You are on page 1of 6

1-1-2017 EVALUACION DE

ACTITUDES.
1

como la evaluación de un objeto social. En este sentido, tanto las actitudes como
los valores suponen evaluaciones generales estables de tipo positivo-negativo.
A pesar de ello, no se deben confundir ambos constructos. Los valores, a
diferencia de las actitudes, son objetivos globales y abstractos que son valorados
positivamente y que no tienen referencias ni objetos concretos. Los valores
sirven como puntos de decisión y juicio a partir de los cuales el sujeto desarrolla
actitudes y creencias específicas. Los valores se tratarían, de alguna forma, de
actitudes generalizadas (Garzón y Garcés, 1989). Actitudes y opiniones. Existe
una cierta similitud entre estos dos constructos si se tiene en cuenta su aspecto
2
cognitivo. Las opiniones son verbalizaciones de actitudes o expresiones directas
de acuerdo-desacuerdo sobre temas, que no necesariamente tienen que estar
asociadas a actitudes ya desarrolladas.
Además, las opiniones son respuestas puntuales y específicas, mientras que las
actitudes son más genéricas. Actitudes y creencias. Las creencias son
cogniciones, conocimientos o informaciones que los sujetos poseen sobre un
objeto actitudinal.
La diferencia entre creencia y actitud reside en que, si bien ambas comparten
una dimensión cognitiva, las actitudes son fenómenos esencialmente afectivos.
Actitudes y hábitos. Tanto las actitudes como los hábitos son fenómenos
aprendidos y estables.
Los hábitos son patrones de conducta rutinizados generalmente inconscientes.
Sin embargo, las actitudes son orientaciones de acción generalmente
conscientes. Además, la actitud es un conocimiento de tipo declarativo, es decir,
que el sujeto puede verbalizar, lo que ocurre difícilmente con el hábito que es un
conocimiento de tipo procedimental.
La actitud es la evaluación de un objeto social.
• Los valores son actitudes generalizadas. 9 Las opiniones son
verbalizaciones de actitudes.
• Las creencias son informaciones sobre un objeto actitudinal.
• Los hábitos son patrones de conducta rutinizados generalmente
inconscientes.
• Las actitudes son orientaciones de acción generalmente conscientes.
• Las actitudes cumplen funciones, pero no siempre cumplen una única
función. 9 La actitud es una disposición evaluativa global basada en
información cognitiva, afectiva y conductual que, al mismo tiempo, puede
influenciar a las cogniciones, las respuestas afectivas, la intención
conductual y la conducta en sí misma.
La conducta está influenciada por la intención de conducta.
• La intención de conducta está influenciada por la actitud (valoración de
los resultados del comportamiento y expectativas) y la norma subjetiva
(opinión favorable / desfavorable de los otros significativos).
• El control percibido se refiere a la percepción de los obstáculos internos
y externos, y tiene efectos sobre la conducta a través de la intención de
conducta.

s el estudio, con detenimiento, de nuestras características de personalidad


(actitudes, puntos fuertes y débiles, hábitos, logros, aptitudes, etc.). Tenemos
que conocernos bien para poder ofrecer al mercado laboral las soluciones que
esperan de nosotros. A partir de este conocimiento, estaremos capacitados para
decidir las empresas, puestos, condiciones, etc... en las que estamos
3
interesados.
Vamos a analizar qué debemos entender por cada una de las características
personales mencionadas anteriormente.
Actitudes: Son elementos condicionantes de la conducta (innatos y adquiridos);
patrones a través de los cuales, la conducta se adapta, se ajusta al medio.

Aptitudes: Es la predisposición para llevar a cabo una actividad física o mental.


Son en su mayor parte innatas, pero se potencian y desarrollan, o por el contrario
se atrofian, en función de los estímulos que le ofrezcamos.

Puntos fuertes y débiles: Son las partes a aprovechar o desechar de nuestro


comportamiento. Su localización se obtiene, haciendo un análisis exhaustivo de
los dos puntos anteriores y de nuestra trayectoria personal, y su conocimiento
se basa en la experiencia y en la capacidad de ser crítico con uno mismo.

Hábitos: Son mecanismos automáticos de conducta que habitualmente


realizamos en tareas intrascendentes.

Logros: Se trata de hacer una recapitulación de todo lo que hemos conseguido


en nuestra trayectoria.
4
5