You are on page 1of 12

INFORME SOBRE EL DERECHO DE ASOCIACIÓN EN CUBA

PARA EL EXAMEN PERIÓDICO UNIVERSAL

A CUBA

EN MAYO DE 2018 (3ER CICLO)

PRESENTADO POR:

Centro de Información Legal, “Cubalex” Robert F. Kennedy Human Rights
4069 Saint Pierre Blvd Apt 2 1300 19th St. NW Suite 750
Memphis, TN, 38122 Washington D.C., UNITED STATES
https://centrocubalex.com/ www.rfkhumanrights.org
LDiversent@cubalex.org baeyens@rfkhumanrights.org

3 de octubre de 2017

1
Introducción

El presente informe versa sobre las limitaciones que persisten al derecho de asociación en
Cuba, pese a las recomendaciones hechas por varios Estados en el ciclo anterior del Exámen
Universal. 1 El documento presenta los obstáculos presentados en el marco legislativo, así
como la existencia de mecanismos paraestatales, y la subordinación de la institucionalidad
vigente a tales mecanismos. Al final del informe se presentan recomendaciones de mejores
prácticas.

El derecho de establecer asociaciones y trámites para la legalización:
El marco legislativo cubano para el registro de asociaciones, 2 no cumple con los estándares
internacionales y las mejores prácticas relacionadas con el derecho a la libertad de
asociación 3. El marco vigente exige que las organizaciones se integren por un mínimo de 30
miembros e impide expresamente a determinados grupos de la sociedad civil registrarse
según su normativa, como es el caso de los grupos religiosos, los que se organizan con fines
políticos y los sindicatos. Además, el procedimiento de registro es de autorización previa. El
visto bueno de las autoridades es una condición para la existencia legal de la organización.
Su tramitación es engorrosa y dilatada. Según la legislación nacional, para legalizar una
organización, los fundadores deben solicitar al Registro de Asociaciones del Ministerio de
Justicia que expida certificación en la que se acredite la inexistencia en el país de otra
asociación con el nombre y los mismos propósitos que la ellos pretenden legalizar 4. La
coincidencia de denominación y objetivos determina la denegación de constitución y
reconocimiento de la organización 5.

1
Recomendaciones hechas a Cuba en el marco del segundo ciclo del EPU por los siguientes paises:
República Checha, Eritrea, Polonia, Suiza, España, Noruega. Ver posición en documento
A/HRC/24/16/Add.1 - Para. 8
2 El procedimiento establecido en la Ley No. 54 de 27 de diciembre de 1985 de Asociaciones y su

Reglamento, y la Resolución No. 53 del Ministerio de Justicia de 14 de julio de 1986 para
3 Apartado 2, p.15-17 del Informe del Relator Especial sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica

y de asociación, Maina Kiai (A/HRC/20/27)
4 Inciso g) del Artículo 12 y Artículo 68 de la Resolución No. 53 de 14 de julio de 1986 "Reglamento de

la Ley de Asociaciones"
5 Inciso d) del Artículo 8 de la Resolución No. 53 de 14 de julio de 1986 "Reglamento de la Ley de

Asociaciones"

2
Los trámites formales continúan con la solicitud a un órgano estatal afín a las actividades que
realizará el grupo, 6 el cual realiza una investigación de legalidad y conveniencia, para
recomendar posteriormente al Ministerio de Justicia la autorización o denegación del registro
de la asociación que determina su personalidad jurídica 7.

La legislación interna tampoco protege a las organizaciones no registradas, a pesar de que
los requisitos exigidos obligan a las persona que pretendan crear una organización, a operar
sin registrarse. La Ley exige para la legalización de una asociación que el grupo tenga una
sede social, recursos para realizar sus fines y un proyecto de estatutos; lo que implica que sus
fundadores se reúnan y busquen recursos materiales y financieros bajo la identidad de la
organización que pretenden legalizar. Sin embargo, funcionar sin contar con registro legal es
considerado delito contra el orden público, bajo la figura de la asociación ilícita que prohíbe
a organizaciones no inscritas en el registro correspondiente, funcionar. 8 La sanción penal
prevista para este delito es de de privación de libertad de 1 a 3 meses o multa de hasta 5 mil
pesos moneda nacional para sus asociados o afiliados, y para sus promotores o directores,
cárcel de 3 meses a 1 año o multa entre 100 y 15 mil pesos.

Otro de los requisitos de registro es contar con una sede, pero en el sistema es imposible
arrendar un local como sede de una organización, ya que el Estado es propietario de los
inmuebles adecuados y solo pueden arrendarlos las organizaciones con personalidad jurídica,
es decir, aquellas que cuenten con registro. Los particulares sólo tienen autorización para
arrendar habitaciones de sus viviendas como hospedaje, y es difícil que se arriesguen a
alquilar parte de su inmueble a un grupo de personas que estarían realizando actividades
supuestamente ilegales.

Los funcionarios encargados del registro actúan de mala fe y en forma selectiva respecto a
las organizaciones que solicitan registro: controlan las actividades de las ONG y filtran a los
grupos que critican las políticas del gobierno; demoran significativamente los trámites y en
la mayoría de los casos no responden a las solicitudes de legalización; los rechazos no son

6
Artículo 13 de la Resolución No. 53 de 14 de julio de 1986 "Reglamento de la Ley de Asociaciones"
7Último
párrafo del Artículo 15, y Artículo 16 y 17 de la Resolución No. 53 de 14 de julio de 1986
"Reglamento de la Ley de Asociaciones"
8 El Artículo 208 de la Ley No. 62 de 29 de diciembre de 1987 Código Penal

3
fundamentados claramente y los recursos disponibles son inadecuados e ineficientes, en
especial por la falta de independencia de los tribunales ordinarios.

En la práctica solo se legalizaran las organizaciones que sean de interés para el gobierno, que
controla cuales se deben crean para actuar en la vida pública, y evita que surja una sociedad
civil independiente y autónoma del Estado.

Cubalex encuestó a 106 activistas integrantes de al menos 20 organizaciones no registradas
en la Isla. Más del 61% de los encuestados afirmó pertenecer a organizaciones que cumplían
con los requisitos relacionado con el tamaño de su membresía, para presentar la legalización
según la legislación nacional, y al menos el 60%, confirmó la presentación de la solicitud de
registro, aunque ninguna de ellas recibió respuesta por parte de las autoridades. Las
instituciones del estado aprovechan la complejidad del procedimiento y el desconocimiento
que sobre el mismo existe dentro de la sociedad en general.

El proceso de registro se complejiza cuando los fundadores tienen que formular una solicitud
de certificación a una institución y presentar la solicitud de registro a otra. Cubalex pudo
comprobar que varios grupos presentaron su solicitud ante las instituciones que
supuestamente serian su órgano de relación directamente sin antes solicitar la certificación.
Generalmente omiten uno de los pasos y desisten de su esfuerzo por considerarlo un esfuerzo
inútil, ante la falta de respuesta e información de las autoridades, que guardan silencio, para
desalentar la continuidad del proceso, una actitud que en si misma es una respuesta negativa
y puede ser recurrida en la vida judicial.

Obstáculos que en la práctica impiden la legalización de una ONG en Cuba
Al momento de elaborar este informe, dos organizaciones independientes de abogados -
siendo una de ellas Cubalex-, intentaron iniciar los trámites para su registro ante el MINJUS.
Ambos trámites fueron dirigidos por Julio Alfredo Ferrer Tamayo, miembro de Cubalex,
actualmente privado de la libertad por exigir a las autoridades el respeto de la Ley, los
derechos de sus clientes y de las ONG independientes de Cuba. 9

9 http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1454184950_19862.html

4
En el primer proceso, el Registro de Asociaciones Nacionales del MINJUS, ignoraba las
solicitudes de certificación que acreditarían la inexistencia de otra asociación con idéntica
denominación y objetivos 10. El silencio, asumido como denegación de derecho 11, fue
recurrido a través del recurso de alzada ante la Ministra de Justicia; quien también guardó
silencio. El establecimiento de demanda 12 ante los Tribunales Populares logró que las
autoridades respondieran a la solicitud de información y los recursos legales. El órgano
judicial, cuatro meses después de admitir la demanda, declaró nula sus actuaciones, y ordenó
su archivo, violando la legislación vigente. 13 La organización estableció recurso de casación
ante el máximo órgano de justicia que, aunque declaró sin lugar el recurso, confirmó el
derecho a solicitar y obtener certificación del Registro de Asociaciones del Ministerio de
Justicia, advirtiendo que al Ministerio solo le era permitido denegar la constitución de una
asociación. 14 Para finales de 2015, cuando Cubalex intentó su legalización, el registro de
Asociaciones emitió una certificación en la que reconoció que no existía en sus archivos otra
inscrita con la misma denominación, pero no hizo referencia a la coincidencia de los
objetivos. En ese sentido se logró un avance.

No obstante, las autoridades encontraron otra estrategia para obstaculizar la legalización de
grupos de derechos humanos, alegando que los objetivos que se proponen desarrollar las
ONG son atribuciones que constitucionalmente conciernen al Estado, o a hacer referencia a
la existencia de otras organizaciones dentro del sistema que cumplen los mismos fines que la

10
Artículo 68 de la Resolución No. 53 de 14 de julio de 1986, del Ministro de Justicia, Reglamento de la
Ley 54 de 27 de diciembre de 1985, “De Asociaciones”, el cual cito: “Cualquier persona puede solicitar
certificaciones de los asientos obrantes en las oficinas registrales o negativa de los mismos, las que podrán,
expedirse en forma manual, mecánica o automatizada”.
11 Artículo 20 de la Ley de Asociaciones
12 Artículo 672 de la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo, Laboral y Económico.
13 Proceso Administrativo número 338 de 2010 de la Sala Segunda de lo Civil y de lo Administrativo del

Tribunal Provincial Popular de la Habana: La Sala dictó Auto Número 164 de 18 de noviembre de 2010,
por intermedio del cual Declaró la Nulidad de las Actuaciones hasta la providencia de 7 de julio de 2010,
disponiendo no haber lugar a admitir la demanda.
14 Interpuesto Recurso contra el Auto No. 164 de la Sala provincial, dio origen a la Casación

Administrativa No. 1603 del 2010, de la Sala de igual materia del Tribunal Supremo Popular, que dictó la
Sentencia Número 439 de 14 de abril de 2011, Declarando Sin Lugar la Casación, guardando total silencio
respecto al principio cardinal del derecho procesal de la preclusión, actuación discordante con lo previsto
en el artículo 637 de la LPCALE.

5
que se pretendía inscribir 15, aunque esto no le constara en sus registros, violando lo
establecido en la norma legal 16.

Ambas organizaciones presentaron a la Dirección de Asociaciones del Ministerio de Justicia
la solicitud de constitución al órgano del Estado con el que debía mantener relaciones
permanentes en agosto 2011 y febrero 2016. En ambos casos, la institución estatal recomendó
a la titular del Ministerio de Justicia denegar las solicitudes en razón a los objetivos que
ambas organizaciones se proponían. En el primer caso alegó que sus fines estaban
relacionadas con funciones estatales y los asumidos por la Unión Nacional de Juristas de
Cuba (UNJC) y la Organización Nacional de Bufetes Colectivos (ONBC). En el segundo que
la organización no tenía razón de ser, debido a la existencia de la ONBC.

La recomendación fue acogida y la solicitud denegada. Ambas organizaciones impugnaron
ante la Ministra de Justicia la decisión, argumentando que tanto la UNJC y la ONBC fueron
creadas por Ley, no se encuentran inscritas en el registro nacional de asociaciones y
responden a los intereses del Estado.

En el primer caso, la organización estableció demanda en materia administrativa contra la
Ministra de Justicia, después que esta reiterara la denegación. El tribunal admitió el asunto y
mediante sentencia ratificó la decisión. En el proceso se violaron garantías del debido proceso
que fueron oportunamente denunciadas. Se estableció un recurso de Casación, pero el
Tribunal Supremo mantuvo la decisión. No obstante, se negaron a reconocer que las
organizaciones creadas en virtud de una ley como es caso de la UNJC y la ONBC, no son
Asociaciones, según la definición de la propia ley de asociaciones; quebrantando así la
normativa nacional 17 y del derecho internacional de los derechos humanos.

15
La Dirección de Asociaciones del Ministerio de Justicia, en obediencia a que la Sala del Supremo validó
el derecho previsto en el artículo 68 del Reglamento de la Ley de Asociaciones, expidió en fecha 3 de
junio de 2011, la certificación solicitada, certificando, citó: “Que visto los antecedentes obrantes en esta
Dirección a mi cargo, no aparece inscrita asociación alguna con la denominación de ‘Asociación Jurídica
Cubana’.
16 Artículos 71 y 72 inciso c) del Reglamento de la Ley de Asociaciones
17 Artículos: 10, 54 y 122 de la Constitución de la República de Cuba, 4.a) y c) de la Ley 82 De los

Tribunales Populares, 2. d) de la Ley 54 de Asociaciones, además, el artículo 20.1 de la Declaración
Universal de Derechos Humanos y los artículo 24 y 25 de los Principios Básicos de la Función de los
Abogados.

6
En el caso de Cubalex, alegaron objetivos y fines que correspondían con las funciones
asumidas por la ONBC 18, una organización creada por decreto del gobierno. El presidente de
esta organización expresó en un artículo periodístico publicado en el diario oficial Granma 19,
el 15 de octubre de 2016, que la ONBC ofrecía asesoría gratuita y que no existía organización
paralela.

A Cubalex se le denegó el derecho de inscripción porque una organización autónoma ya los
realizaba, y que estábamos funcionando desde 2010 sin contar con legítima autorización, y
realizando acciones ilegales que iban contra la existencia y fines del Estado Socialista, y la
decisión del pueblo cubano de construir el Socialismo y el Comunismo 20. Antes que
pudiéramos llevar el caso ante los tribunales, el 23 de septiembre de 2016, cinco instituciones
del Estado 21, violenta e injustificadamente allanaron nuestra sede 22 y ocuparon equipos y
documentos internos de trabajo bajo el argumento que estábamos realizando una actividad
económica ilícita 23 .

Aunque la Ley Penal vigente protege el derecho de asociación - al prever sanción para el que
impida que una asociación lícita funcione o que una persona pertenezca a ella - no contempla

18 Artículo 8 y 20 de la Ley de Asociaciones y los artículos 87, 89,90 y 91 del Reglamento de la referida
Ley.
19 Lo útil y lo acertado de una abogacía social, por Yudy Castro Morales
20 Resolución 20 del 18 de julio de 2016, dictada por la Directora de Asociaciones del MINJUS y

Resolución No.64 del 30 de septiembre de 2016, dictada por la Ministra de Justicia.
21Ministerio del Interior, la Fiscalía General de la República, Ministerio de Justicia, Instituto de

Planificación Física y la Oficina de la Administración Tributaria
22 El inmueble donde se ubica la sede de nuestra organización ubicada en calle Lindero 169 esquina

Ángeles, Reparto Calvario, Municipio Arroyo Naranjo, La Habana, Cuba
23 La Resolución de Entrada y Registro, se fundamentó en la denuncia 57750/16, sin número de expediente

de fecha de 23 de septiembre de 2016 a las 7:30 sin más detalle, el encargado de la operación por parte
del Ministerio del Interior fue el instructor Teniente Coronel Juan Carlos Delgado Casanova División de
Investigación Criminal y Operaciones (DIVICO) ubicado en 100 y Aldabó, en el Municipio Boyero, La
Habana, para efectuar registro en el domicilio donde está ubicada nuestra sede y ocupar objetos de
procedencia ilícita, ordenada por Jefe de Sección Especial, Teniente Coronel Jorge L. Díaz Jacinti y
firmada por la Fiscal Beatriz Peña de la O, de la Fiscalía General de la República. El referido documento
no cumplía con los requisitos legales establecidos en la "Ley de Procedimiento Penal Artículo 219 que
establece que la resolución que dispone la entrada y registro, determina su objeto preciso y las razones que
justifican adoptar la medida..." Según el documento las autoridades ocuparían objetos de procedencia
ilícita sin especificar las razones que justificaban tal acción. La directora de la Organización y propietaria
del inmueble, le negó la entrada a la autoridad, apelando a su derecho constitucional de inviolabilidad del
domicilio. No obstante, la autoridad procedió a violentar el domicilio donde se ubica la sede de Cubalex.

7
como delito el actuar del funcionario que, abusando de su cargo, deniega la solicitud de
constitución y legalización de una asociación, a pesar de ajustarse a las normas legales.

Obligación Internacional del Estado
El Estado cubano ha reconocido el derecho a la libertad de asociación al firmar y ratificar la
Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA) 24, así como el Convenio sobre
la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación de la OIT. 25

En el EPU del 2013, Cuba se comprometió a adoptar medidas positivas para promover la
participación efectiva de las ONGs y las instituciones de la sociedad civil en la adopción de
legislación para promover derechos humanos. 26.

Si bien el derecho de asociación no es absoluto y el Estado puede restringirlo, toda limitación
debe estar establecida conforme a leyes promulgadas por órganos electos democráticamente
y constitucionalmente legítimos; y deben relacionarse con el bienestar general 27 Si bien los
Estados tienen la facultad para reglamentar la inscripción, vigilancia y control de las
organizaciones dentro de sus jurisdicciones, incluyendo las de derechos humanos, el derecho
de asociarse libremente exige que los Estados deban asegurar que los requisitos legales no
impedirán, retrasarán o limitarán la creación o funcionamiento de las organizaciones 28.
Asimismo, la Comisión Interamericana de Derecho Humanos (CIDH) ha reiterado que la
limitación debe estar formulada en forma expresa, precisa, taxativa y previa, requisitos
exigidos para dar seguridad jurídica al ciudadano, y que la ley que contiene la restricción

24
Art. 45 - Carta de la Organización de los Estados Americanos
25
Art. 2 - C087 - Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948
(núm. 87). Dicho instrumento, en su artículo segundo, confiere a los trabajadores y a los empleadores, sin
ninguna distinción y sin autorización previa, el derecho de constituir las organizaciones que estimen
convenientes, así como el de afiliarse a estas organizaciones, con la sola condición de observar los
estatutos de las mismas. Asimismo, reconoce que la adquisición de la personalidad jurídica por las
organizaciones de trabajadores y de empleadores, sus federaciones y confederaciones no puede estar sujeta
a condiciones cuya naturaleza limite la aplicación de las disposiciones del mencionado artículo 2 y la de
otros artículos.
26 Paras. 170.26 y 170.114, la recomendación fue formulada por Iraq y Sudáfrica
27 Corte IDH Opinión Consultiva OC-6/86, La Palabra “Leyes” en el artículo 30 de la Convención

Americana de Derechos Humanos, 9 de mayo de 1986, Serie A N° 6, párrs. 22, 27, 35, 37. Ver también
Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, Informe de la Relatora Especial sobre la
Situación de los defensores de derechos humanos, Documento A/64/226, Sexagésimo cuarto período de
sesiones, 4 de agosto de 2009, párr. 27
28 CIDH, Informe sobre la Situación de las Defensoras y Defensores de los Derechos Humanos en las

Américas, párr. 69.

8
debe haber sido dictada por razones de interés general y estableciendo el propósito para el
cual ha sido establecida 29.

La CIDH considera que un sistema de registro nacional de organizaciones no necesariamente
es incompatible con los estándares internacionales. Sin embargo, es necesario que las leyes
que regulen dichos sistemas no confieran a las autoridades facultades discrecionales para
autorizar la constitución y funcionamiento de las organizaciones 30.

Los Estados deben promover el ejercicio de la libertad de asociación y por tanto, asegurar el
procedimiento de inscripción de las organizaciones de derechos humanos en los registros
públicos no impidan la labor de éstos, facilitando a su vez, que las organizaciones obtengan
el reconocimiento de su personalidad jurídica 31. Así mismo, los Estados deben brindar un
recurso adecuado y efectivo sustanciado de conformidad con las reglas del debido proceso,
que permita impugnar cualquier resolución que restrinja el ejercicio del derecho de reunión,
tales como la suspensión al funcionamiento de una organización, la disolución de la misma,
o la negativa a su registro, ante una autoridad independiente de la que estableció la
restricción 32.

Pero incluso sin registro, la libertad de asociación debe ser amparada. Los miembros de
asociaciones no registradas deben gozar de libertad para desarrollar todas sus actividades,
entre las que se incluye el ejercicio del derecho a organizar y participar en reuniones pacíficas
sin ser objeto de sanciones penales 33. La penalización para acallar a la oposición u opiniones
disidentes puede motivar el establecimiento de trámites complejos y discrecionales, es allí
cuando esta libertad se torna elemental 34.

29
OEA/Ser.L/V/II. Doc. 66 31 diciembre 2011. SEGUNDO INFORME SOBRE LA SITUACIÓN DE
LAS DEFENSORAS Y LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS EN LAS AMÉRICAS
30CIDH, Democracia y Derechos Humanos en Venezuela, párr. 579.
31 OEA/Ser.L/V/II. Doc. 66 31 diciembre 2011. SEGUNDO INFORME SOBRE LA SITUACIÓN DE

LAS DEFENSORAS Y LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS EN LAS AMÉRICAS. Parr.
171
32 OEA/Ser.L/V/II. Doc. 66 31 diciembre 2011. SEGUNDO INFORME SOBRE LA SITUACIÓN DE

LAS DEFENSORAS Y LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS EN LAS AMÉRICAS. Parr.
168
33 A Informe del Relator Especial sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación,

Maina Kiai (A/HRC/20/27), parr. 56
34 A Informe del Relator Especial sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación,

Maina Kiai (A/HRC/20/27), parr. 56

9
Conclusión

El Estado Cubano reconoce en su derecho interno, y en algunos convenios internacionales,
la libertad de asociación. Sin embargo, su ley interna no respeta los lineamientos de las
prácticas más deseables. La libertad de asociación en el régimen cubano está sujeta a la
discrecionalidad de las autoridades administrativas y no otorga las herramientas adecuadas
para la revisión ante el rechazo de su inscripción. Solicitamos al grupo de trabajo, a las
delegaciones representantes y al Estado Cubano, analizar los hechos y considerar la posición
presentada en este informe como asimismo peticionamos se evalúen las prácticas
recomendadas.

Recomendaciones

Solicitamos de manera respetuosa al Grupo de Trabajo del EPU considerar el análisis y la
posición presentados en este informe y una vez más recomendar al Gobierno de Cuba:

- Garantizar, el ejercicio del derecho a la libertad de asociación, empezando por la
eliminación de sanciones penales en contra de las personas y grupos de personas que intentar
actuar colectivamente y constituirse en asociación.

- Simplificar los requisitos y el trámite requerido para constituirse en organizaciones de
sociedad civil y garantizar que las autoridades pertinentes se atengan a dichos requisitos para
evitar la denegación arbitraria de registro como organización de sociedad civil.

- Brindar recursos adecuados , rápidos y efectivos para impugnar las decisiones de
denegación del registro de una asociación.

10
Referencias
Asamblea Nacional del Poder Popular. (20 de agosto de 1977). Ley No Ley No. 7 de 19 de agosto de 1977, "Ley
de procedimiento Civil, Administrativo, Económico y Laboral (LPCAL). Gaceta Oficial de la
Repúblical(34), Ordinaria, 417. Cuba.

Asamblea Nacional del Poder Popular. (27 de diciembre de 1985). Ley No. 54 de 26 de diciembre de 1985 "Ley
de Asociaciones". Gaceta Oficial de la República(19), Extraordinaria, 119-122. Cuba.

Asamblea Nacional del Poder Popular. (30 de diciembre de 1987). Ley No. 62 de 29 de diciembre de 1987
"Código Penal". Gaceta Oficial de la República(3), Especial , 51. Cuba.

Asamblea Nacional del Poder Popular. (31 de enero de 2003). Constitución de la República de Cuba. Gaceta
Oficial de la República(3), Extraordinaria, 7-22. Cuba.

Consejo de Derechos Humanos. (21 de mayo de 2012). Informe del Relator Especial sobre los derechos a la
libertad de reunión pacífica y de asociación, Maina Kiai (A/HRC/20/27).

Ministerio de Justicia. (23 de julio de 1986). Resolución No. 53 de 14 de julio de 1986 "Reglamento de la Ley
de Asociaciones". Gaceta Oficial de la República(56), Ordinaria, 915-924. Cuba.

Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (11/11/2011). Nota Verbal S/N (A/HRC/19/44).
Ginebra .

Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (11/2/2014). Nota Verbal No. 56/2014
(A/HRC/26/21). Ginebra .

Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (12/6/2014). Nota Verbal No. 467/2014
(A/HRC/27/72, A/HRC/26/21). Ginebra .

Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (14/12/2016). Nota Verbal No. 855/2016
(A/HRC/34/75). Ginebra.

Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (15/07/2013). Nota Verbal No. 305/2013
(A/HRC/24/21, A/HRC/25/74). Ginebra.

11
Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (17/01/2012). Nota Verbal No. 018/2012
(A/HRC/19/44). Ginebra .

Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (22/06/2016). Nota Verbal No. 352/2016
(A/HRC/33/32). Ginebra.

Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (27/03/2012). Nota Verbal No. 161/2012
(A/HRC/20/30). Ginebra.

Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los
Organismos Internacionales con sede en Suiza. (6/1/2014). Nota Verbal No. 6/2014 (A/HRC/25/74,
A/HRC/26/21). Ginebra.

12