You are on page 1of 1

CAPITULO CUARTO

Presunciones legales

Presunción de propiedad
El poseedor es reputado propietario, mientras no se pruebe lo contrario. Esta presunción no puede
oponerla el poseedor inmediato al poseedor mediato. Tampoco puede oponerse al propietario con
derecho inscrito.
Presunción de posesión de accesorios
La posesión de un bien hace presumir la posesión de sus accesorios.
La posesión de un inmueble hace presumir la de los bienes muebles que se hallen en él.
Presunción de buena fe del poseedor
Se presume la buena fe del poseedor, salvo prueba en contrario.
La presunción a que se refiere este artículo no favorece al poseedor del bien inscrito a nombre de otra
persona.
Presunción de posesión continua
Si el poseedor actual prueba haber poseído anteriormente, se presume que poseyó en el tiempo
intermedio, salvo prueba en contrario.

CAPITULO QUINTO
Mejoras
Mejoras: Concepto y Clases
Las mejoras son necesarias, cuando tienen por objeto impedir la destrucción o el deterioro del bien.
Son útiles, las que sin pertenecer a la categoría de las necesarias aumentan el valor y la renta del bien.
Son de recreo, cuando sin ser necesarias ni útiles, sirven para ornato, lucimiento o mayor comodidad.
Derecho del poseedor al valor de las mejoras necesarias y útiles
El poseedor tiene derecho a valor actual de las mejoras necesarias y útiles que existan al tiempo de la
restitución y a retirar las de recreo que puedan separarse sin daño, salvo que el dueño opte por pagar por
su valor actual.
La regla del párrafo anterior no es aplicable a las mejoras hechas después de la citación judicial sino
cuando se trata de las necesarias.
Derecho de retención del poseedor
En los casos en que el poseedor debe ser reembolsado de mejoras, tiene el derecho de retención.
Prescripción de la acción de reembolso
Restituido el bien, se pierde el derecho de separación, y transcurridos dos meses prescribe la acción de
reembolso.