You are on page 1of 67



»)$* ) /$)*(ą-$+-'(/ -$'$5$Ł)


 ')0 1*(* '*  0$Ł)"'*'

mcvojwfstjece0#0#(0-.#!#¬(
metapolítica
metapolítica
Rector Secretario General
Dr. J. Alfonso Esparza Ortiz Dr. René Valdiviezo Sandoval

Director de Comunicación Institucional Sub Directora de Comunicación Institucional


Mtro. José Carlos Bernal Suárez Mtra. Ana Elsa Urías Hernández

Director Editorial Jefe de Publicaciones DCI- BUAP


Dr. Israel Covarrubias González Mtro. Jorge Isaac Hernández Vázquez
metapolitica@gmail.com isaac.hernandezvaz@correo.buap.mx

Coordinador de la sección debates Diseño, composición y diagramación


Año 21 Dr. Israel Covarrubias González Dirección de Comunicación Institucional de la
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
No. 98
Jefe de Publicidad, Diseño y Arte Diseño gráfico y editorial
Jul-Sep 2017 Mtro. Manuel Ahuactzin Martínez Jessica Barrón Lira

Consejo Editorial w w w.revistametapolitica.com


José Antonio Aguilar Rivera, Roderic Ai Camp, Antonio Paola Martínez Hernández, María de los Ángeles Mascott
Annino, Álvaro Aragón Rivera, Israel Arroyo, María Luisa Sánchez, Alfio Mastropaolo, Jean Meyer, Edgar Morales
Barcalett Pérez, Miguel Carbonell, Ricardo Cartas Figue- Flores, Leonardo Morlino, José Luis Orozco, Juan Pablo
roa, Jorge David Cortés Moreno, Juan Cristóbal Cruz Pampillo Baliño, Mario Perniola, Juan Manuel Ramírez Saíz,
Revueltas, Jaime del Arenal Fenochio, Rafael Estrada Víctor Reynoso, Xavier Rodríguez Ledesma, Roberto Sán-
Michel, Javier Franzé, Néstor García Canclini, Pablo Gaytán chez, Antolín Sánchez Cuervo, Ángel Sermeño, Federico
Santiago, Francisco Gil Villegas, Armando González Torres, Vázquez Calero, Silvestre Villegas Revueltas, Danilo Zolo.

metapolítica, año 21, no. 98, Julio - Septiembre de 2017, es una publicación trimestral editada por la Benemérita De venta en
Universidad Autónoma de Puebla, con domicilio en 4 Sur 104, Col. Centro, C.P. 72000, Puebla, Pue., y distribuida a
través de la Dirección de Comunicación Institucional, con domicilio en 4 sur 303, Centro Histórico, Puebla, Puebla,
México, C.P. 72000, Tel. (52) (222) 2295500 ext. 5271 y 5281, www.revistametapolitica.com, Editor Responsable: Dra.
Claudia Rivera Hernández, crivher@hotmail.com. Reserva de Derechos al uso exclusivo 04-2013-013011513700-102.
ISSN: 1405-4558, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Con Número de Certificado de
Licitud de Título y Contenido: 15617, otorgado por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de
la Secretaría de Gobernación. Impresa por MAGDALENA GARCÍA REYES, Circuito San Bartolo Oriente A, Edificio C 709 Suscripciones y
Int. 8å, Infonavit San Bartolo, Puebla, Puebla, C.P. 72490, Tel. (222) 1411337, DISTRIBUCIÓN.Comercializadora GBN S.A. venta de publicidad
de C.V. Calzada de Tlalpan # 572, Desp. C-302, Col. Moderna, Del. Benito Juárez C.P. 03510, México D.F. TELS / FAX:
(0155) 5618-8551 Contacto: comercializadoragbn@yahoo.com.mx comercializadoragbn@gmail.com, éste número Mtro. Jorge Isaac
se terminó de imprimir en Julio de 2017 con un tiraje de 1500 ejemplares. Hernández Vázquez
isaac.hernandezvaz@
Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. Todos correo.buap.mx
los artículos son dictaminados. Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e Tel (01 222) 229.55.00
imágenes de la publicación sin previa autorización de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. ext. 5989

metapolítica aparece en los siguientes índices: CLASE, CITAS LATINOAMERICANAS EN CIENCIAS SOCIALES (Centro
de Información Científica y Humanística, UNAM); INIST (Institute de L’Information Scientifique et Tecnique); Sociological
Abstract, Inc.; PAIS (Public Affairs Information Service); IBSS (Internacional Political Science Abstract); URLICH’S Visita
(Internacional Periodicals Directory) y EBSCO Information Services.
www.revistametapolitica.com
metapolítica no se hace responsable por materiales no solicitados. Títulos y subtítulos de la redacción.
SOCIEDAD ABIERTA
28 A propósito de la
comunidad política 43 Donald Trump, el
populismo y la negación
de la política
PORTAFOLIO
92 Sobre Descifrar la
comunidad política
de Israel Covarrubias
112 Sobre Los derechos
sociales desde una
perspectiva filosófica
Francisco Castro Merrifield
y Edgar Morales de Álvaro Aragón

64
Israel Covarrubias
(coords.) Rivera, Luis González
La post visualización de Placencia y Mario
Claudia Rivera Hernández
una emoción Alfredo Hernández

Julio Broca Pedro J. Meza Hernández

6 Cambio climático:
pesimismo de la
voluntad y optimismo
DEBATES
50 Los nuevos enemigos de
la democracia
IMPRENTA PÚBLICA
96 Sobre Pensar la vida.
Filosofía, naturaleza
y evolución de María
119 Sobre Por qué Marx
tenía razón de Terry
Eagleton
Juan Cristóbal Cruz Revueltas
incierto Luisa Bacarlett Pérez
David Fuente
y Gustavo Caponi
Franco Gamboa Rocabado
(coords.)

Enrique Rodríguez Martín


del Campo

14 32 56 82 100 (IN) ACTUALIDADES


Los derechos para una Donald Trump, el La democracia frente al El narcotráfico como Sobre Ultraestructura
política cultural en populismo contra la populismo. La utopía de gobierno. Entrevista con trashumante: una
un Estado federal: los democracia la igualdad y la libertad Gustavo Duncan gramática de la
fundamentos teóricos en riesgo hospitalidad de Reyna
Ariel Ruiz Mondragón
Carretero Rangel
Herminio Sánchez de la Álvaro Aragón Rivera
Barquera y Arroyo, Norma Rosario Herrera Guido
Estela Pimentel Méndez
y Alma Angélica Huitzil
Escobar

22 Participación
ciudadana y políticas
públicas en América
34 El gran vuelco. La elección
presidencial Estados
Unidos y sus divisiones
62 Debatir el
neoconservadurismo en
Estados Unidos
90 Sophie La Belle and the
Miniature Cities/Sophie
La Belle y las ciudades en
106 Sobre José Revueltas.
Una ontología
carcelaria. Los
122 Recomendaciones

Ricardo Cartas e Isaac


Hernández
Latina. Entrevista con internas miniatura de Gisela Heffes relatos del periodo de
Mauricio Sanders
André Roth Lecumberri de Rodrigo
Denis Lacorne David Miklos
García de la Sienra
Miriam Fonseca López y
Francisco José Rodríguez Nuria Araiza Fernández
Escobedo

SUMARIO
Sociedad Abierta — Franco Gamboa Franco Gamboa — Sociedad Abierta

por Franco Gamboa Rocabado


Sociólogo político. Doctor en Gestión
Pública y Relaciones Internacionales.
Catedrático de la Carrera de Ciencias
Políticas de la Universidad Mayor de
San Andrés (UMS), La Paz, Bolivia.

Introducción

Cambio climático:
L
as espeluznantes inundaciones en Perú durante el mes de mar-
zo de este año 2017 fueron súbitas, devastadoras y difíciles de
enfrentar. Todo está directamente relacionado con el cambio

pesimismo de la voluntad climático. Este fenómeno es un hecho. Está frente a nosotros


y va a cobrar muchas vidas, destrozando las ilusiones de supervivencia.
Prácticamente en toda América Latina se han incrementado los desastres

y optimismo incierto naturales, sobre todo cuando vemos el péndulo que va de lluvias tormen-
tosas hacia sequías desesperantes. Así se acrecienta la desaparición de la
diversidad ecológica de plantas, insectos y animales. El género humano
está cada vez más indefenso ante la madre tierra, al mismo tiempo que
pagará un alto precio por su intervención corrosiva al explotar irracional-
mente los recursos de la misma naturaleza.
Las catástrofes naturales siempre estuvieron presentes en la historia
de la humanidad. Inundaciones, sequías, tormentas, terremotos, epide-
mias y plagas de enormes proporciones. El desarrollo de la vida humana
y animal está sometido a las poderosas fuerzas de la naturaleza. Sin em-
bargo, los fenómenos actuales como el calentamiento global, el cambio
climático y los desequilibrios ecológicos se convirtieron en las nuevas
amenazas que replantean el problema de la extinción de la raza humana
y la destrucción irreversible de la propia naturaleza, justamente fruto
de las acciones depredadoras del hombre.

6 7
Sociedad Abierta — Franco Gamboa Franco Gamboa — Sociedad Abierta

Entonces, bienvenidos seamos al Antropo- anhelar vivir según las comodidades del siglo igual para controlar debidamente los efectos ¿Es suficiente tener conciencia consecuencias son, potencialmente, irreversi-
ceno (Albaeco, 2017). Esta es la nueva época XXI para luego periclitar con la desgracia de del cambio climático en la región? No todos, del cambio climático? bles. Esto ya altera los ciclos agrícolas y está des-
geológica que representa un cambio planeta- todo el planeta. pues el mundo desarrollado tiene más recursos truyendo los medios de subsistencia de millones
rio donde el ser humano ha causado y sigue El segundo efecto está ligado con la defo- económicos y tecnológicos que el mundo pobre La definición establecida en la Convención de campesinos y comunidades indígenas pobres,
causando un profundo y demoledor impacto restación de los bosques, selvas, matorrales y desaventajado para enfrentar los problemas. Marco de las Naciones Unidas, explica que el ingresando a una crisis alimentaria permanente
sobre los equilibrios sistémicos del planeta y manglares, ya sea para emplear técnicas de El cambio climático muestra nuevamente cómo cambio climático se refiere a un conjunto de que representa un alto costo humano y econó-
tierra: armas nucleares, sobrepoblación y so- tala y quema con el fin de reemplazarlos por la desigualdad entre países se añade a las futu- transformaciones del clima, atribuido, princi- mico para cualquier país de América Latina.
breexplotación de los recursos naturales son cultivos, áreas de ganadería, o para promover ras dificultades, aumentando las condiciones de palmente, a las actividades humanas que alte- Segundo, en el periodo que va de 2008 a
algunos de los intimidantes ejemplos que mar- asentamientos humanos, la urbanización de conflicto y crisis humanitarias. ran la composición de la atmósfera mundial, 2016, los costos de los alimentos básicos au-
carán las posibilidades e imposibilidades de éstos y el desarrollo turístico. Cada año, en El bienestar de la población mundial se ve sumándose a la variabilidad climática natural mentaron a más del doble en todo el continente
vida para las nuevas generaciones. ¿Podemos los países menos desarrollados se pierden sobresaltado por los fenómenos climáticos que observada entre los años noventa y comienzos y la combinación entre cambio climático, esca-
revertir las consecuencias devastadoras de la millones de hectáreas de masas boscosas. De- están por venir, especialmente cuando se habla del siglo XXI. Son las acciones del hombre que sez, precios altos y crisis económica genera una
depredación medioambiental? trás de esto se oculta el sueño de ser un país de la escasez de agua, disponibilidad de alimen- directamente están matando el medio ambien- situación sumamente volátil. Esto significa que
En la vida cotidiana de millones de perso- industrializado a costa de provocar una crisis tos y la desaparición de los nevados. Diferentes te y generando las peores condiciones para que la desaceleración en la producción de cereales
nas, el cambio climático está generando una ecológica irreparable, resultante de la ambi- encuestas han mostrado que en las percepcio- cambie el clima, sobre todo porque el aparato en países pobres y con déficit de alimentos, uni-
serie de supuestos equivocados y descon- ción del hombre que fomenta serios desequi- nes de la sociedad existe un desconocimiento industrial a escala universal y la dinámica del do al incremento en los precios de los alimentos
fianzas sobre sus impactos a largo plazo. Al librios dentro de la naturaleza e incide en la sobre el cambio climático, pues éste tiende a desarrollo económico colisionan, indefecti- importados debido a los combustibles caros,
mismo tiempo, este fenómeno está asociado misma reproducción del género humano. La ser entendido únicamente como la contamina- blemente, con la protección de los recursos hará que América Latina enfrente una crisis
“Las catástrofes naturales a dos causas antropogénicas estructurales; es raza humana perdió el respeto por el planeta ción medioambiental debido al estilo de vida naturales y la preservación de los ecosistemas alimentaria con impactos negativos en la estabi-
siempre estuvieron decir, las acciones humanas que rompen con y pone en duda su aprecio por todo tipo de moderno en las grandes metrópolis. alrededor del mundo. lidad política y económica de todos los regíme-
los equilibrios ecológicos desencadenan los formas de vida. Sin embargo, eso no es todo. Hoy día, el Si bien existe un consenso internacional nes democráticos. Según las Naciones Unidas,
presentes en la historia siguientes efectos. Por lo tanto, el cambio climático es uno de cambio climático comienza a ser visto como un sobre lo que significa el cambio climático, ya en el año 2007 la producción de alimentos en
de la humanidad.” El primero se relaciona con el consumo ex- los problemas más graves de carácter social, tema de seguridad global porque constituye un esto no es suficiente. Actualmente, Naciones el mundo se hallaba por debajo del crecimiento
cesivo de petróleo, gas, gasolina, combustóleo, político, ético y económico en el siglo XXI por- enorme reto para el mantenimiento de la paz Unidas impulsa una serie de esfuerzos para demográfico (Miller, et al., 2013).
carbón mineral, etcétera. Estos combustibles que de éste depende la calidad de vida de las y la seguridad en el ámbito internacional. Así financiar varias iniciativas tendientes a prever Tercero, las alteraciones climáticas pro-
son utilizados en cantidades gigantescas por los generaciones futuras, en un mundo incapaz de emerge la necesidad de una mayor cooperación políticas efectivas, pero no ha logrado conse- vocarán una fuerte desestabilización social y
sectores industriales y el transporte de bienes, regresar a un punto cero para reconstruir los a nivel multilateral, regional y mundial con el guir un consenso político entre algunas poten- política en amplias regiones del mundo, lo cual
movilidad de personas, producción de energía, ecosistemas (Peters, et al., 2012). objetivo de enfrentar las imprevisibles deriva- cias mundiales porque Estados Unidos, China, incidirá en los difíciles equilibrios de la paz y se-
contratación de servicios y el funcionamiento En América Latina se están incrementando ciones del deterioro ambiental. Rusia y la Unión Europea, todavía mantienen guridad internacionales. Las sequías e intensas
de los hogares, gobiernos y ciudades super- los desastres naturales, sobre todo las inunda- El análisis del cambio climático es un factor serias diferencias para articular una voluntad lluvias también impactan en el problema. Paí-
pobladas. El espacio fundamental de este ciones y sequías que causan la desaparición de la que detona varias emergencias en todo con- común y decidida. ses como Guatemala, Bolivia, México, Ecuador,
efecto son las grandes metrópolis, el punto de diversidad ecológica de plantas, insectos y ani- tinente, además de las contradicciones que En el terreno político, el cambio climático es Argentina, Colombia, Brasil y Perú, han sido
encuentro de múltiples contradicciones: lujo males. Estos fenómenos se incorporarán, ade- afectan a todo el mundo como efecto de las analizado como si fuera un problema de segu- azotados por sequías e inundaciones extremas
y desperdicio, pobreza y riqueza descomunal, más, al surgimiento de pandemias y situaciones migraciones internacionales, la superpobla- ridad y emergencia global, con la capacidad de que reportaron grandes daños en la economía
sobrealimentación y marginalidad, comodidad dramáticas de desnutrición infantil, problemas ción, la urbanización contaminante, el aumen- afectar nuestra vida diaria en cualquier momen- desde el año 2007. En la gran mayoría de los
y explotación irracional de todas las fuentes de que van a necesitar políticas públicas mucho to de los conflictos sociales y la ingobernabili- to. La crisis climática pone de relieve tres tipos casos, las reacciones gubernamentales son
energía. La ciudad puede ser el principio y el más complejas en su diseño e implementación, dad de aquellos sistemas políticos débiles que de conflicto que demandarán la construcción de tardías, lentas, demasiado burocráticas e in-
fin del capitalismo postindustrial, así como los exigiendo demasiado a los Estados, los cuales, no poseen una institucionalidad con la capa- una sólida voluntad política para cambiar una eficientes, específicamente en los Estados que
patrones de conducta de millones que, incluso por lo general, todavía no han imaginado otras cidad de fomentar políticas públicas que, de serie de tendencias negativas. carecen de instituciones sólidas y están sujetos
sabiendo cuáles son las terribles consecuencias formas de desarrollo más allá del mercado, la alguna manera, ofrezcan soluciones para los Primero, el incremento de las temperaturas a la improvisación o la retórica sin intervencio-
del cambio climático, no podrán cambiar sus sobreexplotación de la tierra y la acumulación terribles daños en el futuro próximo (Pierce, por encima de dos grados en todo el planeta está nes substanciales y duraderas que realmente
costumbres y expectativas. Gran paradoja: ilógica de riqueza. ¿Todos están preparados por et al., 2008). conduciendo a una modificación del clima cuyas beneficien a la gente.

8 9
Sociedad Abierta — Franco Gamboa Franco Gamboa — Sociedad Abierta

El clima juega un papel determinante en la pro- sobre la necesidad de proteger el medio am- ciento entre 2008 y 2016. De cualquier manera, El poder de la economía siempre se impone Para Greenpeace, los contaminadores siempre
ducción de alimentos y repercute, por lo tanto, biente, al mismo tiempo no quieren renunciar tanto el Protocolo de Kioto como otro tipo de por encima del medio ambiente y los desastres ganan la ronda de las negociaciones, y hacen
en las condiciones de paz social. Sin embargo, a las comodidades de la vida moderna y prefie- precauciones para paliar las consecuencias ne- naturales causados por el cambio climático. Asi- ver al mundo que pueden apropiarse de una
con platos vacíos, cualquier Estado ingresa en ren llevar las crisis ecológicas hasta sus últimas gativas del cambio climático, no pueden impo- mismo, la política tampoco es capaz de regular discusión global sin tomar en cuenta un con-
un proceso de vulnerabilidad creciente e in- consecuencias. ner mandatos, ni a los países ricos, ni a los países por completo las alteraciones y posibles efectos junto de medidas más honestas y verdadera-
gobernabilidad. Además, América Latina tiene Así surge una paradoja difícil de solucionar. en desarrollo, incluidas las potencias emergen- devastadores provenientes de la explotación mente humanitarias. En el fondo, las potencias
un registro de conflictos políticos que fueron Por una parte, la gente de a pie está consciente tes como Brasil, China, India y Sudáfrica. irracional de los recursos naturales, donde el no comparten sus privilegios ni su riqueza para
deteriorando la confianza de los ciudadanos de los grandes desastres que se avecinan con La conferencia sobre el cambio climático de consumo de fuentes de energía limpias y con- que el mundo esté mejor. Deben entender que
en la democracia por diferentes motivos, entre el cambio climático, pero por otra, no está dis- París, celebrada entre el 30 de noviembre y el taminantes, por igual, responden a los intereses es vital proteger el planeta, más allá de intere-
estos la ineficacia estatal. La gente ya no confía puesta a cambiar, de inmediato, sus patrones de 12 de diciembre de 2015 alcanzó vitales acuer- económicos y a la industrialización constante, ses políticos o económicos unilaterales, de ma-
en que el Estado la proteja y tiende a desechar conducta relacionados con el consumo de todo dos, reconocidos por 195 países. Por ejemplo, antes que a la protección de los ecosistemas. nera que el cambio climático es un motivo para
la democracia, junto con su disgusto cuando ve tipo de mercancías, ni tampoco busca ahorrar fue trascendental reconocer que debe limitarse El optimismo está a punto de terminar mal lograr realmente una paz perpetua.
de cerca diferentes catástrofes medioambien- energías o economizar agua. Nadie quiere dejar el calentamiento del planeta tierra por debajo porque las economías de las potencias indus- Los acuerdos de París del año 2015 entraron
tales. Si a esto agregamos los graves problemas de lado sus áreas de confort dentro de un estilo de 2° C a partir del año 2020, redoblando los trializadas, junto con los países en vías de de- en vigencia en marzo de 2016 y se espera que
del cambio climático como emergencia global, de vida caracterizado por el derroche. La parado- esfuerzos para colocarlo en 1,5° C. Los países sarrollo, no pueden comprometerse a trabajar 195 países firmen sus compromisos hasta el 23
entonces la inestabilidad socio-política se trans- ja parece resolverse, solamente en el momento industrializados deben implementar planes de en un tratado único y global, con el propósito de abril de 2017. Sin embargo, el nuevo presi-
forma en la causa de futuras rupturas violentas en que una tragedia ambiental o el calentamien- actuación con el fin de mitigar el cambio climá- de establecer nuevos fondos para afrontar el dente de los Estados Unidos, Donald Trump fue
por razones de sobrevivencia, especialmente to global ponen en peligro su propia vida o la de tico por medio de la reducción drástica de sus cambio climático y estimular transformaciones enfático al considerar que el cambio climático “El desarrollo de la vida
cuando hablamos de la escasez de agua. sus seres queridos. emisiones de dióxido de carbono. en los patrones de conducta de millones de ciu- es una retórica improbada y se negó a recono-
humana y animal está
La amenaza es de tal magnitud que todos es- Si fracasan los esquemas de cooperación Además, la Unión Europea y otros países dadanos, acostumbrados a no prever posibles cer los acuerdos apoyados por Barack Obama
tos problemas llegan a los más altos niveles en internacional, no se sabría cómo abordar el des- desarrollados tendrán que seguir financiando catástrofes medioambientales. en París. Si Estados Unidos no se une fervien- sometido a las poderosas
las Naciones Unidas y de cualquier organismo plazamiento masivo de personas, el crecimiento la lucha contra los efectos devastadores del De acuerdo con la Decimoséptima Confe- temente para proteger los compromisos de fuerzas de la naturaleza.”
multilateral de cooperación para el desarrollo. demográfico y los procesos de urbanización con cambio climático, ayudando al mismo tiempo rencia de Durban, el nuevo acuerdo climático París, otras potencias como China, India, Rusia
A finales de noviembre de 2011, el ex secretario creciente desabastecimiento hídrico y energéti- a los países en vías de desarrollo a reducir sus mundial con fuerza legal, apunta a la necesidad y algunos países árabes seguirán por su lado,
General, Ban Ki-moon, dirigiéndose al Consejo co. El cambio climático es un problema multidi- emisiones y aumentando sus posibilidades de de asegurar los mayores esfuerzos posibles de desbaratando un esfuerzo global para combatir
de Seguridad de la ONU en un debate sobre mensional pero, sobre todo, se trata de un fac- resiliencia ante los efectos del deshielo del mitigación para que los países reduzcan drás- el cambio climático como un hecho que, nece-
la paz y la seguridad internacionales, tomó en tor que lentamente destruirá las estructuras de Polo Norte. Sin embargo, se presenta como ticamente sus emisiones de Gases de Efecto sariamente, debe restringir los procesos de in-
cuenta los efectos del cambio climático como gobernabilidad política y estabilidad económica algo imposible el hecho de detener la máquina Invernadero o, por lo menos, bajar las tasas de dustrialización y crecimiento económico.
uno de los enormes retos para resguardar los en toda América Latina. del desarrollo, con el objetivo de reducir los crecimiento de sus emisiones, evitando que el Si combináramos los informes más discu-
equilibrios de la seguridad política, en similar En la Decimoséptima Conferencia de las efectos demoledores del aparato industrial y la ascenso de la temperatura global llegue a más tidos en Durban, el trabajo del Grupo Inter-
preocupación que los conflictos causados por el Naciones Unidas sobre el Cambio Climático racionalidad instrumental del capitalismo glo- de 2 grados centígrados, junto con la creación gubernamental de Expertos sobre el Cambio
crimen organizado y las pandemias. realizada en Durban a finales del 2011, cerca bal. ¿Cómo se podría generar un pacto sosteni- de un Fondo Verde para que los países más Climático (IPCC), los estudios de la Organización
Ban Ki-moon subrayó la necesidad de tener de doscientos delegados del mundo se reunie- ble entre los intereses económicos de las gran- pobres sobrelleven los efectos negativos de los Meteorológica Mundial (OMM), del Programa
compromisos interregionales para mitigar los ron para avanzar en una respuesta mundial a des potencias del mundo, la supervivencia de desequilibrios ecológicos (Payne, et al., 2004). de las Naciones Unidas para el Medio Ambien-
efectos perversos del cambio climático, así este fenómeno. Y aunque es indudable que una las futuras generaciones y la preservación de Este acuerdo deberá entrar en vigencia a te (PNUMA), y los acuerdos de París COP 21 de
como imaginar previsiones de largo aliento de las cuestiones a resolver continúa siendo el los equilibrios medioambientales en el mun- partir del año 2020, pero fue duramente cri- 2015-2016, obtendríamos las siguientes conclu-
con la finalidad de cambiar las actitudes hacia debilitamiento del Protocolo de Kioto, los go- do?, ¿se puede pactar con la madre naturaleza ticado por organizaciones como Greenpeace siones reveladoras:
la madre naturaleza de millones de personas, biernos signatarios de los países industrializa- para evitar desastres ecológicos masivos? Es- que sembró la desconfianza porque, supuesta-
un reto sin lugar a dudas demasiado grande. Si dos, paulatinamente están ejecutando medidas tas preguntas no tienen respuestas inmediatas mente, los acuerdos de Durban fueron intentos • La atmósfera terrestre se ha ido calentando
bien muchos sectores de la población tienen para reducir las emisiones contaminantes de los en los debates sobre el cambio climático como tímidos, únicamente para satisfacer las priori- significativamente desde el comienzo de la
información y buscan propagar conciencia Gases de Efecto Invernadero (GEI) en un 5 por emergencia universal. dades de las grandes potencias industriales. era industrial; en consecuencia, el modelo de

10 11
Sociedad Abierta — Franco Gamboa Franco Gamboa — Sociedad Abierta

desarrollo industrializado es una de las raíces de vulnerabilidad cuando surgen fenómenos cli- La resiliencia es fundamental para entender las mecanismos de financiamiento disponibles. de Efecto Invernadero, poniendo una enorme
profundas para provocar el cambio climático y máticos gigantescos, pues así se desencadenan vulnerabilidades urbanas y regionales ante las 5. Posibilidades de tener especialización e presión sobre los recursos de la tierra.
las graves alteraciones en el medio ambiente. desastres que comprometen sus procesos de consecuencias del cambio climático. Un diseño inserción económica porque los gobiernos Una dieta vegetariana será mejor. La efecti-
• Los glaciares se están derritiendo acelera- desarrollo. Por ejemplo, es importante observar de las políticas públicas con resiliencia tendrá tienen que aprovechar sus mejores ventajas vidad, entonces, no pasa necesariamente por
damente y este fenómeno acompaña di- el caso de los pequeños Estados insulares del Ca- que mostrar la habilidad de América Latina para en las distintas actividades económicas, ya esperar que las potencias industriales y los or-
rectamente el calentamiento global, cuyas ribe, cuyas características les confieren una gran adaptarse al riesgo, mediante la construcción sea en el ámbito local como regional, pre- ganismos internacionales hagan algo. Aquí hay
consecuencias serán desastrosas para la su- vulnerabilidad. Estas condiciones particulares de cimientos institucionales que le permitan cautelando los excesos que reduzcan las mucha incertidumbre. Parte de la solución está
pervivencia de millones de seres humanos. contribuyen a explicar por qué América Latina anticiparse y resistir los impactos de eventos amenazas provenientes de la explotación en la sociedad civil y en los patrones de consu-
• Como resultado global se tiene una mayor ha desempeñado —y seguirá desempeñando— extremos, así como reconstruirse como conti- irracional de los recursos naturales. mo: ser vegetariano, utilizar bicicletas, negarse
frecuencia de fenómenos meteorológicos un papel destacado en las negociaciones multi- nente cuando padezca desastres durante largos 6. Estudiar la historia de los desastres naturales a comprar tecnología computacional y telefóni-
extremos que se distinguen por intolerables laterales sobre el cambio climático. periodos de tiempo. De cualquier manera, junto y monitorear las situaciones extremas aso- ca. Ser más austero y volver, en gran medida, a
lluvias o sequías, las cuales deterioran la cali- con las políticas de resiliencia, es mejor tener ciadas al cambio climático. las conductas frugales del siglo XIX, podría ayu-
dad de vida de todo el planeta. capacidades previsoras que se adelanten al sur- 7. Analizar la historia de las respuestas e impac- dar enormemente. ¿Es esto posible? m
• Los Gases de Efecto Invernadero represen- Conclusiones: ¿qué rumbo están gimiento de los desastres. tos de tales desastres y eventos extremos.
tan una tendencia del desarrollo que irá en tomando las políticas públicas? Las políticas de cambio climático en América 8. Promover la correcta administración local de
permanente aumento a lo largo del siglo Latina deberán proponerse como meta esencial, riesgos, evitando todo tipo de ineficiencias,
“El ser humano ha causado XXI, si no se toman las previsiones para re- América Latina comenzó a analizar seriamente la posibilidad de auto-organizarse y reajustar sus retardación de decisiones y la corrupción.
y sigue causando un ducirlos. ¿Se podrá parar la máquina del el problema, enmarcándose dentro de las preo- rutinas para afrontar los imprevistos y recuperar
desarrollo, o por lo menos, hacerla más len- cupaciones mundiales, pero el obstáculo princi- la normalidad. El cambio climático no es algo Cualquier mitigación y adaptación al cambio Referencias
profundo y demoledor ta? Si esto se lograra, ¿cuántos millones de pal descansa en la existencia de una brecha muy pasajero ni una eventualidad fácil de controlar. climático puede sintetizarse en tres políticas
impacto sobre los seres humanos ingresarán en la pobreza? A grande entre las buenas intenciones y las accio- Al contrario, exige que las sociedades latinoa- cruciales: a) reducir el uso excesivo de com- Albaeco, G. (2017), Anthropocene, 27 de abril, disponible
mayor desarrollo, mayores posibilidades de nes concretas para lograr resultados satisfacto- mericanas incrementen sus capacidades para bustibles fósiles; b) disminuir substancialmente en: www.anthropocene.info/
equilibrios sistémicos combatir la pobreza, pero cuanto más se re- rios que reduzcan las principales amenazas. Las aprender y cambiar con miras a una nueva forma la deforestación; y c) incrementar el bienestar Bryan, E., et al. (2008), Global Carbon Markets: Are
there opportunities for Sub-Saharan Africa?, Was-
del planeta Tierra.” fuerce la maquinaria del desarrollo, mayores políticas públicas que abordan este flagelo se de vida que reoriente los efectos perversos del social, con el objetivo de cambiar de conducta hington D.C., International Food Policy Research
son las amenazas para desatar una tormenta concentran, especialmente, en la recuperación actual patrón de desarrollo ( Cohen, et al., 2008). e incentivar una mayor cohesión y cooperación Institute (IFPRI).
Cohen, M. J., et al. (2008), Impact of Climate Change
perfecta de cambio climático que devaste después de los azotes de cualquier desastre na- Hasta ahora, varios son los intentos de los go- de todos los países para reducir los grados de
and Bioenergy on Nutrition, Washington D.C., In-
nuestro planeta. tural o contingencia climática. biernos latinoamericanos que están impulsando marginación, pauperización, desorganización y ternational Food Policy Research Institute (IFPRI)/
• El mundo en su conjunto debe desarrollar Todas las acciones gubernamentales respon- políticas locales para enfrentar los efectos del erosión social (Bryan, et. al., 2008). Food and Agricultural Organization of the United
Nations (FAO).
una visión solidaria y de cooperación global den —antes que a previsiones de largo plazo—, cambio climático. Al mismo tiempo, se están El cambio climático golpeará con mayor Miller, M., et al. (2013), “Critical Research Needs for
para evitar el sufrimiento de los más pobres al concepto de resiliencia, utilizado para refe- difundiendo medidas de información y preven- inclemencia a los pobres y la gente sencilla de Successful Food Systems Adaptation to Climate
y marginados que sufrirán los efectos del rirse a los procesos naturales de restitución ción, por medio de proyectos que parten de una América Latina. Según la organización interna- Change”, Journal of Agriculture, Food Systems, and
Community.
cambio climático (Yamin y Depledge, 2004). ecológica o de auto-regeneración ecosistémica, lógica de ocho puntos de análisis y acción: cional no gubernamental, Save The Children, Payne, J. T., et al. (2004), “Mitigating the Effects of Climate
es decir, intentar reconstruir algunos atributos prácticamente 175 millones de niños en el Change on the Water Resources of the Columbia Ri-
ver Basin”, Climatic Change.
América Latina y el Caribe se enfrentan al cam- y funciones dañadas, alteradas o perdidas por 1. Ubicación de las zonas y poblaciones más mundo morirán al año por desastres naturales
Peters, G. P., et al. (2012), “Rapid Growth in CO2 Emissions
bio climático porque poseen características am- diversas causas (sobre todo las antropogéni- vulnerables junto con la investigación de y como consecuencia del cambio climático. after the 2008–2009 Global Financial Crisis”, Nature
bientales peculiares, pues en nuestra región se cas). La resiliencia también alude a las capaci- cuáles son las condiciones geo-climáticas. Debemos luchar por la supervivencia infantil Climate Change.
Pierce, D. W., et al. (2008), “Attribution of Declining
localizan algunos de los países con mayor dispo- dades sociales e institucionales que recuperen 2. Diagnóstico permanente del territorio y los previendo muchas acciones. A veces, se pueden Western U.S. Snowpack to Human Effects”, Jour-
nibilidad de agua dulce y más biodiversidad del los niveles de vida de supervivencia, empleo y rasgos demográficos. realizar cambios simples, por ejemplo, dejar de nal of Climate.
planeta. Muchas naciones como Bolivia, Ecua- patrimonio, después de experimentar graves 3. Capacidad para tener gobiernos locales y/o comer carne vacuna. Está comprobado que el Yamin, F., y J. Depledge (2004), The International Cli-
mate Change Regime: a Guide to Rules, Institu-
dor, Colombia, Brasil, Honduras, Nicaragua, El perjuicios fruto de las inundaciones, sequías, metropolitanos con plena institucionalidad. consumo de carne es una forma de desperdiciar tions and Procedures, Cambridge, Cambridge
Salvador, Cuba y México presentan altos niveles huracanes, etcétera. 4. Posibilidades de acceder a presupuestos y el uso del agua y, además, crea muchos Gases University Press.

12 13
Sociedad Abierta — Sánchez de la Barquera, Pimentel y Huitzil Sánchez de la Barquera, Pimentel y Huitzil — Sociedad Abierta

por Herminio Sánchez de la


Barquera y Arroyo, Norma
Estela Pimentel Méndez y
Alma Angélica Huitzil Escobar

En orden de aparición: Director de


Posgrados en Ciencias Sociales y
coordinador del Grupo de Investigación
en Ciencias Sociales (INCISO) en la
Universidad Popular Autónoma del
Estado de Puebla (UPAEP); Doctora en
Derecho por la Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla (BUAP), y
miembro del INCISO; y Maestra
en Ciencia Política por la UPAEP y
miembro del INCISO. Agradecemos
la colaboración de la Lic. Janet Cerón
para la elaboración de este artículo.

Cultura, derecho y Estado

En una interpretación sistémica, cultura y derecho son Derivado de los cambios en los procesos de internaciona-

Los derechos para una política


conceptos que se relacionan bajo la presencia del Estado. lización de capitales, de relaciones jurídicas y sociales, ha
Abordar la estructura del Estado inmerso en los fenómenos sido necesario plantear la posibilidad del nuevo derecho que
actuales requiere un bosquejo con relación a su origen, al surge como una “especie de tercera cultura, independiente
cultural en un Estado federal: ser fruto de la propia colectividad, cuyos miembros, por la
necesidad de convivencia en sociedad, han creado no sólo el
de las diversas culturas jurídicas nacionales y situada por en-
cima de ellas en su área de regulación específica” (De Sousa

los fundamentos teóricos concepto, sino también han destacado sus elementos y ca-
racterísticas. Por ejemplo, para Serra Rojas (1988: 19) se tra-
2002: 110). Conceptos como globalización, transnacionali-
zación e interdependencia confluyen en el planteamiento
ta de un “producto social, una obra humana que se integra a de múltiples desafíos en todos los niveles del conocimien-
lo largo de un proceso histórico, pletórico de luchas sociales to, que han tratado de ser explicados por los teóricos del
y de intensa transformación de los grupos”. análisis político y de las relaciones internacionales.01 Cuando
En la línea de estudio sociológico, resalta también la de- se incursiona sobre la transnacionalización del derecho, se
finición de Strasser (2000: 35), quien con sus propios argu- observa que aún con la presencia de procesos como la glo-
mentos reitera la vinculación entre población y poder coerci- balización, no ha dejado de tener vigencia el Estado como
Introducción tivo, aunque no se refiere al elemento territorial al momento

E
de definir al Estado como una perspectiva político-socioló- 01 . Citando a Bodemer (1998: 60): “El término globalización es utilizado
en distintos sentidos e interpretaciones, aunque pueden mencionarse
l presente artículo trata de esclarecer las relaciones que existen entre la for- gica (más que político-constitucionalista y jurídica), de los
elementos comunes a todas las versiones. La globalización no es un fe-
ma federal de Estado y los derechos de los ciudadanos en torno a la cultura recursos, las instituciones y las normas, en las que incluye las nómeno nuevo, sino la intensificación de las transacciones transversa-
y a las políticas culturales, particularmente en lo que toca al acceso y al dis- jurídicas, y todas aquellas que se consideren “exigibles” por les que hasta ahora se incluían en la llamada internacionalización. Hay
acuerdo en que el núcleo globalizador es tecnológico y económico, abar-
frute de los bienes y servicios culturales. Es menester señalar que la políti- el Estado, la sociedad o la cultura misma. Si bien no repara en cando las áreas de finanzas, comercio, producción, servicios e informa-
ca cultural es uno de esos campos de la política en donde mejor se puede valorar y las implicaciones de su amplio concepto de norma exigible, ción. Un tercer elemento común a las versiones de la globalización con-
aquilatar la vigencia práctica del federalismo, a diferencia de otras, como la política sirve también su interpretación para indicar que el concepto siste en la convicción de que cualquier intento de desacoplarse de este
proceso está condenado al fracaso. Sin embargo, como lo demuestran
exterior, la de salud o la de defensa, en las que generalmente hay más similitudes con tradicional de Estado y derecho debe ser superado con miras las experiencias nacionales de apertura exitosa, de ello no se desprende
las de los países de tipo central o unitario. a un análisis más extenso. que el Estado deba desvincularse del control sobre la vida económica”.

14 15
Sociedad Abierta — Sánchez de la Barquera, Pimentel y Huitzil Sánchez de la Barquera, Pimentel y Huitzil — Sociedad Abierta

forma de organización política y jurídica de las aclara que “es un fenómeno universal de vigen- Los Estados se encuentra sujetos al ámbito in- federal de integrarse y en los procedimientos heterogeneidad, entre las fuerzas centrípetas y
sociedades; lo que sí ha ocurrido es que su con- cia permanente en todo el territorio y para toda ternacional, más allá de sus leyes soberanas, de reforma constitucional vigentes (Burgoa, las centrífugas, entre el respeto a la identidad
ceptualización tradicional se ha adaptado a una la población del mundo” (Fernández 1982: 14). para acatar disposiciones supranacionales que 2002: 414). Estos estados miembros reciben de las culturas particulares y la preservación de
visión menos acotada y más flexible, sobre todo En su interpretación indica que los nexos entre les recuerden el cumplimiento de su fin último: diferentes nombres, de acuerdo a cada caso: un espíritu que abarque todas esas particulari-
en torno de la soberanía, evolucionando en as- cada Estado y el suprasistema se generan desde el bien público temporal, por lo que las teorías estados, provincias, cantones o estados fede- dades y las integre. Por eso el federalismo es un
pectos como la territorialidad, para enfocarse el orden interno con su población, territorio y rígidas de la aplicación del derecho se ven supe- rados, por ejemplo. sistema idóneo para sociedades culturalmente
más al abanico de posibilidades de ciudadanos gobierno, lo que permitirá entablar relaciones radas por la flexibilidad y reinterpretación que Cada Estado federal vive de una manera muy plurales, pues se presta a dar salida o acomodo
en movimiento más allá de sus fronteras. armoniosas a nivel externo (internacional). la época contemporánea demanda. particular su propia dinámica, su propia tensión a la diversidad cultural e incluso nacional. Es
La importancia que ha recobrado el derecho Se debe replantear que desde el enfoque entre fuerzas centrífugas y centrípetas, entre imprescindible, sin embargo, que los integran-
internacional para interpretar los vínculos que sistémico no sólo se generan relaciones entre cooperación y competencia, entre homoge- tes de la federación manifiesten por lo menos
anclan las relaciones de los actores internacio- los fenómenos culturales, político, sociales y El federalismo neidad y heterogeneidad, entre la unidad y la la voluntad de permanecer federados. Sin esta
nales a sus propios Estados, así como a entes su- jurídicos, sino que existe el reconocimiento teó- variedad. Se trata por lo tanto de una suerte férrea voluntad de mantenerse unidos en una
pranacionales, ha permitido completar la visión rico y doctrinal por medio de una rama de con- Con el término “federalismo” entendemos algo de bipolaridad. Es por eso que al federalismo federación no puede existir a la larga ningún
interna y en algunos casos mejorarla, como bien tenido meta jurídico denominada Derecho de la que va más allá de una simple estructura políti- se le atribuye la capacidad de poder procesar y Estado federal. Se requiere, por lo tanto, de una
ha ocurrido en la transformación en México res- Integración Económica, el cual se concibe como ca, de una cualidad constitucional o de una dis- regular conflictos, llegando Burdeau (1985: 194) cultura política federal en los ciudadanos y en
pecto del enfoque al principio pro persona en “especialidad del derecho para llegar al dere- cusión en torno a las competencias del gobierno a hablar de una “armonía del orden federal”, los gobernantes, y de una voluntad federal, vital
los derechos humanos. cho comunitario, que es el conjunto no solo de federal y de los gobiernos estatales, puesto que mientras que otros lo tienen en muchas ocasio- para la permanencia y estabilidad de las federa-
Resultan importantes los conceptos en tor- normas jurídicas supranacionales, sino también también debemos tener en cuenta una determi- nes por la única posibilidad de mantener unidos ciones (véase Caminal, 2002: 172, 174).
“La política cultural no al Estado que lo analizan desde una pers- acuerdos… que implican unidad de políticas y nada conciencia y una cultura política que, de y de integrar a Estados con cierto grado de he- Esto lo afirmamos porque el federalismo une
es uno de esos campos pectiva sistémica e integradora. Siguiendo los armonización de estructuras de los países, Es- acuerdo a cada caso, pueden ser más o menos terogeneidad (véase Kilper y Lhotta, 1996: 33). cuerpos distintos, es decir, une personas, pue-
estudios plasmados en el modelo trans-univer- tados o territorios aduaneros unificados, inclu- favorables a la vigencia real del federalismo en Los estados miembros de una federación pue- blos, países, naciones y Estados, preservando
de la política en donde sal que propone Ponce de León (1998: 95), el sive órganos de justicia comunitaria, seguridad los hechos y no sólo de palabra o en el papel den presentar muchas asimetrías entre sí, por cada uno de ellos su identidad, es decir, sin que
mejor se puede valorar Estado es “la organización política de nuestros comunitaria, turismo comunitario, etcétera” (véase Görner 1996: 5-6; Nohlen 2006: 145). Así, ejemplo con respecto a su superficie, a su nivel se disuelvan sus características culturales. Al
días que tiene por objeto el orden social en la (Pacheco 2007: 38). En este sentido las regu- hay Estados estructurados de manera federal cultural y educativo, al tamaño de su población, contrario del nacionalismo, que crea naciones,
y aquilatar la vigencia justicia mediante el derecho, que implica la ar- laciones en materia de cultura, producto del cuya cultura política se caracteriza por una tra- al grado de homogeneidad socioeconómica, et- el federalismo las une (Caminal, 2002: 153).
práctica del federalismo.” monía del ser humano y su entorno natural en fenómeno social y político nacional, reciben la dición más proclive al centralismo, como México cétera, lo cual nos lleva a experimentar ocasional- El federalismo puede promover el pluralismo
sus interrelaciones para la conducción política, influencia de los proyectos que desarrollan los sobre todo en el siglo XX y hasta nuestros días, mente tendencias centralizadoras más o menos en diferentes dimensiones y en mayor o menor
su realización y su calidad de vida”. Así pre- organismos supranacionales sobre la materia, mientras que Suiza, por ejemplo, es un caso tí- fuertes y constantes, pues, además de la cultura medida, según las condiciones del contexto:
valece la justicia, el orden y el derecho como sobre los que a su vez ejercen influencia en un pico de un fenómeno diametralmente opuesto. política, la pobreza y la inseguridad son factores prefiere el policentrismo frente al monocentris-
características del Estado para la concordia de ejercicio circular, siendo necesario reconocer Podemos considerar a las siguientes carac- importantísimo que puede provocar que, en aras mo, la plurinacionalidad frente a la nacionalidad
las relaciones sociales, sin importar el tiempo o que en un mismo nivel la soberanía nacional terísticas como propias de un Estado federal: (o con el pretexto) de ayudar a los estados más única, la pluralidad cultural frente al monocul-
espacio, dado que mientras se encuentre pre- coexistirá con las obligaciones suscritas a nivel primero, la autonomía democrática de los necesitados, el gobierno federal intervenga de turalismo, la diversidad de órdenes de gobierno
sente, debiera lograr relaciones empáticas del internacional, por lo tanto los compromisos estados miembros, esto es, el nombramiento manera más decidida en la vida del orden esta- con ámbitos territoriales y competencias res-
hombre con todo lo que le rodea. adquiridos con la Organización de las Naciones libre de los poderes legislativo, ejecutivo y ju- dual (véase Kilper y Lhotta, 1996: 67-68). pectivos frente al unitarismo, etcétera. Y es que
Fernández (1982: 52) indica en su definición Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura dicial; segundo, la autonomía constitucional, desde su origen mismo, el federalismo es plural
que el Estado es “un producto de la convivencia (UNESCO), la Organización de los Estados Ame- esto es, los estados miembros se organizan y se crea para preservar lo que se es y se tiene: la
humana, un fenómeno social dado en el tiempo ricanos (OEA), así como las relaciones en mate- a sí mismos en lo jurídico y político, pero sin El federalismo y la cultura pluralidad de unidades constituyentes, y no para
y en el espacio... un suprasistema integrante ria de cultura entabladas con la Organización de poder contravenir a la constitución federal; destruirlo o disolverlo (Caminal, 2002: 156, 159).
de otro mayor, como es el universo sistémico Estados Iberoamericanos (OEI), se encuentran en tercer lugar tenemos a la autonomía judi- Dado que el federalismo es una forma de Esta- En el mundo actual, en donde la diversidad
constituido por la comunidad de Estados en sujetos a la integración del derecho, bajo cri- cial, legislativa y ejecutiva en lo que toca a las do que procura conservar la diversidad de sus cultural, las libertades civiles y el pluralismo
que se divide nuestro mundo”. En primera ins- terios internacionales que se tornan aplicables competencias reguladas por la constitución; y integrantes pero preservando a la vez la unidad político caracterizan en menor o mayor grado
tancia pareciera que tuviese reconocimiento por imperium de la Ley, por interpretación y por último está la participación de los estados del conjunto, se encuentra por lo tanto en una a las sociedades democráticas, el federalismo
la posibilidad de que esta figura fuera finita en resolución de tribunales constitucionales o por miembros en la voluntad política nacional, lo incesante búsqueda de equilibrio entre la uni- no puede vivir sin el pluralismo, pero su singu-
tiempo o espacio, sin embargo más adelante sentencia de la Corte Internacional de Justicia. que se refleja en la forma que tiene el congreso dad y la diversidad, entre la homogeneidad y la laridad radica en su territorialidad, por lo que si

16 17
Sociedad Abierta — Sánchez de la Barquera, Pimentel y Huitzil Sánchez de la Barquera, Pimentel y Huitzil — Sociedad Abierta

esta división territorial se hace sin democracia, por el proceso centralizador y uniformador que tipo, de las tradiciones, de las formas de vida, a. un concepto en sentido amplio de cultura; que también abarca a la educación, la ciencia y el
el federalismo queda anulado al faltarle lo esen- caracteriza al llamado federalismo cooperativo de la protección de los derechos humanos, de b. un concepto normativo de cultura; arte (Holland, 2002: 8).
cial: el pluralismo (Caminal, 2002: 165). (para profundizar en esto, véase Sánchez de la los sistemas de valores, de las formas y costum- c. un concepto en sentido estricto de cultura. Pasando ahora al aspecto normativo de la
En países de gran diversidad cultural, la exis- Barquera, 2008). bres de trabajar, sino que además absorbería un cultura, diremos que es el que nos permite una
tencia de diversos centros (“policentrismo fede- Podemos concluir este apartado diciendo elevado porcentaje del presupuesto del ayunta- Por lo que respecta al inciso a), el concepto am- valoración de las condiciones, de las medidas,
ral”) puede generar políticas distintas, lo cual no que el federalismo es un sistema “amigable” miento o de cualquier otro orden de gobierno. plio abarca y describe la totalidad en la que se criterios, metas, objetivos y propósitos; esto
es de suyo negativo. Ante la asimetría que he- y propicio para la cultura en general y para la Necesitamos por eso una definición que nos opera, pues en este caso, “cultura” se entiende es: nos indica lo que es deseable. Determinadas
mos mencionado más arriba no es de extrañarse diversidad cultural en particular, ya que pro- permita establecer criterios de orientación para como el conjunto de las típicas formas de vida, actividades pueden, por ejemplo, expresar la
que muchas políticas públicas en los estados mueve el reconocimiento, el respeto y la institu- la labor de fomento cultural en un Estado fe- sistemas de valores y conductas en una socie- solidaridad de un grupo hacia otro u otros, otros
miembros de una federación sean diferentes en- cionalización de la identidad cultural y nacional deral, es decir, buscamos un tipo de definición dad. Esta concepción en sentido amplio es no tan sirven para fomentar el sentido artístico de los
tre sí. Es normal que las políticas culturales sean plural de las personas, de los pueblos y de las práctica, manejable, que además nos permita sólo el fundamento para el trabajo de las institu- niños, mientras que la educación y el teatro
necesariamente distintas en estados distintos: comunidades, por lo que puede ser la vía de delimitar a la política cultural como política ciones culturales, sino también para la reflexión pueden acrecentar la seguridad propia o sacu-
“No hay federación sin diversidad o asimetría en regulación de la diversidad cultural (Geis, 2002: sectorial. La diferencia fundamental entre los de la dimensión estética de la toma de decisio- dir la conciencia de las personas. El fomento de
el ejercicio de la actividad de gobierno y en sus 139; Caminal, 2002: 209), sin olvidar la vigencia conceptos, definiciones y percepciones de la nes en esta política sectorial (Scheytt, 2003: 6), tradiciones populares o de idiomas autóctonos
efectos sobre el proceso político. La anulación del principio de subsidiariedad, que ordena la cultura y lo que necesitamos para la aplicación a además de que facilita el diagnóstico y ayuda a posibilita la supervivencia de sistemas de valo-
de esta posibilidad significa el autoritarismo o la ayuda proporcionada por las instancias supe- una política cultural radica en que un concepto diseñar proyectos, programas y soluciones. Las res, que en muchos casos despiertan en otros
existencia de un sistema federal en la estructu- riores para que esta sólo ocurra sólo durante el para dicha política sectorial no sólo debe partir medidas que se adopten pueden por lo tanto grupos respeto y consideración. Es por esto que
ra, pero unitario en el procedimiento” (Caminal, tiempo necesario, sólo en donde sea necesario de ideas, contextos, sistemas de conceptos y acoplarse mejor al contexto cultural del que se el tomar en cuenta este aspecto normativo de la “La libertad es un
2002: 169). Es más: autores tan prestigiados en y procurando no ser necesaria. conocimiento de las costumbres sociales, sino trate, tomando en cuenta de mejor manera sus cultura permite a los actores e instituciones de
elemento esencial de
materia de cultura y políticas culturales como que además debe incluir y tomar en cuenta ele- conexiones y relaciones internas. No podemos las políticas sectoriales respectivas actuar bajo
Klaus von Beyme rechazan categóricamente la mentos materiales (monumentos, bienes cul- olvidar, además, que la vida actual exige ser más ciertos criterios, tales como apertura hacia lo toda política cultural
idea de que un Ministerio o Secretaría de Estado Cultura y política cultural turales tangibles) y diferentes acciones, como democrática, más abierta, plural y transparen- nuevo, flexibilidad, adaptabilidad, etcétera. moderna y democrática,
a nivel federal o central esté forzosamente en por ejemplo procesos de producción artística, te. Así, la actividad cultural de los gobiernos no En cuanto al concepto de cultura en senti-
mejores condiciones que las instancias locales Ahora bien, la pregunta que nos podemos hacer negociaciones acerca de actividades culturales puede constreñirse al fomento exclusivo de las do estricto, también tiene cabida por sí mismo
independientemente de
para llevar a cabo las tareas de promoción cultu- ahora es: ¿qué definición de cultura nos puede (Wolf-Czanády, 1996: 59). No obstante, debe- manifestaciones artísticas de ciertos grupos o en la estructuración de las políticas culturales, que hablemos de un Estado
ral (Von Beyme, 1998: 18-20). servir para explicar las relaciones entre el fe- mos tener en claro que es imposible encontrar clases sociales, sean los que sean, excluyendo a puesto que los museos, teatros, bibliotecas y federal o de uno unitario”.
Existe una cualidad en el federalismo que lo deralismo y la cultura y para poder bosquejar un concepto de cultura que sea aceptado por los demás (Pernthaler, 1988: 9). Es por eso que sitios históricos forman una parte esencial de
hace muy práctico: en él es posible probar me- los lineamientos que puedan ser útiles a una todos y que pueda ser aplicado por todas las el fomento de las actividades culturales no pro- la vida cultural de una ciudad o de un Estado.
didas de políticas sectoriales en alguno de los política cultural en un Estado federal como el disciplinas y en todas las situaciones y contex- fesionales se ha convertido en muchos países En este inciso podemos sin temor equiparar cul-
estados federados y examinar los resultados. En nuestro? En este punto, el antropólogo, el so- tos. Además, si bien es cierto que un político en una parte sustancial de la política cultural tura con arte, o bien podemos establecer una
caso de que la medida fracase, fracasará exclusi- ciólogo, los ciudadanos de a pie, los políticos y responsable requiere de un cierto grado de (Glaser, 1985: 22). Debemos tomar en cuenta, no alianza entre educación, ciencia, arte y cultura
vamente en dicha entidad; empero, si funciona, los promotores culturales parten de diferentes conocimiento científico, debe estar en condi- obstante, que los criterios bajo los cuales pudié- (Scheytt, 2003: 7).
otros estados que tengan más o menos el mismo acepciones. Es claro que el concepto de cultura ciones de poder resolver los problemas que se ramos trazar los límites entre las diferentes “ca- El concepto de cultura apto para conducir
contexto pueden a su vez ensayar dichas medi- en sentido estricto (bellas artes, buenas mane- le presentan diariamente, para muchos de los pas”, “estratos” “tendencias”, “estilos”, son mu- una política cultural debe ser además sensible
das, por lo que se evita que el fracaso sea a nivel ras, etcétera) no es suficiente para el sociólogo cuales la ciencia en general y la ciencia política chas veces extremadamente difíciles de definir, a las condiciones sociales, debe comprender a
nacional y se promueve la adopción paulatina y o para el administrador público, pero también en particular no siempre ofrecen alguna res- sin olvidar que no siempre los representantes de la cultura como un fenómeno dinámico de tra-
racional de lo que se ha probado que sí funciona. nos podemos dar cuenta de que los conceptos puesta. Lo que ahora nos interesa es averiguar una “cultura elevada” lo hacen con “calidad ele- dición, innovación y comunicación, debe ver a la
Esto vale también para las políticas culturales, en sentido amplio pueden llegar a abarcar un si podemos encontrar los principios que puedan vada”.02 En este punto es importante señalar que cultura como un elemento esencial del desarro-
pues el federalismo confluye con el pluralismo campo demasiado extenso: un concepto así, servir de base a un concepto de cultura que a el concepto amplio de cultura no puede ignorar llo humano, de la vida democrática y de la con-
y la diversidad de pensamiento, de cultura, de que prácticamente lo comprende todo, es muy su vez sea útil para el desarrollo de una política vivencia pacífica. En este sentido, dicha concep-
ideas y de valores. Esta ventaja del federalismo confuso, y el encargado de la política cultural cultural, particularmente en un Estado federal. 02 . Así, una sonata de Mozart, verbigracia, puede ser ción no debe desdeñar en absoluto la actividad
interpretada de forma descuidada o deficiente. En arqui-
se ha visto constreñida incluso en los Estados de un municipio, digamos a guisa de ejemplo, Fuchs (1998: 134) es partidario de la idea de artística, pero sí señalar sin lugar a dudas que la
tectura, los ejemplos neoclasicistas de poca calidad son
democráticos debido a las exigencias del Estado sería entonces no sólo el encargado de muchí- que, en el ámbito de la política cultural, es me- innumerables. cultura abarca más, mucho más que el arte. Por
de bienestar y por la homogeneización causada simas actividades: fomento artístico de todo nester considerar tres tipos de conceptos: último, el concepto de cultura que nos oriente

18 19
Sociedad Abierta — Sánchez de la Barquera, Pimentel y Huitzil Sánchez de la Barquera, Pimentel y Huitzil — Sociedad Abierta

debe dejar muy en claro que las personas son clave de la política cultural en un Estado federal intervenciones del Estado en la creación y no depende exclusivamente de que se adopte la política cultural y el desarrollo socioeconó- ner (coords.), Jahrbuch für Kulturpolitik 2001, vol. 2,
Bonn y Essen, Editorial Klartext.
creadoras y actoras, esto es, participantes acti- es “¡Posibilitar!”, mientras que Berman y Jiménez difusión de obras de arte. dicha forma de Estado, pues aquí lo que im- mico, mientras que García y Moneta (1999: 14- Hoffmann, H. (1985), Kultur für Morgen. Ein Beitrag zur
vas de la cultura, pero que al mismo tiempo son (2006: 78) a su vez hablan del “Gran Facilitador”. • Derechos de libertades religiosas, que tienen porta es el contexto político y sociocultural. 16) se muestran partidarios de que la política Lösung der Zukunftsprobleme, Frankfort/Meno, Fis-
su imagen y su creación. Para el desarrollo de una política cultural que ver tanto con la libertad de conciencia Así, tenemos que las dos naciones que por cultural sea parte indispensable del desarrollo cher Taschenbuch Verlag.
Holland, A. (2002), Bundesstaatliche Kunstförderung in
en un Estado federal existen ciertos elementos y de ejercicio de culto para cada persona, regla general marchan a la cabeza de todas en de un país; esta “dimensión cultural del desa- der Schweiz. Anregungen aus einem Rechtsvergleich
que ayudan a consolidarla. Puesto que el fede- como también con la protección de que cuanto a promoción cultural se refiere, Francia rrollo” fue parte esencial de la “Declaración de mit den USA, Zúrich, Basilea y Ginebra, Universidad
de St. Gallen.
El federalismo y los derechos ralismo es un principio estructural irrenunciable deben gozar las comunidades e iglesias en y Alemania, representan, por así decirlo, la una la Ciudad de México” (UNESCO 1982). Si hace-
Kilper, H., y R. Lhotta (1996), Föderalismus in der Bundesre-
para la política cultural para la moderna política cultural, es imposible contra de intervenciones estatales injustas. a los Estados unitarios o centrales, la otra, a mos caso a esto, el federalismo —lo decimos publik Deutschland, Opladen, Leske & Budrich.
desdeñar la importancia del pluralismo de los • Derechos en el campo de la política educati- los federales. Característica esencial de ambas con pleno convencimiento— no perderá en Nohlen, D. (2006), El institucionalismo contextualizado. La
relevancia del contexto en el análisis y diseño institu-
Vamos ahora a comentar dos importantes com- patrocinadores (Zehetmair, 2003: 87, 89). No va y cultural. De acuerdo a cada caso parti- naciones, particularmente de la segunda, es la absoluto su actualidad, vigencia y vigor, mucho cionales, Ciudad de México, UNAM-Porrúa.
ponentes de la política cultural en un Estado basta, pues, con reconocer la pluralidad de cular entre los Estados federales, la respon- gran demanda cultural de su población. menos en lo referente a la política cultural. m Pacheco Martínez, F. (2007), Derecho de la integración
federal democrático, que se relacionan con los culturas en el mundo moderno, para los que el sabilidad de conducir la política educativa y Mientras que en un país federal existe una económica, Ciudad de México, Porrúa.
Pérez de Cuéllar, J. (ed.), (1996), Mundial de cultura y desa-
derechos en materia cultural: la apertura y la federalismo es una probada vía de unión y de cultural corresponde a veces a los estados viva competencia vertical con respecto a las rrollo, Ciudad de México, UNESCO.
pluralidad, tanto en lo que se refiere a los patro- reconocimiento mutuo, previa existencia de la miembros (como en prácticamente todos los competencias en materia de política de fomen- Pernthaler, P. (1998), Föderalistische Kulturpolitik, Serie
de escritos del “Institut für Föderalismusforschung”,
cinadores como a los contenidos. Ambos con- voluntad de unión en una comunidad federal Estados federales del mundo) o al orden fe- to cultural, los Estados centrales muestran una
Wilhelm Braumüller, Viena, Universität Verlagsbu-
ceptos son indispensables en la estructura de la que nos lleve a una “cultura pública común”, a deral (como en México, en el caso de la edu- competencia horizontal de Ministerios y de- chhandlung.
política cultural de un país libre y democrático. decir de Miller (citado en Caminal, 2002: 215). cación). En los países con una fuerte tradi- pendencias oficiales (en Francia, por ejemplo, Referencias Ponce de León Armenta, L. (1998), Modelo trans-universal
del derecho y el Estado, Ciudad de México, Porrúa.
La libertad es un elemento esencial de toda También es necesario contar con una pluralidad ción democrática, estas facultades estatales participan en estas labores 22 Ministerios). No Röbke, T., y B. Wagner (coords.), (2002), Jahrbuch für
política cultural moderna y democrática, inde- de patrocinadores y de actores culturales. se encuentran restringidas por la libertad de olvidemos que en los Estados federales existe, Berman, S., y L. Jiménez (2006), Democracia cultural. Una Kulturpolitik 2001, vol. 2, Bonn y Essen, Editorial
pendientemente de que hablemos de un Estado Ahora señalaremos cuáles son los derechos enseñanza y por el derecho de los padres de con características particulares, cierto grado de conversación a cuatro manos, Ciudad de México, Klartext.
Fondo de Cultura Económica. Sánchez de la Barquera y Arroyo, H. (2008), “Viabilidad de
federal o de uno unitario, puesto que libertad fundamentales para el funcionamiento de una familia de escoger el tipo de educación para competencia que generalmente le viene bien Bodemer, K. (1998), “La globalización. Un concepto y sus la transferencia del federalismo cooperativo a Méxi-
es “por principio de cuentas, libertad cultural”, política cultural federal (nos basamos en parte sus hijos, pues el derecho natural lo conside- a las regiones apartadas, mientras que en los problemas”, Nueva sociedad, núm. 156. co”, Con-ciencia política, Nueva Época, núm. 15.
Burdeau, G. (1985), Tratado de ciencia política, Ciudad de Scheytt, O. (2003), “Künste und kulturelle Bildung als Kraf-
como bien afirma Häberle (2002: 126). La políti- en Pernthaler, 1988: 10 y ss.): ra prioritario frente al Estado. países unitarios la preferencia por la capital es
México, UNAM. tfelder der Kulturpolitik”, en Bundeszentrale für po-
ca no debe aprovecharse de la cultura para sus • Derechos de las minorías. Esto no solamente evidente e incluso aplastante, como lo muestra Burgoa Orihuela, I. (2002), Derecho constitucional mexi- litische Bildung (ed.), Aus politik und Zeitgeschichte,
propios fines, sino que debe crear, posibilitar o • Derecho de reunión, que protege el libre significa la protección y la no discriminación el papel que juegan Roma, París o Londres en su cano, Ciudad de México, Porrúa. Bonn, 17 de marzo.
Caminal i Badia, M. (2002), El federalismo pluralista. Del Schuster, F. y D. Günter W. (coords.), (1992), Aufgaben
promover las condiciones propicias para su fo- patrocinio social y la llamada “auto organi- por motivos culturales, económicos, geográ- respectivo país. Un caso similar es el de la Ciu- federalismo nacional al federalismo plurinacional, der Kommunalpolitik in der 90er Jahren, Colonia,
mento y desarrollo. Los políticos tampoco están zación” de actividades culturales. El llamado ficos, religiosos, sino también la promoción dad de México, aunque se trate en este caso, pa- Barcelona, Paidós. Publicación de la Fundación Konrad Adenauer (Kon-
para dictar contenidos a la política cultural, sino pluralismo de patrocinadores es una carac- de dichas minorías. radójicamente, de la capital de una federación. De Sousa Santos, B. (2002), La globalización del derecho. rad-Adenauer-Stiftung e. V.), Deutscher Gemeinde-
Los nuevos caminos de la regulación y la emancipa- verlag y Verlag W. Kohlhammer.
para garantizar y hacer valer la pluralidad res- terística imprescindible en toda política cul- Un país federal puede obtener muchísimo ción, Cali, Ilsa. Serra Rojas, A. (1988), Derecho administrativo, Ciudad de
petuosa en materia cultural, es decir, que vaya tural federal y una muestra inconfundible de Una política cultural federal moderna se sus- provecho de esta forma de Estado, máxime Fernández Ruiz, J. (1982), El Estado empresario, Ciudad de México, Porrúa.
México, Instituto de Investigaciones Jurídicas-UNAM. Strasser, C. (2000), Democracia y desigualdad. Sobre la
mucho más allá de la simple “tolerancia”. un concepto cultural abierto y plural. tenta fundamentalmente en dos columnas: cuando se trata de sociedades culturalmente
Fuchs, M. (1998), Kulturpolitik als gesellschaftliche Aufga- “democracia real” a fines del siglo XX, Buenos Aires,
El respeto a la subsidiaridad, vital para el fe- • Derecho de comunicación, como el conjunto la sociedad y el Estado, si bien hay que decir diversas. Y es que un Estado federal se cons- be: eine Einführung in Theorie, Geschichte, Praxis, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales.
deralismo, comienza con cada ciudadano, con de derechos que garantizan la libertad de ex- que los límites entre los dos ámbitos es por lo truye sobre tres voluntades: la voluntad para Wiesbaden, Westdeutscher Verlag. UNESCO (1982), Conferencia mundial sobre las políticas
García Canclini, N., y J. C. Moneta (coords.), (1999), Las in- culturales, Ciudad de México, 1982, disponible en:
cada persona, por lo que debe procurarse, en presarse e informar por escrito, verbalmente general bastante difícil de trazar. Esto ocurre unirse (federarse), la voluntad para mante- dustrias culturales en la integración latinoamerica- http://unesdoc.unesco.org/images/0005/000525/0
la medida de lo posible, que el arte y la cultura o por otros medios. Este derecho es decisivo básicamente porque las medidas estatales nerse unidos y la voluntad para aprovechar las na, Ciudad de México, UNESCO/Grijalbo. 52505sb.pdf
prosperen a partir de iniciativas particulares y para los medios colectivos de comunicación participan en mayor o menor medida de la ventajas que el federalismo ofrece. Sin embar- Geis, M.-E. (2002), “Kulturföderalismus und kulturelle Ei- Von Beyme, K. (1998), Kulturpolitik und nationale Iden-
gengesetzlichkeit: eine juristische Symbiose”, en T. tität. Studien zur Kulturpolitik zwischen staatlicher
libres. Ninguna instancia de gobierno debe qui- y para la difusión del arte y de la cultura. labor cultural de los grupos sociales; a su vez, go, dos factores de peligro acechan: uno es el Röbke y B. Wagner (coords.), Jahrbuch für Kulturpoli- Steuerung und gesellschaftlicher Autonomie, Opla-
tarle a la sociedad espacios y posibilidades de • Libertad de investigación y de docencia cien- las tareas de promoción cultural por parte del alto grado de heterogeneidad socioeconómica, tik 2001, vol. 2, Bonn y Essen, Editorial Klartext. den y Wiesbaden, Westdeutscher Verlag.
Glaser, H. (1985), Kommunale Kulturpolitik: Bürgernahe Wolf-Czanády, E. (1996), Wertewandel und Kulturpolitik in
desarrollo y de participación en lo que atañe a tíficas, si bien cada Estado tiene facultades Estado son en parte determinadas —o pueden el otro es la inseguridad. Ambos son factores
Kultur in der Gemeinde, Múnich, Vorwärts Verlag. der Bundesrepublik Deutschland und in Österreich,
sus intereses culturales; hay que posibilitar el fo- para establecer restricciones, como en el serlo— por la actividad social. que favorecen el centralismo y evitan que se Görner, R. (1996), Einheit durch Vielfalt. Föderalismus Frankfort, Verlag Peter Lang.
mento cultural, en lugar de hacerle competencia caso del uso de la energía atómica para fines Aunque reconozcamos las ventajas que para aprovechen las ventajas del federalismo. Por als politische Lebensform, Opladen, Westdeuts- Zehetmair, H. (2002), “Föderalismus als unverzichtbares
cher Verlag. Strukturprinzip moderner Kulturpolitik”, en T. Röbke
a la sociedad (Schuster y Dill, 1992: 7 y ss.). Por bélicos y en el de la clonación. un país pueda tener el federalismo, tenemos eso Pérez de Cuéllar (1996: 278-280) subraya la Häberle, P. (2002), “Kulturhoheit im Bundesstaat – Entwic- y B. Wagner (coords.), Jahrbuch für Kulturpolitik
eso afirma Hoffmann (1985: 201) que la palabra • Libertad en el arte, que protege contra que admitir que el éxito de una política cultural importancia de la estrechísima relación entre klungen und Perspektiven”, en en T. Röbke y B. Wag- 2001, vol. 2, Bonn y Essen, Editorial Klartext.

20 21
Sociedad Abierta — Fonseca y Rodríguez Fonseca y Rodríguez — Sociedad Abierta

por Miriam Fonseca


López y Francisco José
Rodríguez Escobedo

Profesores investigadores
en el Instituto de Ciencias
de Gobierno y Desarrollo
Estratégico de la BUAP.

Participación ciudadana y políticas públicas a partir de los años ochenta, cuando empieza a haber una electoral, pues se dio impulso al establecimiento de algunos
trasformación de la sociedades latinoamericanas sobre mecanismos de consulta, como el referéndum o el plebiscito
en América Latina. Entrevista con André Roth todo basada en una reducción del lugar del Estado y una
mayor presencia de la sociedad. Aunque hay que decir, pri-
que son parte de los mecanismos de democracia directa, aun-
que todavía expresados fundamentalmente a través del voto.
mero, que el concepto de participación es de esos de amplia
aceptación por su polisemia, en el sentido de que muchos m: Esta primera etapa, ¿coincidiría con lo que se llama el
actores no entienden lo mismo por participación, no tienen tránsito a la democracia?
la misma ambición con la participación, aunque todos pue-
dan estar de acuerdo con el concepto general. AR: Sí, y me da la impresión que esos tránsitos hacia la de-

A
En esta primera etapa se puede observar una especie mocracia a su vez se combinaron con una mayor descentra-
ndré-Nöel Roth Deubel es uno de los más im- Nacional de Colombia. Su libro Políticas públicas. Formu- de revalorización de la participación electoral, es decir, la lización y, por lo tanto, con una mayor participación también
portantes autores de la disciplina de políticas lación, implementación y evaluación, publicado en el año apertura de los regímenes políticos en América Latina por el en ese nivel; por ejemplo, en muchas partes empiezan a te-
públicas en América Latina y el más leído en 2002, cuenta con seis reimpresiones y es un texto obliga- agotamiento de los regímenes tradicionales, desde México ner lugar elecciones menos cerradas como en el caso de los
Colombia, país en el que reside desde hace más do en la disciplina de políticas públicas. con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hasta el fin alcaldes, es decir, hay una mayor autonomía local que volvió
de dos décadas. Cuenta con una muy basta producción bi- de la dictadura con la salida de Pinochet en Chile, pasando a dar impulso a esta idea del ciudadano que controla, que
bliográfica y hemerográfica desarrollada sobre las líneas metapolítica: ¿Cuál es el estado de la participación por casi todos los países latinoamericanos en los que hubo puede controlar a través del voto, a sus mandatarios locales.
de investigación en políticas públicas, administración pú- ciudadana en las sociedades latinoamericanas?, ¿cómo una especie de agotamiento de los regímenes tradicionales Esta primer etapa ocurre además en un contexto de de-
blica, new public management, gestión pública, reforma concebirla en esta región?, ¿en dónde se podría colocar y el ascenso de nuevas élites que reafirmaron o que dieron mocratización y mayor confianza, no sé si de mayor confian-
del Estado, política pública ambiental, política pública en la mirada de lo que es la participación? una nueva validez, apoyadas por el contexto internacional za electoral, pero sí en relación con el miedo al comunismo,
niñez y juventud. De origen suizo, es politólogo magister de los años ochenta y noventa, a la idea del voto como me- porque ya entonces no había tantos temores para dejar jugar
en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Económicas y André Röth: Yo diría que, siendo esquemáticos, hay tres canismo fundamental de participación y como mecanismo a algunas alternativas electorales porque ya no estaba la
Sociales —mención Ciencias Políticas— por la Université etapas o estados de la participación, que me da la impre- también, de transformación y alternancia partidista en todos Unión Soviética detrás como ese espanto con el que se so-
de Genève-Suiza. Actualmente es profesor investigador sión tienden a tener una dinámica ampliamente parecida en los países. Me parece que es en esta primera etapa, cuando lía ver a la izquierda en América Latina. En ese contexto, se
asociado del Departamento de Ciencia Política de la Fa- muchos países de América Latina y se pueden resumir de la democracia participativa se entendió como una mayor produjo una mayor apertura democrática que dio lugar a la
cultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad esta forma: me parece que un primer momento, se ubica participación electoral a través del voto, pero no únicamente creación de muchos partidos y en muchos países hubo una

22 23
Sociedad Abierta — Fonseca y Rodríguez Fonseca y Rodríguez — Sociedad Abierta

recomposición de las figuras políticas por parte de los ciudadanos activos en la formación de las La tercera etapa consiste en lograr que esa par- coinciden varios movimientos. Uno, el proceso expresan los movimientos indígenas en térmi-
de la izquierda que retomaron un cierto peso decisiones públicas, de las políticas, es decir, ticipación ciudadana pueda ejercerse de forma de democratización general del fin de los regí- nos de horizontalidad, fenómeno que se vio
porque también cambiaron su lenguaje y se una apertura de las decisiones políticas hacia mucho más autónoma, que sea más efectiva menes autoritarios; otro, la legitimación de los también expresado en la experiencia del presu-
disminuyó un poco el carácter represivo de los el ciudadano. Por ejemplo, el CLAD mediante para una especie de inversión de las decisiones, movimientos sociales minoritarios que empie- puesto participativo, ya que da cuenta de una
regímenes tradicionales hacia expresiones de sus distintas declaraciones de la nueva gestión en el sentido por lo menos de liberación, de zan a tener su propia su voz, es decir, hay una dimensión que me parece fundamental para
izquierda. En esta primera etapa entonces, se pública, aunque con origen de tipo neoliberal, que los políticos electos más bien deben trans- legitimación de la política de abajo hacia arriba, la administración pública, porque por primera
observó una revalorización de la participación enarbola esa característica de observación, de formarse en ejecutores de la voluntad popular, la idea de hacer más presente, de escuchar más, vez se rompe el esquema weberiano donde se
de la sociedad a través del voto con una mayor control ciudadano como un principio importan- situación que no se expresa únicamente a través las voces de abajo hacia arriba y construir desde supone que la administración es la que sabe y
posibilidad de adecuar la voluntad popular con te. Yo creo que tanto por esa vía, como por la de de las elecciones sino también por medio de es- abajo; creo que es el momento de una especie los ciudadanos lo único que pueden hacer es ser
la de los gobernantes. los movimientos sociales que exigen una mayor pacios de participación ciudadana más amplios, de contraposición a toda la lógica militar jerár- buenos receptores de las políticas definidas de
La segunda fase, entre los años noventa y el presencia o democratización de la administra- temáticos, como podría ser el presupuesto par- quica que predominó en el continente. arriba hacia abajo. Creo que el presupuesto par-
2000, que consistió en una expresión mucho más ción, se conforma una especie de legitimación de ticipativo donde se respete la autonomía de los Por otro lado, también los movimientos ticipativo rompe con esta idea y cuando recibe
fuerte, en el sentido de que la democratización la idea de que la administración tiene que estar a grupos sociales que participan y, ahí creo que internacionales dirigidos hacia la democratiza- legitimación por la participación y demuestra
de los regímenes políticos no podía limitarse la escucha de los ciudadanos. empieza a aparecer un problema, porque los ción de los regímenes políticos en todas partes, su eficacia, por lo menos al principio, se vuelve
únicamente al asunto electoral, que fue de la En esa segunda fase se presenta el fenóme- políticos no están dispuestos a ceder ese espa- el fin del bloque soviético, fueron fenómenos un asunto que hace evidente que escuchar a los
mano con una mayor atención particular a todo no, principalmente a nivel de alcandía entre los cio; están dispuestos a generar espacios de par- que facilitaron este proceso, así como la proli- ciudadanos es válido porque puede mejorar la
“El Estado es una lo que podemos llamar las minorías étnicas en representantes electos sobre todo a cargos de ticipación en la medida en que hay un apoyo o feración de experiencias de desarrollo a través situación. Entonces, todos estos elementos se
institución que permite, América Latina. También sobre otras minorías ejecución, de búsqueda de una nueva legitimi- un respaldo a las propuestas oficiales, entonces de la organización social como las ONG que combinan para permitir una valoración distinta
como el movimiento LGBT, es decir, todas esas dad de sus políticas, ya no solamente a través aparece el límite para muchos alcaldes o gober- hacen llamados a la participación en la cons- del papel del ciudadano, ya no como una per-
que busca la participación minorías que a través de movimientos sociales de los parlamentos municipales sino a través de nantes, porque la búsqueda de la legitimidad po- trucción de las políticas públicas. Las ONG se sona pasiva o que únicamente delega de vez
de la ciudadanía para que empezaron a tener expresiones sociales que una vía más directa con el ciudadano. Un mo- pular solamente se acepta mientras haya apoyo. ufanan en ser partícipes de políticas públicas en cuando las cuestiones políticas a los repre-
no podían ser resueltas o tener una expresión delo interesante me parece que es el auge del Hay esas tres fases en la participación, una porque les dan un status. Finalmente, también sentantes, incluso todas estas experiencias se
decida, es un instrumento adecuada por medio de los mecanismos estric- presupuesto participativo que tuvo la idea de de participación electoral, la segunda de par- hay muchas experiencias de participación po- expresan en las ciencias sociales a través del
que provee medios para tamente electorales. Entonces empiezan a tener introducir al ciudadano directamente en la toma ticipación ciudadana en espacios más abiertos pular, al mismo tiempo que muchas grandes constructivismo donde también se presenta
organizar la discusión de un medio de expresión a través de las ONG o a de decisión del presupuesto de un municipio, pero bajo control de la democracia represen- políticas de arriba hacia abajo tienden a fraca- una discusión sobre el reconocimiento de un sa-
través del movimiento social en general, que eso ha impactado de una forma muy positiva en tativa, de los representantes electos, y una sar, también se disemina todo ese movimiento ber popular, de un saber local, de un saber pro-
la toma de decisión.” ejerció presión para lograr una democratización el sentido de que los alcaldes, mal que bien, em- tercera fase donde podríamos ver aspiraciones que promulga que “lo pequeño es hermoso”, fano que suele ser importante para fortalecer y
más social de la vida política en el sentido de una pezaron a considerar que los ciudadanos tenían a una mayor autonomización de movimientos que resalta lo local, etcétera, facilitado esa idea empoderar a la sociedad civil.
apertura a otros mecanismos de participación, que decidir algo acerca de los destinos presu- sociales frente a la política, aunque ahí creo que de que la participación desde la base es mejor
lo que me parece particularmente interesante, puestales. Creo que en esta fase los alcaldes y tenemos el freno o la tensión con el límite del porque da una mayor legitimidad o permite re- m: Las particularidades de América Latina,
y que podemos llamar de forma muy general de los políticos en general, de pronto hasta el presi- régimen representativo. construir Estados desde abajo. ¿han abonado a la discusión de lo que es la
democratización de la administración; es decir, la dente de un país, aunque esto estuvo más liga- Además, el periodo que va de la caída del participación ciudadana?
idea de que los ciudadanos o los grupos sociales, do a los niveles locales de gobierno, buscaron la m: En relación al auge de la democracia par- muro de Berlín a los atentados de las torres
los movimientos sociales, debían tener acceso legitimación de sus políticas a través de meca- ticipativa, hay autores que consideran que gemelas en el 2001 en Estados Unidos, fueron AR: Sí, primero hubo una relegitimación de esas
o establecer un diálogo con la administración nismos de participación más o menos controla- tuvo un impulso muy importante precisa- diez años donde hubo un auge de los derechos diferencias culturales, es decir, ya no eran atra-
pública que siempre está en busca de mayor le- das. La idea en esta etapa fue buscar formas de mente a partir de las transiciones a la demo- humanos y de la idea de participación a todo sados como se decía antes, se reconoció que te-
gitimación, porque la administración pública en participación donde los representantes políticos cracia en América Latina, ¿eso es así? O lo que nivel. Esa época, digamos época entre comillas nían mecanismos de definición de participación
América Latina siempre ha sido una de las peores electos ya no buscaban solamente el apoyo a pasó en los años ochenta, ¿fue impulsado por dorada de la idea de derechos humanos, va a política válidos más allá de sus propias comuni-
consideradas y, por lo tanto, hubo un proceso de través de la bancada del consejo municipal o la recuperación de este tema a nivel mundial, generar un impacto muy importante en Améri- dades, lo que permitió efectivamente, mostrar
necesidad de recuperar la legitimidad a partir de de los integrantes de sus parlamentos, sino que esto es, ¿tenemos también un momento que ca Latina y en el resto del mundo. Aunque en de manera positiva a esas formas de democracia
la discusión o de una apertura de la administra- buscaron un especie de apoyo directo en la so- se comparte en otras partes del mundo? América Latina un elemento importante fue lo directa, frente a una sola visión de la realidad, la
ción a la sociedad. Ahí tuvimos una segunda fase ciedad, organizando espacios de comunicación y que se señalaba antes, esa deslegitimación de de las élites, que permitía construir un contra-
de democratización o de participación ciudada- de legitimación de sus políticas; eso, claro, con AR: El impulso fue muy fuerte en América Latina todas las instituciones públicas que hace u obli- discurso que caló en la mayoría de la población
na que implicó ver la democracia representativa un límite, mientras se avalarán las propuestas de porque había una exclusión muy grande de todas ga a establecer un diálogo con los ciudadanos de muchos países porque por mucho tiempo
versus la democracia participativa, y crece la idea los representantes electos. los grupos sociales del juego político, entonces en el que, como dije, un ejemplo es todo lo que habían padecido la exclusión.

24 25
Sociedad Abierta — Fonseca y Rodríguez Fonseca y Rodríguez — Sociedad Abierta

La cultura latinoamericana justamente es el cri- también el Estado moderno se desarrolla con el una autonomización tan fuerte de lo político. En elites progresistas de los años sesenta y se- Colombia hay un problema por su situación es- termina imponiendo lo dicho desde el princi-
sol de diversas culturas, hay una mayor diversi- objetivo de homogeneizar, se convirte en el ins- ese aspecto lo que la participación ciudadana tenta, consideraban que el control del Estado pecífica con el conflicto armado que hace que pio. Me parece que este fenómeno es riesgoso
dad cultural como en ninguna parte del mundo. trumento de homogenización, de construcción cuestiona es justamente el querer mantener o era fundamental para trasformar la sociedad y finalmente la participación haya sido siempre porque hay una especie de deslegitimación de
Esto le da un carácter específico. Aquí primero de una nación homogénea. En América Latina forzar esa separación, el que haya unos profesio- finalmente lo que se asentó fue una moderni- muy limitada. La apertura democrática de una los procesos democráticos que puede terminar
se asentó la población anterior, la indígena en esta idea ha sido muy difícil y de hecho no se nales de la política frente a la población. zación del Estado que trajo aparejada la cons- cierta forma es menor que en otros países, aun- en una deslegitimación del concepto mismo de
la época precolombina; luego,llegaron los es- logró, porque ahora estamos buscando cómo trucción de las nuevas élites que cayeron en los que ahora sería interesante ver qué pasa con los la idea de democracia, porque ¿para qué parti-
pañoles siendo ellos mismos ya una mezcla de construirlo. La demanda de la participación m: En ese sentido, ¿se puede plantear que años ochenta. En los ejemplos de esos procesos acuerdos de paz. Pero me parece que ese movi- cipar si de todos modos los políticos terminan
árabe y europeo, que se mezclan aquí de forma popular o de participación ciudadana expresa la participación ciudadana estaría dando que vemos ahora en los países del socialismo miento de trasformación que ya hubo en otros haciendo lo que quieren?, esta situación puede
muy importante con la población local; después la pregunta de cómo construir un país fundado lugar a un proceso de resignificación de la del siglo veintiuno que, aunque se basan en el países, es mucho más difícil en Colombia por el generar un regreso a legitimar modelos de po-
llega población de África. Por eso creo que hay sobre lo diverso; esto implica la construcción de ciudadanía? discurso participativo, los espacios de parti- desarrollo de la guerra sucia que ha terminado lítica autoritaria.
una variedad impresionante, como en ninguna una nueva forma de Estado, no sabemos cuál, y cipación son reducidos y se ha dado lugar a la afectando mucho más en términos del desa-
otra parte de mezcla cultural que hace que fi- ahí está en parte concentrada una fracción de AR: Si, yo creo que el concepto de ciudadanía es creación de una nueva élite que se atrinchera rrollo de movimientos sociales que el conflicto m: ¿Tendrán nuevamente importancia los
nalmente no se lograra la imposición de un pa- las tensiones y finalmente también de los frenos un concepto también que está ligado a la con- en el Estado. Hay un problema con la visión de armado como tal. Es decir, esa visión blanco y movimientos sociales como mecanismos para
radigma europeo, pues nunca pegó realmente, que expresaba antes, de esa lógica política que cepción liberal del Estado tal como se construyó lo que se quiere hacer con ese Estado, porque negro, amigo-enemigo que es muy fuerte en contener este mal uso de las instituciones de
se convirtió en una estructura que en el fondo, tiende a frenar la participación porque justa- hace dos siglos más o menos; está, por ejemplo, finalmente también el Estado termina siendo Colombia, ha dado una polarización muy fuerte la participación ciudadana?
no entra en la cosmovisión de las personas y mente la diversidad de la participación genera toda esta discusión que va sobre la misma idea una tentación. En estos procesos es patente de la sociedad, lo que dificulta la expresión libre
por lo tanto se observa de un lado la vida real más complejidad y esa complejidad es difícil de que planteaba, en el sentido de que no se habla que se proclaman y se basan en la moviliza- de los ciudadanos, aunque hay que reconocer AR: Claro, pero yo creo que el asunto siempre
y, por el otro, la vida formal como siempre se ha manejar a pesar de que la política tiende a bus- de lo público sino de lo común o de lo colectivo, ción popular así como en una muy importante que existen movimientos sociales muy valientes es el mismo, en qué medida esos movimientos
dicho. Creo que el pulso de la participación, en car simplificarla, porque cuando se simplifica se porque lo público está ligado a la noción del de- reivindicación de la participación ciudadana, en el campo sindicalista, pero al mismo tiempo sociales son lo suficientemente fuertes para
la medida que se logre porque se permita una genera una violencia simbólica en el sentido de recho público y del Estado, en tanto que lo co- casi realmente revolucionaria en el sentido de creo que son muy reducidos. En ocasiones hay ser autónomos frente al Estado. La lógica de
mayor autonomía en sus expresiones, tal vez que se elimina una manera de ver las cosas. mún no quiere decir necesariamente lo estatal. darle mucho peso al ciudadano, pero finalmen- una ilusión de que los movimientos sociales las ONG ha sido una lógica que aparentemente
dicho de forma utópica, pueda dar lugar a un Ahí está el reto de la participación ciudada- Pero si pensamos en todos los métodos de te tienen una gran dificultad para mantener como la “Marcha patriótica” tengan algún im- es civil porque son autodesignados, pero las
proceso que se encamine hacia la construcción na, hasta dónde es capaz de producir un discur- gestión de lo colectivo que no pasan por lo públi- una sucesión política, porque van apareciendo pacto más allá de algunas alcaldías, cuando en ONG terminan coptadas por el Estado porque
de una nueva forma de entender lo público, so de reconocimiento de sí mismo, capacidad co, como por ejemplo en México el ejido u otros todos sus caudillos aferrados al poder, como realidad tienen aún muy poca posibilidad de in- dependen del Estado para vivir. Un sindicato
otra forma de Estado diría yo, porque el Estado de autonomía y a la vez de respeto frente a las muchos ejemplos que hemos perdido o desvalo- se ve en los procesos de reelección en el caso fluencia frente a la captación política tradicional es fuerte en la medida que es autónomo del
es una definición occidental que corresponde otras diversidades, ese es el riesgo porque final- rizado o que funcionan discretamente, el Estado de Venezuela, un poco menos fuerte en Brasil, que sigue siendo muy fuerte. Estado y de la patronal porque tiene recursos
a la cultura europea, que fue un producto de mente la historia de la construcción del Estado ya no lo es todo. Tal como lo veo, es un poco pero de todos modos siempre la figura de Lula propios, los trabajadores aportan y por lo tan-
exportación muy exitoso porque todo el mundo es la construcción de la historia de un grupo que como el tema de gobernanza donde finalmente ahí está detrás. Entonces, ¿cómo democratizar m: ¿Cuál es la resonancia de la participación to hay autonomía; mientras que el modelo de
piensa en el Estado, pero en América Latina hay se impone a los demás. el Estado es una institución que permite, que realmente el ejercicio político cuando además en la sociedad colombiana? las ONG es un modelo que suele ser mucho
una base cultural original producto de una gran busca la participación de la ciudadanía para que hay también una cultura política muy ligada al más dependiente, aunque algunas de estas
mezcla de culturas donde no hay un sólo sen- m: Se podría decir que en América Latina se decida, es un instrumento que provee medios caudillismo tradicional de América Latina? Creo AR: Yo creo que pasó lo mismo en otros países asociaciones cuenten con el apoyo de organis-
tido, particularmente en los países andinos por tiene el problema de un mal diseño institu- para organizar la discusión de la toma de deci- que Max Weber señalaba bien ese problema de de Latinoamérica, es decir, al principio había mos internacionales, entre los que también se
su composición social. En esos países la varie- cional o ¿hay un diseño institucional atrave- sión pero no forzosamente el Estado es la ins- la asociación del carisma a la política, este es el una participación importante, muchos fun- observa una relación a partir de indicaciones
dad cultural que obliga a la diversidad significa sado por una lógica de la vida real? titución que va a imponerse frente a los demás. reto de estas nuevas experiencias para no impe- cionarios públicos y ciudadanos estaban muy sobre la manera de operar de las ONG. Enton-
uno de los problemas del Estado en esta región dir el surgimiento de nuevos líderes, para admi- entusiasmados con esos espacios de partici- ces, mientras los movimientos sociales no sean
pues le representa una gran dificultad para ha- AR: El diseño institucional no corresponde al m: ¿Podría pensarse la participación ciudada- tir la disidencia, cosa que siempre sigue siendo pación, ahora casi es una obligación constatar capaces de tener un carácter más autónomo,
cer la gestión de lo diverso, porque el Estado estado de la sociedad. Si retomamos la idea jus- na también como un mecanismo de trasfor- algo difícil en América Latina. las políticas públicas, consultar, hacer grandes va a ser difícil recuperar esos espacios de la
se ha pensado a partir de la idea de lo unitario, tamente occidental representativa de la separa- mación del Estado en un proceso de largo pla- asambleas, reuniones, foros de todo tipo de participación; yo creo que la fuerza de los in-
como el bien en contraposición a lo diverso que ción de lo político del resto de lo social, es decir, zo?, ¿se puede decir que quizá éste puede ser m: En Colombia que es el sitio donde usted consulta y donde la gente se pone a trabajar dígenas viene justamente de haber logrado en
se concibe como el mal, idea derivada de una que existe una instancia provisional política, esa el medio para trasformar la realidad? tiene más tiempo de residencia en esta re- y gastar tiempo, un tiempo muy importante cierta forma ser más autónomos porque nunca
visión cristiana católica dominante que bajo división entre lo social y lo político como obra el gión, ¿cuál es el estado de la participación para hacer propuestas y construir documen- se han sentido parte del Estado y estaban, por
una concepción ortodoxa produce las herejías; Estado no corresponde a la cultura política de AR: Es el medio para trasformar pero también ciudadana hoy día? tos, pero finalmente pasa lo que comentamos decirlo de alguna forma, en otro mundo, fuera
bajo esta lógica se construye el Estado como los pueblos indígenas porque ellos no hacen esta esta idea es problemática. Recuerdo un libro antes, esos espacios terminan siendo coopta- de la lógica de la formalidad que los resguardó
uno, como la verdad y de pronto casi que esta separación. Para ellos la decisión política es par- escrito en los años setenta titulado La revolu- AR: Bueno, diría que pasa por las etapas que dos o son de mera consulta sin ningún efecto un poco del riesgo de la cooptación que pade-
idea culmina con la del Estado absolutista, pero te de lo social, es decir, no hay una separación ción por el Estado en el que se relata cómo las señalaba al principio, pero me parece que en real porque finalmente el nivel político define, cen las ONG. m

26 27
Sociedad Abierta — Francisco Castro Francisco Castro — Sociedad Abierta

por Francisco Castro


Merrifield

Profesor investigador
en el Departamento de
Filosofía de la Universidad
Iberoamericana.

A propósito de la
comunidad política

P
ara abordar la comunidad política debemos realizar de comunidades: comunidades de amigos, comunidades de algún sistema político particular, de modo que el sistema pero en el que no todos los ubicados en esa área obtendrían
algunas preguntas básicas sobre algo que algunos académicas, comunidades formadas en torno a los aficio- político aplicará de hecho sus leyes y políticas a esas perso- las diversas leyes distributivas que los beneficiarían. Es de-
consideran anterior a las instituciones legales o po- nados de un equipo deportivo, comunidades religiosas, co- nas. Esta forma de pensar acerca de la comunidad política, cir, algunas personas recibirián diversos beneficios o recur-
líticas y que otros ven como resultado de nuestras munidades lingüísticas, etcétera. En este orden de cosas nos se centra en las preguntas sobre a quién se aplican las leyes, sos del sistema político pero no todos serán beneficiarios
instituciones políticas y legales particulares. Entre las pre- preguntamos, ¿qué hace que las comunidades políticas sean es decir, se centra en la aplicación de las leyes a determina- en este sentido. En cualquier caso, a lo que me refiero es
guntas que se suscitan al respecto debemos considerar, ¿cuál distintas?, ¿qué hace que una comunidad sea una comuni- dos individuos. De alguna manera define a la comunidad de a que puede haber desacuerdo sobre quién ha de ser con-
es el tamaño y la base apropiada de la comunidad política?, dad política? Hay diferentes características que podemos esa manera. Pero hay dimensiones adicionales que podría- siderado como miembro de una comunidad política. ¿Qué
¿debemos estar juntos en una comunidad política porque identificar. Creo que una de las centrales es la idea de que mos considerar, dado que de lo anterior se sigue la genera- decimos de las personas que sólo están cubiertas por algu-
compartimos una región geográfica, una religión, una tradi- las instituciones políticas a menudo, emplean la coerción o lidad de las preguntas de aplicación. Para muchos sistemas nas de las leyes o de las que sólo reciben parte de la posible
ción cultural, un conjunto de valores o incluso un planeta?, la amenaza de coerción, y ello las hace diferentes a otros políticos, algunas leyes se aplicarán a algunas personas pero aplicación restrictiva de las leyes, pero no los beneficios?,
¿debemos permitirnos cambiar o elegir la comunidad políti- tipos de instituciones y otros tipos de comunidades. Nece- no a todas, o no en cada caso, por lo que tal vez todos los ¿podríamos identificar distintas comunidades políticas den-
ca de la que formamos parte? Si es así, ¿con qué facilidad?, sitamos por ello, en la comunidad política en particular, una que se encuentran físicamente en una jurisdicción particu- tro de un mismo territorio?
¿debemos tener lo que se llama fronteras abiertas?, ¿cuál es mayor justificación moral de la que podríamos necesitar, lar tengan que obedecer, por ejemplo, las leyes de tránsito, Así, una manera diferente de definir una comunidad po-
el valor de la comunidad política?, ¿cuál es la relación entre en la formación de otros tipos de comunidades. Una forma pero no todo aquel que se encuentre ubicado en una misma lítica, es de hecho menos descriptiva, menos centrada en
la comunidad y la autonomía, particularmente la autono- de definir una comunidad política es simplemente mirar al- jurisdicción tendrá que pagar impuestos sobre la renta. De lo que realmente se está haciendo, o quién está realmente
mía individual?, ¿quién debe tener voz en cómo se define la rededor y ver quién ha originado la jurisdicción política y ahí que la ubicación física no sea un criterio suficiente. Surge bajo la jurisdicción de algún sistema político, y en su lugar,
comunidad y cómo se gobierna la comunidad? Todas estas legal de algún conjunto de instituciones legales o políticas. una pregunta acerca de cómo pensar a la comunidad políti- partir de una pregunta normativa relacionada. Por lo tanto,
son preguntas dignas de ser pensadas ampliamente. Por jurisdicción, me refiero al territorio, ya sea literal o en ca, en una situación como esa. Una segunda cuestión podría puede haber una distinción entre una pregunta descriptiva
Para continuar esta reflexión quiero, inicialmente, intro- algún otro sentido, sobre el cual un sistema político ejerce ser la forma en que las personas están sujetas a las leyes, y una aplicación normativa. La cuestión descriptiva es ésta:
ducir algunas de las ideas teóricas clave detrás de la idea su poder. Esta sería una forma descriptiva de identificar una dado que podría haber un sistema político en el que todos ¿para quién es la ley, de hecho, aplicable? La pregunta nor-
de comunidad política. Comencemos con la idea de comu- comunidad política. La comunidad política está formada por los físicamente ubicados en algún área tuvieran que acatar mativa es ésta, ¿a quién se aplica la ley con justificación o se
nidad política, en particular. Podemos hablar de todo tipo todas aquellas personas que están dentro de la jurisdicción varias leyes restrictivas, que limitarían lo que pueden hacer, le aplica de manera moralmente apropiada? Así podemos

28 29
Sociedad Abierta — Francisco Castro Francisco Castro — Sociedad Abierta

definir las comunidades políticas de forma imaginar una comunidad en la que sólo algunos muchas comunidades políticas más pequeñas. Appiah establece dos valores fundamentales, tienen efectos globales. El problema actual es una parte clave de la comunidad política,
descriptiva o normativa. Y hay, en realidad, dis- de estos criterios fueran necesarios. Los estados pertenecen a una federación, lo que él llama la preocupación universal, y el que las decisiones de, por ejemplo, el gobierno tiene que ver con la promoción de actitudes
tinciones similares si cambiamos a una forma Pero no hemos dicho nada acerca de cómo los municipios están dentro de un estado o respeto por la diferencia legítima. Y estos dos de Estados Unidos, tienen un efecto enorme en fuertes de identificación por parte de los ciu-
diferente de entender la comunidad política no ha de sentirse el sujeto que pertenece a una condado o provincia y así sucesivamente. Por valores centrales están en el corazón de la vi- la gente que vive alrededor del globo. Pero sólo dadanos y la comunidad política. Así que algu-
a partir de quién está sujeto a las leyes, sino en comunidad política. Pareciera que este sen- supuesto, esto no siempre ha sido el caso. En sión o actitud cosmopolita. Otros, aunque más los ciudadanos de Estados Unidos llegan a te- nos sugirieron que estas actitudes de interés
términos de a quiénes se aplican las leyes. Es timiento ha de incluir algo así como la iden- la historia de la humanidad esta ocupación raramente, han abrazado la idea no sólo de un ner voz en lo que realmente son esas políticas. en lo global serían imposibles de mantener
decir, en términos de quién tiene un papel en la tificación de uno mismo con sentimientos política casi completa, esta definición política cosmopolitismo moral, sino también de un cos- Por ello, Robert Goodin (1985) ha argumentado en un Estado global. Este Estado no genera-
creación de las leyes, o en la concesión de po- de lealtad o compromiso, así como la perte- del mundo es relativamente joven. Tal vez unos mopolitismo político. Donde no seríamos sim- que todas las personas cuyos intereses están ría el tipo correcto de lealtad y compromiso
der a los que crean leyes. Así que se podría pen- nencia a una historia compartida en algún cientos de años. Así que podemos preguntar- plemente ciudadanos metafóricos del mundo, afectados, o incluso pudieran ser afectados por de los sujetos para con él, lo cual sería nece-
sar en la comunidad política, no en términos sentido o una cierta confianza mutua. Este nos si es bueno que el mundo esté dividido de sino que todos seríamos ciudadanos literales una decisión política, debieran ser tomadas en sario para mantenerlo realmente en marcha.
de jurisdicciones de aplicación y jurisdicciones sentido relativo incluye la aceptación del su- esta manera, si debemos tratar de identificar de un Estado mundial. Por lo tanto, este tipo cuenta por esa institución política, pues han Así que algunos sugieren que para promover
de beneficio, sino también en términos de la jeto de su pertenencia a un grupo más grande diferentes bases para las comunidades políti- de opinión sugiere que es un error pensar en de tener algo que decir o han de poder jugar actitudes políticas es importante que haya al
fundación del poder político. Entonces, ¿quién que él mismo. Entonces, un miembro de la cas que las que tenemos actualmente, o, si en la base adecuada de la comunidad política. O algún papel en la determinación del curso de menos algunas suaves rivalidades nacionales
tiene poder político? Y, como antes, podemos comunidad política ha de poseer todas esas vez de eso, debemos repensar la idea de per- asumir, si acaso, que la base adecuada es algo esas decisiones. El resultado sería un principio y que haya mecanismos por los cuales algunos
hacer esta pregunta descriptiva o normativa- cualidades descriptivas anteriores y, además, tenecer a diferentes comunidades políticas en así como interacción e interconexión. El pro- democrático que emanciparía todos los intere- individuos son intencionalmente incluidos en
mente. Entonces, ¿quién de hecho tiene poder la persona ha de tener actitudes de lealtad e absoluto. Así que diversos teóricos han abra- pio Appia se preocupa por un Estado global, ses afectados. la comunidad política, así como mecanismos
político?, ¿y en qué medida y en qué forma?, identificación con la comunidad, lo que, en re- zado recientemente lo que llaman cosmopo- pues él dice que tal Estado tendría tres pro- Sin duda, los problemas que enfrentamos por los que otros están excluidos.
¿sería una manera de pensar en la definición ciprocidad, implicaría que el grupo, el resto de litismo. Las opiniones cosmopolitas sostienen blemas obvios. Podría fácilmente acumular ahora son realmente problemas de acción Lo que es entonces muy poco claro es si al-
de la comunidad política, pensar quién debería la supuesta comunidad, ha de tener a su vez que todos los seres humanos, sin importar su poder incontrolable, con lo que podría hacer colectiva global. Fenómenos como el cambio guna vez habrá algo así como un gobierno del
tener poder político? Quién, en algún sentido, estas actitudes de inclusión y aceptación hacia afiliación política o localización geográfica, son un gran daño. A menudo no respondería a las climático y el calentamiento global, el terroris- mundo o un Estado global. Y realmente no está
tiene derecho al poder político en una jurisdic- esa persona. o deberían ser ciudadanos de una sola comu- necesidades locales, y ciertamente reduciría la mo y la proliferación de armas nucleares, la ex- claro si sería una buena cosa o un desastre. De
ción dada. Como todo esto sugiere, podemos Podemos referirnos a estos elementos como nidad global. Hay diferentes versiones de esta variedad de la experimentación institucional de plotación económica y la desigualdad material, todos modos es muy probable que sea algo
imaginar situaciones en las que la membresía una especie de condiciones generales de apli- visión. El anglo-ghanés, Kwame Anthony Ap- la que todos podemos aprender. No es aquí el las epidemias de salud y otros casos similares muy lejano si alguna vez llega a existir. Así que
de una comunidad política, es algo que sucede cación de las comunidades políticas. A partir de piah, quien se desempeña actualmente como lugar para la discusión sobre la pertinencia o no son exactamente el tipo de problemas que un a menudo se defiende algo que tiene algunos de
en grados. El cuán plenamente es uno miembro ello quiero enfatizar que estos debates sobre profesor en Nueva York, ha defendido lo que de un Estado así, pero sí podemos cuestionar Estado global podría ser capaz de ayudarnos a estos elementos del espíritu cosmopolita detrás
de una comunidad política, se determina por cómo organizar y definir nuestras comunidades podríamos llamar cosmopolitismo moral. Así nuestro actual orden nacional, el cual puede abordar, dado que nuestra actual estructura del gobierno mundial pero sostenido en bases
cuántos de los siguientes criterios me son atri- políticas son absolutamente vitales para otras en su libro Cosmopolitismo. Ética en un mundo resultar problemático de diferentes maneras. sistémica hace muy poco en el camino de cuidar muy diferentes. La idea aquí no es que debería
buibles. En un primer caso, si todas las leyes de discusiones sobre justicia, igualdad y libertad. de extraños (Appiah, 2007), señala que hay dos Primero, como muchos han señalado, nuestro de los bienes comunes mundiales y en proveer y haber un Estado-mundo, sino que dentro del
un sistema político se aplican a esta persona. O Así es como una de las cuestiones más urgen- hilos que se entrelazan en la noción de cos- sistema actual de naciones interrelacionadas e asegurar la existencia del bien público global. Es contexto de nuestras organizaciones de esta-
si la persona es elegible para recibir todos los tes que enfrentamos es cómo definimos las mopolitismo. Una es la idea de que tenemos interdependientes implica que algunos de los cierto, como apunta Appiah, que un mal Estado do-nación entrelazadas, debería haber inmigra-
beneficios, incluidos los derechos, del sistema comunidades políticas y cuidamos sus límites y obligaciones para con los demás. Obligaciones Estados nacionales más grandes y más podero- global podría empeorar las cosas, pero un Esta- ción sin restricciones. Debemos tener, en otras
político. En segundo lugar, si la persona está fronteras con el fin de contribuir a la capacidad que se extienden más allá de aquellos con los sos dominan los acuerdos internacionales y las do global bien diseñado podría ser una verdade- palabras, fronteras abiertas a nivel mundial. Por
obligada a compartir todos los costos de apoyo de las personas para mejorar su situación, en que estamos relacionados por parentesco o organizaciones internacionales que existen. Y ra promesa para abordar estos problemas glo- lo tanto, el caso de las fronteras abiertas entra
al sistema político, o si todas las leyes restric- términos de justicia, igualdad y libertad. ciudadanía. Obligación con los otros y no sólo esto es un gran problema debido a las acciones bales urgentes. De hecho, podría ser el único en en lo que algunos consideran es el derecho legí-
tivas del sistema político se aplican a esta per- Ahora bien, estamos familiarizados con un en tanto vidas humanas, sino en tanto deposi- que las acciones de estos grandes Estados-na- el que realmente se puedan abordar estos pro- timo de las comunidades políticas existentes a
sona. Por otra parte, podemos preguntar si la mundo en el que hay muchas comunidades tarios de prácticas y creencias que les resultan ción, lugares como Estados Unidos, China, In- blemas. Otros sugieren que con las instituciones excluir a otros de la entrada. Pero ya no pode-
persona tiene algún poder político en términos políticas diferentes. Comunidades que tienen significativas. La gente es diferente, el cos- dia y Rusia, tienen profundos efectos sobre el nacionales, y las instituciones globales que ya mos abordar este tema ahora. m
de crear las leyes de ese sistema político, o si límites claros y nítidos, en su mayoría. Límites mopolita lo sabe y asume que hay mucho que resto del mundo. Así sucede ya pensemos en existen, como la ONU o la OMS, se podría hacer
la persona tiene tanto poder, como cualquier que, en muchos casos, no son fáciles de cruzar. aprender de nuestras diferencias. Debido a que la política comercial, ambiental, militar o de in- algo como esto. Creo que es una cuestión abier-
otra persona en el sistema político. Estos son Casi toda porción significativa de tierra en el hay tantas posibilidades que vale la pena explo- migración. Todas estas políticas a nivel estatal ta si ese es realmente el caso, particularmente
los factores descriptivos que podemos identi- mundo está bajo la jurisdicción de alguna co- rar, no deberíamos esperar ni desear que cada nacional tienen enormes efectos en todo el pla- dada la forma actual auto-interesada como los Referencias
ficar para saber si alguien forma parte de una munidad política u otra. Vivimos en un mundo persona o cada sociedad converjan en un único neta. Incluso cuando tenemos acuerdos inter- Estados-nación más poderosos participan en
comunidad política. Podemos, sin duda, ima- de Estados-nación entrelazados, cada uno de modo de vida. Cualesquiera que sean nues- nacionales a menudo se estructuran a través de estas instituciones y organizaciones. Appiah, K. A. (2007), Cosmopolitanism: Ethics in a World of
ginar un punto de vista en los que todos estos los cuales forma, en cierto sentido natural, su tras obligaciones para con los demás o para los intereses de estos países individuales. Así Un tipo diferente de preocupación por el Strangers, Nueva York, Penguin.
Goodin, R. (1985), Protecting the Vulnerable. A Reanalysis
criterios se requieren para ser un miembro de propia comunidad política. Muchos de estos con nosotros mismos, a menudo todos han de que vivimos en un mundo interconectado y es- cosmopolitismo político, o un Estado-mundo of Our Social Responsibilities, Chicago, The Universi-
pleno derecho de la comunidad política, o bien, Estados nacionales contienen dentro de ellos tener el derecho de seguir su propio camino. tas decisiones de la política del Estado-nación es planteado por aquellos que sostienen que ty of Chicago Press.

30 31
D E B AT E S

P R E S E N T A C I Ó N
D o nald Tr ump, el p o pulismo c o ntr a la demo cr acia

por Israel Covarrubias

L
a llegada de Donald Trump al poder ejecutivo de Estados Unidos ha dado mo-
tivo en menos de un año para acumular miles de páginas que se han vertido
alrededor de su figura. ¡Imaginemos lo que está por venir! Esta atracción re-
pulsiva, nauseabunda y completamente negativa tiene que ver directamente
con la antipatía pública y privada que el personaje provoca a partir de su infatigable
ignorancia política, su mitómana biográfica y su despilfarro de frases inconexas a tra-
vés de twitter. De hecho, pareciera que con Trump asistimos a la inauguración de
un nuevo genus democrático que hace del twitter el sucedáneo de la otrora célebre
constituency norteamericana, y de la mentira el valor axial que sustituye a la libertad
en la tierra histórica por excelencia de las libertades. En este sentido, el conjunto de
trabajos que hemos reunido en esta ocasión intentan capturar algunos de los ángulos
de los efectos que tendrá que el ascenso de Trump para la democracia como idea
“fuerte” del proyecto global que estatuyó para los próximos años y lustros.

D o nald Tr ump, el p o pulismo c o ntr a la demo cr acia


Y es que con Donald Trump, y con el populismo en general, sucede un fenómeno
extraño, que podríamos articular a través de una sentencia precisa de su obra La forma
de un bolsillo del escritor recientemente fallecido, John Berger: “tanto vemos todo,
que no distinguimos nada”. Es decir, el populismo es un fenómeno político moder-
no que siempre ha acompañado el desarrollo histórico de la democracia, a pesar de
que sus trayectorias por mucho tiempo estuvieron distantes una de otra. En nuestros
días no sucede así. Hoy el populismo acompaña y en ciertas experiencias modela a la
democracia. Esto ha importado una serie de problemas de corto y de largo plazo. El
problema es que nos quedamos casi siempre con las preocupaciones de corto plazo
y pensamos muy poco sobre aquellos problemas que esta situación generará en el
terreno mediato. Necesitamos avanzar una serie de categorizaciones que permitan
el establecimiento de directrices políticas y teóricas necesarias para lograr un análisis
de las tendencias principales que esta nueva forma de la democracia está adoptando
en nuestros días. Sobre todo porque Donald Trump es un campo de lucha de los des-
ajustes de la democracia como experiencia global, y de las vindicaciones nacionales
que cobran cada día más fuerza. ¿Populismo contra democracia? La pregunta está en
el aire, y quizá tendría que quedarse en ese estado de suspensión, ya que parece que
este cuestionamiento siempre tiene algo de cierto al tiempo que no puede alejarse de
ese extraño aire de familiaridad que hacen que el populismo y líderes como Trump no
sean tan ajenos a los ojos de millones de ciudadanos en el mundo. m

D E B AT E S
Debates — Denis Lacorne Denis Lacorne — Debates

por Denis Lacorne

Internacionalista francés de
fama mundial. Es director
de investigación en el
Centro de Investigaciones
Internacionales en el Instituto
de Estudios Políticos de París
(Sciences Po), Francia.

¿Por qué Hillary perdió las elecciones?

El gran vuelco. La
A
l final del proceso electoral del año pasado casi todos los encuestadores le
daban una pequeña ventaja de un 3 por ciento. Si bien se trata de un fra-
caso relativo, ya que ganó en votos populares con una ventaja de más 2,8

elección presidencial en millones de votos, ¿cómo explicar la derrota de Hillary Clinton? No logró
obtener la mayoría de los grandes electores del colegio electoral, Trump ganó con 306
grandes electores, más de 36 de los que necesitaba para alcanzar los 270 necesarios.

Estados Unidos y sus La derrota de Clinton se localizó sobre todo en los estados decisivos (battle-ground
states) que, generalmente, habían sido demócratas en el pasado: Wisconsin Michigan,
Pennsylvania, Ohio —estados clave de la Rust Belt, y, en el sur, Carolina del Norte y

divisiones internas* Florida. Ella ganó todos los grandes estados de la Costa Oeste y de la Costa Este: Nueva
York y California en particular. Examinar el mapa de las elecciones por condados es
revelador: si el azul corresponde a las regiones demócratas, y el rojo a las regiones
republicanas, el 80 por ciento del territorio está en rojo. Todo el Medio Oeste está
en rojo, corresponde a lo que los americanos ricos y cosmopolitas llaman el “fly over
country”, la parte del país que se ignora porque sólo se le sobrevuela. Pero la derrota
de Hillary Clinton no sólo es clara a nivel federal. De hecho, es aún más clara a nivel de
los estados federales: 33 gobernadores sobre un total de 50 son republicanos.

* Agradecemos a Pierre Nora el permiso para publicar la presente versión en español del texto publica-
do, en su versión original, en la revista Le Débat, Francia, enero-febrero de 2017. Esta versión en español
forma parte del libro: Juan Cristóbal Cruz Revueltas y Denis Lacorne, Una democracia frágil: religión,
laicidad y clases sociales en los Estados Unidos, Madrid, Marcial Pons/UMSNH (en prensa). Traducción de
Juan Cristóbal Cruz Revueltas.

34 35
Debates — Denis Lacorne Denis Lacorne — Debates

Los partidos políticos americanos son coalicio- cincuenta. Ahora bien, el candidato Trump pro- statu quo y contra las viejas élites y los fariseos a ello en los grandes estadios poblados de sus indocumentados que viven y trabajan en Esta-
nes muy heteróclitas. Del lado republicano hay ponía, a manera de buen keynesiano, aumentar en el poder, denunciando sus negociaciones, fieles, la masa jubilosa responde a coro: “¡Lock dos Unidos sin haber cometido el más mínimo
partidarios de la economía de la oferta, grandes sustancialmente los gastos del Estado, multipli- sus mentiras, su incapacidad y su hipocresía. her up, lock her up!” (¡Que la encierren, que la delito y que además pagan impuestos federa-
empresas, grandes bancos de Wall Street, com- cando el gasto en infraestructura. Un programa Pretende hablar con la verdad, desde el fondo encierren!). Es decir que los viejos tabúes de la les. A eso se suma una evidente islamofobia: se
pañías de seguros, industrias farmacéuticas, de esta naturaleza lo menos que se puede decir del corazón. Es revolucionario en el sentido que vida política, una cierta civilidad, una cierta dis- debe prohibir el acceso a Estados Unidos a todo
incluso empresas high-tech representadas por es que no está en armonía con los principios de rechaza las tradiciones, los lobbies, los grandes creción sobre lo que se puede decir o no decir, musulmán o viajero originario de un Estado
Carly Fiorina, una de las candidatas desafortu- “menos Estado” proclamado por el establish- bancos, los podridos que pueblan la ciudad de se dejaron de respetar. Presenciamos entonces bajo sospecha de terrorismo. En otras palabras,
nadas de las primarias, o por Peter Thiel, uno de ment republicano. Washington. De aquí su otro eslogan: “secar los una excepcional brutalización del discurso polí- propone un programa de discriminación siste-
los respaldos del candidato Trump. Se le deno- La habilidad de Trump se refleja en el he- pantanos insalubres” de Washington. Como un tico americano (Lilla, 2016). mática contra los musulmanes fundado sólo en
mina el “corporate America”. Estas élites están cho que supo conquistar no sólo a la América profeta, Trump rechaza las normas tradiciona- la identificación de su religión, lo que es perfec-
a favor de la limitación del Estado: menos im- profunda, sino segmentos enteros del país — les de la dominación: cultiva la inspiración súbi- tamente contrario a la Constitución de Estados
puestos, menos reglamentación (en particular obreros, habitantes de las zonas rurales y de las ta, los efectos de anuncio y los insultos groseros ¿Trump cree en los valores Unidos cuya laicidad ejemplar prohíbe toda re-
en los sectores bancarios y de energía). También pequeñas ciudades— cuyos valores son todo que serán igual número de primeras planas y de de la democracia? ferencia que privilegie o sancione una religión
rechazan todo sistema universal de seguro mé- menos multiculturales y cosmopolitas. Trump publicidad gratuita. En fin, es un “fuera de se- en particular (Lacorne, 2012).
dico. En esta coalición se encuentran también supo canalizar el resentimiento, los miedos, la rie” (Weber, 1996: 370-375). Y como se preten- Trump no tiene el menor respeto por el sistema En fin, Trump como buen líder carismático es
los partidarios del Tea Party que quieren libe- inseguridad cultural de los “pequeños blancos”, de inspirado, su audiencia se electriza con sus democrático norteamericano: las elecciones, excesivo en todo. Dice lo que los otros no se atre-
ralizar al máximo la economía, suprimir o sim- de aquellos que las élites cosmopolitas de las actos en cada etapa de su campaña, deslum- decía, si las perdía, habrían estado “alteradas”, ven a decir; se pretende siempre sincero y autén-
plificar los impuestos y desconfían del establish- grandes ciudades denominan despreciativa- brando con su grandiosa llegada en un Boeing los medios de comunicación no habrían dejado tico, en todo conforme a las dudosas normas de la
ment republicano: Ted Cruz, Marco Rubio y Ben mente como la “White Trash”, los obreros de cuya cabina está recubierta, en muy grandes de difundir falsas informaciones sobre él, et- tele-realidad; y la prueba de su “carisma” es que
Carson pertenecen a esta tradición. Del lado o los estados de la Rust Belt, cinturón de óxido letras del nombre de su marca: TRUMP (no se cétera. En cuanto a las mujeres que lo habían gana siempre ante las peores adversidades. Esto
“Trump supo canalizar el con el Tea Party se encuentran partidarios del o cinturón industrial, y de la Sun Belt, cinturón verá nunca la palabra o el símbolo del Partido acusado públicamente de acoso sexual, amena- confirma ante sus fieles el hecho que es verda-
resentimiento, los miedos lobby de armas, del desmantelamiento total del del Sol, estados del sur (Cramer, 2016; Isenberg, Republicano). zó con perseguirlas legalmente el día siguiente deramente profético, un David en interminable
Estado-providencia y una cantidad importante 2016). ¿Cómo logró esta hazaña?, ¿cómo un Manifiestamente el candidato no se formó de las elecciones. Los insultos proferidos contra lucha contra improbables Goliats. Su desprecio
y la inseguridad cultural de de obreros, incluyendo obreros sindicalizados multimillonario pudo persuadir a víctimas de la en política leyendo a los filósofos o los textos Khizr Khan y su mujer, los padres de confesión de los hechos, lo racional, lo verificable, es tam-
los «pequeños blancos».” que votaban anteriormente por el Partido De- modernización y de la globalización de la econo- clásicos de los padres fundadores del republi- musulmana y origen pakistaní de un soldado bién una de las características del líder carismá-
mócrata —aquellos que Nixon denominaba los mía americana que debían votar por él? canismo americano (Washington, Jefferson, americano muerto en Irak, las groserías ma- tico. Se ha “liberado de todo lo establecido”, lo
“hard hats”, los obreros en casco de la industria En principio porque él mismo pretende Madison, Lincoln). Su única escuela fue la chistas expresadas contra periodistas como que le permite afirmar con aplomo: “está escrito,
de la construcción, calificados más tarde de encarnar el sueño americano: partió, le gus- tele-realidad, es decir, la improvisación per- Mega Kelly o de antiguas estrellas de Miss Uni- pero yo les digo...” (cito aquí a Weber, 1996: 371).
“Reagan Democrats” bajo la administración de ta decir, de nada o de casi nada (un préstamo manente, con un máximo de vulgaridad para verse Pageant como Alicia Machado que trató Trump actúa así en la era de la realidad “postfac-
Reagan. En aquel entonces la clase obrera era de algunos miles de dólares de su padre) para épater le bourgeois. Su último biógrafo defien- de “Miss Piggy” (cerdita) porque había subido tual” y esta actitud no es única en su género. Se
minoritaria en el seno del partido del elefante. aventurarse en los bienes inmobiliarios de lujo de incluso que no ha leído un sólo libro en los algunos kilos, sin olvidar las burlas a las viejas deben asimilar sus propuestas y su programa a
Hoy, luego de los resultados del 8 de noviembre y en la construcción de casinos. La realidad es últimos treinta años. Y cuando se interroga señoras con “cabeza de perro” y los discursos aquellos de Marine Le Pen en Francia, de Erdo-
de 2016, descubrimos que la clase obrera, esta totalmente diferente —su padre le había pres- a Trump sobre sus últimas lecturas responde de vestidor del candidato otorgándose todos gan en Turquía, de Nigel Farage en Inglaterra,
pequeña parte del Partido Republicano —diga- tado catorce millones de dólares—, pero a fin invariablemente “Sin novedad en el frente” o, los derechos, en particular aquel de satisfacer de Victor Orban en Hungría y de Vladimir Putin
mos, si usamos la metáfora zoomorfa, las orejas de cuentas logró hacer creer lo contrario. Por también, “la Biblia es mi libro preferido”. sus pasiones “agarrando a las mujeres por el en Rusia. Trump es el engarce fuerte de una ca-
y la cola— se han convertido, en el cuerpo en- otra parte, su cultura, su lenguaje, sus gustos, A la primera oportunidad el candidato coño” (“grab them by the pussy”) porque, in- dena de “nacional-populismo” cuyos militantes
tero del elefante. De manera inversa, ¡las élites su vulgaridad están a tono con los gustos de Trump lanzaba anatemas contra sus adversa- sistía Trump, “cuando eres una estrella ellas te no viven en las grandes ciudades cosmopolitas
económicas, los lobbies, las clases medias su- la clase obrera americana. Encarna por lo tan- rios: Little Marco (quien mide casi 1,80 metros), dejan hacer… puedes hacer todo”. Todas estas como Estambul, Londres, Budapest, Moscú o San
periores son hoy las orejas y la cola del animal! to todos los valores de lo que se denomina en Low Energy Jeb, Lying Ted, Crooked Hillary declaraciones ilustran la extrema degradación Petersburgo, sino en las pequeñas ciudades de
¿Cómo se explica este vuelco? sociología, tras Max Weber, al líder carismático (Hillary la corrupta o la deshonesta). E iba más del discurso político americano. provincia y las zonas rurales alejadas (Fukuyama,
La respuesta está en el hecho que Trump no (Weber da el ejemplo del profeta, del jefe de lejos aún cuando denunciaba los compromisos La misoginia del candidato va de la mano 2016). Marine Le Pen, Vladimir Putin, Nigel Fara-
es un republicano tradicional, algunos dicen partido, del jefe de banda, del chamán) que se de Hillary Clinton respecto a las matanzas de con un verdadero racismo anti-latino, quienes ge, Recep Tayyip Erdogan felicitaron inmediata-
que no tiene nada de republicano. Sus valores: cree investido de una misión particular cuyo ob- Benghazi o a los correos “secretos” del Depar- se comportan como “violadores” o “mercade- mente a Trump por su victoria y, sorprendiendo
el proteccionismo, el América primero (Ame- jeto es simple y grandioso. El eslogan de Trum- tamento de Estado, dando a entender que tar- res de droga”. Se debía entonces expulsarlos a a los diplomáticos británicos, Nigel Farage, el jefe
rica First), su nostalgia, “Make America Great p,“Make America Great Again”, corresponde a de o temprano se le debería denunciar ante los todos y no sólo a los criminales, sino también a del partido Ukip, fue invitado por Trump como si
Again”, que evoca la edad de oro de los años este ideal. El líder carismático actúa contra el tribunales por sus infracciones. Y cuando alude los aproximadamente once o doce millones de fuera un enviado oficial del gobierno británico

36 37
Debates — Denis Lacorne Denis Lacorne — Debates

para discutir durante una hora las relaciones in- urbano, éste se niega a toda modificación. Y hay en México y en Asia. Pero la clase obrera está y de las clases medias superiores. La paradoja ciento de quienes tienen más de 45 años son
ternacionales en los locales lujosos de la Trump que admitir que es casi imposible modificar la también constituida por trabajadores relati- de la nueva economía numérica, como lo ha blancos de origen europeo y 37 por ciento de los
Tower de Manhattan. Los tuits de Marine Le Pen Constitución de los Estados Unidos, se requiere vamente bien remunerados que expresan un entendido el economista Daniel Cohen, es que menos de treinta años pertenecen a minorías
a Trump son muy reveladores del entusiasmo de el voto de las dos terceras partes de cada uno fuerte resentimiento contras las élites eco- ella “no logra producir un crecimiento fuerte. raciales o étnicas que votan masivamente por
esta nueva internacional. de las dos cámaras del Congreso, seguida de una nómicas y culturales de las grandes ciudades, No logra incluir a las clases medias, actúa so- el Partido Demócrata y cuyo peso será cada vez
ratificación en las tres cuartas partes de los esta- contra los riquísimos banqueros de Wall Street lamente sobre los dos extremos de la cadena, mayor en las futuras elecciones locales y presi-
dos de la Unión (Meko y Lu, 2016). (y contra Hillary Clinton quien ha sido genero- frecuentemente ocupada por los inmigrantes. denciales (Frey, 2016). En los estados clave de
Razones de su éxito: la explicación samente remunerada por sus conferencias en De golpe facilita los populismos que se carac- las Rust Belt, Trump ganó porque movilizó más
de la sociología electoral Pero hay otras razones que explican su éxito: Goldman Sachs). terizan precisamente por esta doble repulsión votos blancos que Hillary Clinton, particular-
de las élites y de los inmigrantes” (Cohen, 2016). mente de blancos mayores y poco educados, se-
En primera instancia es de constatar una baja 1. El desgaste del poder. Es excepcional en la Su resentimiento revela una fuerte inseguridad Una de las características de esta elección ducidos por su mensaje de rebelión contra Wall
tasa de participación de los electores, la más historia de Estados Unidos que el partido cultural contra el Estado-providencia, demasia- poco ordinaria es el extraordinario contraste en- Street y las élites de Washington. Clinton per-
baja desde 1996 con aproximadamente 55 por de un presidente saliente obtenga un tercer do generoso, a su parecer, con los inmigrantes, tre la América rural y la América urbana. En las dió porque, contrariamente a Obama, no supo
ciento de votos de los electores en edad de vo- mandato. Las encuestas de salida lo muestra con los afroamericanos y con los White urban grandes ciudades de más de 50 000 habitantes conseguir el voto masivo del voto étnico, de los
tar, contra 64 por ciento en 2008, ¡casi 19 millo- muy bien: 40 por ciento de los electores que- poor, y demasiado indiferente frente a la suerte la mayoría de los electores votó por Clinton (59 jóvenes, de las mujeres y de los mejor educa-
nes de electores potenciales no acudieron a las rían un cambio y 82 por ciento pensaban que de los habitantes de las zonas rurales y de las por ciento contra 35 por ciento por Trump), en dos (Frey, 2016). Insisto sobre la pobre partici-
urnas! La explicación es simple: ninguno de los Trump encarnaba mejor la idea de un cambio pequeñas ciudades, cuyos servicios públicos, las zonas rurales los resultados fueron lo opues- pación electoral: 55 por ciento de los electores
dos candidatos entusiasmaba, sus respectivas radical de política. los trabajos de mantenimiento, de las escuelas to: 62 por ciento de los electores votaron por en edad de votar. El enorme trabajo de terreno,
imágenes eran malas (en los dos casos más del 2. Un contexto económico medianamente y los centros de cuidado se degradan. Expresan Trump y 34 por ciento por Hillary Clinton. Los su- el puerta a puerta, prometido por el equipo de
60 por ciento de las opiniones negativas, en tan- favorable a Clinton: una recuperación real un resentimiento también contra las universi- burbios se dividieron: 45 por ciento de los elec- Clinton no tuvo lugar o no tuvo los efectos espe- “Trump como buen líder
to que Obama permanecía popular entre más pero moderada del crecimiento cuyos efec- dades públicas, a sus ojos demasiado elitistas tores eligieron a Clinton y 50 por ciento a Trump. rados. El uso ingenuo de big data y algoritmos
carismático es excesivo
del 50 por ciento del electorado). Pero Trump tos estaban desigualmente repartidos debi- y demasiado abiertas a las minorías étnicas y, El contraste es más sorprendente en las grandes presuntamente muy sofisticados producidos
logró movilizar de manera impresionante a los do a las secuelas aún inconvenientes de la más en general, contra los excesos de lo “polí- ciudades de más de tres millones de habitantes: por la sociedad NGP Van la incitó a hacer cam- en todo. Dice lo que los
electores masculinos, poco educados, pertene- gran recesión del 2008. ticamente correcto”, ilustrado por los curiosos 72 por ciento de los votos por Clinton y 28 por paña en los estados que contaban poco para otros no se atreven a
cientes a la clase obrera y provenientes de las 3. Una excepcional lealtad del electorado re- debates sobre los baños de las escuelas y de las ciento para Trump. Un análisis más fino de los ella, como Arizona, y a descuidar el terreno de
regiones distintas a la grandes metrópolis: pe- publicano. Muchos observadores pensaban universidades para los transgéneros. Se debe resultados muestra que las grandes ciudades de los estados clave de la Rust Belt, considerados
decir; se pretende siempre
queñas ciudades y zonas rurales o los alejados que los jóvenes republicanos, las mujeres construir ¿“WC que sean PC?” Todo eso fue el la Rust Belt como Pittsburgh, Cleveland, Detroit, como ganados por los expertos de la big data. sincero y auténtico.”
barrios periféricos urbanos. Trump ganó en las en particular, se separarían de un partido objeto de proyectos de ley discutidos en varios Flint o Milwaukee votaron masivamente por Trump despreciando las encuestas y toda suer-
regiones del Rust Belt que se pensaban pertene- cuyo candidato era notoriamente misógino. estados del sur de Estados Unidos. Resenti- Clinton. Los obreros desempleados, diga lo que te de algoritmos, funcionaba por instinto. Sólo
cientes a los demócratas y donde Clinton casi no En realidad, eso no sucedió. 90 por ciento miento, en fin, agravado por las condiciones se diga, votaron por Clinton (Lévy, 2016). contaba para él la multitud que llenaba los es-
hizo campaña: Michigan, Wisconsin y Pensilva- de los republicanos votaron por su partido, de vida precaria, problemas médicos graves y Del lado demócrata, la gran decepción viene tadios durante los desplazamientos. Sumemos
nia. Si se suman su ventaja, en estas tres regio- es decir, votaron por su interés económico visibles (la obesidad) y el abuso de opiáceos, de la menor participación electoral de elemen- a los anterior una última variable (pero cierta-
nes Trump ganó por sólo 106 916, es decir, 0,001 (menos impuestos para los mas ricos y las metanfetaminas y una tasa elevada de suicidios tos clave de la coalición del Partido Demócrata: mente no el único factor de la derrota de Hillary
por ciento de los votos. Es poco en la escala de sociedades, menos gastos federales, menos y muertes por sobredosis (10 000 muertos por los afroamericanos y los millenials o genera- Clinton): el efecto desastroso de la carta del
Estados Unidos (120 millones de electores), pero Estado-providencia, en fin, menos gobierno). año, es decir, tantos como los muertos por ho- ción Y (respecto al voto latino, algunos medios director del FBI, James Comey, que anunciaba la
eso le garantiza, con su victorias en Florida y en 4. Último factor: Trump no es el candidato típico micidio por armas de fuego). Los obreros de las ofrecieron en un primer momento la cifra de 28 reapertura de la investigación sobre los correos
Carolina del Norte, una mayoría en el colegio de de la corporate America, de las finanzas, de los periferias urbanas tenían la impresión de ser los por ciento para Trump; sin embargo, otras en- “secretos” de Hillary Clinton, once días antes
los grandes electores. Si Hillary Clinton hubiera despachos de abogados, de las empresas, de olvidados de la política y Trump parecía darles la cuestas más fiables dan un voto de sólo 18 por de las elecciones. Eso rompía el impulso de una
ganado como se pensaba en estos tres estados las cámaras de comercio. Se presentó como respuesta acertada. ciento). Pero el Partido Demócrata sigue siendo campaña que había parecido tanto más prome-
(sin ni siquiera contar Florida), habría obteni- el candidato de la “clase obrera”. Este perfil fundamentalmente un partido de jóvenes y el tedora que Hillary había ganado fácilmente los
do la mayoría necesaria de grandes electores. merece explicación. Por clase obrera se debe Partido Republicano un partido de viejos, lo que tres grandes debates presidenciales del vera-
Recuérdese: el colegio electoral es un curioso entender trabajadores poco calificados que Dos pueblos y dos Américas no le presagia un buen futuro. Entre el sector de no. Su problema: ella era, preparada y compe-
arcaísmo que favorece a los pequeños estados viven en las pequeñas ciudades o en las zonas más de 45 años, Trump ganó con una ventaja de tente, mucho más que Trump, todo el mundo
sobre los grandes. Todos los políticos concuer- periféricas urbanas y son víctimas de la glo- Una vez electo, el candidato podrá satisfacer a 6,4 millones de votos. Entre el sector de menos concordaba en ello, pero poco carismática y su
dan, se debería abolir. Pero como este sistema balización. Han perdido sus empleos porque los miembros de un partido que sigue siendo, de 45 años, Clinton ganó con una ventaja de 6,6 programa carecía de inspiración. No ofrecía la
favorece al Partido Republicano, más rural que sus empresas han cerrado para deslocalizarse al menos en el Congreso, el partido de los ricos millones de votos. En términos de “raza”, 78 por gran transformación prometida por Trump, sino

38 39
Debates — Denis Lacorne Denis Lacorne — Debates

un catálogo de medidas razonables, sin verda- sino a criminales confirmados, miembros de Por otra parte, Trump tiene previsto relanzar deliberada de debilitar los poderes de la Agen- no estará asegurado. El principio del seguro
deras prioridades, destinadas a satisfacer a los bandas violentas y otros traficantes. Las cifras de manera masiva los gastos en infraestructura cia protectora del ambiente, encargada, entre médico es muy simple: para que las compañías
jóvenes, las etnias, las familias, las mujeres, los utilizadas por él: dos o tres millones de latinos (rutas, puentes, vías ferroviarias, aeropuertos, otras cosas, de reglamentar las emisiones de de seguros logren cubrir los gastos se requiere
estudiantes (cubiertos de deudas escolares), los son fantasiosas. La realidad es más bien del or- tránsito urbano) por un monto anunciado de mil gas de efecto invernadero. Obama se compro- imperativamente que los más jóvenes (en bue-
obreros (a quienes prometía una alza sustancial den de 300 000 “criminales” que incluye a los millardos de dólares. Asimismo, propone una metió, durante el Acuerdo de París, a disminuir na salud) contribuyan al fondo común para ase-
del salario mínimo), todo acompañado de una cuarenta mil inmigrados arrestados cada año nueva política fiscal favorable a las empresas y las emisiones de CO2 de 28 por ciento sobre un gurar el rembolso de los costosos gastos de los
canasta de gastos en infraestructura, relativa- por haber atravesado ilegalmente la frontera. a los detentadores de las más grandes fortunas periodo de veinte años. Ahora bien, una ley no adultos mayores. Ahora bien, los republicanos
mente modestos, destinados a relanzar la eco- Trump tampoco podrá construir, como lo ha- con la reducción del tope máximo de impuesto tiene efectos salvo si los decretos de aplicación desean privatizar (individualizándolo) el sistema
nomía. La nominación de jueces progresistas a bía prometido, un muro infranqueable entre Es- sobre los ingreso de 39,6 a 33 por ciento, y una son firmados por el Presidente. En su defecto, de seguro médico, lo que impediría cubrir los
la Corte suprema constituía, naturalmente, un tados Unidos y México, sobre 3145 kilómetros. fuerte reducción del impuesto sobre los benefi- no sucede nada y se puede imaginar a una ad- costos de la parte destinada a ser protegida.
elementos clave de su programa, para impedir El costo del muro y su militarización estimado cios de las sociedades de 35 a 15 por ciento. Las ministración Trump que “arrastra los pies” para En fin, la medida más controvertida prome-
la marcha atrás de la jurisprudencia que legaliza a 25 mil millones de dólares es prohibitivo y ¡su consecuencias presupuestarias de tales bajas de enterrar todo o parte del Acuerdo. tida por Trump es aquella cuyas consecuencias
el aborto (Roe v. Wade, 1973) y el matrimonio protección necesitaría una armada permanente impuestos serían considerables: una pérdida de En lo que concierne las energías tradiciona- sociales serán las más considerables y consiste
gay (Obergefell v. Hodges, 2015). de 200 000 guardias fronterizos! Es evidente que 4 mil millardos de dólares sobre diez años para les, los proyectos de Trump permanecen incier- en proponer la nominación de uno y tal vez de
México no financiará la construcción del muro. el Tesoro y un enorme crecimiento de la deuda tos. Durante sus visitas como candidato en Pen- dos jueces conservadores en la Corte Suprema,
De nuevo, Trump ha echado atrás sus promesas con sus implicaciones previsibles en situación de silvania, se discutió sobre la reactivación de la para reemplazar a Scalia (fallecido en 2015) y
“Trump es el engarce Los desafíos del nuevo presidente al declarar en la misma entrevista de CBS que pleno empleo: inflación y aumento de las tasas industria del carbón. Esta iniciativa, de tono ar- a otro juez que decidirá, quizá, jubilarse. Ideal-
fuerte de una cadena de la barrera podría ser en parte “un muro” cons- de interés bancarias. Estos efectos inducidos po- caico, se antoja destinada al fracaso. Pero otras mente Trump ha prometido que nombrará un
Es difícil describir el programa político del truido en ciertas zonas geográficas, a las cuales drían, con el tiempo, tener consecuencias nega- iniciativas tiene más credibilidad, como aquella juez conservador a cargo de echar atrás la juris-
“nacional-populismo” nuevo presidente puesto que permanece muy se agregaría alambre de púas en otras zonas, tivas sobre el crecimientos rápido tan esperado, de reactivar la industria nuclear y la construc- prudencia Roe v. Wade (que legaliza el aborto)
cuyos militantes no viven evasivo sobre el contenido de sus propuestas. sin precisar cuáles. Estamos lejos del muro de que Trump no duda, de manera algo arbitraria, ción de nuevas centrales nucleares. Es probable y la jurisprudencia Obergefell v. Hodges (que
Sin embargo, se puede afirmar ya que ciertos 3000 kilómetros. Trump es un gran blofeador, y en fijar a una tasa de 4 por ciento del PIB anual. también que la administración de Trump aliente autoriza el same-sex marriage). Es por estas
en las grandes ciudades proyectos no podrán ser puestos en obra, a pe- su amigo y consejero Newt Gingrich admite con En el ámbito financiero, Trump, que si bien el desarrollo de la industria petrolera y la cons- razones que recibió el apoyo electoral sin fa-
cosmopolitas, sino en sar de las promesas electorales del candidato. cinismo que esta idea del muro infranqueable había prometido castigar a Wall Street por sus trucción del oleoducto Keyston XL, por mucho lla de los evangelistas blancos conservadores
las pequeñas ciudades Empecemos por los proyectos más punitivos: fue un buen “truco” para ganar las elecciones. excesos durante la campaña electoral, prevé in- tiempo bloqueado por Obama. (81 por ciento votaron por él, más que por el
el presidente Trump no podrá expulsar once o En fin, Trump no podrá, como lo ha afirmado troducir medidas de desregulación bancaria par- La principal medida anti-Obama prometida presidente Bush o el candidato Romney). ¿Ten-
de provincia y las zonas doce millones de inmigrantes indocumentados, varias veces durante las campañas de las prima- ticularmente favorables a los grandes bancos, por Donald Trump es la supresión de la gran ley drá éxito en estas tareas? Nada menos claro,
rurales alejadas.” salvo si edifica un verdadero Estado policíaco, rias, “romper” los tratados comerciales firmados comenzando por la supresión de la ley llamada sobre salud votada en 2008, la Affordable Care puesto que los demócratas disponen de un
capaz de perseguir a los “ilegales”, obtener con sus grandes vecinos, comenzando por el Dodd-Frank, votada luego de gran recesión de Act (o Obamacare): más fácil de decir que de ha- medio radical para bloquear las nominaciones
denuncias para arrestarlos y colocarlos en cam- TLC. No podrá tampoco imponer una tarifa de 2008, para limitar las especulaciones bancarias cer puesto que se trata de una ley votada por el a la Corte Suprema activando el procedimiento
pos de internamiento antes de repatriarlos a 45 por ciento sobre las importaciones de los excesivas y los riesgos de quiebra imprevistos, Congreso, lo que llevaría un largo proceso legis- del filibuster: no hay nominación a la Corte Su-
su país de origen. Eso debilitaría el Estado de productos fabricados en China. Los tratados fue- demasiado costosos para los contribuyentes. lativo y un poderoso movimiento de oposición prema sin una super mayoría de sesenta voces.
derecho y las libertades fundamentales de los ron firmados por el Congreso, que tendría que por parte de los principales beneficiarios de la Esta dificultad deberá incitar a Trump, si quiere
norteamericanos, tanto más que muchos “ile- decir lo suyo, y un proteccionismo excesivo pro- ley (más de 21 millones de norteamericanos). tener éxito, a presentar a los más “moderados”
gales” pertenecen a familias mixtas, compues- vocaría una guerra comercial con China y sus ve- La política del medio ambiente La privatización de los programas de salud sería de sus candidatos ultraconservadores. Pero
tas por menores nacidos en Estados Unidos (y cinos, con consecuencias desagradables para el de la administración Trump una catástrofe para los más pobres y, en par- es un hecho que dispondrá, con el tiempo, de
por lo tanto ciudadanos americanos), familiares consumidor norteamericano y la industria local, ticular, para aquellos que deben ya someterse poderes excepcionales rara vez reunidos por
que disponen de un permiso de trabajo y otros puesto que cinco millones de trabajadores esta- La política ambiental de la administración a tratamientos médicos de larga duración o a un presidente americano: una triple mayoría
indocumentados, pero con trabajo estable. En dounidenses viven de la exportación. Cambios o Trump tendrá consecuencias desfavorables ciertos procedimientos quirúrgicos particular- en el senado, la Cámara de representantes y,
el mejor de los casos, la administración Trump mejoras podrán realizarse al TLC, pero sin más. para el “Acuerdo de París”, firmado por Obama mente costosos. Hasta última noticia, Trump pronto, en la Corte Suprema. Esta unidad de
continuará el programa ya puesto en marcha El programa económico de Trump es entonces pero que no está legally binding (no tiene valor estaría reticente en desmantelar completamen- apariencia esconde serios conflictos internos
por Obama: la expulsión de casi tres millones una curiosa mezcla de medidas keynesianas, de tratado en Estados Unidos). Trump podría te la ACA y propondría incluso preservar los que debilitarán la presidencia de Trump: su
de indocumentados entre 2009 y 2016. De destinadas al relanzamiento de la economía y anunciar el retiro de Estados Unidos (lo que no elementos protectores de la ley. En este ámbito programa económico contradice el conserva-
hecho, Trump anunció, durante una entrevista el empleo, y elementos ultraliberales, inspira- tendría efecto sino en tres años) o, lo que es más también parece echar marcha atrás sus prome- tismo presupuestario de las élites republicanas
con CBS News (el programa “60 minutos” del dos del sistema económico de la oferta, en otro probable, una desaceleración de los compromi- sas, aún si no está claro que pueda “salvar” los y su menos impuestos para los más ricos le hará
13 de noviembre de 2016) que no expulsaría tiempo defendido por la administración Reagan. sos americanos acompañado por una voluntad fragmentos de una ley cuyo financiamiento ya perder parte de la estima de los “pequeños

40 41
Debates — Denis Lacorne Israel Covarrubias — Debates

“Presenciamos una excepcional


brutalización del discurso
político americano.”

blancos”, desilusionados por sus arreglos con origen europeo son aún mayoritarios. En cuan- las calendas griegas, y el bloqueo de su política por Israel Covarrubias
Wall Street, con el establishment republicano y to a la América de las etnias y de los mestizos, de inmigración por parte de los jueces de los
con los lobistas de todo tipo que cortejan ya a ella se limita, principalmente, a las grandes estados de la federación, Trump descubre que Profesor investigador de
sus cercanos (véase la carta del 15 noviembre metrópolis de la costa este y oeste de Estados el poder ejecutivo de un presidente americano tiempo completo en la
Universidad Autónoma de la
del senador Elizabeth Warren a Trump). Unidos, a las cuales se suman algunas grandes no es tan fuerte como lo había imaginado. Los
Ciudad de México. Director
El futuro es incierto puesto que el Partido áreas metropolitanas del sur (como Dallas, contrapoderes son numerosos, comenzando editorial de metapolítica.
Republicano está profundamente dividido. Las Houston, Austin, Tampa, Santa Fe, El Pazo) y del por el poder de la prensa, el poder de los jueces
malas lenguas dicen incluso que es un partido Midwest (como Chicago, Detroit y Milwaukee). y el poder de una minoría ultra-conservadora
que funciona como un “pelotón de ejecución La diferencia entre las dos Américas es por lo de representantes republicanos, los miembros
en forma de círculo” (a circular firing squad).01 tanto geográfica, rurales contra urbanos, para del Freedom Caucus, que votaron contra el pro-
Es de esperarse una larga noche de los Cuchi- decirlo rápidamente. Pero ella es sobre todo de yecto de desmantelamiento del Obamacare,
llos Largos. Las premisas de estas dificultades tipo cultural. Hay “dos pueblos que se enfren- demasiado moderado a su parecer. El arte de
ya eran visibles al día siguiente de la elección tan”(Lévy, 2016), con dos concepciones antagó- la negociación (the art of the deal) de un patrón

Donald Trump, el populismo


de Trump: consejeros dando su renuncia pre- nicas de la convivencia: los blancos “de cepa” inmobiliario es muy distinto del arte de gobier-
cipitadamente, otros exigiendo puestos de de origen europeo que se sienten despreciados no, un arte que parece, por ahora, escapar de
alto nivel y Trump divido entre su deseo de dar por las élites cosmopolitas, los meritócratas y las capacidades del nuevo presidente. m
gusto a uno y a otros —en el Congreso, en su
familia, entre sus seguidores— instaló en la
los sobre diplomados de las grandes metrópolis
de los dos costas. Estos últimos permanecen
y la negación de la política
cima del Estado una verdadera hidra con dos muy apegados a las formas más modernas de
cabezas al nombrar a Reince Priebus como multiculturalismo y de las políticas de género y
chief of staff (jefe de gabinete) de la Casa diversidad. Es entre ellos que se encuentran los
Blanca y a Stephen Bannon como “estratega” menos religioso de los americanos: 36 por cien-
en jefe. El primero, presidente del Comité Na- to de entre ellos, con menos de 30 años y con
cional del Partido Republicano, es un cercano más diplomas, se declaran “sin religión”. Frente El ascenso de la improvisación como regla

V
a Paul Ryan, el speaker del Grand Old Party; a Trump, el campeón de una América blanca Referencias
el segundo, que dirigió la campaña de Trump, y cristiana, se encuentran los progresistas del ivimos una época marcada por la improvisación. Si Así, la democracia fue una respuesta de continuidad de cara a
es un compañero de ruta de la ultra derecha Partido Demócrata: su paladín, Tom Pérez, ex Cohen, D. (2016), “Interview”, Journal du Dimanche, 13 de el siglo XX fue el siglo de las guerras también fue la situación inobjetable e intensa de la violencia del laboratorio
(Alt Right) norteamericana, otrora patrón del ministro del trabajo de Barack Obama (egresa- noviembre. el siglo de la Gran Política (con mayúsculas), y eso político presente en las formas antidemocráticas que la comba-
Cramer, K. (2016), The Politics of Resentment. Rural Cons-
Breitbar News Network. Este sitio mediático, do de la Brown University y de la Harvard Law ciousness in Wisconsin and the Rise of Scott Walker,
significaba básicamente una apuesta por los proyec- tieron. ¿Cómo podemos pensar el desarrollo de la democracia
célebre entre los supremacistas blancos que School), el primer latino nombrado presidente Chicago, Chicago University Press. tos de mediano y largo plazo. No se miraba únicamente a lo sin el desarrollo del genus autoritario y totalitario? A pesar de
publica frecuentemente artículos xenófobos, del Democratic National Committee; y Keith Frey, W. (2016), “The Demographic Blowback that Elected inmediato, sino que a partir del ojo de la cerradura que ésta este “detalle” analítico, pero sobre todo histórico y politológico,
Donald Trump”, Brookings, 10 de noviembre.
racistas y antisemitas, es uno de los más abier- Ellison, un afroamericano de confesión musul- Fukuyama, F. (2016), “Liberal Elites Need to Listen and cara dejaba ver, se caminaba mucho más allá del presentismo la política y sobre todo los políticos del siglo XX, en particular
tos a los proyectos de extrema derecha euro- mana, el primer caso en el Congreso que tomó Think about Social Equality as a Top-Drawer Issue”, intrínseco a la vida política de las sociedades que el siglo veía aquellos que jugaron en el genus democrático (i.e. Franklin D.
Financial Times, 13 de noviembre.
pea. Conocido por sus declaraciones icono- juramente sobre el Corán. Ellison tendrá la ta- nacer. Es verdad que la gran política produjo varios de los movi- Roosevelt, Winston Churchill, Charles de Gaulle, etcétera),
Isenberg, N. (2016), White Trash. The 400-year Untold His-
clastas y por su desprecio total de las élites de rea de acompañar a Pérez en la difícil recons- tory of Class en America, Nueva York, Viking. mientos de masas más atroces en la historia del mundo, como tuvieron un rol fundamental en la creación de instituciones
Washington, Bannon se define como un “an- trucción del Partido Demócrata, una tarea par- Lacorne, D. (2012), De la religion en Amérique, París, Galli- fueron los totalitarismos de derecha e izquierda, aunque estos democráticas nacionales, y también de instituciones que
mard, nueva edición actualizada.
ti-establishment leninist” (Woodruff, 2016). ticularmente ingrata puesto que la mayoría de Lévy, J. (2016), “Les riches ont voté Trump, les villes Clin- fenómenos le abrieron la puerta a la democracia como opción controlarían en su momento la anarquía del concierto entre las
Hoy en día hay en Estados Unidos dos Amé- los estados de la Federación están controlados ton”, Le Monde, 17 de noviembre. en lo inmediato y en el largo plazo. Nadie se ha preguntado naciones a nivel supranacional, a partir de la invención de reglas
Lilla, M. (2016), “L’idéologie de la diversité a effacé le
ricas: la América de los obreros del Midwest por los republicanos (68 sobre 99), así como que hubiera pasado si el nacional socialismo, el estalinismo y el y respuestas a las exigencias de lo social, para lo cual hicieron
grand récit de l’histoire américaine”, Le Figaro, 15 de
(Medio Oeste) y de la Rust Belt (Cinturón de la mayoría de los puestos de gobernador (33 noviembre. fascismo jamás hubieran tenido lugar. Es decir, ¿la democracia uso sistemático del arte de gobernar, incluida la temida razón
óxido), y también del Oeste interior (alejada sobre 50). Todo dependerá, finalmente, de las Meko, Tim y D. Lu (2016), “How Trump Won the Presiden- habría sobrevivido y sobre todo expandido con la velocidad y de Estado, que parece ser la única figura arquitectónica que fue
cy with Razor-thin Margins en Swing States”, Washin-
del Pacífico) y el Deep South (el Sur profundo). elecciones legislativas de 2018 y de los errores gton Post, 11 de noviembre.
la fuerza que se desarrolló a lo largo de la segunda mitad del importada del siglo XX a nuestro pequeño siglo XXI. “El siglo XX”,
Ahí la población está dispersa y los blancos de o de los fracasos de un presidente autoritario, Weber, M. (1996), “L’éthique économique des religions siglo XX? Teniendo enemigos políticos definidos con nombre y señala Mario Tronti (2012: 18), “ha revelado las dos caras de la
irracional e incontrolable. Pero ya con el fraca- mondiales (1915-1920)”, en M. Weber, Sociologie des apellido, y con las víctimas que los totalitarismos produjeron política: el rostro demoníaco del poder y el rostro sacralizado
religions, París, Gallimard.
01 . Retomo esta expresión del politólogo Bruce Cain de so mayor del 24 de marzo de 2017 en su intento Woodruff, B. (2016), “Will the Trump White House be a por aquí y por allá (contables por millones), era casi imposible del empeño”. Entonces, si en el siglo pasado existieron grandes
la Universidad de Stanford. Cage Match?”, The Daily Beast, 14 de noviembre.
de abolir el Obamacare, diferido ahora hasta no pensar y dar un viraje radical hacia la democracia. liderazgos políticos, robustecidos ideológicamente (siempre a

42 43
Debates — Israel Covarrubias Israel Covarrubias — Debates

favor o en contra de la democracia), la política democráticas. Sobre el particular, John Dunn como reacciones a decisiones vinculantes desde experiencias con la democracia en los primeros pocos, tan pocos que son reconocidos como
era un dispositivo de gubernamentalidad sentencia: “Lo que dotó de tanta prominencia el punto de vista de la representación jurídi- lustros del siglo XXI. Por el otro, la neoliberali- oligocracia, plutocracia, o mejor aún, kakisto-
eficaz y creíble, con una capacidad inédita de mundial al término ‘democracia’ fue la larga co-política, con lo que se tiende a la afectación zación de los gestos del poder tradicional que cracia, aproximarse a ellos no nos vuelve ven-
movilización de las sociedades que salían de la batalla de posguerra contra la Unión Soviética profunda de la posibilidad de “densificación” adopta modalidades biopolíticas, muestra que cedores por contigüidad. De hecho, es la proxi-
guerra (en el caso de la experiencia europea), y sus aliados. Desde sus orígenes, la disputa de lo político a través de las distinciones ideo- con cada intento de abandono o rechazo, este midad, o dicho llanamente la “cutaneidad” con
pero también de aquellas otras que habían sin duda fue entre los defensores del orden lógicas y “prácticas” entre derecha e izquierda, poder termina por viralizar su imagen, por lo lo político, el dispositivo más exitoso que tiene
puesto en marcha la integración de las masas del egoísmo y aquellos que le deseaban el mal entre progresistas y conservadores, entre com- que resulta imposible su perforación. Al contra- el poder kakistocrático (como Maduro en Vene-
a la política, como sucedió con los populismos abiertamente” (Dunn, 2014: 250). Más reciente, promiso y desequilibrio social, entre inclusión y rio, la permanente puesta en entredicho de sus zuela), oligocrático (como el PRI en México), o
latinoamericanos de la primera mitad del siglo aparece con mucha fuerza la hegemonía de la exclusión (Revelli, 2015). De este modo, no es lógicas permite que siga reproduciéndose para plutocrático (como Donald Trump) que, bajo su
pasado (Germani, 1966).01 transparencia sobre todo tipo de poder público, fortuito que para el pensador político Claude conseguir la consolidación del proceso de “go- forma populista, hacen de sus ficciones políticas
En sentido opuesto, el siglo XXI es el siglo de que curiosamente empuja a exigir un nuevo de- Lefort, la democracia contemporánea suponga bernanza sin gobierno” que es el estandarte del un continuo pasaje de arriba hacia abajo, inflan-
la improvisación y la negación de la política. No recho al secreto relacionado de manera directa la “disolución de los referentes de la certeza”. “arte” de gobernar en la democracia del siglo do en extremo el principio convencional de la
sólo la negación de la Gran Política, sino que con la posibilidad de desarrollo de la intimidad y En este sentido, agrega: XXI, incluida la contestación que es inherente a soberanía en una esfera donde cualquiera se
también negación de la política minúscula, que la vida privada. En fin, el problema es que el fe- este proceso (Greppi, 2012: 101). puede identificar con cualquiera. Esto pone en
fue, hoy lo podemos constatar, una respuesta nómeno global de democratización enmarcado Inaugura [la democracia] una historia en evidencia un distanciamiento entre lo público
totalmente discontinua al colapso simbólico e mutatis mutandis en el último tercio del siglo XX la que los hombres experimentan una y lo común en la democracia, donde lo común
histórico del siglo XX. Es decir, si se trataba de difícilmente reparó en el problema de la discon- indeterminación última respecto al funda- ¿Populismo contra democracia? no logra articular el diseño de la topografía del
volver al mundo democrático, era necesario tinuidad que inauguró la apertura al siglo XXI. Y mento del poder, de la ley y del saber, y res- espacio de lo público a través del “secreto” in-
desinflar los grandes proyectos de la política 02 no sólo la discontinuidad, sino los efectos que pecto al fundamento de la relación del uno El populismo que hoy toma como trampolín a evitable (o indeterminación, según Lefort) de
“El siglo XX ha revelado para dar paso a las múltiples iniciativas micro- ésta produce, y entre los que se cuentan el auge con el otro en todos los registros de la vida la democracia, es una subespecie política que lo que significa vivir en común: aproximación,
social (allí donde antaño se enunciaba la
las dos caras de la política: políticas que comenzaban a exigir su reconoci- de la negación de la política “a la Trump”. pretende volver a colocar el campo de la certe- conflicto, comunión en la profundidad de nues-
miento en la arena tradicional de la democracia. “Nuestra herencia nos fue legada sin testa- división, en particular la división entre los za a esa interrogante sin fin que supone lo po- tras escisiones. Este movimiento quedo plas-
el rostro demoníaco De aquí, pues, que las expresiones de la mi- mento alguno”, sugiere Hannah Arendt a partir titulares de la autoridad y los que estaban lítico de la democracia. Es un acontecimiento mado en el episodio de las elecciones francesas
del poder y el rostro cropolítica se ligaron con la emergencia de la de un aforismo de René Chair (Arendt, 2008: sujetos a ella, en función de creencias en que ha operado como suplencia de la imposibi- de 2017: mientras Marine Le Pen encabeza un
semántica de la sociedad civil que colonizó el 75). Por ello, la discontinuidad se expresa no una naturaleza de las cosas, o en un princi- lidad de representación total de la democracia nuevo modo de hacer política que hace coin-
sacralizado del empeño”. debate de los años ochenta y noventa del siglo sólo con el pasaje al siglo XXI, sino con el ale- pio sobrenatural). Esto es lo que me lleva a misma, pues la democracia contemporánea no cidir “plenamente” el carácter supra-político
pasado; así como con el ascenso de la discusión jamiento irreversible de las camisas de fuerza creer que en la práctica social se despliega, logra sustraer sus estrategias de producción de (arriba) con el rango infra-político (abajo) de la
sobre la diferencia y en general la figura (aún que otorgaban confianza y sentido pleno a la sin saberlo los actores, una interrogación legitimidad de la continua acción de la política, exclusión contenida en el juego de la soberanía
hoy inquietante) del “otro”; también se articula- sociedad a lo largo del siglo XX: la Corporación, para la que nadie tiene respuesta y a la que en donde sus límites son bordados por el dere- democrática, Emmanuel Macron hizo suspirar
ron con el problema de los éxodos de vario tipo el Sindicato, la Organización, el Partido, la Gue- el trabajo ideológico, llamado siempre a cho y la ley, con lo que vuelven a la democracia a propios y extraños con la posibilidad de una
que ya desde entonces se vislumbraban como rrilla, el Movimiento, etcétera. La lista era tan restituir la certeza, no consigue poner un un juego político necesario para la edificación nueva política democrática, a un tiempo neoli-
una catástrofe anunciada a la mañana siguiente larga como experiencias reclamaban su campo término (Lefort, 2004: 50). de los canales de realización de la promesa de beral y progresista, sensible a las confrontacio-
del colapso de la ex Unión Soviética, que, por su de visibilidad. Esta respuesta discontinua, frag- la política. Esa promesa se volverá parcialmen- nes con el otro y con ciertos extraños.
parte, fue la escansión que dio lugar a la expan- mentaria, molecular, tuvo sus mayores logros Por un lado, el resultado de esta pérdida de te real a partir de que “aparecen” los disposi- Un primer elemento por subrayar del popu-
sión de la política minúscula, y al recambio de precisamente con el cambio de siglo, pero no certezas y emergencia de la indeterminación de tivos de encuadre del sueño de un gobierno lismo que recorre el mundo de la democracia
la era de la militancia por la era de las baratijas pudo echar raíces03 en la vida pública de las lo político, que puede ser efecto de la ausencia que cumple, “de algún modo”, la imposibilidad. es su proclividad al uso de las técnicas que le
democracias, salvo a través de la permanencia de “testamento” según Chair y Arendt, es la Es aquí donde comienza la discusión sobre el ofrece el nuevo principado de lo informático
01 . En el interregno, tenemos la historia (violentísima, y emergencia de ciclos intermitentes de pro- atomización de las prácticas del contrapoder, ya populismo, ya que tiene más relación con la y lo virtual, que coloca en el rango de radical
por cierto) de los múltiples procesos de descolonización,
testa que tienen lugar de manera anárquica en que en su lucha por la des-jerarquización del es- edificación de ciertos canales de realización de igualación, aunque no sea democrática ni eco-
donde sus secuelas siguen abasteciendo del combusti-
ble necesario para que la belicosidad entre identidades diversas latitudes, y que terminan definiéndose tilo que suponía el liderazgo político “fuerte” y la promesa de la política y menos con el estilo nómica, a cualquiera con todo el mundo, coro-
y naciones siga siendo un motor de la política internacio- “vertical” heredado del siglo XX y también en su demagógico de su reproducción. nando la poca o nula exigibilidad por la diferen-
nal de nuestros días.
03. “Por ello”, dice Arendt (2008: 77), “la resolución de recurrente querella contra toda noción de auto- Por ello, en la época de la negación de la ciación, y haciendo del analfabetismo el triunfo
02 . Por ejemplo, el 68 es un “pequeño” gran proyecto de la metáfora de Chair: sin testamento o, para resolver la
ridad, terminaron por fusionarse con el carácter política, estar del lado de los vencedores o de total de la ignorancia, con lo que se consolida
“compromiso” de la Política en la lógica de la política mi- metáfora, sin tradición […] parece no haber ninguna con-
tinuidad legada en el tiempo”. paradigmático de la neoliberalización de los es- los vencidos es una experiencia idéntica. Si sa- el campo de la improvisación como “arte” de
núscula en la segunda mitad del siglo XX.
pacios vitales que producía en su desarrollo las bemos que los vencedores siempre son muy lo político. Lefort lo comprendió bien: “cuando

44 45
Debates — Israel Covarrubias Israel Covarrubias — Debates

el poder parece caer en el plano de lo real y un antecedente reciente de la tensión abierta “el destinatario [no el actor principal de la es- incluso el aire jactancioso, el protagonismo (“alguien nos debe, alguien tiene que pagarla”),
aparece como alguna cosa particular al servicio entre continuidad y discontinuidad de la de- cenificación] de un estilo comunicativo popular de las cuestiones relativas a su cabello y y estar fuera de la estructura “normal” de las
de los intereses y de los apetitos de vulgares mocracia, pero también de la institucionaliza- (o mejor aún, ‘pop’, como la música)” (Revelli, lo voluptuoso de los lúbricos programas identidades políticas.
ambiciosos, para decirlo brevemente: cuando ción de la improvisación y de la negación de 2017: 206). Entonces, el pueblo es un pretexto televisivos del italiano y los concursos de La idea de política negativa ya había sido
se muestra dentro de la sociedad, y al mismo la política. En su momento, este personaje era en la dinámica de la improvisación de nuestra Miss Universo de Trump […] Tal vez Putin se sugerida por el sociólogo francés Pierre Rosan-
tiempo ésta aparece fragmentada, entonces percibido por amplios sectores de la sociedad época, ya que termina alejado de su principio le parezca aún más en cuanto maestro en vallon en su obra Contrademocracia. La política
se desarrolla el fantasma del pueblo-uno, la italiana, incluso si era una idea un poco exage- histórico de ser la “base” de la soberanía políti- el arte de presentarse con distintas caras y en la era de la desconfianza, donde la identi-
búsqueda de una identidad sustancial, de un rada, como el arquetipo del italiano medio, es ca de la democracia. Finalmente, los tres perso- en el de sacar partido de la poses de tipo fica como un viraje radical en las formas de
cuerpo social soldado a su cabeza, de un poder decir, “cordial y generoso pero al mismo tiempo najes se colocan en un campo de distanciamien- duro y el resentimiento de la clase obrera. creación en la democracia contemporánea. Es
encarnador, de un Estado libre de división” (Le- superficial y poco fiable” (Ginsborg, 2003: 24); to con relación al pasado pero también frente Con todo, el de Trump es un fenómeno decir, se desplaza el núcleo de las plataformas
fort, 2004: 50). asimismo, como un self-made man: un perso- al presente (Revelli, 2017: 207), para dar rienda nuevo que encaja a la perfección en una programáticas de gobierno (oferta partidista,
Un segundo elemento está en sintonía con naje creado con sus propias manos y capacida- suelta a la especulación sobre las expectativas era de entretenimiento en la red y de ver- regional, identitaria) como diferenciación entre
el debate filosófico reciente sobre la “post-ver- des, lo que le permitió su rápida inclusión en sociales alrededor del futuro (en este sentido es dadera confusión respecto de lo que tiene oponentes por el escándalo y el develamiento
dad”, que está vinculado con la sedimentación las mitologías del triunfo y el esfuerzo egoísta fascinante el eslogan de Trump: “Make America de virtual la realidad. No habría tenido de los “crímenes” cometidos o imaginados por
de la mentira como deporte político en las de- que tanto atraen a las sociedades de consumo Great Again!”). éxito en los tiempos en los que los medios los otros candidatos en competencia. Aquí es
mocracias. Los expertos en estudios de opinión opulento. En este sentido, era exacto el retrato Esta fotografía puede funcionar también transmitían un mensaje distinto y el públi- donde se enquista el uso sistemático de las fake
y encuestas que pretenden indicar la “realidad” de él como “un pequeño hombre con grandes para un amigo íntimo de Berlusconi, como lo co se centraba en anhelos espirituales más news, que ya era una práctica corriente en los
de lo real que toda política contiene, tendrán apetitos” (Ginsborg, 2003: 24). La puesta en es- es Vladimir Putin. Incluso funciona para Trump, intensos o reclamaba una política más en- procesos electorales norteamericanos o en “vías
que abocarse a la construcción de un índice cena del berlusconismo estuvo supeditada a un aunque aquí la idea de “pequeño hombre” no jundiosa ( James, 2016: 50-51). de norteamericanización”, aunque la falsifica-
de densificación de la mentira como forma de intento sistemático por lograr el establecimien- encaja, pues como es sabido hay una suerte ción de las noticias sirvan mejor al poder electo.
legitimación democrática, que interactúe junto to de una república “ejecutivo-parlamentaria”, de fascinacion “trumpista” por su tamaño cór- “Es por lo tanto”, dice Rosanvallon (2007: 177), “El siglo XXI es el siglo
¿Qué hay de nuevo con la
a los índices de libertades, de corrupción, de dada la fuerza que deseaba conferir al poder poreo. Como sea, Berlusconi es el antecedente “mucho más ‘rentable’ demoler al competidor
de la improvisación y la
transparencia, de buen gobierno, de rendición del primer ministro encarnado en su figura por inmediato del ascenso de la improvisación y la negación de la política? que hacer valer los méritos propios”. La altera-
de cuentas, de control político, y de tantos otros encima de los límites parlamentarios. Sin em- negación de la política que encabeza hoy Do- ción del proceso democrático es preocupante: la negación de la política.”
índices que día a día se suman a la comunica- bargo, el berlusconismo sólo fue la puerta de nald Trump. En un ensayo reciente, el filósofo La burbuja del populismo explotó con el triun- soberanía que colma simbólicamente el núcleo
ción política de la democracia. Más aún, porque entrada. Su ocaso político que coincide con su norteamericano James Aaron es contundente al fo de Donald Trump, quien se coloca como el vacío de la democracia se transforma en una
los peligros de la democracia no son los campos senilidad y su caótica vida privada, incluida su equiparar a Trump con Berlusconi y Putin: efecto de esta nueva página en la historia de suerte de “soberanía negativa” en ese juego de
minados en la mitología del afuera, que tantas perversa vida sexual, permitió la germinación la democracia que fue gestándose desde el úl- ida y vuelta (de arriba hacia abajo y viceversa):
ocasiones es llamado como fuente de escarnio y el desarrollo de otros liderazgos populistas La ascensión de Trump encaja con tenden- timo tercio del siglo XX, no es un simple sínto-
y legitimación de lo propio, sino en la conforma- análogos al de Berlusconi y que lo sustituyen, cias más amplias en una globalización del ma de nuestro tiempo, aunque vivimos en una El desarrollo contemporáneo de estas for-
ción de los límites internos de su comunidad. como el del actor cómico Giuseppe Piero Grillo, sálvese quien pueda que ha alzado a posi- época sintomatológica. Por ello, el magnate mas de obstrucción [la política negativa]
Junto a la preocupación sobre el lugar que “Beppe Grillo” (“grillismo”) o el del moderado ciones de relieve a diversos dirigentes po- norteamericano es un capítulo central de la no debería asimilarse a un movimiento de
ocupa la mentira en la discursividad democráti- de izquierda, Mateo Renzi (“renzismo”) (Reve- pulistas en toda Europa, impulsados por la negación de la política, con independencia de despolitización. El “ciudadano negativo”
ca, hay que trabajar también sobre el fenómeno lli, 2017: 205). Los tres personajes han sido tan nostalgia nacionalista, las reivindicaciones la duración de su mandato. Sin embargo, esto no es un ciudadano pasivo. Con la expre-
de la colonización del espacio público-político a flácidos en el terreno de las ideas que lograron de clase y la inseguridad económica. Las no quiere decir que el siglo XXI sea el siglo de sión de su escepticismo y su desasosiego,
causa del incremento de la participación de los abarcar todo el espectro ideológico, compar- comparaciones fáciles que se le han hecho la “política negativa”. La negación de la política afirma en efecto su fuerte presencia en el
medios de comunicación que dejaron de ser ca- tiendo una fuerte personalización centrada en con Hitler o Mussolini me parecen exa- es el siguiente escalón de la política negativa, espacio público. […] Hay una suerte de par-
jas de resonancia de los distintos sectores socia- el ego político (Renzi renunció luego del fracaso geradas: Trump carece de una ideología aunque al igual que esta última se coloque en ticipación en la vida pública, pero es esen-
les, y son actores que modelan a la política, a su del referéndum constitucional de 2016) que tra- sólida, por más que lo acerquen a ellos su la espiral sin fin del pluralismo radicalizado de cialmente hostil. Hay un compromiso, pero
lengua y a sus palabras; y de hecho, en muchas baja en la rutinización de la negación de la po- personalidad arrolladora y sus tendencias la democracia, donde cualquiera puede entrar a favor de un rechazo. Se toma la palabra,
ocasiones (y parece que es la regla) no traducen lítica (en este caso de aquella democrática re- autoritarias. Sin embargo, hablando de Ita- a jugar en la democrática si logra la generación pero lo que domina es el lenguaje acotado
las formas de sociabilidad “deseables” y “nece- presentacional) a través de un “mecanismo de lia, sí guarda una similitud notable con el de una opción política a partir de ciertas y muy de las consignas o de la desaprobación.
sarias” de las prácticas democráticas. des-intermediación” soportado en la comunica- burdo magnante de los medios de comu- claras condiciones: tener dinero, capacidad de Por lo tanto, conviene hablar de una sobe-
En este sentido, el fenómeno del ascenso y ción directa con los sectores sociales ocultados nicación de masas y antiguo primer minis- exposición en redes sociales y medios de comu- ranía negativa. Y esto, tanto más, dado que
caída de Silvio Berlusconi o “berlusconismo” es bajo el vocablo “pueblo”, que termina siendo tro Silvio Berlusconi, con quien comparte nicación, construir una plataforma vengativa lo propio de los poderes de obstrucción,

46 47
Debates — Israel Covarrubias Israel Covarrubias — Debates

así como el de todos los demás poderes de en los sistemas de expectativas de sectores muy 2016: 51 y ss.). Para la autora, esa neoliberaliza- por primera vez sin saber qué significa histórica su campo discursivo al pueblo como abstrac-
desconfianza, es, de hecho, su ejercicio di- amplios de las sociedades donde tienen lugar. ción de la democracia supone el establecimien- y políticamente el bien común. En efecto, la sen- ción política.04 Ambas modalidades no dejan
recto. La democracia negativa es también, Por ello, a la era del consenso de la demo- to de una forma de racionalidad que es a un tencia de Merkel estuvo dirigida a Trump y a su de ser destinatarios de esa carta sin fin que
por ello, un sustituto de la democracia cracia después de la caída del Muro de Berlín tiempo una forma de normativización (produce populismo, pero también apuntó hacia el desafío el líder escribe todos los días. En este sentido,
directa, una suerte de democracia directa y del colapso de diversas formas de gobierno leyes), una forma de normalización (produce un que conlleva el fenómeno de la americanización el populismo se constituye a través de estos
regresiva (Rosanvallon, 2007: 183-184). antagonicas a ésta, sigue la era de la globali- tipo específico de subjetividad), y una forma de de la democracia a nivel global, en un momento dos tiempos, de estas dos maneras de volver
zación de la democracia por medio de su frag- gobierno (produce una democracia “sin atribu- donde las opciones son escasas. un referente “tangible” al pueblo; es una caja
La cuestión es preocupante por su patética sim- mentación nacional. Más aún, el sucedáneo de tos”) (Brown, 2016: 64). Este triple desafío ha Expresiones como “es un peligro”, “no pue- de resonancia (un “altavoz”) en ciertos perio-
plicidad: es necesario observar los modos de la política negativa es el populismo en el seno sido revitalizado con la figura de Trump. de ser presidente”, “lo van a renunciar”, “hay dos de cambio marcados por un discreto o
claudicación de la articulación clásica de la co- de la democracia, que está además sostenido que esperar la respuesta de los otros poderes”, mediocre rendimiento de las instituciones de
munidad política democrática, porque los “pode- completamente con la dinámica del capitalis- etcétera, son moneda común de las observa- gobierno, sobre todo con relación a la ficción
res de obstrucción” de la política negativa inhe- mo contemporáneo. Es aquí donde está una Corolario: ¿para qué ciones cotidianas sobre el populismo, aunque de que el tiempo se abrirá a una nueva for-
rente al juego democrático comparten espacio de sus causas principales de emergencia. Por necesitamos a la política? importan un núcleo de enemistad que puede ma política donde la sociedad terminará por
político con los signos característicos de nuestro vez primera hay una “plena coincidencia” entre generar grandes movilizaciones negativas para densificarse con otras tesituras. Parece que lo
tiempo. La negación de la política es una figura capitalismo, democracia y mercantilización de La improvisación política del populismo en la la política democrática, como lo ha sido his- peor está por venir. m
fundamental de este proceso. Al lado de las po- la idea de pueblo como directriz de la repro- democracia es aquella que está completamen- tóricamente el primado de la metafísica de la
sibilidades de desarrollo del pluralismo y de cier- ducción política del capital. Es un fenómeno te alejada de la acción creativa y sus técnicas, política (nazismo, fascismo) que tanto trabajo
tos niveles de igualdad, la sociedad democrática, inédito que en Trump encuentra su evidencia donde precisamente improvisar es una regla, costó su erradicación en el siglo pasado. Es po-
con la pretensión de mantenerse siempre “abier- histórica. Por eso, el caso norteamericano no no una excepción para abrir el tiempo a la in- sible sostener que la insurgencia del populismo
ta” al otro “imaginado” o “real”, permitió —de es un accidente, es el resultado de la evolución novación. La improvisación de nuestra época se explica más por la serie de clivajes políticos
“Se consolida el campo hecho, no podía negarse— el incremento de los de la democracia y del desarrollo del capitalis- legitima las pifias y las mentiras como razón de que dan estabilidad al empujar una y otra vez
Referencias
de la improvisación como flujos y valores sociales no necesariamente afilia- mo contemporáneo. El dilema ya no es estar en Estado en un tiempo histórico donde la infor- las promesas (ir)realizables de la política en
dos a las convicciones democráticas. contra o a favor del capitalismo, como tampo- mación y la comunicación en general satura y el interior de la democracia, y menos por la
« arte» de lo político.” Su efecto está a la vista de todos: el aumento co en contra o a favor de la democracia, sino ahoga, al punto de perder la capacidad de for- constatación de que es un simple elemento Agamben, G. (2005), “Che cos’è un popolo?”, en G. Agam-
ben, Mezzi senza fine. Note sulla politica, Turín, Bo-
de crispaciones y fanatismos étnico-religiosos, más bien el desafío es el de saber si es posible mular interrogantes. Nuestra época está mon- transversal “anómalo” de tipo anti-democrá- llati Boringhieri.
pero también fanatismos económico-políticos, compartir esta nueva lógica societal por medio tada en la generación continua de respuestas, tico (esta salida es facilona y mediocre). La Arendt, H. (2008), De la historia a la acción, Buenos Ai-
donde la religión termina por ser un in-put de de la pérdida de los universales de la propia incluso a preguntas aún no formuladas. En este fantasía del populismo a la Trump radica en res, Paidós.
Brown, W. (2016), El pueblo sin atributos. La secreta revo-
la política visceral, así como el lubricante de democracia. En su libro más reciente, Wendy orden de ideas, parece que se camina en una que el uso sistemático de la mentira se vuelve lución del neoliberalismo, Barcelona, Malpaso.
ciertos fanatismos seculares. Trump, Berlus- Brown subraya el peso demoledor que ha teni- dirección opuesta a la capacidad de innovación familiar, al punto que su público termina por Dunn, J. (2014), Libertad para el pueblo. Historia de la
democracia, Ciudad de México, Fondo de Cultura
coni y Putin son fanáticos de la improvisación do la razón neoliberal que se despliega desde que abreva de las provisiones conceptuales y creer en lo que dice (aunque sea precisamente
Económica.
mediática y de la negación de la política. Sus el punto de vista de lo político como neolibe- prácticas, así como tecnológicas e informáticas, una mentira), pero siempre conjeturando que Germani, G. (1966), Política y sociedad en una época de
expresiones cierran el ciclo de ascenso de la ralización de la democracia, donde se privilegia que la propia época ofrece para vivir en común, es “su estilo”, “es esperable en alguien como transición. De la sociedad tradicional a la sociedad
de masas, Buenos Aires, Paidós.
democracia como horizonte de posibilidades la competencia en el lugar del intercambio, y sobre todo para mantener bajo control, es de- él”. Pareciera que es una suerte de profecía Ginsborg, P. (2003), Berlusconi, ambizioni patrimoniali di
que produjeron los experimentos con ella en con las implicaciones para el orden político cir, bajo “gobierno”, los riesgos y los problemas. que se cumple a sí misma: “Verdad es que tam- una democrazia mediatica, Turín, Einaudi.
el último tramo del siglo pasado, y abren otro democrático que esto supone: pérdida de pro- No obstante, la canciller alemana, Angela bién suelta embustes como un loco; pero son Greppi, A. (2012), La democracia y su contrario. Repre-
sentación, separación de poderes y opinión pública,
totalmente diferente, caracterizado por una ducción de reconocimiento político a las clases Merkel, tuvo gran tino al señalar durante su co- sus patrañas, las que todos conocemos, y, por Madrid, Trotta.
creciente institucionalización “anarquizante” sin poder y en general para todas las clases no mentada visita de Estado a la Casa Blanca: como lo tanto, no tenemos la sensación de que nos James, A. (2016), Trump. Ensayo sobre la imbecilidad, Bar-
celona, Malpaso.
del poder personal que ostentan. La negación propietarias; oligarquización de la función pú- no hemos resuelto los problemas fundamentales estén engañando” (James, 2016: 39).
Lefort, C. (2004), La incertidumbre democrática. Ensayos
de la política puede ser leída también como la blica y reducción de las opciones de sociedad, y de nuestras sociedades, necesitamos de la políti- El populismo es una fuente de moviliza- sobre lo político, Barcelona, Anthropos.
fantasía del pueblo-uno del populismo, que in- des-semantización de los contenidos modernos ca. ¿Qué significa esta aseveración? Es posible in- ción y socialización que coloca en su centro Revelli, M. (2015), Posizquierda ¿Qué queda de la política
en el mundo globalizado?, Madrid, Trotta.
tenta estructurarse como una respuesta inme- de la democracia, donde el autogobierno es terpretarla como la necesidad de formular nue- político al pueblo como sujeto excluido, y en _____, (2017), Populismo 2.0, Turín, Einaudi (versión
diata al exceso de los usos de la representación sustituido por la competencia en el mercado vas preguntas para un tiempo político que exige e-book).
de la vida política, sobre todo con relación a las político entre “iguales”, definidos así por una innovación, ya que la vida política de los países Rosanvallon, P. (2007), La contrademocracia. La política en
la era de la desconfianza, Buenos Aires, Manantial.
imágenes que la exclusión y la pobreza crecien- ficción perversa que moldea a la democracia democráticos se enfrenta cada vez más con el 04 La idea del pueblo como sujeto excluido y como abs- Tronti, M. (2012), “Olvidar el siglo XX”, Metapolítica, núm.
tracción semántica es de Agamben (2005: 31) 76, enero-marzo.
te de las democracias generan en la memoria y como negocio, no como fin en sí mismo (Brown, ascenso de clases políticas que llegan al poder

48 49
Debates — Cruz Revueltas Cruz Revueltas — Debates

o, en su defecto, aquellos de corte hegeliana que declaraban identitarias. Es cierto también que no tardó en revelarse in-
con entusiasmo la victoria final de la Razón, la muerte de las genua, para no decir francamente desastrosa, la idea de de-

Los nuevos enemigos de la democracia


ideologías y la conclusión (filosófica) de la historia. Natural- mocracy building de un George W. Bush. Sobre todo cuando
mente el triunfo de la democracia era la victoria del pen- se trataba de “exportar la democracia” por la vía de las armas
samiento ilustrado. La atmósfera que se respiraba era algo a países como Afganistán o Irak, hundidos en un intrincado
parecido al de un estado de madurez apacible. En efecto, de tejido tribal y bajo el dominio de una cultura que no permi-
aquellos días cercanos a la caída del Muro, el escritor italiano te distinguir la religión de la política y el derecho; un “Gran
Claudio Magris recuerda un domingo en Ámsterdam cuando Oriente Medio” distante de la solida tradición constitucional
se encontraba en medio de una “especie de feria universal e institucional de países como la República Federal de Alema-

E
de la tolerancia” que producía precisamente la impresión nia o Japón que luego de la Segunda Guerra Mundial se de-
n un pasado no tan lejano, la caída del Muro de Berlín fue percibida como el “de exaltante sensación de tolerancia y libertad” (Magris, mocratizaron exitosamente bajo ocupación norteamericana.
inicio del reinado de la democrática universal. Se trataba de un movimien- 2008: 10). Yo mismo recuerdo con nostalgia un día de agosto Sin embargo, con algo de optimismo todo ello podía ser leído
to histórico que prolongaba las transiciones ejemplares a la democracia de de 2001 en la que una joven afroamericana presentaba un aún bajo la idea que el espíritu de la historia se había topado
países como Grecia, Portugal y España, y de países latinoamericanos como libro ante un público cálido y atento en una librería situada con escollos que con el tiempo sería salvados para proseguir
por Juan Cristóbal Argentina y Uruguay. La caída del comunismo era también el desenlace que coronaba justo debajo de las Torres Gemelas en Nueva York… el ineludible camino de un siglo verdaderamente democráti-
Cruz Revueltas el avance de los derechos humanos y la importancia del Estado de derecho, sobre todo Este aliento que en términos generales podemos llamar co. Ahora bien, hoy en día incluso los más acérrimos defen-
frente a la inmensidad de los crímenes totalitarios del siglo XX, desde los cometidos democratizador aún fue perceptible en 2010 cuando brota- sores de esta visión optimista de la historia no pueden sino
Profesor investigador de por el nazismo a Pol Pot, pasando por el estalinismo y el maoísmo. Asimismo, la caí- ron movimientos sociales en diversas latitudes del planeta. conceder que el ideal democrático se encuentra fuertemen-
tiempo completo en la da del Muro convalidaba el reconocimiento de la sociedad civil, es decir, la necesidad Desde Nueva York a Hong Kong, pasando por Kiev, Madrid te resquebrajado. Como veremos a continuación, en los úl-
Universidad Autónoma
de un ámbito social plural y libre de la injerencia del Estado. Más aún, la interacción y Estambul, para no mencionar la llamada Primavera Árabe. timos años hemos sido testigos del regreso del péndulo de
del Estado de Morelos.
creciente de las diferentes sociedades del planeta, la llamada globalización, parecía Aunque es cierto que la democratización ya había sido pa- la historia. Vemos en amplias zonas del planeta un cambio
armonizarse pacíficamente en un concierto de repúblicas kantianas. Después de todo, rada en seco en el mismo 1989, con la masacre de la Plaza de estado de humor, ajeno al optimismo democrático. En el
el Muro de Berlín y la dominación soviética habían caído sin necesidad de disparos ni Tiananmén en un gran país como China. Tampoco habían tar- escenario mundial han surgido numerosos fenómenos que
de dramas mayores. No extraña que entre la inteligencia de aquellos días resaltaran dado en reaparecer en la misma periferia europea, en luga- dejaron de ser meramente preocupantes, ya que constituyen
los filósofos ilustrados de inclinación kantiana, como John Rawls o Jürgen Habermas, res como la península Balcánica, viejas y violentas obsesiones un enorme desafío para la democracia del siglo XXI.

50 51
Debates — Cruz Revueltas Cruz Revueltas — Debates

Uno de los hechos más notorio en el escenario evitar la crítica y enemigos externos para en conformidad con sus intereses, en su inter- de Kepel y Huntington es el hecho que el resurgi- combate juega un gran papel, una imagen
actual es la presencia del autoritarismo en to- disciplinar a los pueblos. venciones en el escenario mundial. Especialis- miento político de la religión va de la mano con fundada en la distinción dura entre amigo y
dos los continentes. Desde la Turquía de Recep Ante la proliferación de regímenes dudosa- tas de las relaciones internacionales observan un ataque violento contra la democracia y el enemigo, sobre una misión victoriosa des-
Tayyip Erdogan, a la Venezuela de Nicolás Ma- mente democráticos, los especialistas —desde que el gobierno chino ofrece su colaboraciones pensamiento ilustrado. De hecho, Kepel observa provista de ambigüedad y una visión final
duro, pasando por la Rusia de Vladímir Putin, los filósofos políticos y los científicos políticos a los países africanos bajo el entendido que a que mientras el catolicismo y el protestantismo utópica y embriagante: el establecimiento
la Cuba de Raúl Castro o la China de Xi Jinping. a los especialistas de relaciones internaciona- China no les interesa, “a diferencia de las anti- pueden oscilar entre la adaptación y la ruptura del emirato mundial (Sloterdijk, 2007: 306).
Para no mencionar Estados de corte franca- les— han entendido la necesidad de clarificar guas potencias coloniales”, ni la democracia ni con el pensamiento ilustrado, los movimientos
mente totalitario, como la Corea del Norte de conceptualmente el problema, máxime que con los derechos humanos. La relación se limita al islamistas buscan abierta y frontalmente rom- Si bien el islamismo radical es la ideología de
Kim Jong-un o la Eritrea de Issaias Aferwerki. Sin frecuencia nos enfrentamos con lobos con piel acceso a los recursos naturales del país del caso per con la democracia y con la tradición ilustra- la globalización que está disponible para los
contar, por ejemplo, con la reciente aparición de oveja, con regímenes autoritarios bajo más- a cambio de recursos financieros chinos. Valga da. Estos son considerados una mera expresión jóvenes en el mercado de las ideas (sobre todo
del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte. cara democrática. Se trata de regímenes que observar que este enfoque de las relaciones in- del colonialismo, en todo ajenos a su tradición ahora que la izquierda ha dejado de ser interna-
Que al otrora alcalde de Davao se le conozca efectivamente cumplen con los procesos elec- ternacionales ha sido teorizado explícitamente religiosa. Que en algunos casos se llegue a ha- cionalista), una opción que atrae a adolecentes
como “El castigador” y se haya hecho mundial- torales clásicas, pero limitan las libertades cívi- y se le conoce como el “Consenso de Pekín”. blar de “democracia islámica” es un equívoco o, extraviados de origen checheno, marroquí o
mente conocido por su deseo de compararse cas. Aunque muchas veces también se defiende En el caso de Rusia, es evidente que su inter- mejor dicho, un oxímoron insostenible, pues en francés, donde se debe reconocer que ella no
con Hitler es todo menos anecdótico. A las po- abiertamente en nombre de una supuesta de- vención en Siria o en Ucrania responde sólo realidad se rechaza la soberanía del pueblo (fun- tiene viabilidad como política dada su obcecada
cas semanas del asenso al poder del “serial killer mocracia más autentica, una suerte de dictadu- a los intereses estratégicos de Rusia. No hay damento de la democracia) a favor del llamado a fascinación por el pasado, su antimodernismo,
president”, como lo calificó el periódico francés ra de la mayoría sin verdaderos contrapesos. De duda que la intervención de Estados Unidos de la sumisión a “la ley divina”. su difícil o quizá nula capacidad para confrontar
Liberation el 7 de octubre de 2016, su guerra aquí que entre los estudiosos del fenómenos se George W. Bush en Irak, la detención de reos en En el caso de los movimientos terroristas la realidad económica y tecnológica, ni para sa-
contra la droga, (“masacrando a drogadictos”), proponga las nociones de democracias ilibera- Guantánamo y los hechos de la prisión de Abu islámicos (Al Qaeda, Dáesh y sus respectivos tisfacer los requerimiento culturales y políticos “Los dictadores siempre
ya había costado la vida a miles personas. Este les o de democracias híbridas para dar cuenta Ghraib, todo ellos al margen del derecho inter- satélites) no estamos frente a un choque de que exige la actual sociedad mundial. En fin,
requieren enemigos
frenesí autoritario no es algo inusual. A finales de este tipo de régimen. Valga notar de paso nacional, favorecieron esta situación de ano- civilizaciones, sino ante un caso de ruptura con Fukuyama tendría razón al respecto, no esta-
de septiembre de 2016, en la Turquía de Erdo- que lejos de la izquierda antitotalitaria de un mia de la actual comunidad mundial. Situación el principio de realidad, como sucedió con los mos ante una alternativa ideológica real. internos para evitar
gan 32 mil ciudadanos turcos había sido arres- Cornelius Castoriadis, hoy amplios sectores de que permite, por ejemplo, que en la actualidad totalitarismos del siglo XX, o como pasó en el la crítica y enemigos
tados tras el fallido golpe de Estado del 15 de la izquierda suelen ser tolerantes o al menos el ejército del Estado sirio pueda bombardear caso más reciente de la secta japonesa del culto
julio (según el saldo oficial del mismo gobierno poco críticos ante este tipo de estados (Cuba, con armas químicas a su población sin temor a de Aum Shinrikyō. Al menos esta es la tesis de El debilitamiento interno
externos para disciplinar
turco). El filósofo francés Fréderic Worms ob- Venezuela, China, Corea del Norte) puesto que mayores consecuencias. un seguidor del filósofo Eric Voegelin, el politó- de la democracias a los pueblos.”
serva que a diferencia de las genocidas del siglo encuentran más oportuno privilegiar la lucha logo canadiense Barry F. Cooper. De acuerdo a
XX que escondían y negaban sus crímenes (lo contra el neoliberalismo o contra el imperialis- Cooper, estamos ante una patología del espíritu El fenómeno más preocupante es el hecho que
que permitía a sus seguidores defender que “no mo, a la defensa de la democracia. Las religiones políticas (“pneumopatología”) de quienes en su rebelión las viejas democracias “consolidadas” tam-
sabían”), Duterte proclama una política cínica y Por lo demás, no sorprende que bajo esta contra el mundo terminan por negarlo violenta- bién se están fragilizando desde sus mismas
francamente criminal, más allá del populismo. atmósfera proclive al autoritarismo resurja A la difusión de la democracia iliberal y del fran- mente a favor de una concepción imaginaria. Por entrañas. En Estados Unidos, durante la admi-
El abierto llamado al asesinato, como lo enfatiza implícita pero constantemente la noción hitle- co autoritarismo, se suma otro peligro para la ejemplo, Osama Bin Laden el 11 de septiembre nistración de George W. Bush, fuimos testigos
Worms, es una política de negación del derecho riana de “Lebensraum” (espacio vital) respecto democracia: el resurgimiento de la religión en de 2001 ignorando las víctimas reales mientras del rápido colapso del pluralismo político y de
(Worms, 2016). En efecto, en muchos lugares del a los países considerados periféricos, como lo el escenario mundial como ideología política se fantasea desde una actitud narcisista como un acentuado debilitamiento del Estado de
planeta la represión de movimientos sociales, muestran los caso de Ucrania para Rusia, del alternativa. Al respecto, hay que subrayar que un “instrumento de Dios” en medio de una gran derecho. La imprecisa noción de “guerra con-
el encarcelamiento o asesinando de los líderes Pacífico para China, o de las zonas kurdas para el célebre libro de Gilles Kepel, La revancha de lucha apocalíptica. Peter Sloterdijk (2015) no se tra el terrorismo”, como pudo serlo en México
opositores, se han vuelto métodos “normales” Turquía. Pero lo que nos interesa resaltar aquí Dios, publicado en francés en 1991, se refiere, ya equivoca cuando observa que con el yihadismo la “guerra contra el narcotráfico”, hizo pensar
de gobierno. El autoritarismo camina junto es la reaparición del manejo imperial del espa- desde aquel entonces, a la reaparición en el es- estamos más cerca de la cultura infantilizada del que en Estados Unidos de Bush se estaba tran-
a una exacerbada personalización del poder cio internacional (desde este punto de vista, la cenario internacional del fundamentalismo reli- cómic que en el mundo matizado y complejo de sitando hacia una situación de posdemocracia
(Putin, Chávez, Duterte, Xi Jinping). A su vez este noción de califato es una variante de este tipo gioso en tres de sus grandes versiones: el islam, las novelas de formación de la literatura del siglo (Sloterdijk, 2007: 303). Pero en los últimos tiem-
culto del hombre fuerte se acompaña con una de poder que desconoce fronteras nacionales el judaísmo y el cristianismo. En tanto que el XIX. En un trabajo anterior, afirma: pos hemos visto una sucesión de hechos alar-
creciente beligerancia, primero en la retórica y tratados internacionales). En efecto, grandes también célebre articulo de Samuel Huntington mantes: el avance de políticos populistas como
y finalmente en los hechos. Como se ha sabido países como China o Rusia, se muestran menos sobre el choque de civilizaciones, que dará pie al El islam político […] es capaz de ofrecer a Donald Trump en Estados Unidos, la victoria del
desde Aristófanes hasta Orwell, los dictadores interesados en una regulación normativa de la libro de ese mismo nombre, data de 1993. El de- sus adeptos una “imagen del mundo” fácil- Brexit orquestada por personalidades como Ni-
siempre requieren enemigos internos para globalización que en un enfoque pragmático, safío inquietante que plantean los diagnósticos mente comprensible, grandiosa, teatral y el gel Farage o Boris Johnson, la conquista de las

52 53
Debates — Cruz Revueltas Cruz Revueltas — Debates

alcaldías de Roma y Turín en Italia por el Movi- ejemplos más notorios fue el del autobús que estamos ante procesos democráticos con- Ante este escenario ensombrecido, no sor- lleva a mi segunda observación. Para explicar
miento 5 Estrellas de Beppe Grillo, el creciente rojo, típicamente londinense, usado por Boris vertidos paradójica y trágicamente en procesos prende que en la actualidad en filosofía y en la sorprendente aparición, a la vez sin contacto
endurecimiento del autoritarismo de la Hungría Johnson en la campaña, en cuyos costados se de deslegitimización de la democracia misma. las ciencias sociales se hayan marginalizado y “simultanea”, de las grandes religiones y de
de Viktor Orbán y de la Polonia de Jarosław anunciaba que la Unión Europea costaba al A pesar de las variantes o agravantes tecno- las referencias de corte ilustrado, así como las la filosofía durante la llamada Era Axial (perio-
Kaczyński, así como la amenazante presencia de Reino Unido 350, 000 libras a la semana a costa lógicas de nuestra época, podemos englobar largas discusiones sobre los consensos razona- do histórico en el que aparece el budismo, el
Marine Le Pen en Francia, y ello a pesar de su de su sistema de salud. Otro caso evidente de este tipo de patologías de la democracia bajo la bles, y estén ahora en boga los estudios sobre brahmanismo, el judaísmo, el taoísmo, confu-
derrota electoral. mentira fue la afirmación que de seguir en la denominación que se le ha dado desde la anti- las emociones. En efecto, de René Girard a Pe- cionismo, zoroastrismo, los legisladores como
Este cambio de ambiente fue perceptible Unión Europea se produciría una avalancha güedad. Me refiero al populismo. Parafraseando ter Sloterdijk hasta llegar a Martha Nussbaum, Solón y los grandes filósofos de la antigüedad
durante la campaña a favor del Brexit y durante de inmigrantes por el inminente ingreso de la descripción que ofrece el politólogo alemán para citar algunos casos célebres, el estudio griega), Ernest Gellner sugería que ello podía
las elecciones a la presidencia en Estados Uni- Turquía a la Unión Europa. Es de notar también Jan-Werner Muller (Müller, 2016), el populismo del resentimiento, la ira y la violencia ocupan deberse a la necesidad, en el contexto de la
dos de 2016. Las campañas alcanzaron un gra- que tanto los partidarios del Brexit como es una estrategia de simplificación abusiva del un amplia parte del corpus contemporáneo en aparición de pequeñas ciudades, de normas
do pocas veces visto de desapego por la verdad Trump defendieron, bajo argumentos falsos, debate estructurada a partir de la idea que el lí- filosofía y en las ciencias sociales. Haciendo eco que pudieran valer más allá del ámbito tribal.
y de uso de la violencia física y verbal. No olvi- el proteccionismo mercantil, siendo que se der populista del caso es el representante exclu- a este tipo de enfoques, un conocido especia- Nuestra época enfrenta un desafío semejante:
demos que en el caso del Brexit se llegó el ase- trata de países altamente beneficiados por sivo del pueblo. Una vez adoptado este axioma lista de relaciones internacionales, Dominique necesitamos normas y modos de convivencia
sinato de la parlamentaria Jo Cox, atacada con la mundialización (cada día que pasa es más la narración que nos ofrece se deduce lógica- Moïsi, nos propone una cartografía mundial de tipo universalista (y por ende democráticos)
arma de fuego y con cuchillo por un defensor claro que el Brexit tendrá un altísimo costo mente: quienes no están con él, “no son el pue- de las emociones (Moïsi, 2015). Si bien nos que hagan posible la convivencia en nuestra
del Brexit. En el caso de Estados Unidos, Trump económico y política para el Reino Unido). blo”; y quienes no son el pueblo, no pueden sino describe en ella a una región como “Chinidia” pequeña aldea global. La reaparición de “hom-
“Estamos ante una descalificó sistemáticamente a grupos ente- En general, la situación es aún más delirante “ser parte del sistema” o verdaderos traidores. (conjunto formado por China y la India) donde bres carismáticos” y de habla vociferante, así
patología del espíritu de ros de la sociedad por su condición (de origen en internet. El uso de troles se ha vuelto un arma El populismo funciona entonces como un meca- aún prevalece la esperanza, en el “mundo mu- como de reivindicaciones de tipo identitario
mexicano, de religión musulmana, burlas a mu- manejada por profesionales de tiempo comple- nismo de exclusión contrario a la pluralidad de sulmán” domina el sentimiento de humillación (nacional, religioso, regional), hoy en día en
quienes en su rebelión jeres) y, en el clímax de la vulgaridad, ante un to en el espacio virtual. Kenneth Roth, director intereses y voces que conforman la condición y en Occidente es creciente el sentimiento de boga, no responden a este desafío. Prolongan-
contra el mundo terminan auditorio complaciente hizo burla de un minus- ejecutivo de Human Right Watch, observa que misma de una sociedad democrática. De aquí su miedo (México se hallaría en una situación do a Sloterdijk, diríamos que ellas se antojan
válido. A manera de un trol, como se denomina Estados como Israel y Rusia “no se contentan potencial peligro. Ahora bien, cuando su convic- intermedia). Su propia reflexión no es muy es- “poshistóricas”, es decir, son sólo la repetición
por negarlo violentamente en internet a la persona que interviene en los con negar la información, despliegan sus pro- ción ha sido confirmada por las urnas, el popu- peranzadora, pero es evidente que el peligro de una vieja y trillada historia (como lo sería
a favor de una concepción foros de discusión haciendo uso de informa- pios troles en las redes sociales, intentan contar lista, “encarnación misma del pueblo”, no puede de este tipo de enfoques es el terminar con- la idea de una confrontación eterna entre
imaginaria.” ción ofensiva y falsa, el candidato republicano otra historia distinta a la realidad”, y enfatiza sino desear el predominio del poder ejecutivo y fundiendo la foto (estática y aproximativa) y Occidente y Oriente), ese género de historias
también hizo constante uso de tuits oportunis- “[…] hay un edificio entero en San Petersburgo buscar en consecuencia librarse de toda traba los estados de humor subjetivos con la realidad sólo sirven —como gustaban decir los antiguos
tas, pulsionales y agresivos como su “¡México en la cual es la única actividad” (Liberation, 28 institucional y constitucional. El dirigente popu- (dinámica y compleja). griegos— para hacer dormir a los niños, y no
pagará el muro!”, escrito luego de ser recibido de septiembre de 2016). No extraña que los ob- lista no sólo conformará una basta red de clien- ayudarán en nada a salvar a nuestro preocu-
en México por Peña Nieto bajo un protocolo servadores de la vida política contemporánea telas, también tendrá como objetivo el control pante siglo XXI. m
semejante al que merecen los jefes de Estado. se pregunten si nos encontramos ahora ante total del aparato del Estado y la perennización Democracia y civilización
En este frenesí de “comunicación” durante la un nuevo tipo de política, una que podemos en el poder. Todo ello camina a la par de una
campaña política los dos principales candidatos llamar “política pos-verdad”. En cualquier caso, fuerte animadversión respecto a lo que pueda Concluyo con dos observaciones. En primer lu-
a la presidencia de Estados Unidos llegaron a sin duda estamos ante una fuerte tendencia a la interponerse o negar su relación fusional con el gar el hecho que una figura como Trump ejem-
intercambiar tuits entre las 3 y 4.30 a. m. El uso destrucción sistemática e intencional del deba- pueblo, a saber, la sociedad civil y los medios in- plifica a la perfección lo que los antiguos grie- Referencias
de la mentira es un patrón sistemático en el te político razonable. Todo ello a favor del mero dependientes de comunicación. Pero, cuando el gos veían como el modelo de hombre menos
caso de Trump. Al respecto, basta con recordar uso político de la storytelling (una suerte de voto no le ofrece el triunfo, ¿cómo puede el po- deseable: el individuo marcado por la hybris, Müller, J.-W. (2016), Was is Populismus? Ein Essay, Alema-
nia, Suhrkamp.
que durante cinco años —desde principios de narraciones infantiles destinadas a los adultos) pulista explicar su derrota cuando él mismo “es por el exceso y la desmesura, el hombre que
Magris, C. (2008), La historia no ha terminado, Ética, polí-
2011 a finales de 2016— puso en duda, no sin y de golpes emocionales a fuerza de tuits y de el pueblo”? La única salida a este contradicción no sabe limitarse ni contenerse. Si Platón abo- tica, laicidad, Barcelona, Anagrama.
implícitos comentarios de tipo racial, el hecho videos en youtube o facebook. Más aún, vemos lógica se encuentra en la idea de una alteración ga por hacer rey al filósofo, entre otras razones Moïsi, D. (2015), La géopolitique de l’émotion, París,
Flammarion.
que Barack Obama hubiera nacido en Estados actores semi-leales a las instituciones democrá- intencional de la expresión de la voz del pueblo, ello se debe a que el filósofo es el hombre que Sloterdijk, P. (2007), Colère et temps. Essai politico-psy-
Unidos (negando en consecuencia el derecho ticas que declaran abiertamente que sólo acep- se vuelve entonces necesario recurrir a la teoría tiene control de sí mismo; en todo diferente al chologique, París, Libella Maren Sell.
de Obama a ser presidente de ese país). El tarán el resultado del juego democrático si éste de la conspiración: Trump necesariamente debe tirano, el hombre de la hybris, que no se con- _____, (2015), “Les français s’auto-empoisonnent”, Cau-
seur, septiembre
uso de la mentira fue flagrante también les favorece (es evidente que será peor cuando ganar y si pierde ello sólo se puede explicar por trola ni siquiera a sí mismo. Que el individuo Worms, F. (2016), “Le temps de l’impudence”, Liberation,
entre los partidarios del Brexit. Uno de los se encuentren en el poder). En fin, pareciera un fraude a gran escala. sepa conducirse bajo normas aceptables me 21 de octubre.

54 55
Debates — Álvaro Aragón Álvaro Aragón — Debates

La democracia frente
por Álvaro

al populismo. La utopía Aragón Rivera

de la igualdad y la Profesor-investigador de
tiempo completo en la
Universidad Autónoma de

libertad en riesgo la Ciudad de México. Es


Director de Andamios. Revista
de Investigación Social.

C
on cierto optimismo, Norberto Bobbio afirmaba propias democracias, de sus instituciones y de sus ciudada- planteo que en el siglo XX, tras la Segunda Guerra Mundial a lo que contribuyó a ampliar la participación política. Son las
que la historia de Occidente está impregnada por nos. Pero el riesgo de que degenere en otra cosa es real, es nuestros días, un tiempo breve, pasamos de un momento de reformas de Clístenes las que permitirán una mayor partici-
una utopía: la aspiración por alcanzar la libertad decir, de que la democracia se convierta en otra cosa y con optimismo, a uno de desencanto y que rápidamente se ha pación al demos en la estructura institucional; la creación de
y la igualdad. Una aspiración que en una época ella se trastoquen los valores con los que históricamente se tornado en una confusión con el populismo. Por último, re- magistraturas colectivas, tribunales populares y particular-
revelaba que el movimiento de la historia empujaba hacia le ha asociado: igualdad y libertad. El riesgo es alto. Si bien flexiono sobre algunas posibles respuestas a esa confusión. mente el desplazamiento de muchas de las atribuciones del
el reconocimiento internacional de los derechos y la afirma- es cierto que hoy hay muchos consensos internacionales, Areópago a la Asamblea, ampliaría las posibilidades de parti-
ción de la democracia como forma de gobierno para garanti- pactos y acuerdos sobre la importancia de los derechos y cipación al demos como ninguna otra forma de gobierno (Pe-
zarlos y asegurar la paz. Una triada —democracia, derechos la democracia como forma de gobierno para garantizarlos, La democracia y sus valores: igualdad y libertad trie, 1932: 100-101). Sería precisamente con Ephialtes que
y paz—, que prefiguraba un progreso político de la humani- también es cierto que la historia reciente nos enseña (nos de- se limitaron más las funciones del Areópago dejando bajo su
dad. No obstante, parece que estamos frente a un desencan- bería enseñar) que en materia de derechos también se puede Sabemos que la democracia ateniense surgió a partir de jurisdicción sólo los casos de homicidio (Walker, 1927: 98);
to generalizado con la democracia, pero sobre todo con la retroceder y que la democracia puede degenerar en otra una serie de reformas introducidas por Solón, Clístenes y con él se introdujo el sorteo para la mayoría de las magistra-
lentitud para dar respuesta a los problemas que enfrentan forma de gobierno peor como la dictadura. No es gratuito Ephialtes (Petrie, 1932: 23). La mayoría de estas reformas turas a excepción de aquellas que requerían conocimientos
hoy la mayoría de los Estados: bajo crecimiento económico, que en la historia del pensamiento político se haya planteado se dieron paulatinamente y tuvieron como objetivo restarle técnicos, como los cargos militares. Gracias al mecanismo
criminalidad, problemas medioambientales, mayor concen- recurrentemente la posibilidad de la degeneración y corrup- atribuciones a la aristocracia. Por ejemplo, se creó junto al del sorteo como método de selección y el pago a los más po-
tración de la riqueza y poca distribución, flexibilización la- ción de las formas de gobierno. En este sentido vale la pena Areópago la Heliea, tribunal que permitió que clases medias bres para asistir a las asambleas, la participación política se
boral, pocas oportunidades para las nuevas generaciones y preguntarse si el populismo puede representar un riesgo que participaran en las decisiones colectivas, lo que debilitó el extendería a la mayor parte de los ciudadanos, lo que daría
un largo etcétera. Es un escenario, evidentemente, propicio nos conduzca a la degeneración de la democracia. Otra for- poder político de los aristócratas. La creación del demos,01 y el sello distintivo a la democracia: el demos ejerciendo el po-
para el surgimiento de demagogos y populistas. Políticos, lí- ma de gobierno que lejos de afirmar los valores de la igualdad su reconocimiento como unidad político-territorial, desplazó der político. Quizá es necesario señalar que muchas de estas
deres carismáticos que aprovechando ese descontento pro- y la libertad, que hoy encarnan en los derechos, y hacer posi- el criterio aristocrático del parentesco por el de vecindad, reformas no se hicieron en nombre de la democracia, sino en
meten instaurar la verdadera democracia, prometen repre- ble el ideal de soberanía popular, se cancelen. nombre de la igualdad.
sentar verdaderamente al pueblo y dar respuestas rápidas. Para responder a lo anterior, trataré de describir breve- 01 . El demos es la división administrativa básica en que se dividía el te- Si bien es cierto que como realidad política en Atenas no
rritorio de la antigua Atenas. Para un análisis de su desarrollo, véase
¿Representan algún riesgo estos brotes populistas? En mente, primero, cómo la democracia históricamente está duró demasiado tiempo, es cierto que muchos pensadores
Walker (1927).
buena medida depende de la capacidad y solidez de las asociada a los valores de la igualdad y la libertad. En seguida tienen como referente a la democracia como una manera

56 57
Debates — Álvaro Aragón Álvaro Aragón — Debates

de organizar el poder político. Por ejemplo, Ma- pobres buscan su interés propio. Aristóteles de Estado en el que se limita al ejecutivo y a los “los poderes salvajes” (para usar la expresión derecha, y en este sentido puede ser compatible
quiavelo y Montesquieu distinguen entre mo- también afirma que la demagogia es una de las congresos o parlamentos, democráticamente de Luigi Ferrajoli), económicos, religiosos, cri- con cualquier ideología. La apelación al pueblo
narquías y repúblicas, y reconocen que éstas úl- formas posibles de la democracia, del gobierno electos con el objeto de proteger los derechos minales, etcétera, parece colocarnos en un o el líder carismático no es exclusiva del populis-
timas pueden ser aristocráticas o democráticas. de la mayoría. Es demagógica la democracia de los ciudadanos de los abusos de poder. La callejón sin salida. mo. Los demócratas también apelan al pueblo,
Montesquieu asocia el valor de la igualdad como cuando gobiernan la masa y no la ley. A dife- Unión Europea como proyecto económico por ejemplo los republicanos y teóricos de la
resorte distintivo de la democracia. Maquiavelo, rencia de Platón, Aristóteles sostiene que la y político parecía un símbolo de ese avance sociedad civil apelan al pueblo cívico.
en los Discursos sobre la primera década de Tito alternativa a la demagogia no es el gobierno de democrático. Sin lugar a dudas, puede reco- Confusión Si bien es común que se asocie el populis-
Livio, pone como condición para la existencia y los técnicos, sino el gobierno del pueblo que se nocerse como un momento de optimismo, ple- mo con la exaltación de la identidad particular
supervivencia de una república la “equidad”. El mantiene dentro de límites establecidos por la namente justificado que, por llamarlo de algún Frente a este panorama que se revela desas- del pueblo, los populistas toman una parte
florentino afirma que donde hay desigualdad en- Ley (Pazé, 2016: 121). Para Platón los excesos modo, representa un cambio en el plano de las troso, también asistimos a un momento de de la pluralidad que constituye al pueblo y la
tre nobles y plebeyos, no es posible otra forma del demos inevitablemente conducen a que la instituciones políticas a nivel internacional. confusión. La democracia es presa de la dema- asumen como la totalidad, entonces el pueblo
de gobierno más que el principado. Tocqueville, democracia degeneré en un gobierno tiránico. Ahora bien, este optimismo pronto ha pasa- gogia, de fenómenos como el populismo. Lo del populismo son los pobres, o los obreros,
por su parte, reconocerá que la igualdad es el Tras ese experimento no hay más democracia do y se ha transformado en un desencanto. Un que observamos son serios cuestionamientos los indígenas, una raza en particular, un mo-
carácter natural de la democracia. en muchos siglos. desencanto en las democracias por los pésimos sobre el carácter democrático de algunas ins- vimiento, o bien una organización política. El
Curiosamente, los juicios negativos sobre la resultados. Por la incapacidad de los gobiernos tituciones reconocidas en los Estados consti- populismo destaca como signos positivos los
democracia, se deben a estas reformas iguali- de responder adecuadamente a los problemas tucionales, y agravado con el malestar social rasgos de su pueblo para contrastarlos con
tarias que daban mayor libertad política a los Optimismo y desencanto que enfrenta. En Europa la crisis financiera ha por los pésimos resultados; corremos el riesgo, otros negativos (los pobre frente a los ricos, lo
pobres y a la pobreza de las deliberaciones colocado a miles de personas en el desempleo. como afirma Luis Salazar, de traducirse en un nacional frente a lo extranjero). Lo que no re-
en las asambleas. Sabemos que las críticas de Quizá resulte exagerado afirmar que vivimos La ilusión de un Estado de bienestar parece ser malestar ya no en la democracia sino con la conocen los populistas es que el pueblo de las
Platón y de Aristóteles son duras. El primero un momento parecido al que Platón observa- el sueño de una vieja época. Una época tan democracia (Salazar, 2012: 12). sociedad altamente diferenciadas es un todo,
“La historia de Occidente la asociará con la anarquía, con un gobierno ba. Tras la Segunda Guerra Mundial parecía lejana en la que el Estado tenía la capacidad Un escenario como este es propicio para el plural, no homogéneo, constituido por ciuda-
está impregnada por licencioso por el exceso de libertad. La de- que la historia de Occidente caminaba hacia para organizar la vida política, económica y surgimiento de fenómenos como el populismo. danos plurales, con los más diversos intereses
nuncia de Platón de que la asamblea estaba a la progresión y consolidación democrática. social; una época que se caracterizó por altos Hay muchas discusiones sobre qué es el populis- y las más variadas ideologías.
una utopía: la aspiración disposición de demagogos que buscaban enri- Muchos regímenes dejaban atrás las formas índices de empleo, prestaciones sociales y la mo. Desde las que afirman que se trata de una Así, la pregunta es: ¿qué distingue al popu-
por alcanzar la libertad quecerse a costa de la estabilidad y la garantía autoritarias o dictatoriales de gobierno, para expectativa de que los hijos podían esperar un organización o movimiento, o política ideológi- lismo? Si sus rasgos son tan diversos que no
de un orden justo, evidencia el malestar que incluir instituciones democráticas. Un pesi- futuro mejor que el de sus padres. Este viejo ca que apela al pueblo como un sujeto que se permiten distinguir con claridad su naturaleza,
y la igualdad.” provocó en el filósofo. Los excesos del demos mista como Bobbio afirmaba en su obra El sueño vive su peor pesadilla: ajustes y recortes opone al status quo o a un poder hegemónico lo que queda son las condiciones de emergen-
no sólo habían llegado al grado de condenar futuro de la democracia (1996), que si bien al gasto social han lanzado a la calle y al des- (Di Tella, 1973; Laclau, 1978), o una identidad cia en las que surge: “La condición de emer-
al hombre más justo de Atenas, Sócrates, sino el futuro parecía incierto, también reconocía empleo a millones de personas; la prioridad de popular que no se puede definir y que es un gencia de una movilización populista es una
sobre todo porque le parecía una desmesura que allí donde la democracia echaba raíces los intereses económicos frente a la protección concepto vacío que debe ser ocupado (Laclau, crisis de legitimidad que afecta al conjunto del
que sus miembros no reconocieran las diferen- difícilmente retrocedía. Habermas (2005), más de los derechos sociales parece ser la política 2005); o un “conjunto articulado de hábitos, tra- sistema de representación” (Pierre-André Ta-
cias sociales, y justo esa situación sólo podía cauteloso, afirmaba que la defensa de la liber- corriente; la ecuación que aseguraba que una diciones, símbolos, valores, mediaciones, acti- guieff, citado en Hermet, 2003: 8). Asimismo,
conducir al deterioro generalizado del orden tad que ofrece la democracia dependía de lo mayor distribución de la riqueza se garantizaba tudes, personajes e instituciones” (Bartra, 2008: está su relación con el tiempo. Los populistas
social. Que en las asambleas pudiera participar que hicieran con ella los ciudadanos. La demo- con crecimiento económico, ya no se sostiene; 10), es decir, una cultura populista. Pero como cautivan a su pueblo con la promesa de res-
cualquier miembro del demos contribuyó a cracia que se desarrolló en todos los Estados la flexibilización y la precariedad en el empleo el pueblo es una abstracción y es ante todo un ponder rápidamente a sus expectativas. Sim-
que muchos maestros de retórica, sofistas, lle- (con todos sus matices) incorporó el sistema parecen ser la moneda de cambio de los go- mito, permite superar ciertas contradicciones. plifican la realidad política y comunican a su
garan a Atenas y cobraran altas sumas por sus representativo, la división de poderes y un biernos para garantizar inversión. Los costos Así, si bien no es posible un marco común que pueblo lo que éste quiere escuchar. Lo anterior
enseñanzas. Lo que para Platón sólo era mues- conjunto de derechos, que materializaban en de la irresponsabilidad de una economía sin defina a todos los populismos, si es posible genera un tipo de comunicación política parti-
tra de la degradación moral del demos, ya que mayor o menor medida los valores de libertad contrapesos reales los absorben las franjas “reconocer hábitos autoritarios, mediaciones cular, donde “lo que es típico del populismo es
los sofistas no enseñaban el verdadero arte de e igualdad, como una medida para frenar los medias y más pobres de los Estados europeos. clientelares, valores anticapitalistas, símbolos por lo tanto el carácter directo de la relación
la retórica que es la búsqueda de la verdad y abusos del poder. Estos límites al poder que- En América Latina el escenario se ve agravado nacionalistas, personajes carismáticos, institu- entre las masas y el líder, la ausencia de media-
la justicia, sino buscaban satisfacer sus propios daron plasmados en cartas constitucionales. por la fragilidad institucional de los Estados, lo ciones estatistas y, muy especialmente, actitu- ción de los niveles intermediarios, y también
intereses. Justo la descripción de Aristóteles es Lo anterior dio lugar a un proceso en el que que se refleja en altos índices de desigualdad, des que exaltan a los de abajo, a la gente sen- el hecho de que descansa en la espera de una
que la democracia es una forma de gobierno las constituciones juegan un papel central en pobreza, corrupción e impunidad. En suma, el cilla y humilde, al pueblo” (Bartra, 2008: 10). El realización rápida de los objetivos prometidos”
incapaz de resolver los conflictos entre ricos y la determinación de las relaciones políticas y deterioro y desprestigio de lo público aunado populismo no se identifica exclusivamente con (Jaguaribe, citado en Hermet, 2003: 10). La
pobres, una forma de gobierno en la que los sociales en un Estado. Se trata de una forma a la incapacidad de los gobiernos para frenar a una ideología. Hay populistas de izquierda y de rapidez para cumplir con las expectativas del

58 59
Debates — Álvaro Aragón Álvaro Aragón — Debates

pueblo sólo se consigue si los líderes populis- asumen que la personalización del poder es el demagogos, como en la antigua Grecia. Justo la reducción del gasto social, es lo que genera Estados y las expectativas de muchos ciudada- instrumento de opresión y pase a verse como
tas no tienen intermediaciones que obstaculi- remedio contra los retos actuales. el problema es que muchas de las reglas y las mayor pobreza y desigualdad. nos. Se trata de una protección internacional de un marco de regulación civilizada de las rela-
cen la respuesta inmediata. Una expresión populistas es un riesgo para instituciones de la democracia se han mostrado Impacta a la democracia porque la com- ciertos bienes públicos, como “el aire, el agua, ciones sociales” (Salazar, 2016: 142). m
Y es en este sentido que el populismo es un la democracia si rechaza los límites y contro- insuficientes. Pero no es claro que eliminando petencia electoral exige de fuertes sumas de las medicinas, los alimentos básicos y los espa-
peligro para la democracia y sus instituciones. les impuestos constitucionalmente. Ven en los las instituciones representativas y los controles dinero, que los inversores esperan recuperar, cios públicos, como bienes fundamentales para
Líderes carismáticos que apelan a deseos, te- arreglos institucionales como la rigidez consti- constitucionales se resuelvan los problemas siempre a costa de lo público, lo que significa garantizar su acceso a todos” (Ferrajoli, 2016:
mores y pasiones de su pueblo y que prometen tucional, la división de poderes, la supremacía descritos anteriormente. que los gobiernos deben responder en primera 64). Y dada la incapacidad de las economías
respuestas inmediatas. Para el populista las de la constitución, el papel de los jueces y la Un hecho insoslayable es que la garantía ple- instancia a quienes los financian. Si a esto se le para garantizar el pleno empleo, debemos pen-
instituciones representativas no son otra cosa sustracción de los derechos a la voluntad de la na de derechos va de la mano del crecimiento suma que los Estados están cada vez más supe- sar en formas de redistribución de la riqueza Referencias
que meros formalismos, límites a la verdadera mayoría como un atentado contra la verdadera de las economías. Todos los derechos cuestan, ditados a las instituciones económicas interna- que no estén supeditadas al trabajo como ins-
soberanía popular. Si la constitución, la rigidez soberanía popular. Además, pierden de vista el bienestar también cuesta. De tal suerte que cionales, inevitablemente se traduce en una es- tituciones publicas que brinden universalmente Aristóteles (2003), Política, Madrid, Gredos.
constitucional, el control de constitucionalidad, dos lecciones de la historia que dieron origen no podemos obviar el problema económico. No casa credibilidad de la democracia. El panorama los derechos o como el ingreso mínimo univer- Bartra, R. (2008), “Populismo y democracia en América
Latina. Notas y reflexiones”, Letras libres, año 10,
la división de poderes y algunos derechos son un a estos instrumentos: por un lado, que quien obstante, estamos frente un cambio de paradig- no puede ser peor. La degradación de la política sal (renta básica). núm. 112.
obstáculo para responder rápidamente a las de- detenta el poder, tiende a abusar de él, de ahí ma, de una suerte de retroceso en términos de convertida en un espectáculo, en el que la co- Una respuesta a la falta de la credibilidad en Bobbio, N. (1996), El futuro de la democracia, Ciudad de
México, Fondo de Cultura Económica.
mandas del pueblo, deben ser eliminados por- la necesidad de limitarlo; y, por otro lado, que modernidad: la asimilación de los intereses pri- rrupción, la ignorancia y el cinismo son la mone- la democracia representativa pasa por repensar
Ferrajoli, L. (2008), Democracia y garantismo, Madrid,
que en última instancia lo que hacen es limitar la en materia de derechos no todo es progresivo, vados como intereses públicos. Lo económico da de cambio de las campañas electorales, sólo y dotar de sentido la representación política. Se Trotta.
voluntad popular. En el fondo, lo que subyace es también se puede avanzar a paso de cangrejo, como rector de lo político. es un efecto de este cambio de paradigma. trata de repensar los actores, los momentos y _____, (2014), “Crisis económica, colapso de la de-
mocracia”, en L. Salazar (coord.), ¿Democracia o
la idea de que es mejor el gobierno de los hom- hacia atrás. Baste recordar lo que que sucedió La historia reciente muestra que una crisis los procesos de su configuración. Se trata de re- posdemocracia? Problemas de la representación
bres (el líder, que es la encarnación del verdade- con el nazismo y el fascismo. económica corre el riesgo de traducirse en pensar la construcción del espacio público y los política en las democracias contemporaneas, Ciudad
ro pueblo) frente al gobierno de las leyes. En este sentido, la democracia en los Esta- una crisis constitucional, en una crisis política Algunas consideraciones finales actores sociales como los partidos políticos. Ello de México, Fontamara.
Habermas, J. (2005), “Ciudadanía e identidad nacional”,
En algunas expresiones populistas el pueblo dos constitucionales es un entramado institu- y de credibilidad de la democracia. Esta crisis supone poner en el centro de nuestras conside- en J. Habermas, Facticidad y validez, Madrid, Trotta.
es asumido como la mayoría. Por tanto, asumen cional mucho más complejo que lo que algunas económica sólo muestra, como ha señalado ¿Cómo responder a estos desafíos? Primero, no raciones tanto al ciudadano como asegurar la Hermet, G. (2003), “El concepto de populismo”, Revista de
ciencia política, vol. XXIII, núm. 1.
que todo lo que las mayorías deciden es legíti- expresiones populistas sugieren: consiste en recientemente Ferrajoli, una crisis mayor: “el es con visiones populistas, demagógicas y vo- independencia y autonomía de las instituciones
Höffe, O. (2007), Ciudadano económico, ciudadano del
mo y, por ende, democrático. Se trata de una límites a la mayoría, contrapesos, sistema de vaciamiento de la política y el derrumbe de la luntaristas que se pueden enfrentar esos desa- que sostienen al Estado de derecho. Estado, ciudadano del mundo. Ética política en la era
concepción que reduce la democracia al princi- mediaciones y controles establecidos en la esfera pública. No tenemos ya el gobierno pú- fíos. Populistas como Trump, Chávez y Maduro Si queremos que los valores como la li- de la globalización, Buenos Aires, Katz.
Laclau, E. (1978), Política e ideología en la teoría marxista:
pio de mayoría y pierde de vista la complejidad constitución. Es la idea de que en una sociedad blico y político de la economía, sino el gobierno deberían ser una advertencia. Es a través del bertad y la igualdad sigan siendo la piedra capitalismo, fascismo, populismo, Madrid, Siglo XXI
del entramado de reglas que operan junto a plural los derechos de todos sin exclusión (de privado y económico de la política” (Ferrajoli, fortalecimiento de las instituciones públicas y el de toque de esa utopía de Occidente y del Editores.
la de mayoría. Asumen que toda decisión por género, raza, origen étnico, preferencia sexual, 2014: 47). Lo que se traduce en una inversión Estado de derecho que los derechos pueden es- mundo en general es necesario fortalecer la _____, (2005), La razón populista, Ciudad de México, Fon-
do de Cultura Económica.
mayoría es democrática y por tanto legítima, etcétera) no pueden ser anulados por las deci- de las esferas, es decir, la pérdida de control y tar sustraídos a los vaivenes de la política y del democracia y a los poderes públicos. Un tema Maquiavelo, N. (2003), Discursos sobre la primera década
se trata de la omnipotencia de la mayoría. Justo siones de la mayoría. Asimismo, es la idea de dirección de lo público sobre lo privado. Esto mercado. Los intereses de los poderes privados recurrente de la filosofía política es la pregunta de Tito Livio, Buenos Aires, Losada.
Montesquieu (1984), Del Espíritu de las leyes, España,
las democracias hoy también establecen límites que el interés común es algo que se construye impacta directamente a los derechos de las sólo pueden contrarrestarse con otro poder. Un por la justicia. La democracia incorpora implí-
Sarpe.
a las mayorías porque el riesgo de que algunas políticamente y no es algo dado con antelación. personas, a la política y a la democracia. Por poder público que tenga la fortaleza y el respal- citamente una tesis que supone aceptar que la Pazé, V. (2016), “La demagogia, ayer y hoy”, Andamios.
decisiones resulten suicidas es muy alto. Así, las democracias actuales con sus grados y ejemplo, los derechos sociales se ven amena- do ciudadano significa el fortalecimiento de la incorporación y protección de los derechos es Revista de investigación social, vol. 13, núm. 30, ene-
ro- abril.
Otras expresiones populistas sostienen que si diferencias suponen un complejo entramado zados y trastocados por las reglas del mercado: esfera pública en la que los ciudadanos también la expresión de un orden justo. Este sólo puede Petrie, A. (1932), Introducción al estudio de Grecia, Ciudad
los ciudadanos participan de manera directa en de arreglos institucionales que tratan de hacer la mercantilización de la educación, la salud y tienen mucha responsabilidad. asegurarse tomando en cuenta las amenazas de México, Fondo de Cultura Económica.
más decisiones, un régimen es más democrático posible la mayor participación de los ciudada- la flexibilización del trabajo se convierten en Habermas (2005), Otried Höffe (2007) y reales a la libertad y a la igualdad y, en general Platón (2008), República, Madrid, Gredos.
Salazar, L. (2012), “Democracia, representación y dere-
porque el pueblo ejerce el poder sin intermedia- nos en condiciones de igualdad y que sólo es mercancías disponibles a la lógica de la ganan- Ferrajoli (2008 y 2016), con distintos matices, a los derechos, y la fragilidad de las institucio- chos”, Andamios, Revista de investigación social, vol.
rios. Es la idea de que las decisiones tomadas en posible si se garantiza a los ciudadanos un con- cia. Esta lógica ahora tiene su mirada en los coinciden en que para responder a los desafíos nes de la democracia. Se puede asegurar si la 9, núm. 18, enero- abril.
____, (2012), “Democracia y desencanto: problemas y de-
la plaza pública por aclamación o a mano alzada junto de derechos y se evita el ejercicio arbitra- recursos naturales. Por paradójico que parezca, globales, los diseños institucionales tienen que democracia y sus instituciones logran limitar a
safíos de la reconstrucción democrática del Estado.
son más democráticas que las que se toman me- rio de cualquier forma de poder. la ampliación de los mercados y por tanto la trascender las fronteras estatales. Hoy los Esta- cualquier poder, público y privado, por medio Entrevista a Luis Salazar Carrión”, a cargo de Sergio
diante los mecanismos del sistema representati- generación de mayor riqueza, supone ciertos dos nacionales tienen muy limitadas sus faculta- de la ley. Como señala Luis Salazar, se dice fá- Ortiz Leroux y Jesús Morales Guzmán, Andamios,
Revista de investigación social, vol. 13, núm. 30, ene-
vo. Se trata de una expresión en la cual un parti- factores de convergencia, como fuerte gas- des para hacer frente a muchos de los desafíos cil, pero es muy difícil sobre todo porque hay ro- abril.
do, un político, un grupo o un líder carismático, Consecuencias to social en educación, salud y la creación de que exigen acciones más allá de las las fronteras condiciones muy adversas y se requiere un Tocqueville, A. (1957), La democracia en América, Ciudad
son la encarnación del pueblo (de la mayoría) y, fuentes de empleo. No obstante, las medidas estatales. Se requieren instituciones interna- cambio “no solo institucional, no solo legal, no de México, Fondo de Cultura Económica.
Walker, E. M. (1927), “The Periclean Democracy. Athens
por tanto, tienen no sólo la razón, sino el deber Sé que esta confusión se traduce en un males- económicas que recetan los organismos inter- cionales capaces de evitar que la especulación solo social, sino casi podríamos decir cultural, (478-401 B.C)”, The Cambridge Ancient History, vol. V,
moral de imponer su voluntad. Estas expresiones tar con la democracia y es aprovechada por nacionales y que adoptan los Estados, como económica ponga en riesgo la estabilidad de los en el que la ley deje de verse como un mero Cambridge University Press, Great Britain.

60 61
Debates — Mauricio Sanders Mauricio Sanders — Debates

Debatir el neoconservadurismo extremas y medios masivos de comunicación que intercambian puntos de vista, percepcio- pero lo volvieron a encontrar en el 11-S. Aun
sensacionalistas, unidos, crearon una imagen nes e ideas, sin aferrarse a una declaración con el fracaso de la invasión a Irak, es probable
en Estados Unidos* de deterioro, de angustia, de fracaso, de
pérdida y de necesaria acción inmediata, que
de principios. Luchan por difundir sus ideas,
buscando influir en la política exterior estadu-
que subsistan como expresión política relevan-
te, tanto en el Partido Republicano como en la
Trump supo materializar en el lema: “Hacer a nidense. Estos colegas escriben con perspecti- política de Estados Unidos.
Estados Unidos grande otra vez”. vas análogas sobre temas similares. Empezaron Desde la campaña, el neoconservadurismo
El neoconservadurismo es un movimiento como intelectuales, pero llegaron a la actividad se separó de Trump porque este niega posturas
de intelectuales, políticos y periodistas en Es- política porque las grandes corporaciones básicas de su programa, que favorece un Esta-

P
tados Unidos, donde ser conservador es una entendieron la relevancia de invertir en sus do reducido a su mínima expresión, mientras
ara saber qué hacer con Trump, primero hay que saber qué cosa es Trump. posición política respetable. El movimiento centros de pensamiento, institutos de investi- que Trump se caracteriza por pedir una mayor
Aunque no es tarea fácil, después de leer el libro de Jesús Velasco queda está financiado por grandes empresas y fun- gación o publicaciones, con el fin de crear un intervención del Estado en casi todos los asun-
por Mauricio claro que no es un neoconservador. Este libro es una especie de historia oral daciones corporativas. Sus ideas se difunden a entorno político adecuado para ellas. tos de la vida pública.
Sanders del neoconservadurismo. A través del contacto personal busca retratar las través de revistas, periódicos, medios electró- Para los neoconservadores, las bases fun- A pesar de que los neoconservadores fa-
emociones y actitudes de los neoconservadores. Se alimenta de archivos, anécdotas nicos y centros de pensamiento. Tiene especial damentales de la política exterior de Estados bricaron un peligro inexistente para lograr la
Escritor, editor y entrevistas, para tratar de explicar el surgimiento del movimiento y su influencia ascendiente en el Departamento de Estado y Unidos deberían ser el mantenimiento del guerra contra Irak, se han convertido en una
y traductor. sobre la política exterior de Estados Unidos entre 1980-1988 y 2000-2008. el Departamento de Defensa. El movimiento poder militar estadunidense, el repudio a que expresión moderada ante las expresiones
De acuerdo con este libro, Trump no es una anomalía histórica: es la conclu- rechazó a Trump, pues amenaza con deteriorar Estados Unidos se ate a las instituciones inter- fanáticas, burdas y extremistas de Trump.
sión lógica del desconcierto generalizado producido una crisis política que se ha todavía más la frágil salud de la democracia nacionales, la creencia de que la paz se logra México va a necesitar aliados en Estados
venido gestando en Estados Unidos desde finales de los años sesenta. Donantes estadunidense, pero no tuvo fuerza para derro- por medio de la fuerza y la promoción de la de- Unidos. La lectura de este libro sugiere que
millonarios, organizaciones con consignas monotemáticas, activistas con ideologías tarlo en las elecciones primarias. mocracia como el mejor antídoto contra el an- nuestros diplomáticos podrían buscarlos no
Si bien muchos son miembros del Partido tiamericanismo. Los neoconservadores tuvie- nada más en los lugares más obvios. No se-
Republicano, los neoconservadores no forman ron especial influencia durante los mandatos rían aliados cómodos, pero como lo decía el
* Reseña de Jesús Velasco, La derecha radical en el Partido Republicano (de Reagan a Trump), Santiago de un partido político ni una organización formal- de los presidentes Reagan y G. W. Bush. Con el duque de Wellington: “Solo un enemigo es
Chile, Fondo de Cultura Económica, 2016.
mente constituida. Son un grupo de colegas fin de la Guerra Fría, perdieron a su enemigo, peor que un aliado”. m

62 63
LA P O ST VISU A LIZ A CIÓ N D E U N A E M OC IÓN

por Julio Broca

M
uchas veces la gente, en general, ve contemporáneo que por cierto, pareciera por mo-
sin mirar, vemos sin mirar pues, ve- mentos pretender o procurar apartarse de un nue-
mos lo cotidiano, lo que nos aparece vo siglo que se ha permitido licencias que el mundo
intempestivamente, casi como por pareciera haber discriminado.
sorpresa y solamente percibimos a través de los En esta cuidada selección de carteles, se pone
estímulos visuales sin percatarnos que existe, de- de manifiesto casi como un artista plástico, la duc-
trás de cada mensaje visual tomado y denominado tibilidad narrativa utilizando como medio, y reco-
como lo cotidiano, una intencionalidad de reflexión nociendo visiblemente, la búsqueda producción de
frente a los avatares de la vida cotidiana. sus propias maquetas, en donde la originalidad de
Julio Broca reflexiona de manera metafórica, los recursos, se apegan casi indivisiblemente al con-
sublime y sumamente descriptiva, a través de cepto y propósito de cada una de sus encomiendas.
la narrativa de sus carteles, una ineludible em- La información requerida en cada cartel, más
patía entre su obra y el receptor, de manera tal allá de su denominación como signos verbales in-
de hacerlo y comprometerlo en un pensamiento tervinientes, muchas veces desafían los principios
paralelo al del mismo autor. básicos del discurso, pero desde su tratamiento,
La sensibilidad a la pluralidad sensitiva, es hasta la elección tipográfica, se transforman en el
característica del autor; cada imagen obtenida vívido ejemplo de un hacedor comprometido con
genera en el desprevenido receptor, una inter- sus principios y que, desprovisto de inhibiciones,
pretación inequívoca del propósito de cada uno provee a la sociedad una mirada crítica traducida
de sus carteles, preponderando de esta manera, al lenguaje universal de las significaciones y rein-

P O R TA F O LI O el sentido de su existencia; en definitiva, el cartel,


como medio de comunicación masiva, es o debe-
terpretaciones generando desde lo aparentemente
inerte una pieza interactiva sin la necesidad de par-
ría ser o transformarse, en precursor de un propó- ticipación física, ya que se trata de un intercambio
sito, cosa que el autor consigue entre tipografía, de sensaciones entre el gestor aún en ausencia, y
cromía y metáfora, aptitud difícilmente alcanzada nosotros como intérpretes observadores.
por muchos, con una naturalidad y espontaneidad La larga trayectoria y experiencia de Broca en el
sin dudas loable. discurso gráfico, pone de manifiesto un respetuoso
La naturaleza de los recursos gráficos, cuanto abordaje frente a los temas producidos; álgidos,
su manipulación fotográfica, dejan de lado los ca- controversiales, indignos, abusivos, desoídos o
prichos efectistas aún, cuando la impronta de sus desconocidos por la sociedad aún no en comuni-
carteles reflejan, una adecuada resignificación de dad, pero él, aporta mucho más que un grito; pro-
su uso e interpretación social, en definitiva, cum- pone mucho más que una reacción intempestiva,
pliendo con su rol primigenio; un cartel, es aquél simplemente, con impactantes imágenes nos “obli-
que entre sombras, se inmiscuye en el intelecto ga” a reflexionar y actuar en consecuencia.
conocedor de la gente y que, inexorablemente con- Muchos son los cartelistas en el mundo que
duce a la reflexión del comportamiento individual promulgan un cambio de actitud, y desde lo perso-
del individuo comprometido con sus convicciones, nal, abrigo la esperanza de que poco a poco, cada
y a quien no, motivarlo a la reflexión, replanteo, uno de los seres que habitamos este suelo terrenal
reseña de Pablo Kunst revisión y reconsideración, respecto de su mirada y sean más, quienes se atrevan con un discurso tan
hasta alcanzar su sentir, de modo tal de persuadir o descriptivo, a evidenciar la sintomatología social
Co-fundador de la Escuela Superior de Diseño disuadir la estructura unipersonal del pensamiento tomando como referente la obra de Julio Broca. m
de Rosario. Miembro designado de la Alianza
Latinoamericana y del Caribe de Diseño, así como
del Proyecto Educación del Diseño – ICOGRADA.
P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n

(01/16)
(02/16)

P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
68
P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
Sociedad Abierta —

(03/16)
(04/16)

P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
69
Sociedad Abierta
70
P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
Sociedad Abierta —

(05/16)
(06/16)

P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
71
Sociedad Abierta
P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n

( 0 7/ 1 6 )
(08/16)

P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n

(09/16)
(10/16)

P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n

CÉSAR LÓ
W
( 1H ( 1P
2 /E1 R1 /E1Z
6)
6 )E A R E U ?

P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n

W(1 3/16)
( 1H
4 /E1 6R) E A R E U ?

P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n

(1 5/16)
(16/16)

P O R TA FO LI O L a p o s t v i s u a l iz a c i ó n d e u na e m o c i ó n
Imprenta Pública — Ariel Ruiz Ariel Ruiz — Imprenta Pública

El narcotráfico como gobierno.


Entrevista con Gustavo Duncan
1
G. Duncan, Más que plata o plomo. El
poder político del narcotráfico en Co-
lombia y México, México, Debate, 2015.

metapolítica: ¿Por qué escribir un libro como el suyo, la estoy haciendo sino reconociendo una realidad; les pido
una “exploración del ejercicio de la dominación social por favor que no maten al mensajero. Creo que estudiarlo y
por parte de una clase delincuencial”? reconocerlo no significa de ningún modo legitimarlo, que es
el gran problema que hay. Incluso uno puede ver en sectores
Gustavo Duncan: Esto es un asunto que arrancó mucho de izquierda que legitiman y reconocen el control que, por
tiempo atrás. Soy colombiano, y en cierto momento me ejemplo, las guerrillas puedan tener en una sociedad, pero
comencé a preguntar: “Bueno, hay una guerra contra el en ningún modo quieren reconocer y legitimar que un grupo
narcotráfico; si estos señores deberían ser puramente de- armado de un narcotraficante ejerza esa misma función. Hay
lincuentes ¿por qué llegan a los niveles que alcanzan?”. diferencias, sí, pero en esencia sigue siendo lo mismo: cobrar

E
Yo trabajaba en otros temas, en asuntos de políticas impuestos, impartir justicia, vigilar a la población.
l tráfico de drogas y los conflictos de él derivados públicas, subsidios de educación y salud, y comencé a Entonces es muy difícil para la sociedad estudiar un fe-
no sólo han tenido un impacto en materia pura- ver en las regiones de Colombia cómo los criminales, los nómeno porque es políticamente inconveniente. El proble-
mente criminal sino que también han tenido con- narcos y —en ese entonces— los paramilitares comenzaron ma es que si se quieren hacer políticas públicas y se quiere
secuencias políticas. Entre éstas se puede destacar, a convertirse en Estado, a asumir funciones de gobierno. comprenderlo, necesariamente hay que asumir la realidad,
en los países más afectados por aquella actividad, que los En ese momento empecé a ver que esto es mucho más y creo que es el papel que yo he cumplido; es decir, pasar de
cárteles han ocupado territorios que han sido descuidados complejo de lo que uno había creído, por lo que había que comprender esa realidad de manera descarnada y despojada
por el Estado, en los que han llegado a ejercer funciones de dedicarse a hacer un buen libro. de cualquier prevención y estudiarla sin miedo.
autoridad. Esa situación ha dado como resultado una dis- Aparte quería enfocar mi profesión en algo que me gustara
puta ya no sólo por el control del mercado de las drogas más, y quería escribir un libro sobre este tema; así fue que sa- m: Buena parte del libro está construida sobre la distin-
sino también por el poder político, especialmente de las qué mi primer libro, Los señores de la guerra, que fue específi- ción básica y fundamental que hace usted sobre las or-
periferias tradicionalmente excluidas, lo que ha derivado en camente sobre los paramilitares en Colombia, pero cuando lo ganizaciones criminales del narcotráfico: la mercancía,
enfrentamientos violentos que han afectado los procesos terminé era claro que mi pregunta era más amplia: no solo los que es la que predomina en la periferia, y, por otra par-
democráticos y la convivencia social en general. paramilitares gobernaban sino muchos otros criminales tam- te, el capital, que más bien corresponde al centro. ¿Cuá-
Sobre lo anterior Gustavo Duncan (Cartagena, Colombia, bién han gobernado y en muchas otras circunstancias. Allí sur- les posibilidades analíticas le dio esta diferenciación?
1973) ha escrito el libro Más que plata o plomo. El poder po- gió la idea de hacer un doctorado y hacer una investigación y
lítico del narcotráfico en Colombia y México (México, Debate, una interpretación teórica aún más profundas del fenómeno. GD: Esa versión quiere decir que uno puede distinguir el nar-
2015), en el que presenta una teoría respecto “al hecho de cotráfico en sus distintas fases operativas si son más intensi-
por Ariel Ruiz que gobiernan un pedazo de la sociedad”. Sí, afirma: “Es una m: Al final usted hace un señalamiento muy importante: vas en la mercancía o en el capital; es decir, la droga en sí y
Mondragón nueva forma de dominación en que una clase criminal, por dice que la sociedad “ha estado poco interesada en com- el pago por ella. Eso es interesante en el análisis porque está
su posesión de los medios de capital y de coerción, ocupa la prender cómo un actor de poder que surgió de la ven- relacionado con la geografía del Estado. La razón es porque
Editor. Estudió Historia en jerarquía superior en espacios donde el orden social ha sido ta de una mercancía ilícita a los mercados globales ha la mercancía es mucho más criminalizada que el capital del
la Universidad Nacional transformado por el narcotráfico”. Sobre ellos charlamos con gobernado grandes porciones de la periferia de ambos narcotráfico, y en ese sentido la producción y el transporte
Autónoma de México
el autor, quien es Doctor en Ciencias Políticas por la Universi- países”. ¿A qué se debe este desinterés que, creo, no es de la mercancía suele ocurrir lejos del Estado. Por eso es
(UNAM) y ha colaborado
en revistas como Este país, dad de Northwestern. Ha sido profesor en las universidades sólo de la sociedad sino de periodistas y la academia? que fue una oportunidad para las áreas periféricas y exclui-
Replicante y Etcétera. de los Andes y EAFIT, así como investigador de la Fundación das de incluirse en los grandes mercados internacionales:
Seguridad y Democracia. Autor de dos libros, ha colaborado GD: Es difícil decirlo porque incluso a mí en muchas ocasio- allí, por estar distantes del Estado, se corrían menos ries-
en medios como El Tiempo, de Bogotá, y El País, de Cali. nes me dicen “estás haciendo una apología del narco”, y no gos, había más posibilidades de protección y allí mismo era

82 83
Imprenta Pública — Ariel Ruiz Ariel Ruiz — Imprenta Pública

donde podían surgir organizaciones criminales m: Usted habla en el libro de la relativa fortale- la población. Colombia es un país muy extenso m: Al respecto me llamó la atención esta GD: Claro, siempre se ha utilizado, pero se agre-
que asumieran las funciones del Estado. za del Estado tanto en Colombia como en Méxi- en el que grandes capas de la población aún parte, digamos, reivindicadora de los nar- gan dos nuevas variables: uno, un enorme y nue-
En cambio, cuando la droga se convierte ya co; pero ¿no fue justamente la debilidad del Es- viven en regiones apartadas y que fueron go- cotraficantes. Como usted dice, se puede vo volumen de recursos que permite la inclusión
en capital y después de ser lavado ingresa en tado la condición para el crecimiento del narco? bernadas por las guerrillas en un momento en hablar de inclusión social. En ese sentido, en el mercado y, por el otro lado, la protección.
una cuenta bancaria comienza a estar bajo el que éstas eran muy débiles, no amenazaban al ¿los narcotraficantes han generado pros- Ahora el patrón no sólo va a dar recursos sino
control de las instituciones del Estado. Éste re- GD: Claro. La cuestión es que el Estado sí tenía Estado central y podían ser gobierno; el Esta- peridad en comunidades? protección y seguridad cuando es lo más necesa-
gula el dinero de los narcotraficantes, y en ese los recursos y los medios, pero no tenía el inte- do se delegaba en la práctica. Luego llegaron rio por las guerras que hay entre los narcos. És-
sentido la droga no es una amenaza política sino rés de llevar sus instituciones hacia ciertos sec- los narcos y comenzaron a asumir esas funcio- GD: El problema es que cuando es una comu- tas, al ser guerras por el gobierno de la sociedad
meramente delincuencial. tores sociales de la periferia y la marginalidad. nes: se enfrentaron con la guerrilla y cuando nidad muy apartada y hay muy poca acumu- en las que un narco se enfrenta a otro, implican
Esa es la gran diferencia; me tomó mucho Eventualmente surgió el narcotráfico y estos se creó el conflicto es que el Estado se vio lación de capital no la genera. Eso no lleva un el ataque a la sociedad, y por eso son tan violen-
tiempo darme cuenta de eso, pero son de sectores resolvieron sus problemas de inclusión; obligado a llegar. proceso, una espiral de acumulación; no, lo que tas y tan sangrientas. Es una gran paradoja: es
esos momentos en los que a uno se le prende en el momento en que estos sectores comenza- Además sucedió otro fenómeno: las élites de sucede es que esas sociedades se vuelven de- decir, los narcos alcanzan legitimación pero a un
la bombilla y se le ocurre la idea. En realidad ron a acumular poder y a llevar las disputas y la esas zonas periféricas que se habían empobre- pendientes de los ingresos del narcotráfico para costo en sangre y en muertes enorme.
se me venía ocurriendo mucho antes, pero violencia del narcotráfico hacia secciones más cido ante el crecimiento y la modernización de permitir la inclusión en el mercado. Es decir, se
es en la forma de presentarla cuando queda integradas de la sociedad que eran del interés la economía y la urbanización, en un momento encuentra la inclusión en un mercado siempre y m: Al respecto me llamó la atención cómo se
total claridad para uno y para los lectores del Estado, es cuando éste tuvo que responder y dado se encontraron con que tenían recursos, y cuando el narcotráfico se mantenga; en munici- desarrollaron en las ciudades, en los secto-
cuando se pueden hacer esas distinciones. Y se vio obligado a desplegar sus recursos. la clase política que surgió ya podía competir por pios intermedios, en cambio, cuando ya existe res más marginados, las subculturas crimi- “La sociedad ha estado
nales y cómo fueron utilizadas.
sí, gran parte de la tesis del libro gira en torno Esto es muy distinto a los casos de Guinea el poder nacional. Se convirtió en mediadora del un nivel mínimo de acumulación del capital,
poco interesada en
de esa distinción. Bissau y Sierra Leona, donde el Estado puede narcotráfico, por supuesto, pero sus miembros la traída de esos capitales va generando ya un
caer y va a colapsar; en este caso es que el Es- se hicieron jugadores poderosos e influyentes a proceso de transformación y de inclusión en los GD: El caso de Pablo Escobar, que es el más comprender cómo un actor
m: En ese tipo de diferenciación encuentra tado se vio obligado a responder y a llevar sus nivel nacional: podían pedir y reclamar más. Lle- mercados, de más larga duración. Finalmente, extremo: había una subcultura criminal, había de poder que surgió de la
usted clasismo en términos de los aparatos instituciones a lugares donde no había puesto varon a cabo ese proceso de inclusión. la mayoría del capital del narcotráfico ¿a dónde unos jóvenes que sintieron que en el proceso de
de justicia. Esto también es una lectura de su atención. Esa es una de las consecuencias de Por eso el narcotráfico tiene que verse den- se va a venir? A grandes ciudades, como Bogo- modernización y de urbanización no tenían nin-
venta de mercancía ilícita
la desigualdad social porque usted dice que la guerra del narco. tro de la historia política de estas sociedades: tá o el DF, porque de una u otra manera lo que guna oportunidad por las normas establecidas, a los mercados globales
en la periferia generalmente están las per- Paradójicamente, la guerra del narco va a las transformaciones que está produciendo se produce y los grandes servicios del país, que y decidieron crear un sistema normativo alterno ha gobernado grandes
sonas pobres… ser del Estado, entre otras razones, porque ella son enormes y van más allá de un asunto pu- finalmente van a ser distribuidos hacia la zona del que es parte la violencia del crimen. Eso pasa
tiene dos sentidos muy distintos: uno, el de las ramente criminal. Por supuesto que la mayor periférica, provienen de esas ciudades, y la pla- en todas partes, no sólo en Colombia y México, porciones de la periferia
GD: Eso no es nuevo; ahora en criminología agencias antidrogas, que lo que quieren es evitar parte de lo que pasó en ningún momento fue ta finalmente llega a los bancos, a las fábricas, en Medellín o en Monterrey: ha pasado en Esta- de ambos países.”
también es una oportunidad porque no se sabe que la droga llegue a sus usuarios finales, y otro pensado y calculado. La clase política regional los servicios y el comercio que están acá. dos Unidos, y hay películas de ello, por ejemplo
qué fue primero: el huevo o la gallina. Fue que es el de los gobiernos y los Estados en los países también se peleó con los narcotraficantes: Esa es la gran diferencia; sin embargo, en el Pandillas de Nueva York. Es un fenómeno masi-
las élites criminalizaron lo que hacían los secto- productores como Colombia y México, donde la tuvo que hacer un balance entre el poder que entretanto los narcos se convierten en quienes vo. La gran diferencia es que eventualmente los
res subordinados en el narcotráfico, o fue que guerra es por impedir que las instituciones del adquiere por el narcotráfico y el poder que garantizan esa inclusión y generan toda una de- narcotraficantes pueden encontrar en esas sub-
éstos encontraron una oportunidad porque te- narcotráfico gobiernen pedazos de la sociedad. pierde a manos de los narcotraficantes que los manda política por mantenerla en un mercado, culturas una oportunidad de mano de obra para
nían unas habilidades superiores a las de las éli- querían someter a nivel local. de manera directa o indirecta, que se nota en las hacer la guerra en lugares de la ciudad donde
tes para dedicarse a esas actividades. Es decir, m: Usted dice en el capítulo dedicado a la Lo anterior es caótico, como son la mayo- votaciones, en el soporte social a la dominación establecen el control. Escobar se dio cuenta de
dedicarse a la violencia significa estar dispuesto guerra en el sentido político que, paradóji- ría de los procesos de construcción de Estado. de los narcotraficantes. Es una expresión políti- si él iba e invertía dinero en esas comunidades y
a jugarse la vida y tener contactos sociales con camente, ese tipo de conflicto ha significa- Cuando se hicieron los Estados europeos, proce- ca de esos procesos de inclusión. La solución de contrataba a las pandillas como sus trabajadores
redes criminales; por esto el narcotráfico se do un proceso paulatino de fortalecimiento sos que comenzaron muchos siglos antes, nunca asuntos sociales que no solamente son materia- para hacer la guerra, podía someter a los demás
convirtió en una gran ventaja para los excluidos. estatal en México y en Colombia. ¿Por qué? se pensó que se iba a llegar al Estado nación ni les sino también del orden de la justicia que pro- miembros del cártel de Medellín y luego hacer
Es difícil decir qué fue primero, pero hay mucho menos a la democracia capitalista oc- veen los narcos, se convierte en una demanda la guerra contra el Estado. Así, a los pandilleros
una realidad de a puños: que el narcotráfico GD: Es que el Estado nunca estuvo en muchas cidental. Estos son procesos fortuitos, pero lo apremiante, sobre todo cuando hay guerra de que tenían una subcultura por la que se iban a
se convirtió, por su propia criminalización, la zonas periféricas y fue débil porque no las ne- interesante es prestar atención en que estamos narcotraficantes, que es cuando más se necesi- dedicar al pillaje, al atraco, a la anarquía o al van-
segregación, el clasismo y la discriminación de cesitaba. El caso de Colombia es más extremo ante un gran proceso de transformación del tan la protección y la seguridad. dalismo, de repente les dicen: “Señores, dejen
las autoridades y las decisiones del Estado, en que el de México, que tuvo al PRI y la revolu- sistema político y de nuestra sociedad a raíz del de hacer esos pequeños crímenes; yo los voy a
una oportunidad para los excluidos. Esa es la ción, lo que obligó al Estado a hacer una serie narcotráfico. Esto no es solamente una anomalía m: En el libro señala en varias partes el disciplinar y los voy a convertir en unos crimina-
gran paradoja. de transacciones para incluir grandes capas de provocada por criminales. clientelismo… les que son capaces de desafiar a un Estado”.

84 85
Imprenta Pública — Ariel Ruiz Ariel Ruiz — Imprenta Pública

Hoy uno ve las diferencias: yo soy de Cartagena. que la tiene azotada, y resulta que hay un juez al la periferia perdió poder con la apertura demo- m: ¿Cuáles son las principales instituciones guerrilla. Esto era parte de una lógica dentro
Colombia, donde los criminales, los narcotra- que le tienen que probar que efectivamente fue crática del PRI, los narcos ganaron y acumularon de regulación que han impuesto las organiza- de la Guerra Fría.
ficantes, nunca utilizaron a las pandillas de los él. Eso toma demasiado tiempo. poder y tuvieron cómo expandirse; en un mo- ciones del narcotráfico? Lo que sucedió en Michoacán es interesante
barrios; si uno se mete a YouTube, puede ver Un sicario, un halcón de un cártel, en cam- mento dado el Estado les dijo: “Un momentito: porque surgieron cárteles nativos como res-
que las peleas de esas pandillas son con puña- bio, actúa como juez, conoce a la comunidad y está bien que controles al presidente municipal, GD: Creo que lo interesante es cuando las or- puesta a los cárteles que venían de otras re-
les, con piedras, con palos. Dan ganas de llorar: él mismo aplica el castigo: le da una paliza, lo al dirigente de un rancho, pero a mí, aquí, ya en ganizaciones coercitivas que regulan el negocio, giones de México, como Los Zetas, de Sinaloa,
parecen cavernícolas. Pero en Medellín las gue- destierra, lo expropia o lo mata. En ese senti- este nivel, no puedes llegar. Vamos a desplegar los aparatos de los narcos, en cierto momento del Golfo y demás. La población local se cansó
rras entre las pandillas de las comunas son con do resuelven un problema de las instituciones nuestro aparato de fuerza”. Que Felipe Calderón dan un salto y comienzan a regular sociedades, de ser dominada por cárteles y adoptó las mis-
AK-47, una gran diferencia. Los de Cali no las uti- del Estado, ya que los costos de aplicación de tuvo muchos errores y lo hizo mal, que hubo vio- es decir, a administrar justicia y a ofrecer vigi- mas instituciones de éstos para gobernarse a sí
lizaron porque eran elitistas: Gilberto Rodríguez esa institución se reducen en espacios donde, laciones a los derechos humanos, estoy de acuer- lancia en las comunidades. Ese es el punto de misma; eso es básicamente lo que sucedió con
Orejuela se fue con las élites y nunca armó a la además, el Estado no cobra impuestos porque, do, pero el Estado fue obligado a reaccionar. quiebre: cuando hacen eso estamos hablando La Familia Michoacana y con Los Caballeros
pequeña criminalidad. Cuando revisé la prensa, como tienen criminalizado el narcotráfico, no ya de otro nivel. Templarios. Luego hay sectores medios, que no
encontraba cualquier cantidad de noticias de tiene cómo extraer recursos. Los cárteles, en m: Vamos sobre las respuestas de la socie- Allí se ve incluso la diferencia entre los ca- son necesariamente narcotraficantes, y que en
asesinatos en moto en Medellín, y en Cali lo que cambio, se especializan en extraer recursos de dad: usted comenta que los empresarios sos de Estados Unidos, México y Colombia: en cierto momento se rebelan cuando se agota la
encontré eran noticias de limpieza social para comunidades en las que para el Estado no existe legales siempre van a preferir que el Estado el primero hay narcotráfico, hay pandillas que capacidad de aceptación de las instituciones de
evitar que los ladrones se insubordinaran. ningún tipo de rentabilidad. regule. ¿Cómo han reaccionado ante el avan- venden droga, pero en ningún momento ni la los criminales. Esto ocurrió porque se traspasó
ce del narcotráfico? organización de narcotraficantes ni las pandillas un umbral moral de dominación: hubo un mo-
m: Llama la atención que no nada más es m: ¿En dónde confluyen y dónde entran en con- asumen las funciones de gobierno propias del mento en que había demasiada humillación que
“Es el papel que yo un enfrentamiento del Estado contra las flicto estas áreas dominadas, por una parte, GD: Pongo un ejemplo, que es el caso de los co- Estado. Lo que uno encuentra es que lo peor no era soportable, sobre todo en el tema de las
organizaciones criminales sino que éstas, por el Estado, y por la otra por el narcotráfico?
he cumplido, pasar merciantes de Medellín, un grupo de empresa- que puede hacer una organización criminal es violaciones, y se creó una forma de autodefensa
en su tarea de dominación, de imposición rios que tienen bodegas y centros comerciales atentar contra un servidor público como un con otro tipo de instituciones distintas. En este
de comprender esa de esta regulación social, parece que tam- GD: Hay lugares que no tienen por qué ser enormes en el centro. Eso se hizo originaria- policía. Eso en el fondo es una demostración de caso la resistencia adoptó las instituciones de
realidad de manera bién le fueron muy funcionales al Estado en controlados por el Estado. Hay, por ejemplo, mente con dinero de lavado del narcotráfico; que la Policía sigue estando a cargo del territo- los mismos criminales, en un primer momento;
ciertos aspectos. un proyecto urbanístico en el que intervienen a medida que pasó el tiempo y acumularon, rio y que los narcos regulan solamente los asun- el Estado se vio obligado a intervenir, y luego
descarnada y despojarla hombres ricos. Estos empresarios en ningún como ellos solamente manejan la parte del tos de droga. En México y Colombia es distinto, vimos que gran parte del aparato coercitivo que
de cualquier prevención GD: Claro, en el fondo son una delegación del Es- momento van a dejar que sean las instituciones dinero, se dieron cuenta de que dejar en ma- porque la corrupción es diferente: en Estados generaron las autodefensas se comenzó a des-
y estudiarla sin miedo.” tado que se hace del control de las áreas perifé- de los cárteles las que regulen este negocio: nos de la mafia, de adolescentes armados, la Unidos es simplemente para evitar que la poli- viar nuevamente para transformarse hacia el
ricas. Por ejemplo, al Estado mexicano le costa- para la sociedad sería muy costoso y sería impo- regulación y el control de esos negocios es una cía, las autoridades intervengan en un negocio control del narcotráfico, hacia la criminalización,
ría mucho proveer servicios, protección, justicia sible hacer negocios. irresponsabilidad porque había demasiado di- ilegal; en Colombia y México es para evitar que aunque no todas. Pero allí hay un problema de
y garantizar, además, el crecimiento económico Hay espacios de la sociedad donde el control nero en juego. Al día de hoy ellos prefieren que las instituciones del Estado interfieran con ins- hacia dónde puede seguir. Eso suele suceder no
de estas áreas periféricas que no producen nin- de las instituciones de los criminales es total- sea el Estado quien los regule y simplemente tituciones de las organizaciones criminales que sólo en el caso de Michoacán.
gún tipo de renta para el Estado. Es decir, lo que mente contraproducente, sobre todo cuando aplicar a la corrupción del Estado. Sus negocios en la práctica gobiernan las comunidades.
podría recuperar de impuestos es nulo, y esto lo hay niveles de acumulación; allí el control de los son muy grandes y ya son suficientemente le- m: Cita también el caso de Medellín.
haría pérdida; los cárteles, al contrario, pueden cárteles es negativo en todos sentidos, no sólo gales y legítimos como para dejarlos en manos m: Otra de las reacciones sociales a este do-
ofrecer justicia y protección a muy bajo precio. para los negocios sino para la misma vida social de criminales. minio de las organizaciones criminales son las GD: Allí siempre fueron narcos, pero la cuestión
Esa es la gran diferencia, por ejemplo, entre un cotidiana, para las normas, valores y comporta- Eso es una respuesta a lo que sucede. El pro- autodefensas en Michoacán, en Guerrero, y es que cuando se creó la autodefensa de los
funcionario del Estado y uno de un cártel: la po- mientos de la gente. Cuando los narcotrafican- blema es que para hacer un capitalismo legal, usted habla también de Medellín. ¿Qué ha pa- hermanos Castaño, al final todo el mundo de-
licía del Estado no puede aplicar justicia y sólo tes acumulan poder desde la periferia y quieren racional (como diría Weber), son necesarias sado con estas rebeliones de las comunidades? cía: “Es que se corrompieron”. Pero ellos eran
vigila, ya que se tiene que llegar ante un juez, utilizarlo para expandirse, y comienzan a entrar instituciones del Estado; en cambio, si vas a ha- parte del cártel de Medellín, traficaban con
luego hay un debido proceso y después enviar al en esos espacios es cuando el Estado se ve obli- cer un capitalismo de venta de droga y de pura GD: Las autodefensas en México son muy Escobar desde los años setenta y, simplemente,
delincuente a una cárcel. Todo eso hay que pa- gado a reaccionar: “Aquí tú no puedes entrar, y si mercancía, sí se requieren organizaciones crimi- distintas a las que se dieron en Colombia. En los narcos terminaron enfrentados con la gue-
garlo, y lo tiene que hacer la sociedad, el Estado. entras, no hay manera ni siquiera de que la clase nales como cárteles, señores de la guerra, pan- ésta, paradójicamente, las FARC se llamaban rrilla. Esa es la gran diferencia entre México y
Es costosísimo aplicar justicia en una población política que aboga por ti te pueda proteger. En- dillas que no ofrecen protección sino al contra- al principio “Autodefensas Campesinas”, y Colombia (a propósito: los narcos colombianos
que, además, no tiene recursos, y no sólo es tonces vamos a responderte a sangre y fuego”. rio. Así, el valor agregado final de la droga es la luego los paramilitares, que eran ejércitos de tuvieron que controlar territorios muy rápido
costosísimo en dinero sino en tiempo. La gente En esencia esa fue la guerra del narco en Mé- producción de poder para reducir los riesgos; es los narcotraficantes, se llamaron también au- porque era la única manera de defenderse de
quiere que resuelvan el problema del criminal xico a mediados de los 2000: la clase política de un negocio de reducción de riesgos, en esencia. todefensas campesinas para defenderse de la la guerrilla; en México, en cambio, el tema del

86 87
Imprenta Pública — Ariel Ruiz Ariel Ruiz — Imprenta Pública

narco asumiendo funciones de gobierno pasó GD: El asunto es el siguiente: las guerrillas es- trata de hacer una apología sino de compren- que no son anticriminales sino políticas, por la su democracia, sobre todo porque conozco
por la apertura democrática). taban paradas sobre una ideología que se creó der un fenómeno de una forma que no sea tan disposición de instituciones de gobierno a lo más lo del narco y del sistema político más
en el siglo XX, con un discurso que además se simplista, de decir que no son unos tontos po- largo del territorio. Hay guerras horizontales: amplio. Pero una recomendación, en lo per-
m: Para hablar justamente de la cuestión fraguó en la gran tensión histórica mundial: la bres excluidos que se dejan deslumbrar por los no hay cambios porque un cártel se enfrenta sonal más que como experto, es que si bien
democrática en México y Colombia, ¿cuál ha creación de dos modelos de Estado nación. Lo narcos; no, fue una oportunidad de transforma- a otro por las mismas instituciones de control, la democratización fue una oportunidad para
sido la relación entre estas democracias del que buscan los señores de la guerra en estos ción política real. Si el Estado quiere responder que son de los criminales; pero hay guerras ver- los narcotraficantes, no por eso la sociedad
centro con los autoritarismos subnacionales casos es cómo ejercer en la práctica como un de manera efectiva tiene que ofrecer algo a ticales entre el Estado y un cártel cuando éste mexicana debe renunciar a la democracia.
que usted señala? Estado. Eso no quiere decir que no tengan ideo- cambio, superior a lo que ofrecen los narcos, y pretende imponer y expandir sus instituciones Sería el peor error.
logía; hay una que casi es intuitiva. Lo que no es necesario que lo haga por el bien de la de- en el territorio controlado por aquél. La cuestión es democratizar aun con la
GD: Es un concepto de un profesor mío, Edward tienen es un gran discurso que esté sustentado mocracia, del mismo Estado mexicano y de la El problema es que por lo general hay un amenaza del narcotráfico, llevar las institu-
Gibson, quien hablaba del autoritarismo subna- y que les permita expandir esa forma de auto- sociedad. Es un exabrupto que pedazos de la cártel que acumula más poder y desafía más ciones y ampliar el espectro de regulación del
cional y ponía el caso de México: podrá haber ridad más allá de unas comunidades concretas. sociedad sean gobernados por criminales; esto al Estado, y éste termina por atacar más a ese Estado, y me refiero a la de las instituciones
elecciones y ciertos atributos de la democracia, Se han dado casos de narcotraficantes que han no tiene razón de ser. cártel mientras los otros cárteles se favorecen. democráticas. Que los narcotraficantes con-
pero en la práctica priman relaciones autorita- querido dar ese salto por su propia acumulación También hay corrupción, y es masiva; hay cier- trolen el narcotráfico, pero también el gobier-
rias. A esto habría que agregarle que se trata de poder, pero se estrellan muy rápidamente. m: Por lo que se lee en el libro, los narcotrafi- tos funcionarios del Estado que cumplen con el no de la sociedad no tiene sentido. Hablo que
de un autoritarismo competitivo: es decir, se Le pongo un ejemplo: la clase política que cantes han sido tanto transformadores y con- mandato de perseguir a un cártel, pero lo hacen los mexicanos deben tratar de ampliar esa ca-
compite en la forma pero las instituciones que negoció con Pablo Escobar lo hizo por dinero en servadores: buscan una transformación so- no sólo por convicción sino también porque pacidad de regulación de la sociedad. Eso no
surgen son autoritarias. El narco eleva la apues- un principio; pero cuando vio que Escobar tenía cial y después buscan la permanencia de ella. les está pagando otro cártel. En ese sentido, es fácil hacerlo, toma mucho tiempo, muchos “Dedicarse a la violencia
ta porque eso era antes dentro de la misma un proyecto político para llegar hasta la presi- son unas guerras en que se cruzan no sólo los recursos, pero es el desafío; es decir, retroce-
significa estar dispuesto
democracia; ahora también lo es pero, además, dencia le pareció imposible. Esto es demasiado GD: Es que son muy prácticos: los narcotrafican- cárteles sino los mismos funcionarios del Esta- der en la democracia sería el peor exabrupto
con armas, que es una forma de autoritarismo ambicioso y se fue a la guerra contra el Estado. tes —a diferencia de las guerrillas, que quieren do, lo cual va en contra de esa gran teoría de la que se podría dar. a jugarse la vida y tener
de las más oprobiosas en el sentido del control Muchos políticos que le aceptaron dinero tu- crear nuevas instituciones impuestas con todo conspiración que dice que el gobierno mexicano contactos sociales con
de la población. Entonces tendríamos un autori- vieron que ir a pelear contra Escobar, y algunos el discurso marxista— toman las instituciones o el colombiano se alían con un cártel. Por lo m: En México se han puesto en la palestra
tarismo subnacional competitivo armado. fueron asesinados por eso. El hecho de no estar locales existentes que a ellos les sirven, las general lo que sucede es que hay demasiados varias veces logros que ha tenido induda-
redes criminales, por eso
sustentado en un proyecto ideológico coheren- adoptan y las potencian con recursos y armas. funcionarios y una corrupción masiva. blemente Colombia en la lucha contra el el narcotráfico se convirtió
m: También muy vinculado con la relación narcotráfico. Aquí, incluso, al principio de
te y vendible ante la gran comunidad nacional Pragmáticos, y eso es suficiente para dominar y Lo que también ocurre es que cuando un en una gran ventaja
mercancía-capital. hace que los narcos tengan una gran limitación. gobernar, y no se van a complicar con grandes cártel amenaza más, las posibilidades de que los este gobierno estuvo Óscar Naranjo. ¿Qué
Esa es la diferencia con la guerrilla. discursos y grandes ideologías sofisticadas. Tie- funcionarios lo ataquen y se alíen con el cártel experiencias exitosas de su país piensa que para los excluidos.”
GD: Claro: donde está la mercancía es donde se nen además otra ventaja, y es que como ellos enemigo son mayores, por razones puramente podrían aplicarse en México?
da ese tipo de autoritarismo y las extensiones m: Usted menciona que en un principio Pa- permiten el acceso al mercado, la misma publi- políticas y coyunturales. El caso más ejemplar es
democráticas tienen menos posibilidades de blo Escobar no era tan mal visto pese a sus cidad del consumo de masas los legitima. el de Colombia y Pablo Escobar, en el que, sin GD: En ese sentido, poder llevar justicia, segu-
funcionar. Esto se debe a que cuando la socie- actividades, lo que ocurre también con va- duda, las autoridades colombianas se aliaron ridad, planes de construcción de comunidades.
dad maneja recursos de manera independiente rios narcotraficantes mexicanos gracias a su m: Usted señala que hay tres sentidos de con el cártel de Cali y con los Pepes (la disiden- Ese aspecto operativo claro que se puede apli-
del Estado, tiene cómo negociar las condiciones clientelismo. Esto significa una disputa por esta guerra contra las drogas: uno que po- cia del cártel de Medellín) para acabar con Esco- car. Pero lo que sí hay que considerar y tener
de gobierno con el Estado de una manera distin- la legitimidad… demos llamar internacional, que viene de bar porque era la principal amenaza. muy en cuenta es que la historia política de
ta que cuando quienes ejercen el poder direc- Estados Unidos, del FBI; otro, la vertical, que ambas sociedades es muy distinta. Política-
tamente son quienes controlan las principales GD: Es que siguen siendo legítimos hoy en la zona sostiene el Estado contra las organizaciones m: En México con la llegada de la democra- mente la gran estrategia de lo que se puede
fuentes de recursos de la comunidad. Entonces periférica. Es una realidad: simplemente vayan, criminales, y, finalmente, el horizontal: las cia se perdió el control sobre las bandas de aplicar en Colombia no necesariamente se
no se crea una sociedad civil. dense una vuelta, y hay muchas comunidades organizaciones criminales se combaten en- narcotraficantes, que adquirieron mayor puede aplicar en México.
para las que son legítimos pues por primera vez tre sí. También destaca las guerras horizon- autonomía y mayor poder. En términos muy Ahora, Colombia fue obligada a responder a
m: Como usted destaca, los señores de la gue- trajeron el mercado y las oportunidades de po- tales y verticales, que son las últimas dos. generales: para conservar la democracia, todas estas amenazas mucho antes que Méxi-
rra que existen más a nivel local no han aspi- der. Son reconocidos en la comunidad nacional ¿Cómo se entrelazan estas tres disputas? ¿qué medidas políticas se pueden tomar co. Aquí fue a partir del 2000, cuando sucedió
rado al poder nacional. ¿En algún momento y son parte de las noticias. Eso es una realidad. para combatir el narcotráfico? la democratización, que se salió de control el
pueden dar el salto a aspirar al poder nacio- Obviamente hay situaciones que acaban en GD: Lo que suele suceder es que el Estado lleva narcotráfico y que el Estado se vio obligado a
nal?, ¿no lo hizo ya con la guerra que sostuvo oprobio, en violencia, pero eso continúa porque una guerra simplemente para evitar que la mer- GD: Sería demasiado pretencioso que yo qui- responder; Colombia desde principios de los
Escobar contra el Estado, por ejemplo? es una forma de la sociedad. Y con esto no se cancía llegue al usuario final, y hay otras guerras siera decirle a los mexicanos cómo manejar ochenta ya venía con ese problema. m

88 89
Imprenta Pública — David Miklos David Miklos — Imprenta Pública

Brevedades distópicas

Gisela Hef fes , Sophie La Belle and the

2 Miniature Cities/Sophie La Belle y las


ciudades en miniatura , Hous ton, Lite -
ral Publishing, 2016.

En ese mapa del mundo idéntico al mundo, el espacio y u objeto, un flujo de recuerdos que apenas pueden ser
el territorio se repiten uno sobre el otro, pero no consi- vertidos en imágenes fijas o en movimiento, grabaciones
guen coexistir y el mapa creado se convierte, ya se sabe, de voz o palabras impresas, pero que, al final, no serán
en una ruina. más que una pálida réplica de un momento original y para
“Del rigor en la ciencia”, Jorge Luis Borges, en El hacedor, 1960: siempre desaparecido.
2. Muchos años después (44, para ser más preciso), en París, Así las cosas, Black Mirror nos ofrece un reflejo de lo
...En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal una escritora nacida en Buenos Aires, Argentina, en 1971, que en realidad somos, memoria aparte: la nada.
Perfección que el mapa de una sola Provincia ocupaba escribió e ilustró un relato, mejor aún, una fábula que dia-
toda una Ciudad, y el mapa del imperio, toda una Pro- loga no sólo con ese Borges ubicuo y omnipresente (para 4. Encuentro en el libro de Gisela Heffes que aquí comento
vincia. Con el tiempo, esos Mapas Desmesurados no no decir omnipotente), sino con el mejor Italo Calvino, (así se llama nuestra escritora) una de las distopías más
satisfacieron y los Colegios de Cartógrafos levantaron otro obseso de la creación de mundos idénticos al mundo, breves e inquietantes que se han escrito, y es que, entre
un Mapa del Imperio, que tenía el tamaño del Impe- si bien trasladados a otros mundos. sus líneas, descubro un manifiesto a la vez que una adver-
rio y coincidía puntualmente con él. Menos Adictas al En Sophie La Belle y las ciudades en miniatura, su auto- tencia, además de una obra literaria por demás exquisita.
Estudio de la Cartografía, las Generaciones Siguientes ra crea una aparentemente utópica Ciudad Continental, Ya lo dijo Dante en su Comedia, “Oh vosotros los que
entendieron que ese dilatado Mapa era Inútil y no sin que representa el grado último de la Civilización mayús- entráis, abandonad toda esperanza”.
Impiedad lo entregaron a las Inclemencias del Sol y de cula y en la cual todo es armónico y perfecto. Sin embargo, Dante fue corto en su visión y en la can-
los Inviernos. En los desiertos del Oeste perduran des- Es allí, en ese nuevo orbe, donde la protagonista del tidad de círculos del infierno que en su obra nos ofrece.
pedazadas Ruinas del Mapa, habitadas por Animales y relato crea una serie de ciudades en miniatura que, reu- Hay un círculo más, mismo que ahora nos contiene
Por Mendigos; en todo el País no hay otra reliquia de nidas, serán una suerte de réplica metafórica, mejor aún, y nos refleja, pero no es el décimo círculo sino el círcu-
las Disciplinas Geográficas. alegórica de esa grande y lograda Ciudad Continental. lo cero, que reproduce, no de manera concéntrica sino
(Suárez Miranda: Viajes de varones prudentes, libro La utopía, sin embargo, pronto cede o se desvela y desordenada, los nueve círculos propuestos por Dante,
cuarto, cap. xlv, Lérida, 1658.) muestra su verdadera cara, aquella de una muy evidente un círculo que es a la vez el derecho y el revés de dichos
distopía, en la cual el presente (que en el libro es un pre- círculos, un círculo que es el todo y la nada y que parece
1. De alguna manera, Borges escribió e inventó “El Aleph” sente pretérito) es vencido por la erosión inclemente del responder a un nuevo pecado capital.
—relato y, digamos, concepto— para pasar a la poste- tiempo a la vez pasado y futuro. Un pecado sin nombre.
ridad como el primero y el último de los escritores de O un pecado que, como Sophie La Belle, ha perdido,
todo el orbe. 3. Permiso para una digresión. una a una, las letras de su nombre.
por David Miklos Cuando uno se asoma a sus páginas y al propio abismo Llevo los últimos meses viendo, cuando la vida me lo Les dejo a ustedes la tarea de formar ese nombre.
de simultaneidad que es el Aleph, la historia toda, es in- permite, una serie llamada Black Mirror, cuyo tema pare- De decirlo en voz alta.
Escritor y profesor asociado de la evitable verse allí mismo, tanto en el momento presente ce ser el impacto que las nuevas tecnologías, diseñadas De mirarse en el espejo negro del tiempo sin memo-
División de Historia del CIDE, en donde como en todos los tiempos y, al mismo tiempo, en ningún para el consumo personal, tienen o tendrán sobre noso- ria, el anti Aleph que, día con día, nos refleja en las pan-
se desempeña como jefe de redacción
mundo, ni siquiera en un mundo aparte. tros en un futuro no muy distante. tallas de nuestros múltiples dispositivos inteligentes, en
de la revista de historia internacional
Istor. Es columnista de la revista Literal. Lo mismo ocurre en el fragmento previamente leído, que Más allá de ese anzuelo o de esa carnada, la serie tie- los cuales pretendemos repetir o calcar o reproducir, de
forma parte del apartado último de El hacedor, llamado “Mu- ne como protagonista ulterior la memoria humana, esa manera perfecta, todo lo que somos.
seo”, libro publicado 11 años después de El Aleph (1949). abstracción informe incapaz de convertirse en sustancia Que es en realidad lo que, imperfectos, no somos. m

90 91
Imprenta Pública — Claudia Rivera Claudia Rivera — Imprenta Pública

Las armas pueden ceder


frente al habitar en común

Israel Covarrubias y Edgar Morales

3 (coords.), Descifrar la comunidad po -


lítica, Ciudad de México, Universidad
Salesiana/Ediciones Navarra, 2016.

“los hechos objetivos tienen menos influencia en definir la históricas, analíticas y discursivas mostradas a lo largo de
opinión pública que los que apelan a la emoción y a las creen- los tres apartados que componen este libro, cuya escritu-

E
cias personales”, y es que, a partir de estos dos elementos, se ra nos obliga a entender y comprender otras realidades
ste libro publicado por la Universidad Salesiana y generan los consensos y acuerdos que definen el imaginario ajenas a nuestro entorno; es una llamado a evidenciar a
Ediciones Navarra el año pasado, es un texto obli- social, o en palabras de uno de los sociólogos más producti- los “otros”, a los que no tienen voz propia, pues no son
gado para los estudiosos de los campos de la socio- vos de la crítica social del siglo XX, Pierre Bordieu, se formu- evidentes en nuestra realidad.
logía, la filosofía política y la comunicación política, lan las nuevas “representaciones sociales”. La primera parte titulada “La comunidad política, desafíos
así como para todos los interesados en reflexionar respecto La posverdad tiene sus raíces en el posmodernismo y en contemporáneos”, consta de seis capítulos, donde atiende a
a la importancia de lo común en nuestros tiempos. Es un lla- el relativismo. En ella se inventan historias todo el tiempo, través de metodologías como el análisis histórico, el análisis
mado a reconfigurar la comunidad democrática y la existen- ya no existe la verdad, no necesitas hechos, simplemente discursivo y el análisis de casos, la existencia de la comuni-
cia del “otro” entendido como los que no tienen los medios puedes mentir. ¿Pero que nos lleva a explicar esta conduc- dad mediante problemáticas como la inclusión identitaria,
para hablar por si mismos. ta?, ¿por qué a pesar de las evidencias científicas, seguimos religiosa, histórica o racial, los valores éticos, el efecto sim-
Esta obra se publica en un momento donde reflexionar defendiendo argumentos con los que nos identificamos a bólico y político en la definición de los derechos humanos, el
sobre la condición humana y el valor de lo común se hace partir de los sentimientos de placer o dolor? La respuesta discurso político como frontera entre el pueblo y el orden.
necesario, pues muestran argumentos que permiten la re- que han dado los psicólogos es que estamos viviendo en Esta parte está compuesta por los capítulos siguientes: “De
flexión de una manera crítica sobre las sociedades actuales, una era donde el “razonamiento científico” no tiene lugar, la comunidad blindada a la comunidad desobrada: los usos
la mayoría de ellos ligados a los conceptos de amistad, vio- y es el “razonamiento motivado” lo que define la forma en políticos de la comunidad” de Pablo Lazo Briones, donde
lencia y deliberación pública. que nuestro proceso cognitivo elabora estrategias incons- el autor plantea el problema de la inclusión identitaria, re-
Desde el Prefacio, con una lectura ágil y reflexiva, nos cientes para determinar las conclusiones a las que quere- ligiosa, histórica o racial, y cuestiona si están justificadas
permite distinguir la posibilidad de la comunidad a partir de mos llegar, más allá de la realidad. las alianzas de una comunidad contra otra, incluso contra
lo individual y lo social, donde aspectos como la ausencia La evidencia de la realidad actual muestra eventos como todas las demás; “Fragmentos para una historia indecible:
de conciencia colectiva toman forma en nuestro contexto los feminicidios, la falta de libertad de expresión, la ausencia comunidad, anonimato y violencia” de Israel Covarrubias,
actual. También analiza el concepto de comunidad desde lo de deliberación pública en los espacios académicos, etcéte- que problematiza mediante el análisis histórico, algunas de
por Claudia Rivera Hernández político, reduciendo el destino común a un escenario poco ra. Todo esto es una muestra de que se ha hecho común la las formas de enunciación y definición del conjunto de ase-
esperanzador; en ella la justicia, la ética y los valores que nos falta de libertad como garantía individual, la cual es un dere- sinatos de mujeres en Ciudad Juárez y evidencia su efecto
Doctora en Administración Pública. hacen especiales como raza humana, han quedado reduci- cho humano y cívico, cuya ausencia socava los cimientos de simbólico y político en la definición de los derechos humanos
Profesora Investigadora del dos al simple hecho de mentir para ganar. la comunidad democrática. El miedo no tendría porque ser el actuales en el mundo; “La trayectoria del discurso de Pode-
Instituto de Ciencias de Gobierno y
Al respecto, llega a mis recuerdos una noticia publicada sentimiento común que caracteriza a nuestra sociedad. mos: de la impugnación del orden a la regeneración demo-
Desarrollo Estratégico de la BUAP.
por la BBC el 12 enero de 2017 (disponible en: http://www. Desde mi punto vista, Descifrar la comunidad política crática” de Javier Frazé, que muestra un análisis del orden
bbc.com/mundo/noticias-internacional-38594515), la cual arroja análisis relevantes para que el lector pueda generar hegemónico de la democracia española a través del análisis
hacía referencia a la “posverdad” y explica que el diccionario su propia perspectiva sobre el concepto y la importancia del discurso del partido Podemos, visto como una frontera
Oxford la define como el fenómeno que se produce cuando de la comunidad, mediante un conjunto de evidencias entre el pueblo y el orden; “Desafiar los prejuicios y decir la

92 93
Imprenta Pública — Claudia Rivera Claudia Rivera — Imprenta Pública

verdad a los favoritos de la corte: hacia una crítica cada hueco de la vida cotidiana, el hombre no puede seguir analiza el pensamiento de Maurice Blanchot sobre la comu- Arendt. De la comunidad humana a la comunidad política”
de las comunidades políticas” de Concepción Delga- aislándose, la sociedad no debe mostrar más esta falsa mora- nidad inconfesable cuya lectura triste y con poca esperanza de Javier Edgar Tapia Navarro. El autor analiza el pensa-
do Parra. Aquí, la autora hace énfasis en la ética, y lidad, ya que sólo nos une la cultura del miedo, y ante eso, no en la humanidad, modula la comunidad, mientras escucha- miento de Arendt a través de dos hechos que marcaron su
cómo la comunidad levantada sobre ideales del libe- puede existir comunidad. mos atentos el murmullo del afuera; “Pensar la comunidad vida, el exilio y los campos de concentración, evidenciando
ralismo pareciera decirnos que la historia ha llegado En la segunda parte, titulada “Im/políticas de lo común. con Gilles Deleuze, entre lógica y política” de Ángeles Ma- una fuerte distinción entre comunidad humana y comuni-
a su fin al revelar que el olvido del otro se inserta en Debates sobre el sujeto”, se presentan seis capítulos que ría del Rosario Pérez Bernal y María Luisa Barcalett Pérez, dad política como agente constitutivo de la vida en común.
cada hueco de la vida cotidiana, el hombre se aísla, analizan la reproducción social del concepto de comunidad donde analizan la inexistencia del concepto de comunidad a Concluye que el paria atraviesa el umbral de lo apolítico,
pone en juego una falsa moralidad, busca la identi- y las dimensiones que lo integran. Los capítulos muestran el partir de constructos como nomadología, maquina de gue- pues más allá de los límites de la temporalidad histórica de
dad a ultranza para evadir la profunda inseguridad y pensamiento filosófico de autores como Giorgio Agamben, rra, devenir menor, devenir animal, multiplicidad y espacio la comunidad humana, está la atemporalidad de la soledad
el miedo; “México, nuevos espacios de pertenencia Jacques Rancière, Georges Bataille, Maurice Blanchot, Gilles liso en el pensamiento deleuziano; “Roberto Esposito: claves de Dios; “El colapso de la identidad y la pulverización de la
en la ubicuidad polemológica de su democracia” de Deleuze y Roberto Esposito, quienes evidencian en su pen- para una comunidad como violencia a lo social” de Hugo colectividad. Apuntes de los sinsabores del mundo liqui-
Pablo Tepichin Jasso, donde muestra la subjetiva- samiento político la ausencia de la comunidad en la época César Moreno Hernández analiza de manera prospectiva do” de Ruslan Posadas Velázquez, quien advierte que en la
moderna, la falta de ética y racionalidad en el pensamiento el pensamiento de Roberto Esposito, frente al organicismo actualidad existe mucho optimismo de la inteligencia y un
político actual, pues es a través del análisis histórico con una alemán, donde el cuerpo funciona a manera de organismo manifiesto pesimismo de la voluntad en un contexto deses-
visión prospectiva la que nos permite delinear el futuro de verticalmente tejido, también explica el comunitarismo peranzador donde la globalización hace que las sociedades
la comunidad que caracteriza a las generaciones del tercer estadounidense signado por la vuelta a valores morales y a colapsen; “La mudanza de sí como base de la comunidad hu-
milenio. En este apartado los autores concentran con mucho las instituciones básicas de cohesión social, y en un tercer mana: política y estoicismo en la Ética de Spinoza” de Edgar
“El pretexto perfecto detalle en explicar de manera ágil el pensamiento de actua- momento, a la ética de la comunicación. Mi conclusión sobre Rodríguez Aguilar, donde destaca en el pensamiento de
lidad de la filosofía política: “El cumplimiento de lo irrepa- este apartado es que muestra una llamada de atención para Spinoza, judío de Ámsterdam, la consciencia de la dimensión
para reflexionar sobre rable. Comunidad y mesianismo en Giorgio Agamben” de generar cohesión social, para buscar desde nuestra trinchera cósmica de la existencia y el lugar que ocupa el hombre en
el contexto neoliberal, Edgar Morales Flores y Bernardo Cortes Márquez, que es un los espacios de discusión sobre las instituciones básicas de la la totalidad de la naturaleza. Spinoza busca por medio de la
análisis del pensamiento de Giorgio Agamben a partir de su ética y la comunicación, que permitan generar movimientos ética una transformación del alma de sus oyentes, que les
el bienestar colectivo noción de “comunidad que viene”, desmenuzando el difícil sociales para defender la soberanía y la comunidad, espa- permita ser coherentes con su naturaleza humana y con la

y las condiciones de la planteamiento del autor para concluir que el concepto de


comunidad sin ninguna relación con alguna forma política
cios donde se abra la posibilidad de distinguir y defender los
derechos del “otro” que más adelante puedan garantizar la
naturaleza común de los hombres y la razón compartida en
el seno de la comunidad política, es decir, la naturaleza del
existencia de la humanidad en tanto poder constituido, nos hace sujetos representables supervivencia de la raza humana. todo; “Habitar las ciudades contemporáneas: De lugares y
y objetos de un poder soberano, es un llamado a la movi- Finalmente la tercera sección titulada “De la política a lo no lugares. Una perspectiva fenomenológica” de Samadhi
en años futuros.” lización de las comunidades políticas para evitar ser utiliza- político. Ciudad y comunidad (líquida)” nos enfrenta ante un Aguilar Rocha, expone a las ciudades como lugares donde
dos; “Entre ficción, ruptura y efectividad: la comunidad de conjunto de reflexiones basadas en contextos históricos y la comunidad debe integrarse, pero también advierte los no
Jacques Rancière” de Carlos Francisco López Ocampo pone actuales que bien podrían delimitar aspectos de lo común. lugares como espacios que no existían en el pasado y que
en evidencia la solidez de la democracia moderna al mostrar Se analizan las diferencias entre la comunidad humana y la hoy caracterizan a los lugares contemporáneos, sobre todo
un análisis documentado del caso de la elección federal en comunidad política, se destaca la transformación desde el de la vida urbana. En este apartado los autores cierran con
Rumania en 2009, donde la mayoría voto por una igualdad interior para ser coherentes con nuestra naturaleza humana una reflexión muy interesante sobre el papel de las ciudades
ción de la política, la democracia y la soberanía al basada en el agravio del “otro”, acuñando el constructo de en la búsqueda del bien colectivo, también se exponen pos- en la creación de colectividad y advierten sobre los espacios
grado de desplazar y poner en un mismo lugar lo “innombrable democracia”; “Bataille: nostalgia del milagro. turas desesperanzadoras, donde existe mucho optimismo que no existían en el pasado como las redes sociales, la
que podría ser auténticamente legítimo en la recon- Heterología, soberanía y comunidad” de Román Gabriel en la inteligencia y un manifiesto pesimismo de la voluntad ciudadanía digital y el ciberespacio.
figuración de la política, con ámbitos que están en el Suárez Galicia expone el pensamiento de Bataille a propósito humana. Por ello el título general de la obra, hace referencia En conclusión, Descifrar la comunidad política es el pre-
terreno de la ilegalidad; finalmente, “Los movimien- del concepto de comunidad mediante tres dimensiones de al neoliberalismo, donde todo es puesto en cifras y con ello texto perfecto para reflexionar sobre el contexto neoliberal,
tos sociales en el siglo XXI. Notas para su debate” de análisis: heterología, soberanía y comunidad. A propósito de pareciera ser la panacea en la resolución de la problemática el bienestar colectivo y las condiciones de la existencia de
Juan Cristóbal Cruz Revueltas, que analiza desde la la última, expresa que la comunidad de los que no tienen co- social, olvidando que el ser humano es único, invaluable y la humanidad en los años futuros. Finalmente cierro esta
sociología política el rol de los movimientos sociales, munidad es la comunidad soberana; en ella se abre la posibi- no puede ser descifrado a través de un método estadístico reseña recordando la frase célebre de Marco Tulio Cicerón,
es decir, el rol de la comunidad que permite el ejer- lidad de distinguir al hombre del resto del mundo, y para que o censal: “es justo en ese camino artificial, donde la identi- escritor, político y gran orador romano quien en “Sobre los
cicio de las garantías básicas y la existencia misma esto suceda, se requiere la identificación de lo que en este dad se liquida y la colectividad se hace añicos”, dice Ruslan deberes”, explica: “Cedant arma togae”, cuya traducción es:
de la sociedad civil. Mi conclusión sobre esta prime- libro se entiende por el “otro”; “La comunidad inconfesable Posadas en su contribución. Los capítulos concentrados en “Que las armas cedan ante la toga”, proclamando con ello, la
ra parte, revela que el olvido del otro se inserta en o la imposibilidad del vivir-juntos” de Edgar Calderón Savona este apartado son: “La fenomenología política de Hannah superioridad del conocimiento ante la fuerza militar. m

94 95
Imprenta Pública — Enrique Rodríguez Enrique Rodríguez — Imprenta Pública

Pensar la vida
María Luisa Bacarlett Pérez y Gustavo Ca-

4 poni (coords.), Pensar la vida. Filosofía,


naturaleza y evolución, Toluca, Universi-
dad Autónoma del Estado de México, 2015.

por Enrique
Rodríguez Martín
del Campo

Facultad de Filosofía y
Letras de la UNAM.

en torno a los principales postulados que sustenta la explica- científicas. Así pues, en los siglos mencionados, una de las
ción estadística de la evolución (CE), en tanto alternativa a la propuestas para indagar acerca de los procesos geológicos
concepción dinámica de la teoría de la selección natural (CD). fue el actualismo, postulado por el suizo Jean André de Luc,
De acuerdo con el autor, los defensores de la CE destacan quien sugirió llevar a cabo un análisis comparativo entre
dos nociones de aptitud: por un lado, la que se refiere a los los procesos en acción que ocurrían en la actualidad para
organismos individuales y su disposición biológica, y por otro vincularlos con los fenómenos geológicos de eras pasadas.
lado, la que remite al estado de carácter o a las coyunturas El método actualista permite distinguir las eras geológicas
tornadizas en un entrono específico. La aptitud individual, de a partir del estudio de los fósiles y contrasta la intensidad
Hay una circulación común, una contenido causal, alude a la posibilidad que tiene un organis- de los sucesos y su impacto en los cuerpos terrestres en el
respiración común. Todas las cosas mo de sobrevivir y reproducirse en un medio determinado; pasado y en la actualidad, de manera que intenta suprimir
están relacionadas. Hipócrates mientras que la aptitud del estado de carácter expone la va- cualquier elemento de traza fortuita en las hipótesis sobre
riación de la aptitud, en tanto capacidad de competencia, de la historia del globo. Igualmente, la tesis actualista pretende
los individuos dentro de una población determinada. explicar las rupturas en la continuidad de ciertos fenómenos

P
Para los defensores de CE, la selección natural sólo es una y en ciertas especies. En suma, el actualismo toma como
ara los antiguos griegos, el mundo natural, revestido un sabio desconocido. Se llama Sí-Mismo. Reside en consecuencia y no un factor causal, por lo que los cambios referencia las casusas actuales que generan cambios en la
de sus fenómenos internos y externos, y la ontolo- tu cuerpo, es tu cuerpo. / Más razón hay en tu cuerpo evolutivos radican en las modificaciones de las aptitudes que estructura de la tierra y en sus especies para extrapolarlas a
gía, en tanto dominio filosófico por antonomasia, que en tus pensamientos más sabios. ¿Quién asegu- los organismos individuales tengan para enfrentar su medio las eras del pasado y estudiarlas con la base de la actualidad.
eran un asunto de carácter unívoco, puesto que las rará que el cuerpo no pueda prescindir de la mejor ambiente. En ese tenor, para que exista la selección natural, Posteriormente, el paleontólogo francés Georges Cuvier
pesquisas en torno al principio último del cual procede toda sabiduría? (pp. 50-51 [las cursivas son mías]). y las diferencias notables de reproducción entre variantes presenta en 1812 una teoría denominada catastrofismo, en
la realidad, llamado a menudo ἀρχή o “arché” de la physis, alternativas, debe haber, necesariamente, variantes com- la que afirma que los fenómenos imbricados en la actividad
signaban también la afanosa cuestión del Ser en general. No Con lo cual, el filósofo de Röcken demanda una sustancial petitivas entre los organismos vivientes que componen un geológica que se observan en la actualidad no son suficien-
obstante, la fragmentación disciplinaria y la individualización atención para el componente orgánico, en tanto elemento medio específico y están sujetos a los cambios ambientales tes para explicar la presencia de éstos en eras anteriores ni
de los discursos que acaeció en los siglos posteriores finiqui- inductivo y, por ende, capital de la reflexión. En ese tenor, el del mismo. Sin embargo, siguiendo a Caponi, los cambios en para justificar la desaparición de fenómenos y especies en
taron, aparentemente y en lo sucesivo, la indisolubilidad entre pensamiento no debería dejar de lado el peso del orden bio- las aptitudes no aseguran el éxito reproductivo final, pues los concreto. Faria, siguiendo a Cuvier, aduce que la extinción
las cuestiones filosóficas fundamentales y las de orden bioló- lógico y hacer de la propia vida una expresión menoscabada defensores de la CE pasan por alto el factor de la aptitud eco- de diversas especies es uno de los factores que denotan la
gico-orgánico, para dar paso a nuevas estructuras de investi- en esquemas o explicaciones austeras. De aquí que pensar lógica evolutiva, la cual advierte que no basta con fomentar presencia de catástrofes naturales, las cuales son, sin duda,
gación que separaron, de manera momentánea y ciertamente la vida sea también sentirla y habitar en ella, más allá de las capacidades más provechosas de una especie, sino tratar un elemento conminatorio de cambios en las estructuras
fallida, la actividad intelectual, su organización y sus pautas, las descripciones científicas. De lo que se trata, pues, es de de heredar genéticamente estas capacidades a los organis- geológicas y en los organismos vivos. Bien es cierto que Cu-
de la vida y su constante transformación. Más tarde, en el si- reflexionar sobre la vida junto con los discursos y esquemas mos descendientes por varias generaciones. En consecuen- vier no rechaza el actualismo, sino que lo complementa con
glo XIX, autores como Schopenhauer y Nietzsche apercibieron científicos para nutrir nuevas ideas que permitan establecer cia, la critica del autor apunta a las insuficiencias en las que la tesis catastrofista y asegura que aquel no sólo es útil en el
sobre la necesidad de reflexionar acerca de la naturaleza y la perspectivas más globales, en donde siempre quede lugar se apoya la CE, que se condensan en una fallida comprensión ámbito geológico, sino también en otras disciplinas como la
vida, pues éstas no son, de ninguna manera, ajenas al pensa- para nuevas reflexiones. de los principios de la presión selectiva. paleontología, ya que la comparación de los fósiles con los
miento especulativo, por el contrario, la vida, con toda su ma- La obra que aquí se presenta recoge algunas reflexiones Por su parte, Felipe Faria en su texto “Actualismo, catas- organismos vivientes del presente es la única forma de ob-
nifestación corpórea, es previa al ejercicio del intelecto, como de carácter biológico, histórico, ontológico y político que trofismo y uniformitarismo”, sostiene que las transformacio- tener registros adecuados para reconstruir el orden de las
lo hace notar Nietzsche en una de sus célebres consignas de tienen como nota común el discurrir en torno a la vida y sus nes geológicas de la tierra han sido un capítulo insoslayable especies que han dejado de existir en la actualidad.
Así habló Zarathustra (Barcelona, Planeta-Agostini, 1992): posibilidades que, sin duda, son un tránsito ineludible para en la historia de nuestro planeta. Muestra de ello es que El actualismo tuvo una notable importancia para el estu-
el pensamiento filosófico. De modo que, más que un tratado entre los siglos XVII y XVIII surgieron diferentes teorías, co- dio de las ciencias de la tierra y de la vida en los años subse-
El cuerpo es una gran razón, una enorme multiplici- sintético, los textos que componen la obra son una tentativa nocidas como sistemas de la tierra, que explicaban la historia cuentes, pues incluso, la obra de Charles Lyell, Principios de
dad dotada de un sentido propio, guerra y paz, reba- para disponer un diálogo interdisciplinario, principalmente natural del globo y sus estructuras geológicas y biológicas. geología, publicada en tres volúmenes entre 1830 y 1833, in-
ño y pastor. / Tu pusilánime razón […] es también un entre las ciencias de la vida y la filosofía. Tras las investigaciones de Isaac Newton, en torno a los mo- siste en las aportaciones del actualismo. No obstante, la tesis
instrumento de tu cuerpo, […] Hermano mío, detrás de Gustavo Caponi, autor de “Contra la concepción estadís- vimientos de los cuerpos celestes, los aspectos de carácter principal del autor es el uniformitarismo, que considera que
tus ideas y sentimientos se oculta un poderoso señor, tica de la teoría de la selección natural”, propicia un debate sobrenatural quedaron aislados de las consideraciones la intensidad en los procesos geológicos siempre ha sido la

96 97
Imprenta Pública — Enrique Rodríguez Enrique Rodríguez — Imprenta Pública

misma, es decir, que siempre ha existido un equilibrio en la di- En el texto “Dos concepciones biológicas en Johann tiene como fin maximizar la fuerza de trabajo en una pobla- específicas y, por tal razón, las reacciones de los organismos
námica de los fenómenos terrestres, de modo que se excluye Wolfgang von Goethe: Morfología y principios formativos”, ción determinada para imprimir en ella movimiento y, por son distintas en cada caso particular. Enfocando el aspecto de
la idea de una direccionalidad y, por ende, de una progresi- Omar Augusto Robles Aguilar arroja luz sobre las ideas que el ende, hacerla vivir. Esto es así porque la fuerza productiva la enfermedad, que es el que ocupa a la autora, es posible de-
vidad en tales fenómenos. La teoría de Lyell, efectivamente, oriundo de Fráncfort desarrolló en el terreno biológico. És- es inversamente proporcional a la necesidad de subsistencia. cir que existe una verdadera innovación en la conducta cuan-
refuta el catastrofismo de Cuvier, en tanto que niega la inten- tas se distancian de la comprensión mecanicista y del modo Con lo cual, los individuos que carecen del auxilio del Estado do un organismo se ve alterado en sus funciones “normales”
sidad de los eventos geológicos y sostiene la idea de una con- de hacer ciencia conforme a los paradigmas que estableció o que no forman parte del mecanismo de trabajo, simple- o habituales, pues la manera en la que éste se relaciona con
tinuidad, ya que, por citar un ejemplo, un terremoto puede el pensamiento ilustrado. Goethe observó que el comporta- mente se les deja morir. el mundo y con otros órganos se modifica y, entonces, se
destruir una presa de agua provocando una gran inundación, miento de los seres vivos es mucho más complejo de lo que La biopolítica, entonces, se perfila como una gestión que despliega una gran variedad de acciones internas y externas.
pero esta última, en tanto evento catastrófico, es generada estipulan los modelos arquetípicos cuantificables, por lo que se ejerce sobre las poblaciones donde se reduce la multipli- Canguilhem, por su parte, acude a la tradición médica
por la combinación oportuna de procesos actuales. En ese sus principales tesis biológicas descansan en varios de los cidad de circunstancias humanas a la mera dimensión bio- francesa para entrever la complejidad dinámica de los
sentido, Faria propone que el catastrofismo y el uniformita- planteamientos kantianos expuestos en la Crítica del juicio. lógica. Con lo cual, para que el sufrimiento de un individuo organismos y se da cuenta de que, efectivamente, la en-
rismo, observándolos con mayor precisión, no son posturas En esta obra, Kant afirma que los organismos vivos tienen la sea considerado, es preciso que exista un tamiz, el cual se fermedad es la ocasión en la que se expresa una nueva
antagónicas, sino complementarias y pueden converger para capacidad de auto-organizarse, a diferencia de los artefactos erige, según Foucault, en la instancia terapéutica (médica o concepción de la vida, pues las alteraciones en las estruc-
brindar mejores análisis en las ciencias de la tierra. creados y, en ese sentido, los organismos vivos son causa y psiquiátrica), de ese modo todo queda regulado y adminis- turas usuales fomentan y constriñen una manera distinta
José Luis Vera Cortés en “La marcha del progreso: histo- fin de sí mismos, en tanto que son capaces de desarrollarse. trado. En este punto, Sandra Caponi nos hace notar cómo de relacionarse con el mundo. Para Canguilhem, todos
ria visual de una idea”, hace notar la importancia que cul- La filosofía propia del Romanticismo asiente que la naturale- el autor francés identifica una contradicción, pues cuando los organismos vivos, incluyendo a los seres no humanos,
turalmente tiene la imagen con la que asociamos la noción za es como un cosmos armónico en donde todas sus partes la biopolítica atiende tan sólo a la parte biológica, deja de son sujetos normativos, pues en cada caso todos son ca-
de progreso, de tal manera que este término se ha trans- están íntimamente imbricadas, conformando así un entra- lado la dimensión política. Y es que, en efecto, la considera- paces de estructurar normas, que no son estáticas, con
figurado en una imagen-concepto. Según el autor, desde mado de relaciones, las cuales no son siempre observables. ción de la biopolítica soslaya el diálogo y la posibilidad de los las que regulan su comportamiento frente a los estímulos
una perspectiva circunscrita al ser humano en cuanto tal, lo De modo que para que ésta —la naturaleza— se convierta acuerdos (elementos por demás indispensables en el terreno externos, a esto es a lo que Canguilhem llama: normati-
que adviene a nuestra mente son las fases unilineales de la en objeto de estudio, requiere de una atención especial que político) y se aboca por entero a la resolución de las necesi- vidad. Esta última no debe ser entendida como una mera
evolución humana, desde los primeros homínidos, como el supone un esfuerzo mayor al de la sola mirada atenta a los dad más inmediatas de los individuos, es decir, considera a respuesta mecánica ante un incentivo, sino como una
australopithecus afarensis, hasta el homo sapiens sapiens. El hechos. En este caso, es preciso echar mano de la imagina- éstos elementos anónimos e intercambiables, incapaces de forma adecuada de comportamiento en el momento de
escalafón más alto en esta distribución lo tiene este último, ción creativa para poder comprender y aprehender de mejor articular narraciones sobre su propia historia. relacionarse con el exterior. Así pues, extrapolando esta
debido a que se presenta como un ser capaz de dominar su manera, aunque nunca total, los fenómenos que acaecen en A partir de estas ideas, la autora analiza el Manual de opinión, la autora hace notar que enfermar significa des-
entorno y a la naturaleza en general, pero sobre todo por este cosmos armónico. diagnóstico y estadística de trastornos mentales (DSM), plegar nuevas formas de contacto con el medio ambiente
ser un animal cultural. Esta imagen que tenemos del homo Goethe es partidario de que la naturaleza no debe ser so- el cual, asevera Caponi, condensa las principales líneas y, de más radical, asegura que, en un estricto sentido, no
sapiens sapiens guarda una entonación de las teorías postu- metida y manipulada como los objetos creados que carecen de la biopolítica en cuanto estrategia de control o de existen seres anormales o deformes, pues en esa “disca-
ladas por Darwin, en tanto que el naturalista inglés posiciona de vida, sino que, en lugar de ello, propone dejarse impactar gestión de los sufrimientos psíquicos, de tal modo que pacidad” lo que se manifiesta es la construcción de nue-
al hombre en la cúspide de la gran cadena del ser y lo desvin- por ella para que la sensibilidad y el entendimiento capten o cuestiona las nociones de normalidad y de enfermedad, vas normas o pautas de relación con el mundo externo.
cula del yugo divino, en virtud de que ya no ostenta el título interpreten sus mensajes. Así, para el autor alemán, la natu- clasificadas por la biopolítica. Lo que la enfermedad manifiesta, más allá de “compor-
de “hijo de Dios” que depende de su voluntad, sino que se raleza es lo que él llama “morfotipo”, en virtud de que ésta El último artículo, “Enfermedad, comportamiento y nor- tamientos anormales”, es la capacidad creativa de los
muestra como un ser con características extraordinarias en no puede asimilarse como una individualidad ajena, pues matividad en Maurice Merleau-Ponty y Georges Canguilhem” organismos, en tanto que éstos construyen respuestas
pleno uso de su libertad. sus interrelaciones configuran un todo armónico, y para que de María Luisa Bacarlett Pérez, tiene como objetivo básico ex- distintas frente a su entorno.
Otro aspecto importante a destacar es el que concierne esta armonía se mantenga es preciso que todas las partes, poner que la enfermedad no se manifiesta solamente como En suma, es posible decir que esta obra promueve
a la idea que se suele tener acerca del “cambio”, pues el que a su vez contienen al todo en cada una de ellas, se en- un mal funcionamiento de los órganos que constituyen los otras directrices para pensar el fenómeno de la vida en
autor sostiene que es preciso entender esta noción a partir cuentren, asimismo, armonizadas. Y ello es así porque cada sistemas vitales en los seres humanos, sino que es la coyuntu- sus distintas manifestaciones. Merece la pena atender a
de dos aristas: la primera, como reajuste para mantener el parte o individualidad se identifica con la actividad del espí- ra en la que se codifica una nueva relación entre los organis- cada una de las propuestas de los autores porque en cada
equilibrio entre sistemas, y la segunda, como el punto de in- ritu de manera gradual. mos afectados y su mundo. Para Merleau-Ponty, el cuerpo, una se puede vislumbrar una perspectiva sobre nuestra
flexión que origina la transformación de un sistema en otro. El texto de Sandra Caponi, “Biopolítica y gestión de los y específicamente el cuerpo humano, es un derrotero de forma de relacionarnos con nosotros mismos y con la cul-
Ambas concepciones procuran una visión más general de los sufrimientos”, tiene como finalidad explicar la tesis de Fou- complejidades que deben discutirse ampliamente, y ello es tura en la que nos hemos desarrollado. Por supuesto, cada
organismos vivos, pues resaltan con agudeza las distintas va- cault en torno a la biopolítica, concepto con el que el autor así porque la corporeidad en cuanto tal es la que permite dar artículo tiene partes que pueden ser puestas en tela de
riaciones que éstos padecen de manera continua y gradual. francés describe una estrategia de patrón científico-político cuenta del ser. En otras palabras, siguiendo la reflexión del juicio, debido a que la ciencia y la tecnología avanzan a
En este sentido, el cambio en la cadena del ser se concibe que considera a las poblaciones como una multiplicidad bio- filósofo francés, la ontología se arraiga en la naturaleza cor- pasos agigantados y por ello, en la medida en que el mun-
de manera direccional, constante y en una trayectoria ascen- lógica que pone atención en los procesos vitales y se anticipa poral, pues “la consciencia está en el mundo, tanto como el do es más complejo, resulta más preciso echar mano de
dente, pero sobre todo permite vislumbrar lo que ha dado en a los riesgos con el fin de crear mecanismos de seguridad. mundo está en la consciencia”. De aquí que las respuestas de las herramientas que proporciona la filosofía para poder
llamarse: la marcha del progreso. Para Foucault, la biopolítica es una tecnología de poder que los organismos estén vinculadas con situaciones concretas o comprenderlo mejor. m

98 99
Imprenta Pública — Rosario Herrera Rosario Herrera — Imprenta Pública

La travesía poética del


infierno a la ciudad celeste

El ser sin lugar Reyna Carretero Rangel, Ultraes-

5
tructura trashumante: una gra-
Escondido en el espacio “vacío”, el ser sin lugar mática de la hospitalidad, Tolu-
habita lo inhabitable. / El lugar codiciado, el re-
ca, Fondo Editorial del Estado de
fugio anhelado. / Ahí no está él, huye para no ser
México/UAEMEX, 2016.
visto. / Fuga continua en su tiempo laberíntico
en su laberinto de tiempo. / ¿Cuándo llegaré? ¿A
dónde llegaré? / Reyna Carretero Rangel (2009).

C
onocí a Reyna Carretero Rangel en el horizonte arrastra hacia el telúrico deterioro del planeta. Sin olvidar Carretero, con su pasión sin fin por el ser y su imperiosa
de la elaboración de la “Ley de hospitalidad y mi- la obscena concentración de la riqueza en cada vez más po- hospitalidad, le da al problema y su interpretación un aire
gración” —más tarde aprobada por la Asamblea cas manos, que conduce a un éxodo de parias, para aplicar de eternidad. Una exaltación que la llevó al pensamiento
Legislativa del Distrito Federal— que recién aterri- su red conceptual al doloroso y vergonzante fenómeno de filosófico y a doctorarse en filosofía, con una tesis en la que,
za en políticas públicas y programas sociales para tratar de la migración y ofrecernos una ética de la hospitalidad que en compañía de Ibn Arabi, la realidad misma tiene un tono
darle cabal cumplimiento. se materializa en la elaboración de una ley de hospitalidad de “aparición teofánica”, reflejada en aquel a quien apare-
Nos encontrábamos en cafés de Morelia, cuando ella cur- para Ciudad de México. ce, como condición del conocimiento de sí (Ibn Arabi citado
saba su posdoctorado en El Colegio de Michoacán y elabora- Un tema que desde un principio se anunciaba como una en Corbin, 1993: 271).
ba su tesis de grado sobre La comunidad trashumante y hos- saga, donde Reyna Carretero emprende una travesía por el Una partida inicial que descubre el impulso de salir para ir
por Rosario pitalaria como identidad narrativa —de la que tuve el honor pensar-poemar, en el que se escucha su peregrinar por el ca- de caza tras la presa imposible, como decía León Felipe: “no
Herrera Guido de ser replicante— y que publicó El Colegio de Michoacán mino de Galta, con el pas, pas, paso del camino, en busca del importa si al final encontramos un palo sucio o una estrella”,
en 2012. Desde entonces Reyna Carretero aborda un tema Mono Gramático, entre mendigrinos y pajarabías hacia su plé- y que devela a la trashumancia como búsqueda renovada
Profesora investigadora en el relevante para nuestro tiempo: la hipótesis de una trashu- tora trashumante, que va del infierno a la ciudad celeste. Una del humus, terruño ajeno a la casa materna. Trashumancia,
Instituto de Investigaciones mancia ontológica, que coloca en el corazón de su discurso línea de investigación que le lleva años, en compañía de una trans-humus, que evoca y refleja la experiencia de salida,
Filosóficas de la Universidad
e investigación, como exilio de los hombres y las mujeres multidisciplinaria gramática de la hospitalidad, sobre una pro- búsqueda y retorno de una tierra a otra, y en la que después
Michoacana de San
Nicolás de Hidalgo. desde el vientre materno, con el trágico paso por el canal blemática de la sociedad contemporánea, originada en la acia- de partir tratamos de permanecer, habitar una lengua distin-
estrecho del parto, la primera castración, a partir de pen- ga mezcla entre la indigencia y la migración forzada; un tipo ta a la lengua materna, devenida no-lugar, que se vuelve bús-
sadores y filósofos como Freud, Bataille y Trías, entre otros. de experiencia humana y social, lejos de las nuevas épicas del queda infinita, circularidad trashumante, de la madre tierra a
Una hipótesis que extiende hacia una realidad planetaria desarrollo globalizado, a la que bautiza como indigencia tras- la errancia, al lado de Juan García Ponce y La errancia sin fin:
de un exilio imperioso de los pueblos del mundo, por gue- humante (una tesis doctoral que transforma en un libro co-au- Musil, Borges, Klossowski (1981).
rras fratricidas, imperialistas y religiosas, o de catástrofes toral con Emma León Vega, Indigencia trashumante. Despojo y Carretero resignifica la hospitalidad-trashumancia, para
geológicas y desastres naturales por cambio climático que búsqueda de sentido en un mundo sin lugar de 2009). colocarse en la habitación interna: el “Rostro del Otro”

100 101
Imprenta Pública — Rosario Herrera Rosario Herrera — Imprenta Pública

—como lo expresan los ilustres espíritus de Grecia—, y conjunto dan paso a una “sociedad movediza”, limitada por en las paradigmáticas figuras de Abraham, Agar, María, estando a la vista de todos, no todos quieren ver;
desplegar teofanías, potencias de la vida humana, estados un marco institucional y jurídico —que funciona como “esta- Jesús, Muhammad, Shams de Tabriz, Rumi, Las Danaides, parafraseando a Deleuze, una virtud vidente in-
de ánimo, formas divinas que tocan al hombre —su ser in- do de excepción” (Agamben, 2007) para trashumantes— que Antígona y Edipo, con quienes comparte y nos participa la dispensable que la hace poeta trágica y filósofa.
finito y eterno— y obran en el mundo terrenal y cósmico. impide el libre flujo de las poblaciones, pues está diseñado entrega y la oblación, cual atlas místico, en compañía de Una narrativa reflexiva para abordar esta plétora
Formas epifánicas inspiradas en la divinidad primigenia de para el sedentarismo. Emmanuel Lévinas, Ibn Arabi, María Zambrano, Peter Slo- trashumante que se anuncia como una poética,
Phanês (luz), deidad originaria de la procreación y la gene- Reyna Carretero se atreve a realizar un escorzo diferen- terdijk y Paul Ricoeur. para poder expresar el “planómeno trashuman-
ración de nueva vida: phaenomeno, aparición del brillo, lo te a los estudios de la migración —con el uso de metáforas Ahora tenemos el nacimiento de un nuevo momento de la te”, cual pensamiento móvil batailleano, en clave
que deslumbra allí, revelación del paso de la oscuridad a la con funciones analíticas y categorías que fueron elaboradas saga sobre la hospitalidad-trashumancia, que Reyna Carre- deleuziana, planicie y horizonte de la indigencia
luz: acto de imaginación divina primordial (Corbin, 1993). para tal fin— que expresan, describen y analizan las condi- tero bautiza con el nombre de Ultraestructura trashumante: trashumante, donde relatos, conceptos y me-
La trashumancia y la hospitalidad como teofanías —Ca- ciones existenciales de la vida contemporánea marcada por una gramática de la hospitalidad, para volvernos a llevar por táforas narran los movimientos fragmentarios
rretero dixit— nos colocan en una “geografía mística”, una los desplazamientos forzosos. Por esto retoma la etimolo- la travesía de agitados mares, contra viento y marea, como la
“ciencia de la imaginación”: una poética aristotélica, como gía latina trans-humus y no otras que aluden al fenómeno pulsión indomeñable que va tras el objeto imposible del de-
la dimensión más vasta de la creación. Una geografía místi- de movilización poblacional para reflejar la experiencia seo, pero con una bitácora y una brújula que hasta en medio
ca que se deslinda de la experiencia de lo sagrado y la tras- humana de salida, búsqueda y retorno de una tierra a otra, de la tempestad nunca suelta de sus manos.
cendencia como hechos aislados y excepcionales, propia de cual fenómeno civilizatorio y cultural desde la antigüedad Un cuadrante forjado de poéticos conceptos que com-
santos o consagrados a la adoración divina. Pues la contem- hasta nuestros días. parte a manera de glosario y guía para sí misma y para su
plación teofánica, la “ciencia de la visión”, en realidad es el Carretero continúa con su saga, fortaleciendo ahora aventurero lector, quien encuentra un “Diario de a bordo” y “Experiencia humana
carácter primordial de todo ser humano, de la relación con la problemática de la hospitalidad con las categorías del tres cartas náuticas en una botella, a la orilla de una solitaria
la otredad, la epifanía como exhalación divina y la teofanía pensamiento filosófico. Un proyecto con el poético y enig- playa. Un glosario que también es un poemario de aforis- de salida, búsqueda y
como contemplación de este destello. Por ello da cuenta mático título Atlas místico de la hospitalidad trashumancia, mos. Un rollo en cuyo centro está la clave para emprender la retorno de una tierra
de la relación social basada en la justicia, según Emmanuel publicado por la Facultad de Filosofía de la Universidad travesía: “planómeno trashumante”, palabra mágica, imagen
Lévinas: “Es necesario obrar con justicia —la rectitud del Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y la editorial madri- poética, con el que porfía el pensamiento erótico de Georges a otra, cual fenómeno
cara-a-cara— para que se produzca la brecha que lleva a
Dios; y la ‘visión’ coincide aquí como obra de justicia” (Lévi-
leña Sequitur en 2013, donde recupera los senderos de las
reflexiones anteriores, retomando sus destellos principales
Bataille, quien reconoce que intenta expresar el “pensamien-
to móvil”, jamás definitivo, que evoca el lenguaje imposible
civilizatorio y cultural
nas, 2006: 101). Su vivencia confirma y da fe de la existencia y abordando la hospitalidad en calidad de esplendor de la que solo logra susurrar, como si las palabras llevaran el peso desde la antigüedad
ascética, de la ascensión de los seres, que comienza con el aparición y encuentro con la otredad y como espacio de de mil sueños, y lentamente sus ojos y sus labios se cierran.
desnudamiento del nudo de las creencias dogmáticas, justo acogida para nuestro “existente trashumante” (metoikoi en Un pensamiento inquieto y una inquietud del pensamien- hasta nuestros días.”
cuando la ciencia ortodoxa deja lugar a la ciencia de la visión. griego). Un existente trashumante que se eleva trágicamente to que derrama a través de conceptos e imágenes poéticas
Reyna Carretero nos invita a su peregrinación trashuman- sobre la abyección, trazando la vía de ascenso a través de que deslumbran por su poder de explicar los movimientos
te donde convergen las voces pasadas y presentes de la hu- la dignidad-sutileza de su calidad humana. Estudios en los inasibles que, cual pensamientos azarosos, nos extravían en
manidad, en una temporalidad cíclica infinita que evoca poé- que Carretero explora las categorías de la hospitalidad y la el excesivo horizonte social del siglo XXI. Un planómeno que
ticamente —como dice Octavio Paz— eso otro que nosotros trashumancia como relatos constitutivos de la humanidad, en su tránsito no tiene punto de partida ni llegada, puesto
mismos somos y que la poesía nos revela por instantes; otro narrados en las fuentes primordiales de nuestra cultura oc- que está abierto a la creación poética de quien lo habita, que (Carretero y León, 2009: 21). Un planómeno
modo de ser, nuestro existente errante, ambulante, vaga- cidental, como las tragedias griegas y la filosofía profética. en compañía de Boaventura de Sousa Santos deviene traduc- que nombra la experiencia existencial entre la
bundo, nómada. Permitiendo el tiempo hospitalario, donde Aquí es alumbrado el concepto de aletheia, en los dos ción de la diversidad social, jamás una teoría universal, solo cordura y el sentido. Una escucha de la hospita-
la trashumancia y la hospitalidad se revelan como los funda- sentidos (dar nacimiento y poner a la luz), la categoría y la creación de sentido a partir de los fragmentos de realidad, lidad a imagen y semejanza de Sherezada, quien
mentos de una ética ineludible: una ética hospitalaria. Porque neologismo por excelencia que identifica el pensamiento para crear sentido sin destruir la diversidad. Y al lado de Bor- narra para conservar la vida. Una narrativa que
Carretero es muy consciente del panorama social del nuevo poético de Carretero: hospitalidad-trashumancia, en cuyo ges, confronta la lectura clásica de la realidad con la creación cura el alma con historias lejanas para entrar en
milenio: la transición del trabajo fijo al trabajo “desterritoria- corazón late la dignidad humana con su inalienable ética de de seres a los que todavía no se nombra. la alienación interior. Desde aquí, Carretero nos
lizado”, la movilidad forzada por guerras, por las catástrofes la hospitalidad y hospitalidad ética, cuna de la cultura, don- Reyna Carretero, en su “Diario de a bordo”, metáfora de invita a enfrentarnos a una elección, el embrute-
ambientales y la ubicuidad del sistema tecnológico, que en su de Reyna Carretero representa nuestra condición teofánica una introducción, dibuja mapas para narrar un espacio que cimiento cómplice de la abyección e indigencia

102 103
Imprenta Pública — Rosario Herrera Rosario Herrera — Imprenta Pública

ética o la “escucha atenta” de los relatos límite, actos deleitables o atroces, superpuestos en un mismo lugar; Los viajes de Simbad, el marino, el que lo consigue todo y el diagnóstico de nuestro tiempo, sino también con dar res-
que permite la apertura hacia lo posible: la dig- 3) aleph barroco, ciudad fáustica, desmesura, voracidad y lo- todo lo pierde. Donde el oleaje existencial permite reconocer puestas a los problemas humanos desde un pensamiento in-
nidad trashumante. Un planómeno que hace las cura de Fausto tras el objeto del deseo que es por naturaleza nuestra existencia en tránsito, vida en movimiento, con una terdisciplinario práctico, que no solo prescriba, sino que pro-
veces de una analogía de los cines itinerantes ausencia; 4) atlas místico, como cartografía de sentido, don- sed insaciable por la travesía del infierno a la ciudad celeste, ponga un pensamiento activo y una investigación aplicada en
de pueblo en pueblo, repartiendo signos a los de la hospitalidad es auténtico refugio para los trashumantes en un trayecto en el que reconocemos nuestra humanidad, un mundo en el que es necesario tener respuestas realizables
asistentes. Un planómeno que es habitado como que somos todos, que hace a la hospitalidad indisociable de que no requiere justificación, pues es un derecho inaliena- para la convivencia humana, la sociedad laica y multicultural,
“identidad narrativa” para poder abarcar su la trashumancia, cual reconocimiento de la dignidad huma- ble, porque hasta respirar nos justifica (Bowles, 1990: 105). frente al imperialismo y el terrorismo globalizado, ante los
“cartografía trashumante”. na; 5) plétora trashumante, que en el horizonte actual des- Al llegar a la “Carta Náutica III”, la comunidad trashu- conflictos étnicos y religiosos, la opresión en todas sus for-
pliega los atributos del decoro y el ingenio humano que se mante y hospitalaria se revela como impulso vital bergso- mas, la discriminación de los diferentes, el hambre mundial,
expresan en la cotidianeidad; 6) metrópolis aleph, cual na- niano, que nos lleva más allá de nuestros límites, donde se la descomposición moral de la sociedad, el deterioro de la de-
rrativa del desenfreno y de la infamia o la ciudad celeste, que vislumbra una nueva frontera: los aliados hospitalarios que mocracia, la incipiente educación, la explotación inicua bajo
pretende ser un paraíso, pero entregado a la abyección por nos permiten elevarnos por encima de la abyección, gracias la perspectiva neoliberal, la vejación de los derechos huma-
construir la ciudad ideal de San Agustín y realizable por Faus- a la dignidad y la astucia, como las recuperaciones de las nos, el descrédito de los valores, el desprestigio de la política
to con el resuello de Mefisto, que lo consume todo, hasta la formas de sentido originarias de Mesoamérica, la sabidu- y el exilio global de la humanidad, ante el bruno horizonte de
vida: malls para el desenfreno consumista y el olvido. ría de la herbolaria, los ritos de paso, la sacralización de la la lenta agonía de nuestro único hábitat.
En la “Carta náutica I”, frente al horizonte de la plétora muerte, la recuperación de los mitos fundacionales y los Reyna Carretero nos dona una obra para nuestro tiem-
trashumante, Carretero traza territorios contemporáneos referentes místicos. Carretero, en compañía de Ricoeur, po y el por venir, en compañía de filósofos y pensadores
“Lleva su travesía filosófica para poder imaginar la constante paradoja pendular de descubre una “desilustración de la Modernidad”, que le trágicos, pero esperanzadora, que recuerda a cada mo-
los espacios y los tiempos de la hospitalidad en las expe- abre paso a una educación trashumante y hospitalaria, mento a Goethe: “No hay futuro sin esperanza”, en compa-
y poética del infierno riencias liminares, donde acaece el territorio existencial. cual relato pedagógico y paideia de la vida buena, porque ñía del eco de Walter Benjamin: “La esperanza sólo es para
a la ciudad celeste”. Busca eso otro deseado, el paraíso perdido, la huella de para Reyna Carretero, en este nuevo milenio, nuestro an- los desesperanzados”. m
Lévinas, como falta fundante freudiana o sed de eterni- dar trashumante y hospitalario puede devenir conciencia y
dad de Unamuno que recuerda el exilio primordial de la saber para contarnos de otro modo, como en este paradig-
casa, el espacio continuo que entra en la discontinuidad mático libro tan filosófico como poético.
y nos lanza hacia la experiencia del erotismo, que es la Con esta saga, Reyna Carretero lleva su travesía filosófica
búsqueda de la continuidad en ser y la afirmación de la y poética del infierno a la ciudad celeste, donde metodoló- Referencias
vida hasta en la muerte, como inicio de la plétora, según gica y técnicamente logra un impecable encuentro entre la
Agamben, G. (2007), Estado de excepción, Buenos Aires, Adriana Hidalgo.
Bataille. Porque puede suceder que no haya una Ítaca con argumentación rigurosa y la elegancia en el lenguaje, cuya Arabi, Ibn (1991), Los engarces de la sabiduría (Fusūs al-Hikam), Ma-
Penélope esperando a Ulises, que exige un ethos de la hos- redacción alcanza el complejo encuentro entre la ontología, drid, Hiperión.
Bowles, P. (1990), El cielo protector, México, Alfaguara/Conaculta.
pitalidad, un refugio: casa y pan. la ética, la filosofía política, la hermenéutica, la antropología
Carretero, R. (2016), Ultraestructura trashumante: una gramática de la
El “planómeno trashumante”, que hace las ve- En la “Carta Náutica II”, en compañía de María Zambrano y la literatura, desde posiciones epistemológicas y discursos hospitalidad, México, FOEM-UAEMEX.
ces de glosario y poemario de conceptos y afo- y otros de talla semejante, Reyna Carretero nos sorprende que consiguen entrecruzarse con pericia, erudición y éxito, ____, (2013), Atlas místico de la hospitalidad-trashumancia, Madrid,
UMSNH-Sequitur,
rismos, en realidad es una bitácora y una brúju- con la contemplación de la aurora (ni el palacio de los dioses para enriquecer su hipótesis fundamental: la humanidad ha _____, (2012), La comunidad trashumante y hospitalaria como identidad
la para emprender la travesía del infierno a la de la noche de los románticos ni el deslumbrante sol de los sido ontológicamente exiliada, lo que la coloca ante una rea- narrativa, México, El Colegio de Michoacán-Fideicomiso “Felipe
ciudad celeste. Aquí desfilan conceptos deveni- ilustrados), que abre el horizonte de un nuevo día, en un an- lidad comunitaria global trashumante, pero que va necesa- Teixidor y Monserrat Alfau de Teixidor”.
____, y E. León Vega (2009), Indigencia Trashumante. Despojo y búsque-
dos de imágenes poéticas: 1) abyección barroca dar por las calles de las metrópolis aleph o por los caminos riamente engarzada a una hospitalidad incondicional, como da de sentido en un mundo sin lugar, México, CRIM-UNAM.
que, en compañía de Julia Kristeva, puede iden- polvorientos de un pueblo. Para los desposeídos, solo sus respuesta ético-política, que debe globalizarse y contagiar al Corbin, H. (1993), La imaginación creadora en el sufismo de Ibn ‘Arabi,
Barcelona, Destino.
tificarse como perversión, que corrompe la ley pies que andan, corren y vuelan entre gente común, en un mundo político de México y de nuestro tiempo.
García Ponce, J. (1981), La errancia sin fin: Musil, Borges, Klossowski, Bar-
al desmentirla: “él mata en nombre de la vida”; deslizamiento existencial, donde los relatos de viaje y bús- Esta novísima lectura de nuestra condición humana, que celona, Anagrama.
2) aleph borgiano, cual instante gigantesco de queda de nuestro ser trashumante son memorables, como toma en cuenta el imperioso reto de contribuir no solo con Lévinas, E. (2006), Totalidad e infinito, Salamanca, Sígueme.

104 105
Imprenta Pública — Nuria Araiza Nuria Araiza — Imprenta Pública

Literatura de lo real en
tiempos de horror

Rodrigo García de la Sienra, José

6
Rev uelt as. Una ontología car-
celaria. Los relatos del periodo
de Lecumberri, Houston, Literal
Publishing, 2016.

la sociedad carcelaria, sino de lo que nos constituye a to- universitario y sus estancias carcelarias, que desde la correc-
dos, en un borde que si quiera ensayar o pensar da vértigo, cional consideró muy benéficas, una especie de beca (p. 34).
porque es irrepresentable, impensable al tiempo que no García de la Sienra afirma:
deja de interpelarnos.
El ensayo “Uno: José Revueltas frente a la tradición litera- para Revueltas la cárcel no es sólo una vivencia recu-

E
ria de México” que aparecerá en la Historia de las literaturas rrente, sino propiamente una matriz simbólica. […]
l libro José Revueltas. Una ontología carcelaria. Los en México, enmarca con claridad el carácter marginal de la Pues mas allá de sus ficciones estrictamente carcela-
relatos del periodo de Lecumberri convoca al pen- literatura de Revueltas hasta hace muy pocos años. Y que rias, la prisión representó para él literalmente un es-
samiento y a la vitalidad, bajo la dinámica del inter- aunque ahora cuenta con mayor estudio, nos dice el autor, pacio de formación y observación social empírica, que
cambio que permite afrontar la realidad, sin cerrar sigue conservando su carácter marginal frente a escritores le permitió forjar registros y exploraciones formales
los ojos frente a lo que de ella pueda herir o incomodar. como Octavio Paz y Efraín Huerta, entre otros. más próximos al “surrealismo popular” de la nota roja
A través de múltiples capas, García de la Sienra construye La exclusión asociada a la militancia y a la desvaloriza- que al realismo socialista (pp. 36-37).
una arqueología de tiempos y sentidos, que llevan al lector ción de la literatura de Revueltas, muestra que bajo esa
hasta la vacuidad del sentido trabajada por Revueltas, a la etiqueta se simplificó su lectura. Es de esta simplificación, La cárcel y el no lugar de Revueltas frente a la tradición “for-
mano de todos, aunque encubierta. de la que García de la Sienra parte para mostrar otra cara ja un ethos intelectual” en el diálogo entre los discursos del
Cuatro ensayos con momentos de elaboración y destinos de la literatura revueltiana, que apunta a un realismo, a pensamiento político, histórico y literario, que se describe
diversos, convergen en este libro, dejando leer la madura- una praxis, donde: la “escritura […] es pensamiento y el como praxis. En esta marginalidad, los textos de Lecumberri
ción de las inquietudes en el tiempo. Hay temas transversa- pensamiento […] es escritura” (p. 18). Ficción y reflexión en devienen casi impensables (p. 39).
les que recorren los cuatro ensayos: Revueltas, su relación este caso se desbordan. La radicalización de la poética y el discurso revueltiano,
con la cárcel y la ontología que desde ese no lugar emerge, Revueltas, crítico de la novela “revolucionaria” y sus fic- vacía de sentido el cánon marxista, dando lugar a un “fracaso
pero todos ellos parecen estar ligados por una reflexión en ciones nacionalistas, apunta a la libertad absoluta de la no- fundacional” (p. 40) que no termina de inscribirse, no se ago-
por Nuria torno al pensamiento y sus límites. La profundidad que al- vela en su papel desmitificador, dando fuerza a la crítica y la ta, es el “lado moridor de la realidad” (p. 41).
Araiza Fernández canza el acto de escritura en torno a esos tópicos, toca, por autocrítica, haciendo devenir al artista un crítico que abre En el ensayo: “Dos: El realismo utópico” analiza el prólogo
retomar una expresión que Derrida elevó a categoría para una dialéctica anti-dogmática y anti-reduccionista. De esta de 1961 a Los muros del agua de 1941, en el cual el espacio
Psicoanalista describir la escritura de Jean-Luc Nancy (Derrida, 2011). Así manera la praxis consiste en una inmersión/emergencia que de confinamiento, el lazareto (un hospital que asila para “tra-
la escritura de Rodrigo García de la Sienra toca la dimensión aspira a extraer algo semjante a una perla, asumiendo su ca- tar” enfermedades infecciosas) es una isla. Esta imagen da
ontológica y con ella a cada lector, haciendo saber que eso rácter ínfimo. Ahí se concibe “al arte de la escritura como lugar a una explicación del realismo revueltiano.
que se reflexiona no es del orden del mundo exterior, o de una metódica —y sin duda preciosa— forma de humildad La exploración del concepto estético de utopía de lo real
cognoscitiva” (p. 22). Esto tiene una relación clara, con el res- en Revueltas parte de la imagen de base de isla-prisión,
cate de los escritos “menores” de Revueltas, de los cuales se lugar de confinamiento, “no-lugar”. Se problematiza el
ocupa Rodrigo en los otros ensayos del libro. concepto revueltiano de utopía de lo real, con las nociones
La praxis literaria de Revueltas y su lugar de “escritor/in- de: utopía de More (lugar inexistente, narrativo), espacios
telectual/militante” (p. 31) toman fuerza en su carácter no otros o heterotopías de Foucault (emplazamientos reales

106 107
Imprenta Pública — Nuria Araiza Nuria Araiza — Imprenta Pública

que impugnan o invierten la realidad y que sentido hace utopía de lo real. Desplazando a la tradición y La utopía de lo real en Revueltas no es sino sinónimo de ho- son 1984 o Un mundo feliz para mostrar su radicalidad
pese a estar fuera de todo lugar son efecti- dejando huellas en una interioridad marginal, casi externa, de rror y espanto (p. 55). La inapariencia del horror de lo real, la que avanza más allá de la denuncia, apuntando a desve-
vamente localizables), paratopía de Maingue- una localización no estable, paradójica, imposible, que es bor- veladura que difiere el devenir-mounstruo de la materia es lar mediante la ficción de una heterotopía, la esclavitud
neau (lugar ocupado por el escritor dentro del de, más que lugar o no-lugar. Y es ese carácter mixto el que lo que Revueltas caracterizará como el lado moridor que él o encierro en su carácter real, generalizado y universal,
campo cultural al que pertencece, catacteriza- Foucault vinculará con el espejo: el verse “allí donde no está” explora, mediante la utopía de lo real. que alcanza hasta a los monos (p. 81) y los intercambios o
do como problemático) (pp. 44-46): o el “espacio irreal que se abre detrás de la superficie” (p. 46). El escritor realista abre a la excedencia de lo real explo- circuitos simbólicos y libinales (ecuación leche-droga-di-
Si bien Revueltas en Los muros de agua recoge impresio- rando y mostrando: “la huella imperceptible de un devenir nero) (p. 93) encubiertos por la moneda y el dinero en su
nes de sus estancias en las Islas Marías, asume que su narra- entrópico, terrible, incrustado en los pliegues más sensibles carácter fetichista (pp. 83-84).
“La praxis literaria de tiva no es un reflejo de la realidad, sino una realidad literaria, de la materia, como si en ésta se librara una guerra eterna 4. Finalmente cierra con el erotismo alucinatorio o fanta-
imaginaria: “la realidad siempre resulta un poco más fan- en todo punto similar a la que cotidianamente enfrenta a los sioso (inspección de las Monas a Meche, tatuaje ana-
Revueltas y su lugar de tástica que la literatura” (Revueltas en Los muros del agua, hombres a su autodestrucción” (p. 66). Y esto incluye desde mórfico de Albino) (pp. 93, 95-96) que despliegan los
«escritor/intelectual/ citado en la p. 47). La mediación revueltiana asume que sólo la lepra hasta la guerra, la ruina, el residuo o deshecho de la personajes en su imaginación y que les permite esta-
con base en una semiología de lo inaparente se da lugar a la destrucción que es social y al tiempo subjetiva. blecer relaciones eróticas más allá del contacto físico. El
militante» toma fuerza en visión de lo real. Es desde ahí y con su préstamo mediador En el tercer ensayo “Tres: Las figuras de una ontología espacio marcado por la pulsión escópica o de mirar está

su carácter no universitario literario que Revueltas nos convoca a “no negarse jamás a
ver, no cerrar los ojos ante el horror, no volverse de espaldas
carcelaria”, Rodrigo advierte al lector, que de Los muros del
agua de 1941, la primera novela de Revueltas, de la que
en primera línea (pp. 71-72).

y sus estancias carcelarias, por más pavoroso que parezca” (Revueltas en Los muros del parte la lectura del realismo utópico se dirige hacia El apan- El apando es un dispositivo, una maquinaria textual
agua, citado en la p. 48). Que la literatura devele a la rea- do de 1969 que emerge en su útlima estadía en la cárcel que busca activar en el lector un saber desagrada-
que desde la correccional lidad, que parece tener un carácter inherente de veladura: (p. 69). Es quizá en este ensayo donde el autor comienza ble, un saber sobre su condición de esclavo. […] este

consideró muy benéficas, Lo terrible no es lo que imaginamos como tal: está


a desplegar con mayor amplitud el carácter filosófico y
ontológico de la obra de Revueltas.
documento se sitúa en una zona fronteriza, despren-
diéndose de todo régimen de representación mimé-
una especie de beca.” siempre en lo más sencillo, en lo que tenemos más Señala al menos cuatro puntos para abrir el texto tico (en el sentido de una copia fiel), para mostrar
al alcance de la mano y en lo que vivimos con mayor y desmarcarlo de un posible carácter anecdótico o de cabalmente en qué consiste el realismo utópico al que
angustia y que viene a ser incomunicable por dos denuncia de las condiciones de las prisiones: siempre aspiró la praxis literaria de Revueltas (p. 73).
Los no-lugares que proyectan los rela- razones: una, cierto pudor del sufrimiento para ex-
tos utópicos son lugares “inexistentes”, presarse; otra, la inverosimilitud: que no sabremos 1. En el sentido semiótico Rodrigo apunta a dos niveles de Este ensayo tiene una densidad que escapa ante la reduccción
es decir significantes que no reenvían a demostrar que aquello sea espantosamente cierto estructuración del relato: por un lado está la deconstruc- o simplificación, en ánimo de convocar a los lectores. Quizá
ningún espacio identificable, más allá (Revueltas en Los muros del agua, citado en la 49). ción de la idealización de la perspectiva óptica en la que se baste con agregar la relación que analiza Rodrigo entre El
del universo narrativo: la sociedad allí funda el sujeto racionalista mediante la limitación visual apando y el lector que parece alcanzar un carácter omnímodo:
descrita, que posibilita la crítica de la La visión, al interior del realismo utópico, identifica las hue- que viven quienes están en la celda de castigo o apando, li-
sociedad efectiva, está proyectada sobre llas materiales de lo terrible inaparente, nos dirá Rodrigo: mitación impuesta por un postigo que separa la cabeza del El apando propone, a través de un peculiar contrato
la ausencia de referente. Por lo contra- “El escritor realista es entonces aquel que, mediante la vi- tronco y que Rodrigo eleva hasta el carácter de una subje- de lectura, una “maquinización” de la enunciación que
rio los textos carcelarios revueltianos sión, busca hacer surgir los rasgos enterrados del horror de tividad fragmentada que deviene geometría enajenada (p. incita al lector mismo a transformarse, mediante una
recrean un universo narrativo que tiene entre las cosas más banales, aun cuando esto implique un 77). Por otro lado muestra una organización monista leib- operación imaginaria en objetivo. Y es en esta ope-
como referente un lugar concreto, y que alejamiento de los códigos de verosimilitud a los cuales están niziana que vuelve al encarcelamiento figura placentaria ración en donde radica la eficacia estética del texto,
podemos situar dentro de un entorno acostumbrados sus contemporáneos” (p. 49). que se reproduce hacia lo infititamente grande y pequeño. pues ella supone una peculiar implicación del lector
histórico y socio-cultural específico (Las El realismo utópico une ficción y teoría, en Los muros Una imagen de El carajo con su madre da cuenta de ello dentro del universo carcelario desplegado (p. 105).
Islas Marías, Lecumberri) (p. 44). del agua esto se hace evidente en la relación del texto mediante la imagen del vientre-prisión (p. 91).
literario y su prólogo. La dimensión estética queda tras- 2. En el sentido textual Rodrigo apunta a la falta de puntua- El último de los ensayos “Cuatro: Fenomenología literaria/
Revueltas da cuenta de las heterotopías de la cendida por principios cognoscitivos y epistemológicos ción en el texto que da lugar a un bloque de escritura de 56 ontología carcelaria” recupera tres textos publicados en El
cárcel, el lazareto, entre otros y también ins- diferentes, anclados en el contexto social, que se desmar- páginas que agudiza la sensación de encierro en la lectura. material de los sueños, que si bien están fechados entre 1968
cribe su literatura como una paratopía. En este can de las formas hegemónicas. 3. Vincula El apando con las distopías anglosajonas como y 1971, salen a imprenta en 1974. Junto con El apando, estos

108 109
Imprenta Pública — Nuria Araiza Nuria Araiza — Imprenta Pública

califican periodistas e historiadores. Reflexiona Revueltas en El texto temina, pero la puesta en espejo no. Noso-
textos “menores” constituyen lo que Rodrigo caracteriza García de la Sienra sigue a Natalia Petrillo en la distinción voz de su narrador, un ladrón de la crujía D (pp. 126-127).04 tros, los escuchas del opaco pensamiento de Ezequiel,
como el “periodo de Lecumberri”. Este periodo coincide con de tres yoes manifiestos: el del sujeto fantaseante que Revueltas ensaya resistir a la calificación y mitificación de levantamos los ojos y también vemos aquí y ahora la
la depuración de los recursos expresivos y la radicalización percibe como-si, el yo fantaseado implícito en la escena los actos profundos que borra las huellas de lo inmemorial ciudad impávida ante la masacre de los inocentes;
de las implicaciones estéticas de Revueltas. De esta manera llevando a cabo la fantasía, y el yo que se presenta como agrega García de la Sienra. Los actos profundos son una ca- junto con él podemos pensar que hay que decir “amor,
emerge una mayor densidad poética que da lugar a la onto- extraño bajo la forma de ser-de-otro-modo del yo y que dena de actos fallidos, inscripciones sin registro, memorias muerte, hambre, sexo, ratas de otro modo para ser
logía carcelaria: una mirada de lo real en tanto que condición reflexiona sobre la fantasía.03. García de la Sienra apunta: sin lenguaje, ajenas a la significación, que sin embargo es ins- comprendidos de otro modo” para que el sueño de la
de encierro generalizado (p. 107). Y junto con ello los textos “un ‘reojo del yo’ implica plásticamente que el yo-como- cripción de huellas, impropia, ajena, extraña (p. 127). literatura, su epojé, nos ayude quizás, pronto, algún
revueltianos “constituyen una modalidad peculiar de la Diá- otro no se ubique en el espacio franco de una proyección Para Revueltas la palabra ya implica al recuerdo que ensa- día, así sea un poco, a despertar de nuestra pesadilla
lectica de la conciencia: una modalidad reflexiva que podemos imaginaria, sino en el plano oblicuo de un presentimiento ya esconder el vacío. En otro registro estaría la memoria que colectiva (p. 136).
considerar propiamente una fenomenología literaria” (p. que devuelve de manera inquietante a la con-ciencia a su es la que se olvida (p. 127).05
108). Es en este punto donde ontología carcelaria, dialéctica dimensión etimológica” (p. 115). Detrás de todo esto está la pregunta por la significación Finalmente Rodrigo en su lectura de Revueltas toca para
de la conciencia y fenomenología literaria se imbrican para El segundo texto de Revueltas analizado en este último de la realidad y su vacuidad: “El recuerdo, se dijo Ezequiel conmocionar. No es fortuito que se tenga como telón de
dar lugar a tres niveles de compromiso de la obra de Revueltas ensayo es “Hegel y yo”, Hegel es el apodo de un asaltante mientras las lágrimas corrían por sus mejillas. El recuerdo sin fondo la reflexión del cuerpo y que la lectura del texto sea
que tienen un punto en común, lo real. con el que comparte celda el narrador, asesino de su novia cosa, sin objeto. Soy mi propio recuerdo, una gran equivoca- toda una experiencia:
El primero de esos textos que analiza el autor es “El reojo Medara que no deja de aparecer como fantasma. Revueltas ción de la realidad, la realidad equivocada se autocompade-
del yo”. En primera persona, un “Yo”, se refiere reflexiva- hace un guiño o provocación con el apodo de Hegel para ce y se retoca en mí: soy la silla muerta, soy la mesa muerta, El cuerpo es la experiencia de tocar indefinidamente
mente a su “Reojo”.01 García de la Sienra afirma el asilamien- convocar a la filosofía de la historia y su espíritu absoluto en soy la ventana muerta” (p. 127). lo intocable, pero en el sentido en que lo intocable
to del yo no solo carcelario sino existencial, sujeto a examen el entorno carcelario. Junto a ello se sostiene la anécdota de Enajenación del sentido y de la vida, que deviene una no es nada que esté detrás, ni un interior o un aden-
y autovigilancia como una entidad esquizoide o fragmenta- que el apodo se lo ganó por un asalto a un banco en la calle realidad de exilio. Y que tiene por refugio la percepción in- tro, ni una masa ni un Dios. Lo intocable es eso que
da. Y esto que señala atinadamente es constitutivo de todo Hegel en Polanco (p. 121). Y finalmente lanza una reflexión cluso en su límite alucinatorio.06 Fragmentación de la me- toca. También se puede emplear otra palabra para
yo (p. 112). Junto a ello y retomando la fenomenología hus- en torno al acto profundo ligado a la memoria sin recuerdo. moria, cuerpo sin unidad, imagen mortuoria y mortificante decir esto: emoción. Emoción es para nosotros una
serliana, señala el solipsismo yoico como un momento de El tercer y último texto de Revueltas que se analiza es incluso en la enunciación. palabra muy debilitada, pero emoción quiere decir:
ficción necesaria que deconstruye la experiencia original, “Ezequiel o la matanza de los inocentes”, que difiere de los Revueltas logra inquietar, junto con la apertura que de puesto en movimiento, puesto en marcha, sacudido,
previa a la apertura hacia los otros.02 Lo que desde la litera- dos anteriores por no ser narrado en primera sino en tercera sus textos nos comparte Rodrigo. Esto se lee como una con- afectado, herido. Se puede por otra parte añadir aquí
tura y el psicoanálisis se ha explorado bajo la noción de do- persona. Sin embargo, continúa con la reflexión en torno a vocatoria a que la literatura no sea ámbito de distracción otra palabra, que es tal vez demasiado espectacular:
ble, parece muy cercano a lo que Rodrigo toma para analizar la alusión, el recuerdo y la memoria. Hay actos sin memoria, o evasión, sino de crítica y construcción de otro mundo. conmoción. Esta palabra tiene la ventaja de introducir
el texto revueltiano: “Esta operación ficticia implica una du- sin nadie que los testimonie, a pesar de estar inscritos en Una praxis que devele lo monstruoso de la realidad para el “con” (cum). La conmoción es el ser puesto en movi-
plicación del yo, es decir la experiencia de su partición en la una memoria antigua, no dicha, no escrita, no pensada. Esos siquiera trastocarnos. Si tenemos una realidad pesadilla la miento con (Nancy, 2003: 110).
fantasía de dos sujetos con dos cuerpos. Aunque en realidad son los actos profundos, que están agazapados y acechantes literatura no puede evadirla.
las cosas son un tanto más complejas, ya que la elaboración en el fondo de la memoria de lo no ocurrido. Es un acto que Frente a una realidad como la nuestra que es del orden del
de esta fantasía no sólo implica una duplicación, sino una acepta todas las formas fuera de toda calificación moral. Lo 04 Esto parece un borde con el inconsciente que con Derrida leyendo horror, de su fijación, su instalación, su reiteración maquinal,
a Freud alude a una forma de escritura que es la inscripción. Podría-
auténtica multiplicación” (p. 113). que nos coloca o nos arroja a una especie de espasmo inmo-
mos pensar en el carácter escindido de la conciencia desde la lectura
03. Freud ha pensado tres tiempos de la fantasía: el que mira que algo psicoanalítica, no sólo como fenómeno clínico, sino como aquello que vilizador, que desampara y arroja a la soledad; estas litera-
sucede, al que le sucede pasivamente y el que participa activamente de es constitutivo de todo sujeto, pese a que esa escisión tenga derivas y
01 . Con Freud podríamos pensar en el doble constitutivo del yo que turas que con-mocionan, activan y convocan al movimiento
ella. Por su parte, Piera Aulagnier ha reflexionado el paso para la cons- expresiones diversas.
tiene como referencia directa al cuerpo y que no deja de dar lugar a la
titución yoica del pictograma al enunciado, con tres momentos de im- son un respiro, por paradójico que parezca. m
unidad imaginaria al tiempo que encubre a la fragmentación propia del
plicación y emergencia subjetiva: soy lo que siento o me autoengendro, 05. Esto remite nuevamente a Derrida. Y con esto señalo que las re-
carácter de compuesto de yo.
distingo y excluyo entre yo-placer y no yo-displacer, hasta las múltiples flexiones que Revueltas implica en su literatura y que Rodrigo analiza
capas identificatorias a las que es lanzado el yo y de las que podrá diferir, para dejar ver su compromiso filosófico, parecen paralelas a las que el
02 . En este punto la mediación corporal hace imaginar al cuerpo como en estos tres niveles se va perfilando la otredad. No me extiendo en ello filósofo francés ensaya en torno a la escritura, la inscripción, las huellas y
si fuera de alguien más, un cuerpo que aunque tenga gestos de apropia- pero lo comparto para anotar la reiteración desde distintos discursos su analogía psíquica en Mal de Archivo y Freud y la escena de la escritura. Referencias
ción nunca dejará de ser esa primera otredad inaugural con la que se de ese carácter ontológico de la emergencia del sujeto en relación a la
relaciona el psiquismo yoico. fantasía y la conciencia. Derrida, J. (2011), El tocar Jean-Luc Nancy, Buenos Aires, Amorrortu.
06. Para Freud la alucinación es el origen de la percepción. Nancy, J.-L. (2003), Corpus, Madrid, Arena.

110 111
Imprenta Pública — Pedro Meza Pedro Meza — Imprenta Pública

Los derechos sociales,


aquí y ahora Á l varo A ragón R i vera, Luis Gonz ález Pla -
cencia y Mario Alfredo Hernández, Los de -

7
rechos sociales desde una perspec tiva
f ilosóf ica. Hacia un equilibrio ref lexivo
entre el horizonte normativo y las expec-
tativas ciudadanas de justicia, Ciudad de
México, Tirant lo Blanch, 2017.

por Pedro J. Meza


Hernández

Profesor en el Instituto de Sin temor a equivocarme puedo afirmar que el libro Los dere- emprender la construcción de un aparato conceptual claro,
Educación Media Superior chos sociales desde una perspectiva filosófica. Hacia un equi- sobre los adecuados mecanismos de protección de los de-
de la Ciudad de México.
librio reflexivo entre el horizonte normativo y las expectativas rechos sociales, han reunido a un conjunto amplio y diverso
ciudadanas de justicia puede ser colocado dentro del paradig- de trabajos, los cuales han sido organizados y dispuestos a
ma garantista, pues el problema que aborda no solo es el re- partir de tres rutas reflexivas: los fundamentos, la justicia-
lativo al reconocimiento de aquellos intereses y necesidades bilidad y el significado de cancelar los derechos sociales a
que están en juego en la defensa de los derechos económicos, personas concretas en contextos específicos.

E
sociales, culturales y ambientales (desde ahora Desca), sino en De manera atinada, el primer artículo que avanza sobre
n el momento en el que el jurista Norberto Bobbio la posibilidad de proporcionar un conjunto de soluciones que el tema de los fundamentos de los derechos sociales estuvo
escribió la “Introducción” a su libro El tiempo de los permitan comprender cómo se pueden proteger las expec- a cargo de Juan Antonio Cruz Parcero, quien analiza el tema
derechos, pudo observar que uno de los problemas tativas puestas en aquellos a través de su universalización, la a partir de la desconexión que existe entre las teorías que
en torno al uso del lenguaje de los derechos tenía posibilidad de su justiciabilidad y de su exigibilidad plena bajo abordan el tema de la justicia, por un lado, y las teorías sobre
que ver con la ambigüedad, la poca rigurosidad, pero sobre el marco de un Estado constitucional, social y democrático. los derechos humanos, por el otro. En este texto se indica
todo con el uso retórico cuando se apela a los derechos para A pesar de haberlo inscrito dentro del paradigma ga- cómo la preocupación sobre la desigualdad social se ha tra-
expresar una aspiración ideal de un individuo o un grupo. rantista, el libro reseñado brilla por una virtud creativa y bajado desde una perspectiva teórica u otra, lo cual genera
Evidentemente el problema no radicaba en la falta de inte- multidisciplinaria cuando escapa a un mero análisis jurídi- la necesidad de justificar, independientemente de la pers-
rés sobre el tema, sino en el poner en claro que la función co del problema que conlleva responder al escepticismo, pectiva que se adopte, por qué se avanza sobre una ruta y no
práctica del lenguaje de los derechos, la cual consiste en dar que niega la categoría de derechos plenos, y a la posición sobre la otra. En efecto, la posible solución se encontraría,
fuerza a las reivindicaciones de los movimientos que exigen que coloca en un segundo plano la agenda de los derechos no en la navaja de Ockham, sino en la posibilidad de unificar
para sí y para los demás la satisfacción de nuevas necesida- sociales. Esta virtud consiste en asociar el problema de los ambas teorías. Esta es la intuición de Cruz Parcero, quien ma-
des e intereses, no puede conseguirse tan solo con su reco- derechos económicos y sociales con la forma con la que se pea tanto las objeciones como las posibles relaciones entre
nocimiento, sino con su garantía (Bobbio, 1991: 22). Dando estructura el orden social y con la acción estatal que busca ambas teorías —a partir de la obra de Waldron, Moyn, Dwor-
continuidad a un proyecto de garantía de los derechos, Luigi incidir en los problemas que conlleva la distribución de los kin, Nussbaum y Pogge—, y quien reconoce que renunciar
Ferrajoli ha sostenido que una ruta para garantizar los de- bienes sociales. En efecto, esta asociación entre el proble- a esta unidad armónica entre teorías implicaría construir
rechos fundamentales tiene que ver con entender, a poste- ma de la garantía de los derechos con la forma de organizar modelos poco útiles para evaluar moralmente nuestras ins-
riori, que si lo que se quiere es garantizar una necesidad o el orden social y la implementación de políticas públicas tituciones, nuestro orden social y el diseño de alternativas.
un interés —siempre respondiendo a la expectativa del más abre la puerta a puntos de vista diferentes al jurídico. Sin El segundo trabajo aborda la relación entre derechos so-
débil—, entonces esos intereses y necesidades tienen que embargo, esta disposición a abrir el campo de estudio exige ciales y democracia. Álvaro Aragón sostiene que la cancela-
sustraerse para blindarlos frente al mercado, incluso fren- un poco más cuando observamos que no bastaría con anali- ción de los derechos, en un sistema democrático, no solo lle-
te a las decisiones mayoritarias, dentro de un régimen de- zar desde diferentes perspectivas, pero separadas, el tema varía a cuestionar el régimen de gobierno que así lo hiciera,
mocrático; sin embargo, para su consecución, es necesario del reconocimiento pleno de los derechos sociales, sino que sino que implicaría un retroceso moral, social y político. En
comprender a priori el carácter estructural de los derechos, el libro más bien responde a la necesidad de aproximarse resumen, la propuesta de este trabajo consiste en defender
el cual implica cuatro características básicas: la universa- al estudio de los derechos sociales y económicos desde que una democracia constitucional supone una igualdad de
lidad, la indisponibilidad, el valor normativo consagrado una perspectiva multidisciplinaria, con el fin de “construir condiciones materiales y sociales para el pleno ejercicio de
tanto en Constituciones —en el plano estatal— como en las un aparato conceptual que permita precisar y comprender las libertades civiles y políticas. Por esta razón, un régimen
Declaraciones y Tratados —en el plano internacional— así adecuadamente los problemas asociados a su protección, democrático tendría que tutelar aquellos bienes o intere-
como por la imposición de obligaciones para los Estados así como discutir las formas y alternativas para pensar su re- ses que tienen que ver con la supervivencia, tales como la
(Ferrajoli, 2009: 36). lación con los otros derechos” (p. 21). En consecuencia, para alimentación, la salud, la educación y el trabajo. Asimismo,

112 113
Imprenta Pública — Pedro Meza Pedro Meza — Imprenta Pública

sabedor de que los derechos representan contenidos blin- El penúltimo trabajo, que aparece en el apartado destinado el mismo señalamiento dialéctico se puede realizar en el de- el sesgo lingüístico que tiende a la construcción de la discrimi-
dados y contra-mayoritarios, revisa la posible actuación de a reflexionar sobre los fundamentos de los derechos socia- sarrollo de la segunda modernidad, que fue marcada por el nación estructural. La finalidad de esta estrategia consiste en
los jueces para el cumplimiento de los derechos sociales, vía les, es presentado por Alejandro Sahuí y su reflexión inicia conjunto de las exigencias de los sindicatos y grupos oposi- visibilizar el trato diferenciado que ha colocado a las mujeres
que todavía no está pavimentada y pareja, pero intuye que el con la discusión sobre el sentido de la igualdad a la hora de tores, las cuales cuestionaban la hegemonía de la burguesía en una situación de subordinación y desventaja cuando no se
avance sobre esta ruta permitiría no la efectividad a la hora configurar un modelo de democracia. Observa que el valor y exigían mejores condiciones de vida y laborales para sus les reconoce la igual dignidad como personas. En este caso,
de garantizar los derechos sociales, pero sí la interacción en- de igualdad que se encuentra ligada a la democracia tiene agremiados. El mediador en este conflicto fue el Estado, la dignidad no es la autonomía —entendida como capacidad
tre poderes dentro de un régimen democrático. que ver no solo con condiciones formales, sino también con que se adaptó a la nueva circunstancia y modificó sus me- para tomar decisiones de manera libre—, sino el respeto por
El tercer trabajo es conducido por Ángel Sermeño, quien ciertas condiciones materiales de vida que son exigibles para canismos institucionales a través del Estado de bienestar. La la autonomía —lo cual supone un compromiso por reconocer
se encarga de revisar la tensión entre derechos sociales y todos los ciudadanos. Esta proyección normativa tiene como tercera modernidad se caracteriza por el desarrollo de los las acciones de una persona como valiosas por sí mismas—. En
ciudadanía. Utiliza el mecanismo de contraste para revisar, fin la eliminación de la dependencia, para evitar, sobre todo, instrumentos jurídicos internacionales —la Declaración de efecto, el análisis de la cultura de la dignidad permite a este
por un lado, algunos de los principales argumentos que nie- un régimen aristocrático —incluso, antes que un modelo 1948, así como un conjunto de diversos tratados y acuer- trabajo ahondar sobre los orígenes de los prejuicios, de los
gan a los derechos sociales el estatus de derechos de ciuda- autoritario—. Por ello, la insoportable condición de depen- dos internacionales— y por un conjunto de malestares so- estigmas sociales y las ideas sustancialistas sobre la mujer, en
danía y, por otro, argumenta, a partir de la obra de Thomas dencia en la que pueden llegar a vivir muchas personas, en la ciales que confrontaron a la sociedad consigo misma. Esta cuyo seno se extienden los motivos que tienden a colocar a las
Marshall, cómo fue que las aspiraciones a mejores condicio- realidad social, sería suficiente para cuestionar el funciona- confrontación apareció cuando, supuesta la satisfacción del mujeres en una situación de desventaja social.
nes materiales han sido históricamente reconocidas como miento adecuado de las democracias reales cuando se guían reclamo social a través del Estado de bienestar, aparecieron Ahora, aprovecho para hablar de dos artículos del libro
derechos sociales. El valor de esta interpretación radica en por criterios como el mérito y la igualdad de oportunidades. nuevos actores sociales como el grupo de afrodescendientes que se encuentran estrechamente entrelazados, pues am-
el énfasis puesto en el reconocimiento jurídico de los dere- Al contrario, sostiene el autor del texto “El ethos democrá- en defensa de reconocimiento de sus derechos básicos, las bos trabajan el tema del republicanismo. El primer trabajo,
chos sociales, pues a partir de su garantía no sólo se busca tico y la (des)igualdad de oportunidades”, para combatir y mujeres en defensa del derecho al voto y los estudiantes en presentado por Julieta Marcone, adopta —no sin antes
cerrar la brecha entre clases sociales, sino también modificar eliminar la desigualdad social se tendrían que dar ventajas defensa de la emancipación frente al paternalismo, entre cuestionar los modelos liberal y participacionista— la idea
el modelo social que genera esas desigualdades. Al final de a ciertos grupos cuando se trata de garantizar los derechos otros movimientos que han ido apareciendo. Sin embargo, de libertad como no dominación de Philip Pettit. Esta li-
su texto, apuesta por la obra de Guillermo O’Donnell, con el sociales, con el fin de garantizar las condiciones materiales en este punto del desarrollo de los derechos, la mediación bertad no solo estaría comprendida por la no intervención
fin de recuperar la noción de agencia, pues ve en esta cate- que terminan determinando la autonomía individual. Por no llegó a través del Estado, sino a través del mercado que estatal o de la sociedad —que mide la extensión de la liber-
goría la condición de posibilidad para defender la concesión ello, se apuesta en este texto por un modelo constitucional fue sustituyendo los derechos sociales, garantizados por el tad—, sino que exigiría no estar expuesto a una voluntad
de garantías individuales y asegurar el ejercicio pleno de la y garantista dirigido hacia la protección de las personas me- Estado, en servicios. Aquí cabe señalar cómo los derechos ajena y arbitraria —que expresaría los límites de la potencia
autonomía individual para el ejercicio de las libertades indi- nos aventajadas y a los grupos marginados, no mediante una representan un dispositivo que da cuenta de la lógica de estatal frente a la libertad—. A partir de esta noción de li-
viduales así como el de los derechos políticos. política de igualdad de oportunidades, sino fundado sobre mercado en el capitalismo moderno y cómo pueden llegar a bertad republicana, la autora supone la construcción de un
El siguiente texto se titula “Dignidad y derechos huma- instrumentos jurídicos que consideren el carácter normativo responder al mantenimiento de un statu quo, que alimenta modelo social que tuviera una visión mas integral respecto
nos” y estuvo a cargo de Valeria López. En este trabajo la de los derechos sociales. de muchas maneras la desigualdad social. Sin embargo, los a todos los derechos humanos, pues eliminaría el debate
autora se encarga de revisar la categoría de dignidad y lo El último texto de este primer apartado, corre a cargo derechos humanos, en general, y los derechos económicos, que excluye a los derechos sociales. Por su parte, Sergio
hace en dos tiempos. En el primero, analiza la obra de Ruth de Luis González Placencia. En este trabajo se reconstruye sociales, culturales y ambientales tienen una función eman- Ortiz reconstruye la idea de equilibrio entre poderes para
Macklin con el fin de ligar la noción de dignidad con el respe- la dialéctica de los derechos humanos y se señala cómo es- cipadora cuando sirven para blindar y extraer un conjunto de mostrar que la justicia social podría desarrollarse en línea
to por la autonomía de la persona. Sin embargo, observa que tos derechos pueden tener un matiz emancipador al mismo intereses y expectativas frente a la economía, lo que permiti- republicana, siempre que se eliminaran los intereses faccio-
se pueden vincular otras características con la idea de dig- que una función reguladora de la conducta social. Esta hi- ría construir una praxis contra-hegemónica, tal como afirma sos —representados por su análisis con los denominados
nidad de la persona y, para ello, recurre a la obra de Ronald pótesis permite identificar cómo la defensa histórica de los el capítulo “Capitalismo, modernidad y derechos humanos: poderes salvajes o económicos—. En su segunda jugada,
Dworkin. De la obra de este autor recupera las nociones de derechos humanos ha cruzado tres etapas en el desarrollo los DESCA en la Tercera Modernidad”. Ortiz reconstruye la idea libertad como no dominación no
auto-respeto —actitud de tomar la propia vida como un pro- de la modernidad. En este sentido, en lo que denomina la La segunda parte del libro está dirigida por la posibilidad de solo para mostrar el ámbito y la potencia de la libertad, sino
yecto que merece ser vivido— y autenticidad —responsa- primera modernidad, la defensa, por un lado, de los intere- entender la justiciabilidad de los derechos económicos, socia- también el efecto que tendría esta libertad al ser traducida
bilidad propia para crear una narrativa coherente que sirve ses que tenía la nueva clase social de la burguesía, los cuales les, culturales y ambientales. Este apartado abre con el trabajo como el principio que rige la interpretación de los derechos
para dar sentido a la propia vida y que estipula la lucha por la no consistían en la lucha por el poder, sino por el control de Amneris Chaparro Martínez y adopta una perspectiva de civiles, políticos y sociales y para exigir el compromiso que
independencia frente a los demás—, con el fin de vincularlas de las circunstancias, permitieron legitimar la lógica de género para analizar la dignidad de la mujer. La intuición de debería tener un Estado a la hora de garantizar el paquete
con la noción de dignidad. El argumento que sostiene este mercado. Por otro lado, esta misma defensa de los intere- este trabajo supone que a las mujeres se les ha negado una po- completo de estos derechos. Sin embargo, el énfasis lo pone
trabajo afirma que estos dos principios clarifican la noción ses de la clase burguesa condujo hacia el desarrollo de las sición de valor igual que el merecido por cualquier ser humano, sobre la exigencia que tendería a buscar, antes que nada,
de dignidad y permitirían proyectar un posible trabajo sobre libertades individuales que configuraron el diseño institucio- pues no se les ha reconocido su dignidad como personas. Para la garantía de los derechos sociales respecto a las personas
cómo conciliarlos a partir de su relación con otras categorías nal del Estado liberal. Aquí el conflicto entre comunidad y demostrarlo, analiza cómo ha sido utilizado el término digni- menos aventajadas de la sociedad, quienes han sido coloca-
tales como la de subsistencia o seguridad. Estado fue mediado por la propia comunidad. Ahora bien, dad a lo largo de la tradición filosófica, con el fin de mostrar dos en una situación de dependencia.

114 115
Imprenta Pública — Pedro Meza Pedro Meza — Imprenta Pública

Para Diana Beatriz González la importancia del El texto “Derechos sociales para migrantes”, de Luis Enrique naturaleza de los fallos judiciales. Incluso, antes que en el como conciencia de ser un sujeto moralmente responsable
estudio de los derechos se puede observar me- Camacho, cuestiona el rechazo de los Estados de bienestar contenido de los derechos. de sus propios actos y como la seguridad que se tiene sobre
jor desde el análisis de una teoría del interés, respecto a los migrantes, quienes llegan a sus territorios hu- El tercer apartado del libro que reseñamos, sobre el sig- el valor de hacer sus propios juicios—. Las razones para ello
pues supone que una de las funciones sustan- yendo de la guerra, el hambre, la miseria y las catástrofes nificado de cancelar los derechos sociales a personas con- son dos: primero, porque el propio Estado es el responsable
tivas de los derechos consiste en promover y naturales. Si bien es cierto que el autor de este texto primero cretas en contextos específicos, inicia con el trabajo de Itzel de la estigmatización de los pueblos indígenas y el causan-
proteger intereses, en función del bienestar analiza los argumentos que intentarían mostrar por qué re- Mayans sobre la controversia en torno a la despenalización te de que se mantenga la situación de desventaja social en
del individuo o de los grupos. Para esta autora, cibir a los migrantes implicaría una sobrecarga insostenible del aborto. Para explicar la subida de tono que suele acom- la que viven sus integrantes; segundo, porque es una obli-
apelar a una teoría del interés tendría mucha y por qué garantizar derechos sociales de los migrantes im- pañar esta discusión, la autora analiza las dos posiciones gación, en un nivel normativo, que el Estado se encargue
utilidad, en cuanto que nos permitiría definir un plicaría un desabasto de servicios sociales para los ciudada- más extremas en torno al aborto. La primera responde a un de eliminar los obstáculos que han perjudicado de manera
rango mas amplio de derechos, que el que se nos, termina rechazando ambos por ser inconcluyentes. En feminismo radical que asume que el derecho de la mujer no injustificada a un grupo social cuando desarrollan su vida
contra, argumenta que si el énfasis se pone en el desarrollo, admite grados o plazos y, por consiguiente, se tendría que cultural, sobre todo protegiéndolos contra los estigmas en-
entonces no solo haría viable el reconocimiento de los dere- garantizar de manera efectiva la posibilidad de servicios de raizados en una cultura mayoritaria.
chos sociales de los migrantes, sino que se convertiría en un salud para el aborto. En contra, respondería una posición El texto de Ernesto Cabrera resulta en una crítica a las
principio para la justicia social. radical conservadora que no admite grados para el derecho políticas públicas asistencialistas. Esta crítica la hilvana a
“Proporciona un conjunto El texto de Ximena Ramos Pedrueza aborda el tema de un a la vida del feto, razón por la cual se tendría que limitar la partir de la tarea de desenmascarar el paternalismo bene-
derecho a un ambiente sano y lo hace mediante la recons- libertad de la mujer a la hora de decidir si aborta o no. Itzel volente que cubre a este mecanismo político, el cual en lugar
de soluciones que permiten trucción histórica de cómo se fue reconociendo este derecho, Mayans adopta una posición mediadora con el fin de mostrar de satisfacer las necesidades básicas y eliminar las brechas
comprender cómo se pueden mediante los diferentes tratados y acuerdos surgidos en el que, en la concreta discusión, la despenalización del aborto de desigualdad social respecto al acceso a bienes y servicios
plano internacional. Luego revisa cómo se fue incorporando reconoce límites de tiempo, lo cual condiciona la libertad de básicos, termina por hundir en una posición de desventaja
proteger las expectativas este derecho en materia constitucional en México. Todo ello la mujer a la hora de tomar una decisión; pero, también, esta social a las personas a las que se dirigen estas prácticas po-

puestas en aquellos a través le permite mostrar la existencia de un conjunto de documen-


tos con valor normativo, desde el cual se puede exigir respe-
posición intermedia terminaría exigiendo el reconocimiento
de la garantía que debería existir para que las mujeres siem-
líticas. Su crítica no va dirigida a eliminar los objetivos de un
Estado social, sino más bien a su reconfiguración institucio-
de su universalización, to a un derecho a un ambiente sano. Su argumento repara, pre pudieran tomar una decisión conforme al principio de nal mediante una concepción normativa de los derechos so-
de igual manera, en la posibilidad de ver este derecho trans- independencia ética y libertad de elección, sin restringirlo ciales. Una de las claves para ello se encuentra en el recono-
la posibilidad de versalmente, pues ello permitiría una mejor defensa activa conforme a concepciones de bien, cuyas expresiones suelen cimiento de los criterios de indivisibilidad, interdependencia

justiciabilidad y de del medio ambiente a través de su conexión normativa con el


derecho de acceso a la información, a la participación directa
estar caracterizadas por una pesada carga metafísica.
Luego, sigue la participación de Sandra Anchondo y Mar-
e interrelación de los derechos, siempre que se tenga como
fin la garantía de todos los derechos y como punto de partida
su exigibilidad.” en asuntos públicos y el acceso a la justicia. tha de Haro, quienes trabajan sobre el problema de discri- la misma consideración normativa.
A Laura Márquez le toca cerrar el apartado sobre la jus- minación que coloca a los integrantes de los pueblos indí- El texto de Jesús Rodríguez resulta uno de los trabajos
ticiabilidad de los derechos económicos, sociales, culturales genas de México en una situación de exclusión social, cuyas más complejos y maduros del libro, pues no sólo realiza un
y ambientales. En su trabajo, reconoce que las posiciones consecuencias se traducen en un trato diferenciado que los análisis de las condiciones estructurales que permiten ex-
conservadoras consideran un rol secundario a los Desca y estigmatiza y termina por negar al acceso de oportunidades plicar el fenómeno de la discriminación, sino que además
consigue con otras teorías. Asimismo, esta pers- analiza por qué no podrían ser exigibles ante un juez. Sin em- y a la realización efectiva de sus derechos básicos. El texto agrega las pautas para construir un esquema de medición
pectiva permitiría reconocer como titulares de bargo, ve una posibilidad para contrarrestar estos argumen- de estas dos autoras asume las siguientes tareas: visibilizar de la discriminación. La propuesta de Jesús Rodríguez parte
derechos a personas adultas no competentes, tos si se atiende al estudio de las sentencias realizadas en las circunstancias a partir de las cuales se ha desarrollado de una hipótesis muy clara, la cual supone que la escasa par-
niños y animales. Una ventaja más de esta teo- México para hacer exigibles los derechos ante un juez. Este la estigmatización de los pueblos indígenas; indicar cómo ticipación de los grupos discriminados, en el espacio regular
ría consiste en la posibilidad de intuir la noción estudio sería útil a la hora de mostrar que la justiciabilidad se ha ido construyendo el menosprecio institucional que donde se ejercen los derechos sociales, tiene una fuerte re-
de ser portador de derechos implica el hecho de de los derechos sociales podría ser válida tal como es la exigi- alimenta la discriminación de sus integrantes y cómo esta lación —de forma causal— con los diseños institucionales y
estar mejor. Una última ventaja de una teoría de bilidad de los derechos civiles, políticos y electorales ante un acción social tiende a colocarlos en una situación de des- modelos de decisión gubernamentales sobre cuestiones de
los derechos basada en el interés es que permi- juez. Sin embargo, esta manera de defender la justiciabilidad ventaja social cuando no quedan garantizados sus derechos legislación y diseño de políticas públicas, en los cuales los
tiría ubicar a los derechos en un esquema más de los derechos sociales tendría que ir acompañada de un individuales ni sus derechos culturales. La intuición moral prejuicios y la estigmatización social han tenido y tienen una
complejo de interdependencia social, pero so- cambio de perspectiva, cuya pertinencia se observa cuando de estas dos autoras está dirigida por un objetivo claro: ha- fuerte influencia. Por eso, el trato discriminatorio no resul-
bre todo permitiría mostrar que la garantía de reconocemos que es necesario poner un mayor énfasis en cer notar que la obligación del Estado consiste en reconocer ta en acciones subjetivas, sino en acciones sociales que se
los derechos implica una obligación estatal y el las obligaciones estatales que se siguen del marco normativo y promover los derechos culturales de los pueblos indígenas reproducen en toda la estructura social. Ahora bien, la cons-
respeto de la sociedad. —constitucional y del derecho internacional— y de la propia mediante el principio de auto-respeto —entendido aquí trucción de estos indicadores tendría que perfilar primero,

116 117
Imprenta Pública — Pedro Meza David Fuente — Imprenta Pública

Leña en el invierno

el ámbito donde se realizaría la medición, en este caso en que especifica que el desplazamiento forzado al interior de
los mismos procesos institucionales; segundo, se tendrían un territorio es el resultado tanto de la violencia generaliza-
que definir los grupos vulnerables a la discriminación, a los da y los conflictos armados como por la violación sistemática
cuales estarían dirigidos las políticas públicas y, en última a los derechos humanos. Es necesario mencionar que gran
instancia, una posible reforma a la legislación; después, se parte del trabajo consiste en el análisis del marco normati-
tendría que definir qué se mide, pues muchas políticas pú- vo que nos puede ayudar a entender este fenómeno y que
blicas tienden a combatir de manera aislada los problemas ayuda a distinguir entre personas desplazadas y refugiadas.
sociales y con un sesgo interpretativo que considera que el No obstante, me gustaría poner énfasis en la consideración
tema de la pobreza es anterior. Sin embargo, la categoría de que hace el autor cuando presenta a los desplazados como
desventaja social permitiría ampliar la mirada sobre cómo uno de los grupo más vulnerables a la discriminación. La ra-
combatir la desigualdad social, en cuanto no tendría como zón de ello consiste en entender que, en la práctica, no sólo

8
único referente a las personas que viven en condición de se les niega la atención, protección y la asistencia debida, la Te r r y E ag l e to n , Por qué Mar x
pobreza, sino que, con un arreglo teórico, serviría para refe- cual respondería a la negligencia de individuos irresponsa- tenía razón, Barcelona, Pe-
rirnos a otros grupos que viven en una situación de desven- bles que se encargan de hacer cumplir con la ley, sino que nínsula , 2015 .
taja por la discriminación. el problema cala más hondo porque subyace a la estructura
En el penúltimo texto, que recae en las manos de Mario social cuando, normativamente, niega mecanismos y medi-
A. Hernández, se aborda el tema de la justicia transicional, a das para atender a las personas que se han visto obligadas
partir de la justicia compensatoria, con el fin de construir un por fuerzas sociales a desplazarse. Para observar la situación
marco de referencia mas complejo que permita comprender de desventaja social en la que se colocan, podemos pensar
y construir la personalidad moral de las víctimas de violacio- en cómo los refugiados —migrantes que cruzan las fronteras
nes graves y estructurales a derechos humanos —tales como del territorio al que pertenecen— estarían cubiertos por una

E
la desaparición forzada, las ejecuciones extrajudiciales y la legislación que obliga a los Estados receptores a atenderlos.
tortura. Para ello, recurre al esquema teórico de John Rawls Un desplazado que se tiene que mover al interior de su na- l título del libro es franco: Por qué Marx tenía razón.
de una justicia distributiva para traducirla al vocabulario de ción, como es en el caso mexicano, no existe una legislación Terry Eagleton se dispone a desmentir las acusa-
la justicia compensatoria, de tal suerte que se pueda asimi- que permita atender y reparar el daño que se genera estruc- ciones más comunes y de apariencia justificada —
lar el objetivo de despejar obstáculos a las personas menos turalmente. pero de trasfondo erróneo— que se acostumbran
aventajadas para que puedan acceder mejor a los bienes pri- Para finalizar, puedo decir que la mera presentación de a lanzar contra la obra de Marx. Y lo hace con una escritura
marios y ver hasta dónde es posible moldear esta misma idea todo el mosaico de trabajos que reúne esta obra ha tenido fresca, elegante y en algunos puntos desenfada. Llega tam-
de justicia a la hora de atender a las personas que han vivido como finalidad acercar a un posible lector no especializado bién al sarcasmo, y es posible que robe varias sonrisas al
la experiencia de la violencia grave a sus derechos. El proyec- sobre alguno de los trabajos en este libro reunido. Sin em- lector cómplice, como cuando enlista a Mel Gibson entre
to aquí esbozado es más profundo, pues el objetivo no sólo bargo, creo que el libro en su conjunto se convierte en un las catástrofes provocadas por el capitalismo... La pluma de
consiste en aplicarlo en aquellas sociedades que pasaron de texto obligado para todo aquel que se encuentre interesado Eagleton camina muy desenvuelta. Quizá porque la maneja
regímenes autoritarios a un régimen democrático —como el en el estudio sobre los derechos económicos, sociales, cultu- un experto en la praxis literaria.
ocurrido en Chile—, sino en un modelo válido para tiempos rales y ambientales, independientemente de la perspectiva La estructura del libro es sencilla. Se compone de diez ca-
de política regular en un régimen democrático, supuesto que que adopte. m pítulos que por desgracia no tienen título. Cada uno de estos
se basa en un realismo que no puede negar que la tortura, apartados comienza con una frase de apariencia contundente
la desaparición forzada y las ejecuciones extrajudiciales son en contra de la obra de Marx, de esas que se repiten como de
un peligro que se cierne en los sistemas sociales que aún to- por David Fuente sentido común; ya se sabe: que el marxismo está anticuado,
leran la discriminación entendida en términos estructurales. que ya no hay lucha de clases, que el socialismo es imposible
El último trabajo está a cargo de José Antonio Guevara y Maestro en sociología debido a la naturaleza humana egoísta, que el marxismo es
aborda el tema del desplazamiento forzado al interior de un política por el Instituto determinista… En fin, cuestiones repetidas en las que, valga
de Investigaciones Dr.
territorio, el cual es necesario distinguirlo de otros flujos mi- Referencias decirlo, es fácil caer sin una profundización en esta corriente.
José Ma. Luis Mora de
gratorios. Para este autor, la diferencia entre formas de flujo la Ciudad de México. Y como Eagleton está metido hasta el cuello, sale al paso a
Bobbio, N. (1991), El tiempo de los derechos, Madrid, Sistema.
migratorio no radicaría en si se cruza una frontera territorial Ferrajoli, L. (2009), Los fundamentos de los derechos fundamentales, echarnos una mano.
o no, sino más bien por el motivo al que responde, en cuanto Madrid, Trotta.

118 119
Imprenta Pública — David Fuente David Fuente — Imprenta Pública

Quien se haya adentrado en cierta medida en obra de Marx que no acostumbran a estar entre la carto- el consentimiento de sus ciudadanos y ciudadanas” —entre propician ciertas relaciones de producción (por ejemplo,
la obra de Marx y Engels, es decir, quien haya grafía de otras relecturas, y además lo hace lanzando una las cuales Eagleton sitúa a la socialdemocracia— para así la división del trabajo bajo la ciencia y técnica de la gran
leído ocho o diez de sus trabajos fundamenta- serie de interesantes sugerencias bibliográficas con las que conjurar “la posibilidad de insurrección política recurriendo industria se desarrolla suplantando las relaciones gremiales
les, y algunos puñados de sus artículos y cartas, ahondar en cada tema. Es cierto que frente al Marx en su a la reforma” (p. 58). Es cierto que los medios culturales que y artesanales del trabajo por las capitalistas), al tiempo que
probablemente no encuentre continuos apren- (Tercer) Mundo, de Néstor Kohan, las escuetas páginas que han consolidado la hegemonía capitalista —Eagleton men- dichas relaciones pueden promover o frenar el desarrollo
dizajes en esta lectura. Eso es lo cierto. Pero al Eagleton dedica a la evolución del pensamiento del revo- ciona Fox News y el Daily Mail— han tenido que ser analiza- de determinadas fuerzas productivas (por ejemplo, la ex-
día de hoy son pocos los estudiantes y acadé- lucionario alemán respecto a los procesos de colonización dos por marxistas del siglo XX, ya que en el XIX carecían de si- tracción de plusvalía determina la inversión en maquinaria
micos de ciencias sociales en estas circunstan- son solo una breve introducción. Lo mismo pasa con la figu- milar relevancia. Sin embargo, las mejoras de las condiciones que realiza el capitalista). Por lo tanto, son aspectos que se
cias, y menos aún los aficionados del público ra de Stalin, teniendo en cuenta las casi 400 páginas de la de vida bajo el capitalismo eran algo que ya había observado codeterminan, y Marx expuso varios ejemplos, con mayor
en general. De modo que el libro cumple un obra de Domenico Losurdo, que salió en español en 2011 Marx. En su obra fundamental, El capital, consideraba que o menor complejidad y desarrollo, de su imbricación.04 Sin
papel tan claro como necesario: despejar el con un análisis detallado. Y también es un señalamiento este modo de producción avanzaba de manera más inhu- embargo, Eagleton dedica varias páginas a una supuesta
muy conciso el que hace sobre la naturaleza humana enten- mana en las ramas y en las áreas geográficas donde existía contradicción entre explicar la historia a partir de uno u
dida desde una perspectiva materialista. Pero esta última menor desarrollo técnico, además de que las condiciones de otro concepto, de una u otra “corriente de pensamiento
cuestión cobra especial interés porque, como bien señala explotación del trabajador se suavizaban con este avance, diferente” (p. 59). Esto lleva a Eagleton a hacer la curiosa
Eagleton (p. 89), es completamente rechazada por el pos- propiciado por el modelo mismo. Marx también se había afirmación de que “no está claro [en la obra de Marx] cuál
modernismo, que toma por epicentro explicativo a la cul- percatado de que las leyes fabriles de mediados del siglo XIX es el mecanismo por el que unas clases sociales (y no otras)
tura, y para el cual la palabra “naturaleza” supone casi un —que reducían las condiciones insalubres de explotación— son ‘seleccionadas’ para la misión de hacer avanzar las
“Se evidencian las virtudes alérgeno intolerable. De modo que se vuelve esclarecedor impulsaban el desarrollo material, y por tanto la acumula- fuerzas productivas” (p. 50). Sin embargo, Marx ofrece este
acercarse a una perspectiva materialista a este respecto; ción capitalista en condiciones menos dañinas. Y también análisis concreto en el subapartado “Lucha entre el obrero
de enfoque dialéctico; una que se aleja de la postura cristiana y conservadora que tomó nota de que la reducción de la jornada laboral —que y la máquina” de capítulo XII de El capital. En esas páginas
las aspiraciones de Marx considera al ser humano como esencialmente malo (lo cual beneficiaba a los trabajadores— terminó por ser favorable a expone ejemplos del histórico conflicto entre clases que,
lleva a la desafección y al conformismo político). la extracción de plusvalía, por más que los capitalistas recha- desde la disolución del feudalismo, fue perfilando el desa-
respecto al «método ¿En qué consiste esta naturaleza humana que concebía zaran aplicarla y solo lo hicieran bajo la coerción de la ley.01 rrollo material y propiciando la aparición (y silenciamiento)

materialista»; su conjunto Marx? Eagleton nos lo explica de diferentes maneras (pp.


85-91): unas necesidades biológicas similares, una misma
Es decir, antes aún del desarrollo de los primeros partidos
socialdemócratas, para Marx el capitalismo había avanzado
de ciertos inventos.05
Pero a pesar de estos puntos discutibles de Eagleton, el
de inquietudes filosóficas, necesidad de sociabilidad —tome la forma que esta tome—, sobre concesiones sociales para salvar sus propios desmanes abanico de dimensiones de Marx abierto en este libro (salido
una cierta moralidad básica común… sientan la base mate- (entre otras cosas porque no podía sostenerse durante siglos claramente al paso de la crisis de 2009) es lo suficientemente
morales y artísticas”. rial que puede permitir la empatía y una organización social sobre una población obrera con una esperanza de vida de 30 rico como para reivindicarlo. Se evidencian las virtudes del
conjunta. No es que estas condiciones humanas elementales años). De modo que Marx no solo “no pasó por alto” estas enfoque dialéctico; las aspiraciones de Marx respecto al
aboquen a que dicha organización tome una forma armónica reformas, sino que las inscribió dentro de la dinámica históri- “método materialista”; su conjunto de inquietudes filosófi-
(como lo demuestra de forma amplia la historia), pero dejan ca del modo de producción capitalista. cas, morales y artísticas; su amplia concepción de lo econó-
siempre abierta esa posibilidad. Y esa opción, que nunca vie- Otro asunto problemático es la dicotomía que estable- mico; su perspectiva de lo que hoy llamaríamos lo ambiental;
ne dada pero que puede definirse de forma más favorable ce Eagleton entre la explicación de la historia a partir del el desarrollo de la teoría como fuerza política y la emanci-
camino de zarzas para poder releer a Marx en bajo determinadas condiciones, es uno de los sustentos del desarrollo de las fuerzas productivas 02 y a partir de las re- pación política como forma de conocimiento práctico… Todo
toda su riqueza. Para quienes se encuentran proyecto transformador marxista: es el carácter inacabado laciones de producción,03 como si se tratara de concepcio- ello a la mesa de los actuales acontecimientos: crisis econó-
asomándose al marxismo o quieran darle una de la naturaleza humana, en oposición a la naturaleza de los nes contrapuestas entre las que fuese necesario elegir (pp. mica, género, neocolonialismo… Y además con un esfuerzo
segunda oportunidad después de varios años, armiños (p. 87), lo que permite a nuestra especie un amplio 48-60). En realidad, para Marx estos aspectos estaban re- teórico creativo e irreverente. En fin, un libro escrito con agi-
es probable que este libro les resulte un ver- margen de transformación (incluso para bien...). lacionados, puesto que determinadas fuerzas productivas lidad. Útil, sin duda, y necesario, como leña en el invierno. m
dadero descubrimiento: aquello que se había Hay que apuntar que el libro también incluye unos puntos
proclamado como superado vuelve a brotar desacertados. Aquí conviene señalar los fundamentales. A 01 Estos puntos pueden observarse de forma desarrollada, entre 04 Se pueden contrastar las referidas páginas de Eagleton con los
otros lugares, en los subapartados 8 y 9 del capítulo XIII de El capital. dos párrafos que inician el subapartado 7 “Tendencia histórica de la
entre las grietas, ahora tremendas, de las con- pesar de que Eagleton aclara que para Marx el capitalismo
acumulación capitalista” del capítulo XXIV de El capital.
tradicciones del capital. era un modelo dinámico (p. 16) con una estructura constante 02 . Conjunto de recursos materiales y humanos puestos en funciona-
miento para la producción.
Pero resulta que este trabajo de Eagleton (en última instancia: extracción de plusvalía), considera que 05. Marx: “Se podría escribir una historia entera de los inventos que
surgieron, desde 1830, como medios bélicos [en el sentido metafórico,
tiene virtudes que superan lo divulgativo, so- el revolucionario alemán “pasó por alto […] las múltiples vías 03. Modo en el que se jerarquiza la organización humana de la produc-
como la máquina de vapor, no directamente represivos, como las armas]
ción repartiendo funciones, propiedades y beneficios.
bre todo porque resalta ciertos puntos de la […] por las que el capitalismo [...] puede seguir procurándose del capital contra los amotinamientos obreros”.

120 121
(in) actualidades — Ricardo Cartas Ricardo Cartas — (in) actualidades

René Avilés Fabila: “No planteo en la


novela a Díaz Ordaz como el único
1
René Av ilés Fabila, El gran
solitario de palacio, México,

asesino, yo veo a la sociedad en Laberinto Ediciones, 2016.

conjunto, yo veo al sistema completo”

lugar de cuate “che”, cosas así absurdas, salió como pudo, m: Leyendo las críticas que le han hecho a tu novela, en-
pero salió. Llegué a Buenos Aires, la presentamos allí y empe- tre artículos académicos y periodísticos, es interesante
zó bien, llegaron a México algunos ejemplares, se agotaron, cómo se construyen las visiones de tu obra, hay quien
aparecieron críticas en Buenos Aires, luego ya en México dejé las incluye en las novelas de dictadores, hay quienes la
contrato firmado para la segunda edición, pero en el inter vie- señalan como una novela política o los que la consideran
ne otra vez una dictadura, un golpe de Estado, se ponen muy una novela de humor; por otro lado hay quienes la consi-
severos y mi novela es particularmente muy severa con los deran de ciencia ficción. ¿Cuál es tu punto de vista acerca
por Ricardo Cartas militares, incluso hay un capítulo de dos líneas que dice: “Los de esas lecturas?
soldados efectivamente cumplen órdenes, pero si viera usted
Director de Radio BUAP.
cómo gozan cumpliéndolas”. RAF: De lo que has mencionado, creo que es todo eso, es
Eso hacía imposible publicarse en Argentina y aquí se pu- una novela de humor negro que tiene un gran hallazgo: la
blicó en una edición muy modesta, muy fea, con más errores dictadura perfecta, donde sólo hay un presidente de la re-
y más erratas, una editorial que se llamaba Ediciones Cid. pública eterno, vitalicio, mortal, al que cada seis años se le
Tuvo dos ediciones más y luego la tuvo una empresa, que cambia el rostro, se le programa con un chip distinto.
no sé si haya desaparecido, que se llamaba “5 siglos” y ellos En el caso de las novelas de dictadores, de alguna ma-
trataron de corregir un poco los descuidos y los errores pero nera yo había leído todos los libros sobre tiranos latinoa-
la convirtió en éxito, se vendió muchísimo, se hicieron cinco mericanos, todos prácticamente, curiosamente salvo los
ediciones de “5 siglos”, ahí comenzó la vida afamada de la clásicos como Asturias, los demás fueron posteriores al
novela El gran solitario del Palacio en México. mío; dudo que haya tenido algo que ver, pero de alguna
Lo más interesante es que, en efecto, lo primero que pien- manera con mi publicación se inicia la novela de dictador

E
sa uno en ese momento es la necesidad de juzgar, de vengar- latinoamericano.
l 21 de mayo de 2016 tuve la oportunidad de en- René Avilés Fabila: La novela la empecé a escribir el día 3 te y para eso requieres mucho valor y coraje, más que bella
trevistar en la librería Rosario Castellanos del de octubre del 68, empecé a imaginarla y escribirla poco a prosa. Fernando del Paso es el que logra las mejores páginas m: El humor es un factor importante, he leído cerca de 30
Fondo de Cultura Económica a René Avilés Fabila. poco, y con el tiempo nos fuimos a Francia… en relación con el 68 en Palinuro de México, por lo menos esa novelas sobre el 68 y creo que es una de las pocas obras
Jamás hubiera pensado que ese roble de 76 años es una visión generalizada de los críticos. Yo espero que en la que plantea el tema con humor y es uno de los textos que
en unos cuantos meses nos dejaría. El motivo de la entre- m: ¿Cuándo te vas a Francia? edición que vamos a hacer con el motivo de los 50 años de El critica al PRI, a la Iglesia, al periodismo, al sistema polí-
vista era charlar acerca de su novela El gran solitario del gran solitario del palacio se puedan reparar los errores, que tico. Cuando la escribiste, ¿no te dio miedo?, ¿cómo has
palacio (1971), una de las obras emblemáticas de lo que se RAF: En 1970, ahí la hago y la termino, la mando a México no son graves realmente, no alteraron tanto, eran detalles enfrentado las consecuencias de la novela?
ha nombrado como novelas del 68. Pasamos cerca de dos a Joaquín Díez Canedo; no hubo respuesta. Recibí una car- que sí estropearon la lectura.
horas charlando sobre el campo cultural mexicano, las con- ta de una empresa argentina Fabril Ediciones, que era muy Por otro lado, no planteo en la novela a Díaz Ordaz como R AF: Nunca he tenido miedo realmente, nunca, ni cuan-
tradicciones de los intelectuales mexicanos, su relación con importante en esa época, abrirían una edición latinoameri- el único asesino, yo veo a la sociedad en conjunto, yo veo do escribí Los juegos. Creo que hay una liga entre esta
el poder con el movimiento estudiantil de 1968. cana y querían comenzar, entre otros, conmigo. La mandé, al sistema completo, partidos incapaces de organizarse, una novela y El gran solitario del palacio, donde digo que el
aceptaron y la publicaron muy rápidamente. Como no había clases obrera distante por completo, campesinos enajenados presidente “es la gran verga”. Me decían: “¿cómo es po-
metapolítica: En 1971 se publica El gran solitario del internet, no hubo oportunidad de corregir los errores que e intelectuales que iban por ahí a darse un baño de pueblo, sible que le digas al presidente que es la gran verga?”,
Palacio en Argentina, ¿cómo fue ese proceso creativo ellos habían cometido, porque alteraron la sintaxis y muchos tomarse la fotografía y no volvían más, el periodismo era un Pues es ¿no? “Pues sí pero no se dice” Bueno pues ya lo
del 68 al 71? términos mexicanos, en vez de crudo pusieron “curdo”, en asco, eso es lo que yo quería dar, un mural de México en 68. dije, ahí déjelo.

122 123
(in) actualidades — Ricardo Cartas Ricardo Cartas — (in) actualidades

El humor no lo puedo evitar, tú me conoces de hace tiempo, m: Hablando de los intelectuales, lo que tú planteas en El no es comprensible en nuestra época, ni en aquella ni en esta. PRD, los perredistas, estaba hasta involucrado
no puedo evitar hacer una broma, pero además me parecía gran solitario es la estrategia que plateó Salinas de Gortari Definitivamente lo que sí se logró fue un proceso democra- López Obrador, son ellos los que le voltearon
muy gracioso imaginar esos actos del patriotismo vomitivo en su momento, es decir, ¿qué vamos a hacer con los inte- tizador que curiosamente empezó el propio PRI y uno de los la tortilla a Peña Nieto, quien no tiene equipo,
de los mexicanos. Cortázar decía: “todo patriotismo es re- lectuales? Que publiquen, que tengan becas, que viajen. que acusan de asesinato colectivo, es decir Echeverría, que no tiene asesores, alguien que le dé un consejo.
accionario”, como cuando alguien se levanta y trae en las Platícame, ¿cómo fue ese planteamiento con los intelec- finalmente rompe con Díaz Ordaz. De hecho rompió porque Imagínate, cuando le preguntan: “¿Oye, qué es-
nalgas la bandera de México”. tuales?, ¿así sucedió? se asume como parte de esa deuda de perdón con los mu- critores hay?”, el Presidente responde “otra vez
chachos. Al final Díaz Ordaz le tuvo un rencor extraordinario. me van a entrevistar con eso”.
m: Eso yo lo veo con los últimos presidentes y es hasta RAF: Es muy evidente, sin duda hay intelectuales en la his- Una vez que Echeverría toma la presidencia de la República,
“normal” burlarse, Vicente Fox es una buena muestra; toria de México que nunca se corrompieron, que honesta y Benítez, Fuentes y muchos intelectuales se suman y dicen: m: El gran tema con los intelectuales del 68
Enrique Peña Nieto ni hablar, pero estamos hablando del limpiamente fueron revolucionarios toda su vida, pero son “Echeverría o el fascismo”. Ahí están los intelectuales, no son es la supuesta participación en la conjura
priismo duro, de Díaz Ordaz, de gente que no le temblaba los menos, todos los demás de alguna manera se han co- coherentes. La verdad es que yo sigo viendo al sistema, al contra el gobierno de México, esta idea que
la mano en la época. rrompido, de una u otra manera no han cumplido con lo que Estado mexicano, como el principal enemigo, no me pongo hizo el Estado para designar a los culpables
presupone debe ser una de sus tareas, la de ser útiles a la como anarquista, pero es el responsable de todo y ahora es del movimiento y ahí figuró Elena Garro, da-
RAF: En absoluto, mataron, torturaron, mutilaron; sin em- sociedad, no al señor presidente, esto ya se había vislumbran- el que ha permitido una especie de democracia caótica, una nos tu punto de vista.
bargo, es mejor morir a dejar de hacer una buena broma, no do. Recuerdo un viejísimo artículo de Gastón García Cantú en democracia desordenada donde prevalece como eje la co-
puedo evitar eso. Por cierto, el gobernador del que hablo en donde dice que en México lo que prevalece es la tradición de rrupción, en todos lados, en todos los niveles, no hay un solo
Los juegos, era de Tlaxcala y le dejé el apellido. Cuando yo Díaz Mirón, crítico en sus mocedades y después al servicio de cabrón decente. Uno revisa las vidas de los intelectuales y en
publico esa novela todos vivían y las alusiones eran directas la causa estatal al final de su vida y si uno lo mira bien Octavio algún momento recibieron esto, recibieron lo otro. Ahí está
a Díaz Ordaz y Echeverría. Paz sería el primero en ser señalado. Aparte de los vaivenes el viaje que hace Echeverría a Buenos Aires, se lleva a más
que tuvo Paz, que ahora como no hay otra gloria, se le justifi- de cien intelectuales en el avión “de redilas”, José Agustín “Los soldados efectivamente
m: ¿Cómo planteaste esta idea de la transformación de los ca absolutamente todo. No se señala su oportunismo al vin- recuerdo que me dijo: “Oye manito, vino el estado mayor y
presidentes, las cirugías, la inmortalidad, toda esa trans- cularse a la guerra civil española porque era lo políticamente que tengo que ir con corbata”, “¿Qué vas a hacer?” le dije. cumplen órdenes, pero sí
formación? Te adelantaste muchos años antes a lo que correcto y después era el crítico correcto. Ahora ya se puso “Ya te dije que no uso corbata”. Lo tomaron, lo llevaron al viera usted cómo gozan
Vargas Llosa llamó la dictadura perfecta. en evidencia que no renunció en el 68, sino que se le pusiera puerto de Liverpool y le compraron una o dos de Hugo Boss.
en disponibilidad que es otra cosa y finalmente se convirtió al cumpliéndolas .”
RAF: Sí, la del sistema. Yo soy un autor de literatura fantástica sistema, vio en el Estado al ogro filantrópico, hoy ni es ogro m: ¿Tenía cuatro o cinco años que había pasado lo del 68?
en realidad, no hay otra explicación. Aunque si uno observa ni es filantrópico, pero bueno. Paz terminó con una muerte
mis cuentos los que podríamos denominar de corte político prácticamente en los brazos del presidente de la república RAF: Pues como cuatro. Todos fueron y se convirtieron en
son humorísticos. Recuerdo que algunos que escribí, unos que fue el último priista de esa época, Ernesto Zedillo. intelectuales orgánicos de Echeverría, son cosas que uno no
de guerrillas, algunos son muy serios, trágicos, pero la mayor puede permitir, se tiene que ser congruente, es muy difícil vi-
parte son parodias con todo el sentido del humor. Hay un ca- m: Ya han pasado casi 50 años del 68, hay distintos pun- vir al margen del Estado en México, pero pues vívelo con el RAF: Hace unos días escribí un artículo sobre
pítulo donde digo hay un montón de fabulitas de cuentos, mini tos de vista, pero creo que la columna vertebral de ese ogro lo más decente que puedas, si no te las piden pues no las Elena Garro, porque leí dos violentos artículos
ficciones diríamos ahora, en donde se satiriza al poder y al po- movimiento fue el pliego petitorio. ¿Cómo ves el plantea- des. Fernando del Paso mamó que dio gusto y ahora va a Espa- de Christopher Domínguez Michael diciendo
lítico y dice: “para qué seguir escribiendo esto si nos están ma- miento que se hizo? ña, al país, al sistema. Yo no he recibido absolutamente nada las peores cosas que he leído en mi vida sobre
sacrando, hay que ir a la novela para externar tu indignación”. del gobierno del Estado, pero si hubiera recibido algo tendría Elena Garro, pero eran ataques a la persona, no
RAF: Creo que esos diálogos públicos en general son toma- vergüenza para no ir, era para que alguien levantara la mano argumentos literarios, “que mal escribía”, “que
m: Otro tema que salta de inmediato en la novela es el pe- duras de pelo, nunca un presidente de la república se atre- y le dijera “Oiga pero usted, ¿no fue embajador?” y el embaja- pésimos cuentos”, “las obras de teatros son la-
riodismo con el repugnante Parrita, tu personaje, que es vería, y menos en un país bárbaro como es México. Todavía dor está al servicio de la república, el presidente los designa. mentables”, “de sus novelas ninguna se salva”.
el clásico reportero en busca del chayote, pero donde más hace dos días el director del Politécnico me decía: “Estamos Uno de los puntos que yo refutaba era que vi
te centras en Zabludovsky que fue una persona de mucho aterrados, porque cuando vayamos a Los Pinos con todos los m: El término de “Estado totalitario”, creo que fue exagerado. dentro del 68 con mis ojos, quienes eran los
poder en el momento. representantes del estudiantado politécnico alguien va a sa- líderes, los veías, estaban en las fotos, en los mí-
car una bandera roja”. Eso es imposible, como utopía es muy RAF: ¿O cuál es el Estado fascista? El fascismo es otra cosa y tines y luego dice: “Elena es la delatora” y eso le
RAF: Era infinitamente poderoso y sumamente servil a ese lindo, pero ni en los países más democratizados de Europa. el Estado totalitario también es otra cosa. En un Estado to- quita el prestigio que por fortuna está recupe-
poder, le puse “Babadouvsky” y se ha de haber enojado, Por ejemplo, si sale el presidente a dialogar con todos, sale, talitario nadie va y le mienta la madre a Peña Nieto, ni Aris- rando gracias a su inmensa obra literaria, pero
pero alguna vez me dijo: “Hola René soy Babadouvsky”. se hecha un discurso y te metes. En eso no se avanza porque tegui lo balconea. ¿Quién los mató a los 43 de Ayotzinapa? El Monsiváis llegó al extremo, que es un enorme

124 125
(in) actualidades — Ricardo Cartas Ricardo Cartas — (in) actualidades

demagogo, de decir que fue la cantante del año. no lo ha habido. La China Mendoza es la única que se atreve Los entendí siempre con el valor de una denuncia que era ne- RAF: No sólo eso, todavía en vida, porque fue un hombre
Elena Poniatowska lo mismo. a decir la gran escritora que es Elena Garro. ¿Por qué? Pues cesario hacer, si no iban a juzgar los medios de comunicación, poderoso, le hicieron un homenaje. El gremio al que él
Te puedo dar mil razones para odiar a Elena porque te vas a enemistar con Elena Poniatowska, a quien el sistema judicial, por lo menos que el arte y la literatura los realmente pertenecía era de actores, de actrices, porque
Garro pero no por delatora. Pocos saben que han convertido en la nueva reina de las letras mexicanas. juzgara. Así he visto la literatura del 68. Para hacer una obra ese era su mundo, él se veía como dramaturgo y en la ce-
ella fue a hablarle a Díaz Ordaz cuando era em- de arte se necesita tiempo, pero no lo había, lo que sobra- remonia sólo estábamos Cristina Pacheco, cuatro o cinco
bajador en España, le dijo: “A mí me pasó esto, m: Otro personaje que cobra protagonismo es José Re- ba era la necesidad de sacar el libro para hacer la denuncia escritores, unos cuantos actores y unas cuantas actrices. En
estoy en el exilio, estoy huyendo”, y dijo Díaz vueltas, también comunista. y quizá, esta es una reflexión que tú me hiciste tú mirar, de vida comenzó a perder prestigio, de su generación era el
Ordaz con ese cinismo: “Señora, pues alguien lo mejor sea Con él, conmigo, con nosotros tres de la China que había sido domesticado.
tenía que chingarse y fue usted”. Elena que sí RAF: Digamos que era marxista, para que no se enojen, porque Mendoza. Estuve otra vez hojeando, releyendo, mirándola
era aguerrida le dijo: “pues deschíngueme”, y había la diferencia entre comunista, trotskista. En esa época para recordarla y sí es buena novela, curiosamente de una m: Prácticamente es la única novela donde se defiende al
Díaz Ordaz le contestó: “pues ya no se puede”. ser comunista implicaba ser parte del Partido Comunista, es- priista. La China aún ahora lo sigue siendo, otro puede ser sistema. Por ejemplo, Spota, muy inteligente lo que hace
tar vinculado al PC y punto, pero sí era un ejemplo a seguir. Él Los símbolos transparentes de Gonzalo Martré o Los días y los es retomar los fragmentos de los de la izquierda, los pone
m: Muchos intelectuales rayan hasta en el fas- tenía una especie de pasión por ser mártir, cuando lo encarce- años de Luis González de Alba que tiene el talante del propio como en una balanza, al final dice perdónense no hay pro-
cismo pero no se les trató como a Elena Garro. laron su hija más chica, Olivia, me fue a ver a mi casa y me dijo: Luis y algunas desconocidas que no estaban tan mal como El blema, pasemos la página.
“Tenemos que hacer algo”; le dije mira: “No se puede hacer León que se agazapa de Norberto Trenzo, lo otro no me acaba
nada, es imposible hacer algo, ahorita estás contra el Estado, de convencer pero sí creo que son necesarias. R AF: Además era buen escritor, eso que ni qué, puedes
el ejército, la policía, de la ciudadanía que estaba convencida decir lo que quieras pero el tipo tenía una visión bien
de que éramos parte de un complot de perversos rojos, pero m: Es interesante lo que tú dices, que es una conclusión clara, novelas como La carcajada del gato o su clási-
si lográramos sacar a tu papá se va a encabronar, tu papá está en el trabajo que estoy haciendo, es que la literatura del co de la ciudad de México, Casi el paraíso son novelas
“Para qué seguir muy contento en la cárcel, tiene vocación de mártir político”. 68 aunque no son documentos históricos, sí te transmi- muy bien hechas. Hay una anécdota que Benítez y él
ten la atmósfera. Por ejemplo hay un texto interesante de siempre estuvieron peleados a muerte; sin embargo
escribiendo esto si nos m: De hecho se declara responsable. Gerardo de la Torre que se llama Las muertes de Aurora, es algo había que los vinculaba y era claro: el periodis-
están masacrando, hay interesante porque trata el lado obrero, es única. mo. Cuando Spota dirige el suplemento de El Heraldo,
RAF: Sí y no era. Se quería meter él solito, ni que fuera Lenin. lo primero que publica es una entrevista con Fernando
que ir a la novela para Pero de todos modos fue una figura excepcional, nunca se RAF: Tenía esa perspectiva porque trabajaba en PEMEX. Benítez y lo presentan como el jefe de la mafia, el otro

externar tu indiganación.” corrompió, trabajaba para el gobierno pero pues tenía que
trabajar de algo. Cuando yo era chico él me publica mi primer m: En cambio en las crónicas, los trabajos de Monsiváis
le protesta y le dice: “Oye, no es una mafia”, y además:
“Si tuviera una mafia, ya estarías conmigo”; Spota le
libro sobre Albert Schweitzer. y Elena son muy centrados en lo universitario y lo de la contesta: “No, aquí ya trabaja Huberto Batis”, Fernan-
UNAM, porque la versión del IPN, de los obreros, no ha do responde: “Pero aquí entrarán escritores como…
m: Otro personaje sobresaliente de la época, de cómo estado presente. Carlos Fuentes, el hermano tiene como cinco libros
RAF: Yo termino ese artículo y algunos que es- enfrentó esta situación y salió bien librado fue el rector editados en Penguin books”, Spota dijo: “¿Penguin
cribo sobre ella diciendo que justamente siento Barros Sierra. RAF: Yo la toco cuando oí la muerte dramática de un politéc- books?, ¿estos libritos anaranjados que tienen un pin-
que cometimos un grave error al regresar a Ele- nico, del “Cachuchas”. La conclusión sería hacer una suma güinito chiquito? Ah sí, mira aquí tengo yo siete”. Pues
na a México; pero bueno, la historia ya se hizo, RAF: Se convirtió en héroe, viniendo de ser un funcionario de las novelas de 68 para hacer “La novela del 68”. En la estaba traducido a varias lenguas. Spota en vida fue un
llegó, padeció, murió en un cuarto horroroso y empresario. En la entrevista que le hace Gastón García novela de la revolución mexicana muy pronto hubo clásicos, impresionante vendedor.
lleno de pulgosos gatos, de enfisemas, tenía Cantú, que es muy larga y muy sincera, es la mejor explica- muy pronto hubo obras que reflejaban con grandeza el mo-
ochenta o ciento veinte, fumaba y fumaba, no ción del movimiento por parte de un gran rector que enca- vimiento épico y sus personajes extraordinarios: Azuela sin m: Había una asociación de intelectuales, ¿marcharon con
tenía dinero y sí la explotaban los listos y ávidos bezó a los muchachos. duda, ahí está Martín Luis Guzmán que aunque es posterior, el rector, porque era lo políticamente correcto?
que sí se daban cuenta de que era una mina de después hace libros extraordinarios, obras maestras de la
oro, pues fueron por papeles, se quedaron con m: Por último René, tus lecturas del 68, me imagino que literatura, acá no, nos llevó la pasión, la indignación. RAF: Pero no el 2 de octubre del 68, esto está en un libro de
originales, fue una víctima. Yo diría que la mató has leído gran parte de las novelas sobre el movimiento. Carballo, en donde dice: “En el 2 de octubre recorrimos la
el Estado mexicano. Tú me has visto en ese ¿Cuáles son las que más te han gustado? m: El caso de Rafael Solana, estuvo como un perro fiel del plaza antes de que empezará la matanza y sólo nos encon-
sentido, le pedí a Blanca Alcalá, en mi discurso sistema, se atrevió a escribir una novela que es patética, tramos a René Avilés y a Rosario”, y ahora resulta que todos,
cuando me entregaron la cédula real en Puebla, RAF: Honestamente no me gustó ninguna, ni siquiera los li- Los juegos de invierno, y hoy está olvidado no le quisieron absolutamente todos, grabaron su vida en Tlatelolco, fueron
el gran homenaje a Elena Garro, pero no lo hubo, bros periodísticos como el de Monsiváis y el de Poniatowska. hacer su homenaje, ni nada. testigos; y sí es cierto, ahí estuvimos un rato. m

126 127
(in) actualidades — Isaac Hernández

1 DILO
2 NIGHT LIFE

Una reinterpretación musical de la obra de El aclamado cantante / pianista / compositor


Damaso Pérez Prado. Álbum conformado por Tony DeSare presenta una versión post-mo-
once canciones donde se exploran diferentes derna de los clubes nocturnos espectáculos
etapas del compositor y un bonus track que de la década de 1950 Nueva York. Él va a ex-
es una canción compuesta por la banda con la plorar algunas de las melodías más bellas y
influencia de este músico. memorables inquietante que se han escrito
En este álbum Los Músicos de José extien- de Cole Porter, Duke Ellington, Bob Dylan,
den la invitación a otros artistas contemporá- Paul Simon y Willie Nelson, por nombrar al-
neos como Los Liquits, La Banda Baston, Agru- gunos, así como algunos nuevos originales
pación Cariño, MC Charlot, Borchi, entre otros DeSare.
para colaborar en el proyecto.

3 GOOD OLD TIMES

“Good Old Times” es el nuevo disco en solitario


de Simone Kopmajer. El álbum cuenta la colabo-
ración del guitarrista Jean-Paul Bourelly, pianis-
ta Paul Urbanek, el bajista y el batería Jamaala-
deen Tacuma Reinhardt Winkler en un conjunto
11 canción además de canciones escritas por
Neil Young, Van Morrison y otros.

128