You are on page 1of 42

Curso de Cocina Curativa con Alimentos

Medicinales
Nutrición Alcalina, Viva y Consciente
(Teórico-Práctico)

Docente: Gae Arlia, Reeducadora Nutricional,


www.germinando-vida.com
Facebook: Gae Arlia

Clase 2: Herbodietètica

Clorofiloterapia. Luz solar líquida biodisponible para limpiar


nuestra sangre y oxigenar el organismo.
ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK
Hace tres mil seiscientos millones de años aparecieron sobre la Tierra las
primeras formas de vida fotosintéticas, es decir, con clorofila, capaz de
convertir la energía del Sol en energía para la vida. En la actualidad, los
sistemas de nutrición y de fijación de las plantas no se han modificado, y
esto ya nos da una idea de la importancia de lo verde en la naturaleza y en
la salud.

Los millones de vehículos que están circulando en la Tierra lo hacen a través


de la bencina y el petróleo, y éste es un residuo de la fotosíntesis que se
produjo hace millones de años. La fotosíntesis nos permite vivir y la clorofila
mejora la calidad de vida de las personas.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 1


Los alimentos que comemos son parte de una cadena a través de la cual circula
esta energía vital que se va transformando hasta llegar a formas asimilables
directamente por nuestro cuerpo. En el desarrollo de la fotosíntesis se procesa
esta energía vital y se almacena en forma de energía electromagnética en los
alimentos vegetales, la cual está disponible en el momento de cosecharlos.

La clorofila es uno de los compuestos químicos fundamentales de todas las


plantas; esta biomolécula no sólo es la responsable de color verde que tienen
la mayoría de los integrantes del reino vegetal, sino que también es la
principal involucrada, junto con la luz, en el proceso de fotosíntesis, por la
cual las plantas se nutren.
Las plantas convierten la energía solar de forma tal que pueda ser
aprovechada por el cuerpo. La clorofila es una especie de batería viva.
En esencia, la misma fuerza viva que en la naturaleza explota cada
primavera, puede ser transferida al cuerpo humano, con el consumo de
clorofila.

Una curiosidad de la clorofila es que su estructura molecular se asemeja


mucho a la de la sangre. La clorofila es soluble en partículas grasas, y
éstas son absorbidas directamente en la sangre a través del sistema
linfático. Las moléculas responsables del color rojo de la sangre y de
transportar el oxígeno, conocidas como hemoglobinas, tienen una estructura
muy similar a la de la clorofila, excepto por la de su átomo central. En la
hemoglobina está compuesto principalmente por hierro y en la clorofila por
magnesio. Dentro del cuerpo, la molécula de magnesio de la clorofila es
remplazada por una molécula de hierro. En resumen, cuando la “sangre de
las plantas” es absorbida por el cuerpo humano, se convierte en sangre
humana nueva.
El consumo de clorofila en los seres humanos acarrea grandes beneficios
para la salud. Es considerada una sustancia milagrosa por la infinidad de
propiedades que tiene para nuestro organismo y, si bien favorece
especialmente a algunos órganos o funciones, recordemos que somos un
todo, y que si se mejora el funcionamiento de un órgano, como consecuencia
mejorarán los demás.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 2


La clorofila activa el metabolismo celular, mejora las defensas, resistencia y
capacidad regeneradora de las células así como también su respiración,
estimula la formación de glóbulos rojos y equilibra la relación ácido-base.
Consumir clorofila con regularidad ayuda a oxigenar la sangre y aumentar
la producción de la misma; y debido a que la principal función de la
hemoglobina es transportar oxígeno, si ésta aumenta, nuestras células
estarán mejor oxigenadas y, como consecuencia, nuestros órganos y sobre
todo el corazón, se verán muy beneficiados.

La clorofila aporta a la sangre dosis extra de oxígeno, lo que acarrea un


incremento en los glóbulos rojos, lo cual puede mejorar la circulación y la
oxigenación de las células y la rápida limpieza del cuerpo.

El oxígeno es responsable de varias funciones en el cuerpo, especialmente


de funciones cerebrales, por lo que la incorporación de oxígeno en la sangre
a través del pasto de trigo estimula un mejoramiento en el sistema inmune.
El cuerpo puede utilizar la clorofila para desintoxicarse, repararse y
curarse.
Se ha demostrado que su consumo ayuda a prevenir efectos nocivos de la
exposición a la radiación. A su vez la clorofila es capaz de unirse con los
metales pesados de las células y favorecer su eliminación. Ayuda también
en la limpieza del colon y la proliferación de la flora bacteriana intestinal,
evitando enfermedades, como el cáncer.
A su vez, al mejorar la función hepática, los niveles de colesterol se reducen
con el consumo de clorofila, por lo que, al consumirla diariamente
lograremos una desintoxicación completa.

Algunas bacterias anaeróbicas no prosperan en presencia del oxígeno, por lo


que si éste aumenta gracias a la clorofila, estas bacterias no tendrán un
ambiente favorable para desarrollarse. Otras bacterias se ven favorecidas
con ambientes alcalinos pero, debido a que la clorofila es un potente
alcalinizador de la sangre, este tipo de bacterias no encontrarán un
ambiente propicio para desarrollarse. De estas propiedades se desprende
que la clorofila funciona como un gran fortalecedor del sistema inmunológico.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 3


Todo el sistema digestivo se ve beneficiado por el consumo de clorofila. No
sólo el colon, que ya hemos mencionado anteriormente, sino también
el hígado, el estómago y la vesícula. Esta molécula milagrosa ayuda a
descomponer los cálculos de oxalato cálcico para su mejor eliminación, que
son creados por nuestro organismo con el propósito de neutralizar y eliminar
el exceso de ácido.

Se conoce además que la clorofila ayuda a eliminar toxinas que ingresan a


nuestro organismo a través de los alimentos. Su alto contenido en vitaminas
A, E y C, la convierten en un potente antioxidante y un efectivo
antiinflamatorio, por lo que es ideal para tratamientos digestivos.

El mal aliento es otra de las afecciones que se pueden tratar con la clorofila,
sobre todo cuando se la consume de forma líquida, esta no solamente
proporciona un aliento fresco y de perfume agradable, sino que al favorecer
el sistema digestivo también ayuda a mejorar los problemas estomacales y
el mal aliento que éstos pueden ocasionar.

Existen diversas formas de consumir la clorofila, evidentemente la más


natural es consumir vegetales verdes, cuanto más verde oscuro sea el
vegetal, mayor concentración de clorofila tendrá. Algunos de los que aportan
mayores cantidades de clorofila son: espinaca, lechuga, acelga, berro, col
rizada, rúcula, perejil, cilantro, entre otras. También algunas algas, como la
espirulina o la chlorella, poseen grandes concentraciones de clorofila; así
como algunos brotes, por ejemplo los brotes de trigo, de alfalfa o de cebada.

La forma más terapéutica de utilizar los beneficios de la clorofila es


consumir jugos o batidos elaborados con hojas verde oscuro en su mayor
parte, y una mínima parte de alguna fruta. En los primeros, la fibra es
descartada mientras que los segundos se consumen con fibra incluida.
La utilización de uno u otro dependerá del efecto que se quiera lograr y de la
salud intestinal de quien quiera aprovechar los beneficios de la clorofila.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 4


Propiedades de la clorofila:
 Aporta energía vital proveniente de la fotosíntesis
 Desintoxica y oxigena nuestras células de forma muy efectiva
 Es eficaz para tratar todo tipo de anemias dado su alto contenido en hierro
biodisponible
 Fuente fácilmente digerible de proteínas, vitaminas y minerales
 Mejora la circulación sanguínea y las funciones de órganos vitales como
intestinos, riñones e hígado, al ayudar a equilibrar nuestro metabolismo.
 Actividad desodorizante. De gran utilidad para combatir los problemas de
mal aliento ocasionados por el tabaco, bebidas alcohólicas y alimentos;
ayuda a eliminar los olores provocados por la transpiración.
 Posee acción antioxidante.
 Equilibra el peso corporal
 La clorofilina disminuye de forma significativa el colesterol y triglicéridos
 La clorofila y la clorofilina poseen potencial anticarcinogénico y
antimutagénico, pueden ayudar a proteger contra algunas toxinas y
pueden mejorar los efectos secundarios de algunos fármacos.
 Es efectiva en la reducción del olor urinario y fecal y puede ayudar a
aliviar el estreñimiento.
 Es beneficiosa en el tratamiento de piedras de oxalato cálcico.
 La clorofila lleva oxígeno a las células y es un buen agente de
desintoxicación y regeneración.

En nuestra Cocina Curativa la preparación cotidiana de los jugos y batidos


verdes es fundamental ya que los mismos son una excelente forma de
proveer a nuestro organismo diariamente de una buena dosis de clorofila.
Más aún si los consumimos en el desayuno momento en el cual el cuerpo
está más apto para recibir nutrientes biodisponibles (luego del “ayuno” que
vivimos durante la noche mientras dormimos).

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 5


Zumoterapia
La zumoterapia es una práctica nutricional que se basa en el poder curativo o
terapéutico de los jugos o zumos de frutas y verduras. Se basa en buscar la
máxima asimilación o disponibilidad de la gran cantidad de vitaminas y
minerales que nos aportan las frutas y verduras a través de los zumos o jugos.
Se utiliza para aliviar o curar muchísimas dolencias dado que la salud se
alcanza al nutrir las células y eliminar fácilmente sus deshechos o toxinas.

Esta terapia tiene una historia que se remonta a las culturas orientales de
China e India. Hace unos 40 años, Occidente la redescubrió, a raíz de los
beneficios encontrados en los fitoquímicos o antioxidantes de frutas y
verduras, necesarios para la reparación de las células humanas. Tuvo un
boom de difusión a principios de los 90 y, dada su accesibilidad y eficacia,
ha ganado un gran número de adeptos.

Los zumos de vegetales -bien utilizados y mezclados- desencadenan los


mecanismos enzimáticos y celulares de curación y defensa en el organismo,
con notables efectos terapéuticos. Ayudan a eliminar radicales libres
protegiendo las células de la oxidación y el envejecimiento, y son útiles para
tratar el estreñimiento, las afecciones a la piel, el hígado y la homotoxicosis.

La zumoterapia incluye frutas, flores, hortalizas, semillas, tallos, especias,


germinados de trigo, germinados de alfalfa, brotes de semillas y granos,
bulbos, raíces, tubérculos y hojas.

Es importante que la fruta y verdura este perfectamente lavada y


desinfectada antes de hacer el jugo. La forma de ingerir los jugos es poco a
poco o trago a trago, buscando siempre el deleite al retenerlos en la boca por
un momento y así mezclarlos con la enzima ptialina proveniente de las
glándulas salivales para iniciar su digestión. Se recomienda tomas los jugos
una hora antes del desayuno o de dos a tres horas después de la comida,
nunca junto con los alimentos.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 6


La zumoterapia aprovecha la concentración de fitoquímicos y
micronutrientes extraídos de la célula vegetal para mejorar la capacidad
inmunológica del organismo humano y activar procesos de desintoxicación.
Los alimentos se procesan sin adición de agua, obteniéndose un
concentrado de sus componentes y agua natural pura.

Algunos de los beneficios de los jugos naturales son sus efectos diurético,
alcalinizante, mineralizante, tonificante, depurativo y antioxidante. Además,
contribuyen a mejorar la función intestinal; son reguladores y aportadores
de coenzimas en el correcto funcionamiento de los sistemas enzimáticos y
otorgan el agua más pura de la naturaleza (agua estructurada)

En las frutas y verduras podemos encontrar en buena proporción la


vitamina A, el complejo B (B1, B2, B6, B12), antioxidantes como la vitamina
C y E, la vitamina D que ayuda a la fijación del calcio, la vitamina K o
antihemorrágica, en menor proporción tenemos las vitaminas B3, B15, B17,
H, la cholina, el inositol, el ácido fólico, el ácido pantoténico y la carnitina,
sin olvidarnos del agua que actúa como catalizador de las reacciones
químicas del cuerpo. Todo esto da como resultado que se manifiesten en
todos los cuerpos campos de fuerza y energía como son el campo eléctrico
(presente en las verduras u hortalizas) y el campo magnético (presente en
las frutas). Estas dos corrientes, una vez depuradas dentro del aparato
trófico del cuerpo humano forman un equilibrio electromagnético que da al
hombre bienestar, euforia física e interna.
Es por esto que existen leyes naturales según las cuales hay alimentos
compatibles e incompatibles y es preferible evitar ciertas combinaciones de
frutas y verduras que pudieran provocar alguna reacción no recomendable
como cólicos, diarreas, flatulencia e intolerancias. Afortunadamente casi
todas las combinaciones son compatibles, con la única excepción de los
cítricos, el melón y la sandía; estos últimos deben tomarse solos debido a
que su proceso de fermentación en el estómago es distinto al del resto de las
frutas.
En el caso de las verduras, además de ser ricas en vitaminas y minerales,
contienen clorofila, la cual tiene grandes propiedades terapéuticas y permite
el intercambio entre oxígeno y bióxido de carbono. También, gracias a la
celulosa que contienen las verduras, la jugoterapia nos ayuda a evitar el
estreñimiento; al igual que algunas frutas (excepto las secas) las cuales
aumentan la perístasis intestinal.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 7


Es de gran utilidad también el agregar hierbas curativas dentro de esta
terapia, ampliando la utilidad en diversos padecimientos y problemas.
Una de las particularidades de los jugos es que su digestión se efectúe en la
tercera fase, o sea, en el intestino delgado: los azúcares, almidones o
féculas y las grasas son degradados y absorbidos en esta secuencia, siendo
el procesamiento final de éstos en el hígado. Es por esto que es muy
importante elegir una fruta como base líquida para las bebidas, lo mismo
con las verduras.
Los zumos tienen diversos efectos en el organismo: Desintoxican, regeneran,
fortalecen, depuran, ayudan a reconstruir las células y sobre todo
proporcionan energía a nuestro cuerpo.
Estas combinaciones de vegetales con frutas actúan positivamente en el
tratamiento de enfermedades como: la obesidad, acidez estomacal, acné,
amigdalitis, mal funcionamiento del hígado, insomnio y nervios Asimismo se
ha probado que previenen afecciones del cerebro, además de haberse
comprobado su efecto como antibacterianas, antirreumáticas, entomológicas,
farmacológicas, antirreumáticas, antibióticas, antivirales, hipoglicémicas,
anticancerígenas, hipotensivas y cardiovasculares. Además, en los estudios
realizados se han obtenido positivos resultados en el dolor de cabeza,
próstata, tiroides, vejiga, mala digestión, anemia, reducción del colesterol,
entre otras.
Para tratar patologías oncológicas se recomienda introducir en estos jugos
verduras de la familia de las coles -brócolis, coliflor y repollo-, puesto que
tienen fitoquímicos derivados del azufre, cuyos efectos son anticancerígenos
y detienen el crecimiento de los tumores.

Si se trata de revitalizar, se deben introducir hojas verdes ricas en clorofila,


además de vitamina A y magnesio, como las espinacas, acelga, lechuga,
hojas de apio, que facilitan la limpieza de la sangre.

Para activar el metabolismo y desintoxicar se recomienda hacer zumos de


piña y papaya, que tienen además un efecto diurético. Los cítricos, el limón
y la naranja, son buenos desintoxicantes, ya que tienen la capacidad de
reducir la acidez del organismo, de la sangre, resultando ser una terapia
alcalinizante.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 8


Su uso es recomendable para personas con enfermedades crónicas, que
están sometidas a altos niveles de estrés o viven en ciudades muy
contaminadas, factores ambientales que se traducen en un organismo más
ácido.

La manzana es la fruta que mejor combina a nivel digestivo con las


verduras. Cuando se quiera hacer un jugo de verduras y endulzar
naturalmente se recomienda usar manzana. Los berries -moras,
frambuesas, arándanos- son frutas con alto contenido de antocianinas, que
son fitoquímicos potentes antioxidantes, utilizados también para fines
estéticos para mejorar la luminosidad de la piel. Para este objetivo también
se usan la remolacha y la zanahoria, que aportan vitamina A.

Si se padece alguna afección, como la diabetes, por ejemplo, se debe evitar


los jugos que contengan azúcares.

Por otra parte, no es conveniente indicar jugo de naranjas a personas con


trastornos de vesícula biliar, ya que provoca contracción y vaciamiento
brusco. Las personas con inflamación de vesícula, vejiga o riñón, no deben
consumir zumo de espárragos, ya que éste estimula estos órganos y podría
aumentar la inflamación.

Los jugos no deben reemplazar el consumo de agua ni sustituir la fruta ni la


verdura natural, ya que éstas aportan fibras.

La zumoterapia juega un papel de acción alimenticia, revitalizadora,


energética, algunas veces plástica, enzimática, química y como mecanismo
de arrastre y eliminación de las sustancias no adecuadas al cuerpo con su
acción depuradora y desintoxicante a través de su contenido iónico o
electromagnético.

Obviamente se recomienda que los vegetales y frutas sean


orgánicos. Cuando una espinaca creció sin pesticidas, esa hoja tuvo que
desarrollar mecanismos naturales para defenderse mejor del
medioambiente.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 9


Entonces, la concentración de elementos terapéuticos es mucho más alta y,
por otra parte, están libres de pesticidas y agroquímicos, que son tóxicos y
contraproducentes para nuestro organismo y más aún si se está realizando
una zumoterapia.

Para terapias anticancerígenas, asegura que es indispensable que el


alimento sea orgánico. Cuando se tiene un sistema inmunológico que está
comprometido e intoxicado por medicamentos, entre ellos quimioterapias, la
idea es que la alimentación sea lo más pura posible, que las materias
primas de los jugos sean orgánicas.

Alcalinizando el pH

Inicialmente conviene explicar lo que significa acidez y alcalinidad. Estos


dos términos responden a la forma de clasificar la reacción de cualquier
elemento sobre todo en medios líquidos. El grado de acidez o alcalinidad se
mide a través de una escala llamada de pH (potencial de hidrógeno) que va
de O (extremo ácido) a 14 (extremo alcalino), ubicándose en el centro (7) el
valor neutro. O sea que entre O y 7 tenemos los valores de acidez y de 7 a
14 los de alcalinidad.

Esto no quiere decir que lo ácido sea “malo” y lo alcalino “bueno”, dado que
ambos se necesitan y se complementan en las reacciones químicas. Por ello
se habla de equilibrio o balance.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 10


Los 60 trillones de células que componen nuestro organismo, necesitan
alimentarse, eliminar residuos y renovarse constantemente. En este sentido,
la sangre cumple dos funciones vitales: llevar a todas las células los
materiales nutritivos que necesitan y retirar de ellas los residuos tóxicos y
ácidos que se producen como resultado de la transformación de dichos
nutrientes (metabolismo). Merced al proceso de respiración celular, las
células reciben parte del oxígeno que necesitan para sus procesos vitales.

A nivel celular se produce una especie de combustión interna, ya que se


libera calor corporal. Los residuos que se originan en este proceso de
combustión, son de naturaleza ácida y deben ser evacuados del organismo
a través de las vías naturales de eliminación (riñones, intestino, piel y
pulmones).

Para cumplir adecuadamente esta tarea la sangre debe mantener un ligero


nivel de alcalinidad. En una persona sana el pH de la sangre (la linfa, el
líquido cefaloraquídeo, etc.) se ubica entre 7,40 y 7,45. Cuando se
incrementa el nivel de acidez, debido a ciertos mecanismos de
autorregulación, la sangre logra conservar este vital equilibrio.

En este contexto tiene mucha importancia la cuestión enzimática, pues las


enzimas son esenciales para “detonar” dicha combustión y además de la
temperatura, también son sensibles a la variación del pH.

Para permitir una eficaz combustión celular el plasma sanguíneo debe


mantener a ultranza un ligero nivel de alcalinidad. El pH de la sangre puede
oscilar en un estrecho margen: entre 7,35 y 7,45.

Al transgredir estos límites, la sangre pierde capacidad de almacenar


oxígeno en los glóbulos rojos y también pierde eficiencia en la tarea de
eliminación de los residuos celulares. En pocas palabras, la sangre no nutre
y no limpia las células, génesis profunda de cualquier enfermedad. Para dar
una idea del estrecho margen de maniobra del pH sanguíneo, digamos que
al descender de 7 se produce el coma diabético y la muerte.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 11


La sangre es la encargada de mantener la vida y de que todos los procesos
vitales se lleven a cabo en equilibrio. Tiene un funcionamiento óptimo
cuando es alcalina y fractal, y se deteriora dramáticamente al acidificarse
con alimentos anti-fisiológicos y emociones de baja frecuencia, stress o
miedo.

La sangre humana está compuesta por un 53% de plasma el cual esta


principalmente compuesto de agua y sales minerales, un 1% de glóbulos
blancos, los cuales limpian y protegen nuestro organismo, un 1% de
plaquetas y un 45% de glóbulos rojos o eritrocitos los cuales carecen de
núcleo, pero tienen la capacidad de regenerar cualquier parte de nuestro
cuerpo.

Para conservar la homeostasis interna, el organismo necesita del aporte de


bases (álcalis) que neutralizan los ácidos. Por ello, para obtener un sano
metabolismo celular, es preciso que junto al oxígeno, la sangre tenga un
constante flujo de sustancias de naturaleza alcalina, a fin de poder
neutralizar los ácidos.

Cuando se incrementa el nivel de acidez sanguínea, varios mecanismos


(tampones) buscan restablecer este vital equilibrio. En todos los casos se
requiere la suficiente presencia de bases (álcalis) que neutralicen los ácidos.
O sea que un eficiente metabolismo celular exige un constante flujo
de sustancias alcalinas, con el fin de poder neutralizar los ácidos
provenientes del alimento y del metabolismo celular.

En primera instancia, y como mecanismo más simple, la sangre debe


obtener suficientes bases de los alimentos. En caso de carencia (tanto por
exceso de ácidos circulantes como por deficiencia nutricional de bases), la
sangre echa mano a dos mecanismos de emergencia para preservar su
equilibrio. Uno consiste en derivar ácidos, depositándolos en los tejidos a la
espera de un mayor aporte alcalino. Esto genera (reuma, problemas
circulatorios, afecciones de piel, etc.).

El otro mecanismo es recurrir a su reserva alcalina: las bases minerales


(calcio, magnesio, potasio) depositadas en huesos, dientes, articulaciones,
uñas y cabellos. De este modo, la sangre se convierte en un “saqueador” de
la estructura orgánica, con el único objetivo de restablecer el vital equilibrio
ácido-básico que permite sostener el correcto funcionamiento orgánico.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 12


Esta lógica funcional es la homeostasis orgánica, que significa “mantener la
vida generando el menor daño posible”. Para el organismo, una menor
densidad ósea no significa peligro para la vida, pero sí un pH ácido en la
sangre. Así funciona el mecanismo de la descalcificación y la
desmineralización.
Los huesos ceden calcio en forma de sales alcalinas, se hacen frágiles y hay
osteoporosis; las piezas dentales se fisuran con facilidad y surgen caries;
las uñas muestran manchas blancas y se tornan quebradizas; las
articulaciones degeneran y hay artrosis; el cabello se debilita y se cae; se
advierten lesiones en las mucosas, piel seca, anemia, debilidad, problemas
digestivos, afecciones de vías respiratorias, infecciones, sensación de frío,
etc.
De esto se desprende que debemos ser cuidadosos en el aporte de
alcalinizantes que realizamos a nuestro cuerpo a través de los alimentos que
ingerimos, tratando de evitar alimentos y situaciones acidificantes. Todo
esto complementado por un buen aporte de oxígeno, a través del necesario
movimiento, y un correcto funcionamiento de los órganos depurativos
encargados de eliminar los ácidos.

Cuanto mayor es el nivel de alcalinidad en el organismo, la sangre funciona


eficientemente y las personas se mantienen jóvenes, felices, sanas y llenas
de energía.

Por ello, la Cocina Curativa debe componerse de una


alimentación alcalinizante. Tal es así que un 85% de nuestra dieta debe
estar compuesta de elementos ricos en bases (de los cuales una parte debe
estar en estado crudo) y sólo un 15% debería estar reservado a los
alimentos acidificantes. La mejor terapia es la de jugos frescos de frutas y
verduras (clorofiloterapia y zumoterapia).

Los nutrientes tienen distintos grados de acidez o alcalinidad. El agua pura,


que es neutra, tiene un pH 7,07. Básicamente, todas las frutas y verduras
resultan alcalinizantes. Si bien la fruta tiene un pH bajo (o sea que resulta
ácida), debemos evitar una confusión generalizada: no es lo mismo la
reacción química de un alimento fuera que dentro del organismo. Cuando el
alimento se metaboliza, puede generar una reacción totalmente distinta a su
característica original. Es el caso del limón, que tiene un pH ácido, pero una
vez dentro del organismo provoca una reacción alcalina.
Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 13
Tanto la desintegración de nuestras propias células como la metabolización
de productos de origen animal, dejan siempre un residuo tóxico y ácido que
debe ser neutralizado por la sangre. Así vemos la diferencia básica entre un
alimento de reacción ácida (que obliga a robar bases del organismo para ser
neutralizado) y un alimento de reacción alcalina (que aporta bases para
neutralizar excesos de acidez provocados por otros alimentos o por los
propios desechos orgánicos del cuerpo).

También los minerales juegan un rol importante en el comportamiento


acidificante o alcalinizante de los alimentos y nos permiten hacer una
elección más consciente. Por lo general resultan acidificantes aquellos
alimentos que poseen un alto contenido de azufre, fósforo y cloro. En cambio
son alcalinizantes aquellos que contienen buena dosis de: calcio, magnesio,
sodio y potasio.

En nuestros alimentos hay ácidos beneficiosos y otros perjudiciales. Entre


los beneficiosos podemos citar a los frutales. El caso de los ácidos: cítrico,
málico, tartárico, fumárico, etc. Estos ácidos orgánicos débiles, una vez
metabolizados en el organismo se combinan con minerales (sodio, calcio,
potasio) y dan lugar a sales minerales, carbonatos y citratos (elementos que
tienen la capacidad de fluidificar y alcalinizar la sangre) o bien se oxidan en
la sangre y son eliminados del organismo como anhídrido carbónico,
activando la ventilación pulmonar.

He aquí la explicación del benéfico efecto del limón, cuyo jugo ácido es
utilizado para la hiperacidez de estómago. Otro ácido interesante es el
láctico (fermentos), de benéfico efecto sobre el equilibrio de la flora intestinal.
Cuando somos jóvenes, el buen funcionamiento de los órganos de
eliminación (principalmente riñones y piel), hacen que los ácidos sean
eliminados satisfactoriamente. Pero con el correr de los años, al acentuarse
los efectos nocivos de la acidificación en el organismo, estos órganos pierden
eficiencia. Al no poder ser eliminados del organismo, el ácido úrico y otros
residuos metabólicos de naturaleza ácida, son retenidos fundamentalmente
por el tejido conjuntivo, así como por los huesos y cartílagos del cuerpo, con
el objetivo de retirarlos del flujo sanguíneo y poderlos eliminar más
adelante.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 14


Esto sirve de origen a dolencias tales como: artritis, artrosis, reumatismo,
fibromialgia, enfermedades del corazón, de los nervios, ciática, alergias,
eccemas, herpes, urticaria, asma, nefritis, hepatitis, cálculos, arteriosclerosis
y un estado de enfermedad latente pronto a manifestarse.
Las consecuencias que tiene para la salud una acumulación persistente de
residuos o escorias (que el organismo debería eliminar y no puede), son
funestas. Según la naturaleza de cada persona, comenzarán a presentarse
a corto plazo los primeros síntomas del padecimiento de una u otra
enfermedad (signos de alarma), que variarán según cuáles sean los tejidos
u órganos afectados.
Una alimentación pobre en bases entorpece el normal proceso de combustión
en los tejidos celulares, dando lugar a la formación de estos residuos de
naturaleza ácida, muchos de los cuales no pueden ser eliminados por la
orina. Aportando una alimentación rica en bases y/o disminuyendo el
contenido proteico, posibilitamos una eliminación masiva de estos desechos,
depurando así el organismo.
.
Cuando los procesos vitales del organismo se desarrollan normalmente, el
nivel de la sangre es ligeramente alcalino (pH 7,40). El exceso de ácidos
apenas varía este parámetro primordial del cuerpo. Pero los trastornos se
reflejan en el ámbito de los tejidos y líquidos en contacto con la sangre.
Dado que los ácidos en exceso son eliminados a través de los riñones y la
orina, tenemos allí un modo simple y preciso de verificar qué está
sucediendo en nuestro organismo.

Este método de verificación fue descubierto por el científico húngaro Erik


Rucka y desarrollado por la Dra. Catherine Kousmine, investigadora suiza:
“Una persona sana y bien equilibrada, que recibe suficiente cantidad de
sustancias alcalinas en su alimentación tendrá en la segunda orina de la
mañana un pH ligeramente alcalino, idéntico al de la sangre. La primera
orina no sirve para el control por ser naturalmente ácida, ya que el reposo
nocturno sirve para que los riñones eliminen los productos ácidos de
desecho”. El sistema para verificar este valor es sencillo y se basa en el
simple uso de tiras de papel reactivo.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 15


También deben considerarse otros perjudiciales ácidos no alimentarios,
presentes en nuestra jornada cotidiana y que colaboran con la acidificación
corporal. Nos referimos al ácido nicotínico del tabaco, el ácido acetilsalicílico
de los analgésicos, el ácido clorhídrico que genera el estrés y los ácidos
provenientes del smog y la contaminación ambiental. También debemos
tener en cuenta los ácidos generados en la incorrecta función intestinal, a
raíz de los procesos de putrefacción y fermentación.

En la Cocina Curativa una alimentación alcalina se basa en el consumo


de frutas (de estación y bien maduras) y verduras (preferentemente crudas,
cocinadas al vapor o consumidas con su agua de cocción en forma de
sopas). Hacer mucho uso de repollo blanco (crudo), zanahoria, apio, nabos,
hojas de ensalada, berenjenas, pepino. Las algas, por ser verduras
marinas, corresponden a este grupo y son muy alcalinizantes debido a su
riqueza en minerales básicos (magnesio, calcio, sodio, potasio). Entre las
frutas, usar: limón, caqui, cereza, manzana, melón, sandía, naranja,
mandarina, pomelo, damasco, ananá, banana, durazno, pera, arándano y
uva.

Demás está decir la importante que es consumir frutas y verduras


orgánicas, o bien silvestres, dada la mayor acidez que generan los cultivos
industriales.

Usar los cereales menos acidificantes (arroz integral, trigo sarraceno) o


alcalinizantes (quínoa, mijo o cebada). Entre las frutas secas
preferir almendras, sésamo, dátiles, pasas de uva y castañas. Dentro del
grupo de legumbres, los porotos blancos, negros y aduki resultan ser los
más alcalinizantes.

Como endulzante preferir la panela también conocida como chancaca o


rapadura. Usar fermentos alcalinizantes, como el chucrut, los pickles en
salmuera, el agua enzimática (rejuvelac), el kéfir, las umeboshi y los
germinados en general, incluidas las semillas activadas.

Es importante conocer también aspectos que tienen que ver con la


preparación misma de las comidas. Por ejemplo: se ha demostrado que un
40-60% de los elementos minerales y un 95% de las vitaminas y bases se
pierden en el agua de cocción de las verduras.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 16


Resulta entonces que el alto contenido de bases que poseen las verduras -y
que resulta tan útil para el equilibrio sanguíneo- se desvaloriza.

De allí la importancia de comer alimentos crudos o de cocinarlos al vapor


tratando de que estén lo menos posible en contacto directo con el agua.
Aunque también se puede apreciar el alto valor terapéutico de los caldos,
que conservan todo el contenido alcalino de las verduras.

Comprender el funcionamiento de nuestro organismo y las reacciones


metabólicas de los alimentos es esencial para mantener una adecuada
nutrición celular que permita mantener una salud en equilibrio.

Bicarbonato de sodio
El bicarbonato de sodio es endémico. Es decir que nuestro Cuerpo humano
tiene la habilidad de producirlo naturalmente en su interior, siempre y
cuando le proporcionamos los nutrientes alcalinos necesarios.

Los Bicarbonatos se encuentran primordialmente en nuestro órgano vital, el


más importante: la hemoglobina. Este fluido tisular es la materia prima para
construir y regenerar cualquier parte de nuestro cuerpo humano: huesos,
músculos, órganos, víscera, y la piel. Cuando nacemos nuestra sangre está
cargada de electrolitos alcalinos, uno de ellos, el más importante es el
bicarbonato sódico, sin escatimar al bicarbonato potásico y el cálcico.

Conforme vamos creciendo, naturalmente estas reservas alcalinas se van


agotando.

Consumir un agua alcalina purificada y enriquecida con bicarbonato de


sodio es fundamental para mantener el real equilibrio en la salud del ser
humano.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 17


Leches vegetales
Las leches vegetales han comenzado a popularizarse en todo el mundo,
sobre todo por el creciente número de personas que tratan de consumir
alimentos nutritivos, con bajo contenido calórico y de fácil digestión que les
ayuden a contrarrestar los efectos de la vida moderna, en la cual son
comunes las situaciones estresantes alternadas con largos períodos de
inactividad física. Los usos que se le puede dar a las leches vegetales son
los mismos que la leche de vaca, se pueden tomar solas o mezcladas con
otros alimentos para variar su sabor. Más aún, estas bebidas, cuyo aspecto
y consistencia recuerdan al tradicional producto de origen animal, también
deben parte de su creciente fama a que son excelente opción para quienes
siguen un régimen alimenticio vegetariano o sufren trastornos digestivos o
desean mejorar su salud y calidad de vida inclinándose hacia una
alimentación más en armonía con la ecología interna (organismo) y externa
(Madre Naturaleza).

Lo cierto es que nadie ha sido decepcionado por estos derivados de frutos


secos (almendras o avellanas) o cereales (arroz, cebada, avena), puesto que
su sabor es refrescante y, ante todo, porque su alto contenido de vitaminas,
minerales, aminoácidos, ácidos grasos y otras sustancias es factor que
mejora la actividad mental, contribuye al funcionamiento de los sistemas
circulatorio y nervioso, y fortalece las defensas del organismo, además que
son un alimento completo con muchísimas ventajas nutricionales.

Al carecer de lactosa, las leches vegetales pueden beberlas las personas


intolerantes a este azúcar de la leche. Sus componentes son fáciles de
asimilar por las personas con difícil digestión. La razón de ello es simple:
distintos estudios han demostrado que la lactasa, enzima con que cuenta el
organismo humano para digerir adecuadamente la leche de origen animal
en sus primeros años de vida, reduce su producción entre el año y medio y
los cuatro años de edad, pudiendo ser su déficit una de las principales
causas de intolerancia a la lactosa y alergia, pero también de indigestión
durante la adolescencia, edad adulta y vejez.

Las leches vegetales contienen menos grasas y son más sanas. Por ejemplo,
la cantidad de grasas de las leches de avena y almendras es similar a la de
la semidesnatada de vaca. La leche de arroz equivale a la de la leche de
vaca desnatada. Pero la gran ventaja es su calidad.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 18


Mientras que más de la mitad de las grasas de la leche de vaca son
saturadas, las vegetales contienen una parte mínima de estos lípidos
nocivos. La mayoría de sus grasas son polinsaturadas y benefician la salud
cardiovascular.

Otra motivación muy habitual para remplazar la leche vacuna por las leches
vegetales es que las personas que comienzan a consumirlas se sienten
encantados ya que observan cómo se deshinchan y sus digestiones ya no
son tan lentas. El estreñimiento, la diarrea, el colon irritable y las alergias
son algunas de las enfermedades que desaparecen al dejar los lácteos.

Lo interesante es que las leches preparadas a partir de semillas o frutos


secos sus germinados (o al menos hidratados una noche), presentan una
digestión leve y alcalinizante (al contrario de la ingestión de las proteínas de
origen animal, que es lenta y acidificante), aparte de la propiedad de
facilitar la liberación de serotonina, u neurotransmisor benéfico para varias
funciones cerebrales, entre ellas la de facilitar el buen humor y la calidad
del sueño.

Pasemos a considerar los beneficios de algunas de las leches vegetales que


podemos preparar. Obviamente, la variedad es muy amplia y dependerá de
la imaginación de cada uno.

Leches de almendras
Es muy digestiva y no produce fermentaciones en el intestino, aportando
gran cantidad de calorías y azúcares de rápida absorción. Son. Se
recomienda para los adolescentes, personas convalecientes, madres
lactantes y quienes tengan digestiones problemáticas. Respecto a sus
propiedades nutritivas, podemos decir que aporta vitaminas A y B5 (ácido
pantoténico), además de que es rica en calcio, fósforo, así como vitamina A y
ácido pantoténico (vitamina B5), potasio por lo que es muy adecuada para
personas con deficiencia de este mineral, a saber, pacientes con diarrea,
vómito o que utilizan diuréticos (medicamentos que estimulan la emisión de
orina y que sirven para controlar la presión arterial elevada). También
contiene calcio y fósforo, los cuales desempeñan importante labor en la
formación y fortalecimiento de los huesos.
Posee gran cantidad de proteínas que pueden complementar a las de origen
animal, así como alto porcentaje de fibra soluble que protege a la pared
intestinal y regula la absorción de azúcares y colesterol.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 19


Por si fuera poco, proporciona mucho ácido oleico, que es el más apropiado
para evitar infartos (muerte de tejidos cerebrales o del corazón por
interrupción del flujo sanguíneo).
Especialmente indicada para bebes (utilizándose cuando las mamás no
pueden amamantar), niños, adolescentes, convalecientes y madres
lactantes.

Leche de semillas de calabaza


Es de gran ayuda en caso de parásitos intestinales, incluido la Tenia o
Solitaria.
Los hombres con problemas de próstata encontrarán en la leche de semillas
de calabaza un gran aliado ya que desinfecta y desinflama la próstata y las
vías urinarias en general. Su riqueza en Zinc también la hacen conveniente
cuando buscamos fortalecer nuestra vista o nuestras defensas. Nuestra piel
y nuestro sistema cardiovascular se beneficiarán de su aporte de ácidos
grasos. Destaca su gran aporte de ácidos grasos linoleicos y linolenicos,
vitaminas A, E y F, Magnesio, Fósforo y hierro. Si queremos dar a esta leche
de semillas de calabaza un buen contenido en calcio podemos añadir en su
preparación una taza de almendras germinadas o media taza de semillas
de sésamo o ajonjolí también germinadas. La calabaza también se conoce
en algunos países como zapallo, ayote, auyama, cayota, o chayote; al igual
que en lugar de decir semillas se utiliza la palabra pepas.

Leche de avellanas
Aporta importantes cantidades de magnesio, fósforo y calcio, por lo que es
ideal para quienes requieren alimentos que ayuden a su sistema óseo o que
tienen mayor necesidad de estos minerales: niños, adolescentes y personas
de la tercera edad, sin descontar a mujeres embarazadas o lactando.
También hay que destacar su contenido de l-arginina y aceites mono-
insaturados, que son compuestos que ayudan a prevenir lesiones en venas
y arterias.
Es también rica en vitamina B9 (ácido fólico), de gran utilidad para evitar
malformaciones en el bebé durante la gestación, además de que incluye
importante cantidad de fibra soluble, la cual estimula a los intestinos y
previene el estreñimiento, son olvidar que regula la absorción de grasas y
azúcares, siendo adecuada en casos de diabetes, colesterol alto y presión
arterial elevada.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 20


Leches de arroz
Tiene la característica de ser refrescante y muy digestiva, ideal para
personas de digestiones lentas o estómago delicado. Aporta magnesio y
ácidos grasos polinsaturados que mantienen limpia la circulación sanguínea
de depósitos grasos, es hipotensora, antidiarreica y depurativa ayudando a
reducir los niveles de ácido úrico en sangre. Es una de las leches vegetales
más recomendable para personas alérgicas.
Es ideal en momentos en que nuestro cuerpo no tolera nada (por ejemplo en
una gastroenteritis), indigestión, vómitos, diarreas, post-operatorios. Su
digestibilidad es del 100 %. Es energética gracias a su alto contenido en
hidratos de carbono. La leche de arroz es ideal para aquellas personas que
no pueden tomar gluten ya que a menudo también presentan intolerancia a
la lactosa u algún otro nutriente de la leche de vaca. Sus niveles de calcio y
proteína no son destacables con lo cual intentaremos compensar cuidando el
aporte de esos nutrientes a través de la dieta.

Leches de avena
La avena es un cereal de grandes propiedades nutritivas de entre las que
destaca sus ácidos grasos esenciales y su alto contenido en B1 (tiamina),
hierro, manganeso y oligoelementos. Es de delicado sabor y textura cremosa
por lo que se suele utilizar también para espesar cremas, salsas e incluso
hacer mayonesa, sustituyendo el huevo por la leche de avena. Son las
leches vegetales más indicadas para personas estresadas, que padezcan de
insomnio y alteraciones digestivas de origen nervioso, ayuda a serenarse
gracias al aporte de vitaminas del complejo B y combate eficazmente la
retención de líquidos. También es recomendable para quién practica deporte,
excursionismo y personas de la tercera edad.
Se puede usar la leche de avena para confeccionar cremas, salsas, batidos,
helados, bechamel, obviamente todo crudo.
La leche de avena es muy rica en fibra resultando así ideal para aquellas
personas preocupadas por el colesterol y las enfermedades
cardiovasculares. Su riqueza en Beta-glucano (un tipo de fibra soluble) es la
responsable también de favorecer la flora "positiva" intestinal como los
Lactobacilos. Por supuesto las personas con estreñimiento tienen en esta
fibra un gran aliado ya que es un buen regulador intestinal. Su riqueza en
vitamina B la hacen una bebida ideal para calmar y fortalecer los nervios.
Los estudiantes y aquellas personas con los nervios a flor de piel se
benefician en gran medida.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 21


Sus proteínas tienen una buena composición de aminoácidos esenciales. La
leche de avena es buena en dietas para adelgazar ya que sus azúcares
lentos favorecen la actividad del páncreas y de la glándula tiroides. Además
calma la ansiedad, tan habitual en las dietas hipocalóricas.

Leches de quínoa
La quínoa no es propiamente un cereal, es un pseudo-cereal con alto
contenido en almidón. Al no ser un cereal es apto para celiacos, y su
proteína es más equilibrada que la de los cereales al no ser deficiente en el
aminoácido lisina. La quínoa se cultiva en la región del altiplano andino de
América del Sur desde tiempos ancestrales.
Es rica en ácidos grasos mono-insaturados y proteínas de alta calidad pues
proporciona todos los aminoácidos esenciales. Contiene bajo contenido en
sodio.
Es de fácil digestión y muy nutritiva ya que comparándola con otros cereales
(arroz, trigo, cebada, avena, etc.) es más rica en magnesio, fósforo, potasio,
hierro, fibra y vitamina E.
La quínoa contiene también esteroles vegetales que ayudan a disminuir el
nivel de colesterol en sangre.
La Organización Mundial de la Salud OMS considera la proteína de la
quínoa tan completa nutricionalmente como la de leche. Esta riqueza
proteínica de la quínoa se debe a su alto contenido en germen, un 30% del
peso total del grano (en la mayoría de los cereales este germen no
sobrepasa el 1% de su peso).
Su alto contenido proteico la convierte en un excelente sustituto de la leche y
al consumo de carnes rojas.
La quínoa es recomendada en la dieta celíaca ya que no contiene gluten, por
este motivo puede ser uno de los primeros cereales a incluir en la dieta de
los niños pequeños. Además posee un alto contenido en fibra que la
convierte en un alimento ideal para eliminar toxinas y residuos.
Produce sensación de saciedad, al absorber agua y permanecer más tiempo
en el estómago, de esta forma logras plenitud con poco volumen de cereal.
Los antiguos Incas la llamaron "Grano Madre" y la veneraron como planta
sagrada.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 22


Leches de cebada
Se elabora a partir de un cereal que en Occidente se consume en forma de
malta. Ayuda a reducir el índice de colesterol (denominado LDL) en sangre.
Este es el colesterol perjudicial. Esta leche también contiene sustancias
anticancerígenas. La cebada es un cereal de alto valor nutritivo pues aporta
proteínas, azúcares, calcio, fósforo, hierro y vitamina B. Al igual que la leche
de arroz, tiene propiedades para controlar la diarrea, ayuda a eliminar la
sed y previene la deshidratación. Su sabor es mucho mejor cuando se toma
fría.

Leche de sésamo
Las semillas de sésamo son muy ricas en ácidos grasos esenciales, lecitina,
minerales y vitaminas. La lecitina es una grasa fosforada y un nutriente de
las células cerebrales.
La leche de sésamo tiene más calcio que la leche vacuna: 100g de semillas
de sésamo sin tostar contienen 1.125mg de calcio, mientras que dos vasos
de leche vacuna contienen sólo 500mg.
El sésamo es el vegetal más rico en lecitina. Se trata de un alimento de gran
calidad, alcalinizante de la sangre, energético, mineralizante,
reconstituyente muscular y nervioso, potenciador de la memoria y las
facultades intelectuales, protector circulatorio y laxante. Indicado en estados
carenciales como osteoporosis, debilidad ósea, pérdida del cabello, caries,
encogimiento de las encías y debilidad pulmonar.
Es útil frente a problemas nerviosos: agotamiento, estrés, pérdida de
memoria, depresión, irritabilidad, insomnio. La leche de sésamo resulta así
un excelente complemento nutritivo para personas sometidas a gran
actividad mental o intelectual. También ayuda a soportar exigencias físicas:
prácticas deportivas, embarazo, lactancia o períodos de convalecencia.
Las semillas de sésamo contienen una amplia variedad de principios
nutritivos de alto valor biológico. Tienen un 52 % de lípidos, de los cuales el
80% son ácidos grasos insaturados, principalmente omegas 6 y 9, lo cual les
confiere una gran eficacia en la regulación del nivel de colesterol en sangre.
Entre estos lípidos se encuentra la lecitina, grasa fosforada que desempeña
una importante función en el organismo: es componente esencial del tejido
nervioso, se encuentra en la sangre, el semen, la bilis e interviene en la
función de las glándulas sexuales.
La lecitina, muy presente en esta leche de sésamo, es un poderoso
emulsionante que facilita la disolución de las grasas en medio acuoso,
previniendo el agotamiento nervioso y cerebral. En la sangre mantiene
disuelto el colesterol, evitando así su depósito en las paredes arteriales
(arteriosclerosis).
Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 23
La leche de sésamo al ser cien por cien vegetal no tiene colesterol y tampoco
lactosa ni gluten.

Leches de alpiste
Posee alto contenido en proteínas de un gran valor orgánico, ya que se trata
de proteínas de origen vegetal, necesarias para el buen funcionamiento del
organismo.
Junto a esto hay que destacar la cantidad de antioxidantes que contiene y
que ayudará a frenar el envejecimiento celular propio del paso del tiempo.
Este tipo de leche es muy rica en lipasa, una enzima que interviene
directamente en el proceso de quema y asimilación de las grasas por parte
del organismo. Por este motivo la leche de alpiste es un buena liado a la
hora de querer eliminar grasas y de controlar las asimilación de las mismas.
Además, es muy buena para reducir los niveles de colesterol del organismo,
así como lograr controlar los niveles de azúcar en sangre, algo que
representa un gran beneficio para los enfermos de diabetes.
La leche de alpiste también es un buen diurético, ya que nos ayuda a
eliminar el exceso de líquidos del organismo y depurarlo de sustancias
nocivas para la salud. Esta cualidad hace que la leche de alpiste sea un
aliado para las personas que padecen enfermedades como la gota o la
artritis, en las que la acumulación de líquidos entorno a una articulación es
la causa de los dolores y malestar derivados de este trastorno.
Ayuda en los casos de hipertensión así como mejora el tono muscular. Las
enzimas de esta maravillosa semillita son remedio natural ideal para
desinflamar órganos internos como el hígado, los riñones y el páncreas: el
alpiste en un regenerador pancreático muy poderoso. Elimina la cirrosis al
aumentar el conteo de hepatocitos del hígado y lo desinflama.
Ayuda en casos de gota, edemas, gastritis y úlceras de estómago. Contiene
lipasa, una enzima que ayuda a depurar grasas nocivas en las venas,
arterias, o simplemente de los depósitos de grasa.

Se recomienda consumir el alpiste que no contiene fibra de sílice (presente


en la cáscara del grano), es decir, el alpiste para consumo humano. Este
componente está asociado al cáncer de esófago, que las aves no contraen
por deshacerse de la cáscara cuando lo consumen.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 24


Otras sabrosas y nutritivas leches vegetales:
-Leche de castañas de Pará
-Leche de amaranto
-Leche de nueces
-Leche de trigo sarraceno

Recetario
Medidas:
c. = cucharita de té
C. = cuchara sopera
t. =taza pequeña
T. =a taza grande

Jugo Verde Vigoroso


1 pepino
1 manzana verde
1 T. perejil
Un puñadito de menta fresca
Pizca de sal Himalaya
1 cucharada de gel de aloe vera
20 gotas tintura madre de bardana
1 c. jugo de limón

Colocar todos los ingredientes en la licuadora menos las gotas de tintura


madre y el jugo de limón. Licuar bien. Al servir agregar en el vaso la tintura
de Bardana y el jugo de limón.

Este jugo es una de las cosas más saludables y acalinizantes que puedes ofrecerle
a tu cuerpo. Es un gran revitalizador luego de una clase de yoga o una sesión de
ejercicios. Restaura el balance corporal rápidamente y el equilibrio de sales
minerales. El perejil además de contener altos niveles de clorofila, es un gran
aliado para depurador los riñones.

La BARDANA es altamente depurativa, alcalinizante, diurética, y fortalecedora


estomacal. Sirve para limpiar la sangre y el sistema linfático. Es excelente para
hongos internos. Disminuye congestiones e hinchazones, elimina toxinas y precipita
el ácido úrico. Perfecta para fortalecer el hígado.
Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 25
Indicada para reuma, artritis, ciática, gota, acidez sanguínea, edemas, cálculos
(renales y vesiculares), acné, eccemas, erupciones, resfríos con fiebre y dolor de
garganta, afecciones gástricas, hepáticas y biliares, cistitis, infecciones urinarias,
nefritis, herpes y diabetes. En Oriente se la considera estimulante del sistema
nervioso y vigorizante sexual.

El aloe vera es un excelente limpiador y antiséptico natural (contiene al menos seis


agentes antisépticos: lupeol, ácido salicílico, nitrógeno de urea, ácido cinámico,
fenol y azufre), que penetra fácilmente en la piel y en los tejidos (en algunas
ocasiones cruzando siete capas distintas), que actúa como anestésico calmando
todo tipo de dolores (especialmente los musculares y de las articulaciones) y
tranquilizando los nervios, que posee una gran actividad bactericida, que también
destruye numerosos tipos de virus, que es fungicida, antiinflamatorio, antiprurítico
(detiene la comezón). Es altamente nutritivo (contiene vitaminas, minerales y
azúcares), dilata los capilares sanguíneos incrementando la circulación en la zona
afectada, descompone y destruye los tejidos muertos (incluyendo el pus), favorece
el crecimiento celular normal (acelerando la curación de llagas y heridas), hidrata
los tejidos y es antipirético (elimina la sensación de calor en las llagas, úlceras e
inflamaciones).

¡Viva la clorofila!
Versión dulce
1 pera
1 mandarina
Un puñado de pasto de cebada o de trigo
½ c. de canela
un trocito de jengibre
1 vaso de té verde

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 26


Versión salada
2 ramas de apio
Un puñado de espinaca
Gajos de un limón
un puñado de pasto de cebada o de trigo
1 manzana
1 vaso de agua

Licuar. Colar. Tomar enseguida.

El pasto de cebada es un potente alimento-medicina!. Tiene proteínas, fibra,


vitaminas, minerales, oligoelementos, clorofila, beta caroteno, aminoácidos,
antioxidantes, enzimas y fitoquímicos que neutralizan los radicales libres y otras
sustancias químicas hostiles, incluyendo los pesticidas y conservantes de
alimentos. Esta hierba también contiene grandes cantidades de ácido fólico, calcio
y varias vitaminas B, C y E que son mucho más potentes consumidos juntos que si
se toman por separado. La hierba de cebada es rica en hierro, todos los
aminoácidos esenciales, flavonoides, cobre, potasio, manganeso, zinc, y puede ser
beneficiosa para combatir la artritis, asma, problemas de piel, obesidad, anemia,
estreñimiento, impotencia, hipertensión, diabetes, enfermedades del corazón y
problemas renales. Incrementa de forma natural los niveles de energía. Refuerza el
sistema inmunológico, por lo que se enferma menos. Hace que la piel, el pelo y las
uñas tengan mejor aspecto. Ayuda a reducir las inflamaciones y dolores
musculares. Ayuda a mantener el sistema cardiovascular sano. Previene la
aterosclerosis. Aumenta la claridad mental. Prolonga el vigor juvenil. Retarda los
efectos de la edad. Además, por su puesto contiene un altísimo porcentaje de
clorofila.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 27


Pura Sangre
1 manzana roja
2 remolachas
1T. de infusión de flores de Hibiscus
20 gotas de tintura madre de ortiga
Lluvia de jugo de jengibre

Licuar todo. Colar y al momento de servir agregar las gotas de tintura madre
y la lluvia de jengibre.

Las flores de HIBISCUS poseen propiedades emolientes, hidratan y protegen la


piel. Sirven para combatir la hipertensión, fortalecer el aparato respiratorio y
digestivo. También para la caída del cabello, el colesterol y el cáncer. Además
contienen gran cantidad de hierro con lo cual nutren profundamente la sangre.

La ORTIGA actúa como vasoconstrictor, sirve para detener hemorragias. Estimula


el aparato digestivo. Es astringente, anti-artereoesclerótica, diurética, depurativa,
anti-anémica (clorofila), reconstituyente y nutre la glándula tiroides. En Medicina
Aborigen se utiliza en invierno para limpiar la sangre.

Zumo nutritivo y desintoxicante


1 zanahoria
1 manzana
Un poquito de hinojo
1 vaso infusión de lemongrass

Licuar todos los ingredientes, colar y servir.

Este jugo es beneficioso para problemas de estómago e intestino, mejora la


digestión y ayuda a disminuir el colesterol.
El té de lemongrass es rico en vitaminas y minerales tales como vitamina A, varias
vitaminas del grupo B, vitamina C, manganeso, calcio, magnesio y fósforo.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 28


Es desintoxicante del hígado, limpia el páncreas, los riñones la vejiga y el tracto
urinario. También reduce el ácido úrico y el colesterol. Es anti-bacterial, diurético,
estimulante, combate la depresión y el mal humor, baja la presión alta.

Elixir anti-stress
5 flores de lavanda
½ litro de agua
3 gotas aceite esencial de Tea Tree

Colocar el agua a hervir. Una vez que suelta el primer hervor, apagar el
fuego y agregar el puñado de flores. Tapar y dejar macerando por 10
minutos. Al servir agregar las gotas de Tea Tree.

El aceite esencial de Tea Tree es un gran antiséptico, bactericida, depurador del


organismo en general. Levanta el sistema inmunológico. Se utiliza para depurar el
cuerpo de hongos y parásitos.

Triple C
1 mango congelado
1 c. de aceite de coco
Jugo de 2 naranjas
1 c. de canela
Pizca de sal Himalaya
2 pizcas de pimienta cayena

Licuar menos la cayena. Al servir, agregar la pimienta.

Se aconseja tomar este jugo por la mañana, es lo suficientemente refrescante como


para despertarnos saludablemente y rico en nutrientes, especialmente vitamina C,
para vitalizar el organismo. La cayena además le da al cuerpo un toque de picante
para que comience energizado el día.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 29


El aceite o manteca de coco posee propiedades únicas que lo convierten en un
inigualable alimento-medicina. Está compuesto de 48% ácido láurico, 7% ácido
cáprico, 8% ácido caprilico y 5% ácido caproico. Todos estos ácidos resultan ser
antimicrobiales, antivirales y anti-fúngicos poderosos que arrasan algunos de los
microorganismos más peligrosos que existen. Además, al tener vitamina E (0,7mg)
el ácido graso saturado láurico actúa equilibrando los niveles de colesterol,
aumentando el colesterol bueno (HDL).
Al tener ácidos grasos como el caprílico y el cáprico, considerados de cadena
intermedia, convierte al aceite de coco en un alimento beneficioso para las personas
que tienen problemas de absorción de grasas.
Por otro lado, incrementa el metabolismo, que ayuda a perder peso. Es excelente
para problemas de la tiroides, estabiliza los niveles de azúcar de sangre,
ayudando en casos de diabetes. También protege las células del corazón y asiste
en los síntomas de menopausia, y el síndrome pre-menstrual (PMS). Es una grasa
perfecta para el buen funcionamiento del hígado y del cerebro, nutriendo en
profundidad estos órganos vitales.

Néctar para la vitalidad


Semillas frescas de un zapallo
1 C. polen fresco
20 gotas de tintura madre de tomillo o ½ cucharita té de la hierba fresca
¼ c. de cúrcuma
Pizca de pimienta negra
1 litro de agua

Licuar las semillas de zapallo con un litro de agua. Colar. Agregar las la
cúrcuma. Al servir agregar la tintura madre de llantén.

Las semillas de calabaza poseen acción antioxidante, inhibiendo los radicales


libres y la degeneración de células. Son excelentes para personas con problemas o
cáncer de próstata, hiperplasia y enfermedades de la vista como las cataratas.
Contienen vitamina C y ayudan a prevenir la oxidación del colesterol. Son muy
buenas para prevenir y combatir la arteriosclerosis y para bajar de peso. Contienen
cucurbitina, un aminoácido ligado al desalojo intestinal de parásitos (lombrices y
tenias). Promueven una saludable función renal y la salud del sistema urinario y
para los hombres es especialmente beneficioso para el buen funcionamiento de la
próstata.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 30


Los ingredientes activos del tomillo son conocidos para el tratamiento de la
bronquitis, dolor de garganta, congestión del pecho, laringitis y asma. El tomillo es
tan eficaz que a menudo es un ingrediente de las gotas para la tos y enjuagues
bucales, para tratar la inflamación y las infecciones. El tomillo también es eficaz
como calmante para el estómago, para aliviar gastritis, indigestión y cólicos. El
tomillo ayuda a prevenir el cáncer, mejora la memoria, se usa en el tratamiento de
la enfermedad de Alzheimer, calma los nervios y alivia la depresión, pesadillas e
insomnio. Un descubrimiento nuevo e interesante acerca del tomillo muestra que
aumenta la cantidad de DHA (un ingrediente importante de los ácidos grasos
omega 3) en las células del cerebro, corazón y riñón.

Néctar enzimático de ananá y hierbas medicinales


autóctonas
1 T. de ananá cortada en trozos
Un puñadito de hojas de menta fresca
Un trozo de jengibre
2 T. decocción de lapacho

Licuar todo.

El Lapacho actúa contra los radicales libres. Es regenerador del sistema


inmunológico. Sirve para fortalecer el corazón, la circulación, la digestión, el
sistema nervioso y muscular, el balance hídrico, los huesos, los dientes, así como
la piel y el tejido conjuntivo. En Medicina Aborigen, se utiliza para aumentar la
vitalidad por ser una planta regeneradora del organismo

El ananá es una fruta con alto contenido de enzimas con lo cual favorece la función
del páncreas y ayuda en el proceso digestivo. Además posee una buena proporción
de la enzima digestiva “Bromelaína” que ayuda a digerir las proteínas. El ananá
posee vit. C, B1, B2, potasio, magnesio, folatos.

El jengibre contiene más de 25 antioxidantes diferentes, lo que lo hace muy eficaz


en la lucha contra los radicales libres en muchos sistemas corporales diferentes. El
jengibre es mejor conocido por su capacidad para reducir las náuseas, mareos y
vómitos. El jengibre es también un remedio calmante para el dolor de garganta de
los resfriados y la gripe, debido a sus propiedades antivirales. El jengibre también
ayuda a calmar la tos y es un expectorante eficaz.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 31


Puesto que el jengibre es un fuerte anti-inflamatorio, ayuda a reducir el dolor y la
inflamación de la artritis y los dolores musculares. El jengibre también combate el
cáncer, reduce el colesterol y previene la formación de coágulos sanguíneos que
provocan los accidentes cerebrovasculares o la enfermedad cardíaca.

Licuado para la Inmunidad


2 bananas
1 C. semillas de chía
2 C. api en polvo
2 T. agua
1 c. aceite de coco
5 gotas de extracto de vainilla
Una pizca de sal Himalaya
1 vaso de agua

Licuar todo y servir

Las antocianinas presentes en el Maíz Morado (api) promueven la circulación


sanguínea, estabilizando y protegiendo los vasos sanguíneos en general y los
capilares en particular, del daño oxidativo, mejorando así la micro circulación. El
consumo regular de alimentos ricos en compuestos polifenólicos está asociado con
una reducción en el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Las
antocianinas son antiinflamatorias y antioxidantes, convirtiendo al api en un
alimento funcional. Estimulan la regeneración del tejido conectivo y promueven la
formación del colágeno. Previenen la diabetes y la obesidad. Al contener
fitonutrientes, protege del impacto del medio ambiente, fortalece la inmunidad del
cuerpo y protege contra sustancias cancerígenas, enfermedades degenerativas
(arteriosclerosis, diabetes y artritis).

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 32


Granolas vivas
Un puñado almendras activadas y peladas
Un puñado de nueces activadas
Un puñado de castañas de Pará
5 higos secos hidratados y troceados
2 C. de miel
1 C. coco rallado
1 C. algarroba negra en polvo
Pizca de sal

Secar los frutos secos al sol o con el horno abierto o con el deshidratador.
Agregar el coco rallado, la algarroba negra y los higos troceados. Adicionar
la sal.
Derretir a baño María la panela y agregar a la mezcla anterior. Colocar en
un tupper o frasco cerrado con tapa y conservar en la heladera para servirse
cada vez que se quiera disfrutar de esta deliciosa granola viva.

Porridge raw
1 T. castañas de cajú activadas
1 C. panela
1 c. jugo de limón
½ c. pimienta rosa
Pizca de sal Himalaya
1 T. granola viva

Procesar las castañas activadas con el resto de los ingredientes. Agregar un


poco de agua si fuera necesario para lograr una crema espesa. Traspasar a
un vaso y por encima agregar la granola viva.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 33


Compota viva de peras
½ T. pasas de uvas
1 T. agua de regaliz
2 peras
1 c. canela
1 c. ralladura de limón

Licuar las pasas de uva con el agua de regaliz. Entibiar levemente a baño
María (cuidando que la temperatura no supere los 40ªC)

En un recipiente pisar las peras pero dejando algunos trocitos enteros.


Mezclar esto con la canela y la ralladura de limón. Adicionar el líquido tibio
de las pasas de uva. Servir y disfrutar.

La canela tiene uno de los niveles más altos de antioxidantes que cualquier otra.
Esta antigua especia es muy efectiva para ayudar a estabilizar los niveles de
azúcar en la sangre, por lo que es muy eficaz para las personas con diabetes (tipo
1 y tipo 2). También es muy eficaz para disminuir el colesterol “malo”. La canela
también tiene potentes propiedades anti-inflamatorias y ayuda a aliviar el dolor y
la rigidez en los músculos y las articulaciones, incluyendo la artritis. La canela
tiene un efecto positivo sobre la función cerebral, y oler o masticar canela ayuda a
mejorar la memoria y la atención.
La canela también reduce la inflamación de los vasos sanguíneos que provoca
arterosclerosis y enfermedad cardíaca, y tiene propiedades anti-fúngicas y
antibacterianas.

El regaliz (también conocido como palo dulce) posee alto contenido en


antioxidantes naturales que nos ayudan a proteger de radicales libres. Algunos de
ellos son los taninos, la vitamina C, altas dosis de flavonoides, minerales como el
calcio, el fósforo, el magnesio. Uno de los principales usos que se da al regaliz es
para mejorar la digestión ya que es una buena manera de mejorar la asimilación
de los alimentos, a la vez que ayuda a mantener el estómago y el aparato
digestivo en perfectas condiciones, evitando la acidez, espasmos y demás
malestares digestivos.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 34


Debido a su alto poder antiinflamatorio y antibacteriano, se utiliza para evitar
infecciones del aparato respiratorio como la inflamación, los resfriados, la
mucosidad excesiva, además de ser una buena forma de mitigar los efectos de una
infección respiratoria como los resfriados, la tos. Dentro de las sustancias que
contiene el regaliz hay que destacar a la glicirricina, que tiene cualidades
antivíricas, es decir, es capaz de acabar con algunos virus. Debido a su alto
contenido en minerales también es un alimento indicado para evitar algunos
trastornos causados por la falta de ellos, como la depresión, la ansiedad. Por otro
lado, la glicirricina, protege el hígado siendo útil para tratar la hepatitis B y la
cirrosis.

Leche chocolatada de amaranto


½ T amaranto
1 rama canela
2 C. cacao en polvo
1 C. manteca de cacao
½ c. de extracto de vainilla
Pizca de sal Himalaya
1 litro de agua

Cocinar el amaranto junto con la rama de canela. Una vez que está listo,
apagar el fuego y dejar enfriando. Licuar la leche obtenida con el resto de
los ingredientes.

El amaranto es un alimento de origen vegetal muy completo, es una de las fuentes


más importante de proteínas (16%). Contiene un excelente balance de aminoácidos,
minerales y vitaminas naturales: A, B, C, B1, B2, B3. Es rico en ácido fólico,
niacina, calcio, hierro y fósforo. Es de alto valor calórico, carbohidratos, fibras y
sales minerales. Alimento con alta presencia de aminoácidos como la lisina.El
componente principal en la semilla del amaranto es el almidón, lo que facilita su
digestión. Por sus propiedades, el amaranto se puede utilizar como un recurso para
proporcionar a la población los requerimientos proteicos y de calorías necesarias.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 35


A nivel nutricional posee: vitaminas A, B, C, B1, B2, B3, ácido fólico, niacina, calcio,
hierro y fósforo. Además aminoácidos como la lisina. Entre los efectos medicinales,
se le atribuyen: - Control de la diarrea, - Prevención del cáncer de colon, - Previene
y ayuda en el control de la osteoporosis, diabetes mellitus, obesidad, hipertensión
arterial, estreñimiento y diverticulosis, insuficiencia renal crónica, insuficiencia
hepática, encefalopatía hepática, enfermedad celíaca y se recomienda en la dieta
para personas autistas, - También es recomendable para enfermos con problemas
bucodentomaxilares, geriátricos, de desnutrición y oncológicos, - Se recomienda
como parte de las dietas hiperenergéticas e hiperproteícas y en las
hipocolesterolemiante, - Por su contenido energético también es beneficioso para
pacientes con requerimientos calóricos elevados.

La manteca de cacao contiene gran cantidad de flavonoides (antioxidantes). Los


antioxidantes son una de las defensas del organismo contra los radicales libres.
Poseen efectos cardio-protectores. Excelentes para el corazón. Son
rejuvenecedores de los neurotransmisores incrementando el flujo sanguíneo al
cerebro. Inhiben la oxidación del colesterol LDL (o colesterol “malo”). Regulan las
respuestas inflamatoria e inmunológica de las paredes de los vasos sanguíneos.
Regula el tono vascular o grado de constricción de los vasos sanguíneos. Son
alimentos energéticos. Contienen vitaminas C, A, B1, 2, 3 6, C, E, ácido fólico,
zinc, selenio, calcio, magnesio, sodio, hierro, potasio, cromo, manganeso,
triptófano, omega 6.

Moccachino
1 T. leche de castañas de Pará
¼ T. de café en grano orgánico preparado y filtrado en frío (granos de café
molidos dejados en agua fría por 24 hs, luego filtrados. El líquido
concentrado debe guardarse en la heladera por 6 semanas o debe
congelarse por largos períodos. Cuando se reconstituye se vuelve un café
con baja acidez)
1 C. de manteca de cacao
6 dátiles hidratados y picados
1 C. miel
2 C. algarroba negra en polvo
½ c. extracto de vainilla
Pizca de sal Himalaya

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 36


Entibiar el café. Licuar todos los ingredientes y colocar en una taza
previamente calentada.

Los dátiles poseen un alto valor energético dado su gran cantidad de hidratos de
carbono. Es recomendable su consumo luego de grandes esfuerzos para reponer
fuerzas. Además se les atribuye efectos tonificantes y vigorizantes, beneficiando
desde los niños hasta deportistas de alto rendimiento. Incrementan la capacidad y
la agudeza mental. Contienen vitaminas del grupo B, y vitamina A. También
minerales como el potasio, hierro, magnesio, fósforo y calcio entre otros. Su alto
contenido en potasio aumenta la diuresis, mejorando trastornos de retención de
líquidos y la hipertensión arterial. El magnesio es necesario para la correcta
transmisión de los impulsos nerviosos y el ritmo cardíaco. Por su parte
el calcio participa en la correcta formación ósea y diferentes reacciones
metabólicas. Contienen fibra la cual reduce los niveles de colesterol y previene el
estreñimiento. También poseen proteínas.

Malteada de coco
2 T. de leche de coco (hecha con el coco o con coco rallado)
1 C. de manteca de almendras
1 C. de maca
2 C. panela
½ c. extracto de vainilla
Pizca de sal Himalaya

Licuar todo y colocar en vasos previamente enfriados.

La maca es un alimento de alto valor nutricional y biológico ya que su variada


composición química tiene presencia de proteínas, grasas, glúcidos, calcio, celulosa,
almidones, fósforo, yodo, hierro, complejo de vitaminas B y vitamina C. Cuenta con
la más alta concentración de calcio que cualquier otra planta de su género. Por ello
es un potente tónico reconstituyente para personas anémicas y convalecientes de
enfermedades que requieran la formación de glóbulos rojos, es buena también para
la menopausia y climaterio. Contiene Zinc lo cual favorece a la oxigenación de los
tejidos. Tiene además proteínas, fibras, carbohidratos, almidón, maltosa, fructosa,
taninos, ácidos grasos, alcaloides, oligoelementos, gran espectro de vitaminas y
minerales Regula el sistema hormonal y es afrodisíaca.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 37


Barritas energéticas
70 gr castañas de cajú secas
70 gr nueces hidratadas y troceadas
25 gr semillas de lino recién molidas
Un puñadito de pasas de uva troceadas
1 C. maca
3 C. manteca de cacao
1 c. extracto vainilla
3 C. panela
1 c. polvo seco de cáscara de naranja ó 4 gotas aceite esencial de naranja o
ralladura de cáscara de naranja
Pizca de sal Himalaya

Triturar las castañas hasta lograr una harina. Agregar las nueces
troceadas, el extracto de vainilla, la cáscara de naranja, la pizca de sal, las
pasas de uva troceadas y la maca. Rociar con la manteca de cacao
derretida a baño María. Darle forma de barritas y llevar a la heladera hasta
que estén bien armadas.

Galletitas de limón bañadas con algarroba


2 T. castañas de Cajú sin remojar
1 T. semillas de lino recién molidas
2 C. coco rallado dejado de remojo en jugo de limón por una noche
1 c. canela
Pimienta Jamaica a gusto
1 c. extracto de vainilla
Pizca de sal Himalaya
3 C. panela

Triturar las castañas de Cajú hasta lograr una harina. Hacer lo mismo con
las semillas de lino. Agregar el resto de los ingredientes y procesar hasta
homogeneizar. Darle forma de galletas. Secar con el horno a temperatura
mínima para evaporar el agua y que queden crocantes o deshidratar en
deshidratador.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 38


Para el baño de algarroba
3 C. algarroba blanca
3 C. aceite de coco orgánico primera prensada en frío
Pizca de sal Himalaya
3 C. panela

Colocar el aceite de coco a baño María para que vuelva a su consistencia


líquida. Una vez logrado esto, mezclar con la algarroba blanca, la sal y la
panela.

Bañar las galletas con el líquido obtenido y llevar a la heladera por media
hora para que se endurezca todo.

La algarroba es un gran alimento con grandes propiedades nutricionales. Entre


ellas: carbohidratos, proteínas, fibras, vitaminas A, B1, B2 y D. Minerales como el
calcio, hierro, (que en el algarrobo blanco son similares al hierro del hígado),
fósforo, magnesio, zinc, silicio, potasio y bajo contenido de sodio, 7 veces menos
que el cacao. También posee ácidos grasos esenciales (linoleico y oleico). Es
antidiarreica y posee la especial propiedad de adsorber las toxinas del conducto
digestivo (diarreas infantiles y gastroenteritis de los lactantes). Por su riqueza en
fibras, pectina y lignina, tiene un particular efecto en la flora intestinal,
disminuyendo bacterias e incrementando la flora de lactobacilos. Por su parte la
pectina, ampliamente conocida como espesante, tiene otras propiedades: además
de laxante es coagulante, bactericida, preventiva del cáncer, reduce el colesterol,
ayuda a la formación de las membranas celulares, elimina metales pesados y
sustancias radioactivas del organismo, y protege la mucosa intestinal. Es efectiva
contra úlceras e infecciones intestinales. Sus fibras cumplen un triple efecto:
convierten el líquido en gel coloidal, distienden las paredes intestinales y estimulan
un correcto peristaltismo que elimina las contracciones dolorosas. El tanino, uno de
sus componentes considerado un producto tóxico, está siendo ahora revalorizado
como antioxidante y potente protector. Pertenece al grupo de los polifenoles y se
investiga su acción como neutralizante de las nitrosaminas, refuerzan los capilares,
son antiinflamatorios y antirreumáticos.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 39


Crepes de manzana rellenos con crema de banana
a la canela
Para las crepes
3 manzanas cortadas en lonjas bien finas
1 c. canela
Pizca de sal Himalaya
Lluvia de gotas de jugo de limón

Colocar las lonjas de manzana en la plancha de silicona cubriéndola toda y


dejado que las rodajas se superpongan en sus laterales. Espolvorear la
canela por encima y la sal. Rociar con la lluvia de gotas de jugo de limón.
Secar en el horno a temperatura baja o deshidratar en deshidratador.

Para el relleno
2 bananas
Pizca de sal Himalaya
1 c. pimienta rosa
2 C. de Harina de arroz
1 C. de harina de psyllium

Procesar el arroz hasta lograr una harina. Hacer lo mismo con las semillas
de psyllium. Mezclar ambas harinas y agregar las bananas, la sal y la
pimienta rosa hasta obtener la consistencia de una crema. Llevar a la
heladera para que adquiera consistencia más firme. Para armar los crepes,
colocar el relleno sobre cada uno de ellos y enrollar. Servir.La harina de arroz
es una harina de mucha calidad nutritiva, que no contiene gluten. Es un cereal rico
en carbohidratos, de gran sabor, que no contiene gluten y que proporciona
vitaminas del complejo B que ayudan al desarrollo y dinamismo del cuerpo.
También contiene vitamina A y los 12 aminoácidos esenciales además de muchos
minerales. Por ser un cereal de alta digestibilidad, es muy efectivo en controlar el
colesterol, la hipertensión y prevenir trastornos digestivos tan comunes como las
molestias del llamado ‘colon irritable’”. Sus proteínas proveen los aminoácidos
necesarios para la creación y el mantenimiento de los tejidos, la formación de
enzimas y la formación de algunas hormonas y anticuerpos, además son excelente
fuente de energía.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 40


Es ideal para quienes deben eliminar de la dieta la proteína llamada gluten. Aporta
mucha energía. Se usa para tratar pacientes con migraña o fibromialgia. Muy útil y
nutritiva para las papillas de los bebes ya que es un alimento completo y que el
bebé asimila sin problemas. Se recomendada para diabéticos. No produce la
acidificación en la sangre. Regula el tránsito intestinal gracias a la fibra facilitando
la pérdida de peso. Es muy buena para la salud y aspecto de la piel. Las
grandes propiedades de la harina de arroz integral hacen que sea una harina
perfecta para ser sustituta de la harina de trigo y puede ser utilizada para todas
las preparaciones en que se utilizaría la harina de trigo.

El psyllium o zaragatona se usa como un laxante y para suavizar las heces en las
personas con hemorroides, fisuras del ano o que han tenido una cirugía del ano. Se
usa también para la diarrea, el síndrome del intestino irritable (SII), para la colitis
ulcerosa y la disentería. Otros usos incluyen el colesterol alto, la presión arterial
alta, la diabetes, el cáncer, el control de peso y las enfermedades renales graves.
Algunas personas aplican el psyllium a la piel como un emplasto para el
tratamiento de los furúnculos.

Vegan Latte Chai


Un trozo grande de jengibre rallado
1 c. de canela
1 c. clavos de olor
1 c. cardamono
¼ c. nuez moscada rallada
1 c. pimienta blanca o negra
Leche de coco o leche de almendras

Colocar las estas especies a cocinar con un litro de agua. Una vez que
comienza a hervir, dejar cocinando a fuego bajo por 10 minutos.
Preparar la leche de coco con el coco seco utilizando en lugar de agua esta
decocción de especias. Entibiar la leche obtenida para lograr una bebida
calentita para el invierno.

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 41


Leche de cúrcuma
2 T. leche de arroz cocido
2 dátiles sin carozo
1 C. miel de abejas pura
1/2 c. de cúrcuma
1 rama de canela
1 c. extracto de vainilla
Jengibre a gusto
1 litro de agua

Cocinar el arroz con el agua y la rama de canela. Una vez que está listo,
apagar el fuego y dejar enfriar. Licuar con el resto de los ingredientes.

“Porque la Nueva Medicina, se encuentra en la Cocina”

¡Bienvenidos/as al Universo Vivo!

Curso Cocina Curativa con Alimentos Medicina Página 42