You are on page 1of 2

RESUMEN SEMINARIO DE INFANCIAS DE SANDRA CARLI

Flor hice una reseña de la lectura de S. Carli, la cual me resultó muy interesante y me
permitió entender el cambio del niño a través de las diferentes épocas para llegar a mi
análisis final.

Las huellas de los cambio globales y locales de los diferentes períodos históricos en
nuestro país, muestran al niño desde otra concepción. Desde los años 70’(sociedad i
ntegrada, la niñez recluída al ambiente familiar, época d ela dictadura militar), 80’ (
estabilidad democrática, desigualdad social y gran pobreza) y 90’( segregación de los
derechos del niño, )

En la primer década el Niño era Sujeto de Derecho aunque había pobreza y


desigualdad social.

Fueron testigos y hasta víctimas del proceso histórico que vivía el país, había
secuestros, de allí que estos niños estaban a cargo de las familias principalmente. Hubo
un reconocimiento de la infancia con los derechos del niño. En lo comercial hubo otro
escenario, llamado por algiunos autores la macdonalazicación de la sociedad , generó
más desigualdad.

En la segunda década con el advenimiento de la democracia, hay estabilidad pero por


el empobrecimiento del país surge El niño de la calle y el niño consumidor, dividiendo
la infancia en dos estratos sociales

Gran cantidad de organismos públicos son creados, para contrarrestar esta situación,
se los saca de sus casas y se los pone en reformatorios y lugares de asistencia, lejos de
sus familia y esto recrudece la situación del niño.

En la tercera etapa del país, los cambios culturales y tecnológicos muestran otros
problemas como la violencia contra menores, los delitos cometidos por menores, Hay
una asimetría entre el adulto y el niño. El niño se halla entre el N. Peligroso y el Niño
Víctima.

Personalmente opino que hoy la Escuela se encuentra en el medio, entre el alumno que
debe contener y al que debe denunciar. No hay formación ni capacitación del docente
para resolver estos casos. Los dispositivos de control si funcionan son limitados, no hay
demasiados programas que restablezcan la niñez.

El niño como Objeto o Sujeto de la Enseñanza- Aprendizaje. Múltiples situaciones


según ese niño a educar, la educación pasó de ser Tradicionalista,(XVII) lineal, para
transformarse después en la Escuela Nueva , la Escuela Tecnocrática, y así con los
cambios de paradigma en la Educación llega a la Escuela Moderna, contenedora y sin
poder de manejo educativo. Hoy la Educación está en crisis, en parte debido a los
constantes cambios culturales, tecnológicos socio-históricos que repercuten en la
infancia.y sin una política social que atienda a la NIÑEZ de una manera más seria. EL
Constructivismo y ciertas teorías que hoy en día aparecen en las escuelas son de ayuda
frente a dichas diferenciaciones sociales. La heterogeneidad sobre la homogeneidad,
en las escuelas de la periferia, la contención educativa no alcanza frente a la nueva
figura de ese alumno, condicionado por el medio social. La polarización de la
educación entre lo público y lo privado también empeoró la situación. Este siglo XXI
nos debe preparar para el análisis del pasado y la reconstrucción de un futuro mejor
para nuestros niños.

Sandra Carli se refiere al niño como una víctima en la década de los 80’ y 90’
(principalmente en los 90’s durante el gobierno menemista) debido a las
condiciones socio-económicas en las que se encontraba nuestro país en esa
época, desempleo, pobreza, provatización de las empresas, privatización de la
educación y la exclusión social, fue generando asi un cambio en las formas de
vida, así como la desigualdad social dentro de los infantes. Desde mi mera
opinión, creo que también Sandra Carli conceptualiza la situación infantil en el
“niño de la calle”(condicionado por su inestabilidad socio-económica), el “niño
violento”(dado su desequilibrio familiar, social y económico lo lleva a delinquir)
y el “niño consumidor”(cataloga a los menores quienes, dentro de un estrato
social estable, tienen el acceso a consumir productos y servicios al igual que
los adultos). Considero que los cuatro términos se perpetúan por los medios
de comunicación, la sociedad y la política que los desprotege como
ciudadanos, llevándolos al límite (en el caso del niño de la calle y el niño
violento) y descuidando su bienestar como infantes y a vivir como niños en
pleno crecimiento.
Creo que esto sigue siendo una realidad en el país, en tanto la sociedad
en su conjunto siga descuidando la infancia de los niños, dejándolos crecer por
su cuenta, siendo sujetos del consumo y la violencia por un lado, por el otro,
siendo excluídos por sus situaciones socio-económicas que los estigmatiza y
condena a una vida de pobreza (“niño de la calle” y “niño víctima”). Carli nos
retrata las dos caras de la moneda: los niños con mayor recurso económico
capaces de acceder a las nuevas tecnologías en el confort de sus hogares, por
el otro lado, los niños de bajos recursos ocupan una realidad diferente de
aquellos niños que viven en mejores condiciones. Ambos marcan una
situación que aún hoy sigue pre-existiendo, siendo el primero el producto del
empobrecimiento del país y el segundo es el resultado de las aspiraciones de
las clases sociales medias-altas.