You are on page 1of 2

LA CRUZ DE CRISTO

1 corintios 1:18

INTRODUCCION

¿Qué es la cruz para ti?, ¿Cómo lo consideras la cruz?


“La crucifixión parece haber sido inventada por los "bárbaros" en las fronteras del mundo conocido, y
adoptada luego tanto por los griegos como por los romanos. Probablemente sea el método más cruel de
ejecución jamás practicado, porque demora deliberadamente la muerte hasta haber castigado la máxima
tortura posible. La víctima podía padecer durante días antes de morir. Cuando la adoptaron los romanos, la
reservaron para los criminales declarados culpables de asesinato, rebelión o robo a mano armada.”

¿Cómo la humanidad considera a Jesús esta semana?


Jesús sigue colgado en la cruz, Jesús sigue muerto, Jesús sigue en la tumba.
Pero para nosotros está vivo, vive en nuestros corazones, está sentado a la diestra del padre y volverá por
segunda vez con poder y gloria.

1. LA VICTORIA DE LA CRUZ
¿Para qué ocupó Dios nuestro lugar y llevó sobre sí nuestro pecado? ¿Qué fue lo que obtuvo mediante
este sacrificio de sí mismo, mediante esta sustitución? Por tanto lo que Dios en Cristo hizo en la cruz es
rescatarnos, darse a conocer y vencer el mal.
¿Cuáles son las victorias que Dios hizo en la Cruz?
La propiciación.
Propiciar a alguien alude a apaciguarlo o practicar su ira. La propiciación es necesaria porque el pecado
despierta la ira de Dios. La iniciativa la tomo Dios en su pura misericordia y gracia.
Rom.3:24 justificados gratuitamente mediante la redención
1Jn.2:1-2.
Hay tres aspectos enfoques de la propiciación.
Primero: La propiciación es necesaria porque el pecado despierta la ira de Dios.
Segundo: que la propiciación es un don divino, era provisto por un Dios de gracia con el fin de que el
pudiese manifestar su gracia para con su pueblo pecador.
Tercero: que la doctrina bíblica de la propiciación se diferencia de los conceptos paganos al respecto.

Redención “En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de
su gracia” Ef.1.7
La palabra redimir significa “rescatar, librar y comprar de nuevo” (Lev. 25.25–27; 1 Cor.6.20; 7.23

Hay tres énfasis de la redención que muestra el en el Nuevo Testamento


Primero: lo que Cristo nos ha rescatado es de una esclavitud moral esta se describe como transgresiones y
pecados, la maldición de la ley y con la vana manera de vivir. Ef.1:7, Col.1:14, Gal.3:13, 1P.1:18,
Segundo: el precio con el que hemos sido rescatados. La persona de Cristo. La encarnación y la
expiación.Hb.9:12, Rom.3:24ss
Tercero: La persona del redentor. Adquiere derecho de propiedad sobre lo que ha comprado Hch.20:28,
Ap.9:5, 1Cor.6:18-20

La justificación. es “la acción de hacer a alguien justo ante Dios.” La justificación sucede cuando
Dios declara que quien ponga su fe en Cristo es justo. 2 Corintios 5:21, Jesús se convirtió en nuestro
sustituto en la cruz para que nosotros pudiéramos ser hechos “justos” ante Dios. Éramos culpables,
pero Dios nos ha declarado justos.
Romanos 3:22-24
La justificación nos da un derecho a una posición delante de Dios como seres justos.
La justificación es una declaración legal externa, de que el pecador ha entrado en una relación correcta
con Dios, que ha sido perdonado y rehabilitado.

La reconciliación
Significa restaurar una relación renovar una amistad.
La figura de reconciliación presupone la existencia de una relación originaria que, habiéndose
quebrantado, ha sido recuperada por Cristo.
Comienza con una reconciliación para con Dios y sigue con una comunidad reconciliada en Cristo.
La reconciliación con Dios es el comienzo, el significado de la expiación

La revelación de Dios
Lo que obtuvo la cruz de Cristo, se ha de ver en la función de la revelación tanto como en la salvación. Por
medio de lo que Dios hizo en la cruz para el mundo al mismo tiempo le estaba hablando a ese mundo. Dios se
nos ha mostrado en la muerte de su Hijo.
En el A.T. la gloria o esplendor de Dios se revela en la naturaleza y en la historia, es decir el universo creado y
en la nación redimida. En el N.T. se asocia aquella gloria con Jesucristo.
La cruz es un acto y por lo tanto una demostración de todo ello; la justicia el amor la sabiduría y el poder de
Dios.

La victoria sobre el pecado


La cruz obtuvo la salvación de los pecadores, es también revelación de Dios, así también la cruz
aseguró el triunfo sobre el mal. En el N.T. Jesús desarmó al diablo y lo venció, como también a todos
los principados y potestades bajo su mando. ¿Pero cómo logró Dios en Cristo la victoria sobre satanás?
La victoria se desenvuelve en seis etapas, aunque la derrota decisiva se llevó a cabo en la cruz.
1. Dios lo predijo en el huerto de Edén Gn.3:15,
2. La victoria iniciada en el ministerio de Jesús Mat.4:1-11,
3. La definitiva, la victoria obtenida, en la cruz. Jn.12:27-33; 16:11
4. Victoria confirmada y anunciada en la resurrección Hch.2:24; Ef.1:20-23; 1P.3:22.
5. La victoria se extiende en la medida en que la iglesia sale a cumplir su misión, en el poder del Espíritu, a
predicar a Cristo crucificado como Señor y a llamar a la gente al arrepentimiento y creer en El. Hch.26:18;
1Ts.1:9; Col.1:13
6. La victoria consumada en la parusía. Sal.110:1; Fil.2:9-11; 1Cor.15:24-28
7. La victoria en la cruz y resurrección. Por la muerte en la cruz Jesús derramó su sangre, resucitó al tercer día
así venció al diablo, Jesús pagó nuestras deudas del pecado, así que todos en Cristo somos libres por que Cristo
ya pagó. Is.53.1-12 una profecía, Mat.28:1-9 un hecho real
Así como la muerte del Mesías fue real, así también lo fue su resurrección y puede ser documentada por medio
de testigos fiables. Hoy todavía nos queda la evidencia histórica del hecho, porque la tumba está vacía.
¿Crees que Jesús murió y resucitó para darte vida?

Jesucristo, con su sacrificio en la cruz, nos dio la victoria. Sobre el pecado, sobre la enfermedad, sobre la muerte y
ante todo, sobre toda fuerza del enemigo que se levanta y procura de evitar nuestro crecimiento espiritual. Su muerte
en la cruz, es el más grande acontecimiento de la historia porque quitó la barrera que nos separaba del Padre, y por su
obra redentora, podemos entrar al lugar santísimo, a la presencia misma de nuestro amado Dios.