You are on page 1of 8

La tradición neoclásica: el paréntesis

Desde la revolución marginalita del decenio de 1870 hasta la aparición del keynesianismo en
los años treinta del siglo XX transcurrió un largo periodo de hegemonía del pensamiento
Neoclásico en economía, Lo más destacado es que los teóricos principales de esa escuela se
desatendieron del interés en el crecimiento del que habían hecho todos sus predecesores, en
aras de una preocupación casi exclusiva por cuestiones estáticas a corto plazo.

El denominado paradigma neoclásico, considerado como la continuación de la teoría clásica, se


inicia con la revolución marginalita y está representado actualmente por distintas escuelas o
corrientes intelectuales. Según esta teoría, el mercado es el mecanismo general de
coordinación de la actividad económica mediante le ley de la oferta y la demanda,
determinando el precio de los bienes y servicios producidos. La asignación de los factores de la
producción a los diferentes usos viene también determinada por el mecanismo de precios,
recibiendo cada "input" una retribución igual al valor de su productividad marginal.

La economía neoclásica se centra en un planteamiento microeconómico, basado en el


individualismo, introduciendo el cálculo marginal con una formalización matemática del
comportamiento económico. Utiliza el modelo del "homo economicus" donde el individuo
siempre maximiza su utilidad basado en una racionalidad sustancial y tomando decisiones
óptimas. La teoría se puede sintetizar en el llamado “modelo de competencia perfecta” que
exige para su cumplimiento algunos requisitos, a saber:

Un número elevado de compradores y vendedores, Un producto homogéneo Información


completa Movilidad de factores y libertad de entrada Pero este modelo rara vez se cumple en
situaciones reales, por lo que surge el tema conocido como el problema del "second best" o
"subóptimo".

El modelo plantea que por efecto de la oferta y la demanda, se llega a un precio de equilibrio
(equilibrio de mercado) que se realimenta, llegando siempre a una nueva situación de
equilibrio. El funcionamiento de la competencia perfecta se debe para algunos economistas,
siguiendo a Adam Smith, a la "mano invisible del mercado" y toda intervención pública lleva a
una situación no óptima. La empresa se halla en equilibrio por el lado de los factores cuando
se verifica la ley de la igualdad de las productividades marginales ponderadas y por el lado del
producto cuando su coste marginal es igual al precio.

Esta teoría concibe a la empresa como una función de producción que convierte factores
productivos en productos con el fin de maximizar sus beneficios. Los precios de los factores y
los productos terminados, al igual que el tipo de tecnología utilizada o función de producción,
son datos dados por el mercado.

Los costos medios de una empresa se representan en forma de U, con un tramo decreciente
donde el costo medio disminuye a medida que aumenta el volumen de producto, debido a la
existencia de economías de escala. No obstante, a partir de un determinado volumen de
producción, el costo medio empieza a aumentar con el aumento del volumen de producto, por
la entrada en acción de las deseconomías de escala (llamadas así en contraposición a las
anteriores).

Ésta forma de las curvas de costos se produce tanto a corto plazo, es decir cuando existen
factores fijos de producción, como a largo plazo, cuando todos los factores de producción son
variables.

Los costos medios de largo plazo (CMeLP) de una empresa se representan en forma de U, con
un tramo decreciente donde el costo medio disminuye a medida que aumenta el volumen de
producto debido a la existencia de economías de escala. Y con un tramo creciente ya que a
partir de un determinado volumen de producción el costo medio empieza a aumentar con el
aumento del volumen de producto, por la entrada en acción de las deseconomías de escala.

Desde un punto de vista técnico la existencia de economías de escala en la producción significa


que las funciones de producción de las empresas típicas están caracterizadas por retornos
crecientes a escala y en consecuencia las empresas pequeñas serían menos eficientes que las
grandes. Las economías de escalas pueden ser internas o externas.

Las economías de escala internas son las que se producen en el interior de la firma como
producto de la ampliación de la escala. Entre las razones que dan lugar a este tipo de
economías de escala pueden citarse las siguientes:

La indivisibilidad de determinados medios de producción, por ej. Equipos y maquinarias de


precisión para productos específicos que exige alcanzar determinados niveles de producción o
superficies de trabajo para la utilización de procesos que abaratan los costos.

El crecimiento en tamaño de la empresa permite un aumento de personal y una división y


especialización del trabajo.

Una empresa grande puede contratar gerentes y personal altamente especializado de salarios
más elevados, puede dedicar parte de sus recursos a actividades de Investigación y Desarrollo
con laboratorios, equipos y científicos especializados, puede aplicar técnicas sofisticadas de
marketing e información.

El término de escuela neoclásica fue acuñado por Veblen Quien afirmaba que el mejor trabajo
realizado bajo la inspiración de los clásicos era el de Marshall (22). Por el contrario. El
historiador económico ingles. Maurice Bob (1973), cuestiona el uso del término Neoclásico,
.pues considera que no es apropiado. En el sentido de quienes continúan una tradición y la
desarrollan. y por el contrario propone el termino de economía 'anti-clásica' (23), como una
denominación más acorde con el enfoque, los métodos, y las técnicas utilizadas por los
economistas marginaste. Para Pasinetti. El término neoclásico suena irónico, se considera la
oposición entre el enfoque de la economía Clásica y la economía Marginalita (24). En este
mismo sentido, en un trabajo anterior, maya (1990) (25), afirmaba que la economía neoclásica
significaba profundas modificaciones teóricas frente a la clásica, en 10 que respecta a la teoría
del valor.
La economía neoclásica desde ciertos autores es una escuela de pensamiento económico que
se basa en la idea de que el valor de los bienes es una función de la utilidad o satisfacción que
le asignan los consumidores.

La escuela neoclásica surge en la década de 1870. El término neoclásico es muy criticado por
algunos economistas, argumentando que trata de aglutinar al pensamiento económico
marginalita que hubo entre 1870 y 1920, los cuales trataron de formalizar la economía para
asimilarla de una forma más matemática.

Uno de los aspectos fundamentales que diferenció el neoclasicismo de la escuela clásica es la


forma en que explicaban los precios y el valor relativo de los bienes. De acuerdo a la escuela
clásica, el valor de los bienes se explica por sus costes (por el lado de la oferta). Para los
neoclásicos en cambio, el valor de los bienes se explica por la utilidad marginal, esto es, el
valor que se asigna a la última unidad consumida (por el lado de la demanda).

Una de las principales preocupaciones de los neoclásicos fue la asignación y distribución


óptima de los recursos en una sociedad. Además, apoyaron firmemente el libre comercio
como motor de desarrollo económico y como una firma de aprovechar las ventajas
comparativas de los países.

Los orígenes del neoclasicismo se encuentran en la ideas de los economistas marginalitas que
buscaron una teoría económica más rigurosa basada en modelos matemáticos objetivos y
alejada de determinantes históricos.

Los neoclásicos centraron su análisis en la elección entre varias alternativas, los cambios
marginales como objeto de cálculo y el equilibrio general.

Con respecto al comportamiento de las personas y empresas, la escuela neoclásica se basa en


tres supuestos básicos:

Las personas buscan maximizar su utilidad o satisfacción cuando consumen bienes o servicios.
Las empresas buscan maximizar sus utilidades cuando venden bienes o servicios.

Personas y empresas actúan de manera independiente basándose en información completa y


relevante.

Asimismo, existen varias diferencias en su análisis con respecto a los clásicos en lo que se
refiere a la teoría del valor, la formación de los precios y la distribución de la renta. A
continuación explicamos estos aspectos:

Teoría del valor: los economistas clásicos consideraron que el valor de los bienes y servicios se
determinaba por el coste de los factores. Los neoclásicos en cambio, señalaban que el valor se
determinaba por la utilidad que reportaba a los consumidores y sus escases relativa. De esta
forma, a mayor utilidad, los consumidores estarían dispuestos a pagar más. Por otra parte,
mientras más escaso sea un bien, mayor valor tendrá,

Formación de los precios y distribución de la renta: con anterioridad a los economistas


neoclásicos se solía considerar que los ingresos de los factores de producción estaban
determinados por un proceso histórico. Los neoclásicos renegaron de este análisis y
consideraron que la oferta y demanda de factores determinaba sus precios. De esta forma, el
equilibrio en el mercado de factores determina la renta y su distribución entre los agentes
económicos dueños de los factores de producción.
Schumpeter: Optimismo
La destrucción Creadora

Joseph Schumpeter

Nacido en 1883 en la República Checa, pronto emigró a Viena. Allí estudió en la


universidad y tras una carrera brillante ejerció de profesor de economía y como
ministro de economía de Austria tras la Primera Guerra Mundial. Tras huir a América
en los años 30 debido a la persecución nazi, fue nombrado profesor de economía en
Harvard, influenciando a toda una generación de economistas. La expresión
destrucción creativa fue popularizada por Schumpeter en su libro Capitalismo,
Socialismo y Democracia con la siguiente frase:

“El proceso de mutación industrial… revoluciona incesantemente la estructura


económica desde dentro, destruyendo constantemente las estructuras antiguas,
creando constantemente nuevas… Este proceso de destrucción creativa es la esencia
del capitalismo”

l austriaco Schumpeter es una referencia clara, al ser uno de los pioneros en dedicarse
a analizar y resaltar la importancia de la creación de nuevas empresas y el espíritu
emprendedor para el bienestar y la calidad de vida de una sociedad, su papel para
estimular la inversión y la innovación y su influencia clave en la prosperidad. (Antes
otros autores como Weber habían tratado también estos temas desde otros puntos de
vista)

Schumpeter popularizó, entre otros, el concepto de destrucción creativa para describir


el proceso de transformación que acompaña a las innovaciones

Desarrollo dos conceptos de gran importancia a la teoría de desarrollo económico que


planteaba: la innovación como causa del desarrollo y el empresario como motor de los
procesos de innovación.

Una de las características de los mercados y la economía en general es la recurrencia


de períodos de crecimiento seguidos de periodos de recesión o viceversa. La economía
es cíclica. Siempre lo ha sido, siempre lo será.

Muchos economistas han dedicado su vida y obra a intentar entender bien este
fenómeno con la intención de poder paliar los efectos devastadores de las recesiones.
Sin embargo no todos los economistas están de acuerdo en que haya que intentar por
todos los medios evitar los periodos de recesión. Un reducido grupo de economistas
en el S.XX, procedentes de la escuela Austríaca, argumentaron a favor de lo que se ha
venido a conocer como la destrucción creativa.

n la función Schumpeter plantea que todos los elementos son importantes pero cada
uno se desempeña de forma diferente por ejemplo los factores de producción generan
cambios lentos por lo tanto son factores de crecimiento mientras que los factores
intangibles como el conocimiento que va ligado al desarrollo tecnológico son más
rápidos y dinámicos y son llamados factores de evolución económica.

Schumpeter da gran importancia a la parte tecnológica porque es la fuerza


fundamental que mueve la producción ya que no es un proceso estático sino un
proceso de continua transformación, invención y mejora, lo que nos lleva a que la
tecnología debe ir de la mano de la continua innovación tecnológica y mas allá al
concepto de innovación es decir a la introducción de bienes al mercado, nuevos
métodos de producción, apertura de nuevos mercados, cambio en la organización y
generación de nuevas materias primas.

LA DESTRUCCION CREATIVA.

La destrucción creativa en economía es un concepto popularizado por el economista


austriaco Joseph Schumpeter en su libro Capitalismo, socialismo y democracia (1942).
Con él describe el proceso de innovación que tiene lugar en una economía de mercado
en el que los nuevos productos destruyen viejas empresas y modelos de negocio. Para
Schumpeter, las innovaciones de los emprendedores son la fuerza que hay detrás de
un crecimiento económico sostenido a largo plazo, pese a que puedan destruir en el
camino el valor de compañías bien establecidas.

El proceso de Destrucción Creadora, es el hecho esencial del capitalismo, siendo su


protagonista central el emprendedor innovador.

Coloca al emprendedor en la base de toda la Innovación, este cuanta con


características espaciales como también con ideas frescas y renovadas para poner en
práctica muchas veces estas son aceptadas por empresas o el mismo emprendedor
comienza la suya desde 0 solo con su idea y ganas de sobresalir además de los
beneficios económicos que esta trae consigo muchas veces algunos países en
crecimiento o desarrollo las ideas innovadoras que su población generas son
explotadas en otros países con mayor posición económica y que puedan pagar mejor
por las ideas que crezcan en esa nación aunque esa idea de a poco cambia y los pises
ven mucho más en las ideas de su población aun el apoyo es insuficiente el inicio del
cabio de ideales en los países cambia por que la riqueza del mismo aumenta.

El emprendedor y el empresario que en general como lo plantea Schumpeter son la


base de la Innovación además exige un cambio de la forma de pensar y de cómo es
que estos dos individuos plantean sus posiciones en el desarrollo del país en el ámbito
económico y social.