You are on page 1of 2

Hidráulica

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Hidráulica e hidrostática ilustrada.

La hidráulica es la rama de la física que estudia el comportamiento de los líquidos en función


de sus propiedades específicas. Es decir, estudia las propiedades mecánicas de los líquidos
dependiendo de las fuerzas a las que son sometidos. Todo esto depende de las fuerzas que
se interponen con la masa y a las condiciones a las que esté sometido el fluido, relacionadas
con la viscosidad de este.
as civilizaciones más antiguas se desarrollaron a lo largo de los ríos más importantes de la
Tierra. La experiencia y la intuición guiaron a estas comunidades en la solución de los
problemas relacionados con las numerosas obras hidráulicas necesarias para la defensa
ribereña, el drenaje de zonas pantanosas, el uso de los recursos hídricos, la navegación.
En las civilizaciones de la antigüedad, estos conocimientos se convirtieron en privilegio de una
casta sacerdotal. En el antiguo Egipto los sacerdotes se transmitían, de generación en
generación, las observaciones y registros, mantenidos en secreto, respecto a
las inundaciones del río, y estaban en condiciones, con base en estos, de hacer previsiones
que podrían ser interpretadas fácilmente como revelaciones transmitidas por los dioses. Fue
en Egipto donde nació la más antigua de las ciencias exactas, la geometría que, según el
historiador griego Heródoto, surgió a raíz de exigencias catastrales relacionadas con
las inundaciones del río Nilo.
Con los griegos la ciencia y la técnica pasan por un proceso de desacralización, a pesar de
que algunas veces se relegan al terreno de la mitología.
Tales de Mileto, de padre griego y madre fenicia, atribuyó al agua el origen de todas las cosas.
La teoría de Tales de Mileto, al igual que la teoría de los filósofos griegos subsecuentes
del período jónico, encontrarían una sistematización de sus principios en
la física de Aristóteles. Física que, como se sabe, está basada en los cuatro
elementosnaturales, sobre su ubicación, sobre el movimiento natural, es decir hacia sus
respectivas esferas, diferenciado del movimiento violento. La física antigua se basa en el
sentido común, es capaz de dar una descripción cualitativa de los principales fenómenos, pero
es absolutamente inadecuada para la descripción cuantitativa de los mismos.
Las primeras bases del conocimiento científico cuantitativo se establecieron en el siglo III a. C.
en los territorios en los que fue dividido el imperio de Alejandro Magno, y fue Alejandría el
epicentro del saber científico. Euclides recogió, en los Elementos, el conocimiento precedente
acerca de la geometría. Se trata de una obra única en la que, a partir de pocas definiciones
y axiomas, se deducen una infinidad de teoremas. Los Elementos de Euclides constituirán, por
más de dos mil años, un modelo de ciencia deductiva de un insuperable rigor
lógico. Arquímedes de Siracusa estuvo en contacto epistolar con los científicos de Alejandría.
Arquímedes realizó una gran cantidad de descubrimientos excepcionales. Uno de ellos
empezó cuando Hierón II reinaba en Siracusa. Quiso ofrecer a un santuario una corona de
oro, en agradecimiento por los éxitos alcanzados. Contrató a un artista con el que pactó el
precio de la obra y además le entregó la cantidad de oro requerida para la obra. La corona
terminada fue entregada al rey, con la plena satisfacción de éste, y el peso también coincidía
con el peso de oro entregado. Un tiempo después, sin embargo, Hierón II tuvo motivos para
desconfiar de que el artista lo había engañado sustituyendo una parte del oro con plomo,
manteniendo el mismo peso. Indignado por el engaño, pero no encontrando la forma de
demostrarlo, solicitó a Arquímedes que estudiara la cuestión. Absorto por la solución de este
problema, Arquímedes observó un día, mientras tomaba un baño en una tina, que cuando él
se sumergía en el agua, ésta se derramab