You are on page 1of 4

RIESGOS DE TOMAR ANALGÉSICOS

Según explica el Dr. Joseph Marrón, de la Universidad de Pittsburgh, EE.UU.,


en general, “los analgésicos son seguros, pero si se utilizan con frecuencia o
en gran cantidad, provocarían problemas como úlceras gástricas, daño
hepático o problemas cardíacos; riesgos que podrían evitarse en algunos casos
con las alternativas naturales".

PODEROSO ACEITE DE OLIVA


El aceite de oliva virgen extra, uno de los pilares de la dieta mediterránea,
contiene una sustancia llamada oleocanthal que ejerce el mismo efecto
analgésico y antiinflamatorio que el ibuprofeno (fármaco analgésico de uso
común), de acuerdo con investigadores de la Universidad de Pensilvania,
EE.UU. Según el estudio, una dosis diaria de 50 gramos de aceite de oliva
equivale al 10% de la dosis de ibuprofeno recomendada para los dolores.

JENGIBRE
El jengibre es una raíz que se utiliza con frecuencia como especia en la cocina
o remedio para el resfriado, pero además, según científicos de la Universidad
de Georgia, EE.UU., tiene beneficios para reducir el dolor muscular causado
por el ejercicio. La investigación sugiere que el jengibre tiene propiedades
antiinflamatorias y analgésicas similares a los fármacos no esteroideos y lo
ideal sería consumir una cucharada o dos al día.

CÚRCUMA
En la India, los curanderos han utilizado la cúrcuma desde hace miles de años
para tratar y prevenir enfermedades inflamatorias como la artritis. Un estudio
publicado en Journal of Alternative and Complementary Medicine encontró que
la cúrcuma funciona tan bien como el ibuprofeno para reducir el dolor de
rodillas en pacientes con artritis y mejora la capacidad del cuerpo para
deshacerse de la inflamación.

AJO PRODIGIOSO
El ajo era usado como medicamento natural mucho antes de ser un
condimento. Stephen Fulderen, autor del libro “El poder curativo del ajo”,
señala que éste tiene efecto analgésico para aliviar los dolores de cabeza y de
muela, así como las neuralgias y atribuye sus beneficios a una sustancia
química llamada capsaicina, responsable del picor de este alimento y de
neutralizar la sensación de dolor.

LA BONDADOSA PIÑA
La bromelina, una enzima que se encuentra en el jugo y el tallo de la piña, es
un remedio efectivo para disminuir el dolor en las personas que fueron
sometidas a procedimientos quirúrgicos y prevenir el dolor muscular después
del ejercicio intenso. Además, reduce la hinchazón y los moretones, y es
efectiva como un medicamento anti-inflamatorio no-esteroide para reducir el
dolor y la inflamación en los casos de artritis (Biblioteca Nacional de Medicina).

CONSUELDA
La consuelda es una planta utilizado desde la antigua Grecia para la curación,
contiene una sustancia química llamada alantoína que repara la piel y favorece
el alivio del dolor y la inflamación. Natural Standard refiere que hay buena
evidencia científica sobre sus propiedades y los ensayos clínicos que han
analizado la aplicación tópica de cremas que contienen consuelda han
encontrado reducciones significativas en la inflamación y el dolor.

ÁRNICA
El árnica se ha utilizado para calmar dolores musculares, reducir la inflamación
y cicatrización de heridas desde el siglo XVI, según el centro médico de la
Universidad de Maryland, EE.UU. Por su parte, el Dr. Andrew Weil
, de la Universidad de Arizona indica que “se puede tomar el extracto o una
infusión, o aplicarse tópicamente un ungüento" para aliviar el dolor y la
inflamación muscular.