You are on page 1of 13

La pandilla de la ardilla 4

El misterio
Primeros está viviendo en su colegio
lectores un misterio de lo más
misterioso: alguien

del timbre
se dedica a tocar el timbre
que anuncia el final de
las clases ¡a todas horas!
¿Será un fantasma?
¿Un niño travieso? Begoña Oro

SERIE LA PANDILLA DE LA ARDILLA
¿Algún profesor con ganas
de irse a casa?
Ilustraciones
de Dani Montero
LA PANDILLA
DE LA ARDILLA

Nora, Aitor,

BEGOÑA ORO
Irene, Ismael y yo,
Rasi, vivimos muchas
aventuras. ¡Diviértete
con nosotros!

EL MISTERIO DEL TIMBRE

159794
Primera edición: mayo de 2015

Edición ejecutiva: Gabriel Brandariz
Coordinación editorial: Paloma Muiña
Coordinación gráfica: Lara Peces

© del texto: Begoña Oro Pradera, 2015
© de las ilustraciones: Dani Montero, 2015
© Ediciones SM, 2015
Impresores, 2
Parque Empresarial Prado del Espino
28660 Boadilla del Monte (Madrid)
www.grupo-sm.com

ATENCIÓN AL CLIENTE
Tel.: 902 121 323 / 912 080 403
e-mail: clientes@grupo-sm.com

Cualquier forma de reproducción, distribución,
comunicación pública o transformación de esta obra
solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares,
salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO
(Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org)
si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.
A Nacho Martín y Beatriz Rubio,
que abren puertas, tocan timbres,
reparten sonrisas y bufandas
y dan esplendor al colegio Montecanal.
¡Hola!
Soy Elisa.
Y os presento a...

PANDILLA
LA

DE LA ARDI
LLA

NORA
Nora es tímida.
Le encantan la naturaleza,
las cosas bonitas,
los cuentos de su abuela
y los libros.

AITOR
A Aitor también le gustan
los libros, la música...
y es un aventurero.
A veces saca versos
de dentro del sombrero.
Y es que Aitor es nervioso
y medio poeta.
IRENE
Irene es tan nerviosa
como Aitor... o más.
Irene es tan «más»
que le encantan las sumas,
el fútbol y la velocidad.
Pero hasta una deportista veloz
necesita calma de vez en cuando.

ISMAEL
Ismael es experto
en mantener la calma,
comer piruletas, pintar
¡y hacer amigos!
¡Ah! A veces
(muchas veces)
se olvida de cosas.

¿Y yo?
¿Nadie lar
va a hab
RASI de mí?
Elisa hacía muchas cosas importantes
en el colegio:
Abría y cerraba las puertas.
Se encargaba de que todo estuviera
en orden.
Arreglaba lo que se estropeaba.
Y una de sus misiones más importantes
era... ¡anunciar el recreo!

8
Bueno, y el fin del recreo.
¡Y el final de las clases!
Y el principio.
Para bien o para mal,
Elisa era la que tocaba
el timbre del colegio.

10
A veces, Elisa dejaba
que fuera algún alumno
el que lo hiciera sonar.
–Dale, Nora –dijo Elisa–.
Ya es hora de volver a clase.
Nora apretó el interruptor
y el timbre sonó por todo el colegio.
Nora se sintió importante y feliz.
Además, justo tocaba clase de Naturales.
–¡Adiós, Rasi! –se despidieron Nora
y el resto de miembros
de la pandilla de la ardilla–.
Te vemos otra vez a la salida de clase.
¡En cuanto suene el timbre!

12
Pero esa clase fue especialmente corta.
–¿Ya? –preguntó Diego, el profesor,
al oír el timbre que anunciaba
el fin de las clases–. ¡Pero si aún es pronto!

14
Oír el timbre y recoger las cosas
era todo uno. Ya estaban listos para salir
cuando Elisa asomó la cabeza
por la puerta.
–¡Yo no he sido! –dijo a todo correr–.
¡El timbre ha sonado solo!
¡Voy a avisar al resto!
¡Adiós!

Related Interests