que decían: «Así mueren los traidores» o «Muerte a los
vendepatrias».
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1089-90 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H33' GMT-03:03

—No sabía que... Sendero seguía operando en la zona. La risa del teniente se le
atragantó con un trago de la taza. —¿Operando? Ja, ja. Un poco, sí. Jodiendo más
bien.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1094-95 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H33' GMT-03:03

—¿Y desde cuándo se verifica este rebrote? —¿Cuál rebrote? Esto no es un rebrote,
Chacaltana. Esto está igual desde hace veinte años.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1120-22 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H35' GMT-03:03

—Éste es el pueblo de Yawarmayo, ¿verdad? El teniente echó la última bocanada con


una sonrisa. —No, Chacaltana. Esto es el infierno.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1147-50 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H36' GMT-03:03

—Disculpe usted, Johnatan, pero tendremos que retirar esa foto del presidente. La
ley estipula que la publicidad electoral queda prohibida dos días antes del 9 de
abril. —¿Eso? Eso no es publicidad electoral. Esta es una oficina del Estado.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1150-51 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H36' GMT-03:03

Es una foto del jefe. —Pero es que el jefe es candidato. —Sí, pero ahí no figura
como candidato sino como presidente.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1163-65 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H37' GMT-03:03

—El personal de las Fuerzas Armadas —corrigió el fiscal. —Ésos. Van por ahí y les
dicen a los campesinos que ellos tienen tecnología para saber por quién han votado.
O sea que votarán todos por el presidente, pues. —Pero eso... es falso e ilegal.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1200-1201 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H38' GMT-03:03

Arriba, exactamente detrás de él, la figura de la hoz y el martillo dibujada con


fuego se cernía en la noche sobre el pueblo.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1204-6 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H39' GMT-03:03

Sólo los aullidos desde los cerros. Los vivas. El Partido Comunista del Perú. El
Presidente Gonzalo. Parecían sonar cada vez más fuerte y rodeado, asfixiado. Se
preguntó si los terroristas bajarían y dónde se ocultaría en ese caso.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 80 | Pos. 1224-25 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H39' GMT-03:03
—El comando no nos ve, señor Chacaltana. Somos invisibles. Además, el comando no
comanda. Aquí manda Lima. Y los de Lima no se van a enterar de que hay una guerra
hasta que les metan una bala por el culo.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1251 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H41' GMT-03:03

Bajo sus colores amarillos, verdes, blancos, aún se adivinaban las pintas con
pintura roja.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 84 | Pos. 1279-80 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H42' GMT-03:03

—¿Qué ley? Aquí no hay ninguna ley. ¿Usted cree que está en Lima? Hága-me el
favor...
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 85 | Pos. 1298 | Añadido el jueves 8 de octubre de 2015
12H43' GMT-03:03

Puede quedar por ahí algún subversivo, pero en lo esencial, hemos acabado con
ellos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1316-19 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H44' GMT-03:03

—Félix, hace ocho años, yo salía a la calle y me mataban. Y ya no. Los terrucos
mataron a mi madre, mataron a mi hermano y se llevaron a mi hermana para que luego
la matasen los cachacos. Desde que ha llegado el presidente, no me han matado ni a
mí ni a nadie más de mi familia. ¿Tú quieres que vote por otra persona? No
entiendo. ¿Por qué?
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1417-18 | Añadido el jueves 8 de octubre de
2015 12H48' GMT-03:03

Entendió a qué se referían Pacheco y Carrión cuando decían que esta gente no habla,
que no sabe comunicarse, que está como muerta.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1431-32 | Añadido el viernes 9 de octubre de
2015 03H05' GMT-03:03

De repente, el guiñapo que se lamentaba por el suelo le dio miedo y lástima, igual
que las montañas, el riachuelo, el aire limpio y seco.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 95 | Pos. 1448 | Añadido el viernes 9 de octubre de 2015
03H06' GMT-03:03

Entendió que el enemigo era como los cerros: mudo, inmóvil, mimético, parte del
paisaje.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 96 | Pos. 1464-65 | Añadido el viernes 9 de octubre de
2015 03H07' GMT-03:03
Los periodistas civiles bajaron del aparato con cámaras y grabadoras. Todos eran
blancos, limeños o gringos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 103 | Pos. 1570 | Añadido el viernes 9 de octubre de 2015
03H12' GMT-03:03

Había aprendido que no era tan importante trabajar realmente como hacer notar que
se trabaja.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 110 | Pos. 1678-79 | Añadido el viernes 9 de octubre de
2015 03H17' GMT-03:03

—¿Y los asesinatos de Cáceres constan en sus archivos? ¿Y cuando decía que más
valen cien cholos muertos que un terrorista vivo?
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 112 | Pos. 1705-7 | Añadido el viernes 9 de octubre de
2015 03H19' GMT-03:03

—Para ver si le damos a alguno de los chicos que lo vieron. Eso formó parte de uno
de sus adiestramientos. Sendero está lleno de niños de trece años que se excitan
cuando ven estas cosas. Cada muerto con una bandera como el que hemos visto produce
de diez a doce sicarios dispuestos a lo mismo.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 113 | Pos. 1727 | Añadido el viernes 9 de octubre de 2015
03H20' GMT-03:03

Aquí todos ma-tamos bajo amenaza de muerte. De eso se trata la guerra popular.
==========
Una suerte pequeña (Claudia Piñeiro)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 201-2 | Añadido el viernes 9 de octubre de 2015
20H23' GMT-03:03

Hay determinados hechos que, por sí mismos, anulan la posibilidad de


arrepentimiento. Se puede hacer algo a partir de ellos o no hacer nada. Lo que no
se puede es cambiarlos.
==========
Una suerte pequeña (Claudia Piñeiro)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 272 | Añadido el viernes 9 de octubre de 2015
20H28' GMT-03:03

Tal vez ése sea el verdadero origen de mi disfonía crónica: la obligación social de
ir contra mi silencioso estado natural.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1789-92 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H34' GMT-03:03

—No soy... nada importante, Edith. No tengo un carro. Ni lo tendré. No me invitarán


a las fiestas de las altas autoridades. En realidad, creo que yo no sirvo para esas
fiestas. Cuando trato de hablar nadie me escucha. Quizá es que nunca entiendo qué
está pasando en las fiestas... Creo que no entiendo ni siquiera qué está pasando en
esta ciudad ni en este país. Últimamente creo que no entiendo nada de nada. Y no
entender me da miedo.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 118 | Pos. 1797-98 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H35' GMT-03:03

—Aquí nadie entiende nada —dijo ella—. Pero nadie lo admite tampoco. Hay que tener
valor para decir eso.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1823-24 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H36' GMT-03:03

El fiscal pensó que la memoria de los años ochenta era como la tierra silenciosa de
los cementerios. Lo único que todos comparten, lo único de lo que nadie habla.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 127 | Pos. 1942-44 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H42' GMT-03:03

—Nunca matarían a una madre, señor fiscal —dijo el comandante—. A veces, el miedo
hace que se excedan. A veces han llegado a golpear a alguna. Pero nunca las matan.
No lo harían ni con una orden superior. Es más fuerte que ellos. Es una ley
natural. No pueden.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 129 | Pos. 1971-73 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H43' GMT-03:03

—Libramos una guerra justa, comandante –lo dijo así, en primera persona—. Es
indudable. Es sólo que a veces me cuesta distinguir entre nosotros y el enemigo. Y
cuando eso pasa, empiezo a preguntarme qué es lo que combatimos exactamente.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 131 | Pos. 1998-2000 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H44' GMT-03:03

—Otro lado. Tarde o temprano vendrán de su lado. Tarde o temprano vendrán de Lima,
Chacaltana. Vendrán por nuestras cabezas. Nos sacrificarán a nosotros, que somos
los que peleamos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 137 | Pos. 2094-95 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H49' GMT-03:03

La gente que ha matado demasiado ya no se arregla.


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 137 | Pos. 2098-2101 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H50' GMT-03:03

—Quizá los grupos terroristas de Yawarmayo lo encontraron y se vengaron de él. —


Ésos están controlados. No actúan fuera de esa zona. Pero parece que hay otros.
Usted tenía razón con sus fechas. Pero además de las que dijo, es el décimo
aniversario de la muerte de Edwin Mayta y el fin de la primera cosecha del 2000:
«La cosecha de sangre de la lucha milenaria», como dicen ellos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 138 | Pos. 2113-15 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H50' GMT-03:03
—Lima lo sabe, señor fiscal. Ellos lo saben todo están en todas partes. Si por
alguna razón lo necesitan, entrarán a Yawarmayo y los masacrarán. El operativo
saldrá en televisión. Vendrá la prensa.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 139 | Pos. 2131-34 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H52' GMT-03:03

—Nada de Lima, Chacaltana. Lima no debe saber nada de esto. La Semana - 76


-Roncagliolo, Santiago Abril rojo Santa va a meter en esta ciudad a 20.000
turistas. Es el símbolo de la pacificación. Si se llega a saber que hay un rebrote,
nos van a cortar los huevos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 141 | Pos. 2159-60 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H53' GMT-03:03

Si Sendero se estaba reagrupando, lo mejor que podría hacer con esa pistola era
volarse la tapa de los sesos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 149 | Pos. 2274-76 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H59' GMT-03:03

—Algunas culturas precolombinas enterraban a sus muertos con todos sus utensilios,
para que pudiesen usarlos en su vida ulterior. Aquí mismo, a treinta kiló-metros de
lo que ahora es Ayacucho, los wari enterraban a la gente importante hasta con sus
esclavos. Sólo que los esclavos eran enterrados vivos. Eran una cultura guerrera.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 149 | Pos. 2278-79 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 11H59' GMT-03:03

significado de la palabra Ayacucho: «Rincón de muertos». Por un momento, pensó en


su ciudad como un gran sepulcro de esclavos enterrados vivos.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 150 | Pos. 2297-98 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H00' GMT-03:03

los indios son insondables. Por fuera, cumplen los ritos que la religión les exige.
Por dentro, sólo Dios sabe qué piensan.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 163 | Pos. 2493-95 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H09' GMT-03:03

Cuando Sendero Luminoso estaba ya murien-do, bajó la edad de sus cuadros. Comenzó a
reclutar niños de diez años, de once, hasta de nueve. Les daban armas y los
entrenaban en manipulación de explosivos. Luego,
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 163 | Pos. 2493-95 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H09' GMT-03:03

Luego, Sendero se acabó, pero ellos quedaron vagando por ahí, ya convertidos en
delincuentes comunes nomás.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 167 | Pos. 2554-55 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H12' GMT-03:03

—Será como el sueño del pongo. ¿Lo conoce? Es un cuento de Arguedas.


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 171 | Pos. 2608 | Añadido el martes 13 de octubre de 2015
12H16' GMT-03:03

golpes como del odio de Dios,


==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 178 | Pos. 2715-17 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H20' GMT-03:03

Un informe de verdad, concluyó, sólo podía ser escrito por Dios, al menos por
alguien que tuviese mil ojos y mil oídos, que lo pudiese saber todo. Pero si
hubiese gente así, pensó, los informes no serían necesarios.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 179 | Pos. 2738-40 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H22' GMT-03:03

—Cosa rara de los terrucos. Se organizaban en grupos de hombres coman-dados por


mujeres. No sé si lo sigan haciendo así, uno nunca sabe con ellos. Pero
aparentemente, las mujeres siempre fueron las más fuertes ideológicamente. Y las
más sanguinarias.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 183 | Pos. 2792-95 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H24' GMT-03:03

—Hay una razón más allá de la barbarie —la calidez paternal del padre se fue
congelando en un tono grave y seco—. En los Andes existe el mito del Inkarri, el
In-ca Rey. Parece haber surgido durante la colonia, después de la rebelión indígena
de Tupac Amaru. Tras sofocar la rebelión, el ejército español torturó a Tupac
Amaru, lo golpearon hasta dejado casi muerto... —golpes, golpes, golpes, pensó el
fiscal—. Luego tiraron de sus extremidades con caballos hasta despedazarlo.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 183 | Pos. 2798-2805 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H24' GMT-03:03

—Los campesinos andinos creen que las partes de Tupac Amaru fueron ente-rradas en
distintos puntos del imperio, para que su cuerpo nunca se volviese a unir. Según
ellos, esas partes están creciendo hasta unirse. y cuando encuentren la cabeza, el
inca volverá a levantarse y se cerrará un ciclo. El imperio resurgirá y aplas-tará
a los que lo desangraron. La tierra y el sol se tragarán al Dios que los españoles
trajeron de fuera. A veces, cuando veo a los indios tan sumisos, tan dispuestos a
aceptar lo que sea, me pregunto si por dentro no piensan que ese momento llegará, y
que algún día nuestros papeles se invertirán. —¿Qué tiene que ver Sendero Luminoso
con eso? —Muchísimo. Sendero se presentó como ese resurgimiento. Y siempre fue
consciente del valor de los símbolos. A una mujer la mataron y volaron su cuerpo
con explosivos para despedazarla. Así, sus pedazos nunca volverían a juntarse. Su
resurrección se hacía imposible.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 184 | Pos. 2818-19 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H25' GMT-03:03
—Es otra superstición andina. A partir del Miércoles Santo, día del calvario de
Cristo, Dios está muerto. Ya no ve. Ya no condena. Hay tres días para pecar.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 187 | Pos. 2863-65 | Añadido el martes 13 de octubre de
2015 12H27' GMT-03:03

Ayacucho es un lugar extraño. Aquí estaba la cultura Wari, y luego los chancas, que
nunca se dejaron sojuzgar por los incas. Y luego las rebeliones indígenas, porque
Ayacucho era el punto medio entre Cuzco, la capital inca, y Lima, la capital de los
españoles. Y la independencia en Quinua. Y Sendero. Este lugar está condenado a
bañarse en sangre y fuego para siempre,
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 188 | Pos. 2876-77 | Añadido el miércoles 14 de octubre
de 2015 00H19' GMT-03:03

—Yo también fui como usted una vez, Chacaltana. Pensé que podríamos detener esto.
Pero esto es más fuerte que nosotros dos. Esto es la historia de un país.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 210 | Pos. 3212-13 | Añadido el miércoles 14 de octubre
de 2015 00H34' GMT-03:03

Supaypawawa. Hijo del diablo. Era la traducción directa de lo peor que se le puede
decir a alguien en quechua.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 214 | Pos. 3274-75 | Añadido el miércoles 14 de octubre
de 2015 00H36' GMT-03:03

lo que tenían entre manos llevaba siglos y duraría siglos más. Que estaban peleando
contra fantasmas, contra muertos, contra el espíritu del Ande.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 233 | Pos. 3564-67 | Añadido el miércoles 14 de octubre
de 2015 00H49' GMT-03:03

Recordó las pintas en el cuarto de Edith. La firma: Sendero Luminoso. —Lo hizo
usted mal—dijo el policía—. Muy mal. Sendero nunca firmaba así. Firmaban PCP,
Partido Comunista del Perú. O simplemente dejaban sus consignas: Viva la Guerra
Popular, Viva el Presidente Gonzalo, ese tipo de cosas. ¿Ah? Cómo se nota que usted
no vivía acá en la época del terrorismo.
==========
Abril rojo (Santiago Roncagliolo)
- Subrayado en la página 235 | Pos. 3592-93 | Añadido el miércoles 14 de octubre
de 2015 00H50' GMT-03:03

Al final, los asesinos cambian de cara, pensó, se confunden unos con otros, se
convierten todos en el mismo, se multiplican, como imágenes en espejos deformes.
==========
El reglamento (Pablo Farres)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1844-46 | Añadido el jueves 15 de octubre de
2015 00H22' GMT-03:03

Nunca es fácil matarse, uno vive socavando lo que sin embargo ha proyectado como su
destino, pero matarse cuando no tenemos vida que matar, es directamente imposible.
==========
El reglamento (Pablo Farres)
- Subrayado en la página 138 | Pos. 2113-16 | Añadido el jueves 15 de octubre de
2015 00H32' GMT-03:03

panza-me ayudaba a comprender que no hay condena peor que la de no tener motivos
para matarse, que tener alguna mínima motivación para matarse es lo único que nos
ayuda a vivir, porque cuando no tenemos ninguna justificación para matarnos
entonces no tenemos ninguna justificación para vivir.
==========
El desmadre (Pablo Farres)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 491-92 | Añadido el jueves 15 de octubre de
2015 12H56' GMT-03:03

(y sabemos, todos sabemos que un lugar donde el trabalenguas traba lenguas y el


asesino asesina es mucho para cualquiera).
==========
El desmadre (Pablo Farres)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 838-40 | Añadido el jueves 15 de octubre de
2015 13H15' GMT-03:03

entiendo que lo que he con- tado no es más que la aspiración a cierto comercio
lingüístico del que no espero más que comprensión. Pero las cosas suceden y la vida
se hace en un lugar donde uno invariablemente nunca está.
==========
El desmadre (Pablo Farres)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 896 | Añadido el jueves 15 de octubre de 2015
13H18' GMT-03:03

La película se llamaba “Tadeys”,


==========
El desmadre (Pablo Farres)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1097-98 | Añadido el jueves 15 de octubre de
2015 13H29' GMT-03:03

Hay una vida que siempre se juega más allá de nuestra vida, pero que de algún modo
-y ésta es la tragedia- esa vida que se nos escapa también es la nuestra.
==========
El desmadre (Pablo Farres)
- Subrayado en la página 84 | Pos. 1282-83 | Añadido el jueves 15 de octubre de
2015 13H40' GMT-03:03

No sé por qué todo en mi vida se da en la forma paradójica de su propio sabotaje.


==========
El desmadre (Pablo Farres)
- Subrayado en la página 92 | Pos. 1399-1400 | Añadido el jueves 15 de octubre de
2015 13H47' GMT-03:03

En ese sentido nuestra lengua no implica ninguna humanidad sino más bien una post-
humanidad.
==========
El amor enfermo (Gustavo Nielsen)
- Subrayado en la página 139 | Pos. 2130-31 | Añadido el sábado 24 de octubre de
2015 02H49' GMT-03:03

Quedarse sin oídos era estar sin piel en un mundo de caricias.


==========
Mis documentos (Alejandro Zambra)
- Nota en la página 38 | Pos. 579 | Añadida el sábado 31 de octubre de 2015 01H37'
GMT-03:03
ESTO NO SE PUEDE
==========
Mis documentos (Alejandro Zambra)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1339 | Añadido el sábado 31 de octubre de 2015
02H26' GMT-03:03

Recuerdo ese artefacto de Parra: «El pan hace mal / Todos los alimentos hacen mal».
==========
Mis documentos (Alejandro Zambra)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1418-19 | Añadido el sábado 31 de octubre de
2015 02H32' GMT-03:03

Estábamos con Maizal, Matón, Libertilla, Merlán, Capella, Valeria y varios recién
conocidos que a poco andar ya consideraba nuevos y duraderos amigos.
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 642-45 | Añadido el martes 3 de noviembre de
2015 03H31' GMT-03:03

A los siete meses de embarazo, de redondeada tibieza esteatopígica, calitopígica,


de tetas pletóricas de prolac-tina cayó en mi Asunción madre de ciudades y cuna de
pijas dulces para tantos extranjeros, y tomó hospedaje en un hotel 5 estrellas sin
efectos ostensibles sobre las neuro-nas, por allí en el centro, cerca de otro
shopin...
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 65 | Pos. 984-86 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 02H04' GMT-03:03

homero por un lado y aquiles por el otro reúnen en un mismo cuerpo en una misma
figura los dos lados de la belleza: cantar y conquistar
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1059-61 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 02H07' GMT-03:03

Guaranizar El Primer Mundo barbarizar el Imperio desafinar en la polifônica Aldea


Global -¡pero
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1075-77 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 02H09' GMT-03:03

Pasolini está en los ojos del sub-comandante Pasolini (indio de piel maká) o cuando
el cine era aún cine No esta sombra hecha luz desvaída desfantasmalizada
despavesada
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1167 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 02H16' GMT-03:03

Se me entiende que esto es un Anti-canto general


==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1342-54 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 20H22' GMT-03:03

Escribir es como vivir, sentir íntimamente el peso de una palabra como el de cada
objeto que nos rodea; como la luz ambigua, la frase o el párrafo que nos circunda y
habitamos. Escribir es vivir, no de otra manera, es vivir tan realmente un delirio,
el delirio que impregna toda faceta de la realidad, que acaso se podría decir, para
tratar de encontrar un centro concreto de oposición y antinomia entre vida y
delirio, que es vivirlo de una forma más solitaria, más cruelmente solitaria en la
intensidad de los goces y dolores que proporciona. Más que la distancia entre la
realidad y la ficción, lo que media entre vida y literatura es que no cumplimos
nuestras obligaciones cotidianas con la intensidad con la que leemos un libro. Pero
hay tal vez una diferencia más radical entre la vida y la escritura. Escribir es
vivir de raíz, incesantemente, de una forma altamente interna y vital. Con esa
certeza de los actos y esa vitalidad para con los días que a veces nos faltan en la
existencia cotidiana. Hay un a priori optimista en la primera frase de un escritor.
Hay un a priori pesimista (temor-angustia-soledad-impotencia) en el primer gesto
del humano: el llanto del niño recién nacido.
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 90 | Pos. 1368-70 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 20H23' GMT-03:03

Sustancias semejantes pero no idénticas, vida y escritura tienen distintas


dinámicas, visibles en el optimismo que inaugura la una y el sufrimiento que
inaugura la otra.
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 92 | Pos. 1409-10 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 20H30' GMT-03:03

Jesús Ruiz Nestosa (claramente, nuestro único hito en la llamada “narrativa de


vanguardia” con su Las musarañas de 1971),
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1418-24 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 20H31' GMT-03:03

Lo que sorprende en el susodicho artículo es la desfachatez con que se desplaza el


problema de fondo, la complejidad de la realidad paraguaya, fábrica de pobreza en
forma exponencial, hacia una supuesta y anhelada urbanística estetizante que
proscribiría el mal gusto de los trabajadores-mendigos, no precisamente hacia una
(mala) política de gobierno, sino hacia una tácita propuesta de creación de,
digamos, campos de reclusión para desarrapados y analfabetos. Metonimia
aristocrático- fascistoide.
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 115 | Pos. 1750-55 | Añadido el viernes 6 de noviembre de
2015 20H45' GMT-03:03

La Miseria es la reina de Asunción. Visítela con su cámara de última generación y


verá el porvenir, sí, usted, citoyen despreocupado de la eurocomunidad neoliberal,
vegetariano, sacudido habitualmente por leves y espasmódicas convulsiones ante la
simple mención de Nueva York, Madrid, Londres... Asunción resolverá
satisfactoriamente el mal de Parkinson que se agita timorato en el fondo de la
solidez imperturbable de su comodidad.
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 135 | Pos. 2061-71 | Añadido el martes 10 de noviembre de
2015 01H10' GMT-03:03

la hermenéutica en Pérez-Reyes correría por dos carriles :a) el miedo cerval y


supersticioso de paises provincianos como Paraguay a lo tecnológiko, tanto es ke
imagina un secuestro de la voz por la makinita diabólika, como antes -dice la
leyenda ke pensaban- los indios con respecto a la camara fotografika ke les robaban
el (o una de sus) alma(s). b) hay una mirada sarcástika a las nuevas tecnologías,
un escepticismo y desdén burlón del ciudadano paraguayo medio, para kien lo úniko
de nuevo en toda esta historia pararä es ke intuye apenas una variación en el
método de desvalijamiento de los bolsillos ya sempiternamente magros por su
conditio de países "atrasados" gracias a la succión vampírika de sus tesoros
llevada a cabo por ese doble de Shylock, el Desvalijador del colonialismo europeo,
ke los gadgets de punta son espejitos engañabobos de la "nueva" era y nada más
==========
Amor Karav_al_í (Cristino Bogado)
- Subrayado en la página 223 | Pos. 3417-19 | Añadido el martes 10 de noviembre de
2015 01H53' GMT-03:03

definiera la enfermedad como “la salud de los microbios”, definición que citara
Pitigrilli en su Diccionario de la sinceridad,
==========
El camino de El Dorado (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 153-54 | Añadido el miércoles 11 de noviembre
de 2015 20H39' GMT-03:03

La visión de El Dorado era ya familiar en el fondo de aquellos ojos duros. Mucho


habían oído de él, mucho lo habían soñado. Lo olían entre el vaho de la selva como
el almizcle de un animal salvaje.
==========
El camino de El Dorado (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 759-60 | Añadido el viernes 13 de noviembre de
2015 20H22' GMT-03:03

La espada, el puñal, la cota de malla y todos los hierros que llevaba encima le
tintineaban al moverse.
==========
El camino de El Dorado (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 781-82 | Añadido el viernes 13 de noviembre de
2015 20H24' GMT-03:03

Era el mundo infinito de aquella agua viva que se multiplicaba en el cauce inmenso
y que rodaba, con sus troncos, con sus animales, con sus ruidos hacia un rumbo
desconocido que nadie podía modificar.
==========
El camino de El Dorado (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 87 | Pos. 1333 | Añadido el viernes 13 de noviembre de
2015 22H17' GMT-03:03

Todos los ojos parecían más grandes.


==========
El camino de El Dorado (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 90 | Pos. 1367-69 | Añadido el viernes 13 de noviembre de
2015 22H22' GMT-03:03

cuando llegó el turno de Aguirre estampó con su letra fina y adornada: «Lope de
Aguirre, traidor», y tomando en la mano el papel se lo mostró a todos los que
quisieron verlo.
==========
El camino de El Dorado (Arturo Uslar Pietri)
- Subrayado en la página 156 | Pos. 2386-87 | Añadido el lunes 16 de noviembre de
2015 04H54' GMT-03:03

Pero ésa es nuestra fuerza y por eso somos invencibles, porque los que vienen a
combatir con nosotros es como si vinieran a pelear con los espíritus de los hombres
muertos.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 425-27 | Añadido el jueves 10 de diciembre de
2015 10H06' GMT-03:03

Isidro Velázquez durante siete años vivió internado en el monte protegido por los
campesinos; tenía su payé y con su sola mirada paralizaba a sus perseguidores. De
la selva sacaba su poder y una vez el agente Mieres vació su pistola y no pudo
alcanzarlo, en cambio el Vengador de un solo disparo le atravesó el corazón.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 436-37 | Añadido el jueves 10 de diciembre de
2015 10H08' GMT-03:03

Los forasteros no pueden leer estas cosas. La frontera es trasgresión y para eso
han venido.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 212-14 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 18H58' GMT-03:03

los avisos comerciales, tendidos en las estrechas calles de balcón a balcón,


convierten el centro de Lima en el remedo de una urbe asiática construida por algún
director de cine para ios efectos de un film de espionaje.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 291-92 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H03' GMT-03:03

en una ciudad de masturbadores o putañeros no hay mejor cebo para asegurar el


quorum de una reunión que ofrecerles a los comprometidos el premio de una mujer.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 425-26 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H10' GMT-03:03

La vieja vivía idealmente aún en esa Lima feliz en la cual se creía en las virtudes
curativas de la leche y en la decencia del ocio.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 494-95 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H14' GMT-03:03

£1 entraba a los prostíbulos como los devotos a las iglesias (lo que alguien decía
de Baudelaire): por costumbre.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 582-84 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H19' GMT-03:03

Algunas tenían grandes ojos, oscuros, maquillados, brillando entre tupidas


pestañas, entre mórbidas ojeras, especie de pequeños sexos vivientes, inteligentes,
que a cada momento, al girar la cabeza, encontraba vueltos hacia él, a la espera.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 654-55 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H23' GMT-03:03
Y luego sucedió algo terrible: se declaró la guerra (¿qué tenían ellos que ver con
la guerra, eso que pasaba entre los alemanes, los ingleses y los franceses?) y la
Walkiria con todos sus familiares y con todos los alemanes de la lista negra fueron
expulsados del país.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 698 | Añadido el jueves 31 de diciembre de 2015
19H26' GMT-03:03

Sólo supo en ese momento una cosa: de lo fácil que era morir.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 48 | Pos. 733-35 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H28' GMT-03:03

“Yo he leído una novela”, dijo Estrella, “hace ya tiempo, se llamaba María
Antonieta y era de una reina a la que le cortaron la cabeza”. Ludo recordó el libro
de Zweig: “No es una novela, es una biografía”. Estrella no admitió esta aclaración
e insistió en que era una novela.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 53 | Pos. 806-8 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H31' GMT-03:03

Ludo tenía la viva conciencia de que el espacio de que antes disponían los suyos se
había ido comprimiendo, cada generación perdió una alcoba, un patio. Ahora solo les
quedaba el ranchito de Miraflores.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 56 | Pos. 851 | Añadido el jueves 31 de diciembre de 2015
19H37' GMT-03:03

Hugo gritó que la revista debía ser bilingüe y editarse en castellano y en quechua.

==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 879-80 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H39' GMT-03:03

el Bar Chicha en la misma Victoria, plagado de monstruos y tullidos, donde Ludo


tuvo por primera vez la impresión de haber descendido varios grados en la escala
humana, hasta esa zona indecisa que linda con la animalidad.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 61 | Pos. 933 | Añadido el jueves 31 de diciembre de 2015
19H42' GMT-03:03

Situación familiar delicada: decente, pero pobre.


==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 73 | Pos. 1112-14 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H51' GMT-03:03

Ludo se preguntó si sería por azar que el palacio de justicia había sido construido
frente a la penitenciaría o si más bien ello obedecía a un plan, a la sutileza
macabra de algún urbanista, que había querido expresar así, por la proximidad en el
espacio, la confinidad espiritual que existía entre los reos y los funcionarios de
la justicia.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1134-35 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H53' GMT-03:03

Era un caserón republicano situado en Miraflores, de aquellos donde, rodeado de


sirvientes, espera la hora de la muerte el heredero vetusto de alguna antigua
fortuna.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1168-70 | Añadido el jueves 31 de diciembre de
2015 19H55' GMT-03:03

La ciudad se había dividido para Ludo en un inextricable damero, en cada una de sus
casillas habitaban funcionarios, deudores, tinterillos o conserjes y su tiempo en
multitud de actuaciones que se cruzaban unas con otras, se entorpecían o se
contradecían.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 78 | Pos. 1191 | Añadido el viernes 1 de enero de 2016
17H43' GMT-03:03

no hay feo en Cadillac.


==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1209-11 | Añadido el viernes 1 de enero de 2016
17H44' GMT-03:03

Tal vez esas casas albergaron grandes abusos, corrupciones inconfesables y se


edificaron sobre la usura y la impiedad. Pero esas casas tenían una justificación:
eran bellas. Eran de una belleza que parecía residir en la absoluta falta de
utilidad de sus accesorios.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1339-46 | Añadido el viernes 1 de enero de 2016
17H56' GMT-03:03

Si entre todos había algo de común era el deseo de perpetuar un ocio que creían
merecido o sancionado por el derecho natural y que una serie de circunstancias
volvía ahora definitivamente imposible. Todos tenían la sensación de una caída
irremisible, de un olvido, o de una contienda para la cual estaban ridiculamente
armados con armas ya no usadas. Con excepción de Pirulo, todos vivían en
Miraflores, balneario de la gente bien, gracias a una prosperidad familiar que
floreció hacía veinte años. Pero no se vivía impunemente en Miraflores. A los
veinte años, un joven de Miraflores debía manejar su automóvil o el de su papá,
tener su enamorada oficial, asistir a las fiestas del club de tenis, pasearse los
domingos por el parque, bien vestido, después de la misa de mediodía. El que no
observaba estas normas estaba condenado a exilarse o a confinarse.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1413-15 | Añadido el viernes 1 de enero de 2016
17H59' GMT-03:03

Sus cursos de lógica eran el terror de los alumnos, pues formaba pelotillas con sus
mocos, las alineaba en su pupitre y luego las disparaba con un rápido golpe
dactilar sobre la clase. Los alumnos solo se preocupaban de evitar el impacto de su
materia nasal y. toda la clase vivía una hora de angustia, cobijada a medias bajo
las carpetas o haciendo ágiles movimientos de torso para eludir los disparos.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 99 | Pos. 1504-11 | Añadido el viernes 1 de enero de 2016
19H09' GMT-03:03

Poniéndose de pie se acercó a la galería de retratos que había cerca de su cama,


galería en miniatura, es verdad, pues en un marco de un metro de largo por veinte
centímetros de alto se veían cinco fotografías alineadas, correspondientes a cinco
generaciones, desde 93 su chozno librero, siglo XVIII, hasta su padre, empleado,
siglo XX, pasando por tres eminentes y longevos hombres de leyes que ocuparon todo
el siglo XIX. Aquellos tres sí que habían tenido éxito y a lo mejor hasta sin
problemas de conciencia. Les tocó vivir una época dichosa, paternal y jerarquizada,
en la cual los privilegios se consideraban naturales y la riqueza un don del cielo.
Ellos fueron el orden, el bastón, la contradanza y el ferrocarril.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 101 | Pos. 1538-39 | Añadido el viernes 1 de enero de
2016 19H11' GMT-03:03

El otro día conocí a un señor extranjero que me dijo que Lima estaba llena de
mendigos”.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 114 | Pos. 1735 | Añadido el viernes 1 de enero de 2016
19H57' GMT-03:03

Además, no me he movido de Lima y ésta es la peor de las aventuras.


==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1855-58 | Añadido el viernes 1 de enero de
2016 20H05' GMT-03:03

Y una población horrible, la limeña, la peruana en suma, pues allí había gente de
todas las provincias. En vano buscó una expresión arrogante, inteligente o hermosa:
cholos, zambos, injertos, cuarterones, mulatos, quinterones, albinos, pelirrojos,
inmigrantes o blancoides, como él, choque de varias razas. Eran los rostros que
había visto en el Estadio Nacional, en las procesiones. En suma, una raza que no
había encontrado aún sus rasgos, un mestizaje a la deriva.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1860-63 | Añadido el viernes 1 de enero de
2016 20H05' GMT-03:03

Por lo menos el indígena puro tenía una expresión, es decir, un contenido. Pero lo
penoso era que el indígena trataba de disimular su nobleza ignorada y la recubría
con elementos prestados, el peinado del cholo, el traje del blanco, el andar del
zambo, las maneras y los dichos de todos ellos y resultaba a la postre una
constantinopla de gestos y envoltorios. “Es el humus de donde nacerá la flor”, se
dijo Ludo, a manera de consuelo,
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 125 | Pos. 1905-7 | Añadido el viernes 1 de enero de 2016
20H08' GMT-03:03

El elemento de impudor que había en las mudanzas siempre le había llamado la


atención, pues el mobiliario, que a fuerza de ser usado está impregnado de la
personalidad de sus dueños, como las ropas, queda expuesto, indefenso un tiempo a
la mirada de los curiosos.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 127 | Pos. 1933-35 | Añadido el viernes 1 de enero de
2016 20H09' GMT-03:03

Allí se desasnaban los hijos de la clase dirigente y se daba una oportunidad a la


clase media de capa caída o n los provincianos ambiciosos de poner su talento en
pública subasta.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 134 | Pos. 2046-47 | Añadido el viernes 1 de enero de
2016 20H16' GMT-03:03

gozó durante un momento de ese placer que produce el vicio cruel del beso, vicio
rudimentario, vestibular, a medio camino entre la posesión y el fiasco.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 148 | Pos. 2269-70 | Añadido el sábado 2 de enero de 2016
03H00' GMT-03:03

Ludo quedó un rato allí, sin saber qué hacer con su cuerpo, frente al cual se
sentía desairado, avergonzado, como ante un acreedor que nos ha retirado su
confianza.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 167 | Pos. 2550 | Añadido el sábado 2 de enero de 2016
03H32' GMT-03:03

Pero con cada muerte Ludo se sentía envejecer. Quizás la vejez consistía en eso:
tener en su vida muchos muertos.
==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 189 | Pos. 2897 | Añadido el sábado 2 de enero de 2016
20H16' GMT-03:03

ella parecía haber enviudado casi desde que se casó.


==========
Los geniecillos dominicales (Julio Ramón Ribeyro)
- Subrayado en la página 201 | Pos. 3078-80 | Añadido el sábado 2 de enero de 2016
20H27' GMT-03:03

Hubo una época en la cual también en su casa había una familia. Había un padre, una
madre, unos hermanos, un orden, una jerarquía, unas ganas de reír, de bromear, un
calor, un rumor, una complicidad, un perdón, un lenguaje cifrado.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 338-41 | Añadido el viernes 8 de enero de 2016
16H51' GMT-03:03

Vinieron unos hermanos, gente mayor, que se notaba que hasta entonces habían tenido
un buen pasar. Ella se llamaba Irene, no recuerdo el nombre de él. Irene tejía
mucho y dejaba las madejas en la cocina. Les habían ocupado un viejo caserón que
tenían sobre la calle Rodríguez Peña y se habían quedado con lo puesto.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 395-96 | Añadido el viernes 8 de enero de 2016
18H08' GMT-03:03

un tipo al que lo descolgaban de los pelos por una tapia.


==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 451-52 | Añadido el viernes 8 de enero de 2016
18H11' GMT-03:03

Pasamos un control policial que habían puesto a la altura de General Paz, la


avenida que en ese tiempo rodeaba la Capital.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 646-47 | Añadido el viernes 8 de enero de 2016
18H24' GMT-03:03

Era un odio hacia cualquiera del bando opuesto. Eso era lo peor. Era un odio al
voleo, un odio anónimo.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1209-12 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
04H51' GMT-03:03

Según donde se tropezara, la jefa insultaba al gobierno responsable de la


reparación. Así fui entendiendo que las baldosas ajedrezadas eran originales de los
tiempos del presidente Roca; las celestes, de los tiempos de Perón; las de
cerámica, de la Revolución Libertadora; unas medio beige, del final de la
dictadura; las de vinilo símil madera curvadas por la humedad, del tiempo del
segundo fracaso radical; y los arreglos con parches de cemento pelado, de los
peronistas de los últimos años.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 164 | Pos. 2504 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
10H42' GMT-03:03

Debajo de la ciudad, siempre había estado latente el descampado.


==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 182 | Pos. 2779-80 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
10H55' GMT-03:03

Era rara Luma; la mirada de su ojo de vidrio daba la impresión de que una parte de
ella siempre estaba pensando en otra cosa.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 191 | Pos. 2924-26 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
11H03' GMT-03:03

Iban dos hombres en el pescante, los vimos primero de espaldas. Llevaban unos
cueros apilados. Catalina me codeó y me señaló algo: entre los cueros resecos
asomaba una mano de mujer, muerta. Los pasamos. Yo no los quise ni mirar pero los
miré. Eran dos tipos altos de melena rojiza, parecían hermanos.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 203 | Pos. 3105 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
11H34' GMT-03:03

Algunas tenían cuernos. Yo siempre había pensado que sólo los toros tenían cuernos.

==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 205 | Pos. 3132 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
11H35' GMT-03:03

Nos habían hablado también de los malones. La frontera se estaba acercando.


==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 206 | Pos. 3145 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
11H36' GMT-03:03

gobernador Juan Martín Celestes,


==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 206 | Pos. 3150-51 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
11H36' GMT-03:03

Gracias al Gobernador se está ganando una larga batalla en favor de Dios y en


contra del capitalismo herético.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 217 | Pos. 3321-22 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
11H45' GMT-03:03

Hablaban fuerte, apostaban a la taba, exageraban su criollismo, por motivos que yo


no terminaba de entender. Parecían extras de una película.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 244 | Pos. 3733-34 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
12H07' GMT-03:03

Las Provincias Unidas del Sur dependían de España, al menos hasta que mejorara la
situación.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 244 | Pos. 3738-40 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
12H07' GMT-03:03

Se me acercó un nene rubio cautivo, de grandes ojos celestes. Le pregunté si estaba


con su mamá. No me contestaba; él sólo quería saber dónde estaba su barco. Yo no
sabía si me hablaba de un barco del puerto o de un barquito para jugar en los
charcos.
==========
El año del desierto (Pedro Mairal)
- Subrayado en la página 246 | Pos. 3758 | Añadido el sábado 9 de enero de 2016
12H08' GMT-03:03

Un tipo cantaba solo, con guitarra; ya no lo soportaba nadie.


==========
El origen de la tristeza (Pablo Ramos)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1015-21 | Añadido el domingo 10 de enero de
2016 20H04' GMT-03:03

La villa de Atrás del Arco se llamaba así porque quedaba atrás del arco de ],
tribuna visitante. Todos lo s villeros eran hinchas dAl Arse y como nunca los
dejaban entrar habían hecho un, montaña de tierra tan alta como la pared y, parados
ahí, todos los sábados, miraban el partido. Era como una hinchada cualquiera: con
banderas, cantitos y todo lo que tiene que tener una hinchada, pero afuera de la
cancha. Un día los fdmaron para la televisión. Dijeron que ,rriba de la montaña se
subían como doscientos villeros, y que eso era mucha más gente que la llamada
hinchada oficial que estaba adentro.
==========
El origen de la tristeza (Pablo Ramos)
- Subrayado en la página 112 | Pos. 1713-14 | Añadido el lunes 11 de enero de 2016
03H17' GMT-03:03
Para Percha todo lo que era de cemento y medía más de un metro o pesaba un poco más
de un kilo lo había hecho Perón,
==========
El origen de la tristeza (Pablo Ramos)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1857 | Añadido el lunes 11 de enero de 2016
03H25' GMT-03:03

Los camioneros decían que siempre hay que despedirse, porque "la ruta es la ruta y
nunca se sabe".
==========
El origen de la tristeza (Pablo Ramos)
- Subrayado en la página 142 | Pos. 2164-65 | Añadido el lunes 11 de enero de 2016
03H44' GMT-03:03

Pensé que por grande que fuera el mundo resultaba, en definitiva, un lugar incómodo
para vivir.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 103-5 | Añadido el viernes 15 de enero de 2016
15H32' GMT-03:03

Con una apertura de la que carecen otras artes del período, el cine se transformó,
en los últimos años, en el lugar en el que se plasmaron las huellas del presente y
es por eso que puede recurrirse a las películas para responder a la pregunta sobre
por qué, pese a que los mundos se están evaporando, algo persevera.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 118-19 | Añadido el viernes 15 de enero de 2016
15H32' GMT-03:03

pocas críticas de arte son tan resistentes a la lectura contextual y sociológica


como la de cine.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 137-38 | Añadido el viernes 15 de enero de 2016
15H33' GMT-03:03

podemos utilizar el cine -sus películas pero también la institución, los


festivales, su vínculo con el poder y con el dinero- para pensar los cambios que se
sucedieron en la década de los noventa.
==========
Siete casas vacías (Samanta Schweblin)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 525-26 | Añadido el sábado 23 de enero de 2016
03H32' GMT-03:03

Lola empezaba a temer lo peor: que la muerte requiriera un esfuerzo para el que
ella ya no estaba preparada.
==========
Siete casas vacías (Samanta Schweblin)
- Subrayado en la página 56 | Pos. 845 | Añadido el sábado 23 de enero de 2016
03H49' GMT-03:03

Ahora ella no tenía ni para quién morirse.


==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 48 | Pos. 734-36 | Añadido el miércoles 27 de enero de
2016 10H39' GMT-03:03
El alejamiento del costumbrismo no radicó tanto en el rechazo de los códigos de
representación como en la conciencia que tomaron los nuevos directores de las
desemejanzas entre narración y puesta en escena. Porque si la nueva generación
apostó por el realismo lo hizo, principalmente, en términos de la segunda.
==========
Dos veces junio (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 400-401 | Añadido el viernes 29 de enero de
2016 02H16' GMT-03:03

Casi no le quedaba cuerpo donde pudiesen matarla.


==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 86-87 | Añadido el viernes 29 de enero de 2016
15H54' GMT-03:03

El viaje perfecto es el que dura una noche entera, porque es como si no hubiese
ocurrido.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 156-57 | Añadido el viernes 29 de enero de 2016
15H59' GMT-03:03

la curva de la espalda me hace saber de su existencia.


==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 239-41 | Añadido el viernes 29 de enero de 2016
16H06' GMT-03:03

Veo eso en Martínez Estrada: el arte del cambio de tema. El cambio de tema era su
don y a mí es lo único que me importa en el mundo. El arte del cambio de tema, cómo
pasar de una cosa a la otra.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 274-75 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
01H33' GMT-03:03

Hay una clase de sabiduría en la vida, que es que nada es para tanto jamás.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 353 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
01H38' GMT-03:03

Me inclino por lo despojado; según mi escala, se diría que existe incluso un


derroche en la vida de los espartanos.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 376-77 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
01H40' GMT-03:03

la fama de mufa, que para peor alitera, no pudiendo ser probada, tampoco puede ser
desmentida.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 460-61 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
01H46' GMT-03:03

Es tan precisa su renuncia a mí, tan medida y tan perfecta, que empiezo a
preguntarme si en verdad no le intereso en cierto modo.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 503 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
01H50' GMT-03:03

Siento ahora esa mezcla peculiar de intriga y admiración que siente cualquier
desganado en presencia de cualquier entusiasta.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 901 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
02H15' GMT-03:03

Mi antipatía general por los hombres de altura excesiva


==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 966-67 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
03H04' GMT-03:03

Nada me tienta, nada me importa, no soy fuerte ni soy débil, no estoy prestando
atención.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 968-71 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
03H10' GMT-03:03

Yo creo en la salida contraria, la que elude la tragedia: desterrar a la propia


culpa, echarla hacia un país muy lejano. Desterrar el remordimiento a un país lo
suficientemente remoto como para que hablen sus habitantes otra lengua y las voces
del remordimiento no puedan ser ya oídas ni comprendidas. Que se vuelvan puro ruido
y por fin el ruido perfecto, que no es otro que el silencio.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 80 | Pos. 1216 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
03H47' GMT-03:03

¿Quién mejor que un continuista para comprender hasta qué punto la vida que
llevamos se ve atravesada por desatenciones y por la interrupción?
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1248-49 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
03H49' GMT-03:03

Las ciudades, después de todo, existen más que nada para eso: para fabricar azares
y ponerlos a funcionar.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1412-13 | Añadido el sábado 30 de enero de 2016
04H05' GMT-03:03

Se abandona por lucidez, por haber entendido todo, porque es inútil hacer durar lo
que en verdad ya se acabó.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 132 | Pos. 2012-13 | Añadido el lunes 1 de febrero de
2016 07H24' GMT-03:03

No hay nada más inofensivo que la pura contemplación.


==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 161 | Pos. 2461-62 | Añadido el lunes 1 de febrero de
2016 08H40' GMT-03:03

he sido muy sabio al no dejarme sugestionar, porque hay algo peor que un astuto con
intenciones secretas, y es un incauto que no tiene ninguna intención.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 170 | Pos. 2597-98 | Añadido el lunes 1 de febrero de
2016 08H51' GMT-03:03

la más cabal de las debilidades humanas, la de tener nada más que un solo cuerpo, y
no poder no estar en él.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 173 | Pos. 2641-44 | Añadido el lunes 1 de febrero de
2016 08H54' GMT-03:03

Repaso en el video que alquilé la victoria de Galíndez esa noche. Una victoria que
en muchas ocasiones me llevó a pensar, aunque no obrara en consecuencia en ninguna
de esas ocasiones, que no hay nada que no pueda revertirse, ningún hecho que no
pueda deshacerse, cosa alguna que impida del todo que alguien logre volver atrás.
==========
Bahía Blanca (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 213 | Pos. 3261-62 | Añadido el lunes 1 de febrero de
2016 10H58' GMT-03:03

no se deja de estar juntos por dormir, aunque en la noche el cuerpo haga cosas que
uno desconoce y provoque por su cuenta distancias que uno no decidió? Kilómetro
==========
La joven guardia. Nueva narrativa argentina (Maximiliano Tomas)
- Subrayado en la página 146 | Pos. 2237-38 | Añadido el lunes 15 de febrero de
2016 03H34' GMT-03:03

Cuando uno aprende que es malo desperdiciar el odio, ya no es un escritor tan


joven.
==========
La joven guardia. Nueva narrativa argentina (Maximiliano Tomas)
- Subrayado en la página 164 | Pos. 2515-18 | Añadido el lunes 15 de febrero de
2016 03H47' GMT-03:03

No hay, al principio, nada. Nada. El río liso, dorado, sin una sola arruga, y
detrás, baja, polvorienta, en pleno sol, su barranca cayendo suave, medio comida
por el agua, la isla.
==========
La joven guardia. Nueva narrativa argentina (Maximiliano Tomas)
- Subrayado en la página 116 | Pos. 1773 | Añadido el jueves 17 de marzo de 2016
23H15' GMT-03:03

Lo importante es seguir escribiendo, aunque no entiendas del todo.


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 40 | Añadido el jueves 24 de marzo de 2016
02H57' GMT-03:03

Pueblo sin fiestas,


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 42-44 | Añadido el jueves 24 de marzo de 2016
02H58' GMT-03:03
Tertulias, nunca. Horror sagrado al baile: ni por pensamiento: nunca, nunca. Las
familias entre sí se visitan sólo en caso de pésame o enfermedad, quizás cuando ha
llegado un ausente mucho tiempo esperado.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 56-57 | Añadido el jueves 24 de marzo de 2016
02H59' GMT-03:03

Ropas colgadas, como ahorcados fantasmas.


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 201-2 | Añadido el jueves 24 de marzo de 2016
03H15' GMT-03:03

Entre mujeres enlutadas pasa la vida. Llega la muerte. O el amor. El amor, que es
la más extraña, la más extrema forma de morir; la más peligrosa y temida forma de
vivir el morir.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 223-24 | Añadido el jueves 24 de marzo de 2016
03H17' GMT-03:03

no, nunca se le ha aparecido el difunto,


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 244-45 | Añadido el jueves 24 de marzo de 2016
03H19' GMT-03:03

¡Cuántos no han vuelto del maldito Norte!¡Cuántos han vuelto enfermos y sin un
centavo partido por la mitad!
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 612 | Añadido el viernes 25 de marzo de 2016
05H35' GMT-03:03

El confesonario es el centro de sus actividades, el punto desde donde dirige la


vida —las vidas— de la comarca.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 661-64 | Añadido el viernes 25 de marzo de 2016
05H38' GMT-03:03

lo bueno es haber conseguido que vengan a los Ejercicios... parece increíble... Don
Román Capistrán, el director político; don Refugio Díaz, el práctico en medicina y
farmacia; don Pascual de Pérez y León, el práctico en Litis: todos tres con fama de
liberales; herejes para algunos; anatematizados por otros como masones; el primero,
sanguinario; el segundo, brujo; el tercero ladrón, según el decir público.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 54 | Pos. 827 | Añadido el viernes 25 de marzo de 2016
05H47' GMT-03:03

y ahora anda con que es reyista:


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 894-95 | Añadido el viernes 25 de marzo de 2016
05H51' GMT-03:03

cuando dejara de ser autoridad, el fingido comedimiento que se le dispensaba y era


producto del temor se trocaría en absoluto vacío, quién sabe si en represalias.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 901-4 | Añadido el viernes 25 de marzo de 2016
05H52' GMT-03:03

al darse cuenta de que no le aprovechaban los «méritos» de jacobino, antes le


creaban problemas, declinó su actitud; comenzó a ir a misa los domingos; el Jueves
de Corpus pasado aceptó llevar el varipalio en la procesión y se hizo de la vista
gorda para que se practicasen actos de culto externo; dejó quitar al Padre Reyes el
retrato de Juárez que había en la Presidencia.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 980-83 | Añadido el viernes 25 de marzo de 2016
06H18' GMT-03:03

También era evidente la infición liberal y socialista; uno, en el Norte, había


estado en una huelga; dos o tres confesaron rencores contra los ricos; aquél
manifestó su connivencia con gentes de Teocaltiche para venir a fundar un club
juarista, y el otro declaró estar comprometido en una conjura para levantarse en
armas, «caso que don Porfirio se reeligiera», y que acabarían con los ricos.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1017-18 | Añadido el viernes 25 de marzo de
2016 06H20' GMT-03:03

los peligros inminentes de la grey: liberalismo, libertinaje de costumbres,


masonería, espiritismo, socialismo, lecturas impías, ¡revolución!
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 78 | Pos. 1195-96 | Añadido el viernes 25 de marzo de
2016 06H29' GMT-03:03

cuando fusilaron a Maximiliano empapó con lágrimas el pañuelo que tenía en las
manos.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1205-7 | Añadido el viernes 25 de marzo de 2016
06H30' GMT-03:03

el Padre Reyes tiene que intervenir todos los años para que la imaginación del
muchacho no se desmande; un mundo de figuras, desde Adán hasta don Porfirio Díaz,
pasando por Maximiliano y Juárez, componen el incendio;
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 83 | Pos. 1259 | Añadido el viernes 25 de marzo de 2016
06H32' GMT-03:03

—Yo creo que va a acabar en anarquista. —Judas es la cara de Juárez.


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 85 | Pos. 1297-98 | Añadido el viernes 25 de marzo de
2016 06H34' GMT-03:03

Pascal ha descubierto que toda la infelicidad de los hombres viene de una sola
cosa, que es no saber permanecer quietos en una habitación.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 102 | Pos. 1555-56 | Añadido el viernes 25 de marzo de
2016 20H18' GMT-03:03

Primero como una broma, después como una puñalada, va corriendo el rumor de que
vienen tropas del gobierno a vigilar el cumplimiento de las Leyes de Reforma e
impedir las procesiones.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 130 | Pos. 1991-93 | Añadido el martes 29 de marzo de
2016 23H54' GMT-03:03

Muchos tienen la devoción de estar tan prevenidos para la muerte, que en vida se
mandan hacer el féretro y labrar los cirios con que han de ser velados, y esto les
sirve de tema para sus meditaciones y espiritual aprovechamiento; hay quienes
guardan su cajón, ceras y mortajas desde quince o veinte años, y algunos en lugar
ostensible de sus casas, aun en sus recámaras.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 144 | Pos. 2201-4 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H05' GMT-03:03

El martes, alarma. Llegó un piquete de gendarmería. Las calles, tétricas, como


nunca. Los comercios cerrados. Comenzó a saberse poco a poco que la tropa venía con
el nuevo director político. Don Román Capistrán había recibido su destitución.
¡Volver a empezar con otra gente, de quién sabe qué ideas, mandado, recomendado
seguramente por los liberales de Teocaltiche!
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 145 | Pos. 2209-10 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H06' GMT-03:03

los arrieros mueven mucha correspondencia privada


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 145 | Pos. 2214 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H07' GMT-03:03

son los vehículos de infección comunicados con otros pueblos, con la capital, con
el Mundo, enemigo del alma.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 148 | Pos. 2262-63 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H10' GMT-03:03

lo que sucede es que al volver nos damos cuenta de las injusticias y mala vida que
acá sufre la gente.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 148 | Pos. 2268 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H10' GMT-03:03

tarde o temprano los pobres se han de aburrir y a bien o a fuerzas las cosas tienen
que cambiar.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 149 | Pos. 2284-85 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H12' GMT-03:03

Acá no se dan cuenta de lo que sucede en otras partes de la República; cuando


estalle la bola nos agarrará desprevenidos.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 152 | Pos. 2330-32 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H14' GMT-03:03

Si nunca se atrevió a fijar los ojos en los de su mujer —por una especie de timidez
o más bien de pudor: le parecería sorprenderla desnuda—, menos era capaz ahora de
sostener la mirada que le descubriera señales para pasto de su infelicidad;
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 159 | Pos. 2434-39 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H23' GMT-03:03

MIENTRAS ruedan lentamente las oscuras canicas de la parroquia, se precipita la


vida del país. Ya pasaron dos años y no se apagan los ecos de fusilerías contra los
obreros de Cananea y de Río Blanco; es público que gentes movidas por los Flores
Magón atacaron varias poblaciones fronterizas; el día dos de este mes fueron
proclamados el general Díaz y don Ramón Corral, candidatos a la presidencia y
vicepresidencia de la República. —«¿No diz que don Porfirio le dijo a un
periodiquero gringo, no hace mucho, que quisieran o no quisieran sus amigos dejaría
de ser Presidente? ¡Ah, qué la política, bendito sea Dios! ¡Una bola de gusto!» —
¡Bolas! ¡Bolas!
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 162 | Pos. 2478-79 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H25' GMT-03:03

Los católicos quedan en libertad, siempre que el programa político que apoyen
ofrezca el respeto a los derechos de la Iglesia.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 163 | Pos. 2495-96 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H26' GMT-03:03

Ni cuando casados, ni cuando novios habíase atrevido a verla fijamente. Lo que


descubrió —ese día veinticuatro de agosto de mil novecientos nueve—, fue peor que
si Damián le hubiera pegado siete tiros en el corazón.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 165 | Pos. 2519-20 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H27' GMT-03:03

Y el reyismo, el reyismo, ¿saben ustedes lo que es el reyismo? Pues como las


huelgas.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 167 | Pos. 2560-61 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H29' GMT-03:03

ya sólo les falta que anden juntos en la calle, como dicen que se acostumbra en las
ciudades.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 169 | Pos. 2579-80 | Añadido el miércoles 30 de marzo de
2016 00H30' GMT-03:03

SE comentaba la entrevista de don Porfirio Díaz y del presidente norteamericano.


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 244 | Pos. 3735-36 | Añadido el sábado 2 de abril de 2016
02H37' GMT-03:03

todos diz que decían que la culpa era del gobernador, el primer gobernador, don
Prisciliano Sánchez, que fue de los primeros liberalotes declarados, y en su tiempo
vino la masonería, y se hizo guerra a Nuestra Santa Madre;
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 270 | Pos. 4126-29 | Añadido el sábado 2 de abril de 2016
03H03' GMT-03:03

Los muchachos vienen mentando a un Francisco Madero, que anda por el Norte diciendo
discursos antirreeleccionistas; unos dicen que está loco: nada menos quiere figurar
como vicepresidente al lado de don Porfirio; otros, que es espiritista y masón, que
llegado el tiempo contará con la ayuda de los gringos; otros, que carece de toda
importancia, cuando ni el general Reyes ha podido con la situación; éste sí que nos
llevaría al anarquismo; pero no hay caso: no es general, ni siquiera licenciado: un
ranchero de Coahuila; ¿cuándo han venido del Norte las revoluciones?
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 270 | Pos. 4133-34 | Añadido el sábado 2 de abril de 2016
03H04' GMT-03:03

En lo que los estudiantes hallan acuerdo es en la opinión de que Reyes no dará la


pelea y las cosas continuarán como hace treinta años.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 291 | Pos. 4454 | Añadido el martes 5 de abril de 2016
01H37' GMT-03:03

Creo que si Luis Gonzaga pudiera componer su incendio este año, pondría el retrato
de Madero, quitando el de don Porfirio
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 301 | Pos. 4601-3 | Añadido el martes 5 de abril de 2016
20H06' GMT-03:03

nadie, nunca, en este pueblo ha sentido pasión de amor —embeleso y locura, entrega
sin reservas dolorosa y dichosa, contra todos los miedos y al impulso de todos los
riesgos—;
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 306 | Pos. 4678 | Añadido el martes 5 de abril de 2016
20H10' GMT-03:03

EL COMETA HALLEY
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 324 | Pos. 4957-59 | Añadido el miércoles 6 de abril de
2016 01H55' GMT-03:03

PRECIPITACIÓN de noticias: la convención antirreeleccionista reunida en el Tívoli


del Elíseo, en la capital de la República, proclama la fórmula Madero-Vázquez Gómez
para contender en las próximas elecciones;
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 324 | Pos. 4960 | Añadido el miércoles 6 de abril de 2016
01H55' GMT-03:03
don Francisco I. Madero entrevistó a don Porfirio;
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 327 | Pos. 5009-10 | Añadido el miércoles 6 de abril de
2016 01H58' GMT-03:03

don Francisco I. Madero fue aprehendido en Monterrey y translaaado a San Luis


Potosí;
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 328 | Pos. 5016-19 | Añadido el miércoles 6 de abril de
2016 01H59' GMT-03:03

Se desecha la promoción maderista para nulificar las elecciones. Madero sigue


preso. Viene luego el dorado paréntesis del Centenario: llegan los embajadores, hay
suntuosos banquetes, pronúncianse brindis y discursos, el Palacio Nacional se
convierte en maravilloso salón de baile. La policía disuelve la manifestación de
los clubes independientes, organizada en honor de los héroes de la Independencia.
La prensa no habla ya de Madero.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 330 | Pos. 5047-48 | Añadido el miércoles 6 de abril de
2016 02H01' GMT-03:03

asuntos tan apasionantes como la prisión de don Francisco I. Madero, las esperanzas
de volver a ver el cometa o el resultado del juicio contra Damián Limón.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 333 | Pos. 5100-5101 | Añadido el miércoles 6 de abril de
2016 02H04' GMT-03:03

¡ SI alguien hubiera ido atando cabos!


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 360 | Pos. 5505-8 | Añadido el miércoles 6 de abril de
2016 02H29' GMT-03:03

Ni el estallido de la tormenta lo despertó. Amortiguados, como llegan al pueblo


todos los ruidos del mundo, vinieron los reportajes de El País acerca del
descubrimiento de un complot revolucionario; las noticias eran cautelosas, daban la
impresión de referirse a un asunto sin importancia; los vecinos las leyeron como si
se tratara de un hecho acaecido en China, en Turquía.
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 360 | Pos. 5518 | Añadido el miércoles 6 de abril de 2016
02H29' GMT-03:03

— ¡Estamos al filo del agua!


==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 364 | Pos. 5573-74 | Añadido el miércoles 6 de abril de
2016 02H32' GMT-03:03

— ¿Ya saben que muchas mujeres andan con los maderistas, carabina en mano, las
cartucheras cruzadas en el pecho?
==========
Al filo del agua (Agustín Yáñez)
- Subrayado en la página 372 | Pos. 5696 | Añadido el miércoles 6 de abril de 2016
02H38' GMT-03:03
San Miguel Chapultepec, 24 de febrero de 1945
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1025-27 | Añadido el martes 12 de abril de 2016
20H24' GMT-03:03

Observadas desde las ruinas de la modernidad, algunas películas del nuevo cine
argentino se proponen realizar un imposible: armar órdenes incorporando el azar.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1014-15 | Añadido el martes 12 de abril de 2016
20H25' GMT-03:03

¿Cómo construir entonces una experiencia si la modernidad barrió con las


tradiciones pero ahora no puede sostenerse a sí misma en tanto renovación
permanente y dadora de sentido? ¿Cómo crear experiencias, en definitiva, con la
variabilidad, la precariedad y el accidente?
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 57 | Pos. 865-67 | Añadido el martes 12 de abril de 2016
20H27' GMT-03:03

no entendemos el nomadismo como una evasión romántica hacia el precapitalismo o una


línea de fuga según lo propone Gilíes Deleuze, sino más bien como un estado
contemporáneo de permanentes movimientos, traslaciones, situaciones de no
pertenencia y disolución de cualquier instancia de permanencia.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 54 | Pos. 815-20 | Añadido el martes 12 de abril de 2016
20H29' GMT-03:03

Cuando los personajes insisten en mantener ese orden (patriarcal) nos encontramos
ante un proceso de disgregación y una inmovilidad, una parálisis y un letargo que
bien merece la denominación de sedentarismo. Cuando la familia en cambio está
ausente y los personajes no tienen un lugar de pertenencia ni un hogar al que
retornar, nos encontramos ante un caso de nomadismo. En realidad, nomadismo y
sedentarismo son signos complementarios de los nuevos tiempos pero muestran estados
diferentes: mientras el nomadismo es la ausencia de hogar, la falta de lazos de
pertenencia poderosos (restrictivos o normativos) y una movilidad permanente e
impredecible; el sedentarismo muestra la descomposición de los hogares y las
familias, la ineficacia de los lazos de asociación tradicionales y modernos y la
parálisis de quienes insisten en perpetuar ese orden.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1165-67 | Añadido el martes 12 de abril de 2016
20H36' GMT-03:03

Como en Wim Wenders, los medios de transporte se mimetizan con el cine, que se
convierte en el medio de transporte de una mirada regulada por la dialéctica entre
un orden global de simultaneidad y una búsqueda de localización.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1180-81 | Añadido el martes 12 de abril de 2016
20H37' GMT-03:03

el nomadismo es un índice de la inestabilidad de los lazos afectivos con el mundo.


==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1247-51 | Añadido el martes 12 de abril de 2016
20H41' GMT-03:03

Según Gilíes deleuze, al rostro se le asignan por lo general tres funciones:


“individuante (distingue o caracteriza a cada cual), socializante (manifiesta un
rol social), relacional o comunicante (asegura no sólo la comunicación entre dos
personas, sino también, para una misma persona, el acuerdo interior entre su
carácter y su rol)” (1984: 146-147, subrayados míos).
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1413-18 | Añadido el miércoles 13 de abril de
2016 01H51' GMT-03:03

En el realismo literario, la sensación de fluidez, transparencia, neutralidad y


conexión naturalizada entre los acontecimientos ha sido la causa de su esplendor,
así como también la razón por la que sus detractores se propusieron demolerlo
mostrando su carácter de artificio, de plusvalía de la codificación, de ideología
de una clase (primero la burguesía, después el proletariado con el realismo
socialista) que no distinguía entre lo real y sus representaciones. En el cine, en
cambio, el neorrealismo no sólo se opuso a una serie de películas que se parecían
demasiado al teatro o que se alejaban de la vida cotidiana, sino que vino a mostrar
el carácter inconexo y errático del acontecimiento, su resistencia a ser inscripto
en esquemas preconcebidos.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 100 | Pos. 1520-21 | Añadido el miércoles 13 de abril de
2016 01H57' GMT-03:03

Estos personajes no piden nuestra piedad y son más bien indiferentes a ella: forman
su propio mundo y no necesitan de ninguna redención exterior.
==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 567-68 | Añadido el martes 26 de abril de 2016
01H28' GMT-03:03

querido, ¡tú pareces detective! (parecido, dijo Hans, viajero),


==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 577 | Añadido el martes 26 de abril de 2016
01H29' GMT-03:03

Es como las historias, aunque todos las conozcan, si las cuentas con amor, no sé,
parecen nuevas. Bah, digo.
==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 111 | Pos. 1695-97 | Añadido el martes 26 de abril de
2016 18H07' GMT-03:03

A mí de joven me daban miedo los viajes, pensaba que podían engañarme. ¿Engañarlo?,
se extrañó Hans. Sí, explicó el organillero, pensaba que viajar podía hacerme creer
que mi vida había cambiado, pero que esa ilusión me duraría lo mismo que el viaje.
==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 112 | Pos. 1716-17 | Añadido el martes 26 de abril de
2016 18H09' GMT-03:03

los que creen que el lugar donde nacieron es su patria, sufren. Los que creen que
cualquier lugar podría ser su patria, sufren menos. Y los que saben que ningún
lugar será su patria, esos son invulnerables.
==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 126 | Pos. 1930-31 | Añadido el martes 26 de abril de
2016 18H23' GMT-03:03

tenía la idea de que escuchando leer a alguien era posible leer sus inflexiones
eróticas.
==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 238 | Pos. 3641-42 | Añadido el miércoles 27 de abril de
2016 06H44' GMT-03:03

Gozaban perversamente tratándose de usted mientras se miraban de tú a los ojos.


==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 291 | Pos. 4448-49 | Añadido el miércoles 27 de abril de
2016 07H47' GMT-03:03

Cuanto más trabajaban juntos más se daban cuenta de lo parecidos que eran el amor y
la traducción, entender a una persona y trasladar un texto, volver a decir un poema
en una lengua distinta y ponerle palabras a lo que sentía el otro.
==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 401 | Pos. 6141-42 | Añadido el viernes 29 de abril de
2016 02H39' GMT-03:03

Es un paréntesis, ¿no?, susurró Hans, el verano, digo. Como si el resto del año
fuera el texto y el verano un comentario, una frase aparte.
==========
El viajero del siglo (Andrés Neuman)
- Subrayado en la página 456 | Pos. 6978-80 | Añadido el viernes 29 de abril de
2016 03H34' GMT-03:03

Cuando una es joven y alegre no quiere aceptar que su alegría se la debe a la


juventud misma, y no a las decisiones imprudentes que va tomando. Pero un día se
dará cuenta, ¡escúcheme!, de que ha envejecido. Sin remedio. Y lo que tenga ese día
será lo único que tenga hasta el último día.
==========
Noche en Opwijk (Alan Pauls)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 37-39 | Añadido el martes 3 de mayo de 2016
03H38' GMT-03:03

Llegado a la madurez, un hombre enfrenta dos horizontes posibles: la revolución o


el ridículo. LENIN, Cuadernos suizos
==========
Historia del dinero (Alan Pauls)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 399 | Añadido el jueves 5 de mayo de 2016
00H29' GMT-03:03

Es como si el dinero no dejara en él huella alguna.


==========
Historia del dinero (Alan Pauls)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 456-59 | Añadido el jueves 5 de mayo de 2016
00H39' GMT-03:03

Hasta que un buen día se entera de que Sartre —el filósofo más feo del mundo, como
se lo describe la persona que le confía el dato— se jacta de llevar en los
bolsillos de su saco todo lo que necesita para vivir, dinero, evidentemente, pero
también tabaco, una libreta y algo para anotar, un cortaplumas, un libro pequeño y
difícil, un par de anteojos de repuesto,
==========
Historia del dinero (Alan Pauls)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 516-17 | Añadido el jueves 5 de mayo de 2016
00H44' GMT-03:03

sólo hablan de dinero los que no lo tienen: los que lo tuvieron alguna vez y lo
perdieron y los que lo hicieron de mala manera; es decir, los que lo hicieron a
secas, los que lo hicieron en vez de heredarlo.
==========
Historia del dinero (Alan Pauls)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 969 | Añadido el viernes 6 de mayo de 2016
20H41' GMT-03:03

Pero eso es cine, y sólo él sabe hasta qué punto debe desconfiar de todo lo que lo
ilusiona.
==========
Historia del llanto (Alan Pauls)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 270-71 | Añadido el martes 17 de mayo de 2016
04H03' GMT-03:03

Considera las lágrimas como una especie de moneda, un instrumento de intercambio


con el que compra o paga cosas. O tal vez es la forma que Lo Cerca adopta en él
cuando está con su padre.
==========
El rey de La Habana (Pedro Juan Gutiérrez)
- Subrayado en la página 129 | Pos. 1974-75 | Añadido el viernes 20 de mayo de
2016 01H41' GMT-03:03

Total, nadie trabajaba, nadie tenía horarios, nadie tenía que levantarse temprano.
No había empleo y todos vivían así, milagrosamente, sin prisa.
==========
El rey de La Habana (Pedro Juan Gutiérrez)
- Subrayado en la página 173 | Pos. 2642-44 | Añadido el miércoles 25 de mayo de
2016 04H32' GMT-03:03

Algunos viejos seguían esperando que el gobierno sol ucionara algo de vez en
cuando. Les habían machacado esa idea y ya la tenían impregnada genéticamente.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 430-31 | Añadido el miércoles 1 de junio de
2016 03H28' GMT-03:03

Antes que en la lengua propia conversaron en la extranjera: la frontera fue siempre


más real que la Capital de la República. Cuando sopla el viento, la basura del país
vecino se deposita entre nosotros.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 639-40 | Añadido el miércoles 1 de junio de
2016 03H44' GMT-03:03

El Impenetrable
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 652-54 | Añadido el miércoles 1 de junio de
2016 03H45' GMT-03:03

¿Qué barbarismo induce a los alucinados como ese Isidro Velázquez, Vicente Gauna y
ahora Annelise Stoker –que no por casualidad aparecen en el Impenetrable–, qué
barbarismo se pone en movimiento para que la gente los llame Vengadores,
Justicieros o Santones?
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 703-4 | Añadido el miércoles 1 de junio de 2016
03H48' GMT-03:03

Entre el infierno de la infancia y el de la frontera ¿qué diferencia había? Para


vivir había que cruzarlos porque siempre hay una frontera.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 83 | Pos. 1261-62 | Añadido el miércoles 1 de junio de
2016 04H14' GMT-03:03

También recuerdo a Tony Curtis y a Yul Brynner cuando vinieron a filmar Taras
Bulba.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 128 | Pos. 1953-56 | Añadido el jueves 2 de junio de 2016
01H43' GMT-03:03

Aquí todos saben qué significa la frontera: purgación, estado de crisálida, el


intervalo que separa del absoluto, la fulguración. Quien se atreve a cruzarla, a
desafiarla, desprecia el paraíso. Tenemos un ansia amorosa por el infierno, tenemos
el gusto por el sabor. Para nosotros las fronteras existen y el infierno no está
solamente del otro lado. Es necesario cruzarlas, morir y transfigurarse para
recobrar la lucidez, la embriaguez de lo múltiple.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 143 | Pos. 2180-82 | Añadido el jueves 2 de junio de 2016
01H54' GMT-03:03

El río es un buen lugar para la evacuación de olores. Y una lancha navegando


solitaria, el laboratorio ideal. Ese pálido río que moja grandes extensiones y
cobija en su seno surubíes y bagres para alimento de matacos y tobas. Los indios
pasan horas metidos en el agua con la red y al anochecer regresan a sus toldos
provistos de comida.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 72 | Añadido el viernes 3 de junio de 2016
04H46' GMT-03:03

las novelas de Libertad Demitrópulos realizan una fuerte apuesta a la construcción


de espacios.
==========
La mamacoca (Libertad Demitropulos)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 72-78 | Añadido el viernes 3 de junio de 2016
04H47' GMT-03:03

El espacio que la escritora decanta en cada historia y que escande en cada


propuesta textual es no solo plural sino de nombres precisos que señalan
territorios reconocibles y emblemáticos. Su imaginación literaria parece partir
desde un núcleo móvil del interior del país para elaborar en esas migraciones
simbólicas universos de ficción que reclaman fundamentalmente a la novela histórica
o al relato de viaje. Estos hitos despliegan y expanden modos de mirar hasta lograr
que a partir de ellos cada texto configure un lugar o una zona. Allí sobresalen la
presentación de unos personajes, que, convertidos en voces discursivas, operan como
figuras especulares de los lugares que habitan o como el reflejo de su transgresión
o de su huida al peligro de la determinación. Desde
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 42 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016 00H48'
GMT-03:03

internment camps and franchise coffee bars co-exist.


==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 57-58 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
00H49' GMT-03:03

how long can a culture persist without the new? What happens if the young are no
longer capable of producing surprises?
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 68-70 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
00H51' GMT-03:03

Eliot's claim was that the exhaustion of the future does not even leave us with the
past. Tradition counts for nothing when it is no longer contested and modified. A
culture that is merely preserved is no culture at all.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 73 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016 00H52'
GMT-03:03

No cultural object can retain its power when there are no longer new eyes to see
it.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 90-91 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
00H54' GMT-03:03

The attitude of ironic distance proper to postmodern capitalism is supposed to


immunize us against the seductions of fanaticism.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 99-100 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
00H55' GMT-03:03

The 'realism' here is analogous to the deflationary perspective of a depressive who


believes that any positive state, any hope, is a dangerous illusion.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 125-27 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
00H59' GMT-03:03

I would want to argue that some of the processes which Jameson described and
analyzed have now become so aggravated and chronic that they have gone through a
change in kind.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 142-43 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H01' GMT-03:03

modernism is now something that can periodically return, but only as a frozen
aesthetic style, never as an ideal for living.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 146-47 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H02' GMT-03:03

For most people under twenty in Europe and North America, the lack of alternatives
to capitalism is no longer even an issue. Capitalism seamlessly occupies the
horizons of the thinkable.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 155-56 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H04' GMT-03:03

'Alternative' and 'independent' don't designate something outside mainstream


culture; rather, they are styles, in fact the dominant styles, within the
mainstream.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 231 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H15' GMT-03:03

harbinger
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 249-50 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H18' GMT-03:03

The point was not to offer an alternative to capitalism - on the contrary, Product
Red's 'punk rock' or 'hip hop' character consisted in its 'realistic' acceptance
that capitalism is the only game in town.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 257-59 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H28' GMT-03:03

It is more like a pervasive atmosphere, conditioning not only the production of


culture but also the regulation of work and education, and acting as a kind of
invisible barrier constraining thought and action.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 267-70 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H29' GMT-03:03

Accordingly, neoliberalism has sought to eliminate the very category of value in


the ethical sense. Over the past thirty years, capitalist realism has successfully
installed a 'business ontology' in which it is simply obvious that everything in
society, including healthcare and education, should be run as a business.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 285-87 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H32' GMT-03:03

For Lacan, the Real is what any 'reality' must suppress; indeed, reality
constitutes itself through just this repression. The Real is an unrepresentable X,
a traumatic void that can only be glimpsed in the fractures and inconsistencies in
the field of apparent reality.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 285-88 | Añadido el jueves 9 de junio de 2016
01H33' GMT-03:03
For Lacan, the Real is what any 'reality' must suppress; indeed, reality
constitutes itself through just this repression. The Real is an unrepresentable X,
a traumatic void that can only be glimpsed in the fractures and inconsistencies in
the field of apparent reality. So one strategy against capitalist realism could
involve invoking the Real(s) underlying the reality that capitalism presents to us.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Highlight on Page 20 | Loc. 303-5 | Added on Thursday, 9 June 16 01:37:10 GMT-
03:03

Capitalist realism insists on treating mental health as if it were a natural fact,


like weather (but, then again, weather is no longer a natural fact so much as a
political- economic effect).
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Highlight on Page 20 | Loc. 306-7 | Added on Thursday, 9 June 16 01:38:15 GMT-
03:03

But what is needed now is a politicization of much more common disorders.


==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Highlight on Page 21 | Loc. 313-15 | Added on Thursday, 9 June 16 01:39:10 GMT-
03:03

The 'mental health plague' in capitalist societies would suggest that, instead of
being the only social system that works, capitalism is inherently dysfunctional,
and that the cost of it appearing to work is very high.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Highlight on Page 21 | Loc. 319-20 | Added on Thursday, 9 June 16 01:39:50 GMT-
03:03

Instead of disappearing, bureaucracy has changed its form; and this new,
decentralized, form has allowed it to proliferate.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Highlight on Page 4 | Loc. 52-54 | Added on Friday, 10 June 16 02:12:32 GMT-
03:03

Quien, sea por temor a las personas, sea por mor del recogimiento íntimo, rehúye el
contacto con el día, no quiere comer y rechaza el desayuno. Evita así la ruptura
entre mundo nocturno y diurno.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Highlight on Page 4 | Loc. 59-60 | Added on Friday, 10 June 16 02:13:31 GMT-
03:03

Quien está en ayunas habla de los sueños como si hablara en sueños.


==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 392-93 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H16' GMT-03:03

The carceral regime of discipline is being eroded by the technologies of control,


with their systems of perpetual consumption and continuous development.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 403-4 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H17' GMT-03:03
It is not so much the content of the written material that is at issue here; it is
the act of reading itself that is deemed to be 'boring'.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 406-8 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H18' GMT-03:03

To be bored simply means to be removed from the communicative sensation-stimulus


matrix of texting, YouTube and fast food; to be denied, for a moment, the constant
flow of sugary gratification on demand.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 418-19 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H19' GMT-03:03

The consequence of being hooked into the entertainment matrix is twitchy, agitated
interpassivity, an inability to concentrate or focus.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 427 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H20' GMT-03:03

If the figure of discipline was the worker-prisoner, the figure of control is the
debtor-addict.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 430-32 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H21' GMT-03:03

If, then, something like attention deficit hyperactivity disorder is a pathology,


it is a pathology of late capitalism - a consequence of being wired into the
entertainment-control circuits of hypermediated consumer culture.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 438-40 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H22' GMT-03:03

Teachers are now put under intolerable pressure to mediate between the post-
literate subjectivity of the late capitalist consumer and the demands of the
disciplinary regime (to pass examinations etc).
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 442-43 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H23' GMT-03:03

Teachers are caught between being facilitator-entertainers and disciplinarian-


authoritarians.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 479-80 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H28' GMT-03:03

'Flexibility', 'nomadism' and 'spontaneity' are the very hallmarks of management in


a postFordist, Control society.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 494-95 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H30' GMT-03:03
Harvey demonstrates that, in an era popularly described as 'post-political', class
war has continued to be fought, but only by one side: the wealthy.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 501-2 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H31' GMT-03:03

neoliberals were more Leninist than the Leninists, using think-tanks as the
intellectual vanguard to create the ideological climate in which capitalist realism
could flourish.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 571-72 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H38' GMT-03:03

bi-polar disorder is the mental illness proper to the 'interior' of capitalism.


==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 604-5 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H41' GMT-03:03

The current ruling ontology denies any possibility of a social causation of mental
illness. The chemico-biologization of mental illness is of course strictly
commensurate with its depoliticization.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 611-12 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H42' GMT-03:03

the task of repoliticizing mental illness is an urgent one if the left wants to
challenge capitalist realism.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 344-45 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
06H51' GMT-03:03

El trabajo en una buena prosa tiene tres peldaños: uno musical, en el que es
compuesta; otro arquitectónico, en el que es construida; finalmente, uno textil, en
el que es tejida.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 36 | Pos. 543-44 | Añadido el sábado 11 de junio de 2016
07H03' GMT-03:03

Los regalos deben afectar tan hondamente al obsequiado que este se asuste.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 639-41 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
05H53' GMT-03:03

new kinds of bureaucracy - 'aims and objectives', 'outcomes', 'mission statements'


- have proliferated, even as neoliberal rhetoric about the end of top-down,
centralized control has gained pre-eminence.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 668-70 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
05H56' GMT-03:03
(The supposed marketization of education, for instance, rests on a confused and
underdeveloped analogy: are students the consumers of the service or its product?)
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 677-78 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
05H57' GMT-03:03

What late capitalism repeats from Stalinism is just this valuing of symbols of
achievement over actual achievement.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 703-4 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
06H08' GMT-03:03

The big Other is the collective fiction, the symbolic structure, presupposed by any
social field.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 49 | Pos. 737-39 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
06H13' GMT-03:03

Really Existing Capitalism is marked by the same division which characterized


Really Existing Socialism, between, on the one hand, an official culture in which
capitalist enterprises are presented as socially responsible and caring, and, on
the other, a widespread awareness that companies are actually corrupt, ruthless,
etc.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 830-31 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
06H24' GMT-03:03

The result is a kind of postmodern capitalist version of Maoist confessionalism, in


which workers are required to engage in constant symbolic self-denigration.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 834-35 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
06H25' GMT-03:03

In the post-Fordist classroom, the reflexive impotence of the students is mirrored


by reflexive impotence of the teachers.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 715-17 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
06H29' GMT-03:03

venza o pierda en la lucha, la burguesía está condenada a sucumbir por las


contradicciones internas que, en el curso de la evolución, le resultarán mortales.
La pregunta es únicamente si se hundirá por sí misma o por obra del proletariado.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 49 | Pos. 741-44 | Añadido el domingo 12 de junio de 2016
06H31' GMT-03:03

Castillo de Heidelberg [70] . Las ruinas cuyos vestigios se elevan hacia el cielo
aparecen a veces doblemente hermosas en días claros, cuando en sus ventanas o en
los remates la mirada se encuentra con las nubes que pasan. La destrucción
refuerza, merced al efímero espectáculo que abre en el cielo, la eternidad de estos
vestigios.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 900-902 | Añadido el domingo 12 de junio de
2016 06H44' GMT-03:03

Insensatos quienes deploran la decadencia de la crítica. Pues su hora sonó hace


mucho tiempo. La crítica es una cuestión de distancia justa. Se encuentra a sus
anchas en un mundo en el que lo que importa son las perspectivas y prospectivas y
en el que aún era posible adoptar un punto de vista.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 876-77 | Añadido el martes 14 de junio de 2016
03H20' GMT-03:03

If the Real is unbearable, any reality we construct must be a tissue of


inconsistencies.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 894 | Añadido el martes 14 de junio de 2016
03H22' GMT-03:03

In these conditions of ontological precarity, forgetting becomes an adaptive


strategy.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 913-14 | Añadido el martes 14 de junio de 2016
03H24' GMT-03:03

In conditions where realities and identities are upgraded like software, it is not
surprising that memory disorders should have become the focus of cultural anxiety
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 968-69 | Añadido el martes 14 de junio de 2016
03H30' GMT-03:03

we might hypothesize that what held the bizarre synthesis of neoconservatism and
neoliberalism together was their shared objects of abomination: the so called Nanny
State and its dependents.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 65 | Pos. 997 | Añadido el miércoles 15 de junio de 2016
02H07' GMT-03:03

Los sellos son las tarjetas de visita que los grandes Estados dejan en la
habitación de los niños.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1030-31 | Añadido el miércoles 15 de junio de
2016 02H08' GMT-03:03

En mi trabajo, las citas son como salteadores de caminos que irrumpen armados y
arrebatan la convicción al ocioso paseante.
==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1101-2 | Añadido el miércoles 15 de junio de
2016 02H13' GMT-03:03

El día se extiende cada mañana sobre nuestra cama como una camisa acabada de lavar;

==========
Calle de sentido único (Walter Benjamin)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1202-3 | Añadido el miércoles 15 de junio de
2016 15H24' GMT-03:03

tampoco la técnica es el dominio de la naturaleza, sino el dominio de la relación


entre la naturaleza y la humanidad.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 65 | Pos. 993-94 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H19' GMT-03:03

at the level of the political unconscious, it is impossible to accept that there


are no overall controllers, that the closest thing we have to ruling powers now are
nebulous, unaccountable interests exercising corporate irresponsibility.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1004-6 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H21' GMT-03:03

the universality of bad experiences with call centers does nothing to unsettle the
operating assumption that capitalism is inherently efficient, as if the problems
with call centers weren't the systemic consequences of a logic of Capital which
means organizations are so fixated on making profits that they can't actually sell
you anything.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1015-16 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H22' GMT-03:03

Read, for instance, the bleak farce of K's encounter with the telephone system in
the Castle, and it is hard not to see it as uncannily prophetic of the call center
experience.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1055-58 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H32' GMT-03:03

The Parallax View is in a sense a meta-conspiracy film: a film not only about
conspiracies but about the impotence of attempts to uncover them; or, much worse
than that, about the way in which particular kinds of investigation feed the very
conspiracies they intend to uncover.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1149-50 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H44' GMT-03:03

we are already in the presence of a paternalism without the Father.


==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1200-1201 | Añadido el jueves 16 de junio de
2016 00H51' GMT-03:03

The effect of permanent structural instability, the 'cancellation of the long


term', is invariably stagnation and conservatism, not innovation. This is not a
paradox.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 80 | Pos. 1220-21 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H53' GMT-03:03
We need to begin, as if for the first time, to develop strategies against a Capital
which presents itself as ontologically, as well as geographically, ubiquitous.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 81 | Pos. 1230-32 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H55' GMT-03:03

In order to save itself, capitalism could revert to a model of social democracy or


to a Children of Men-like authoritarianism. Without a credible and coherent
alternative to capitalism, capitalist realism will continue to rule the political-
economic unconscious.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 81 | Pos. 1236-37 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H56' GMT-03:03

One of the left's vices is its endless rehearsal of historical debates, its
tendency to keep going over Kronsdadt or the New Economic Policy rather than
planning and organizing for a future that it really believes in.
==========
Capitalist Realism (Mark Fisher)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1244-45 | Añadido el jueves 16 de junio de 2016
00H58' GMT-03:03

If neoliberalism triumphed by incorporating the desires of the post 68 working


class, a new left could begin by building on the desires which neoliberalism has
generated but which it has been unable to satisfy.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 81-84 | Añadido el miércoles 22 de junio de 2016
03H42' GMT-03:03

¿Cómo se convierte alguien en escritor, o es convertido en escritor? No es una


vocación, a quién se le ocurre, no es una decisión tampoco, se parece más bien a
una manía, un hábito, una adicción, si uno deja de hacerlo se siente peor, pero
tener que hacerlo es ridículo, y al final se convierte en un modo de vivir (como
cualquier otro).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 120-21 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 03H45' GMT-03:03

Si recuerdo las circunstancias en las que estaba con un libro, eso es para mí la
prueba de que fue decisivo.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 292-94 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 03H55' GMT-03:03

¿Y cuántos libros he comprado, alquilado, robado, prestado, perdido, desde


entonces? ¿Cuánto dinero invertido, gastado, derrochado en libros? No recuerdo todo
lo que he leído, pero puedo reconstruir mi vida a partir de los estantes de mi
biblioteca: épocas, lugares, podría organizar los volúmenes cronológicamente.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 388-89 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 04H05' GMT-03:03
Habitualmente si alguien lo encaraba en la calle para decirle «Borges, soy
escritor», «Ah, yo también», le contestaba, y hundía al interlocutor en la
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 389 | Añadido el miércoles 22 de junio de 2016
04H05' GMT-03:03

nada.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Nota en la página 26 | Pos. 389 | Añadida el miércoles 22 de junio de 2016
04H05' GMT-03:03

nada. che
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 427-28 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 04H09' GMT-03:03

topología, rama que estudia (entre otras cosas) las propiedades de los objetos
geométricos —superficies, sólidos, etc.— que permanecen inmutables cuando el objeto
se deforma sin romperse ni desgarrarse.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 959-61 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 04H42' GMT-03:03

Nos interesa un conglomerado de ideas, a menudo formuladas con descuido, a las que
podríamos poner la etiqueta genérica de «relativismo» y que en la actualidad tienen
bastante influencia en determinados sectores de los estudios humanísticos y de las
ciencias sociales.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 975-76 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 04H43' GMT-03:03

Grosso modo, entendemos por «relativismo» toda filosofía que pretende que la
veracidad o falsedad de una afirmación es relativa a un individuo o a un grupo
social.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1001-4 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 04H46' GMT-03:03

¿Cómo es posible llegar a conseguir un conocimiento objetivo del mundo, aunque sólo
sea aproximado y parcial? Nunca tenemos acceso directo al mundo, sólo a nuestras
sensaciones. ¿Cómo sabemos que existe algo fuera de ellas? La respuesta es muy
simple: no tenemos ninguna prueba de ello; sólo es una hipótesis perfectamente
razonable.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1077-78 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 04H51' GMT-03:03

no existe, al menos hasta la fecha, ninguna codificación completa de la


racionalidad científica y dudamos seriamente que pueda llegar a haberla.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 104 | Pos. 1587-88 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 15H57' GMT-03:03

no vemos ninguna diferencia fundamental entre la epistemología de la ciencia y la


actitud racional en la vida cotidiana: la primera no es sino la prolongación y el
perfeccionamiento de la segunda.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 111 | Pos. 1701-2 | Añadido el miércoles 22 de junio de
2016 16H06' GMT-03:03

El relativismo, así como otras ideas posmodernas, hace mella en la cultura y en la


forma de pensar de la gente.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 459-61 | Añadido el jueves 23 de junio de 2016
00H57' GMT-03:03

Lo maravilloso de la infancia es que todo es real. El hombre mayor (!) es el que


vive una vida de ficción, atrapado por las ilusiones y los sueños que lo ayudan a
subsistir.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 906-7 | Añadido el viernes 24 de junio de 2016
01H30' GMT-03:03

cualquier argentino sabe que al disentir pone en su vida una marca que podrá ser
invocada en algún momento del porvenir para perseguirlo y encarcelarlo.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 977-78 | Añadido el viernes 24 de junio de 2016
20H35' GMT-03:03

La verdadera legibilidad siempre es póstuma.


==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1024-26 | Añadido el viernes 24 de junio de
2016 20H42' GMT-03:03

Atarme a las pequeñas cosas, los ritos mínimos que me salven de la vivencia del
vacío. Estar aquí, convertido en un estudiante, es sólo un medio para escribir
durante unos años sin demasiadas interferencias.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1053-54 | Añadido el viernes 24 de junio de
2016 20H44' GMT-03:03

dijo una frase que me encantó: «Cualquier libro de historia que no tenga cinco
notas al pie por página», hizo una pausa teatral y concluyó: «es una novela». (Me
pareció una excelente definición del género novela).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1080-81 | Añadido el viernes 24 de junio de
2016 20H46' GMT-03:03

He perdido por fin la vida interior. Realizo así una ilusión que alimenté durante
años. Vivir siempre sin pensar, actuar con el estilo sencillo y directo de los
hombres de acción.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1162 | Añadido el viernes 24 de junio de 2016
20H51' GMT-03:03

Mitologías que nacen de vigilar mi cuerpo como si fuera un extraño, un enemigo.


==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1163-64 | Añadido el viernes 24 de junio de
2016 20H52' GMT-03:03

Hablar del cuarto en el que vivo, el espacio influye siempre sobre el modo de
pensar.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1202 | Añadido el sábado 25 de junio de 2016
03H37' GMT-03:03

José Sazbón,
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1316-17 | Añadido el sábado 25 de junio de 2016
03H47' GMT-03:03

Yo tendría que pasarme la vida pensando. Mejor, yo tendría que tener la facultad
mágica de que cuando pienso algo, se escriba solo.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 135 | Pos. 2063-64 | Añadido el martes 28 de junio de
2016 06H36' GMT-03:03

La política, la literatura y los amores envenenados con la mujer de otro han sido
lo único verdaderamente persistente en mi vida.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 151 | Pos. 2309 | Añadido el martes 28 de junio de 2016
06H57' GMT-03:03

11. LOS DIARIOS DE PAVESE


==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 153 | Pos. 2333-34 | Añadido el martes 28 de junio de
2016 07H00' GMT-03:03

Una sociedad que sostiene en el éxito las razones de su economía es capaz de


reconocer las cualidades «estéticas» del fracaso.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 155 | Pos. 2371-75 | Añadido el martes 28 de junio de
2016 07H03' GMT-03:03

«Cuando un hombre se encuentra en mi estado», escribe en las primeras páginas,


«sólo le resta hacer examen de conciencia. No tengo motivo para refutar mi idea de
que cuanto acontece a un hombre está condicionado por todo su pasado, en suma, es
merecido. Sólo así se explica mi actual vida de suicida. Y sé que estoy condenado a
pensar en el suicidio frente a cualquier dificultad o dolor. Eso es lo que me
aterra, mi principio es el suicidio, jamás consumado, que no consumaré jamás, pero
que acaricia mi sensibilidad».
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 184 | Pos. 2816-18 | Añadido el miércoles 29 de junio de
2016 03H31' GMT-03:03

Otra vez, como siempre, no me decido a romper lo que me agobia, a quitarme de


encima esta continua sensación de fracaso. Será Inés quien un día u otro hará algo,
alguna cosa que todavía no sé, que nos llevará al final. Lo que tememos más
secretamente siempre ocurre.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 209 | Pos. 3204-5 | Añadido el jueves 30 de junio de 2016
03H32' GMT-03:03

Todo tiene el mismo fin. Esforzarse para demostrarse a sí mismo y a los demás que
uno tiene talento. ¿Por qué? ¿Para qué?
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 213 | Pos. 3262-63 | Añadido el jueves 30 de junio de
2016 03H37' GMT-03:03

Increíblemente, estuve trabajando sobre Hegel para dar un par de clases en la


Facultad sobre su filosofía de la Historia. El profesor aprende lo que debe enseñar
dos días antes de que se enteren los estudiantes.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 216 | Pos. 3302-3 | Añadido el jueves 30 de junio de 2016
03H41' GMT-03:03

Bella frase de Marx: «La muerte, esa revancha de la especie sobre el individuo».
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 220 | Pos. 3362-63 | Añadido el jueves 30 de junio de
2016 03H45' GMT-03:03

En García Márquez (La hojarasca), como antes en Rulfo, descubro las posibilidades
técnicas de la visión ingenua.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 236 | Pos. 3617-18 | Añadido el jueves 30 de junio de
2016 04H10' GMT-03:03

«Todos aquellos a quienes hemos amado, detestado, o conocido, o solamente


entrevisto, hablan por medio de nuestra voz», M. MerleauPonty.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 251 | Pos. 3836-41 | Añadido el jueves 30 de junio de
2016 04H25' GMT-03:03

He pasado varias tardes visitando hoteles y pensiones en la ciudad, buscando un


cuarto para mí. Es un ejercicio muy extraño porque uno debe decidir sin muchos
elementos el lugar donde quiere vivir. Caminé y caminé y caminé. Hay una sección
especial de los clasificados, donde aparecen las ofertas de cuartos en alquiler.
Uno se guía por la información muy sintética que se detalla en el aviso,
básicamente el barrio, la calle donde está el sitio que se busca y el precio con
que se ofrece el alquiler. Por fin, sin dudas, dejándome llevar por la intuición
elegí un cuarto, en un segundo piso en un petit hotel sobre Riobamba casi Paraguay.

==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 255 | Pos. 3905-6 | Añadido el jueves 30 de junio de 2016
04H30' GMT-03:03
Lo difícil de las mañanas es encontrar una razón para salir de la cama.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 263 | Pos. 4031-34 | Añadido el jueves 30 de junio de
2016 04H40' GMT-03:03

No pensar para poder escribir, o mejor, escribir para lograr pensamientos no del
todo pensados que definen siempre el estilo de un escritor. Al menos ésa es la
tradición del Río de la Plata, Macedonio, Felisberto, Borges, el escritor vacila,
no entiende bien lo que narra y es la contraparte de la figura despótica del
escritor latinoamericano clásico que tiene todo claro antes de empezar a escribir.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 271 | Pos. 4144-45 | Añadido el viernes 1 de julio de
2016 02H32' GMT-03:03

Se puede dudar de todo, pensó, pero no se puede dudar de lo que se eligió sin
motivo, sin sentido pero con la certeza y la convicción de que todo lo que venía
era para él un modo de acercarse al lugar que la luz personal le había mostrado.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 295 | Pos. 4521-24 | Añadido el viernes 1 de julio de
2016 03H01' GMT-03:03

El hombre que lleva consigo todo lo que vale en su vida —un valor que, como todos
los valores verdaderos, sólo lo comprende él—. Si algo me individualiza y sostiene
mi concepción de la literatura, mi marca personal, es que nunca he tenido —ni he
pretendido tener— un lugar mío (o propio), vivo en hoteles, en pensiones, en casas
de amigos, siempre de paso, porque ése es para mí el estado de la literatura: no
hay lugar propio, ni hay propiedad privada. Se escribe, digo yo cómicamente, desde
ahí. Hombre de ningún lugar.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 327 | Pos. 5012-14 | Añadido el viernes 1 de julio de
2016 03H37' GMT-03:03

Miro críticamente ciertas decisiones de mi vida que fueron tomadas en función del
futuro de mi literatura. Por ejemplo, vivir sin nada, sin propiedades, sin nada
material que me ate y me obligue. Para mí elegir es desechar, dejar de lado. Ese
tipo de vida define mi estilo, despojado, veloz. Hay que tratar de ser rápido y
estar dispuesto siempre a dejar todo y escapar.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 333 | Pos. 5101-2 | Añadido el viernes 1 de julio de 2016
03H42' GMT-03:03

Al fin, luego de dar vueltas por Barracas, encuentro un cuarto amplio y luminoso en
Montes de Oca y Martín García, cerca del Parque Lezama.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 335 | Pos. 5125-26 | Añadido el viernes 1 de julio de
2016 03H44' GMT-03:03

Uno se separa de una mujer y pierde la mitad de los amigos y la mitad de la


biblioteca.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 337 | Pos. 5161-62 | Añadido el domingo 3 de julio de
2016 06H11' GMT-03:03

Él es un novelista que como está exiliado tiene ya definido el campo de su


narración: todos sus textos se instalan en el lugar que ha perdido.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 341 | Pos. 5216-17 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
04H23' GMT-03:03

Cortázar: cuando deja de ser Borges, es naturalista (lo mismo le pasa a Bioy
Casares).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 355 | Pos. 5436-38 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
04H37' GMT-03:03

Vivir la literatura como un destino no garantiza la calidad de los textos pero


asegura la convicción necesaria para elegir en cada momento. Uno vive una vida de
escritor porque ya lo ha decidido, pero luego los textos deben estar a la altura de
esa decisión.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 362 | Pos. 5551 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
20H31' GMT-03:03

El primer libro es el único que importa, tiene la forma de un rito de iniciación,


un pasaje, un cruce de un lado al otro.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 363 | Pos. 5551-53 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
20H31' GMT-03:03

La importancia del asunto es meramente privada pero nunca se puede olvidar, estoy
seguro, la emoción de ver por primera vez un libro impreso con lo que uno ha
escrito. Después, hay que tratar de no convertirse en «un escritor».
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 367 | Pos. 5626-28 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
20H36' GMT-03:03

El Yo. Ése va a ser el título del libro. La idea es que la autobiografía es una
forma que todos en algún momento practicamos, deliberadamente o no. No podemos
vivir si de vez en cuando no nos detenemos a hacer un resumen narrativo y
tangencial de nuestra vida.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 369 | Pos. 5650-51 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
20H37' GMT-03:03

Como nos ha enseñado la lingüística, el Yo es, de todos los signos del lenguaje, el
más difícil de manejar, es el último que adquiere el niño y el primero que pierde
el afásico.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 370 | Pos. 5661-63 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
20H38' GMT-03:03

Es preciso acorralar esas presencias tan esquivas en todos los rincones, saber que
ciertos escamoteos, ciertos énfasis, ciertas traiciones del lenguaje son tan
relevantes como la «confesión» más explícita.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 376 | Pos. 5759-60 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
20H47' GMT-03:03

Esa cualidad única de estar adentro y afuera de una historia, y verla mientras
sucede, marcó toda mi literatura y definió mi manera de narrar.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 376 | Pos. 5766 | Añadido el martes 5 de julio de 2016
20H49' GMT-03:03

Eso es narrar, dijo enfurecido de pronto, transmitir una emoción personal de las
historias que uno ha vivido íntimamente y apenas.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 384 | Pos. 5884-85 | Añadido el miércoles 6 de julio de
2016 02H10' GMT-03:03

Mi madre, Ida Maggi, tenía como narradora una virtud que yo siempre he tratado de
usar en mi literatura, porque la clave, o una de las claves del arte de narrar, es
no juzgar a los personajes.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 116 | Pos. 1770-72 | Añadido el jueves 7 de julio de 2016
01H18' GMT-03:03

Para enfrentarse a las ideas dominantes —tanto de los demás como de uno mismo—, es
esencial no pasar por alto que uno puede equivocarse, que los hechos existen
independientemente de nuestros juicios y que mediante la comparación con esos
hechos (en la medida en que podamos cerciorarnos de ellos), nuestros juicios han de
ser evaluados.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 146 | Pos. 2231-32 | Añadido el jueves 7 de julio de 2016
01H48' GMT-03:03

¿qué sentido tiene usar la analogía con la relatividad para explicar la sociología
de Latour a otros sociólogos?
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 151 | Pos. 2306-8 | Añadido el jueves 7 de julio de 2016
01H55' GMT-03:03

¿De qué trata la teoría del caos? Existen muchos fenómenos físicos regidos [13] por
leyes deterministas y, por tanto, predecibles en principio, pero que en la práctica
son impredecibles a causa de su «sensibilidad a las condiciones iniciales».
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 152 | Pos. 2328-31 | Añadido el jueves 7 de julio de 2016
01H56' GMT-03:03

los sistemas caóticos se caracterizan por el hecho de que su predecibilidad está


muy limitada, ya que incluso una mejora espectacular en la precisión de los datos
iniciales (por ejemplo, en un factor de 1000) sólo supone un incremento más bien
mediocre del período de tiempo durante el que se mantiene la validez de nuestras
predicciones. [16]
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 153 | Pos. 2346-47 | Añadido el jueves 7 de julio de 2016
01H58' GMT-03:03

el objetivo último de la ciencia no sólo es predecir, sino también comprender.


==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 183 | Pos. 2806-7 | Añadido el viernes 8 de julio de 2016
08H08' GMT-03:03

Confesamos nuestra simpatía hacia muchas de las posiciones sociales y políticas de


Virilio, pero por desgracia su pseudofísica no ayuda en nada a su causa.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 226 | Pos. 3451-53 | Añadido el viernes 8 de julio de
2016 09H00' GMT-03:03

Los psicólogos, por ejemplo, no necesitan apoyarse en la mecánica cuántica para


sostener que en su ámbito de saber «el observador influye sobre lo observado»; esto
es una perogrullada, independientemente del comportamiento de los electrones o los
átomos.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 251 | Pos. 3847-49 | Añadido el viernes 8 de julio de
2016 09H19' GMT-03:03

Nuestras esperanzas, sin embargo, van en otra dirección, a saber: la aparición de


una cultura intelectual racionalista pero no dogmática, con mentalidad científica
pero no cientificista, amplia de miras pero no frívola, políticamente progresista
pero no sectaria.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 303 | Pos. 4642-43 | Añadido el viernes 8 de julio de
2016 13H58' GMT-03:03

lo que David Lodge llama «una ley de la vida académica»: es imposible exagerar
cuando se adula a un colega.
==========
Imposturas intelectuales (Alan Sokal y Jean Bricmont)
- Subrayado en la página 578 | Pos. 8848-50 | Añadido el viernes 8 de julio de
2016 14H11' GMT-03:03

Decir que «la realidad física es una construcción lingüística y social» es


simplemente una idiotez, pero decir que «la realidad social es lingüística y
social», es prácticamente una tautología.
==========
Página/12 :: radar (pagina12.com.ar)
- Subrayado Pos. 29 | Añadido el miércoles 13 de julio de 2016 04H35' GMT-03:03

Pienso que si deseamos que el cine sea una forma de arte mayor es preciso asegurar
la posibilidad de que no se lo entienda.
==========
Historia del pelo (Alan Pauls)
- Subrayado en la página 100 | Pos. 1521-22 | Añadido el viernes 15 de julio de
2016 03H50' GMT-03:03

No es su capacidad de borrar del mapa personas, cosas, historias, lo que lo


estremece de la muerte; es la verdad que le enseña sobre la composición del mundo.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 105 | Pos. 1602-4 | Añadido el domingo 17 de julio de
2016 00H30' GMT-03:03

una de las transformaciones más decisivas de estos años, esto es, la invasión de la
mercancía en todas las formas de la vida cotidiana, se detecta en varias de las
películas producidas dentro del nuevo cine argentino.
==========
Otros mundos (Gonzalo Aguilar)
- Subrayado en la página 107 | Pos. 1627-28 | Añadido el domingo 17 de julio de
2016 00H32' GMT-03:03

ésta podría ser una de las cifras de las narraciones cinematográficas de los
últimos años: la mercancía como una de las amenazas más poderosas a la existencia
de la experiencia.
==========
Runaway (Alice Munro)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1647-48 | Añadido el jueves 28 de julio de
2016 03H23' GMT-03:03

Rooms in his mind closed up, the windows blackened—what was in there judged by him
to be too useless, too discreditable, to meet the light of day.
==========
Runaway (Alice Munro)
- Subrayado en la página 149 | Pos. 2276-77 | Añadido el jueves 28 de julio de
2016 06H04' GMT-03:03

She hopes as people who know better hope for undeserved blessings, spontaneous
remissions, things of that sort.
==========
Runaway (Alice Munro)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 88-89 | Añadido el lunes 1 de agosto de 2016
02H18' GMT-03:03

If they called too late, Clark charged them for the time anyway.
==========
Escapada (Alice Munro)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 40-41 | Añadido el lunes 1 de agosto de 2016
02H18' GMT-03:03

Si llegaban demasiado tarde Clark les cobraba como siempre.


==========
Las locas, el sexo, los burdeles (Salvador Novo)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 448-51 | Añadido el jueves 4 de agosto de 2016
12H17' GMT-03:03

Es grande lástima que se haya perdido el nombre original de la tortilla (tlaxcalli)


en aras del castellano de tortilla que le fue impuesto, y que suele resultar tan
anfibológico como lo demuestra el hecho de que al desembarcar en Veracruz los
refugiados españoles de 1939, y leer el rótulo de un «Sindicato de Tortilleras»,
les haya aquello parecido un exceso de sindicalismo.
==========
Las locas, el sexo, los burdeles (Salvador Novo)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 474-75 | Añadido el jueves 4 de agosto de 2016
12H18' GMT-03:03

Con la voz chocolate (xocoatl, agua del fruto), la lengua náhuatl invadió a todas
las del mundo.
==========
Las locas, el sexo, los burdeles (Salvador Novo)
- Subrayado en la página 61 | Pos. 932-33 | Añadido el jueves 4 de agosto de 2016
12H50' GMT-03:03

A ellas debe nuestra literatura nada menos que la joya anterior a Gazapo y a
Farabeuf (obras de muchachos que ya no conocieron los burdeles), que es la Santa de
aquel fluido conversador que fue don Federico Gamboa.
==========
Las locas, el sexo, los burdeles (Salvador Novo)
- Subrayado en la página 87 | Pos. 1330-31 | Añadido el jueves 4 de agosto de 2016
13H31' GMT-03:03

de manera que si el mozo no face lo que debe porque no sabe, menos lo face el
viejo, porque no puede.»
==========
La preparación de la novela (Roland Barthes)
- Subrayado en la página 56 | Pos. 851-52 | Añadido el viernes 12 de agosto de
2016 04H14' GMT-03:03

Valen más los señuelos de la subjetividad que las imposturas de la objetividad.


Vale más el Imaginario del Sujeto que su censura.
==========
Estocolmo (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 96 | Pos. 1471-72 | Añadido el domingo 21 de agosto de
2016 17H16' GMT-03:03

Y René, quieto como nunca, acariciándose las manos para sentirse menos solo,
==========
Paraísos (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 106-7 | Añadido el martes 23 de agosto de 2016
20H30' GMT-03:03

Héctor pagó una diferencia para tener un cajón un poco superior al modelo estándar
que provee la obra social.
==========
Paraísos (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 894-95 | Añadido el miércoles 24 de agosto de
2016 11H09' GMT-03:03

Enfermedades, accidentes, pastillas, disparos, el mar. Hago una lista de todas las
formas de morir que se me ocurren en el momento, me pregunto cuál me estará
destinada.
==========
Paraísos (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1171-72 | Añadido el miércoles 24 de agosto de
2016 21H08' GMT-03:03

Como todo, pasada la novedad, las cosas dejan de doler o alegrar.


==========
Paraísos (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 147 | Pos. 2252 | Añadido el viernes 26 de agosto de 2016
15H59' GMT-03:03

Tomo ya que estoy.


==========
Paraísos (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 163 | Pos. 2499-2500 | Añadido el viernes 26 de agosto de
2016 16H14' GMT-03:03
Toda la mañana con la sensación de que alguien viene pisándome los talones pero soy
yo la que me persigo taconeando.
==========
Paraísos (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 169 | Pos. 2578 | Añadido el viernes 26 de agosto de 2016
16H19' GMT-03:03

debajo de los ojos, en los dientes, en la piel, se nota que la eternidad se le va


gastando de a poco.
==========
Paraísos (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 201 | Pos. 3073 | Añadido el domingo 28 de agosto de 2016
00H21' GMT-03:03

Y eso debe ser lo que me asusta, ser más yo de lo que ya soy.


==========
Pequeña flor (Iosi Havilio)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 978-80 | Añadido el viernes 2 de septiembre de
2016 14H30' GMT-03:03

Inmigrantes y criollos llevan adentro un componente antropófago que conduce a


rifarlo todo de tanto en tanto para subrayar el despojo original. Esa sustracción
engendra un resentimiento madre que encuentra en las descendencias un actor
dispuesto a replicar el canibalismo en sintonía con su época. Un llamado periódico
a la destrucción y al resurgimiento.
==========
Fuera de lugar (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 421-23 | Añadido el miércoles 7 de septiembre
de 2016 11H07' GMT-03:03

En su casa del litoral, el aire por sí mismo mojaba, para andar y abrirse paso
había poco menos que empujarlo. En lo seco era distinto, las cosas tenían
destellos, parecían más cercanas, y ni el frío ni el calor imperaban como en
aumento.
==========
Fuera de lugar (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 41 | Pos. 628-29 | Añadido el miércoles 7 de septiembre
de 2016 14H53' GMT-03:03

su prudencia le aconsejaba no arrimarse a los que se ahogan. Manotean a ciegas y a


veces te hunden.
==========
Fuera de lugar (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 57 | Pos. 871-72 | Añadido el jueves 8 de septiembre de
2016 00H55' GMT-03:03

Los ríos del litoral son más lentos, son barrosos. Ocultan lo que llevan. Ahí
pescar es sonsacar. Se parece a descubrir un secreto.
==========
Fuera de lugar (Martín Kohan)
- Subrayado en la página 101 | Pos. 1547-48 | Añadido el jueves 8 de septiembre de
2016 01H41' GMT-03:03

Cualquier suicida parece siempre albergar en sí un resto de secreto insondable,


incluso cuando anuncia lo que hará, incluso cuando explica por qué hace lo que
hace.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 277-78 | Añadido el jueves 15 de septiembre de
2016 02H40' GMT-03:03

Al final del capitalismo, deseoso de perpetuarse, está Hitler. Al final del


humanismo formal y de la renuncia filosófica, está Hitler.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 432-33 | Añadido el jueves 15 de septiembre de
2016 02H48' GMT-03:03

es el colonizado quien quiere ir hacia delante, es el colonizador el que lo


mantiene atrasado.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 513-17 | Añadido el jueves 15 de septiembre de
2016 02H53' GMT-03:03

Para nosotros, el problema no es el de una utópica y estéril tentativa de


reduplicación, sino el de una superación. No queremos hacer revivir una sociedad
muerta. Dejamos esto para los amantes del exotismo. Tampoco queremos prolongar la
sociedad colonial actual, la más malvada que jamás se haya podrido bajo el sol.
Precisamos crear una sociedad nueva, con la ayuda de todos nuestros hermanos
esclavos, enriquecida por toda la potencia productiva moderna, cálida por toda la
fraternidad antigua.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 48 | Pos. 726-27 | Añadido el viernes 16 de septiembre de
2016 03H07' GMT-03:03

Todo en este mundo suda el crimen: el periódico, la muralla y el rostro del hombre.

==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Nota en la página 48 | Pos. 727 | Añadida el viernes 16 de septiembre de 2016
03H08' GMT-03:03

baudelaire
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 54 | Pos. 826-29 | Añadido el viernes 16 de septiembre de
2016 03H13' GMT-03:03

Quedan, por supuesto, algunos hechos menores que oponen resistencia, a saber: la
invención de la aritmética y la geometría por los egipcios; el descubrimiento de la
astronomía por los asirios; el nacimiento de la química entre los árabes; la
aparición del racionalismo en el seno del islam en una época en la que el
pensamiento occidental tenía una apariencia furiosamente prelógica.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 948-49 | Añadido el viernes 16 de septiembre de
2016 03H20' GMT-03:03

De la única dominación de la cual ya no se escapa más es de la estadounidense.


==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1072 | Añadido el viernes 16 de septiembre de
2016 03H46' GMT-03:03

en cualquier lugar donde haya existido colonización, se ha vaciado de su cultura,


de toda cultura, a pueblos enteros.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 73 | Pos. 1105-7 | Añadido el viernes 16 de septiembre de
2016 03H48' GMT-03:03

El gran reproche que estamos autorizados para hacerle a Europa es haber que brado
en su impulso a civilizaciones que no habían cumplido todas sus promesas, es no
haberles permitido desarrollar y hacer realidad toda la riqueza de las formas
contenidas en su mente.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1248-50 | Añadido el viernes 16 de septiembre
de 2016 03H56' GMT-03:03

El resultado de esta falta de integración es, por la dialéctica de la necesidad, la


existencia de un verdadero mosaico cultural en todos los países coloniales. Quiero
decir que en todo país colonial los rasgos culturales no están armonizados sino
yuxtapuestos.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1823-25 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 01H52' GMT-03:03

Queremos que nuestras sociedades alcancen un grado superior de desarrollo por ellas
mismas, por crecimiento interno, por necesidad interior, por progreso orgánico, sin
que nada externo venga a entorpecer este crecimiento, a alterarlo o a
comprometerlo.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1875-77 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 01H56' GMT-03:03

Se nos ofrece a cambio la solidaridad con el pueblo francés; con el proletariado


francés y, a través del comunismo, con los proletariados mundiales. No niego estas
solidaridades. Pero no quiero erigir estas solidaridades en metafísica. No existen
aliados por derecho divino, existen aliados impuestos por el lugar, el momento y la
naturaleza de las cosas.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1882-83 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 01H56' GMT-03:03

No me entierro en un particularismo estrecho. Pero tampoco quiero perderme en un


universalismo descarnado.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1884-85 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 01H56' GMT-03:03

Mi concepción de lo universal es la de un universal depositario de todo lo


particular, depositario de todos los particulares, profundización y coexistencia de
todos los particulares.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 124 | Pos. 1894 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 01H57' GMT-03:03

Aimé Césaire París, 24 de octubre de 1956


==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 124 | Pos. 1895-96 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 01H58' GMT-03:03

Discurso sobre la negritud18 Negritud, etnicidad y culturas afroamericanas


==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 125 | Pos. 1913 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 01H58' GMT-03:03

la negritud no pertenece esencialmente al orden biológico.


==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 125 | Pos. 1915 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 02H07' GMT-03:03

es una de las formas históricas de la condición impuesta al hombre.


==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 125 | Pos. 1913-15 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 02H08' GMT-03:03

Evidentemente, más allá de lo biológico inmediato, la negritud hace referencia a


algo más profundo, y más exactamente a una suma de experiencias vividas que han
terminado por definir y caracterizar una, de las formas de lo humano destinada a lo
que la historia le ha reservado:
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 126 | Pos. 1924-26 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 14H04' GMT-03:03

una comunidad de opresión experimentada, una comunidad de exclusión impuesta, una


comunidad de profunda discriminación. Por supuesto, y ello va en su honor,
comunidad también de resistencia continua, de lucha obstinada por la libertad y de
indomable esperanza. A decir verdad, es todo
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 127 | Pos. 1945-46 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 14H05' GMT-03:03

la negritud en un primer grado puede definirse en primer lugar como toma de


conciencia de la diferencia, como memoria, como fidelidad y como solidaridad.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 128 | Pos. 1955 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 14H05' GMT-03:03

la negritud ha sido una revuelta contra lo que yo llamaría el reduccionismo


europeo.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 129 | Pos. 1966-69 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 14H08' GMT-03:03

lo esencial es que con ella había comenzado una empresa de rehabilitación de


nuestros valores por nosotros mismos, de profundización de nuestro pasado por
nosotros mismos, de reenraizamiento de nosotros mismos en una histo ria, en una
geografía y en una cultura, traduciéndolo todo no por un arcaizante apego al
pasado, sino por una reactivación del pasado para propiciar su propia superación.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 130 | Pos. 1983 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 14H09' GMT-03:03

(la revolución silenciosa es la mejor forma de revolución).


==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 130 | Pos. 1993-94 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 14H10' GMT-03:03

es aquí, en Estados Unidos, entre vosotros, donde nació la negritud. La primera


negritud fue la negritud estadounidense.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 146 | Pos. 2235-36 | Añadido el lunes 19 de septiembre de
2016 14H34' GMT-03:03

Rusia financió el Asia central y el área transcaucasiana (y por esto la analogía


hecha entre el imperio soviético y los imperios coloniales no tiene sentido).
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 217 | Pos. 3315-16 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 22H29' GMT-03:03

Antes de ser sus víctimas, los europeos fueron en primer lugar cómplices del
nazismo al legitimarlo por siglos siempre que se tratara de poblaciones no
europeas.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 217 | Pos. 3316-17 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 22H29' GMT-03:03

No hay nada original en el nazismo que no fuera antes implementado por el


colonialismo contra pueblos no europeos.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 218 | Pos. 3333-37 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 22H44' GMT-03:03

Se trata de la tradición de pensadores negros norteamericanos y caribeños como W.


E. B. Dubois, George Padmore, Oliver Cox, C. L. R. James y otros (Kelley, 2000).
Para ellos el fascismo no era más que la aplicación a las poblaciones europeas de
las técnicas de poder coloniales que por siglos se usaron contra poblaciones no
europeas. Al igual que Césaire, estos pensadores argumentaban que el capitalismo
siempre había sido un sistema mundial (en oposición a nacional) y que el racismo no
era una superestruc-tura/epifenómeno sino un rasgo constitutivo del sistema
capitalista.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 219 | Pos. 3349-51 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 22H45' GMT-03:03

Estos pensadores negros pensando desde su cuerpo, desde su piel, desde el lado otro
de la «diferencia colonial» (Mignolo, 2000), logran ver procesos que le son
invisibles al hombre europeo.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 220 | Pos. 3367-68 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 22H50' GMT-03:03

Esta sería una de las maneras de actualizar a Césaire, tomando el asunto de la


geopolítica y la corpo-política del conocimiento como punto de partida para
«corregir», es decir, descolonizar la mirada eurocentra- da del sistema-mundo
capitalista.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 221 | Pos. 3375-79 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 22H50' GMT-03:03

Las feministas negras y chicanas en los Estados Unidos (Moraga y Anzaldua, 1983),
así como pensadores del Tercer Mundo dentro y fuera de los centros metropolitanos
(Mignolo, 2000), nos recuerdan constantemente que siempre hablamos desde una
localización particular en las relaciones de poder. Nadie escapa a las jerarquías
de clase, raciales, sexuales, de gènero, lingüísticas, geográficas y espirituales
del sistema-mundo europeo capitalista/patriarcal moderno/colonial.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 225 | Pos. 3444-46 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H06' GMT-03:03

¿cómo el sistema-mundo capitalista sería reconceptualizado si movemos el lugar de


enunciación desde un hombre europeo hacia una mujer indígena en las Américas sea
Rigoberta Menchú en Guatemala o Domitila en Bolivia?
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 225 | Pos. 3448-50 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H06' GMT-03:03

Lo que llegó a las Américas fue un paque te de relaciones de poder más amplio y más
abarcador que bajo una perspectiva reduccionista económica propia de ciertas
vertientes del pensamiento marxista y liberal eurocéntrico no es posible visualizar
y mucho menos entender.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 230 | Pos. 3515-18 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H13' GMT-03:03

El viejo y obsoleto paradigma marxista de infraestructura y superestructura es


sustituido por una perspectiva heterogénea histórico-estructural (Quijano, 2000), o
una heterarquía (Kontopoulos, 1993 ), es decir, una articulación de múltiples
jerarquías, en la cual la subjetividad y el imaginario social no son epifenómenos
derivados de las estructuras sino constitutivas del sistema-mundo (Grosfoguel,
2002).
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 231 | Pos. 3533-34 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H20' GMT-03:03

La colonialidad y la modernidad constituyen las dos caras de la misma moneda.


==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 233 | Pos. 3565-66 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H23' GMT-03:03

Las mUltiples y heterogéneas estructuras globales creadas durante 453 años de


colonialismo global (1492-1945) no se evaporaron con la descolonización jurídico-
política de la periferia en los últimos 60 años.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 233 | Pos. 3570-73 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H26' GMT-03:03

Las viejas jerarquías coloniales globales (mencionadas arriba) de


europeos/euronorteamericanos versus no europeos se mantienen vigentes y están
articuladas con la división internacional del trabajo y la incesante acumulación de
capital a escala mundial
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 237 | Pos. 3632 | Añadido el domingo 25 de septiembre de
2016 23H33' GMT-03:03

Para Césaire la descolonización pasa por la afirmación de un universalismo concreto


depositario de todos los particulares.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 239 | Pos. 3661-63 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H34' GMT-03:03

El Estado-nación es una ficción eurocèntrica que no existe en ninguna parte del


mundo.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 241 | Pos. 3691-94 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H40' GMT-03:03

las epistemologías fronterizas subsumen/redefinen la retórica emancipadora de la


modernidad desde las cosmologías y epistemologías de sujetos otros localizados en
el lado oprimido y explotado de la diferencia colonial en pro de la lucha de
liberación descolonizadora para construir un mundo más allá de los límites
impuestos por la modernidad eurocentrada.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 246 | Pos. 3766-70 | Añadido el domingo 25 de septiembre
de 2016 23H48' GMT-03:03

Como casi todas las identidades modernas son una construcción de la colonialidad
del poder en el mundo moderno/colonial, su defensa no es tan subversiva como
aparenta ser a primera vista. «Negro», «indio», «africano», o identidades
nacionales como «colombiano», «keniano», «senegalés», o «francés» son
construcciones de la colonialidad del poder. Defenderlas como identidades absolutas
puede servir para algunos propósitos progresistas dependiendo de lo que esté en
juego en ciertos contextos pero no para la transformación radical del patrón de
poder colonial de este sistema.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 264 | Pos. 4041-42 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 06H21' GMT-03:03

La tercera puerta que se abre después de la Segunda Guerra Mundial es, pues, la del
desencanto con el eurocentrismo y la afirmación renovada de la descolonización como
proyecto.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 276 | Pos. 4224-25 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 06H30' GMT-03:03
Los poemas de Césaire tienen una marca surrealista distintiva y se combinan con la
négritude.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 276 | Pos. 4228 | Añadido el miércoles 28 de septiembre
de 2016 06H30' GMT-03:03

El surrealismo le permitía a Césaire, entre otras cosas, socavar las bases del
cartesianismo.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 277 | Pos. 4243-44 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 06H31' GMT-03:03

Césaire busca introducir un nuevo tipo de razón crítica que descansa en la


«claridad» que el sujeto colonizado tiene de la perversidad del proyecto
civilizatorio europeo.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 294 | Pos. 4496-4500 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 06H41' GMT-03:03

KELLY, Robin D. G., Poetry and the Political Imagination: Aimé Césaire, Negri-
tude, and the Applications of Surrealism [Internet. http://^^w.lipmagazine.org],
2001 (citada el l de abril de 2005).
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 298 | Pos. 4568-72 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 06H42' GMT-03:03

El giro gnoseologico[59][60]decolonial: la contribución de Aimé Césaire a la


geopolitica y la corpo-politica del conocimiento Walter D. Mignolo 0.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 300 | Pos. 4586-87 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 06H44' GMT-03:03

El giro epis- témico decolonial es una ruptura epistémica espacial, irreducible a


los cambios de episteme de Michel Foucault o a los cambios de paradigma de Thomas
Khun.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 308 | Pos. 4720-21 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 06H51' GMT-03:03

el problema del colonialismo no sólo precede al problema del proletariado sino que
es su misma condición de posibilidad.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 315 | Pos. 4818-19 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 06H57' GMT-03:03

Los signos básicos de la morada, de las huellas impresas en los cuerpos, son a la
vez espaciales y temporales.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 320 | Pos. 4896-97 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 07H01' GMT-03:03
La morada de la colonialidad fue y sigue siendo la morada de la no existencia en la
retórica de la (pos)modernidad,
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 323 | Pos. 4952-53 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 07H03' GMT-03:03

La descolonización política, sabemos, fracasó, y fracasó en gran parte porque


mediante la deseada independencia y la autonomía de los Estados nacionales
descolonizados, éstos no pudieron salir del juego impuesto por el imperio.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 332 | Pos. 5087 | Añadido el miércoles 28 de septiembre
de 2016 07H11' GMT-03:03

la solución marxista tiene el mismo tipo de limitaciones -aunque con contenidos


opuestos- a las soluciones liberales.
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 350 | Pos. 5364-67 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 07H19' GMT-03:03

Robin D. G. KELLY, Poetry and the Political Imagination: Aimé Césaire, Negritude,
and the Applications ofSunealism [Internet. http://www.lipmagazine.org
==========
Discurso sobre el colonialismo (Aimé Cesaire)
- Subrayado en la página 360 | Pos. 5512-16 | Añadido el miércoles 28 de
septiembre de 2016 07H23' GMT-03:03

[72] Boaventura de SousSA SANTOS, Pela Mao de Alice: o social e o politico na pós-
modemidade, Coimbra, Cortéz Editoria, 1995; sobre el Foro Social Mundial,
http://www.ces.fe.uc.pt/bss/docu-mentos/fsm_eng.pdf
==========
Círculo de Poesía | Cinco poemas de Aimé Césaire (circulodepoesia.com)
- Subrayado Pos. 52-54 | Añadido el miércoles 28 de septiembre de 2016 16H36' GMT-
03:03

cuando mañana pueblo mío la derrota del mercenario termine en fiesta la vergüenza
de occidente se quedará en el corazón de la caña
==========
Canciones (Bob Dylan)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 266-68 | Añadido el domingo 16 de octubre de
2016 18H03' GMT-03:03

la gente ha sido preparada para que intente olvidar que toda su vida es una luna de
miel terminada demasiado pronto
==========
Canciones (Bob Dylan)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 374-76 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H19' GMT-03:03

he visto que lo que amé se ha desvanecido. todavía amo lo que he perdido pero
correr y tratar de recuperarlo sería muy egoísta
==========
Canciones (Bob Dylan)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 391-93 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H19' GMT-03:03

Tropecé en las orillas de doce montañas brumosas he caminado y me he arrastrado en


seis autopistas tortuosas he desandado en medio de siete bosques tristes he estado
al frente de doce océanos muertos he estado a diez mil millas en la boca de un
cementerio y es una fuerte, fuerte, fuerte y es una fuerte lluvia la que va a caer.

==========
Canciones (Bob Dylan)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 451-53 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H21' GMT-03:03

A veces pienso que el mundo entero es un gran patio de prisión algunos somos
prisioneros y otros somos guardias.
==========
Angola y otros cuentos (Helio Vera)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 572-73 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H40' GMT-03:03

Esto ocurre después de 1870, en un país calcinado hasta las raíces por la guerra.
Pero por Villa Rica no llegó a pasar el vendaval de combates, hambre y miseria que
destrozó al resto del Paraguay.
==========
Angola y otros cuentos (Helio Vera)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 591-92 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H41' GMT-03:03

Somos, en parte, de la misma sangre. Pero en la tuya hay una mitad manchada por el
pecado.
==========
Angola y otros cuentos (Helio Vera)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 655-56 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H45' GMT-03:03

Asunción te abre sus calles ruidosas, su antiguo perfil de casas achatadas y


ladrillos rojos, de tejados mohosos.
==========
Angola y otros cuentos (Helio Vera)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 669-70 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H46' GMT-03:03

¿O se habrá ido a Buenos Aires, a trabajar de mucama con cofia blanca y plumero de
ñandú?
==========
Angola y otros cuentos (Helio Vera)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 674 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H46' GMT-03:03

Pronuncia las elles al estilo porteño.


==========
Angola y otros cuentos (Helio Vera)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 685 | Añadido el lunes 17 de octubre de 2016
17H47' GMT-03:03

Picardías de turco y celeridad de judío.


==========
Angola y otros cuentos (Helio Vera)
- Subrayado en la página 107 | Pos. 1630-32 | Añadido el martes 18 de octubre de
2016 20H41' GMT-03:03

Al susto mutuo siguió la curiosidad y a ésta, un animado parloteo en guaraní.


Dorotea no entendió lo que decían; nunca pudo distinguir este idioma, que los
paraguayos prefieren al castellano, de una desordenada sucesión de gruñidos y
carraspeos. Pero era evidente que allí se discutía y regateaba con la misma
intensidad que en el mercado central de Asunción.
==========
Angola y otros cuentos (Helio Vera)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1652 | Añadido el martes 18 de octubre de 2016
20H42' GMT-03:03

Paraguay, la hermética China sudamericana


==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 57-58 | Añadido el viernes 21 de octubre de 2016
01H03' GMT-03:03

un retrato del dueño de la casa, ejecutado con tan magistral dibujo caligráfico que
parecía que el artista lo hubiese logrado de un solo trazo —enredado en sí mismo,
cerrado en volutas, desenrollado luego para enrollarse otra vez sin alzar una ancha
pluma del lienzo.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 137-38 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 01H08' GMT-03:03

habíase llegado, por fin, a buen puerto, para encontrar La Habana enlutada por una
tremenda epidemia de fiebres malignas.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 161-62 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 01H10' GMT-03:03

Y he aquí que el Amo se ve sin criado, como si un amo sin criado fuese amo de
verdad,
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 237-38 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H06' GMT-03:03

en aquel universal concierto se mezclaron músicos de Castilla y de Canarias,


criollos y mestizos, naboríes y negros.—“¿Blancos y pardos confundidos en semejante
holgorio? —se pregunta el viajero—: ¡Imposible armonía!
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 229-30 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H10' GMT-03:03

ilustre Salvador que era, en su modo, una suerte de Aquiles, pues donde no hay
Troya presente se es, a proporción de las cosas, Aquiles en Bayamo o Aquiles en
Coyoacán, según sean de notables los acontecimientos.)
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 238-41 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H10' GMT-03:03

¡Nunca se hubiese visto semejante disparate, pues mal pueden amaridarse las viejas
y nobles melodías del romance, las sutiles mudanzas y diferencias de los buenos
maestros, con la bárbara algarabía que arman los negros, cuando se hacen de
sonajas, marugas y tambores!... ¡Infernal cencerrada resultaría aquélla y gran
embustero me parece que sería el tal Balboa!”
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 243 | Añadido el viernes 21 de octubre de 2016
17H11' GMT-03:03

Luego le pone una peluca blanca que lo hace más negro de lo que es.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 254-55 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H11' GMT-03:03

imaginábase el Amo que Madrid era otra cosa. Triste, deslucida y pobre le parecía
esa ciudad, después de haber crecido entre las platas y tezontles de México.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 275-77 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H13' GMT-03:03

no cesaba en sus lamentos contra la ruindad de esta villa harto alabada —poca cosa
era, en verdad, comparada con lo quedado en la otra orilla del Océano— donde un
caballero de su mérito y apostura tenía que aliviarse con putas, por no hallar
señora de condición que le abriera las cortinas de su alcoba.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 326-28 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H17' GMT-03:03

Mudando la voz, las damas decentes se libraban de cuantas obscenidades y cochinas


palabras se habían guardado en el alma durante meses, en tanto que los maricones,
vestidos a la mitológica o llevando basquiñas españolas, aflautaban el tono de
proposiciones que no siempre caían en el vacío.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 333-35 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H18' GMT-03:03

las putas —únicas mujeres de rostros descubiertos, cabales, apreciables, en tales


tiempos, ya que cada cual quería saber, en caso de trato, lo que habría de llevarse
a las posadas cercanas en medio del universal fingimiento de personalidades,
edades, ánimo y figuras.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 338-39 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H19' GMT-03:03

negro, que no había creído necesario disfrazarse al ver cuán máscara parecía su
cara natural entre tantos antifaces blancos que daban, a quienes los llevaban, un
medio rostro de estatua.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 404-7 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H23' GMT-03:03

Antonio Vivaldi arremetió en la sinfonía con fabuloso ímpetu, en juego concertante,


mientras Doménico Scarlatti —pues era él— se largó a hacer vertiginosas escalas en
el clavicémbalo, en tanto que Jorge Federico Haendel se entregaba a deslumbrantes
variaciones que atropellaban todas las normas del bajo continuo.—“¡Dale, sajón del
carajo!” —gritaba Antonio.—“¡Ahora vas a ver, fraile putañero!”
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 441-46 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H25' GMT-03:03

Ca-la-ba-són, Son-són”. — “Kábala-sum-sum-sum” —coreó Antonio Vivaldi, dando al


estribillo, por hábito eclesiástico, una inesperada inflexión de latín salmodiado.
“Kábala-sum-sum-sum” —coreó Doménico Scarlatti. “Kábala-sum-sum-sum” —coreó Jorge
Federico Haendel. “Kábala-sumsum-sum” —repetían las setenta voces femeninas del
Ospedale, entre risas y palmadas.
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 460-62 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H26' GMT-03:03

Pero Filomeno, ahora, junto al teclado, con una copa puesta sobre la caja de
resonancia, ritmaba las danzas rascando un rayo de cocina con una llave.—“¡Diablo
de negro! —exclamaba el napolitano—: Cuando quiero llevar un compás, él me impone
el suyo. Acabaré tocando música de caníbales.”
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 497 | Añadido el viernes 21 de octubre de 2016
17H28' GMT-03:03

Habría que buscar asuntos nuevos, distintos ambientes, otros países, no sé...
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 505-7 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H29' GMT-03:03

“Pero... ¿quien ha visto que el protagonista de una ópera sea un negro? —dijo el
sajón—: “Los negros están buenos para máscaras y entremeses.”—“Además, una ópera
sin amor no es ópera —dijo Antonio—: Y amor de negro con negra, sería cosa de risa;
y amor de negro con blanca, no puede ser —al menos, en el teatro.”—“Un
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 523-27 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H31' GMT-03:03

“IGOR STRAVINSKY” —dijo, deletreando.—“Es cierto —dijo el sajón, deletreando a su


vez—: Quiso descansar en este cementerio.” — “Buen músico —dijo Antonio—, pero muy
anticuado, a veces, en sus propósitos. Se inspiraba en los temas de siempre: Apolo,
Orfeo, Perséfona —¿hasta cuándo?”—“Conozco su “Oedipus Rex” —dijo el sajón—:
Algunos opinan que en el final de su primer acto — “¡Gloria, gloria, gloria,
Oedipus uxor!” suena a música mía.”—“Pero...
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 530-31 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H31' GMT-03:03

En eso, nosotros somos más modernos. A mí se me importa un carajo saber cómo eran
las óperas, los conciertos, de hace cien años. Yo hago lo mío, según mi real saber
y entender, y basta.”
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 36 | Pos. 543-44 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H32' GMT-03:03

Federico.—“Yo diría más bien que era como una jam session”
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 566-67 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H34' GMT-03:03

comenzó a navegar hacia la estación del ferrocarril donde, resoplando entre brumas,
esperaba la locomotora de Turner con su ojo de cíclope ya encendido...—“Tengo
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 631-35 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 17H41' GMT-03:03

de todos modos, este Montezuma ataviado a la española resulta tan insólito, tan
inadmisible, que la acción vuelve a enredarse, atravesarse, enrevesarse, en la
mente del espectador, de tal modo que ante el nuevo atuendo del Protagonista, del
Jerjes vencido, de la tragedia musical, se le confunde el cantante con las tantas y
tantas gentes de personalidad cambiada como pudieron verse en el carnaval vivido
anoche, antes de anoche o no sé cuándo, hasta que se cierra el telón de terciopelo
encarnado sobre un vigoroso llamado a combate naval,
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 714-17 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 20H50' GMT-03:03

respetable!”—“¿Y, para usted, la Historia de América no es grande ni respetable?”


El Preste Músico metió su violín en un estuche forrado de raso fucsina: — “En
América, todo es fábula: cuentos de Eldorados y Potosíes, ciudades fantasmas,
esponjas que hablan, carneros de vellocino rojo, Amazonas con una teta de menos, y
Orejones que se nutren de jesuitas...”
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 49 | Pos. 743-48 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 20H52' GMT-03:03

más iba corriendo la música del Vivaldi y me dejaba llevar por las peripecias de la
acción que la ilustraba, más era mi deseo de que triunfaran los mexicanos, en
anhelo de un imposible desenlace, pues mejor que nadie podía saber yo, nacido allá,
cómo ocurrieron las cosas. Me sorprendí, a mí mismo, en la aviesa espera de que
Montezuma venciera la arrogancia del español y de que su hija, tal la heroína
bíblica, degollara al supuesto Ramiro. Y me di cuenta, de pronto, que estaba en el
bando de los americanos, blandiendo los mismos arcos y deseando la ruina de
aquellos que me dieron sangre y apellido. De haber sido el Quijote del Retablo de
Maese Pedro, habría arremetido, a lanza y adarga, contra las gentes mías, de cota y
morrión.”—“¿Y
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 758-61 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 20H53' GMT-03:03

forma.”—“Según el Preste Antonio, todo lo “de allá” es fábula.”—“De fábulas se


alimenta la Gran Historia, no te olvides de ello. Fábula parece lo nuestro a las
gentes “de acá” porque han perdido el sentido de lo fabuloso. Llaman “fabuloso”
cuanto es remoto, irracional, situado en el ayer —marcó el indiano una pausa—: No
entienden que lo fabuloso está en el futuro. Todo futuro es fabuloso”
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 776-81 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 20H54' GMT-03:03

estas palabras que parecen cosa de “spiritual”: “The trumpet shall sound and the
dead shall be raised incorruptible, incorruptible, and we shall be changed, and we
shall be changed! The trumpet shall sound, the trumpet shall sound!”
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 788-90 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 20H54' GMT-03:03

En La Habana, sólo sería “el negrito Filomeno”.—“Eso cambiará algún día.”—“Se


necesitaría una revolución.”—“Yo desconfío de las revoluciones.”—“Porque tiene
mucha plata, allá en Coyoacán. Y los que tienen plata no aman las revoluciones...
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 793-94 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 20H55' GMT-03:03

Daniel resultó tan buen intérprete de sueños —¡y con lo que gusta eso ahora!
==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 54 | Pos. 814 | Añadido el viernes 21 de octubre de 2016
20H56' GMT-03:03

dentro de un momento, empezaría a sonar el cobre impar de Louis Armstrong.


==========
Concierto barroco (Alejo Carpentier)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 839-41 | Añadido el viernes 21 de octubre de
2016 20H58' GMT-03:03

Pero ahora reventaban todos, tras de la trompeta de Louis Armstrong, en un enérgico


“strike-up” de deslumbrantes variaciones sobre el tema de “I Can´t Give You
Anything But Love, Baby” —nuevo concierto barroco al que, por inesperado portento,
vinieron a mezclarse, caídas de una claraboya, las horas dadas por los moros de la
torre del Orologio.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 64-67 | Añadido el domingo 23 de octubre de 2016
13H20' GMT-03:03

las consecuencias y ulterioridades culturales del llamado proceso de


‘'modernización” y la que involucra el esfuerzo de esclarecimiento, semántico del
lenguaje ideológico en que* buena parte de la preocupación “latinoamericana se ha
vertido y se vierte hoy día.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 77-78 | Añadido el domingo 23 de octubre de 2016
13H20' GMT-03:03

"Arborescente” llamó alguna vez un amigo a este método y al tipo de pensamiento


digresivo al que sirve, y no rechazo el calificativo.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 190-92 | Añadido el domingo 23 de octubre de
2016 13H29' GMT-03:03

Aunque de manera muy global todo el pensamiento del continente la profese, creo que
es especialmente en la cultura iberoamericana de los países del extremo sur en la
que se orquesta más ricamente esta idea de la rémora.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 197-98 | Añadido el domingo 23 de octubre de
2016 13H31' GMT-03:03
Las rémoras eran raciales, culturales, religiosas, sociales, geográficas,
económicas, psicológicas y políticas, y todo ese lote, mediante el contraste con el
desenvolvimiento triunfal de los Estados Unidos del Norte podía ser organizado con
puntual simetría.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 198-201 | Añadido el domingo 23 de octubre de
2016 13H32' GMT-03:03

Raciales eran sobre todo la heterogeneidad de aportes étnicos y sus desarmonías


pero cada uno de esos aportes constituía un lastre especial: lo español y sus
caracteres, el indio, el mestizo y el negro, dotados de precisas y desalentadoras,
inamovibles etiolo-gías.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 214 | Añadido el domingo 23 de octubre de 2016
13H33' GMT-03:03

Todo esto parecería acercarnos a la onda de “la culpa”


==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 267-69 | Añadido el domingo 23 de octubre de
2016 13H37' GMT-03:03

Hacia fin de siglo y hasta cerca de 1920, el período más brutal y desembozado del
imperialismo estadounidense, esgrimió el comodín de identificarnos como pueblos
corrompidos y desordenados, incapaces para ningún trabajo útil y para el respeto
mínimo requerido por una pacífica convivencia internacional.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 281-82 | Añadido el domingo 23 de octubre de
2016 13H39' GMT-03:03

estos y otros libros semejantes afilaron una tipología moral del hombre
hispanoamericano en la que todo —o casi todo— era oscuro y negativo.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 328-31 | Añadido el lunes 24 de octubre de 2016
01H52' GMT-03:03

Pero es en su famoso pasaje sobre los Estados Unidos y la "nordomanía" que se


vierte lo que aquí más importa: si, aún en los cautos planos culturales que Rodó
coloca el problema, es "el alma" quien corre el peligro de "la enajenación", la
culpa es la imitación desatentada, el desapego a lo propio, el afán por injertar lo
que nos es congenialmente heterogéneo.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 377-79 | Añadido el lunes 24 de octubre de 2016
01H55' GMT-03:03

Ya antes y en su obra tal vez más importante: "La Raza Cósmica" (1925), Vasconcelos
había asestado a los dos rémoras más insistidas: el mestizaje racial y el clima
tórrido una descalificación primordialmente intuitiva pero que las ciencias
sociales tenderían después a ratificar.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 382-84 | Añadido el lunes 24 de octubre de 2016
01H55' GMT-03:03
Gilberto Freyre se referirá a los pueblos —China, Brasil— que no han sufrido más
que superficialmente la occidentalización burguesa y que se encuentran más
desembarazados para llegar —con la ayuda de las mismas técnicas de Occidente— a
formar inéditas de convivencia humana, social e internacional.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 412-13 | Añadido el lunes 24 de octubre de 2016
01H57' GMT-03:03

Pero europeístas y francófilos entusiastas todos ellos, era frente a los Estados
Unidos que alzaban estas advertencias.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 43 | Pos. 646-47 | Añadido el lunes 24 de octubre de 2016
02H13' GMT-03:03

En cada aspecto que aborde está en el caso de hacer jugar las nociones ya vistas de
rémora, de culpa y de conjura y de regular su relevancia factorial, de hacerlas
transitables, de vigilar sus posibles desmesuras.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 876-77 | Añadido el lunes 24 de octubre de 2016
18H49' GMT-03:03

Un proceso universal, largo de cuatro siglos y que importa cambios de índole


social, económica, cultural y política, puede bien cubrirse con el rótulo
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 893-95 | Añadido el lunes 24 de octubre de 2016
18H51' GMT-03:03

El liberalismo filosofía de la expansión aplica a razas y a comunidades nacionales


el aval jerárquico que brinda el darwinismo: la supervivencia de los más fuertes,
los dogmas de la desigualdad biológica.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 906-10 | Añadido el lunes 24 de octubre de 2016
18H52' GMT-03:03

Pero aquí ocurre la gran paradoja. Y esta paradoja es que Occidente y los bienes
que el hombre de Occidente reclama para sí no quieren (¿o no pueden?) ser
universalizados. El sentido de la dignidad del hombre y el do minio de la
naturaleza por la técnica que libertaron a las sociedades occidentales de la
esclavitud y la miseria, Occidente se negará a participarlos con los demás pueblos
de mundo.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1207-12 | Añadido el lunes 24 de octubre de
2016 19H09' GMT-03:03

Zea señala en nuestro mundo ibérico valores no - modernos ni occidentales que


merecen ser salvados y que definen la originalidad iberoamericana frente a los
Estados Unidos y frente a la deshumanización técnica, el practicismo, el
individualismo rapaz, y el culto del dinero que suelen identficarse bastante
abusivamente con ellos. La peculiaridad ibérica se configura por la doble capacidad
de mando y de obediencia, por el doble sentido de la personalidad y la comunidad,
por el de una acción que trasciende lo material y la retribución sus términos, por
el sentido del ocio creador, por el gusto y la capacidad para la aprehensión de lo
concreto.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1256-59 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 18H27' GMT-03:03

Es la posibilidad de que nuestros pueblos fuercen el paso de la occidentalización y


de la modernización y, en realidad, las salteen. De que con un ímpetu, una
sabiduría y un valor que no han revelado hasta ahora consigan ganar para sí mismos
los reinos de este mundo y vayan franqueando, a la vez, el paso hacia las aguas
libres en que esa Modernidad en crisis haya sido, al mismo tiempo, integrada y
superada (9).
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 92 | Pos. 1404 | Añadido el martes 25 de octubre de 2016
18H36' GMT-03:03

al mismo tiempo alienación y desarraigo conciben al hombre en la misma coyuntura y


desalienación y arraigo proponen sacarlo de ella.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1429-30 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 18H38' GMT-03:03

muchas razones obran para poder sospechar que el desarraigo ha andado, anda y
andará por mucho tiempo entre nosotros.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1431-32 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 18H38' GMT-03:03

En la acepción del arraigo físico a un medio dado, en el sentido de un


asentamiento, las sociedades ganaderas de tipo latifundista, las estructuras que
son la base virtualmente intocada del desarrollo rioplatense son las que menos
asidero ofrecen al hombre.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1440-43 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 18H39' GMT-03:03

El cinturón suburbano de Montevideo, las "Villas Miseria" del Gran Buenos Aires,
los "cabecitas negras" que espantaron al Barrio Norte, son el testimonio más
visible de este macrocósmico proceso del desarraigo que ha transportado miríadas de
seres humanos desde un marco ru ral hasta otro donde todos los lazos, físicos,
espirituales, han sido destruidos.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 95 | Pos. 1449-50 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 18H39' GMT-03:03

los caudales humanos de la inmigración constituyeron el superlativo de lo que por


desarraigo suele entenderse.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 104 | Pos. 1583-85 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H05' GMT-03:03

en el Martínez Estrada de los últimos años y las últimas obras hay una pendiente
delirante, seductora y fácil, a tal exageración de los propios y ya arraigados
defectos que, su simple roce, basta para anular en un discípulo, toda
imprescindible cordura.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 104 | Pos. 1592-94 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H05' GMT-03:03

Mafud ha heredado de Martínez Estrada la misma inocencia paradisíaca de todas las


cautelas del pensamiento racional, el mismo impulso sin reticencias a la
generalización, el mismo desprecio a las contradicciones, el mismo tono profètico y
tremendista, desmedido y sin humor.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 108 | Pos. 1648-50 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H10' GMT-03:03

Para Martínez Estrada y para Mafud el indio primigenio, el inquisidor, el


encomendero, el gaucho malo y el inmigrante ávido (nada de lo bueno de ningún
aporte) están dentro de cada uno de nosotros, dictándonoslo todo. Bajo nuestras
apariencias ciudadanas sólo somos "médiums" de su coligada fatalidad.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1848-52 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H21' GMT-03:03

En aquel decisivo 1910 aquellos jóvenes organizaron un ciclo de conferencias en el


que se expidieron Reyes, Henríquez Ureña (que disertó sobre "Motivos de Proteo") y
José Vasconcelos que lo hizo sobre Gabino Barreda, el padre espiritual de aquel
positivismo rechazado. Muchos, entre otros el mismo Vasconcelos, Reyes en su
"Pasado inmediato", Henríquez Ureña, Zea, Iduarte, han recordado ¡estos hechos a
los que la cercanía de la Revolución maderista les prestó retrospectivamente una
gravidez de significado que posiblemente en sí mismos no conllevaban.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1857-59 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H22' GMT-03:03

Beligerante, agónico, desigual, siempre contradictorio, lleno de aristas, desdenes


y pasiones, Vasconcelos se hundió, por el contrario, en aquel "barro de América’’
de que hablara Rodó y vivió, emporcado en él, las alternativas de triunfos y de
derrotas, de cargos y de exilios.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 124 | Pos. 1889-91 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H23' GMT-03:03

Como el tema de los Estados Unidos es en Vasconcelos tan importante como en


Sarmiento o en Martí, vale la pena entonces observar que aquél nació de una
experiencia enteriza y no como en Rodó de alguna síntesis libresca de autores
europeos de desigual categoría.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 131 | Pos. 2005-7 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H31' GMT-03:03

La fecundidad promotora de las mezclas raciales contra todo arresto de superioridad


racista, es una de ellas y la "quinta raza", la "raza cósmica", el crisol de todas
las sangres, es sólo un superlativo poético de la idea, una magnificación lírico-
antropológica.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 134 | Pos. 2044-47 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H34' GMT-03:03

En el proceso revolucionario. Vasconcelos (no soy el inventor de la observación)


representó, en puridad, el punto de vista de la vieja clase media ilustrada
mexicana que también era el único sector —y no por cierto el militar, el campesino,
la vieja oligarquía o los intereses ex-trajeros— en el que podían hallar eco
personalidad e ideas como las suyas.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 135 | Pos. 2068-71 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H36' GMT-03:03

Entre 1920 y 1930. en cambio (tal es por lo menos su visión). Vasconcelos vio en
camino de entronizarse en el poder a una ávida casta de generales que baldan ganado
rápidamente sus galones en años anteriores. Semianalíabetos y brutales usaban como
contundente arma política la liquidación física de sus adversarios y amontonaron en
plazo relampagueante las fortunas más fabulosas.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 142 | Pos. 2168-70 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H51' GMT-03:03

A riesgo de ser machacón, repito que del "poinsetis- mo" salió su franquismo en
1936, ya que para Vasconcelos el bando republicano resultaba similar al clan de
generales revolucionarios y caciques sindicales empeñados en descaracterizar a
México con el marxismo y el indigenismo.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 143 | Pos. 2179-81 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 19H53' GMT-03:03

Desde 1945, el mexicano consideró que la última palabra del realismo político
consistía en reconocer aquella primacía y esta admisión se engranó en la convicción
más vasta de que el mundo volvía a penetrar en la Era de los Imperios. Tal
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 147 | Pos. 2240-42 | Añadido el martes 25 de octubre de
2016 20H06' GMT-03:03

Pintura, música, filosofía son aceptadas por su calidad de testimonio y por su


significación' para la beligerancia político-social.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 169 | Pos. 2582-85 | Añadido el miércoles 26 de octubre
de 2016 14H40' GMT-03:03

Lo que complica en el caso de Rodó toda avaluación es su doble calidad de artista y


pensador, de estilista y éscritor de ideas. Parece evidente que ambas cosas quiso
serlo con parejo empeño y todavía promotor de actitudes y conductas.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 171 | Pos. 2611-12 | Añadido el miércoles 26 de octubre
de 2016 14H42' GMT-03:03

La operación de la palabra artística sobre los hombres se da a través de


experiencias de índole personal; la acción de cierto tipo de ideas se despliega en
una incidencia eminentemente social.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 173 | Pos. 2641-42 | Añadido el miércoles 26 de octubre
de 2016 14H43' GMT-03:03

se podría sostener muy bien que ese "arielismo" tuvo más de una mundivi- sión
persona], de un "rodonismo", en suma, que de lina ideología estrictamente dicha.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 182 | Pos. 2788-92 | Añadido el jueves 27 de octubre de
2016 00H38' GMT-03:03

¿Hay muchos testimonios mejores que el suyo de los trazos que asignaba agudamente
Gaos al "pensamiento en lengua española": ensayístico, militante, inmanentista,
este- tizante? ¿Hay, con su diluir todos los mordientes demasiado concentrados, su
armonizarlo y atenuarlo todo, mej or portavoz de la lamosa "moderación'' uruguaya?
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 184 | Pos. 2818-19 | Añadido el jueves 27 de octubre de
2016 00H40' GMT-03:03

Con que Rodó se inscriba con Martí, con Darío, con ligarte, con Vasconcelos en ese
linaje que va de Bolívar hasta los empeños de estos tiempos, ya tendría bastante la
lección de Próspero para poder rescatarse.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 191 | Pos. 2927-29 | Añadido el jueves 27 de octubre de
2016 00H45' GMT-03:03

Cualquier practicante de la crítica o la historia literarias sabe que no hay


investigación más expuesta a gra- ves desenfoques que la de las "fuentes" de una
obra.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 192 | Pos. 2941-44 | Añadido el jueves 27 de octubre de
2016 00H46' GMT-03:03

Publicado fue "Ariel" a tres décadas del trance en que, cerrado el duro intermedio
de la guerra del Paraguay, se desglosó suficientemente el curso histórico de dos
países cuya accidentada carrera se había cumplido hasta entonces en literal
identificación. Subsistía, sin embargo, vigorosamente hacia 1900 (como subsistirá
hasta hoy) una comunidad intelectual rioplatense.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 199 | Pos. 3050-55 | Añadido el jueves 27 de octubre de
2016 00H54' GMT-03:03

Y si Cañé fue, a este nivel como en otros, la figura tal vez más conspicua de su
promoción y la única de ella que mantuvo con Rodó relaciones epistolares (8), vale
la pena señalar que también se acentuaron en él actitudes de rechazo a las
instituciones deliberativas y representativas (,J) en forma que Rodó es difícil que
haya ignorado. A su invariable postura de moderación y arbitraje correspondería
diluir esos o similares tonos hasta el equilibrio— por lo menos de fórmulas—· de su
planteo político de "Ariel".
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 203 | Pos. 3100-3102 | Añadido el jueves 27 de octubre de
2016 00H58' GMT-03:03
es seguro que Rodó conocía tan bien como cualquier otro lector culto de "La Nación"
la magnitud considerable que el sector dedicado al comento de la vida
norteamericana asume en la colaboración de José Martí en ese diario, entre 1882 y
su muerte.
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 205 | Pos. 3134-37 | Añadido el jueves 27 de octubre de
2016 00H59' GMT-03:03

Un año más tarde, ya en plena guerra hispano-norte- americana de 1898, los núcleos
de apoyo a España en Buenos Aires organizaron un mitin en el Teatro de la Victoria.
Los discursos de Roque Sáenz Peña, el Dr. Tarnas-si y Groussac causaron profunda
impresión y ocuparon con sus transcripciones más de una columna de los diarios de
Buenos Aires y Montevideo
==========
Historia visible e historia esotérica (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 211 | Pos. 3233-35 | Añadido el jueves 27 de octubre de
2016 01H03' GMT-03:03

ni existió en la Argentina un "arielismo" literal, aunque en círculos


estudiantiles, por lo menos hasta la reforma universitaria de 1918, "Ariel"
siguiera representando una buena proclamación de propósitos iniciales
==========
Historias locales diseños globales (Walter Mignolo)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 58-60 | Añadido el viernes 28 de octubre de 2016
01H19' GMT-03:03

El «paradigma otro» es, en última instancia, el pensamiento crítico y utopístico


que se articula en todos aquellos lugares en los cuales la expansión
imperial/colonial le negó la posibilidad de razón, de pensamiento y de pensar el
futuro.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 50-54 | Añadido el viernes 28 de octubre de 2016
16H43' GMT-03:03

Aunque, como se sabe, desde que a fines del siglo XIX Sigmund Freud publicó La
interpretación de los sueños (gran texto autobiográfico, dicho sea de paso), uno
nunca es uno, nunca es el mismo, y como no creo a esta altura que exista una unidad
concéntrica llamada «el yo», o que se puedan sintetizar en una forma pronominal
llamada Yo los múltiples modos de ser de un sujeto, no comparto la superstición
actual sobre la proliferación de escrituras personales. Por eso, hablar de
escrituras del Yo es una ingenuidad, porque no existe el yo al que esa escritura —o
cualquier otra— pueda referir, se reía.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 62-63 | Añadido el viernes 28 de octubre de 2016
16H44' GMT-03:03

Basta verse de lejos para que la ironía y el humor conviertan los empecinamientos y
las salidas de tono en un chiste.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 95-101 | Añadido el viernes 28 de octubre de
2016 16H46' GMT-03:03

Los porteros de los edificios de Buenos Aires se dividían en dos categorías, un 30


o un 35 por ciento eran policías retirados, y otro 30 o 35 por ciento eran
activistas encubiertos del Partido Comunista. Los comunistas habían hecho un gran
trabajo plantando viejos militantes en los edificios de la ciudad como encargados
de mantenimiento. Los comunistas argentinos habían usado esa técnica previendo una
insurrección en Buenos Aires parecida a la que había llevado al poder a los
bolcheviques; manejar los edificios de la ciudad era una excelente táctica
revolucionaria, pero como los comunistas no tenían ninguna intención de hacer lío,
los porteros se habían convertido en informantes del partido y también fueron
usados para proteger a los simpatizantes de izquierda perseguidos por la policía. Y
a mí me tocó uno de ésos, un correntino simpático que cuando me vio aparecer me
avisó lo que estaba pasando y me ayudó a levantar vuelo.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 175-78 | Añadido el viernes 28 de octubre de
2016 16H51' GMT-03:03

No, no me di cuenta, y fue recién al escribir los hechos —y sobre todo al leer años
después lo que había escrito— que vislumbré la forma de mi experiencia, porque al
escribir y al leer ya alineamos lo sucedido en una configuración ordenada dado que,
nos guste o no, ya estamos sometiendo los acontecimientos a la estructura
gramatical, que, por sí sola, tiende a la claridad y a la organización en bloques
sintácticos.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 185 | Añadido el viernes 28 de octubre de 2016
16H52' GMT-03:03

la felicidad puede adquirir a veces una tonalidad criminal y despreciable.


==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 314-16 | Añadido el viernes 28 de octubre de
2016 17H00' GMT-03:03

Descubro entonces una relación secreta entre la economía y el espacio, o mejor, la


velocidad y la amplitud de movimiento de los sujetos según su patrimonio, etc.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 376-77 | Añadido el viernes 28 de octubre de
2016 17H04' GMT-03:03

Hoy, quien quiere respetar el realismo crítico debe emplear el grabador, el


reportaje y la no ficción. Este nuevo camino tiene tanta importancia documental
como el cine.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 518-20 | Añadido el viernes 28 de octubre de
2016 17H16' GMT-03:03

Hamlet = Stephen Dedalus = Quentin Compson = Nick Adams = Jorge Malabia. El joven
romántico, aspirante a artista, que se enfrenta con el mundo tal cual es y no lo
soporta.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 589-90 | Añadido el sábado 29 de octubre de
2016 22H50' GMT-03:03

Pronto no hará ya falta escribir, bastará con tener una vida agitada y decir que
uno es un escritor.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 592-95 | Añadido el sábado 29 de octubre de
2016 22H50' GMT-03:03

Cuando Henry Ford construyó el motor V8, suficientemente poderoso como para
distanciarse de los coches de la policía, las pandillas de gángsters comenzaron a
desarrollarse. El automóvil se convirtió en un arma de guerra. Los pistoleros
prácticamente vivían en sus autos. En esos años el auto sustituyó al caballo como
símbolo del hombre fuera de la ley y en un sentido fue así como el western se
transformó en films de gángsters. (De una descripción del género por el director de
cine Arthur Penn).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 39 | Pos. 596-98 | Añadido el sábado 29 de octubre de
2016 22H51' GMT-03:03

Se escribe con el cuerpo, es decir, con la postura, el cansancio se nota en


distintas zonas y en la dificultad para mover los dedos: un pianista con guantes,
un cazador con lentes oscuros. Algo por ahí. ¿De qué vale la lucidez extrema si uno
siente que su cuerpo es de otro?
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 638-40 | Añadido el sábado 29 de octubre de
2016 22H54' GMT-03:03

Para descubrir un cruce hay que esperar a Manuel Puig, un oído finísimo para el
lenguaje oral y una decisión experimental para narrar con técnica y formas que
muchas veces vienen de otro lado y no de la tradición literaria propiamente dicha
(y en esto Puig es muy joyceano).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 700-702 | Añadido el sábado 29 de octubre de
2016 23H14' GMT-03:03

Sobre Puig. En él no hay distancia irónica entre el escritor y el habla de los


personajes (como sí la hay en Bioy Casares o en Cortázar, que se hacen los
graciosos despreciando el uso del lenguaje de las clases subalternas).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 834 | Añadido el sábado 29 de octubre de 2016
23H25' GMT-03:03

David aprovechó para criticar a Puig e insinuar que no merecía un ensayo como el
mío.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1038-40 | Añadido el sábado 29 de octubre de
2016 23H45' GMT-03:03

Abrumado, pienso en el suicidio como una salida para mí. Mis cicatrices en la
muñeca derecha que usé como marca de mi vida pasada (me las hice de chico al
golpear con la mano una puerta de vidrio, pero siempre las usé para seducir,
mostrar esa huella como prueba de mi decisión de terminar con todo).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1152-53 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 00H56' GMT-03:03

Nunca me preocupó la idea de que la literatura aleja de la experiencia, porque para


mí las cosas fueron al revés: la literatura construía la experiencia.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1820 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 01H45' GMT-03:03

Solanas ha inventado el peronismo de izquierda.


==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 148 | Pos. 2266-69 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H27' GMT-03:03

Atado apasionadamente a la biografía de Freud de Marthe Robert, una novela y, a la


vez, el vértigo de un hombre pensando contra los límites mismos de la razón.
Historia de una «locura» que consiste en descubrir una lógica secreta que invierte
la historia de la filosofía. Interesante analizar el papel del dinero en sus
descubrimientos. La economía convirtió en destino su vida y le dio sentido
retrospectivo a todos sus descubrimientos.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 148 | Pos. 2269-71 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H27' GMT-03:03

Por momentos parece haber olvidado el trayecto de su conocimiento, pero en gran


parte obedeció al camino marcado por sus necesidades. Beca de seiscientos francos,
viaje a París, Charcot, la histeria. Otro circuito, el nivel económico de sus
pacientes, en especial las mujeres (y sus maridos).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 150 | Pos. 2287-89 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H30' GMT-03:03

Mi escisión es, hablando narrativamente, un intento de reconstruir la casa de mi


infancia, un espacio sin historia en el que yo era «considerado» (con todos los
sentidos que le podemos dar a esa palabra). Yo, el considerado, es decir, el que
piensa demasiado en los demás, pero también el que es tenido en cuenta (aunque no
haga nada).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 153 | Pos. 2346-48 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H35' GMT-03:03

Visita de Manuel Puig, que trae un hermoso ejemplar de la versión francesa de La


traición. Es un novelista profesional, el primero que conozco y está decidido a
vivir de su literatura. Nadie que yo recuerde tenía ese proyecto entre nosotros
desde los tiempos de Manuel Gálvez.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 156 | Pos. 2386 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H37' GMT-03:03

«La literatura no está al servicio de la revolución, es la revolución en el terreno


de la palabra», Edoardo Sanguineti.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 159 | Pos. 2426-28 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H40' GMT-03:03

Vendió su novela Cosas concretas a Tiempo Contemporáneo por mil doscientos dólares
(quinientos mil pesos), pero no tiene ninguna gana de publicarla, y menos de
reescribirla, entonces se debate sin tomar decisiones y habla de la abundancia de
libros que inundan el país y sus alrededores.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 159 | Pos. 2438-39 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H41' GMT-03:03

el verdadero temor de David es el suicidio. Mejor, temor a los hechos que pueden
hacer imprescindible el suicidio.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 160 | Pos. 2445-47 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H42' GMT-03:03

Corrigiendo con David Cosas concretas. Es increíble, en lugar de cortar agrega


texto, no tiene la menor idea de lo que es una estructura.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 161 | Pos. 2466-67 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H43' GMT-03:03

Está muy claro: cuando tengo mucho que hacer, me dejo estar. Me siento con la
cabeza entre los brazos (metafóricamente). No hago nada. Dejo que las cosas se
acumulen.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 174 | Pos. 2658-59 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H56' GMT-03:03

propone Carta Abierta como título,


==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 175 | Pos. 2669-71 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 16H57' GMT-03:03

¿Estaré muerto al empezar el siglo XXI? Menos melodramáticamente, ¿alcanzaré a ver


el año 2000? ¿Cómo seré a los sesenta años? ¿Toda mi sorda ambición tendrá
respuesta?
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 178 | Pos. 2718-19 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H00' GMT-03:03

Figuras del escritor público: David Viñas, Günter Grass y Norman Mailer.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 183 | Pos. 2806-7 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H06' GMT-03:03

David acongojado, como si alguien se le hubiera muerto a él, aunque a la vuelta me


contó ciertos secretos de su vida (que no revelaré) que me hicieron comprender sus
momentos de melancolía.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 186 | Pos. 2846-47 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H09' GMT-03:03

De hecho, La interpretación de los sueños es la primera autobiografía moderna.


Freud habla del «origen narcisista de la compasión».
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 187 | Pos. 2858-65 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H13' GMT-03:03

Se puede decir que Freud es el detective de sí mismo en este libro, se convierte en


el campo de su investigación. Comparte las peripecias y las intrigas de su lento
proceso de reconocimiento de las razones —o los sentidos— del sueño, mejor dicho,
de sus propios sueños. Digamos que la forma de Freud para analizar los sueños es el
monólogo narrativo, referido a otro a quien le cuenta su descubrimiento siguiendo
el orden que los sueños tuvieron mientras él los analizaba, por eso la abundancia
de interrogaciones del tipo «¿me propondré acaso burlarme así del doctor?»; otro,
«¿pero qué motivo puede tener para tratar tan mal a un amigo?» o «¿cómo pudo
incluirse esto en mi sueño?». Esas preguntas no sólo detienen el relato sino que
están formuladas desde el lugar de aquel a quien se dirige lo que escribe (un
lector). De hecho, él se hace las preguntas que se haría en su lugar un lector
inteligente. Por otro lado, de este modo dramatiza lo que escribe.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 189 | Pos. 2890-93 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H15' GMT-03:03

Me conmueve el suicidio de Arguedas. Lo había anunciado y lo había postergado. Los


males del alma, buscó unir la cultura andina y la cultura contemporánea y murió en
el intento. No se mató por eso (allí estaba triunfando). Se mató porque la vida es,
a menudo, insoportable. También su muerte es una metáfora del escritor
latinoamericano oculto, no revelado, subterráneo y opuesto a las marquesinas del
boom.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 190 | Pos. 2900-2901 | Añadido el domingo 30 de octubre
de 2016 17H23' GMT-03:03

El esnobismo invade Buenos Aires con la jerga estructuralista.


==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 191 | Pos. 2919-20 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H25' GMT-03:03

Bien, me recomendó que me psicoanalice, como mis amigos me recomiendan ahora


frecuentemente.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 191 | Pos. 2927-28 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H26' GMT-03:03

En ese sentido está claro que siempre hay un tesoro escondido en cada uno, que
podría garantizar la escritura. El fondo es siempre lo que no se conoce, la
cuestión es cómo se pasa de ese lugar oscuro a la claridad de la prosa.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 192 | Pos. 2936-37 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H27' GMT-03:03

David en el Ramos, nervioso, delirante por la aparición de su novela. Concentra


toda su capacidad competitiva en la rivalidad con Cortázar, como antes lo hizo con
Sabato y antes con Walsh o con Puig.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 199 | Pos. 3039-40 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H34' GMT-03:03

en las dos primeras semanas la película El Santo de la espada le ha dado doscientos


millones de pesos de ganancia.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 199 | Pos. 3051-52 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H35' GMT-03:03

Al mediodía encuentro al mismo David en el Ramos, desesperado por la falta de


plata: notable la relación entre su escritura y el dinero. Todas sus novelas están
«terminadas» por el plazo económico.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 210 | Pos. 3205-7 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H47' GMT-03:03

Las listas siempre me han tranquilizado, como si al anotarlas me olvidara del mundo
y, en algunos casos, como si anotar fuera ya hacer lo que imagino o prometo,
contento entonces, como si la novela cuyos capítulos he anotado ya estuviera
escrita.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 211 | Pos. 3229-31 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H49' GMT-03:03

Nos usa a todos nosotros (Puig, Germán García, Néstor Sánchez y yo mismo) para
pelear con Cortázar, dice que todos estamos influidos por su literatura, en mi caso
eso es ridículo porque él sabe bien que yo me apoyé en Hemingway. Le molesta no
tener discípulos literarios.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 212 | Pos. 3238-39 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H50' GMT-03:03

Según él, el collage y los pordioseros son inventos de Cortázar. Querido, le dije,
yo escribo a partir de Hemingway y de Roberto Arlt, espero que no te ofendas.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 213 | Pos. 3251-53 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H51' GMT-03:03

desconfianza de raíz borgeana de cualquier relato que tenga más de veinte páginas,
por la absoluta fidelidad a una prosa de gran precisión con la que parecen
imposibles las carreras de larga distancia.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 215 | Pos. 3296-98 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 17H55' GMT-03:03

Terminé el día escuchando radio Colonia, yo también intrigado con el secuestro de


Aramburu, ¿fueron los peronistas o fueron los servicios de seguridad?
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 218 | Pos. 3342-44 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 18H51' GMT-03:03

David predicando los temas históricos, quiere escribir (para Signos) una novela con
la muerte de Urquiza. Dos conclusiones: siempre escribe por plata y ese proyecto es
un homenaje a mi cuento «Las actas del juicio», que —a mi modesto entender— agotó
el tema en diez páginas.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 219 | Pos. 3352-53 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 18H52' GMT-03:03

Leo el extraordinario trabajo de Deleuze sobre Sacher-Masoch, luminosa síntesis:


los sádicos hacen instituciones y los masoquistas firman contratos.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 231 | Pos. 3533-35 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 19H05' GMT-03:03

Salimos a cenar, pasamos a buscar a David. Tensión por el encuentro con su hija
(¿del primer matrimonio?), que parece no estar muy bien de la cabeza, estaba
también una mujer anciana, «sufrida», a quien le faltaban los dientes de delante
(era su ex mujer).
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 243 | Pos. 3715-17 | Añadido el domingo 30 de octubre de
2016 22H49' GMT-03:03

A ratos, temor de que las anfetaminas me arruinen la cabeza, me haga adicto, no


pueda pensar sin su ayuda. Hoy los chicos de quince años toman LSD y otros
estimulantes como si fueran caramelos. Por lo menos hemos quebrado la represión en
este campo y usamos las drogas para seguir adelante.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 246 | Pos. 3770-73 | Añadido el lunes 31 de octubre de
2016 01H35' GMT-03:03

David se llevó de la librería un paquete con ejemplares de su novela Los dueños de


la tierra, que se acababa de reeditar, y fue a la librería que está enfrente de la
Dávalos, en la calle Corrientes, para venderlos personalmente y pescar así un poco
de plata. Son los libros del autor, me dice sonriendo, me dan diez ejemplares para
regalar y yo los liquido a precio de compra.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 250 | Pos. 3822-24 | Añadido el lunes 31 de octubre de
2016 01H39' GMT-03:03

Braudel habla de los espacios geográficos (los valles, los ríos) que cambian tan
lentamente que no ha habido un tiempo para pensar su presencia en la historia,
¿cuál sería la larga duración en literatura?
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 308 | Pos. 4719-20 | Añadido el martes 1 de noviembre de
2016 02H32' GMT-03:03

«El dinero convierte en destino la vida de los hombres», Karl Marx. Esa frase
define bien el pathos de la novela policial.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 397 | Pos. 6075-76 | Añadido el miércoles 2 de noviembre
de 2016 03H22' GMT-03:03

El carácter chino wen significa a la vez los rasgos, las vetas —de la piedra, de la
madera—, las huellas de las patas de las aves, los tatuajes, el dibujo en los
caparazones de las tortugas, pero también la literatura, dice como si despertara.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 435 | Pos. 6665-66 | Añadido el miércoles 2 de noviembre
de 2016 18H56' GMT-03:03

La idea de consumo exclusivo y del coleccionista como metáfora del artista para
Cortázar.
==========
Los diarios de Emilio Renzi. Los años felices (Ricardo Piglia)
- Subrayado en la página 460 | Pos. 7042-44 | Añadido el miércoles 2 de noviembre
de 2016 19H24' GMT-03:03

Ayer visita de Roa Bastos, narra la bella historia del final de Solano López. Ha
escrito Yo el Supremo, una obra maestra, pero eso no ha cambiado nada. Está solo,
enfermo y sin plata.
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 84 | Pos. 1275-78 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H05' GMT-03:03

En este país donde uno aprovechaba cualquier oportunidad para joder a los demás y
pasarla bien a costillas ajenas había que tener mucho cuidado para conservar la
dignidad. Si uno se descuidaba lo 65 Germán Rozenmacher llevaban por delante, lo
aplastaban como a una cucaracha.
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 85 | Pos. 1292-93 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H05' GMT-03:03

Había tenido que aplastar muchas cabezas para sobrevivir porque si no, hubieran
hecho lo mismo con él.
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1314 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H07' GMT-03:03

Nada más que una cabecita negra


==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1319 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H07' GMT-03:03

Era una china que podía ser su sirvienta


==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 87 | Pos. 1321-22 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H07' GMT-03:03

El señor Lanari sintió una vaga ternura, una vaga piedad, se dijo que así eran
estos negros, qué se iba a hacer, la vida era dura,
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 87 | Pos. 1332-33 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H08' GMT-03:03

Hacete el gil ahora. El voseo golpeó al señor Lanari como un puñetazo.


==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 89 | Pos. 1364-66 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H09' GMT-03:03

Qué espantoso, pensó, si justo ahora llegaba gente, su hijo o sus parientes o
cualquiera, y lo vieran ahí, con esos negros, al margen de todo, como metidos en la
misma oscura cosa viscosamente sucia;
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 90 | Pos. 1370 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H10' GMT-03:03

atrapado por la locura en su propia casa.


==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 91 | Pos. 1386-87 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H12' GMT-03:03

¿de qué libros podría hablar con ese negro?


==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 91 | Pos. 1391-92 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H12' GMT-03:03

El señor Lanari recordó vagamente a los negros que se habían lavado alguna vez las
patas en las fuentes de plaza Congreso. Ahora sentía lo mismo. La misma vejación,
la misma rabia.
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 92 | Pos. 1398-99 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H12' GMT-03:03

La casa estaba tomada.


==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1427-28 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H14' GMT-03:03

Sintió que odiaba. Y de pronto el señor Lanari supo que desde entonces jamás
estaría seguro de nada. De nada.
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 96 | Pos. 1465-66 | Añadido el viernes 4 de noviembre de
2016 01H15' GMT-03:03

–Perón no quiere que cobre menos –Luis miró sus ojos imperturbables. –Ese ya no
está más, pedazo de bruto.
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 135 | Pos. 2067-69 | Añadido el domingo 6 de noviembre de
2016 00H49' GMT-03:03

esos bárbaros qué se creen, brutos que sirven para bestias de carga y ahora se
creen personas civilizadas por culpa de esa basura de Pochito que les metió todas
esas ideas raras en la cabeza. Y le
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 140 | Pos. 2146-48 | Añadido el domingo 6 de noviembre de
2016 03H20' GMT-03:03
Al final de la calle vio la gran tranquera cerrada. Eso era la frontera. Era como
si todo el país fuera una gran estancia, y ahí estaba la tranquera y más allá el
vacío ajeno. Otro mundo.
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 174 | Pos. 2661-65 | Añadido el domingo 6 de noviembre de
2016 21H07' GMT-03:03

Todo estaba dado: estaban esos muchachos tan piolas. Esos escrito-res bastante
mayores que escribían en Contorno –algunos nunca habían leído esa revista pero, en
realidad, con tanto trabajo en el comité no tenían mucho tiempo para leer– y
estaban los caudillos ortodoxos, los caudillos marxistas de la provincia; y después
estaban los asesores del futuro presidente. Todo estaba dado.
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 239 | Pos. 3663-65 | Añadido el martes 8 de noviembre de
2016 02H58' GMT-03:03

Había venido con el transmisor para hacer la revo-lución contra Stroessner y había
terminado poniendo ese almacén y ahora sólo usaba el transmisor para charlar muy
bajito, encerrado en ese galpón,
==========
Obras completas (Germán Rozenmacher)
- Subrayado en la página 246 | Pos. 3768-70 | Añadido el martes 8 de noviembre de
2016 03H02' GMT-03:03

mientras el barco bajaba por el Paraná, cerca de la selva, sus tres pisos, lleno de
luces, y Formosa era un espejismo esfumado detrás del recodo y esta furia virgen,
invicta, era lo único cierto. El Paraná era el agua que todas las tardes del mundo
bajaba hacia el sur.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 65-66 | Añadido el martes 6 de diciembre de 2016
17H22' GMT-03:03

Una gran nación europea es demasiado importante como contribución para un orden
mundial, lleva dentro de sí demasiadas riquezas, para que el tema de su destino
pueda dejarnos indiferentes.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 67-69 | Añadido el martes 6 de diciembre de 2016
17H22' GMT-03:03

Y el continente rector que soñamos, la América nueva, no puede ser sorda a ninguna
de las voces que nos vienen desde la historia universal. Porque es como americanos,
sobre todo, que la importancia de España se nos hace trágicamente aguda. Portamos a
España en nuestra raíz.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 72-74 | Añadido el martes 6 de diciembre de 2016
17H23' GMT-03:03

Urge ver si aquellos valores universales que movieron su acción apostólica y


civilizadora pueden uncirse —monopolísticamente— al ideal que hoy corre con el
nombre de «Hispanidad»,
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 78-79 | Añadido el martes 6 de diciembre de 2016
17H23' GMT-03:03

Por eso la veremos en proyección mundial, y especialmente en proyección americana.


==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 88-89 | Añadido el martes 6 de diciembre de 2016
17H24' GMT-03:03

El interés del espectáculo se duplica, porque el hombre español es demasiado


parecido al hombre sudamericano, para que no veamos en sus problemas, en sus
tendencias, una posible prefiguración de las nuestras, su siempre potencial
pronóstico.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 91-93 | Añadido el martes 6 de diciembre de 2016
17H26' GMT-03:03

Creemos arraigadamente que América no se salvaría, no salvaría su democracia, si no


crece en grupos y personas, la idea de que el totalitarismo no es «sólo» una
invención demoníaca de unos pueblos, de unas minorías dentro de unos pueblos, con
fines pragmáticos de dominación universal.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 134-35 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 17H29' GMT-03:03

Un aspecto nos va a atraer especialmente: las tentativas infructuosas por conciliar


las nociones de persona humana y libertad, con la del Estado totalitario.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 153-54 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 17H30' GMT-03:03

El programa falangista, con la derrota del nazismo, será archivado para siempre.
Sin embargo, las causas que crearon el totalitarismo, no serán destruidas por la
victoria.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 228-29 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H02' GMT-03:03

El culto de la Guerra, — «santa» es mejor—,


==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 269-72 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H05' GMT-03:03

Un materialismo práctico y muy difundido, suele ser la caída final de esta actitud,
aunque la posición «espiritualista», por oposición al materialismo dialéctico del
marxismo, ha obrado poderosamente en la génesis de estos movimientos. Los teóricos
fascistas italianos, pertenecientes a un país de tradición espiritualista,
limitarán su labor a una proclamación vacía:
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 274-76 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H06' GMT-03:03

El naturalismo y el panteísmo literal, más el del mito político-religioso: Raza,


Nación, Estado, juntos a la negación del alma humana y de un Dios espiritual y
sobre todo personal, son las a La oposición de lo espectacular y lo
antiespectacular es una de las más seguras piedras de toque entre un totalitarismo
y un régimen de personas,
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 402-5 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H16' GMT-03:03

Kierkegaard y Chestov, Heidegger y Unamuno, Rilke y Rimbaud, serán objeto de


apelación e innoblemente utilizados. (El turbio empleo no excluye, por otra parte,
la responsabilidad de la inteligencia sobre su fermentación más lejana, el
dramático compromiso del pensamiento con sus más distantes e irreconocibles
frutos).
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 460 | Añadido el martes 6 de diciembre de 2016
18H20' GMT-03:03

los pecados horrendos del Estado son, al fin, los pecados de los hombres,
numerosísimos, que cumplen sus órdenes.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 463 | Añadido el martes 6 de diciembre de 2016
18H20' GMT-03:03

Por rara contradicción, el español es un ser intensamente pasional y agudamente


crítico
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 31 | Pos. 475-76 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H21' GMT-03:03

Una mística de tipo «nazi» tampoco arraigará jamás en España. Esta no tendrá nada
más que místicos auténticos, y estas flores son impares, raras, reacias.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 495-96 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H23' GMT-03:03

El falangismo es un reflejo de toda esta concepción, someramente expuesta, de la


vida, la moral, el hombre y el mundo. Tal vez latieron en su creación esencias
auténticamente humanistas y cristianas.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 506-7 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H23' GMT-03:03

Sabemos lo relativas que son estas psicologías nacionales. Sin embargo; no es


imposible leer en la trayectoria de un pueblo, ciertos rasgos, ciertas tendencias
más estables que otras.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 36 | Pos. 547-49 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H27' GMT-03:03

De toda la concepción totalitaria, se exalta con especialidad el culto al trabajo,


el dinamismo, la empresa, la «mística», la regimentación disciplinaria de la vida
social. Todo ello por razones evidentes de deficiencia colectiva.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 554-55 | Añadido el martes 6 de diciembre de
2016 18H27' GMT-03:03

Pedro Laín Entralgo, uno de los voceros doctrinarios del falangismo (11), hablará
de una religión «del ímpetu, la pasión, el poderío y el entusiasmo».
==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 36-37 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H29' GMT-03:03

la clemencia que el tiempo otorga


==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 39-40 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H29' GMT-03:03

Vicio horroroso, los días prometen algo de lo que no estamos seguros.


==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 44-46 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H29' GMT-03:03

Para no decir que esto es esto otro, para no usar palabras que los escribas
cansados se permiten sin acertar,
==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 65 | Añadido el martes 13 de diciembre de 2016
12H30' GMT-03:03

lo que resulta cierto son los días.


==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 80-81 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H31' GMT-03:03

esa materia que se resiste?


==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 81-82 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H32' GMT-03:03

Toco con mano indeleble lo escaso de la materia.


==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 112-14 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H33' GMT-03:03

y la equivalencia entre el hilo invisible de mi sangre y el hilo invisible de mi


voz hace mucho se ha roto.
==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 122-24 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H33' GMT-03:03

buscar con paciencia la sombra espesa de la época, sitiar la precisa palabra que
incorpore lo perdurable
==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 169-71 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H36' GMT-03:03

La poesía no es epifanía ni un recuento de revelaciones.


==========
La demora (Carlos Battilana)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 329-31 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H42' GMT-03:03

La eventual restitución de aquel tiempo se manifiesta como imposible; en su lugar


surge y se hace insistente la pregunta por "los magnos días" (en una perspectiva
que hace pensar en la tradición del tópico, a partir de François Villon: mais où
sont les neiges d´antan?).
==========
Temporada de armas (Lucía Hourest)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 90-91 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H46' GMT-03:03

Qué es una distancia prudente si a veces hay que acariciar un poco al animal para
saber que está ahí.
==========
Temporada de armas (Lucía Hourest)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 154-57 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 12H49' GMT-03:03

Esto es una carrera contra el tiempo. De algún modo tienen suerte los que sufrieron
la descarga de la terapia de choque. No pueden usar reloj por la tensión que les
atravesó el cuerpo, así que el tiempo se detiene para ellos, y corren con ventaja.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 582-83 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 14H54' GMT-03:03

Sabemos a lo que no podemos volver. No podemos volver a un mundo sin Dios, sin un
espíritu trascendente como entidad protagonista;
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 667-68 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 14H59' GMT-03:03

Todo lo que Hitler y Stalin hicieron fue socializar nuestro pragmatismo y sustituir
la utilidad individual por la utilidad de la raza o la utilidad de la clase». —
Fulton Sheen:
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 715-16 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 15H03' GMT-03:03

España, evangelizadora de la mitad del orbe; España, martillo de herejes, luz de


Trento, espada de Roma, cuna de San Ignacio...; esa es nuestra grandeza y nuestra
unidad: no tenemos otra». Marcelino Menéndez Pelayo
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 762 | Añadido el martes 13 de diciembre de 2016
15H06' GMT-03:03

ESPAÑA Y LO TOTALITARIO:
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 53 | Pos. 804-7 | Añadido el martes 13 de diciembre de
2016 15H09' GMT-03:03

Una nueva democracia planteará en términos más estrictos la tensión del hombre y lo
colectivo, de sociedad-soledad, de comunidad-intimidad. La sociedad no acaba en
nuestra piel y en nuestra sombra. Sigue en nuestros gestos, corre en nuestros
pensamientos, mueve muchos de nuestros latidos. Y hasta donde llegue, tiene
derechos.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 893-97 | Añadido el lunes 19 de diciembre de
2016 17H35' GMT-03:03

El recio sentido intimista, rebelde, individual de lo hispano, que tan bien


ejemplificara en este siglo don Miguel de Unamuno, la influencia de la Iglesia, aún
en la península, como limitadora y cátedra, pueden ser un freno. Pero estos dos
factores pertenecen a la concreta contingencia de las energías históricas y
espirituales de un país y no pueden integrar, sin un arriesgado déficit posible,
unas fórmulas que como las de «la Hispanidad» y el «autoritarismo cristiano»,
pretenderían imponerse sobre pueblos a veces descreídos y a veces gregarios y que
aspiran, en sus sueños más ambiciosos, a una validez universal.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 952-54 | Añadido el lunes 19 de diciembre de
2016 17H37' GMT-03:03

«La Hispanidad, en toda su anchura —piensa Pemán— es la que puede dar fórmula del
único totalitarismo legítimo, o sea el totalitarismo cristiano, donde
verdaderamente se salve todo: la Nación y el Estado de una parte, y de otra, la
dignidad de la persona humana, el Espíritu, la Cultura, todo lo que está en peligro
en Europa.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 978 | Añadido el lunes 19 de diciembre de 2016
17H41' GMT-03:03

Partimos de terreno firme. España es hoy, y por definición expresa, totalitaria.


==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 979 | Añadido el lunes 19 de diciembre de 2016
17H42' GMT-03:03

banalidades y repeticiones?
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 979-83 | Añadido el lunes 19 de diciembre de
2016 17H42' GMT-03:03

Un «régimen», es decir: el conjunto de las estructuras y la dinámica del Estado, de


su fondo y de su forma; con todas las determinaciones histórico-sociales de un
momento y medio dados; un Estado, como conjunto de instrumentos jurídico-
administrativos, son totalitarios, cuando erigen y sirven a un «absoluto», sobre el
vivir público y privado, sobre todo el fluir social. En este «absoluto» dogmático
adquieren las cosas su origen, su fin y su sentido. Ni el área más pequeña de lo
humano queda inmune —tiene derecho a quedarlo—, a la regulación coercitiva,
directiva, que lo secunda.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1017 | Añadido el lunes 19 de diciembre de 2016
17H44' GMT-03:03

En los hechos, un Estado totalitario siempre estará acompañado por una forma de
gobierno autocrática, sin límites.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1033-34 | Añadido el lunes 19 de diciembre de
2016 17H45' GMT-03:03

aún cuando este poder sea ejercido en nombre de la masa y en utilidad de sus
rencores, de su igualitarismo resentido.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1043-44 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 07H04' GMT-03:03

Los dos extremos: el individualista y el societario, al desfigurar irrevocablemente


la realidad social, llevan implícitos, en forma directísima, la amenaza
totalitaria.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1128-29 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 07H09' GMT-03:03

De la prueba de la guerra y la postguerra, el laborismo británico, las izquierdas


francesas y españolas, los radicalismos argentino, chileno, mejicano, el aprismo
han de salir superados y transformados.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1157-60 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 07H11' GMT-03:03

cruelmentea. En espera del «enemigo» internacional, los «buenos» persiguen a los


«malos», y crean el instrumento represivo implacable que les vede toda escapatoria.
Son los judíos, los burgueses, los pacifistas, los republicanos, los «salvajes
unitarios», todos los matices de lo cristiano, el luchador sindical.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 80 | Pos. 1213-16 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 07H14' GMT-03:03

España es hoy, en la práctica, una nación sin Estado. La situación, de 1936 a 1939,
se planteó esquemáticamente así: el Ejército con el levantamiento; el Estado, es
decir, la burocracia, la herramienta administrativa, con la República. Destruida
ésta, fue destruido también lo que la sostenía; el Estado español fue desmantelado
y no se creó otro en su reemplazo.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 81 | Pos. 1240 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 07H15' GMT-03:03

Franco fue impuesto por una combinación de militares, y difícilmente debe existir
dictador menos popular que él.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1310-11 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 07H19' GMT-03:03

La magnitud de la represión realizada por el gobierno franquista con posterioridad


a la paz de 1939 es discutida y está librada, lógicamente, a la pasión política.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1316 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 07H20' GMT-03:03

el otro bando
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 89 | Pos. 1350-51 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 07H22' GMT-03:03

La solución totalitaria de los problemas de la sociedad y del Estado es muy simple:


la de la horda: homogeneidad.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1414-15 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 15H19' GMT-03:03

El resultado práctico de esta inofensiva geometría es el de que dentro de cada uno


de estos «sindicatos verticales», estarán englobados obreros, patronos y técnicos.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 95 | Pos. 1457-59 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 15H21' GMT-03:03

mientras el hombre se sienta miembro y esclavo de una clase, atado por jerarquías
económicas que todos sentimos injustas, los otros vínculos societarios reales que
intentemos lanzar sobre ellas, se esterilizarán, se harán impotentes y aún
sospechosos.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 98 | Pos. 1500 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 15H24' GMT-03:03

Radio, prensa, cine están allí sincronizados, como en todo estado totalitario,
sobre unos mismos lemas y sobre un solo fin.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 105 | Pos. 1597-98 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 15H30' GMT-03:03

Un decreto, el 333, firmado por Franco el 4 de Agosto de 1937, convirtió a la


Falange Española en partido único, unificándola con el Tradicionalismo.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 112 | Pos. 1707-8 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 15H41' GMT-03:03

¡Qué decir del «pensamiento del generalísimo» convertido en dogma civil! Pero ya
casi pertenece esto al mundo de la picaresca.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 115 | Pos. 1761-64 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 15H44' GMT-03:03

Todo elemento de representación está excluido celosamente del régimen español.


Podrá discutirse si la esencia «entera» de un gobierno democrático se debe o no
agotar en lo representativo. Lo cierto es que un régimen no puede pasarse sin
representación. No se representa a un pueblo dictándole desde arriba una voluntad,
unos intereses, una misión histórica, un carácter.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1862-64 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 16H40' GMT-03:03

Cuatro años después las cartas así puestas se han volcado de tal modo, que hoy
puede decirse que el «franquismo» es una facción minoritaria más, dentro de las
mismas fracciones minoritarias que rigen la existencia nacional.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 123 | Pos. 1872-74 | Añadido el jueves 22 de diciembre de
2016 16H41' GMT-03:03

2. Sus condiciones físicas, tan importantes, de talla, volumen, porte y voz, son
insuperablemente desgraciadas. Resulta tremenda la comicidad del contraste entre el
aparato de liturgia civil con que se rodea, y el exterior de este hombrecillo
rechoncho, burgués y atiplado.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 143 | Pos. 2182-84 | Añadido el jueves 29 de diciembre de
2016 01H55' GMT-03:03

Ni la Cruzada, ni la Inquisición, ni la Guerra Santa son ideas españolas. Pero es


evidente, que España las ha utilizado, esgrimido y encarnado, más abundantemente
que pueblo alguno
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 144 | Pos. 2193-94 | Añadido el jueves 29 de diciembre de
2016 01H56' GMT-03:03

Una evidente impotencia para disociar a la Iglesia de las fuerzas del privilegio y
de la desigualdad social.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 147 | Pos. 2247-50 | Añadido el jueves 29 de diciembre de
2016 02H02' GMT-03:03

En 1941 el inteligente obispo de Madrid-Alcalá tuvo que hacer una advertencia a los
capellanes de las prisiones. Esta advertencia consistía en recordarles que su
función no imponía un agravar la dureza de la represión legal, no era la de un
acentuar con terrores infernales la persecución y el dolor del preso. No les tocaba
ser un suplemento del carcelero.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 147 | Pos. 2252-53 | Añadido el jueves 29 de diciembre de
2016 02H02' GMT-03:03

No por repetido, deja de ser grave el hecho de que España no produzca ningún gran
poeta, ningún gran dramaturgo o novelista católicos desde el siglo de Oro.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 148 | Pos. 2269-71 | Añadido el jueves 29 de diciembre de
2016 02H03' GMT-03:03

Domina un método de cristianización por la Ley; una Ley esgrimida sin prudencia ni
caridad. (Es, por ej. elocuente, el resultado de la derogación, con efecto
retroactivo, del divorcio).
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 150 | Pos. 2288-89 | Añadido el viernes 30 de diciembre
de 2016 02H15' GMT-03:03

Llevan también el sello de la intervención eclesiástica las innumerables formas de


la censura cinematográfica, vestimentaria y editorial.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 151 | Pos. 2307-8 | Añadido el viernes 30 de diciembre de
2016 02H17' GMT-03:03

Salvo para aquellos que sienten que la humilde aceptación de ser perseguida puede
ser para la Iglesia, en ciertos momentos excepcionales, la única salida honorable;
para todo el resto, República y Demonio son términos sinónimos.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 151 | Pos. 2310-11 | Añadido el viernes 30 de diciembre
de 2016 02H17' GMT-03:03

nos parece totalmente falsa la posición de los que en América exaltan una
restauración religiosa y moral, unida a las consecuencias más o menos políticas de
la «hispanidad».
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 160 | Pos. 2439-40 | Añadido el viernes 30 de diciembre
de 2016 02H30' GMT-03:03

Sentirse propietario de los derechos de Dios y de la Iglesia, tratar de imponerlos


con fusil o lanzallama, no es una actitud poco frecuente en la historia de España
para que no la comprendamos. Pero
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 176 | Pos. 2691-92 | Añadido el sábado 31 de diciembre de
2016 00H58' GMT-03:03

Se olvida demasiado que, hoy, militarmente, España integra el imperio del tercer
Reich.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 178 | Pos. 2723-24 | Añadido el sábado 31 de diciembre de
2016 01H01' GMT-03:03

En el bando vencedor, se tiende a ver demasiado vinculado un triunfo de los aliados


con una hegemonía rusa en Europa.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 180 | Pos. 2752-53 | Añadido el sábado 31 de diciembre de
2016 01H03' GMT-03:03

La realidad es, en cambio, que parte de la tropa Azul no fue a hacerse matar por
Franco y Serrano, sino al contrario, con el deseo de terminar con ellos a la
vuelta.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 182 | Pos. 2782-84 | Añadido el sábado 31 de diciembre de
2016 01H06' GMT-03:03

En la actitud franquista, junto a esta razón del anticomunismo, que llamaríamos


negativa, se eslabona la otra: más que una germanofilia positiva, una definida
hostilidad a los países anglosajones, considerados como los enemigos históricos de
España. Se
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 183 | Pos. 2803-6 | Añadido el sábado 31 de diciembre de
2016 01H08' GMT-03:03

En 1940, en 1941, se daba por vencidos a los tres enemigos. Y nacían las dos ideas
tácticas: «las manos libres» en América y «el bautismo» de Alemania. Pensábase que
un nazismo triunfante hubiera tenido las manos demasiado ocupadas, demasiado llenas
y atadas en Europa, Asia y África, para mirar hacia América, y que a España sería
confiada la tarea de domar a sus ariscas hijas.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 192 | Pos. 2942-44 | Añadido el sábado 31 de diciembre de
2016 01H17' GMT-03:03

LA HISPANIDAD. AMÉRICA DE HIELO A HIELO Durante todo el siglo XIX es muy difícil
hablar en la América Latina, de una «hispanidad».
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 193 | Pos. 2946-47 | Añadido el lunes 2 de enero de 2017
03H06' GMT-03:03

El «hispanismo», como sentimiento y efusión, se inauguró concretamente a principios


de este sigloa.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 193 | Pos. 2956-57 | Añadido el lunes 2 de enero de 2017
03H07' GMT-03:03

Cuando en 1936, adviene el franqui-falangismo a la historia española, todo este


caudal afectivo sirve para cohonestar una filosofía fascista, y de este feo
connubio nace la «Hispanidad».
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 194 | Pos. 2965-70 | Añadido el lunes 2 de enero de 2017
03H08' GMT-03:03

a La distinción, cargada de contenido axiológico, entre, Hispanismo e Hispanidad,


hecha entre otros por Carmona Nenclares: Cuadernos Americanos, N.° 2, 1942, parece
de importancia. Entre el hispanismo, considerado como tendencia difusa, como
sentimiento sin necesidad combatiente —del que pueden participar muchos hombres de
izquierda y centro— y la Hispanidad falangista, hay sin duda diferencias. Son muy
semejantes a las que existen entre el patriotismo y la «nación» de los
nacionalismos. Se trata, es claro, de la oposición de una noción genérica con otra
especifica. Un concepto genérico de la Hispanidad, dentro del cual cupiese otra que
la falangista, no parece previsible.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 194 | Pos. 2975-78 | Añadido el lunes 2 de enero de 2017
03H09' GMT-03:03

En la Argentina, la nómina se alargaría mucho. Representan la tendencia, en poesía,


Francisco Luis Bernárdez y sobre todo Ignacio Anzoátegui. La actitud de Enrique
Larreta, la de Juan Alfonso Carrizo, la de Rafael Gigena, la de Manuel Gálvez, la
de Martínez Zuviría, podría calificarse de «hispanista». La de Larreta, de
simpatías progresistas, no tiene, empero, consecuencias
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 195 | Pos. 2978 | Añadido el lunes 2 de enero de 2017
03H10' GMT-03:03

desgraciadas.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 201 | Pos. 3081-83 | Añadido el lunes 2 de enero de 2017
03H20' GMT-03:03

Toda aportación de América Latina al mundo nuevo resultará falseada, mientras el


caucho y el petróleo, las frutas y el trigo, los ferrocarriles y el salitre, la
caña de azúcar, el estaño, los frigoríficos, permanezcan en otras manos que en las
nacionales o, mejor, que en las de una gerencia universal en la que participemos.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 203 | Pos. 3102-4 | Añadido el lunes 2 de enero de 2017
03H24' GMT-03:03

El problema racial no es un mito en América. Un problema que debemos afrontar los


blancos, sin racismos, sin superioridades, con claridad objetiva, una gran caridad,
después de una gran justicia; sin literatura que confunda el culto de la muerte con
la promoción a una nueva vida;
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 215 | Pos. 3290-92 | Añadido el miércoles 4 de enero de
2017 02H55' GMT-03:03

Detrás de todo este proceso, colocan los «hispanistas» las «fuerzas secretas» que
lo movieron. Seríanlo la masonería, el judaísmo, el protestantismo, el capitalismo;
moviéndolas todas: las potencias de habla inglesa.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 217 | Pos. 3316-17 | Añadido el miércoles 4 de enero de
2017 02H57' GMT-03:03

Es antihistórico, sobre todo, el suponer que unos males hayan de remediarse con una
vuelta al término anterior.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 231 | Pos. 3538-40 | Añadido el miércoles 4 de enero de
2017 03H12' GMT-03:03

En síntesis: estamos contra la Hispanidad porque, en su naturaleza abstracta,


universalista, indiferenciada a pesar de su raíz y pretensión históricas, desconoce
la originalidad, potencialidad, la impar calidad de América.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 239 | Pos. 3651-53 | Añadido el miércoles 4 de enero de
2017 03H18' GMT-03:03

Las mejores fuerzas de Latinoamérica ya forman entre las que asumirán la tarea
impostergable del futuro: ganar la postguerra. Porque también la postguerra hay que
ganarla.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 243 | Pos. 3712-13 | Añadido el miércoles 4 de enero de
2017 03H22' GMT-03:03
Ningún «mito» mejor que el de América misma, que el del área de nuestra empresa, de
nuestra esperanza, de nuestra construcción.
==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 244 | Pos. 3739 | Añadido el miércoles 4 de enero de 2017
03H24' GMT-03:03

Setiembre de 1942- Julio de 1943.


==========
España de cerca y de lejos (Carlos Real de Azúa)
- Subrayado en la página 257 | Pos. 3938-48 | Añadido el miércoles 4 de enero de
2017 16H37' GMT-03:03

«La más grande de todas nuestras debilidades —producto de todas estas— nos es
peculiarmente propia. Me refiero a la ausencia, casi universal en los Estados
Unidos, del sentimiento trágico de la vida. En esto tuvo su éxito más rotundo, en
los Estados Unidos, el frívolo siglo XVIII europeo. En ninguna parte de Europa como
entre nosotros, las profundas intuiciones religiosas y ascéticas de la Edad Media,
fueron arrolladas tan completamente por el éxito de la máquina, por el culto del
«confort», y por la ilusión de la perfectibilidad humana sobre planos superficiales
de adaptación física y económica. En ninguna parte como entre nosotros, floreció la
herejía —¡la herejía más peligrosa de todas!—; que el hombre ha sobrevivido a la
tragedia y que 143 sus problemas, siendo exclusivamente sociales y empíricos, son
solubles y pronto serán resueltos. Esta herejía también viene de Europa. Pero por
florecer más fuertemente en nosotros produjo un arte popular que ha dado la vuelta
al mundo. Me refiero sobre todo a nuestras películas, cuya pulida técnica disfraza
un sentido de la vida viciosamente falso y simplificado. Pero que esta herejía es
universal, lo prueba la popularidad del cine norteamericano, en todas partes, y en
todas las Américas». Waldo Frank, op. cit. Pág. 59 y 60.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 33-36 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
02H45' GMT-03:03

En los albores del nuevo milenio parece haberse consolidado una lectura de la
etnicidad que parte de cuatro premisas centrales:(a) su contingencia, positividad y
especificidad histórica; (b) su no reductibilidad o epifenomenalidad con respecto a
otros entramados o precipitados de la vida social; (c) su inmanente heterogeneidad
y polifonía en la filigrana de las prácticas e imaginarios de los disímiles actores
sociales; y (d) su intrínseca relacionalidad y estrecha imbricación con
articulaciones de poder y resistencia.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 63-64 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
02H47' GMT-03:03

En primer lugar se pueden identificar las tendencias que establecen una


naturalización de la etnicidad.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 71-72 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
02H49' GMT-03:03

En segundo lugar se pueden agrupar otros autores y planteamientos que consideran la


etnicidad como “buena para pensar”
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 76-77 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
02H49' GMT-03:03

la etnicidad implica un encuadre relacional de identidad y diferencia más que la


manifestación de un inmanente ser biológico o cultural.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 81-82 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
02H50' GMT-03:03

La etnicidad como superestructura, definida por autores localizables en diferentes


matices de la tradición marxista, constituye otra de las tendencias en el análisis
de la etnicidad.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 89 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
02H51' GMT-03:03

Otra tendencia argumenta la etnicidad como estrategia.


==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 108-9 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
02H52' GMT-03:03

La etnicidad como comunidad imaginada constituye una tendencia asociada al giro


constructivista consolidado desde la primera mitad de la década de 1980.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 115-16 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 02H53' GMT-03:03

La diferencia entre nación y etnia radica, esencialmente, en la modalidad de


comunidad imaginada que está en juego.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 137-41 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 02H55' GMT-03:03

Defino como etnicidad sin garantías el enfoque que desarrolló Stuart Hall desde los
estudios culturales. Hall ofrece un entramado conceptual para análisis anti-anti-
esencialistas y no reduccionistas de la etnicidad que demanda una historización y
contextualización radical; aboga por una definición maximalista de etnicidad que no
sólo cuestiona los análisis que la circunscriben a una otredad comunal y
tradicional radical sino que desestabiliza la naturalización de una etnicidad no-
marcada que ha estructurado lo que aparece como étnico.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 148-49 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 02H56' GMT-03:03

La etnicidad es analizada como una experiencia histórica singular constituida por


la conjugación de saberes, normatividades y subjetividades específicos.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 151-54 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 02H57' GMT-03:03

Desde esa perspectiva la etnicidad es 24 considerada una modalidad particular de


dominación que se ejerce mediante una estrategia de “otrerización” eurocentrista,
constituyente de la metafísica occidental, e involucrando la producción de un
marcado Otro en contraste radical e insalvable con una no marcada Mismidad.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 156-57 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 02H57' GMT-03:03

La etnicidad como performance es otra tendencia en los estudios sobre la etnicidad.

==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 170 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
02H58' GMT-03:03

propone (Norval 1999:85) analizar la identidad étnica como un proceso de


sedimentación que no es simplemente impuesto ni meramente subjetivo.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 172-73 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 02H59' GMT-03:03

Norval insiste en la materialización de categorías étnicas como cuerpo y color y


otros diacríticos étnicos que deben analizarse como resultado de prácticas
políticas concretas.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 175-76 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 02H59' GMT-03:03

Finalmente es posible distinguir una tendencia que argumenta la etnicidad como


ficción analítica.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 183-85 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 03H00' GMT-03:03

Las contribuciones de Said (1978) sobre el Orientalismo como régimen de verdad, de


Anderson (1991) sobre la nación como comunidad imaginada y de Hobsbawm (1983) sobre
la invención de tradición son tres de los mojones más sobresalientes de las
posiciones abiertamente anti-esencialistas en la teoría social de las últimas
décadas del siglo XX.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 205-6 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 03H02' GMT-03:03

Antes que suponer un ser-esencial-compartido una lectura constructivista historiza,


eventualiza y desnaturaliza este supuesto
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 226-29 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 03H09' GMT-03:03

En el grueso de las teorías sociales contemporáneas de la etnicidad las


conceptualizaciones esencialistas ya no hacen parte del arsenal argumental (Mato
1996). El “esencialismo” sólo aparece teorizado ahora como una posición política
estratégica articulada por ciertos grupos subalternos para subvertir relaciones de
dominación, explotación y sujeción. El concepto de “esencialismo estratégico”
acuñado por Spivak (1988) se inscribe en este horizonte analítico de la etnicidad.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 243-46 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 03H10' GMT-03:03

Articulación es un concepto nodal en la crítica de Hall a cualquier tipo de


reduccionismo en el análisis de una formación social. De forma general Hall
(1996a:141) entiende por articulación el no necesario vínculo entre dos planos o
aspectos de una formación social determinada, es decir, una clase de vínculo
contingente en la constitución de una unidad.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 256-58 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 03H11' GMT-03:03

Hall argumenta que el discurso no es sólo un hecho social con efectos tan reales
como cualquier otra práctica social sino el mediador de la realidad social de
cualquier otra práctica social tan aparentemente alejada de lo discursivo como ha
pretendido ser lo económico o la tecnología.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 273-74 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 03H13' GMT-03:03

Antes que una necesaria correspondencia (esencialismo por afirmación) o una


necesaria no correspondencia (esencialismo por negación) Hall conceptualiza la
determinación social desde el contextualismo radical de una no necesaria
correspondencia:
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 279-82 | Añadido el miércoles 25 de enero de
2017 03H14' GMT-03:03

Existe un esencialismo que esgrime que la etnicidad es algo irremediablemente


asociado al lugar geográfico/ social de nacimiento desde el cual se inscribe una
necesaria membrecía. Así, la etnicidad es la necesaria correlación entre una
locación social o geográfica (un miembro de un grupo étnico o de un sitio) y una 39
correspondiente serie de experiencias, sentimientos y representaciones (identidad
étnica).
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 291 | Añadido el miércoles 25 de enero de 2017
03H14' GMT-03:03

El lugar o espacio desde el cual uno habla es la locación cultural que define la
etnicidad
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 315-17 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H14' GMT-03:03

La etnicidad atribuida sólo al Otro tradicional y comunal, excluyendo la mismidad


de lo moderno-europeo, supone una ontología que inscribe un orden específico de
diferencia a través de los mecanismos de otredad, alteridad y exclusión: “Esto
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 324-25 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H15' GMT-03:03

un término étnico (marcado o no) puede investir connotaciones diferentes de acuerdo


con la sintaxis histórica 43 específica en la cual opera.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 340-42 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H16' GMT-03:03

La etnicidad es una modalidad (entre otras como género, generación, clase, nación)
históricamente articulada (y, por tanto, necesariamente plural) de
inscripción/problematización de la diferencia/ mismidad.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 368-70 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H18' GMT-03:03

Las nociones biológicas extremas de la raza (expresadas en la eugenesia, el


darwinismo social o el fascismo) “han sido reemplazadas por definiciones culturales
de la raza que permiten que juegue un papel significativo en los discursos de la
nación y la identidad nacional”
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 392-93 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H20' GMT-03:03

Por “racismo manifiesto” Hall entiende la serie de enunciados, representaciones,


relaciones y prácticas predicados bajo posiciones explícitamente racistas.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 396-98 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H20' GMT-03:03

El “racismo inferencial” opera desde la naturalización de representaciones de


eventos y situaciones relacionadas con la raza o con la diferenciación cultural en
las cuales las premisas racistas se muestran como supuestos incuestionables que no
aparecen como tales en la medida que constituyen los términos mismos de lo pensable

==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 406-8 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H21' GMT-03:03

ideología “refiere a las imágenes, conceptos y premisas que proveen los marcos de
pensamiento a través de los cuales representamos, interpretamos, entendemos y
‘hacen sentido’ ciertos aspectos de la existencia social”
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 479-81 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H25' GMT-03:03

las identidades nunca están cerradas o finiquitadas sino que siempre se 58


encuentran en proceso, diferencialmente abiertas a novedosas transformaciones y
articulaciones
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 497-500 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H27' GMT-03:03

Las políticas de la representación suponen una problemática crucial en la


conceptualización de las identidades porque sugieren ataduras sutiles entre poder y
discurso en los procesos específicos de producción de la diferencia y en la 60
reproducción de exclusiones y jerarquías
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 35 | Pos. 527-28 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H29' GMT-03:03

Las identidades étnicas son un proceso permanente en el cual pueden ser


introducidas articulaciones novedosas y transformadas o perdidas articulaciones
precedentes.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 40 | Pos. 608-10 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H35' GMT-03:03

En síntesis, Stuart Hall ofrece un entramado conceptual para pensar en la etnicidad


sin garantías, esto es, un análisis anti-anti-esencialista y no reduccionista de la
etnicidad que demanda su historización y contextualización radical.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 638-39 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H37' GMT-03:03

Estudiar la etnicidad como formación discursiva no es reducirla a lo textual;


tampoco supone que lo único existente es lo discursivo. La noción de formación
discursiva no es equiparable a la de lengua.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 661-63 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H38' GMT-03:03

La etnicidad no encuentra una esencia dada de antemano, desprendida de un objeto


preexistente (etnia), sino que se configura y transforma en relación con los
regímenes de enunciabilidad y visibilidad que la constituyen y en los cuales emerge
ese objeto.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 710-12 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H42' GMT-03:03

En síntesis, desde una perspectiva genealógica la etnicidad aparece en su densidad,


inmanencia, multiplicidad y contingencia históricas, 82 diluyendo los supuestos que
la han naturalizado, deseventualizado y reificado.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 53 | Pos. 800-801 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H49' GMT-03:03

la etnicidad reposa en una doble inscripción: en la anatomo-política de los


individuos y en la bio-política de las poblaciones.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 55 | Pos. 839-42 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H52' GMT-03:03

construidos. Al igual que anormal/normal la dicotomía étnico/no-étnico implica una


serie de visibilidades y enunciabilidades en las cuales el primer término es
localizado en un campo de otredad, carencia y subordinación; esto hace que el
segundo término de la relación opere en un aura de no-visibilidad que tiende a
naturalizarse.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 57 | Pos. 869-71 | Añadido el sábado 28 de enero de 2017
02H54' GMT-03:03

la etnicidad puede explicarse por los conflictos de intereses en los cuales puede
movilizarse para lograr beneficios simbólicos o materiales específicos. Así la
etnicidad entraría en el cálculo político de ciertas elites para ser manipulada con
la intención explícita de lograr beneficios.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 20-22 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H16' GMT-03:03

el concepto de barroco ha salido de la historia del arte y la literatura en


particular y se ha afirmado como una categoría de la historia de la cultura en
general.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 99-108 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H30' GMT-03:03

Nuestro interés en indagar la consistencia social y la vigencia histórica de un


ethos barroco se presenta así a partir de una preocupación por la crisis
civilizatoria contemporánea y obedece al deseo, aleccionado ya por la experiencia,
de pensar en una modernidad postcapitalista como una utopía alcanzable. Si el
barroquismo en el comportamiento social y en el arte tiene sus raíces en un ethos
barroco y si éste se corresponde efectivamente con una de las modernidades
capitalistas que antecedieron a la actual y que perviven en ella, puede pensarse
entonces que la autoafirmación excluyente del capitalismo realista y puritano que
domina en la modernidad actual es deleznable, e inferirse también, indirectamente,
que no es verdad que no sea posible imaginar como realizable una modernidad cuya
estructura no esté armada en torno al dispositivo capitalista de la producción, la
circulación y el consumo de la riqueza social.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 184-87 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H34' GMT-03:03

La cuarta manera de interiorizar al capitalismo en la espontaneidad de la vida


cotidiana es la del ethos que quisiéramos llamar barroco. Tan distanciada como la
clásica ante la necesidad trascendente del hecho capitalista, no lo acepta, sin
embargo, ni se suma a él, sino que lo mantiene siempre como inaceptable y ajeno.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 194-97 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H35' GMT-03:03

Es barroca la manera de ser moderno que permite vivir la destrucción de lo


cualitativo, producida por el productivismo capitalista, al convertirla en el
acceso a la creación de otra dimensión, retadoramente imaginaria, de lo
cualitativo.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 231-35 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H37' GMT-03:03

"Barroco" quería decir: a) extravagante ("bizarre"), artificial, caprichoso,


rebuscado, retorcido, exagerado, amanerado, etc.; b) falso ("berrueco"),
ornamental, sensualista, superficial, teatral, efectista, inmediatista, etc.; y c)
ceremonial, prescriptivo, esotérico, tendencioso, formalista, so-brecargado,
asfixiante, etc.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 19 | Pos. 288-91 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H39' GMT-03:03

El arte barroco, dice Adorno, es una "decorazione assoluta"; una decorazione que se
ha emancipado de todo servicio como tal, que ha dejado de ser medio y se ha
convertido ella misma en fin: que "ha desarrollado su propia ley formal".
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 296-97 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H39' GMT-03:03

La teatralidad esencial del barroco tiene su secreto en la doble necesidad de poner


a prueba y, al mismo tiempo, revitalizar la validez del canon clásico.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 21 | Pos. 316-18 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H40' GMT-03:03

Puede decirse, por ello, que el comportamiento barroco parte de la desesperación y


termina en el vértigo: en la experiencia de que la plenitud que él buscaba para
sacar de ella su riqueza no está llena de otra cosa que de los frutos de su propio
vacío.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 354-57 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H42' GMT-03:03

Pensamos que pocas historias particulares pueden ofrecer un panorama mejor para el
estudio del ethos barroco que la historia de la cultura en la España americana de
los siglos XVII y XVIII, y lo que se ha reproducido de ella en los países de la
América Latina. Esto
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 373-79 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H43' GMT-03:03

Substantivar la singularidad de los latinoamericanos, folclorizándolos alegremente


como "barrocos", "realistas mágicos", etcétera, es invitarlos a asumir, y además
con cierto dudoso orgullo, los mismo viejos calificativos que el discurso
proveniente de las otras modalidades del ethos moderno ha empleado desde siempre
para relegar al ethos barroco al no-mundo de la pre-modernidad y para cubrir así el
trabajo de integración, deformación y refuncionalización de sus peculiaridades con
el que ellas se han impuesto sobre él.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 386-91 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H45' GMT-03:03

El siglo XVII americano, obstruido torpemente en su desarrollo desde los años


treinta del siglo XVIII por la conversión "despótica ilustrada" de la España
americana en colonia ibérica, y clausurado definitivamente, de manera igualmente
despótica aunque menos ilustrada, con la destrucción de las Reducciones Guaraníes y
la cancelación de la política jesuita del Tratado de Madrid (1750), no sólo es un
siglo largo, de más de ciento cincuenta años, sino que todo parece indicar que en
él tuvo lugar nada menos que la constitución, el ascenso y el fracaso de todo un
mundo histórico peculiar.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 391-95 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H45' GMT-03:03

Un mundo histórico que existió conectado con el intento de la iglesia católica de


construir una modernidad propia, religiosa, que giraba en torno a la revitalización
de la fe -planteada como alternativa a la modernidad individualista abstracta, que
giraba en torno a la vitalidad del capital-, y que debió dejar de existir cuando
ese intento se reveló como una utopía irrealizable.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 413-16 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H46' GMT-03:03

Todo parece indicar que a comienzos del siglo xvii, los territorios sobre los que
se asentaba la España americana eran el escenario de dos épocas históricas
diferentes; que, sobre ellos, sus habitantes eran protagonistas de dos dramas a la
vez: uno que ya declinaba y se desdibujaba, y otro que apenas comenzaba y se
esbozaba.
==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 449-50 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H48' GMT-03:03

Era el drama del siglo XVII: el mestizaje civilizatorio y cultural.


==========
El ethos barroco (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 559-61 | Añadido el miércoles 1 de febrero de
2017 01H53' GMT-03:03

La expresión del "no", de la negación o contraposición a la voluntad del otro, debe


seguir un camino rebuscado; tiene que construirse de manera indirecta y por
exageración.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 882-84 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
01H55' GMT-03:03

El logocentrismo refiere a una serie de principios (identidad, no contradicción y


tercer excluido) y opera a partir de una estructura binaria de mutua constitución
(A/~A) en una relación de desigualdad y subordinación: uno de los términos es
definido en su positividad y naturalidad y el otro en su negatividad y marcación.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 891-93 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
01H56' GMT-03:03

la etnicidad emerge como una modalidad particular de dominación a través de una


estrategia de “otrerización” eurocentrista constituyente de la metafísica
occidental que involucra la producción de un marcado-otro en un contraste radical e
insalvable con una no-marcada mismidad.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 59 | Pos. 901-4 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
01H57' GMT-03:03
Ante el riesgo de colapsar la etnicidad en una estrategia general de “otrerización”
como efecto de una estructura dual fundante de la metafísica occidental que opera
en el contexto colonial una conceptualización inspirada en el trabajo de Foucault
plantea una indagación arqueológico-genealógica, evidenciando la multiplicidad y
dispersión de las etnicidades históricamente existentes en regímenes de veridicción
y juridicción específicos, en los cuales emergen sujetos y subjetividades
particulares.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 937 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
01H59' GMT-03:03

La noción de nuevas etnicidades se refiere a un proceso activo de posicionar/se,


antes que de ser posicionado.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 948-49 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H00' GMT-03:03

Otros autores han argumentado que la colonialidad no es un afuera de la modernidad


sino su necesario constitutivo lado oscuro; por eso consideran pertinente el
concepto de sistema moderno/colonial (e.g. Mignolo 2001).
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 953-55 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H00' GMT-03:03

“Etnicidad es el término que nosotros damos a los rasgos culturales —lenguaje,


religión, costumbre, tradiciones, sentimientos por ‘lugar’— que son compartidos por
un grupo” (Hall 1992:617).
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 962-63 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H01' GMT-03:03

no hay experiencia por fuera de las categorías de representación o de la ideología”


(Hall 1985:105).
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 63 | Pos. 966-71 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H01' GMT-03:03

La relación entre etnicidad y etnia es análoga a la descrita por Foucault entre


sexualidad y sexo. Foucault (1977) argumentó que la sexualidad es una formación
discursiva históricamente localizada y asociada con una serie de prácticas no
discursivas. El sexo ha sido producido en la formación discursiva de la sexualidad,
lo cual significa que ha devenido en objeto de pensamiento e intervención bajo las
condiciones de existencia y transformación configuradas por esta formación
discursiva 107 y por las prácticas no discursivas asociadas. El sexo ha sido
históricamente subordinado a la sexualidad.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1021-24 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 02H04' GMT-03:03

Balibar, Etienne 1991 Is there a “neo-racism”? En Race, Nation, Class. Ambiguous


Identities, editado por Etienne Balibar e Immanuel Wallerstein, pp 17-28. Verso,
Londres. Balibar, Etienne e Immanuel Wallerstein (Editores) 1991 Race, Nation,
Class: Ambiguous Identities. Verso, Londres. [1988].
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1029-31 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 02H05' GMT-03:03

Baud, Michiel et al. 1996 Etnicidad como Estrategia en América Latina y el Caribe .
Abya-Yala, Quito.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 68 | Pos. 1039-41 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 02H06' GMT-03:03

Briones, Claudia 1998 La Alteridad del “Cuarto Mundo”. Una Desconstrucción


Antropológica de la Diferencia. Ediciones del Sol, Buenos Aires.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1084 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H07' GMT-03:03

1992b Genealogía del Racismo. La Piqueta, Madrid.


==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1093-95 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 02H08' GMT-03:03

Gros, Christian 2000. Políticas de la Etnicidad. Identidad, Estado y Modernidad.


Instituto Colombiano de Antropología, Bogotá.
==========
Teorías contemporáneas de la etnicidad (Eduardo Restrepo)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1149-51 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 02H10' GMT-03:03

Mignolo, Walter (Editor) 2001 Capitalismo y Geopolítica del Conocimiento. El


Eurocentrismo y la Filosofía de la Liberación en el Debate Contemporáneo. Ediciones
del Signo-Duke University Press, Buenos Aires.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 17 | Pos. 257-58 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H13' GMT-03:03

El movimiento feminista negro surgió en la confluencia (y tensión) entre dos


movimientos, el abolicionismo y el sufragismo, en una difícil intersección.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 292-94 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H19' GMT-03:03

La abolición de la esclavitud, que la comunidad negra recibió con esperanza, solo


transformó la superficie de la sociedad de castas que dividía a las personas entre
amos y esclavos. Pronto, la discriminación racista sustituyó a la esclavitud como
«moderno» criterio de desigualdad.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 304-6 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H21' GMT-03:03

El movimiento sufragista quedó fatalmente impregnado de racismo, lo cual no solo


abriría una brecha insalvable en el feminismo norteamericano (feminismo blanco
versus feminismo negro) sino que se convertiría en un instrumento (más) en el
proceso de objetivación de la mujer negra.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 337-40 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H23' GMT-03:03

Esta vivencia constante del racismo incluso entre las intelectuales negras de los
grupos más acomodados sirvió, también desde el principio, como nexo de unión con
las mujeres negras de clase trabajadora, creando un vínculo interclasista que ha
diferenciado al feminismo negro del feminismo blanco de origen burgués. Y que
además está en la base de esa conciencia de hermandad [sisterhood] que reclaman
para sí las teóricas del feminismo negro.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 421 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H29' GMT-03:03

Si un grupo no se define a sí mismo, entonces será definido por y en beneficio de


otros.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 480-82 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H32' GMT-03:03

el blues —la forma musical afroamericana predominante del periodo post-esclavitud—


articuló una nueva valoración de los distintos deseos y necesidades emocionales.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 509-11 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H35' GMT-03:03

Lo que desde la sociedad hegemónica se leía como exceso, en el blues se traducía en


capacidad de agencia. Las mujeres negras no estaban dominadas por su apetito
sexual, elegían de una forma libre practicar su sexualidad al margen del imaginario
del amor romántico ligado al matrimonio que imponía la sociedad blanca.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 642-43 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
02H44' GMT-03:03

no fueron capaces de ver que las estructuras de clase, racismo, género y sexualidad
no pueden ser tratadas como «variables independientes» porque la opresión de cada
una está inscrita dentro de la otra —es constituida por y constitutiva de las
otras.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 672-73 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
18H17' GMT-03:03

Las categorías raciales cerradas y binarias sobre las que se construyó el


pensamiento feminista negro resultan problemáticas en tiempos postmodernos.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 674-78 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
18H17' GMT-03:03

Stuart Hall, el «intelectual de la diáspora», como le denomina Kuan-Hsing Chen [47]


, lo plantea en los siguientes términos: La identidad hoy en día se declina en
novedosos repertorios de significados. Este concepto de identidad no es, por lo
tanto, esencialista, sino estratégico y posicional. No señala ese núcleo del yo
que, de principio a fin, se desenvuelve sin cambios a través de todas las
vicisitudes de la historia.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 680-81 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
18H18' GMT-03:03

Las identidades nunca se unifican y, en los tiempos de la modernidad tardía, están


cada vez más fragmentadas y fracturadas; nunca son singulares, sino construidas de
múltiples maneras a través de discursos, prácticas y posiciones diferentes, a
menudo cruzadas y antagónicas.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 45 | Pos. 684-85 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
18H18' GMT-03:03

Las identidades se construyen dentro de la representación y no fuera de ella


==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 694-96 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
18H19' GMT-03:03

Jayne Ifekwunigwe se hace evidente la dureza del territorio en el que habitan las
mujeres mestizas, comenzando por el uso de una categoría, métisse, que no tiene
fácil acomodo en lengua inglesa.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 47 | Pos. 708-11 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
18H28' GMT-03:03

Migrante no es una categoría transitoria en Inglaterra: no hay una categoría


British-born immigrant en la que puedan reconocerse las migrantes postcoloniales
que habitan Inglaterra. Existe la categoría «negra», donde la sociedad británica
ubica a todas las mujeres que no son blancas.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 784-85 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
18H38' GMT-03:03

1. Convención de los Derechos de la Mujer The Anti-Slavery Bugle 21 de junio de


1851
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1022-23 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 18H55' GMT-03:03

Las leyes de mestizaje del Sur sólo se aplican contra la unión legítima interracial
pero permiten que el hombre blanco sea libre de seducir a todas las chicas de color
que quiera;
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1055 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
19H01' GMT-03:03

Cuando la pasada primavera se le acusó de cohabitación ilegal con otra raza, juró
ante el tribunal que ella no era una mujer blanca.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 73 | Pos. 1118-21 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 19H07' GMT-03:03

Las aseveraciones de los destacados hombres blancos muestran que para ellos no es
el crimen lo importante, sino la clase. El obispo Fitzerald se ha convertido en el
apologista de los que linchan a los violadores de mujeres… blancas únicamente.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1161-63 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 19H09' GMT-03:03

Uno tras otro, los Estados del Sur han privado de derechos a los afroamericanos y,
desde la revocación del acuerdo sobre los derechos civiles, casi todos los Estados
sureños han aprobado leyes de segregación en los transportes y se castiga su
infracción.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1166-67 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 19H10' GMT-03:03

oscuro y sangriento numero de 728 afroamericanos linchados en el Sur durante los


últimos ocho años.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 78 | Pos. 1188-90 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 19H12' GMT-03:03

la concesión del derecho de linchamiento de un hombre por un crimen en concreto no


sólo otorga el derecho a linchar a cualquier persona por cualquier crimen, sino que
(tan a menudo se alega una violación en la actualidad) también es una buena manera
de marcarnos como raza de violadores y forajidos.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 86 | Pos. 1318-19 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 19H18' GMT-03:03

El Sur debe su reconstrucción al capital del Norte y al trabajo de los


afroamericanos. Si la mano de obra desaparece, el capital no se queda. Por lo
tanto, el afroamericano es la columna vertebral del Sur.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 95 | Pos. 1444-46 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 19H27' GMT-03:03

Mientras persista la subordinación de las mujeres negras dentro de las opresiones


interseccionales de raza, clase, género, sexualidad y nación, el feminismo negro
seguirá siendo necesario como respuesta activista a esa opresión. De
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 99 | Pos. 1506-8 | Añadido el jueves 2 de febrero de 2017
19H32' GMT-03:03

Históricamente, la segregación racial en vivienda, educación y empleo generó


elementos en común, que animaron la formación de un punto de vista colectivo basado
en el grupo [18]
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 106 | Pos. 1614-15 | Añadido el jueves 2 de febrero de
2017 20H04' GMT-03:03
los estatus diversos de etnia y ciudadanía dentro del Estado-nación de Estados
Unidos también determinan diferencias entre las mujeres negras. Por ejemplo, las
puertorriqueñas negras constituyen un grupo que combina categorías de raza,
nacionalidad y etnicidad de maneras distintivas.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1793-95 | Añadido el sábado 4 de febrero de
2017 01H28' GMT-03:03

Si bien la segregación racial estaba diseñada para mantener oprimidos a los negros
estadounidenses, también promovió una forma de solidaridad racial que floreció en
todos los barrios negros. Ahora que los negros viven en barrios económicamente
heterogéneos, lograr la misma solidaridad racial plantea nuevos retos.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 129 | Pos. 1966-68 | Añadido el sábado 4 de febrero de
2017 01H39' GMT-03:03

Una tercera amenaza es la incapacidad de algunas superstar negras para cuestionar


su propia participación en estas nuevas relaciones. Cegadas por sus auto-
proclamadas aspiraciones de divas del feminismo negro, sienten que no le deben nada
a nadie, especialmente a otras mujeres negras. Así, quedan atrapadas dentro de sus
empobrecidos universos feministas negros.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 134 | Pos. 2053-54 | Añadido el sábado 4 de febrero de
2017 01H45' GMT-03:03

Surgido durante las décadas posteriores a la abolición de la esclavitud, el blues


dio expresión musical a las nuevas realidades sociales y sexuales con las que se
encontraron los afroamericanos, en tanto mujeres y hombres libres.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 143 | Pos. 2191-92 | Añadido el sábado 4 de febrero de
2017 01H57' GMT-03:03

Para los esclavos recientemente emancipados, el amor sexual libremente escogido se


convirtió en un mediador entre la decepción histórica y las nuevas realidades
sociales de una comunidad afroamericana en evolución.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 162 | Pos. 2482-83 | Añadido el sábado 4 de febrero de
2017 02H15' GMT-03:03

Hay un núcleo de significado en los textos del blues clásico de mujeres que, aunque
prefeminista, en un sentido histórico, revela que las mujeres negras de esa época
reconocían y trataban temas centrales del discurso feminista contemporáneo.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 179 | Pos. 2741-44 | Añadido el sábado 4 de febrero de
2017 02H30' GMT-03:03

Harriet Tubman, de quien se dice que siempre advirtió a sus pasajeros del
Underground Railroad [Ferrocarril Clandestino [111] ] que no se permitiría volver a
nadie, que todos ellos seguirían adelante o los mataría con sus manos. Ésta era la
única manera de garantizar la confidencialidad respecto a la ruta que usaban para
escapar.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 183 | Pos. 2797-2801 | Añadido el sábado 4 de febrero de
2017 02H33' GMT-03:03

Sandra Lieb ha descrito esta canción como una «potente declaración de autoestima y
de resistencia lésbica» [117] . Prove It on Me Blues es un precursor cultural del
movimiento cultural lésbico de los años setenta, que comenzó a cristalizar
alrededor de interpretaciones y discos que afirmaban el lesbianismo.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 12-14 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H25' GMT-03:03

Sólo ciertos indicios de un especial fetichismo llevaron a Marx, en el siglo XIX, a


develar la función central que cumple lo sobrenatural o milagroso en esa vida
económica y lo profundamente religiosa (no a la manera arcaica sino de una manera
moderna) que es la sociedad capitalista. Cuando
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 2 | Pos. 27-28 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H26' GMT-03:03

un catolicismo alternativo “que no se atreve a decir su nombre” (o al que no le


conviene decirlo).
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 42 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H27' GMT-03:03

El cielo o panteón cristiano ha sufrido en el catolicismo mariano un re-


centramiento substancial.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 46-52 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H28' GMT-03:03

El propósito de mi intervención en este Coloquio es argumentar en torno a la


afirmación de que la identidad barroca que ha asumido una buena parte de la
población latinoamericana a lo largo de considerables períodos de sus historia –
identidad que se ha hecho manifiesta no sólo en las magníficas obras de su arte y
su literatura sino ante todo en sus usos lingüísticos y en las formas de su vida
cotidiana y su política- tiene su origen ya en el siglo XVI, en una forma de
comportamiento inventada espontáneamente por los indios que sobrevivieron en las
nuevas ciudades, después de que sus padres fueron vencidos en la conquista de
América por la Europa ibérica; forma de comportamiento que originándose sobre todo
en México y en el Perú, se afianzará y generalizará por toda América en los siglos
XVII y XVIII.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 59-61 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H29' GMT-03:03

Me refiero, por supuesto, al Nican mopohua del indio del siglo XVI Antonio
Valeriano y a Destierro de sombras, del criollo del siglo XX Edmundo O’Gorman.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 116-17 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H33' GMT-03:03
puede decirse que el cristianismo de los indios macehuales recién convertidos
estaba llamado a actualizarse como un cristianismo enfáticamente mariano.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 122-27 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H34' GMT-03:03

Es difícil encontrar un ejemplo más claro del comportamiento barroco que se


extenderá en las sociedades latinoamericanas desde el siglo XVII que el de esta
alteración de la religiosidad cristiana llevada a cabo por los indios guadalupanos
de México e el siglo XVI. En efecto, podemos localizar –siguiendo una pista de
Theodor W. Adorno- la esencia de lo barroco en la “teatralidad absoluta” de una
representación, en el carácter de aquellas representaciones del mundo que lo
teatralizan con tal fuerza que su “realidad” virtual o vigencia imaginaria llega a
volverse equiparable a la realidad “real” o vigencia objetiva del mismo.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 137-38 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H34' GMT-03:03

refuncionalizaron lo europeo mediante un comportamiento barroco: reinventaron el


cristianismo católico al trasladarlo a una representación o “teatralización
absoluta”, la del catolicismo guadalupano,
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 157-59 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H36' GMT-03:03

Es la nueva identidad “histórica” de estos indios mestizados la que, mimetizándose


en la identidad histórica” de los españoles americanos, dio lugar a la figura del
“criollo”, ese “nuevo Adán” que el maestro O’Gorman prefiere poner en lugar de
ellos.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 171-76 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H38' GMT-03:03

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la resistencia que los indios habían
ofrecido en el siglo XVI a la cristianización no fue sólo directa o abierta –como
en el caso de los “ídolos de linaje” o tlapialli o del tonalli ( bautismo
introductor) o de los ticitl o chamanes-, no fue sólo una resistencia de contra-
conquista o de mestizaje por absorción de lo otro, lo europeo, sino que fue también
una resistencia indirecta o escondida, de “trans-conquista” o de mestizaje por
infiltración en eso otro europeo.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 192-93 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H43' GMT-03:03

Más malicioso que Zumárraga (en 1531), para él (en 1576), el culto a la Guadalupana
intenta en verdad “paliar la idolatría debajo de la equivocación de este nombre de
Tonantzin.”
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 199-201 | Añadido el sábado 4 de febrero de
2017 20H44' GMT-03:03

Pero la suya fue una curiosa “conspiración”; una conspiración practicada, no


confabulada, y no urdida para hacerse de una imagen sino para ceder una diosa a fin
de crear otra. Robaron y se apropiaron del nombre y la fama de la Virgen española,
pero enajenando a cambio, al mismo tiempo, los de su propia diosa, la Tonantzin.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 212-15 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H45' GMT-03:03

Imagen, valga decir, que no es la que conocemos ahora, ya que –como lo demuestra
O’Gorman-ésta es también de 1556, cuando la tilma fue sacada de su resguardo y
expuesta en la ermita, y proviene del intento que hizo el indio Marcos tal vez de
re-pintar la original sobre la vieja tela o de copiarla sobre otro lienzo
sustituto, corrigiéndola y aumentándola, ateniéndose para ello a las descripciones
españolas de la imagen de Guadalupana.
==========
El culto mariano y lo barroco en América (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 222 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H46' GMT-03:03

paradójicamente, “el primer criollo” fue precisamente un indio, Antonio Valeriano;


==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 1 | Pos. 7-9 | Añadido el sábado 4 de febrero de 2017
20H47' GMT-03:03

En plan de burla, Rosa Luxemburg decía de los militantes de la socialdemocracia


alemana que, incluso llegada la hora de la insurrección revolucionaria, para tomar
la estación de trenes, ellos comprarían primero el boleto de entrada a la misma.
==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 36-37 | Añadido el martes 7 de febrero de 2017
22H33' GMT-03:03

La política es la prolongación o permanencia de lo extraordinario o creativo junto


a lo rutinario o repetitivo dentro de la vida ordinaria.
==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 4 | Pos. 55-57 | Añadido el martes 7 de febrero de 2017
22H34' GMT-03:03

La modernidad realmente existente es ella misma múltiple, en el sentido de que no


es una sino son varias las maneras en que las sociedades reaccionan ante el hecho
fundamental en torno al cual ella se constituye, esto es, ante el hecho del
capitalismo.
==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 98-102 | Añadido el martes 7 de febrero de 2017
22H36' GMT-03:03

El tipo de ser humano que solicita la modernidad capitalista debe tener, por sobre
toda otra característica, la aptitud para vivir con naturalidad el hecho de la
subsunción de lo social-natural, esto es, de la vida en su mundo concreto de
valores de uso, bajo lo capitalista, esto es, bajo la dinámica del mundo de las
mercancías valorizando su valor; la aptitud para interiorizar en el curso de su
vida cotidiana la neutralización o suspensión de lo irreconciliable que contrapone
lo uno a lo otro.
==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 108-11 | Añadido el martes 7 de febrero de 2017
22H36' GMT-03:03
Un ethos es así la cristalización de una estrategia de supervivencia inventada
espontáneamente por una comunidad; cristalización que se da en la coincidencia
entre un conjunto objetivo de usos y costumbres colectivas, por un lado, y un
conjunto subjetivo de predisposiciones caracterológicas, sembradas en el individuo
singular, por el otro.
==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 194-207 | Añadido el martes 7 de febrero de
2017 22H41' GMT-03:03

La cuarta y última de las versiones del ethos histórico de la modernidad


capitalista es el “ethos barroco”. Este induce a vivir de una manera muy especial
la neutralización del conflicto insalvable entre los dos principios estructuradores
de la vida moderna realmente existente. Como el ethos anterior, él también implica
la experiencia innegable de esta contradicción, pero, a diferencia de él, no tiene
la experiencia de ella como inevitable. El ethos barroco promueve la reivindicación
de la forma social-natural de la vida y su mundo de valores de uso, y lo hace
incluso en medio del sacrificio del que ellos son objeto a manos del capital y su
acumulación. Promueve la resistencia a este sacrificio; un rescate de lo concreto
que lo reafirma en un segundo grado, en un plano imaginario, en medio de su misma
devastación. El mejor ejemplo de la versión “barroca” del ethos moderno es
precisamente el del arte barroco. Insistiendo en una frase que Adorno escribe sobre
la obra de arte barroca --que es una “decoración absoluta”-- puede decirse, que
ella es, más bien, una “puesta en escena absoluta”, esto es, una puesta en escena
que ha dejado de sólo servir a la representación de la vida que se representa en
ella, como sucede en todo arte, y que ha desarollado su propia “ley formal”, su
autonomía; una puesta en escena que sustituye a la vida dentro de la vida y que
hace de la obra de arte algo de un orden diferente al de la simple apropiación
estética de lo real.
==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 220-24 | Añadido el martes 7 de febrero de 2017
22H42' GMT-03:03

En la América latina, el ethos barroco se gestó y desarrolló inicialmente entre las


clases bajas y marginales de la ciudades mestizas del siglo XVII y XVIII, en torno
a la vida económica informal y transgresora que llegó incluso a tener mayor
importacia que la vida económica formal y consagrada por las coronas ibéricas.
Apareció primero como la estrategia de supervivencia que se inventó espontáneamente
la población indígena sobreviviente del exterminio del siglo XVI y que no fue
expulsada hacia regiones inhóspitas.
==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 239-40 | Añadido el martes 7 de febrero de 2017
22H42' GMT-03:03

Una puesta en escena absoluta, barroca: la performance sin fin del mestizaje.
==========
La clave barroca en America Latina (Bolívar Echeverría)
- Subrayado en la página 18 | Pos. 263-68 | Añadido el martes 7 de febrero de 2017
22H44' GMT-03:03

Tal vez lo que es revolución habrá que pensarlo ya no en clave romántica sino, por
ejemplo, en clave barroca. No como la toma apoteótica del Palacio de Invierno, sino
como la invasión rizomática, de violencia no militar, oculta y lenta pero
omnipresente e imparable, de aquellos otros lugares, lejanos a veces del
pretencioso escenario de la Política, en donde lo político --lo re-fundador de las
formas de la socialidad-- se prolonga también y está presente dentro de la vida
cotidiana.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 186 | Pos. 2850-51 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H15' GMT-03:03

Más que imponer las reconocidas definiciones de familia (familia nuclear o familia
matrifocal), debemos buscar un marco teórico más apropiado en relación con las
formas en que las que los pobres urbanos describen y ordenan su mundo.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 186 | Pos. 2851-53 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H16' GMT-03:03

En otro lugar, he propuesto un análisis basado en la noción de «red doméstica» [6]


==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 188 | Pos. 2880-82 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H18' GMT-03:03

Los hogares recién formados son fruto de sucesivas recombinaciones de la misma red
doméstica de adultos y niños y, con bastante frecuencia, se dan en las mismas
viviendas.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 197 | Pos. 3019-21 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H26' GMT-03:03

El poder que tienen los cotilleos y la información para terminar con las relaciones
sexuales es un fenómeno cultural importante. Pero el factor más importante que
afecta a las relaciones interpersonales entre hombres y mujeres en The Flats es el
desempleo.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 208 | Pos. 3175-79 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H35' GMT-03:03

Las críticas de las mujeres negras a la historia [3] no sólo señalan «ausencias»;
también nos indigna cómo se nos ha hecho visibles, cuando elegían vernos. La
historia ha construido nuestra sexualidad y nuestra feminidad alejándolas de las
cualidades atribuidas a las mujeres blancas, en tanto que objetos valorados del
mundo occidental. También hemos sido definidas con términos que están por debajo de
lo humano
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 210 | Pos. 3209-10 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H38' GMT-03:03

Si las feministas blancas enfatizan únicamente el patriarcado, nosotras queremos


redefinir el término y hacer el concepto aún más complejo.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 211 | Pos. 3226-27 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H39' GMT-03:03

Tanto la teoría como la práctica feministas tienen que reconocer que las mujeres
blancas se sitúan en una relación de poder como opresoras de las mujeres negras.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 212 | Pos. 3243-44 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H40' GMT-03:03

No es que deseemos negar que la familia pueda ser una fuente de opresión para
nosotras, sino que deseamos examinar, además, cómo la familia negra ha funcionado
en su origen como fuente de resistencia a la opresión.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 214 | Pos. 3279-80 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H42' GMT-03:03

¿Cómo, a la luz de todo esto, se puede argumentar entonces que la dominación


masculina negra existe de la misma forma que la dominación masculina blanca?
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 225 | Pos. 3450-52 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H57' GMT-03:03

Las ventajas de tener la piel blanca no sólo se extendían a poder ser dueña de un
puñado de plantaciones de algodón, té o azúcar; todas las mujeres británicas, se
beneficiaron (en diferentes grados) de la explotación económica de las colonias.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 227 | Pos. 3471-72 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 02H59' GMT-03:03

La última clitoridectomía conocida en EEUU fue realizada en 1948 a una niña de


cinco años, como cura contra la masturbación.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 230 | Pos. 3519-21 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 03H01' GMT-03:03

El colonialismo trató de destruir los patrones de parentesco no amoldados a las


estructuras de la familia nuclear, trastocando, en el proceso, las organizaciones
femeninas basadas en aquellos sistemas de parentesco, que permitían más poder y
autonomía a las mujeres que los sistemas de la nación colonizadora.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 233 | Pos. 3571-72 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 03H05' GMT-03:03

El colonialismo no se limitó a la imposición de sistemas económicos, políticos y


religiosos. Más sutilmente, aunque con la misma eficacia, sedimentó normas racistas
y sexistas en los sistemas de sexo / género tradicionales.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 245 | Pos. 3756-57 | Añadido el miércoles 8 de febrero de
2017 03H14' GMT-03:03

Las mujeres negras no queremos ser injertadas en el «feminismo» de una manera


simbólica, como desviaciones coloridas de los «verdaderos» problemas. El feminismo
debe transformarse si quiere dirigirse a nosotras.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 247 | Pos. 3784-85 | Añadido el jueves 9 de febrero de
2017 16H28' GMT-03:03

Todas nuestras creaciones fotográficas, literarias y visuales emergen y toman forma


a partir de nuestra memoria histórica y de los incipientes símbolos y procesos
culturales de nuestras
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 248 | Pos. 3793 | Añadido el jueves 9 de febrero de 2017
16H29' GMT-03:03

lo marginal rechaza así su lugar como lo «Otro».


==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 248 | Pos. 3798-99 | Añadido el jueves 9 de febrero de
2017 16H30' GMT-03:03

Lo marginal deja de ser el objeto de interpretación y de iluminación:


==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 252 | Pos. 3864-65 | Añadido el jueves 9 de febrero de
2017 16H35' GMT-03:03

El desarrollo teórico de una crítica a las teorías feministas blancas fue iniciado
por Hazel Carby en su artículo «White Women Listen! Black Feminism and the
Boundaries of Sisterhood»
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 253 | Pos. 3877-78 | Añadido el jueves 9 de febrero de
2017 16H36' GMT-03:03

lo más importante ha sido que, al menos (o finalmente), las feministas socialistas


blancas están empezando a repensar sus posiciones. Y no sólo ellas.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 255 | Pos. 3896-97 | Añadido el jueves 9 de febrero de
2017 16H39' GMT-03:03

las mujeres negras en particular hemos luchado para reivindicar privada y


públicamente nuestro sentido del yo: un yo enraizado en historias, culturas y
lenguas particulares.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 255 | Pos. 3904-6 | Añadido el jueves 9 de febrero de
2017 16H41' GMT-03:03

Las implicaciones de dicha práctica son múltiples. Ha dado lugar a una aserción
hipócrita basada en que si una habita cierta identidad, esto le da derecho moral y
legítimo de hacer sentir culpables a otros, por su particular modo de comportarse.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 255 | Pos. 3907-8 | Añadido el jueves 9 de febrero de
2017 16H41' GMT-03:03

una colección de identidades oprimidas que, por otro lado, han dado lugar a toda
una jerarquía de la opresión. Dicha
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 256 | Pos. 3923-25 | Añadido el jueves 9 de febrero de
2017 16H42' GMT-03:03

Me parece que es posible pensar sobre la naturaleza de las nuevas identidades


políticas, que no se halla en la noción de algún yo integral absoluto que pueda
emerger claramente de alguna narrativa totalmente cerrada del yo.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 257 | Pos. 3927 | Añadido el jueves 9 de febrero de 2017
16H43' GMT-03:03

June Jordan, una poeta y ensayista negra


==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 267 | Pos. 4084-86 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 01H13' GMT-03:05

Si la fuerza unificadora de la «negritud» está disminuyendo porque ha devenido una


categoría puramente organizadora del discurso nacionalista, que es responsable de
un gran desperdicio de energías y de la fragmentación política que vivimos, es,
pues, el momento oportuno para un replanteamiento radical.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 264 | Pos. 4041-44 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 01H14' GMT-03:05

Gran parte de la práctica crítica inicial de algunos fotógrafos negros pretendía


deconstruir la «naturalidad» de las relaciones de poder en las representaciones
fotográficas dominantes, que posicionan a la gente negra en una relación desigual
con respecto a la sociedad blanca; la lucha por deconstruir el imaginario imperante
sobre la gente negra es y ha sido central para la mayoría.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 268 | Pos. 4106-8 | Añadido el miércoles 22 de febrero de
2017 01H16' GMT-03:05

Hay una necesidad de especificidad al hablar de raza, pero también una


correspondiente necesidad de vigilancia contra tal exclusividad étnica; de lo
contrario existe el verdadero peligro (del que ya hemos sido testigos) de que los
grupos forjen sus propios territorios étnicos y reivindiquen su pedazo individual.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 275 | Pos. 4213-15 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 01H23' GMT-03:05

el métissage es un modo de pensar o una forma taquigráfica de describir la


teorización asociada a subjetividades métis(se): oscilación, contradicción,
paradoja, hibridación, polietnicidades, múltiples puntos de referencia, «pertenecer
a ningún sitio y a todos a la vez».
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 278 | Pos. 4259 | Añadido el miércoles 22 de febrero de
2017 01H28' GMT-03:05

sociólogo judío
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 284 | Pos. 4345-49 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 01H36' GMT-03:05

teniendo en cuenta lo que describo como additive blackness [negritud agregada],


[19] el despertar de la conciencia negra es también un hito que cada una de las
mujeres alcanza en momentos diferentes y de formas notablemente distintas. Es muy
significativo cómo articulan y contextualizan sus primeros encuentros con la
conciencia negra.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 303 | Pos. 4640 | Añadido el miércoles 22 de febrero de
2017 01H58' GMT-03:05

todos sabemos qué queremos decir cuando utilizamos la categoría «minoría» para
aplicarla a una mayoría empírica.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 305 | Pos. 4664-65 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 17H28' GMT-03:05

en una sociedad patriarcal, la experiencia de racialización es diferente para los


hombres «negros» que para las mujeres «negras».
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 309 | Pos. 4730-31 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 17H33' GMT-03:05

Benedict Anderson ya había afirmado que, a través de mecanismos de control social


como el censo, la colonización europea impuso y legitimó ciertas categorías de
identidades:
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 310 | Pos. 4751-52 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 17H34' GMT-03:05

resulta irónico que el discurso antirracista haya adoptado lo que era originalmente
una iniciativa imperialista, cuando los poderes coloniales impusieron identidades
en las poblaciones colonizadas y les negaron el poder de nombrarse a sí mismos.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 314 | Pos. 4811-12 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 17H39' GMT-03:05

Mientras que yo la estaba «otreizando» como un potencial sujeto de investigación,


ella, por su parte, me estaba «otreizando» como una potencial intrusa en su grupo.
==========
Feminismos negros: una antología (AA. VV.)
- Subrayado en la página 316 | Pos. 4831-34 | Añadido el miércoles 22 de febrero
de 2017 17H40' GMT-03:05

El passing depende de una serie de indicadores, visibles y conversacionales, y


cuando los marcadores visibles como el color de piel, los nombres extranjeros o la
vestimenta étnica se eliminan o se esconden, una persona que no es blanca puede
pasar como parte de la «actual normatividad de la blancura» [41]
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 81-82 | Añadido el viernes 24 de febrero de 2017
01H02' GMT-03:05

¿Y qué hizo la literatura por mí, para que ande respetándola tanto, como si fuera
algo egregio? La literatura soy yo, son estas vacilaciones, este montón de
intenciones, esta sed.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 6 | Pos. 92-93 | Añadido el viernes 24 de febrero de 2017
01H03' GMT-03:05
y yo sólo cuento cuando tengo ganas, por oficio no me gusta narrar.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 136-37 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H05' GMT-03:05

Entiéndase que son dos sobrevivientes que no tienen más nada, a uno le queda
solamente el otro y apenas si se aguantan.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 146-47 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H06' GMT-03:05

esto no es joda, que la penicilina militar hizo el mejor efecto,


==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 196-202 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H11' GMT-03:05

–No, amigos, así no va. Pienso que debo alejarme, asumir mi ambigua condición de
narrador omnisciente e impedir que los incautos supongan que estoy redactando una
autobiografía. Mejor, en todo caso, es ponerme a juguetear, por retomar la
recursiva tercera persona, así yo mismo trato, con el lenguaje, de embaucarme y de
creer que estoy hablando de otro, de cualquiera de mis tantos personajes de
ficción, o, mejor dicho, de ciencia ficción, como somos todos los que persistimos
vocacionalmente en esta ciudad carnívora, laburando como locos acaso por un
alquiler, por algún churrasco diario y un atuendo indigno, decepcionados como
solteronas, por la vuelta o la pendiente, pero con esa nefasta experiencia en la
batalla inútil, destrozados por lo inmediato, alienados, jodidos, presenciando lo
mal que se nos rajan los días, como los billetes breves y como los sueños.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 23 | Pos. 350-51 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H20' GMT-03:05

Nada de eso, porque se trata, amigos, de un viaje de últimas, de capitulación, de


esperanzas difusas, de tipa que está a punto de implorar un tubo de oxígeno, de
merecer la respiración artificial.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 400-401 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H23' GMT-03:05

los que ni siquiera descendemos de los indios, los que aspiramos a conquistar el
territorio de los conquistadores.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 484 | Añadido el viernes 24 de febrero de 2017
01H29' GMT-03:05

las negras de tercera calidad,


==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 520-24 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H32' GMT-03:05

Rodolfo tuvo que comprender que Samantha era, ante todo, una lástima, que hablaba
más de lo conveniente en una mujer, era un defecto madrugador que probaba alguna de
sus sospechas futuras, o de sus teorías, porque para un poeta no hay nada mejor que
una fabriquera, o una oficinista, o cualquier atorranta de ojos versificables que
sirviera específicamente para ser cantada en poesía, pero amada en prosa, con la
impunidad de saber que la homenajeada no escribe, que el único loco e intelectual
es uno y la otra una laburanta que debe obligatoriamente dedicarse a admirar al
genio que le hace la concesión de poseerla.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 36 | Pos. 538-39 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H33' GMT-03:05

Habremos comenzado a reventarnos, quizás, es una hipótesis, cuando comenzamos a


adherir y a creer devotamente en la profundidad. Pero no me creas.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 37 | Pos. 558-60 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H35' GMT-03:05

No me creas, pero este Rodolfo ya tiene argumentos sólidos para no arriesgar, y


quizá tiene razón, porque fueron miles los que arriesgaron rigurosamente al pedo, y
esto con seguridad pueden testimoniarlo las mejores cabezas de mi generación.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 637-38 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H40' GMT-03:05

¿Te fijaste en la cantidad de muertos que hay por las calles de Buenos Aires?, uno
ya los patea sin querer, te topas con ellos en cualquier parte, los pisas. ¡Qué
olor, che!, es insoportable
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 48 | Pos. 728 | Añadido el viernes 24 de febrero de 2017
01H46' GMT-03:05

elecciones desaparecidas.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 50 | Pos. 752-54 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H47' GMT-03:05

El vampiro, en realidad, ya no le prestaba la menor atención, y eso, con seguridad,


fue enamorándola, como saben enamorarse las flacas de los suburbios, hasta la
obsesión, hasta el cargoseo.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 57 | Pos. 860-61 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H54' GMT-03:05

–Para ustedes las mujeres –le dijo Rodolfo una tarde muy estirada, mientras miraba
la escena en el espejo–, la única poesía valedera es ésta. Así que seguí chupando y
no escribas más, porque no hace falta.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 60 | Pos. 906-9 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H57' GMT-03:05

Rodolfo cometió el error de contarle parcialmente su participación en el desfalco


hormiga, ese que ya venía dando sus frutos, que motivaba su azucarada economía y
del que aquí no se hablará, pero que es tema central de la segunda novela de esta
trilogía, y que se titulará, acaso definitivamente, Tiradores francos.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 61 | Pos. 930-36 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 01H58' GMT-03:05

Te regalo el país, que lo envuelvan y lo vendan, que lo rematen. La Argentina es un


país ideal para abandonarlo. Me
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 981 | Añadido el viernes 24 de febrero de 2017
02H04' GMT-03:05

Yo me quedé mirándolas con cara –debo ser sincero– de boludo.


==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1054-55 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 02H09' GMT-03:05

–¿Y militar? –como por joder pregunta Rodolfo, aunque sabe que nunca un porteño
habla en broma.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 69 | Pos. 1058-59 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 02H09' GMT-03:05

Tal vez por eso mismo nos dejan en libertad, porque somos unos locos sueltos,
porque saben lo que, en el fondo, pensamos, que somos unos desechados, ya rezagos
inofensivos, alejados totalmente de la militancia, ese buzón.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 70 | Pos. 1065-68 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 02H10' GMT-03:05

La militancia fue un buril que marcó profundamente a mi generación; una de dos, o


se militaba o no, había que estar obligatoriamente en algo y era, después de todo,
lindo, decisivo, meterse. La militancia era tan lógica como el amor, o como el sol,
o la comida, si se militaba –donde fuera– uno estaba quizás equivocado pero
completo, participando activamente de la efervescencia de su tiempo.
==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1083 | Añadido el viernes 24 de febrero de 2017
02H12' GMT-03:05

los propietarios de las dormidas hicieron despertar, de cuajo, a los soñadores.


==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1090-91 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 02H12' GMT-03:05

¿Se habrá hecho cana Rodolfo? ¿O se volvió loco, nada más?


==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 72 | Pos. 1093-94 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 02H13' GMT-03:05

está bien que hice concesiones, pero no me hice botón, todavía.


==========
Flores robadas en los jardines de Quilmes (Jorge Asís)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1135-36 | Añadido el viernes 24 de febrero de
2017 02H16' GMT-03:05

–¿Militar?... ¿Ahora? ¿Vos me estás cargando? –pregunta Samantha.


==========
Poemas encontrados (Tomas Tranströmer)
- Subrayado en la página 16 | Pos. 237 | Añadido el lunes 27 de febrero de 2017
23H22' GMT-03:05

Para el rayo, el hierro es miel.


==========
Poemas encontrados (Tomas Tranströmer)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 438-39 | Añadido el lunes 27 de febrero de 2017
23H26' GMT-03:05

Durante los meses tristes, estaba el alma desesperada y sin vida pero el cuerpo
caminó directo hacia ti.
==========
Poemas encontrados (Tomas Tranströmer)
- Subrayado en la página 33 | Pos. 495-96 | Añadido el lunes 27 de febrero de 2017
23H28' GMT-03:05

Los crímenes más difíciles continúan sin aclarar a pesar de los esfuerzos de muchos
policías. Del mismo modo, hay en nuestra vida un gran amor sin aclarar.
==========
Deshielo a mediodía (Tomas Tranströmer)
- Subrayado en la página 3 | Pos. 41-43 | Añadido el miércoles 1 de marzo de 2017
16H23' GMT-03:05

La huida salvaje del otoño es su liviano manto, flameando hasta que, otra vez,
llegue la manada de días tranquilos de helada y ceniza y bañen las garras en la
fuente.
==========
Deshielo a mediodía (Tomas Tranströmer)
- Subrayado en la página 5 | Pos. 73-74 | Añadido el miércoles 1 de marzo de 2017
16H24' GMT-03:05

Hasta que se oye, lejana, golpear una puerta lejos, en otro año. 15
==========
Deshielo a mediodía (Tomas Tranströmer)
- Subrayado en la página 7 | Pos. 95-96 | Añadido el miércoles 1 de marzo de 2017
16H24' GMT-03:05

Aquí cuelgan los años, apretados los actos.


==========
Deshielo a mediodía (Tomas Tranströmer)
- Subrayado en la página 11 | Pos. 168-70 | Añadido el miércoles 1 de marzo de
2017 16H26' GMT-03:05

un bosque moribundo donde la putrefacción lee con gafas de savia el protocolo de la


termita.
==========
La séptima función del lenguaje (Laurent Binet)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 225 | Añadido el jueves 2 de marzo de 2017
10H28' GMT-03:05

¿Y este individuo gana más que él?


==========
La séptima función del lenguaje (Laurent Binet)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 306-8 | Añadido el jueves 2 de marzo de 2017
10H33' GMT-03:05

Burlarse de sí mismos: suprema distinción. Bayard, que no es un imbécil, está


ejerciendo ya un poco de Bourdieu sin saberlo. En
==========
La séptima función del lenguaje (Laurent Binet)
- Subrayado en la página 133 | Pos. 2037-38 | Añadido el viernes 3 de marzo de
2017 16H31' GMT-03:05

Sin saberlo, Bayard ya piensa de manera estructuralista: se pregunta si la variable


búlgara es un criterio pertinente.
==========
La séptima función del lenguaje (Laurent Binet)
- Subrayado en la página 232 | Pos. 3555-56 | Añadido el lunes 6 de marzo de 2017
01H11' GMT-03:05

Quizá estemos en medio de ninguna parte, pero de lo que no cabe duda es de que es
el medio.
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 22 | Pos. 326-27 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
01H22' GMT-03:05

« Le Noir, constate Fanon, n’est pas un homme... le Noir est un homme noir »
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 376-77 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
01H26' GMT-03:05

« le temps faible d’une progression dialectique », un « mythe », « un absolu qui se


sait transitoire »
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 38 | Pos. 573 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
01H42' GMT-03:05

il s’agit de lâcher l’homme.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 111-12 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H03' GMT-03:05

que yo vide
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 8 | Pos. 120-21 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H04' GMT-03:05

Los dioses más fuertes son los de África.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 9 | Pos. 130 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H04' GMT-03:05

A mí nada de eso se me borra. Lo tengo todo vivido.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 143-44 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H05' GMT-03:05

Por cimarrón no conocí a mis padres. Ni los vide siquiera. Pero eso no es triste
porque es la verdad.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 10 | Pos. 153 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H06' GMT-03:05

Uno dice eso ahora y la gente no lo cree.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 178-79 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H08' GMT-03:05

Yo tendría entonces unos diez años y por eso no me habían mandado al campo. Pero
diez años en aquella época era como decir treinta ahora, porque los niños
trabajaban como bueyes.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 12 | Pos. 183-84 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H09' GMT-03:05

Yo era cimarrón de nacimiento.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 13 | Pos. 189-90 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H09' GMT-03:05

En el del Flor de Sagua vivían como doscientos esclavos de todos los colores.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 14 | Pos. 203-4 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H11' GMT-03:05

Al negro le gusta el árbol, el monte. ¡Todavía el chino...! África estaba llena de


árboles, do ceibas, de cedros, de jagüeyes. China no, allá lo que había más era
yerba de la que se arrastra, dormidera, verdolaga, diez de la mañana...
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 227 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H13' GMT-03:05

La verdad es que los negros eran honrados. Como no sabían mucho todavía, les salía
eso de ser honrados, al natural.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 362-64 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H24' GMT-03:05

La otra religión era la católica. Esa la introducían los curas, que por nada del
mundo entraban a los barracones de la esclavitud. Los curas eran muy aseados.
Tenían un aspecto serio que no jugaba con los barracones.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 367-68 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H26' GMT-03:05

Los domésticos recibían consideraciones de los amos. Yo nunca vide castigar fuerte
a uno de ellos.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 373-74 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H27' GMT-03:05

entre el congo judío y el cristiano no había compaginación.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 25 | Pos. 381 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H28' GMT-03:05

En los ingenios había negros de distintas naciones.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 26 | Pos. 393-95 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H29' GMT-03:05

Los de raza costaban unos quinientos pesos. Eso de los niños de raza era porque
eran hijos de negros forzudos y grandes, de granaderos. Los granaderos eran
privilegiados. Los amos los buscaban para juntarlos con negras grandes y
saludables.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 27 | Pos. 410-11 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H30' GMT-03:05

Yo vide muchos horrores de castigos en la esclavitud. Por eso es que no me gustaba


esa vida.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 423 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H31' GMT-03:05

Otros hacían el sexo entre ellos y no querían saibor nada de las mujeres.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 423 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H31' GMT-03:05

Esa era su vida: la sodomía.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 28 | Pos. 425 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H32' GMT-03:05

Después de la esclavitud fue que vino esa palabra de afeminado, porque ese asunto
siguió.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 29 | Pos. 432-34 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H33' GMT-03:05

Había un tipo de enfermedad que recogían los blancos. Era una enfermedad en las
venas y en las partes masculinas. Se quitaba con las negras. El que la cogía se
acostaba con una negra y se la pasaba. Así se curaban en seguida.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 451-53 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H34' GMT-03:05

Antes, cuando los indios estaban en Cuba, sí existía el suicidio. Ellos no querían
ser cristianos y se colgaban de los árboles. Pero los negros no hacían eso, porque
ellas se iban volando, volaban por el cielo y cogían para su tierra.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 512-13 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H38' GMT-03:05

La verdad es que yo vivía bien de cimarrón; muy oculto, pero cómodo. Ni de los
propios cimarrones me dejaba ver: "cimarrón con cimarrón, vende cimarrón".
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 633 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H49' GMT-03:05

La calvicie la trajeron a Cuba los gallegos.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 634-35 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H49' GMT-03:05

Toda mi vida me ha gustado el monte. Pero cuando se acabó la esclavitud dejé de ser
cimarrón. Por la gritería de la gente me enteré que había acabado la esclavitud y
salí.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 638-39 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H50' GMT-03:05

Así y todo pasaron años y en Cuba había esclavos todavía. Eso duró más de lo que la
gente se cree.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 664-66 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H51' GMT-03:05

Ya no había el cuidado de que nadie se escapara, ni nada de eso. Ya todos los


negros estaban ubres. En esa libertad que decían ellos, porque a mi me consta que
seguían los horrores. Y había amos, o mejor dicho, dueños que se creían que los
negros estaban hechos para la encerradera y el cuero.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 704-5 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H55' GMT-03:05

En mi caso particular no digo que el baile y la rumba no me gusten, lo que pasa es


que a mí me ha dado por ver las cosas de lejos.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 48 | Pos. 723-24 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
02H57' GMT-03:05

Para mi que todos esos bichos nacieron en Cuba por la venganza de los indios. La
tierra cubana está maliciada por ellos. Se están cobrando las muertes; Hatuey y
toda su banda.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 58 | Pos. 881-82 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
03H08' GMT-03:05

Y es que los curas nunca me han entrado por los ojos. Algunos eran hasta
criminales. Gozaban de las blancas bonitas y se las comían. Eran carnívoros y
santuarios.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 62 | Pos. 949-50 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
03H12' GMT-03:05

Yo creo que tuve hijos; a lo mejor muchos, o quizá, no. Creo que nunca los hubiera
castigado así.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 67 | Pos. 1014-15 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
03H17' GMT-03:05

En Cuba había muchos chinos. Eran los que habían llegado contratados. Se iban
poniendo viejos con el tiempo y dejaban el campo.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1140-42 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H31' GMT-03:05

Si saco la cuenta de todas las mujeres que me cogí en el Ariosa, los hijos me
sobran. Ahora, yo no conocí a ninguno. Por lo menos las mujeres que vivieron
conmigo en el barracón no parieron nunca. Las otras, las mujeres de monte, venían y
me decían: "Este hijo es tuyo".
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1143-44 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H31' GMT-03:05

Cuando un niño nacía había que llevarlo al juzgado a los tres días para dar cuenta.
Lo primero era dar el color de la piel.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 76 | Pos. 1164 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H32' GMT-03:05

Los técnicos eran extranjeros. Ya por esa época aquí venían Ingleses y americanos.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1172-76 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H34' GMT-03:05

Los hombres que trabajaban en esas máquinas eran los que estaban en mejor situación
en el ingenio. Se figuraban mejores que los demás. Sentían repugnancia hacia los
hombres de campo. Ellos les decían a los cortadores de caña cueros, que quería
decir algo así como áspero. Se pasaban la vida criticándolos. Si tenían callos en
las manos, les decían: "Cuidado, que me lastimas". Y no les daban la mano por nada
del mundo. Se crearon una mentalidad muy perjudicial. Sembraron el odio y las
diferencias. Dormían aparte. Igual
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 77 | Pos. 1181 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H34' GMT-03:05
Las máquinas eran inglesas o americanas. De España no vide ninguna.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 78 | Pos. 1195-96 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H35' GMT-03:05

Se cultivó caña, pero se acabó con la belleza del país. Los culpables de eso fueron
los colonos.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 79 | Pos. 1210-11 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H37' GMT-03:05

me gustaba la revolución y admiraba a los hombres valientes y arriesgados. Los más


populares eran los anarquistas. Estaban dirigidos desde España, pero querían que
Cuba fuera libre.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 80 | Pos. 1213-14 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H37' GMT-03:05

Los anarquistas, después de la guerra, se impusieron en Cuba. Yo no los seguí más.


De lo que sí nosotros no conocíamos era del anexionismo ese de que se habla ahora.
Lo que nosotros queríamos, como cubanos, era la libertad de Cuba. Que se fueran los
españoles y nos dejaran tranquilos.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 80 | Pos. 1218 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H37' GMT-03:05

me parece que los negros protestamos poco.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 81 | Pos. 1229-30 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H38' GMT-03:05

Aquí hubo muchos bandoleros antes de la guerra.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 82 | Pos. 1248-50 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H40' GMT-03:05

Las malas lenguas dicen que el propio Máximo Gómez, el general, le cogió dinero a
Agüero para la Revolución. Yo no lo dudo. El único que nunca aceptó dinero de los
bandole ros fue Martí, el patriota de Tampa, el hombre más puro da Cuba.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 85 | Pos. 1293-95 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H42' GMT-03:05

Muchos decían que eran revolucionarios y querían la libertad de Cuba. Otros se


apodaban autonomistas. Todo eso lo hacían por parejería. Ningún asesino iba a ser
patriota. Lo
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 85 | Pos. 1300 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H43' GMT-03:05

La gente hace los cuentos.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 87 | Pos. 1321-23 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H45' GMT-03:05

Manuel García no alcanzó la Guerra de Independencia. O mejor dicho, no luchó en


ella. Dio mucho dinero; eso sí. Como cincuenta mil pesos por lo menos. Máximo Gómez
lo recibió como caído del cielo.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 88 | Pos. 1349-50 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H47' GMT-03:05

Cuando los negros comenzaron a revirarse contra España, los capitanes esos se
dieron gusto. Un negro revolucionario no podía existir. A ese le daban muerte en
seguida.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 94 | Pos. 1435-36 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
15H52' GMT-03:05

Hay gente que dice que cuando un negro moría se iba para África. Eso es mentira.
¡Cómo va a irse un muerto para África! Los que se iban eran los vivos, que volaban
muchísimo.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 101 | Pos. 1542-43 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
16H00' GMT-03:05

Y en aquellos años la gente se pasaba la vida haciendo cuentos.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 101 | Pos. 1544-45 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
16H01' GMT-03:05

Yo a veces pienso que eso pasaba, porque aquí había muchos africanos. Hoy no hay
africanos en Cuba.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 102 | Pos. 1559 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
16H02' GMT-03:05

Todas las religiones se han mezclado aquí en esta tierra.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 109 | Pos. 1672-75 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
18H15' GMT-03:05

Nos habían invitado los curas. Uno de ellos, el que dio la misa, quiso atraerse a
los veteranos con palabras de Cristo y otras boberías. Llegó a decir en la misma
misa que a los comunistas había que exterminarlos y que eran hijos del demonio. Me
encabroné, porque por aquellos años yo estaba afiliado al Partido Socialista
Popular; por las formas que tenía y por las ideas. Sobre todo por las ideas, que
eran para bienestar de los obreros.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 116 | Pos. 1776-78 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
18H22' GMT-03:05
El entretenimiento de los viejos era hacer cuentos. Chistes y cuentos. Hacían
cuentos a todas horas, por la mañana, por la noche, siempre tenían el ánimo de
contar sus cosas. Eran tantos cuentos que muchas veces no se podía prestar atención
porque mareaban.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1779-80 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
18H23' GMT-03:05

Existía una diferencia entre los africanos y los criollos. Los africanos entre si
se entendían; los criollos casi nunca entendían bien a los africanos.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 117 | Pos. 1792-93 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
18H24' GMT-03:05

Me decía que en su tierra los hombres nada más que tumbaban montes y las mujeres
tenían que limpiar la tierra y recoger los frutos. Luego, hacer las comidas para la
familia, que era muy grande. Decía que su familia era más grande que una dotación.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1819-20 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
18H25' GMT-03:05

Hoy, después de tanto tiempo, yo me pongo a pensar y la verdad es que llego a la


conclusión de que el africano era un sabio de todas las materias.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 120 | Pos. 1831-34 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
21H58' GMT-03:05

Cada negro tenía un físico distinto, los labios o las narices. Unos eran más
prietos que otros; más coloraúzcos, como los mandingas, o más anaranjados, como los
musongo. De lejos uno sabía a qué nación pertenecían. Los congos, por ejemplo, eran
bajitos. Se daba el caso de un congo alto, pero era muy raro. El verdadero congo es
bajito y trabado. Las congas igual Los lucumises eran de todos los tamaños. Algunos
más o menos como los mandingas, que eran los más grandes.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1845-46 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
21H59' GMT-03:05

La empresa era grande, pero obscura. Había mucha obscuridad con la nueva guerra. Se
oían rumores de que España caía, de que Cuba sería libre.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1859-60 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
22H01' GMT-03:05

Ninguno quería seguir bajo el dominio español. A eso se le puede poner el cuño.
Ninguno quería verse en los grillos otra vez, ni comiendo tasajo, ni cortando caña
por la madrugada. Por eso se iban a la guerra.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 122 | Pos. 1870-72 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
22H02' GMT-03:05

Si los africanos no sabían a qué iban, los cubanos tampoco. La mayoría, quiero
decir. Lo que sucedía era que aquí había una revolución, un salpafuera en el que
todo el mundo cayó. Hasta el más pinto. La gente decía: "¡Cuba Libre! ¡Abajo
España!"; luego decían: "¡Viva el Rey!" ¡Qué sé yo!
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 128 | Pos. 1950-51 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
22H06' GMT-03:05

Mambí quiere decir hijo de mono y de aura. Era una frase molesta, pero nosotros la
usábamos para cortarles la cabeza.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 128 | Pos. 1951-52 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
22H07' GMT-03:05

Tanto fue así, que lo de mambí se convirtió en león.


==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 137 | Pos. 2089-90 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
22H15' GMT-03:05

Los soldados españoles quedaron presos allí. Nadie les hablaba. Algunos querían
matarlos, pero había no sé qué orden que prohibía la muerte de los prisioneros de
guerra.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 141 | Pos. 2153-55 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
22H19' GMT-03:05

Entre los propios capitanes y coroneles había división. Por envidia, por hipocresía
y por odio. Esa división trajo muchas muertes para Cuba, mucha sangre. No todo el
que fue a la guerra llevó el corazón.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 141 | Pos. 2156-57 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
22H19' GMT-03:05

La muerte de Maceo debilitó el ánimo de pelea. En esos días una parte considerable
de los jefes se entregaron a España. Eso era lo último que un hombre podía hacer,
lo más bajo. ¡Entregarse a España en la manigua de Cuba! ¡El calmo!
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 143 | Pos. 2188-89 | Añadido el martes 7 de marzo de 2017
22H21' GMT-03:05

Pensándolo bien, Cayito no hizo más que seguir el ejemplo de otros jefes.
Entregarse por aquella época no era trai ción para ellos. Más bien se decía que
como Maceo había muerto, la lucha estaba fracasada.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 149 | Pos. 2275-79 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H13' GMT-03:05

Allí se unió a nosotros Martín Morúa Delgado. A ése sí lo vide bien. Era trigueño,
medio jabao él y muy alto. No peleó. Fue teniente sin haber cogido el machete. Pero
era un hombre de librería. Se pasaba la vida en los archivos del cuartel. Arregló
los estantes y ordenó los papeles. Era hombre de ésos. La guerra para él era con
palabras. Después que pasaron los años se hizo famoso y hasta provocó la revuelta
de negros en Alto Songo. Fue el nombre más inteligente que llegó al Congreso.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 150 | Pos. 2298-99 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H17' GMT-03:05

Yo le hubiera dado paredón a esos hombres como ha hecho la Revolución aquí con los
asesinos del gobierno anterior. Paredón limpio.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 152 | Pos. 2317-18 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H19' GMT-03:05

La Habana en esos días de ganada la guerra era una feria. Los negros se divertían
como quiera. A mí me sorprendió esa población negra que había en La Habana.
Dondequiera que uno miraba veía un negro.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 153 | Pos. 2339-40 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H20' GMT-03:05

Más me acuerdo yo de la ropa, de los sombreros, de las modas que trajeron los
americanos...
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 154 | Pos. 2360-63 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H21' GMT-03:05

Lo que más les dolió fue el jaque mate de los americanos. Parece que pensaron que
esa gente venía aquí por gusto. Luego se comprobó que no, que lo que ellos querían
era cogerse lo mejor del pastel. La población dejaba que las cosas pasaran. Hubo
gente que se alegró de que los americanos cogieran la sartén por el mango. Y
decían, todavía hoy hay quien dice que lo mejor de toda la guerra era la
intervención americana. En
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 155 | Pos. 2374-75 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H22' GMT-03:05

Al terminar la guerra empezó la discusión de si los negros habían peleado o no. Yo


sé que el noventa y cinco por ciento de la raza negra hizo la guerra. Luego ellos
empezaron a decir que el sesenta y cinco.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 156 | Pos. 2378-80 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H24' GMT-03:05

De modo sea que al negro lo separaron completamente. Los cubanos de la otra raza se
quedaron callados, no hicieron nada y ahí quedó el asunto, hasta hoy en día, que es
distinto porque yo he visto blancos con negras y negros con blancas, que es más
delicado, por la calle, en los cafeses, dondequiera.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 156 | Pos. 2385-88 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H24' GMT-03:05

Después la mayoría de la gente dice que los americanos eran lo más podrido. Y yo
estoy de acuerdo; eran lo más podrido. Pero hay que pensar que los blancos criollos
fueron tan culpables como ellos, porque se dejaron mangonear en su propia tierra.
Todos, los coroneles y los limpia pisos. ¿Por qué la población no se rebeló cuando
lo del Maine?
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 156 | Pos. 2388-89 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H25' GMT-03:05

aquí el más pinto sabía, que el Maine lo hablan volado ellos mismos para meterse en
la guerra.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 157 | Pos. 2400-2401 | Añadido el jueves 9 de marzo de
2017 02H25' GMT-03:05

A decir verdad yo prefiero al español que al americano; pero al español en su


tierra. Cada uno en su tierra. Ahora, al americano no lo quiero ni en la suya.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 158 | Pos. 2417-19 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H26' GMT-03:05

Los americanos se cogieron a Cuba con engatusamientos. Es verdad que no hay que
echarles la culpa de todo. Fueron los cubanos, los que los obedecieron, los
verdaderos culpables.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 160 | Pos. 2445-48 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H30' GMT-03:05

Seguí para abajo y como a la media legua tenían a Maceo montado en otro caballo
igual. La diferencia estaba en que Gómez miraba para el norte y Maceo para el
pueblo. Todo el mundo tiene que fijarse en eso. Ahí está todo. Y yo me paso la vida
diciéndolo, porque la verdad no se puede callar. Y aunque mañana yo me muera, la
vergüenza no la pierdo por nada. Si me dejaran, ahora mismo salía a decirlo todo.
==========
Biografía de un cimarrón (Miguel Barnet)
- Subrayado en la página 164 | Pos. 2513-14 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
02H32' GMT-03:05

guerrilla de la muerte: Tropa formada por cubanos que peleaban a favor de España.
habitantes:
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 629-31 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H16' GMT-03:05

La réalité, pour une fois, réclame une compréhension totale. Sur le plan objectif
comme sur le plan subjectif, une solution doit être ap-portée.
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 42 | Pos. 632-34 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H17' GMT-03:05

Il n’y aura d’authentique désaliénation que dans la mesure où les choses, au sens
le plus matérialiste, auront repris leur place.
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 44 | Pos. 675-76 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H21' GMT-03:05

La civi-lisation blanche, la culture européenne ont imposé au Noir une dévia-tion


existentielle.
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 691 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H23' GMT-03:05

Chapitre I LE NOIR ET LE LANGAGE


==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 46 | Pos. 697 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H23' GMT-03:05

parler, c’est exister absolument pour l’autre.


==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 48 | Pos. 730-33 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H26' GMT-03:05

Dans l’armée coloniale, et plus spécialement dans les régiments de tirailleurs


sénégalais, les officiers indigènes sont avant tout des interprètes. Ils servent à
transmettre à leurs congénères les ordres du maître, et ils jouissent eux aussi
d’une certaine honorabilité.
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 51 | Pos. 772-74 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H30' GMT-03:05

Dans un groupe de jeunes Antillais, celui qui s’exprime bien, qui pos-sède la
maîtrise de la langue, est excessivement craint ; il faut faire attention à lui,
c’est un quasi-Blanc. En France, on dit : parler comme un livre. En Martinique :
parler comme un Blanc.
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 52 | Pos. 786-87 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H32' GMT-03:05

Parce que, [37] il faut le dire, Césaire fut magnanime — dans son Cahier d’un
retour au pays natal.
==========
Peau noire, masques blancs (Frantz Fanon)
- Subrayado en la página 56 | Pos. 858-60 | Añadido el jueves 9 de marzo de 2017
21H39' GMT-03:05

le fait, pour le Noir récemment débarqué, d’adopter un langage différent de celui


de la collectivité qui l’a vu naî-tre, manifeste un décalage, un clivage.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 15 | Pos. 225 | Añadido el viernes 10 de marzo de 2017
01H12' GMT-03:05

la grande, tierna y calurosa masonería de la erudición inútil.


==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 20 | Pos. 297-304 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H15' GMT-03:05

He aquí, así delineada, lo que se podría llamar una genealogía: redescubrimiento


meticuloso de las luchas y memoria bruta de los enfrentamientos. Y estas
genealogías como acoplamiento de saber erudito y de saber de la gente sólo pudieron
ser hechas con una condición: que fuera eliminada la tiranía de los discursos
globalizantes con su jerarquía y todos los privilegios de la vanguardia teórica.
Llamamos pues "genealogía" al acoplamiento de los conocimientos eruditos y de las
memorias locales: el acoplamiento que permite la constitución de un saber histórico
de las luchas y la utilización de este saber en las tácticas actuales.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 24 | Pos. 355-58 | Añadido el viernes 10 de marzo de 2017
01H17' GMT-03:05

Para decirlo en pocas palabras: la arqueología sería el método propio de los


análisis de las discursividades locales y la genealogía sería la táctica que, a
partir de las discursividades locales así descritas, hace jugar los saberes,
liberados de la sujeción, que surgen de ellas.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 30 | Pos. 451-52 | Añadido el viernes 10 de marzo de 2017
01H21' GMT-03:05

el poder no se da, no se intercambia ni se retoma, sino que se ejerce y sólo existe


en acto.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 32 | Pos. 476-79 | Añadido el viernes 10 de marzo de 2017
01H23' GMT-03:05

El poder político, en esta hipótesis, tiene de hecho el papel de inscribir


perpetuamente, a través de una especie de guerra silenciosa, la relación de fuerzas
en las instituciones, en las desigualdades económicas, en el lenguaje, hasta en los
cuerpos de unos y otros.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 34 | Pos. 511-12 | Añadido el viernes 10 de marzo de 2017
01H24' GMT-03:05

La represión no sería otra cosa que la puesta en funcionamiento, dentro de esta


"pseudopaz", de una relación de fuerzas perpetua.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 64 | Pos. 982-84 | Añadido el viernes 10 de marzo de 2017
01H33' GMT-03:05

No se trata entonces de preguntar a los sujetos cómo, por qué, en nombre de qué
derecho pueden aceptar dejarse sojuzgar (sujetar), sino de mostrar cómo hacen las
relaciones efectivas de sujeción para fabricar sujetos.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 66 | Pos. 1002-3 | Añadido el viernes 10 de marzo de 2017
01H33' GMT-03:05

Conviene entonces considerar las estructuras de poder como estrategias globales que
atraviesan y utilizan tácticas locales de dominación.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 71 | Pos. 1088-90 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H35' GMT-03:05

Sólo a fines del Medioevo se ve en realidad emerger un Estado dotado de


instituciones militares que sustituyen a la práctica cotidiana y global de la
guerra.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 74 | Pos. 1128-31 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H37' GMT-03:05

La ley no nace de la naturaleza, junto a las fuentes a las que acuden los primeros
pastores. La ley nace de conflictos reales: masacres, conquistas, victorias que
tienen su fecha y sus horroríficos héroes; la ley nace de las ciudades incendiadas,
de las tierras devastadas; la ley nace con los inocentes que agonizan al amanecer.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 75 | Pos. 1139-40 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H37' GMT-03:05

No existe un sujeto neutral. Somos necesariamente el adversario de alguien.


==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 90 | Pos. 1369-75 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H43' GMT-03:05

Más que de conquista y de esclavización de una raza por parte de otra, se habla de
pronto de diferencias étnicas y de lengua; de diferencias de fuerza, vigor, energía
y violencia; de diferencias de ferocidad y de barbarie. En el fondo, el cuerpo
social está articulado en dos razas. Esta idea, según la cual la sociedad es
recorrida de un extremo a otro por este enfrentamiento de razas, la encontramos
formulada a partir del siglo xvii y actúa como matriz de todas las formas en las
cuales, en adelante, serán investigados el aspecto y los mecanismos de la guerra
social.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 90 | Pos. 1378-80 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H44' GMT-03:05

una transcripción explícitamente biológica, operada por otra parte mucho antes de
Darwin, y que tomará su discurso (todos sus elementos, sus conceptos, su
vocabulario) de una anátomo-fisiología.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 91 | Pos. 1389-90 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H44' GMT-03:05

cancelar todas las huellas del conflicto de razas para definirse como lucha de
clases.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 91 | Pos. 1393-1403 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H45' GMT-03:05

trataré de mostrarles de qué modo se produjo el desarrollo de un racismo biológico-


social. Este racismo se funda sobre la idea (que es absolutamente nueva y hará
funcionar el discurso en un modo diferente) según la cual la otra raza no es la que
llegó de afuera, no es la que por determinado tiempo ha triunfado y dominado, sino
aquella que en forma permanente, incesante, se infiltra en el cuerpo social (o
mejor dicho, se reproduce ininterrumpidamente dentro y a partir del tejido social).
En otras palabras: lo que en la sociedad se nos aparece como polaridad, como
fractura binaria, no sería tanto el enfrentamiento de dos razas extrañas una a la
otra, como el desdoblamiento de una sola y misma raza en una super-raza y una sub-
raza; o también, a partir de una raza, la reaparición de su propio pasado.
Brevemente: el revés y la parte inferior de la raza que aparece en ella.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 93 | Pos. 1424-27 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H46' GMT-03:05

un racismo de Estado; de un racismo que una sociedad ejercerá contra sí misma,


contra sus propios elementos, contra sus propios productos; de un racismo interno
-el de la purificación permanente-que permanente-que será una de las dimensiones
fundamentales de la normalización social.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 113 | Pos. 1730-40 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H56' GMT-03:05

el término "raza" aparece tempranamente. Por supuesto la palabra "raza" no está


ligada de inmediato con un significado biológico estable. Sin embargo, esto no
significa que se trate de una palabra incierta e indeterminada. Ella designa, en
último análisis, un corte histórico-político sin duda amplio, pero relativamente
fijo. Se dirá, y en este discurso efectivamente se dice, que hay dos razas cuando
se hace la historia de dos grupos que no tienen el mismo origen local; de dos
grupos que no tienen, por lo menos en su origen, la misma lengua y a menudo tampoco
la misma religión; de dos grupos que han formado una unidad y un todo político sólo
al precio de guerras, invasiones, conquistas, batallas, victorias y derrotas,
violencia. Se dirá además que hay dos razas cuando haya dos grupos que, a pesar de
la cohabitación, no se hayan mezclado a causa de diferencias, asimetrías,
obstáculos debidos al privilegio, a las costumbres y a los derechos, al reparto de
las fortunas y al modo de ejercicio del poder.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 119 | Pos. 1815-17 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H58' GMT-03:05

Aparecerá de este modo el racismo, que retoma y reconvierte, aunque desviándolos,


la forma, el objetivo, la función misma del discurso de la lucha de razas.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 120 | Pos. 1830-32 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 01H59' GMT-03:05

la idea de raza, con todo lo que comporta al mismo tiempo de monista, de estatal y
de biológico, sustituirá a la idea de lucha de razas.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1842-46 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 02H00' GMT-03:05

Si el discurso de las razas, de la lucha de las razas, fue el arma utiliza-72 da


contra el discurso histórico-político de la soberanía romana, el discurso de la
raza (de la raza en singular) fue una forma de invertir esta arma, para utilizar su
incisividad en provecho de la soberanía del Estado, de una soberanía cuyo esplendor
y cuyo vigor son ahora asegurados no por rituales mágico-jurídicos, sino por
técnicas médico-normalizadoras.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 121 | Pos. 1854-56 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 02H00' GMT-03:05

A partir de fines del siglo xix aparece ya lo que se podría llamar un racismo de
Estado: un racismo biológico y centralizado.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 197 | Pos. 3019-29 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 02H29' GMT-03:05

La nación en esa época no tenía fronteras, no tenía un sistema de poder definido,


no tenía Estado. La nación circula dentro de las fronteras y de las instituciones.
Coincide más bien con las naciones, es decir, con los grupos, las sociedades, las
agrupaciones de personas o individuos que tienen en común un estatuto, costumbres,
usos, una ley particular, una ley entendida más como regularidad estatutaria que
como ley estatal. La historia se ocupará de todo esto, de estos elementos. Y serán
justamente estos elementos, es decir, será la nación la que tomará la palabra.
Según ella, la nobleza es una nación frente a otras numerosas naciones que circulan
en el Estado y que se oponen unas a otras. De este concepto de nación surgirá el
problema revolucionario de la nación: de aquí nacerán los conceptos fundamentales
del nacionalismo del siglo xix; de aquí emergerá la noción de raza; de aquí
finalmente saldrá la noción de clase.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 205 | Pos. 3142-45 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 15H15' GMT-03:05

Ya no es el Estado el que habla, sino una nueva entidad llamada nación, que habla
de sí en la historia y que se toma a sí misma como objeto de su relato histórico.
En torno de y a partir de ella, veremos difundirse o derivar nociones tales como
las de nacionalidad, raza, clase.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 224 | Pos. 3434-40 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 15H22' GMT-03:05

La Iglesia, el latín, el derecho romano y la práctica judicial estrechan vínculos


con la monarquía absoluta. Boulainvilliers como ven, atribuye gran importancia a lo
que se podría llamar la lengua de los saberes, al sistema lengua-saber. En efecto,
muestra cómo -mediante la Iglesia, el latín y la práctica del derecho-la derecho-la
alianza entre monarquía y pueblo realiza un verdadero rechazo (courtcircuitage) de
la aristocracia guerrera. El latín llegó a ser idioma estatal, idioma del saber e
idioma jurídico. La nobleza perdió su poder de modo tan decisivo justamente por
pertenecer a otro sistema lingüístico.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 230 | Pos. 3518-22 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 15H24' GMT-03:05

El primer criterio de la libertad consistirá, por ende, en poder privar a otros de


la libertad. ¿En qué consistirá el hecho de ser libres si no fuera posible lesionar
la libertad de los otros? Es ésta justamente la primera expresión de la libertad.
La libertad, para Boulainviliiers, es entonces exactamente lo contrarío de la
igualdad.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 255 | Pos. 3898-3900 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 15H36' GMT-03:05

He aquí el problema y al mismo tiempo nuestra primera tarea: tratar de ser


historicistas, tratar de analizar la relación perpetua y no eliminable entre la
guerra relatada por la historia y la historia atravesada por la guerra que ella
relata.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 261 | Pos. 3994-99 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 15H39' GMT-03:05

Quisiera introducir ahora otro excursus. Lo que distingue la historia de las


ciencias de la genealogía de los saberes es que la primera se coloca en un eje que
es, a grandes rasgos, el eje conocimiento-verdad, o que va, en todo caso, de la
estructura del conocimiento a la exigencia de la verdad. En cambio, la genealogía
de los saberes se coloca en un eje del todo diferente, el eje discurso-poder o
bien, si se quiere, práctica discursiva-choque de poder.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 282 | Pos. 4322-32 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 15H48' GMT-03:05

¿En qué modo el bárbaro se opone al salvaje? En primer lugar por el hecho de que,
en el fondo, el salvaje es siempre tal en el estado salvaje, con otros salvajes; y
desde que se encuentra en una relación de tipo social, el salvaje deja de ser tal.
En cambio, el bárbaro es alguien que sólo puede ser comprendido, caracterizado y
definido en relación con una civiliza-159 ción, con la cual se encuentra en una
situación de exterioridad. No hay bárbaro si no existe en alguna parte un elemento
de civilización contra el cual se enfrenta: elemento despreciado por él, pero
codiciado; respecto del cual, de todos modos, se encuentra en una relación de
hostilidad y de guerra permanente. No hay bárbaro sin una civilización que él trata
de destruir y de la cual quiere apropiarse. El bárbaro es siempre el hombre que
merodea en las fronteras de los Estados, es el que se echa contra los muros de las
ciudades.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 285 | Pos. 4358-62 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 15H49' GMT-03:05

el salvaje es siempre bueno. ¿Cómo podría no serlo, ya que tiene justamente la


función de intercambiar, de dar, naturalmente según sus intereses, pero en una
forma de reciprocidad donde reconocemos, probablemente, la forma aceptable, y
jurídica, de la bondad? El bárbaro, en cambio, incluso si se le reconocen
cualidades, no puede sino ser malvado.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Nota en la página 285 | Pos. 4362 | Añadida el viernes 10 de marzo de 2017
15H50' GMT-03:05

cororona ddeluz
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 309 | Pos. 4738-41 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 16H03' GMT-03:05

Como ven, se vino formando algo que será muy importante en los comienzos del siglo
xix: la reinterpretación de la Revolución Francesa, y de las luchas políticas y
sociales que la habían atravesado, en términos de historia de las razas.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 310 | Pos. 4741-44 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 16H04' GMT-03:05

Y es necesario volver a poner la ambigua valorización del gótico que se ve emerger


en los famosos relatos medievales de la época de la revolución sobre esta
vertiente: esos relatos góticos que son seguramente novelas de terror, de miedo y
de misterio, pero son también novelas políticas.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 310 | Pos. 4746-47 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 16H04' GMT-03:05

Una novela gótica es un relato de 173 ciencia-ficción y de política-ficción.


==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 313 | Pos. 4792-95 | Añadido el viernes 10 de marzo de
2017 16H06' GMT-03:05

Aparece entonces la idea de una guerra intestina como defensa de la sociedad contra
los peligros que nacen en su mismo cuerpo y por su propio cuerpo. Se trata de la
gran inversión de lo histórico-biológico en el pensamiento de la guerra social, del
paso del constituyente al médico.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 345 | Pos. 5281-82 | Añadido el sábado 11 de marzo de
2017 14H35' GMT-03:05

la guerra como patrón de inteligibilidad de los procesos


==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 345 | Pos. 5282 | Añadido el sábado 11 de marzo de 2017
14H35' GMT-03:05

históricos.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 345 | Pos. 5286-89 | Añadido el sábado 11 de marzo de
2017 14H36' GMT-03:05

el tema de las razas no estaba destinado a desaparecer, sino a ser retomado en algo
totalmente diferente (de la guerra de razas): el racismo de Estado, del cual me
interesa exponer, si no la génesis, por lo menos las condiciones que permitieron su
existencia.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 346 | Pos. 5291-92 | Añadido el sábado 11 de marzo de
2017 14H36' GMT-03:05

estatalización de lo biológico, o
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 347 | Pos. 5316-17 | Añadido el sábado 11 de marzo de
2017 14H37' GMT-03:05

Se trata más bien del derecho de hacer morir o dejar vivir.


==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 347 | Pos. 5321-24 | Añadido el sábado 11 de marzo de
2017 14H37' GMT-03:05

Tal derecho, o más bien tal poder, será exactamente el contrario del anterior: será
el poder de hacer vivir y de dejar morir. Resumiendo: si el viejo derecho de
soberanía consistía en hacer morir o dejar vivir, el nuevo derecho será el de hacer
vivir o dejar morir.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 349 | Pos. 5340-45 | Añadido el sábado 11 de marzo de
2017 14H38' GMT-03:05

se ven aparecer técnicas de poder centradas especialmente en el cuerpo, en el


cuerpo individual. Se trata de aquellos procedimientos mediante los cuales se
aseguraba la distribución espacial de los cuerpos individuales (su separación, su
alineamiento, su subdivisión y su vigilancia) y la organización -alrededor de estos
cuerpos-de cuerpos-de todo un campo de visibilidad.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 350 | Pos. 5367-69 | Añadido el sábado 11 de marzo de
2017 14H39' GMT-03:05

tras una primera toma de poder sobre el cuerpo que se efectuó según la
individualización, tenemos una segunda toma de poder que procede en el sentido de
la masificación. Se efectúa no en dirección al hombre-cuerpo, sino en dirección al
hombre-especie.
==========
Genealogia del racismo (Michel Foucault)
- Subrayado en la página 354 | Pos. 5415-19 | Añadido el sábado 11 de marzo de
2017 14H41' GMT-03:05

la biopolítica se encaminará a preparar no tanto institutos de asistencia (que ya


existían) sino mecanismos más ingeniosos y -desde el punto de vista económico-más
económico-más racionales que la gran asistencia, masiva y al mismo tiempo
fragmentaria, esencialmente ligada con la Iglesia: seguros, ahorro individual y
colecti