You are on page 1of 5

'.

"" ..
.' 1II

••
I
11
••
1II
~
~
ti
ti
1I
f OR\lA-DE-VIDA
, ....

. ,:;

~IO;CO *a::"*
1. Los grieg os no disponían de un término
presar lo que nosotros qu eremos decir con la palabra vid", ..
servían de do s términ os semántica y morfológicamente dl.tln.
ros :C¿:~ue ex presaba el simple hecho de ViV~ '
plll'l\

n(\n 11 tOo
, ¡.¡

..
•.•
dos ios vivientes (an imales, hom bres o dioses) I que .1..
ti
••
nificaba la forma o manera de vivir propia de un ncllvldua O
de un grupo . ~q l~ s.!~Dgl'.a S mod ernas, en que esta opo.lclÓft
desaparece gradualmen te del iéX1co (do nde es conservada, ato
mo en biología o z oología, ya no indica ninguna diferencIa
tancial) , ~Q~i,~,\LtérnliW) . ~.y''y'a..Qp acid'J,l 'í?rec' enm'
pr()porcional a la sac raliza ción d e su referen te- desl
nlido presupliesiO'~~ún 'qÚe 'es s'i~e posible al,leCd
q[¡léra::diJáijo-;ume rables formas de vida,
Con el térmi~;/§rlna-de-Vida entendemos, por el ce
una vida que no pued e separarse nunca de su fMml ,
en la que no es nu nca posible aislar algo como una n

~
"
~
i~ ~ l ~ ~
~ ~ ~ ~ .
f
~,;: ~ ~'l " ~'
..~
;- : .: .,¡ . -- . . ~ .:
:::. "'"" . ;' " ~. .:. .:. "

DOO\jr"" l 2. Una vida qu e no puede separarse de su forma es una


da que, en su modo de vivir, se juega el vivir mismo y a la que,
en su vivir, le va sob re tod o su mod o de vivir. ¿Qué significa
VI-
l
I
"
. "J:I~ec!,,_()riglI1aria mente en el derecho tan sólo cornola con- ']
rr:'pa rtida de un poder que amenaza con l~ muerte. Pero lo que
~., válido para el derecho de vida y de muerte del pater, lo es
1 1111
,1

1III

,
esta expresión? Define una ( iClj¡) - la vida humana- en que los ~ I.ullbién con mayor .razón par~ el poder, so berano Cimf..erlum),
~ cuvu célula ongmana es el primero. ASI , en la fundaCla n hob- -
modos, actos y pro cesos sing.:;rares del vivir no son nun ca sirn-
plemente hecho s, sino siempre y so bre todo p osibilidad de vi-
vir, siempre y sobre todo potenci" ~.Qro¡;>.'?t!51mien tos y las
I
~
hc'~ ia na de la soberanía , la vida en el estado de naturaleza se '
ddine sólo por el hecho de estar incondicionalmen te ex pues-
111:

formas del yivir hu mano no so n prescritos en ningún caso por ~ 1;1 a una amena za de muerte (el derecho ilimitado de todos 50-
u~ocaci¿;" ¡;i;;í6gíca espe cífica ni impuestos por una u otra ~ l-re tod o) y la vida política, es deci r la que se desarrolla bajo
necesidad ; sino que, ~~ll1c¡].'!~,,' , ' !'!~'1l1),l~bitua!eS, repetidos y so-
cialmente obliga torios, CSlf!Sery¡lfl..<;p_Iodo ffi9.rnento el sarác-
I I;¡ protección del Leviatán , no es otra cosa que esa misma vi-
• da expuesta a una amenaza que ahora se haya únicamente en
1':~ , d~ ..l :~..p.o.2.ibil~d..a..9~cjr..P..QE:.'..'.!2 ..~!:::'E~e en juego el vi- 'j' mallOS del sob erano. La puissance absolue et perpétuelle, que
vir mism o . Por
,..,.--,."
,,'." " .', ,,' " -----.-
............ esta ra zón
........ - es decir en cua nto es un ser de
potencia , qu e puede hacer y no hacer, triunfar o' fracasar, per- I
denne el poder estata l no 'se 'funaa-;--en Último 'iériñ ino , sobre
üíi cCVoluntad politica, sirio sobre la nudavida, ~C¡tie esconser-
ders e o encontrarse- el hombre es el únis~ cuya vida .. '\'"da y protegida sólo en la medida en qu e se somete al de re-
siempre está en juego Glelicidad , cuya Vida está irremeaJil:ble- cho de vida y mue rte de l soberano o de la.ley, (Éste y no otro
y cról'c)f¡"s:rm'Cl'Ifé "asigrilld,r a lá felicidad . Y esto constituye in- es el significado originario del adjeti\"O '-~fO"eferido a la vida
m~º).;!!i!_~~ a.la"i~.rma-de-vi9;I .c~~p~éa . caas.

I
humana.)¿:! estado de ~ECl':P.ciQn, .sc!'~~.e! q~e_~1 soberano:!.!:.;:."
tem ... communitatem~essemstitua m prop ter oicere et bene vi- ~We ~fl-Sada oca sión, es pre_c!silP1e llle_aquel c:ñ-::é¡uj::fu ~(Y;
uere bo mi num in ea": Marsilio de Padua , Def ensor, Pacis, V n.) \j~que, en f:f SiruáCiórt 'nonnal apa rece engarzada en la~ ,
~' ~
i :

\ ,
tiples formas de vida social, vuelve a plantearse en calidad de
'f':5'~C> ~o.n',occ:m," fundam': rlt() ~!I!lP.<;..del pode/políticO. EIsÚjeÚ, último al qu e
"

J>.'Ir,
e
3, ' l',e_f5? el.22.g r,,p ol,ítico qu.e,',I :10,s 9,t,ro" s ()s,s,e: funda
',.'1'
I \ siempre , en última instancia, en la ser.araciór¡ de la esfera de ij1," se trata de exceptuar ae la clUdio y. a Ta vez, de incluir en ella
, "<l la nuda vida con resp ecto al co ntexto de las forma s de vida . ,; es siempre la nuda vida.
'1 1 ",~~ '-<;C - ! 'En e f derecho romano, vida no es Un conceptü iurídico, sino ~
'1 \ " N - que indica el s¡m~ le h~cho de vivir o un modo d~ vida pa rtí- ~ (4. "La tradición de los oprimidos nos enseña que el 'estado
I ,) " :cular. No hay en el mas qu e un caso en que el termino VIda ~ de exce-pCíoñ" enqüe YiYiÍllos es fa regla:"ÚeJje mosJlegrrr :l'un
-1 -~~ ! adquiere un significado juríd ico qu e lo transforma en un ver- " concepto de 'historia 'que se corresponda con este hecho ." Es-
'-7~'<::~'-' ¡ dadero term inus tecbriicus: es en la expresión vitae necisque ' te diagnóstico de Benjamín, que ya tiene más de cincuenta años
potesta s, qu e des igna el poder de vida y de ml;~rte-aerpaier , a sus espa ldas, no ha perdido nada de su actualidad. Y no la
'sobréel hijo varón, Yan Thomas ha pu esto de manifiesto que, ha perdido no tanto, o no sólo, porque el poder no tiene hoy
en esta fórmula, que no tie ne valor disyuntivo; y "ita no es más otra forma de legitimación que la situa ci ón de pe ligro grave a
que un corolario de nex, de l poder de matar-.i\si pues la vida "" " . " ' -' -'~'''.~'-
la que apela en todas partes de forma permanente y qu e al mis-
14 IS
r-
,
,~

010 tiempo se esfuerza en producir secretamente (¿cómo no ~


r ---
1.\ 'C1Cralidad de la vida, exaspera la antinomia entre ética indi-
pe nsar qu e un siste ma qu e ya só lo puede funcionar sobre la
base de una situación tal no va a seg uir también interesado en
mantenerla a cualquier p recior), sino también, y so bre todo ,
I J.~
~,"
\ ~lu :I! y tecnocien cia, participan en rigor, sin darse cuenta de
"¡l,", de! mismo concepto de nuda vida. Este concepto -que hoy
" , presenta co n las características de uñañl:JclÓII Clentífica- es,
porqu e entretanto .J¡¡,.llilda vicia, que cons tituía el fundame nto
oculto de la sobe ranÍ30.e,_ha._:?E!':~r.ligo.,en,taQ~~p~~es ~n j;I
~'.,; ,'11 reaiid:ld, un c~e Pto .Qolí~O secu larizado . (Desde un pun-
tI' de vlsta estricti men te cien' feo, el ccirícepto de vida no tí e- :
f~a de ,\2d.~-d5:lmi.n~!;!\e" En un estado de excepción q ue ha E 11 ,' sentido alguno : "las discusion es sobre e! significado real de
pasaCltn i ser normal, la vida es la nud a vicia que sepa ra en to-
dos los ámbitos las formas de vida de su cohesión en una for-
rna-de-vida. L~ escisión marxiana en tre el hombre y eJ ciuda-
dano es, pues, sustituida por la escisión entre la nu da .vida ~
I LIS palabras vida y mu erte -escríbe ;\ledawar- son índices, en
biología, de una conversación de nivel bajo. Tales palabras no
¡¡el1en ningún significado intrinseco, por lo que éste no puede
••

-cr clarificado por un estudio más atento y profundo".)
p ortadora última y op aca de la sobe ranía, y las múltiples for- ~ De ahí la función decisiva, aunq ue con frecue ncia inadverti-
mas de vida ab stractarnente recodificadas en ~den tidadés ju-
rídico-sociales (e l elector, el trabajador por cuenta ajena, el
pe riodista, el estudiante, pero también el seropositivo, e! tra-
vestido , la estrella del pomo, el anciano, el padre , la mu jer)
qu e reposan tod as sobre aquélla.(El haber tomado esta nuda
I rt
lb , de la ideología médico-científica en el sistema de poder y
d uso creciente de pseudoconcep tos científicos con finalidades
dI' control político:fu propia sep aración de la nuda vida , que
d soberano podía ll&var a efecto en ciertas circunstancias a par-
tir cie las formas de vida, se realiza ahora de forma cotidiana y
vida separada de su form a, en su abyecclon;-¡:i6i' un 'principio I nnsiva por medi o de las representaciones pseudocientificas del

super ior - Iasoberáriía 0 ' 10 sag rad o- es el limite del pensa- cuerpo, de la enfermedad y de la salud, y de la "medicalízacíó n"
míentode Bataille , qu e le ha ce inservible para nosotros: , dI' esferas cada vez más amplias de la "ida y de la imaginación
¡l1dividua!. La.vida biológica, forma secularizada de la nuda vi-
5. La tesis de Foucault seg ún la cual "lo qu e hoy está en jue- ,I~"
,
d", que tiene en común con ésta la indecibilidad y la irnpene-
go es la vida" - y la política se ha conven ido , por eso mismo, .~ 'tr"bilidad, constituye así literalmen te las formas de vida reales
en biopolítica- es, en este sentido, sustancialmente exac ta. Pe- " , en formas de superuiuenc ta en cuyo seno se aloja inadvertida-
r ro es decisivo el mod o en que se en tiende esta transformación . :J mente como oscura amen aza qu e puede actualizarse repcntl-
En efecto, lo qu e qu eda fuera de interrogación en los actuales , namente en la violencia, el extrañamiento; la enfermedad o el
l debates sob re la bioética y la biopolítica es precisamente aq ue-
I Ilo que merece ría ser inter rogado por encima de cualquier otra
uccidente. Es el soberano invisible que nos contemp la tras las
estúpidas máscaras de los poderos os que, consciente o incons-
I cosa: es decir eJpr,opio.~Q.tº bi ol ógi co de vida. Los dos cientemente, nos gobierna n en su nomb r~J
mode los simét ricamente co ntrapuestoSde Rablll~ el de la
expe rimental life de! científico enfermo de leucemia que hace 6. Una vida política, es deci r orientada según la idea de rell o )
de su propi a vida un labor atorio de investigación y experi- ciclad y qu e se aglutina en u~a forma-de-vida: ~?Io es ptmaa o ,

mentación ilimitada, y el de l que , al contrario, en nombre de ble a pan" de la e mancip ac ion de aquella es cisi ón, d el éxodo ,':
16
"
I .J'.
17

:t
.~ :

~
_ irrevocab le de cualquier soberanía. La preg unta sobre la posi- 1.\ o aquella cosa, esta o aquella identidad y en ellas hu bieran
" I '
bllidad de una política no esmtal reviste, pues, necesariamen- :\ ~(l r" do enteramente su potencia, no po~.I ría h,!!)e!_~muni.d;ld
,. te esta forma: ¿Es posible hoy, se da hoy algo com o una forma "iguna, sino sólo coincidencia s y divisiones factuales.Wo p.o -
¡
de vida, es decir co mo una vida a la qu e , en su vivir, le va el ~- comunicar con otros a ti:¡¡" esoe ío'g Úe' eññosotros, co-
vivir mismo, una uida ele la potencia? 111' ) en los demás, ha permanecido eºJ2.o~e n ciE., y_~()-ªa_C9!2'Lu ­
Llamamos p~al nexo qu e constituye las formas de

I
~(é:onio había intuido Benjamín para la lengua) es sobre
vida en un contexto insepilrable, en forma-de-vida. No nos re- todo comunicación no de un común sino de una comuokabi-
ferimos con esto al ejercicio individu al de un órgano o de una Iil!:ld. Por otra p arte, si no hubiera más qu e¡,;;-único ser, sería
i
facultad psíquica, sino a una exp eriencia, un experi mentum que -;i;~;) lutamente imp otent.::.}por esto los teólogos afirman qu e
\ tiene por objeto el carácter poten cial de la vida y de la inteli- Dios ha creado el mundo ex nibilo, es decir absolutamente sin
"
, ge ncia humanas. Pensar no significa sólo ser afectados por esta potencia), ~.pu C:,~~-ªJJí~sÍl''';ll.2re haYJJluchos (de la
o aqu ella cosa, p or este o aquel comenido de pensamiento . n misrna forma que SI haVií na lengu a, es decir una potencia de
acto, sino ser a la vez afectados por la propia receptividad. ha- hablar, no puede haber sólo un ser qu e la hab le).
cer la experiencia, en cada pensamiento, de una pura potencia Por esto la fílosofía política moderna no empieza con el pen-
de pensar. C'El pensamiento no tien e natura leza algtlna propia ""miento clásico , que hab ía hecho de la co ntemplación, del
aparte de la de ser en potencia... cuando el pensamiento ha de- blos tbeoretlcos, una actividad separada y solitaria ("el exilio de
venido en acto cada uno de los inteligibles ... incluso entonces uno soló en uno solo"), sino sólo con el averroísmo , es deci r
1
sigue estando de algu na manera en potencia, y es capaz tam- con el pensamiento del único intelecto posible común a t os IHIII
! bién de inteligirse á sí mismo": Aristóteles, De anima, 429, a-b.) los hombres y, más precisamente , en el PUnl O en qu e Dante
I , (' . - Sólo si no soy siempre y ún icamente en acto, sino qu e soy en el De monarcbia, ::firrna la inherencia de una mult/tudo a
1. , ' " c,','.( ' -o, asignado a una pos ibilidad y una potencia, sólo si en lo vivi- la potencia misma del pensamiento:
IJ' 0.1 : .'? {
¡ ;(,1 ' l" . 1)" ' \ i do y comprendid o por mi están en juego en cada momento [a
'; I , ': propia vida y la propia comprensión -es decir si hay, en este ;,
i sentido , pensamiento- una forma de vida puede devenir. en su ¡,
Puesto que la potencia del pensamiento hum an o no puede ser íntegra ;1
I símultáneamenre actual izada por un solo homb re O po r una so la co muni-
propia facticidad y coseidad , forma-de- oida, en la qu e no es dad paI1icu b r,....t.s neces;.lrio qu e haya en el género huma no ll n a multitud a
L. nunca posible aislar algo como una nuda vida. t:'¡¡vés de la cual pueda acnla~oda la pote~a ... La tarea del gén ero
humano, considerado en su totalidad. es la de actualizar incesantemente to-

v..-..q~ ,,. J, L,cl .(: 7. La experiencia del pen sam iento de que aquí se trata es
.; ::-/ Siempre exp eriencia de una potencia común. Comunidad y po-
da la potencia del intelecto posible, en primer lugar en vista de la co ntem -r
pladón y, consiguientemente, en vista del actuar 0 , }-'D. .....1
".i tenc ía se identifican si;;¡¡suras, porque el que a cada potencia
~~tIJ'<~' Ir, le sea inh e rente un princip io comunitario es función de l ca-
". rácter necesariamente po tencial de toda comunidad. ~re ~-
8. El intelecto como potencia social y el General Intellect mar- )
xiano sólo adquieren su sentido en la perspectiva de esta ex-

--
res Que fueran ya siempre en acto, qu e fueran ya siemp re es-
18
periencia. Nombran a la multitudo qu e es inherente a la p o-
~~~'z:.:.,/~?~,~t.T:<:\
~. ¿:.__
: : .• " ".' ~: _.~::::;.'J, .' ;¡. )
19
,..: . ....•••:;;" ';-l. f..¡..~ .:.-i,~

, ' . '" " ... -r> :' !/" ; ~ ~ ":'/ '~ /.; ~ Ü:::. s~ n m'; R! CS
~.' . .. .:,_' "C: t) .~:': T'.-:;..~.8/\ ..~ O SOGi}'J..L
: -.: ,.~ : : .y ~(l -:::·t. :. (! Q Ú' ,;)~um.2' r.w c ió n .~
~ :,: : ;'; :i :¡ S¡1"¡L'1 V'Ij,,::;kJ.rk

• se e ......... ~- .. -~ ~ - _._- - - - - - • • - - __ o ~ _ _

- - - - - -- - - - - - - '.. _ ->- - -- ' -~ . ~r.;-:-


. u .. JII
'-\l

te ncía del pen samiento co mo tal. La intel ectu alidad, el pe nsa- \ 1." ALLí DE LOS DERECHOS DEL Hm lBRE
miento no so n un a forma de vida más ju nto a las otra s en qu e
:se articula? la vida y la p roducción soc ial, sino que son la po - ; l. En 1943 Hannah ~;.cít pu blicaba en un a peque ña revís-
tencia unitaria que constituye en forma-de-pida a las m últiples t,l ¡udia en lengua inglesa , Tbe Menorab [ournal, un artículo tl-
f ormas de vida. Fren te a la soberanía es tata l, que só lo pu ede t¡I1:ldo "We refugees", C'Nosotros los refugiados"), Al final de cs·
i afirma rse separando en cada un o de Jos ámbitos la nuda vida ' te ,·"nito breve p ero significativo , d espués de haber perge ñado
I de su form a, aq uellos son la potencia que reún e incesant emente p,,1l'l11icame nte el retrato del Sr, Cohn, el judío asimilado que,
, la vida a su fo rma o impid e que se d isocie de ella. La diferen- ~ de.,pu¿s de haber sido ale mán al 150%, vien és al 150%, franc6.
elaci ón entre la sim ple y masiva inscrip ción del saber social en " ,11 1'50%, no p uede dejar de advertir finalme nte con amargura
los procesos productivos, q ue caract eriz a la fase actual del ca- ,; '1 '''' "01 1 ne paruien t pas deuxfoix", la aurora modifica por como
pitaiismo (la sociedad del esp ectáculo), y la intelec tualidad co- . pi d O su visión de la condición de refu iado SIn , en que
mo potencia a ntagonista y form a-ele-vida pasa a través d e la d l:t misma esta a vivien o , v asa a ro oneda co mo para-
exper iencia de es ta cohesión y esta inseparabilida d. El pensa- l . 'ma de una nueva co ncien .' i ica, El refugia o que la
mie nto es forma- de-vida, vida indisociable de su forma; y en perdido to o erecho y renun cia, no obstan te, a que rer aslml.
cua lqu ier parte e n q ue se muestre la Intimidad de esta vida in- lurse a cualquier precio a una nu eva ide ntid ad nacional, pnrR
separa ble, e n la materialidad de los proces os corpo rales y de . contemplar lúcidamente su situación , recibe a cambio de un.
los mo dos de vida habituales no menos que en la teoría, allí hostilidad cierta, un be neficio inestimable: "la historia ya no e.
para él un libro cerra do y la política de ja de se r el privilegio d.
hay pensa mie nto , só lo allí. Y es este pensamiento, esta forma -
de-vida , el que , a ba nd o nand o la nuda vida al "hom bre " y al {, los Gentiles. Sabe qu e a la proscripción del pueblo judío en Eu-
"ciudadano " qu e la revisten provisionalmente y la rep resentan ' ropa ha seguido in med iatam e nte la de la mayor parte de IlI'
con sus "derechos", d ebe pasar a se r el con cep to-gu ía y el cen- pru eblos euro peos. Los refugiados pe rSe8':lidos de país en !?n!.
tro unitario de la política qu e viene . ,e )resentan la van uardia de sus pu eblos"'\
Es conve niente refle xiona r so re eTserttido de es te a náll.11
que hoy, exactamente a cincu e nta años de dista ncia, no h.
perdido nada de su actualidad. No só lo e l problema se pre.
senta en Europa y fuera de ella co n la mism a urgen cia, .Ino
que,¡en la ya impa rab le decadencia del Estado-naci ón y en l.
corrosión ge ne ral d e las categorías [uríd ico-politicas tradlcle>
nales, elrefugiado es qu izá la única figur a pensab l~ dcl Q1I'"
" lo en nu estro uempo y, al menos mientras no llegue a t.~
mino el proceso de d iso lu ci ón del Est ad o -n ació n y d.
soberanía, la ú nica cat egoría e n la que hoy nos es dndo
trever las formas y los límites de la co mu nida d polltlcu p
20