You are on page 1of 3

Territorio Mapuche en Chile y Argentina

“El pueblo Mapuche defendió exitosamente su integridad territorial por más de 350 años. Los
colonialistas Españoles y mas tarde los estados Chileno y Argentino, bajo el pretexto de promover
la civilización y el cristianismo, conquistaron mediante el uso de la fuerza el territorio Mapuche.
En 1885 los Mapuches perdieron finalmente el control de su territorio, los tratados fueron
unilateralmente violados por las nacientes repúblicas. Decenas de miles de mapuches fueron
exterminados, los sobrevivientes expulsado de sus tierras y hogares, condenados a vivir
empobrecidos en pequeñas comunidades rurales o forzados ha emigrar a los centros urbanos”

Desde entonces la Nación Mapuche viene resistiendo atropellos, muertes, vejaciones y todo tipo de
torturas, tanto físicas como intelectuales o psicológicas, sin desmayar jamás ni entregarse de
ninguna forma al gringo invasor. Somos nosotros los descendientes de aquellos invasores que
vinieron a quitarles lo que ancestralmente les pertenecía, los menos indicados a querer justificar lo
que no tiene ningún tipo de explicación lógica, el robo y el asesinato por sus riquezas y sus tierras,
en detrimento de sus familias, creencias, historia y tradiciones como las que guarda la gran Nación
Mapuche.

“Hoy mas de un millón y medio viven bajo las leyes chilenas y argentinas. Su derecho a la auto-
determinación les ha sido arrebatado, mientras su territorio, cultura, idioma, religiosidad y su medio
ambiente natural, están constantemente amenazados”.

Lo único moral y éticamente justo es pedir eternas disculpas a ese Gran Pueblo. Devolverle todos
sus territorios, con las respectivas infraestructuras en Salud, Educación, Gobierno; respeto por sus
Leyes y Creencias. Sin embargo: “A pesar del retorno del sistema democrático a esta región, los
Mapuches siguen marginados y discriminados, la violación de los derechos humanos continua y los
tratados y leyes internacionales sobre promoción y protección de los derechos de los pueblos
indígenas aún no han sido adoptados”

Reproducimos a continuación la Declaración Mapuche de Londres - Londres, Enero de 1978


“Inspirados en la larga tradición de lucha de nuestros antepasados contra el colonialismo hispano
primero, después en la naciente república contra las nuevas formas de colonización que combina el
robo "legalizado", el derecho y las armas: guiados por el ejemplo de los combates que nuestro
pueblo librara en los últimos años, particularmente durante el período del Gobierno de la Unidad
Popular, junto a todas las clases explotadas del país; y con la decisión de recoger las banderas de
nuestros hermanos caídos en la lucha contra la dictadura militar que hoy oprime al pueblo chileno.
Los Mapuche en el exilio nos hemos reunido en Londres, para extraer las enseñanzas de estos
largos años de lucha y apoyar a nuestros hermanos que permanecen en Chile y luchan
cotidianamente contra la dictadura.

En nuestra condición de exiliados políticos, declaramos a la opinión pública internacional:


Que los Mapuche, no obstante la represión brutal de que han sido objeto: asesinatos,
encarcelamientos, torturas y exilio; pese a la discriminación racial y económica que hoy se ha
acentuado con la dictadura, los enemigos de nuestra raza no han logrado ni lograran quebrantar
nuestra moral. Nuestra decisión de lucha se fortalece y nuestro combate continúa.

Denunciamos que la dictadura que hoy pretende aparecer como benefactora


de nuestra raza, es la que ha encarcelado y torturado a comunidades enteras,
que ha asesinado a muchos de nuestros mejores hombres y mujeres, que ha
hecho tabla rasa de las conquistas alcanzadas: negando el derecho al crédito y
a la semilla, expulsando a cientos de familias mapuche de los asentamientos,
suprimiendo las becas, el auxilio escolar y los hogares de estudiantes, negando
el derecho a la atención médica.

Expresamos también a nuestros compañeros de clase, a los partidos y militantes de izquierda, que
el problema del pueblo Mapuche no puede continuar siendo un asunto secundario: que la realidad
de este pueblo requiere un conocimiento profundo y científico, como paso necesario para la
elaboración de un programa que contemple cabalmente los intereses de todos los sectores
explotados. Que, los Mapuche no subordinaran su lucha a proyectos que no expresen
verdaderamente sus intereses, el de los campesinos explotados y la clase obrera.

Los Mapuches comprendemos que, nuestra lucha teniendo especificidades propias de una minoría
étnica, esta fundamentalmente ligada a la lucha de todos los sectores explotados de la sociedad
chilena. Llamamos por consecuencia, a la unidad de toda la clase trabajadora, porque solo con la
unidad podemos derrotar y destruir el poder de la burguesía y el imperialismo. Solo la unidad nos
conducirá a la victoria y liberación definitiva de las estructuras de explotación de una sociedad de
clases.

Finalmente, llamamos a la solidaridad con nuestros hermanos Mapuches que permanecen en Chile
empujados a la miseria, muchos todavía encarcelados, pero siempre continuando la lucha.
Llamamos, en suma, a la solidaridad con todo el pueblo chileno”

Mapuches ingresaron a nuevo fundo


de la forestal Mininco
Profesor J PUREN.
Comuneros mapuches de la comunidad Juan Maril ingresaron ayer al predio El
Rincón, de propiedad de forestal Mininco. Los comuneros manifestaron que
esta acción se enmarca en el proceso de recuperación de tierras y que no
abandonarán el predio hasta que sean escuchadas sus demandas.
Por otro lado, en la comuna de Victoria se registraron en el fundo El Ulmo, dos
incendios en dos centros de acopio de madera de dos hectáreas cada uno. Al
concurrir los brigadistas de la forestal Mininco, propietaria del predio El Ulmo,
fueron atacados por 30 encapuchados.
Ante esta acción, debió concurrir personal de fuerzas especiales de
Carabineros, los que lanzaron bombas lacrimógenas en contra de los
encapuchados, registrándose algunas escaramuzas, ya que los Carabineros
fueron atacados con piedras y elementos contundentes.
Como se recordará, este predio se encuentra tomado por parte de la
comunidad Trangol, cuyos comuneros están talando árboles del fundo y
aseguraron no lo abandonarán, ya que la Conadi no le dio soluciones a sus
peticiones.
Por otra parte, ayer se entregaron 910 hectáreas del fundo Chihuaihue a las
comunidades indígenas Bolil Mapu y Requem Pillán de la comuna de Ercilla.
La transacción se realizó con la empresa forestal Bosques Arauco, dueña del
fundo, ubicado a 15 kilómetros de la localidad de Pidima, la que alcanzó un
monto de 520 millones de pesos.
La ceremonia se realizó en el mismo fundo, con la presencia de autoridades de
la Conadi y regionales
Fuente: Redacción Avispar avispar@fibertel.com.ar
www.geocities.com/avispar/index.html