You are on page 1of 5

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR

ORREGO

Nombre: Leonardo Miguel Soles Horna

Docente: Manuel Loyola Florian

Año: 2018
TEMA: "Ensayo sobre la suspensión y la interrupción de la prescripción de la
acción penal. Dilema entre el Código Penal (arts. 83 y 84) y el Código Procesal
Penal (art. 339

En el presente ensayo busco dar a conocer mi postura frente a el dilema existente


entre suspensión y interrupción de la acción penal, la postura que escojo frente a este
problema existente en nuestro sistema procesal penal. Esto produce una antinomia,
entre la interrupción y la suspensión de la prescripción de la acción penal. Para esto
utilizaremos Código Penal (arts. 83 y 84) y el Código Procesal Penal (art. 336) y el
acuerdo plenario Nº 3-2012 de la Corte Suprema y la casación N°442-2015 del santa.

Primero ¿qué es la antinomia?

Según Félix Morales Luna Profesor del Departamento Académico de Derecho de la


Pontificia Universidad Católica del Perú,” una antinomia es una situación en la que dos
o más normas, pertenecientes al mismo orden jurídico, son incompatibles pues,
teniendo el mismo ámbito de validez, prescriben soluciones incompatibles entre sí, de
modo tal que el cumplimiento o aplicación de una de ellas acarrearía la violación de la
otra, ya que la aplicación simultánea de ambas resulta imposible”1. Esto lo vemos
reflejado en la prescripción de la acción penal donde el problema se encuentra en el
Código Penal (arts. 83 y 84) y el Código Procesal Penal (art. 336).

Para poder entender el tema a fondo sobre este debate, tenemos que definir ciertos
términos; ¿Qué es la acción penal?, es el ejercicio del poder que usa el ministerio
público, para que, mediante pronunciamiento del órgano jurisdiccional, la
responsabilidad de en un evento considerado como delito o falta, este es el punto de
partida del proceso judicial. Esto nos lleva a la prescripción de la acción penal, este
mecanismo procesal es una forma de control del ius puniendi del estado, el uso de
este extingue el poder que tiene la autoridad competente para el pronunciamiento de
un hecho de relevancia penal2.

1
LUNA, F. M. (s.f.). ¿QUÉ TEORÍA DEL DERECHO ASUME. lima : revistaspucp.

2
NAKANDAKARI, P. M. (2018). EL PASO DEL TIEMPO EN EL DERECHO PENAL:. LIMA : PONTIFICIA UNIVERSIDAD
CATÓLICA DEL PERÚ.
La suspensión de prescripción de la acción penal, esta esta prescrita en la ley
sustantiva penal en el art.84; “Si el comienzo o la continuación del proceso penal
depende de cualquier cuestión que deba resolverse en otro procedimiento, se
considera en suspenso la prescripción hasta que aquel quede concluido”. Esto quiere
decir que tiempo ya transcurrido se retomara después de resolver las cuestiones que
tengan que ver con otro procedimiento. Sabiendo esto el art. 339 inc.1 prescribe que
“la formalización de la investigación suspenderá el curso de la prescripción de la
acción penal”. Debido a este articulo se genera el problema del limite temporal de la
suspensión, en el ya citado art. 84 del código penal ya se habla de un límite máximo,
pero en el art. 339 inc.1 no se menciona un plazo máximo. Esto a generado que varios
autores importantes de la dogmática penal interpreten el término “suspenderá” debe
interpretarse como “interrumpirá”. A esta conclusión se llega debido que el art. 83 del
CP establece que la prescripción de la acción penal se interrumpe por las actuaciones
del ministerio publico y el art. 339 in.1 prevé un supuesto en el que tiene una actuación
el ministerio público, de esto deducimos que el termino usado en el art.339 inc.1
“suspenderá” seria un error que incurrió el legislador peruano.

El acuerdo plenario nº 3-2012 de la Corte Suprema en el punto 4.12 señala la vigencia


del artículo trescientos treinta y nueve del Código Procesal Penal, al establecer que la
Formalización de la Investigación Preparatoria suspenderá el curso de la prescripción
de la acción penal, dispositivo que no se ha tenido en cuenta, a pesar que se invocó a
efectos de que se rechace la pretensión de la defensa; al respecto, debemos indicar
que lo señalado por el Fiscal Superior es erróneo, toda vez que la suspensión del
plazo prescriptorio no es indeterminado o ilimitado, sino que éste tiene como límite un
tiempo equivalente al plazo ordinario de prescripción más una mitad de dicho plazo.
En efecto, dicho Acuerdo Plenario que luego fue aclarado mediante el Acuerdo
Plenario tres guion dos mil doce oblicua CJ guion ciento dieciséis, en su fundamento
treinta y dos, ha dejado claramente establecido que “el plazo de suspensión del
proceso se produce dentro del marco impuesto por la Ley, no es ilimitado y eterno y se
corresponde con la realidad legislativa de la nueva norma procesal y el marco de
política criminal del Estado”. Esto nos da entender que el plazo prescriptorio no es
indeterminado, si no que este tiene un limite.

La solución la planteo la corte Suprema de la República el Acuerdo Plenario Nº 1-


2010/CJ-116 sobre el alcance del art.339 inc.1 fijando que no había dudas en cuanto a
que el citado precepto regulaba un supuesto de suspensión y no de interrupción, pues
el texto así lo indicaba (Fundamento Nº 27). Por otra parte, en cuanto a los límites
temporales de tal suspensión el supremo tribunal indicó que “queda sin efecto el
tiempo que transcurre desde este acto fiscal (formalización) hasta la culminación del
proceso con una sentencia o resolución judicial que le ponga fin o en su caso hasta
que sea aceptada la solicitud de sobre seguimiento del Fiscal” (Fundamento Nº 26)3.
Esto de cierta manera volvía imprescriptibles a todos los delitos, pues el computo de la
prescripción quedaría congelada hasta la solución definitiva del conflicto, la Corte
Suprema aclaró que se trataba de un supuesto de suspensión y no de interrupción,
como alegaban la doctrina y jurisprudencia.

En el citado Acuerdo Plenario también se señaló que, la suspensión del plazo de


prescripción cuando el Fiscal formaliza la investigación se fundamenta en la necesidad
de brindarle herramientas al órgano judicial para que pueda emitir un pronunciamiento
en los casos en que el procedimiento se dirige contra el presunto culpable.

Respecto a la duración de la suspensión, el mencionado Acuerdo Plenario señaló que


se extendía desde la formalización de la investigación preparatoria hasta la
culminación del proceso con una sentencia o resolución judicial que le ponga fin o, en
su caso, hasta que se acepte la solicitud de sobre seguimiento del Fiscal. Sin
embargo, mediante el Acuerdo Plenario N° 3-2012/CJ-116, del 26 de marzo de 2012,
se cambió este criterio. Se estableció que la suspensión en el caso del numeral 1 del
artículo 339° del Código Procesal Penal, no podía prolongarse más allá de un tiempo
acumulado equivalente al plazo ordinario de prescripción más una mitad.

ya estando en contexto desde mi punto de vista, la postura que tomo es que no se


puede interpretar la de otra manera lo que esta plasmado en la ley como dice la corte
suprema no es posible interpretar el término “suspenderá” como interrumpirá”.

Sobre la supuesta antinomia existente puedo decir que no existe soluciones legales
incompatibles. Muy por el contrario, en nuestro ordenamiento jurídico, contamos con
un único precepto al respecto: el art. 339 inc. 1 CPP. Así las cosas, no se cuenta con
el presupuesto para hablar de la existencia de una antinomia legal.

A mi parecer la figura de suspensión de la prescripción de la acción penal es donde


puede encontrarse la solución, el fundamento es la necesidad de determinar la
existencia de elementos que fundamenten el carácter delictuoso de la conducta

3
Shimajuko, C. S. (6 de noviembre de 2012). La suspensión de la prescripción de la acción penal del art.
339.1 CPP: una propuesta personal. Obtenido de cedpe:
http://www.cedpe.com/blogs/Cuestiones_penales/?p=18
imputada en una vía extrapenal. Y es, precisamente, esta necesidad la que conlleva a
detener el curso de la prescripción de la acción penal, a fin de que el Estado no se vea
limitado temporalmente en la persecución penal. El fundamento de la etapa de la
investigación preparatoria, por su parte, es también la necesidad de recabar elementos
que sustenten de la conducta investigada, que sirvan para fundamentar el
requerimiento acusatorio o el requerimiento de sobreseimiento, según corresponda.

Con esto podemos observar que la figura de la suspensión de la prescripción de la


acción penal del art. 83 CP y la investigación preparatoria comparten un fundamento
común, que hace posible, a mi entender, hallar un límite temporal a lo dispuesto por el
art. 339 inc. 1 CPP , si tenemos en cuenta que la suspensión de la prescripción de la
acción penal en general halla su justificación en la necesidad de determinar la
existencia de elementos que fundamenten el carácter delictuoso de la conducta
imputada, entonces se hace evidente que la suspensión de art. 339 inc. 1 CPP debe
mantenerse en la medida en que se mantenga el fundamento de su existencia, y, por
lo tanto, dicha suspensión sólo podrá extenderse hasta la culminación de la etapa de
la investigación preparatoria y no más allá de ella.

Esta solución no sólo fija de manera exacta un plazo máximo de la suspensión de la


prescripción de la acción penal del art. 339 inc. 1 CPP sino que también tiene la
ventaja de que brinda una explicación coherente de la figura de la suspensión de la
prescripción y sus causales, , sino la necesidad de determinar la existencia de
elementos que fundamenten el carácter delictuoso de la conducta imputada.