You are on page 1of 2

SOLEMNIDAD DE NUESTRO PADRE SAN BENITO

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de los Proverbios 2, 1-9

hijo mío, si das acogida a mis consejos y guardas dentro de ti mis mandamientos, con oídos
siempre atentos a la voz de la sabiduría y abierto tu corazón a la reflexión; si llamas la
inteligencia y levantas tu voz hacia la prudencia; si la buscas como a la plata y la rebuscas como
un tesoro, entonces comprenderás el temor de Yavé y hallarás el conocimiento de Dios. pues
él da la sabiduría y de su boca sale la inteligencia y la ciencia. El reserva su auxilio para los
hombres buenos, es el escudo de los que caminan en la inocencia. Defiende las sendas de los
justos y dirige los pasos de sus fieles. Entonces entenderás la justicia y la rectitud y todos los
caminos del bien.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL 33

VENID, HIJOS, ESCUCADME, OS INSTRUIRÉ EN EL TEMOR DEL SEÑOR.

Bendigo al Señor en todo momento, su alabanza está siempre en mi boca; yo me enorgullezco


en el Señor: que lo escuchen los humildes y se alegren. R.

Proclamad conmigo la grandeza del Señor, ensalcemos juntos su nombre. Consulté al Señor y
me respondió librándome de todas mis ansias. R.

Todos sus consagrados, respetad al Señor, porque nada les falta a los que lo respetan; los ricos
empobrecen y pasan hambre, los que buscan al Señor no carecen de nada. R.

Venid, hijos, escuchadme, os instruiré en el temor del Señor. ¿Hay alguien que quiera vivir, y
desee pasar años prósperos? R.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses 3, 12-17

Hermanos: como elegidos de Dios, consagrados y predilectos, vestíos de ternura entrañable,


de agrado, humildad, sencillez, tolerancia; conllevaos mutuamente y perdonaos cuando uno
tenga queja contra otro; el Señor os ha perdonado, haced vosotros lo mismo. Y por encima,
ceñíos el amor mutuo, que es el cinturón perfecto. Interiormente, la paz del Mesías tenga la
última palabra; a esta paz os han llamado como miembros de un mismo cuerpo. Sed también
agradecidos. El mensaje del Mesías habite en vosotros en toda su riqueza: enseñaos y
aconsejaos unos a otros lo mejor que sepáis; con agradecimientos cantad a Dios de corazón
salmos, himnos y cánticos inspirados; y cualquier actividad vuestra, de palabra o de obra,
hacedla en honor al Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

ALELUYA Y VERSÍCULO ANTES DEL EVANGELIO Col. 3, 15

Aleluya, aleluya.

La paz del Mesías tenga la última palabra; a esta paz os han llamado como miembros de un
mismo cuerpo.

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 22, 24-27

En aquel tiempo, comenzaron a discutir cuál de ellos era el más grande. Jesús les dijo: “Los
reyes de las naciones se portan como dueños de ellas, y los que gobiernan se hacen llamar
bienhechores. Ustedes no deben ser así. Al contrario, el más importante entre ustedes se
portará como si fuera el último, y el que manda como el que sirve. Pues, ¿quién es más
importante, el que está sentado a la mesa o el que sirve? ¿El que está sentado, no es cierto?
Sin embargo, yo estoy entre ustedes como el que sirve.