You are on page 1of 110

Universidad Politécnica del Estado de

Morelos

CARACTERIZACIÓN DE LOS PROCESOS DE DISIPACIÓN


(BIODEGRADACIÓN, ADSORCIÓN Y DISPERSIÓN) DE LA ATRAZINA
(99.8%) Y COMERCIAL (43%) EN MUESTRAS DE SUELOS
AGRÍCOLAS DE MORELOS

Que para obtener el grado de:

MAESTRO EN BIOTECNOLOGÍA

P r e s e n t a

I.Q. CARLOS DÍAZ GÓMEZ

Director de tesis: Dra. Rosa Angélica Guillen Garcés

Jiutepec, Morelos Diciembre de 2016


DEDICATORIAS

La primera dedicatoria es a mí, para que me recuerde que con dedicación y perseverancia todo
se puede lograr.

Esta investigación está dedicada a mis hijos Carlos y David porque son el motor de vida y mi
inspiración.

También está dedicada a todos los estudiantes para que usen la información en sus proyectos y
trabajos futuros.

Una mención especial para mi hermana Laura que complementa mi felicidad desde que esta en
este mundo. “te amo”.

I
AGRADECIMIENTOS

El primer agradecimiento está destinado a mi Madre Candita quien me ha apoyado en todos los
sentidos, me educo con los mejores valores como el amor, la solidaridad y la bondad. “Son
pocos los reglones para expresar todo el cariño y gratitud que te tengo”.

Le agradezco a mi padre no solo mi educación, sino el ejemplo que siempre me da lo cual


reflejo con orgullo, como su fortaleza, sabiduría, paciencia, y tenacidad con que vive. “Siempre
quiero ser como tú”.

Los pensamientos de las actuales generaciones quizás no podrían comprender porque mi vida
estaría incompleta sin tu presencia, cariño y amor que me llena y me da fuerzas para seguir
adelante. Gracias por toda tu comprensión y apoyo mi amada esposa Xochitlpilli.

A mis hijos les agradezco la paciencia, comprensión y amor que me prodigan iluminando los
momentos oscuros o nublados que enfrento en la vida.

Agradezco a todas las personas que me apoyaron en la realización de este trabajo; a mi tutora y
amiga Angélica Guillen quien con su experiencia y paciencia, me exigió, me orientó y animó en
los momentos precisos. A mi amiga y sinodal Valeria Dávila que con sus observaciones y
consejos atinados me permitió mejorar mi trabajo y mi persona. A mis sínodos Gabriela Moeller
y Luis G. Treviño por la solidaridad mostrada.

Agradezco también la colaboración de Ana Gabriela Ortega que me apoyo en diversos


experimentos y análisis para este trabajo.

A los agricultores Homero Sánchez, Raúl Yáñez Áreas y Fidel Aguilar Rivera que muy
amablemente permitieron el acceso a sus áreas de cultivo para tomar las muestras de suelos.

Por último pero no menos importante agradezco a mi institución de formación la Universidad


Politécnica del Estado de Morelos por permitirme desarrollarme profesionalmente y como
docente.

II
RESUMEN

En este trabajo se presenta un estudio de migración de la Atrazina en el suelo, que es un


herbicida agrícola común usado en Morelos. Realizando una investigación que permitió por un
lado focalizar las localidades agrícolas con características ligadas al uso de la Atrazina, como
son los cultivos de caña, maíz, sorgo y piña, para después realizar caracterizaciones de los
diversos suelos agrícolas muestreados, los cuales son sitios representativos de las zonas
agrícolas de Morelos que para el caso fueron Yecapixtla, Moyotepec y Huautla. El análisis de la
migración involucró la determinación de la adsorción, la infiltración y la biodegradación,
contemplando las diversas características fisicoquímicas de las muestras de suelo, aplicando
técnicas como las de extracción con solvente, infiltración en columnas y velocidad de
degradación, utilizando un HPLC-UV para determinar la presencia del contaminante en los
diversos análisis, todo esto ligado con simulaciones de los procesos de disipación e infiltración y
su posible migración a los mantos freáticos.

Los resultados muestran que los procesos de adsorción y biodegradación disminuyen


conforme aumenta la granulometría de los suelos y los procesos de transporte aumentan en
este mismo sentido. Usando Atrazina pura (99.8%) en polvo, se encontró en las muestras de
Yecapixtla y Huautla, tardan en disipar la Atrazina 6 días hasta una concentración menor a 0.02
µg/L, mientras que Moyotepec se logra en 12 días. Por su parte la Atrazina comercial (43%)
representa una gran problemática ya que todos los suelos requieren de un tiempo mayor para
su disipación siendo la muestra de Yecapixtla, la menor, con 24 días a una concentración de
0.019 µg/L, le sigue la de Moyotepec con 53 días llegando a 0.018 µg/L y finalmente la
muestra de Huautla con 75 días y una concentración final de 0.019 µg/L.

Estableciendo que el tipo de suelo de Huautla es el de mayor riesgo de migración


presentando una granulometría gruesa con poca materia orgánica y una alta capacidad de
infiltración y que la presentación de venta (en polvo 99% o en suspensión 40%) de la Atrazina
también juega un papel importante en su migración siendo la más peligrosa la que se vende en
solución por los aditivos que contiene.

III
ABSTRACT

This work presents a study of the migration of Atrazine in soil, which is a common
agricultural herbicide used in Morelos. A research that allowed, on the one hand, to focus on
agricultural localities with characteristics linked to the use of Atrazine, such as cane, maize,
sorghum and pineapple crops, to characterize the various sampled agricultural soils, which are
representative sites Of the agricultural zones of Morelos that for the case were Yecapixtla,
Moyotepec and Huautla. The analysis of the migration involved the determination of adsorption,
infiltration and biodegradation, contemplating the different physicochemical characteristics of
soil samples, applying techniques such as solvent extraction, column infiltration and degradation
rate, using an HPLC- UV to determine the presence of the pollutant in the various analyzes, all
linked with simulations of the dissipation and infiltration processes and their possible migration
to the groundwater.

The results show that the adsorption and biodegradation processes decrease as the soil
granulometry increases and the transport processes increase in the same direction. Using pure
Atrazine (standard) powder, found in the Yecapixtla and Huautla samples, it takes the Atrazine to
dissipate for 6 days to a concentration lower than 0.02 μg / L, whereas Moyotepec is achieved in
12 days. On the other hand, the commercial Atrazine represents a great problem since all the
soils require a greater time for its dissipation being the sample of Yecapixtla, the smaller, with
24 days at a concentration of 0.019 μg / L, followed by Moyotepec with 53 days reaching 0.018
μg / L and finally the Huautla sample at 75 days and a final concentration of 0.019 μg / L.

Establishing that the type of soil of Huautla is the one of greater risk of migration presenting
a granulometry thick with little organic matter and a high capacity of infiltration and that the
presentation of sale (powder 99% or in suspension 40%) of Atrazina also Plays an important role
in its.

IV
ÍNDICE GENERAL

CONTENIDO PAGINA
DEDICATORIAS ......................................................................................................................................... I
AGRADECIMIENTOS ................................................................................................................................ II
RESUMEN ............................................................................................................................................... III
ABSTRAC ................................................................................................................................................ IV
ÍNDICE GENERAL ..................................................................................................................................... V
LISTA DE FIGURAS ............................................................................................................................... VIII
LISTA DE TABLAS .................................................................................................................................... X
CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓN .................................................................................................................. 1
1.1 Introducción ............................................................................................................................................. 1

1.2 Planteamiento del problema ................................................................................................................ 3

1.3 Justificación ............................................................................................................................................. 4

1.4 Objetivos .................................................................................................................................................. 6

1 4.1 Objetivo general .............................................................................................................................. 6


1.4.2 Objetivos específicos ..................................................................................................................... 6
1.5 Hipótesis .................................................................................................................................................. 7

CAPÍTULO 2. MARCO TEÓRICO ............................................................................................................... 8


2.1 El suelo ..................................................................................................................................................... 8

2.1.1 Como receptor ................................................................................................................................ 8


2.1.2 Como depurador ............................................................................................................................. 9
2.2 Agroquímicos ........................................................................................................................................ 10

2.2.1 Abonos y fertilizantes................................................................................................................... 10


2.2.2 Plaguicidas .................................................................................................................................... 11
2.2.2.1 Herbicidas .................................................................................................................................. 12
2.2.2.2 Triazinas ..................................................................................................................................... 13
2.3 Atrazina .................................................................................................................................................. 14

2.3.1 Generalidades ............................................................................................................................... 14


2.3.2. Marco regulatorio y normativo .................................................................................................. 19

V
2.3.3 Dinámica de la Atrazina en el suelo .............................................................................................. 22

2.3.3.1 Mecanismos de disipación ...................................................................................................... 23


2.3.3.2 Influencia de las interacciones del suelo los otros medios................................................ 24
2.3.4 Degradación de la Atrazina ............................................................................................................. 24

2.3.4.1 Degradación química ............................................................................................................... 24


2.3.4.2 Biodegradación ......................................................................................................................... 25
2.3.5 Adsorción de la Atrazina .................................................................................................................. 27

2.3.6 Infiltración de la Atrazina................................................................................................................. 29

2.3.6.1 Advección ................................................................................................................................... 30


2.3.6.2 Difusión ....................................................................................................................................... 31
2.3.6.3 Dispersión .................................................................................................................................. 32
2.3.7 Simulación de transporte de Atrazina ........................................................................................... 32

2.3.8 Migración de Atrazina ...................................................................................................................... 33

2.4 Antecedentes ........................................................................................................................................ 35

CAPÍTULO 3. MATERIALES Y MÉTODOS ............................................................................................... 37


3.1 Zonas de muestreo .............................................................................................................................. 37

3.2 Muestreo ................................................................................................................................................ 41

3.3 Análisis de las Características fisicoquímicas de los suelos ......................................................... 42

3.4 Pruebas de biodegradación ................................................................................................................ 43

3.4.1 Aislamiento de microorganismos degradadores de Atrazina.................................................... 43

3.4.2 Pruebas de biodegradación............................................................................................................. 45

3.5 Adsorción de la Atrazina...................................................................................................................... 47

3.5.1 Adición de Atrazina, ..................................................................................................................... 47


3.5.2 Preparación del suelo .................................................................................................................. 47
3.5.3 Pruebas de adsorción .................................................................................................................. 47
3.6 Transporte de Atrazina ........................................................................................................................ 48

3.7 Migración de Atrazina .......................................................................................................................... 49

CAPÍTULO 4. RESULTADOS Y DISCUSIÓN............................................................................................. 50


4.1 Zonas de muestreo .............................................................................................................................. 50

4.2 Muestreos .............................................................................................................................................. 53

VI
4.3 Características fisicoquímicas de las muestras de suelos ............................................................ 53

4.4 Biodegradación ..................................................................................................................................... 55

4.4.1 Microorganismos degradadores ................................................................................................ 55


4.4.2 Cinéticas de degradación en suelo con Atrazina (99.8%). .................................................... 58
4.4.3 Cinéticas de degradación en suelo con Atrazina comercial (43%). ..................................... 60
4.5 Adsorción de Atrazina .......................................................................................................................... 61

4.6 Transporte de Atrazina ........................................................................................................................ 63

4.6 Migración de Atrazina .......................................................................................................................... 70

CAPÍTULO 5. CONCLUSIONES ............................................................................................................... 76


CAPÍTULO 6. RECOMENDACIONES ....................................................................................................... 77
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS .......................................................................................................... 78
ANEXOS ................................................................................................................................................. 92
GLOSARIO DE TÉRMINOS ..................................................................................................................... 95

VII
LISTA DE FIGURAS
Página
Figura 1 Interrupción del flujo de electrones por acción de la Atrazina………………………… 16
Figura 2 Evidencias morfológicas de los daños causados por la Atrazina en diversas
especies………………………………………………………………………………………………………… 18
Figura 3 Recomendaciones para el cultivo de sorgo de temporal entregado por
SAGARPA a los ejidatarios en Morelos en 2010…………………………………………… 21
Figura 4 Recomendaciones para el cultivo de maíz de temporal entregado por
SAGARPA a los ejidatarios en Morelos en 2011……………………………................. 22
Figura 5 Procesos de disipación de contaminantes en el suelo…………………………………… 23
Figura 6 Rutas metabólicas de la Atrazina…………………………………………………………………. 26
Figura 7 Zonas de permeabilidad del Estado de Morelos…………………………………………… 38
Figura 8 Suelos dominantes en el estado de Morelos…………………………………………………. 39
Figura 9 Isotermas de Morelos…………………………………………………………………………………… 40
Figura 10 Regiones climáticas de Morelos……………………………………………………………………. 41
Figura 11 Retícula en el suelo para muestreo………………………………………………………………. 42
Figura 12 Etapas de las pruebas de biodegradación…......…………………………………………….. 46
Figura 13 Etapas del análisis de adsorción…………………….…………………………………………….. 48
Figura 14 Análisis de transporte de la Atrazina…………………………………………………………….. 49
Figura 15 Sitios de muestreo………………………………………………………………………..……………... 50
Figura 16 Sitio 1; Moyotepec, Morelos………………………………………………………………………….. 51
Figura 17 Sitio 2; Yecapixtla, Morelos…………………………………………………………………………… 52
Figura 18 Sitios 3; Huautla, Morelos…………………………………………………………………………….. 52
Figura 19 Composición de la muestra en el sitio de Moyotepec……………………………………. 53
Figura 20 Medio solido con Atrazina y nitrato de potasio con crecimiento de
microorganismos aislados de la muestra de Huautla……………………………………. 55
Figura 21 Medio sólido únicamente con Atrazina, con crecimiento de microorganismos
aislados de la muestra de Huautla……………………………………………………………….. 56
Figura 22 Porcentaje de degradación de Atrazina (99.8%) en muestras de suelo…….…… 58
Figura 23 Porcentaje de degradación de Atrazina comercial (43%) en muestras de
suelo……………………………………………………………………………………………….…….…….. 60
Figura 24 Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo de la muestra de suelo
de Yecapixtla………………………………………………………………………………………..……… 64
Figura 25 Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo de la muestra de suelo
de Moyotepec…………………………………………………………………………….………………… 64
Figura 26 Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo de la muestra de suelo
de Huautla………………………………………………………………………..………………………….. 65
Figura 27 Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo en las diversas
muestras de suelos………………………………………………………………………………………. 65
Figura 28 Gráfico de infiltración de Atrazina comercial (43%) vs tiempo de la muestra
de suelo de Yecapixtla…………………………………………………………………………………… 67
Figura 29 Gráfico de infiltración de Atrazina comercial (43%) vs tiempo de la muestra

VIII
de suelo de Moyotepec……………………………………………………………………………… 67
Figura 30 Gráfico de infiltración de Atrazina comercial (43%) vs tiempo, de la muestra
de suelo de Huautla…………………………………………………………………………………… 68
Figura 31 Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo, en las diversas
muestras de suelos……………………………………………………………………………………. 68
Figura 32 Tiempo de disipación de Atrazina (99.8%) en la muestra de suelo de
Yecapixtla………………………………………………………………………………………………….. 71
Figura 33 Tiempo de disipación de Atrazina (99.8%) en la muestra de suelo de
Moyotepec………………………………………………………………………………………………… 71
Figura 34 Tiempo de disipación de Atrazina (99.8%) en la muestra de suelo de
Huautla……………………………………………………………………………………………………… 72
Figura 35 Tiempo de disipación de la Atrazina comercial (43%) en la muestra de suelo
de Yecapixtla……………………………………………………………………………………………... 72
Figura 36 Tiempo de disipación de la Atrazina comercial (43%) en la muestra de suelo
de Moyotepec…………………………………………………………………………………………….. 73
Figura 37 Tiempo de disipación de la Atrazina comercial (43%) en la muestra de suelo
de Huautla……………………………………………………………………………………………..…… 73

IX
LISTA DE TABLAS

Página
Tabla 1 Cronología de los herbicidas……………………………………………………………………. 14
Tabla 2 Características fisicoquímicas de la Atrazina…………………………………………… 15
Tabla 3 Plantas sensibles a la acción de la Atrazina……………………………………………. 16
Tabla4 Modelos matemáticos que se utilizan para describir la adsorción de
diversas sustancias…………………………………………………………………………………. 27
Tabla 5 Metodología para la determinación de propiedades fisicoquímicas de las
muestras de suelos…………………………………………………………………………………. 43
Tabla 6 Composición de la solución isotónica para un litro………………………………… 44
Tabla 7 Composición de los medios líquidos con diferentes fuentes de carbono y
nitrógeno…………………………………………………………………………………………………. 44
Tabla 8 Composición de los medios sólidos con diferentes fuentes de carbono y
nitrógeno…………………………………………………………………………………………………. 45
Tabla 9 Resultados fisicoquímicos de las muestras de suelos…………………………….. 54
Tabla 10 Presencia o ausencia de crecimiento en los medios de aislamiento de
microorganismos de las muestras de suelos………………………………………….. 55
Tabla 11 Resultados microbiológicos de las muestras de suelos……………………………. 57

Tabla 12 Cinéticas de degradación en las muestras de suelo con Atrazina (99.8%).. 59


Tabla 13 Cinéticas de degradación en las muestras de suelo con Atrazina comercial
(43%)………………………………………………………………………………………………………. 60
Tabla 14 Cinéticas de degradación en las muestras de suelos con Atrazina (99.8%)
y con Atrazina comercial (43%)……………………………………………………………… 61
Tabla 15 Coeficientes de adsorción en las muestras de suelos con Atrazina (99.8%)
y con Atrazina comercial (43%)………………………………………………………………. 62
Tabla 16 Coeficientes de distribución en las muestras de suelos con Atrazina
(99.8%) y con Atrazina comercial (43%)…………………………………………………. 62
Tabla 17 Resultados de infiltración en las muestras de suelos con Atrazina (99.8%). 63
Tabla 18 Resultados de infiltración en las muestras de suelos con Atrazina
comercial (43%)………………………………………………………………………………………. 66
Tabla 19 Resultados de la dispersividad de las muestras de suelos con Atrazina
(99.8%) y con Atrazina comercial (43%)…………………………………………………. 69
Tabla 20 Concentrado de resultados en las muestras de suelos con Atrazina
(99.8%) y con Atrazina comercial (43%)…………………………………………………. 70
Tabla 21 Resultados de la simulación de persistencia en las muestras de suelos
con Atrazina (99.8%) y con Atrazina comercial (43%)……………………………. 74

X
CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓN

1.1 Introducción

La creciente demanda de los productos agrícolas ha incrementado el uso de plaguicidas


de forma significante en los últimos tiempos; esto es porque controlan las plagas que atacan a
las plantas, permitiendo llevar a buen fin el cultivo hasta la cosecha lo cual permite aumentar
las producciones en el campo. Sin embargo, debido a la falta de regulación, tanto en su
concentración de aplicación como en la periodicidad de uso de algunos de ellos, la
contaminación del suelo y agua, por su uso se ha ido incrementando de forma drástica
incrementando el riesgo en la salud de las personas.

Muchos de los estudios que se han realizado muestran los efectos o consecuencias del
uso de diversos plaguicidas, cabe resaltar que se dan tres millones de intoxicaciones anuales e
históricamente se tiene un registro de más de 200,000 muertes en los últimos 15 años a nivel
mundial; estas situaciones fueron causadas por un manejo directo y una vía de exposición
directa como contacto, ingestión o inhalación, pero también debido a la contaminación de los
recursos hídricos tanto superficiales como subterráneos. También los ecosistemas se han visto
afectados generándoles disfunciones y pérdida de su biodiversidad (INEGI, 1994).

Los herbicidas son un tipo de plaguicida que es utilizado para controlar la maleza o malas
hierbas que crecen junto con el cultivo y que compiten por los nutrientes. El Instituto Nacional de
Estadística y Geografía INEGI (2012) en su encuesta nacional agropecuaria reporta que más de
16 millones de hectáreas fueron sembradas entre el 2011 y 2012, de las cuales el 61.7%
fueron tratadas con herbicidas. Existen diversos tipos, dentro de los cuales se encuentran los
triazínicos que por ser inhibidores de la fotosíntesis y su selectividad fueron y son muy utilizados
en la agricultura (Manahan, 2007); hecho que ha causado una contaminación del suelo y el
agua, lo que incrementa la posibilidad de dañar la salud pública.

La Atrazina es un herbicida del tipo organoclorado, con un anillo nitrogenado (Garnica,


2008) del grupo de las triazinas, utilizado para eliminar maleza de hoja ancha en cultivos de
maíz, sorgo caña y piña principalmente (Ware, 2004). A nivel mundial fue el herbicida más
usado en cultivos de maíz, aplicado a más de 7 millones de hectáreas anuales (lo que

1
equivaldría a 10,500 toneladas si se pensara en una aplicación de 1.5 kg/Ha) (Labrada,
Caseley. y Parker; 1996). En México hasta el 2010 era uno de los más usados (3° lugar) según
Raymundo (2008).

Debido a los hallazgos de enfermedades y mutaciones asociadas con la Atrazina, a nivel


mundial ésta es considerada como un contaminante tóxico, además se han reportado
velocidades de degradación de más de 1 año por lo también se considera un contaminante
orgánico persistente, esto ha ocasionado que una gran cantidad de países hayan prohibido su
uso, como ejemplo se encuentra Francia, Italia, Grecia y todos los pertenecientes a la Unión
Europea (DOU, 2010/03/10), otros han restringido su uso, aún en América, como Uruguay que
lo limita a 1.5kg/Ha al año (Dirección General de Servicios Agrícolas, 2011) o Estados Unidos
que también restringe su uso, sin embargo algunos países lo siguen usando en forma
desmedida, tal es el caso de México que sólo lleva un registro de importación y exportación de la
Atrazina por parte de la Comisión intersecretarial para el control del proceso y uso de
plaguicidas, fertilizantes y sustancias toxicas (CICOPLAFEST).

Se han realizado diversos estudios de los procesos de disipación de la Atrazina en suelos


mayormente arcillosos donde se ha determinado que la adsorción, degradación y transporte de
este compuesto tiene una dependencia de la cantidad de materia orgánica presente en el suelo,
así como de sus propiedades del mismo (Briceño-Muñoz, 2009) y (González-Márquez, 2009). Se
ha demostrado que al existir una mayor adsorción en los suelos arcillosos se permite también
una mayor degradación y disminuye el riesgo de transporte hacia los mantos freáticos
(Raymundo-Raymundo, 2009).

La limitante de estos estudios es que hasta el momento se han realizado generalmente


con suelos de granulometría fina, por lo que en el presente trabajo se caracterizan algunos
procesos de disipación de la Atrazina, como son la biodegradación, la adsorción y la dispersión,
que permitan conocer la forma y rapidez con la que migra la Atrazina en los suelos con la
diferencia de que dos de las muestras estudiadas tienen una granulometría gruesa (franco y
franco arenoso) y con diversas cantidades de materia orgánica.

2
1.2 Planteamiento del problema

Una de las problemáticas en México es el uso poco controlado de plaguicidas


particularmente la Atrazina, cuyas características fisicoquímicas ocasionan efectos colaterales,
durante y después de su efecto fitotóxico, perjudiciales para las cadenas tróficas existentes en el
suelo y agua (Hang, 2002).

La comunidad científica mundial ha puesto atención especial a la movilidad de la Atrazina


en los suelos agrícolas, sin embargo cada tipo de suelo, por sus características, requiere de
estudios específicos de persistencia, dispersión y biodegradación para este contaminante, con lo
que se podrían recomendar acciones de remediación, control y monitoreo de las
concentraciones existentes. Hasta ahora los estudios que se han realizado demuestran que la
Atrazina es capaz de moverse y contaminar los mantos freáticos; lo cual potencializa la
posibilidad de que llegue a fuentes de abastecimiento para los humanos (Villada-Canela, 2006).

Se debe considerar que la migración y la movilidad están condicionadas a dos variables; la


primera es la adsorción de la Atrazina en el suelo, lo cual a su vez depende de las características
del mismo, del contaminante y de las fuerzas de interacción entre ambos. La segunda es la
biodegradación del contaminante que depende del tipo o tipos de microorganismos que la
degradan y porque ende el tipo de metabolismo involucrado.

Analizar el comportamiento de la Atrazina con todos y cada uno de los tipos de suelos
existentes en México lleva muchos años dado que se tiene que estar midiendo las diferentes
concentraciones con respecto a la posición (generalmente profundidad) y tiempo, aunado con
los demás procesos de disipación. Por lo que los estudios se limitan a un horizonte que es
típicamente el A dado que es el que contiene la mayor cantidad de materia orgánica.

Una problemática en México es que existen un número limitado de estudios de


caracterización de los procesos de migración de la Atrazina y que se enfocan a los suelos de
textura fina como los arcillosos. No valoran los suelos de granulometría gruesa cuyo impacto al
suelo podría ser mínimo, pero que por sus condiciones existiese el riesgo de contaminar el agua
subterránea.

3
1.3 Justificación

La Atrazina fue, en las décadas de los 90 y 2000, el herbicida más utilizado a nivel
mundial (Hansen et al., 2013) y ha provocado un impacto negativo para la salud y el ambiente.
Se ha demostrado su toxicidad para los seres humanos y diversos organismos; y que puede
contaminar mantos acuíferos por desplazamiento y discurrimiento en los suelos donde fue o es
usada y persiste.

Varios países han prohibido el uso de la Atrazina desde la década anterior, tales como los
países que conforman la unión europea (Diario oficial de la Unión Europea, 2010/03/10),
además, países como Estados Unidos y Uruguay han restringido su uso (EPA, 2006). Sin
embargo en otras naciones no se ha establecido un marco legal regulatorio para la Atrazina,
como es el caso de México, ya que solo cuenta con un registro que autoriza su
importación/exportación a través de un listado emitido por la comisión intersecretarial para el
control del proceso y uso de plaguicidas, fertilizantes y sustancias toxicas (CICOPLAFEST, 2004).
Aunque ya existe preocupación según lo manifiestan los acuerdos internacionales que México
ha firmado en los últimos años, como el convenio de Estocolmo, los acuerdos con la
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en
inglés) entre los que figuran el Código Internacional de Conducta sobre la Distribución y
Utilización de Plaguicidas (FAO, 2006), el Código Internacional de Conducta de la organización
de las naciones unidas para la agricultura y alimentación; y los planes de acción regional para el
Manejo Adecuado de Sustancias Químicas de la Comisión para la Cooperación Ambiental de
América del Norte (citado por Hansen et al., 2013) donde no se cita específicamente a la
Atrazina pero por las tipología de sustancias se encuentra en los acuerdos de forma implícita.

En México, ya existen varias líneas de investigación en suelos arcillosos como es el caso


de González-Márquez, (2009) que realizó su estudio en suelos limosos y arcillosos en el estado
de Sinaloa; o como Villada-Canela, (2006) que estableció y cuantifico los posibles riesgos
existentes de que se contaminen los mantos freáticos por la movilidad de la Atrazina. Este
trabajo se centra en muestras de suelos de Morelos que en un porcentaje elevado son limosos y
franco-arenosos (STCOESPOMOR, 2012), estudiando los procesos de disipación de la Atrazina en
diversas muestras de suelos con características diferentes. Lo cual permitirá en otros trabajos,
en primer lugar, establecer acciones de remediación o de control en suelos que estén
contaminados con Atrazina y monitorear los mantos freáticos expuestos. Y en segundo lugar

4
asentar las bases para generar un marco legal que limite tanto el uso como la frecuencia de la
aplicación de productos con Atrazina.

5
1.4 Objetivos

1 4.1 Objetivo general

 Caracterizar los procesos de disipación (biodegradación, adsorción y dispersión) de la


Atrazina (99.8%) y comercial (43%) en muestras de suelos agrícolas en Morelos.

1.4.2 Objetivos específicos

 Caracterizar las muestras de suelos para la determinación de sus diferencias


estructurales, de composición y propiedades particulares que permitan el análisis de los
procesos de disipación.
 Aislar microorganismos de las muestras de suelo para una evaluación preliminar del
crecimiento en presencia de Atrazina.
 Determinar las velocidades de biodegradación de la Atrazina en las muestras de suelo
para la determinación de los parámetros cinéticos.
 Caracterizar el proceso de adsorción de la Atrazina en las muestras suelos para la
evaluación de su influencia en la migración.
 Determinar los coeficientes de infiltración de la Atrazina en las muestras de suelos para
la determinación de las condiciones de dispersión.
 Evaluar el proceso de migración de la Atrazina en las muestras de suelos estudiadas
para la identificación de las condiciones que favorezcan o retarden el traslado a los
mantos freáticos.

6
1.5 Hipótesis
En los procesos de disipación de la Atrazina (99.8%) y comercial (43%), Si la velocidad de
adsorción y biodegradación son bajas en suelos con texturas francos y franco-arenosos;
entonces los procesos de dispersión serán más acelerados en el suelo y el tiempo que tarde en
migrar hacia el manto freático será corto, incrementando el riesgo de contaminación de éste.

7
CAPÍTULO 2. MARCO TEÓRICO

2.1 El suelo

Se entiende por suelo la superficie expuesta de la tierra o la capa límite de la litosfera con
la atmósfera la cual tiene contacto con otros medios. Éste se encuentra en evolución
permanente, se crea y se erosiona de forma variable por la interacción con los demás
componentes de un ecosistema, es el sustrato de la vegetación y el habitad de microorganismos
como hongos, bacterias y de cientos de animales inferiores (Iriondo. 2009).

2.1.1 Como receptor

El suelo es un medio complejo que está constituido por tres fases interrelacionadas y de
composición variable en el espacio y el tiempo, al que afectan fenómenos físicos, químicos,
biológicos, climáticos y el hombre con sus acciones. De forma natural existe un cambio
permanente entre las fases y la composición sin embargo desde que existe el hombre, este ha
intervenido (lo cual también se considera natural) pero también ha interferido en los cambios
alterando el equilibrio del suelo.

Las acciones del hombre van desde la ocupación, impermeabilización, desvíos de cursos
de agua, vertidos, cambios de uso de suelo (de forestal a agrícola) y/o actividades
antropogénicas. De estas últimas destacan las agroforestales, que comprenden el laboreo
(agricultura), el subsolado y la adición de agroquímicos causando la contaminación del suelo.
Que se entiende como la presencia de un elemento o producto en concentraciones superiores al
nivel de fondo local, la media del entorno o el nivel de referencia (Seoánez, 1999), que causa
perturbaciones al medio.

Todo lo anterior expone al suelo como un receptor de sustancias vertidas por el hombre,
voluntaria o involuntariamente, de forma natural o antropogénica. Y si se piensa que el suelo es
un paso intermedio entre la atmósfera y la hidrósfera, se pueden vislumbrar las perturbaciones
que producirían desequilibrios en éstas.

8
2.1.2 Como depurador

La degradación de un plaguicida en el suelo depende en gran parte del propio suelo y sus
características fisicoquímicas y biológicas. La riqueza de coloides es un factor importante en la
adsorción de los plaguicidas debido a que es un sistema formado por un medio solvente y
partículas que se encuentran dispersas en él, generalmente en el suelo las partículas coloidales
son las arcillas, óxidos y sustancias húmicas. Dentro de las acciones que realizan los coloides
son retención de gases, agua, intercambio molecular, procesos de expansión y contracción,
estabilidad de agregados a los suelos por procesos de adsorción y desorción, todo esto debido
en gran medida a su alta superficie específica (Conti, 2010). Los coloides orgánicos, debido a su
carga generalmente negativa, tienen la capacidad de atraer cationes como H + o metálicos
(Higueras, 2013) esta propiedad permite adsorber más los plaguicidas que pudieran generar
cargas parcialmente positivas o que contengan cationes.

La adsorción de ciertos herbicidas aumenta al bajar el pH, pero depende del tipo de
herbicida, ya que en algunos caso a mayores pH y mayor concentración de cationes
monovalentes en relación con los multivalentes, promueven una dispersión y transporte de
coloides en el suelo; según J.B. Weber en diversos estudios (citados en 1995), establece que la
adsorción de la Atrazina depende del pH solo si su valor en el suelo es hasta de 4 como mínimo
y que la máxima adsorción se da cuando el pH se encuentra cercano al valor de su pKa que es
de 1.68; sin embargo si el pH del suelo es mayor a 4 la adsorción no depende de ésta propiedad.
Por otro lado Koskinen y Clay (1997) consideran que el valor máximo de adsorción de Atrazina
se da en un pH de 6. Raymundo (2008) por su parte establece que en pH neutros la Atrazina se
comporta como una molécula neutra, pero en pH ácidos o muy alcalinos la Atrazina
rápidamente se hidroliza o se adsorbe en arcillas.

La estructura que define el acomodo de las partículas en el suelo determina la cantidad y


tipo de intersticios que se forman en el mismo; se pueden subdividir en macroestructura y
microestructura donde la primera se da por el acomodo de las partículas secundarias como
agregados o partículas visibles y la segunda se refiere al arreglo de las partículas primarias
como arcillas, limos y/o arenas. Éstas tienen una relación muy estrecha con la textura y la
porosidad. Se puede decir que la estructura tiene muchas dependencias e interacciones entre
ellas, como la presencia de coloides, minerales, materia orgánica, hasta la compresión que
realizan los animales al transitar sobre él (Rucks, 2004). Un suelo con muchos huecos de aire

9
favorece la volatilización de algunos compuestos sólidos como los herbicidas, permite generar
diferencias de presiones, pero a su vez también permite la filtración de los mismos debido los
fenómenos meteorológicos como lluvias y sus consecuencias como las escorrentías.

Los microorganismos; actúan sobre todos los plaguicidas en menor o mayor proporción ya
sea degradándolos en sus procesos metabólicos lo cual dependerá de la cantidad de nutrientes
como carbono y nitrógeno que puedan aprovechar y la competencia entre otras fuentes. Otra
forma de actuar es influyendo en el medio, modificando sus propiedades físicas y/o químicas,
para su interacción ya sea con otros microorganismos y con organismos superiores como
plantas o animales.

2.2 Agroquímicos
El uso de sustancias químicas en la agricultura data de tiempos inmemorables, sin
embargo su uso y desarrollo se vio incrementado en el siglo XX como resultado de las dos
guerras mundiales; aunque en estos casos la aplicación fue con fines destructivos (acabar con
las cosechas de los enemigos). Los usos se diversificaron y si tipificaron lo que permitió
desarrollos específicos por cada tipo (Rosignoli, 2009).

De esta manera los agroquímicos, son todas aquellas sustancias o compuestos, ya sea de
procedencia natural o sintética, aplicados a la agricultura; en esta rama se incluyen tanto los
diferentes abonos o fertilizantes como las sustancias fitosanitarias: herbicidas, insecticidas o
fungicidas. También se incluyen las fitohormonas o reguladores de crecimiento (Cresques,
2012).

2.2.1 Abonos y fertilizantes


Son todos aquellos productos que tienen la capacidad de incrementar la fertilidad del
suelo, es decir que incrementa la cantidad de nutrientes necesarios para el crecimiento de las
plantas. Estos pueden ser orgánicos, llamados abonos que se producen a partir de la
descomposición materiales de origen animal o vegetal (Ochoa-Piñuela, J. I.) y los que se fabrican
a partir de productos sintetizados que son conocidos como fertilizantes. En ambos casos aportan
al suelo principalmente nitrógeno, fosforo y azufre de forma que sean asimilables para las
plantas (FAO 2002).

10
2.2.2 Plaguicidas
De forma general se considera una plaga a toda aquella especie u organismo que el
hombre considera perjudicial para su persona, propiedad o medio ambiente. En el caso de la
agricultura el criterio es propiamente económico ya que se considera que una plaga es todo
aquel organismo fitófago patógeno o competitivo que disminuye la producción del cultivo,
reduce el valor de la cosecha y/o incrementa sus costos de producción.

Las plagas se pueden clasificar por los organismos actuantes como tal; de manera que se
consideran a los insectos, ácaros, nematodos, caracoles, roedores, microorganismos; como
virus, bacterias, micoplasmas, viroides así también los hongos y las malezas (hierbas) que son
aquellas plantas que resultan indeseables en un campo porque compiten con las plantas
cultivadas en el uso de espacio, nutrimentos y agua (FAO, 1996).

Toda esta diversificación de plagas trae por consecuencia el desarrollo y especialización


de su contraparte que son los plaguicidas. La Organización de las Naciones Unidas para la
Alimentación y la Agricultura FAO por sus siglas en inglés define a los plaguicidas como:

“cualquier sustancia o mezclas de sustancias usadas para prevenir, destruir o controlar

una plaga, incluyendo vectores de enfermedades humanas o de otros animales, especies no

deseadas de plantas o animales que causen daños o interfieran con la producción,

procesamiento, almacenamiento, transporte o comercialización de alimentos, productos

agrícolas, madera y productos de la madera o alimentos para animales, o sustancias que

pueden administrarse a los animales para el control de insectos, arácnidos u otras plagas en o

sobre sus cuerpos. El término incluye sustancias destinadas para usarlas como reguladores del

crecimiento de las plantas, defoliantes, desecantes, como agentes adelgazantes de frutos o

para prevenir la caída prematura de la fruta, y las sustancias aplicadas sobre cultivos antes o

después de la cosecha, para proteger el deterioro durante el almacenamiento y transporte”

(FAO, 1996).

Una forma de clasificar a los plaguicidas es considerando a la plaga que controlan, como
son insecticidas, acaricidas, bactericidas, herbicidas, fungicidas, rodenticidas, nematicidas,

11
molusquicidas, ovicidas, alguicidas entre otros. Existen otras formas de clasificarlos
considerando las siguientes variables: por su movilidad, por su toxicidad, por su destino de
aplicación, de acuerdo a su estructura química o según su origen. El uso de estas clasificaciones
dependerá del interés hacia el plaguicida (Fernández. et al., 2012).

Desafortunadamente con el uso de los plaguicidas se han identificado problemáticas


ligadas a ellos, tales como el daño a los microorganismos del suelo, la diseminación con el aire
a zonas vecinas alterando las poblaciones de aves, mamíferos, peces y otras especies, el
escurrimiento a través del suelo a los mantos freáticos peligrando el abastecimiento de agua
potable, entre muchos problemas que diversos investigadores del mundo han documentado
(Weinberg, 2013).

En México, el 80% de los plaguicidas se usaron en los estados de Baja California, Chiapas,
Colima, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Sonora,
Tamaulipas, Tabasco y Veracruz (Albert, 2005). Y los herbicidas fueron los de mayor uso lo cual
denota un mayor interés y estudios de estos.

2.2.2.1 Herbicidas
Un herbicida es una sustancia o mezcla de sustancias utilizada para matar o inhibir el
crecimiento de plantas consideradas como indeseables: malezas o malas hierbas (Mendoza.
2011).

Los herbicidas, o mata malezas químicos, han reemplazado en gran parte los métodos
mecánicos de control de malezas en países donde se practica la agricultura intensiva y
altamente mecanizada. También se usan intensamente lejos de las fincas, en sitios tales como
áreas industriales, bordes de carretera, taludes de zanjas, canales de riego, líneas de cercas,
áreas de recreación, prados, terraplenes de ferrocarriles, y derechos de vía de líneas de
conducción eléctrica (Ware, 2004), donde el crecimiento de cualquier planta puede provocar
daños estructurales.

Los primeros productos químicos usados en control de malezas fueron los compuestos
inorgánicos. Los romanos usaron una salmuera, mezcla de sal y cenizas, para esterilizar el suelo
desde tiempos bíblicos. En 1896, el sulfato de cobre desde 1906 hasta 1960, soluciones de
arsenito de sodio en 1942 El trióxido de arsénico y el sulfamato de amonio (NH 4SO3NH2), que
fueron introducidos para control de arbustos. A través de los años han sido usadas otras sales

12
como los herbicidas boratados (tetraborato de sodio, borato de sodio, etc.), sin embargo la
agencia de protección ambiental de los estados unidos (USEPA) ha colocado duras restricciones
en algunas de las sales inorgánicas debido a su persistencia en el suelo (Ware, 2004).

En la actualidad existen diversas formas de clasificar a los herbicidas, que van desde las
que basan en selectividad: selectivos y no selectivos; por su modo de ingreso a la planta:
contacto vs translocación; por su momento de aplicación; por su área cubierta; hasta una
clasificación química: inorgánicos y orgánicos. También se pueden clasificar, por su modo de
acción en 6 grupos típicos: inhibidores de la fotosíntesis; inhibidores de la síntesis de pigmentos;
inhibidores de la síntesis de lípidos; inhibidores de la división celular; inhibidores de crecimiento;
e inhibidores de la síntesis de aminoácidos.

En los países industrializados los herbicidas se aplican sobre el 85-100% de todos los
cultivos principales, sin embargo en países menos desarrollados, el precio relativamente bajo
obtenido por los productos agrícolas en los mercados mundiales y el bajo costo de la mano de
obra reducen los beneficios económicos del uso de herbicidas (Departamento de Agricultura,
1996) por lo cual su uso de aplicación es menor entre un 50 y un 75% y solo para cultivos no
domésticos.

Los herbicidas representan la principal clase de plaguicidas responsables de la


contaminación del agua subterránea. Esto se debe a que: a) Son los plaguicidas más utilizados
(44% del mercado total mundial); b) En general presentan mayor solubilidad en agua y menor
Koc (coeficiente de sorción en carbón orgánico) que el resto de los plaguicidas; c) La mayor
parte de ellos se aplican al suelo en momentos de baja cobertura del mismo, coincidentemente
con la época de mayor ocurrencia de lluvias; y d) En general presentan elevada persistencia en
el suelo (Funari, 1995).

2.2.2.2 Triazinas
Dentro de los herbicidas orgánicos se encuentra el grupo de las triazinas, que son
compuestos con anillos de seis miembros que contienen tres nitrógenos (el prefijo tri- quiere
decir “tres”) y azina (se refiere a un anillo que contiene nitrógeno) llamados compuestos
heterocíclicos. Es uno de los primeros grupos de herbicidas orgánicos utilizados en el siglo XX
como lo muestra la tabla 1.

13
Descubrimiento del 1er Grupo de Número actual de

herbicida en el grupo herbicidas herbicidas en el grupo

1945 Fenoxiacéticos 17

1954 Carbamatos 16

1956 Triazinas 29

1965 Dinitroanilinas 22

1970 Difeniléteres 29

1980 Sulfonilureas 16

Tabla 1: Cronología de los herbicidas (Ware, 2004).

Las triazinas son fuertes inhibidores del transporte fotosintético de electrones. Su


selectividad depende de la habilidad de las plantas tolerantes para degradar o metabolizar el
compuesto parental (las plantas susceptibles no lo hacen). Las triazinas se aplican al suelo por
su actividad en pos-emergencia (una vez crecida la maleza) (Ware, 2004). Pero también en pre-
emergencia es decir antes de que las semillas de las hierbas nocivas hayan germinado.

2.3 Atrazina
La Atrazina es un compuesto que pertenece al grupo de las triazinas cuyo nombre químico
es 2-cloro-4-(etilamino)-6-(isopropilamino)-s-triazina. Fue introducida en 1958 a la agricultura
mundial. Se usa como pre-emergente, luego de la siembra del cultivo (acción sistémica), aunque
también puede usarse como post-emergente, sobre malezas recientes (acción de contacto),
aunque es poco efectiva y requiere de aceites o surfactantes para su efecto.

2.3.1 Generalidades

 Características fisicoquímicas
La tabla 2 presenta de forma sintetizada las características principales de la Atrazina.

14
Características fisicoquímicas de la Atrazina.
Nombre científico 6-cloro-N-etil-N'-(1-metiletil)-triazina-2,4-diamina
Estado de agregación Sólido cristalino blanco
Peso molecular (C8H14ClN5) 215.72 g/mol
Densidad 1.187g/cm3 (a 20oC)
Punto de fusión 172-175°C
Solubilidad en agua 70μg/mL (a 25°C)
Solubilidad en disolventes orgánicos
De 360 a 183000 mg/L (como metanol, cloroformo, acetato de etilo, entre
otros)
Presión de vapor 40μPa a 20°C
Coeficiente de adsorción de suelo 87.8 mL/g
(Koc)
Estructura

Tabla 2: Características fisicoquímicas de la Atrazina (Garnica, M. 2008)

La Atrazina es un compuesto que tiene gran movilidad en los suelos arcillosos, estabilidad
en el ambiente y es considerada como un compuesto recalcitrante que potencialmente puede
contaminar las aguas subterráneas (Guillen-Garcés, 2008).

 Nombres comerciales en México


La Atrazina se puede encontrar en diversas presentaciones de acuerdo a su concentración
en forma sólida o e suspensión, también como producto solo o combinado: Anatrazina 500F,
Atranex 50 SC, Atrazina 50F, Atrazina 500 SC, AtrazinaNortox 500 SC Atrazinax 500, Coyote,
Gesaprim, Gesaprim 90WG, Herbitrin 500BR, Prosmil, Primoleo, Proof, Siptran 500SC, Primaiz,
Primestra, Controller, Extrazin, Herbimix, Primatop y Triamex.

 Usos
Puede ser utilizada en cultivos de maíz y sorgo en la pre-siembra como pre-emergente y
post-emergente temprano en malezas de 3 y 4 hojas; de igual forma en la caña de azúcar; para
el lino se utiliza como pre-emergente y post-emergente cuando el lino tiene una altura de 10 a
12 cm; en pino y eucalipto en pre-emergencia y post-emergencia (SATA, 2015).

Se recomienda su uso para controlar maleza de hoja ancha caducas, algunas perennes
requieren de una mayor dosis y son poco controladas. Algunas de las especies que puede
controlar se encuentran en la tabla 3.

15
Nombre común Nombre científico. Nombre común Nombre científico.
Abrojo grande Xantium cavanillesi Revienta Caballos Solanum eleagnifolium
Cepa caballo Xantium spinosum Nabón Raphanus sativus
Caapiquí Stelaria media Sanguinaria Polygomun aviculare
Cardo común Carduus acanthoides Capín Echinocloa cruss-galli
Cardo ruso Salsola kali Verdolaga Portulaca olerácea
Cerraja Sonchus oleraceus Pasto de Invierno Poa annua
Chamico Datura feroX Verónica Verónica arvensis
Enredadera anual Polygonum convolvulus Gramilla dulce Paspalum distichum
Lecherón Euphorbia dentata Yuyo colorado Amaranthus quitensis
Lupulina Medicago lupulina Cola de zorro Setaria sp
Ortiga Urtica urens Lengua de vaca Rumex crispus
Malva Anoda cristata Grama Chloris gayana
Perejillo Bowlesia incana Manzanilla Anthemis cotula
Mastuerzo Coronopus didymus Alfilerillo Erodiun cucutarium
Quínoa Chenopodium álbum Bolsa de pastor Capsella bursa-pastoris
Nabo Brassica campestris
Tabla 3: Plantas sensibles a la acción de la Atrazina (De la Vega, 2005).

 Modo de acción
Una vez aplicada la Atrazina es adsorbida por las raíces y por las hojas. Su modo de acción
en el sistema fotosintético II es compitiendo con la plastoquinona para enlazarse a la proteína
QB y la proteína 32-kDa, que forman parte de la cadena de transporte de los electrones en las
membranas internas de los cloroplastos como se puede observar en la figura 1, lo cual impide la
transferencia de las subparticulas interrumpiendo así sus procesos de captación de energía,
producción de sus nutrientes, crecimiento y provocando clorosis y por ende la muerte (Fernández
et al., 2012).

Atrazina

Figura 1: Interrupción del flujo de electrones por acción de la Atrazina.

16
En las plantas tolerantes la Atrazina se metaboliza rápidamente a hidroxiatrazina, su
principal metabolito y conjugados aminoácidos, con posterior descomposición de la
hidroxiatrazina por degradación de las cadenas laterales e hidrólisis de los aminoácidos
resultantes en el anillo.

 Persistencia
La Atrazina es altamente persistente en suelos con poca humedad y bajas temperatura.
Su movilidad varía de moderada a alta en suelos de zonas lluviosas con poca arcilla y un bajo
contenido de materia orgánica. Los principales procesos de eliminación son la hidrólisis química
en medio ácido o alcalino y la biodegradación, aunque en medios con un pH neutro y una
temperatura de 25°C la FAO (2000) estima que tardaría 1800 años para semidesintegrarse la
Atrazina. Las plantas que no son sensibles, también la absorben a través de la raíz y el follaje y
se acumula en los brotes y hojas nuevas, metabolizándolo hasta su degradación (INECC, 2012).

 Toxicidad
Se dice que una sustancia es tóxica, si tiene la capacidad inherente de producir efectos
adversos a organismos vivos. Los cuales pueden ser de tipo funcional o patológicos. La toxicidad
se clasifica en aguda y crónica, de acuerdo con el tiempo de exposición para que surjan los
efectos tóxicos (SEMARNAT, 2016).

Según la Organización Mundial de la Salud OMS (2009) Tiene una clasificación


toxicológica IV (ligeramente tóxica) (WHO 2010), sin embargo se ha demostrado que la Atrazina
altera las redes de hormonas para interrumpir potencialmente el desarrollo endocrino y la
función normal en los vertebrados inferiores y superiores (Suzawa, 2008). La Atrazina también
puede interferir con las hormonas sexuales de los animales expuestos en el laboratorio y en
animales silvestres. Un estudio reciente mostró que las ranas expuestas a niveles muy bajos de
Atrazina (0.1 ppb o µg/L) desarrollaron órganos sexuales masculinos y femeninos (Hayes,
2010). También se ha observado que en codornices macho se estimula, aunque no de forma
considerable (Wilhelms, 2005), la madurez sexual de forma precoz cuando se les proporciona
una dieta con Atrazina de 10 mg/L; aunque las hembras de la misma especie no se ven
afectadas (Wilhelms, 2006). De igual forma se ha observado que en peces cebra hembras altera
su desarrollo y su función endocrina con dosis de 5 µg/L (Suzawa, 2008). El nivel de Atrazina
para agua “segura” y potable adoptado por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de
Estados Unidos es de 3 µg/L, límite que se basa en un promedio anual y que no está

17
normatizado (Pesticide Action Network, North America, 2010), Concentración que sobrepasa por
mucho los rangos de toxicidad descubiertos.

Figura 2: Evidencias morfológicas de los daños causados por Atrazina en diversas especies.

Los animales expuestos a la Atrazina en el laboratorio han experimentado insuficiencia


respiratoria, parálisis de las extremidades, cambios estructurales del cerebro, corazón, hígado,
pulmones, riñones, ovarios y órganos del sistema endocrino como también retraso en
crecimiento. La exposición a ésta se encuentra ligada a muchos tipos de efectos de salud
determinados en el laboratorio con diversos animales; La Atrazina también ha sido vinculada
con cáncer en las glándulas mamarias, así como cáncer de próstata y linfoma (Hoja informativa
de NC Libre de Tóxicos 2011).

La Atrazina según su ficha de seguridad no es altamente tóxica si se ingiere (INECC, 2012)


y (Syngenta, 2013); sin embargo, muchos países han establecido límites máximos de ingesta,
como el caso de los Estados Unidos que es de 0.005mg/kg de peso corporal (Centro
Panamericano de Ecología Humana y Salud, 1993).

 Impacto ambiental
La ficha técnica del INECC cita que la Atrazina:
“Es de ligera a moderadamente tóxico para anfibios, peces y otros organismos acuáticos.

Es ligeramente tóxico para lombrices de tierra. Prácticamente no es tóxico para aves y abejas.

En el ganado expuesto por ingestión de alimento contaminado con Atrazina, se ha observado

una toxicidad relativamente alta. Su aplicación incontrolada puede causar problemas

importantes de fitotoxicidad. Cuando se usa directamente en los cuerpos de agua a bajas

18
concentraciones inhibe el crecimiento de varias especies del fitoplancton, sin embargo la

biomasa de las algas se puede mantener por la colonización de especies resistentes. Sus

efectos a largo plazo sobre los peces y vida silvestre no se consideran relevantes debido a la

degradación de este plaguicida y a su bajo potencial de bioacumulación” (INECC 2012).

2.3.2. Marco regulatorio y normativo


En México su sistema legal evoluciona de forma progresiva pero lenta. En su primera
etapa se estableció como reactiva; es decir después de constatarse que ciertas formas de
manejo o de liberación, de manera continua o accidental, al ambiente de los materiales y
residuos peligrosos podían ocasionar daños a la salud, los bienes o los recursos naturales. De
aquí se evoluciono a legislaciones proactivas o preventivas las cuales dictan medidas precisas
de lo que se requiere o no se puede hacer, e incluso indican las medidas y tecnologías a adoptar
para lograr los objetivos de prevención. En un tercer nivel evolutivo se establecen las
legislaciones que tienen como objetivo la protección del medio ambiente y la sanidad, en ésta
etapa el sistema jurídico no solo se basa en el derecho romano que norma “el deber ser”, sino
se adopta la idiosincrasia americana que sustenta el “bien común”. Estas últimas legislaciones
combinan instrumentos obligatorios y voluntarios (Cristán, et al., 2000).

Es bien sabido que las legislaciones en México son inspiraciones tomadas de otros países
o se basan en principios, acuerdos, convenios o disposiciones tomadas con los organismos
internacionales, particularmente englobados en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En México la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) es


el aparato legal que describe los aspectos relativos al control de sustancias químicas peligrosas
entre las que se encuentran los plaguicidas; y que a pesar de señalar que el manejo y la
disposición inadecuados de las mismas son la principal causa de la contaminación de los
suelos, esta Ley solo faculta la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales
(SEMARNAT) a autorizar la importación, exportación y tránsito de estas sustancias peligrosas. La
misma Ley contempla diversos aspectos en materia de plaguicidas en sus diversos artículos y
fracciones. Como la aplicación de instrumentos económicos (Artículo 15 y Artículo 21); la
evaluación de impacto ambiental (Artículo 28); como y cuando realizar las Auditorías
ambientales (Artículo 38 bis); El caso de que exista Contaminación del agua (Artículo 120,
fracción III y V y Artículo 122, fracción I y III); asi como Contaminación de suelo (Artículo 134,

19
fracción IV y Artículo 135, fracción IV) y Contaminación de flora y fauna (Artículo 80, fracción III y
IV); la regulación de actividades relacionadas con plaguicidas, fertilizantes, y materiales
peligrosos, incluyendo la disposición final de sus residuos, envases y empaques vacíos, así como
los procedimientos para el otorgamiento de las autorizaciones correspondientes (Artículo 143);
la emisión de Normas Oficiales Mexicanas en coordinación con SSA SAGARPA, y SECOFI
(Artículo 143); El establecimiento de restricciones arancelarias y no arancelarias en
coordinación con SSA SAGARPA, y SECOFI (Artículo 144); la restricción a la importación de
plaguicidas, fertilizantes y demás materiales peligrosos (Artículo 144); al igual que la
determinación de usos del suelo para el establecimiento de industrias, comercios y servicios
altamente riesgosos (Artículo 145); la clasificación de materiales y actividades altamente
riesgosas (Artículo 146); como formular los estudios de riesgo y programas para la prevención
de accidentes. (Artículo 147); el establecimiento de zonas intermedias de salvaguarda de
industrias altamente riesgosas (Artículo 148); la clasificación de materiales y residuos de
acuerdo a su grado de peligrosidad, características y volúmenes; la regulación del manejo de
materiales y residuos; el establecimiento de requisitos para el envasado y etiquetado de
materiales y residuos peligrosos; y la realización de evaluaciones de riesgo sobre sustancias
químicas, así como información sobre contingencias y accidentes (Artículo 150); la
responsabilidad del manejo y disposición final de residuos peligrosos (Artículo 151); y
finalmente el acceso a la información (Artículo 159 bis).

Por su parte la Ley General de Salud también autoriza a la Secretaria de Salud (SSA) a
controlar a las sustancias químicas peligrosas, en relación a protección que requieran los seres
humanos así como los otros seres vivos., por lo cual la SSA se encuentra facultada para generar
normas oficiales mexicanas.

Y así como éstas, también se involucran la Ley Federal del Trabajo, que a su vez faculta a
la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) para normar las condiciones de seguridad e
higiene en el trabajo en donde se manejen sustancias químicas que puedan contaminar el
medio ambiente laboral (NOM-010-STPS-1994); a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte
Federal; y la Ley Federal de Sanidad Vegetal, las cuales contemplan Normas Oficiales Mexicanas
emitidas por la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT); para el transporte y manejo
de sustancias peligrosas y la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y
Alimentación respectivamente. Estas normas se encuentran citadas en el anexo 1.

20
La agencia de Protección Ambiental (EPA) en una revisión especial estimo que la Atrazina
fue el herbicida más empleado en EUA, usando dosis anuales de aproximadamente 40 mil
toneladas anuales. Por otro lado, también recopiló una serie de estudios donde resaltan los
daños que ha ocasionado y los que podría ocasionar al humano y al medio ambiente. Debido a
todo ello en 2003 estableció restricciones en los patrones de uso, dosis y uso en general. En
otros países en vías de desarrollo, su uso no está restringido ni controlado.

En México, las regulaciones del marco legal sólo contemplan de forma general e implícita
a la Atrazina pero no existe una regulación explicita para la misma. Pero existe un registro de
importación en el catálogo de la Comisión Intersecretarial para el Control del Proceso y Uso de
Plaguicidas, Fertilizantes y Sustancias Químicas (CICOPLAFEST) aunque no hay regulaciones de
uso para este herbicida (Tafoya, 2008).

En México la falta de regulación legal, el crecimiento demográfico y la industrialización


han fomentado el uso inmoderado de la Atrazina y peor aún las instituciones gubernamentales
fomentan el uso a través de publicaciones continuas que llegan hasta el campesino, como los
folletos que reparte la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y
Alimentación SAGARPA, donde recomiendan el uso de Atrazina con nombre comercial
“Gesaprim Combi” para siembras de maíz y sorgo.

Figura 3: Recomendaciones para cultivo de sorgo de temporal entregado por SAGARPA a los ejidatarios
en Morelos en 2010.

21
Figura 4: Recomendaciones para el cultivo de maíz de temporal entregado por SAGARPA a los ejidatarios
en Morelos en 2011.

2.3.3 Dinámica de la Atrazina en el suelo


Al añadir Atrazina a una zona agraria, gran parte del producto se pierde y otra parte se
vierte al suelo. Parte de lo depositado en las hojas es arrastrado por el viento o por las
precipitaciones, hasta que se deposita finalmente en el suelo nuevamente, pero no en el área de
interés para el agricultor. El resultado de esto es una acumulación del producto sobre el suelo,
en cantidades elevadas (del orden de 60% del total utilizado) (Seoánez, 1999) pero no de forma
homogénea.

La dispersión sobre la superficie, en sentido horizontal, tiene varias dependencias; la


velocidad del viento, la dirección, la altura de las boquillas de aplicación, el follaje existente,
entre otras, por lo que las concentraciones son difusas. Por otro lado en sentido vertical, la
mayor concentración se encuentra en la superficie, pero sin un reparto uniforme. El 50% del
herbicida vertido permanece a menos de 2.5 cm de profundidad, días después de la aplicación,
aunque puede llegar hasta 30 o 40 cm. Con el paso del tiempo puede llegar a profundidades

22
considerables, dependiendo en gran medida de las características del suelo (Márquez-Pacheco,
2009).

La persistencia de una sustancia plaguicida está condicionada no solo por sus


características fisicoquímicas, sino también por los procesos que pueden disminuir o limitar la
cantidad original aplicada; tales como fotodescomposición, volatilización, sorción, degradación
química y microbiana, lixiviación y adsorción que en su conjunto se conocen como procesos de
disipación (Bedmar, 2010).

Figura 5. Procesos de disipación de contaminantes en el suelo.

En un orden cronológico supuesto, se podría decir que los herbicidas como la Atrazina son
absorbidos, por las plantas, inicialmente muy de prisa, al mismo tiempo se dan los procesos de
volatilización y arrastre, con forme pasa el tiempo estos procesos se hacen más lentos. Existen
factores que limitan o favorecen estas acciones, como la naturaleza del producto, las
características del suelo y la influencia del medio.

2.3.3.1 Mecanismos de disipación


Estos se pueden agrupar en tres tipos los de retención como la adsorción; los de
degradación como la química y la biológica, así como los de transporte entre los que se

23
encuentran la volatilización, lixiviación y difusión. Y se dan tanto por las características de los
suelos como por la interacción con el aire de la atmosfera y el agua.

2.3.3.2 Influencia de las interacciones del suelo los otros medios.


Las interacciones del suelo con la atmosfera y la litosfera son un factor preponderante en
la persistencia de la Atrazina dado que son los que promueven o limitan los movimientos con la
fase móvil y por consecuencia de la Atrazina, cambian algunas propiedades del suelo como la
humedad, la estructura, entre otros.

La variación de la temperatura influye sobre la volatilización y la degradación de los


herbicidas; de igual manera limita o favorece los procesos metabólicos de los microorganismos
que a su vez pudieran degradar a la Atrazina.

Las precipitaciones tienen varias implicaciones; la primera es variar humedad del suelo lo
cual puede favorecer la degradación si es alta y limitarla si sus valores son muy bajos, pero un
exceso de agua provoca arrastres y lavados del suelo; lo que favorece la infiltración, lixiviación y
arrastre de los herbicidas dependiendo de su solubilidad.

La cubierta vegetal cumple varios objetivos en el suelo, como son los aportes de materia
orgánica, impermeabilización parcial provocando el deslizamiento del agua antes de poder
infiltrarse, aislamiento térmico que regula la irradiancia y la adsorción de las radiaciones solares
manteniendo un rango de temperaturas confortables para los organismos del suelo. Dado que
ésta depende de la cantidad de vegetación y sabiendo que los herbicidas están diseñados para
afectar su crecimiento de forma selectiva, entonces la acción de la cubierta se ve limita por la
aplicación de estos fitosanitarios (Foth, H. 1987).

2.3.4 Degradación de la Atrazina


La Atrazina como cualquier otro compuesto al estar en contacto con el suelo es
susceptible a sufrir transformaciones químicas y biológicas, en la primera por procesos
hidrolíticos y la segunda por de alquilación y procesos hidrolíticos inducidos.

2.3.4.1 Degradación química


Existen muchas reacciones inherentes al suelo, por su contenido de compuestos orgánicos
e inorgánicos, de forma natural, sin embargo cuando se adiciona un contaminante, este
también interactúa con las sustancias presentes en la fase sólida y en la fase líquida. Una

24
interacción es por hidrolisis que puede generar hidróxidos; la Atrazina sufre su primera
transformación de esa manera convirtiéndose en hidroxiatrazina (Márquez-Pacheco, 2009).

La tasa de degradación química de la Atrazina depende en gran medida de la acidez del


medio y de la presencia de sustancias catalíticas. La Atrazina puede hidrolizarse rapidamente en
medios ácidos o alcalinos, pero es muy resistente a la hidrólisis en medios neutros (pH 7). En
medios extremos, la Atrazina se hidroliza por completo en un plazo de tres a cuatro días. La
hidrólisis en medios alcalinos se produce dos veces más deprisa que en medios ácidos. En un
medio neutro y a una temperatura de 25° C, se ha calculado una semidesintegración de la
Atrazina de 1,800 años (Agricultura Ed, 2012).

La velocidad de la hidrólisis aumenta drásticamente si se añaden materias húmicas. Los


grupos funcionales ácidos de las sustancias húmicas actúan como catalizadores. Por ejemplo,
se sabe que la semidesintegración de Atrazina con un pH 4 era de 244 días sin aditivos y de
1.73 días en presencia de ácido húmico (Agricultura Ed, 2012).

La degradación química de la Atrazina es parecida a la de biodegradación en sus rutas


metabólicas, iniciando con el mecanismo hidrolítico que incluye los procesos de
declorinaciónhidrolítica, N-xdealquilación, deaminación, y rompimiento del anillo.

2.3.4.2 Biodegradación
Tomando en cuenta que la Atrazina presenta una alta resistencia a las transformaciones
fisicoquímicas, los microorganismos cumplen con la función de la degradación de forma más
eficiente con respecto a la concentración y la rapidez con que sucede químicamente. Existen
diversas dependencias en los procesos de biodegradación, la primera y más importante, los
microorganismos involucrados, que condicionan las rutas metabólicas que se realizarán; así
como el aprovechamiento de la Atrazina por los microorganismos como fuente de Carbono o de
Nitrógeno siendo esta última la más recurrente por muchas bacterias (Garnica, 2008).

Incluso cuando las rutas metabólicas sean variadas, todas tienden a la mineralización de
la Atrazina convirtiéndola en ácido cianurico y consecutivamente a dióxido de carbono y amonio
como se observa en la figura 6 (Márquez-Pacheco, 2009).

25
Figura 6: Rutas metabólicas de la Atrazina.

 Microorganismos degradadores
Diversos estudios han identificado varios microorganismos degradadores de Atrazina
entre los que se encuentran las bacterias: Pseudomonas sp., Rhodococcus B-30, Rhodococcus
sp., Ralstonia M91-3, Agrobacterium Radiobacter, Escherichia coli (cepa reconbinante),
Clavibacter michiganensis, Cytophaga sp., Pseudaminobacter sp., y Nocardiodes sp.,
Rhodoccocus sp., Nocardia sp., y Streptomices sp. También existen algunas especies de hongo
que pueden degradar a la Atrazina, tales como: Coriolus versicolor, Hypholoma fasciculare y
Stereum hirsutum (Briceño-Muñoz, 2009).

Algunos de estos microorganismos metabolizan a la Atrazina como fuente de carbono,


aunque es limitado dado que solo utilizan los carbonos de la cadena alquílica, ya que los
carbonos del anillo se encuentran oxidados por los nitrógenos adyacentes (UNAM, 2013) y dado
que la tendencia metabólica es de oxidar a los carbonos, a los microorganismos les cuesta un
mayor gasto de energía asimilarlos; por otro lado, otros utilizan a la Atrazina como fuente de

26
nitrógeno, para su crecimiento, ya que poseen una enzima hidrolasa que cataliza reacciones de
deaminación del anillo (Briceño-Muñoz, 2009).

La biodegradación depende de varios factores ambientales como la presencia de otras


fuentes de carbono y nitrógeno que compiten con la Atrazina, el pH, la cantidad de materia
orgánica y el contenido de humedad. También es importante la biodisponibilidad de la Atrazina
ya que una fracción se desorbe en la solución del suelo para poder absorberse, lixiviarse o
degradarse (Cox, 2003); todo esto depende los equilibrios que se dan con el suelo dependientes
a su vez de las características de la Atrazina, del suelo y las condiciones (Hang, 2003).

2.3.5 Adsorción de la Atrazina


La adsorción de una sustancia se puede definir como la acumulación preferencial de ella
en una fase líquida o gaseosa sobre la superficie de un sólido, pero también se puede expresar
como la relación entre la concentración de la misma en los componentes de la fase sólida del
suelo y la que se mantiene disuelta en la fase líquida (Correia, 2007) esta relación es reversible
o parcialmente irreversible afectando su actividad, su disponibilidad y su persistencia en el
suelo.

La adsorción de una sustancia se puede representar gráficamente y existen diversas


relaciones matemáticas que se ajustan a las curvas generadas, que por ser a temperatura
constante se conocen como isotermas de adsorción de una sustancia, los modelos van desde el
lineal hasta modelos particulares como se puede observar en la tabla 5.

Tipo Ecuación
Lineal
Langmuir

Freundlich

Prausnitz-Radke

Tabla 4. Modelos Matemáticos que se utilizan para describir la adsorción de diversas sustancias.

27
Donde: S se considera la superficie sólida, M representa el adsorbato, [S-M] se considera
como la masa del soluto adsorbido, [M] como la concentración final (en equilibrio), fm es el
coeficiente de actividad y Kn es el coeficiente de adsorción correspondiente a cada modelo n.

Uno de los modelos teóricos más simples de adsorción es el de Langmuir, que fue
propuesto para describir la adsorción de gases en sólidos. Ese modelo supone que la superficie
del sólido es cubierta por un gran número de sitios, siendo que cada sitio puede ser considerado
ocupado por una molécula adsorbida. Los sitios son todos equivalentes y se considera que las
moléculas adsorbidas no interactúan unas con las otras ni saltan de un sitio a otro. Además, la
adsorción se completa cuando todos los sitios fueren ocupados, correspondiendo a una
monocapa de adsorbato (Schonoor, 1996).

Una vez simplificado y linealizado se expresa de la siguiente forma:

Donde 1/ = a la pendiente

El modelo de adsorción de Freundlich se utiliza cuando se forman multicapas en la


superficie y los sitios de adsorción son heterogéneos, es decir, que tienen diferentes energías de
atracción o enlace. Por lo que se asume un suministro ilimitado de sitios que no han sido
ocupados y se supone que están disponibles, y el coeficiente de actividad de las especies de
superficie se supone igual a 1 (Schonoor, 1996); lo que origina una representación matemática
simplificada y linealizada siguiente:

( ⁄ )

Donde n>1 y es una constante indicativa de la intensidad de adsorción.

La adsorción de una sustancia en el suelo se puede dar por varios mecanismos que
involucran diversas fuerzas las cuales generan atracciones de diversas intensidades. Esos
mecanismos se pueden dividir en tres: químicos, físicos e interacciones hidrofóbicas (Prata,
2002).

28
Las atracciones químicas resultan de las interacciones a pequeñas distancias, lo cual
ocasiona elevadas energías de adsorción en tiempos relativamente cortos; las fuerzas que
destacan en estas situaciones son los enlaces covalentes y enlaces de hidrogeno formados. La
Atrazina que contiene un átomo de cloro, puede ser capaz de formar un enlace covalente con
sustancias húmicas (Prata, 2002); de igual forma, el mismo cloro puede formar enlaces de
hidrógeno si se encontrará con otra sustancia con carga aparente.

Las atracciones físicas se caracterizan por su baja energía de sorción, e intervienen


fuerzas como las de Van Der Waals y los puentes de hidrógeno. Las primeras se dan por las
fluctuaciones que hay en la distribución de los electrones en una molécula; y las segundas
cuando existen cargas aparentes.

Una atracción que es importante valorar, son las fuerzas hidrofobicas ya que se dan
cuando una molécula orgánica como, la Atrazina, tiene afinidad con una fracción orgánica del
suelo, generalmente sustancias húmicas; sin embargo estas atracciones están condicionadas al
pH en el suelo dado que en suelos neutros la conformación estructural de las sustancias
húmicas es plana lo que limita la sorción de la Atrazina, en cambio en pH ácidos menores a 5,
las estructuras de las sustancias húmicas son más globulares confiriéndole una mayor
hidrofobicidad y una mayor sorción de la Atrazina en el suelo (Citado por Prata, 2002).

La cantidad de herbicida adsorbido por el suelo varía desde un 0 a 100% del total aplicado
aunque típicamente en suelos franco o franco arcillosos está entre 50 y 80%, la Atrazina en
particular es de 13 a 22% en suelo seco y húmedo respectivamente los cuales pueden variar por
diversos factores como son cantidad de materia orgánica, pH, tipo de arcilla o suelo, cantidad
aplicada, entre otros (Marquez-Pacheco, 2009). Es importante citar que los metabolitos tienen
un comportamiento particular de adsorción y que en este trabajo no se pone atención a ello.

2.3.6 Infiltración de la Atrazina


El movimiento del agua en el suelo es el principal mecanismo de transporte para los
herbicidas y la Atrazina no es la excepción; el transporte de la misma es afectada por procesos
químicos y físicos de no equilibrio químico; el cual está dado por una cinética de adsorción, ya
que coexisten sitios de adsorción instantánea y sitios de adsorción en función del tiempo. El no
equilibrio físico puede ser producto de un régimen de flujo heterogéneo debido al arreglo de los
separados del suelo y a los poros, donde existe una fase líquida móvil en los macroporos y una
fase líquida inmóvil en los microporos, de ahí la importancia de conocer las características de

29
los suelos trabajados. (Bedmar, 2010) Los suelos se pueden catalogar en permeables,
semipermeables e impermeables, de acuerdo a su estructura y su textura granulométrica.

La migración de un soluto en el suelo entonces está relacionado con dos fenómenos


físicos; la dispersión mecánica y la difusión molecular, la primera se origina debido a la
variación de la dirección y distancia viajado del soluto por los poros del suelo, por lo cual este
movimiento es dependiente de las características del suelo; por su parte la difusión molecular,
ocurre por gradientes de concentración en el medio de interés, es decir que el soluto se mueve
de una región con mayor concentración a una región con menor concentración, por lo cual la
dependencia de este movimiento se encuentra en las propiedades físicas y químicas del soluto y
del solvente (González-Márquez, 2005).

2.3.6.1 Advección
Se define a la advección como la variación de un escalar en un punto dado por el efecto
de una fase móvil. Generalmente este término está asociado con la meteorología, sin embargo
también se utiliza para caracterizar las propiedades de transporte en el suelo de una sustancia;
con lo que se puede definir como la variación de la concentración de una sustancia en un punto
determinado por el efecto del agua, donde esta última se considera un vector.

La notación vectorial de la advección se puede expresar:

Donde:

Ad es al advección
A representa al vector agua, lo que implica unidades de magnitud y dirección.
Es el gradiente de la concentración con variaciones horizontales y verticales.

Por lo que esta ecuación se puede expresar en tres dimensiones.

Para cada eje cardinal se establece que: Cuando el transporte da como resultado un
aumento en los valores de la concentración, en un punto dado, se dice que la advección es

30
positiva, si por el contrario la concentración disminuye se dice que es una advección negativa; y
si el transporte se da de forma perpendicular al aje en estudio y no hay variación de la
concentración se dice que es una advección neutra.

Diversos estudios han determinado que la Atrazina también se mueve en la superficie del
suelo por procesos de advección, a través de los macroporos que constituyen los canales de flujo
preferencial (Correira, 2010).

Freitas y colaboradores (2013) encontraron que la Atrazina tiene un movimiento tanto


vertical como horizontal y este último depende de la cantidad de agua de lluvia que caiga así
como del momento de la lluvia y de la forma del paisaje dado que si es una ladera la advección
será el proceso dominante y si es una llanura los movimientos de la Atrazina serán de tipo
vertical y obedecerán a la lixiviación y a la adsorción mayormente.

2.3.6.2 Difusión
La difusión se debe definir a través de un teorema: “Cuando en un sistema termodinámico
multicomponente hay un gradiente de concentraciones, se origina un flujo irreversible de
materia, desde las altas concentraciones a las bajas”, a ese flujo se le llama difusión. Este
movimiento obedece a la ley de Fick, publicada en 1855 (Schonoor, 1996), que afirma que la
densidad de corriente de partículas de una sustancia es proporcional al gradiente de
concentración.

No obstante hay otros tipos de difusiones resultantes de otros gradientes como la presión
o la temperatura; o por fuerzas externas desiguales. Así a cada una se le llama difusión de
presión, difusión térmica o difusión forzada, respectivamente (Bird, 2006).

La difusión se puede presentar en estado estacionario (flujo de difusión no cambia con


respecto al tiempo) o en estado no estacionario, que es una situación más practica en la
mayoría de los casos, dado que el flujo de difusión y el gradiente varían con el tiempo. Lo que
genera un agotamiento o acumulación de las sustancias que se difunden (Laufgang y Moya
2006).

La Atrazina en el suelo también se puede mover por procesos de difusión como lo citan
Bedmar y colaboradores (2011) encontrando la Atrazina al pasar por sus columnas se produjo
un comportamiento de no equilibrio, que relaciona a una cinética de adsorción baja velocidad

31
y/o posiblemente con el transporte; si sucede lo último entonces se debe a una lenta difusión
dentro y fuera de las regiones móviles de los poros.

2.3.6.3 Dispersión
Se puede entender como dispersión a la desviación de las partículas de una sustancia
respecto de la dirección inicial de movimiento, esta puede ser mecánica o hidrodinámica, la
primera es provocada por la interacción con un dispersor que funciona como barrera física
tomando diferentes rutas en el suelo, por su parte la dispersión hidrodinámica se presenta
cuando el contaminante está en solución y su comportamiento se debe a la propiedades de un
flujo continuo (Rosas, 2001) y (UNAD, 2016).

2.3.7 Simulación de transporte de Atrazina


Todo estudio de campo es costoso, ya sea por la periodicidad y los análisis involucrados,
además se complica por las interacciones contaminante-suelos-ambiente: con el paso de los
años se ha avanzado en el estudio y la comprensión de los fenómenos que ocurren por medio de
desarrollo de modelos matemáticos que simulan y predicen el movimiento de estos
contaminantes (Raymundo, 2009). Basados en las ecuaciones de convección, biodegradación
dispersión y adsorción se han establecido diversos modelos matemáticos que de acuerdo al
grado de complejidad consideran el movimiento del soluto con la fase móvil; el movimiento de
las moléculas y los iones disueltos por difusión (gradiente de concentraciones); los procesos de
adsorción; y la degradación paulatina del plaguicida en el suelo (Guarracino, 1999). Sin embargo
aun así se deben establecer diversos supuestos como el que se presenta “un flujo de régimen
permanente”, que “el suelo es homogéneo”, que “la adsorción se presenta de forma
proporcional”, entre otros.

En la actualidad existen diversos software que describen el movimiento de varios


compuestos en el suelo, estos se basan en modelos matemáticos y varían por las condiciones
que toman en cuenta hasta por los datos que arrojan, también varían con respecto a los
compuestos que pueden analizar. Para el análisis de plaguicidas se han desarrollado diversos
como Leaching Estimation and Chemistry Model (LEACHM) (Bedmar, 2010), que se compone
de 4 modelos de simulación que utilizan sistemas de solución numérica para simular el
movimiento vertical de agua y productos químicos. Se diferencian en su descripción del
equilibrio químico, transformación y vías de degradación; y simulan el destino químico y el
transporte en situaciones de campo con flujo transitorio así como en columnas de laboratorio

32
sujetas a flujo en estado estacionario o interrumpido (Hutson, 2007); otro software es
Macropore Flow Model (MACRO) (Bedmar, 2010), que se puede utilizar para describir al
transporte de solutos y transformaciones: éste describe específicamente procesos tales como el
transporte convectivo-dispersivo, la intercepción cubierta y lixiviación, sorción, biodegradación y
absorción de la planta (Jarvis, 2012). Otro programa reconocido en esta área es Pesticide
Leaching Model (PELMO) (González-Márquez, 2005), es un modelo que realiza una simulación
tridimensional que simula el movimiento vertical de los pesticidas en el suelo por lixiviación,
este se ha modificado de manera constante de tal forma que ha satisfecho las diversas
necesidades de la comunidad internacional en su preocupación por la posible contaminación
por plaguicidas (Klein, 2002).

2.3.8 Migración de Atrazina


La migración se entiende como el paso de una sustancia de un medio a otro, en este caso
del suelo al agua subterránea. La presencia de los plaguicidas, en particular la Atrazina, en el
agua subterránea se debe principalmente a la lixiviación a través del suelo.

El transporte de solutos en el suelo se produce por medio del flujo del agua y está
fuertemente influenciado por la adsorción. (Bedmar, 2010), así como de la composición del
plaguicida que es un factor influyente, del cual se pueden derivar las características del mismo
como la estructura química que varía por los tipos de enlaces, cantidad de los mismos y tipo de
átomos y cantidad de los mismos que componen a la moléculas, además de las fuerzas
intermoleculares como las fuerzas de Van der Waals, fuerzas de dispersión de London y fuerzas
dipolo, entre otras (Jaume, 2011), que le pueden conferir estabilidad a las moléculas lo que las
hace más persistentes. La volatilidad depende de la presión de vapor aunque también existen
otras variables que también permiten la volatilización, como la temperatura la cual puede
provocar que sublime o que se licue y después se volatilice, altas concentraciones, humedad del
aire, movimiento del aire, tipo de suelo y el hecho de que se utilicen disolventes. La cantidad
adicionada al suelo depende de la dosis, y esta a su vez depende del tipo de plaguicida y del uso
que le dé el agricultor; todos los productores de plaguicidas están obligados a publicar la dosis
recomendada, que actuaría sobre las plantas y minimizara la cantidad que migre. Por último la
formulación, dado que la penetrabilidad y persistencia pueden verse influidas según sea la
presentación del producto en emulsión, polvo, granulado, pastas diluidos.

33
De aquí se pueden citar los condicionantes de migración de la Atrazina dado que tiene
un anillo nitrogenado con una gran estabilidad; Tiene una volatilidad baja; Es poco soluble en
agua (Vinuesa, 1986) pero su solubilidad se incrementa con alcoholes como metanol o etanol;
esto es debido a los enlaces covalentes que tiene la molécula; la dosis recomendada por los
productores es de 1 hasta 2.5 kg/Ha (Syngenta, 2013); Los productos con Atrazina se
encuentran tanto en polvo como en suspensión acuosa a diferentes concentraciones pero las
típicas son calibre 40 (suspensión que contienen diluyentes humectantes y dispersantes) y 90
en polvo (syngenta, 2013).

34
2.4 Antecedentes
La importancia que se le da a la Atrazina a nivel mundial se puede observar en la cantidad
y seriedad de los estudios realizados en su entorno, de forma particular la migración de la
Atrazina ha sido estudiada de forma parcial dada la complejidad de los procesos de transporte
en el suelo, en muchos casos se debe recurrir a modelos matemáticos, que permitan simular el
movimiento de plaguicidas, con datos obtenidos en el laboratorio.

Como es el caso de Raymundo (2009) quien utilizó columnas empacadas con adición de
Atrazina para determinar los movimientos de la misma encontrando que se mueve más rápido
en un vertisol (arcilla expandible) que en un Andosol (cenizas volcánicas) por lo que éste último
tiene una mayor capacidad para retener a la Atrazina y controlar la contaminación de los
acuíferos; un estudio realizado por González Márquez (2005) reveló que la migración no solo
depende del tipo de suelo sino de los estratos que lo componen, ya que a mayor profundidad se
da una menor adsorción y por consecuencia una mayor movilidad de la Atrazina y que se agrava
si se tienen altos índices de salinidad.

Por su parte, Hang (2002) en Córdova Argentina, demostró que la adsorción de la Atrazina
depende de la profundidad a la que se encuentra y que en los horizontes de superficie depende
del contenido de materia orgánica; y en el subsuelo la matriz mineral es determinante para este
proceso, en Buenos Aires Argentina, Bedmar (2009) realizó un estudio que involucró
persistencia, adsorción y transporte de tres herbicidas entre los cuales incluía a la Atrazina, la
cual presento una correlación de su coeficiente de adsorción (Kd) y su coeficiente de infiltración
(Kf) con el contenido de carbono (CO); por un lado observo que la Atrazina tiene una menos
persistencia comparándola con los otros herbicidas; también pudo determinar que la movilidad
que tiene la Atrazina en los horizontes depende de la materia orgánica (MO) que haya por lo que
en el primer horizonte del suelo (A), la movilidad fue más limitada.

Correia (2010) encontró que los factores estructurales son los que definen la mayor
conductividad del agua en los suelos que estudio y que en condiciones máximas de flujo
estacionario prevalecieron las propiedades fisicoquímicas del suelo en la lixiviación del
herbicida. Además que la porosidad, densidad y volumen de huecos presenta una correlación
directa con los datos de permeabilidad de los diferentes suelos. El desplazamiento del herbicida
y el comportamiento de las curvas características indican que el movimiento del agua se

35
produce por los canales de macroporos, convirtiéndose la advección en el transporte
predominante.

También existen diversos estudios que muestran las influencias de ciertas sustancias en
la degradación de Atrazina como el caso que presenta Guillen-Garcés (2008) quien establece la
relación negativa de la mineralización de este contaminante con la presencia de Nitrógeno
donde a concentraciones mayores de 1068 mg*Kg-1 la inhibición de la mineralización es total.

36
CAPÍTULO 3. MATERIALES Y MÉTODOS

La metodología seguida en este trabajo se sintetiza en el siguiente diagrama y acto


seguido se detalla por cada etapa.

3.1 Zonas de muestreo


Las Zonas de muestreo se determinaron de acuerdo a dos consideraciones: Uso de suelo y
tipo de suelo. El primero se estableció como suelos para uso agrícola, pero dado que en Morelos
las áreas de cultivo se aprovechan para diversos tipos de cultivos, se agregó una segunda
condicionante que es el uso de la Atrazina, por lo que los suelos se seleccionaron por el tipo de
siembras, que pudieran ser de caña de azúcar, maíz, sorgo y/o piña donde hayan utilizado
Atrazina. Una vez establecido la primera consideración como condicionante se contemplaron
todos los tipos de suelos que se encontraron en las zonas de cultivo, siempre que no se
repitieran éstos.

La cantidad de muestras se estableció por las zonas de permeabilidad del subsuelo que
existen en Morelos, las cuales son 3, como se puede observar en la figura 7 que acota a las

37
zonas permeables con color rojo, las semipermeables con color amarillo y a las impermeables
con color verde.

Figura 7: Zonas de permeabilidad del estado de Morelos.

La permeable que es la que se encuentra en mayor proporción, se encuentra en las áreas


perimetrales del estado, en la parte norte, este y oeste, por lo cual tiene una gran diversidad de
suelos como Regosoles, Vertisoles, Leptosoles y Andosoles. La zona semipermeable que se
encuentra en la parte central del estado con un predominio de suelos tipo Leptosoles,
Phaeozem y Kastañozem. Y la zona impermeable que se encuentra en la parte sur del estado en
colindancia con Guerrero y Puebla, y en la parte noreste la cual tiene suelos de tipo Leptosoles,
Phaeozem y Cambisoles. Por lo cual se realizaron tres muestras, una por cada zona y tomando
en cuenta la clase textural: 1 gruesa, 2 media y 3 fina. Como se observa en la figura 8 (INEGI,
2011).

38
Figura 8: Suelos dominantes en el estado de Morelos (INEGI, 2015).

Cada zona también presenta diferencias en sus condiciones climáticas. En la parte norte
las temperaturas promedian 21°C con un clima semicálido subhúmedo con lluvias en verano
(ACw); mientras que en la zona centro así como en la zona sur del estado se tiene temperaturas
que promedian 24°C mostrando un clima Cálido subhúmedo con lluvias en verano (Aw) Ver
figura 9 y 10.

39
Figura 9: Isotermas de Morelos (INEGI, 2011).

40
Figura 10: Regiones climáticas de Morelos (INEGI, 2011).

3.2 Muestreo
La importancia de la toma de muestra radica en su representatividad, dado que al
muestrear es imprescindible que el suelo sufra la menor cantidad de alteraciones en sus
características físicas químicas y/o biológicas; también involucra la cantidad y el objetivo de la
misma (Sociedad Pública de Gestión Ambiental, 2006). En este caso las muestras fueron de tipo
superficial y compuestas (20 Kg aproximadamente, de forma arbitraria, para satisfacer estudios
de caracterización, dispersión, disipación y migración con los mismos suelos); La profundidad se
estableció de 30 cm dado que es la capa donde se llevan a cabo la mayor cantidad de procesos
de disipación por el alto contenido de materia orgánica que tiene el primer horizonte (Bedmar,
2010); la muestra compuesta se logró tomando de 10 a 20 muestras simples (submuestras) de

41
500 g., dependió de la superficie muestreada; la ubicación de cada submuestra se estableció
por una retícula rectangular imaginaria trazada en cada sitio de muestreo (figura 11), las
muestras se mezclaron y se obtuvo una muestra representativa del sitio. Para los casos donde la
cantidad de muestra compuesta rebasó los 20 Kg se realizó un método de cuarteo para
fraccionar la muestra y mantener sus características promedio del suelo.

Figura 11: Retícula en el suelo para muestreo.

En cada punto de muestreo se removieron las plantas y hojarasca fresca (1-3 cm) de un
área de 40 cm x 40 cm (roza), y luego se introdujo la barreta o pala a la profundidad deseada y
se transfirió la muestra a un balde plástico limpio. Si el suelo lo permitía se usaba una pala,
para hacer un hueco en forma de “V” y para luego tomar de una de las paredes una porción de
15x15x5 cm para transferir al balde; sino era posible, entonces primero se removía el suelo con
un pico o barreta (Hodgson, 1987).

Es importante aclarar que las metodologías de muestreo de suelo que establece Hodgson
(1987) quedaron a criterio del muestreador, modificarlas de acuerdo a las condiciones del sitio
de muestreo.

3.3 Análisis de las Características fisicoquímicas de los suelos


Se realizaron los análisis de humedad, contenido de materia orgánica, pH, granulometría,
textura, conductividad eléctrica, densidad aparente, capacidad de campo, porosidad, y color,
todo esto permitió establecer el tipo de suelo que se trabajó y a su vez se pudo determinar las
concentraciones y condiciones de biodegradación y adsorción. Los Métodos se enlistan en la
tabla 6 para cada determinación.

42
PARÁMETRO MÉTODO DESCRIPCIÓN REFERENCIA

Humedad D2974 00 Métodos gravimétricos por diferencia de pesos y ASTM (2000)


secado
Contenido de materia
orgánica

pH D4972-89 Determinación potenciométrica del suelo en agua ASTM (1995)

Granulometría C136 Análisis por tamices ASTM (2000)

Textura Triángulo de Gráfico ternario de proporcionalidad Eweis, 1999


texturas
Departamento de agricultura de E.U

Conductividad Conductivímetro NOM-021-


Eléctrica SEMARNAT-2000

Densidad Aparente F1815-97 Análisis de porosidad, retención de agua, densidad ASTM (1997)
aparente, conductividad hidráhulica, entre otros.
Capacidad de campo

Porosidad

Color Tabla 10YR Parámetro de campo: tabla de Munsell Hodgson J. M.


(1987).

Tabla 5: Metodologías para la determinación de propiedades fisicoquímicas de las muestras de suelos.

3.4 Pruebas de biodegradación

3.4.1 Aislamiento de microorganismos degradadores de Atrazina


Además de determinar la velocidad de degradación se debe comprobar que existan
microorganismos en el suelo y que existan degradadores de Atrazina por lo cual se aislaron y se
condicionaron con la Atrazina como nutriente que aporta carbonos y nitrógeno.

Para hacer la extracción de los microorganismos del suelo, se prepararon las muestras de
suelo; Para asegurar la extracción se realizó por duplicado. Por cada suelo se utilizaron dos
tubos teflonados de 50 mL, donde se agregaron 2.5 g de suelo y se adicionaron 25 mL de
solución isotónica (ver tabla 7) y se agitó durante 24 h, se filtró para quitar gravas y arena; se
centrifugo a 9000 rpm/15 min, se retiraron los claros que llevaban carbono y nitrógeno. Se
adiciono nuevamente 25 mL de solución isotónica y se repitió el procedimiento 2 veces más.
Una vez retirados los claros por tercera ocasión, se les adiciono el medio de cultivo líquido.

43
Componente Cantidad
NaH2PO4 2g
MgSO4 0.1g
CaCl2 0.1g
FeCl3*6H2O 0.01g
Tabla 6: Composición de la solución isotónica para un litro.

Para el aislamiento de los microorganismos del suelo se utilizó un medio líquido mineral
al cual se dividió en 3 tipos de medios (GL1), al que se le adicionó glucosa como fuente de
carbono y Atrazina como fuente de nitrógeno; (NL1) el cual se le adicionó nitrato de potasio
como fuente de nitrógeno y Atrazina como fuente de carbono; y al tercero (ATL1) se le adicionó
sólo Atrazina como fuente de carbono y nitrógeno como lo muestra la tabla 8. Se Adicionaron
los medios líquidos a los tubos con la muestra de suelo y se pusieron a incubación, con agitación
por 5 días.

Composición Medios Líquidos


Para un litro GL1 NL1 ATL1 para un litro
NaH2PO4 2g 2g 2g
MgSO4 0.1g 0.1g 0.1g
CaCl2 0.1g 0.1g 0.1g
FeCl3*6H2O 0.01g 0.01g 0.01g
Glucosa C6H12O6 1g N/A N/A
KNO3 N/A 0.015g N/A
Atrazina 0.005g 0.005g 0.005g
Tabla 7: Composición de los medios líquidos con diferentes fuentes de carbono y nitrógeno.

Para las resiembras se utilizará un medio sólido mineral con agar-agar y subdividiéndolo
en los tres tipos GS1, NS1 y ATS1 cuyas composiciones serán semejantes a las GL1, NL1 y ATL1.
Donde GS1 contuvo glucosa como fuente de carbono y Atrazina como fuente de nitrógeno; NS1
utilizó Atrazina como fuente de carbono y nitrato de potasio como fuente de nitrógeno; por su
parte a ATS1 sólo se le adicionó Atrazina como fuente de carbono y nitrógeno como se observa
en la tabla 9. De cada tubo con medio líquido cultivado, se tomó una muestra para siembra
utilizando una adaptación del método de dilución en caja (INECC 2006), que consistió en tomar
una alícuota de la muestra con medio líquido y esparcirla sobre el medio sólido contenido en
cada caja Petri correspondiente. Se incubaron durante 78 h.

44
Composición Medios Sólidos
Para un litro GS1 NS1 ATS1
Agar-agar 15g 15g 15g
NaH2PO4 2g 2g 2g
MgSO4 0.1g 0.1g 0.1g
CaCl2 0.1g 0.1g 0.1g
FeCl3*6H2O 0.01g 0.01g 0.01g
Glucosa C6H12O6 1g N/A N/A
KNO3 N/A 0.015g N/A
Atrazina 0.005g 0.005g 0.005g
Tabla 8: Composición de los medios sólidos con diferentes fuentes de carbono y nitrógeno.

Una vez crecidas las colonias en los medios de cultivo sólidos se realizó una resiembra
más en medio mineral sólido para realizar el aislamiento de microorganismos. Bajo el
fundamento de que cada colonia procede de una sola célula o de agrupación (unidad viable) se
tomó con un asa una colonia y se resembró por el método de estría en los medios y se
incubaron por 72 h hasta el crecimiento de microorganismos.

Se realizó una con una tinción diferencial –tinción de Gram-, y se observó la morfología
microscópica y morfología de colonia. Se pretendía realizar una reacción en cadena de la
polimerasa para poder amplificar fragmentos de ADN de los microorganismos aislados y así
poder identificarlos, sin embargo no se pudo conseguir el recurso económico para poder
comprar los oligos necesarios.

3.4.2 Pruebas de biodegradación


Esta metodología se basa en una adaptación de la guía de la OCDE 307 (OCDE, 2002) y
permite analizar la mineralización de la Atrazina. Los experimentos se realizan por duplicado
para cada muestra.

De cada muestra de sitio se tomaron 250 g de suelo y se colocaron en matraces de 2000


ml; se rehidrataron hasta alcanzar el 50% de su capacidad de campo; se adicionó la solución
con la concentración recomendada por el fabricante de la Atrazina comercial (43%) y se
adicionó agua destilada hasta completar el 100% de su capacidad de campo, se mezcló para
homogenizar suelo-Atrazina; se incubaron las muestras a 32°C durante 30 días, de tal forma

45
que a intervalos de tiempo constantes; 0 h, 12 h, 24h, 36 h, 72 h, 6 días, 8 días, 15 días, 22 días
y 29 días, se tomaron de muestras (20 g) de los suelos y se extrajo la Atrazina utilizando en
método de extracción con: Acetona:Metanol:Ácido acético (A:M:Aa; 63:12:25 v/v) propuesto en
el IMTA (2005)como se muestra en la Figura 13.

Figura 12: Etapas de las pruebas de biodegradación.

Para la extracción de Atrazina del suelo se utilizó un testigo o control adicionando una
cantidad conocida de Atrazina a una submuestra y se homogenizó durante 24 horas en un
rotador vertical. A cada muestra que se cuantificó, al igual que al control, se les adicionó 25 mL
de la mezcla A:M:Aa y se colocaron en el rotador por 17 horas a 12 rpm. Acto seguido se
filtraron al vacío. Los claros recuperados se concentraron con un rotovapor hasta 1 mL, (las
condiciones de evaporación fueron de 70-75°C y 150 rpm).

A los extractos obtenidos se lavaron, colocaron en embudos de separación para


adicionarles 100 L de agua desionizada e hidróxido de sodio (NaOH) 6N para llevar el pH a 12 o
mayor. Se realizó una segunda extracción por separación de fases con 40 mL de
Diclorometano. Las muestras se concentraron en el rotovapor a las mismas condiciones (70-
75°C y 120 rpm), a los concentrados se les adicionó 30 mL de metanol (CH3-OH) y se
evaporaron a sequedad. Las colas se recuperaron con 10 mL de la mezcla A:M:Aa y se
concentraron los extractos purificados hasta 1 mL y se reservaron para el análisis con HPLC.

46
El analizador empleado fue un cromatógrafo de líquidos de alta resolución (HPLC) Perkin
Elmer con un detector UV a 220 nm de longitud de onda y una columna C18 cuyas dimensiones
son de 4.6 x 250 mm y un tamaño de partícula de 5 µm.

La fase móvil se compuso de la solución(A) buffer (amortiguadora) de Fosfato monoácido


de Potasio (K2HPO4) 2x10-2M a un pH de 7 y una solución (B) de acetonitrilo. Las proporciones
fueron 70:30 respectivamente a 1 mL/min.

3.5 Adsorción de la Atrazina.


Las pruebas incluyeron preparación de la Atrazina, la preparación del suelo, la prueba de
adsorción y el análisis en el cromatógrafo de líquidos de alta resolución (HPLC) para determinar
la concentración de equilibrio. Toda esta metodología es una modificación y adaptación de la
guía de la Organización para la Cooperación y el desarrollo económicos (OCDE) 106 (OCDE,
2000) y la guía de la Oficina de prevención, pesticidas y sustancias tóxicas (OPPTS) 835.1220
(EPA, 1998).

3.5.1 Adición de Atrazina,


Se usó Atrazina en presentación comercial (GESAPRIM autosuspensible 43%) y un
estándar. Se adicionarán 8 mL de 5 concentraciones diferentes; 20 mg/L, 40 mg/L, 80 mg/L,
120 mg/L y 240 mg/L dado que la sensibilidad del HPLC con la columna utilizada solo
permitían un rango de análisis de 20 a 80 mg/L del analito.

3.5.2 Preparación del suelo


Para cada muestra se tomaron 2 g de suelo en base seca, y se colocaron en tubos de
teflón para centrifuga de 50 mL, adicionando 2 mL de agua y se pusieron en agitación durante
12 h para que se hidratara el suelo; acto seguido se realizó una pasteurización con baño maría,
durante 48 h, a una temperatura de 65°C ±3°, para evitar procesos de degradación biológica
(ver figura 12).

3.5.3 Pruebas de adsorción


Una vez pasteurizadas las muestras se adicionó la solución de Atrazina establecida y se
completó con agua para alcanzar los 10 mL y se dejó en agitación por un periodo de 5 horas
para promover el proceso de adsorción, estudios recientes indican que el equilibrio se alcanza
rápidamente en 2 o 3 horas para la Atrazina (González-Márquez 2009); se centrifugó a 9,000
rpm durante 15 minutos y se extrajeron 2 mL del sobrenadante, que se analizaron por HPLC.

47
Esto se realizó para cada concentración establecida para poder obtener las isotermas de
adsorción y se realizó por duplicado para asegurar la confiabilidad de los análisis.

Figura 13: Etapas del análisis de adsorción.

Por último se obtuvo el coeficiente de adsorción de Freundlich de forma indirecta


calculado con la relación de la concentración de Atrazina adsorbida y la de equilibrio.

3.6 Transporte de Atrazina


En este caso se debió realizar una simulación con columnas que permitan determinar el
coeficiente de dispersión de la Atrazina, este método se basó en una modificación de la guía
312 de la OCDE (OCDE, 2004) Se utilizaron columnas de PVC con un recubrimiento de teflón de
23 cm de alto por 5 cm de diámetro y un área de 19.63 cm2, lo que permitió una capacidad de
0.5 Kg de muestra y una relación de L/D= 4.4, se utilizó un pintón Proctor estándar de 5.5 Lb y
12 pulgadas con el cual se realizó una compactación dando 3 golpes a la columna para poder
alcanzar una presión de 500 g/cm2, siguiendo las especificaciones de American Society for
Testing and Materials (ASTM), métodos D698 y D5084 (ASTM, 1996-2012); La columna se
saturó con agua y se llevó a régimen estacionario (balance de masa igual a cero), después se
adiciono 0.47 mg de Atrazina en solución, con una concentración de 240 mg/L. en diferentes
tiempos (1, 2, 3, 4, 5, 7, 10, 15, 20, 25, 30 y 40 min) se recolectaron muestras como se muestra
en la figura 14, que se centrifugaron a 12,000 rpm por 15 minutos. Se extrajeron los
sobrenadantes y se filtraron para analizarlos con HPLC. El método de cuantificación de Atrazina

48
se realizó con el mismo cromatógrafo, columna, con las mismas condiciones y soluciones que
con las pruebas anteriores.

Figura 14: Análisis de transporte de Atrazina.

3.7 Migración de Atrazina


Como la intención de este trabajo fue observar cual fue y como fue el movimiento de la
Atrazina en diversas muestras de Morelos se realizaron varias simulaciones suponiendo un
escenario donde se aplicó una dosis recomendada por el fabricante (2.8 Kg/Ha), el espesor del
suelo fértil de 30 cm y que la aplicación se realizó en temporada de estiaje manteniendo la
humedad del suelo constante y con las características de biodegradación adsorción de cada
suelo particularmente la velocidad de degradación y el porcentaje de adsorción. De tal forma
que se pudo obtener el tiempo en días para que la Atrazina fuese disipada y la concentración
disminuyera por abajo del límite máximo de toxicidad establecido 0.02 µg/L. Que aunque pudo
migrar no se consideró un riesgo a la salud y al ambiente. La simulación se realizó en una hoja
de cálculo electrónica (Excel) que permite realizar las iteraciones y las gráficas representativas.

49
CAPÍTULO 4. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

La selección de los puntos de muestreo y obtención de las muestras fueron los primeros
resultados con lo cual se pudo realizar la caracterización de los mismos y se obtuvieron los
datos de los diversos mecanismos de dispersión analizados. La selección fue arbitraria de
acuerdo los propietarios que permitieron la toma de muestras y que cumplieran con las
condicionantes establecidas en la metodología.

4.1 Zonas de muestreo


En la figura 15 se presenta el mapa del estado de Morelos y muestra la ubicación de los
puntos de muestreo, uno se encuentra en Yecapixtla denominado (únicamente para ubicación)
como sitio 2 y marcado con un círculo verde; otro se encuentra en Moyotepec marcado con el
círculo rojo y denominado como sitio 1; y por último está el sitio 3 que es en Huautla señalado
con el círculo negro.

Figura 15: Sitios de muestreo.

50
El sitio 1, en orden cronológico de muestreo, fue seleccionado en la localidad de
Moyotepec, en el municipio de Ayala ubicado en las siguientes coordenadas: latitud
18°41´59.41´´N y longitud 99°02´47.08´´O, a 1141 metros de altura sobre el nivel del mar.
Fue un predio de 8 Ha con siembra de sorgo en la etapa de barbecho, propiedad del Sr. Homero
Sánchez (ver figura 16). La temperatura promedio anual de la zona es de 24°C predominando
un clima Cálido subhúmedo con lluvias en verano (Aw). Un suelo tipificado como Phaeozem
leptico (PHle), es decir que tiene roca continua que comienza dentro de 100 cm de la superficie
del suelo. Con una clase textural media.

Figura 16: Sitio 1; Moyotepec, Morelos.

El sitio 2 fue seleccionado en el municipio de Yecapixtla en las coordenadas Morelos:


Latitud 18°52´23.18´´N y longitud 98°51´55.47´´O a 1590 metros sobre el nivel del mar. Es
un predio de 7 Ha con siembra de sorgo en tapa de crecimiento: plantas de 20 cm. Propiedad
del Sr. Raúl Yáñez A (ver figura 17). la temperatura promedio anual de la zona es de 21°C con
un clima Semicálido subhúmedo con lluvias en verano (ACw) predominantemente. Un suelo tipo
Arenosol districo (ARdy/1), es decir, que tiene una saturación con bases (por NH 4OAc 1M)
menor de 50% en la mayor parte entre 20 y 100 cm de la superficie del suelo o entre 20 cm y
roca continua o una capa cementada o endurecida (Departamento de Edafología y Química
Agrícola 2013), con una clase textural gruesa.

51
Figura 17: Sitio 2; Yecapixtla, Morelos.

El sitio 3 fue seleccionado en el municipio de Huautla en las coordenadas: latitud


18°27´59.49´´ N y longitud 99°01´24.97´´O a una altura de 1154 metros sobre el nivel del
mar es un predio de agrícola de 4 Ha con siembra de maíz. Propiedad de Sr. Cristino Ríos Pérez
(ver figura 18). Con una temperatura promedio anual de 24°C y un clima predominantemente
Cálido subhúmedo con lluvias en verano (Aw). Con un suelo tipo Leptosol molico (LPmo), es decir
que es un suelo muy joven con un horizonte mólico (con una gran cantidad de materia
orgánica.), con una clase textural media.

Figura 18: Sitios 3; Huautla, Morelos.

52
4.2 Muestreos
Se obtuvieron 1 muestra compuesta de suelo superficial (30 cm de profundidad) de 20 kg
por cada sitio la cual se envaso para su traslado en cubetas de 20 litros con tapa rotulándolas
para su identificación y traslado al laboratorio de investigación de biotecnología de la
Universidad Politécnica del Estado de Morelos (ver figura 19).

Figura 19. Composición de la muestra en el sitio de Moyotepec.

4.3 Características fisicoquímicas de las muestras de suelos


Se obtuvieron los siguientes resultados de la caracterización fisicoquímica de las muestras
de suelos, que se presentan en la tabla 10, para cada uno:

53
Parámetro Yecapixtla Moyotepec Huautla
Humedad [%] 19.50 15.90 15.03
Materia Orgánica [%] 6.60 4.67 2.16
pH 7.55 6.48 6.20
Granulometría Arcillas: 28.7%, limos: Arcillas: 5.78%, limos: Arcillas: 5.65%, limos:
36.67% y arenas 73.43% y arenas: 37.63% y arenas:
34.74% 20.79% 56.72%
Textura Franco arcilloso Franco Franco arenoso
Conductividad Eléctrica 3.5x10-1 9.0x10-3 2.8x10-3
[dS/m2]
Densidad aparente 1.12 1.18 1.55
[g/cm3]
Porosidad [%] 37 35 14
Capacidad de Campo 16.30 14.48 3.84
[%]
Color 10yr5/3; Gris muy 10yr4/4; Opaco, color 10yr3/2
oscuro marrón amarillento Terracota obscuro
Tabla 9: Resultados fisicoquímicos de las muestras de suelo.

Para el caso de la muestra de Yecapixtla presenta una textura con granulometría


pequeña y por el color como por su contenido de materia orgánica se puede decir que es una
arcilla de tipo orgánica expandible, esto le permite retener una mayor cantidad de agua, en
temporada de lluvias, como se observa en el % de humedad y también se refleja en su densidad
aparente baja ya que la materia orgánica tiene una densidad también baja. Tanto el pH como la
conductividad eléctrica muestran que tiene un mayor contenido de sales lo que le confiere ese
carácter ligeramente básico y su elevada conductividad aunque el UNITED STATES DEPARTMENT
OF AGRICULTURE (1996) indica que los suelos que estén por debajo de 2 dS/m2 se consideran
no salinos.

La muestra de Moyotepec por su parte, presenta una textura franca que no le permite
retener tanta agua y a pesar de que no presenta un alto contenido de materia orgánica,
comparado con la muestra de Yecapixtla, si presenta procesos biológicos metabólicos que se
reflejan en su pH ligeramente acido. Su color indica que se está mineralizando e hidratando.

La muestra de Huautla es el suelo con la textura más grande comparado con los
anteriores, los cual también refleja una escasa materia orgánica y un contenido ligero de sales
disueltas ya que su conductividad eléctrica es baja. Presenta la mayor densidad aparente, dato

54
que coincide por su mayor contenido mineral. También se puede observar que es el suelo que
retiene la menor cantidad de agua.

4.4 Biodegradación

4.4.1 Microorganismos degradadores


La tabla 10 muestra la presencia o ausencia de microorganismos en los diversos cultivos
que se realizaron (ver figuras 20 y 21).

Yecapixtla Moyotepec Huautla


GL1 Con crecimiento Con crecimiento Con crecimiento
NL1 Con crecimiento Con crecimiento Con crecimiento
ATL1 Con crecimiento Con crecimiento Con crecimiento
GS1 Con crecimiento Con crecimiento Con crecimiento
NS1 Con crecimiento Con crecimiento Con crecimiento
ATS1 Con crecimiento Con crecimiento Con crecimiento
Blancos Sin crecimiento Sin crecimiento Sin crecimiento
Tabla 10. Presencia o ausencia de crecimiento en los medios de aislamiento de microorganismos de las
muestras de suelo.

Figura 20: Medio sólido con Atrazina y nitrato de potasio con crecimiento de microorganismos aislados de
la muestra de Huautla.

55
Figura 21. Medio sólido únicamente con Atrazina, con crecimiento de microorganismos aislados de la
muestra de Huautla.

Se pudieron observar diversos cocos y bacilos estos últimos, todas las muestras dieron
negativo para la tinción de Gram y en el caso de los cocos, todas las muestras fueron positivas
para Gram. Una muestra presento cocos amontonados en forma de racimo, en otra muestra se
encontraban alineados formando una tira, también se pudo observan en una muestra que los
cocos se encontraban dispersos y sin uniones.

56
Sitio Morfología microscópica Gram Morfología de colonia

Yecapixtla Negativos Blanca con un anillo en el


Bacilos tipo 1 centro cuando es grande,
con elevación umbilicada,
forma circular y borde
dentado de una superficie
lisa y mucosa.
Yecapixtla Positivos Blanca deprimida por el
Estreptococos centro, mucoide, borde
redondo.

Moyotepec Negativos Blanca con un anillo en el


Bacilos tipo 1 centro cuando es grande,
con elevación umbilicada,
forma circular y borde
dentado de una superficie
lisa y mucosa.

Moyotepec Negativos Rosa mucoide, con


Bacilos tipo 2 elevación umbilicada,
forma circular y borde
circular.

Moyotepec Positivos Blanca deprimida por el


Cocos centro, mucoide, borde
redondo.

Huautla Negativos Blanca con un anillo en el


Bacilos tipo 1 centro cuando es grande,
con elevación umbilicada,
forma circular y borde
dentado de una superficie
lisa y mucosa.

Huautla Positivos Colonia pequeña color


Micrococos entre rosa y naranja.

Tabla 11: Resultados microbiológicos de las muestras de suelos.

Briceño-Muñoz (2009) reporta diversos microorgasnismos degradadores entre los


cuales hay una serie de bacilos y cocos lo que semeja los resultados obtenidos en este
estudio, aunque solo se pudieran comparar por su morfología. Por otro lado Ying Zhang

57
et al (2012) trabajaron con diversos consorcios bacterianos donde encontró que el
Arthrobacter sp, que es un bacilo Gram positivo y fue el más predominante en la
degradación aunque la presencia de los otros microorganismos permite que la
biodegradación se realice más rápido por la especialización metabólica de cada tipo de
microorganismo. Además Galíndez Nájera (2010) cita a varios autores como De Souza y
colaboradores (1998), Macias (2007) y Tafoya (2008) que reportar diversos
microrganismos degradadores los cuales también tienen una morfología de bacilos y
cocos.

4.4.2 Cinéticas de degradación en suelo con Atrazina (99.8%).


Las tres muestras de suelos presentaron diferentes valores en sus cinéticas de
degradación, tanto en la velocidad de degradación, el porcentaje de degradación así como en la
vida media, esto fue utilizando Atrazina (99.8%).

Figura 22: Porcentaje de degradación de Atrazina (99.8%) en muestras de suelo.

Como se puede observar en la figura 22 el porcentaje de degradación en la muestras de


Moyotepec y Yecapixtla presentan un comportamiento casi lineal con pendiente negativa, en
cambio la degradación en la muestra Huautla tiene un comportamiento asintótico donde en los
primeros días se presenta una degradación acelerada, pero conforme transcurren los días la
degradación disminuye su velocidad.

58
Una vez linealizadas las curvas de degradación se obtuvo que: la muestra de Yecapixtla
presentó un porcentaje de degradación mayor que las muestras de Moyotepec y Huautla como
se puede observar en la tabla 13. A pesar de que el contenido de la materia orgánica existente
en el suelo compite en el aporte de carbono y nitrógeno con la Atrazina, los microorganismos
presentes la aprovechan como nutriente para su metabolismo (Ruiz Nájera 2001). Otra razón
que favorece la degradación es la capacidad del suelo de retener a la Atrazina.

La velocidad de degradación que presenta S Hans y M Nassetta (2003) para su suelo es de


0.0561 días-1 en su horizonte más superficial con una vida media de 12 días. Por sus
características texturiales es un suelo franco-arsilloso-limoso, más semejante al suelo de
Moyotepec.

Suelo Velocidad de Porcentaje de Vida media


degradación degradación
Yecapixtla 0.0767±0.079 días-1 72.8±4.43%, día 29 9.03±0.474 días
Moyotepec 0.0539±0.0067días-1 52.7±5.1%, día 29 12.85±5.76 días
Huautla 0.0352±0.071 días-1 65.8±3.84%, día 29 19.69±0.471
días
Tabla 12. Cinéticas de degradación en las muestras de suelo con Atrazina (99.8%).

La muestra de Huautla a pesar de ser un suelo con bajo contenido de materia orgánica
que supone una baja actividad microbiológica presenta degradación la cual se podría explicar
con la predominancia de una ruta de transformación abiótica sobre la transformación
microbiológica (Fuentes, 2003).

Los valores obtenidos de porcentaje de degradación, velocidad de degradación y el tiempo


de vida media en las diferentes muestras de suelos (ver tabla 12), están relacionados con el
contenido de materia orgánica, contenido de humedad, cantidad de microorganismos
presentes, el pH del suelo y el contenido de arcillas, que son las propiedades con mayor
influencia en la degradación de Atrazina. Por lo que en la muestra de suelo de Yecapixtla se
observó una mayor degradación debido a que el contenido de materia orgánica es mayor,
también se tiene un mayor contenido de humedad con respecto al las muestras de los suelos de
Moyotepec y Huautla, lo que provocó la adsorción de Atrazina en la parte coloidal del suelo
estando así más disponible para su degradación química mediante hidrólisis o reacciones

59
oxidativas y mediante la degradación biológica. En cuanto a la vida media de la Atrazina en las
muestras de los suelos, se observó un valor menor para Yecapixtla, seguido por Huautla y
finalmente la muestra de Moyotepec.

4.4.3 Cinéticas de degradación en suelo con Atrazina comercial (43%).


Utilizando la Atrazina comercial (43%) (Que tiene la característica de encontrarse en
suspensión) Las tres muestras de suelos presentaron diferentes valores en sus cinéticas de
degradación, tanto en la velocidad de degradación, el porcentaje de degradación así como en la
vida media como se puede observar en la figura 23.

Figura 23: Porcentaje de degradación de Atrazina comercial (43%) en muestras de suelo.

El porcentaje de degradación en la muestras de Huautla y Yecapixtla presentan un


comportamiento casi lineal con pendiente negativa, en cambio la degradación en la muestra
Moyotepec presenta un comportamiento asintótico donde la pendiente tiende a 0 conforme
transcurren los días mostrando una la degradación casi nula.

Suelo Velocidad de Porcentaje de Vida media


degradación degradación
Yecapixtla 0.0609±0.066 días-1 71.8±4.46%, día 29 11.38±1.01días
Moyotepec 0.0058±0.011 días-1 20.6±0.96%, día 7 119.5±9.45días
Huautla 0.0420±0.084 días-1 50.1±6.05%, día 29 23.73±2.75 días
Tabla 13: Cinéticas de degradación en las muestras de suelo con Atrazina comercial (43%).

60
El suelo de Moyotepec presentó el valor más prolongado, de degradación, en comparación
con todas las muestras de los suelos tanto con Atrazina comercial (43%) con el estándar. Según
el estudio realizado por Fuentes (2003), en muestras de suelo tipo franco limoso, se obtuvo un
porcentaje de degradación de Atrazina de 38% con una vida media de 70 días. Lo que significa
que existe una relación inversa entre el porcentaje de degradación y la vida media así como con
la granulometría del suelo. Para el suelo de Huautla la vida media estimada fue de 23 días. Por
lo que el patrón de degradación, no es igual en todos los tipos de suelos y todos los ambientes
(Fuentes, 2003).

En la evaluación de las cinéticas de degradación, a todas las muestras de suelo se les


adicionó la misma cantidad de Atrazina, sin embargo los parámetros cinéticos calculados para
cada tipo de suelo indican que existe una mayor degradación en las muestras con la Atrazina
estándar que con la Atrazina comercial (43%) (ver Tabla 14). Lo que significa que posiblemente
los aditivos presentes en el producto comercial utilizado (emulsificantes, coadyuvantes)
interfieren en cierto grado en la actividad biológica del suelo, lo que aumenta el riesgo de
contaminación de los mantos freáticos.

Atrazina (99.8%) Atrazina comercial (43%)

Yecapixtla Moyotepec Huautla Yecapixtla Moyotepec Huautla

Velocidad de
0.0058±0.011
degradación (días- 0.0767±0.0790 0.0539±0.0667 0.0352±0.071 0.0609±0.066 0.0420±0.0843
2
1)

T ½ (días) 9.03±0.047 12.85± 5.76 19.69±0.471 11.38±1.01 119.5±9.45 23.73±2.75

Degradación (%) 72.8±4.43 52.7±5.1 65.8±3.84 71.8±4.46 20.6±0.96 50.1±6.054

Tabla 14: Cinéticas de degradación en las muestras de suelos con Atrazina (99.8%) y con Atrazina
comercial (43%).

4.5 Adsorción de Atrazina


En la comparativa de los coeficientes de adsorción se puede observar que la Atrazina
(99.8%) se adsorbe mejor que con la Atrazina comercial (43%) esto se debe a la mejor
disponibilidad del estándar dado que su poca solubilidad permite un mayor tiempo de contacto
con el suelo. Por su parte la Atrazina comercial (43%) al encontrarse en una suspensión con
diluyentes, y dispersantes tiende a lixiviarse más rápidamente (ver resultados de transporte), por
lo que se limita el proceso de adsorción.

61
La adsorción en para cada sitio presenta un comportamiento inversamente proporcional
con su granulometría de tal forma que el suelo de Yecapixtla presenta una mayor adsorción y es
la que tiene un mayor contenido de arcilla le sigue la muestra de Moyotepec con una textura
franca y por último el suelo de Huautla que es franco-arenoso (ver tabla 15).

Sitio Atrazina comercial (43%) Atrazina (99.8%)


Kd [L*Kg-1] Kd [L*Kg-1]
Yecapixtla 0.4621 ±0.001 2.9710 ±0.001
Moyotepec 0.2034 ±0.002 2.1573 ±0.002
Huautla 0.0064 ±0.002 2.0835 ±0.001
Tabla 15: Coeficientes de adsorción en suelos con Atrazina (99.8%) y con Atrazina comercial (43%).

No existen comparativas de con diversos suelos en un solo estudio, sin embargo Correia
en (2007) presenta valores en su constante de adsorción de 2.42 para un suelo superficial de
tipo arcilloso con un textura 19%-03%-78% (arena, limo y arcilla). Estableciendo que la
adsorción no solo es consecuencia de la cantidad de materia orgánica en el suelo, sino también
por los movimientos que se le realizan en la labranza. Como se puede observar la Kd reportada
es un valor aproximado a las encontradas en este trabajo con respecto al uso de Atrazina
(99.8%). Por otro lado González-Márquez L. y Hansen (2009) reporta valores de adsorción de
0.8312 hasta 1.9265 de Kd para suelos limosos y arcillosos cuyos valores son próximos, aunque
menores, a los reportados en este documento con respecto a la Atrazina (99.8%).

Los coeficientes de distribución se obtuvieron normalizando los coeficientes de adsorción


con el contenido de carbono orgánico en porcentaje representado por la materia orgánica. De tal
forma que Koc= (Kd/%MO)*100 y se pueden observar en la tabla 16.

Suelo MO% Kd (L*Kg-1) Koc (L*Kg-1)

A comercial A estándar A comercial A estándar

Yecapixtla 6.60 0.4621 2.9710 7.0015 45.0152

Moyotepec 4.67 0.2034 2.1573 4.3554 46.1949

Huautla 2.16 0.0064 2.0835 0.2962 96.4583

Tabla 16: Coeficientes de distribución en las muestras de suelos con Atrazina (99.8%) y con Atrazina
comercial (43%).

62
González-Márquez (2005) reporta coeficientes de distribución para la Atrazina de 238.18
L*Kg-1 pero cita a (HSDB 2004) que reporta valores desde 54 hasta 1164 L*Kg-1, que
comparados con las muestras estudiadas en este trabajo, solo una, la de Huautla con Atrazina
(99.8%) puede coincidir con los citados en ningún caso establecen que tipo de Atrazina
utilizaron.

4.6 Transporte de Atrazina


Se realizaron análisis de transporte comparativos entre Atrazina (99.8%) y Atrazina
comercial (43%) donde para el primer caso a cada muestra de suelo se le adicionó un pulso de
Atrazina (99.8%) con una concentración de 240mg y se recolectaron muestras que fueron
analizadas con HPLC para determinar su concentración y calcular la Atrazina infiltrada. La tabla
17 presenta tanto la concentración de las muestras colectadas como la cantidad de Atrazina
infiltrada.

Pulso de Atrazina pura (99.8%) 240 mg/L masa de Atrazina adicionada 0.47 mg

Yecapixtla Moyotepec Huautla

tiempo mg mg mg
minutos mg/L infiltrados mg/L infiltrados mg/L infiltrados

1 21.883 0.027 28.490 0.026 22.214 0.022


2 24.838 0.030 28.490 0.026 22.662 0.023
3 24.838 0.030 28.041 0.025 23.111 0.023
4 24.453 0.030 27.593 0.025 23.111 0.023
5 24.067 0.029 27.593 0.025 24.007 0.024
7 23.682 0.029 27.593 0.025 21.318 0.021
10 22.526 0.027 27.145 0.024 20.869 0.021
15 22.526 0.027 25.672 0.023 20.165 0.020
20 21.241 0.026 23.559 0.021 20.165 0.020
25 20.984 0.026 22.662 0.020 19.397 0.019
30 20.598 0.025 22.214 0.020 19.397 0.019
40 19.635 0.024 16.387 0.015 19.012 0.019
Infiltrado 0.331 mg Infiltrado 0.275 mg Infiltrado 0.255 mg
Balance
de masa Retenido 0.139 mg Retenido 0.195 mg Retenido 0.215 mg

Tabla 17: Resultados de infiltración en las muestras de suelos con Atrazina (99.8%).

63
Los gráficos que se presentan en las figuras de la 28 a la 31 muestran el
comportamiento de la infiltración de Atrazina (99.8%) a través de la variación de la
concentración de la misma en las muestras colectadas del agua infiltrada por la columna con la
muestra de suelo, con respecto al tiempo

Figura 24. Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo de la muestra de suelo de Yecapixtla.

Figura 25: Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo de la muestra de suelo de Moyotepec.

64
Figura 26: Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo de la muestra de suelo de Huautla.

Figura 27: Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo en las diversas muestras de suelos.

Se puede observar que la velocidad de infiltración es mayor en Moyotepec y Yecapixtla


así como Huautla presentan un comportamiento similar y menor en su velocidad de infiltración
aunque Huautla a partir del minuto 25 comienza con un comportamiento asintótico lo que
denota un equilibrio.

65
Para el caso de los análisis realizados con la Atrazina comercial (43%) también se utilizó
un pulso de Atrazina con una concentración de 240 mg/L que se les adiciono a cada muestra de
suelo. La tabla 18 muestra los resultados obtenidos.

Pulso de Atrazina comercial (43%) 240 mg/L masa de Atrazina adicionada 0.47 mg
Yecapixtla Moyotepec Huautla
tiempo mg/L mg mg/L mg mg/L mg
minutos infiltrados infiltrados infiltrados
1 14.5 0.016 20.9 0.025 20.2 0.020
2 14.8 0.016 26.7 0.032 21.8 0.021
3 15.1 0.017 20.9 0.025 21.3 0.021
4 16.7 0.018 20.0 0.024 20.9 0.020
5 17.9 0.020 18.6 0.022 19.1 0.019
7 17.9 0.020 15.6 0.019 19.1 0.019
10 16.7 0.018 9.7 0.012 18.6 0.018
15 16.7 0.018 9.6 0.011 17.5 0.017
20 16.3 0.018 9.4 0.011 17.1 0.017
25 15.2 0.017 9.4 0.011 16.7 0.016
30 9.7 0.011 9.0 0.011 16.3 0.016
40 8.8 0.010 8.6 0.010 15.2 0.015
Balance Infiltrado 0.198 mg Infiltrado 0.214 mg infiltrado 0.219 mg
de masa Retenido 0.272 mg Retenido 0.256 mg retenido 0.251 mg
Tabla 18. Resultados de infiltración en suelos con Atrazina comercial (43%).

El comportamiento de la infiltración de la Atrazina comercial (43%) a través de la


variación de la concentración de ésta en las muestras colectadas del agua infiltrada por la
columna empacadas con las muestras de suelo, con respecto al tiempo se pueden observar en
los gráficos que se presentan en las figuras de la 28 a la 31.

66
Figura 28: Gráfico de infiltración de Atrazina comercial (43%) vs tiempo de la muestra de suelo de
Yecapixtla.

Figura 29. Gráfico de infiltración de Atrazina comercial (43%) vs tiempo de la muestra de suelo de
Moyotepec.

67
Figura 30: Gráfico de infiltración de Atrazina comercial (43%) vs tiempo de la muestra de suelo de
Huautla.

Figura 31: Gráfico de infiltración de Atrazina (99.8%) vs tiempo en las diversas muestras de suelos.

El coeficiente de dispersión se calculó con el modelo Víctor 0.1 cuya base es la ecuación
de advección-difusión que aplica para una columna semi-infita que involucra la presencia de una
reacción de primer orden y un pulso de Atrazina constante en una frontera como la que se
muestra a continuación.

68
Donde:

Cc es la concentración del contaminante en la fase liquida mg/L


t es el tiempo en minutos
x es la distancia que recorre en cm
D coeficiente de dispersión cm2/min
V es la velocidad del poro en cm/min
Kd es el coeficiente de adsorción en L/mg

Dado que el modelo contemplo al coeficiente como una variable independiente se tuvo
que modificar hasta que la curva del modelo se ajustó con la experimental.

La dispersividad se calculó de acuerdo con los resultados arrojados por el mismo modelo
a través de una razón entre el coeficiente de dispersión y la velocidad de poro que fue supuesta
y unificada para todas las muestras (0.01 cm*min-1) (ver tabla 19).

Coeficiente de dispersión (cm2*min-1) Dispersividad (cm)

Comercial Estándar Comercial Estándar


Yecapixtla 4 5.8 400 580
Moyotepec 15 6 1500 600
Huautla 4.8 4.6 480 460
Tabla 19: Resultados de la dispersividad de las muestras de suelos con Atrazina (99.8%) y con Atrazina
comercial (43%).

De los tres casos de estudio utilizando Atrazina comercial (43%) se puede observar que
la muestra de Yecapixtla presentó una menor dispersividad lo que representa un menor tiempo
de residencia en el suelo y por tanto una mayor disponibilidad para la migración. Cuando se usa
Atrazina (99.8%) la menor dispersividad se observa en el sitio de Huautla que aunados a sus
deficiencias en la degradación y a la baja capacidad de adsorción incrementa la probabilidad de
migración de la Atrazina a los mantos freáticos dado que los procesos de infiltración son los
dominantes. Es importante establecer que los valores son mayores a los reportados por diversos
autores como Guillen-Garcés (2008) cuyas dispersividades van de 63.3 cm a 322.6 cm aunque

69
se debe tomar en cuenta que los tipos de suelos son diferentes en su textura siendo los
estudiados en este trabajo de granulometría más gruesa (Stegmann, 2001).

4.6 Migración de Atrazina


De acuerdo con los resultados obtenidos que se resumen en la tabla 20 se puede analizar
el proceso de migración de la Atrazina en sus dos presentaciones usadas y en cada tipo de
suelo.

Parámetro Yecapixtla Moyotepec Huautla


Comercial Estándar Comercial Estándar Comercial Estándar
pH 7.55 6.48 6.20
C. de campo 16.30 14.48 3.84
M. Orgánica 6.60 4.67 2.16
Humedad 19.50 15.03 15.90
Granulometría Franco arcilloso Franco Franco arenoso
Vel. de degrad.}
0.0609 0.0767 0.0058 0.0539 0.0420 0.0352
(días-1)
T ½ (días) 11.38 9.03 119.5 12.85 23.73 19.69
Degradación 52.7
71.8 72.8 20.6 50.1 65.8
(%)
Coef. de disp. 4 5.8 15 6 4.8 4.6
[cm2*min-1]
Dispersividad 400 580 1500 600 480 460
[cm]
Coef. de ads. 0.4620 2.9710 0.2034 2.1573 0.0064 2.0835
[L*Kg ]
-1

Tabla 20: Concentrado de resultados en las muestras de suelos con Atrazina (99.8%) y con Atrazina
comercial (43%).
Realizando corridas de degradación en conjunto con adsorción, para cada caso, se puede
observar, en las siguientes gráficas, los días que se requieren para poder disipar la Atrazina
hasta alcanzar una concentración menor al límite máximo que es de 0.02 µg/L así como el
proceso de disipación dominante de cada caso.

70
Figura 32: Tiempo de disipación de Atrazina (99.8%) en la muestra de suelo de Yecapixtla.

Figura 33: Tiempo de disipación de Atrazina (99.8%) en la muestra de suelo de Moyotepec.

71
Figura 34: Tiempo de disipación de Atrazina (99.8%) en la muestra de Huautla.

Figura 35: Tiempo de disipación de la Atrazina comercial (43%) en la muestra de suelo de Yecapixtla.

72
Figura 36: Tiempo de disipación de la Atrazina comercial (43%) en la muestra de suelo de Moyotepec.

Figura 37: Tiempo de disipación de la Atrazina comercial (43%) en la muestra de Huautla.

Se puede observar que el proceso de disipación dominante, en todos los casos, es la


adsorción. Esto bajo la suposición de que no haya lluvias durante esos días, y que solo se
mantenga la humedad al 50% de su capacidad de campo en cada caso.

73
La biodegradación es más favorecida con la Atrazina comercial (43%) que con el estándar;
siendo la muestra de suelo de Huautla donde se presenta en mayor porcentaje, seguida de la de
Yecapixtla y finalmente la Moyotepec, esto sin perder de vista que el tiempo es mayor. En el
caso de la biodegradación de Atrazina (99.8%) la velocidad es mayor pero la disponibilidad es
muy limitada.

Persistencia Atrazina comercial (43%) Atrazina (99.8%)


Día Conc. Final µg/L Día Conc. Final µg/L
Yecapixtla 24 0.018 6 0.0017
Moyotepec 53 0.017 12 0.0038
Huautla 75 0.019 6 0.0016
Tabla 21: Resultados de la simulación de persistencia en las muestras de suelos con Atrazina (99.8%) y
con Atrazina comercial (43%).

La tabla 21 muestra los días que tarda la Atrazina en disiparse hasta una concentración
menor al límite máximo aceptable que es de 0.02 µg/L y como se puede observar la Atrazina
(99.8%) se disipa en la muestra de Yecapixtla y en la de Huautla en 6 días; y en la de
Moyotepec en 12 días siendo este el sitio con mayor riesgo de que la Atrazina migre al manto
freático si se presentaran lluvias antes de ese día (Linares 2012). Esto también es respaldado
por Candela (2003) que establece que a pesar de que existen muchos factores de tipo
climatológicos y meteorológicos que condicionan la presencia de un plaguicida en la aguas
subterráneas existen dos aspectos que se deben considerar una vez aplicado el contaminante:
los mecanismos que condicionan la disipación (degradación y adsorción) y los procesos de flujo
y transporte a través de la zona no saturada.

Todos los casos semejantes a los resultados de Raymundo (2009) que reporta 19 días el
tiempo que tarda en en un Andosol. González-Márquez (2005) establece que la Atrazina tiene
una persistencia de 14 años después de aplicarla. La diferencia con este autor es que su
prioridad es saber cuánto tiempo permanece la Atrazina en el suelo hasta que se degrada y para
este trabajo es determinar el tiempo en que se retiene y se biodegrada a tal punto en el que lo
que se infiltre sea menor a límite establecido por la Organización mundial de salud.

Por otro lado los días que tarda en disiparse la Atrazina comercial (43%) en las muestras
de Yecapixtla implica casi un mes -24 días-, para la de Moyotepec de 53 días y la de Huautla
donde se requieren de 2 meses y medio lo cual la probabilidad de que llueva y se infiltre es
mayor, incrementando el riesgo de migración.

74
Por su parte Yecapixtla, utilizando Atrazina (99.8%) , presentó el mayor coeficiente de
adsorción y consecuentemente valores de dispersión altos, también se puede observar que los
procesos de degradación son rápidos y con un porcentaje elevado. Lo que indica que es el suelo
que limita más la migración de la Atrazina. Las pruebas con Atrazina (99.8%) arrojaron una
mayor adsorción y velocidad de degradación que con la comercial, los procesos de infiltración y
dispersión son muy parecidos.

El caso de Moyotepec presentó problemas de adsorción y degradación tanto para la


Atrazina comercial (43%) como para el estándar, lo que significa que tiene un mayor riesgo de
infiltración y de contaminar los mantos freáticos. La matriz del suelo muestra una retención por
adsorción media comparada con los otros suelos, sin embargo por la rapidez con que se mueve
se limitaría este proceso y la Atrazina mantendría su persistencia.

El último caso es el del suelo de Huautla donde los mecanismos de dispersión son altos
comparados con los otros suelos estudiados, presenta la menor adsorción y a pesar de que el
porcentaje de degradación es alto su velocidad es baja razones por las cuales lo vuelve el sitio y
las condiciones más peligrosas, capaz de contaminar los mantos freáticos.

Independientemente de los tipos de suelos se pudo observar que la presentación de la


Atrazina juega un papel importante en la migración. La Atrazina comercial (43%) usada se
encontraba en forma de suspensión, e implica que contenga disolventes, emulsificantes y
dispersantes lo cual limita los procesos de disipación y favorece los de dispersión. La Atrazina
(99.8%) se encontraba en polvo y por las características fisicoquímicas de la misma su
dispersión es limitada lo que favorece los procesos de disipación. Raymundo (2009) no reporta
el tipo de Atrazina utilizado ni la presentación. Por su parte la metodología de Linares (2012)
indica que realizaron una aplicación de Atrazina al suelo pero no establece la presentación que
se usó lo que limita la comparación de sus resultados. González-Villeda (2009) cita que utilizó
Atrazina en polvo con un 98.1% de pureza para sus trabajos de evaluación de la mineralización
de la Atrazina. González-Márquez (2005) cita que utilizó una solución de Atrazina pero no
establece si es un estándar o Atrazina comercial (43%) ni su presentación original. Guillen-
Garcés (2008) también cita que utilizó una solución de Atrazina pero no establece que tipo
utilizo ni la presentación original.

75
CAPÍTULO 5. CONCLUSIONES

Con el objetivo de comparar la variabilidad de la migración con respecto a la


presentación todos los análisis se realizaron con dos tipos de Atrazina una pura al 99.8%
(estándar) cuya presentación es en polvo la cual se diluyo en agua en diversas concentraciones
para realizar todos los experimentos y otra que es de tipo comercial al 43% y se encuentra en
forma de suspensión desconociendo los disolventes, dispersantes y cualquier otro compuesto
agregado en la formulación.

Se identificaron 3 tipos de suelos que por su textura se consideran el de la muestra de


Yecapixtla: franco arcilloso, el de la muestra de Moyotepec: franco y el de la muestra de Huautla
franco arenoso, siendo este último el de granulometría más grande comparado con los
anteriores, con la menor porosidad, capacidad de campo y contenido de materia orgánica.

Crecieron cocos Gram positivos y bacilos Gram negativos en medios líquidos y sólidos
con la adición de Atrazina en ausencia de fuentes adicionales de carbono y nitrógeno.

Los coeficientes de adsorción van de 0.0064 L/Kg hasta 2.971 L/Kg y las velocidades
de biodegradación van desde 0.0058 días-1 hasta 0.0767 días-1 y la los coeficientes de
infiltración 4 a 15 cm2/min, lo cual implica que la hipótesis establecida se cumple y se puede
afirmar que la textura y el contenido de materia orgánica en los suelos son determinantes para
la retención y degradación de los contaminantes en partículas de la Atrazina.

En una comparación de los suelos y su respuesta con respecto a la adición de la Atrazina


se puede concluir que las muestras de Moyotepec y Huautla son los que presentan mayor riego
de migración a diferencia de la muestra de Yecapixtla, también se observa una dependencia en
la presentación del herbicida. Siendo más peligrosa la presentación en suspensión que la
presentación concentrada y en polvo.

Existe una variable adicional que se debe citar que es la falta control de aplicación de la
Atrazina que tienen los agricultores, tanto en la dosis como en la frecuencia, dado que no
existen capacitaciones ni un control de venta, limitándose a las recomendaciones del fabricante;
que toma en cuenta el periodo estacional en el que se debe aplicar ni bajo que condiciones. Lo
cual exhibe las carencias de un marco legal con respecto a este plaguicida y la necesidad de
concebirlas utilizando las investigaciones disponibles.

76
CAPÍTULO 6. RECOMENDACIONES

Es importante que exista un marco regulatorio de la Atrazina, no solo en su importación y


producción, sino en su presentación, dosis y aplicación. Preferentemente se debe promover la
sustitución del producto y mejor aún la eliminación del mismo.

Debido a las condiciones y al tiempo que llega conformar un marco regulatorio del país
es importante que se realicen planes y programas que contemplen capacitaciones a los
agricultores que usan la Atrazina, para que apliquen la dosis mínima haciendo una
concientización del daño potencial que implica la migración del producto no aprovechado;
también deben conocer los periodos de aplicación en los cuales el riego de migración se puede
disminuir siendo la temporada de estiaje la menos nociva. Las condiciones de aplicación
también son un factor importante que deben conocer los agricultores, se debe mantener la
humedad del suelo de tal forma que en éste se promuevan los procesos de degradación y de
adsorción, pero que se limiten los de transporte.

Se deben realizar aún más estudios tanto en el área ambiental como en la de salud para
poder establecer la conveniencia de su uso y así fundamentar el marco regulatorio.

Para los sitios que ya presentan una contaminación con este herbicida se deben realizar
los estudios de remediación y la implementación de mismo de tal forma que se disminuya el
riesgo de que la Atrazina migre y contamine los mantos freáticos, en el mejor de los casos se
deben localizar los sitios contaminados y remediarlos.

77
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Agricultura, Ed. (2012). Depósito de documentos de la FAO. Recuperado el 22 del 10 de 2012,


de depósito de documentos de la FAO: http://www.fao.org/docrep/005/x2570s/X2570S09.htm

Albert Lilia A. (2005). Panorama de los plaguicidas en México; 7° Congreso de Actualización en


Toxicología Clínica revista de toxicología en línea. Recuperado el 6 de julio de 2014 de
http://www.sertox.com.ar/retel/n08/01.pdf

ASTM. (1996-2012). ASTM Standard. Recuperado el 26 de noviembre de 2012, de ASTM


Standard: www.astm.org/index.shtml

Bedmar F; Costa J. L; Gimenez D; y Daniel P. (2011). Transporte de Atrazina en columnas no


disturbadas de suelo superficial y subsuperficial del sud-sudeste de la provincia de buenos aires,
Argentina. Estudios en la Zona no Saturada del Suelo. Vol X. recuperado de
http://www.zonanosaturada.com/zns11/publications/p151.pdf

Bedmar, F. (2010). Persistencia y transporte de los herbicidas Atrazina, Metolacloro y


Metsulfuron en dos suelos de la provincia de Buenos Aires. agrolluvia.com, portal informativo
para el productor agropecuario. Recuperado el 12 de 04 de 2012 de http://agrolluvia.com/wp-
content/uploads/2010/06/PERSISTENCIA-Y-TRANSPORTE-DE-LOS-HERBICIDAS-ATRAZINA-
METOLACLORO-Y-METSULFURÓN-EN-DOS-SUELOS-DE-LA-PROV-DE-BS.pdf

Bird Robert (2006). Fenómenos de transporte. 2a Ed. Lumisa Wiley. México. Recuperado
el 14 de agosto de 2014 de
http://universoelegante10.files.wordpress.com/2012/12/fenc3b3menos-de-transporte-bird-
stewart-lightfoot-2a-ed-2006.pdf

Briceño-Muñoz, G. E. (2009). Influencia de la Aplicación de Purines de Origen Bovino Sobre


la Persistencia de Atrazina en Suelo de Uso Agrícola: Estudios de Adsorción y Degradación.
Temuco, Chile: Universidad de la Frontera. Recuperado el 25 de marzo de 2014 de
http://eds.a.ebscohost.com/eds/detail/detail?vid=14&sid=1a09d144-a1b7-40ff-a6ec-
15caafc68288%40sessionmgr4006&hid=4203&bdata=Jmxhbmc9ZXMmc2l0ZT1lZHMtbGl2ZS
ZzY29wZT1zaXRl#AN=S0929139316300373&db=edselp

78
Carolina del Norte libre de tóxicos. (2011). Atrazina en el agua de Carolina del Norte. toxic
free CN. Recuperado el 25 de abril de 2012, de
http://www.toxicfreenc.org/espanol/informate/Hojas%20de%20Datos/Atrazine.html

Centro Panamericano de Ecología Humana y Salud. (1993). Atrazina, Guía Para la Salud Y
la Seguridad. Metepec, Edo. Mex.: Organización Mundial de la Salud. Recuperado el 24 de marzo
de 2014 de http://www.bvsde.paho.org/bvsacd/eco/036143.pdf

Cisneros V. Fausto (1995). Control de Plagas Agrícolas. Capitulo 9: control químico.


Recuperado 30 de enero de 2013 de
http://www.avocadosource.com/books/cisnerosfausto1995/cpa_toc.htm,
http://www.avocadosource.com/books/cisnerosfausto1995/CPA_9_PG_148-231.pdf

Citado por "Carolina del Norte libre de tóxicos". (2011). Toxic free CN. Recuperado el 25 de
04 de 2012, de Atrazina en el agua de Carolina del Norte:
http://www.toxicfreenc.org/espanol/informate/Hojas%20de%20Datos/Atrazine.html

CICOPLAFEST (Comisión intersecretarial para el control del proceso y uso de plaguicidas,


fertilizantes y sustancias toxicas) (2004), Catalogo de plaguicidas. Recuperado el 27 de febrero
de 2013 de
http://www.cofepris.gob.mx/AZ/Paginas/Plaguicidas%20y%20Fertilizantes/CatalogoPlaguicida
s.aspx

Conti, i. a. (2010). Propiedades Fisicoquímicas del suelo. Recuperado el 19 de mayo de


2013, de universidad de buenos aires:
ftp://ftp.at.fcen.uba.ar/maestria/SUELOS/MaterialDeLectura/COLOIDES.pdf

Correia F. V, Langenbach T. y Campos T. M. (2010). Avaliação do transporte de atrazina em


solos sob diferentes condições de manejo agrícola. Ciencia do solo. 34 pag. 525-534 Brasil.
Recuperado el 21 de noviembre de 2014 de
http://www.scielo.br/pdf/rbcs/v34n2/v34n2a26.pdf

Correia, F. V. (2007). Adsorcao de Atrazina em Solo Tropical Sob Plantio Directo e


Convencional. Revista Pesticidas: ecotoxicol e medio ambiente, curitiba vol 7, pg 37-46.
Recuperado el 25 de abril de 2013 de
http://revistas.ufpr.br/pesticidas/article/viewFile/10663/7105

79
Cox, L. (2003). Estudios de la Zona No Saturada del Suelo de Cambios en la
adsorción/biodisponibilidad de dos fungicidas con el tiempo de residencia en el suelo.
Recuperado el 02 de junio de 2013 de:
http://digital.csic.es/bitstream/10261/63104/1/Cambios%20en%20la%20adsorci%C3%B3n-
biodisponibilidad%20de%20dos%20fungicidas.pdf

Cresques J. (2012). Agroquímica. Enciclopedia universal. Recuperado el 04 de mayo de


2013 de http://enciclopedia_universal.esacademic.com/57810/Agroqu%C3%ADmica

Cristán Frías Arturo, Rodríguez Tapia Claudia, Alatorre Eden Wynter Rocío, Loredo Medina
Olga L; Castro Díaz José, López Olvera Jesús I. (2000). Características de peligrosidad ambiental
de plaguicidas. INE, recuperado 16 de septiembre de 2014 de
http://www2.inecc.gob.mx/publicaciones/

De la Redacción (2010). Fertilizantes y herbicidas: cuestión de presupuesto; La jornada 17


de julio de 2010. Recuperado el 19 de septiembre de 2014 de
http://www.jornada.unam.mx/2010/07/17/politica/003n1pol

De la Vega Mariano (2005). La Atrazina: Características y su utilización en barbecho


químico para maíz en mezcla de tanque con glifosato. INTA (Instituto Nacional de Tecnología
Agropecuaria). Argentina. Recuperado el 03 de agosto de 2015 de
http://inta.gob.ar/documentos/la-atrazina-caracteristicas-y-su-utilizacion-en-barbecho-quimico-
para-maiz-en-mezcla-de-tanque-con-glifosato/

Departamento de Agricultura. (1996). Depósito de Documentos de la FAO. Recuperado el


21 de marzo de 2012, de Manejo de melazas para países en desarrollo, herbicidas:
http://www.fao.org/docrep/T1147S/t1147s0e.htm

Departamento de Edafología y Química Agrícola (2013). Clasificación de suelos.


Universidad de Granada España. Consultado el 22 de enero de 2013 de
http://edafologia.ugr.es/programas_suelos/practclas/clasol/comun/subunwrb.htm

Diario oficial de la Unión Europea, 10/03/2010, reglamento 196/2010, modificación del


anexo 1 del reglamento 689/2008 recuperado el 14 de octubre de 1015 de http://eur-
lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2012:072:FULL:ES:PDF

80
Dirección General de Servicios Agrícolas (2011), Resolución 201104029 dosis máxima de
Atrazina en cultivos. Montevideo Uruguay. Recuperado el 18 de octubre de 2014 de
https://www.mgap.gub.uy/dgssaa/Normativa/Archivos/PROD_FIT_RES_DGSA/Res_DGSA_29_
atrazina_250711.pdf el 21/02/2014

EPA (Environmental Protection Agency), (2006). decision documents for atrazine.


Finalization of Atrazine IRED, and Completion of Tolerance Reassessment and Reregistration
Eligibility Process (April 6, 2006) recuperado el día 12 de agosto de 2015 de
https://www3.epa.gov/pesticides/chem_search/reg_actions/reregistration/red_PC-080803_1-
Apr-06.pdf

EPA (Environmental Protection Agency), (1998). OPPTS 835.1220 Sediment and soil
Adsorption/desorption Isotherm. Fate, Transport and Transformation Test Guidelines, 1-20.
Recuperado el 10 de noviembre de 2016 de
https://nepis.epa.gov/Exe/ZyNET.exe/P100G6XK.txt?ZyActionD=ZyDocument&Client=EPA&Ind
ex=1995%20Thru%201999&Docs=&Query=&Time=&EndTime=&SearchMethod=1&TocRestrict
=n&Toc=&TocEntry=&QField=&QFieldYear=&QFieldMonth=&QFieldDay=&UseQField=&IntQField
Op=0&ExtQFieldOp=0&XmlQuery=&File=D%3A%5CZYFILES%5CINDEX%20DATA%5C95THRU99
%5CTXT%5C00000033%5CP100G6XK.txt&User=ANONYMOUS&Password=anonymous&SortMe
thod=h%7C-
&MaximumDocuments=1&FuzzyDegree=0&ImageQuality=r75g8/r75g8/x150y150g16/i425&
Display=hpfr&DefSeekPage=x&SearchBack=ZyActionL&Back=ZyActionS&BackDesc=Results%2
0page&MaximumPages=19&ZyEntry=2&slide

EPA (Environmental Protection Agency), (2001). Results of the Lake Michigan Mass
Balance Study: Atrazine Data Report. Recuperado el 05 de enero de 2015 de
http://www.epa.gov/greatlakes/lmmb/results/atra_final.pdf

FAO [Food and Agriculture Organisation] (2002). Los fertilizantes y su uso. Roma, Italia. 4ª
Edición. Revisada por la asociación internacional de la industria de los fertilizantes. Recuperada
23 de octubre de 2016 de ftp://ftp.fao.org/agl/agll/docs/fertuso.pdf

FAO [food and Agriculture Organisation], (2006). Código internacional de conducta para la
distribución y utilización de plaguicidas. Versión revisada Roma Italia. 2006. Recuperado el día
25 de octubre de 2016 de http://www.fao.org/3/a-a0220s.pdf

81
FAO (Food and Agriculture Organisation), (1996) Eliminación de Grandes Cantidades de
Plaguicidas en Desuso en los Países en Desarrollo - Colección FAO: Eliminación de Plaguicidas –
4. Recuperado el 23 de marzo de 2014 de
http://www.fao.org/docrep/w1604s/w1604s00.htm#Contents y
http://www.fao.org/docrep/w2598s/w2598s06.htm#TopOfPage

FAO (Food and Agriculture Organisation), (2000) Evaluación de la contaminación del suelo:
manual de referencia; apéndice: Hoja de datos sobre los plaguicidas. Recuperado de
http://www.fao.org/docrep/005/x2570s/x2570s09.htm

Fernández N. E; Etel P. E y Maher E. S. (2012). Los plaguicidas aquí y ahora - 1a ed. -


Buenos Aires, Ministerio de Educación de la Nación. 124 p. recuperado 24 de julio de 2015 de
http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Montevideo/pdf/EDI-DAR1-
plaguicidas.pdf

Foth, Henry D. (1987), Fundamentos de la ciencia del suelo. Compañía editorial


continental S.A. México. Pg. 13 a 21.

Freitas A. R; Maria de Lima J; De Souza M. C. A; Montoani S. B; Fráguas de Carvalho R; y


Guimarães G. L. R. (2013) Atrazine in a corn cultivated area and its Relation with the landscape
position. Ciênc. agrotec., Lavras, v. 37, n. 5, p. 389-396. Recuperado el 20 junio de 2015 de
http://www.scielo.br/pdf/cagro/v37n5/01.pdf

Fuentes, C. L., Lozano, A., Guerrero-Dallos, J. A. (2003). Comportamiento y destino


ambiental de la Atrazina en el suelo: detección por HPLC y 14C de las concentraciones
ambientales bajo condiciones controladas y de campo en Saldaña-Tolima. Agronomía
colombiana, vol. 21 num. 1-2, enero-agosto, 2003, pp. 29-48 Universidad Nacional de Colombia
Bogotá. Colombia. Recuperado el 10 de noviembre de 2011 de
http://www.redalyc.org/pdf/1803/180317942004.pdf

Funari, E. D. (1995). Pesticide levels in groundwater: Value and limitations of monitoring.


En E. D. Funari, Chapter 1: 3-44. In: Pesticide risk in groundwater (pág. 275p). Florida, USA,
275p: Vighi, M., and Funari, E. CRC Press, Inc. Boca Raton. Colsultado el 23 de noviembre de
2012 en
https://books.google.com.mx/books?hl=es&lr=&id=fiSzFPJXXO0C&oi=fnd&pg=PA3&dq=Pestici

82
de+levels+in+groundwater:+Value+and+limitations+of+monitoring&ots=Ntceir9e3C&sig=E_MrT
G4JqacXzDyLqKxrPWwbmkE#v=onepage&q=Pesticide%20levels%20in%20groundwater%3A%2
0Value%20and%20limitations%20of%20monitoring&f=false

Galíndez Nájera Silvia Patricia (2010). Biodegradación simultanea de los herbicidas


Atrazina y simazina por un cultivo bacteriano binario en un reactor de biopelicula. Tesis IPN,
escuela nacional de ciencias biológicas. Recuperado el 15 de abril de 2013 de
http://itzamna.bnct.ipn.mx/bitstream/handle/123456789/9271/85.pdf?sequence=1

Garnica, M. (2008). “biodegradación del herbicida triazinico, Atrazina, por una comunidad
bacteriana, seleccionada en quimiostato, inmovilizada en reactores de lecho empacado”. Tesis
IPN, recuperdada el 17 de diciembre de 2013 de
http://biblioteca.universia.net/html_bura/ficha/params/title/biodegradacion-herbicida-
triazinico-atrazina-comunidad-bacteriana-seleccionada-quimiostato-inmovilizada-
reactores/id/48360018.html

González-Márquez, L. C. (2005). Migración de Herbicidas (Atrazina y 2,4-D) en el Suelo del


Distrito de Riego 063, Guasave, Sinaloa. Jiutepec, Morelos: Tesis UNAM, División de estudios de
posgrado, Facultad de ingeniería.

González-Márquez, L. C. (2009). Adsorción y mineralización de atrazina y relación con


parámetros de suelos del DR 063 Guasave, Sinaloa. Revista Mexicana de Ciencias Geológicas,
26 (3), 587-599.

González-Márquez, L. C. y Hansen Anne M. (2009). Efecto de la salinidad en la adsorción y


desorsión de la atrazina en suelos agrícolas. Articulo para la revista internacional de
contaminación ambiental. Recuperado el 10 de noviembre de 2015 de
http://www.revistascca.unam.mx/rica/index.php/rica/article/view/45516

Guarracino, L. (1999). Simulación numérica del transporte del herbicida glifosato en la


zona no saturada. Estudios de la Zona No Saturada del Suelo, tesis, pg 151-155.

Guillen-Garcés, R. A. (2008). Influencia del Nitrógeno sobre la Migración de Atrazina en el


Suelo. MEXICO DF: UNAM. Tesis. Pg 78-80

83
Hang, S. (2002). Adsorción de atrazina y su relación con las características
sedimientológicas y/o desarrollo del perfil de dos suelos de la provincia de Córdoba. Revista de
Investigaciones Agropecuarias, 31 (003), 73-87. Consultado el 19 de enero de 2013 en
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=86431306

Hang, S. (2003). Evolución de la Degradación de la Atrazina en dos Perfiles de Suelo de la


Provincia de Córdova Argentina. Revista de Investigaciones Agropecuarias , pg 57-69.
Recuperado el 16 de septiembre de 2013 de
https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3995849.pdf

Hansen A. M; Treviño-Quintanilla L. G; Márquez-Pacheco H; Villada-Canela M; González-


Márquez L. C; Guillén-Garcés R. A; y Hernández-Antonio A. (2013). Atrazina un herbicida
polémico. Recuperado el 23 de septiembre de 2014 de
http://www.journals.unam.mx/index.php/rica/article/view/41420

Higueras P., R. O. (2013). Mineralogía y procesos de contaminación de suelos. Recuperado


el 19 de mayo de 2013, de Universidad de Castilla La Mancha:
http://www.uclm.es/users/higueras/mga/Tema03/Tema_03_Suelos_3_4.htm

Hodgson J. M. (1987). Muestreo y descripción de suelos. Editorial Reverte s.a. España. Pg.
10-23.

Libre de Tóxicos Carolina del Norte (2011) (s.f) Atrazina en el agua de Carolina del Norte.
Hoja informativa recuperado el 13 de marzo de 2013 de
http://www.toxicfreenc.org/espanol/informate/Hojas%20de%20Datos/Atrazine.html

Hutson, J. (2007). Register of Ecological Models [REM]. Recuperado el 27 de noviembre de


2012, de ecobas.org: http://ecobas.org/www-server/rem/mdb/leachm.html

INEGI (Instituto nacional de ecología y cambio climático) (1994). Estadísticas del Medio
Ambiente de México. México: INEGI. Recuperado el 24 de octubre de 2016 de
http://www3.inegi.org.mx/sistemas/temas/default.aspx?s=est&c=21385

INEGI (Instituto nacional de ecología y cambio climático) edt. (2006). Manual de técnicas
de análisis de suelos aplicadas a la remediación de sitios contaminados. México. Recuperado el
12 de diciembre de 2011 de http://www.inecc.gob.mx/descargas/publicaciones/509.pdf

84
INECC (Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático) (2012). Ficha técnica de
Atrazina. México. Recuperado 15 de abril de 2015 de
http://www2.inecc.gob.mx/sistemas/plaguicidas/pdf/atrazina.pdf

INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) (2011). Sistema para la consulta del
anuario estadístico de Morelos 2011. Recuperado 15 de agosto de 2014 de
http://inegi.mx/est/contenidos/espanol/sistemas/aee11/info/mor/mapas.pdf

INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) (2012). Anuario estadístico de


Morelos 2012, 2011. Recuperado el 12 de septiembre de 2013 de
http://www.inegi.org.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/integracion/pais/a
nuario_multi/2012/mor/702825045951.pdf

INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) (2015). Anuario estadístico de


Morelos 2015. Recuperado 24 de octubre 2016 de
http://www.datatur.sectur.gob.mx/ITxEF_Docs/MOR_ANUARIO_PDF15.pdf

INTA (Instituto Nacional de Tecnologías Agropecuarias) (2012). Técnicas de toma y


remisión de muestras de suelos. Argentina. Recuperado el 25 de enero de 2014 de
http://inta.gob.ar/documentos/muestreo-de-suelos

Iriondo, Martin H. (2009). Introducción a la geología. 2ª Edición. Córdoba, España. Editorial


Brujas. Página 88

Jarvis, N. (s.f.). Department of Soil Sciences. Recuperado el 27 de noviembre de 2012, de


The MACRO Model (Version 4.3): http://www-
mv.slu.se/webfiles/bgf/MACRO/macro43/TechMacro43.pdf

Jaume, G. d. (2011). Tema 5 estructura y propiedades moleculares. Recuperado el 13 de


mayo de 2013, de tema 5 estructura y propiedades moleculares:
http://www.sinorg.uji.es/Docencia/APMQ/TEMA5AQO.pdf

Klein, M. (2002). Focus about PELMO. Recuperado el 27 de noviembre de 2012, de


http://viso.ei.jrc.it/focus/gw/models/PELMO/index.html

85
Koskinen, W.C. y Clay S. A. (1997). Factors affecting atrazine fate in North Central U.S.
Soils. Rev. Environ.Contam. Toxicol, 151:117-165. Recuperado el 24 de febrero de 2014 de
https://books.google.com.mx/books?id=99jiBwAAQBAJ&pg=PA117&dq=Factors+affecting+atr
azine+fate+in+North+Central+U.S.+Soils.&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiHjLmO6PfMAhXl7oMKH
ZdPDgMQ6AEIOzAB#v=onepage&q=Factors%20affecting%20atrazine%20fate%20in%20North
%20Central%20U.S.%20Soils.&f=false

Labrada R, Caseley J.C. y Parker C, (1996). Manejo de malezas para países en desarrollo.
Organización de las naciones unidas para la agricultura y la alimentación (FAO). Consultado el
26 de enero de 2011 de http://www.fao.org/docrep/t1147s/t1147s00.htm

Laufgang S. y Moya J. (2006). Difusión. Conocimiento de materiales I, departamento de


ingeniería mecánica, Universidad de Buenos Aires Argentina. Recuperado el 2 de mayo de 2013
de http://materias.fi.uba.ar/6713/difusion-repaso.pdf

Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, (2016) cámara de


diputados del H. Congreso de la Unión. Diario oficial de la federación (DOF) 1988. Última
reforma publicada en el DOF 13-05-2016. Recuperada 23 de octubre de 2016 de
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/148_130516.pdf

Linares Forero Jorge Armando (2012).Aplicación de un modelo unidimensional para flujo


en suelos saturados y no saturados y transporte de herbicidas. Aplicación en zona centro de la
provincia de córdoba. Universidad Nacional de Córdova Argentina. Recuperado el 18 de
septiembre de 2013 de
http://www.efn.uncor.edu/posgrado/rrhh/asignaturaspdf/Tesis/Tesis_JL_2012.pdf

Manahan Stanley E. (2007). Introducción a la química ambiental. Editorial reverté UNAM


México. Pg 105-120

Márquez-Pacheco, H. (2009). Atenuación Natural de Atrazina en perfiles de suelo de


Guasave Sinaloa. Morelos, México. Tesis. Pg 78-81 recuperado el 11 de abril de 2012 de
http://www.ptolomeo.unam.mx:8080/xmlui/bitstream/handle/132.248.52.100/3318/martine
zpacheco.pdf?sequence=1

Mendoza A. (2011) Información General sobre los herbicidas. Dirección General de


Investigación sobre la Contaminación Urbana y Regional, instituto nacional de ecología [INE],

86
secretaria de medio ambiente y recursos naturales [SEMARNAT]. Recuperado de
http://www.inecc.gob.mx/descargas/bioseguridad/2011_simp_ogm_tolerancia_pres1.pdf el 5
de mayo de 2016

Miyuki Suzawa, H. A. (2008). The Herbicide Atrazine Activates Endocrine Gene Networks
via Non-Steroidal NR5A Nuclear Receptors in Fish and Mammalian Cells. Plos one , 1-11 e2117.
Consultado el 15 de septiembre de 2011 en
http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0002117

OCDE. (2000). Adsorption-Desorption Using a Batch Equilibrium Method 106. OECD


Guideline for the testing of Chemical, 1-45. Recuperado el 23 de febrero de 2012 de
http://www.oecd-ilibrary.org/environment/test-no-106-adsorption-desorption-using-a-batch-
equilibrium-method_9789264069602-en

OCDE. (2002). Aerobic and Anaerobic Transformation in Soil. OCDE guideline for the
testing of chemicals, 1-17. Recuperado el 23 de febrero de 2012 de http://www.oecd-
ilibrary.org/environment/test-no-307-aerobic-and-anaerobic-transformation-in-
soil_9789264070509-en

OCDE. (2004). Leaching in Soil Columns. OCDE Guideline For The Testing of Chemicals, 1-
15. Recuperado el 23 de febrero de 2012 de http://www.oecd-ilibrary.org/environment/test-no-
312-leaching-in-soil-columns_9789264070561-en

Pesticide Action Network, North America. (2010). PAN pesticides database. California,
U.S.A. consultado el 17 de abril de 2013 de http://www.pesticideinfo.org/

Prata, F. (2002). Comportamiento do glifosato no solo e deslocamento miscivel de


atrazina. sao Paulo, Brasil: Escola Superior de Agricultura Luiz de Queiroz, Universidade Sao
Paulo. Tesis. Pg 78-80. Recuperado el 15 de noviembre de 2015 de
http://www.google.com.mx/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&ved=0ahUKEwjksd
zM3p_QAhUhjFQKHYE6A1sQFggcMAA&url=http%3A%2F%2Fwww.teses.usp.br%2Fteses%2Fdis
poniveis%2F11%2F11140%2Ftde-05022003-
111013%2Fpublico%2Ffabio.pdf&usg=AFQjCNG0TE3Zw_TJIWJLAuDSrcMtmLDwIA

Raymundo, E. R. (2008). Parámetros de Transporte de Atrazina en un Andosol y un Vertisol


de México. Montecillo Texcoco Edo. México: tesis. Colegio de Postgraduados campus Montecillo.

87
Raymundo-Raymundo, E. (2009). El transporte de Atrazina en un Andosol y un Vertisol de
México. interciencia, 34 (5), pg 330-337. Recuperado el 7 de octubre de 2012 de
http://www.scielo.org.ve/pdf/inci/v34n5/art07.pdf

Rosas A. (2001).Dispersión. Apuntes de Física cuántica. Academia de Física Teórica.


Departamento de Física. Universidad de Sonora. Recuperado 5 de abril de 2014 de
http://info.fisica.uson.mx/rodrigo.rosas/cursos/FisicaCuantica/dispersion.pdf

Rosignoli J. (2009). Los agroquímicos en el mundo. Organización; salvemos el valle de


quibor. Recuperado el 3 de agosto de 2012 de http://www.sevq.org/iniciativa/los-agroquimicos-
en-el-mundo

Rucks, I. A. (2004). Propiedades Físicas del Suelo. Montevideo, Uruguay: Facultad de


Agronomía, Universidad de la República. Pg 10-20. Recuperado el 11 de marzo de 2013 de
http://bibliofagro.pbworks.com/f/propiedades+fisicas+del+suelo.pdf

Ruiz R. (2001). Efecto de niveles de abono verde sobre sobre la degradación de Atrazina
en un suelo agrícola no esterilizado y esterilizado. Tesis Universidad de colima. México.

SATA. (2015). Guía para la prevención y nutrición vegetal. Uruguay. Recuperado el 12 de


diciembre de 2012 de
http://www.laguiasata.com/joomla/index.php?option=com_content&view=article&id=27
6:atrazina-&catid=45:principios-activos&Itemid=57

Schonoor, Jerald L. (1996). Enviromental modeling: fate and transport of pollutants in


wáter, air, and soil. Enviromental science and tegnology. “A Wiley-Interscience publication”.
Estados Unidos de America. Pg 123-128

STCOESPOMOR [Secretaria Técnica del Consejo Estatal de Población] (2012). Geografía


Física de Morelos. Consejo estatal de Población. Recuperado EL 14 de enero de 2014 de
http://coespomor.gob.mx/investigacion_poblacion/fisicos_geograficos/geografia_fisica_
morelos.pdf

SEMARNAT (Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales) (2016). Peligrosidad.


Documentos informativos. WEB tramites SEMARNAT. Recuperado 23 de octubre de 2016 de
http://tramites.semarnat.gob.mx/Doctos/DGGIMAR/Guia/07-015AD/peligrosidad.pdf

88
Seoánez Calvo, M. (1999). Contaminación del Suelo: Estudios, tratamientos y gestión.
Madrid, España: Ediciones Mundi-Prensa. Pg 10-12

Sociedad Pública de Gestión Ambiental (2006). Investigación de la contaminación del


suelo: guía metodológica, análisis químicos. Departamento de Ordenación del Territorio,
Vivienda y Medio Ambiente del Gobierno Vasco. Recuperado el 06 de junio de 2013 de
http://www.ihobe.eus/Publicaciones/Ficha.aspx?IdMenu=750e07f4-11a4-40da-840c-
0590b91bc032&Cod=909B3583-DBD7-4620-AAAF-989C0F5259E3&Idioma=es-ES

Stegmann Rainer (2001). Treatment of Contaminated Soil: fundamentals, Analysis,


applications. Springer, Alemania. Pg 11 a 15

Suzawa, M. (2008). The Herbicide Atrazine Activates Endocrine Gene Networks via Non-
Steroidal NR5A Nuclear Receptors in Fish and Mammalian Cells. San Francisco, California,
Estados Unidos. Recuperado el 25 de mayo de 2012, de PLoS ONE | www.plosone.org.

Syngenta. (2013). Gesaprim calibre 90. Ficha técnica. Recuperado de


https://www.syngenta.com.mx/product/crop-protection/herbicide/gesaprimr-calibre-90-gda el
27 de 05 de 2013, de gesaprim calibre 90.

Terralia. (2010). Atrazina. Agroquímicos Terralia. Consultado el 02 de mayo de 2012 en


http://www.terralia.com/agroquimicos_de_mexico/index.php?proceso=registro&numero=5148

Hayes Tyrone B., V. K. (2010). Atrazine induces complete feminization and chemical
castration in male African clawed frogs (Xenopus laevis). (D. B. Wake, Ed.) Proceedings of the
National Academy of Sciences, 107 (10), 4612-4617.

UNAD (Universidad Nacional Abierta y a Distancia), (2016). Contaminación del suelo.


Universidad de Granada, España. Recuperado 24 de octubre de 2016 de
http://datateca.unad.edu.co/contenidos/358013/ContenidoEnLinea/leccin_12_procesos_de_fl
ujo_y_transporte_de_contaminantes.html

UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), D. d. (2013). Reacciones de óxido


reducción de compuestos orgánicos. Recuperado el 02 de junio de 2013, de
http://depa.fquim.unam.mx/amyd/archivero/Materialdeestudiooxido-reduccion_1344.pdf

89
UNITED STATES DEPARTMENT OF AGRICULTURE (1996). Soil survey laboratory methods
manual. Soil Survey Investigations Report No 42. Version 3.0. Washington DC, USA, 693p
recuperado el 04 de diciembre de 2013 de
https://www.nrcs.usda.gov/wps/portal/nrcs/detail/soils/ref/?cid=nrcs142p2_054247

Villada-Canela, M. (2006). Estimación del Riesgo de Contaminar Mantos Freáticos por


Infiltración Herbicida Atrazina en Distritos de Riego de México. Morelos, México: UNAM. Tesis.
Recuperada el 14 de enero de 2012 de
http://www.ptolomeo.unam.mx:8080/xmlui/bitstream/handle/132.248.52.100/1641/villadac
anela.pdf?sequence=1

Vinuesa, J. I. (1986). Principales Parámetros para el estudio del comportamiento de los


plaguicidas. Bol. San. Veg. , 103-114. Recuperado el 10 de noviembre de 2015 de
http://www.mapama.gob.es/ministerio/pags/Biblioteca/Revistas/pdf_plagas/BSVP-12-01-103-
114.pdf

Ware, D. M. (2004). University of Minnesota, radcliffe's, El texto mundial de MIP.


Recuperado el 12 de enero de 2012, de INTRODUCCIÓN A LOS HERBICIDAS:
http://ipmworld.umn.edu/cancelado/Spchapters/W&WherbSP.htm

Weber, J.B. (1995). Physicochemical and mobility studies with pesticides, Chapter 10, in
Agrochemical environmental fate. Ed. Leng M.L., Leovey E.M.K. recuperado el 05 de mayo de
2013 de https://books.google.com.mx/books?hl=es&lr=&id=67cFRzXf0-
wC&oi=fnd&pg=PA99&dq=Physicochemical+and+mobility+studies+with+pesticides&ots=G5DC
BcwAO1&sig=53ANbrDnKuj1iFJXmtFQVwpmggM#v=onepage&q=Physicochemical%20and%20
mobility%20studies%20with%20pesticides&f=false

Weinberg Jack, (2013), Guia para la ONG sobre plaguicidas peligrosos y el SAICM; red
Internacional de eliminación de los COP; recuperado 30 marzo de 2013 de
http://www.ipen.org/campaign/documents/education/hazpesticides_guide_spanish.pdf

Wilhelms K.W., S. C. (2006). Lack of effects of atrazine on estrogen-responsive organs and


circulating hormone concentrations in sexually immature female Japanese quail. Chemosphere,
674-681. Recuperado el 19 de octubre de 2012 de
https://pubag.nal.usda.gov/pubag/downloadPDF.xhtml?id=3229&content=PDF

90
Wilhelms Kelly W., S. A. (2005). Atrazine and the Hypothalamo-Pituitary-Gonadal Axis in
Sexually Maturing Precocial Birds: Studies in Male Japanese Quail. Toxicological Sciencies, 86
(1), 152-160. Recuperado el 10 de noviembre de 2014 de
http://lib.dr.iastate.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1181&context=ans_air

WHO (World Health Organization) (2010 ). The WHO Recommended Classification of


Pesticides by Hazard and Guidelines to Classification. Recuperado el 12 de mayo de 2012 de
http://search.who.int/search?q=pesticides&ie=utf8&site=who&client=_es_r&hl=lang_es&lr=lan
g_es&proxystylesheet=_es_r&output=xml_no_dtd&oe=utf8

Ying Zhang, Bo Cao, Zhao Jiang, Xiaonan Dong, Miao Hu, Zhigang Wang (2012). Metabolic
ability and individual characteristics of an atrazine-degrading consortium DNC5. Journal of
Hazardous Materials 237– 238 (2012) 376– 381. School of Resources & Environment,
Northeast Agricultural University, Harbin 150030, PR China. Articulo electrónico. Recuperado el
16 de junio de 2016 de
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S030438941200862X

91
ANEXOS

Anexo 1: Normas oficiales mexicanas que contemplan de alguna forma a los plaguicidas.

Norma Título Fecha de


publicación
en el DOF
NOM-052- Que establece las características, el procedimiento de 23/06/2006
SEMARNAT-2005 identificación, clasificación y listado de los residuos peligrosos.
NOM-053- Que establece el procedimiento para llevar a cabo la prueba de 23/04/2003
SEMARNAT-1993 extracción para determinar los constituyentes que hacen a un
residuo peligroso por su toxicidad al ambiente.
NOM-054- Que establece el procedimiento para determinar la 22/10/1993
SEMARNAT-1993 incompatibilidad entre dos o más residuos considerados como
peligrosos por la Norma Oficial Mexicana NOM-052-SEMARNAT-
2005.
NOM-024-SSA1- Salud Ambiental. Criterio para evaluar la calidad del aire ambiente 23/12/1994
1993 con respecto a partículas suspendidas totales (PST). Valor normado
para la concentración de Partículas Suspendidas Totales (PST) en el
aire ambiente como medida de protección a la salud de la
población.
NOM-025-SSA1- Salud Ambiental. Criterio para evaluar la calidad del aire ambiente 23/12/1994
1993 con respecto a partículas menores de 10 micras (PM10). Valor
normado para la concentración de partículas menores de 10 micras
(PM10) en el aire ambiente como medida de protección a la salud
de la población.
NOM-044-SSA1- Envase y embalaje - Requisitos para contener plaguicidas. 23/08/1995
1993
NOM-045-SSA1- Plaguicidas- Productos para uso agrícola, forestal, pecuario, de 20/10/1995
1993 jardinería, urbano e industrial - Etiquetado.
NOM-046-SSA1- Plaguicidas - Productos para uso doméstico – Etiquetado. 13/10/1995
1993
NOM-010-STPS- Relativa a las condiciones de seguridad e higiene en los centros de 08/07/1994
1994 trabajo donde se produzcan, almacenen o manejen sustancias
químicas capaces de generar contaminación en el medio ambiente
laboral.

92
NOM-002-SCT2- Listado de substancias y materiales peligrosos más usualmente 30/10/1995
1994 transportados (continúa en la Tercera Sección).
NOM-003-SCT2- Para el transporte terrestre de materiales y residuos peligrosos. 13/09/1995
1994 Características de las etiquetas de envases y embalajes destinadas
al transporte de materiales y residuos peligrosos.
NOM-004-SCT2- Sistema de identificación de unidades destinadas al transporte 13/09/1995
1994 terrestre de materiales y residuos peligrosos.
NOM-005-SCT2- Información de emergencia para el transporte terrestre de 24/07/1995
1994 substancias, materiales y residuos peligrosos.
NOM-007-SCT2- Marcado de envases y embalajes destinados al transporte de 18/08/1995
1994. substancias y residuos peligrosos.
NOM-010-SCT2- Disposiciones de compatibilidad y segregación, para el 25/09/1995
1994. almacenamiento y transporte de substancias, materiales y residuos
peligrosos.
NOM-011-SCT2- Condiciones para el transporte de las substancias, materiales y 25/09/1995
1994 residuos peligrosos en cantidades limitadas.
NOM-012-SCT4- Lineamientos para la elaboración del plan de contingencia para 29/05/1998
1994 embarcaciones que transportan mercancías peligrosas.
NOM-018-SCT2- Disposiciones para la carga, acondicionamiento y descarga de 25/08/1995
1994 materiales y residuos peligrosos en unidades de arrastre ferroviario.
NOM-033-SCT4- Lineamientos para el ingreso de mercancías peligrosas a 03/02/1999
1996 instalaciones portuarias.
NOM-043-SCT2- Documento de embarque de substancias, materiales y residuos 23/10/1995
1994 peligrosos.
NOM-032-FITO- Por la que se establecen los requisitos y especificaciones 8/01/1997
1995 fitosanitarios para la realización de estudios de efectividad
biológica de plaguicidas agrícolas y su dictamen técnico.
NOM-033-FITO- Por la que se establecen los requisitos y especificaciones 24/06/1996
1995 fitosanitarias para el aviso de inicio de funcionamiento que deberán
cumplir las personas físicas o morales interesadas en comercializar
plaguicidas agrícolas.
NOM-034-FITO- Por la que se establecen los requisitos y especificaciones 24/06/1996
1995 fitosanitarias para el aviso de inicio de funcionamiento que deberán
cumplir las personas físicas o morales interesadas en la fabricación,
formulación, formulación por maquila, formulación y/o maquila e
importación de plaguicidas agrícolas.

93
NOM-036-FITO- Por la que se establecen los criterios para la aprobación de 30/09/1996
1995 personas morales interesadas en fungir como laboratorios de
diagnóstico fitosanitario y análisis de plaguicidas.
NOM-050-FITO- Por la que se establecen los requisitos y especificaciones 21/11/1996
1995 fitosanitarios para efectuar ensayos de campo para el
establecimiento de límites máximos de residuos de plaguicidas en
productos agrícolas.
NOM-052-FITO- Por la que se establecen los requisitos y especificaciones 10/04/1997
1995 fitosanitarias para presentar el aviso de inicio de funcionamiento
por las personas físicas o morales que se dediquen a la aplicación
aérea de plaguicidas agrícolas.
NOM-057-FITO- Por la que se establecen los requisitos y especificaciones 30/07/1996
1995 fitosanitarias para emitir el dictamen de análisis de residuos de
plaguicidas.

94
GLOSARIO DE TÉRMINOS

Acaricida: que sirve para matar ácaros.

Adsorbato: sustancia que se pega (adsorbe) a la superficie.

Adsorción: acción o efecto de adsorber.

Advección: acción o efecto de arrastrar algo.

Alguicida: que sirve para matar algas.

Alquiliación: la transferencia de un grupo alquilo de una partícula en movimiento hacia otra en


reposo molécula a otra.

Aminoácido: Sustancia química orgánica en cuya composición molecular entran un grupo amino
y otro carboxilo.

Andosol: es una categoría del sistema de clasificación de suelos de la Organización para la


Agricultura y la Alimentación (FAO) que agrupa suelos de origen volcánico de color oscuro y muy
porosos.

Antropogénico: efectos, procesos o materiales que son el resultado de actividades humanas.

Arcilla: Tierra finamente dividida, constituida por agregados de silicatos de aluminio hidratados,
que procede de la descomposición de minerales de aluminio, blanca cuando es pura y con
coloraciones diversas según las impurezas que contiene.

Atrazina: es un herbicida artificial utilizado para controlar el crecimiento de malas hierbas en la


agricultura, inhibiendo el proceso fotosintético de las plantas.

Biodegradación: Proceso de descomposición de una sustancia mediante la acción de


organismos vivos.

Cambisol: deriva del vocablo latino "cambiare" que significa cambiar, haciendo alusión al
principio de diferenciación de horizontes manifestado por cambios en el color, la estructura o el
lavado de carbonatos, entre otros.

Cinética: Estudio de la velocidad a la que se producen ciertos procesos.

95
Cloroplasto: Orgánulo de las células vegetales en el que tiene lugar la fotosíntesis.

Clorosis: Amarilleo de las partes verdes de una planta debido a la falta de actividad de sus
cloroplastos.

Coloide: Sustancia que se dispersa lentamente en un líquido.

Defoliante: Que provoca la caída artificial de las hojas de las plantas.

Disipación: Acción y efecto de disipar o disiparse. Hacer que algo se desvanezca por separación
de las partes que lo forman.

Dispersión: Acción y efecto de Separar y diseminar lo que estaba o solía estar reunido.

Dispersividad: una propiedad empírica de un medio poroso que determina la dispersión


característica del medio relacionando los componentes de velocidad de poro para el coeficiente
de dispersión.

Escorrentía: Agua de lluvia que mueve por la superficie de un terreno.

Fitosanitario: Perteneciente o relativo a la prevención y curación de las enfermedades de las


plantas.

Fitotóxico: Perteneciente o relativo a la fototoxicidad.

Fotosíntesis: Proceso metabólico específico de ciertas células de los organismos autótrofos,


como las plantas verdes, por el que se sintetizan sustancias orgánicas gracias a la clorofila a
partir de dióxido de carbono y agua, utilizando como fuente de energía la luz solar.

Franco, suelo: suelos donde las cantidades de los componentes del suelo se encuentran en
proporciones óptimas o muy próximos a ella. Son suelos de elevada productividad agrícola,
debido a su textura relativamente suelta, heredada de la arena, a su fertilidad procedente de los
limos incluidos y al mismo tiempo con adecuada retención de humedad por la arcilla presente.

Freático: Dicho del agua: Que está acumulada en el subsuelo y puede aprovecharse por medio
de pozos. Dicho de una capa del subsuelo.

Fungicida: Dicho de un agente: Que destruye los hongos.

96
Granulometría: Parte de la petrografía que trata de la medida del tamaño de las partículas,
granos y rocas de los suelos. Tamaño de las piedras, granos, arena, etc., que constituyen un
árido o polvo.

Herbicida: Dicho de un producto químico: Que destruye plantas herbáceas.

Hidrofóbico: Dicho de una materia o una sustancia: Que no adsorbe el agua.

Hidrolisis: Desdoblamiento de una molécula por la acción del agua.

Hidróxidos: Compuesto formado por la unión de un elemento o un radical con el anión OH-.

Infiltración: acción o efecto de Introducir suavemente un líquido entre los poros de un sólido.

Inhibición: Acción o efecto de suspender transitoriamente una función o actividad.

Insecticida: Que sirve para matar insectos.

Irradiancia: es la magnitud utilizada para describir la potencia incidente por unidad de superficie
de todo tipo de radiación electromagnética.

Isoterma: curva representativa de un fenómeno con la misma temperatura.

Kastañozem: Suelos alcalinos que se encuentran ubicados en zonas semiáridas o de transición


hacia climas más lluviosos como las sierras y llanuras del norte de Zacatecas, parte del Bolsón
de Mapimí y las llanuras occidentales de San Luis Potosí.

Laboreo: Cultivo de la tierra o del campo.

Leptosol: El término leptosol deriva del vocablo griego "leptos" que significa delgado, haciendo
alusión a su espesor reducido. El material original puede ser cualquiera tanto rocas como
materiales no consolidados con menos del 10 % de tierra fina. Aparecen fundamentalmente en
zonas altas o medias con una topografía escarpada y elevadas pendientes. Se encuentran en
todas las zonas climáticas y, particularmente, en áreas fuertemente erosionadas.

Limo: Lodo, cieno.

Linfoma: Tumor de los tejidos linfoides.

Litosfera: Envoltura rocosa que constituye la corteza exterior sólida del globo terrestre.

97
Macromolécula: Molécula de gran tamaño, generalmente de muy elevado peso molecular.

Macroporo: Intersticio que hay entre las partículas de los sólidos de estructura discontinua, de
gran tamaño.

Metabolismo: Conjunto de reacciones químicas que efectúan las células de los seres vivos con el
fin de sintetizar o degradar sustancias.

Mycoplasma: bacteria que carece de pared celular.

Micromolecula: molécula de tamaño pequeño y peso molecular bajo.

Microporo: Intersticio que hay entre las partículas de los sólidos de estructura discontinua, de
tamaño pequeño.

Migración: Desplazamiento de una sustancia.

Molusquicida: son pesticidas utilizados para controlar los moluscos.

Movilidad: Cualidad de que por sí puede moverse, o es capaz de recibir movimiento por ajeno
impulso.

Nematicida: es un tipo de plaguicida químico usado para matar nematodos parásitos de las
plantas.

Nematodo: Dicho de un gusano: Del grupo de los nematelmintos que tienen aparato digestivo,
consistente en un tubo recto que se extiende a lo largo del cuerpo, entre la boca y el ano.

Organoclorado: hidrocarburos con alto contenido de átomos de cloro.

Ovicida: Dicho de un producto químico: Que se emplea contra los insectos y ácaros en la fase de
huevo.

Patológico: Que denota enfermedad o que la implica.

Perenne: Continuo, incesante, que no tiene intermisión.

Persistencia: Acción y efecto de Durar por largo tiempo.

Phaeozem: es un tipo de suelo caracterizado por poseer una marcada acumulación de materia
orgánica y por estar saturados en bases en su parte superior.

98
Plaguicida: Dicho de una sustancia: Que se emplea para combatir plagas.

Plastoquinona: es una molécula de quinona que participa en la cadena de transporte de


electrones en las reacciones de fase luminosa de la fotosíntesis.

Postemergente: se refiere después de que creció la hierba.

Preemergente: se refiere a antes de que crezca la hierba.

Regosol: Suelos incipientes desarrollados sobre materiales poco cohesivos.

Residuo: Materia inservible que resulta de la descomposición o destrucción de una cosa.

Rodenticida: es un pesticida que se utiliza para matar roedores.

Solvente: Dicho de una sustancia: Que puede disolver y producir con otra una mezcla
homogénea.

Sorción: Cuando no se puede distinguir el fenómeno de adsorción de la absorción.

Sublimación: acción o efecto de pasar directamente del estado sólido al de vapor.

Subsolado: Remover el suelo por debajo de la capa arable.

Surfactante: Dicho de un compuesto: Que reduce la tensión superficial del líquido al que se
añade.

Textura: disposición de las partes del suelo.

Toxicidad: Grado de efectividad de una sustancia tóxica.

Triazina: familia de tres compuestos orgánicos conformados por un anillo de 3 carbono y 3


nitrógenos.

Vertisol: suelo con alto contenido de arcilla y materia orgánica, de color negro.

Viroides: son agentes infecciosos que, al igual que los virus, tienen un ciclo extracelular que se
caracteriza por la inactividad metabólica y un ciclo intracelular en el que causan infección al
huésped susceptible, pero que a diferencia de los virus, los viroides no poseen proteínas ni
lípidos y están constituidos por una cadena cíclica corta de ARN, circular o con forma de varilla.

99