You are on page 1of 17

1.

EL COBRE
El cobre (del latín cuprum, y éste del griego kypros),5 cuyo símbolo es Cu, es el elemento químico
de número atómico 29. Se trata de un metal de transición de color rojizo y brillo metálico que,
junto con la plata y el oro, forma parte de la llamada familia del cobre, se caracteriza por ser uno
de los mejores conductores de electricidad (el segundo después de la plata). Gracias a su alta
conductividad eléctrica, ductilidad y maleabilidad, se ha convertido en el material más utilizado
para fabricar cables eléctricos y otros elementos eléctricos y componentes electrónicos.

El cobre forma parte de una cantidad muy elevada de aleaciones que generalmente presentan
mejores propiedades mecánicas, aunque tienen una conductividad eléctrica menor. Las más
importantes son conocidas con el nombre de bronces y latones. Por otra parte, el cobre es un
metal duradero porque se puede reciclar un número casi ilimitado de veces sin que pierda sus
propiedades mecánicas.

Fue uno de los primeros metales en ser utilizado por el ser humano en la prehistoria. El cobre y
su aleación con el estaño, el bronce, adquirieron tanta importancia que los historiadores han
llamado Edad del Cobre y Edad del Bronce a dos periodos de la Antigüedad. Aunque su uso
perdió importancia relativa con el desarrollo de la siderurgia, el cobre y sus aleaciones siguieron
siendo empleados para hacer objetos tan diversos como monedas, campanas y cañones. A partir
del siglo XIX, concretamente de la invención del generador eléctrico en 1831 por Faraday, el
cobre se convirtió de nuevo en un metal estratégico, al ser la materia prima principal de cables
e instalaciones eléctricas.

El cobre posee un importante papel biológico en el proceso de fotosíntesis de las plantas,


aunque no forma parte de la composición de la clorofila. El cobre contribuye a la formación de
glóbulos rojos y al mantenimiento de los vasos sanguíneos, nervios, sistema inmunitario y
huesos y por tanto es un oligoelemento esencial para la vida humana.

El cobre se encuentra en una gran cantidad de alimentos habituales de la dieta tales como ostras,
mariscos, legumbres, vísceras y nueces entre otros, además del agua potable y por lo tanto es
muy raro que se produzca una deficiencia de cobre en el organismo. El desequilibrio de cobre
ocasiona en el organismo una enfermedad hepática conocida como enfermedad de Wilson.

El cobre es el tercer metal más utilizado en el mundo, por detrás del hierro y el aluminio. La
producción mundial de cobre refinado se estimó en 15,8 Mt en el 2006, con un déficit de 10,7 %
frente a la demanda mundial proyectada de 17,7 Mt. Los pórfidos cupríferos constituyen la
principal fuente de extracción de cobre en el mundo.

Propiedades y características del cobre

Propiedades físicas

Cubierta del Palacio de los Deportes de la Ciudad de México construida en 1968 con cobre
expuesto a la intemperie.

El cobre posee varias propiedades físicas que propician su uso industrial en múltiples
aplicaciones, siendo el tercer metal, después del hierro y del aluminio, más consumido en el
mundo. Es de color rojizo y de brillo metálico y, después de la plata, es el elemento con mayor
conductividad eléctrica y térmica. Es un material abundante en la naturaleza; tiene un precio
accesible y se recicla de forma indefinida; forma aleaciones para mejorar las prestaciones
mecánicas y es resistente a la corrosión y oxidación.
La conductividad eléctrica del cobre puro fue adoptada por la Comisión Electrotécnica
Internacional en 1913 como la referencia estándar para esta magnitud, estableciendo el
International Annealed Copper Standard (Estándar Internacional del Cobre Recocido) o IACS.
Según esta definición, la conductividad del cobre recocido medida a 20 °C es igual a 5,80 × 107
S/m.43 A este valor de conductividad se le asigna un índice 100 % IACS y la conductividad del
resto de los materiales se expresa en porcentaje de IACS. La mayoría de los metales tienen
valores de conductividad inferiores a 100 % IACS pero existen excepciones como la plata o los
cobres especiales de muy alta conductividad designados C-103 y C-110.44

Propiedades mecánicas

Tanto el cobre como sus aleaciones tienen una buena maquinabilidad, es decir, son fáciles de
mecanizar. El cobre posee muy buena ductilidad y maleabilidad lo que permite producir láminas
e hilos muy delgados y finos. Es un metal blando, con un índice de dureza 3 en la escala de Mohs
(50 en la escala de Vickers) y su resistencia a la tracción es de 210 MPa, con un límite elástico de
33,3 MPa.2 Admite procesos de fabricación de deformación como laminación o forja, y procesos
de soldadura y sus aleaciones adquieren propiedades diferentes con tratamientos térmicos
como temple y recocido. En general, sus propiedades mejoran con bajas temperaturas lo que
permite utilizarlo en aplicaciones criogénicas.

Características químicas

Techumbre de cobre con pátina de cardenillo en el ayuntamiento de Minneapolis (Minnesota).

En la mayoría de sus compuestos, el cobre presenta estados de oxidación bajos, siendo el más
común el +2, aunque también hay algunos con estado de oxidación +1.

Expuesto al aire, el color rojo salmón, inicial se torna rojo violeta por la formación de óxido
cuproso (Cu2O) para ennegrecerse posteriormente por la formación de óxido cúprico (CuO).La
coloración azul del Cu+2 se debe a la formación del ion [Cu (OH2)6]+2.

Expuesto largo tiempo al aire húmedo, forma una capa adherente e impermeable de carbonato
básico (carbonato cúprico) de color verde y venenoso. También pueden formarse pátinas de
cardenillo, una mezcla venenosa de acetatos de cobre de color verdoso o azulado que se forma
cuando los óxidos de cobre reaccionan con ácido acético, que es el responsable del sabor del
vinagre y se produce en procesos de fermentación acética. Al emplear utensilios de cobre para
la cocción de alimentos, deben tomarse precauciones para evitar intoxicaciones por cardenillo
que, a pesar de su mal sabor, puede ser enmascarado con salsas y condimentos y ser ingerido.

Los halógenos atacan con facilidad al cobre, especialmente en presencia de humedad. En seco,
el cloro y el bromo no producen efecto y el flúor solo le ataca a temperaturas superiores a 500 °C.
El cloruro cuproso y el cloruro cúprico, combinados con el oxígeno y en presencia de humedad
producen ácido clorhídrico, ocasionando unas manchas de atacamita o para tacamita, de color
verde pálido a azul verdoso, suaves y polvorientas que no se fijan sobre la superficie y producen
más cloruros de cobre, iniciando de nuevo el ciclo de la erosión.

Los ácidos oxácidos atacan al cobre, por lo cual se utilizan estos ácidos como decapantes (ácido
sulfúrico) y abrillantadores (ácido nítrico). El ácido sulfúrico reacciona con el cobre formando un
sulfuro, CuS (covelina) o Cu2S (calcocita) de color negro y agua. También pueden formarse sales
de sulfato cúprico (antlerita) con colores de verde a azul verdoso. Estas sales son muy comunes
en los ánodos de los acumuladores de plomo que se emplean en los automóviles.

Disco de cobre obtenido mediante un proceso de colada continua (99,95 % de pureza).

El ácido cítrico disuelve el óxido de cobre, por lo que se aplica para limpiar superficies de cobre,
lustrando el metal y formando citrato de cobre. Si después de limpiar el cobre con ácido cítrico,
se vuelve a utilizar el mismo paño para limpiar superficies de plomo, el plomo se bañará de una
capa externa de citrato de cobre y citrato de plomo con un color rojizo y negro.

Propiedades biológicas

En las plantas, el cobre posee un importante papel en el proceso de la fotosíntesis y forma parte
de la composición de la plastocianina. Alrededor del 70 % del cobre de una planta está presente
en la clorofila, principalmente en los cloroplastos. Los primeros síntomas en las plantas por
deficiencia de cobre aparecen en forma de hojas estrechas y retorcidas, además de puntas
blanquecinas. Las panículas y las vainas pueden aparecer vacías por una deficiencia severa de
cobre, ocasionando graves pérdidas económicas en la actividad agrícola.

El cobre contribuye a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento de los vasos sanguíneos,


nervios, sistema inmunitario y huesos y por tanto es esencial para la vida humana. El cobre se
encuentra en algunas enzimas como la citocromo c oxidasa, la lisil oxidasa y la superóxido
dismutasa.

El desequilibrio de cobre en el organismo cuando se produce en forma excesiva ocasiona una


enfermedad hepática conocida como enfermedad de Wilson, el origen de esta enfermedad es
hereditario, y aparte del trastorno hepático que ocasiona también daña al sistema nervioso. Se
trata de una enfermedad poco común.

Puede producirse deficiencia de cobre en niños con una dieta pobre en calcio, especialmente si
presentan diarreas o desnutrición. También hay enfermedades que disminuyen la absorción de
cobre, como la enfermedad celiaca, la fibrosis quística o al llevar dietas restrictivas.

El cobre se encuentra en una gran cantidad de alimentos habituales de la dieta tales como ostras,
mariscos, legumbres, vísceras y nueces entre otros, además del agua potable y por lo tanto es
muy raro que se produzca una deficiencia de cobre en el organismo.

Precauciones sanitarias del cobre

A pesar de que el cobre es un oligoelemento necesario para la vida, unos niveles altos de este
elemento en el organismo pueden ser dañinos para la salud. La inhalación de niveles altos de
cobre puede producir irritación de las vías respiratorias. La ingestión de niveles altos de cobre
puede producir náuseas, vómitos y diarrea. Un exceso de cobre en la sangre puede dañar el
hígado y los riñones, e incluso causar la muerte. Ingerir por vía oral una cantidad de 30 g de
sulfato de cobre es potencialmente letal en los humanos.

Para las actividades laborales en las que se elaboran y manipulan productos de cobre, es
necesario utilizar medidas de protección colectiva que protejan a los trabajadores. El valor límite
tolerado es de 0,2 mg/m³ para el humo y 1 mg/m³ para el polvo y la niebla. El cobre reacciona
con oxidantes fuertes tales como cloratos, bromatos y yoduros, originando un peligro de
explosión. Además puede ser necesario el uso de equipos de protección individual como guantes,
gafas y mascarillas. Además, puede ser recomendable que los trabajadores se duchen y se
cambien de ropa antes de volver a su casa cada día.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Guía de la calidad del agua potable recomienda
un nivel máximo de 2 mg/l. El mismo valor ha sido adoptado en la Unión Europea como valor
límite de cobre en el agua potable, mientras que en Estados Unidos la Agencia de Protección
Ambiental ha establecido un máximo de 1,3 mg/l. El agua con concentraciones de cobre
superiores a 1 mg/l puede ensuciar la ropa al lavarla y presentar un sabor metálico desagradable.
La Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades de Estados Unidos recomienda
que, para disminuir los niveles de cobre en el agua potable que se conduce por tuberías de cobre,
se deje correr el agua por lo menos 15 segundos antes de beberla o usarla por primera vez en la
mañana.

Las actividades mineras pueden provocar la contaminación de ríos y aguas subterráneas con
cobre y otros metales durante su explotación así como una vez abandonada la minería en la
zona. El color turquesa del agua y las rocas se debe a la acción que el cobre y otros metales
desarrollan durante su explotación minera.

Procesos industriales del cobre

Minería del cobre

El cobre nativo suele acompañar a sus minerales en bolsas que afloran a la superficie
explotándose en minas a cielo abierto. El cobre se obtiene a partir de minerales sulfurados (80 %)
y de minerales oxidados (20 %), los primeros se tratan por un proceso denominado
pirometalurgia y los segundos por otro proceso denominado hidrometalurgia.70 Generalmente
en la capa superior se encuentran los minerales oxidados (cuprita, melaconita), junto a cobre
nativo en pequeñas cantidades, lo que explica su elaboración milenaria ya que el metal podía
extraerse fácilmente en hornos de fosa. A continuación, por debajo del nivel freático, se
encuentran las piritas (sulfuros) primarias calcosina (Cu2S) y covellina (CuS) y finalmente las
secundarias calcopirita (FeCuS2) cuya explotación es más rentable que la de las anteriores.
Acompañando a estos minerales se encuentran otros como la bornita (Cu5FeS4), los cobres
grises y los carbonatos azurita y malaquita que suelen formar masas importantes en las minas
de cobre por ser la forma en la que usualmente se alteran los sulfuros.

La tecnología de obtención del cobre está muy bien desarrollada aunque es laboriosa debido a
la pobreza de la ley de los minerales. Los yacimientos de cobre contienen generalmente
concentraciones muy bajas del metal. Ésta es la causa de que muchas de las distintas fases de
producción tengan por objeto la eliminación de impurezas.

Metalurgia del cobre

La metalurgia del cobre depende de que el mineral se presente en forma de sulfuros o de


óxidos (cuproso u cúprico).

Para los sulfuros se utiliza para producir cátodos la vía llamada pirometalurgia, que consiste en
el siguiente proceso: Conminución del mineral -> Concentración (flotación) -> fundición en
horno -> paso a convertidores -> afino -> moldeo de ánodos -> electrorefinación -> cátodo. El
proceso de refinado produce unos cátodos con un contenido del 99,9 % de cobre. Los cátodos
son unas planchas de un metro cuadrado y un peso de 55 kg.
Otros componentes que se obtienen de este proceso son hierro (Fe) y azufre (S), además de muy
pequeñas cantidades de plata (Ag) y oro (Au). Como impurezas del proceso se extraen también
plomo (Pb), arsénico (As) y mercurio (Hg).

Como regla general una instalación metalúrgica de cobre que produzca 300.000 t/año de ánodos,
consume 1.000.000 t/año de concentrado de cobre y como subproductos produce 900.000
t/año de ácido sulfúrico y 300.000 t/año de escorias.

Hidrometalurgia

Cuando se trata de aprovechar los residuos minerales, la pequeña concentración de cobre que
hay en ellos se encuentra en forma de óxidos y sulfuros, y para recuperar ese cobre se emplea
la tecnología llamada hidrometalurgia, más conocida por su nomenclatura anglosajona Sx-Ew.

El proceso que sigue esta técnica es el siguiente: Mineral de cobre-> lixiviación-> extracción->
electrólisis-> cátodo

Esta tecnología se utiliza muy poco porque la casi totalidad de concentrados de cobre se
encuentra formando sulfuros, siendo la producción mundial estimada de recuperación de
residuos en torno al 15 % de la totalidad de cobre producido.

Tratamientos térmicos del cobre

El cobre y sus aleaciones permiten determinados tratamientos térmicos para fines muy
determinados siendo los más usuales los de recocido, refinado y temple.

El cobre duro recocido se presenta muy bien para operaciones en frío como son: doblado,
estampado y embutido. El recocido se produce calentando el cobre o el latón a una temperatura
adecuada en un horno eléctrico de atmósfera controlada, y luego se deja enfriar al aire. Hay que
procurar no superar la temperatura de recocido porque entonces se quema el cobre y se torna
quebradizo y queda inutilizable.

El refinado es un proceso controlado de oxidación seguida de una reducción. El objetivo de la


oxidación es eliminar las impurezas contenidas en el cobre, volatilizándolas o reduciéndolas a
escorias. A continuación la reducción es mejorar la ductilidad y la maleabilidad del material.

Los tratamientos térmicos que se realizan a los latones son principalmente recocidos de
homogeneización, recristalización y estabilización. Los latones con más del 35 % de Zn pueden
templarse para hacerlos más blandos.

Los bronces habitualmente se someten a tratamientos de recocidos de homogeneización para


las aleaciones de moldeo; y recocidos contra dureza y de recristalización para las aleaciones de
forja. El temple de los bronces de dos elementos constituyentes es análogo al templado del
acero: se calienta a unos 600 °C y se enfría rápidamente. Con esto se consigue disminuir la
dureza del material, al contrario de lo que sucede al templar acero y algunos bronces con más
de dos componentes.

Ya sea considerando la cantidad o el valor del metal empleado, el uso industrial del cobre es
muy elevado. Es un material importante en multitud de actividades económicas y ha sido
considerado un recurso estratégico en situaciones de conflicto.
Aplicaciones y uso del cobre

Cobre metálico[editar]

El cobre se utiliza tanto con un gran nivel de pureza, cercano al 100 %, como aleado con otros
elementos. El cobre puro se emplea principalmente en la fabricación de cables eléctricos.

Electricidad y telecomunicaciones[editar]

Cable eléctrico de cobre.

El cobre es el metal no precioso con mejor conductividad eléctrica. Esto, unido a su ductilidad y
resistencia mecánica, lo han convertido en el material más empleado para fabricar cables
eléctricos, tanto de uso industrial como residencial. Asimismo se emplean conductores de cobre
en numerosos equipos eléctricos como generadores, motores y transformadores. La principal
alternativa al cobre en estas aplicaciones es el aluminio.

También son de cobre la mayoría de los cables telefónicos, los cuales además posibilitan el
acceso a Internet. Las principales alternativas al cobre para telecomunicaciones son la fibra
óptica y los sistemas inalámbricos. Por otro lado, todos los equipos informáticos y de
telecomunicaciones contienen cobre en mayor o menor medida, por ejemplo en sus circuitos
integrados, transformadores y cableado interno.

Medios de transporte

El cobre se emplea en varios componentes de coches y camiones, principalmente


los radiadores (gracias a su alta conductividad térmica y resistencia a la
corrosión), frenos y cojinetes, además naturalmente de los cables y motores eléctricos. Un
coche pequeño contiene en total en torno a 20 kg de cobre, subiendo esta cifra a 45 kg para los
de mayor tamaño.

También los trenes requieren grandes cantidades de cobre en su construcción: 1 - 2 toneladas


en los trenes tradicionales y hasta 4 toneladas en los de alta velocidad. Además
las catenarias contienen unas 10 toneladas de cobre por kilómetro en las líneas de alta velocidad.

Por último, los cascos de los barcos incluyen a menudo aleaciones de cobre y níquel para reducir
el ensuciamiento producido por los seres marinos.
Construcción y ornamentación[editar]

Cara de la Estatua de la Libertadde Nueva York, hecha con láminas de cobre sobre una estructura
de acero.

Una gran parte de las redes de transporte de agua están hechas de cobre o latón, debido a su
resistencia a la corrosión y sus propiedades anti-bacterianas, habiendo quedado las tuberías
de plomo en desuso por sus efectos nocivos para la salud humana. Frente a las tuberías
de plástico, las de cobre tienen la ventaja de que no arden en caso de incendio y por tanto no
liberan humos y gases potencialmente tóxicos.

El cobre y, sobre todo, el bronce se utilizan también como elementos arquitectónicos y


revestimientos en tejados, fachadas, puertas y ventanas. El cobre se emplea también a menudo
para los pomos de las puertas de locales públicos, ya que sus propiedades anti-bacterianas
evitan la propagación de epidemias.

Dos aplicaciones clásicas del bronce en la construcción y ornamentación son la realización


de estatuas y de campanas. El sector de la construcción consume actualmente (2008) el 26 % de
la producción mundial de cobre.

Monedas

Desde el inicio de la acuñación de monedas en la Edad Antigua el cobre se emplea como materia
prima de las mismas, a veces puro y, más a menudo, en aleaciones como el bronce y
el cuproníquel.

Ejemplos de monedas que incluyen cobre puro:

 Las monedas de uno, dos y cinco céntimos de euro son de acero recubierto de cobre.77
La moneda de un centavo de dólar estadounidense es de cinc recubierto de cobre.78

Ejemplos de monedas de cuproníquel:

 Disco interior de la moneda de un euro y parte exterior de la moneda de dos euros.77


Monedas de 25 y 50 céntimos de dólar estadounidense.78 Monedas españolas de 5, 10,
25, 50 y 200 pesetas acuñadas desde 1949.
Ejemplos de monedas de otras aleaciones de cobre:

 Las monedas de diez, veinte y cincuenta céntimos de euro son de oro nórdico, una
aleación que contiene un 89 % de cobre. Las monedas argentinas de 5, 10, 25 y 50
centavos de peso en su versión dorada, son de 92 % de cobre y 8 % de aluminio.

Productos del cobre

Fundición: blíster y ánodos

El cobre blíster, también llamado ampollado o anódico, tiene una pureza de entre 98 y 99,5 %,
y su principal aplicación es la fabricación por vía electrolítica de cátodos de cobre, cuya pureza
alcanza el 99,99 %. También se puede emplear para sintetizar sulfato de cobre y otros productos
químicos. Su principal aplicación es su transformación en ánodos de cobre.

El paso intermedio en la transformación de cobre blíster en cátodos de cobre es la producción


de ánodos de cobre, con cerca de 99,6 % de pureza. Un ánodo de cobre tiene unas dimensiones
aproximadas de 100x125 cm, un grosor de 5 cm y un peso aproximado de 350 kg.

Refinería: cátodos

El cátodo de cobre constituye la materia prima idónea para la producción de alambrón de cobre
de altas especificaciones. Es un producto, con un contenido superior al 99,99 % de cobre, es
resultante del refino electrolítico de los ánodos de cobre. Su calidad está dentro de la
denominación Cu-CATH-01 bajo la norma EN 1978:1998. Se presenta en paquetes corrugados y
flejes, cuya plancha tiene unas dimensiones de 980x930 mm y un grosor de 7 mm con un peso
aproximado de 47 kg. Su uso fundamental es la producción de alambrón de cobre de alta calidad,
aunque también se utiliza para la elaboración de otros semitransformados de alta exigencia.

Subproductos de fundición y refinería

Después del proceso de elaborar ánodo de cobre y cátodo de cobre se obtienen los siguientes
subproductos: Ácido sulfúrico. Escoria granulada. Lodos electrolíticos. Sulfato de níquel. Yeso

Alambrón

El alambrón de cobre es un producto resultante de la transformación de cátodo en la colada


continua. Su proceso de producción se realiza según las normas ASTM B49-92 y EN 1977.

Las características esenciales del alambrón producido por la empresa Atlantic-copper son:

 Diámetro y tolerancia: 8 mm ± 0,4 mm. Cu: 99,97 % min. Oxígeno: 200 ppm.
Conductividad eléctrica: > 101 % (IACS. Test de elongación espiral: > 450 m (200 °C)

El alambrón se comercializa en bobinas flejadas sobre palet de madera y protegidas con funda
de plástico. Cuyas dimensiones son: Peso bobina 5000 kg, diámetro exterior 1785 mm, diámetro
interior 1150 mm y altura 900 mm. Las aplicaciones del alambrón son para la fabricación de
cables eléctricos que requieran una alta calidad, ya sean esmaltados o multifilares de diámetros
de 0,15/0,20 mm.
Alambre de cobre desnudo

Bobina de alambre desnudo.


El alambre de cobre desnudo se produce a partir del alambrón y mediante un proceso de
desbaste y con un horno de recocido. Se obtiene alambre desnudo formado por un hilo de cobre
electrolítico en tres temples, duro, semiduro y suave y se utiliza para usos eléctricos se produce
en una gama de diámetros de 1 mm a 8 mm y en bobinas que pueden pesar del orden de 2250 kg.
Este alambre se utiliza en líneas aéreas de distribución eléctrica, en neutros de subestaciones,
conexiones a tierra de equipos y sistemas y para fabricar hilos planos, esmaltados y multifilares
que pueden tener un diámetros de 0,25/0,22 mm. Está fabricado a base de cobre de alta pureza
con un contenido mínimo de 99,9 % de Cu. Este tipo de alambre tiene una alta conductividad,
ductilidad y resistencia mecánica así como gran resistencia a la corrosión en ambientes salobres.

Tubos

Bobina de tubo de cobre.

Un tubo es un producto hueco, de sección normalmente redonda, que tiene una periferia
continua y que es utilizado en gasfitería, fontaneríay sistemas mecánicos para el transporte
de líquidos o gases. Los tubos de cobre se utilizan masivamente en edificios residenciales,
comerciales e industriales. Para la fabricación de tubo se parte, por lo general, de una mezcla de
cobre refinado y de chatarra de calidad controlada, que se funde en un horno. De la colada de
cobre se obtienen lingotes conocidos como «billets», que tienen forma cilíndrica, unos 300 mm
de diámetro y 8 m de largo y un peso de unas 5 toneladas.
Los tubos sin costura se fabrican a partir de estos lingotes mediante las operaciones siguientes:

1. Corte de los lingotes en piezas de unos 700 mm de largo.

2. Calentamiento en horno de túnel a entre 800 y 900 °C.

3. Extrusión a alta temperatura, por la cual se obtiene en una sola pasada una pieza o
pretubo de gran diámetro con paredes muy gruesas. La máquina en la que se realiza
esta operación se denomina "extrusor" y consiste de un "mandril" que aprieta el lingote
caliente hasta hacerlo pasar a través de una matriz calibrada. Durante la extrusión, el
cobre sufre una oxidación superficial que puede perjudicar las operaciones posteriores.

4. Laminación en frío, que reduce el grosor de la pared del tubo, conservando su sección
circular. Se realiza pasando el pretubo, con un mandril insertado, entre dos cilindros que
giran en sentido contrario y que tienen un movimiento de vaivén en sentido longitudinal.

5. Trefilado en frío, que estira el tubo y reduce su diámetro hasta las diferentes
especificaciones comerciales. Se realiza en una máquina llamada "Bull Block" en la que
el tubo es obligado a pasar a través de varias matrices externas y de un calibre interno
llamado "mandril flotante".

6. Recocido, tratamiento térmico que recristaliza el cobre y le permite recuperar la


plasticidad perdida a lo largo de las operaciones anteriores.

7. Acabado. Al tubo recocido se le pueden aplicar diversos tipos de acabado en función de


la aplicación, por ejemplo un revestimiento externo de protección o un acabado interno
muy liso.

8. Control de calidad. Una prueba utilizada frecuentemente para detectar imperfecciones


en tubos de cobre es la de inducción electromagnética por corrientes de Foucault.

9. Embalaje, que varía según el tipo de tubo. Mientras que los recocidos o los de temple
blando necesitan embalajes que los protejan de deformaciones durante el transport, los
tubos laminados en frío de temple duro se empaquetan simplemente en atados. No es
precisa protección de los agentes atmosféricos.

Laminación

Una de las propiedades fundamentales del cobre es su maleabilidad que permite producir todo
tipo de láminas desde grosores muy pequeños, tanto en forma de rollo continuo como en
planchas de diversas dimensiones, mediante las instalaciones de laminación adecuadas.

Fundición de piezas
Cañones de bronce fundido. Los Inválidos, París.

El cobre puro no es muy adecuado para fundición por moldeo porque produce galleo. Este
fenómeno consiste en que el oxígeno del aire se absorbe sobre el cobre a altas temperaturas y
forma burbujas; cuando después se enfría el metal, se libera el oxígeno de las burbujas y quedan
huecos microscópicos sobre la superficie de las piezas fundidas.

Sus aleaciones sí permiten fabricar piezas por cualquiera de los procesos de fundición de piezas
que existen dependiendo del tipo de pieza y de la cantidad que se tenga que producir. Los
métodos más usuales de fundición son por moldeo y por centrifugado.

Se denomina fundición por moldeo al proceso de fabricación de piezas, comúnmente metálicas


pero también de plástico, consistente en fundir un material e introducirlo en una cavidad,
llamada molde, donde se solidifica. El proceso tradicional es la fundición en arena, por ser ésta
un material refractario muy abundante en la naturaleza y que, mezclada con arcilla, adquiere
cohesión y moldeabilidad sin perder la permeabilidad que posibilita evacuar los gases del molde
al tiempo que se vierte el metal fundido

El proceso de fundición centrifugada consiste en depositar una capa de fundición líquida en


un molde de revolución girando a gran velocidad y solidificar rápidamente el metal mediante un
enfriamiento continuo del molde o coquilla. Las aplicaciones de este tipo de fundición son muy
variadas.

Mecanizado

Piezas de cobre mecanizadas.


Las piezas de cobre o de sus aleaciones que van a someterse a trabajos de mecanizado por
arranque de viruta tienen en su composición química una pequeña aportación
de plomo y azufre que provoca una fractura mejor de la viruta cortada.

Actualmente (2008) el mecanizado de componentes de cobre, se realiza bajo el concepto de


mecanizado rápido en seco con la herramienta refrigerada por aire si es necesario. Este tipo de
mecanizado rápido se caracteriza por que los cabezales de las máquinas giran a velocidades muy
altas consiguiendo grandes velocidades de corte en herramientas de poco diámetro.

Asimismo, las herramientas que se utilizan suelen ser integrales de metal duro, con
recubrimientos especiales que posibilitan trabajar con avances de corte muy elevados. Los
recubrimientos y materiales de estas herramientas son muy resistentes al desgaste, pueden
trabajar a temperaturas elevadas, de ahí que no sea necesario muchas veces su refrigeración,
tienen un coeficiente de fricción muy bajo y consiguen acabados superficiales muy finos y
precisos.
Soldadura

Componentes de tuberías para soldar.

Para soldar uniones de cobre o de sus aleaciones se utilizan dos tipos de soldadura
diferentes: soldadura blanda y soldadura fuerte. La soldadura blanda es aquella que se realiza a
una temperatura de unos 200 °C y se utiliza para la unión de los componentes de circuitos
impresos y electrónicos. Se utilizan soldadores de estaño y el material de aporte es una aleación
de estaño y plomo en forma de alambre en rollo y que tiene resina desoxidante en su alma. Es
una soldadura poco resistente y sirve para asegurar la continuidad de la corriente eléctrica a
través del circuito. Las soldaduras de tuberías de agua y gas realizadas por los fontaneros son de
diversos tipos en función de los materiales que se quieran unir y de la estanqueidad que se
quiera conseguir de la soldadura.

Actualmente, la mayoría de los tubos de instalaciones de fontanería son de cobre, aunque en


ocasiones se usan también otros materiales. La soldadura de tuberías de cobre se realiza con
sopletes de gas que proporcionan la llama para fundir el material soldante. El combustible del
soplete puede ser butano o propano. El cobre se utiliza también como aglutinante en la
soldadura fuerte de fontanería, utilizada para conducciones de gas y canalizaciones complejas
de agua caliente. Un metal alternativo para esta aplicación es la plata.

Calderería

Se llama calderería a una especialidad profesional de la rama de fabricación metálica que tiene
como función principal la construcción de depósitos aptos para el almacenaje y transporte de
sólidos en forma de granos o áridos, líquidos y gas así como todo tipo de construcción naval y
estructuras metálicas. Gracias a la excelente conductividad térmica que tiene la chapa de cobre
se utiliza para fabricar alambiques, calderas, serpentines, cubiertas, etc.

Producción minera

Evolución de la producción mundial de cobre.


La producción mundial de cobre durante el 2014 alcanzó un total de 18.7 millones de toneladas
métricas de cobre fino. El principal país productor es Chile, con casi un tercio del total, seguido
por China y Perú:

Rango Estado Producción en 2014


(en mill. ton/año)

1 Chile 5 800

2 China 1 620

3 Perú 1 400

4 Estados Unidos 1 370

5 República Democrática del Congo 1 100

De entre las diez mayores minas de cobre del mundo, cinco se encuentran en Chile
(Escondida, Codelco Norte, Collahuasi, El Teniente y Los Pelambres), dos en Indonesia, una en
Estados Unidos, una en Rusia y otra en Perú (Antamina).
Oro
El oro es un elemento químico de número atómico 79, que está ubicado en el grupo 11 de
la tabla periódica. Es un metal preciosoblando de color amarillo. Su símbolo
es Au (del latín aurum, ‘brillante amanecer’).
Es un metal de transición blando, brillante, amarillo, pesado, maleable y dúctil. El oro no
reacciona con la mayoría de los productos químicos, pero es sensible y soluble al cianuro,
al mercurio, al agua regia, al cloro y a la lejía. Este metal se encuentra normalmente en estado
puro, en forma de pepitas y depósitos aluviales. Es un elemento que se crea gracias a las
condiciones extremas en el núcleo colapsante de las supernovas. Cuando la reacción de
una fusión nuclear cesa, las capas superiores de la estrella se desploman sobre el núcleo estelar,
comprimiendo y calentando la materia hasta el punto de que los núcleos más ligeros, como por
ejemplo el hierro, se fusionan para dar lugar a los metales más pesados (uranio, oro, etc.). Un
estudio sugiere que el oro del planeta provino de la colisión de estrellas de neutrones. 1 Otras
teorías apuntan a que el oro se forma de gases y líquidos que se elevan desde la estructura
interna de la Tierra, los cuales se trasladan a la superficie a través de fallas de la corteza
terrestre.2 Sin embargo, las presiones y temperaturas que se dan en el interior de la Tierra no
son suficientes como para dar lugar a la fusión nuclear de la cual surge el oro.
El oro es uno de los metales tradicionalmente empleados para acuñar monedas; se utiliza en
la joyería, la industria y la electrónica por su resistencia a la corrosión. Se ha empleado como
símbolo de pureza, valor, realeza, etc. El principal objetivo de los alquimistas era producir oro
partiendo de otras sustancias como el plomo. Actualmente está comprobado químicamente que
es imposible convertir metales inferiores en oro, de modo que la cantidad de oro que existe en
el mundo es constante. En heráldica, representa todo poder económico y es símbolo de vanidad.
Reactividad
El oro es sumamente inactivo. Es inalterable por el aire, el calor, la humedad y la mayoría de los
agentes químicos, aunque se disuelve en mezclas que contienen cloruros, bromuros o yoduro.
También se disuelve en otras mezclas oxidantes, en cianuros alcalinos y en agua regia, una
mezcla de ácido nítrico y ácido clorhídrico. Una vez disuelto en agua regia, se obtiene ácido
cloroáurico, que se puede transformar en oro metal con disulfito de sodio. El oro se vuelve
soluble al estar expuesto al cianuro.
Características
El oro exhibe un color amarillo en bruto. Es considerado como
2
el metal más maleable y dúctil que se conoce. Una onza (31,10 g) de oro puede moldearse en
una lámina que cubra 28 m². Como es un metal blando, son frecuentes las aleaciones con otros
metales con el fin de proporcionarle dureza.
Además, es un buen conductor del calor y de la electricidad, y no le afecta el aire ni la mayoría
de los agentes químicos. Tiene una alta resistencia a la alteración química por parte del calor, la
humedad y la mayoría de los agentes corrosivos, y así está bien adaptado a su uso en la
acuñación de monedas y en la joyería.
Se trata de un metal muy denso, con un alto punto de fusión y una alta afinidad electrónica.
Sus estados de oxidación más importantes son 1+ y 3+. También se encuentra en el estado de
oxidación 2+, así como en estados de oxidación superiores, pero es menos frecuente. La
estabilidad de especies y compuestos de oro con estado de oxidación III, frente a sus homólogos
de grupo, hay que razonarla considerando los efectos relativistas sobre los orbitales 5d del oro.
La química del oro es más diversa que la de la plata, su vecino inmediato de grupo: seis estados
de oxidación exhibe –I a III y V. El oro –I y V no tiene contrapartida en la química de la plata. Los
efectos relativistas, contracción del orbital 6s, hacen al oro diferente con relación a los
elementos más ligeros de su grupo: formación de interacciones Au-Au en complejos
polinucleares. Las diferencias entre Ag y Au hay que buscarlas en los efectos relativistas que se
ejercen sobre los electrones 5d y 6s del oro. El radio covalente de la tríada de su grupo sigue la
tendencia Cu < Ag >- Au; el oro tiene un radio covalente ligeramente menor o igual al de la plata
en compuestos similares, lo que podemos asignar al fenómeno conocido como “contracción
relativista + contracción lantánida”.
Electrones solvatados en amoniaco líquido reducen al oro a Au-. En la serie de compuestos MAu
(M: Na, K, Rb, Cs) se debilita el carácter metálico desde Na a Cs. El CsAu es un semiconductor
con estructura CsCl y se describe mejor como compuesto iónico: Cs+Au-.
Hay que resaltar los compuestos iónicos del oro del tipo RbAu y CsAu con estructura tipo CsCl
(8:8), ya que se alcanza la configuración tipo pseudogás noble del Hg (de 6s1 a 6s²) para el ion
Au- (contracción lantánida + contracción relativista máxima en los elementos Au y Hg). El
subnivel 6s se acerca mucho más al núcleo y simultáneamente el 6p se separa por su expansión
relativista. Con esto se justifica el comportamiento noble de estos metales. La afinidad
electrónica del Au, –222,7 kJ mol−1, es comparable a la del yodo con –295,3 kJ mol−1.
Recientemente se han caracterizado óxidos (M+)3Au-O2-(M = Rb, Cs) que también exhiben
propiedades semiconductoras.
Aplicaciones

Monedas antiguas de oro Joyas de oro de 24 quilates

De la producción mundial de oro el 70 % se utiliza en joyería, el 20 % en reservas e inversiones


y solo al 10 % se le da usos industriales. El oro puro o de 24 kt es demasiado blando para ser
usado normalmente y se endurece aleándolo con plata y/o cobre, con lo cual podrá tener
distintos tonos de color o matices. El oro y sus muchas aleaciones se emplean bastante
en joyería, en relación con el intercambio monetario (para la fabricación de monedas y
como patrón monetario), como mercancía, en medicina, en alimentos y bebidas, en la industria,
en electrónica y en química comercial.
El oro se conoce y se aprecia desde tiempos remotos, no solamente por su belleza y resistencia
a la corrosión, sino también por ser más fácil de trabajar que otros metales y menos costosa su
extracción. Debido a su relativa rareza, comenzó a usarse como moneda de cambio y como
referencia en las transacciones monetarias internacionales. Hoy por hoy, los países emplean
reservas de oro puro en lingotes que dan cuenta de su riqueza, véase patrón oro. En joyería fina
se denomina oro alto o de 18 kt aquél que tiene 18 partes de oro y 6 de otro metal o metales
(75 % en oro), oro medio o de 14 kt al que tiene 14 partes de oro y 10 de otros metales (58,33 %
en oro) y oro bajo o de 10 kt al que tiene 10 partes de oro por 14 de otros metales (41,67 % en
oro). En joyería, el oro de 18 kt es muy brillante y vistoso, pero es caro y poco resistente; el oro
medio es el de más amplio uso en joyería, ya que es menos caro que el oro de 18 kt y más
resistente, y el oro de 10 kt es el más simple.
Debido a su buena conductividad eléctrica y resistencia a la corrosión, así como una buena
combinación de propiedades químicas y físicas, se comenzó a emplear a finales del siglo
XX como metal en la industria.
En joyería se utilizan diferentes aleaciones de oro alto para obtener diferentes colores, a saber:

 Oro azul = 75% de oro y 25% de hierro.


 Oro gris = 75% de oro, 15% de níquel y 10% de cobre.
 Oro rojo = 75% de oro y 25% de cobre.
 Oro rosa = 75% de oro, 5% de plata y 20% de cobre.
 Oro amarillo = 75% de oro, 12,5% de plata y 12,5% de cobre.
 Oro verde = 75% de oro y 25% de plata.
 Oro blanco = 75% de oro, 16% de paladio y 9% de plata.
Cabe mencionar que el color que se obtiene, excepto en oro blanco, es predominantemente
amarillo, es decir, el “oro verde” no es verde, sino amarillo con una tonalidad verdosa.

Papel en la biología
El oro no es un elemento esencial para ningún ser vivo. Sin embargo, en la antigüedad algunos
creían que ingerir sus alimentos diarios servidos en platos de oro podría prolongar su tiempo de
vida y retardar el envejecimiento. También durante la gran peste negra en Europa algunos
alquimistas pensaron que podrían curar a los enfermos haciéndoles ingerir oro finamente
pulverizado. Todo esto son solo supersticiones.
Países exportadores
Los principales países exportadores del Oro a nivel mundial son Suiza, Reino Unido y Hong
Kong.

N° País/Región Valor de Exportación (en dólares)

- Mundo USD 308.000 millones

1 Suiza USD 65.300 millones

2 Reino Unido USD 41.600 millones

3 Hong Kong USD 40.800 millones

4 Estados Unidos USD 15.800 millones

5 Emiratos Árabes Unidos USD 13.400 millones

6 Australia USD 12.500 millones

7 Sudáfrica USD 10.000 millones

8 Turquía USD 8.450 millones

9 Japón USD 5.740 millones

10 Perú USD 5.670 millones

Minería y producción

Tendencia de la producción mundial de oro. Oro nativo


Debido a que es relativamente inerte, se suele encontrar como metal, a veces como pepitas
grandes, pero generalmente se encuentra en pequeñas inclusiones en algunos minerales, vetas
de cuarzo, pizarra, rocas metamórficas y depósitos aluviales originados de estas fuentes. El oro
está ampliamente distribuido y a menudo se encuentra asociado a los minerales cuarzo y pirita,
y se combina con teluro en los minerales calaverita, silvanita y otros.
Los romanos extraían mucho oro de las minas españolas, pero hoy en día muchas de las minas
de este país están agotadas. El oro se extrae por lixiviación con cianuro. El uso del cianuro facilita
la oxidación del oro formándose Au (CN)22- en la disolución. Para separar el oro se vuelve a
reducir empleando, por ejemplo, cinc. Se ha intentado reemplazar el cianuro por algún
otro ligando debido a los problemas medioambientales que genera, pero o no son rentables o
también son tóxicos. En la actualidad hay miles de comunidades en todo el mundo en lucha
contra compañías mineras por la defensa de sus formas de vida tradicionales y contra los
impactos sociales, económicos y medioambientales que la actividad minera de extracción de oro
por lixiviación con cianuro genera en su entorno. Hay una gran cantidad de oro en los mares y
océanos, siendo su concentración de entre 0,1 µg/kg y 2 µg/kg, pero en este caso no hay ningún
método rentable para obtenerlo.
El oro puede encontrarse en la naturaleza en los ríos. Algunas piedras de los ríos contienen
pepitas de oro en su interior. La fuerza del agua separa las pepitas de la roca y las divide en
partículas minúsculas que se depositan en el fondo del cauce. Los buscadores de oro localizan
estas partículas de oro de los ríos mediante la técnica del bateo. El utensilio utilizado es la batea,
un recipiente con forma de sartén. La batea se llena con arena y agua del río y se va moviendo
provocando que los materiales de mayor peso, como el oro, sean depositados en el fondo y la
arena superficial se desprenda. Así pues, el bateo de oro es una técnica de separación de
mezclas heterogéneas.
Producción minera
La producción mundial de oro durante el 2014 alcanzó un total de 2860 toneladas métricas de
oro fino. El principal país productor fue China, seguido por Australia y Rusia.

Rango Estado Producción en 2015 (en toneladas)

1 China 490

2 Australia 300

3 Rusia 242

4 Estados Unidos 200

5 Canadá/Perú 150