You are on page 1of 4

Relación entre la Ética y el Derecho, una mirada desde la perspectiva Académica.

Debate y Análisis sobre la regulación de nuevas demandas de la sociedad Colombiana.

1Eloy Andrés Herrera Meza


Corporación Universitaria Americana

1
Eloy Andrés Herrera Meza – Estudiante de X semestre de Derecho – Miembro del Semillero de Investigación
Corporación Universitaria Americana. Tel: 3013742791 – e-mail: herreraeloy@coruniamericana.edu.co.
Introducción.

El derecho, a través de los años, ha venido enfrentándose a una serie de debates doctrinarios
y filosóficos que hacen parte de su esencia e historia. Entre esas discusiones, se destaca la relación
que existe entre la ética y el derecho, lo cual enmarca diferentes posiciones que son objeto de
análisis. Los debates del derecho actual, se pueden exponer como una serie de posiciones
diferenciadoras y contrapuestas sobre la relación intrínseca que hay entre la ética y el derecho en la
aplicación del derecho. Una discusión que, con el paso de los años, sigue contradiciendo a diferentes
doctrinarios entre sí. Es por tal razón que surge la necesidad de explicar dichos debates en el
desarrollo del presente ensayo, partiendo de dos interrogantes; ¿Esta el derecho realmente
relacionado con la ética? Y a su vez; ¿Los principios éticos son necesarios para la legitimidad del
derecho actual? Para responder ante dichos cuestionamientos, a través del presente ensayo se hará
una breve comparación sobre ambas posiciones en el marco de la discusión sobre la regulación de
algunos tópicos de la sociedad actual y así exponer sus diferencias y/o similitudes.

La Ética Como Principio Rector del Derecho.

La ética, desde diferentes perspectivas; implica un análisis autónomo y objetivo que sirva para
analizar su relación con el derecho y sus fuentes. Se puede decir, que partiendo de esa idea, dicho
análisis es uno de los motivos por los cuales han surgido diferentes interpretaciones respecto a la
relación que hay entre ambas esferas. Es decir; Las fuentes del derecho, en cierto punto se ven
influenciadas por las distintas posiciones personales, siendo en algunos casos objeto de relacionar,
una como resultado de la otra, y por otro lado, como dos elementos o tópicos completamente
alejados. Sin embargo, desde la perspectiva académica se puede decir que la ética a través de los
años siempre ha estado inmersa en el derecho, lo que realmente es necesario abordar, es su ha sido
efectivo relacionar el derecho y sus fuentes, con los principios éticos del hombre.

En la actualidad, se discute mucho la necesidad de mantener algunos ejes o posiciones éticas


que vayan en relación con la aplicación del derecho y que por ende, regulen de forma ética, el
comportamiento de los ciudadanos, sin embargo, hay otra corriente que descalifica dicha posición,
puesto que a la luz de temas como, el matrimonio igualitario, el aborto o la eutanasia, estos no hacen
parte de la agenda ética de quienes pretenden relacionar al derecho con los principios éticos del ser
humano.

Lo cual implica una mirada objetiva, desde la perspectiva académica sobre la necesidad de
mantener una división entre la ética y el derecho, para regular aquellas problemáticas sociales que
vienen surgiendo con el paso de los años y el continuo avance o evolución de la sociedad.

Por ejemplo, al hablar de temas como el matrimonio igualitario, el aborto o la eutanasia como
nuevas demandas que algunos grupos de la sociedad solicitan regular. la ética hace juego con las
diferentes posiciones personales, es decir; algunas conservadoras y otras liberales de la sociedad,
sin embargo la regulación de dichas demandas a estos de pequeños sectores de la sociedad, implica
abandonar algunas posiciones que iban en contra del otorgamiento de derechos; es decir, esta es la
ejemplificación más clara de un cambio social, a la luz de entender la relación que existía entre el
derecho y la ética, a lo cual se sabe que si una acto iba en contra de la moral o ética de quienes
tomaban las decisiones, este sería denominado como anti ético y por ende antijurídico. Por suerte,
Colombia ha venido trabajando en relación a la regulación de derechos a estas poblaciones, lo cual
se traduce como un nuevo complejo normativo que no está influido por debates morales o éticos,
sino que simplemente va de la mano con todas las necesidades y demandas que viene pidiendo la
sociedad.

Lo anterior mencionado, se puede plasmar como una respuesta al interrogante planteado al


inicio del presente ensayo. El cual invitaba a analizar si los principios éticos son necesarios o no
para regular el derecho, partiendo de la idea que no es necesario, si es primordial que dichos avances
en el derecho no vayan en contra de la constitución y la dignidad humana.

Aunque para algunos grupos de la sociedad, estos avances no son legítimos, eso no implica
que no gocen de la legalidad que le otorga el derecho, por lo cual se evidencia una diferencia
completamente clara de doctrina o tesis ética, sin embargo, el derecho debe ir mas allá de estas
contraposiciones. He aquí la necesidad de explicar el reto que tiene el derecho en el desarrollo pleno
de los fines esenciales del estado social de derecho en el cual Colombia se rige, el derecho debe ir a
la mano con las nuevas formas de vivir o necesidades que en conjunto se traducen como formas de
vida social, lo cual resuelve otro de los interrogantes planteados al inicio del ensayo.
Conclusión.

Desde la perspectiva académica se puede decir que el la ética y el derecho tienen puntos de
partida muy distintos y a la vez un poco similares, aunque en algunos casos se ha visto relacionadas,
lo ideal es el mantener una posición objetiva que brinde la oportunidad de regular aquellos vacíos
normativos donde justamente la ética y el derecho se contraponen y que en algún momento iban en
contra de la ética y la moral de gran parte de la sociedad conservadora colombiana. Aunque dichas
posiciones desconocían el objetivo de nuestra Constitución y si bien el derecho en Colombia se
enfrenta a una serie de retos, es menester reconocer que Colombia sigue trabajando por cumplir a
cabalidad con aquellos objetivos trazados y que son fines esenciales del estado.
El anterior ensayo invita a una reflexión clara y objetiva que implique “Humanizar” el
derecho y dejar a un lado cualquier contraposición ética que no cumpla con el objetivo social del
derecho que es otorgar derechos. ello se ve reflejado en el otorgamiento de nuevos derechos.