You are on page 1of 3

Tipos de pecados.

PECADO MORTAL: Se comete un pecado mortal cuando se dan, al mismo


tiempo, materia grave, plena advertencia y deliberado consentimiento.
Este pecado destruye en nosotros la caridad, nos priva de la gracia
santificante y, a menos que nos arrepintamos, nos conduce a la muerte
eterna del infierno. Se perdona, por vía ordinaria, mediante los
sacramentos del Bautismo y de la Penitencia o Reconciliación.
Los efectos del pecado mortal son:

 La pérdida de la amistad con Dios.


 La muerte de nuestra alma a la vida sobrenatural.
 La condenación eterna al infierno, si morimos con ese
pecado.

Estos son los efectos en el ámbito de los bienes espirituales. Sin


embargo, hemos de considerar también que, en los bienes
naturales, numerosas enfermedades, encarcelamientos, ruinas,
desgracias de familia, etc., tienen como origen un pecado grave
contra la Ley de Dios.
EL PECADO VENIAL: El pecado venial, que se diferencia esencialmente del
pecado mortal, se comete cuando la materia es leve; o bien cuando, siendo
grave la materia, no se da plena advertencia o perfecto consentimiento.
Este pecado no rompe la alianza con Dios. Sin embargo, debilita la
caridad, entraña un afecto desordenado a los bienes creados, impide el
progreso del alma en el ejercicio de las virtudes y en la práctica del bien
moral y merece penas temporales de purificación.

Los efectos del pecado mortal son:

 La pérdida de la amistad con Dios.


 La muerte de nuestra alma a la vida sobrenatural.
 La condenación eterna al infierno, si morimos con ese
pecado.

Estos son los efectos en el ámbito de los bienes espirituales. Sin


embargo, hemos de considerar también que, en los bienes
naturales, numerosas enfermedades, encarcelamientos, ruinas,
desgracias de familia, etc., tienen como origen un pecado grave
contra la Ley de Dios.