You are on page 1of 6

Revisión del concepto Persona en lo referente a su aplicación a la Santísima Trinidad

El concepto de persona en la formulación de la Santísima Trinidad

El concepto de persona en torno a la formulación dogmática del misterio de la Santísima

Trinidad resulta de particular importancia, porque sin duda el hombre como sujeto dotado de

capacidad intelectual, si bien busca aproximarse al misterio de Dios por la fe y la razón, no

obstante parte de formas y conceptos que de una u otra manera hablan del proceso de

comprensión que ha elaborado de sí mismo ya que ningún proceso de aprendizaje y asimilación

escapa a su naturaleza y experiencia sensible.

Así en el presente escrito se propone una breve revisión de las distintas formas de formulación de

la categoría de persona en relación con la intuición del Dios persona y finalmente una reflexión

en torno a ello.

Así pues según Juan Carlos Zabala(2010) en su artículo sobre el origen de la noción persona,

en lo referente al mundo grecolatino tenemos que:

El término persona se considera propio del uso en el pueblo romano, pero también parece poseer

el mismo significado que la voz griega; πρόσωπον (prosopón), de donde se ha supuesto que

derivaría la forma latina. Pues la forma griega πρόσωπον posee el significado de máscara. Al

hablar de la máscara de los personajes teatrales el estoico Epícteto dice: “recuerda que tú no eres

otra cosa que actor de un drama, el cual será breve o largo según la voluntad del poeta […]

Puesto que a ti sólo te corresponde el representar bien a la persona que se te destina, cualquiera

que sea: corresponde a otro elegirla”(p.294)

(61) Frente a lo anterior resulta sumamente pertinente citar a Ricardo de San Víctor. A propósito de lo cual según Edith Stein(2002) al hablar de la imagen de Dios en la creación dirá que: dicha forma se asume al hablar de la trinidad. acudiendo para ello al concepto de sustancia. llegamos a la definición de persona: Persona es una sustancia individual de naturaleza racional”. y no se da en los universales. y toda sustancia es naturaleza. de tal forma que como expresa Culleton en su artículo “ Tres aportes al concepto de persona” : “si la persona se da solamente en las substancias. sino en los individuos. ya que según su parecer la cuestión substancial apunta a una irremediable individualidad si se aplica a seres de carácter personal. por tanto no sería posible aplicar a la realidad de la Trinidad. pues ello implicaría situarse frente a la existencia no de un . Es decir el sentido de la dignidad que un sujeto comienza a ostentar cuando es considerado como persona. un filósofo Romano va a proponer el termino persona. Sin embargo una de las formulaciones más importantes va a tener lugar en el siglo V cuando Boecio. No obstante también se ha de tener en cuenta el aspecto jurídico que ello ostenta en el mundo romano y en la polis griega pues solo se consideraba en sentido jurídico como persona a aquel que no es esclavo. quien en el siglo XII en relación a la formulación de la Santísima Trinidad como ser personal no está en acuerdo con la definición personal de tipo sustancial propuesta por Boecio y en su lugar propone el concepto de Ex-Sistencia. de forma análoga(p.953). De donde se puede notar que en este contexto la acepción “persona” hace referencia a una cuestión de tipo exterior como corresponde a la representación de un personaje medianamente conocido que el público pudiese identificar y no como tal a la estructura interna de un sujeto.

mientras que la naturaleza o sistencia es lo común. se diferencia de la categoría de sustancia y de una definición física de persona. Aquí la incomunicabilidad no es otra cosa que la individualidad.solo sino de tres seres personales. . la racionalidad en tanto que naturaleza es contenida por la persona Queda claro que en esta definición persona y substancia son conceptualmente distintas. así persona.(Culleton 66) De donde tenemos que tanto la dimensión originaria como el ámbito relacional de la persona posibilitan a Ricardo proponer una visión más amplia en la cual la persona está a la base como estructura que soporta los demás elementos constitutivos. como nos dice Ricardo. Cada una de las personas divinas es entonces. Al mismo tiempo que excede la mera idea de «sujeto de atributos» o «conjunto de propiedades». en la Trinidad "la razón formal de la personalidad está en el 'ex'. se señala a la persona como la portadora de una naturaleza y el sujeto de sus operaciones propias. una "existencia incomunicable de naturaleza divina". Los tres modos del 'ex' son las tres personas cuya mutua implicación asegura su idéntica sistencia natural". el ser persona no se identifica con el mero hecho de la racionalidad. en la relación de origen. Lo mismo que va a permitirle hablar de Cristo como quien ostenta naturaleza humana y divina. Y ante ello se embarca en la empresa de formular la noción de Ex Sistencia por la cual: De este modo. sino que por el contrario. (Anonimo) Así pues el esfuerzo de Ricardo se centrará en ampliar la visión propuesta por Boecio pues para él. en cuanto persona.

que resulta relevante es la idea elaborada por Duns Escoto. al respecto. sino que por el contrario se halla contenida en lo que concibe como la persona. (Culleton 67) En adelante otro punto de vista. y la existencia solo entra en el concepto como designativo del modo de poseer la existencia. considera que es necesario ampliar el panorama ya que el concepto de “existencia” no agota la totalidad del ser personal. Si es así. lo que supera y va más allá de la noción ordinaria de sustancia. Existencia significa al mismo tiempo que algo es y que posee (a partir de su origen) una determinada propiedad. entonces la existencia también es incomunicable.p 67). Quien continuando con lo elaborado por Ricardo de San Víctor va a centrar su atención en lo referente a aquello que al concepto ya acotado. la definición deberá ser: persona es incomunicabilidad que posee existencia en una naturaleza individual»(Citado en Culleton 2010. y es precisamente este tipo de propiedad. Si esa propiedad es incomunicable. que pertenece al ser de la persona. . Y considera que se podría sumar lo referente a la incomunicabilidad ya que en su elaboración del concepto persona. o si persona propiamente solo significa la incomunicabilidad. Como él mismo expresa: «Tengo mis dudas sobre si el término persona significa la existencia como formalmente idéntica con la incomunicabilidad. Así pues nos encontramos con que Duns Escoto en continuidad con el pensamiento franciscano concibe la persona como un valor insustituible que reclama independencia de todo cuanto pueda representar una suerte de comunicabilidad o alienación pues en dicho sistema de pensamiento precisamente cada ser personal se considera con valor único e irrepetible.

nunca alcanzable plenamente. A partir de una formulación ciertamente abstracta como corresponde al termino sustancia hasta llegar a considerarse en última instancia como un constructo que . que transciende al yo.(Anónimo) Por tanto nos encontramos ante todo un proceso de elaboración en el que la comprensión del ser personal ha pasado por múltiples momentos . liberado así de toda referencia a un sujeto como substrato sustancial y que incluye esencialmente la referencia a los otros como mediadores de la propia identidad es entonces. perfectamente adecuado para ser aplicado a la Trinidad. La persona es la actualidad del Selbst en el instante del yo". según Pannenberg. su interacción con los otros y con el momento histórico puntual en que acontece le imprimen carácter e identidad. ante el yo: "la palabra 'persona' designa el misterio. de la historia de la vida individual en camino hacia su propia determinación en el instante actual del yo. De tal forma que Pannemberg plantea sin duda la categoría del ser personal como resultante de una dinámica relacional. No obstante en mi opinión la asimilación conceptual de dicha realidad ha ido evolucionando. Para Pannenberg la persona no consiste sino en la presencia de esa identidad. que al parecer conducen gradualmente a ir desentrañando parte del misterio que tambien oculta la realidad designada como “persona”. Este concepto de persona. Finalmente este recorrido a lo largo de distintas formas filosóficas de contemplar el concepto de “persona” nos conduce hacia Wolfhart Pannemberg quien atendiendo al pensamiento Hegeliano va a considerar lo referente al ser personal como el resultado del proceso del sujeto con otros así como de su participación en la historia. Es decir.

pp.3. Culleton. Revista de Humanidades: Tecnológico de Monterrey. inaccesible e inmutable. ya que todo cuanto ser consigna en ella obedece a la experiencia de contacto y comprensión del hombre para con el Ser Absoluto que le abarca y le interpela. Pues el hombre solo puede dar razón por aquello que retiene gracias a la experiencia. ocurre analógicamente.uca. para dar paso a considerarse como una realidad dinámica que en su unicidad es influenciada y en cierto punto modelada por el entramado relacional en que se desenvuelve.Vol. A.sv/facultad/chn/c1170/agtyd07. (2010) Tres aportes al concepto de persona: Boecio (substancia). 293-318. El origen. disponible en: http://www. Siendo la Sagrada Escritura testimonio de ello. en parte se haya mediado por el ámbito relacional que abarca el campo de acción del sujeto. Zabala . Obras completa.. De tal forma que lo afirmado. 17 . a quien se ha concedido la dinámica de un ser personal. 59-71 Anónimo. núm. 27-28. Lista de referencias Stein. J. E. (2010) La noción general de persona. historia del concepto y la noción de persona en grupos indígenas de México.edu. (2002).html . según lo cual dicho atributo que se contempla en el Ser divino. Ricardo de san Víctor(existencia) y escoto (incomunicabilidad) Revista Española de Filosofía Medieval. pp. obras filosóficas :Monte Carmelo. que es ineludiblemente un conjunto de relaciones a todo nivel. Por tanto dicha definición ha exhibido diferentes miradas pasando de considerarse como una realidad subsistente.