You are on page 1of 2

Criminología y desarrollo humano

https://www.laprensa.com.ni/2000/09/20/editorial/782313-criminologa-y-desarrollo-humano

Marco A. Valle Conforme avanza el deterioro de las condiciones de vida de la población y se torna
más peligrosa la delincuencia en América Latina, se multiplican los esfuerzos por encontrar
explicación a la situación imperante así como hallar las vías que permitan transformarla para
mejorar los índices de desarrollo humano. Dentro de ese empeño, […]

Webmaster La Prensa 20/09/2000

Marco A. Valle

Conforme avanza el deterioro de las condiciones de vida de la población y se torna más peligrosa
la delincuencia en América Latina, se multiplican los esfuerzos por encontrar explicación a la
situación imperante así como hallar las vías que permitan transformarla para mejorar los índices
de desarrollo humano.

Dentro de ese empeño, y en medio de la revolución de las ciencias que estamos viviendo en el
ámbito mundial, se ha empezado a tomar más en cuenta que antes a la Criminología, que estudia
el proceder, conducta o comportamiento delincuencial y antisocial (no delictivo), lo mismo que la
reacción social y los diversos controles formales e informales con los que cuenta la sociedad para
prevenirlos y/o sancionarlos. Dicho de otra forma, busca lograr manejar índices tolerables de
delincuencia y faltas sociales que perturben mínimamente el camino de la protección de ciertos
derechos humanos y, del desarrollo económico y social de los países.

Concretamente estudia, por ejemplo, los factores que explican la corrupción, el movimiento de los
delitos y la delincuencia y su impacto en la economía, lo mismo que el lavado de activos, los
delitos financieros, la narcoactividad, la violencia intrafamiliar, los grupos sociales en riesgo (niñez,
adolescencia, etc.), el fenómeno de las pandillas, los asaltos urbanos y las bandas armadas en el
campo, entre otros. De igual manera, analiza los mecanismos de control social, observando sus
lados fuertes y débiles y, las tendencias que llevan instituciones como, los órganos jurisdiccionales
del Poder Judicial, la familia, el barrio, la escuela, la policía, el sistema penitenciario y el ejército.
Las víctimas que casi siempre o son “olvidadas” o son revictimizadas durante el proceso penal, son
del mismo modo objeto de su consideración. Todo ello se recomienda examinarlo imbricando la
visión nacional con la local, priorizando esta última siempre que se estime conveniente.

Bajo ese prisma se puede observar que la Criminología es eminentemente preventiva, es decir
persigue adelantarse al delito, la delincuencia y las conductas antisociales en la medida que
estudia y debate acerca del origen de estos fenómenos perturbadores, sus factores detonantes y
contribuyentes, y las formas de evitarlos y reducirlos al mínimo. De esa manera, contribuye a
lograr mejores índices de seguridad humana, es decir en la calidad de vida de la población.

Y esto último, es uno de los puntos en que la Criminología se entrecruza y colabora para alcanzar
progreso en el desarrollo humano y en las tareas para lograr salir de la pobreza e incrementar el
empleo. Eso es así puesto que, en la medida que auxilia a incrementar el nivel de seguridad y del
sentimiento de seguridad, también está incidiendo directamente para que las personas inviertan,
trabajen, paseen, estudien, se diviertan.

La Criminología es un punto de cooperación entre disciplinas como Derecho, Sociología, Psicología,


Economía, Periodismo, Finanzas y Medicina Forense, panorama igual al que presentan hoy otras
disciplinas que buscan contribuir al desarrollo de los pueblos latinoamericanos. Por diferentes
caminos, las ciencias (en especial las sociales), manteniendo su especificidad, andan en búsqueda
de cooperación de otras que permita explicar e incidir mucho más integralmente sobre los retos
planteados.

No hay salidas intermedias, sin educación y elevación del nivel técnico, cultural y científico en
Nicaragua, difícilmente se saldrá de la crisis, y ese estado incluye el delincuencial y el antisocial
que va en ascenso, y que podría tornarse incontrolable si no se actúa con mentalidad preventiva,
apreciando no sólo el presente, sino el mediano y largo plazo.

Desarrollo humano, democracia y seguridad ciudadana son una unidad indisoluble, donde la
Criminología tiene algo que aportar.

* Consultor en Seguridad Ciudadana.