You are on page 1of 2

Aviva fuego

2ª Tim. 1:6-7 Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios
que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios
espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

 Timoteo se hallaba en Éfeso en una situación nada fácil, tenía una lucha
con los falsos maestros, aparte que todavía era muy joven
 En el momento de su ordenación como pastor, Timoteo había recibido
dones del Espíritu que lo capacitaron para que sirviera a la iglesia.
 Pablo al aconsejar a Timoteo le dice: "te aconsejo que avives el fuego del
don de Dios", lo estaba animando a aumentar su nivel espiritual. El no
necesitaba nuevos dones.
 Él necesitaba valor y disciplina para usar lo que ya había recibido.

I. Para avivar el fuego se necesita desechar el temor (Jos.1:9)
 “Porque no nos dio Dios espíritu de temor”.
 El cobarde huye de su responsabilidad.
 Rom. 8:15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar
otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el
cual clamamos: ¡Abba, Padre!

II. Para avivar el fuego se necesita un espíritu de poder
 Debemos exhibir un “testimonio” valiente por Cristo, V.8 Por tanto, no
te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo,
sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios.
 “Poder” es el acompañamiento del Espíritu Santo.
 Pablo reanima a Timoteo para darle un nuevo brillo espiritual.

III. Para avivar el fuego se necesita un espíritu de amor
 En el caso de Timoteo debía mostrar amor a los hermanos aun a los
enemigos.
 Todo cristiano debe mostrar y practicar el amor de Cristo en su corazón.

¿por qué le oís?  Mateo 27:25 Y respondiendo todo el pueblo. ni digas delante del ángel. 5:6 No dejes que tu boca te haga pecar. Para avivar el fuego se necesita dominio propio  El dominio propio es la capacidad que nos permite controlar nuestras emociones y no que estas nos controlen a nosotros. IV. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz. y sobre nuestros hijos. dijo: Su sangre sea sobre nosotros. y que destruya la obra de tus manos? V. Para avivar el fuego necesito el Espíritu Santo .  Juan 10:20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene.  Es saber callar o refrenar la lengua  Ecle. que fue ignorancia. y está fuera de sí.  Jesús mostrando su amor dijo: Padre perdónalos porque no saben lo que hacen.