You are on page 1of 12

TINGO MARÍA – PERÚ

Agosto, 2017
I. INTRODUCCIÓN

La transpiración es un determinante primario del balance energético de la


hoja y del estado hídrico de la planta. Este proceso comprende la evaporación
del agua desde las células superficiales en el interior de los espacios
intercelulares y su difusión fuera del tejido vegetal principalmente a través de
las estomas y en menor medida a través de la cutícula y las lenticelas. Junto al
intercambio de dióxido de carbono (CO2), determina la eficiencia de uso del
agua de una planta (SQUEO Y LEÓN, 2007).

Las hojas pierden agua a través de sus estomas como una consecuencia
de la actividad fotosintética de las células del mesófilo. Las estomas ejercen el
mayor control de corto plazo en las relaciones hídricas de una planta debido a
que controlan la salida de agua que ocurre en respuesta a un fuerte gradiente
de diferencia de presión de vapor (DPV) entre el aire y la hoja. Tanto la
absorción desde suelo por la raíces como la transpiración por las hojas, ejercen
un control primario en la regulación de la conductancia estomática. El flujo de
agua a través de la planta responde entonces a dos ambientes distintos. Por un
lado, el ambiente aéreo a que está expuesta la hoja y que puede ser definido
en términos de radiación, temperatura, diferencia de presión de vapor,
contenido de CO y condición de la capa límite. Por otro lado, las raíces
comúnmente generan señales de estrés hídrico, las que sumadas a las señales
en la conductividad hidráulica del xilema también controlan la pérdida de agua
por la hoja (SPERRY et al. 1998).

1.1. Objetivos
 Determinar la pérdida del peso de la especie forestal por el método
pesadas de maseta, durante el proceso de transpiración.
 Evaluar y cuantificar el aumento del volumen de la especie forestal por
el método del potómetro, durante el proceso de transpiración.
II. REVISIÓN DE LITERATURA
2.1. Transpiración

Es el proceso por el cual las especies arbóreas o plantas regresan agua a


la atmósfera. Después de haber absorbido agua del suelo, las plantas liberan
agua a través de sus hojas. La transpiración ayuda a las plantas a mantenerse
frescas. En ciertas ocasiones la transpiración y la evaporación de las plantas se
fusionan, entonces denominamos a esto como “Evapo-Tanspiración”.

2.2. Funciones fisiológicas en la transpiración

La transpiración tiene tres funciones: regula el contenido hídrico de la


planta, la refrigera (la evaporación del agua es un proceso endergónico) y
genera la tensión necesaria en el xilema para la subida del agua, cargada de
nutrientes (savia bruta).

El volumen de agua transpirada por las plantas es variable y depende de


varios factores. Al respecto, se ha documentado grandes diferencias en los
volúmenes de agua transpirados entre especies. Por ejemplo; Según, Fetene y
Beck (2004) encontraron que Crotón macrostachys y Eucalyptus globulus
transpiran 60 y 55 litros de agua al día, volúmenes 4 a 5 veces mayores que los
transpirados por las especies arbóreas de Podocarpus falcatus y Cupressus
lusitánica, de igual talla y en las mismas condiciones ambientales.

2.3. Vías de transpiración en la planta

El agua en la planta puede perderse por tres vías principalmente: por


estomas, por lenticelas o por la cutícula.

1. Estomas: Es una vía controlable por la planta y cuantitativamente


representa alrededor del 90% del total de agua perdida.
2. Lenticelas
3. Cutícula: Estas dos últimas vías no son controladas por la planta y
cuantitativamente representan no más del 10% restante, pero adquieren
fundamental importancia cuando las estomas se encuentran cerrados,
por ejemplo. por deficiencia de agua. En hojas de plantas xerófitas
(típicas de zonas áridas), que tienen una cutícula muy gruesa y a veces
cubierta de ceras, la transpiración cuticular frecuentemente no supera el
1% del agua perdida por los estomas (LALLANA y LALLANA, 2003).

2.4. Factores que afectan la transpiración


2.4.1. Factores ambientales

La transpiración está condicionada por muchos factores


medioambientales, que incluyen la cantidad de agua disponible del suelo para
la planta, la cual es movilizada por diferencia de potencial hídrico, y la
diferencia de presión de vapor de agua en el aire, también por radiación,
temperatura, contenido de CO2 y velocidad de viento (BUCKLEY, 2005;
SPERRY et al. 1998).

2.4.2. Factores endógenos

Se encuentra condicionada por factores como: Área foliar, Estructura y


exposición foliares, Resistencia estomática y la Capacidad de absorción del
sistema radical.

2.5. Importancia de la transpiración

La transpiración es necesaria, ya que los estomas se abren ante el


estímulo de la luz, para absorber el CO2 requerido en la fotosíntesis, aunque
por contra, pueda alterar el balance hídrico al perderse el agua de la planta. El
flujo de agua a través de la planta inducido por la transpiración, proporciona un
buen sistema de transporte para los minerales que son absorbidos por las
raíces y que se mueven en la corriente transpiratoria. Así mismo, la absorción
de agua del suelo, tiene un efecto en la movilización de sales minerales del
suelo hacia la raíz, facilitando su absorción, sin un gasto de energía adicional,
que implicaría la formación de masas de raíces que exploren amplias
superficies de suelo. Se ha sugerido que la transpiración es necesaria para el
crecimiento normal de las plantas, ya que ayuda a mantener un estado de
turgor óptimo.
Cuando las plantas crecen en una atmósfera saturada de humedad,
presentan un aspecto suave y carnoso, que puede ser el resultado de una gran
absorción de agua, que causa un mayor alargamiento celular. Las plantas
terrestres, casi nunca están en un estado de turgor óptimo, aunque la savia
celular pueda tener una presión osmótica alta, como en algunos halófitos de
200 atm., la pérdida de agua por transpiración mantiene la presión de turgor
por debajo de la presión osmótica.

2.6. Métodos prácticos para estimar la transpiración


2.6.1. Método de la pesadas de macetas

Este método se basa en los cambios de peso fresco que experimentan


plantas perfectamente arraigadas, que crecen en macetas, en un período
establecido previamente.

La transpiración de una planta puede ser estimada cubriendo el sustrato


del macetero que la contiene de tal modo de impedir la pérdida de agua. Este
enfoque lo desarrolló Stephen Hales hace dos siglos. La evaluación de la
pérdida de peso de esta planta en una balanza analítica durante un intervalo de
tiempo será atribuida a la transpiración de esta planta. Este sencillo
procedimiento se conoce como método del lisímetro y representa una
aproximación de campo confiable para estudiar la evapotranspiración. Puesto
que la cantidad de agua usada en el crecimiento de una planta es menos de
1% del peso seco final de ésta, entonces todo cambio de peso puede ser
adscrito a la transpiración. No obstante, la mayor dificultad del método es la
generalización de los resultados en condiciones naturales.

El método ha sido expandido a contenedores con un gran volumen de


suelo en condiciones similares a un área de cultivo (Figura.1). Este contenedor
es colocado sobre una balanza o flotando sobre un recipiente mayor en el que
se sigue el cambio de peso a través de un tubo establecido en la superficie del
suelo. El nivel del líquido en el tubo es una medida del peso del lisímetro que
depende sólo de la evaporación de la superficie del suelo y la transpiración de
las plantas creciendo en el suelo. Una revisión más detallada sobre la
aplicación
y beneficios de lisímetros puede ser hallada en (ABOUKHALED et al,1981 y
JOHNSON et al, 2005).

Figura 1. Esquema de un lisímetro de terreno. El transductor de presión está


conectado a un sistema de adquisición de datos.

Antes de realizar las mediciones experimento se riegan las macetas por lo


menos 24 horas, para lograr que la planta establezca un equilibrio dinámico con
el suelo que la soporta. Si las macetas son porosas (barro) se las cubre con
algún material impermeable (bolsa de polietileno) para evitar cualquier pérdida
de agua que no sea de la planta misma. De no ser así, tapar únicamente la
superficie expuesta.

 Determinar el peso inicial (Pi) sobre una balanza de precisión y


finalizada la experiencia, una semana después, tomar el peso final (Pf).
 Establecer el área foliar de cada planta utilizando el programa ImageJ
 Repetir la experiencia recreando distintas condiciones ambientales como:
máxima iluminación, oscuridad, humedad relativa 100%, viento cálido.
 Los resultados se expresan generalmente como gramos de agua perdida
por la planta por unidad de tiempo; también se expresa como gramos de
agua por gramos de materia fresca o seca de la planta transpirante.
Pi Pf
IT 
(Planta, PF , PS )(hs, dias)

Donde:

IT: intensidad de transpiración

Pi: peso inicial

Pf: peso final

PF: peso fresco

PS: peso seco

2.6.2. Método del potómetro

Este método, usado en laboratorios de enseñanza, se basa en el supuesto


de que la tasa de absorción de agua es casi igual a la tasa de transpiración. Es
de utilidad para estudiar el efecto de los factores ambientales sobre la
transpiración. Se utiliza en pedazos de ramas, tallos, hojas y otros, pero no en
plantas completas. Un potómetro consiste en un depósito de agua, en el que se
introduce una rama, que previamente se ha introducido en un tapón de goma, y
donde todo debe quedar perfectamente sellado al cilindro. Se conecta el
recipiente de vidrio a un tubo capilar, al que se le introduce una burbuja de aire
que actúa como indicador de la utilización de agua por transpiración (SQUEO y
LEÓN, 2007).

Figura 2. Esquema de un potómetro. Fuente: SQUEO & LEÓN


III. MATERIALES Y MÉTODOS
3.1. Materiales
 Plantones de café
 Balanza
 Cuaderno de apuntes
 Agua
 Cinta de embalaje

3.2. Metodología (procedimiento)


3.2.1. Método pesadas de macetas
 Consiste en una planta de vivero que esta con bolsa, luego cubrir con
plástico, evitando que se evapore el agua de la tierra de la muestra.
 Luego pesarlo y anotar.
 Repetir las pesadas a las 3hr , cada gramo que pierde es un ml de
agua perdida por transpiración de la planta.

3.2.2. Método del potómetro


 Quitar la tierra de la raíz.
 Luego introducir la raíz en una botella con agua.
 Tapar bien la boca de la botella.
 Dejarlo señalado el nivel de agua, a las 3hr señalar de nuevo también
a las 12hr.
 Luego al terminar retirar la planta y el agua disminuye al retirar la planta.
IV. RESULTADOS Y DISCUSIÓN
4.1. Determinación del peso y volumen en plántulas de café y
por una unidad de tiempo

Cuadro 01: evaluación en pesado de masetas en gramos por una unidad de tiempo

macet peso en (gr)


a plant 2hora 4hora 6hora 24hora
a 0 horas s s s s

5.2 40 45.2 44.9 43.2 42.6 33.2

Grafico 1: grafico de disminución del peso

grafico de disminucion del peso


50
45.2
45 44.9 43.2 42.6
40
35
33.2
30
peso (gr)

25
20
15
10
5
0
0 horas 2hora s 4hora s 6hora s 24hora s
tiempo-horas

Esto se da debido al gran cambio que sufre la planta ya que la maceta

ha perdido su peso durante el proceso por muchos factores medioambientales en

un intervalo de tiempo así como señalan (ABOUKHALED et al,1981 y JOHNSON

et al, 2005).La evaluación de la pérdida de peso de esta planta en una balanza

analítica durante un intervalo de tiempo será atribuida a la transpiración de esta

planta.
V. CONCLUSIONES

Evaluamos la plántula forestal por el método pesadas de maseta su peso

teniendo en cuenta los factores medio ambientales, que las plantas transpiran

en un intervalo de tiempo cierto volumen de agua haciendo que el agua

disminuya como también su peso.

Se determinó que las plantas transpiran por NaOH eliminando agua

permitiéndonos cuantificar y evaluar el aumento de su volumen de la plántula

café durante la transpiracion


VI. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ABOUKHALED A, A ALFARA y M SMITH. (1981). Lisímetros. FAO Documento


de Riego y Drenaje Nº 39. FAO, Roma.

SQUEO Y LEÓN, (2007). Transpiración. Fisiología vegetal. Ediciones


Universidad de La Serena. La Serena - Chile. 97- 84 P.

BUCKLEY T. (2005). El control de las estomas por el balance hídrico. Nuevo


Phytol.

CATEDRA FISIOLOGÍA GENERAL (2000). Transpiración. Facultad de Ciencias


Naturales – Dpto. de Biología General U.N.P.S.J.B. Argentina. 8 P.

FETENE M, E BECK. (2004). Relaciones hídricas de especies de árboles


indígenas versus exóticas, que crecen en el mismo sitio en un bosque
montano tropical en el sur de Etiopía. Árboles 428-435 P.

JOHNSON RS, LE WILLIAMS, JE AYARS & TJ TROUT. (2005). Los lisímetros


de pesaje ayudan a estudiar las relaciones hídricas en cultivos de
árboles y de vid. California Agricultura 133-136 P.

SPERRY JA, FR ADLER, GS CAMPBELL Y JP COMSTOCK. (1998). Limitación


del uso de agua de la planta por la rizosfera y la conductancia del
xilema: resultados de un modelo. 347-359 P.

LALLANA, V.H. Y LALLANA MA. DEL C. (2003). Estomas y transpiración.


Manual de prácticas de fisiología vegetal. Facultad de Ciencias
Agropecuarias – UNER. 32 P.