You are on page 1of 7

Expediente 01025-2017-000315

Oficial I

SEÑOR JUEZ PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA DEL RAMO CIVIL DEL


DEPARTAMENTO DE GUATEMALA

Carolina Asturias Rodríguez, de cuarenta años de edad, casada, comerciante,


guatemalteca, con domicilio en el departamento de Guatemala, respetuosamente
comparezco ante usted y atentamente,

EXPONGO:

I. En el presente proceso actúo bajo la dirección y procuración del Abogado


Javier Vargas Luna, colegiado activo número veinticuatro mil setecientos
diez (24,710).
II. Señalo como lugar para recibir notificaciones la oficina profesional del
Abogado auxiliante anteriormente individualizado ubicada en la trece calle,
dos guión setenta y tres de la zona uno del departamento de Guatemala (13
calle, 2-73 zona 1).
III. Por el presente acto y sin perjuicio de los demás medios de defensa que
me asisten, comparezco con el objeto de interponer las excepciones
previas de demanda defectuosa y de falta de personalidad, de
conformidad con los siguientes:

HECHOS:

Con fecha nueve de febrero del año dos mil diecisiete me fue notificada la
resolución de fecha trece de febrero del dos mil diecisiete que le da trámite a la
demanda interpuesta por el señor Juan Carlos Méndez Arévalo presuntamente en
mi contra, la cual presenta defectos de forma que deben ser señalados con la
intención de depurar el presente proceso. En virtud del derecho que me asiste con
base en el artículo ciento veinte (120) del Código Procesal Civil y Mercantil y
encontrándome dentro del plazo legal de seis días (6) que habilita dicho artículo,
procedo a interponer las siguientes excepciones previas:
I. De la excepción previa de Demanda defectuosa
La excepción previa de demanda defectuosa es admisible en el presente caso
puesto que:
A. Con fundamento en el artículo ciento seis (106) del Código Procesal Civil y
Mercantil, los hechos, las pruebas que van a rendirse, el fundamento de
derecho y la petición deben fijarse con claridad y precisión.
Este requisito esencial no se cumple en la demanda analizada en virtud que no
existe congruencia entre el objeto de la comparecencia y las peticiones que se
hacen en dicho memorial. Esto se afirma debido a que en el objeto de la
comparecencia se solicita la declaración de nulidad de dos Instrumentos
Públicos; mientras que a lo largo de la relación de hechos se hace mención
indistintamente de Instrumentos Jurídicos, Negocios Jurídicos y de Escrituras
Públicas.
Es importante mencionar que los términos “Negocio Jurídico” y “Escritura
Pública” no pueden emplearse como sinónimos dentro del lenguaje técnico del
mundo jurídico, puesto que ambos términos hacen referencia a distintos
conceptos. Por un lado, el término “negocio jurídico” alude a la declaración de
voluntad unilateral o bilateral, lícita, consciente y libre, dirigida de manera
intencionada y específica a crear, modificar o transmitir situaciones que
producen consecuencias jurídicas. En cambio, el término “escritura pública”
alude a un documento autorizado por Notario u otro funcionario con atribuciones
legales para dar fe de un acto o contrato en papel especial de protocolo.
En consecuencia, se puede apreciar que el concepto “negocio jurídico” no
puede confundirse con el término “escritura pública”, toda vez que el primero de
estos alude a una o varias declaraciones de voluntad, y el segundo de estos
atañe al documento que cumple con ciertas formalidades y que produce
determinados efectos jurídicos en que estas declaraciones de voluntad se
pueden plasmar.
En adición a lo anterior, es necesario hacer notar que la expresión “Instrumento
Jurídico” -mencionada repetidas veces en la demanda de mérito- no existe ni
tiene asidero legal dentro del lenguaje técnico del Derecho.
B. Siguiendo el orden de ideas anteriormente mencionadas, debe destacarse que
las causales de nulidad que atañen a un negocio jurídico no son las mismas en
relación a un instrumento público. Se aprecia entonces la falta de
fundamentación que adolece la demanda interpuesta presuntamente en mi
contra, toda vez que en ella se utilizan de base normas legales que se
relacionan con las causas de nulidad absoluta de un negocio jurídico; mientras
que en las peticiones de la misma demanda, se solicita la declaración de
nulidad de dos instrumentos públicos. Por consiguiente, no existe la necesaria
congruencia entre el fundamento de derecho y las peticiones que se hacen en
la demanda aludida.
C. Sumado a lo anterior, la parte actora no fue lo suficientemente precisa al
momento de expresar que proponía como medios de prueba: “Informes que
deberán ser solicitados a las Instituciones Específicas y de conformidad con los
puntos que serán propuestos en el momento procesal oportuno”. Esta general e
indefinida forma de referirse a los informes que la parte actora pretende
proponer como medios de prueba, no satisface lo indicado por el artículo ciento
siete (107) del Código Procesal Civil y Mercantil en donde se expresa que: “El
actor deberá acompañar a su demanda los documentos en que funde su
derecho. Si no los tuviere a su disposición los mencionará con la individualidad
posible, expresando lo que de ellos resulte, y designará el archivo, oficina
pública o lugar donde se encuentren los originales” (el subrayado es propio).
D. Además, de conformidad con el artículo ciento siete (107) del Código Procesal
Civil y Mercantil, el actor debe acompañar los documentos esenciales en que
funde su demanda. En el presente caso, luego de un análisis de la demanda de
mérito, puede apreciarse que el fundamento en el que el actor basa su
pretensión radica en la falta de consentimiento del esposo de la demandada
para la aportación del inmueble relacionado a la Sociedad Civil Estrada y
Asturias; pero al hacerlo, omitió ofrecer el medio probatorio idóneo para
acreditar la existencia de matrimonio entre dichos sujetos de Derecho, pues no
ofreció ni adjuntó la certificación correspondiente. Por ello, se considera que la
demanda relacionada carece de uno de los requisitos legales esenciales por
transgredir el artículo mencionado en este mismo apartado.
E. En este mismo sentido, la demanda interpuesta presuntamente en mi contra
incluye una petición infundada, poco clara y sin congruencia con el objeto de la
demanda. Esta petición se ubica en el apartado “II” de las peticiones de fondo,
inciso “B”, literal “a)”, en la cual se solicita: “La existencia de la deuda a razón
de la obligación constituida en el contrato de mutuo, entre JUAN CARLOS
MÉNDEZ ARÉVALO y CAROLINA ASTURIAS RODRIGUEZ”. Luego de
analizada la demanda interpuesta puede deducirse que la misma busca que se
declare la nulidad de dos instrumentos públicos; mas no pretende que se
reconozca la existencia de una acreeduría con fundamento en un contrato de
mutuo, puesto que en ningún apartado del memorial aludido se expresan
claramente los fundamentos de esta solicitud. Como corolario, no puede
pretenderse que en un juicio ordinario que tiene por fin la declaración de nulidad
de dos instrumentos públicos se reconozca también la existencia de una
obligación entre la parte actora y la parte demandada, por exceder esta
circunstancia de los efectos jurídicos que podría ocasionar un pronunciamiento
favorable a la solicitud del demandante dentro de la vía procesal seleccionada.
F. Por último, la demanda relacionada carece totalmente de la firma del solicitante
y del Abogado colegiado activo que lo patrocina, así como el sello de este. Esto
se señala de conformidad con lo establecido en el artículo sesenta y uno (61),
numeral ocho (8) del Código Procesal Civil y Mercantil.
II. De la excepción previa de falta de personalidad en la persona de la
demandada

La excepción previa de falta de personalidad en la persona de la demandada es


admisible en el presente caso puesto que:

A. Al momento de interponer su demanda, la parte actora dirige la misma en


contra de “CAROLINA ASTURIAS RODRIGUEZ”, persona que no es de mi
conocimiento y que no puede ser identificada con mi persona, toda vez que tal y
como consta en mi Documento Personal de Identificación, con Código Único de
Identificación CUI dos mil trescientos uno veinticinco mil novecientos diecisiete
cero ciento uno (2301 25917 0101) mi nombre legal es “Carolina Asturias
Rodríguez” y no como consta en la demanda de mérito.
Es importante señalar que con base en las Reglas de Acentuación Gráfica del
Español de la Real Academia Española “las letras mayúsculas deben escribirse
con tilde si les corresponde… tanto si se trata de palabras escritas en su
totalidad con mayúsculas como si se trata únicamente de la mayúscula inicial,
incluidos los nombres propios de las personas”.
Por tanto, puede apreciarse que no existe legitimación procesal al momento en
que la parte actora demanda a alguien que no tiene derecho de figurar en este
proceso específico. Es decir, se está demandado a alguien que carece de la
idoneidad específica para actuar como titular de derechos y obligaciones dentro
de la relación procesal que se instituyó con la demanda.
B. En adición a lo anterior, al momento en que la parte actora interpone una
demanda de NULIDAD DE INSTRUMENTOS PÚBLICOS, lo procedente sería
que la misma se planteara en contra de la entidad Estrada y Asturias, Sociedad
Civil, y no en contra de una de sus socias. Esto en base a que para que exista
legitimación procesal, debe haber una coincidencia entre los sujetos de
Derecho de la relación material y los sujetos de Derecho de la relación procesal.
Como es evidente en el presente caso, no existe dicha coincidencia, lo que
hace admisible la excepción previa de falta de personalidad en la persona de la
demandada.
FUNDAMENTO DE DERECHO:
Además de las normas anteriormente citadas, el artículo ciento veinte (120) del
Código Procesal Civil y Mercantil que establece: “Dentro de seis días de
emplazado podrá el demandado hacer valer las excepciones previas. Sin
embargo, en cualquier estado del proceso podrá oponer las de litispendencia,
falta de capacidad legal, falta de personalidad, falta de personería, cosa
juzgada, transacción, caducidad y prescripción. El trámite de las excepciones
será el mismo de los incidentes”. Partiendo de que las excepciones previas son
consideradas como medios de defensa por parte del demandado que le
permiten contradecir o repeler lo que se le reclama en la demanda y que estos
medios de defensa buscan depurar el proceso y señalar los vicios de forma en
el procedimiento, en el presente caso es viable que se interpongan estos
medios defensa en ejercicio de la facultad otorgada por el artículo ciento veinte
(120) del cuerpo legal citado. Esto con la intención de dilucidar ciertas
cuestiones de forma que embarazarían en el futuro el desarrollo del proceso.
MEDIOS DE PRUEBA:
I. Documentos:
a) Certificación del Documento Personal de Identificación con Código Único de
Identificación CUI dos mil trescientos uno veinticinco mil novecientos
diecisiete cero ciento uno (2301 25917 0101) extendida por el Registro
Nacional de las Personas (Renap).
b) Certificación de nacimiento de Carolina Asturias Rodríguez, extendida por el
Registro Nacional de las Personas (Renap) bajo el número trescientos
ochenta y tres (383), folio trescientos ochenta y tres (383) del libro ciento
cincuenta y seis guión “Z” cinco (156-Z5) del Registro Civil del municipio de
Guatemala, departamento de Guatemala.
Todos los anteriores documentos los adjunto al presente memorial.
II. Presunciones legales y humanas que de los hechos probados se deriven.

Con base a lo expuesto, al fundamento de Derecho, a los medios de prueba


propuestos y a las normas citadas se formulan las siguientes:

PETICIONES

I. De trámite
a) Que se agregue a sus antecedentes el presente memorial y documentos
adjuntos.
b) Se tome nota de la dirección y procuración bajo las que actúo, así como
del lugar que señalo para recibir notificaciones.
c) Se tengan por ofrecidos los medios de prueba individualizados en el
apartado respectivo.
d) Que se siga el trámite correspondiente en la vía incidental y se conceda
audiencia a la parte contraria por el plazo de dos días para que se
pronuncie en relación a las excepciones previas planteadas.
e) Que oportunamente se abra a prueba el presente incidente por el plazo
legal luego de la evacuación de audiencia por la parte contraria o sin ella.
II. De fondo

Que agotados los trámites de ley se dicte el auto que en Derecho corresponde,
declarando:

a) Con lugar las excepciones previas de:


i) demanda defectuosa; y
ii) falta de personalidad en la persona de la demandada.
b) En virtud de la declaratoria con lugar de las excepciones planteadas, se
abstenga el honorable juzgador de conocer del fondo del asunto.
c) Que se condene en costas del incidente a la parte actora.
CITA DE LEYES: Artículos citados y 44, 50, 61, 63, 79, 116,120,128, 129, 572 y
576 del Código Procesal Civil y Mercantil; 135, 136, 137, 138, 139, 140 de la Ley
del Organismo Judicial; 1301, 1302 del Código Civil; 31 y 32 del Código de
Notariado.
Acompaño dos (2) copias del presente memorial y documentos adjuntos.
Guatemala, dieciséis de febrero de dos mil diecisiete.

A ruego del presentado que de momento no puede firmar y en su auxilio,

Abogado y Notario