You are on page 1of 3

TEMA 10: LA MÉDULA ÓSEA

Las células sanguíneas tienen un tiempo de vida muy limitado, y tenemos la necesidad de reponerlas
constantemente. La médula ósea es capaz de sintetizar estas células mediante un proceso llamado
hematopoyesis.
La médula ósea está situada en el intersticio de los huesos planos (zona central) y también en la zona
central de los huesos largos.
Elementos:
 Célula madre pluripotencial, que es capaz de dividirse, y esas células hijas son capaces de
diferenciarse a las células madre de todas las extirpes de células sanguíneas. En concreto, esta
célula madre se divide y se diferencia a otros dos tipos de célula madre:
o Célula madre mieloide pluripotencial: se pueden volver a diferenciar a otras células madre
que se denominan unidades formadoras de colonias (CFU). Pueden diferenciarse en:
 CFU de eritrocitos.
 CFU de granulocitos y monocitos.
 CFU de eosinófilos.
 CFU de basófilos.
 CFU de megacariocitos > son los precursores de las plaquetas.
o Célula madre linfoide multipotencial: se diferencian en CFU linfoides, y son las precursoras
de los linfocitos (unas forman los B y otras los T).

Características de las células madre pluripotenciales:


1. Tiene capacidad de generar todas las células sanguíneas que tenemos.
2. Tiene capacidad de autoregeneración, es decir, se puede dividir de forma que en la médula ósea
siempre tengamos una reserva de esas células madre pluripotenciales lista para poder generar
nuevas células sanguíneas.
3. En su membrana hay receptores de sustancias que van a indicar a esa célula madre a que extirpe
debe diferenciarse; estas sustancias se denominan factores estimulantes de colonias. Según el tipo
de factor estimulante se una al receptor, la célula madre se diferenciará a mieloide o linfoide,
dependiendo de la necesidad del momento.
4. Al microscopio óptico en las células madre pluripotenciales no destaca NADA. Son células muy
indiferenciadas que no han desarrollado casi nada. Tienen un núcleo muy grande y un citoplasma
basófilo y escaso.

HISTOLOGÍA DE LA MÉDULA ÓSEA


Es un tejido blando y altamente celular:
 Hay precursores de células sanguíneas.
 Macrófagos, para fagocitar células apoptóticas, los núcleos de los eritrocitos y para eliminar
cualquier tipo de detritus que haya por la médula ósea.
 Células adiposas, es decir, células capaces de acumular lípidos.
 Células reticulares.
Todas las células se encuentran organizadas formando cordones, que se disponen alrededor de la luz de los
capilares sinusoides.
Los capilares son los vasos sanguíneos de menos diámetro/calibre. Se sitúan en las ramas más pequeñas
entre arterias y venas. Están formados por:
 Una capa de células endoteliales que reviste la luz (epitelio plano simple).
 Rodeado por membrana basal discontinua.
Los capilares sinusoides llegan al interior de los huesos a través de las grandes venas y arterias de gran
calibre que se encuentran en el interior del hueso.

 Células reticulares
Son un tipo de fibrobasto que sintetiza fibras reticulares formando el tejido conjuntivo reticular. En la
médula ósea forman un tejido conjuntivo reticular que sirve de estroma (sostiene a todas las células
sanguíneas que se están diferenciando). Además, son capaces de sintetizar sustancias que estimulan la
diferenciación de las células madre.

 Células adiposas
Con el paso del tiempo, las células reticulares son capaces de acumular grasa y transformarse en adipocitos
que son muy parecidos a los del tejido adiposo. Se van acumulando muchos adipocitos, y entonces la
llamamos médula ósea amarilla (inactiva).
Sirven para tener una fuente de energía disponible para el resto de las células >es una fuente de energía
local.

 Macrófagos maduros
Tienen la capacidad de realizar la fagocitosis. Además son capaces de sintetizar sustancias que estimulan la
diferenciación de las células madre hacia una u otra extirpe celular.

 Células hematopoyéticas
Las encontramos en distintos estadios de maduración. Encontramos distintos tipos de células
hematopoyéticas dependiendo del lugar donde se encuentran de médula ósea.

o Precursores de eritrocitos: los eritroblastos se suelen encontrar pegados a los capilares


sinusoides. En esas zonas forman agrupaciones que contienen células precursoras de
eritrocitos en distintos estadios de maduración, y suele haber también macrófagos que
están ahí para fagocitar el núcleo del eritroblasto antes de que salga al torrente sanguíneo
como un eritrocito.
o Megacariocitos: son las células a partir de las cuales se generan las plaquetas. Estas células
emiten unas prolongaciones que llegan a la luz de los capilares, y se seccionan para dar
lugar a las plaquetas individuales. Estás células también se sitúan pegadas a los capilares
sinusoides.
o Precursores de leucocitos: se sitúan en las zonas que quedan entre un sinusoide y el
adyacente.
SALIDA A CIRCULACIÓN
Una vez que han conseguido madurar, tienen que salir al torrente sanguíneo.
 La célula tiene que atravesar la membrana basal que rodeaba al endotelio, que es discontinua.
 La segunda barrera es atravesar el epitelio de revestimiento (endotelio). Presiona sobre la célula
endotelial y lo que hace es juntar las dos membranas de esa célula hasta que ambas se fusionan y
se abre un poro temporal que atraviesa esa célula endotelial y le sirve de vía para que ese
precursor pase desde médula ósea hasta la luz de los vasos.

HEMATOPOYESIS EN LAS DISTINTAS ETAPAS DE LA VIDA


 En la 2º semana de gestación nos encontramos en la fase mesoblástica de la hematopoyesis. En
esta fase lo que ocurre es que en el saco vitelino se produce una acumulación de células
precursoras sanguíneas, a partir de las cuales se producen eritrocitos para este embrión que se está
formando.
 Alrededor de la 6º semana de gestación entramos en la fase hepática, en la cual el hígado se está
formando, que toma el papel en la formación de células sanguíneas. En ese hígado se forman
eritrocitos, algunos leucocitos y algunos megacariocitos.
 A los 4-5 meses entramos en fase mieloide, en la que ya se están formando los huesos. Durante ese
periodo de osificación, dentro de las cavidades de los huesos en formación se forma médula ósea.
El hígado produce cada vez menos células sanguíneas, y la médula ósea cada vez produce más.
 Cuando nacemos, la mayor parte de los huesos tienen médula ósea roja en su interior, que es
activa desde el punto de vista de la hematopoyesis (formación de células sanguíneas), pero cuando
nos vamos convirtiendo en adultos, se transforma en médula ósea amarilla, que es inactiva y no
produce células sanguíneas, en la que predominan los adipocitos. Médula ósea roja queda en muy
pocos sitios: esternón, vértebras, pelvis y huesos largos (fémur y húmero). Si tenemos una
hemorragia muy grande, la médula ósea amarilla puede volver a ser sustituida por médula ósea
roja para aumentar la producción de células sanguíneas y resolver este problema.