You are on page 1of 12

El Autoconcepto de la Capacidad Creativa y el Rendimiento Escolar

en el Estudiante de la Facultad de Psicología de la UASLP


Mtra. en Psic. Rosa María Huerta Mata

Resumen
Esta investigación de corte cuantitativo tiene el propósito de explorar la relación entre el rendimiento escolar, la
capacidad creativa y el autoconcepto de ésta, en los estudiantes de educación superior. La muestra se conformó por
80 alumnos de tercer y séptimo semestre de la Facultad de Psicología de la UASLP, y fue seleccionada con base al
alto y bajo rendimiento académico. Se aplicó el Test de Abreacción para Evaluar la Creatividad (TAEC). (De la
Torre, 1991). Y se elaboró un cuestionario para medir el autoconcepto de la capacidad creativa. El rendimiento
escolar fue medido a través de los promedios totales de calificaciones.
Los resultados indican que los estudiantes de alto y bajo rendimiento, de la etapa inicial y final de formación escolar
de este estudio, en su mayoría, tienen un concepto erróneo respecto a su capacidad creativa.
Se sugiere la implementación de climas creativos dentro del aula escolar, que permitan el desarrollo de la creatividad
y el autoconcepto de ésta en los alumnos de educación superior, esto como parte de una formación integral, que
coadyuve a la generación de aportaciones innovadoras que favorezcan el desarrollo personal y académico del
estudiante, así como, la evolución de su contexto cultural

Introducción
Los estudios realizados sobre la capacidad creativa1 y el rendimiento escolar han
dado origen a resultados diversos, mientras algunos reportan que sí existe relación entre
estas variables, otros trabajos contradicen sus resultados.
Dentro de las investigaciones que no indican una asociación positiva entre la
capacidad creativa y el rendimiento escolar, se encuentra la realizada por Drews (1960)
quien demostró que los individuos creativos contaban con calificaciones escolares
inferiores a las de los sujetos menos creativos.
Por otro lado, está el trabajo de Getzels y Jackson (1962) quienes utilizaron el
Coeficiente Intelectual (CI) como criterio de rendimiento escolar, y establecieron que
existen sujetos creativos tanto en el grupo de alto rendimiento como en el de bajo
rendimiento.
Así mismo, Garaigordobil y Torres (1996) realizaron un estudio donde hallaron
una escasa relación entre la creatividad y las calificaciones escolares de los estudiantes.
En contraposición con lo anterior, se encuentran las investigaciones elaboradas por
Helson (1967), Ulman (1972), Orieux y Yewchuck (1990) y Moreno (1992) quienes
establecen haber encontrado relación entre la creatividad y el rendimiento escolar.
Respecto al estudio del autoconcepto, de acuerdo con Rodríguez (1982), una de
sus características es que es multidimensional, y se compone por una dimensión física,
social, moral-ética, familiar, personal y escolar.
Cabe aclarar, que se han elaborado trabajos que relacionan el autoconcepto
general con el rendimiento escolar en los cuales se ha encontrado que existe una
asociación baja entre dichas variables. Por otro lado, se ha registrado una correlación
significativa entre el rendimiento escolar y el autoconcepto académico del estudiante,
éste último, entendido como la concepción que tiene el alumno acerca de su capacidad
para desempeñar tareas académicas (González y Tourón, 1995).
Del mismo modo, se ha analizado la relación entre el autoconcepto general y la
creatividad. A este respecto, Garagordobil (1997) elaboró un trabajo donde demostró
que no existe una asociación entre estas variables.

1
La capacidad humana para realizar ideas innovadoras, diferentes a las ya conocidas en cualquier campo
del conocimiento y de desarrollo del individuo.
Es relevante indicar, que en la presente investigación lo que se pretende abordar el
estudio del autoconcepto que maneja el alumno específicamente sobre su capacidad
creativa, es decir, las cualidades creativas que se atribuye el sujeto con base en el
conocimiento que tiene sobre sí mismo, en el contexto escolar.
Así mismo, es preciso señalar que en la indagación documental que se realizó para
esta investigación no se encontraron antecedentes sobre estudios referentes a este tipo
de autoconcepto.
En virtud de los resultados que se derivan de las investigaciones que relacionan el
rendimiento escolar y la capacidad creativa, hasta el momento no es posible establecer
claramente la correlación entre estas variables. Sin embargo, queda abierta la
posibilidad de un estudio dirigido hacia el autoconcepto de la capacidad creativa, ya que
es un proceso sustancialmente distinto a la manifestación de la creatividad. Esto nos
conduce a la necesidad de realizar una investigación en la que se indague si el
rendimiento escolar tiene o no relación con el autoconcepto de la capacidad creativa, y
si esta es diferente a la que tiene con la creatividad.
De igual modo, nos planteamos el investigar la clase de asociación que existe
entre la capacidad creativa y el autoconcepto que tiene el sujeto acerca de esta. (Ver
figura 1).

¿?
Autoconcepto de la
Capacidad Creativa.
Capacidad
Creativa.

¿?
Rendimiento
Escolar

Figura 1. Problematización del vínculo entre las variables de estudio.

Por último, debido a que la capacidad creativa y su autoconcepto pueden estar


asociados con la etapa de desarrollo académico en que se encuentra la persona, se
pretende estudiar la correlación entre estas variables, así como, la asociación del
autoconcepto de la capacidad creativa con el rendimiento escolar, todo ello, en función
de las etapas inicial y final de la formación académica del nivel licenciatura.
La investigación se dirige al nivel universitario, debido a la responsabilidad que
tiene la educación superior para transmitir conocimiento y producir nuevos saberes, así
como, para la formación de personas íntegras que contribuyan al desarrollo científico,
social, político, económico, cultural y personal. Por tanto, es un sistema de gran
influencia en la educación del ser humano, pues pretende colaborar en la realización del
sujeto y la superación de su calidad de vida personal y social. Así mismo, la educación
superior tiene la relevante función de brindar a sus estudiantes las herramientas que le
permitan comprender el mundo, para poder actuar en él creativamente.
Preguntas de investigación
Este estudio pretende contestar las siguientes preguntas de investigación:
➢ ¿Existe relación entre el autoconcepto de la capacidad creativa y el rendimiento
escolar?
➢ ¿Existe relación entre la capacidad creativa y el autoconcepto que se tiene de ésta?
➢ ¿La relación entre el autoconcepto de la capacidad creativa y el rendimiento escolar
está en función de la etapa de formación del estudiante?
➢ ¿La relación entre la capacidad creativa y su autoconcepto está en función de la
etapa de formación del estudiante?

Metodología

En este trabajo se aplicó una metodología de corte cuantitativo, donde ser realizó
un análisis de correlación entre las variables.
Para evaluar el nivel de capacidad creativa del estudiante, se utilizó el Test de
Abreacción para evaluar la Creatividad (TAEC). El cual esta estandarizado en la
población española, la cual, guarda características en común con la mexicana, además la
prueba contiene una tabla de percentiles de un grupo de psicología y pedagogía que fue
utilizada para valorar a la población de esta investigación. Apoyando lo anterior De la
Torre (1991) indica que el TAEC es una prueba que puede ser aplicada a personas de
diversas culturas ya que su instrucción es muy sencilla, por lo que simplemente se debe
traducir en caso de ser necesario. Así mismo, es una prueba con el que se pueden hacer
análisis comparativos entre personas con características distintas, entre las que señala el
autor, esta el rendimiento escolar.
Para evaluar el autoconcepto de la capacidad creativa se elaboró un instrumento,
tipo escala de Likert que valora las dimensiones de la creatividad de producto, proceso y
persona. Para poder hacer un análisis comparativo entre los datos de la prueba del
TAEC y los del instrumento del autoconcepto de la capacidad creativa, se optó por
utilizar el sustento teórico del TAEC como referencia para la elaboración del
instrumento del autoconcepto, ya que de acuerdo a los fundamentos metodológicos, si
se utiliza el marco teórico de una variable que ya fue mediada, es un soporte de que los
conceptos a evaluar se relacionan, por lo que se puede alcanzar una mayor validez de
constructo en el instrumento elaborado.
Y para medir el rendimiento escolar se consideraron los promedios generales
obtenidos por los estudiantes en su trayectoria por la licenciatura, los cuales, nos fueron
facilitados por la administración de la Facultad.

Materiales
• Listas de los promedios de calificaciones de los alumnos de tercer y séptimo
semestre.
• Test de Abreacción para Evaluar la Creatividad (TAEC) de Saturnino de la Torre.
(De la Torre, 1991).
• Cuestionario de autoconcepto de la capacidad creativa.
Población
El universo de estudio estaba compuesto por 141 alumnos de tercer semestre y
136 estudiantes de séptimo semestre de la licenciatura en psicología.
Se seleccionó una muestra estratificada de 80 estudiantes de tercer y séptimo semestre
de la Facultad de Psicología de la UASLP que presentaban alto y bajo rendimiento
académico, distribuidos de la siguiente manera:
• Grupo I: 20 Estudiantes en etapa inicial con rendimiento alto.
• Grupo II: 20 Estudiantes en etapa inicial con rendimiento bajo.
• Grupo III: 20 Estudiantes en etapa final con rendimiento alto.
• Grupo IV: 20 Estudiantes de etapa final con rendimiento bajo.

Definición de Variables
Capacidad creativa
El índice de capacidad creativa indica el desarrollo que tiene el sujeto para poder
hacer cosas de manera diferente, generando así resultados innovadores y distintos a los
ya conocidos.
Para evaluar la capacidad creativa se utilizó el Test de Abreacción para la
Evaluación de la Creatividad (TAEC) de Saturnino De la Torre (1991). Los resultados
se clasificaron en los niveles: alto, medio y bajo.
Rendimiento académico
Es el grado de conocimiento que la sociedad reconoce posee un individuo,
adquirido en la escuela, de un determinado nivel educativo. La expresión
institucional de ese grado cognoscitivo está en la calificación escolar, asignada al
alumno por el profesor. En todas las escuelas las diferencias de rendimiento entre
los individuos son expresadas en términos de una escala, la mayoría de las veces
numérica, cuyos extremos indican el más alto y el más bajo rendimiento
(ANUIES, 2000, pp. 133-134).
El alto rendimiento académico en primera instancia se pretendió operacionalizar
con los promedios generales de 10 y 9 de las calificaciones obtenidas por los
estudiantes en el curso de los semestres anteriores, sin embargo, en la población de 7º
semestre sólo existían 10 casos que cumplían con dicho requisito, debido a esto se optó
por ampliar el rango, y finalmente se consideró el alto rendimiento con los promedios
totales de 10 a 8.5 de las calificaciones obtenidas durante los semestres anteriores. Y el
bajo rendimiento académico se operacionalizó con los promedios totales de 7 y 6.

Etapa de formación escolar


➢ Inicial: Se consideró para el estudio a los alumnos que se encontraban cursando el
tercer semestre en educación superior.
➢ Etapa final: Se consideró para el estudio a los alumnos que se encontraban cursando
el séptimo semestre en educación superior.
Autoconcepto de la capacidad creativa
Se define autoconcepto como el “conocimiento que los sujetos se forman de sí
mismos en cuanto que posee la capacidad de atribuirse una serie de características”
(Canda, 1999, p.33).
Por lo que al autoconcepto de la capacidad creativa se le define como las
cualidades creativas que se atribuye el sujeto con base en el conocimiento que tiene
sobre sí mismo.
En esta investigación se hizo un estudio sobre el autoconcepto de la capacidad
creativa que tienen los estudiantes en el contexto académico. Para ello, se creó un
instrumento que indaga dicho autoconcepto desde las dimensiones de la creatividad de
producto, proceso y persona. El nivel de autoconcepto se clasificó en: alto, medio y
bajo.

Resultados
Tabla 1.

Autoconcepto de la Capacidad Creativa y Rendimiento Escolar

Nivel de Autoconcepto
Rendimiento escolar Alto Medio Bajo

Alto 60,0% 40,0%

Bajo 37,5% 52,5% 10,0%


En lo concerniente a la relación que se estableció entre el autoconcepto de la
capacidad creativa y el rendimiento escolar, el 60% de los sujetos que conforman el
grupo de alto rendimiento escolar, cuentan con un nivel elevado de autoconcepto de la
capacidad creativa, mientras que el 52.5% de los estudiantes de bajo rendimiento, tienen
un autoconcepto medio.
En el grupo de alumnos con alto rendimiento no se presentan porcentajes en el
nivel de autoconcepto inferior, en este caso, las puntuaciones tienden a ubicarse en los
niveles medio y alto, a diferencia de los sujetos con bajo rendimiento, donde se ubican
puntuaciones en los tres niveles de autoconcepto. Por lo que se observan notables
diferencias en los niveles de autoconcepto de la capacidad creativa en los estudiantes de
bajo rendimiento, en comparación con los de alto rendimiento escolar.
En el análisis de correlación de variables se obtuvo una Ji cuadrada de 6.753, con
un grado de significancia de .034, lo que parece una asociación entre las variables
producida por el azar. El análisis de fuerza de Kendall es de -.254, lo que indica que no
existe fuerza en la asociación de dichas variables.
Así pues, se observa que la población de alto rendimiento académico tiene un
autoconcepto sobre su capacidad creativa más elevado en comparación con los sujetos
de bajo rendimiento escolar, sin embargo, cabe aclarar que la fuerza de dicha
correlación se reporta como débil, esto puede ser debido a que en ambos tipos de
rendimiento se presentan porcentajes en los niveles de autoconcepto elevado y medio,
es decir, que dichos niveles no son privativos de una clase de rendimiento escolar.
Tabla 2

Autoconcepto de la Capacidad Creativa e Índice de Capacidad Creativa

Nivel de Autoconcepto

Índice Alto Medio Bajo

Capacidad Bajo 44.7% 48.9% 6.4%


Creativa

Alto 54.5% 42.4% 3.0%

En lo referente a la relación entre el autoconcepto de la capacidad creativa y el


índice de capacidad creativa de los estudiantes de este estudio, la tabla 2 muestra que los
sujetos con bajo índice de capacidad creativa en su mayoría (48.9%) cuentan con un
nivel de autoconcepto medio, mientras que los alumnos que presentan un alto índice de
capacidad creativa en su mayoría (54.5%) cuentan con un autoconcepto alto.
El valor de Ji cuadrada fue 1.001, con un grado de significancia de .606, lo que
parece indicar que no existe una asociación entre las variables. Por lo que la capacidad
creativa de los sujetos estudiados no se relaciona del todo con el autoconcepto que
tienen sobre dicha capacidad, ya que tanto en los sujetos con alto y bajo índice de
capacidad creativa se presentan los tres niveles de autoconcepto.

Tabla 3
Autoconcepto de la capacidad creativa y rendimiento escolar en función de la
etapa de formación

Nivel de Autoconcepto

Etapa de formación Rendimiento Alto Medio Bajo


escolar Escolar

Inicial Alto 60% 40%

Bajo 45% 55%

Alto 60% 40%


Final
Bajo 30% 50% 20%

En la tabla 3 se aprecian los resultados de la comparación entre el autoconcepto de


la capacidad creativa y el rendimiento escolar de los estudiantes de la etapa inicial y
final de formación de esta investigación. Se encuentra que los alumnos de alto
rendimiento tanto de tercer semestre como de séptimo semestre, presentan en un 60%
un nivel de autoconcepto alto. Por su parte, los alumnos de bajo rendimiento, el 55% de
tercer semestre y el 50% de séptimo tienen un autoconcepto medio.
En los estudiantes de alto rendimiento no se observan diferencias entre los niveles
de autoconcepto de la etapa inicial y final de formación. En cambio, en el grupo de bajo
rendimiento de la etapa final se aprecian porcentajes menores en los tres niveles de
autoconcepto, en comparación a los que presenta el grupo de la etapa inicial. Destaca el
hecho de que específicamente en el grupo de bajo rendimiento de la etapa final se
presentan porcentajes de bajo autoconcepto.

Tabla 4
Capacidad creativa y autoconcepto en función de la etapa de formación

Nivel de Autoconcepto.

Etapa de formación Capacidad Alto Medio Bajo


escolar Creativa

Inicial Indice alto 71,4% 28,6%

Ìndice bajo 42,3% 57,7%

Índice alto 42.1% 52.6% 5.3%


Final
Índice bajo 47.6% 38.1% 14.3%

Respecto al análisis comparativo entre la capacidad creativa y el nivel de


autoconcepto de la capacidad creativa de los estudiantes del grupo inicial y final del
estudio, en la tabla 4 se puede advertir que los alumnos de la etapa inicial con alto
índice de capacidad creativa, en un 71.4% tienen un alto autoconcepto, mientras que en
el grupo de los alumnos de la etapa final el 52.6% tiene un autoconcepto medio.
Por su parte, los alumnos con baja capacidad creativa de la etapa inicial, en un
57.7% tiene un autoconcepto medio, a diferencia de los alumnos de la etapa final donde
se distribuye el mayor porcentaje entre los niveles medio (38.1%) y bajo (14.3) del
autoconcepto de la capacidad creativa.
Únicamente en la etapa final de formación se presentan porcentajes en el nivel de
autoconcepto bajo. Por lo que, en general, se aprecia que el nivel de autoconcepto es
más elevado en el grupo de la etapa inicial en comparación con el grupo de la etapa
final, esto tanto en sujetos con alta y baja capacidad creativa.
Tabla 5

Capacidad creativa y rendimiento escolar en función de la etapa de formación

Capacidad creativa

Etapa de Rendimiento Índice bajo Índice alto


formación
escolar
Inicial
Alto 70% 30%

Bajo 60% 40%


Final
Alto 65% 35%

Bajo 40% 60%

En la tabla 5 se muestran los resultados desprendidos del análisis de la relación


entre el rendimiento escolar y la capacidad creativa en la etapa inicial y final de
formación escolar. Se observa que, en el caso de los estudiantes de alto rendimiento,
tanto en la etapa inicial como en la final, no existen diferencias significativas respecto a
los índices de capacidad creativa, predominando en ambos grupos el nivel bajo de
creatividad. Esto a diferencia de la población con bajo rendimiento donde en la etapa
inicial el 60% tiene un bajo índice de creatividad, mientras que, de manera
completamente inversa, el 60% de los estudiantes de bajo rendimiento de la etapa final
presentan un alto índice de capacidad creativa. De modo que, se observa un índice de
capacidad creativa más elevado en el grupo de estudiantes de bajo rendimiento de la
etapa final de formación, en comparación con los demás grupos que conforman la
muestra del estudio.

Discusión
Los resultados obtenidos nos permiten inferir los puntos que se describen a
continuación:
De la relación entre el autoconcepto de la capacidad creativa y el rendimiento
escolar
Los datos nos permiten afirmar que los alumnos de alto rendimiento de este
estudio, se consideran más creativos que los de bajo rendimiento, sin embargo, sus
resultados respecto a la capacidad creativa son inferiores. A este respecto, Rodríguez
(1982) precisa que “los sujetos que obtienen buenos resultados escolares difieren
significativamente de los que no los obtienen en la opinión que acerca de sí mismos
mantienen como personas y como estudiantes “(p. 172). Con base en lo anterior, se
puede sostener que en el caso de los estudiantes de alto rendimiento, el éxito académico
que han tenido a lo largo de su trayectoria escolar, les hace confiar en un mayor grado
en sus posibilidades académicas, lo que puede influir en la tendencia de dicho grupo a
sobre valorar su capacidad creativa. Lo anterior se confirma en lo que señala Mongeotti
(2001) respecto a que existen sujetos que creen que son creativos cuando en realidad no
cuentan con las condiciones necesarias para serlo.
De la relación entre la capacidad creativa y el autoconcepto de esta
No se observa una relación entre la capacidad creativa y el autoconcepto de ésta
en los estudiantes de educación superior participantes en el estudio. En este sentido,
Rodríguez (1999) señala que el autoconcepto se conforma en el individuo por medio del
auto conocimiento. Tomando como referencia lo anterior, se puede considerar que el
estudiante de la muestra, tanto de baja como de alta capacidad creativa, no conoce el
nivel real en el que se encuentra su creatividad, ya que llega a sobre valorarla o sub
valorarla. Lo cual indica un obstáculo para que el alumno desarrolle adecuadamente
dicho potencial, y busque situaciones de aprendizaje que le permitan conocer su nivel de
capacidad creativa.
De la relación entre el autoconcepto de la capacidad creativa y el rendimiento
escolar por etapas de formación
Los estudiantes de alto rendimiento de este estudio tienen porcentajes semejantes
en el nivel de autoconcepto en el grupo inicial y final de formación, sobresaliendo en
ambas etapas un nivel alto de autoconcepto de la capacidad creativa. Esto a diferencia
de los alumnos de bajo rendimiento quienes tienen un autoconcepto de la capacidad
creativa más elevado en la etapa inicial en comparación con la etapa final. Se puede
inferir que esto se deba a que los estudiantes de bajo rendimiento de la etapa final, ya se
han enfrentado a un mayor número de experiencias académicas durante su trayectoria
escolar, entre las que se encuentra la retroalimentación que han recibido por medio de
las calificaciones, lo cual se considera que ha influido en el autoconcepto que tienen
sobre su capacidad creativa, aplicada en el ámbito académico. Lo anterior se sostiene en
lo que afirman González y Tourón (1995), respecto a que los resultados expresados a
través de las calificaciones son una información que el alumno recibe del profesor, la
cual se asocia con el autoconcepto que tiene el estudiante sobre sus capacidades en el
ámbito escolar. En concordancia con lo anterior, García y Doménech (2001) indican que
la valoración que hace el sujeto de su propia capacidad académica se ve determinada
por los resultados escolares que obtiene.
De la relación entre la capacidad creativa y el autoconcepto por etapas de
formación
Los datos de este estudio nos permiten afirmar que los alumnos, en la etapa inicial
y final de formación, tanto de alto como de bajo índice de capacidad creativa, no tienen
un adecuado conocimiento de ésta, ya que tienden a sobre valorarla o sub valorarla.
Destaca el hecho de que únicamente el grupo de alumnos de alta capacidad
creativa en la etapa final de formación, presentan porcentajes en el nivel bajo de
autoconcepto. De lo cual se deduce, que existen en este grupo alumnos piensan que no
son tan creativos cuando en realidad sí lo son, por lo que no existe coherencia entre la
imagen que tienen los estudiantes de la etapa final de esta investigación, con la
capacidad creativa que manifiestan. Podemos considerar que esto se deba a que no han
experimentado en gran medida situaciones que retroalimenten en ellos dicha capacidad.
De ahí, la importancia que tiene el contexto en la estimulación y retroalimentación de la
capacidad creativa en el sujeto, como menciona Martínez (2003) los resultados y
comentarios que recibe el estudiante en el contexto escolar condicionan la opinión que
forma de sí mismo. En este sentido, la retroalimentación que se obtenga de parte del
contexto puede influir en el reforzamiento ó debilitamiento del autoconcepto de la
capacidad creativa.
De la relación entre la capacidad creativa y el rendimiento escolar, por etapas de
formación
Se observan porcentajes más elevados en la capacidad creativa de los estudiantes
de bajo rendimiento en la etapa final de formación, en comparación con los demás
grupos del estudio. Esto se debe, entre otros factores, a que en la etapa final de
formación académica, el rendimiento escolar del estudiante llega a ser considerado
como un indicador de las habilidades y conocimientos que ha obtenido a lo largo de su
trayectoria por la universidad; razón por la que, como señalan Martínez, Torres y Huerta
(2005), es en esta etapa cuando el alumno comienza a preocuparse y a visualizar su
futura inserción y desempeño dentro del ambiente laboral. De igual modo, los
estudiantes de bajo rendimiento de la etapa final de formación, se enfrentan con la
dificultad de tener pocos semestres de estudio para poder aumentar el promedio de
calificaciones que han ido acumulando a lo largo de su trayectoria académica. Debido a
lo anterior, se puede sostener que el alumno de bajo rendimiento escolar, en su la etapa
final de este estudio, busca desarrollar su capacidad creativa como una manera de
compensar su bajo rendimiento escolar.
Dicha situación difiere de la que presentan los estudiantes de alto rendimiento,
quienes tienen una baja capacidad creativa, tanto en el grupo de la etapa inicial de
formación, como en la final. Por lo que, a los alumnos con alto rendimiento escolar de
esta investigación, les ha dado resultado regirse por el tipo de pensamiento lineal, el
cual De Bono (1998) describe que se caracteriza por ser lógico y sistematizado. Por
tanto, estos estudiantes no suelen dar tanta importancia al desarrollo del pensamiento
creativo, esto lo confirma Gardner (1995), al señalar que existen alumnos universitarios
que no buscan una vida creativa y adoptan una actitud que limita la manifestación de
dicho potencial.
Conclusiones
En virtud de todo lo anteriormente expuesto, es fundamental que la educación
contribuya a que el autoconcepto de la capacidad creativa que el estudiante construya
dentro del ambiente escolar, sea lo más apegado a su realidad, para que la imagen que
tiene el alumno sobre su capacidad creativa, no sea tan lejana a sus posibilidades y esto
le facilite fincar expectativas acordes a su creatividad. Esto es relevante, debido a que
“una nueva concepción más amplia de la educación debería llevar a cada persona a
descubrir, despertar e incrementar sus posibilidades creativas, actualizando así el tesoro
escondido en cada uno de nosotros” (Delors y otros, 1996, p. 96.) Por lo que, es
importante que los estudiantes de nivel superior sean preparados de manera más
integral, tanto en los aspectos académicos como en los creativos, es decir, que puedan
tener un rendimiento aceptable, así como un nivel adecuado de capacidad creativa.
Bibliografía
1. ANUIES. (2000). Programas Institucionales de Tutoría: Una propuesta de la
ANUIES para su organización y funcionamiento en las instituciones de educación
superior. México: Autor. Colección. Biblioteca de la Educación Superior.
2. Canda, M. F. (Ed.). (1999). Diccionario de Pedagogía y Psicología. España:
Cultural.
3. De Bono, E. (1998). El pensamiento lateral: Manual de Creatividad. México:
Paidos.
4. De la Torre, S. (1991). Evaluación de la Creatividad. España: Escuela Española.
5. Delors, J. y otros (1996) La educación encierra un tesoro. España: Santillana
UNESCO.
6. Drews (1960) citado por Domínguez, T. P. (1998). Creatividad, motivación y
rendimiento académico en la escuela infantil y primario de hoy. En C.M. Acosta
(Ed). Creatividad Motivación y Rendimiento Académico (pp. 112-124). España:
Aljibe.
7. Garaigordobil, L. M. y Torres, E. (1996). Evaluación de la creatividad y sus
correlatos con inteligencia y rendimiento académico. Revista de Psicología
Tarraconenses, XV. (En Red) Disponible en:
http://www.sc.ehu.es/ptwgalam/art_completo/tarraco1.PDF
8. Garaigordobil, L.M. (1997) Evaluación de la creatividad en sus correlatos con
conducta asertiva, conducta de ayuda, status grupal y autoconcepto. Revista de
Psicología Tarraconensis. XIX. (En Red). Disponible en
http://www.sc.ehu.es/ptwgalam/art_completo/tarraco2.PDF
9. García, B.F. y Doménech, B.F. Revista Electrónica de Motivación y Emoción. Vol.
1 No. 0 . Motivación, Aprendizaje y Rendimiento Escolar. (En Red) Disponible en:
http://reme-uji.es/artículos/pa0001/texto.html
10. Gardner, H. (1995). Inteligencias múltiples: la teoría en la práctica. México: Paidós.
11. Getzels y Jackson (1962) citados por Dadamia, O. M. (2001). Educación y
creatividad encuentro en el nuevo milenio. Argentina: Magisterio del río de la Plata.
12. González, M.C. y Tourón, J. (1995) Autoconcepto y rendimiento escolar: sus
implicaciones en la motivación y en la autorregulación del aprendizaje. España:
EUNSA
13. Helson (1967) citado por Domínguez, T. P. (1998). Creatividad, motivación y
rendimiento académico en la escuela infantil y primario de hoy. En C. M. Acosta
(Ed.). Creatividad Motivación y Rendimiento Académico (pp. 112-124). España:
Aljibe.
14. Martínez, J. F., Torres, P. M., Huerta, M. R. (2005). Los Planes de Acción Tutorial
en la UASLP: La Trayectoria Académica como eje de Construcción. Revista
Mexicana de Orientación Educativa, 3, 34-37.
15. Mongeotti, R. P. (2001). La creatividad. Hacia un modelo psicológico explicativo.
Revista cubana de psicología, 18, 235-244
16. Moreno (1992) citado por Garaigordobil, L. M. (1995) Psicología para el desarrollo
de la cooperación y de la creatividad. España: Desclée De Brouwer Biblioteca de
Psicología.
17. Orieux y Yewchuck (1990) citados por Garaigordobil, L. M. (1995) Psicología para
el desarrollo de la cooperación y de la creatividad. España: Desclée De Brouwer
Biblioteca de Psicología
18. Rodríguez, E. M. (1999). La innovación como estilo de vida: filosofía de la
creatividad. México: Lumen.
19. Rodríguez, E. S. (1982). Factores de rendimiento escolar. España: Oikos-tau
20. Ulman (1972) citado por Garaigordobil, L. M. (1995). Psicología para el desarrollo
de la cooperación y de la creatividad. España: Desclée De Brouwer Biblioteca de
Psicología.