You are on page 1of 20

EL SIMBOLISMO DE LAS BODAS DE CANÁ

Por Enrique Martínez Lozano

Jn 2, 1-11
Con el relato de las "bodas de Caná", situado al inicio del evangelio, el autor busca
transmitirnos el primer retrato de Jesús. Por eso, una lectura del mismo en clave
literal lo desfigura, al reducirlo a un episodio anecdótico que roza lo mágico, y lo
priva de su significado para nosotros.
En efecto, ¿qué sentido podría tener imaginar a un Jesús dotado de poderes
mágicos, que los utilizara para cambiar el agua en vino en una fiesta de bodas?
Cuando se ha leído de esa forma literal, se ha puesto el acento en el "poder" y en la
"bondad" de Jesús, así como en la "preocupación atenta" de María. Nada de eso se
niega, pero parece evidente que el autor no ha querido empezar su evangelio –
sumamente elaborado- con una mera anécdota familiar.
Sabemos que los relatos evangélicos que han llegado a nosotros tuvieron un largo
recorrido hasta quedar plasmados en la forma en que hoy los leemos. Fueron
textos transmitidos oralmente, adaptados a las diferentes situaciones de las
comunidades primeras, elaborados y trabajados con fidelidad al trasfondo histórico
pero, al mismo tiempo, con una gran creatividad, de cara a responder a las nuevas
situaciones y hacerlos comprensibles en los nuevos contextos.
Todo ello ha dado como resultado unos textos magníficos, cargados de simbolismo,
que operan como catequesis que intentan, a la vez, vehicular la fe en Jesús y
mostrar un estilo de vida coherente con su mensaje.
En aquel proceso primero de elaboración, el cuarto evangelio alcanza las cotas más
altas. Todo él es un relato minuciosamente cuidado que juega con un rico
simbolismo, con el que busca presentar a Jesús como el revelador del Padre.
El propio autor nos ha revelado su intención al terminar su propio escrito (el capítulo
21 es un añadido posterior) con estas palabras: "Estos (signos) han sido escritos
para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios; y para que, creyendo,
tengáis en él vida eterna" (20,31).
Por lo que refiere al relato de hoy, si lo leemos con atención, descubriremos
algunos "guiños" del autor, que nos hacen caer en la cuenta de su carácter
simbólico y así evitar leerlo de un modo literalista. Planteo algunos en forma de
interrogantes:

¿Cómo puede ser que, en una fiesta de bodas, no hayan preparado vino
suficiente (teniendo en cuenta, además, de que se trata de gente importante y
que la comida está a cargo de un "mayordomo"?).
¿Cómo entender que esa falta escapa al propio mayordomo que está al tanto
de todo y, sin embargo, es advertida por una invitada (María)?
¿Por qué Jesús se dirige a su madre llamándola "mujer", un término que
designaba a la esposa?
¿Qué sentido tiene que hubiera nada menos que seiscientos litros de agua (!)
para el rito simple de las purificaciones?
¿Por qué la insistencia del autor del evangelio en que se trata del "primer signo" de
Jesús? ¿Cuál es su significado? ¿A qué otros remite?
Todos estos interrogantes, irresolubles desde una lectura literalista, encuentran
pleno sentido cuando acogemos el relato desde la que fue, probablemente, la
intención del autor.
Pero, además de estas cuestiones, una lectura atenta y conocedora del transfondo
histórico, cultural y religioso de nuestro evangelio, encuentra una serie de
elementos portadores de significado preciso. Entre ellos, hay que destacar los
siguientes:
la boda,
la referencia a la "hora",
el tercer día,
el número seis,
que las tinajas sean "de piedra" y utilizadas para la purificación,
la carencia de vino,
el hecho de llenarlas de agua "hasta arriba",
la presencia de la madre de Jesús (a quien nunca llama María, sino "mujer"),
la frase: "Haced lo que él os diga", etc.
Ante tal presencia de elementos simbólicos, Ch. Dodd, uno de los mejores
especialistas en el estudio de este evangelio, llega a plantear que el presente relato
sería, en su origen, una parábola que tendría como "motivo central", igual que
tantas otras, una fiesta nupcial. Posteriormente, el relato parabólico se habría
convertido en una "historia de milagro".

A partir de los elementos que el evangelista nos ofrece, parece que pueden
detectarse fácilmente las claves que hacen posible la comprensión de nuestro
relato en profundidad.

De hecho. Caná declara que el judaísmo está caducado. como el "nuevo templo" "«destruid este templo y en tres días yo lo levantaré de nuevo»: el templo del que hablaba Jesús era su propio cuerpo": 3.. la religión.19-21) y proclamando que "para dar culto al Padre. el evangelio presentará a Jesús. las tinajas de piedra (seis es el número de lo imperfecto e incompleto) representan a la Ley. El agua simboliza la religión vacía. y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad" (4..21-24). lo harán en espíritu y en verdad. Con todo ello. el vino.. pero que en realidad es algo vacío. Dios es espíritu.. . que pretende purificar al ser humano. y. María Magdalena. a continuación. es la otra "mujer".8). podemos comprender que lo que ocurre en Caná preanuncia las bodas de la Cruz (19. símbolo de la iglesia que se desposa con Jesús en el huerto o jardín (imagen del Edén y del huerto del Cantar de los Cantares). el resto fiel de Israel. las bodas son el símbolo de la unión (alianza) de Dios con el pueblo. Con estas claves. serán "siete". que sea el "comienzo de los signos" hace de éste el prototipo y clave de interpretación de los que seguirán (en total. por su parte.25-27) y de la mañana de Pascua (20. "desposado" con Dios. María es la "mujer". desposorio) del Sinaí: "Nosotros haremos todo lo que el Señor ha dicho" (Libro del Éxodo 19. la alegría y la vida abundante que proceden de Dios. como símbolo del pueblo fiel del Antiguo Testamento que ha generado al Mesías y al nuevo pueblo (el "discípulo amado": "Mujer. el número que expresa la plenitud)... ahí tienes a tu hijo").1-18): María será llamada de nuevo "mujer". con él. no tendréis que subir a este monte ni ir a Jerusalén. la expresión "haced lo que él os diga" es prácticamente idéntica a la que pronunció el pueblo el día de la alianza (pacto. Ha llegado la hora en que los que rindan verdaderamente culto al Padre.

Jesús inaugura una nueva relación del hombre con Dios.La boda en la que falta el vino simboliza la antigua alianza que va a ser sustituida por la nueva. de un modo cada vez más generalizado. Todo se halla "desposado" con todo. Dios y la humanidad (la creación) serían "dos entidades" capaces de entrar en relación. El viejo Sutra del corazón nos recuerda que "Vacío es forma. su consumación vendrá en la cruz. ni siquiera unidas. Todo es divino-humano-cósmico al mismo tiempo.se muestra sabroso y desbordante. la de su muerte-resurrección. significa la obra entera de Jesús. desde el comienzo mismo –desde el "primer signo"- anuncia el cumplimiento: el "nuevo pueblo" vive unas bodas con Dios. desde sus mismos comienzos. se lea este texto en clave de dualidad. Esa será la "hora" de Jesús. que tendrá lugar cuando llegue su hora. constituyendo una gran Red que se sostiene en la misma interrelación. desde un nivel "racional" de conciencia. el nuevo Esposo (1.30) o centro de la nueva comunidad humana.de la misma Realidad. anuncia el cambio. en el conjunto del evangelio de Juan. Por eso. y que es expresión de una nuevo nivel de conciencia (transpersonal). .15. Así leído. sino las "dos caras" –magníficas en su diferencia. la obra de Jesús. en nuestro momento cultural. emerge una lectura del texto que adquiere una profundidad mayor. y forma es Vacío". el Gozo y el Amor. sino creada por el mismo Espíritu de Dios. que no estará mediatizada por la Ley. la nueva alianza se inicia ahora con la vida pública de Jesús. Las "bodas" son el símbolo de lo real. Para el evangelista. en las que el "vino" -la Vida. aun reconociendo el carácter simbólico del relato. En este evangelio. Sin embargo. Jesús. Lo divino y lo humano no son realidades paralelas. y en sintonía con la percepción no-dual que se va abriendo camino. No como realidades sumadas. de acuerdo con la vivencia del propio Jesús. en la que se dará el vino del Espíritu. El texto. pero se seguiría pensando a "Dios" como un ser separado. sino como expresión no-dual de la Realidad única que en todo se expresa y manifiesta. que proclama y posibilita las "bodas" de Dios con el ser humano (que en el Antiguo Testamento se entendían como alianza). Es comprensible que. descubrimos la hondura y centralidad de este relato. tal como queda reflejada en este mismo evangelio. está revestida de nupcialidad.

el agua puede bien simbolizar la ignorancia en que nos encerramos cuando nos reducimos al ego y a la mente: una ignorancia que es carencia y sufrimiento. accedemos a él en cuanto nos liberamos de nuestra perspectiva egoica (nos desidentificamos de nuestra "identidad" mental). dirá Jesús.En las "bodas de Caná". para empezar a percibir nuestra verdadera identidad. es expresión de la Vida y el Gozo y. . como Jesús. La persona que lo descubre –como si se tratara. El vino. experimenta su existencia llena del "vino" de la Alegría. de "un tesoro en el campo"-. no-separada de lo Real. por el contrario.

es como la historia de dos enamorados. Dando inicio a su ministerio público en las bodas de Caná. Veamos algunos. A aquellos que Jesús ha llamado a seguirlo. hoy nos detenemos en uno de los primeros milagros de Jesús. Gracias por su testimonio. En la introducción encontramos la expresión «Jesús también fue invitado con sus discípulos» (v. como una única familia. es este amor que la Iglesia cuida y quiere donar a todos. sino para revelar el amor del Padre.1-11) y se cumplió en Caná de Galilea. 2). que el evangelista Juan llama “signos”. Él cuida el secreto de su persona y el fin de su venida: el esperado Esposo da inicio a las bodas que se cumplen en el Misterio pascual. Es un bello testimonio. Como en un cofre. El primero de estos signos prodigiosos es narrado justamente por Juan (2. Y la vida cristiana es la respuesta a este amor. anunciado por los profetas. y nos revela la profundidad de la relación que nos une a Él: es una nueva Alianza de amor. los ha ligado a sí en una comunidad y ahora. se hallan. se buscan. La Iglesia es la familia de Jesús en el cual se vierte su amor. Jesús se manifiesta como el esposo del pueblo de Dios. ¡Aquello sí que es el vino bueno de la familia! La suya es un testimonio que los nuevos esposos –que saludare después– y los jóvenes deben aprender. Después de haber comentado algunas parábolas de la misericordia. Se trata de una especie de “puerta de ingreso”. porque Jesús no los hizo para suscitar maravilla. En estas bodas Jesús liga a sí a sus discípulos con una alianza nueva y definitiva”. en el cual se han esculpido palabras y expresiones que iluminan el entero misterio de Cristo y abren el corazón de los discípulos a la fe. se celebran y se aman: exactamente como el amado y la amada del Cantar de los Cantares. El Pontífice explicó que “Las Bodas de Caná son mucho más que una simple narración del primer milagro de Jesús. A continuación. son invitados todos a la boda. Todo lo demás viene como consecuencia de esta relación. Dios y el hombre se encuentran. ¿Qué cosa hay en el fundamento de nuestra fe? Un acto de misericordia con el cual Jesús nos ha ligado a sí. . ¡buenos días! Antes de comenzar la catequesis. quisiera saludar a un grupo de parejas –así al final– que celebran cincuenta años de matrimonio. el texto completo de la catequesis del Papa: Queridos hermanos y hermanas.MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO SOBRE LAS BODAS DE CANÁ El Papa Francisco ofreció una nueva catequesis en la Audiencia General del miércoles dedicada esta vez al relato evangélico de las Bodas de Caná.

17). 3). Is 25. El vino es necesario para la fiesta. los nuevos esposos pasan vergüenza. La conclusión de la narración suena como una sentencia: «Este fue el primero de los signos de Jesús. «Jesús dijo a los sirvientes: Llenen de agua estas tinajas. pero la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo» (1. Saquen ahora. Las bodas de Caná son mucho más que una simple narración del primer milagro de Jesús. pero el vino expresa la abundancia del banquete y la alegría de la fiesta. . has guardado el buen vino hasta este momento» (v. Transformando en vino el agua de las tinajas destinadas «a los ritos de purificación de los Judíos» (v.8). 5). En estas bodas. sería una vergüenza. Las palabras que María dirige a los sirvientes coronan el cuadro nupcial de Caná: «Hagan todo lo que él les diga» (v. También hoy la Virgen nos dice a todos nosotros: «Hagan todo lo que él les diga». Si. Y las llenaron hasta el borde. Entonces. Servir al Señor significa escuchar y poner en práctica su Palabra. le es confiada la nueva misión: «Hagan todo lo que él les diga». y lleven al encargado del banquete. Así manifestó su gloria. 11). ¿Cómo es posible celebrar la boda y hacer fiesta si falta aquello que los profetas indicaban como un elemento típico del banquete mesiánico (Cfr. Pero imaginen terminar una fiesta de bodas bebiendo te. también nosotros podemos exclamar: «Tú.24.6)? El agua es necesaria para vivir. Así lo hicieron» (vv. Jesús realiza un signo elocuente: transforma la Ley de Moisés en Evangelio. Como dice en otro pasaje el mismo Juan: «La Ley fue dada por medio de Moisés. sacar de las tinajas equivale a confiar en la Palabra de Dios para experimentar su eficacia en la vida. sienten vergüenza y se avergüenzan de esto. así como continua a brotar del costado atravesado del Señor. 7-8). es decir a toda la Iglesia. Es la recomendación simple pero esencial de la Madre de Jesús y es el programa de vida del cristiano. y lo hizo en Caná de Galilea. Am 9. y sus discípulos creyeron en él» (v. 10). el Señor continúa reservando aquel vino bueno para nuestra salvación. Es curioso: son sus últimas palabras reportadas en los Evangelio: son la herencia que nos entrega a todos nosotros.En el contexto de la Alianza se comprende también la observación de la Virgen: «No tienen vino» (v. portador de alegría. junto al encargado del banquete que ha probado el agua convertida en vino. Jo 2.13-14. 6). Es la herencia que nos ha dejado: ¡es bello! Se trata de una expresión que evoca la fórmula de fe utilizada por el pueblo de Israel en el Sinaí como respuesta a las promesas de la alianza: «Estamos decididos a poner en práctica todo lo que ha dicho el Señor» (Ex 19. Y en efecto en Caná los sirvientes obedecen. de verdad viene estipulada una Nueva Alianza y a los servidores del Señor. agregó Jesús. Es una fiesta de bodas en la cual falta el vino. Para cada uno de nosotros. en cambio.

En estas bodas Jesús liga a sí a sus discípulos con una alianza nueva y definitiva. En Caná los discípulos de Jesús se convierten en su familia y en Caná nace la fe de la Iglesia. ¡A estas bodas todos nosotros estamos invitados. porque el vino nuevo no faltará más! Gracias. Él cuida el secreto de su persona y el fin de su venida: el esperado Esposo da inicio a las bodas que se cumplen en el Misterio pascual. .Como en un cofre.

" Introducción En el pasaje anterior consideramos el primer encuentro que Jesús tuvo con Natanael. y sus discípulos creyeron en él. la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino. y vamos a ver que el Señor hizo allí un milagro que sirvió para ilustrar de forma práctica lo que le acababa de decir: que Jesús trae lo mejor al final (Jn 2:10). tal vez tengamos curiosidad por saber quiénes eran los novios. él.Juan 2:1-12 (Jn 2:1-12) "Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea.Las bodas de Caná . Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere. cómo iba vestida la novia. Y faltando el vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo. y estuvieron allí no muchos días. mujer? Aún no ha venido mi hora. conforme al rito de la purificación de los judíos. Y las llenaron hasta arriba. Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua. y cuando ya han bebido mucho. Y se lo llevaron. En este punto. precisamente la ciudad de Natanael (Jn 21:2). "Se hicieron unas bodas en Caná de Galilea" El motivo por el que Jesús fue a Caná de Galilea. Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. entonces el inferior. mas tú has reservado el buen vino hasta ahora. . y la promesa que le hizo: "Cosas mayores que estas verás" (Jn 1:50). y llevadlo al maestresala. y manifestó su gloria. Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea. tenía que ver con la asistencia a una boda. su madre. Entonces les dijo: Sacad ahora. y estaba allí la madre de Jesús. en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros. porque el objetivo del evangelista es otro. Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. sus hermanos y sus discípulos. aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua. pero nada de esto aparece en nuestro relato. Después de esto descendieron a Capernaum. como él mismo explicará al final: manifestar la gloria de Jesús (Jn 2:11). llamó al esposo. sin saber él de dónde era. Ahora nos encontramos que Jesús está con sus discípulos en Caná de Galilea. Cuando el maestresala probó el agua hecha vino. cuál era el menú. u otros muchos detalles que todo el mundo comenta en cualquier boda.

por supuesto que esto está muy bien. pero de nada servirá si cada uno de los cónyuges no entrega su vida al Señor y toma la decisión firme de formar un hogar donde Cristo tenga el lugar más importante. podemos notar que el hecho de invitarle a su boda cambió por completo aquella celebración. Por otro lado. porque en gran medida nuestra sociedad moderna se desmorona por el desprecio que manifiesta hacia la institución divina del matrimonio. es que juntamente con Jesús. Esto es interesante. y las que a partir de entonces iba a tener con sus discípulos."Fueron invitados a las bodas Jesús y sus discípulos" Algunos de los detalles acerca de esta boda que sí conocemos. su madre y sus hermanos. aunque no sabemos quiénes eran los novios ni la relación que tenían con Jesús. . De esto podemos sacar ciertas lecciones también para todos nosotros: Cristo asistió a esa boda y con su presencia demostró cuán honroso es a los ojos de Dios el matrimonio. veremos que a lo largo del desarrollo del pasaje. asistieron también sus discípulos. También notamos que es importante invitar a Cristo a nuestro matrimonio. Por lo tanto. Y es muy importante recordar esto en los tiempos en que vivimos. porque esta es la primera señal pública que Jesús hizo y el evangelista la escoge para establecer un punto de transición entre lo que habían sido sus relaciones habituales con su familia hasta ese momento. sobre todo si queremos que éste acabe bien y sea la experiencia feliz con la que Dios dio esta bendición al hombre y a la mujer. Jesús pasa de ser el hijo de María. Esto no significa únicamente que la pareja que se casa debe hacer una ceremonia religiosa para pedir la bendición de Dios. para convertirse en el Señor al que sus discípulos siguen y admiran.

Podemos entender la negativa de muchos cristianos a admitir cualquier consumo de vino. realmente no lo sabemos. o los novios habían calculado mal. su uso estaba restringido y quedaba prohibido en relación con el desempeño de ciertas funciones y siempre se condena su uso excesivo: (Lv 10:9) (Pr 31:4-5)(Ec 10:17) (Is 28:7) (1 Ti 3:8). o no tenían suficientes recursos económicos. el cristiano debería estar dispuesto a privarse de todo aquello que pueda ser causa de tropiezo para otro (Ro 14:21). . si por causa de su abuso han visto a su alrededor o en sí mismos las trágicas consecuencias que esto genera. Tal vez llegaron más invitados de los previstos. A veces se empleaba con fines medicinales (1 Ti 5:23). y a la mitad del camino se han encontrado sin fuerzas para seguir adelante! Ese es el momento de darse cuenta de que el único que puede sacar fuerzas y ánimo de donde no hay es el Señor Jesucristo. en torno al cual hay división de opiniones entre los creyentes. sobre todo. Somos conscientes de que este es un tema delicado. el evangelista nos dice que en algún momento de la boda comenzó a faltar el vino.. buscando ante todo la gloria del Señor y no la gratificación egoísta de sus propios deseos. aunque no es el tema de nuestro estudio. Y por supuesto. En vista de todo esto. También se utilizaba como una alimento de uso general (Gn 14:18) (Nm 6:20) (Dt 14:26)(Neh 5:18). Por esta razón. Es frecuente encontrarlo como un símbolo del gozo y la alegría (Jer 9:13). A causa de su carácter tóxico. nos vamos a detener por unos momentos para considerar lo que la Escritura dice acerca del vino. Ahora. volviendo a nuestro texto nuevamente. este era un problema grave.. Y no podemos decir que la situación no nos resulte familiar. ¿cuál debería ser la actitud de los cristianos para con el vino hoy? Con respecto a su consumo en las comidas. los cristianos deberían actuar con prudencia. ¡Cuántos han ido al matrimonio pensado que llevaban todo lo necesario."Y faltando el vino" Es evidente que en aquella boda a la que Jesús asistió había vino. En cualquier caso. Siempre debemos recordar también las advertencias de la Escritura en contra de la embriaguez (Ro 13:13) (Ga 5:21) (Ef 5:18) (1 P 4:3).

. María también sabía perfectamente que Jesús podía solucionar aquel problema y no dudó en dirigirse a él. y las promesas que se habían hecho en cuanto a él (Lc 1:26-38). sin embargo. observamos que se movía con bastante libertad. De hecho. que María estuviera pidiendo a su hijo que hiciera un milagro y comenzase a manifestarse públicamente. vemos que estaba al corriente de lo que ocurría y en algún momento hasta daba órdenes a los criados (Jn 2:5). y aunque tampoco en cuanto a ella se nos dice nada acerca de su relación con los novios. Es probable por lo tanto. que a pesar de todos los años que habían pasado. ella seguía guardando en su corazón todas aquellas cosas milagrosas que habían rodeado el nacimiento de Jesús. como si fuera alguien cercano a la familia."La madre de Jesús le dijo: No tienen vino" Ya hemos visto que María también estaba en aquella boda. Es evidente.

señalar también que desde el momento en que Jesús comenzó su ministerio. de ninguna manera implicaba una falta de respeto. El relato deja claro que el hecho de que fuera su madre no le revestía de ninguna autoridad especial. Es cierto que Jesús no le llamó "madre". Ella no podía ser quien indicara la "hora" en que debía manifestarse. Así que. que estaba presente. Y por último. no como "madre". Jesús interpretó el detalle como un intento de lanzar a su hijo en su carrera mesiánica. la reprensión del Señor tuvo su origen en el hecho de que María estaba colocando su relación maternal en conexión con su obra. la iglesia Católica deduce la intercesión celestial de María. En realidad. y aunque esto nos pueda sonar extraño."Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo. . fue la misma expresión que Jesús utilizó cuando estaba muriendo en la cruz y encomendó el cuidado de su madre a Juan: (Jn 19:26) "Cuando vio Jesús a su madre. y el Señor no podía aceptar esto. y al discípulo a quien él amaba. No obstante. Es más. Es curioso que de este hecho. lo que Jesús quería enseñar a su madre es que había llegado el momento en que ella debía dejar de pensar en él como si únicamente fuera su hijo. las hará efectivas en el cielo. Y era importante que lo asumiera cuanto antes. Pero notemos que no hay ningún indicio en el pasaje de que Jesús le confiriera tal autoridad a María ni en el cielo ni tampoco en la tierra. de tal manera que las peticiones que ella reciba en este tiempo de los creyentes que están vivos. fue censurada por el Señor por la única súplica que le hizo. nunca olvidó sus deberes familiares. eso era algo que sólo le correspondía a su Padre en el cielo. no podemos negar que el Señor sí que manifestó cierto desacuerdo con ella. ¿Por qué razón? Porque aunque María sólo se limitó a mencionar una necesidad en el transcurso de aquella boda. De hecho. porque mientras lo siguiera viendo como su hijo. mujer? Aún no ha venido mi hora" La contestación de Jesús a María implicaba cierto desacuerdo entre ambos. la trató como "mujer". si bien. he aquí tu hijo". sino "mujer". más sufriría cuando él sufriera. aunque en ningún momento se mostró descortés con su madre. como buen hijo. y tenía que comenzar a considerarlo ante todo como su Señor. dijo a su madre: Mujer.

. se interferirse en ello. sin embargo. sin consentir que nadie. que hay que poner los intereses y el llamamiento de Dios por encima de los lazos familiares. aunque Jesús finalmente hizo caso a lo que su madre le sugirió. reconoció el derecho de Jesús como Mesías a su independencia en cuanto a ella."Aún no ha venido mi hora" ¿A qué "hora" se refería el Señor? Aquí aparentemente significaba la hora de la manifestación pública de su condición mesiánica. Las palabras con la que María manifestó esta actitud deberían ser tenidas en consideración siempre por todos nosotros: "Haced todo lo que os dijere". "Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere" María tomó la actitud correcta ante la censura que le dirigió el Señor: se abstuvo de discutir. lo que Jesús quería dejar claro es que tenía que hacer cada cosa en el momento preciso que el Padre le indicase. Pero en otras ocasiones se refiere a la hora de su sufrimiento en la Cruz que precedería a su triunfo y glorificación (Jn 7:30) (Jn 8:20) (Jn 12:23) (Jn 12:27). En nuestro pasaje. y manifestó su fe en él poniéndose a sus ordenes. la discreción con la que llevó a cabo el milagro puso en evidencia que todavía no había llegado la hora de manifestarse abiertamente. Esto nos enseña una vez más. ni aun su propia madre. Con todo esto.

Jesús tuvo diferentes controversias con los judíos por su insistencia en los lavamientos. sino también el uso que se hacía de ellas: "para el rito de la purificación de los judíos". Sin embargo.. conforme al rito de la purificación de los judíos" Seguramente estas tinajas de piedra son mencionadas aquí como un elemento accesorio para la realización del milagro que Jesús se disponía a hacer. Tal vez debamos considerar estas tinajas vacías como un símbolo de la vaciedad del judaísmo. "Llenad estas tinajas. Y por supuesto. Así que. ellos fueron testigos privilegiados de la maravillosa transformación del agua convertida en vino. sin embargo. cuando obedecemos a los mandatos divinos. habitualmente usa de seres humanos para llevar a cabo sus propósitos. Pero aunque el Señor es completamente auto suficiente. como un anticipo de la nueva vida transformada que se disponía a dar a todo aquel que creyera en él. y el milagro que Jesús hizo. como consecuencia de su obediencia.. La "purificación" era uno de los puntos principales de la santidad judía. aunque estos nos puedan parecer a veces incomprensibles o imposibles. podemos estar seguros de que él siempre cumplirá su propósito. Este detalle nos llama la atención."Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua. . porque Jesús podría haber hecho vino sin necesidad de que hubiera agua. y llevadlo al maestresala" El Señor mandó que se llenaran aquellas tinajas de agua para después transformarla en vino. aclarándoles que estos ritos externos de ninguna manera podían limpiar el corazón (Mr 7:1-23). nos llama la atención que no sólo menciona las tinajas.

pero al convertir el uno en el otro. los milagros de Jesús consistían en restaurar física o espiritualmente a los hombres necesitados. Otro detalle interesante es el carácter del milagro. sirvió para evitar mucha tristeza y humillación a aquellos novios y a su familia. vio a su Dios y se sonrojó". tiene interés en cada aspecto de nuestro ser. Es algo similar a lo que ocurre en el nuevo nacimiento. . Este es el pensamiento que el diablo ha introducido en la mente de los hombres. Sin embargo. hubo una transformación tanto de su carácter como de su sustancia. ya que se preocupa de ciertas necesidades materiales. que el verdadero cristianismo sea la negación de todos los placeres humanos. En ese momento. Notemos también que el Señor tiene interés por todos los detalles de la vida humana y que participa activamente en ellos. Tanto el agua como el vino son líquidos. pero el deseo de Dios es que disfrutemos de los placeres legítimos de la vida en comunión con él. No debemos pensar por lo tanto. En la mayoría de las ocasiones. De esto aprendemos que cuando el Señor viene a nuestras vidas. pero este milagro es diferente en este sentido."El agua hecha vino" Alguien ha dicho que "el agua. proveer vino para un banquete de boda. Y en aquella ocasión. debemos tener cuidado de que nuestro disfrute de ciertos placeres lo hagamos sin estar en comunión con Dios. habremos traspasado la línea de lo permitido y deberíamos volver atrás. tal como Jesús intentó explicar a Nicodemo en (Jn 3:1-15). consciente de la situación.

La vida eterna será mucho mejor que la presente. . entonces pone lo peor. la nueva vida es mucho mejor que la vieja. Si Cristo está presente en el matrimonio. que después de un breve tiempo disfrutando de los placeres mundanos que el diablo le ofrecía. se encontró comiendo algarrobas con los cerdos (Lc 15:11-16). Como decíamos hace un momento. Una buena ilustración de esto es la parábola del hijo pródigo. el Señor no ha venido para robarle a los hombres su alegría y felicidad. cada día será mejor. Esta debería ser una seria advertencia para todos aquellos que viven un vida frívola y mundana sin el Señor. no pudo ocultar su sorpresa: "Tú has reservado el buen vino hasta ahora"."Tú has reservado el buen vino hasta ahora" Cuando el maestresala probó el agua convertida en vino. sino a todo lo contrario. Las bodas del Cordero serán mucho mejores que las bodas de Caná de Galilea. La revelación de Dios que recibimos en Cristo es infinitamente superior a la que vino por los profetas y la ley (Jn 1:16-18) (He 1:1-2). Cuando nos entregamos a Cristo. Es el diablo el que da lo mejor al principio y cuando ya el apetito está algo saciado. Pero el milagro sirve para ilustrar también la verdad de que en Cristo todo es mejor.

Esta es una de las características de este evangelio: su relato dedica muy poco espacio a los milagros de Jesús (sólo siete). Esto es interesante porque enfatiza. Es evidente que Juan quería que nos detengamos en la "señal". el tiempo que pasaron juntos allí fue muy breve. la curación del ciego de nacimiento. según nos indica Juan (Jn 2:12). Esta es la palabra predilecta de Juan en su evangelio. el milagro de la multiplicación de los panes nos ha de llevar a entender que Jesús es "el pan de vida" (Jn 6:35). revela que Jesús es "la resurrección y la vida" (Jn 11:25). no ya lo asombroso del hecho. no debemos pasar por alto la forma en la que Juan se refiere a los milagros de Jesús."Este principio de señales hijo Jesús en Caná de Galilea" Al finalizar el relato de este milagro. Por ejemplo. Sin embargo. las obras de Jesús no son "maravillas" o "poderes". . ilustra que Jesús es "la luz del mundo" (Jn 8:12) (Jn 9:5). discursos. Para él. ni siquiera su potencia. el Señor regresó con su madre y sus hermanos a Capernaum. el evangelista nos deja entrever cuál fue su propósito: Después de las bodas en Caná. sino que lleguemos hasta la verdad a la que esta apunta. esta boda marcó un punto de transición entre el tiempo que Jesús vivió con su familia y el comienzo de su ministerio público. La razón es porque tal como ya hemos señalado anteriormente. indicando que son "señales". lo que confirma el comienzo de una nueva etapa. A la vez. sin embargo. en comparación con los comentarios. la resurrección de Lázaro. sino "señales". conversaciones y debates que se originan a partir de ellos. El evangelista nos dice que este fue el "principio de señales" que hizo Jesús. sino su significado. el pasaje sirve para pasar del testimonio de Juan el Bautista a las obras de Jesús.

regresando probablemente a Nazaret. y por supuesto que llegarán. Esta fue la razón por la que después de las bodas en Caná se trasladó allí. ellos ya creían en él. pero sin ser conscientes de la gloria y la majestad del Señor! Finalmente. Antes de este incidente. cuando llegan los momentos de prueba y tensión. pero el evangelista nos aclara que estuvieron allí pocos días. enviados por el Señor en su nombre y con su autoridad. es decir. y sus discípulos creyeron en él" Al comenzar su evangelio. pero esta señal sirvió para confirmar su fe y fortalecer su relación con él como discípulos."Y manifestó su gloria. sólo una visión clara de la grandeza del Señor y nuestra dependencia de ella nos podrán sostener. ¡Cuántos creyentes se lanzan al servicio para el Señor en vista de la gran necesidad de la obra. Notamos también que le acompañaban su madre y sus hermanos. Seguramente este es un detalle en el que el pueblo de Dios tiene que meditar más. Más tarde llegarían a ser apóstoles. primeramente era necesario que vieran su gloria. Ezequiel y otros muchos que no fueron enviados a predicar hasta que vieron la gloria de Dios. . "Después de esto descendieron a Capernaum" Por los otros evangelios sabemos que cuando Jesús comenzó su ministerio público estableció en Capernaum su residencia. Juan nos había dicho que ellos "vieron su gloria" (Jn 1:14). pero para que esto fuera posible. Todo esto confirmaría el momento de transición de este relato y que ya hemos comentado. donde tenían su residencia familiar. Isaías. será un peso que sólo ayudará para hundirnos más al ver lo poco que podemos hacer para atenderla adecuadamente. Este fue el mismo proceso por el que pasaron los profetas de la antigüedad: Moisés. mientras que la necesidad de la obra. Ahora nos dice cuál fue la primera vez cuando esto ocurrió.

¿Qué aprendemos sobre la importancia de la presencia de Jesús en la boda? 4. 5. 2. 3. ¿Por qué dijo Jesús a su madre: "¿Qué tienes conmigo mujer? Aún no ha venido mi hora"? ¿A qué hora se refería? Justifique su respuesta. Comente las palabras del maestresala: "Tú has reservado el buen vino hasta ahora". Explique cuáles son a su juicio los propósitos de este incidente. ¿Qué importancia tiene que los discípulos vieran su gloria? ¿Qué otros profetas de la antigüedad tuvieron una visión de la gloria de Dios antes de empezar sus ministerios? Busque las citas.Preguntas 1. .