You are on page 1of 1

INGRESOS PÚBLICOS

Los ingresos públicos son los recursos que capta el sector público para realizar sus actividades.
Desde un punto de vista cuantitativo, los impuestos suelen constituir el principal componente de los
ingresos públicos. Otro componente importante es la producción
realizada por las empresas públicas propiedad de los Estados o
los rendimientos obtenidos del alquiler o uso de propiedades o
servicios públicos. También existen otras vías más
excepcionales de obtener recursos públicos, como por ejemplo,
la venta de determinados activos y la privatización de empresas
o la captación de recursos mediante el endeudamiento en el
mercado financiero internacional.1

IMPUESTOS
El impuesto es una clase de tributo (obligaciones generalmente
pecuniarias en favor del acreedor tributario) regido por derecho
público, que se caracteriza por no requerir una contraprestación
directa o determinada por parte de la administración hacendaría
(acreedor tributario). Los impuestos, en la mayoría de
legislaciones surgen exclusivamente por la “potestad tributaria
del Estado”, principalmente con el objetivo de financiar sus
gastos. Su principio rector, denominado “Capacidad
Contributiva”, sugiere que quienes más tienen deben aportar en
mayor medida al financiamiento estatal, para consagrar el
principio constitucional de equidad y el principio social de la
libertad.

CONTRIBUCIONES
Contribución (muy a menudo expresado en plural:
contribuciones) es un tributo que debe pagar el contribuyente o
beneficiario de una utilidad económica, cuya justificación es la
obtención por el sujeto pasivo (ciudadano receptor) de un
beneficio o de un aumento de valor de sus bienes, como
consecuencia de la realización de obras públicas o del
establecimiento o ampliación de servicios públicos. Se paga por
alguna mejora realizada, aunque no necesariamente debe
existir proporcionalidad entre lo pagado y las ventajas recibidas.

CRÉDITO PUBLICO
El crédito público es la capacidad que tiene el estado para
obtener, otorgar o garantizar recursos financieros a través de
operaciones de endeudamiento. El crédito público tiene como
propósitos principales: controlar selectivamente para objetivos
prioritarios, administrar adecuadamente la deuda contratada,
prever la evolución del endeudamiento, lineamientos de
política de deuda.