You are on page 1of 35

UNIVERSIDAD PRIVADA SAN JUAN BAUTISTA

FACULTAD DE LAS CIENCIAS DE LA SALUD
ESCULA PROFESIONAL DE ESTOMATOLOGÍA
SEDE SAN BORJA

TEMA
VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

INTEGRANTES
HUAPAYA GOYCOCHE PILAR ARACELLI
MANTOAN CANDIDO EVERTON
LANDAURO ALEJANDRO
SAAVEDRA SOTOMAYOR VALERIA

CICLO I

DOCENTE
Marisol Palomino Fernández

Lima – Perú
2018

1
INDICE

Introducción………………………………………………………………………….3

Capítulo I………………………………………………………………………….…5

Capitulo II………………………………………………………………………..….8

Capitulo III………………………………………………………………………….10

Capítulo IV………………………………………………………………………....13

Capítulo V……………………………………………………………………….…18

Conclusiones…………………..………………………………………………….21

Anexos……………………………………………………………………….…….23

Figura 1…………………………………………………………………....……....24

Figura 2……………………………………………………………………..……..25

Figura 3……………………………………………………………………..….….26

Figura 4……………………………………………………………………..….….27

Bibliografía……………………………………………………………………….. 28

2
INTRODUCCION

El VPH es un virus de ADN de doble hebra circular, que en los últimos

años ha tomado mucha relevancia en las enfermedades transmisibles, entre

estas las del tipo sexual, pues estadísticas de la OMS nos muestran que es una

de las ITS con mas infecciones en mujeres y varones sexualmente activos, y que

desempeña un papel preponderante en l inicio de los canceres de cuello uterino.

Es en el papel que juega en la aparición del cáncer de cuello uterino,

donde radica la importancia de prevenir la infección por este virus pues en sus

inicios em VPH no muestra síntomas y es tomando por la grana mayoría de

mujeres infectadas con este virus, como una infección normal, pues produce en

sus inicios descensos y cierto escozor, tanto en varones como en mujeres por lo

que pasa desapercibido por los afectados.

El Virus del Papiloma Humano tiene una variedad de subtipos, entre

entes, el 16 y el 18 son los íntimamente relacionados con los casos de cáncer

de cuello uterino, por lo que la OMS a implementado las vacunas en niñas

menores de 12 años, pero que actualmente hay varas voces que cuestionan la

inocuidad de dicha vacuna.

La mejor forma de evitar la propagación del VPH es la abstinencia sexual

o en caso de ser sexualmente activos, el uso de métodos de barrera como el

preservativo, pues su vía de trasmisión es sexual.

3
Por lo anteriormente expuesto, el Virus de Papiloma Humano es un tema

de interés en Salud Pública y motivo del presente estudio.

4
CAPITULO I: VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

1.1 - DEFINICION

El virus del papiloma humano a alcanzado en los últimos tiempos una gran

notoriedad a nivel mundial por lo que es actualmente un tema de preocupación

en el área de la salud.

“La infección genital por el virus del papiloma humano (VPH) es la enfermedad

de transmisión sexual de mayor prevalencia en la población sexual activa y

desempeña un rol importante en la génesis de las lesiones preneoplásicas y del

cáncer invasivo de cuello uterino”[1] está presente en la mayoría de personas

que son activas sexualmente así como también está presente en muchos casos

de lesiones internas del cuello uterino que derivan en cáncer.

El virus del papiloma humano es “un virus de ADN de doble cadena circular con

800 pares de bases, el cual no cuenta con envoltura sino con un núcleo cápside

proteico icosaédrico con 72 capsómeros, que proviene de la familia Papoviridae

que afecta a las células escamosas del tejido del tracto genital bajo (vagina,

vulva, cuello uterino y ano) así como epitelio oral y nasal” [3].

Estudios recientes nos dicen que “el virus del papiloma humano es un virus de

tamaño pequeño no encapsulado, con una estructura icosaédrica y una doble

cadena de ADN circular de 7500 a 8000 pb”[7].

5
1.2- Incidencia, Prevalencia

La incidencia del virus del papiloma humano “es la infección de transmisión

sexual (ITS) más frecuente en el mundo y el principal agente causal del cáncer

cérvico uterino (CCU) encontrándose en el 975 de los casos” [4] lo cual implica

que de todos los casos reportados de ITS, el 97% de estas son por el virus del

papiloma humano.

Según Vásquez W, Rotera V, Ortiz, Y (2017) el virus del papiloma de tipo 16 y

18 son los responsables del 70% de los casos de cáncer de cuello uterino y entre

el 41% y el 67% en casos de lesiones cervicales y del 41% y 67% de las lesiones

cervicales de alto grado, y responsables del 32% en lesiones cervicales de bajo

grado.

“En mujeres con citología normal la prevalencia es del 10.2% a nivel global,

22.4% en África, 13% en América, 8.2%en Europa y 7.9% en Asia” (6) es decir,

en mujeres que presentan exámenes sin alteraciones a nivel de células del tracto

uterino. En países en vías de desarrollo como el nuestro “la infección por el virus

del papiloma humano es muy frecuente y afecta a muchas mujeres en edad fértil”

(6).

Para Alfaro A, Fournier M (2013) el VPH es la más común de las enfermedades

sexuales a nivel mundial y es frecuente en los EEUU, su incidencia mundial es

del 10% y la exposición a esta durante toda la vida es aproximadamente de entre

50 a 80%, lo cual coincide con otros autores y expone la magnitud de la infección

a nivel mundial.

Según Bosch F, Diaz M, Sanjosé Font R, Dactellsagne X, Alberco G, LLorenas

B, Llaustermier J, Moreno M (2016) las cifras aproximadas arrojan que de la

6
mmujeres portadoras de ADN de VPH de 310 millones , 271 millones están en

los países en desarrollo y 39 millones en países desarrollados., es decir, la mayor

parte de infecciones están en los países pobres o lo que se conoce también

como tercer nudistas .

2- Epidemiologia, Etiopatogenia

Las causas de la transmisión del virus del papiloma humano son de tipo sexual,

“se conoce que para que se dé la transmisión del VPH debe haber contacto

sexual con la piel genital, mucosa o líquidos corporales de una pareja con

lesiones mucosas o con una infección subclínica, aunque se sabe poco de la

capacidad infecciosa del VPH subclínico se cree que es alta, más aun si las

cuentas víricas son altas y el medio de un epitelio genital lesionado” falta el

número por lo que es totalmente necesario que para infectarse de VPH debe

haber contacto sexual con una persona infectada.

Siendo la transmisión del VPH por vía sexual, los órganos más susceptibles de

ser infectados y con potencial de iniciar una transformación neoplásica son el

cuello uterino (zona de intersección) y la línea pectínea del canal anal, Bosch F,

Diaz M, Sanjosé Font R, Dactellsagne X, Alberco G, LLorenas B, Llaustermier J,

Moreno M (2016). El virus del papiloma humano es una ITS que afecta

mayormente a los órganos genitales , su presencia está muy ligada al cancel

de cuello uterino y su aparición guarda relación con la conducta sexual de cada

individuo, de acuerdo a Vásquez W, Rotera V, Ortiz, Y (2017), quienes expresan

la fuerte relación de la infección por el virus del papiloma humano con los casos

de cáncer de cuello uterino y la cual esta íntimamente relacionada con las

conductas sexuales.

7
Estudios demuestran que el VPH tiene la capacidad de penetrar la piel intacta lo

cual aún no está del todo estudiado, pero se cree que las micro lesiones

favorecen el ingreso del virus, Concha M (2007), lo cual coincide con otros

autores, que relacionan el ingreso del VPH al epitelio a través de micro lesiones

en el epitelio de los órganos sexuales.

CAPITULO II: MANIFESTACIONES CLINICAS

2.1- CARACTERISTICAS FISICAS

“En el área vulvar y perineal, los condilomas tienen una presentación muy

variable lo más habitual es encontrar entre 5 y 15 lesiones aisladas o en placas

de base amplia o pediculadas con un tamaño de entre 1 y 10 mm cada una

,más o menos sobre elevadas, con una superficie especulado(formaciones

similares a cristas)o plana”.[12] Según los autores nos explican que los

condilomas presentan entre 5 y 15 lesiones con un tamaño entre 1 y 10nm con

formaciones similares a crestas. ‘’Los tipos de VPH cutáneos, entre ellos los tipos

1,2,3,7 y 10 , tienen como blanco principalmente manos y pies, formando

verrugas típicas de la infección .Los VPH que tienen preferencia por tejidos

mucosos infectan las células epiteliales basales de la boca ,garganta tracto

respiratorio o epitelio ano-genital y en cualquiera de ellos VPH podría dar origen

a un proceso carcinogénico”.[10] Los tipos de VPH 1, 2, 3,7 y 10 forman verrugas

en manos y pies. Hay VPH que prefieren los tejidos mucosos e infectan boca,

garganta, tracto respiratorio, etc.

8
Hay casi 60 tipos de VPH que causan verrugas en diferentes partes del cuerpo

y son conocidos como verrugas comunes o vulvares. Algunos tipos de VPH

causan verrugas que tienen forma de coliflor y están elevadas por encima de la

piel que está alrededor. Los tipos de VPH cutáneos no causan verrugas

genitales. La infección del virus se presenta mediante lesiones como verrugas

que aparecen alrededor de los genitales, tanto de los hombres como de las

mujeres. Hay tipos de VPH que pueden crecer en otros lugares ya que prefieren

a las células escamosas húmedas como la laringe, ano y vagina. Los condilomas

acuminados son presencia de verrugas en los genitales externos, se les

reconoce fácilmente por sus lesiones de coloración carnosa en racimos de color

gris o rosa. En la mujer el cuello uterino es el lugar donde no se presentan los

condilomas acuminados, según Peña R (2018).

9
CAPITULO III: FACTORES DE RIESGO

Los factores de riesgos asociados guardan estrecha relación con

conductas como “el inicio de la vida sexual a edad temprana ,la multiparidad,

la promiscuidad sexual y especialmente ,las infecciones de transmisión sexual

como la causada por el virus del papiloma humano(VPH) “[14] La multiparidad,

el inicio de la vida sexual a temprana edad y la promiscuidad son factores de

riesgo de VPH. Peña R (2018) nos dice que los factores de riesgo para contraer

este virus son el inicio de relaciones sexuales a temprana edad, haber tenido

sexo con dos o más personas sin usar protección y la deficiente alimentación,

tabaquismo, alcoholismo y drogadicción. [13]El hábito de fumar está asociado al

cáncer del pulmón y de laringe que podría tener coalición con el cáncer de cuello

uterino. Los componentes del humo tienen una acción carcinogénica que están

disueltas en la sangre que han sido detectadas en el cuello uterino y pueden

iniciar la acción oncogénica del VPH producida por las células del cérvix

“En hombres el VPH ha sido asociado principalmente a lesiones como

verrugas ano genitales y en los últimos años a neoplasias intraepiteliales de

pene y ano” [11] Aquí nos da a entender que en los hombres se asocian con

verrugas en los genitales y ano.

“La edad al primer coito antes de los 20 años y especialmente antes de los 18

años de edad la vulnerabilidad del epitelio cervical en esas edades.” [1] La edad

del primer coito es otro de los factores de riesgo que debemos de tomar en

cuenta.

10
‘’En la mucosa de cérvix y vagina, los condilomas acuminados suelen

presentarse como una o múltiples lesiones sobre elevadas, de superficies

rugosa, pediculadas o sésiles y de un color rosado”.[12] Los condilomas

acuminados se presentan con una superficie rugosa de color rosado en el cérvix

y la vagina.

“La multiparidad es otro de los elementos a considerar porque durante el

embarazo se produce una depresión inmunológica y de los folatos de sangre,

elementos que se han asociado a un incremento de lesiones’’. [1] Mientras más

embarazos puedan tener una mujer es muy peligroso a que puedan contagiarse

de esta infección.

La promiscuidad sexual de al menos un miembro de la pareja, es de los factores

a considerar, “sobre todo cuando no se tiene en cuenta el uso de anticonceptivos

de barrera como el condón”. [1] El cambio de parejas y la falta de uso de

anticonceptivo es otro de los factores de riesgo.

“El VPH afecta a hombres y mujeres por igual, sin embargo, en hombres

principalmente se ha asociado a lesiones como verrugas ano- genitales y

neoplasias intraepitales de pene y ano”. [10] Este virus afecta ambos sexos por

igual, pero en los hombres está asociado con verrugas en ano y genitales.

‘‘Él VPH infecta las mucosas y las superficies cutáneas y provoca la aparición de

verrugas o tumores epiteliales”. [11] Esta infección infecta las mucosas y provoca

la aparición de verrugas.

‘’ El estado nutricional puede influir en la progresión de la infección por VPH y

algunos factores dietéticos pudieran relacionarse con la carcinogénesis ‘’. [1] El

estado nutricional de la persona influye mucho en la progresión del VPH.

11
‘’Generalmente con el tiempo de evolución la superficie de las lesiones va

perdiendo especulaciones y tornándose más lisa y redondeada y la coloración

pasa de un torno rosado a uno o más pigmentado, pudiendo llegar a hacerse

marrones’’. [12] Con el tiempo las verrugas se vuelven más lisas y pasan de un

color rosado a uno más pigmentado.

‘’ Las infecciones virales son frecuentes en pacientes con deficiencias en el

sistema inmunológico que se manifiesta con linfógena y alteración de la relación

entre los linfocitos B y T y la quimiotaxis de los neutrófilos está disminuida’’. [1]

Las infecciones se dan más en personas que tienen un deficiente sistema

inmunológico. Entre los más comunes del grupo de virus de bajo riesgo

oncogénico están los tipos 6 y 11 que causan las verrugas benignas o

condilomas acuminados y que generalmente, se asocian con lesiones no

invasivas, mientras que los tipos 16 y 18, se corresponden con los de alto riesgo

por su gran potencial carcinogénico’’. [1]Los tipos de VPH 6 y 11 causan verrugas

y se asocian con lesiones no invasivas, mientras que los de 16 y 18 son más

graves.

‘’ En ocasiones se presentan como placas de color blanco a simple vista y con

menos frecuencia como máculas o pápulas hiperpigmentadas’’[12] Estas

lesiones algunas veces se presentan como placas de un color blanco.

12
CAPITULO IV: DIAGNOSTICO

Él diagnóstico del Papiloma Virus Humano (VPH) puede ser observado de

varias formas conforme la a presentación de los síntomas del paciente. Además,

algunos criterios deben ser explorados para que no se tenga equívocos durante

las análisis del médico.

"El diagnóstico es en gran medida clínico”. [1] Según este autor el diagnóstico

de las lesiones ocasionadas por el VHP es hechos de forma clínica con una

simple inspección del profesional médico pero algunos autores dicen que la

inspección clínica no es suficiente.

"La inspección clínica no es suficiente para el diagnóstico, debido a la existencia

de un elevado por ciento de infecciones subclínicas".[16] Por lo tanto, como

existen enfermedades que presentan etapas distintas en su demostración es

recomendado el diagnóstico de otras formas para no dejar dudas.

Sin embargo, Pérez C, Hanson A, (2003) dice que " La clínica puede ser

suficiente en los casos en que la lesión es típica". (falta el número de la fuente)

Entonces tenemos dos puntos de visión sobre el diagnóstico clínico donde las

lesiones son típicas o no típicas que pueden conducir al diagnóstico de VPH o

no.

Según Pérez C, Hanson A, (2003) el uso del ácido acético al 1% ayuda a

identificar áreas de infección subclínica a través de un aspecto blanquecino

brillante. En clínica el médico puede aplicar el ácido acético 1% sobre las

lesiones del cuerpo del paciente como ano, vagina, pene y al observar un

aspecto blanquecino típico ya se puede pensar en un diagnóstico de VPH. Este

13
procedimiento es rápido y ayuda a la comprensión del caso, una vez que, otros

métodos de diagnóstico son más demorados debido su complejidad.

"El diagnóstico de las verrugas comunes se basa en su presentación clínica, su

localización anatómica y su histología" [7] Algunos tipos de VPH se manifiestan

a través de verrugas comunes que pueden ser confundidas con otros tipos de

verrugas dermatológicas. Las verrugas generadas por el VHP poseen

localización específica según su tipo. Por lo tanto, esta duda puede ser sanada

a través de una biopsia y estudios histológicos.

Sobre la biopsia dos autores hablan de este importante procedimiento de

diagnóstico. "El diagnóstico se efectúa por biopsia de tejido e identificación de

los microorganismos en frotis o por cultivo".[17] y "La biopsia es un método de

diagnóstico importante porque detecta el papiloma virus humano y tipos de

carcinomas".[16] La biopsia es una forma de diagnóstico preciso y debe ser

explorado por el médico en caso de dudas y para calificar el tipo de VHP o la

presencia del cáncer.

Sin embargo, "la biopsia sirve tanto para el diagnóstico como para el diagnóstico

diferenciar con carcinoma debe ser dirigida por colposcopia".[16] La biopsia

necesita ser acompañada por la colposcopia para tener un diagnóstico de cáncer

secundario al VPH.

"La colposcopia tiene un valor inestimable para estudiar las lesiones vaginales y

del cuello uterino”. [19] Es muy importante la colposcopia ya que, la aparición del

VPH en la vagina puede ser precursor del cáncer, hacer estudios sobre este

tema.

14
Según Álvarez, M (2014) la microcolpohisteroscopia permite observar la

queratosis superficial, coilocitosis y alteraciones celulares, por lo tanto es

importante en el diagnóstico del VPH. Mas una forma de diagnóstico diferencial

que ayuda a la identificación del VPH de forma precisa y a través de imágenes.

"El síndrome inguinal se caracteriza por linfadenopatia inguinal dolorosa e

incluso bubones que se rompen espontáneamente”. [15] Algunas regiones del

cuerpo humano como la región inguinal pueden necesitar de un diagnóstico a

parte como sugiere el autor debido sus características de manifestación primaria.

"La fase primaria ulcerosa a menudo pasa desapercibida”. [15] Eso explica

porque algunas técnicas de diagnóstico son necesarias para que no haga dudas

o confusión con enfermedades que tienen características parecidas o la

enfermedad esta en una fase subclínica.

"En la citología vamos a ver lesiones esofíticas y planas aumentando la

sensibilidad al 98%". Las lesiones esofíticas son aquellas que aparecen en la

parte exterior del cuerpo y pueden ser vistas sin cualquier duda, como, por

ejemplo, las verrugas que se presentan en el aparato genital.

Según De Fer I, Brisco M y Mullur R (2011) cuando la infección ingresa al tracto

anorrectal se produce una proctitis y inflamación del tejido linfático circundante.

Eso nos explica que las lesiones ocasionas por VPH poder producir

enfermedades secundarias como el caso de la proctitis, una inflamación del ano

que genera una manifestación inflamatoria linfática a nivel sistémico.

También según De Fer I, Brisco M y Mullur R (2011), las lesiones cervicouterinas,

vaginales o anales pueden provocar dolores o secreciones lo que ayuda e el

diagnóstico del VHP. Eses síntomas ayudan el médico en el momento de sus

15
análisis sospechar del VPH una vez que, las secreciones y el dolor están

presentes en la manifestación del VPH por esas regiones.

Sobre las personas portadores de una enfermedad inmunológica como el VIH,

De Fer I, Brisco M y Müller R (2011) nos habla que en mujeres con VIH se

recomienda realizar exploraciones pélvicas y frotis de papanicolaou por cada 6

meses para acompañar el VPH. Algunos condilomas generados pelo VPH en los

pacientes con el VIH son de zonas atípicas y requieren biopsias. Entendemos

que nos casos asociados al VIH los cuidados y estudios deben tener criterios

específicos y una mayor atención una vez que, el VPH puede surgir en regiones

atípicas.

"Se puede emplear la PCR para detectar ácidos nucleicos de VPH y para

identificar tipos específicos del virus".[19] "Ensayo en base a reacción de

polimerasa en cadena (PCR-based assay – amplicor VPH)". Esa técnica utiliza

el ADN celular para transcribir e replicar el código genético de la enfermedad,

así, los tipos de VPH se reconoce con mayor precisión y poca margen del error.

Segundo Concha M (2007) es posible hacer el diagnóstico a través de la reacción

de polimerasa en cadena (PCR) y ADN/ARN viral. Ese proceso se pasa por lo

menos de 2 horas para la detección. Este proceso además de ser preciso es

rápido y ayuda en el diagnóstico con mayor agilidad.

"Pruebas de detención del ADN del VPH".[16] Es posible y eficaz el uso de

técnicas que usan el ADN viral para detención del diagnóstico del VPH.

Según Concha M (2007) los tipos de VPH considerados de bajo riesgo para el

cáncer no tiene la necesidad que sea hecho identificación del genotipo viral.

16
Solamente son usadas las técnicas para identificación en casos de síntomas

relacionados al cáncer o cuando hay dudas en relación al diagnóstico del VPH.

"Prueba rápida en lote (menos de 2 horas) para detectar por lo menos 13

genotipos oncogénicos".[7] Con la evolución de las técnicas diagnósticas

habituales y la necesidad de tener un diagnóstico rápido para confirmar o negar

una sospecha algunas técnicas están en el mercado para ser usadas de forma

rápida y eficaz según nos dice el autor.

Según Concha M (2007) se está desarrollando una nueva tecnología en

diagnóstico para detección de la proteína E6 en los tipos oncogénicos de VPH

que sale en 20 minutos. Esta nueva técnica nos permite esta nueva técnica nos

permite tener un diagnóstico rápido a través de la utilización de una proteína y

en los casos de cáncer cuanto más rápido y preciso mejor para iniciar el

tratamiento precoz e inhibir la evolución de la enfermedad.

17
CAPITULO V: TRATAMIENTO

5.1 Definición

La comprensión de la neoplasia causada por infección vírica nos las

ofrece Leninger: “Cuando una célula se divide sin limitación reguladora

alguna, da lugar a un clon de células, tan grande, que interfiere con las

funciones fisiológicas normales”. “[25].

Otra propuesta que explica la causa de neoplasias antes mencionadas

nos la explica Goodman: “Muchas neoplasias en el ser humano se

demostró activación anormal de proteínas cinasas de tirosina especifica

(Blume – Jensen y Hunter, 2001), tornándolas en blancos terapéuticos

moleculares atractivos en la terapéutica del cáncer. “[23].

El descubrimiento antes mencionado sucedió por lo que nos dice

Goodman: “Los oncogenes (ver figura 5.1) se descubrieron originalmente

en virus causantes de tumores. Más tarde se descubrió que derivaban de

genes presentes en las células huésped del animal, llamados

protoncogenes , que codifican proteínas reguladoras del crecimiento”

“[25].

Profundizando Leninger nos dice: “En todos los tipos de cáncer la

regulación normal de la división celular no es funcional debido a uno o

más genes que codifican proteínas que normalmente envían señales

intermitentes para la división celular se transforman en oncogenes,

18
produciendo proteínas de señalización activas: o genes que codifican

proteínas que normalmente restringen la división celular” “[25].

La forma en que se establece la enfermedad HPH, es muy compleja, pues

los virus que ingresan al huésped, cuentan con información genética para

reproducirse, en la cual sintetizan enzimas y ocasionan cambios

moleculares profundos en las células huésped [26].

Unos de estos cambios son la inhibición de apoptosis con la consiguiente

acumulación de células tumorales anormales que se reproducen a

velocidades que en poco tiempo son catastróficas para el huésped, como

por ejemplo irrupción vascular, entre otros daños graves [23].

Los oncogenes fueron los primeros descubrimientos causantes de

tumores en experimentos con animales, es decir, células protooncogenes,

estos codifican proteínas reguladoras del crecimiento [25].

Analizando la naturaleza de la enfermedad, se ha demostrado que el

cáncer resulta de la activación anormal de las proteínas cinasas

específicas, tornando estos mismos en blancos terapéuticos específicos

en cada tipo de tratamiento. [25]

5.2 Blancos Terapéuticos

5.2.1. Prevención.

Por lo complejo que resulta la instauración del virus del Papiloma humano

en el cuerpo, en algunas formas de verrugas, actualmente se han creado

vacunas, pues son una manera de evitar la enfermedad, economizando

mucho al área de salud estatal y evitar que las personas puedan contraer

19
este virus que, por su complejidad, a mi parecer es la mejor alternativa

como asume Jawetz, “Se espera que las vacunas contra el HPV sean una

manera rentable de reducir las infecciones anogenitales por el virus, la

frecuencia del cáncer cérvico uterino y la carga sanitaria que representa

el papiloma humano “[24].

5.2.2. Tratamiento.

Según Groosman: “En la actualidad no existe un tratamiento que permita

erradicar el virus en personas infectadas”.”[26]

Los medicamentos que estimulan la actuación de la respuesta innata e

inflamatoria del cuerpo, favorecen una curación más rápida como lo son

el IMIQUIMOD (ver figura 5.2) e INTERFERON como nos lo propone

Murray “Los estimuladores de la respuesta innata e inflamatoria como

imiquimod, interferones e incluso bandas removibles, pueden favorecer

una curación más rápida” “[21].

Pero el mecanismo específico del imiquimod nos lo aclara Goodman:

“posee efectos inmunomoduladores, al actuar como un ligando de

receptores de tipo Toll en el sistema inmunitario innato e inducir la

aparición de citosinas, interferón a(INF-a), factor de necrosis tumoral alfa

(tumor necrosis factor-a TNFa) y las interleucinas 1,6,8,10 y 12.”[22].

En general los tratamientos actuales según Groosman son: “puede

aplicarse el paciente podofilotoxina e imiquimod y terapias administradas

por el médico podofilina y acido tricloroacetico”. “[26]

La Aplicación del IMIQUIMOD es por un lapso de 16 semanas, en las

cuales solo 3 veces por semana se aplica y lava después de 6 a 10 horas

20
de haberse untado la crema, pues, así se evitan daños excesivos a tejidos

sanos, estas pueden aplicarse directamente por el paciente. [26]

También otra opción farmacológica son la podofilotoxina cuyo blanco

terapéutico es distinto, pues estos se unen a los ácidos nucleótidos de las

células infectadas evitando así su replicación y efectos subsiguientes

explicados en la sección 5.1 (definición) tal como lo propone Grossman

“puede aplicarse el paciente podofilotoxina e imiquimod y terapias

administradas por el médico podofilina y acido tricloroacetico “[22].

El mecanismo de acción en resumen nos lo dice Avendaño: “al inhibir la

mitosis, y por tanto, son posibles anti tumorales” “[22]

La dosis de la podofilotoxina también llamados citotóxicos por su acción

se dan de la siguiente manera: se unta la crema 2 veces por día durante

3 días con un intervalo de no aplicarse de 4 días, continuando así el ciclo

de aplicación [26].

Otro tratamiento más agresivo son los propuestos por Avendaño en su

hipótesis: “Los agentes anti sentido, que se proveen como futuros

antivirales y antitumorales, tienen generalmente como diana el ARNm.

Son secuencias de nucleótidos, complementarias de mensajeros

genéticos potencialmente peligrosos, diseñados para bloquearlos”. “[22]

Y su explicación a este efecto antes mencionado se da por: “Para intentar

resolver, se han modificado la estructura de diesteres del ácido fólico, se

le han unido grupos capaces de intercalarse o alquilar la diana, y se ha

sustituido el esqueleto de los nucleótidos por otros tipos peptídicos, más

21
fáciles de preparar, más hidrosolubles y más estables en condiciones

fisiológicas” “[22]

22
CONCLUSIONES

El VPH, se a convertido en uno de las infecciones de transmisión sexual

mas frecuente y en mayor crecimiento de la última década. De inicio casi

imperceptible es muy común en hombres y mujeres jóvenes y en países en vías

de desarrollo, la gran mayoría de pacientes infectadas son mujeres que

desarrollaran en el transcurso de su vida lesiones en cérvix y en varones en la

zona peneana y perianal.

Los factores que están asociados con el riesgo de desarrollo de una

enfermedad o infección y que muchas personas desconocen. Uno de los factores

es la promiscuidad sexual de al menos un miembro de la pareja, la edad del

primer coito y la cantidad de parejas que tienes durante tu vida sexual. Dentro

de sus manifestaciones clínicas: generalmente el VPH no presenta síntomas,

pero si presenta signos como la aparición de verrugas en diferentes lugares del

cuerpo como: mano, pies, membranas mucosas, miembros genitales que tienen

formas de crestas de gallo o de una flor.

Para el diagnóstico del VPH el medico tiene algunas herramientas que

pueden ser usadas por el medico en el momento de su primer contacto con la

paciente. Un ejemplo es el uso del ácido acético 1% que al entrar en contacto

con el VPH demuestra una coloración blanquecina que puede considerarse

como presencia del virus. Obviamente que una revisión previa de la ubicación y

aspectos físicos de las lesiones llevaran a mejor elección de la evaluación para

el diagnóstico que debe ser preciso y rápido. En casos de dudas puede ser

23
solicitado una biopsia porque los exámenes histológicos ayudaran a la detección

del VPH y su estadio clínico

24
ANEXOS

25
Figura 1. Prevalencia del VPH en mujeres sometidas a despistaje

https://www.google.com.mx/search?q=VPH+ESTADISTICAS&biw=1366&bih=620&tbm=isch&source=iu&ictx=1&fir=2gf

U9CyqmDa7bM%253A%252CpaLJ2rHuhnla7M%252C_&usg=__xM2SXi6sSmND8QVZVJ8D9nD_xO8%3D&sa=X&ve

d=0ahUKEwiz6MKx2OzbAhUHzlkKHQ3KAgUQ9QEIRjAE#imgrc=Cy6WrMwKlPTEfM:&spf=1529856953655

26
Figura 2. Verrugas en formas de crestas.

27
Figura 3. Verrugas en membrana mucosa.

28
Figura 4. Cuello uterino y ácido acético 1%

https://image.slidesharecdn.com/charladecolposcopia-2015-150914030546-lva1-

app6892/95/principios-bsicos-de-colposcopa-78-638.jpg?cb=1442200203

29
Figura 5.1.- Formas de Replicación Vírica intracelular por oncogen

30
Figura 5.2 Estructura molecular del Imiquimod

BIBLIOGRAFIA

1.- Ulloa, A. Infección Genital por el virus del Papiloma Humano. Revista cubana

de Ginecología y Obstetricia. [Publicación periódica en línea ]2014. Mayo [Citado

9 de abril 2018] 40 (2); [15pp] Disponible en: http://scielo.sld.cu

2.- Ochoa F, Guerreros D, Velasco M. Infección por Virus del Papiloma Humano

en mujeres y su prevención. Revista Mexicana de Oncología [En línea]

Setiembre 2015 [citado 21 abril 2018]; 2014 (3); [7pp] Disponible en:

http://www.cepchile.cl/dms/lan_1/doc_4371.htmi

31
3.- Alfaro, A, Fournier, M. Virus del Papiloma Humano. Revista Medica de Costa

Rica y Centroamérica [En línea] 2013. Julio [20 abril 2018]; LXX (606); [7PP]

Disponible en: www.binasss.sa.er>revistas>rmce

4.- Silva, R, León, D, Bubi P, Ili C, Roa, J, Sánchez, R. Diagnostico de la Infección

por el Virus del Papiloma Humano en el Hombre. Revista Chilena de Infectología

[En línea] 2013. Abril [20 abril 2018]; 30 (2); [7pp] Disponible en:

https://scielo.conicyt.cl>pdf>rci>ac09

5.- Picroni, María. Detección del Virus del Papiloma Humano en la Prevención

del cáncer cervical. Revista de Medicina [En línea] 2013. Setiembre [19 abril

2018] 73 (2); [7pp] Disponible en : www.scielo.org.ar>scielo

6.- Vasquez, W, Rotera, V, Ortiz, Y. Virus del Papiloma Humano: Revisión de la

literatura. Ciencias e Investigación Medica – Estudiantes Latinoamericana

(CIMEL) [En línea ]2017. Enero – Junio [20 mayo 2018] 22(1); [5pp] Disponible

en : https://www.cimel.felsocem.net>.view

7.- Concha, M. Diagnostico y terapia del virus del papiloma humano. REVISTA

Chilena de Infectología [En línea]2007. Marzo [20marzo 2018]24 (3); [1 pp].

Disponible en : www.sochinf.cl

32
8.- Bosch, F, Diaz, M, Sanjose, Font, R, Dactellsagne, X, Alberco, G, LLorenas,

B, Llaustermier, J, Moreno, M. Epidemiologia de la infección es por virus del

Papiloma Humano (VPH): riesgo de carcinoma genitourinario y de otros tumores

anogenitales. Nuevas opciones preventivas. [En línea]2006-Mayo [20 mayo

2018] 18 (3); [8pp]Disponible en : www.seepidemiologia.es>

9.- Vargas V, Vargas M, Tobas J. Detención primaria del cáncer cervicoutermo.

[En línea] 2015. [Citado 21 abril 2018]; 83(5): [5p) Disponible en

http://www.elsevier.es/es-revista-cirugia-cirujanos-139

10.- Silva R, León D, Brebi P, Ili C, Roa J, Sánchez R. Diagnóstico de la infección

por virus papiloma humano en el hombre. [En línea] 2013. [Citado 20 abril 2018];

30(2): [7p] Disponible en https://scielo.conicyt.cl/.

11.- Correras R, Xercavins V, Checa M. Virus del Papiloma Humano y cáncer de

cuello de útero. [En línea]. Buenos aires: panamericana; 2007 [Citado 23 abril

2018]; Disponible en http://books.google.com.pe/books?

12.- Torne A, Pino M,editores.Condilomas Acuminados [En línea].España:

Asociación Española de patología cervical y colposcopia;2015 [Citado 13 abril

2018]; Disponible en http://www.aepcc.org.revista

33
13.- Peña R. Incidencia de diagnósticos y conocimientos sobre los factores de

riesgo que contribuyen en el contagio de VPH en mujeres entre 20-40 años que

acuden al área de ginecología del centro de salud. [En línea] [Tesis para

licenciatura]. Ecuador: UDLA Universidad de las Américas; [Citado 20 abril

2018]. Disponible en http://dspace.UDLA.EDU.EC>handle

14.- Choa F, Guarmaos D, Velasco M, Infección por virus de papiloma humano

en mujeres y su prevención. Revista Mexicana de Oncología [En línea].

Setiembre 2015. [Citado 1 abril 2018]; 2014(3): [7pp] Disponible en:

http://www.medigrap

15.- De Fer I, BriscoM, Mullur R. Manual Washington de Medicina Interna

Ambulatoria. España: Wolters Kluwer/Lippincott Willians & Wilkis; 2011.

16.- Álvarez M. Incidencia de infecciones de transmisión sexual en gestantes

adolescentes atendidas en el departamento de gineco-obstetricia del Hospital

Nacional Hipólito Unanue en el periodo enero. [Tesis para licenciatura] Perú,

Lima: Universidad Privada San Juan Bautista; 2014.

17.- Kumar, Cotran, Robbins. Patología Humana. España: Interamericana.

McGraw-Hill; 2013.

18.- Pérez C, Hasson A. Dermatología. Chile: Ediciones Universidad Católica de

Chile; 2003.

19.- Braunwald, Fauci, Kaspen, Hausea, Longo, Jameson. Harrison Manual de

Medicina. (15ª ed.) España: McGraw-Hill; 2002.

34
20.- Restrepo A, Robledo J, Bedoya V, Restrepo M, Botero D, Leiderman E, et

al. Enfermedades Infecciosas. (5ª ed.) Colombia: Corporación para

Investigaciones Biológicas; 1996.

21.- Murray P, Rosental K. y Pfaller M. Microbiología Médica. 7.MA ed. España:

Elsevier; 2014.

22.- Avendaño C. Introducción a la química farmacéutica. 3.era ed. España: Mc

Grall – Hil Interamericana; 2009

23.- Goodman , & Gillman. Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica. 11.ava

ed. México: Mc Grall Interamericana; 2010

24.- Jawetz, Melnick. y Adelberg. Microbiología Medica. 25.ava ed. México: Mc

Graw Interamericana; 2012

25.- Lehninger. Principios de Bioquímica. 6.ta ed. Madrid – España: Omega;

2014.

26. Grossman S., Porth C. Fisiopatología. 9.na ed. España: Lippintcolt; 2014.

35