You are on page 1of 69
Dd Oden F 26 30d 149/ ee : Tomés-Ramén Fernindez CetedrStico de Derecho Administeativo ‘de la Universidad Complutense Arbitrariedad y discrecionalidad | i | i 047027 yawn 1997 Indice Prévoco ARBITRARIEDAD Y DISCRECIONALIDAD 1. Ietropucci6s TI. LA SOMARA DE EXCEPCIONALIDAD EN LA DoGMA- ICA TRADICIONAL .. pio fue (a exe del pasado la jurisprudencia EL ESTADO ACTUAL BE LA CUESTION EN NUESTRA JURISPRUDENCIA POSTCONSTITUCIONAL Observaciones generdler .. Juicios pedegseicos 9 declaraciones de apiitud dad profesional olestad vicios publica Medides de policie IV, UN smicnertswo msosTENIBLE 1. De nuevo entre dos extremos 2. La mezcla de los viejos tépicos y los mievos Principios, causa de las contradicciones al uso, 3. La necesaria inversion del planteamiento tra ditional so. is soe vw V. EL PRINcirio COSTITUCIONAL DE INTERDICCIGN DE LA ARBITRARIEDAD COMO PUNTO DE PARTIDA DE LA NUEVA DOGMATICA .. 3 ‘ 1. Discrecionalidad no es arbitrarieded .. 2. La motivacin como primer criterio de destin. de entre Io discrecional y lo erbitrario ... 3. La necesided de Jundamentecién objetive como segundo nivel de distincién: presuncién de legolidad y carge de la prucba Legalidad y oportunidad: un feiso diteree Poderes de sustitucién y tulela judicial efec- tive VI. Reruextones Finates DISCRECIONALIDAD. Y JURISDICCION REVISORA Discrectowatipan y JuRISDICCION REVISORA com, » | 97 401 105 105 106 108 nS 120 127 135 PROLOGO Cuando empezamos a preparar, bace ya algtin tiem. Po, el homenaje jubilar al Profesor Gancfa pe En- TERRIA reservé desde el principio para mi cl tema del poder discrecional de la Administracién por una serie de razones que no esté de més exponer abora. En primer lugar, desde luego, porque en la extensa ¥ fecunda obra del maestro esa ritbrica temética ti ne, como es bien sabido, una extraordinaria signifi- cacién. Me bacta por ello especial ilusién unir una vex mds mis modestos esfuerzos a los suyos para Prolongar, si fuese posible, el camino que 61 abrié con su magistral conferencia de Barcelona en 1962 ®, por lo menos, para mantenerlo expedito y reparar, it su caso, el posible deteriora que el tiempo y la rutina bubieran podido producir en él. La promulgacién de la Constitucién de 1978 y la consagracién en ella det principio de interdiccién de 'a arbitrariedad de los poderes piblicos daba, ade- duke yen WE