You are on page 1of 1

La anécdota del luchador que no se da por vencido El Jarrón Azul Es la historia de

quien se propuso ingresar a trabajar en una empresa que se dedicaba a la venta de
madera, y en su intento se encuentra con múltiples obstáculos, como el ser juzgado por
su apariencia y discapacidad física. Aun así nunca se dio por vencido, nunca acepto un
no como respuesta y con perseverancia, conocimientos e inteligencia logró obtener un
puesto gerencial dentro de la empresa. La primera impresión es importante pero no
determinante para emitir juicios en cuanto al desempeño de la persona y las habilidades
y conocimientos que está pueda aplicar en el puesto dentro de la organización. El
aumento de la competencia por encontrar talento significa que el reclutamiento y la
selección han adquirido nueva importancia y la búsqueda de trabajadores es global, por
lo que va más allá de una simple y primera impresión, es buscar candidatos que cuenten
con más habilidades, como el personaje de la historia. 100% actitud. Esta historia es
motivo de inspiración, de lucha por obtener el éxito en todos los aspectos de la vida para
poder ser personas felices y plenas. Ejemplo de lo que constituye la firmeza de voluntad
que conduce al éxito, valor necesario para asumir responsabilidades.
Toma de decisiones inmediatas y proceder acertadamente de acuerdo a nuestros
criterios. Hay que recordar que los mejores trabajadores no son los que estudian en las
mejores universidades, tampoco los que viajan por todo el mundo; si no los que tienen
voluntad para tomar decisiones. Demostrar buen desempeño en el trabajo y que no se
aceptará un no como respuesta final. La vida es resultado de nuestra actitud, es decir me
hago responsable de todo lo que reciba y hago, pues de acuerdo a lo que des vas a
recibir. Estrategias eficientes siempre permitirán tener una mejor visión de los distintos
caminos que existen y se puede seguir para lograr los objetivos trazados. Se puede
llegar a cualquier parte siempre y cuando se ande lo suficiente. El no darse por vencido
permite encontrar nuevas alternativas, es siempre ir más allá y no rendirse a solo un
paso de conseguir lo que se desea. Saber que cuando se desea algo se corre riesgos y
que las ideas no duran mucho tiempo, entonces hay que hacer algo con ellas.
Aunque en el mundo existan personas tan grises hay otras que no paran de brillar y son
las que tienen mentalidad positiva y actitud ganadora. Saber que en algún momento de
la vida se puede tropezar y verlo como una oportunidad de empezar de nuevo pero con
más inteligencia, retomar el rumbo con astucia. El personaje de la historia siempre
mostró astucia y sagacidad, pues su principal estrategia para el éxito consistió
principalmente en evitar hacer enemigos. Si bien es cierto que en el mundo globalizado
de los negocios no existen amigos, tampoco deben existir los enemigos, sino
competidores. Siempre ante cualquier situación hay que agotar hasta el último recurso,
todos los medios. Utilizando ingenio, iniciativa y actitud, esa es la única manera de
superar todos los obstáculos que se puedan presentar. La constancia es el complemento
indispensable de todas las demás virtudes humanas. No hay que permitir que lo que no
se puede hacer interfiera con lo que si se puede lograr. Los trabajadores dentro de las
organizaciones que lo tienen claro logran sobrevivir más tiempo en sus puestos. El
ingrediente básico es moverse y empezar a actuar. Es tan simple como eso, muchas
personas tienen ideas, pero pocas deciden hacer algo al respecto hoy, no mañana, no la
próxima semana, si no hoy.