You are on page 1of 43

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD RAFAEL URDANETA


FACULTAD DE INGENIERÍA
ESCUELA DE INGENIERÍA CIVIL

ESTUDIO DEL COMPORTAMIENTO SISMORESISTENTE DE EDIFICIOS DE


ACERO DE GRAN ALTURA QUE USAN EL SISTEMA ESTRUCTURAL
OCTAGRID

Trabajo Especial de Grado presentado ante la Universidad Rafael Urdaneta para


optar al título de:
INGENIERO CIVIL

Autores: Br. HENNI COVARRUBIA


Br. RICHARD SÁNCHEZ
Tutor: Ing. Michele Casarín

Maracaibo, agosto de 2018


CAPITULO I

EL PROBLEMA

Esta sección se inicia describiendo la necesidad de realizar un análisis del


comportamiento estructural sismorresistente de un edificio de acero que emplea el
sistema estructural octagrid. Por tanto, se presenta el planteamiento del problema
el cual da lugar a la formulación de la incógnita a resolver durante el desarrollo de
la investigación, se fijan así los objetivos establecidos para dar respuesta a dicha
incógnita, y se expone la justificación y delimitación del estudio.

1.1. Planteamiento del problema

Las edificaciones de gran altura están en auge en este momento, principalmente en


las áreas urbanas del mundo, debido al aumento en la densidad de la población y
la disponibilidad de tierra, que es menor y más costosa. De modo que son varias las
ventajas de construir estructuras altas. Un edificio alto es un indicador de que una
comunidad está adoptando una urbanización creciente y moviéndose hacia el
futuro, además al edificar en altura se crea una gran cantidad de superficie útil en
un espacio de suelo reducido, ofreciendo oportunidades para la densificación
urbana de manera sustentable, reduciendo incluso el costo de la compra de tierras
(Señís, 2014).

Al construir edificios altos, se tienen que considerar algunas medidas de seguridad


adicionales, tales como que la estructura debe diseñarse para las consideraciones
sísmicas y eólicas, y también el tipo de cimientos adoptados para la misma. La
estructura debe poseer resistencia y rigidez. Resistencia para poder garantizar la
seguridad mínima requerida frente a las posibilidades de colapso de la construcción.
Rigidez para evitar desplazamientos o deformaciones excesivas, controlar las
vibraciones y contribuir a la estabilidad del edificio.
La carga lateral debida al viento o terremotos es el factor que gobierna el diseño de
edificios de gran altura, junto con la acción de la carga gravitacional. Para resistir
las cargas laterales, se han empleado ya sean sistemas estructurales interiores o
exteriores. La resistencia interna a la carga lateral ampliamente utilizada son los
sistemas estructurales que incluyen marco rígido, marco arriostrado, muros de corte
y estabilizadores; mientras que los exteriores lo constituyen los sistemas
estructurales tubulares, Diagrid, Pentagrid, Hexagrid y Octagrid. Este último, el
sistema estructural Octagrid, se adopta en edificios altos debido a su competencia
estructural y su adaptabilidad al aspecto arquitectónico (Astiz, 2014).

El octagrid consiste en múltiples octágonos dispuestos en la superficie perimetral


exterior de la edificación, los cuales resisten cargas laterales que actúan sobre los
elementos a tensión o compresión. Este sistema estructural podría ser utilizado para
desafiar los límites de altura que se consigue con los sistemas tradicionales.
Combinado con el empleo del acero como material, el sistema Octagrid ofrece
ventajas tales como la reducción del peso total de la estructura, el arreglo
geométrico contribuye a la rigidez necesaria en el edificio, disminución de las
columnas interiores que dan espacios libres de columnas grandes, logrando de esa
manera un descenso en los costos y tiempos de construcción.

En Venezuela, el sistema estructural octagrid no ha sido empleado en la


construcción de edificios altos, la poca cantidad de edificaciones de gran altura
existentes utilizan sistemas tradicionales como soporte a las cargas laterales, lo cual
hace que estas construcciones sean costosas de llevar a cabo. Además, existe poca
información disponible en la literatura sobre este tipo de sistema. Razón por la cual
se hace necesario estudiar nuevos sistemas innovadores como el octagrid, que
permitan lograr mayor altura disminuyendo los costos y proporcionando mayor
seguridad al construir.

A partir de lo expuesto se presenta la necesidad de dar respuesta a la siguiente


incógnita ¿Puede el sistema estructural octagrid cumplir con el comportamiento
sismorresistente exigido por las normas venezolanas y ser competitivo con otros
sistemas estructurales?

1.2. Objetivos de la investigación

1.2.1. Objetivo general

Estudiar el comportamiento sismorresistente en edificios de acero de gran altura


que usan el sistema estructural Octagrid.

1.2.2. Objetivos específicos

• Diseñar un edificio sismorresistente de acero de 20, 30 y 40 niveles, que usa el


sistema estructural octagrid.

• Analizar el comportamiento sismorresistente de un edificio de acero, de gran


altura, que emplea el sistema estructural octagrid.

• Comparar el comportamiento sismorresistente del sistema estructural Octagrid


con los sistemas aporticado tradicional, diagrid y hexagrid.

1.3. Justificación de la investigación

Concebir edificios a prueba de eventos sísmicos o eólicos, que no se dañen; traería


consigo edificios demasiado robustos y costosos. En su lugar, la intención de
ingeniería es hacer edificios resistentes al terremoto o al viento que puedan ser
dañados de un modo aceptable sin que colapsen. Esto con la finalidad de que tanto
la seguridad de las personas y el contenido esté garantizada. Este es un objetivo
importante de los códigos de diseño estructural en todo el mundo y motivo por el
cual se requiere de conocer, comprender, y analizar nuevos sistemas estructurales
como el octagrid, que prometen ser una alternativa competitiva y sustentable frente
a otros sistemas tradicionales.
El sistema octagrid debido a su eficiencia estructural y a su potencial estético podría
ser usado en la construcción de edificios de gran altura seguros y estables y que
combinados con el empleo del acero como material de construcción representaría
una excelente opción para obtener costos moderados y reducir el tiempo de
ejecución de la obra.

La seguridad estructural de todo sistema nuevo debe verificarse, por un lado, de


acuerdo con lo previsto en la norma venezolana “Edificaciones Sismorresistentes”
COVENIN 1756-98 (Rev. 2001) y por el otro, comparándolos con otros sistemas
convencionales o con otros parecidos previamente evaluados. Con el desarrollo de
esta investigación se buscó evaluar el comportamiento sismorresistente del sistema
Octagrid comparándolo con otros sistemas a fin de que los resultados obtenidos
sirvan de apoyo técnico y científico en la realización de proyectos estructurales con
sistemas innovadores y sustentables aun no implementados en el país.

1.4. Delimitación

1.4.1. Delimitación temporal

La investigación se realizó en un periodo comprendido entre el mes de febrero de


2018 y agosto del 2018.

1.4.2. Delimitación espacial

Este trabajo de investigación se desarrolló en la sede de la Universidad Rafael


Urdaneta, localizada en el municipio Maracaibo del estado Zulia. Venezuela.

1.4.3. Delimitación científica


La presente investigación estuvo orientada en el área de la ingeniería estructural
dentro de la ingeniería civil. Se enfocó en el análisis del comportamiento
sismorresistente de los edificios de gran altura, construidos con acero y que utilizan
el Octagrid como sistema estructural, y además se hizo una comparación con el
desempeño sismorresistente del sistema tradicional de pórticos y los sistemas
diagrid y hexagrid.

Se diseñaron tres estructuras de acero, usando el sistema Octagrid con alturas de


20, 30 y 40 pisos. El análisis estructural sismorresistente de las edificaciones se
desarrolló en base a las normas COVENIN 1756-2001 “Edificaciones
Sismorresistentes”, COVENIN 2003-1989 “Acciones del Viento Sobre las
construcciones”, y COVENIN 1618-1998 “Estructuras de Acero para Edificaciones.
Método de los Estados Límites”. Para el análisis estructural y el dimensionamiento
de los edificios se utilizó el software ETABS v15.2 dado su alta capacidad de poder
analítico para este tipo de estudios.
CAPITULO II

MARCO TEÓRICO

En este capítulo se presenta información de relevancia acerca del comportamiento


sismorresistente de los edificios altos de acero considerando el octagrid como su
sistema estructural.

Se esbozan los antecedentes en los cuales se basó la investigación y se presenta


las bases teóricas que la fundamentan. Continuando con la definición de los
términos básicos y finalizando con la presentación del sistema de variables.

2.1. Antecedentes de la investigación

Lee y Kim (2017) Preliminary design of tall buildings structures with a hexagrid
system. Publicado online en ScienceDiret (www.sciencedirect.com) DOI:
10.1016/j.proeng.2017.01.461.

Este estudio investigó las características de los edificios altos con sistema hexagrid,
centrándose en el tamaño y el patrón de los módulos de los hexágonos perimetrales,
se propuso una fórmula de dimensionamiento basada en los criterios de rigidez de
los miembros en la etapa de diseño preliminar. Los principales parámetros en este
estudio fueron el tamaño de los módulos y la forma del hexágono. Se usaron dos
patrones; un hexágono con miembros horizontales y otro con miembros verticales.
Basados en estudios existentes, se propuso un método modificado de
dimensionamiento de miembros con fines de diseño preliminar. Se diseñaron
edificios de 60 niveles, para examinar el efecto del tamaño del módulo y la forma
del hexágono, en el rendimiento del edificio. Fueron examinadas las capacidades
de las columnas del perímetro y discutidas su eficiencia estructural. Los resultados
arrojados por esta investigación fue que la carga de gravedad se distribuyó de
manera bastante uniforme a la estructura perimetral y las columnas interiores, con
respecto a la relación de capacidad de reserva de los miembros en una celda, los
miembros horizontales estaban menos afectados que los miembros diagonales en
un hexágono horizontal, de manera inversa para un hexágono vertical. A través de
esta investigación se obtuvo la metodología para seleccionar la forma, el tamaño y
la distribución de los octágonos más conveniente para evaluar el comportamiento
sismorresistente del sistema octagrid.

Pooja y Bennet (2017) Comparative Study of Performance of High Rise Buildings


with Diagrid, Hexagrid and Octagrid Systems under Dynamic Loading. Publicado
online en International Research Journal of Engineering and Technology (IRJET)
(www.irjet.net).

Se consideró un plano de planta regular de 36 m x 36 m de tamaño. El software


ETABS V15 se usó para modelar y analizar los miembros estructurales. Se crearon
doce modelos de edificios con estructura de arriostramiento de acero exterior,
diagrid, hexagrid y octagrid variando sus ángulos diagonales y la densidad del
módulo. Se llevaron a cabo análisis de espectro de respuesta y estáticos
equivalentes de estos modelos, para examinar su rendimiento. Se realizó una
comparación de los parámetros de corte, deriva y desplazamiento de piso, así como
el período de vibración y el peso de la estructura. Se llegó a la conclusión de que
todos los modelos considerados cumplieron los límites de desplazamiento y derivas
de pisos según la norma IS 1893 (II) - 2002. El rendimiento estructural del sistema
estructural Hexagrid y Octagrid se deteriora con la disminución de la densidad del
módulo. En conjunto con la anterior esta investigación sirvió como aporte para
idealizar el sistema estructural octagrid con la mejor configuración geométrica y
densidad de modulo a fin de hacer más eficiente su comportamiento.

Boscán y Valbuena (2016). Análisis del comportamiento sismorresistente en


edificaciones de acero de gran altura utilizando el sistema estructural Hexagrid,
Trabajo especial de grado, Universidad Rafael Urdaneta, Maracaibo, Venezuela.

El objetivo general de esta investigación fue analizar el comportamiento


sismorresistente en edificaciones de acero de gran altura, utilizando el sistema
estructural Hexagrid. Para ello, se diseñaron varias estructuras en acero de distintas
alturas utilizando dicho sistema, se comparó su comportamiento con otras
estructuras previamente diseñadas, unas con sistema aporticado y otras con
sistema Diagrid. Dichos diseños se realizaron mediante el programa de cálculo
estructural ETABS 2015. Las estructuras cuentan con la misma geometría en planta
y el mismo uso, sus diferencias radican en número de pisos y sistema estructural
empleado. Metodológicamente, la investigación fue considerada del tipo descriptivo,
debido a que se utilizó un proceso de recolección de datos para obtener los
resultados, y como las variables de estudio no fueron manipuladas, el diseño de la
investigación fue del tipo no experimental. Los resultados obtenidos demuestran
que el comportamiento sismorresistente del sistema Hexagrid resulta más eficiente
en comparación con el sistema aporticado, mientras que con respecto al Diagrid, el
sistema Hexagrid es más eficiente cuando se trata de grandes alturas. De esta
manera utilizando el sistema Hexagrid en edificaciones de gran altura se logra un
mejor aprovechamiento de las propiedades mecánicas del acero en una menor
cantidad de material, minimizando así los costos. Esta investigación aportó
información sobre el comportamiento sismorresistente de los sistemas aporticado
tradicional, diagrid y hexagrid cuando se utiliza en edificios altos, permitiendo
compararlos con el comportamiento sismorresistente del sistema octagrid.

De la Rosa y Bacalao. (2010). Análisis comparativo entre STAAD PRO DESING


2007 y el ETABS V. 9.0 para el diseño de edificaciones aporticadas de acero.
Trabajo especial de grado, Universidad Rafael Urdaneta, Maracaibo, Venezuela.

La investigación se centró en comparar los resultados obtenidos por ambos


programas en relación a un comportamiento estructural adecuado que cumpla los
parámetros de las Normas COVENIN 1618-1998 y 1756-2001, para “Estructuras de
acero para Edificaciones. Método de los estados límites” y “Edificaciones
Sismorresistente” respectivamente, además de determinar la cantidad de acero
requerido. Se concluyó que el programa ETABS V. 9.0 es la herramienta más
eficiente a la hora de analizar estructuras regulares, como los edificios, ya que
permite visualizar y operar todas las herramientas y aplicaciones de forma lucida y
sencilla. A diferencia del programa STAAD PRO DESIGN 2007, que, es más
recomendable para el análisis de puentes, domos, estructuras no regulares y
especiales. Esta investigación contribuye con conocimientos básicos sobre el uso
del programa ETABS utilizado en la presente investigación.

2.2. Bases teóricas

2.2.1. Edificios de gran altura

Definir un edificio alto es algo subjetivo, sin embargo, existen varias definiciones de
autores entre los cuales se puede citar los siguientes:

Para Fratelli (1998) desde el punto de vista estructural un edifico alto es aquel en el
cual su altura es un parámetro de diseño, considerándose alto a aquel edificio cuya
altura supere los 20 pisos o los 60 m de altura libre y su esbeltez; la relación entre
la altura y la mayor dimensión en planta, sea mayor a cinco.

Por otro lado, Regalado (s.f), expone que un edificio alto para la ingeniería
estructural no depende necesariamente del número de pisos que posea sino aquel
donde las fuerzas de viento y sismo restringen su diseño estructural de acuerdo a
su esbeltez. Concluyendo que un edificio alto es aquel que supera las diez plantas
con esbeltez mayor a cuatro.

2.2.1.1. Material estructural en edificios de gran altura

A lo largo de la historia la construcción de edificios en altura, tradicionalmente se


solucionaba con estructuras portantes de muros de carga, ya fueran de ladrillo o
piedra, los cuales también daban la rigidez lateral necesaria a la edificación.
Estructuralmente las reglas de diseño obligaban a muros con mayor espesor cada
cierto número de plantas, lo cual suponía que en las plantas inferiores el espacio
útil ocupado por las estructuras era muy importante.
El empleo del hormigón armado, con resistencias convencionales ofrece ciertas
limitaciones en los edificios de gran altura para ser usado como material estructural
integral, puesto que las cargas verticales producidas en estos edificios conducen a
pilares robustos con el consiguiente problema de perdida de espacio en las plantas
inferiores.

El hormigón ligero cuenta con una aplicación bastante común en edificios de gran
altura. Siendo los elementos estructurales horizontales los que incorporan
cantidades de concreto importantes. Fernández y Fernández (2014) dicen que un
25 y un 50 % de la carga por gravedad proviene del hormigón de la estructura
horizontal, haciéndose evidente el beneficio del concreto ligero para evitar cargas
excesivas en edificios altos.

Según Crisafulli (2013), el acero como material de uso estructural presenta


fabricación industrializada, lo cual asegura un adecuado control de calidad. Este
material se caracteriza por una elevada resistencia, rigidez y ductilidad (esto es
capacidad de soportar deformaciones plásticas sin disminuir su capacidad
resistente), por lo cual su uso es muy recomendable para construcciones
Sismorresistentes y de gran altura.

2.2.2. Acero

Aceros Aceba S.R.L (2008), define el acero como una aleación de hierro y carbón,
donde el carbón no supera el 2,1% en peso de composición de la aleación,
alcanzando normalmente porcentajes entre el 0,2% y el 0,3%. Porcentajes mayores
que el 2,0% de carbono dan lugar a fundaciones, aleaciones que al ser quebradizas
y no poderse forjar, a diferencia de los aceros, se moldean.

La definición anterior, sin embargo, se circunscribe a los aceros al carbono en los


que este último es el único aleante o los demás presentes lo están en cantidades
muy pequeñas pues de hecho existen multitud de tipos de acero con composiciones
muy diversas que reciben denominaciones especificas en virtud ya que sea de los
elementos que predominan en su composición (aceros al silicio), de su
susceptibilidad a ciertos tratamientos (aceros de cementación), de alguna
característica potenciada (aceros inoxidables) e incluso en función de su uso
(aceros estructurales). El acero al carbono, constituye el principal producto de los
aceros que se producen, estimando que un 90% de la producción total mundial
corresponde a aceros al carbono y el 10% restante son aceros aleados. El aumento
del contenido de carbono en el acero eleva su resistencia a la tracción, incrementa
el índice de fragilidad en frio y hace que disminuya la tenacidad y ductilidad.

Fratelli (2003), señala que las propiedades mecánicas de los aceros dependen de
su composición química, de sus aleaciones, de su proceso de laminación, forma de
enfriamiento, tratamiento térmico posterior y el tipo de solicitaciones a que sean
sometidos. Las siguientes propiedades, sin embargo, son comunes a todos los
aceros:

TABLA 2-1 TABLA PROPIEDADES DEL ACERO

Módulo de elasticidad E = 2.1 x 106 kgf/cm2

Módulo de corte G = E/2.6 ≈ 808000 kgf/cm2

Coeficiente de Poisson ʋ = 0.3

Peso unitario Ρ = 7850 kgf / m3

Coeficiente de dilatación térmica lineal α = 11.7 x 10-6 /°C

COVENIN 1618-1998

Según sus propiedades mecánicas, los aceros se clasifican:

Acero común: También conocido por acero dulce o acero al carbono, fue por
muchos años el material más usado en la construcción. Es un acero con bajo
contenido de carbono (entre el 0.12 y 0.6% en peso). Entre estos aceros están el
AE25, ASTM A36 y Din ST37. La variación en el contenido de carbono resulta
decisiva en las propiedades mecánicas de los diferentes aceros.

Aceros de alta resistencia: Son aquellos que han incrementado notablemente su


punto de cedencia, por contenidos elevados de carbono (entre 1.4 y 1.7% en peso)
o por aleaciones adecuadas, su ductilidad se ve drásticamente disminuida. En
algunos casos, las elevadas resistencias se logran mediante tratamientos térmicos
y templados, o por trabajos en frio.

Aceros especiales: Se fabrican con sofisticadas aleaciones, para cubrir necesidades


específicas, y no todos son adecuados para su aplicación estructural. Por ejemplo,
los aceros de los cascos de submarinos, naves especiales o los usados para la
construcción de máquinas de alta precisión.

Ventajas del acero estructural

McCormac y Csernak (2013) establecen que las principales bondades que posee el
acero son las siguientes:

 Alta resistencia expresada por unidad de peso, lo que conlleva a formar


estructuras de menor peso.

 Uniformidad de las propiedades a través del tiempo

 Elasticidad que sigue la ley de Hooke hasta esfuerzos bastante altos, mejor
que muchos otros materiales.

 Durabilidad durante periodos indefinidos, siempre que se realice el


mantenimiento de las estructuras.

 Ductilidad o propiedad de soportar deformaciones sin fallar ante los


esfuerzos, formando deflexiones que evidencian posibles fallas.

 tenacidad o propiedad de absorber la energía, esto implica la acción de la


resistencia y ductilidad ante las deformaciones.

 Posibilidad de adición y adaptación a estructuras ya existentes.

 Rapidez de montajes, facilidad de prefabricación y resistencia a la fatiga.

Ficha técnica de perfiles tubulares

Para CONDUVEN (2001) Los tubos estructurales, son perfiles de sección cerrada,
conformado en frío y soldado eléctricamente por alta frecuencia, formando
elementos tubulares de sección transversal circular, cuadrada, rectangular,
suministrados en Longitud de 12,00 m.

Son producidos según la norma ASTM (American Society for Testing and Materials)
A500 Grado C, con láminas de alta resistencia, presentando un esfuerzo de fluencia
Fy = 3.515 Kgf / cm2.

La eficiencia de los tubos estructurales se debe a la forma de su sección transversal


permitiéndole manejar solicitudes de flexo-compresión y alta compresión axial.

Perfiles de sección cuadrada: la compresión axial es muy eficiente, teniendo un


Fy=3.515 Kgf/cm² y un Fb=0,69xFy. Es recomendado su uso común como columna,
para cargas axiales grandes, momentos moderados y grandes.

Los tubos de sección rectangular son muy resistentes a la flexión, permitiendo un


mejor uso del material, con un esfuerzo de fluencia de Fy=3.515 Kgf/cm² y un
Fb=0,72xFy. Igualmente, son muy eficientes a la compresión axial y son
recomendados como vigas, para momentos grandes, cargas axiales moderadas y
valores pequeños.

En la tabla 2.2 y 2.3 se ven reflejados las dimensiones y propiedades mecánicas de


los perfiles prefabricados tubulares cuadrados y rectangulares respectivamente,
que se pueden encontrar en el mercado.

Colocar aquí tabla


COLOCAR AQUÍ TABLA

2.2.3. Sistemas estructurales en acero para edificios de gran altura

Fratelli (1998) expone que existe una variedad de soluciones estructurales que
puedan materializar edificios de gran altura. Para el caso de sistema en acero se
tienen los siguientes:

 Pórticos arriostrados
 Tubo aporticado
 Tubo interconectado
 Tubo con diagonales
 Sistema espacial
 Pórticos con diagonales interiores

Así mismo Khan (1969), presenta una clasificación de las tipologías estructurales
que consideró para los edificios altos, las cuales se muestran en la figura (n°defig)
Figura clasificación de sistemas estructurales de acero y número de plantas de Fazlur
R. Khan (1969)

Pórticos rígidos
Para Astiz (2014), el pórtico es la estructura base de la mayor parte de los edificios
por lo que se contempla como la primera opción en el caso de los edificios de altura.
Su funcionamiento estructural está basado en la rigidez de los nudos de unión de
vigas o losas y columnas. Los mecanismos de deformación frente a las acciones
laterales están basados en el predominio de los esfuerzos de flexión por lo que se
trata de estructuras generalmente dúctiles (siempre que estén correctamente
armadas) pero con una capacidad resistente limitada y con una deformabilidad
excesiva. Por ello su rango de aplicación es forzosamente limitado; se considera
que esta tipología sólo es razonable aplicarla para edificios de menos de 25 a 30
plantas y en zonas de baja sismicidad.

Estructuras tubulares aporticadas

Según Fratelli (1998), establece que las estructuras tubulares son las que se
asemejan a grandes vigas tipo cajón en Cantiléver, perforadas por los vanos de las
fachadas donde se ubican las ventanas. Resulta en consecuencia, una estructura
aporticada espacial “de piel”, que envuelve el edificio y donde la separación entre
las columnas es reducida. La deformación que controla este tipo de estructura bajo
cargas laterales de viento y sismo es la de flexión, similar a la de una viga cajón de
alma llena.

Estructuras tubulares

Astiz (2014), coloca no solamente a las estructuras de un solo tubo sino también al
tubo en tubo, al tubo múltiple y al tubo arriostrado dentro de esta clasificación.
Conceptualizando el edificio de altura como una ménsula sometida a acciones
transversales, además de las muy importantes fuerzas verticales, tanto el viento
como el sismo pueden llegar a producir torsiones, concluyendo que el tubo sea
perfectamente aplicable a los edificios de altura por su eficacia tanto frente a la
flexión como frente a la torsión. El tubo arriostrado surge como una alternativa al
tubo aporticado ya que permite rigidizar cada plano exterior del tubo mediante
elementos diagonales que convierten a estos planos en celosías.

Sistema estructural octagrid

FALTA DEFINIRLO

Criterios de Diseño del acero

Saab y Córdoba (2011), manifiestan que el criterio de diseño estructural consiste en


seleccionar las secciones óptimas de cada miembro, con sus correspondientes
uniones y conexiones, entre un conjunto de alternativas para cada caso. Para ello
se puede emplear métodos de diseño que tomen en cuenta el comportamiento de
la estructura en el rango elástico, o métodos que permitan cierta incursión de las
secciones en el rango inelástico.

Los criterios elásticos han sido usados durante muchos años con éxito en el diseño
de estructuras de acero, sin embargo, en la actualidad se prefiere la aplicación del
criterio de los estados límites (criterios inelásticos), por amplias razones. Ante todo,
este último criterio permite tener una visión más general del problema, cuando un
sistema estructural, bajo cargas superiores a las previstas en el análisis, plastifica
algunas de sus secciones en una redistribución interna de los esfuerzos, de modo
de recurrir a su energía de reserva de deformación para continuar resistiendo y
mantener la estructura en pie.

Método LRFD (Load and Resistance Factor Design)

El diseño con factores de carga y resistencia considerado por Saab y Cordoba


(2011) como una aproximación más perfecta al diseño de las estructuras de acero
para edificios, que el diseño por esfuerzos admisibles. Envuelve consideraciones
explícitas de estados límite, múltiples factores de carga y factores de resistencia y
una determinación probabilística implícita de la confiabilidad. Los estados límites se
dividen en dos grupos:

Estados límites de servicio, ELS: son aquellos vinculados a condiciones de


funcionamiento y su incumplimiento puede afectar el normal uso de la construcción.
Como ejemplo, puede mencionarse el control de deformaciones excesivas en vigas
o de vibraciones en un entrepiso cuando se someten a cargas de servicio.

Estados límites de resistencia (o últimos), ELU: son los relacionados con la


capacidad resistente ante cargas últimas y se vinculan directamente con la
seguridad estructural para prevenir el daño y el colapso. Estos estados varían según
el tipo de solicitación actuante, y usualmente se requiere verificar varios de ellos
para un mismo componente. Algunos de los estados límites de resistencia más
usuales son: fluencia, rotura, formación de rótulas plásticas, inestabilidad global de
un componente, pandeo local y pandeo lateral torsional.

La verificación de los estados límites de resistencia se realiza a través de la


comparación entre las solicitaciones resultantes de aplicar las combinaciones de
cargas mayoradas (en estado último) y la resistencia correspondiente a dicho
estado, lo cual puede expresarse como:

Resistencia requerida, Ru (demanda) ≤ Resistencia de diseño, Rd (suministro).

En la cuantificación de este criterio de verificación se busca que la resistencia


requerida represente el máximo valor probable del efecto inducido por las cargas (Q
+ ΔQ), mientras que la resistencia de diseño debe representar un valor mínimo (Rn
+ ΔRn) para considerar la incertidumbre propia de esta determinación analítica.

Este criterio de verificación puede expresarse matemáticamente a través de la


siguiente expresión:

Σλi Qi ≤ Φ Rn (ec nro)

Dónde λi representa los factores de carga que multiplican las distintas cargas o
sobrecargas de servicio Qi, Φ es el factor de resistencia correspondiente a ese
estado límite y Rn es la resistencia nominal obtenida a partir de expresiones o
procedimientos indicados en los reglamentos vigentes y considerando estimaciones
conservadoras acerca de las propiedades de los materiales.

Para la cuantificación de los factores de carga y resistencia se considera un modelo


probabilístico (en el cual las cargas Q y las resistencias R se representan como
variables aleatorias estadísticamente independientes). Los factores de resistencia
Φ multiplican la resistencia nominal o teórica, a los efectos de considerar
incertidumbres debidas a los procedimientos de cálculo, materiales, dimensiones,
mano de obra, etc. Los valores que adopta este factor dependen del tipo de
componente y de la solicitación actuante. Así, por ejemplo, se tiene: 0.90 para
fluencia en miembros en tracción, 0.75 para fractura, 0.85 para miembros en
compresión y 0.90 para componentes sometidos a flexión y corte. El método LRFD
considera diversas combinaciones de carga, las cuales surgen de asumir que cada
una de ellas actúa separadamente con el máximo valor esperado en la vida útil de
la construcción (acción de base), mientras que las otras cargas (acciones de
acompañamiento) adoptan valores usuales, todas con igual probabilidad de
ocurrencia.

Acciones

La norma COVENIN 1618-98 establece que se considerarán las siguientes

acciones:
CP: Acciones permanentes debidas al peso propio de la estructura de acero o de
acero - concreto y de todos los materiales que estén permanentemente unidos o
soportados por ella, así como de otras cargas o deformaciones de carácter
invariable en el tiempo.

CV: Acciones variables debidas al uso y ocupación de la edificación, incluyendo las


cargas debidas a objetos móviles y el equipamiento que puede cambiar de sitio.

CVt: Acciones variables en techos y cubiertas.

W: Acciones accidentales debidas al viento, según la COVENIN 2003 Acciones del


Viento sobre las Construcciones.

S: Acciones accidentales debidas al sismo, según la Norma COVENIN 1756


Edificaciones Sismorresistentes.

Así mismo, cuando sean importantes, también se considerarán las siguientes


acciones:

CE: Acciones debidas a empujes de tierra, materiales granulares y agua presente


en el suelo.

CF Acciones debidas a fluidos de los cuales se conoce su peso unitario, presión y


máxima variación en altura.

CT Acciones geológicas o térmicas, asentamientos diferenciales o combinaciones


de estas acciones

Hipótesis de solicitaciones para el estado límite de agotamiento resistente

Según COVENIN 1618-98, las solicitaciones mayoradas sobre la estructura, sus


miembros, juntas y conexiones, así como su sistema de fundación, se determinarán
de la hipótesis de solicitaciones que produzca el efecto más desfavorable. El efecto
más desfavorable puede ocurrir cuando una o más solicitaciones no están actuando,
por lo que todas las combinaciones indicadas a continuación deben ser
investigadas, igualmente se investigarán las cargas de magnitud inferior a las
máximas especificadas pero que actúan con un gran número de ciclos. Cuando la
solicitación pueda cambiar de dirección, se tendrá en cuenta en todas las
combinaciones posibles, cambiando adecuadamente sus signos:

1.4 CP

1.2 CP + 1.6 CV + 0.5 CVt

1.2 CP + 1.6 CVt + (0.5 CV o 0.8 W)

1.2 CP + 1.3 W +0.5 CV+ 0.5 CVt

0.9 CP ± 1.3 W

1.2 CP + γ CV ± S

0.9 CP ± S

Cuando los efectos estructurales de otras acciones sean importantes, sus


solicitaciones se incorporarán mediante la siguiente combinación:

1.2 (CP +CF + CT) + 1.6 (CV + CE) + 0.5 CVt

Requisitos sismorresistentes adicionales

Las solicitaciones mayoradas se calcularán con las combinaciones:

1.2 CP + γ CV ± Ωo SH (10-9)

0.9 CP ± Ωo SH (10-10)

Dónde;

SH = Componente horizontal de la acción sísmica.

Ωo = Factor de sobrerresistencia del sistema estructural resistente a sismos.

Criterios de diseño sismorresistente

La norma COVENIN 1756-01 establece los criterios de análisis y diseño para


edificaciones situadas en zonas donde existe amenaza sísmica, presentados a
continuación.
Clasificación de edificaciones según el uso, nivel de diseño, tipo y regularidad
estructural

Toda edificación debe ser clasificada en base al uso, nivel de diseño, tipo y
regularidad estructural. De igual manera, es necesario identificar las características
que presenta cada estructura para poder asignarle una clasificación, esto es de
suma relevancia porque representa el paso inicial para determinar cómo será
comportamiento de una edificación ante un sismo.

 Clasificación según el uso

La clasificación de edificaciones según su uso toma en cuenta su importancia y el


riesgo sísmico asociado, considerando el número de personas o población
expuesta, pérdidas económicas directas e indirectas, así como el eventual impacto
ambiental, de manera que cada edificación quedara clasificada en uno de los
siguientes grupos:

Grupo A: Edificaciones que albergan instalaciones esenciales, de funcionamiento


vital en condiciones de emergencia o cuya falla pueda dar lugar a cuantiosas
pérdidas humanas o económicas, tales como: hospitales, edificios
gubernamentales, monumentos y templos de valor excepcional, museos y
bibliotecas que contienen objetos de valor excepcional, estaciones de bomberos, de
policía o cuarteles, centrales eléctricas, torres de control; centros de tráfico aéreo,
edificaciones educacionales, edificaciones que puedan poner en peligro alguna de
las de este Grupo, entre otras.

Grupo B: Edificaciones de uso público o privado densamente ocupados con una


capacidad de más de 3000 personas o un área techada de más de 20000 m3.

Grupo B2: Edificaciones de uso público o privado, de baja ocupación, como edificios
de apartamentos, oficinas, viviendas, bancos, restaurantes, almacenes y otros.

Grupo C: Construcciones no clasificables en el resto de los grupos, no están


destinadas a la habitación ni al uso público.
 Clasificación según el nivel de diseño

Según COVENIN 1756-01C, se clasifican las edificaciones de acuerdo a los criterios


de diseño utilizados en el dimensionamiento y detallado de los miembros y
conexiones que forman parte del sistema resistente a sismos. El concepto de los
niveles de diseño fue incorporado en las Normas Venezolanas COVENIN desde
1982, a fin de uniformizar la presentación básica de las exigencias de detallado,
permitiendo el uso de los niveles de diseño más exigentes en zonas sísmicas de
menor amenaza.

Nivel de diseño 1 (ND1): Corresponde a sistemas estructurales diseñados sin que


se exija el cumplimiento de las especificaciones COVENIN para el
dimensionamiento y detallado de miembros y conexiones en zonas sísmicas. Pero
deben diseñarse para resistir mayores solicitaciones sísmicas que con los otros
niveles de diseño, debido a los menores valores admitidos del factor de reducción
R.

Nivel de diseño 2 (ND2): Sólo requiere la aplicación de algunas especificaciones


COVENIN para el diseño y construcción en zonas sísmicas; están encaminadas a
conferir una cierta ductilidad al sistema resistente a sismos y a evitar fallas
prematuras en las regiones críticas de los elementos portantes del sistema.

Nivel de diseño 3 (ND3): Requiere la aplicación estricta de todas las disposiciones


COVENIN para el diseño y construcción en zonas sísmicas.

 Clasificación según el tipo de estructura

Se establecen los tipos de sistemas estructurales en función de los componentes


del sistema resistente a sismos.

1.4 CP

1.2 CP + 1.6 CV + 0.5 CVt

1.2 CP + 1.6 CVt + (0.5 CV o 0.8 W)

1.2 CP + 1.3 W +0.5 CV+ 0.5 CVt


0.9 CP ± 1.3 W

1.2 CP + γ CV ± S

0.9 CP ± S

Cuando los efectos estructurales de otras acciones sean importantes, sus


solicitaciones se incorporarán mediante la siguiente combinación:

1.2 (CP +CF + CT) + 1.6 (CV + CE) + 0.5 CVt

Requisitos sismorresistentes adicionales

Las solicitaciones mayoradas se calcularán con las combinaciones:

1.2 CP + γ CV ± Ωo SH

0.9 CP ± Ωo SH

Dónde;

SH = Componente horizontal de la acción sísmica.

Ωo = Factor de sobrerresistencia del sistema estructural resistente a sismos.

Criterios de diseño sismorresistente

La norma COVENIN 1756-01 establece los criterios de análisis y diseño para


edificaciones situadas en zonas donde existe amenaza sísmica, presentados a
continuación.

Tipo I: Estructuras capaces de resistir la totalidad de las acciones sísmicas mediante


sus vigas y columnas.

Tipo II: Estructuras constituidas por combinaciones de los Tipos I y III, teniendo
ambos el mismo Nivel de Diseño. Su acción conjunta deber ser capaz de resistir la
totalidad de las fuerzas sísmicas. Los pórticos por sí solos deberán estar en
capacidad de resistir por lo menos el veinticinco por ciento (25%) de esas fuerzas.

Tipo III: Estructuras capaces de resistir la totalidad de las acciones sísmicas


mediante pórticos diagonalizados o muros estructurales de concreto armado o de
sección mixta acero-concreto. Se considerarán igualmente dentro de este grupo las
combinaciones de los Tipos I y III, cuyos pórticos no sean capaces de resistir por sí
solos por lo menos el veinticinco por ciento (25%) de las fuerzas sísmicas totales,
respetando en su diseño, el nivel de diseño adoptado para toda la estructura. Se
distinguen como Tipo IIIa los sistemas conformados por muros de concreto armado
acoplados con dinteles o vigas dúctiles, así como los pórticos de acero con
diagonales excéntricas acopladas con eslabones dúctiles.

Tipo IV: Estructuras que no posean diafragmas con la rigidez y resistencia


necesarias para distribuir eficazmente las fuerzas sísmicas entre los diversos
miembros verticales. Estructuras sustentadas por una sola columna. Edificaciones
con losas sin vigas.

 Según la regularidad de la estructura

Esta clasificación obedece por un lado a la necesidad de identificar aquellas


estructuras en las cuales es posible predecir razonablemente los efectos de la
acción sísmica mediante métodos aproximados de análisis, y por otro lado, deben
identificarse las irregularidades que tiendan a producir concentraciones indeseables
de demandas inelásticas. Así mismo, para seleccionar el método de análisis, las
edificaciones deben clasificarse en regulares o irregulares.

Irregularidades verticales: Son penalizadas con una disminución en el valor de R,


para compensar las incertidumbres en la concentración de demandas inelásticas y
presentan características como: Geometrías verticales asimétricas, entrantes
horizontales significativas en uno o más niveles, aumento sistemático de masas y
dimensiones con la elevación, esbeltez global mayor de 4, diferencia significativa de
las masas y rigideces en niveles adyacentes, altura mayor de un piso respecto a los
adyacentes, resistencia y rigidez de un nivel substancialmente inferior a los
inmediatos superiores o demanda de ductilidad excesiva, estas últimas condiciones
se conocen como entrepiso blando y entrepiso débil y son bastante peligrosas.
Irregularidades en planta: Conducen a la necesidad de efectuar análisis elásticos
más refinados y presentan características como; excentricidad superior al 20% del
radio de giro inercial de la planta, existencia de planos verticales importantes en
direcciones no ortogonales, discontinuidades en la rigidez en partes de un diafragma
y presencia de elementos no estructurales que puedan generar torsiones en la
planta.

Coeficiente sísmico y peso sísmico de los edificios W

Para Fratelli (1999) el coeficiente sísmico C se define como el cociente entre la


fuerza cortante horizontal de diseño que actúa en el nivel de base, conocida por
Corte basal, y el peso sísmico total W por encima del mismo. Se debe cumplir:

𝑉𝑜 (α 𝐴𝑜)
𝐶= ≥
𝑊 𝑅

Dónde:

Vo = Fuerza de corte basal.

Ao= Es el coeficiente de aceleración correspondiente a cada zona.

α = Factor de importancia.

R = Factor de reducción.

W = Peso sísmico de la edificación por encima del nivel base.

Para obtener el peso sísmico total W, la carga permanente (CP) deberá sumarse a

los porcentajes de las acciones variables, según lo indica la norma:

 Recipientes de líquidos: 100% de la carga de servicio, con el recipiente lleno.


 Almacenes y depósitos en general, donde la carga tenga el carácter de
permanente tales como bibliotecas o archivos: 100% de la carga de servicio.
 Estacionamientos públicos: en ningún caso el valor que se adopte será
menor que el 50% de la carga variable de servicio establecida en las normas
respectivas, considerando el estacionamiento lleno.
 Edificaciones donde pueda haber concentración de público, más de unas 200
personas, tales como: educacionales, comerciales, cines e industrias, así
como escaleras y vías de escape: 50% de la carga variable de servicio.
 Entrepisos de edificaciones, no incluidos en el punto anterior tales como:
viviendas y estacionamientos distintos del tercer punto: 25% de la carga
variable de servicio.
 Techos y terrazas no accesibles: 0% de la carga variable.

Espectros de diseño

Fratelli (1999) explica que las cargas de sismo se producen en las estructuras
debido a vibraciones variables del suelo, que dan lugar a una respuesta del sistema
dependiente del tiempo, esta respuesta depende de la magnitud, duración y demás
características de la excitación del suelo, así como de las propiedades dinámicas
de la estructura y de los depósitos del suelo donde apoya. Según el periodo
fundamental del sistema, la vibración del terreno se amplifica en la estructura en
una mayor o menor magnitud. Simultáneamente, el efecto de amortiguamiento o
resistencia friccional de la estructura a la vibración impuesta, reduce la magnitud y
duración de la vibración.

Aproximadamente un factor del 5% de amortiguamiento es el valor usualmente


utilizado en edificios normales.

Siguiendo este orden de ideas, a los fines de diseño, la COVENIN 1756-2001


presenta los espectros de respuesta tipificados, que muestra para los 4 perfiles de
suelo mencionados en la misma y basados en un promedio de la velocidad de las
ondas de corte respectivas. Estos espectros son aplicables a sistemas estructurales
con un amortiguamiento del 5% y ubicados a no menos de 15 Km de la fuente. La
respuesta vertical de las estructuras se adopta igual a 0.7 veces la correspondiente
a la respuesta normal.

Los espectros de diseño pueden obtenerse en rangos elásticos e inelástico, usando


el factor de reducción de respuesta R > 1. De esta manera, los espectros inelásticos
se obtienen modificando los espectros de diseño elásticos en función de una
determinada ductilidad. La norma permite calcular las ordenadas Ad de los
espectros de diseño, definidas en función del periodo fundamental T de la
estructura, en la forma siguiente:

T
αφAo[1+ + ](β−1)
T
T < T+ Ad = T c
1+( + ) (R−1)
T

αφβAo
T + ≤ T ≤ T* Ad =
R

αφβAo T∗ p
T> T* Ad = ( )
R T

Dónde:

Ad = Ordenada del espectro de diseño, expresada como una fracción de la


aceleración de gravedad.

α = Factor de importancia.

Ao = Coeficiente de aceleración horizontal.

φ = Factor de corrección del coeficiente de aceleración horizontal.

β = Factor de magnificación promedio.

T = Es el periodo fundamental de la edificación (seg)

To = 0.25T* Período a partir del cual los espectros normalizados tienen un valor
constante (seg).

T* = Máximo período en el intervalo donde los espectros normalizados tienen un


valor constante (seg).

T+ ≥ To Período característico de variación de respuesta dúctil (seg).

c = √𝑅⁄
4
𝛽
R = Factor de reducción de respuesta.

p = Exponente que define la rama descendente del espectro.

A continuación, se muestra la gráfica del espectro de respuesta elástica, utilizando


un factor de reducción igual a 1.

Modos de vibración y periodo fundamental de vibración

El análisis modal se aplica para calcular la respuesta elástica de estructuras de


varios grados de libertad. La respuesta de la estructura se determina a través de la
superposición de las respuestas individuales en cada modo natural de vibración.

Cada forma modal y su correspondiente periodo de vibración en la dirección


analizada se calculan utilizando las rigideces elásticas y las masas del sistema. En
relación al número de modos de vibración se debe por lo menos incorporar el
número de modos N1 en cada dirección, de manera tal que se englobe al menos el
90% de la masa participativa, que para el caso de edificios con 20 pisos o más se
puede calcular mediante la siguiente ecuación:

2 𝑇1
𝑁1 = ( ∗ − 1.5) + 4 ≥ 4
3 𝑇
La combinación de los respectivos modos permite determinar el corte basal y la
fuerza cortante en cada nivel, dicha combinación es llevada a cabo tomando la raíz
cuadrada de la suma de los cuadrados de cada valor modal.

El periodo fundamental de vibración se encuentra asociado al primer modo de


vibración y se calcula mediante la siguiente relación:

∑𝑁
𝑗=1 𝑊𝑗(𝛿𝑒𝑖)
2
𝑇 = 2𝜋√
𝑔 ∑𝑁𝑗=1 𝑊𝑗𝑄𝑖𝛿𝑒𝑖

Dónde:

Qi = Fuerza lateral aplicada al centro de masa del nivel i del edificio.

𝑊𝑖ℎ𝑖
Qi = 𝑊
𝑔 ∑𝑁
𝑗=1 𝑊𝑖ℎ𝑖

W = Peso total del edificio.

Wj = Peso del nivel j de la edificación.

hi= Altura del nivel, medida desde la base.

𝛿𝑒𝑖 = Desplazamiento elástico del nivel i.

N = Numero de niveles del edificio.

g = Aceleración de la gravedad.

Es importante destacar que el valor T del periodo fundamental no debe exceder el


valor de 1.4Ta, además Ta será calculado mediante las siguientes expresiones:

Para edificaciones tipo I:

Ta=Ct hn0.75

Dónde:

Ct = 0.08 para edificaciones de acero.

hn = Altura del edificio, desde el ultimo nivel hasta el primer nivel.


Para edificaciones tipo II, III y IV:

Ta = 0.005hn0.75

Cortante basal

Se define como la fuerza cortante en la base del edificio debido al sismo, se


determina en cada dirección del análisis según la expresión:

Vo=μAdW

Dónde:

Ad = Ordenada del espectro de diseño para el periodo T.

W = Peso sísmico total del edificio por encima del nivel base.

μ = Es el mayor de los valores dados por:

𝑁+9
𝜇 = 1.4 [ ]
2𝑁 + 12
1 𝑇
𝜇 = 0.80 + [ − 1]
20 𝑇 ∗

Dónde:

N = Numero de niveles.

T = Periodo fundamental.

T* = Periodo máximo.

Efecto P – Δ

El efecto P – Δ en un determinado nivel es causado por la excentricidad de las


cargas gravitacionales que actúan por encima de ese nivel, produciendo momentos
secundarios que incrementan los momentos debidos al desplazamiento del
entrepiso.

Se tomarán en cuenta los efectos P – Δ cuando en cualquier nivel el coeficiente de


estabilidad θi exceda de 0.08 en la siguiente ecuación:
𝛿𝑒𝑖 ∑𝑁
𝑗=1 𝑊𝑗
𝜃𝑖 = ≤ 0.08
𝑉𝑖(ℎ𝑖 − ℎ𝑖−1 )

Dónde:

δei = es la deriva o diferencia de desplazamientos laterales elásticos entre dos


niveles consecutivos, en sus correspondientes centros de masa.

Wj = Peso del nivel j de la edificación.

Vi = Es el corte de diseño en el nivel i.

hi = Es la altura del piso i, medida desde la base del edificio.

Método de análisis dinámico espacial

Se constituye como uno de los procedimientos para el análisis de aquellas


edificaciones ubicadas en zonas sísmicas, que representan una gran altura o cuyas
características sean irregulares. Determina los efectos traslacionales y torsionales
empleando el método de superposición modal de tres grados de libertad por nivel.

Método de la superposición modal con tres grados de libertad por nivel.

Tiene por objeto evaluar la respuesta dinámica y constituye una alternativa para el
análisis sísmico, además su empleo es obligatorio en edificaciones que disponen
de un diafragma rígido. Permite considerar simultáneamente los efectos
traslacionales y torsionales intrínsecos, mientras que los desplazamientos
horizontales y la rotación de cada nivel son incluidos como coordenadas de
respuesta modal. Para la aplicación del método deben ser consideradas las
siguientes condiciones:

 El número mínimo de modos de vibración a utilizar, será N3=3N1, es decir,


el triple del establecido para el análisis plano, utilizando como valor T1 para
el cálculo de N1, el cual es el mayor periodo de todos. Destacando que N3
es el número de modos que garantice la participación de más del 90% de la
masa total del edificio.
 El máximo valor de respuesta dinámica para la acción de una componente
sísmica en la dirección X (Rx) o en la dirección Y (Ry), se obtiene de la
combinación de los valores modales según el criterio de la combinación
cuadrática completa.
𝑁 𝑁

𝑟 2 = ∑ ∑ 𝜌𝑖𝑗 𝑟𝑖 𝑟𝑗
𝑖=1 𝑗=1

Donde

8𝜉 2 (1 + 𝑎𝑖𝑗 )𝑎𝑖𝑗 3/2


𝜌𝑖𝑗 = 2 2
(1 − 𝑎𝑖𝑗 2 ) + 4𝜉 2 𝑎𝑖𝑗 (1 + 𝑎𝑖𝑗 )

Siendo 𝑎𝑖𝑗 = 𝜔𝑖 /𝜔𝑗

En esta expresión r representa una determinada respuesta al movimiento sísmico


en una dirección definida; ri y rj son las respuestas en cada modo i y j a ese
movimiento sísmico, las cuales deben tomarse con el signo asociado a la forma
modal; ωi, y ωj son las frecuencias de los respectivos modos; ξ, es el coeficiente de
amortiguamiento respecto del crítico, el cual debe tomarse igual a 5%. N es el
número de modos utilizado.

En cada dirección de corte basal (Vo) deducido de la combinación modal deberá


compararse con el calculado con un periodo T=1.6Ta (denotado como Vo), y
también deben verificarse los efectos P – Δ. Si Vo es menor que Vo los valores para
el diseño deben multiplicarse por Vo/ Vo.

Con el objeto de incorporar los efectos de excentricidades accidentales causadas,


bien por variaciones de la posición de los centros de masa y de rigidez o bien por
excitaciones rotacionales del terreno, se deben añadir a los resultados del análisis
de tres grados de libertad por nivel los efectos estáticos de una excentricidad del
cortante que se establece en seis por ciento (6%) de la dimensión de la planta
perpendicular a la dirección analizada. Dichos efectos se pueden obtener aplicando
momentos torsores iguales al producto del cortante por nivel multiplicado por la
excentricidad 0.06 B correspondiente al mismo nivel. Estos efectos se suman a los
obtenidos en el análisis dinámico.

Para obtener las solicitaciones más desfavorables en cada línea resistente, debe
considerarse que dichos momentos torsores accidentales pueden cambiar de
sentido. A los fines de una aplicación sencilla puede suponerse que las
excentricidades tienen igual signo en todos los pisos en forma simultánea. Cuando
las dimensiones de las plantas aumentan con la altura, las excentricidades de
diseño deberán adecuarse para que en los niveles inferiores los momentos torsores
accidentales sean por lo menos iguales a los de los niveles superiores.

En resumen, la secuencia del análisis para los casos de sismo en direcciones


ortogonales X e Y, podría ser la siguiente, bajo el supuesto de que se use el segundo
procedimiento indicado antes:

 (*) Cálculo de los modos y las frecuencias de la estructura;


 Respuesta modal a sismo en la dirección X;
 Respuesta modal a sismo en la dirección Y;
 Combinación de respuestas modales a sismo en la dirección X;
 Combinación de respuestas modales a sismo en la dirección Y;
 Control de fuerza cortante basal mínima y eventual incremento de
solicitaciones.
 Verificación de efectos P-Δ y eventual incremento de solicitaciones.
 (**) Cálculo de los efectos de la excentricidad accidental ± 0.06 Bx;
 (**) Cálculo de los efectos de la excentricidad accidental ± 0.06 By;
 (**) En cada plano resistente, agregar a los resultados obtenidos en el efecto
más desfavorable de la excentricidad accidental.
 Combinar los resultados de los sismos ortogonales.

Los pasos (**) no son necesarios si en el paso (*) se incorporan separadamente


variaciones de la posición de los centros de masa del orden de ±0.03 B en cada
dirección, y se analiza cada situación. Esto supone la ejecución de cinco análisis
dinámicos espaciales como mínimo; obviamente, como respuestas modales deben
tomarse las envolventes de todos los análisis. La no incorporación de la excitación
rotacional en el análisis puede considerarse suplida por haber tomado los máximos
de las variaciones de los centros de masas en ambas direcciones simultáneamente.

Control de los desplazamientos

Según Fratelli (1999), el desplazamiento lateral total Δi del nivel i se calcula como:

Δ𝑖 = 0.8𝑅Δ𝑒𝑖

Siendo:

R = Factor de reducción de respuesta.

Δei = desplazamiento lateral del nivel i, calculado para las fuerzas de diseño en rango
elástico, incluyendo efectos traslacionales, P-Δ, y de torsión en planta.

Se conoce como deriva δi a la diferencia de los desplazamientos laterales totales


en dos niveles consecutivos i.

𝛿𝑖 = Δ𝑖 − Δ𝑖−1

Criterios de diseño de edificaciones ante la acción del viento

Los criterios de análisis y diseño para edificaciones que son afectados por las
acciones del viento, presentados a continuación, son establecidos por COVENIN
2003:89.

Hipótesis sobre la acción del viento

Para el análisis de las acciones por efectos del viento, se deben considerar las
siguientes hipótesis en relación a su comportamiento:

 El viento actúa en dos direcciones ortogonales entre sí, sin embargo, no se


considera la superposición de efectos en estas direcciones. Como criterio de
diseño se eligen aquellas direcciones que representan las condiciones más
desfavorables para estabilidad de la estructura.
 La fuerza resultante de la acción del viento coincide con el centro de
presiones de empujes o succiones del área expuesta, dependiendo de las
características de la construcción.
 Como criterio de estudio cada estructura debe ser considerada aislada,
despreciando los efectos de protección que puedan producir estructuras
vecinas, no obstante, cualquier efecto de incremento en las succiones y
 empujes si deben ser considerados.

Estabilidad de las estructuras resistentes al viento


 Estabilidad contra el volcamiento: Cuando la acción del viento produzca
tracciones en algún elemento de fundación que exceda las dos terceras
partes de la compresión, la fundación deberá anclarse.
 Estabilidad contra el deslizamiento: Cuando la fuerza total al deslizamiento
sea insuficiente en relación a la acción del viento, se dispondrá de un anclaje
adecuado para soportar el exceso.
 Estabilidad de los componentes y cerramientos: Se analizará bajo los efectos
de la combinación de las acciones internas y externas.
 Estabilidad durante las etapas de montaje: Se dispondrá de arrostramientos
temporales adecuados para resistir las acciones del viento, sobre elementos
estructurales y no estructurales.

Clasificación de las edificaciones según las características de respuesta ante


la acción del viento

Toda edificación cuya exposición al viento sea significativa debe ser clasificada en
base a las características de respuesta ante la acción del viento. Es necesario
identificar las características que presenta cada estructura para poder asignarle una
clasificación, esto es de suma relevancia porque representa el paso inicial para
determinar cómo será el comportamiento de una edificación ante la acción del
viento.
Tipo I: Comprende las construcciones cerradas y poco sensibles a las ráfagas y
efectos dinámicos del viento, cuya esbeltez sea menor o igual a 5, o cuyo periodo
natural de vibración sea menor o igual a 1. Como depósitos, edificios industriales,
teatros, entre otros.

Tipo II: Comprende las construcciones abiertas cuya esbeltez sea menor o igual a
5, o cuyo periodo natural de vibración sea menor o igual a 1. Como antenas, tanques
elevados y vallas.

Tipo III: Construcciones sensibles a ráfagas de corta duración que generan


oscilaciones importantes. Comprende las construcciones de tipo I y tipo II.

Tipo IV: Construcciones que presentan problemas aerodinámicos particulares y


construcciones flexibles con varios periodos de vibración entre sí.

Acción del viento

Las acciones de servicio por efecto del viento se determinan de acuerdo a la


siguiente expresión:

W = qGCA

Dónde:

W = Magnitud del empuje o succión sobre la superficie.

q = Presión dinámica ejercida por el viento de velocidad básica.

G = Factor de respuesta ante ráfagas.

C = Coeficiente de empuje o succión.

A = Área de la superficie expuesta, proyectada en un plano normal a la dirección del


viento.

La acción mínima del viento para sistemas resistentes al viento es de 30kgf/m2,


aplicada al área proyectada sobre un plano vertical y perpendicular a la dirección
del viento. Respecto a las acciones del viento para componentes y cerramientos en
edificaciones del tipo I y III cerradas, son consideradas la diferencia de efectos entre
las fachadas opuestas, mientras que para las del tipo II y III abiertas, el viento es
aplicado a un área proyectada sobre un plano normal a la dirección del viento.

Presión dinámica

La presión dinámica (q), es expresada en kg/m2 y se evalúa de diferentes maneras


de acuerdo a la dirección del viento.

Para fachadas a barlovento que varían en función de la altura (z), es utilizada la


siguiente ecuación:

𝑞𝑧 = 0.00455𝐾𝑧𝛼𝑉 2

Donde:

4.50 2/𝛽
Para z≤4.50m: 𝐾𝑧 = 2.53 ( 𝑧𝑔 )

𝑧 2/𝛽
Para z>4.50m: 𝐾𝑧 = 2.58 (𝑧𝑔)

Factores de respuesta ante ráfagas

Existen dos factores de respuesta ante ráfagas, un (Gh) para sistemas resistentes
al viento y un (Gz) para componentes y cerramientos, cuyo valor mínimo de ambos
es 1.

Para el caso de sistemas resistentes al viento del tipo I y tipo II, el factor de
respuesta tiene un valor único para fachadas a barlovento y sotavento el cual se
calcula con la siguiente ecuación:

𝐺ℎ = 0.65 + 3.65𝛿ℎ

Para el caso de componentes y cerramientos del tipo I y III cerradas, los factores de
respuesta se combinan con los coeficientes de empuje y succión, externo o internos.

𝐺𝑧 = 0.65 + 3.65𝛿𝑧

Donde:

𝛿ℎ, 𝛿𝑧 Factor de exposición que representa la intensidad de la turbulencia


K = Coeficiente de arrastre sobre una superficie

ETABS

ETABS es un programa de análisis y diseño de sistemas de edificaciones, que


desde hace más de 30 años ha estado en continuo desarrollo para brindarle al
ingeniero una herramienta confiable, sofisticada y fácil de usar. ETABS 2015 posee
una poderosa e intuitiva interfaz gráfica con procedimientos de modelaje, análisis,
todos integrados usando una base de datos común. Aunque es fácil y sencillo para
estructuras simples, ETABS también puede manejar grandes y complejos modelos
de edificios, incluyendo un amplio rango de comportamientos no lineales,
haciéndolo la herramienta predilecta para ingenieros estructurales en la industria de
la construcción.

ETABS es un sistema completamente integrado. Detrás de una interface intuitiva y


simple, se encajan poderosos métodos numéricos, procedimientos de diseño y
códigos internacionales de diseño que funcionan juntos desde una base de datos.
Esta integración significa que usted crea un sistema de modelo de piso y sistema
de barras verticales y laterales para analizar y diseñar el edificio completo. Las
convenciones de entrada y de salida usadas corresponden a la terminología común
de edificaciones.

Con ETABS, los modelos se definen de forma lógica: piso por piso, viga por viga,
columna por columna, tramo por tramo, muros por muros y no como corrientes de
puntos y elementos no descritos como lo hacen la mayoría de los programas para
fines generales. Así la definición estructural es simple, ordenada y significativa.

Definición de términos básico

Arriostramiento

Edificio alto
Esbeltez

Sismorresistente: estructura capaz de soportar un sismo sin sufrir daños


considerables.

Sistema de variables
Objetivo general: Estudiar el comportamiento sismorresistente en edificios de
acero de gran altura que usan el sistema estructural Octagrid.

Objetivo especifico Variable Dimensiones Indicadores

Solicitaciones de
Diseñar un edificio
carga, acciones
sismorresistente de Diseño de edificio
estáticas y
acero de 20, 30 y 40 de acero con
acciones
niveles, que usa el sistema estructural
dinámicas.
sistema estructural octagrid
Dimensiones de
octagrid.
los miembros.

Analizar el Desplazamientos
Análisis
comportamiento máximos y deriva
Edificaciones sismorresistente de
sismorresistente de
de acero de edificios de acero de Periodos de
un edificio de acero,
gran altura que gran altura que vibración
de gran altura, que
usan el emplean el sistema Corte basal
emplea el sistema
sistema estructural octagrid
estructural octagrid. Flechas
octagrid
Desplazamientos
Comparar el Comparación de
máximos y deriva
comportamiento estructuras de acero
que usan sistemas Periodos de
sismorresistente del
vibración
sistema estructural tradicionales,
Octagrid con los diagrid y hexagrid Corte basal
sistemas aporticado con estructuras que Flechas
tradicional, diagrid y usan el sistema
Cantidad de acero
hexagrid. octagrid
en kg
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Aceros Aceba S.R.L (2008). ¿Qué es el acero? Buenos Aires, Argentina.


Recuperado el 18/03/18 del
URL:http://www.acerosaceba.com/index.php?page=el acero

Astiz, M (2014). Los Esquemas Estructurales de los Edificios Altos. Revista de


Obras Públicas. Marzo 2014, nro. 3552. Página 77-84. Recuperado de
http://ropdigital.ciccp.es

Boscán, A. y Valbuena, E. (2016). Análisis del comportamiento sismorresistente en


edificaciones de acero de gran altura utilizando el sistema estructural
Hexagrid, Trabajo especial de grado, Universidad Rafael Urdaneta,
Maracaibo, Venezuela.

CONDUVEN (2001). Catálogo general de productos. Caracas, Venezuela.


Recuperado el 20/03/2018 del URL:
http://www.materialeslosandes.com/conduven.pdf

COVENIN (1618-98). Estructuras de acero para edificaciones. Método de los


estados límites. Ministerio de Fomento. Caracas, Venezuela.

COVENIN (1756-01). Edificaciones Sismorresistentes. Caracas, Venezuela.

COVENIN (2003-86). Acciones de viento sobre las construcciones. Caracas,


Venezuela

Crisafulli, F. (2013). Diseño sismorresistentes de construcciones de acero. Tercera


edición. Las Condes, Chile: Asociación Latinoamericana del Acero – Alacero.

De la Rosa, J. y Bacalao, J. (2010). Análisis comparativo entre STAAD PRO


DESING 2007 y el ETABS V. 9.0 para el diseño de edificaciones aporticadas
de acero. Trabajo especial de grado, Universidad Rafael Urdaneta,
Maracaibo, Venezuela
Fratelli, M. (2003). Diseño de estructuras metálicas. Estados limites LRFD. Caracas,
Venezuela: Ediciones Unive S.R.L

Fratelli, M. (1999). Estructuras sismo-resistentes. Caracas, Venezuela: Ediciones


Unive S.L.R.

Fratelli, M. (1998). Edificios altos. Caracas, Venezuela: Ediciones Unive S.L.R.

Lee, H. y Kim, Y. (2017) Preliminary design of tall buildings structures with a hexagrid
system. Publicado online en ScienceDiret (www.sciencedirect.com) DOI:
10.1016/j.proeng.2017.01.461.

McCormac, J. y Csernak, S. (2013). Diseño de estructuras de acero. Quinta Edición.


México, D.F: Editorial Alfaomega

Pooja, L y Bennet, A. (2017). Comparative Study of Performance of High Rise


Buildings with Diagrid, Hexagrid and Octagrid Systems under Dynamic
Loading. Publicado online en International Research Journal of Engineering
and Technology (IRJET) (www.irjet.net).

Saab, Ch. y Córdoba, S. (2011). Modelación Análisis y Diseño de una Edificación


en Acero Utilizando un Sistema de Arriostramientos Concéntricos a Base de
Diagonales de Pandeo Restringido. Trabajo especial de grado, Universidad
Central de Venezuela, Caracas, Venezuela

Señis, R. (2014). Optimización de mallas estructurales de acero envolventes de


edificios en altura. Tesis doctoral, Universidad Politécnica de Cataluña,
Barcelona, España.