You are on page 1of 18

UNIVERSIDAD TÉCNICA

“LUIS VARGAS TORRES”


Tema:
El matrimonio
Por:
Valencia Cabezas Tatiana
Parrales Jame Fernanda
Curso:
1er Ciclo “B” Trabajo Social
EL MATRIMONIO
¿Qué es el matrimonio?
Es la base de la unidad familiar. En
esta sociedad y en esta época, la
familia es la unidad más integrada,
la que mejor logra perpetuarse y la
que se auto protege mejor.
Tal y como está establecida en la
actualidad, es necesaria para la
sociedad; tanto desde el punto de
vista económico como el de
cualquier otro.
En palabras científicas
El matrimonio es una institución social
que crea un vínculo conyugal entre sus
miembros. Este lazo es reconocido
socialmente, ya sea por medio de
disposiciones jurídicas o por la vía de los
usos y costumbres. El matrimonio
establece entre los cónyuges y en muchos
casos también entre las familias de origen
de éstos, una serie de obligaciones y
derechos que también son fijados por el
derecho, que varían, dependiendo de cada
sociedad.
Características generales
Celebración de un matrimonio.-
La forma tradicional de matrimonio
es entre un hombre y una mujer, con
la finalidad de constituir una familia.
Esa definición ortodoxa ha sido
cuestionada, de una parte, porque se
ha otorgado reconocimiento a las
uniones entre un hombre y una
mujer con finalidades prácticamente
idénticas al matrimonio, pero que
adoptan formas y denominaciones
distintas.
La monogamia es la práctica más
común.
El matrimonio se considera una
institución importante porque
contribuye a definir la estructura
de la sociedad, al crear un lazo de
parentesco entre personas
(generalmente) no cercanas en
línea de sangre (al respecto,
recordemos que también hay
comunidades en las que se
acostumbra el matrimonio entre
primos o entre parientes de
distintos grados; véanse las
entradas acerca de la endogamia y
el incesto).
Matrimonio religioso
El matrimonio religioso se puede
definir como una unión cuya
estructura esencial viene exigida
por los dogmas de la religión a la
que pertenecen los contrayentes,
y no por la naturaleza humana
común para todo ser humano.
Matrimonio católico
Para la Iglesia católica, el matrimonio es una
alianza por la que un hombre y una mujer
constituyen una íntima comunidad de vida y de
amor. Por su naturaleza está ordenada al bien de
los cónyuges y a la generación y educación de los
hijos.
Según la Iglesia Católica, el origen del matrimonio
entre una pareja no es sólo cultural, sino que
procede de la misma naturaleza humana en
cuanto que al principio "Dios los creó hombre y
mujer". El matrimonio sería, por tanto, una
institución y no un producto cultural cuyas
principales características -unidad,
indisolubilidad y apertura a la vida
Matrimonio entre personas
del mismo sexo
El matrimonio entre personas del mismo sexo
reconoce legal o socialmente un matrimonio
formado por contrayentes del mismo sexo
biológico o identidad de género.
Las primeras leyes de la época actual en
reconocer el matrimonio entre personas del
mismo sexo fueron aprobadas durante la
primera década del siglo XXI. A fecha de 25
de enero de 2014, quince países (Argentina,
Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, España,
Francia, Islandia, Noruega, Nueva Zelanda,
Países Bajos, Portugal, Sudáfrica, Suecia,
Uruguay).
Un matrimonio es algo que
existe en primer lugar
porque cada cónyuge ha
postulado su existencia y la
continuación de esa
existencia. Los matrimonios
tienen éxito sólo cuando
estos fundamentos están
donde deben de estar.
Fundamentos jurídicos
La dualidad del matrimonio.-
Es el principio por el que la
institución está prevista, en
principio, para unir a dos personas
y vincularlas para su convivencia y
procreación. En algunos
ordenamientos (en especial los de
base islámica) se reconoce la
posibilidad de que un hombre
contraiga matrimonio con más de
una mujer.
Tradicionalmente el matrimonio exige la
pertenencia de cada contrayente a uno de
ambos sexos, de manera que un hombre y una
mujer son los únicos que, en principio, pueden
contraer matrimonio. Este principio está
siendo modificado en algunos países en favor
del principio de igualdad, a fin de reconocer la
paridad de derechos y obligaciones entre
hombre y mujer.

El contenido en cuanto a derechos y deberes de los


cónyuges varía en función del ordenamiento jurídico de
cada país, pero por lo general todos les imponen la
obligación de vivir juntos y guardarse fidelidad, de
socorrerse mutuamente, de contribuir al levantamiento de
las cargas familiares y de ejercer conjuntamente la potestad
doméstica y la patria potestad sobre los hijos
Efectos jurídicos
El matrimonio produce una
serie de efectos jurídicos entre
los cónyuges y frente a terceras
personas, de los cuales los
fundamentales son los deberes
u obligaciones conyugales, el
parentesco, la adquisición de
derechos sucesorales entre los
cónyuges y el régimen
económico del matrimonio, que
tiene distintas modalidades en
los diferentes países.
Tipos de matrimonio
Matrimonio forzado.-

Matrimonio forzado es el término


utilizado para describir un matrimonio
en el cual una de las dos partes se casa
en contra de su voluntad y a la fuerza.
Los matrimonios forzados son
comunes en Asia y África. La mayoría
de contrayentes forzados son mujeres,
aunque hay casos en los que las
víctimas son varones, a los que se
fuerza a casar para limpiar la honra de
la familia de la mujer.
Matrimonio infantil.-
El matrimonio infantil es un matrimonio en
el que los menores se dan en el matrimonio
- a menudo antes de la pubertad. Los
matrimonios infantiles son comunes en
muchas partes del mundo, especialmente
en partes de Asia y África. Estos
matrimonios son a menudo forzados.

El matrimonio infantil es una práctica


habitual en África y Asia meridional.
El matrimonio infantil tiene efectos
negativos, como abandono de la
educación, problemas de salud y
malos tratos.
Matrimonio es la unión de dos personas
ante una ley ya sea civil o religiosa, pero el
– si, acepto- va mucho más allá de la fiesta.

En conclusión

El matrimonio es la conjunción de responsabilidades legales y


cotidianas tales como lavar los platos después de la comida,
decidir dónde pasarán el primer año nuevo de casados, quién
pagará la luz o el teléfono y demás servicios pero más importante
que todo lo anterior es la conjugación de dos almas que han
decidido unir sus vidas y compartir no sólo un techo, si no las
emociones buenas o malas del otro, afrontar los éxitos y fracasos
de la pareja, y nunca olvidar que se casaron para ser uno en todo
lo que la vida les tenga preparado.
Se tiene que luchar día a día,
para que el hogar que ambos
decidieron formar, no se
convierta en una tribuna
donde cada parte quiera
ganar, y cuando llegue el
esposo o la esposa se vea a la
persona con placer y no con
desagrado deseando que no
llegará nunca.
El matrimonio no será
una eterna luna de miel,
pero lo valioso de ambos
será la resolución que
den a los problemas
por mínimos que estos
sean.
La pareja debe ser madura en
edad, no puedes casarte
teniendo 20 años, sin
terminar una carrera, seas
hombre o mujer, debes
disfrutar tu vida, salir, conocer
gente, ir a fiestas, trabajar y
realizar tus metas
económicas y laborales, para
luego si así lo quieres casarte
con el verdadero amor de tu
vida y no aventurarte por
presión social o porque ya
tuviste un hijo por accidente.