You are on page 1of 14
TEORÍA DEL FUEGO, TRIANGULO DEL FUEGO Y PENTAGONO RELACIONADO CON MATERIAL PARTICULADO O POLVO PRESENTADO POR:
TEORÍA DEL FUEGO, TRIANGULO DEL FUEGO Y PENTAGONO RELACIONADO CON MATERIAL PARTICULADO O POLVO PRESENTADO POR:

TEORÍA DEL FUEGO, TRIANGULO DEL FUEGO Y PENTAGONO RELACIONADO CON MATERIAL PARTICULADO O POLVO

PRESENTADO POR:

PAULA ANDREA BLANCO ÁNGEL LEIDY MARIANA PARRA NARANJO PEDRO PAREDES

UNIVERSIDAD PEDAGOGICA Y TECNOLOGICA DE COLOMBIA FACULTAD SECCIONAL SOGAMOSO ESCUELA DE INGENERÍA DE MINAS PROFUNDIZACIÓN II: CONTROL DE MATERIAL PARTICULADO SOGAMOSO

2018

TEORÍA DEL FUEGO, TRIANGULO DEL FUEGO Y PENTAGONO RELACIONADO CON MATERIAL PARTICULADO O POLVO PRESENTADO POR:
TEORÍA DEL FUEGO, TRIANGULO DEL FUEGO Y PENTAGONO RELACIONADO CON MATERIAL PARTICULADO O POLVO PRESENTADO POR:

TEORÍA DEL FUEGO, TRIANGULO DEL FUEGO Y PENTAGONO RELACIONADO CON MATERIAL PARTICULADO O POLVO

PRESENTADO POR:

PAULA ANDREA BLANCO ÁNGEL LEIDY MARIANA PARRA NARANJO PEDRO PAREDES

TRABAJO DE EXPOSICIÓN

PRESENTADO A:

ING. NANCY MORENO CHACON

UNIVERSIDAD PEDAGOGICA Y TECNOLOGICA DE COLOMBIA FACULTAD SECCIONAL SOGAMOSO ESCUELA DE INGENERÍA DE MINAS PROFUNDIZACIÓN II. CONTROL DE MATERIAL PARTICULADO SOGAMOSO

2018

TABLA DE CONTENIDO 1. DEFINICIÓN DE FUEGO 2. TRIANGULO Y TETRAEDRO DEL FUEGO 2.1 COMBUSTIBLE 2.1.1

TABLA DE CONTENIDO

  • 1. DEFINICIÓN DE FUEGO

TABLA DE CONTENIDO 1. DEFINICIÓN DE FUEGO 2. TRIANGULO Y TETRAEDRO DEL FUEGO 2.1 COMBUSTIBLE 2.1.1
  • 2. TRIANGULO Y TETRAEDRO DEL FUEGO

    • 2.1 COMBUSTIBLE

      • 2.1.1 TEMPERATURA MÍNIMA A LA QUE EMITE VAPORES INFLAMABLES

      • 2.1.2 CONCENTRACIÓN DE VAPORES COMBUSTIBLE/COMBURENTE

      • 2.1.3 PELIGROSIDAD DE UN COMBUSTIBLE RESPECTO A LA ENERGÍA Y PRODUCTOS EMITIDOS EN SU COMBUSTIÓN

  • 2.2 COMBURENTE

  • 2.3 ENERGÍA DE ACTIVACIÓN. CALOR

  • 2.4 REACCIONES DE CADENA

  • 3. PENTAGONO DE EXPLOSIONES DE POLVO

    • 3.1 ANÁLISIS DEL RIESGO DE EXPLOSIÓN DE POLVO

    • 3.2 MEDIDAS TÉCNICAS PARA LA PREVENCIÓN DE EXPLOSIONES

      • 3.2.1 PREVENCIÓN DE QUE SE ORIGINE UNA FUENTE DE IGNICIÓN

      • 3.2.2 PREVENCIÓN DE ATMÓSFERAS EXPLOSIVAS.

  • 1. DEFINICION DE FUEGO El fuego es una reacción química sostenida con generación de luz y
    • 1. DEFINICION DE FUEGO

    1. DEFINICION DE FUEGO El fuego es una reacción química sostenida con generación de luz y

    El fuego es una reacción química sostenida con generación de luz y calor, en que se combinan materiales combustibles (agentes reductores) con el oxígeno del aire (agente oxidante), en presencia del calor. es un proceso de reacción rápida, en las que participa una sustancia combustible y una comburente, que se produce en condiciones energéticas favorables y en la que se desprende calor, radiación luminosa, humo y gases de combustión.

    • 2. TRIANGULO Y TETRAEDRO DEL FUEGO

    Los incendios se producen cuando coinciden un producto infamable (combustible), un producto que favorece la combustión (comburente) y una fuente con sufciente energía de activación (calor, chispa, llama). Cuando se dispone de estos tres factores en las proporciones correctas ocurre la combustión. Estos tres factores (combustible, comburente y calor) se representan a menudo mediante un triángulo, el triángulo del fuego. La supresión de uno de los lados del triángulo (un factor) hace imposible que se produzca un incendio (o lo extingue si ya existe).

    1. DEFINICION DE FUEGO El fuego es una reacción química sostenida con generación de luz y

    El triángulo de fuego (combustible, comburente y calor) fue una representación aceptada durante mucho tiempo. Sin embargo, una observación más precisa del fenómeno del fuego hizo necesaria la inclusión de un cuarto factor, de una cuarta variable, que por estar íntimamente relacionada con todas las anteriores dio lugar al denominado tetraedro del fuego: las reacciones en cadena.

    La reacción de combustión, , genera unos productos de combustión (humos, gases, residuos sólidos) y mucho más calor que el precisado inicialmente. Cuando este calor generado se reinvierte en promover el desarrollo de nuevas reacciones químicas en cadena el proceso de combustión se vuelve incontrolable, y si no se elimina alguno de los tres factores concurrentes que determinan la posibilidad del incendio este no se extingue

    Es por ello que la posibilidad de estas reacciones en cadena constituye un cuarto factor, junto
    Es por ello que la posibilidad de estas reacciones en cadena constituye un cuarto factor, junto

    Es por ello que la posibilidad de estas reacciones en cadena constituye un cuarto factor, junto a los tres citados anteriormente, que permite el fenómeno de la progresión espontánea del incendio y su propagación en el espacio y en el tiempo y que forma, como se ha indicado, el llamado tetraedro del fuego (un tetraedro y no un cuadrado para expresar la relación inherente de cada lado con los demás). Las acciones capaces de impedir las reacciones en cadena son efcaces para limitar la propagación del incendio y facilitar su extinción.

    Es por ello que la posibilidad de estas reacciones en cadena constituye un cuarto factor, junto

    2.1 COMBUSTIBLE

    Se defne como combustible cualquier sustancia capaz de arder en presencia de una energía de activación; es decir, cualquier sustancia capaz de combinarse con un comburente en una reacción rápida y exotérmica. El grado de infamabilidad de los combustibles condiciona la fuente de infamación necesaria para que se produzca un incendio. Las sustancias infamables y las fácilmente infamables pueden llegar a infamarse en el aire a temperatura ambiente sin necesidad de una fuente de infamación o tras un breve contacto con una de ellas

    Los combustibles pueden ser sólidos, líquidos o gaseosos, aunque independientemente de su estado inicial siempre entran en combustión en estado gaseoso (pirólisis, pirogenación). Cuando el combustible es sólido o líquido, es necesario un aporte previo de energía para llevarlo al estado gaseoso.

    La ignición de un combustible, y por tanto la peligrosidad del mismo, depende de varios factores
    La ignición de un combustible, y por tanto la peligrosidad del mismo, depende de varios factores

    La ignición de un combustible, y por tanto la peligrosidad del mismo, depende de varios factores que se pueden analizar por medio de unas constantes físicas propias de cada combustible que se detallan a continuación:

    2. 1. 1 TEMPERATURA MÍNIMA A LA QUE EMITE VAPORES INFLAMABLES

    • a) Punto de infamación (Flash Point) Es la temperatura mínima a la que un

    combustible emite sufcientes vapores susceptibles de infamarse si entran en contacto con una fuente de ignición. Si no hay fuente de ignición no arderá. También se defne como la mínima temperatura en ºC a 760 mm de Hg a la que una sustancia combustible en contacto con el aire desprende la sufciente cantidad de vapor para que la mezcla vapor-aire sea susceptible de infamarse, mediante el aporte a la misma de una energía de activación externa.

    • b) Punto de ignición o de incendio (Ignition Point) Es la temperatura mínima a la

    cual un combustible emite sufcientes vapores susceptibles de infamarse y de mantener la infamación (sigue ardiendo aunque se retire la fuente) si entran en contacto con una fuente de ignición. Suele estar unos grados por encima del punto de infamación.

    c) Punto

    de autoinfamación Es la temperatura mínima a la

    cual los vapores

    emitidos empiezan a arder sin necesidad de aporte de fuente de ignición (en condiciones normales).

    También se defne como la mínima temperatura en ºC a 760 mm de Hg a la que una sustancia sólida, líquida o gaseosa en contacto con el aire arde espontáneamente sin necesidad de ningún aporte energético a la mezcla.

    • d) Punto de autoignición (Autoignition Point) Es la temperatura mínima a la que

    debe calentarse un combustible en presencia de oxígeno para que se produzca su infamación y se sostenga la combustión sin el aporte de una energía de activación o un foco de ignición externos.

    • 2.1.2 CONCENTRACIÓN DE VAPORES COMBUSTIBLE/COMBURENTE

    No todas las mezclas combustible/comburente son susceptibles de entrar en combustión. Existen unos límites de infamabilidad que se detallan a continuación:

    • Límite superior de infamabilidad (LSI). Es la máxima concentración de vapores

    combustibles mezclados en el aire capaz de entrar en combustión. Por encima del LSI no se produce la combustión por falta de comburente.

    • Límite inferior de infamabil idad (LII). Es la mínima concentración de vapores combustibles mezclados en
    • Límite inferior de infamabil idad (LII). Es la mínima concentración de vapores combustibles mezclados en

    • Límite inferior de infamabilidad (LII). Es la mínima concentración de vapores combustibles mezclados en el aire capaz de entrar en combustión. Por debajo del LII no se produce la combustión por falta de combustible. El intervalo entre ambos límites se denomina rango de infamabilidad. En él existen dos puntos de gran importancia:

    • Punto ideal de combustión (PIC). Es el punto en el que la combustión se produce en las mejores condiciones. • Punto estequiométrico (PE). Es el punto en el que se

    genera una explosión si la reacción se produce (la velocidad de reacción es máxima)

    • Límite inferior de infamabil idad (LII). Es la mínima concentración de vapores combustibles mezclados en

    2.1.3 PELIGROSIDAD DE UN COMBUSTIBLE RESPECTO A LA ENERGÍA Y PRODUCTOS EMITIDOS EN SU COMBUSTIÓN

    Los factores importantes que contribuyen a la peligrosidad de un combustible una vez inflamado son:

    • 1. Poder calorífico Es la cantidad de calor que puede emitir un combustible por unidad de masa, al sufrir un proceso de combustión completo. La unidad básica es la de caloría/gramo pero la más más utilizada para el poder calorífico es la Mega calorías por Kilo de combustible (Mcal/kg).

    • 2. Reactividad Se consideran reactivos aquellos productos que pueden sufrir por mezcla, frotamiento o reacción con productos incompatibles, reacciones de gran potencial energético que pueden, en algunos casos, derivar en explosiones.

    • 3. Toxicidad de los productos de combustión Algunos combustibles pueden emitir en su combustión humos y gases que por su gran toxicidad dificultan las condiciones de evacuación y extinción.

    4. Velocidad de combustión Es una medida de la cantidad de combustible consumida por unidad de
    4. Velocidad de combustión Es una medida de la cantidad de combustible consumida por unidad de
    • 4. Velocidad de combustión Es una medida de la cantidad de combustible consumida por unidad de tiempo en unas condiciones dadas. Esta velocidad aumenta a medida que disminuye la compactación del combustible, llegando a ser en ocasiones explosiva, tal es el caso de algunos combustibles gaseosos.

    4. Velocidad de combustión Es una medida de la cantidad de combustible consumida por unidad de

    Nota: La pirólisis es una descomposición térmica en ausencia de aire.

    • 5. Velocidad de propagación de la llama Es la medida de la velocidad superficial de propagación de las llamas en un combustible e indica la capacidad de extensión y propagación de un fuego; sólo es aplicable a combustibles sólidos y en especial a los utilizados como revestimientos. 2.2 COMBURENTE

    Aunque un comburente es cualquier agente oxidante capaz de oxidar un combustible, en una reacción rápida y exotérmica este término se suele aplicar a mezclas de gases en las cuales el oxígeno esté en proporción sufciente para que en su seno se inicie y desarrolle la combustión, ya que el oxígeno molecular (O2 ) es el agente oxidante más común.

    El oxígeno, contenido aproximadamente en un 21% en volumen (23% si se considera en peso) en
    El oxígeno, contenido aproximadamente en un 21% en volumen (23% si se considera en peso) en

    El oxígeno, contenido aproximadamente en un 21% en volumen (23% si se considera en peso) en el aire, es el comburente más común en todos los fuegos e incendios.

    La existencia de un comburente no es peligrosa por sí misma, pero en un incendio aumenta el peligro y la virulencia del mismo

    El oxígeno, contenido aproximadamente en un 21% en volumen (23% si se considera en peso) en

    2.3 ENERGÍA

    DE ACTIVACIÓN. CALOR

    Para que un fuego se inicie es necesario que los reactivos (comburente y combustible) se encuentren en unas condiciones favorables en las que pueda producirse la reacción. La energía de activación aportada por los focos de ignición tiene diversos orígenes:

    Origen químico (cualquier reacción exotérmica provoca calor, que puede ser el origen de un incendio). Origen mecánico (los choques o roces entre metales generan calor y chispas, que pueden aportar la energía necesaria para iniciar un incendio). Origen eléctrico (el paso de una corriente eléctrica provoca calor, causa de numerosos incendios). Origen térmico o directo. Origen biológico, como por ejemplo el calor que desprende la fermentación. Origen natural o atmosférico (como por ejemplo los rayos)

    El aporte energético se efectúa fundamentalmente de las siguientes formas:

    • Llamas. Las llamas son una fuente segura de ignición para la mezcla de vapor infamable
    • Llamas. Las llamas son una fuente segura de ignición para la mezcla de vapor infamable

    • Llamas. Las llamas son una fuente segura de ignición para la mezcla de

    vapor infamable y aire que se encuentre dentro de su margen de infamabilidad. Para ello, las llamas deben ser capaces de calentar el vapor hasta su temperatura de ignición en presencia de aire. En algunos líquidos y sólidos será necesario que la llama permanezca durante un tiempo y a

    una temperatura sufciente para volatilizar el material combustible e infamar los vapores emitidos. Una vez iniciada la ignición, el calor radiado por los vapores perpetúa el proceso de combustión.

    • Chispas eléctricas, estáticas y de fricción. Las chispas deben tener

    sufciente energía para poner en ignición la mezcla de vapor infamable y aire. Las chispas producidas por instalaciones eléctricas comerciales tienen una temperatura superior a la de las llamas y generalmente son capaces de producir la ignición de las mezclas infamables.

    • Superfcies calientes. Las superfcies calientes pueden convertirse en

    fuentes de ignición siempre y cuando tengan dimensión y temperatura

    sufcientes.

    • Brasas. Las brasas, una vez apagadas las llamas, en los momentos fnales

    de la combustión de la madera, producen calor por radiación.

    2.4 REACCIONES EN CADENA (REC)

    Los procesos mediante los cuales progresa la reacción en el seno de la mezcla comburente/combustible suelen transcurrir mediante reacciones en cadena (REC), reacciones químicas complejas que sólo aparecen cuando hay combustión con llama. La reacción en cadena está asegurada y es inherente a la mayoría de los combustibles siempre que el aporte energético sea sufciente y exista mezcla comburente/combustible.

    En muchos casos una mezcla de productos reactivos no reacciona si no se aporta una energía de activación o si no se induce una disminución de la energía necesaria para que tenga lugar la reacción. La reacción en cadena está asegurada a nivel molecular cuando la energía desprendida por la reacción de un número de moléculas es sufciente para activar un número igual o mayor de ellas.

    A partir del momento en que el proceso es capaz de aportarse a sí mismo la sufciente cantidad de energía como para mantener una emisión de gases constantes (radicales libres), el proceso se entenderá como automantenido.

    Cuando se alcanza este estadio se conoce comúnmente como tetraedro del fuego. 3. PENTAGONO DE EXPLOSION
    Cuando se alcanza este estadio se conoce comúnmente como tetraedro del fuego. 3. PENTAGONO DE EXPLOSION

    Cuando se alcanza este estadio se conoce comúnmente como tetraedro del fuego.

    • 3. PENTAGONO DE EXPLOSION DE POLVO

    Cuando se alcanza este estadio se conoce comúnmente como tetraedro del fuego. 3. PENTAGONO DE EXPLOSION
    • 1. Polvo combustible

    • 2. Una fuente de ignición

    • 3. Oxígeno

    • 4. Dispersión del polvo en una concentración por encima del límite inferior de explosión (LEL) y por debajo del límite superior de explosión (UEL).

    • 5. Contención de la nube de polvo dentro de un área confinada

    Conceptos básicos de la explosión de polvo y el “pentágono de la explosión del polvo”.

    La mayor parte de los sólidos orgánicos y de los metales pueden formar nubes de polvo explosivo. Para que una explosión de polvo se produzca se deben dar unas

    circunstancias que se resumen en el “pentágono de la explosión del polvo”:

    > Combustible. Es necesario la presencia de un polvo combustible. Cuanto más finas sean las partículas mayor es el riesgo de explosión.

    > Agente oxidante. Suele ser el oxígeno del aire, que es suficiente para mantener una explosión.

    > Suspensión de polvo. El polvo debe estar disperso en el aire, bien dentro de un
    > Suspensión de polvo. El polvo debe estar disperso en el aire, bien dentro de un

    > Suspensión de polvo. El polvo debe estar disperso en el aire, bien dentro de un equipo de proceso o en el exterior, debido a una fuga o derrame, la cual genera una pequeña explosión inicial que produce explosiones secundarias al levantar el polvo acumulado en el exterior de los equipos. > Fuente de ignición. Es necesaria una energía mínima para que se produzca la explosión. Esta puede ser una chispa producida por electricidad estática, por un fallo eléctrico o por una llama.

    > Un espacio confinado. Las paredes, techos, pisos y tejado de un edificio crean confinamiento al igual que los equipos de proceso, silos de almacenamiento, colectores de polvo o los conductos

    En resumen, una explosión de polvo puede llegar a ocurrir cuando estas partículas, finalmente divididas, se dispersan en la atmósfera en la presencia de una fuente de ignición. Cuando se produce la inflamación, la llama se propaga a través de la nube de polvo. Tal propagación de la llama, en cualquier recinto cerrado, genera un aumento de la presión, hecho que puede producir explosiones cuando esta se libera de la presión por la rotura del punto más débil del confinamiento o por los elementos de seguridad de alivio de la presión

    3.1 ANÁLISIS DEL RIESGO DE EXPLOSIÓN DE POLVO.

    La combustión de las partículas de polvo puede adoptar alguna de las siguientes formas:

    > Deflagración. Sucede cuando se presenta un frente de llama que está más o menos definido y que avanza a un ritmo que está determinado por la velocidad de avance de la propia llama y por la expansión de los gases producto de la combustión que va dejando a su paso. En función de esta velocidad, en función de la presencia de confinamiento o de las características del polvo pueden producirse, o no, aumentos significativos de presión, resultando en:

    Deflagraciones no explosivas: denominadas también llamaradas, cuando no existe ningún aumento significativo de presión, normalmente limitadas a espacios no confinados.

     Deflagraciones explosivas: cuando sí existen aumentos significativos de presión se produce una onda de presión
     Deflagraciones explosivas: cuando sí existen aumentos significativos de presión se produce una onda de presión

     Deflagraciones explosivas: cuando sí existen aumentos significativos de presión se produce una onda de presión que llega a viajar a la a velocidad del sonido, normalmente precediendo el avance de la llama.

    > Detonación. Se produce la combustión cuasi instantánea de la mezcla de aire con el combustible, no contando con un frente de llama sino que se produce una onda de choque en la que la combustión es simultánea a la onda de presión. Lo frecuente en lo que se refiere a polvos combustibles es que, de haber detonación, se llegue a esta como transición desde una deflagración. Las deflagraciones explosivas y las detonaciones son las denominadas explosiones de polvo, aun que las más comunes son las llamadas deflagraciones explosivas.

    3.2 MEDIDAS TÉCNICAS PARA LA PREVENCIÓN DE EXPLOSIONES

    Los principios básicos de la prevención y protección de explosiones son, por orden de prioridad:

    > Prevención de la formación de fuentes de ignición efectivas. > Prevenir la formación de atmósferas explosivas, ya sea controlando el oxígeno presente o mediante el control de la concentración de la fuente de combustible.

    A menudo no es posible impedir que se formen atmósferas explosivas puesto que es un fenómeno inherente a la actividad. En otras no es viable su inertización. Cuando no se puede impedir la formación de atmósferas explosivas hay que tratar de prevenir la aparición de fuentes de ignición efectivas. Si mediante la prevención no se alcanza un nivel de riesgo residual satisfactorio, hay que tomar medidas para atenuar los efectos de una hipotética explosión.

    3.2.1 PREVENCIÓN DE QUE SE ORIGINE UNA FUENTE DE IGNICIÓN.

    Las fuentes de ignición, atendiendo a su origen, pueden clasificarse como:

    > De origen químico: motivadas por algún tipo de reacción química (descomposición, polimerización, autocalentamiento, etc.). > De origen térmico: contacto con elementos o superficies calientes.

    > De origen mecánico: provocadas por fricción, choque o fractura de materiales duros, con posibilidad de
    > De origen mecánico: provocadas por fricción, choque o fractura de materiales duros, con posibilidad de

    > De origen mecánico: provocadas por fricción, choque o fractura de materiales duros, con posibilidad de presencia en equipos mecánicos. > De origen eléctrico: provocado por chispas o arcos eléctricos, tanto por conductores activos como por acumulaciones de electricidad estática o por calentamiento puntual que supere la temperatura de ignición del polvo. La prevención supone la disposición de una instalación eléctrica adecuada (Reglamento electrotécnico para baja tensión1)

    3.2.2 PREVENCIÓN DE ATMÓSFERAS EXPLOSIVAS.

    La estrategia preventiva generalmente aplicada es evitar la formación de una atmósfera inflamable. Las estrategias que pueden emplearse son:

    > Inertización con un gas inerte. Las explosiones de polvo pueden evitarse al eliminar el oxígeno o reducirlo por debajo de su límite de inflamación. Por debajo de este, no es posible la propagación de una llama a través de una nube de polvo. El nitrógeno es el gas inerte más utilizado, si bien también gases como el CO2 pueden ser utilizado. > Manteniendo la concentración de polvo por debajo de su rango de explosividad. El riesgo de ignición y las medidas para reducirlo dependerán de la probabilidad de que una nube de polvo explosivo esté presente. El riesgo de explosión evaluará el riesgo y permitirá definir los criterios de diseño del equipo y las precauciones a seguir. > Inertización mediante la adición de polvo inerte. Se utiliza una sustancia diluyente como el bicarbonato de sodio, que puede evitar la propagación de la llama o actuar como un disipador de calor. Esta técnica no se usa generalmente en las industrias de proceso debido a la gran cantidad de diluyente necesario (> 60%) y a los problemas de contaminación que esto representaría.