You are on page 1of 2

Mi nombre es María Selene Barrios, tengo veinte años, en mi tiempo libre disfruto de escuchar

música, hablar con amigos, leer, descubrir cosas nuevas.

Soy una persona activa, intelectual, pacifista, sociable y responsable.


Nací en Buenos Aires, en la localidad de Quilmes, crecí juntos a mis padres y a mis dos hermanas,
una familia muy cálida y afectiva, mis padres siempre hicieron todo para darme lo mejor, recuerdo
que en mi niñez, me encontraba rodeaba de libros e historias de cuentos, supongo que esa es la
razón por la que aun me gusta tanto leer.
En mi pasado siempre fui una persona muy tímida, lo cual trataba de cambiar contantemente ya
que representaba un obstáculo para cualquier fin que me propusiera. Pero finalmente, creo que lo
logre cuando, por cuestiones familiares, mis padres se distanciaron y vinimos a vivir a la ciudad de
Corrientes, con mi madre y mis hermanas. Era un cambio que no esperaba, por lo que fue una
etapa difícil para mí, alejarme de todo lo que tenía y comenzar desde cero, en un nuevo lugar.
Ante esta nueva situación me vi obligada a cambiar, a abrirme a otras personas, y en síntesis a
adaptarme a estos cambios.
La disciplina es algo que en mi familia es muy valorado, por lo que durante la secundaria me
esforzaba por aprender y así obtener buenas notas. En el momento en que tuve que elegir una
orientación yo sin dudarlo elegí Naturales, por que esta muy relacionado a la ciencia, algo que
siempre me intereso mucho, desde la razón por la que ocurren ciertos fenómenos naturales hasta
el modo en que surgía una enfermedad o simplemente la composición de un ser.
La parte química, por su parte, me resultaba en su totalidad atrapante, entender todas las
reacciones que ocurrían en cada uno de los organismos, el modo en el que detrás de una simple
acción existía todo un mundo.
Desde siempre me gusto observar el comportamiento de insectos, o arácnidos, que era lo que
estaba a mi alcance, y poder descubrir las razones de ellos, o a veces algo más interesante como
descubrir la alteración de su conducta frente a otra especie o en su defecto, con la misma especie
y generar una relación de competencia entre ellos.
Al finalizar la secundaria, teniendo en cuenta todos aquellos aspectos de algunas materias que me
resultaban fascinantes, tenía que elegir una carrera. Por lo que en primera instancia me decidí por
Medicina, pero que debido a un confusión y error de papeles para la inscripción debí elegir otra
carrera, Bioquímica, que si bien eran similares en algunos puntos, comprendí que no era lo que
realmente quería hacer, era un profesión en la que no tenia tanto contacto con la gente y según
una charla dada por bioquímicos que ya ejercían su profesión, explicaban que su trabajo era muy
poco retribuido y que prácticamente debían permanecer en los laboratorios, aislados del resto
para poder analizar mejor muestras y demás.
Entonces me di cuenta de que lo que yo quería y siempre quise desde un principio, era estudiar
medicina, puesto que es una profesión muy gratificante, poder ayudar a los demás, el solo
pensarlo me hace sentir bien, poder llegar a tener la capacidad de salvar una vida, de tener en mis
manos la confianza de una persona que me ofrece lo mas valioso para ella, su vida, su salud, su
bienestar.

En mi familia intente ayudar a que llevásemos una mejor dieta que sea variada y balanceada, ya
que, en general, llevamos una dieta a base de harinas y carne, seguido por lácteos y dulces . En
menor cantidad frutas, verduras, y pescados. Yo personalmente cambie mis hábitos alimenticios,
debido a que hace varios meses atrás, tuve que operarme de la vesícula, y tenia algunos trastornos
digestivos por lo que ya no podía continuar la dieta que se acostumbra en mi familia.
Pero si bien esto es cierto actualmente en mi familia se lleva a cabo una actividad física regular,
aunque de bajo impacto, yo por mi parte seguí con esa practica por que ya no cuento con el
tiempo suficiente como para ir a un gimnasio.