You are on page 1of 3

Los 10 consejos para mejorar tu Currículum Vítae

¿Cómo hacer un currículum vítae perfecto? Conoce las claves para mejorar tu currículum vitae

El currículum vítae va a ser nuestra presentación ante una empresa que está ofreciendo un puesto
de trabajo que deseamos. Según una investigación de “TheLadders”, un reclutador tarda
aproximadamente unos 6 segundos en decidir si eres apto tras mirar tu CV.

¿Cómo mejorar tu Currículum Vítae?

Pero ¿cómo elaborar un currículum vitae exitoso? ¿qué información debe de llevar nuestro
currículum? En este texto nos hemos propuesto desentrañar las principales claves que hacen que
un CV no se vaya directamente a la papelera.

Estamos ante un mercado laboral muy exigente y, aunque parezca un simple papel, el currículum
vítae es nuestra carta de presentación, y puede llevarnos al éxito... o al fracaso.

10 puntos fundamentales para hacer un buen CV

1. Construye tu CV en función del puesto al que aspiras

Te estás vendiendo en un trozo de papel, por lo que debes adaptar tu información de manera que
reflejes lo que la empresa está buscando. Intenta investigar sobre la compañía y visita su web para
averiguar los objetivos o los valores que promueve. Intenta plasmar la filosofía de la empresa y del
puesto en tu currículum vitae. Crea tu CV personalizado y utiliza un formato que se adapte mejor a
la industria en la que quieres trabajar.

Por ejemplo: si eres un diseñador gráfico, haz un CV que demuestre tu dominio de ese campo. Si
por el contrario aspiras a un trabajo de gerente en una multinacional, cíñete a un modelo más
clásico de currículum.

2. Destaca tus cualidades, pero nunca mientas

Debes ser honesto ya que tu CV será utilizado para estructurar la entrevista si eres uno de los
candidatos seleccionados. No incluyas información falsa porque puede traerte problemas más
adelante en el proceso. Utiliza tu currículum para resaltar tus habilidades y tus puntos fuertes.

Si mientes, ten en cuenta que las probabilidades de que lleguen a darse cuenta del engaño son
bastante grandes, y tu imagen quedará dañada permanentemente. No es una buena idea. Te
recomiendo que seas honesto, con la verdad se puede llegar mucho más lejos que con mentiras.

3. Decide si quieres incluir un objetivo

Existe cierta discrepancia entre los expertos sobre si se debe incluir un objetivo o no en tu hoja de
vida. Un reclutador puede descartar tu candidatura si considera que tienes unas expectativas muy
altas para el puesto. Si lo que quieres es trabajar, omítelo. Por el contrario, si lo que deseas es un
trabajo que no esté por debajo de tus expectativas, puedes incluirlo.Todo depende del tipo de
empleo al que aspires, y de la imagen que quieras dar como profesional.
4. Tu CV no debe ser tan largo como tus años de experiencia

Esto puede ser complicado si tienes mucha experiencia y estás orgulloso de tu trayectoria
profesional, pero solamente debes incluir la información relevante para el puesto. Si estás en la
década de los 20, probablemente deberías usar una sola página. Incluso si has acumulado muchos
años de experiencia, no es aconsejable usar más de dos páginas (una hoja escrita por delante y por
detrás).

Es mucho mejor elaborar una sola hoja pero potente y atractiva a la vista, que no usar cinco o seis
páginas de interminable currículum. Lo breve, si bueno, dos veces bueno.

5. Usa espacios en blanco para dirigir la mirada del reclutador hacia puntos específicos

Intenta no incluir tanta información que pueda terminar distrayendo al reclutador. Crea un
currículum que sea agradable para la vista y utiliza los espacios en blanco para atraer la mirada del
reclutador en aquellos aspectos importantes de tu perfil.

Ten en cuenta que el personal de recursos humanos puede dedicar unos pocos segundos a valorar
tu currículum, así que ponle las cosas fáciles y elige un diseño que destaque tus habilidades y
experiencias más relevantes.

6. Utiliza viñetas para resaltar funciones, responsabilidades o logros

Debajo de cada trabajo realizado, especifica las funciones o logros con no más de cuatro o cinco
viñetas. No uses frases enteras, debes limitarte a escribir lo justo y necesario. Este espacio servirá
para que el reclutador tenga una idea bastante clara de las funciones y tareas que has desarrollado
en cada una de tus experiencias laborales previas. Recuerda: la información justa, no te excedas
detallando todas tus funciones.

7. Incluye la información académica de forma breve

Incluye solamente la información académica relevante para el puesto: nombre del centro, el título
y el año de graduación. Los trabajadores con mucha experiencia deberían incluir la educación al
final de su hoja de vida. Si eres un recién graduado, puedes incluir trabajos de fin de grado o
tesinas que incluyan aspectos significativos para la posición a la que aspiras.

La formación académica es importante, pero algunas empresas le dan una importancia relativa. Es
tu obligación saber hasta qué punto debes remarcar más los aspectos relacionados con tu
experiencia laboral, o bien tu formación.

8. No incluyas tus hobbies

A los reclutadores solo les importa qué puedes hacer por la empresa, por lo que si no puedes
conectar los hobbies con el trabajo que quieres conseguir, mejor que no los incluyas en el CV. Si
consideras que tus aficiones o hobbies que realizas tienen que ver con el puesto, puedes incluirlos
al final. Mejora tu CV haciendo constar únicamente aquella información relevante para la empresa
que puede requerir de tus servicios profesionales.

9. No es necesario que menciones referencias

Si tu futuro empleador quiere hablar con tus antiguos jefes, no te preocupes: te avisará para que
les proporciones el contacto. No le facilites esa información a no ser que te la pidan, así te dará
tiempo a avisar a tu antiguo encargado y poder ponerle al día.

No te olvides de hablar con tu antiguo jefe y explicarle por qué le van a llamar y cuál crees que
sería una buena manera de que él explique tus habilidades y competencias a la empresa que está
interesada en ti. Ojo, tampoco le fuerces a decir según qué, dale un poco de libertad y confianza.

10. Utiliza un CV cronológico

Dependiendo del modo de organización de la información, el currículum vítae puede ser de varios
tipos. Esta es una de las claves a la hora de mejorar tu currículum

El CV cronológico, que consiste en ordenar los datos del currículum vítae del más reciente al más
antiguo, es el formato más usado y el más aceptado por los reclutadores. En cambio, el currículum
funcional, que consiste en ordenar el currículum vítae por bloques temáticos, es recomendable
cuando la experiencia es muy dispersa o cuando hay grandes espacios de tiempo en los que no se
ha trabajado. Esto, puede causar, que el CV funcional sea entendido por los reclutadores más
expertos, como una manera de maquillar el CV.

Otros puntos que debes tener en cuenta para mejorar tu Currículum

Recuerda que un buen currículum no puede prescindir de algunas características básicas en su


composición estética:

a) Claro, concreto y conciso, la extensión mínima y máxima debe ser de 1 o 2 páginas.


b) Agradable para la vista del reclutador.
c) Escrito por ordenador, sin errores, sin faltas y sin correcciones manuales.
d) Encuentra una plantilla de CV que se adapte a tus necesidades.
e) Espaciado y con amplios márgenes.
f) Con los titulares y aspectos más importantes o interesantes remarcados.
g) Sin revelar toda la información, solo la necesaria para llamar la atención del reclutador.