You are on page 1of 3

Carta a un Joven Profesor.

Philippe Meirieu
Este texto toca varios temas de interés para mí, cómo la labor docente para no
sólo transmitir conceptos, y esto para comenzar es muy importante, ya que a
través del tiempo me he cruzado con profesores así, van al aula de clase a
impartir el conocimiento, a hacer una clase a través de un tablero, “escriban y
apréndanse lo que les dije” y yo soy una de las personas que no puedo aprender
así, yo no aprendo copiando lo de un tablero o que el profesor me explique el tema
y ya, tengo problemas de aprendizaje y un profesor encontró la manera que para
mí fuera didáctico y aprendiera de otra manera pedagógica que los profesores
normalmente hacían, perdía las materias muy de seguido, y en esto entro en el
tema que se habla en el texto “Consideramos nuestra labor como un medio de
hacer vivir a los demás la alegría de descubrir lo que nosotros mismos hemos
vivido.” este profesor buscó la manera para que yo pudiera aprender e interiorizar
el tema de “historia de Colombia”, las clases las actuábamos nosotros mismos, él
profesor nos decía poco a poco que había pasado en la guerra o el tema del día y
nosotros teníamos que irlo interpretando, ninguno se quedaba sentada, así alguno
tuviera que ser el caballo, todos participábamos y en ese momento empecé a
mejorar mis calificaciones en esta materia, al finalizar el año hablé con el profesor
para agradecerle, aunque hubiera sido la única materia la cual pude pasar con
altas notas, me había dejado de sentir “tonta”, este profesor me comentó que en
algún momento de su vida en el colegio le había pasado lo mismo y que pensaba
que tenía algún retraso porque no podía entender lo que leía o lo que le explicaba
el profesor, sólo empezó en algún momento a aprenderse las cosas pero seguía
sin entender el por qué, hasta que hubo un profesor que le dijo que no era retraso
sino que la manera de aprender de él no era igual, era más kinestésico y por eso
muchas veces se le dificultaba más que a otros, y que este era mi caso, aunque
todavía sigo frustrada con este problema porque tengo profesor que sólo se hacen
clase con un tablero, este profesor del colegio me cambió la manera de ver las
cosas, quiero saber las metodologías pedagógicas que existen para que ningún
niño o joven se sienta igual.
Ser profesor cómo lo dice el autor es de vocación, esto es un compromiso que no
es sólo con nosotros mismos, sino con aquellos niños que tenemos en nuestras
manos, sin olvidar también que no sólo son los niños que tenemos que guiar, los
jóvenes también, estos dos son el mismo oficio donde se debe asociar el saber y
el seguimiento. Aunque es un poco desilusionante saber cómo la educación ha
sido desvalorizada y podemos evidenciar cómo estamos en una lucha para
retomar la calidad de educación, cómo los profesores tienen un pago miserable
por un trabajo que es de tiempo completo ya que uno no termina el trabajo en el
colegio, sino que en casa toca seguir haciendo planeaciones, etc. Nuestra
recompensa es que, si al niño le gusta lo que hacemos, transmitimos bien los
conocimientos este pasara la escuela construyendo su aprendizaje reflejando
nuestro trabajo y eso es lo gratificante.
Patas arriba
La escuela del mundo al revés

Lecciones contra los vicios inútiles:


En esta parte del libro se habla sobre el desempleo que existe, consecuencia
también de esto los humillantes salarios que existen.
La mano de obra la pagan a un bajo costo, pero con grandes horas de trabajo,
algo inaudito a mi parecer ya que se llega a trabajar casi los siete días de la
semana por un salario que hay veces ni alcanza para comer los siete días de la
semana porque los costos de alimentos, servicios, etc, están bastante elevados. Al
igual que también en varios países existen un gran número de inmigrantes que
buscan trabajo desesperado y dan la obra de mano más barata de lo que ya
pagan y así empeoran este problema tan grande.
Existe un miedo constante de perder el trabajo, por más esclavizaste que sea,
igual tenemos diariamente que pagar cosas para poder subsistir.
En mi caso, recuerdo haber convivido y haberme involucrado con un tema
parecido. En mi colegio teníamos que hacer una labor social, yo lo estaba
haciendo con un colegio de bajo estrato, yo estaba encargada de practicar futbol
con ellos, pero yo cuando iba llegaba cuando estaban en clase, el curso con el
que me tocaba siempre me decían que entrara mientras se terminaba la clase,
estos niños siempre me recibían con una gran sonrisa, cómo si les estuviera
dando un regalo costoso, cómo normalmente un niño en estos tiempos se
emocionaría, pero había un niño en particular que me empezó a llamar la
atención, un día ya dejó de jugar, no quería hablar, no era el mismo, decidí hablar
con él y me comento que su mamá había quedado sin trabajo, ella era justamente
su profesora, pero la echaron y la habían reemplazado por una muchacha, cuando
me la mostró parecía recién egresada, era muy joven, y soy una persona que se
involucra mucha con los niños entonces en la salida de los niños decidí hablar con
la mamá de este niño, ella muy linda me sonrío y le dije que quería dialogar con
ella, le pregunté sobre su situación, en este colegio no le estaban pagando muy
bien que digamos y a ella le descontaban la pensión del niño y lo que le sobraba
era para cubrir los gastos de la casa pero aun así muchas veces le hacía falta, al
llevar con ellos ya harto tiempo decidió pedir un aumento por la situación que
estaba pasando, tenía la casa, su hijo y además respondía por su mamá que
estaba en una condición muy delicada de salud, y pues era madre soltera porque
el padre del niño la había abandonado, en el colegio le respondieron que no, ella
aceptó y siguió trabajando en este colegio, pero cuando salía del colegio tenía que
correr a su segundo trabajo que era vendiendo arepas rellenas, la verdad me
conmovió muchísimo porque jamás he tenido que pasar una situación así y saber
que una madre desesperada estaba asustada porque sabía que no podría pagar
la pensión de su hijo y además no tenía para darle de comer, porque al final la
echaron, le dieron unas razones que no tenían gran validez y cuando supe esto, al
siguiente día a la profesora, la que era la nueva profesora ahora de Juan Pablo,
así se llama el niño, le pedí a la profesora que si me mostraba cómo le iba al niño,
y resulta que tenía excelente calificaciones, me decía que era muy juicioso, sólo
que desde que ella entró no lo había escuchado a hablar, que siempre que le
preguntaba algo no respondía, pero siempre entregaba trabajos muy buenos y los
exámenes eran excelentes, al saber todo esto no quise quedarme de brazos
cruzados y más porque si yo estuviera en esta situación quisiera que alguien me
extendiera la mano, decidí hablar con mis padres y cómo mi mamá también es
profesora buscamos con las personas que ella conocía para poderle dar
primeramente a la señora un empleo, segundo mi papá ayudó a pagar la pensión
que se debía y la de ese mes, y finalmente le pudimos encontrar un lugar donde la
señora podía trabajar, ella muy agradecida, con los ojos encharcados de lágrimas
sólo nos agradecía, Juan Pablo me abrazó y me decía “eres mi heroína”.
Seguí en mi trabajo social en ese colegio y ya veía a Juan Pablo más alegre, ya
socializaba y hay veces le daba clases de inglés.
Al finalizar mi labor social me lleve las mejores experiencias, recuerdos muy
bonitos y con una manera de pensar diferente, aunque sé que estamos todavía en
una época en la cual se sigue viendo mucho desempleo, al igual se salarios muy
bajos, y aunque no lo vivo en carne propia puede que llegue un momento en el
que lo viva y sé la desesperación que es eso porque estuve todo el tiempo junto a
esta familia, lloré con ellos y también celebre con ellos los éxitos que estaban
teniendo.
Finalmente creo que las cosas deberían de cambiar, empezar a pagar los salarios
que se merece cada ser humano, valorar los conocimientos que uno tiene, los
estudios, el desempeño, todo eso, incentivar que el empleado se sienta conforme,
se sienta feliz en la empresa, no que sienta que lo explotan, de esta manera no se
desarrollara con las mismas ganas el oficio, ya que lo que hacen es poner a una
persona a hacer trabajo doble para ahorrarse dinero, pero ahí fomentan la
explotación y el desempleo.