You are on page 1of 3

Resumen de Memorias de una Geisha

Memorias de una Geisha cuenta la historia de Chiyo Sakamoto, una joven japonesa que
es vendida empobrecida familia a una casa de geishas llamada okiya. Chiyo es
transformada en una geisha y cambia su nombre a "Sayuri", y se convierte en una de
las geishas más famosas de su tiempo. Pero con este éxito, Sayuri también aprende los
secretos y los sacrificios del estilo de vida de una geisha.

Chiyo Sakamoto, una joven de un pueblo pesquero asolado por la pobreza, es vendida
junto con su hermana mayor Satsu a una vida de servidumbre por su anciano padre.
Chiyo es acogida por la Sra. Kayoko Nitta, la Madre, la dueña de una casa de geishas
en Gion, uno de los distritos de geishas más importantes de Kioto, mientras que Satsu
es vendida a un burdel de prostitución.
En la okiya, Chiyo conoce a otra jovencita llamada calabaza, la irritable abuelita, y la
única geisha que trabaja en la okiya, Hatsumomo, que es famosa por su impresionante
belleza. Chiyo pronto descubre que Hatsumomo es secretamente una mujer cruel y
celosa que ve a Chiyo como una potencial rival debido a sus llamativos ojos de color
gris azulado, además de provocar un cambio en la futura dependencia financiera de la
Madre.
Luego, Hatsumomo se desvive deliberadamente para hacer que la nueva vida de Chiyo
sea miserable al responsabilizarla por todo e intencionalmente ocultar información sobre
el paradero de su hermana en el distrito de placer. Sin embargo, la tía es consciente de
esto y advierte a Chiyo que no confíe ni enoje a Hatsumomo, dada su historia con la
maleducada geisha.
Chiyo localiza el paradero de Satsu y hace planes para huir juntas. Sin embargo, al
regresar a la okiya, descubre a Hatsumomo con su novio, Koichi, lo cual va en contra
de las reglas del estilo de vida de las geishas. Cuando los atrapan, Hatsumomo intenta
torcer la situación acusando a Chiyo de robo. Chiyo niega esto e informa a la Madre de
lo que vio en el cobertizo. Como resultado, a todos se les prohíbe dejar la okiya por la
noche, excepto para asistir a compromisos de trabajo, y esto aumenta aún más la ira de
Hatsumomo hacia Chiyo. En la noche de su fuga planeada, Chiyo intenta escabullirse,
pero cae de la azotea y queda gravemente herida. Como castigo por deshonrar a la
okiya, la madre le dice a Chiyo que no invertirá más dinero en su entrenamiento de
geisha. Ella también le informa a Chiyo que sus dos padres están muertos. Chiyo pierde
su oportunidad de huir y nunca vuelve a ver a Satsu. También es degradada de
entrenamientos de geisha a trabajar como esclava para pagar sus crecientes deudas
con La Madre.
Un día, mientras lloraba en la orilla del río, Chiyo es notada por el presidente y sus
compañeras Geisha. Él le compra un postre de hielo raspado y le da su pañuelo.
Inspirado por su acto de bondad, Chiyo decide convertirse en una geisha para que algún
día pueda convertirse en parte de la vida del presidente.
Varios años después, Calabaza comenzó su entrenamiento como maiko bajo la tutela
de Hatsumomo y Chiyo le tiene envidia ya que ella permanece como criada bajo la tutela
de Madre. Ella inesperadamente está bajo el ala de Mameha, una de las geishas más
exitosas de Gion y rival de Hatsumomo. Aunque inicialmente de mala gana, Mameha
persuade a la madre de permitir que Chiyo entrene como geisha.
Bajo la tutela de Mameha, Chiyo se convierte en maiko y toma el nombre de Sayuri. Ella
crece en popularidad, y Hatsumomo se vuelve tan desesperada que intenta arruinar la
reputación de Sayuri. Previendo esto, Mameha la lleva a un combate de sumo donde
Sayuri vuelve a presentarse ante el presidente, que parece ignorar su identidad anterior
como Chiyo, así como a su socio de negocios Nobu Toshikazu a quien Hatsumomo
considera repulsivo, que le gusta.
Mientras tanto, Mameha orquesta una guerra de ofertas por el mizuaje de Sayuri entre
dos hombres: Nobu y el Dr. Crab, lo que la convertirá en una geisha completa. Al
enterarse de lo que Mameha ha planeado, Hatsumomo difunde crueles rumores de que
Sayuri ya perdió su virginidad. Sin embargo, Sayuri es nombrada bailarina principal para
una actuación popular, lo que enfurece a Hatsumomo ya que esperaba que Calabaza
fuera nombrada líder. En la actuación, atrae la atención de muchos hombres, incluido el
Barón el danna de Mameha, con su actuación. Cuando el Dr. Crab felicita a Sayuri,
secretamente lo convence de escuchar una opinión diferente antes de tomar la palabra
de alguien que miente.
El barón invita a Sayuri a su finca para una fiesta de observación de Sakura, que
Mameha se siente disgustada a permitir que Sayuri asista, pero la deja ir de todos
modos. Cuando el Barón le regala un kimono a Sayuri en privado en la fiesta, él la
desnuda contra su voluntad para "echar un vistazo", pero no va más allá.
El mizuaje de Sayuri se gana con una oferta récord de quince mil yenes. La Madre, al
ver a Sayuri como un activo financiero, la nombra como su hija adoptiva y heredera de
la okiya. Esto deja devastada a Calabaza, que esperaba que la adoptaran para poder
tener seguridad en su vejez y enfurece a Hatsumomo. Luego, La Madre le dice que debe
ceder su espaciosa habitación a Sayuri, lo que enfurece aún más a Hatsumomo, quien
trata de recordarle su contribución financiera anterior. Más tarde, Mameha le dice a
Sayuri que la oferta había terminado en un concurso entre el Dr. Crab y el Barón, Nobu
se había negado a participar en la licitación porque estaba en contra de sus principios.
Mameha dejó ir al Dr. Crab debido a sus sentimientos románticos por el Barón, a pesar
de que su oferta era aún mayor. Al regresar a casa después de la ceremonia del
mizuage, Sayuri encuentra a Hatsumomo borracha en su habitación, donde ha
encontrado el pañuelo del presidente. Se produce una pelea, durante la cual una linterna
de gas es derribada y provoca un incendio, y la okiya es parcialmente destruida por las
llamas. Hatsumomo es expulsada de la okiya por La Madre, sus pertenencias son
entregadas a Sayuri, y es desterrada de Gion y es dejada con su destino desconocido.
La exitosa carrera de Sayuri se ve interrumpida por el estallido de la Segunda Guerra
Mundial. Sayuri y Mameha están separadas, Sayuri va a las colinas a trabajar para un
fabricante de kimonos, un viejo amigo de Nobu, y Mameha va a un médico, el viejo
amigo del presidente. Después de la guerra, Sayuri se reúne con Nobu, quien necesita
su ayuda para impresionar a un coronel estadounidense llamado Derricks que tiene el
poder de aprobar fondos para la firma del presidente. Sayuri se reúne con Mameha, que
ahora se gana la vida alquilando habitaciones para los pobres. Aunque se muestra
reacia a volver al estilo de vida geisha después de lo que ha pasado, acepta ayudar a
impresionar a Derricks. Sayuri se reencuentra con Calabaza, que ahora es una
acompañante coqueta. Sayuri se va de viaje con Nobu, el presidente, Mameha, Pumpkin
y los estadounidenses a las islas Amami.
En Amami, el Coronel propone a Sayuri, pero es rechazado. Nobu presencia el incidente
y se enfrenta a Sayuri. Finalmente confiesa sus sentimientos, diciéndole que quiere
convertirse en su Danna. Sabiendo que entrar en una relación con Nobu acabaría con
cualquier posibilidad de estar con el presidente, Sayuri está angustiada y elabora un
plan. Mameha se da cuenta y le advierte que no lo haga por la amabilidad que Nobu le
ha mostrado. Ella quiere que Sayuri lo acepte como su danna y no termine como
Hatsumomo. Ella se niega y recluta la ayuda de Calabaza para que Nobu la atrape
aparentemente intimando con el Coronel. Sin embargo, debido a su resentimiento
secreto por Sayuri, Calabaza trae al presidente en su lugar, teniendo pleno conocimiento
de los sentimientos de Sayuri hacia él. Cuando Sayuri se enfrenta a ella, Calabaza le
dice fríamente que le hizo muchos favores en el pasado y ella le robó las posibilidades
de ser adoptada por la Madre. Ella esperaba que al ver al presidente verla con Derricks,
él estaría disgustado por el comportamiento de Sayuri y tendría que aceptar a Nobu
como su danna.
Unos días más tarde, después de regresar a Gion, Sayuri recibe una llamada para ir a
la casa de té. Sayuri espera ver a Nobu, pero el presidente viene y finalmente le revela
que siempre supo que ella era la chica de la orilla del río. Él le dice que le había contado
a Nobu sobre el romance después de confrontar a Calabaza por su comportamiento,
efectivamente acabando con los afectos de Nobu por Sayuri y su deseo de ser su danna.
También revela que fue el responsable de enviarle a Mameha para que ella pueda
cumplir sus sueños de convertirse en una geisha. Sayuri finalmente revela su amor al
Presidente, y la película termina con su amoroso abrazo y beso, y un paseo por el jardín.

Related Interests