You are on page 1of 1

No hay espectáculos maravillosos (la gran mayoría de las veces), sólo hay

espectadores capaces de maravillarse.


Yo conozco gente así. Un montón. Un montonazo: CAPAZ DE MARAVILLARSE.
A todas ellas las saludo con este detalle: ayer sucedió un fenómeno natural
muy interesante y maravilloso. La eclipse lunar. La luna roja. Todo un
espectáculo! Estábamos cenando afuera, en el patio, por una circunstancia
especial de llegada de visitas en casa. Varias veces me asomaba al cielo
estrellado, con algunas nubes, para ver la transformación de la luna en esa
noche tan especial. Cada vez que lo hacía comentaba en voz alta: qué
espectáculo, la luna roja! Vean que belleza! Y algunos que me acompañaban
alargaban su cogote para maravillarse del espectáculo. Otros como si nada, les
daba lo mismo una eclipse que comer un plato de arroz.
Esa frase inicial es la clave para ser felices!