You are on page 1of 2

Por qué los niños que juegan al ajedrez mejoran su

rendimiento escolar
Categoría: Blog
Publicado: Domingo, 22 Marzo 2015 13:42
Escrito por Luís Fernández Siles
No vamos a detallar en este artículo los diferentes estudios que demuestran o apuntan hacia los
beneficios del ajedrez en los niños. Para ello simplemente puede escribir en Google “beneficios
del ajedrez” o realizar alguna búsqueda similar y podrá comprobar la cantidad de información
recopilada sobre este tema. Queremos explicar, de una manera sencilla, por qué el ajedrez es tan
positivo en los niños, haciéndoles mejorar entre otras cosas en su capacidad para aprender y,
consecuentemente, mejorar en sus estudios.

Pensemos en las diferentes fases importantes para los niños a la hora de aprender.
Particularmente nos vamos a centrar en sus estudios escolares. El aprendizaje de los niños en
las diferentes materias del colegio se basa en lo que aprendenasistiendo a clase y lo que
aprenden estudiando en casa. Evidentemente la educación y aprendizaje de los niños se basa en
otras fuentes, como lo que aprenden en su casa directamente de la familia, o lo que aprenden con
sus propias vivencias. Pero como decía vamos a analizar cómo el ajedrez puede favorecer en los
niños que lo practican el aprendizaje académico.

El ajedrez mejora la capacidad de atención y concentración, lo que obviamente favorecerá el


aprendizaje en el colegio. Es muy normal que algunos niños se distraigan mientras el profesor
explica, pero será más difícil que esto le ocurra a los niños que practican el ajedrez y están
acostumbrados a ejercitar su concentración de una manera regular.

Lo aprendido en clase es recordado con mayor facilidad por los niños que juegan al ajedrez.
No es ningún secreto que el ajedrez ejercita y mejora la memoria.

El ajedrez favorece las relaciones sociales, por lo que los niños que juegan al ajedrez tendrán
una mayor facilidad para desenvolverse cómodamente en los ambientes escolares.

Cuando estudias ajedrez y comienzas a asimilar muchos conceptos estratégicos, que son
aplicables en la vida cotidiana, te resulta mucho más sencillo organizar y estructurar
mentalmente las cosas nuevas que vas aprendiendo.

Pero como decíamos, el aprendizaje de los niños en cuanto las materias y asignaturas impartidas
en las escuelas, no se basa únicamente en lo que aprenden en clase. Como hemos dicho los niños
que juegan al ajedrez tendrán mayor facilidad para sacarle partido a ello, pero nos queda
valorar de qué manera el estudio que realizan los niños en casa se ve favorecido por la
práctica del ajedrez.

Las cuestiones abordadas anteriormente en cuanto la mejora en atención y


concentración también favorecerán el rendimiento de los niños a la hora de estudiar en casa.
Pero hay un factor muy importante y sobre el que no se habla tanto que hace que los pequeños
ajedrecistas aprendan mejor de los libros o apuntes cuando trabajan en casa: todo apunta a que el
ajedrez mejora la comprensión lectora. Precisamente en el primer número de la Revista
Capakhine, incluimos un estudio realizado por el psicólogo Miguel Ángel Malo Quirós,
director de la Escuela de Ajedrez “Francesh Vicent” de Segorbe, donde recopila la mayor parte
de información sobre investigaciones en este tema.

Si el ajedrez mejora también la comprensión lectora no será difícil entender cómo eso ayuda
enormemente a la tarea de estudiar los libros, apuntes y documentación que los niños manejan.

Creo que hay otras muchas razones que pueden favorecer el aprendizaje en general en los niños
implicados en el mundo del ajedrez. Por ejemplo el ajedrez estimula la capacidad de
superación, la lógica o sentido común, la capacidad de organización y planificación, y más
que casi ninguna otra actividad el correcto aprendizaje de nuestros propios errores. Esto
último favorece un mayor sentido de la responsabilidad.

En el primer número de Capakhine también incluimos un artículo del psicólogo Juan Antonio
Montero, director y coordinador de programas sociales y terapéuticos del Club de Ajedrez Magic
Extremadura, donde explica otros beneficios del ajedrez, como el crecimiento personal, el
fomento de valores o la adquisición de un modo de pensar más estratégico.

Por tanto son muchos los beneficios del ajedrez en facetas como la memoria, concentración,
atención, capacidad de organización y planificación, comprensión lectora, lógica, relaciones
sociales, capacidad de superación, aprendizaje de los errores, y mucho más. No es extraño
que por una vez se hayan puesto de acuerdo los políticos en algo, aprobando en el Congreso la
implantación del ajedrez en los colegios en horario lectivo.

Creo que no se puede concluir este artículo sin mencionar una última cualidad del ajedrez para
los niños, seguramente la primera que ellos aprecian: el ajedrez es un juego muy divertido.