You are on page 1of 33

“AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACIÓN NACIONAL”

UNIVERSIDAD PERUANA “LOS ANDES”

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICA

GRUPO 1
DEMANDA Y CONTESTACION DE LA DEMANDA Y
SENTENCIA DE VISTA

INTEGRANTES:

AUQUI SOSAYA, Adderly Walter


ASCURRA QUISPE, Edhit
CABEZAS ZAVALLOS, Marlene
CANCHAYA SALINAS, Edward
CONDOR TORRES, Flor
HUAMAN GARAY, Sherly
HUAMANLAZO PATILLA, Carmen Rosa

HUANCAYO- 2018
Exp.:

Sec.

PRINCIPAL

Esc. N° 01

Sum: Indemnización por daños y perjuicios

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO ESPECIALIZADO DE TRABAJO DE


HUANCAYO

JUAN PALIAN CARDENAS, identificado con DNI. N°


40808753, con domicilio real Psje. Salaverry N° 181,
Distrito de Chilca, Huancayo; señalando domicilio
procesal en el Jr. Lima N° 354, Oficina 502-503,
Edificio Murakami, Huancayo; Casilla electrónica N°
4716; Correo electrónico: luis021965@hotmail.com;
Casilla judicial N° 801; a usted digo:

I. DEL ACTOR:

1. El actor es trabajador permanente en el régimen laboral del


Decreto Legislativo N° 728, de la Municipalidad Provincial de
Huancayo, habiendo ingresado a laborar 01 de enero de 2007, fui
despedido 01 de noviembre de 2010 y me incorpore el 11 de julio
de 2011, a la fecha mi remuneración mensual total es de S/.
3,150.00 más o menos.

II. LA DEMANDADA

2. La demandada es mi empleador la MUNICIPALIDAD


PROVINCIAL DE HUANCAYO, representado por el Alcalde
Provincial, con domicilio en la Calle Real Cdra. 7, Palacio
Municipal, Despacho de Alcaldía, 3er piso; lugar donde pido se
sirva disponer notifiquen con la presente demanda.
3. Solicito se tenga como emplazado el Sr. Procurador Público
Municipal de la Municipalidad Provincial de Huancayo, con
domicilio en la Casa de la Juventud y la Cultura, Cdra. 1 de la
Calle Real, Huancayo; donde pido se sirva disponer la notificación
con la presente demanda

III. PETITORIO

4. Solicito que se le ordene el pago del concepto de


INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS Y PERJUICIOS a la
Municipalidad Provincial de Huancayo daño patrimonial y daño
extramatrimonial, la suma de: S/ 47,543.68, por conceptos de:

a) Lucro Cesante y daño emergente 23.771.84


b) Daño Moral 23.771.84
5. Así mismo, cumpla con pagar los intereses, costas y costos
procesales, que se liquidarán en ejecución de sentencia.

IV. ANTECEDENTES

6. Ingresé a prestar servicio para la Municipalidad Provincial de


Huancayo, el 01 de enero de 2007, fui despedido el 01 de
noviembre de 2010, luego reincorporado el 11 de julio de 2011,
fecha desde la cual, vengo prestando mis servicios
ininterrumpidamente, ahora asignado en la Oficina de
Bromatología

7. Esta prestación de servicios se ha dado en solución bajo


subordinación y percibiendo mis remuneraciones mensuales de
manera ininterrumpida, con lo que se evidencia la configuración
del contrato de trabajo a plazo determinado, conforme prescribe
el artículo 4° del Decreto Supremo N° 003-97-TR.
8. Estuve despedido durante OCHO meses y ONCE días, como se
acredita con los mandatos judiciales que ahora exhibo.
9. La Sala Laboral en la Sentencia de Vista N° 057-2011, contenida
en la Res. N° 06 del 25-04-2011, resuelve lo siguiente:

6.2. FUNDADA en parte la misma demanda; en consecuencia,


ORDENO que la demandada Municipalidad Provincial de
Huancayo, en la persona de su Alcalde o representante legal,
procesa a la inmediata reincorporación de los demandantes Juan
Carlos Palian Cardenas,… su centro de trabajo en calidad de
Trabajadores Obreros de Servicio de Limpieza Pública, en el
mismo cargo, funciones y derechos que tenían como obreros en
el momento de su cese o en otra similar, bajo apercibimiento de
aplicarse las medidas coercitivas señaladas por el artículo 22 del
Código Procesal Constitucional, en caso de incumplimiento.
10. Por lo tanto que, julio de 2011, me reincorporan como servidor a
tiempo indeterminado SAC Trabajador Servicio – Obrero Limpieza
Pública, como a la fecha vengo prestando mis servicios con
regulación, empero asignado a la Oficina de Bromatología.

11. La Sentencia de Vista N° 37-2011, contenida en la Resolución N°


15, emitida por la Segunda Sala Mixta de Huancayo; en su
fundamento DÉCIMO, indica:
a) “…, por estas consideraciones, no sólo se concluye que el
despido efectuado por la Municipalidad de Huancayo a los
demandantes es inconstitucional – despido incausado por
haberse realizado sin expresión de causa, pues la
Resolución de Alcaldía N° 326-2010-MPH/A no habilitaba a
la emplazada a despedirlos, por lo que corresponde su
reincorporación. Sino también, es necesario indicar que la
citada resolución vulnera el debido proceso a los actores,
pues no se les posibilito contradecir ni ejercer el derecho
de defensa y, además porque se procedió a transgredir sus
derechos laborales al despedírseles con fecha veinticuatro
de octubre de dos mil diez, sin previamente hacérseles
llega el motivo de la decisión; en consecuencia, deberá
revocarse el extremo de la recurrida en cuanto declara
infundada la nulidad y/o inaplicabilidad de la Resolución de
Alcaldía N° 326-2010-MPH/A, debiendo reformarse y
declarándose inaplicable dicha resolución administrativa.”

V. DAÑOS INDEMNIZABLES:

12. De acuerdo a este comportamiento vulneratorio de derechos


fundamentales, que ha generado consecuencias dañosas, nos
encontramos que los daños indemnizables que debe resarcir la
demandada son:
“(…)”
a) El lucro cesante, De conformidad con el artículo 1106 del CC, el
lucro cesante constituye aquella ganancia que se ha dejado de
obtener como…
b) Consecuencia de un hecho dañoso, que puede derivar de un
incumplimiento contractual o un acto ilícito del que es responsable
un tercero, constituyendo tal daño una lesión de carácter
patrimonial ,un detrimento económico generado como
consecuencias de tal hecho ;
c) b. El daño moral está en el dolor, pena o sufrimiento de la víctima,
o sea, el quebramiento de la paz o tranquilidad de espíritu. El
daño moral afecta la vida sentimental del ser humano, por
consiguiente, es también una modalidad de daño a la persona.

13. Como datos referenciales de mii situación real, donde se ha


producido el daño, son:

c. Venía prestando servicios desde el año 01 de enero de 2007 al


01 de noviembre de 2010, es decir TRES años, DIEZ meses.
d. Tengo familia dependiente, constituida por:
i. Mi esposa Eva Marleny Apaza Velázquez
ii. Mi hija Rosana Marleny Palian Apaza (12 años de edad), quien
venía cursando el 1er grado de segundaria.
iii. Mi hijo Chistian Palian Apaza (07 años de edad), quien venía
curando el 2do grado de primaria.
iv. Mi hija Damaris Ángela Palian Apaza (18 meses de edad).
e. Mi carga familiar, ha sido declarada en mis datos personales
ante la demanda.

VI. FUNDAMENTOS DE LUCRO CESANTE

14. Como la compra ha quedado aprobado, la demanda, ha


incumplido con su obligación de respetar la estabilidad laboral,
haciendo uso fraudulento de una supuesta nulidad, para despedir al
actor, cuando había superado ampliamente el periodo de prueba.

15. El actor ha quedado en absoluto desamparo, pues, como


indique, al haberse producido la desvinculación de manera
intempestiva, no permitió conseguir inmediatamente otro trabajo,
generando zozobra en la familia dependiente, pues, no había fuente
de ingreso que cubriera la alimentación, vestido, vivienda, estudios
del actor y de su familia.

16. Puede verse que, este despido encausado e intempestivo, puso


en peligro mi subsistencia, ya que no contaba con la provisión de los
requerimientos elementales des seguro de salud, alimentación y
vestido.

17. Durante todo este periodo he dejado de percibir mis


remuneraciones, no solo ello, sino que, he quedado en desamparo
ante la seguridad social, de manera personal y mi familia
dependiente.

VI. FUNDAMENTO DE DAÑO EMERGENTE

18. Dicha tesis fue recogida en la Cas. N° 743-2012-Junín, que


estableció el criterio jurisprudencial siguiente: “Cuarto.- (…) resulta
claro que el hecho generador del daño y perjuicio por el que se
reclamaba la indemnización, se había producido del incumplimiento
de las obligaciones de un contrato laboral, que su existencia ha sido
reconocida en el proceso, lo que es constitutivo de la
responsabilidad contractual, que el supuesto de hecho de la
demanda se subsume en la norma prevista en el artículo 1321 del
Código Civil, por lo que corresponde aplicar la consecuencia jurídica
prevista, (…), siendo que la Responsabilidad Contractual presupone
el cumplimiento de una obligación nacida del contrato y contiene los
siguientes presupuestos para su configuración: a) debe existir un
contrato; b) un contrato válido; c) del cual nació la obligación
incumplida; y d) obligación incumplida de un contratante en perjuicio
de otro contratante (…)”. De igual modo, el Pleno Jurisdiccional
Distrital Civil Lima 2009, concluyó que: “tal responsabilidad civil es
de naturaleza contractual, concretamente por la inejecución de
obligaciones laborales, puesto que el despido se efectuó
contraviniendo no solo el contrato laboral, que contiene
obligaciones laborales tanto para el empleador como para el
trabajador, sino porque también se inejecutan obligaciones previstas
en normas legales que regulan los supuestos de despido de carácter
laboral”. Por último, la Casación Laboral N° 5192 2012-Junín(32), se
pronunció sobre el plazo prescriptorio de diez años y cerró el debate
al establecer que: “Décimo Tercero.- (…) en el Primer Pleno
Jurisdiccional Supremo en materia laboral (…); respecto a la
procedencia de la tramitación del reclamo de remuneraciones
devengadas; el mismo se debe tramitar vía acción de indemnización
por daños y perjuicios conforme lo prevé expresamente el inciso b)
del artículo 2 de la Nueva Ley Procesal del Trabajo - Ley N° 29497,
indemnización que comprenderá no solo el Lucro Cesante (lo dejado
de percibir) sino también otros conceptos como son el daño
emergente y el daño moral; la misma que al ser de índole contractual
se sujetará al plazo señalado en el inciso 1 del artículo 2001 del
Código Civil”.
Según Espinoza este tipo de daño in re ipsa es: “la pérdida que
sobreviene en el patrimonio del sujeto.
VII. FUNDAMENTO DE DAÑO MORAL

18. El despido inconstitucional así declarado en la sentencia emitida


por el juzgado y la sala en el proceso de amparo, ha determinado
que el despido inconstitucional en la modalidad de despido
encausado, que no tenía razón de ser, por tanto, que no se debía
ejecutar.

19. Este periodo de desvinculación inmotivada, ha generado


aflicción, pues, ha puesto en zozobra por no poder cubrir
necesidades primarias de alimentación de mi esposa y mis menores
hijos en ese tiempo.

20. Al perder el trabajo, ha afectado el sentimiento y la esfera


afectiva de la persona, al quedarse sin trabajo y con la carga familiar.

21. Además, el daño moral es irreparable, toda vez que no pueda


devolver el objeto sobre el cual recae la acción de su estado original.
A manera de ejemplo, si un hecho causa a una persona depresión
severa, el daño y ha sucedido y por más que en un futuro puede
volver a estar equilibrada emocionalmente, no hay nada que se
pueda hacer respecto a los momentos en los que estuvo bajo severa
pena y angustia. Esta posición es respaldada por Cifuentes quien
señala que no es posible la reparación integral con la equivalencia
perfecta e idéntica a la que se procura frente al daño material.

22. De este modo, se superó el criterio jurisprudencial que consideró


la pretensión indemnizatoria a causa de un despido inconstitucional
como responsabilidad extracontractual, que se adoptó en la Casación
N° 1916-2007-San Martín(33), a saber: “La indemnización por los
daños ocasionados al trabajador y a su familia al no percibir ingresos
durante los meses que duró el proceso de amparo hasta su
reincorporación, es una de naturaleza extracontractual, pues no se
requiere el resarcimiento de un daño producto de una inejecución o
incumplimiento de un contrato de trabajo, sino que es consecuencia
de la declaración de arbitrariedad de un despido incausado”. Ahora,
si pese a ello la defensa del trabajador equivoca en su postulación,
entonces, hacemos nuestra la recomendación de Medina, así: “al
momento de interponer una demanda de indemnización por daños y
perjuicios, y aun cuando la calificación efectuada por el trabajador
demandante sea el de una responsabilidad extracontractual, el juez
laboral podrá y debe adecuar la demanda planteada en los términos
de responsabilidad contractual”. Facultad judicial que Toledo llama la
suplencia indirecta de la demanda laboral

VIII.DESARROLLO DE LOS ELEMENTOS DE RESPONSABILIDAD CIVIL,


en las pretensiones de lucro cesante y daño moral:

Sobre la Antijurícidad:

22. La Antijuricidad, consiste en que la conducta es antijurídica no


solo cuando contraviene una norma prohibida, si no también cuando
la conducta viola el sistema jurídico en su totalidad, en el sentido que
afecta a los valores o principios sobre los cuales ha sido constituido
el sistema jurídico.

Es el acto voluntario típico que contraviene el presupuesto de la


norma penal, lesionando o poniendo en peligro bienes e intereses
tutelados por el Derecho. La antijuridicidad es un juicio impersonal
objetivo sobre la contradicción existente entre el hecho y el
ordenamiento jurídico.

23. La conducta antijurídica en el caso del actor ,se encuentra


debidamente probada con la constatación policial del despido ,con el
que pruebe el impedimento de registrar mi asistencia
,supuestamente por que había incurrido en nulidad la resolución que
declare mi contratación a plazo indeterminado ,es decir, la
formalización del despido arbitrario ,donde de manera expresa se
indica que la demandada ,ha vulnerado el sistema jurídico ,además
de la norma jurídica ,al despedir incausademente al actor , pues, se
ha vulnerado la garantía al debido proceso ,al derecho a la defensa
y al derecho de trabajo.
La conciencia de la antijuridicidad de la conducta supone la
irreprochabilidad del hecho ya calificado como típico y antijurídico,
fundada en el desacato del autor frente al Derecho por medio de su
conducta

24. Entonces, la antijuricidad está probada con el despido sin causa


justa que se realizó y así ha declarado la segunda sala mixta de
Huancayo, en la sentencia de vista N°37-2011, contenida en la
Resolución N° 15 de fecha 25 de noviembre de 2011, cuando en su
fundamento DECIMO, expresamente señala:

“por estas consideraciones, no solo se concluye que el despido


efectuado por la Municipalidad Provincial de Huancayo a los
demandantes es inconstitucional – despido incausado por haberse
realizado sin expresión de causa, la Resolución de Alcaldía N° 326-
2010-MPH/A no habilitada a la emplazada a despedirlos, por lo que
corresponde su reincorporación. Sino también, es necesario indicar
que la citada resolución vulnera el debido proceso a los actores,
pues no se les posibilito contradecir ni ejercer el derecho de defensa
y, además porque se procedió a trasgredir ni ejercer el derecho
laborales al despedírseles con fecha veintinueve de octubre de dos
mil diez, sin previamente hacérseles llega el motivo de la decisión;
en consecuencia, deberá revocarse el extremo de la recurrida en
cuanto declara infundada la nulidad y/o inaplicabilidad de la
Resolución de la Alcaldía N° 326-2010-MPH/A, debiendo reformarse
y declararse inaplicable dicha resolución administrativo”

Respecto al debido proceso este se refiere al conjunto de


formalidades esenciales que deben observarse en cualquier
procedimiento legal, para asegurar o defender los derechos y
libertades de toda persona acusada de cometer un delito. Por un
lado, se refiere a los medios que toda persona tiene para hacer valer
sus derechos, es decir, para asegurar o defender sus libertades;
esto se conoce como “derecho a un recurso”.

Sobre el Daño Causado:


25. “En sentido amplio se entiende por daño o lesión a todo derecho
subjetivo, en el sentido de interés jurídicamente protegido por el
ordenamiento jurídico, se convierte justamente en el derecho
subjetivo, esto es un derecho en el sentido formal y técnica de la
expresión. No se debe olvidar que el hombre es un ser social, que se
vincula en su vida de relación social, con otros hombres para
satisfacción de sus múltiples necesidades o interés son protegidas
por el ordenamiento jurídico se levanta a la categoría doctrinal de
derechos subjetivos, puede decirse que el daño es todo menoscabo
contra los intereses de los individuos en su vida de relación social,
que el Derecho ha considerado merecedores de la tutela legal.”

26. De conformidad con lo fijado en los artículos 4° y 6° del Derecho


Supremo N° 003-97-tr, por toda prestación de servicio de carácter
personal, se tiene el derecho a la retribución o contraprestación,
constituido por la remuneración.

27. La remuneración conforme a la jurisprudencia y la doctrina tiene


el carácter alimentario, el que además se constituye en un derecho
fundamental, que se percibe a partir de las prestaciones efectivas de
la labor, salvo excepciones expresamente establecidas en la ley;
entonces estamos ante el ingreso que está destinado a la
subsistencia pues, tiene como propósito cubrir las necesidades más
elementales de la persona.

La remuneración puede ser vista como todo pago o contrapartida


entre dos o más partes por la cesión de algún factor del que le es
necesario, es decir, es el precio que una parte abona a otra por
haberle prestado unos servicios o activos.

Generalmente, el término remuneración va asociado al del salario,


es decir, al pago o nómina que se le ofrece a un empleado por parte
de su empleador para ocupar una vacante y ofrecer su trabajo.

28. Por efecto del despido, el actor ha dejado de percibir las


remuneración pactadas y previstas que debía hacerlo
periódicamente, es decir al finalizar cada mes; es importante relievar
que, la percepción mensual de la remuneración, permite que el
trabajador pueda programar sus gastos y la inversión en su
desarrollo personal y familiar, pues, el logro de mejoras requiere
periodos de ejecución mayores a periodo de pago, por tanto, al
considerar a un trabajador por periodos cortos, genera zozobra e
inseguridad, ya que no puede programarse acciones de desarrollo
personal ni familiar por tener un futuro incierto, hecho que se agrava
aún más cuando es despedido.

29. Recordemos que conforme ha delimitado el Tribunal


Constitucional en STC. N° 0020-2012-PI/TC, y N° 00018-2013-PETC
ha establecido que remuneración constituye un derecho
fundamental, que, en este caso, por efecto de despido, se ha
vulnerado, al no permitir, pues, no se permite la prestación del
servicio, por el que generaría el derecho a la remuneración justa,
equitativa y sobre todo regular.

30. La remuneración, como se ha indicado, no solamente tiene a


cubrir las necesidades básicas del actor, sino también la de su
familia dependientes, compuesto por mi esposa y dos hijos en edad
escolar y plena formación, a quienes tengo el deber de alimentar,
atender con sus propias necesidades de salud, vestido, vivienda, y,
además de recreo.

31. El derecho obligacional se ha frustrado, pues se ha dejado en el


desamparo, detención y zozobra producida por la actuación
antijurídica que ha generado el daño, la imposibilidad de percibir la
remuneración que debía de percibir, esto en el daño patrimonial,
como es el lucro cesante.

32. En cuanto al daño extramatrimonial, como es el daño moral,


debemos indicar que, el daño se ha producido por haber dejado en
zozobra, aflicción al actor y su familia, por la incertidumbre que se
presenta al extinguirse la posibilidad y seguridad de percibir las
remuneraciones mensuales, prevista hacerlo por la prestación
regular del trabajo o servicio.
33. Este daño subjetivo, se ha producido al generarse la inseguridad
e incertidumbre en el futuro, en la sobrevivencia y sobre todo, en la
cobertura de las obligaciones del entorno dependiente, por lo que,
compete resarcir en el monto propuesto.

El término daño patrimonial hace referencia a todo menoscabo o


detrimento que se produce en los bienes de un sujeto, esto es en su
patrimonio. La determinación del daño patrimonial determina la
cuantía indemnizable por el perjuicio cometido frente a un daño
imputable a dolo o culpa, o frente a un incumplimiento contractual.

La indemnización de perjuicios busca reparar un daño sufrido, pero


en ningún caso puede convertirse en una forma de lucro para el
afectado. Así lo único que se busca es resarcir de los daños que
hayan sido acreditados fehacientemente.

Sobre la Relación de Causalidad:

34. “…, La misma es un requisito de toda la responsabilidad civil,


pues si no existe una relación jurídica de causa a efecto entre la
conducta típica o atípica y el daño producido a la víctima, no habrá
responsabilidad de ninguna clase. La deferencia de regulación legal
en nuestro Código Civil radica en que el campo extracontractual se
ha consagrado en el mismo artículo 1985° la teoría de la causa
adecuada, mientras que el contractual en el mismo artículo 1321° la
teoría de la causa inmediata y directa, sin embargo, para efectos
prácticos, las dos teorías nos llevan al mismo resultado. Más aun en
ambas clases de responsabilidad civil existente las figuras de la con
causa y de la factura causal, que se presenta cuando dos conductas
o acontecimientos contribuyen a la producción del daño, o cuando
existe un conflicto de causas o conductas, una de las cuales llega a
producir efectivamente el daño, haciendo imposible que la otra
hubiera llegado a producirlo. …”

35. el daño producido al actor y a su entorno por a no percepción de


las remuneraciones mensuales como derecho fundamental de
carácter alimentario, la no cobertura con la seguridad social, la no
atención en las necesidades primarias y básicas del entorno
dependiente como es la familia, está vinculado a la actuación
antijurídica de la demandada, al incumplir observar la norma legal
(art. 4 y 6 del D.S. N° 003-97-TR) para la contratación; al inobservar
los derechos fundamentales al debido proceso, al derecho a la
defensa y al trabajo (art. 139.3, 139.14 y 24 Const.) del actor.

36. Entonces, la conducta antijurídica declarada por el juzgado y la


Sala Mixta en su Sentencia, han generado el daño patrimonial, por la
no percepción de la remuneración mensual, que, a su vez, genera
de manera consecuente la descobertura de la seguridad social,
además de la inseguridad en el futuro como es una vejez digna al
repercutir en el no aporte al sistema de pensiones.

37. Estos conceptos están debidamente probados en la demanda,


que genera la obligación de resarcir a la demandada, por ser el
ejecutor directo del acto antijurídico que ha generado el daño,
hechos sobre los cuales, el Poder Judicial en el Exp. N° 02078-2010-
0-1501.CI-05, ha determinado.

Sobre el factor de Atribución:

38. En materia de responsabilidad contractual, el factor de atribución


es la culpa mientras que, en el campo extracontractual, de acuerdo
al código actual son dos los factores de atribución: la culpa y el
riesgo creado. En el campo contractual, la culpa se clasifica en tres
grados: la culpa leve. La culpa grave e inexcusable y el dolo;
mientras que, en el lado extracontractual, se habla únicamente de
culpa y también de riesgo creado.

La responsabilidad contractual es aquella responsabilidad civil que


nace de la culpa por falta de diligencia y previsión en el autor del
acto, que deriva en un incumplimiento de sus obligaciones y genera
la obligación de indemnizar.

39. Por ser la demandada una Persona Jurídica, conoce además de


la Ley, de la prohibición de actuar en las relaciones laborales con
fraude, además de incumplir su obligación de actuar con lealtad y
apegado de la Ley, por tanto, su conducta, en necesariamente
dolosa, por el que, la conducta antijurídica ha sido consciente y
premeditada, la que incluso ha generado que insista en su conducta
durante el proceso judicial.

40. Ahora bien, al conocer la ley, esta responsabilidad es


inexcusable, pues, conoce la Ley y las consecuencias de esta, así
además lo ha declarado el Tribunal Constitucional, por ello,
constituye el hecho, una responsabilidad dolosa inexcusable, que
obliga al resarcimiento que en este caso, debe pagar por la
supresión de las remuneraciones posibles de percepción y el daño
moral que ha generado.

IX.- MONTO DEL PETITORIO

41. El monto total de la pretensión de INDEMNIZACIÓN POR


DAÑOS Y PERJUICIOS ascienden a la suma de S/ 47,543.68
integrado por los siguientes conceptos:

a. Lucro Cesante, en la suma de S/ 23,771.84;

b. Daño Moral, en la suma de S/ 23,771.84;

42. Los intereses, costas y costos pretendidos como conceptos


accesorios, se liquidaran en ejecución de sentencia.

X.- VÍA PROCEDIMENTAL:

43. La presente acción, debe tramitarse por la vía del proceso


ordinario laboral.

XI.- MEDIOS DE PRUEBA:

44. Para probar los presupuestos de la indemnización, como son


antijuricidad, la relación causal, el daño y el factor atribución, los que
sustentan el lucro cesante y el daño moral: ofrezco y presento:

a. La sentencia N° 057-2011 del 25-04-2011, emitida por el Quinto


Juzgado Especializado en lo Civil de Huancayo, que declara fundada
la demanda y ordena mi reposición. ANEXO 1.A.

b. La sentencia N° 37-2011, emitida por la Segunda Sala Mixta de


Huancayo, con el que: CONFIRMA la Sentencia contenida en la
resolución N°15 del 25-11-2011, donde se ordena mi
reposición…ANEXO.1.B

45. Para probar el daño moral, pues, el estar desempleado, no solo


a afectado al actor, sino también a su entorno familiar; esposa que
no trabaja, mis hijos que están cursando estudios:

a. Acta de compromiso de convivencia del 2015, con el que acredito


la obligación de mantención. ANEXO.1.C.

b. Copia del DNI de mi esposa Eva Marleny Apaza Velásquez, para


acreditar su identidad. ANEXO.1.D.

c. Constancia de Matricula a la Universidad, de mi hija Rosana


Marleny Palian Apaza que en ese tiempo cruzaba el primer grado de
secundaria.ANEXO.1.E.

d. Copia del DNI de mi menor hija Rosana Marleny Palian Apaza,


para probar el entroncamiento. ANEXO.1.F.

e. Copia del DNI de mi menor hijo: Christian Anthony Palian Apaza,


para acreditar el entroncamiento.ANEXO.1.G.

f. Copia del DNI de mi menor hija Damaris Ángela Palian


Apaza.ANEXO.1.H.

46. Para determinar la relación casual, de no percepción de ingresos


por efecto del despido y además poder determinar el cuanto
indemnizatorio y se tenga como referencia para poder fijarlo, ofrezco
y presento:

a. Las boletas de pago de enero, febrero, marzo, abril, mayo y julio


2010.ANEXO.1.I.

b. Las boletas de pago de enero. Febrero, marzo del 2010.


ANEXO.1.J.

47. Para probar que la demandada a pesar del daño causado, no


reconoce que debe resarcir, por existir responsabilidad al haber el
despido de manera incausada, vulnerando derechos fundamentales;
ofrezco y presento:
a. La Resolución de Gerencia de Administración N° 039-2017-
mph/gadel31-03-2017, con el que declara infundada la petición de
pago indemnizatorio. ANEXO.1.K.

b. El Acta de Medida Cautelar de fecha 12 de julio del 2011, con el


que se ejcuta la reposicion del actor.ANEXO.1.L.

XII.- ANEXOS

48. Copia del documento de identidad del actor.ANEXO.1.M.

49. Tasa judicial por ofrecimiento de pruebas.ANEXO.1.N.

50. Habilitación personal del abogado que autoriza.ANEXO.1.Ñ.

Por lo expuesto;

A usted señor Juez, admitir la demanda.

Huancayo, 05 de junio del 2017.

LUIS VELASQUEZ LAZO JUAN PARIAN


CARDENAS
ABOGADO DNI. N° 40808753
CAJ 970
Exp.: N° 2194-2017-0-1501-JR-LA-02
Sec.: Dra. Nattali Huaroc
Esc.: 01
Sumilla: APERSONAMIENTO
ABSUELVE DEMANDA

SEÑOR JUEZ DEL SEGUNDO JUZGADO ESPECIALIZADO DE TRABAJO


DE HUANCAYO
Municipalidad Provincial de Huancayo,
representada por su Procurador Público
Abog. Jorge Cussinga Lujan, en el
proceso seguido por Juan Carlos Palian
Cardenas, sobre Indemnización por
despido arbitrario, a Usted Digo:
I. APERSONAMIENTO.-
Que, me apersono a la instancia en mi condición de
Procurador Municipal a mérito de la resolución de
Alcaldía N° 302-2015- MPH/A de fecha 11 de
noviembre de 2015, señalando domicilio procesal en
la calle Real N° 103 - Instituto de la Juventud y
Cultura – Despacho de la Procuraduría Pública
Municipal y con casilla electrónica N° 5410, y casilla
judicial N° 739, direcciones donde se notificara las
resoluciones que recaigan en el presente proceso.

II.- PETITORIO.-
Que, estando dentro del término de ley, teniendo legitimidad para obrar y en
mérito al principio de contradicción. Asimismo al amparo del artículo 424 del
Código Procesal Civil, aplicable supletoriamente al presente proceso
ABSUELVO LA DEMANDA NEGANDOLA Y CONTRADICIENDOLA EN TODO
SUS EXTREMOS. Que la pretensión del accionante sea declarada infundada
en la estación procesal correspondiente en merito a los siguientes fundamentos
facticos y legales que paso a exponer.
III.- FUNDAMENTOS FACTICOS DE LA CONTESTACION DE LA
DEMANDA.-
PRIMERO.- Que, conforme se desprende del petitorio de la demanda de
indemnización por daños y perjuicios, pretendiendo como pretensión el pago
por los siguientes conceptos.

a. Lucro cesante en la suma de S/. 23,771.84


b. Daño moral en la suma de S/.23,771.84
A) LA INDEMINIZACIÓN POR LOS DAÑOS TIENE NATURALEZA
EXTRACONTRACTUAL

SEGUNDO. Que cabe desvirtuar las pretensiones postuladas en la demanda,


siendo que el actor refiere “que ingreso a laborar a favor de la demandada el 01
de enero de 2007, fui despedido el 01 de noviembre de 2010, luego
reincorporado el 11 de julio de 2011, fecha desde la cual vengo prestando mis
servicios ininterrumpidamente...”
TERCERO. Al respecto, cabe precisar que si bien es cierto, se podría sostener
que habiendo de por medio un contrato estaríamos dentro de un supuesto de
indemnización por responsabilidad por inejecución de obligaciones, no
obstante ello fue materia de análisis mediante la casación N° 1916-2007- San
Martin que se resume.
“la indemnización por los daños ocasionados al trabajador y a su familia al no
recibir los ingresos durante los meses que duro el proceso hasta su
reincorporación, es una de NATURALEZA EXTRACONTRACTUAL, ya que no
se requiere el resarcimiento de un daño de una inejecución o incumplimiento de
un contrato de trabajo, sino que es consecuencia de la declaración de
arbitrariedad de un despido arbitrario”
CUARTO. Bajo este lineamiento, se entiende que no se trata de la inejecución
voluntaria de un contrato de trabajo, sino que el daño generado es a
consecuencia de la declaración de la arbitrariedad de un despido, siendo de
aplicación el Código Civil que regula las normas de responsabilidad contractual
en los artículos 1969 y siguientes.

B. EN EL PRESENTE CASO NO SE CONFIGURA EL ELEMENTO DEL


LUCRO CESANTE
QUINTO. Que, respecto al elemento del DAÑO “... no puede ser entendido
como la lesión de un interés protegido, por cuanto ello resulta equivoco y
sustancialmente impreciso, el daño incide más bien en las consecuencias,
aquellos efectos negativos que derivan de la lesión del interés protegido”. En
este orden de ideas, las remuneraciones dejadas de percibir por parte del
trabajador de no haber sido despedido arbitrariamente es una LESION DE UN
INTERES PROTEGIDO DISTINTO AL LUCRO CESANTE. Entendiéndose a
este como la frustración de obtener una GANANCIA UTILIDAD O RENTA de
no debe haberse producido el despido.
SEXTO. - En el presente caso, el demandante sostiene, respecto a los
fundamentos de lucro cesante señaló que: “... el actor ha quedado en absoluto
desamparo, pues al haberse producido la desvinculación de manera
intempestiva, no permitió conseguir inmediatamente otro trabajo, generando
zozobra en mi familia dependiente... “; así mismo concluye señalado que “...
durante todo este periodo he dejado de percibir mis remuneraciones…”
SEPTIMO.- Al respecto debo señalar señor juez que el demandante no puede
pretender se le pague las remuneraciones dejada de percibir durante el periodo
que indica; es decir, ocho meses y once días bajo la tesis de haber quedado en
desamparo y ello no le permitió conseguir inmediatamente otro trabajo; pues
esto no es un sustento valido pata justificar el pretendido pago por lucro
cesante; toda vez que el actor no puede recibir ninguna contraprestación por el
trabajo no realizado, ello de conformidad a lo estipulado en la Tercera
Disposición literal d) de la Ley General del Sistema Nacional de
Presupuesto Ley N° 28411 que a la letra dice ”… el pago de remuneraciones
solo corresponde como contraprestación por el trabajo efectivamente
realizado.”
Asimismo, el artículo 6° del T.U.O. del Decreto Legislativo N° 728 - Ley de
Productividad y Competitividad Laboral establece lo siguiente: “Constituye
remuneración para todo efecto legal e íntegro de lo que el trabajador recibe por
sus servicio en dinero o en especie , cualquiera fuera la forma o denominación
que se le dé , siempre que sean de su libre disposición (..)” . Es decir, bajo esta
definición se condiciona el pago de la remuneración a la PRESTACION
EFECTIVA de servicios por parte de un trabajador.
Por lo tanto, no procede el pago de lucro cesante en el presente caso, debido a
que el demandante no ha realizado ninguna labor durante el periodo en el que
fue despedido.
Dicho de otro modo, en el presente caso el accionante durante el periodo que
reclama indemnización por daños perjuicios no ha laborado en la Municipalidad
Provincial de Huancayo, por lo tanto, no le corresponde ningún pago por los
conceptos que señala en su demanda.
C) SOBRE EL ELEMENTO DEL DAÑO MORAL
OCTAVO.- El accionante como fundamento del daño moral refiere”… al perder
el trabajo, ha afectado al sentimiento y la esfera afectiva de la persona al
quedarse sin trabajo y con la carga familiar” al respecto el artículo N° 1332 del
Código Civil regula la carga de prueba en los daños y perjuicios, siendo
que el actor al pretender probar el elemento del daño moral adjunto como
acervo probatorio el DNI de la conviviente y de los hijos; sin embargo, dichos
documentos no constituyen prueba plena que acredite la afectación al
sentimiento y esfera afectiva de la familia, como así pretende hacer aparecer el
accionante , pues el DNI es un documento que solo prueba la identidad de una
persona y la constancia de matrícula, no prueba absolutamente a nada, más
que la circunstancia de hecho que la estudiante, en este caso la hija del
demandante, se encuentra matriculada en la Universidad Peruana Los Andes;
situación que el actor, no ha demostrado la supuesta lesión a los sentimientos
de la víctima; asimismo, la versión del accionante que producto del despido se
ha quedado sin trabajo, resulta una alegación cómoda y poco diligente; siendo
poco creíble que una persona en la condición del accionante, teniendo toda
una potencialidad laboral (capacidad física, intelectual y con experiencia
laboral) no haya podido buscar una actividad económica que le genere
ingresos económicos para cubrir las necesidades primarias de su familia; en
consecuencia, no habiendo probado con documento idóneo el supuesto daño
moral irrogado al actor y su familia la demanda debe desestimarse en este
extremo.
IV. ANEXOS. -
Se Adjunta:
- Copia de DNI (Anexo 1 - A)
- Copia de Resolución de Designación Anexo (1 - B)
- Copia de resolución donde se me otorga facultades para conciliar
(Anexo 1 - C)
- Copia de la Constancia de Habilitación (Anexo 1 - D)
- Copia de la Constancia de Habilitación de la Letrada a quien se le otorga
facultades de representación (anexo 1 - E)
OTROSÍ DIGO. - Conforme al artículo 80° del Código Procesal Civil otorgo
representación a la Abg. Ana María Tupayachi Sarmiento, quien declara
estar instruido de tal acto y sus respectivos alcances.
POR LO EXPUESTO
A Usted, señor Juez tener por contestada la presente demanda y en su
oportunidad declararla infundada.

Huancayo, 26 de Julio de 2017.


CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE JUNÍN
Primera Sala Laboral Permanente de Huancayo
Jirón Parra del Riego Nº 400 – El Tambo

Central telefónica (064) 481490

SENTENCIA DE VISTA N° -2017

EXPEDIENTE : 02194-2017-0-1501-JR-LA-02

PROVIENE : 2° JUZGADO ESPECIALIZ DE TRABAJO HUANCAYO

MATERIA : INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS Y PERJUICIOS

DEMANDANTE : JUAN CARLOS PALIÁN CÁRDENAS

DEMANDADA : MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE HUANCAYO

APELANTE : DEMANDANTE/DEMANDADO

PONENTE : CRISTOVAL DE LA CRUZ

RESOLUCIÓN NÚMERO OCHO

Huancayo, nueve de noviembre del dos mil diecisiete.-

VISTA: En audiencia de vista de la causa, con asistencia del abogado de la


parte demandante y producida la votación respectiva, se emite la resolución
siguiente:

MATERIA DEL RECURSO

Viene en grado de apelación la Sentencia N° 0185-2017, contenida en la


resolución número tres de fecha veinticinco de agosto de dos mil diecisiete,
corriente de folios sesenta y nueve hasta ochenta y tres, que resuelve
declarar fundada en parte la demanda interpuesta por don Juan Carlos
Palián Cárdenas contra la Municipalidad Provincial de Huancayo sobre
indemnización por daños y perjuicios; ordena que la demandada
Municipalidad Provincial de Huancayo, pague al demandante Juan Carlos
Palian Cárdenas, por concepto de lucro cesante la suma de S/4,320.00
(cuatro [mil] trescientos veinte con 00/100 soles), y por concepto de daño
moral, la suma de S/2,000.00 (Dos mil y 00/100 soles), más los respectivos
intereses legales generados a partir de la fecha de producción del
incumplimiento de la obligación. - - -

FUNDAMENTOS DEL RECURSO

De la parte demandante

El apelante expresa los principales argumentos: 1) Estuvo despedido


durante ocho meses y once días, es decir del 1 de noviembre de 2010 y su
reincorporación el 11 de julio de 2011 y que durante el periodo de despido
dejó de percibir las gratificaciones de diciembre 2010, gratificaciones por
escolaridad, bonificación por el día del trabajador, gratificación de julio
2011, CTS. 2) La sentencia tampoco ha considerado los elementos
coadyuvantes para determinar el quantum indemnizatorio, como son: a)
Que tenía tres años y diez meses de tiempo de servicio. b) Que tenía una
familia constituida. c) Que sus hijos estaban en periodo de estudios
secundarios. d) Que tenía que llevar reposición para lograr reposición. 4) El
monto otorgado por daño moral no es correcto, porque la aflicción es
inminente a la condición de padre de familia y con carga familiar, que se
queda sin trabajo y ve su futuro brumoso, por no poder cubrir los gatos de
alimentación, vestido, estudios, vivienda y demás necesidades básicas de
sobrevivencia. - - -

De la parte demandada

El apelante expresa los principales argumentos: 1) Al actor no le


corresponde percibir tal suma de dinero por no haber laborado durante el
período que duró su proceso de amparo.2) La demanda debe declararse
infundado por cuanto el periodo noviembre 2010 a julio de 2011 la
demandante no laboró para la Municipalidad de Huancayo, esto en base a lo
estipulado en la Tercer Disposición Transitoria literal d) de la Ley General
del Sistema Nacional de Presupuesto Ley N° 28411. - - -

FUNDAMENTOS DE LA SALA

PRIMERO: Del petitum (petitorio)

Conforme es de verse en la demanda presentada con fecha 9 de junio de


2017 (Folios 01/13), el demandante tiene como petitorio, lo siguiente:

1. Pago del concepto de indemnización por daños y perjuicios, la suma de


S/47,543.68, en los conceptos de:

N° PRETENSIONES Demanda S/ Sentencia S/

01 Lucro cesante 23,771.84 4,320.00

02 Daño moral 23,771.84 2,000.00

TOTAL 47,543.68 6,320.00

2. Cumpla con pagar los intereses, costas costos procesales. - - -

SEGUNDO: Del principio de "quantum devolutum tantum apellatum"

Previamente a emitir un pronunciamiento sobre el fondo de la presente


controversia, resulta insoslayable hacer referencia a un principio que opera
como base fundamental en las decisiones en segunda instancia.

En efecto, por este principio que descansa en el principio de congruencia,


significa que el órgano revisor (Ad quem) al resolver la apelación deberá
pronunciarse solamente sobre aquellas pretensiones o agravios invocados
por el impugnante en su recurso; vale decir, en segunda instancia sólo
puede conocer y decidir aquellas cuestiones a las que ha limitado la
apelación el recurrente, no tiene más facultades de revisión que aquellas
que han sido objeto del recurso; más aún, no puede entrar en el examen de
las cuestiones consentidas por las partes o que no han sido objeto del
recurso. Este enunciado concuerda con el artículo 364° del Código Procesal
Civil, aplicado de manera supletoria a la presente controversia, que
prescribe: “El recurso de apelación tiene por objeto que el órgano
jurisdiccional superior examine, a solicitud de parte o tercero legitimado, la
resolución que le produzca agravio, con el propósito de que sea anulada o
revocada total o parcialmente”. - - -

TERCERO: Análisis del caso de autos

El caso está centrado en determinar si en el presente caso debe o no


incrementarse el monto determinado por el Juez de primer grado, por las
pretensiones de lucro cesante y daño moral, que se analiza conforme al
principio de congruencia, del modo siguiente:

a) Primigeniamente debemos anotar que no está en debate lo relativo a la


configuración de los elementos de la responsabilidad civil, como la
conducta antijurídica, el daño, la relación de causalidad y el factor de
atribución, puesto que el demandante solo cuestiona lo relativo al monto
indemnizatorio; empero, debemos hacer referencia solamente a la
conducta antijurídica que ha sido establecido en el Expediente N.°
02078-2010-0-1501-JR-CI-05 (folios 18/25), donde con Sentencia de
Vista que confirma en el extremo que declara fundada en parte la misma
demanda, en consecuencia ordena que la demandada Municipalidad
Provincial de Huancayo, en la persona de su Alcalde o representante
legal, proceda a la inmediata reincorporación de los demandantes Juan
Carlos Palian Cárdenas, José Gerardo Ramírez Chávez y Edwin Jesús
Cristóbal Aguirre a su centro de trabajo en calidad de trabajadores
obreros del Servicio de Limpieza Pública, en el mismo cargo, funciones y
derechos que tenían como obreros al momento de su cese o en otro
similar (…);

Del lucro cesante


b) En el presente caso, conforme al petitorio de la demanda y la sentencia
apelada, se ha demandado el pago de una indemnización por lucro
cesante, que es definida, por la doctrina como una forma de daño
patrimonial que consiste en la pérdida de una ganancia legítima o de una
utilidad económica por parte de la víctima o sus familiares como
consecuencia del daño, y que ésta se habría producido si el evento
dañoso no se hubiera verificado. Es, por tanto, lo que se ha dejado de
ganar y que se habría ganado de no haber sucedido un daño;

c) En el presente caso, la demandante alega que durante el período de


despido, dejó de percibir las gratificaciones de diciembre 2010,
gratificaciones por escolaridad, bonificación por el día del trabajador,
gratificación de julio 2011, CTS; al respecto, como se tiene dicho, el
lucro cesante se refiere a todos los provechos y beneficios que la
persona ha dejado de percibir como consecuencia del daño ocasionado,
para su cuantificación, se debe tomar, como uno de los criterios, las
remuneraciones dejadas de percibir generados en dicho lapso
(remuneraciones caídas), en base al último monto remunerativo y por el
tiempo que duró el despido; ello no quiere decir, que para su
cuantificación necesariamente debe estar sujeto a las remuneraciones
dejadas de percibir y los beneficios laborales, porque no se trata de un
proceso laboral de pago de derechos laborales, pues lo que se busca en
el caso concreto no es el pago de remuneraciones dejadas de percibir y
beneficios laborales, sino la finalidad de lo pretendido es el pago de una
indemnización y resarcimiento por el daño producido; es decir, no se
considera los beneficios laborales que propone la parte demandante sino
solo las remuneraciones no percibidas que deben ser promediadas por
meses completos;

d) A lo indicado se suma el criterio de la Corte Suprema, expresado en la


Casación N° 2097-2013-Lima, de fecha 11 de marzo de 2014, en cuyo
quinto considerando señala:

“… En este orden de ideas, queda claro que las remuneraciones


dejadas de percibir por la demandante se encuentran
comprendidas dentro de dicho concepto, pues en efecto se trata
de una ganancia que, debido a la conducta antijurídica atribuida a la
institución demandada, ya no ingresará al patrimonio de la
demandante, situación que en este caso se prolongó durante tres
años, tres meses y dieciocho días, tiempo que duró la separación de
la actora de su centro de trabajo. Por ello, para establecer el monto
indemnizatorio por concepto de lucro cesante, resulta adecuada la
motivación de la resolución recurrida, la cual se sustenta en la
valoración realizada a la pericia contable (…), pues en aquella se
determinó las remuneraciones que le correspondía percibir a la
demandante durante el período antes anotado, y en virtud de dicho
medio probatorio, los jueces de mérito establecieron el monto
indemnizatorio por lucro cesante, luego de una valoración equitativa
conforme lo faculta el artículo 1332 del Código Civil; …” (resaltado
es nuestro)

e) De otro lado, no es atendible el argumento la demandada Municipalidad


Provincial de Huancayo, de que las leyes de presupuesto prohíben el
pago de remuneraciones por trabajo no realizado, por la sencilla razón
de que el presente proceso no es de pago de remuneraciones dejadas de
percibir, es decir no se está ordenado pagar remuneraciones y sus
beneficios laborales, sino resarcir el daño por el despido inconstitucional;

f) Quantum indemnizatorio: En el caso de autos, al haberse determinado


que la demandada tiene responsabilidad civil por el daño causado, debe
ampararse la apelación de la parte demandante de incrementar el monto
indemnizatorio que el juez lo ha fijado en S/4,320.00 soles y desestimar
la apelación de la demandada;

g) Siendo así, se procede a su cálculo en base a los siguientes datos


laborales:

 Remuneración (folio 39) : S/.1,412.481


 Fecha de despido : 1 de noviembre de 2010
 Fecha de reincorporación : 11 de julio de 2011
 Período que estuvo despedido : 8 meses y 11 días

1 Boleta de pago del mes de julio 2010


h) Por ello, se tiene como referencia el monto de su última remuneración
mensual percibida al momento del despido, en la suma de S/1,412.48
tal como figura en su boleta de pago de folio 39; entonces, efectuando el
cálculo por el lapso 8 meses completos, resulta la suma de S/11,299.84,
debiéndose de revocar este extremo de la apelada. - - -

Del daño moral

i) El jurista Fernández Sessarego2 define al daño moral como aquel


sufrimiento, dolor, pena, angustia que sufre una persona; dicho daño no
tiene naturaleza patrimonial, es decir, no es cuantificable
económicamente, por lo tanto el dinero no está destinado a eliminar el
dolor o sufrimiento, el dinero es sólo instrumental, representa un medio
que permite a la víctima disipar, si es posible y en alguna medida, su
dolor mediante entretenimientos o diversiones adecuados a cada
personalidad; en tal sentido, siendo el daño moral uno de carácter no
patrimonial resulta imposible cuantificarlo económicamente, por lo tanto
solamente le corresponderá al Juez, con valoración equitativa, fijar el
monto que ayudará a disipar el dolor;

j) La demandante señala que para el cálculo del daño moral debería de


tenerse en cuenta la Sentencia Casatoria N° 2216-2005-CUSCO de la
Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, sin embargo cabe aclarar que
en la actualidad se viene aplicando la Casación N.° 4393-2013 La
Libertad, de fecha 28 de febrero de 2014, por ser más reciente, pues ha
precisado:

“Quinto: (…) Ello importa que el “daño moral” no significa una


lesión física o psicológica a los múltiples aspectos de la
personalidad, ni mucho menos atentado contra el proyecto de
vida, porque esas categorías corresponden de manera específica
al “daño a la persona”, y queda reducido “al dolor o sufrimiento
experimentado por la persona”. Es, por tanto, “un daño psíquico
que no es de naturaleza patológica y, solo como está dicho,
afecta el sentimiento, la esfera afectiva de la persona” (…).

2 FERNÁNDEZ SESSAREGO, Carlos. Nuevas Tendencias del Derecho de las Personas,


Primera Edición. Págs. 307 y 308.
“Sexto: (…) por consiguiente, esta aflicción o sufrimiento es de
orden transitorio y no surge de afección patológica, sino de un
acto dañino sufrido en la vida en relación. Es además, un daño
totalmente subjetivo, impreciso, inasible, no posible de medir y,
por lo tanto, de difícil percepción y de aún más difícil
cuantificación. Pero que eso sea así no significa que referido daño
sea deleznable, sino que su valoración deberá efectuarse por
medios distintos a los ordinarios, dando singular
importancia a sucedáneos probatorios y a las máximas de
experiencia”. (Resaltado es nuestro)

k) Si bien, los numerales 23.1 y 23.3 del artículo 23° de la Nueva Ley
Procesal de Trabajo, Ley N.° 29497, exige a la parte acreditar su dicho o
la existencia del daño, empero este Colegiado estima que tratándose de
una lesión subjetiva a la víctima que le ha producido aflicción, angustia,
tristeza o dolor en su esfera interna, la actividad probatoria exigible debe
ser mínima, la misma que está probada con el despido arbitrario, es
decir, tuvo que recurrir al órgano jurisdiccional, como única vía para ser
tutela en sus derechos como trabajador;

l) Cabe indicar, lo señalado en la Sentencia de Vista N° 37-2011 (folios 18


y 19) en el considerando octavo que señala: “… si bien mediante la
Resolución de Alcaldía N° 326-2010-MPH/A, se declaro la nulidad de la
resolución administrativa que designo como trabajadores obreros
indeterminados a los demandante, bajo el sustento de que se incumplió
directivas, acuerdos paritarios y que no cumplieron con ingresar
mediante concurso de meritos; no obstante, dichos argumentos de la
resolución no debieron afectar los derechos laborales ya ganados por
estos, según lo establece el artículo 26 inciso 2 de la Norma
Fundamental, cuyo tenor indica: “En la relación laboral se respetan los
siguiente principios: (…) 2. Carácter irrenunciable de los derechos
reconocidos por la constitución y la ley” y, porque además, estando los
accionantes bajo el régimen laboral privada no son exigibles normas
laborales públicas, en el extremo de que se exija el concurso mediante
concurso público de meritos; máxime si al haber obtenido el status de
trabajadores obreros a plazo indeterminado y al haber alcanzado la
estabilidad laboral solo procedía despedírseles siguiendo el
procedimiento de despido y bajo causa justa de despido relacionados a
su conducta o capacidad, según lo establecen los artículos 23, 24, 31 del
Decreto Supremo N° 003-97-TR; tanto más con este proceder la
demandada a vulnerado el principio de continuidad laboral establecido a
favor del trabajador (…)”. Por tanto, al impedírsele el ejercicio de los
derechos como trabajador, se verifica la existencia del daño, los mismos
que deben ser indemnizados;

m) Quantum indemnizatorio: En el caso de autos, al haberse determinado


que la demandada tiene responsabilidad civil por el daño causado, debe
estimarse los agravios de la parte demandante; para este efecto,
consideramos citar al Dr. Fernando de Trazegnies en el Tomo II de su
Libro La Responsabilidad Extracontractual, sobre la probanza del daño ha
establecido lo siguiente:

“… el daño moral sirve para indemnizar aquello que la doctrina ha


denominado “daños patrimoniales indirectos”, es decir, aquellos
daños que, siendo económicos, son difícilmente valorizables: el
demandante no puede probar su monto preciso. En estos casos
(que implican un pseudo daño moral, pues se trata en realidad de
daños económicos imprecisos), este instituto otorga al juez una
discrecionalidad suficiente para incluir tales daños “a ojo de buen
cubero”, sin necesidad de pruebas de los mismos”. (pág. 105).

n) De manera que, otorgarse una reparación acorde con los criterios de


proporcionalidad y razonabilidad, este Colegiado considera a los
siguientes elementos para cuantificarla, las mismas que han sido citadas
en la sentencia apelada, entre otros:

i) Tiempo de servicios del trabajador previo al despido (en el


cargo): del 1 de enero de 2007 al 1 de noviembre de 2010, según la
sentencia apelada, habiendo acumulado un total de 3 años y 11
meses de servicios ininterrumpidos, previos a su despido;

ii) Condición profesional: No se indica, pero su último cargo de


trabajador de servicio obrero de limpieza pública (folio 36/42);
iii) Situación laboral del trabajador (plazo temporal o
indeterminado): Judicialmente a plazo indeterminado por
reposición;

iv) Magnitud del menoscabo a la víctima y su familia (carga


familiar): Esta acreditado que a la fecha del acto dañoso la
demandante tenía carga familiar de dos menores de edad (folio 24 y
25), y una hija que cursa estudios superiores (folio 32 y 33);

v) Familiares directos con enfermedad grave: no alega tener;

vi) Edad del trabajador: 31 años a la fecha del despido, de acuerdo a


su Documento Nacional de Identidad (folio 42);

vii) Proceso judicial con el que el accionante se reincorpora a su


centro labora: Se acredita con la Sentencia de Vista N° 37-2011
que obra en folios 18 a 25;

viii) La clase y causa del despido: Despido incausado.


ix) La super-protección que brinda la Constitución a
determinados trabajadores [artículo 23]: No corresponde;

x) Escarnio público: En su demanda no alega haberlo sufrido;

xi) Contribución del trabajador para el daño: No corresponde.


xii) Intensión de retorno inmediato al empleo: conforme en autos
se aprecia que el actor ha solicitado medida cautelar.

o) En resumen, teniendo como base que la pretensión del actor por este
concepto es S/23,771.48 soles, en amparo del artículo 1984° del Código
Civil “El daño moral es indemnizado considerando su magnitud y el
menoscabo producido a la víctima o a su familia”, y atendiendo al
principio de proporcionalidad, como el tiempo de servicios previos al
despido (3 años), al tiempo que estuvo despedido (8 meses y 11 días),
tener la condición del padre, este Colegido estima que la suma
indemnizatoria por este concepto asciende a S/5,000.00 soles, por ende
debe revocarse este extremo de la sentencia y ordenar su pago en
la suma antes mencionada, más los intereses legales desde la fecha en
que cesó el acto dañoso, esto es, el 11 de noviembre de 2011, fecha de
su reposición. - - -

En consecuencia, debe incrementarse el monto determinado por el Juez de


primer grado, por las pretensiones de lucro cesante y daño moral, por ende,
debe revocarse la sentencia apelada. - - -

DECISIÓN DE LA SALA

Por las consideraciones precedentes, y en uso de las facultades conferidas


por la Constitución Política del Estado: REVOCARON la Sentencia N°
0185-2017, contenida en la resolución número tres de fecha veinticinco de
agosto de dos mil diecisiete, corriente de folios sesenta y nueve hasta
ochenta y tres, que resuelve declarar fundada en parte la demanda
interpuesta por don Juan Carlos Palián Cárdenas contra la Municipalidad
Provincial de Huancayo sobre indemnización por daños y perjuicios; en el
extremo, que ordena que la demandada Municipalidad Provincial de
Huancayo, pague al demandante Juan Carlos Palian Cárdenas, por concepto
de lucro cesante la suma de S/4,320.00 (cuatro [mil] trescientos veinte con
00/100 soles), y por concepto de daño moral, la suma de S/2,000.00 (Dos
mil y 00/100 soles); REFORMÁNDOLA declararon fundada en parte la
demanda, en consecuencia ordenaron el pago de S/5,000.00 por daño
moral y S/11,299.84 por lucro cesante. En consecuencia, el total que debe
abonar la demandada es la cantidad de DIECISÉIS MIL DOSCIENTOS
NOVENTA Y NUEVE CON 84/100 SOLES (S/16,299.84), más los
respectivos intereses legales generados a partir de la fecha de producción
del incumplimiento de la obligación; y los devolvieron. - - -
Ss.

CORRALES MELGAREJO

CRISTOVAL DE LA CRUZ

MONTES ABREGÚ