You are on page 1of 2

UBEDA. V (2012) Etapas del desarrollo deportivo.

 Comienzo activo (infancia): En esta etapa se introduce al niño en la actividad física,


mediante juegos espontáneos. El fin es que haya una primera toma de contacto con
la actividad física y que el niño realice la cantidad y el tipo de ejercicio necesaria
para su desarrollo físico y mental, sin tener prácticamente en cuenta aspectos
técnicos o competitivos.
 Deporte Divertido (pre-pubertad): Se empieza con entrenamientos y
competiciones de deportes reglados primando la diversión sobre los aspectos
físicos o técnicos. Es necesario que se trabaje de forma multilateral ya que deben
adquirir habilidades motrices y una gran capacidad de aprendizaje, las habilidades
fundamentales del movimiento para trabajar son: agilidad, equilibrio y coordinación.
 Aprender a entrenar (pubertad): A partir de esta fase se empiezan a fijar
los hábitos vitales y deportivos que les van a ayudar a formarse como deportistas.
Se sigue con el desarrollo multilateral, siendo recomendable entrenar y participar en
varios deportes o en diferentes disciplinas de un deporte. El objetivo principal es
conocer y aprender los aspectos básicos del entrenamiento: calentamiento,
estiramientos, bases de la técnica, hábitos higiénicos, respeto, disciplina, etc. Se
adquieren las habilidades básicas deportivas.

El objetivo de la práctica deportiva, en niños con edades comprendidas entre los 2


y 5 años, es estimular la percepción sensorial, la coordinación motriz y el sentido
del ritmo. Se debe fomentar, sobre todo, la agilidad y flexibilidad del organismo. Los
ejercicios deportivos a realizar son marchar, saltar, trepar, jugar y danzar. De otro
lado, la educación física en niños de 6 a 12 años, es una parte esencial en la
educación general, cuyo fin es conseguir un desarrollo armónico y el bienestar de
la salud. Su objetivo consiste en el dominio y control del equilibrio así como la
adquisición o perfeccionamiento de los movimientos automáticos. Las prácticas
deportivas adecuadas a estas edades son la natación, ejercicios gimnásticos,
juegos con balón, patinaje y ciclismo. Deben excluirse los deportes que requieran
un desarrollo excesivo de la fuerza física. Los procesos deportivos comprenden
acciones educativas que de una u otra forma se fomentan posibles esferas de
conocimiento que son caracterizadas como componentes educativos como parte de
su formación integral, ya que se argumentan estos procesos como posibles agentes
estructuradores de aprendizaje. García. (2011). P. 7. Caracterización de procesos
administrativos en las escuelas deportivas de Manizales