You are on page 1of 3

A los efectos de conocer la peligrosidad de los materiales en caso de incendio y del agente extintor

siga las instrucciones:extintor, agua, llamar a los bomberos, mantener la calma, no respirar y no se
mueva del sitio en donde se ubica. En Europa y Australia los incendios se clasifican en 4 grupos:

 Clase A: Son los fuegos de materiales sólidos,generalmente de naturaleza orgánica, cuya


combustión se realiza normalmente con la formación de brasas, 1 como
la madera, tejidos, goma, papel, y algunos tipos de plástico.

 Clase B: Son los fuegos de líquidos o de sólidos licuables,2 como el petróleo o


la gasolina, pintura, algunas ceras y plásticos.

 Clase C: incendios que implican gases inflamables, como el gas natural, el hidrógeno,
el propano o el butano.

 Clase D: incendios que implican metales combustibles, como el sodio, el magnesio,


el potasio o muchos otros cuando están reducidos a virutas muy finas.
En ciertos países también existe la:

 Clase F o K: Son los fuegos derivados de la utilización derivados de aceites para


cocinar.3 Las altas temperaturas de los aceites en un incendio excede con mucho las de otros
líquidos inflamables, haciendo inefectivos los agentes de extinción normales.

 Clase E: De origen radioactivo.

Los extintores son elementos portátiles destinados a la lucha contra fuegos incipientes, o principios
de incendios, los cuales pueden ser dominados y extinguidos en forma breve. Existen además varios
tipos de extintores, cada extintor esta identificado para los tipos de fuegos que sirven, a continuación
los detallamos.

Los extintores son una herramienta ideal para poder combatir un incendio en su inicio, con ellos
podemos evitar que un fuego se propague y se transforme en un incendio peligroso. Existen
diferentes un tipo de extintor adecuado para un tipo de fuego, es este post te lo explicamos.

Tipos de extintores por tipo de fuego

En las etiquetas de los extintores podemos ver siempre de que tipo de extintor es, esas letras pueden
ser A,B,C y D. Hacer referencia al tipo de fuego que puede sofocar el extintor. Aquí tienes información
de los tipos extintores según las clases y los tipos de fuego.

En resumen los tipos de extintores según los tipos de fuegos son:

Clase A: para tipos de fuegos con combustibles sólidos como madera, cartón, plástico, etc.

Clase B: tipo de fuego donde el combustible es líquido por ejemplo aceite, gasolina o pintura.

Clase C: fuegos donde el combustible son gases como el butano, propano o gas ciudad.
Clase F: tipos de fuegos derivados de aceites y grasas (vegetales o animales) en cocinas, y
almacenamiento de aceites.

Clase D: son los más raros, el combustible es un metal, los metales que arden son magnesio, sodio o
aluminio en polvo.

Lo normal es que cualquier extintor con el que nos encontremos sea del tipo A,B,C y F es decir sirve
para apagar fuegos de sólidos, líquidos, aceites en cocinas y gas.

Las causas más frecuentes son:

– Hacer hervir un disolvente volátil o inflamable con un mechero y sin un condensador.

-Mantenerlo cerca de alguna fuente de calor chispa.

-Arrojar reacivos y los desechos de reacciones exotérmicas u organnometálicas en la tarja.

-Mezclar sustancias que al reaccionar generan vapores o gases inflamables.

-No respetar las condiciones de almacenamiento de reactivos inestables, volátiles o que


pueden reaccionar violentamente con: temperatura, agua, ácidos, bases, agentes oxidantes,
reductores o compuestos de elementos pesados.

El fuego puede propagarse por cualquiera de los tres medios o por distintas
combinaciones entre ellos. Estos medios son: radiación, convección y conducción.

Radiación

Es el desplazamiento de ondas de calor, partiendo de un fuego, a una materia


próxima. El ejemplo más notorio es el calor que nos llega del Sol. El calor que radia
un fuego se transmite en línea recta, calentando los objetos y el aire próximos,
propagándose en todas direcciones, sin tener en cuenta la dirección del posible
viento reinante.

Las ondas radiadas pueden ser reflejadas, en parte, por ciertos objetos tales
como planchas metálicas. Las superficies oscuras absorben el calor radiado mas
aprisa que las superficies de colores claros.

Convección

Es el desplazamiento de los gases y aire caldeados. Cuando se calienta el aire o


cualquier otro gas, este se dilata y se vuelve más ligero; esto hace que ascienda y
cuanto más caliente se encuentre, mayor será su ascensión. El humo y los gases
calientes que se engendran en un fuego suben rápidamente, calentando todas las
materias que están por encima, pudiendo llegar a su temperatura de ignición y arder.

Cuando el calor se desplaza ascendiendo por un hueco de escalera, esta


haciéndolo por convección. Estos gases caldeados siguen la línea de menor
resistencia y, cuando tropiezan con algún obstáculo en su desplazamiento hacia
arriba, se propaga lateralmente, pasando por puertas y ventanas o saturando el
lugar si están cerradas. La convección esta influida por la velocidad del viento y las
corrientes de aire.

Conducción

Es el avance del calor a través de una sustancia. Esto queda demostrado si


calentamos un extremo de una varilla de metal y la sostenemos por el otro extremo;
al cabo de un momento notaremos el calor conducido por el metal. De aquí la
importancia de la conductibilidad de los materiales en la propagación de los
incendios. De forma muy general podemos decir que los metales son buenos
conductores y otros, como por ejemplo: el hormigón, piedras o ladrillos, son malos
conductores.