You are on page 1of 5

EXPLORACION DE CAVERNAS BASALTICAS EN LA

PROV. DE SANTA CRUZ


Diario de viaje de la Expedición realizada en febrero de 1996

Autor: Pablo Puig

Objeto: Exploración de cavernas en la provincia de Santa Cruz ubicadas en


coladas basálticas provenientes de cráteres ubicados en el límite con Chile.

Fecha: Del 7 al 11 de Febrero de 1996

Ubicación aproximada: Las cavernas halladas se ubican al este del cerro del
Diablo o Negro, en las cercanías del Hito N° 15

Integrantes:

Del Centro Argentino de Espeleología:

 Julio Goyen Aguado

 Gustavo Dejean

 Alfredo Romanelli

 Eduardo Martínez

 Alejandro Scutti

 Pablo J. Puig

Del Centro Espeleológico Chivilcoy:

 Martín Cassino

 Walter Swanzuk

Descripción de las actividades desarroladas:

Miércoles 7/02/96:
Todos los integrantes partieron a las 9:30 hs. desde el
Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires con destino Rio Gallegos en un
vuelo regular de Aerolíneas Argentinas.

Después de 3 horas tranquilas de vuelo arribamos a la cuidad de Rio Gallegos


donde fuimos recibidos por personal de Gendarmería Nacional que nos trasladó
hasta el Escuadrón de la cuidad.

Se planificaron las actividades a realizar para trasladarnos a Monte Aymond 65


Km al sur de Rio Gallegos. Un grupo realizó las compras de la comida a llevar
para los siguientes días de campaña en el campo.

Aproximadamente a las 17:30 hs. partimos hacia la Sección Monte Aymond de


G.N. en el límite con Chile en un camión de dicha institución llegando a las
19:30 hs luego de recorrer los 65 Km de la ruta 3 que la separan con Rio
Gallegos.

Jueves 8/02/96:

Partimos a las 7:00 hs. un grupo integrado por Gustavo


Dejean, Eduardo Martínez, Martín Cassino, Pablo J. Puig y como acompañante
un gendarme armado, hacia la zona del Co. Negro. El otro grupo partió más tarde
hacia el Mte. Aymond integrado por Julio Goyen Aguado, Alfredo Romanelli y
Walter.

A las 9:00 hs llegamos hasta un molino con un tanque australiano en


donde el camino aparentaba no continuar. Desde este punto hasta la zona de
trabajo tuvimos que atravesar tres coladas basálticas que dificultaron la marcha,
lo que nos demandó 2 hs. de dura caminata entre la caótica roca.

Llegamos al cerro en donde está el hito N° 15 y exploramos unos cráteres


cercanos al mismo. En el que está ubicado en territorio argentino se halló una
cavidad originada por una grieta en la roca de unos 20 mts. de desarrollo. Fuera
del cráter se encontraron 2 cavidades de poco desarrollo aunque amplias.

Unos metros más lejos hallamos una sima de 12 mts de profundidad. La


cual descendimos Gustavo y yo con cuerda. Se encontraron 2 galerías cuyo
desarrollo en conjunto total no superaba los 30 o 40 mts. Ascendimos
jumareando.

También se ubicó otra cueva de no muy grandes dimensiones y una


infinidad de espacios bajo las distintas coladas basálticas en forma de cáscara.
De regreso hallamos una depresión en donde entramos a una cavidad
amplia de unos 20 mts., lo más interesante del día.

Emprendemos ahora sí el regreso Gustavo, Alejandro y yo más hacia el


límite con Chile, bordeando el alambrado doble del límite interestancias; y de esa
manera evitar los campos basálticos que nos van a demandar varias horas. Los
otros integrantes del grupo los atraviesan y nos reunimos en el molino donde nos
espera el Unimog para trasladarnos a la Sección.

Viernes 9/02/96:

Por dejarnos influenciar por Romanelli y Julio, que decían


haber visto cosas interesantes el día anterior en la zona del Monte Aymond,
fuimos Eduardo, Gustavo, Alejandro, Romanelli y yo a una zona cercana al hito
N° 14 .

Entramos a una caverna muy pequeña y exploramos dos cráteres cercanos


no ubicando cavernamiento alguno. En resumen fue un día perdido regresando a
la Sección a las 16 hs.

El otro grupo regresó al Monte Aymond que bajo mi punto de vista no es


el objetivo del viaje.

Sábado 10/02/96:

Decidídamente regresamos esta vez todos hacia el Cerro


Negro o Del Diablo, que es donde está el cavernamiento que buscamos.

Julio gestionó, como siempre, un helicóptero Lama de GN para que los


lleve a Romanelli, Julio y Eduardo para que pueda observar la zona basáltica
desde el aire.

El resto de la gente partió en una ambulancia de GN, ya que el Unimog


se había roto ayer y gracias a un gendarme macanudo (poco frecuente) nos
acercó mucho al Co. Del Diablo, dejándonos a solo 45 minutos de marcha.

Llegamos Alejandro y yo primero encontrando diversas cavidades


interesantes sin mucho desarrollo. Al rato se halló una cavidad basáltica de unos
30 mts de desarrollo y de sección amplia pudiendo caminar parados.

Preparamos en un lugar plano una marca para el aterrizaje del helicóptero


que transporta al resto del grupo y seguimos la exploración impulsados por el
descubrimiento anterior. Yo me dirijo hacia el este solo rodeando una zona
elevada. Encuentro diversas cavidades pequeñas pero a las que hay que meterse
para ver si continuan, como un ritual por estar solo dejo la mochila con la cuerda
y me introduzco en busca de hallar algo aceptable en dimensiones. Por fin
encuentro una de unos 20 mts., pero de menor calidad que la encontrada
anteriormente. Ubico a Gustavo y los demás que no estaban muy lejos para que
vengan a verla. Estando adentro escuchamos el helicóptero y al rato aterrizan
cerca de la caverna grande.

Le comunicamos la noticia a Julio y la mayoría se dedica a la topografía


de la misma, pero yo creo más conveniente seguir explorando con la esperanza
de encontrar algo bueno. Me meto solo por infinidad de cavidades, mucha de ella
de una gran estrechéz. La roca basáltica es muy incomoda para reptar por lo
filosa que es.

Encuentro varias cavernas interesantes hasta incluso en algunas dado que


estoy solo y son muy pequeñas las gateras decido retirarme, sobre todo cuando se
bifurcan por temor a perder el regreso.

Regreso y al fondo de la caverna grande todos están contentos, sobre


todo Julio ya que se ha encontrado material lítico a nivel superficial. Se trata de
diversos raspadores, herramientas y un arco de flecha de madera. Parecería que el
gran logro es haber encontrado este material, para mí lo más importante es haber
ubicado la caverna grande y visualizado la zona para otro viaje posterior. En la
zona puede haber otra cavidad de magnitud igual o mayor a esta. El dato del Lic.
Codignotto que data de hace de más de diez años hablaba del Co Del Diablo o
Negro y concordamos con Gustavo que donde estamos está más al este, por lo
tanto tal vez en este viaje no hemos descubierto lo mejor pues el Co. en cuestión
es el que se ve hacia el Oeste distante unos 500 a 800mts. Las características de
las coladas basálticas son similares según puede verse en la zona en donde
estamos. Por lo tanto puede haber cavernamiento hacia el Oeste.

Toda la zona donde estamos operando es limítrofe, estamos hablando de


300 a 500 mts del Límite con Chile, es por ello que no es una zona cualquiera
dado lo que implica estar cerca de un límite donde la presencia es de ambos
países.

Con la alegría de haber realizado un logro importante y de esta manera


justificar el viaje del que hace tanto tiempo se viene hablando (hace años escucho
sobre este dato), emprendemos el regreso a las 18 hs hacia el molino en donde
nos pasaría a buscar a las 21 hs el vehículo para trasportarnos a la Sección.
Los gendarmes nos agasajan con un cordero asado que es delicioso,
luego de una larga jornada de caminar todo el día. Cansados nos vamos a dormir.
La seción esta ubicada en Monte Aymond en cercania del paso fronterizo y es
muy confortable, hay agua caliente, calefacción y dormimos confortablemente en
camas. De solo pensar el tener que dormir afuera en carpas nos produce
escalofríos. El viento es más que fuerte y no hay presencia de agua en la zona de
las cavernas.

Domingo 11/02/96:

Llueve y el camión nos espera a la mañana para


regresarnos a Río Gallegos. Llegamos al escuadrón de GN y Julio prepara una
conferencia de prensa en uno de los salones de allí para las tres de la tarde, el
vuelo de regreso a Bs. As. es a las 17 hs.

Previamente a la conferencia de prensa almorzamos en un comedor


céntrico del Círculo de la Policía de Río Gallegos. En la conferencia en donde se
da más importancia al material lítico hallado que al propio descubrimiento de la
caverna, no nos olvidemos que somos espeleólogos no antropólogos. A dicha
conferencia asistieron varias personas vinculadas con museos de arquelogía, en
donde se labró un acta de entrega del material hallado al Museo local. Otra gente
criticó que esas piezas no debieron tocarse del lugar donde se hallaron y yo
pienso lo mismo.

A las 17 hs. subimos al avión de Aerolineas Argentinas con destino


Bs.As. El viaje concluyó con éxito y todos quedamos conformes con los logros
obtenidos.

Related Interests