You are on page 1of 242

Rompiendo LOS LÍMITES

Evangeline Anderson

Advertencia
2 Este libro contiene escenas de sexo M/M

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Nota del equipo TH:

Otro libro que ha tardado en cocerse, pero finalmente la espera ha terminado,
Marisan (staff de TH) termina su trabajo como correctora en este proyecto
para dedicarse completamente a la parte de traducción, y cabe mencionar que
este trabajo lleva el tiempo, esfuerzo y la dedicación de nuestra compañera,
que se curró de manera muy personal la corrección de este libro XD, por fin
libre Marisan, por fin ;) También quiero comentarles que las imágenes que se
han elegido en los separadores de trama han sido por recomendación de
3 Loaxana (staff de TH), así que si se les salen los ojos de sus cuencos viendo a
estos perfectos prospectos que Loa sugirió para los protagonistas de RLL, o si
les da un ataque cardiaco o alguna cosa rara, patatús o véanse ustedes a saber
^^, TH no se hace responsable por daños de ningún tipo XD. Enhorabuena
para todos, este proyecto es el resultado de un gran trabajo en equipo y no
puedo decir más que: ¡a disfrutar de la lectura! Una maldición más que se ha
quebrantado. Saludos.

Destroyer

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

INDICE DE CONTENIDO
SINOPSIS
PRÓLOGO
CAPÍTULO 1
CAPÍTULO 2
CAPÍTULO 3
CAPÍTULO 4
CAPÍTULO 5
CAPÍTULO 6
CAPÍTULO 7
CAPÍTULO 8
CAPÍTULO 9
4 CAPÍTULO 10
CAPÍTULO 11
CAPÍTULO 12
CAPÍTULO 13
CAPÍTULO 14
CAPÍTULO 15
CAPÍTULO 16
CAPÍTULO 17
CAPÍTULO 18
CAPÍTULO 19
CAPÍTULO 20
CAPÍTULO 21
CAPÍTULO 22
CAPÍTULO 23
CAPÍTULO 24
CAPÍTULO 25
ACERCA DE LA AUTORA
CRÉDITOS

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

SINOPSIS
Chaz es un joven alumno de la Academia de Vuelo Espacial. Poseedor de
excelentes reflejos y una aguda visión, su mayor ambición es ser asignado
como artillero de una de las naves más sofisticadas y ultra secretas creadas
por el hombre: The Needle. Una nave de dos tripulantes, lo que implica que
Chaz deberá tener un compañero.

En su primer día conoce a Ferron, el cadete más peligroso de La Academia.

Corren rumores que Ferron mató a su última pareja. El hielo de sus ojos
azules y su rostro marcado con una fea cicatriz, no son suficientes para
5 amedrentar a Chaz.

Pero cuando se entera que ha sido asignado como su compañero, las cosas
cambian.

La tensión se eleva a límites insospechados cuando Ferron le informa que
para volar la nave, él y Chaz deberán hacerlo desnudos, con sus cuerpos
entrelazados en una danza sensual.

Una intimidad sexual que hace a Chaz sentirse enojado y muy incómodo por
los sentimientos que van despertando en él.

Ferron deberá dominar completamente a Chaz, obtener su total aceptación
será lo único que los mantendrá vivos.

Y para eso deberá obligarle a romper todos sus límites.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

6

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Prólogo

M
anos grandes y cálidas lo tocaban, acariciaban su espalda, sus costados y
lo volvieron sobre su estómago. Manos grandes. Manos cálidas. Manos
masculinas.

Chaz sintió una oleada de temor mezclado con deseo cuando esas manos
separaron sus piernas. No quería hacer esto, se dijo a sí mismo. No quería ir tan lejos. Pero
se sentía impotente para detener al otro hombre, el hombre que lo estaba tocando,
acariciándole. Y a pesar de su temor, podía sentir su polla contra el colchón, palpitando al
compás de su corazón, en un ritmo de puro deseo.

─Quieres esto.
7 El hombre que lo tocaba habló finalmente.

─Quieres esto Chaz, no trates de negarlo. Me quieres dentro de ti. Follándote.

─No.
Chaz lo negó con una voz que destilaba incertidumbre.

─N…no me gustan los hombres de esa manera. Hablo en serio, hombre, no me
toques.

Pero incluso mientras protestaba, podía sentir las manos moviéndose por los
costados de su cuerpo. Levantó sus caderas con impaciencia, haciendo espacio entre su
pelvis y el colchón para que el otro hombre pudiera tocarle, manteniendo su polla
palpitante en su firme y masculino puño. Gimió suavemente en su almohada cuando el
hombre comenzó a acariciarle desde la base al glande, utilizando una lenta y deliberada
cadencia que demostró a Chaz que sabía exactamente lo que estaba haciendo, y que no
tenía planeado detenerse pronto.

─Admítelo.
La voz masculina era profunda y de alguna manera familiar.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Admite que lo deseas. Que lo necesitas. Dime qué quieres que te folle Chaz.

─¡No!
Chaz forcejeó brevemente, pero el hombre sólo apretó su puño sobre el eje de Chaz
y usó el impulso para apartar aun más sus muslos. Chaz jadeó cuando sintió un musculoso
y cálido pecho apoyarse contra su espalda, mientras otra mano comenzaba a separar las
vulnerables nalgas de su trasero.

─Sí ─la voz susurró en su oído─. Esto es lo que necesitas, incluso si no lo admites.
Un pene grueso en tu dulce culo virgen. Necesitas un hombre dentro de ti, cubriéndote,
poseyéndote. Lo necesitas, Chaz.

─ Por favor... ─ había lágrimas quemando tras sus párpados y luchó para
contenerlas. Pero incluso cuando la caliente vergüenza le inundó, su polla todavía no se
rendía en la palma cálida del hombre. El desconocido cambió de posición encima de él y
entonces, sintió una dura y húmeda sonda presionando contra la entrada de su cuerpo. ¡La

8 polla del otro hombre!, comprendió con sorpresa. Preparada para penetrarle en cualquier
momento. De hecho, podía sentir la gran cabeza en forma de ciruela, deslizándose ahora,
abriendo brechas en su defensa, estirando su estrecha abertura con su grosor.

─Relájate ─ordenó la profunda voz.

─¡Dios, por favor, no... no!
Le suplicó al hombre, que continuó el lento, inevitable empuje en el cuerpo de Chaz.

─Por favor, no quiero... no quiero esto. ¡Suéltame!

─Si no quieres, entonces ¿por qué todavía estás duro? Si no lo deseas entonces
¿por qué te abres para mí tan fácilmente?

Exigió la profunda voz en su oído.

Para horror de Chaz, el hombre tenía razón. Podía sentir su palpitante polla más
dura que nunca, y a pesar del dolor en su estirada entrada, podía sentirse a sí mismo
entregándose al grueso invasor, relajándose lo suficiente para permitir entrar al otro
hombre en su cuerpo, tratando de estar lo suficientemente abierto para que la otra polla
llegara a lo más profundo de él. Podía sentir las caderas del otro hombre ahora contra sus
nalgas y supo que estaba totalmente dentro, llenándolo completamente. Poseyéndolo

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

como había prometido.

─No soy así ─susurró, sintiendo las calientes y saladas lágrimas derramándose en
su almohada, igual que su semen empezaba a surgir de su polla en duras, breves ráfagas.

─Sí, lo eres. Y cuanto antes lo aceptes, mejor ─dijo la profunda voz familiar─. Así
que, simplemente, relájate y déjame follarte.

─No, no... por favor.

9

─Despierta ─ordenó una voz profunda. ¿La misma voz de su sueño? Chaz no
estaba seguro.

─¿Qué...? ─miró alrededor del cuarto escasamente iluminado, dudando de dónde
estaba.

─Es sólo un mal sueño ─le dijo la voz suavemente─. No te preocupes, Brighton.
No has sido follado… aún.

─ ¿No he sido…? ─ Chaz despertó completamente de un salto, su corazón
golpeando, su polla dolorosamente dura entre los muslos. Dios, ¿qué fue ese sueño? ¿Era
el que siempre tenía, el que no le dejaba en paz? Rodó inquieto y rozó accidentalmente la

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

fuerte, caliente, masculina espalda del hombre a su lado. Parte de él quería permanecer
allí, quería compartir la calidez y la compañía del hombre en su cama, pero él sabía que
estaba mal, era enfermizo querer esas cosas. A regañadientes, rodó lejos, tratando de
poner espacio entre ellos, tratando de olvidar el calor exigente entre sus muslos mientras
su polla dolía por el contacto que le negaba.

«No soy de esa manera», se dijo a sí mismo, intentando creerlo. «No de esa
manera. No de esa manera.»

Después de un tiempo volvió a sumergirse en el sueño, recordando donde había
comenzado todo esto, hacía poco más de tres semanas…

10

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 1

-B ienvenido al lado loco de la Luna Letrina ─un hombre pelirrojo, con la
cara llena de pecas le tendió una mano (demasiado grande para su
desgarbado cuerpo) para ayudar a Chaz a salir del transportador.

─¿El qué? ─Chaz agarró la mano que se le ofrecía, devolviéndole la sonrisa al tipo
pelirrojo con incertidumbre. Calculó que el pelirrojo era mayor de lo que parecía, por lo
menos un par de años mayor que Chaz. Pero Chaz era uno de los más jóvenes reclutas en
el registro de La Academia.

─El lado loco de la Luna Letrina. Ya sabes... ─el pelirrojo encogió los hombros
11 huesudos─. Es La Academia Lunar de la Excelencia, así que empezaron a llamarle La
Academia Loca de Excrementos y al poco se convirtió en el lado loco de la Luna Letrina.
Sólo que ahora casi todo el mundo lo llama La Letrina. Tiene sentido, ¿verdad?; por cierto,
soy Gaius.

─Chaz ─respondió cuando el agarre se convirtió en un apretón de manos─. Soy
nuevo.

─Lo sé ─el desagradable gesto en el afable rostro de Gaius se transformó con
una sonrisa─. El Director me envió a mostrarte las instalaciones. Llegaste justo a tiempo
para el almuerzo.

─¿En serio? ─Chaz miró su cronómetro, donde las 9:15 parpadeaban en números
holográficos rojos─. Ya es casi la hora de apagar las luces, según mi horario.

─Sí, pero tienes que recordar que el tiempo en la Tierra es diferente al tiempo
Lunar. Estás equivocado por un par de horas. Créeme, lo sentirás realmente esta noche,
cuando hayas estado en pie catorce horas seguidas. Pero te acostumbrarás. Dio unas
palmadas en su espalda y se agachó para agarrar la mochila estándar de lona azul pálido
que contenía los objetos personales de Chaz.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Vamos, te enseñaré todo. Dormirás en el dormitorio de los novatos esta noche,
a menos que te asignen un compañero en seguida.

─¿Asignación de Compañero? ─Chaz siguió a su nuevo amigo por el largo y
estrecho corredor metálico. La única decoración consistía en una serie de puntos
luminosos que corrían a lo largo de suelos y paredes.

La Academia no estaba en realidad en la superficie de la luna, sino en una gran
estación espacial orbitando la superficie lunar. Aparte de las pocas bahías con vista
dispersas a lo largo de toda la estructura, ofrecía estrictamente alojamiento, mayores
comodidades. Los Cadetes no venían aquí por la vista o por unas lujosas vacaciones.

La Academia Lunar de la Excelencia, había sido fundada después de la primera
invasión Saudeber, cincuenta años antes. Los Saudebers, comúnmente llamados
Langostas debido a su parecido con los crustáceos terrestres, habían devastado la
superficie de la Tierra antes de ser rechazados por la pequeña, pero dedicada tripulación
espacial que fue lo suficientemente afortunada para destruir la nave nodriza en el centro
12 de la agrupación de naves Saudeber. No pudieron regresar, pero el gobierno central de la
Tierra había creado La Academia para entrenar a los mejores jóvenes disponibles y crear
una flota espacial diez veces mayor que aquella que había rechazado a la primera invasión
extraterrestre. Pero habían pasado cincuenta años, el temor a las Langostas era un
recuerdo lejano, y La Academia era sencillamente el camino más rápido para un
nombramiento en la flota. Que era adonde se apuntaba Chaz, directo a la cima.

─Claro, asignación del compañero ─la voz de Gaius interrumpió el hilo de sus
pensamientos, al mismo tiempo que sus botas hacían eco en los corredores de metal─.
Todo el mundo en la Academia tiene un compañero. Quieres ser piloto de Needle1,
¿verdad?

Chaz pasó su mano libre a través de sus espesos rizos rubios. ─Humm, en
realidad, un artillero de Needle. ¿Cómo lo sabes?

Gaius se encogió de hombros. ─Porque es lo que todo el mundo quiere ser
cuando llegan aquí. Por supuesto, cuando llega la hora del nombramiento, la mayoría de
nosotros acaba siendo navegante o ingeniero de servicio en los grandes cruceros, pero eso

1 Needle, es la nave que ellos usan para la guerra, su traducción sería Aguja, pero se decidió dejarla en inglés. N. d los T.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

es lo que todo el mundo piensa que va a ser cuando bajan del transportador.

─Yo no lo creo, lo sé ─dijo Chaz con certeza─. Por eso los reclutadores vinieron
a buscarme, porque necesitaban más artilleros. Puedo acertar cualquier cosa, cualquier
objetivo, no importa lo rápido o pequeño que sea. Déjame verlo solo una vez y puedo
hacerlo volar por los aires ─entonces, dándose cuenta de que sonaba jactancioso, se
calló abruptamente. Sin embargo, el afable Gaius no pareció ofendido por su afirmación.

─Claro, lo sé, así es como los reclutadores consiguen a todos aquí, les dicen que
necesitan más pilotos de Needle o artilleros. Es un trabajo rápido, peligroso, emocionante
y conseguirás el más alto cargo y el rango más brillante, si lo logras. Por eso no puedes
esperar para llegar aquí. Pero al minuto que lo haces, eso es todo, “Oh, lo sentimos hijo,
nuestras pruebas demuestran que usted estaría mejor en la sala de máquinas, que detrás
del panel de control”. Y eso es todo para ti, estás atrapado en las clases de ingeniería por
el resto de tu estancia.

─¿Qué? ─Chaz sintió un escalofrío─. Dime que no es en serio, hombre. Me
13 podría haber quedado en la Tierra y aceptado una beca en West Point, pero elegí este
lugar porque prometieron…

─Ellos prometerán cualquier cosa para traerte aquí arriba. Entonces una vez que
firmes, eres suyo, y pueden hacer lo que quieran. No te preocupes ─Gaius le sonrió─.
No es tan malo. Ésta sigue siendo la manera más rápida en el espacio, es un
nombramiento garantizado si no cometes ningún error estúpido y consigues que te maten
o degraden.

─Consigues... ─Chaz sacudió la cabeza con irritación─. Mira, lo que sea. Te
machacan una vez que firmas los documentos, pero ¿qué tiene eso que ver con conseguir
un compañero?

─Oh, lo siento, soy yo, siempre me voy por la tangente. Turk dice que siempre
hablo dando rodeos sin llegar a ninguna parte.

─¿Turk? ─Chaz frunció el ceño.

─Turk es mi compañero ─dijo tranquilamente Gaius─. Mi compañero de cuarto.
Hubiera estado aquí si no fuera un perezoso bastardo ─se rió─. Probablemente todavía
está acostado en su cama masturbándose con su último porno-holograma.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Así que... ¿ellos te lo asignan? Ellos, eh, ¿les pusieron a los dos juntos? ─Chaz
enarcó una ceja, su pregunta seguía sin respuesta.

─Claro que sí ─Gaius asintió─. Y en cuanto a compañeros, todo el mundo
consigue uno. Eso es, en caso que realmente llegue a ser un piloto o artillero de Needle. Es
una nave de dos tripulantes, ya sabes. Íntimos, estás unido al otro por una red neuronal,
por lo que tienen que llevarse bien. Pero tanto si acabas de Needler como si no, tu
compañero se queda contigo durante toda tu estancia en La Academia. De hecho, algunos
muchachos se encargan de obtener la misma nave en la flota después de la graduación, en
su mayoría tripulaciones de Needles. Ellos se hacen, uh, íntimos, si sabes a qué me refiero.
─levantó ambas cejas cómicamente y gesticuló amaneradamente con la mano a través
del aire─. No es como si pudiera decirlo en voz alta, ya que ellos están por encima de mi
rango. Pero todo el mundo lo sabe.

─¿En serio? ─Chaz no tenía ni idea de lo que quería decir y no estaba seguro de
que lo quisiera saber. Tenía un montón de amigos en la Tierra, pero ninguno del que no
14 pudiera soportar estar alejado. Ninguno con el que pudiera imaginar querer pasar el resto
de su carrera.

─Seeh ─Gaius asintió lúgubremente─. Es por eso que ser parte de la tripulación
de un Needle no es realmente la mierda que esperas que sea. Quiero decir, no me
malinterpretes, que tienen el más alto rango y condición, pero hay algo un poco pasado
de vueltas ahí. Me refiero a mí y Turk, somos amigos, pero... ─él se encogió de hombros,
dejando el pensamiento inacabado─. De todas formas, hay un dicho aquí en La Letrina
que dice: “Un hombre Needle comparte su vida con su esposa o novia, pero comparte su
piel con su compañero”.

─Oh ¿sí? ─Chaz preguntó débilmente, pensando que sonaba realmente extraño.
Ninguno de los oficiales de reclutamiento con los que habló, había mencionado que si te
hacías tripulante de un Needle, tendrías una extraña conexión con otro hombre que
duraría toda la vida. Chaz siempre se había considerado a sí mismo un lobo solitario, no
formaba parte de la manada.

Tenía un grupo de meros conocidos con los que había crecido e ido a la escuela.
Había dejado atrás a todos ellos en la Tierra y así era como a él le gustaba. Diablos,
incluso, sin dudarlo, había dejado atrás a su novia Amanda. ─Cómo... eh, ¿cómo eligieron

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

un compañero para ti? ─preguntó, pensando que era mucho esperar que pudiera por lo
menos tener la oportunidad de elegir su propio compañero.

─Las pruebas que te hacen antes de firmar para venir a bordo. Esas malditas
pruebas les dicen todo lo que necesitan saber acerca de ti y más.

─Me preguntaba cuál era su propósito ─Chaz frunció el ceño, recordando
algunas de las extrañas preguntas que había tenido que responder. Como: “Si tuviera que
matar a alguien, ¿Qué usaría: una Blaster 2, un cuchillo o sus manos desnudas?”. Mierdas
raras como esa. En ese momento no habían tenido ningún sentido, pero supuso que
algunas de las preguntas podrían haber arrojado alguna luz sobre su psique. Entonces, si
lo habían hecho, los encargados de las pruebas de clasificación seguro que sabían ahora
que no estaba interesado en tener un compañero.

─ Todo el mundo tiene uno ─ dijo Gaius, interpretando correctamente la
expresión en su rostro y su siguiente pregunta─. Todo el mundo, incluso los hijos de puta
más antisociales nunca antes visto en esta base lunar. Y tenemos algunos, créeme. Si eres
15 esa clase de hombre, ellos te pondrán con el más parecido a ti. Por supuesto, si más o
menos te llevas bien con alguien, entonces es diferente. Tengo a Turk porque él es un hijo
de puta malhumorado la mayor parte del tiempo ─se encogió de hombros─. Pero no me
importa. Nos llevamos bien.

Gaius parecía el tipo de hombre que podía tolerar a cualquiera, pero antes de que
Chaz pudiera formular una nueva pregunta, su guía cambió a otro tema de conversación.

─Esa dirección te lleva a la intendencia, el comedor, sala de recepción. Ah, y a las
tijeras de la peluquería ─explicó, apuntando a una franja púrpura de luces que conducía
fuera del corredor principal bajo otro largo corredor─. La Letrina puede ser como un
laberinto, si no sabes cuál es su sistema de luces. Verde conduce a los cuarteles, es donde
vamos ahora ─se detuvo, frunciendo el ceño a Chaz─. A menos que desees ir al barbero
primero.

─¿Por qué querría hacer eso? ¿Es… parte del protocolo o algo así? ─Chaz miró
los restos de cabello color rojo oscuro de una pulgada de largo en el cráneo de Gaius y
pasó una mano sobre sus rizos rubios. Amanda y su madre le habían perseguido para que
se hiciera un corte de cabello antes de su partida, pero no había querido. Era cómodo
2
Se refiere a un tipo de pistola en este caso. N. de los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

tener melena, y encontró que las personas tendían a subestimarle cuando parecía un poco
descuidado, algo que podría trabajar a su favor más tarde, cuando tuviera la oportunidad
de mostrar lo fuerte que era realmente.

─No, no es nada de eso. Quiero decir, no tienes por qué si no lo deseas. Pero vas a
sobresalir si no lo haces ─Gaius asintió señalando a un grupo de chicos que se
encontraban caminando por el largo corredor que llevaba al comedor y la intendencia y
Chaz vio que todos llevaban el mismo corte severo de Gaius.

─No es como el uniforme ─Gaius continuó─. Debes llevarlo. No verás a nadie,
salvo a los reclutas más nuevos, usando ropas civiles ─él señaló con la cabeza a su ceñido
traje negro de una sola pieza con una banda plateada en la manga, lo que contrastaba
notablemente con la camiseta y los vaqueros de Chaz.

─Entonces, ¿quieres ir?

─Esperaré ─dijo Chaz obstinadamente. Que le condenaran si iba a actuar como
16 el resto sólo porque era lo que se esperaba de él. Le gustaba su cabello largo y quería
conservarlo.

─Como quieras. En ese caso, vamos a dejar tus cosas en los cuarteles y
conseguirte un uniforme.

─Bien, supongo. Yo… ─Chaz fue interrumpido por un grito que hizo eco en el
largo corredor a su derecha.

─¡Maricón!

Vio la cabeza de Gaius girar velozmente hacia la derecha y con el ceño fruncido en
su pecoso rostro. Un grupo de cadetes en unos ceñidos monos negros y luciendo un corte
de cabello tan corto que parecían casi calvos, estaban bajando por el pasillo de los
cuarteles. O más bien, apoyados en él. Porque a pesar de que proferían insultos y
amenazas, Chaz todavía podía ver la mirada de miedo en sus ojos cuando tropezaron en el
pasillo. Caminando hacia ellos, como si condujera un rebaño en dirección al comedor, iba
un cadete alto que Chaz pensó que tenía que ser al menos tan antiguo como Gaius, si no
más.

Era alto y delgado, pero su muy ceñido uniforme negro mostraba una figura
sorprendentemente musculosa. Su cabello negro colocado descuidadamente detrás de

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

sus orejas caía en ondas rebasando el cuello reglamentario. Sus ojos eran de un pálido
azul hielo, y la mirada en ellos era de fría diversión, como si el líder del grupo de cadetes
frente a él no estuviera escupiéndole insultos.

─¿Qué diablos? ─murmuró Chaz, mirando a Gaius en busca de una explicación.

─Mierda ─murmuró Gaius por la esquina de su boca, agitando su cabeza─. Se
trata de Eric Ferron, el Halcón. Apártate y mantente lejos de él.

─Dije que eres un maricón, Ferron ─el líder de los cadetes gritó de nuevo y sus
tres colaboradores lanzaron histéricos chillidos de risa.

─Te oí la primera vez, Burns ─el alto cadete arrastró las palabras. Sus gráciles y
ligeros movimientos hablaban de energía acumulada a la espera de atacar en el momento
adecuado─. No hay necesidad de gritar.

─Todos los Needlers3 son maricones ─el líder, que tenía el pálido cabello rubio
cortado a ras del cráneo y ojos saltones color azul china, estaba todavía gritando a pesar
17 de que el objeto de sus temores no estaba a más de tres pies de él─. Vamos, Ferron,
niégalo.

Ferron se había detenido en el centro exacto de ambos corredores, bloqueando el
camino en todas direcciones y por eso Chaz y Gaius se vieron obligados a detenerse y
mirar el espectáculo. ─La cuestión no es si voy a negar tu acusación, Burns ─dijo, con
voz profunda y prudente, aún divertida─. Se trata, en primer lugar, de si me importa una
mierda lo que pienses ─él sonrió perezosamente, mostrando los dientes muy blancos─.
Y por alguna razón no sucede.

« ¿Los Needlers? ¿Él es un Needler? » Chaz notó la codiciada estrella de plata
rodeada por un rayo en el hombro del uniforme del alto cadete. Así que él era parte de la
tripulación de un Needle. Pero si los Needles eran tan respetados, ¿por qué estaba otro
cadete, uno que evidentemente era de rango y estatus inferior, gritando al alto cadete de
cabello oscuro?

─¡Maricón! ¡Maquina de Follar! ¡Chupa pollas! ─la voz de Burns era estridente y
su tez pálida estaba teñida de un color rojo opaco─. ¡A todos los Needles les dan por el
culo!

3
Debe entenderse a que se refiere a los tipos que pilotean la nave llamada Needle (aguja). N de los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─No a todos nosotros ─dijo amablemente el cadete llamado Ferron─. Algunos
de nosotros damos. ¿Te gustaría aprenderlo por el método difícil?

─¡Hijo de puta! ─Burns se abalanzó hacia adelante y sus compañeros montaron
un gran espectáculo para sujetarle. Ferron ni siquiera se movió.

─Me gustaría verlo por mí mismo, Burns ─dijo y hubo un toque de rabia detrás
de la diversión en sus ojos azul hielo─. Tu pequeño espectáculo va a envejecer pronto. Y
si tus amigos te dejan ir, no voy a estar simplemente restregando mi rango en tu estrecho
culo.

─¿Qué vas a hacer, Ferron? ─escupió Burns─. ¿Crees que puedes hacérmelo a
mí como se lo hacías a Sabine?

─Oh mierda ─Chaz oyó murmurar a Gaius en voz baja. Pero antes de que pudiera
preguntar quién era Sabine y qué se suponía que había hecho Ferron con él, el cadete de
cabello negro se abalanzó hacia adelante. Casi más rápido de lo que Chaz podía ver,
18 sostuvo a Burns contra la pared más cercana con un fuerte antebrazo asegurado contra su
garganta. No había ningún humor en sus helados ojos azules. Sólo una fría furia asesina.

─Escúchame, Burns ─la voz de Ferron era profunda y tranquila, pero crujía con
una velada amenaza en el ruidoso corredor─. Si alguna vez, alguna otra vez mencionas el
nombre de Sabine de nuevo, te juro que te daré una vuelta de primera mano por el
espacio profundo fuera de la nave. Pero primero cumpliré con todas tus expectativas
sobre mí, todas y cada una de ellas ─se inclinó hacia adelante y besó al otro cadete
suavemente en la boca durante un largo momento antes de apartarse para mirarlo a los
ojos─. ¿Me entiendes, Burns?

─¡Maldición, suéltale!

─¡Maldito maricón!

─Maldita sea, Ferron…

Los gritos de los seguidores de Burns eran fuertes e inútiles, ya que no estaban
haciendo nada para conseguir que su líder se apartara del cadete de cabello oscuro.
Ferron sostuvo la mirada de Burns por un momento más y de repente lo liberó del
estrangulamiento contra la pared. Se apartó lentamente y cruzó sus brazos sobre su
amplio pecho.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Burns se tambaleó hacia atrás, una mano en su garganta, su cara casi púrpura.
Limpió su boca contra la parte posterior de su mano y escupió airadamente. ─Te
arrepentirás... ─fue todo lo que pudo decir antes de atragantarse con sus palabras─.
Tú... ─apuntó con un dedo a Ferron, limpiando su boca de nuevo y de repente se volvió y
se tambaleó por el pasillo hacia el comedor y salas de recepción. Sus seguidores se
arrastraron detrás de él, medio gritando insultos por encima del hombro.

Ferron rió suavemente y enderezó su uniforme. Luego, como si se percatara de
Chaz y Gaius por primera vez, se volvió lentamente para hacerles frente de lleno. Después
de haber visto antes sólo su perfil, Chaz reprimió un jadeo cuando vio la dentada cicatriz
blanca que dividía el arco elegante de la ceja derecha del alto Needler y marcaba el suave,
oscuro bronceado de su mejilla, corriendo paralela a su nariz de halcón. Desaparecía justo
bajo su mentón, una cruel imperfección en una cara de otra manera perfecta.

─¿Nuevo recluta? ─Ferron le miró de una fría y calculadora manera que por
alguna razón envió un escalofrío a través de la espalda de Chaz.
19 ─Uh, sí, Halcón. Nuevo... es nuevo. Acaba de llegar en el transporte ─la voz de
Gaius terminó en un ridículo chillido, sus ojos escapando nerviosamente a la fija y helada
mirada azul del Needler.

─¿En serio? ─Ferron se adelantó con un ligero golpe de cadera, que erizó los
sensibles cabellos en la parte posterior del cuello de Chaz. ¿Qué había tan grandioso en
este tipo? ¿Tan temible? Needler o no, no estaba tan impresionado.

─Sí, en serio ─dijo, dando un paso adelante y tendiéndole una mano─. Mi
Nombre es Chaz. Voy a ser artillero de Needle.

La ceja marcada de Ferron se arqueó en leve incredulidad e ignoró la oferta de un
apretón de manos. ─¿Es eso lo que piensas, Ojos verdes? ─murmuró, con una ligera
diversión coloreando su voz─. Bueno, supongo que esperaremos hasta que llegue tu
uniforme y consigas una puntiaguda cabecita afeitada para reventar esa burbuja.

─Es cierto ─Chaz se encontró a sí mismo insistiendo. Frunció el ceño, irritado por
la facilidad con que el cadete más antiguo lo había puesto a la defensiva─. Es por lo que
me trajeron hasta aquí ─dijo con una voz más profunda, más segura─. Y mi nombre es
Chaz, no “Ojos Verdes”.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Lo que tú digas ─Ferron estaba perdiendo obviamente el interés. Su mirada se
desvió con negligencia por encima del desgarbado Gaius y se centró en el corredor que
conducía al comedor.

─Y no voy a rapar mi cabeza ─continuó Chaz. No estaba seguro de por qué era
necesario hacer esa distinción, pero surgió de su boca antes de que pudiera detenerlo.

─¿Ah, no? ─de repente la atención de Ferron se centró en él de nuevo, esta vez
por completo. Chaz sintió calor en su rostro cuando la fija mirada azul hielo se enfocó en
él como un rayo láser.

─No ─dijo obstinadamente, a pesar de que Gaius estaba chistándole para que se
callara y se fueran. Levantó la vista, sosteniendo la mirada del cadete más antiguo sin
pestañear─. No, no lo haré.

─¿Por qué no? ─Ferron dio otro paso hacia adelante y recorrió con sus largos
dedos los rizos sueltos de Chaz. Por alguna razón el contacto informal le hizo temblar─.
20 ¿No quieres perder tus hermosos rizos rubios, Ojos Verdes? ─murmuró, su mirada no se
apartó de la de Chaz─. ¿O es que eres un rebelde? ¿Quieres mostrar a toda La Academia
que no vas a adaptarte sin luchar?

─Nada de eso. Me gusta mi cabello de la forma en que lo llevo ─Chaz quería
apartarse de los largos dedos en la parte posterior de su cuello, de los ojos como rayos
láser, pero no pudo. Apartarse era dar marcha atrás, y que le condenaran si él iba a hacer
eso, no importa lo importante que este bromista Ferron fuera en su territorio─. ¿Por qué
mantienes tu cabello largo en lugar de cortarlo? ─exigió, con la esperanza de darle la
vuelta a la situación.

Ferron frunció el ceño. ─Porque a alguien más le gustaba de esta forma ─dijo
brevemente─. Vete a los cuarteles antes de que Gaius tenga un infarto. Estoy seguro de
que nos veremos más tarde, Novato, especialmente con esas greñas. Si las conservas ─
despeinó los rizos de Chaz una vez más y se alejó por el pasillo, dejando que Gaius
agarrara a Chaz del brazo y lo arrastrara en la dirección opuesta.

─¿Estás loco? ─respiró tan pronto como Ferron estuvo demasiado lejos para
oírle─. ¿Desafiándolo de esa manera? ¿Tratando de obtener su atención?

─No lo estaba desafiando, me estaba presentando ─Chaz se zafó de la mano del

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

cadete más viejo con impaciencia─. ¿Y qué me importa si me presta atención?

─Es necesario que te mantengas alejado del Halcón, tan lejos como puedas ─
insistió Gaius con urgencia, aún llevándolo hacia los cuarteles─. No quieras mezclarte con
él, tío. Es mal negocio.

─¿Y? ─Chaz se encogió de hombros desafiante─. Si piensa que es la gran cosa,
¿qué me importa? de todos modos ¿Por qué le llaman Halcón?

─Porque nadie puede pilotar un Needle como él ─Gaius se volvió hacia él y dejó
caer la mochila de color azul oscuro con un ruido sordo en el suelo metálico─. El Halcón
es el mejor piloto de Needles en La Academia, quizá el mejor que nadie haya visto jamás
en ninguna parte. Pero él no tiene un compañero.

─¿Y? ─Chaz preguntó de nuevo─. ¿Y qué si no tiene un compañero? Escúpelo
ya, Gaius. ¿Cuál es la gran cosa sobre el Halcón de todos modos?

Gaius sacudió su cabeza, con el pecoso rostro pálido. ─Simplemente no lo
21 entiendes, ¿no? El problema es que el Halcón no tiene un compañero, porque su último
compañero está muerto. Él lo mató.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 2

-C
ompañerismo. Compromiso. Trabajo de equipo. Estos son los principios
que nosotros valoramos mucho aquí en La Academia Lunar de la
Excelencia. Si desean sobresalir aquí, harán bien en valorarlos también.

El instructor, un hombre llamado Coronel Marten, repetía una y otra vez, mientras
se paseaba de un lado a otro frente a la pantalla donde sus palabras eran
instantáneamente reproducidas en letras holográficas rojas. La sala era del mismo
aburrido color gris metálico que el resto de la nave y sin ninguna decoración en las
paredes más que las obvias franjas de luces direccionales de colores.
22 Chaz pegó una cabeceada y se sacudió para volver a prestar atención, tratando de
no dormirse sobre su duro pupitre de madera sintética. Gaius tenía razón en una cosa, él
estuvo despierto algo así como quince horas antes y después del arduo viaje y entre la
prisa por conseguir los uniformes y las asignaciones para las clases, estaba agotado. Todo
lo que pudo hacer fue arrastrarse fuera de su litera, en las barracas de los cuarteles que
compartía con otros catorce nuevos reclutas, al escuchar el toque de diana en los
altoparlantes.

Todo lo que vio a su alrededor fueron cabezas recién rapadas asintiendo mientras
otro nuevo recluta trataba de no distraerse. « ¿Y por qué ellos debían permanecer
despiertos? », pensó con resentimiento. Hasta ahora nada de lo que había oído sobre la
orientación en La Academia era muy diferente de cualquier palabra de aliento que hubiera
recibido de todos los entrenadores que tuvo en la Tierra. En cualquier momento esperaba
oír que “no existe el Yo en el trabajo en equipo” y “si tu fallas al planear tu planeas fallar”.
Esto era aburrido, nada parecido a lo que se había imaginado cuando los reclutadores
vinieron a decirle que ellos necesitaban unos pocos buenos hombres y que él era uno de
los que querían.

─Asignación de compañero y clasificaciones permanentes, así que escuchen,
tropa. Las palabras del Coronel Marten, quien parecía estar en la mitad de la treintena con

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

cabello prematuramente encanecido, finalmente captaron la atención de Chaz. Marten
vestía el flamante uniforme negro y plateado del personal de La Academia y caminaba de
un lado a otro frente al podio de madera sintética como si inspeccionara las tropas, lo que,
en una palabra, se suponía que ellos eran.

─Ahora escuchen ─Marten continuó─: No quiero oír ninguna queja acerca de
estas asignaciones. Yo se que todos ustedes piensan que están aquí para ser Almirantes de
la Flota y están seguros de que su mejor amigo desde el jardín de infantes debería ser su
compañero permanente, pero yo estoy aquí para decirles que este no es necesariamente
el caso. La Academia les hizo un extenso examen psicológico y de aptitud antes de que
subieran al transporte para venir aquí, y déjenme decirles, los exámenes nunca se
equivocan. No valen los “y sí” y tampoco los “peros” ─mientras hablaba recogió una
planilla de información del podio y la agitó en el aire para demostrar su punto─. Así que
empecemos ─observó la planilla y aclaró su garganta─. Anderson estará en nuestro
cuerpo de ingenieros y su compañero asignado es Wakens.

23 ─¿Disculpe, Señor? ─el recluta de dientes prominentes junto a Chaz levantó la
mano, agitándola casi frenéticamente.

─¿Sí, Anderson? ─el instructor gruñó─. ¿Problemas ya? ¿Piensa que Wakens
tiene mal olor corporal y no puede aguantar convivir con él?

─Oh, no Señor. Yo… estoy seguro que Wakens huele estupendo.

Hubo varias risas sofocadas y el indignado Wakens al fondo de la habitación
murmuró: ─Condenadamente cierto.

─Bien. ¿Entonces? ─el Coronel Marten frunció el ceño─. ¿Le importaría
compartir su problema con el resto de la clase?

─Uh, es solo que… que… ─Anderson se sonrojó y comenzó a tartamudear─.
Uh… yo se que usted dijo que no había ningún error en la lista, pero es solo que me
dijeron que yo sería un piloto Needle cuando fui reclutado. Y yo solo pensé…

─¿Y usted solo no está interesado en la ingeniería? ─Marten puso una expresión
de fingida comprensión─. Auch, Anderson, que terrible. ¿Me está diciendo que nosotros
aquí en La Academia estamos pateando sus preciados sueños y esperanzas, dándole la
mejor educación en el área que tendrá? ─consulto su planilla de información─, ¿un

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

noventa y seis por ciento de probabilidades de tener éxito, bastante mejor que dejarle
jugar a ser piloto y probablemente conseguir que lo maten en su primer vuelo?

─Yo… yo solo… ─Anderson negó con la cabeza, su cara se veía tan roja como si
alguien la hubiera teñido como un huevo de Pascua.

─Yo no creo eso ─gruñó el instructor─. Así que prosigamos. Wakens, además
de ser el nuevo mejor amigo y compañero de Anderson, usted también estará en el
cuerpo de ingenieros.

Por la mirada de ira reprimida en la cara de Wakens, Chaz pudo ver que él también
estaba decepcionado por su asignación. Así que Gaius había tenido razón otra vez.
Aparentemente los reclutadores les habían dicho a todos aquellos que llegaron a La
Academia Lunar lo que ellos querían oír. Y cuando los reclutas firmaron el extenso y
vinculante papeleo legal, no había nada que ellos pudieran hacer. Le gustara o no, Chaz
iba a estar atascado aquí durante los próximos dos a cuatro años de su vida,
probablemente aprendiendo a tener cuidado al saltar o leyendo aburridas cartas de
24 navegación estelar. Suspiró y se removió en su silla. « ¡No puedo creer que renuncié a
West Point por esto! ».

El instructor continúo en orden alfabético y Chaz esperó a que su propio apellido,
Brighton, fuera nombrado. Pero él fue pasado por alto mientras los otros catorce reclutas
fueron clasificados en siete parejas de cabreados compañeros. Como Chaz había
sospechado, ni uno solo de ellos fue asignado a la tripulación de un Needle, ni como piloto
ni como artillero, y ninguno parecía muy feliz tampoco con la elección de su pareja.

Cuando el último par fue nombrado, se preguntó que iba a pasar con él. No se le
había ocurrido antes que había un número impar de reclutas, pero ahora que él era el
hombre sobrante, se sentía incómodo e inseguro. Tal vez los exámenes habían
demostrado que no necesitaba un compañero, pensó con inquietud. Tal vez él era la rara
excepción que iba a estar solo durante sus años en La Academia.

Justo cuando estaba casi seguro de que así sería, el instructor los despidió, y Chaz
se levantó para salir con los otros, pero fue llamado hacia el frente del aula.

─No tan rápido, Brighton ─Marten ladró mientras los demás reclutas salían─.
¿Pensó que se iría sin asignación ni compañero, verdad?

─No Señor ─Chaz respondió aunque eso era exactamente lo que esperaba.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Bueno, no es así ─dijo el instructor, como si Chaz hubiera respondido
afirmativamente─. Tenemos algo especial para usted, Brighton. Algo que pienso que le
calzara perfectamente.

Chaz sintió que su pulso saltaba pero trató de mantener una expresión impasible.
─Sí, Señor ─dijo parándose derecho.

─Bien ─el Coronel Marten asintió y luego frunció el ceño─. Brighton, ¿por qué
aún no ha visitado las tijeras? ─él señaló muy disgustado los rizos rubios de Chaz─.
Como el resto de los nuevos reclutas, ¿llegó muy tarde anoche?

─No, Señor ─Chaz tragó─. Me dijeron que un corte de cabello no era necesario,
por eso elegí dejarlo como está.

─Eligió mantenerlo así, ¿verdad? ─gruñó Marten─. Hmmm, otro rebelde. Bien,
el que lo deje así o no será decisión de su piloto. Dependerá de si le molesta cuando
ustedes vuelen.
25 ─¿Mi piloto? ─el corazón de Chaz comenzó a palpitar con fuerza─. ¿Usted
quiere decir el piloto de un Needle, Señor?

Marten le dirigió una sonrisa de tiburón. ─Claro que si, hijo. A diferencia del resto
de esos revoltosos, tú fuiste traído aquí porque tienes una habilidad muy específica. He
visto las estadísticas de tu práctica de tiro y son malditamente impresionantes. De hecho,
te vamos a poner con un cadete veterano y te incorporaremos directo al programa
Needle. Esperamos verte en tu propio Needle para fin de mes.

─Eso es… grandioso. Gracias, Señor ─Chaz tomó la mano del instructor y la
sacudió con mucho entusiasmo. De repente una sensación de aprensión lo golpeó─.
Pero, uh, si no le importa que pregunte, ¿quién será mi piloto?

─Ese sería yo, si te acepto. Cosa que no haré. Marten, esto es una vergüenza ─la
profunda y cansina voz era horriblemente familiar. Chaz se volvió con un nudo en la boca
de su estómago para ver a Eric Ferron, el Halcón, recostado contra la puerta abierta del
salón de clases, con los brazos cruzados sobre el pecho y el ceño fruncido en su oscuro y
desfigurado rostro.

« ¡Mierda! » El estómago de Chaz se sentía como si hubiera tragado un tazón lleno
de palomitas de maíz hechas de plomo, pero trató de mantener su expresión en blanco.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─ Señor ─ dijo, dirigiéndose al Coronel Marten ─ . No he estado aun ni
veinticuatro horas en La Academia pero ya he escuchado rumores acerca de…

─¿Rumores acerca de qué, Novato? ─Ferron preguntó lentamente, con sus
azules ojos destellando.

─Rumores acerca de lo que le pasó a tu última pareja ─replicó Chaz─. Tu último
artillero.

─¿Cuál es tu problema, Ojos Verdes? ─Ferron se veía fríamente divertido─.
¿Temeroso del gran Needler malvado?, ¿miedo de que te parta en pedazos y alimente
contigo a las Langostas una vez que estemos juntos en el espacio profundo?

─Nadie se preocupa ya por las Langostas ─dijo Chaz con desprecio.

─Si por nadie te refieres a ti, entonces eres más tonto de lo que pareces ─Ferron
enarcó su ceja desfigurada, los brazos siempre cruzados sobre el pecho─. Ellas están
regresando y nosotros los Needlers vamos a ser la última línea de defensa. ¿Por qué
26 aspiras a ser un artillero si no crees en lo que estás haciendo? ¿Qué estás protegiendo?

─Lo que estoy protegiendo es mi propio trasero ─espetó Chaz─. No voy a ir a la
habitación contigua contigo, y mucho menos al espacio profundo, hasta que consiga
garantías de que lo que le pasó a tu última pareja no me pasará a mí.

─Eso depende de ti ─gruñó Ferron─. No tienes nada que temer de mí mientras
cumplas con tu parte.

─¡Caballeros, por favor! ─el Coronel Marten se interpuso entre ellos, poniendo
una mano sobre ambos pechos. Su tono era como un trueno─. Usted ─dijo, dirigiéndose
a Ferron─, aceptará lo que le demos. Puede ser el mejor piloto que ha pasado por La
Academia en los últimos treinta años, pero no está exento de ser expulsado y está
caminando sobre una delgada línea en estos momentos. Y usted ─se volvió a Chaz─,
aprenderá de Ferron, aquí, y deje que sus superiores se preocupen por las cuestiones de
seguridad ─puso una mano sobre el hombro de Chaz y su voz bajó un poco─. Tenga la
seguridad, Brighton, de que no pondríamos otro cadete con Ferron si tuviéramos alguna
duda respecto a la seguridad de este cadete. Ferron es su piloto y su pareja ahora, tendrán
que aprender a confiar el uno en el otro, si van a volar un Needle de manera eficaz.
Ahora... ─el Coronel Marten dio un paso atrás y miró a ambos─. ¿Está claro?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Sí, Señor. Chaz sintió que las palabras se le atragantaban en la garganta.

─Supongo ─Ferron arrastró las palabras. Con una mirada irascible de Marten se
enderezó y le dio un saludo demasiado elaborado─. Disculpe. Quiero decir ¡sí, Señor! ─
ladró, con su gran y musculoso cuerpo rígido en posición de firme.

El obvio sarcasmo del Needler de cabello oscuro, fue captado por el Coronel
Marten, pero solo asintió con la cabeza. ─Correcto. Ahora dense la mano.

Chaz tendió su mano a regañadientes y esperó que Ferron la ignorara como había
hecho la noche anterior. Pero el veterano cadete la tomó de muy buena gana. Chaz
apretó, esperando una respuesta a su apretón, o tal vez incluso una competición de
fuerza. Pero Ferron sólo sostuvo su mano, mirándole a los ojos como si lo estuviera
midiendo de alguna manera.

Igual que la noche anterior, Chaz quería bajar los ojos y alejarse de aquella mirada
tan intensa como un láser, pero de alguna manera no podía. Levantó la barbilla y miró a

27 Ferron de lleno a sus gélidos ojos azules, devolviéndole el desafío. Mantuvo su mirada a
pesar de que se sentía incómodo y mal, parado allí sosteniendo la mano de otro hombre y
mirándolo a los ojos. El Coronel Marten no dijo nada, simplemente observó el silencioso
comienzo de la lucha. Por último, el cadete más antiguo asintió con la cabeza y dejó caer
su mano.

─Muy bien ─dijo, como si Chaz hubiera pasado algún tipo de prueba─. Consigue
tus cosas y te llevaré a nuestro alojamiento.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 3

-A
sí que quieres ser artillero ─la voz de Ferron era fría mientras observaba
a Chaz colocar sus objetos personales en su lado del estrecho armario de
madera sintética. Se habían llevado toda su ropa de civil y le habían dado
sólo un uniforme, así que no le tomó mucho tiempo acomodarse.

─He nacido para ser artillero. Tengo una vista aguda y mi coordinación mano-ojo
se sale de los gráficos ─Chaz levantó su barbilla en actitud desafiante, mirando por
encima de su hombro a su nuevo compañero, quien estaba descansando en la cama en
una posición relajada. El hecho de que hubiera sólo una cama, y una no muy amplia, era
28 un poco inquietante, pero se imaginó que habría otra cama plegable o un catre que él
pudiera usar, en algún lugar. Ferron era atemorizante, irritante y fascinante, y Chaz no
tenía deseos de dormir tan próximo a él, como lo permitía la cama individual.

En lo alto de una de las grises paredes de metal había un pequeño disco de plata
que parecía algún tipo de alarma o detector. Ferron le había dicho que se dispararía en
caso de otra invasión Saudeber, así que Chaz se sintió bastante seguro de que nunca lo
vería en acción. El resto de la habitación estaba decorada con posters holográficos de
Annihilation 4, un grupo que los padres de Chaz odiaban. A pesar de lo rebelde que Ferron
obviamente era, Annihilation no era lo que Chaz hubiese adivinado que escuchaba. Se
preguntó si los posters no habrían sido dejados allí por el último compañero de Ferron y
reprimió un escalofrío.

─Bueno, bueno, un artillero nato ─Ferron esbozó una suave sonrisa─. Y veo que
aún tienes tus lindos rizos también. No se deberían mezclar los dos, ya sabes, Ojos Verdes.
¿No te ha dicho eso Marten?

Chaz tragó un nudo de resentimiento y terminó de guardar sus cosas. ─El Coronel
Marten dijo que tú decidirías si mi cabello te molesta mientras volamos ─frunció el ceño

4
Aniquilación: grupo de música. N. de los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─. Aunque no se qué es lo que tiene que ver mi cabello con tu habilidad para pilotar.

Ferron giró sobre un lado y le frunció el ceño, la cicatriz del lado derecho de su
rostro era muy blanca en comparación con su piel oscura.

─Tiene que ver con que si puedo ver o no, por encima de tus ridículas greñas
cuando volemos, Novato. Los dos tendremos mascaras de vuelo pero si tu cabello se mete
por en medio… Mira, ¿no sabes siquiera cómo es el interior de un Needle? ¿O el exterior,
en todo caso? Por supuesto que no lo sabes ─respondió su propia pregunta antes de que
Chaz pudiera abrir su boca─. Es información confidencial. Todo lo que sabes es que es
plateado y sofisticado, la máquina más veloz jamás creada por el hombre, con un poder de
fuego suficiente para volar una pequeña ciudad. ¿Estoy en lo cierto?

Chaz se encogió de hombros con inquietud. ─Es confidencial, como tú dices ─
señaló, odiando admitir su ignorancia.

Ferron sacudió su cabeza y dejó escapar una corta risa. ─Si, el Needle es el arma
29 secreta de la Flota, muy bien. Y la manera en que vuelas uno es el secreto más grande de
la Flota.

─¿Qué quieres decir? ─Chaz le frunció el ceño, cruzando los brazos sobre su
pecho.

─Ya lo descubrirás, vamos ─Ferron bajó de la cama con un rápido movimiento y
se dirigió hacia la puerta.

─¿Adónde vamos? ─Chaz odiaba arrastrase por detrás del cadete veterano como
un cachorro perdido, pero el Coronel Marten le había dicho que se mantuviera pagado a
su nuevo compañero, así que sentía que no tenía opción.

─Hacia el campo de tiro 5 ─dijo Ferron por sobre su hombro─. Estás por
aprender algunas duras verdades, Ojos Verdes. Y veremos si puedes conservar tu lindo
cabello.

5
Se han usado los términos “campo de tiro” y “galería de tiro” haciendo una mejor referencia a cuando se los
personajes se refieren al lugar exacto donde practican los tiros (en el simulador, por lo tanto, campo de tiro) y la
habitación en general (galería de tiro) N. de los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

30
El campo de tiro se parecía mucho a cualquier otro en que Chaz hubiera estado
antes, y habían sido muchos. Su padre había empezado dándole lecciones de tiro,
llevándolo de caza cuando tenía siete años y era lo suficiente grande para manipular su
primera pistola de aire comprimido.

Era un largo y estrecho pasillo con cabinas regularmente ubicadas que daban al
área oscura de tiro. No había ninguna protección para los oídos que Chaz pudiera ver,
aunque si había unas elegantes gafas negras que parecían que le apretarían fuertemente
la cabeza.

Ferron lo dirigió hacia el final de la galería así que había una gran cantidad de
cabinas vacías entre ellos y los otros pocos tiradores. Pulsó un botón en una pared y un
dispositivo de metal largo y negro surgió del techo y bajó hasta la altura de los hombros
frente a Chaz.

─¿Qué es eso? ─Chaz se quedó mirando, intrigado. Los costados de la negra
máquina de metal parecían largas mangas con guantes adheridos, haciéndolo suponer
que él tenía que deslizar sus brazos y manos en ellas, y había un visor en el centro a través
del cual mirar.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Éste es un SSAN, un Simulador del Sistema de Armas del Needle. Aquí ─Ferron
le lanzó un par de gafas y tomó unas para él. Con sus ojos azul hielo cubiertos y el oscuro
tirante de las gafas que dividía en dos su cicatriz, parecía extraño y un poco amenazante.

Chaz deslizó las gafas por su cabeza y se acercó a la máquina.

─¿Y necesitamos las gafas por qué…?

─Porque vas a estar usando rayos láser en vez de balas, Ojos Verdes ─Ferron
sonaba un poco burlón─. Y a menos que quieras quemar tus retinas y arruinar esa
coordinación mano-ojo fuera de los gráficos que tienes, necesitas ponerte un par cada vez
que vengas aquí abajo. Lo que será mejor que sea en cada minuto de tiempo libre que
tengas. La mayoría de los tiradores tienen meses de entrenamiento antes de que lleguen
al menos a ver un Needle pero Marten te quiere en uno para el final del mes.

─Sí, eso es lo que me dijo a mí también ─Chaz le dirigió a su compañero una
mirada desafiante─. Tú no tienes que preocuparte. Aprendo rápido, así que no voy a
31 avergonzarte.

Ferron dejó salir una risa corta y sin gracia. ─ ¿Avergonzarme? No estoy
preocupado por eso. Estoy preocupado porque nos mates a los dos ─dio un paso hacia
adelante y le dio unas respetuosas palmaditas al grasiento y negro simulador de armas─.
Mira, afuera en el espacio, todo esto es real. Los objetivos no se sientan como un estúpido
venado o una ardilla y solo esperan a que les dispares. Están en constante movimiento y
disparan a su vez, algo así como el grupo de naves Saudeber cuando llegan. Las Langostas
no estarán esperándote para ver si estás listo antes de atacar, ellas sólo te volarán en el
espacio profundo si no los vuelas tú primero.

Chaz le echó un vistazo calculador. ─Realmente crees eso, ¿verdad? ¿Que
regresarán?

─No tengo absolutamente ninguna duda al respecto ─dijo Ferron─. Somos
humanos, individuos. Tenemos una vida y una memoria relativamente cortas. Pero los
Saudebers tienen una reina con espíritu de colmena, lo que significa que ellos nunca
olvidan. Ellos querían colonizarnos, apoderarse de nosotros. Y solo porque los hayamos
vencido una vez, no significa que ya no lo quieran. Un día estaremos patrullando el
espacio y ahí estarán ellos, viniendo desde el lado más lejano de Marte. Entonces va a
depender de ti y de mí, y de los otros Needlers empujar a un Rodríguez y hacerlos explotar

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

en el cielo.

Chaz sabía a qué se refería. Tony Rodríguez 6 era el nombre del valiente piloto que
había muerto destruyendo la nave nodriza en el centro del grupo de naves Saudeber,
cincuenta años atrás, durante la primera invasión. Pero no conocía a nadie que creyera
con tan absoluta certeza que las Langostas volverían para un segundo asalto. Su
escepticismo debió notarse en su rostro porque Ferron frunció el ceño y sacudió la cabeza.

─No tienes que creerme si no quieres, Novato ─le dijo, cruzando los brazos sobre
su pecho─. Pero cree esto, aunque las Langostas no regresen, aún puedes morir ahí
afuera. Tus exámenes finales serán reales y los objetivos no estarán disparando sólo al
azar, estarán tratando efectivamente de matarte. Y a mí, ya que estamos. Ahora, a mí se
me conoce por hacer algunas maniobras imaginativas de vez en cuando pero yo sólo
puedo esquivar unos cuantos disparos. Va a depender de ti, y de esto ─le dio unas
palmaditas al simulador─, evitar que nos conviertan en polvo espacial.

─Está bien. Entiendo ─Chaz asintió, con una sensación de pánico asentándose en
32 la boca de su estómago. Se preguntaba si algún tipo de renuncia habría sido incluido en el
montón de papeles que había firmado antes de subir al transporte que lo trajo a La
Academia. Estaba completamente seguro de que nadie les había dicho a sus padres que,
en realidad, él podía llegar a ser asesinado aquí arriba, pero obviamente eso había
ocurrido. Vean si no, al anterior compañero de Ferron, Sabine. Él había comido una
rebanada de pastel envenenado, aunque Chaz aún no conocía bien los detalles.

─Hey, Brighton ─Ferron se acercó y miró a Chaz a los ojos, tanto como las gafas
que ambos usaban lo permitían─. No quiero asustarte mucho ─le dijo, con voz profunda
y suave─. Las primeras veces que volemos, los objetivos no estarán activados en modo
asesino. Pero necesito que estés preparado para cuando lo estén. Porque cuando volemos
juntos, tu tendrás mi vida en tus manos del mismo modo que yo tendré la tuya en las
mías. Los dos tenemos que ser buenos en nuestros trabajos, malditamente buenos, si
queremos sobrevivir.

─Yo quiero hacer más que sólo sobrevivir ─Chaz levantó la barbilla─. Quiero ser
el mejor. ¿Cómo son las estadísticas por aquí, de todas maneras? ¿Quién encabeza las

6
Suena muy latino ¿verdad? Suponemos que el hecho de que la escritora viva en una ciudad con mucha cultura latina
como lo es Miami, debió haber influenciado de algún modo a usar un nombre meramente… hispano. XD. N. de los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

listas?

Ferron retrocedió un paso, endureciendo su rostro. ─Hasta hace un par de meses
atrás ese era yo. Yo y Sabi… mi antiguo compañero ─se encogió de hombros─. Ahora
son Landrews y Sanderson. Los conocerás luego.

─Los venceremos ─dijo Chaz con más certeza de la que sentía─. Estaremos en la
cima antes de que te des cuenta.

Ferron se permitió esbozar una pequeña sonrisa.

─¿Hambriento de gloria, Novato? Eso te habrá matado tan rápido como un dedo
lento en el gatillo. Sólo vamos a meterte en el simulador para que tengas una idea antes
de que salgas disparado hacia la cima.

─Bien ─con la de ayuda de su nuevo compañero, Chaz deslizó sus brazos dentro
de las mangas del simulador, sintiendo el chasquido del frío y oleoso metal acomodándose
a su cuerpo como una cosa viviente. Los guantes al final de las mangas estaban llenos de
33 sensores y tenían puntas afinadas para agarrar los botones de disparo dispuestos como
gatillos a lo largo de las superficies ligeramente esponjosas.

─Sostenlos así ─Ferron lo instruía, corrigiendo su agarre─. Cada parte de tu
mano está involucrada. Cada dedo, cada punto de presión en tu palma está conectado a
un conjunto diferente de armas. El Needle tiene trescientos sesenta grados de alcance de
fuego al igual que trescientos sesenta grados de maniobrabilidad. Eso significa que la más
valiosa ventaja de un artillero son sus manos, así que nos estaremos ocupando de ellas
desde esta noche en adelante.

─Está bien ─Chaz no estaba exactamente seguro qué significaba eso, pero
parecía tener sentido. Quizás se suponía que debía usar guantes para ir a la cama o algo
así.

─Ahora mira a través del visor ─lo instruyó Ferron─. Voy a encender los
objetivos. Despacio al principio para darte una oportunidad de que agarres el truco. Si
parece que lo vas logrando, los aceleraré.

Chaz presionó su frente contra el frío y moldeado metal del visor y se sorprendió al
sentirlo acomodarse ligeramente para adaptarse a la forma de su cabeza.

─Hey ─se retiró un poco y miró a Ferron por una explicación.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Continúa ─su nuevo compañero asintió con la cabeza─. Esto es un metal
inteligente y todo el Needle está hecho de él. Se adaptará a la forma exacta de tu cuerpo y
te mantendrá en tu lugar mientras vuelas. Se siente extraño al principio pero te
acostumbras a ello ─frunció el ceño─. Hay un montón de cosas a las que deberás
acostumbrarte para volar en un Needle.

Ignorando el comentario crítico, Chaz puso de nuevo su cara contra el visor y sintió
el metal amoldarse a su cabeza una vez más. Esta vez la sensación no fue tan
desconcertante y notó que podía concentrarse en el largo, oscuro y estrecho callejón del
campo de tiro, esperando a que el primer objetivo apareciera.

Cuando vino, fue rápido. Una mancha de luz fuera del rabillo de su ojo que la
habría perdido si todos sus sentidos no hubieran estado en un gatillo tan sensible.
Instintivamente, Chaz torció su dedo meñique derecho y vio un similar rayo de luz acertar
al blanco perfectamente. Hubo una silenciosa explosión y luego la oscuridad una vez más
mientras esperaba a que el siguiente apareciera.
34 Detrás de él, oyó un leve murmullo que sonó como una aprobación de Ferron pero
él no prestó atención. No le importaba si el cadete veterano lo aprobaba o no, lo que
importaba era alcanzar los objetivos. Ya sentía como si el simulador de metal fuera parte
de él y parecía saber, sin ni siquiera pensarlo, que grupo de gatillos presionar para
disparar en cualquier dirección. Eso estaba bien, pero él quería mejorar, quería ser el
mejor. Eso es lo que estaba pensando cuando los próximos cinco objetivos aparecieron
zumbando desde todas direcciones. «Sé el mejor, alcánzalos a todos. Sé el mejor,
alcánzalos a todos». Las palabras se convirtieron en un mantra en su cabeza antes de que
Chaz fuera el arma que estaba disparando y todo su ser se concentró en aniquilar cada
uno de los blancos que el simulador lanzaba hacia él.

Su concentración era perfecta y le estaba dando a cada blanco, aún cuando Ferron
aceleró el simulador tan rápido que apenas podía ver a qué le estaba disparando. « ¡Lo
estoy logrando, lo estoy logrando! » pensó eufóricamente. Entonces, justo cuando estaba
tan concentrado que no sabía dónde terminaba su cuerpo y dónde empezaba el
simulador, un par de cálidos brazos rodearon su cintura y sintió el pecho duro de su nuevo
compañero apoyado contra su espalda. Pero eso no fue todo. También pudo sentir detrás
de su cuello el cálido aliento de Ferron y el bulto de su polla presionando justo contra su
trasero.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz se cohibió con aprensión. « ¿Qué demonios estaba pasando? »

35

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 4


Oye! ¿Qué diablos? ─Chaz trató de girar y golpear al bastardo en la cara,
pero el simulador no soltaba su agarre sobre él. Estaba atorado, atrapado
─. ¿Qué mierda piensas que estás haciendo? ─preguntó, aún luchando
contra el indeseado e inesperado abrazo.

─No lo que crees que estoy haciendo, así que relájate, Novato ─la voz de Ferrón
sonaba casi aburrida, como si hiciera esto todos los días de su vida. Recordando la escena
en el corredor cuando Burns había insultado al alto cadete, Chaz pensó que quizá si lo
hiciera.
36 ─Lo juro por Dios, hombre, sino me sueltas de inmediato… ─amenazó, pero
Ferron lo interrumpió tranquilamente.

─¿Sabes qué es lo que te matará más rápido que cualquier otra cosa afuera en el
espacio? ─preguntó, su aliento rozando los rizos sueltos a un lado del cuello de Chaz.

─Sé que es lo que va a matarte a ti. ¡Suéltame, tío! ─ahora Chaz se sentía al
borde del pánico. Este hijo de perra de Ferron lo tenía y obviamente no iba a dejarlo ir.
Peor, la proximidad al cuerpo largo y musculoso del otro hombre, parecía estar haciendo
algo extraño a su propio cuerpo. Algo malo y antinatural.

─Los límites ─continuó Ferron, como si Chaz no estuviera rígido entre sus brazos,
demandando ser liberado─. Tus límites personales, son los que seguramente harán que
te maten, más que cualquiera de tus objetivos o incluso que un grupo de naves Saudeber.
Porque si no puedes liberarte de tus límites, no puedes hacer tu trabajo. ¿Cuántos
objetivos crees que has fallado desde que puse mis brazos a tu alrededor?

─Y un diablo si lo sé, ni me importa tampoco ─gruñó Chaz─, ¿y qué tienen que
ver los límites personales con lo bien que dispare?

─Has fallado cerca de cincuenta objetivos, cualquiera de los cuales podría

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

habernos matado si estuviéramos afuera en el espacio ─le informo Ferron─. Y tienes
que liberarte de tus límites personales, porque esta es la manera en la que estaremos
encimados dentro de la cabina de mando del Needle.

─¿Qué? ¿De qué estás hablando? ─Chaz tenía un vago recuerdo de Gaius
diciéndole que el Needle era bastante pequeño por dentro, pero nadie mencionó nada
acerca de tener otro hombre encima, rodeándole, todo el tiempo que estuviera en el
espacio.

Ferron suspiró en su oído, causando que un escalofrío recorriera la espalda de
Chaz.

─Estoy hablando del modo en que el Needle está diseñado ─dijo pacientemente
─. Existe una red neuronal que nos encierra a ambos y permite que nuestros reflejos se
coordinen perfectamente. Así que mientras yo estoy dirigiendo la nave, tú le disparas a lo
que yo veo y mientras tú estás disparando, yo esquivo cualquier posible peligro que tú
veas. Somos casi como un solo hombre, o dos hombres en una sola piel.
37
─Un Needler comparte su vida con su esposa, pero su piel con su compañero ─
murmuró Chaz, recordando la extraña frase de Gaius del día anterior. Ahora tenía un
horrible significado. ¡Dios, él no podía creer que en verdad esto estuviera sucediendo! No
podía creer que fuera a estar encerrado en un extraño e íntimo abrazo con otro hombre
cada vez que volara en un Needle. Sólo el pensamiento le hacía sentir como si alguien le
hubiera arrojado un cubo de hielo en su estómago.

─Veo que no eres completamente ignorante del concepto ─dijo Ferron─. Y
puesto que así es como va a ser, debes acostumbrarte a ello.

─Yo… Yo no sé si podré ─Chaz tragó con fuerza, tratando de no prestar atención
a la sensación en la mitad inferior de su uniforme negro de una pieza─. Quiero decir…
¿No puedo al menos estar encima? Umm… ¿Detrás de ti? Es decir, no me gusta… ─pero
no pudo terminar la frase. No podía decir que le molestaba estar cubierto por otro
hombre, sentirse tan indefenso, tan vulnerable.

─¿Quieres estar arriba, hmm? ─hubo un susurro de risa en su oído, que envió
otro escalofrío a lo largo de su columna─. Me temo que no, Ojos Verdes. La cabina de
mando está diseñada para que el piloto esté directo detrás del artillero. Siempre. Y antes
de que preguntes, no, no puedes ser piloto. No tienes las habilidades para serlo y yo no

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

tengo los reflejos para ser un artillero, así que no intercambiaremos puestos sólo para
aplacar tus tendencias Neandertales homofóbicas.

─¡No soy homofóbico! ─protestó Chaz, incluso aunque tenía la idea que quizá lo
fuera, al menos un poco─. Tengo amigos, amigos hombres quiero decir. Incluso a veces
los abrazo y esas cosas. Es que yo nunca… ya sabes ─se encogió, sintiendo la tensión
mientras sus hombros se presionaban contra el ancho pecho de Ferron, a lo largo de todo
su cuerpo, hasta sus pies.

─Lo sé ─murmuró Ferron en su oído─. Y tu reacción es comprensible. Porque tú
nunca vas a estar tan cerca de alguno de tus amigos, como tú y yo lo estaremos. Vamos a
dormir en la misma cama, bañarnos al mismo tiempo, comer, dormir y respirarnos el uno
al otro, hasta que tus límites desaparezcan completamente, Ojos Verdes, porque esa es la
única manera de garantizar que estés pensando en el objetivo al que vas a disparar
nuestro Needle, en lugar de pensar en mí, justo detrás de ti, susurrando en tu oído.

Chaz tomó un aliento profundo y tembloroso, tratando de aceptar todo.
38
─Yo… Yo no sé si puedo hacer esto ─admitió por fin─. Es decir, mierda, tío, ni
siquiera te conozco, Ferron. Y estoy bastante seguro que cuando te conozca, no vas a
agradarme.

Ferron soltó una risa baja, sin humor, que revolvió los rizos de Chaz. ─Sí, soy un
desagradable hijo de perra, ¿cierto, Novato? Pero no tenemos que ser amigos para
salvarnos la vida el uno al otro. Puedo ver que esto es difícil para ti y lo siento, pero yo
quiero vivir, más de lo que quiero que te sientas cómodo.

─Yo sólo… yo no… ─Chaz movió sus pies incómodo y sintió el bulto de la polla del
cadete mayor presionando contra su trasero nuevamente. Ferron no dio ninguna
indicación que hubiera sentido el contacto y tampoco lo evitó. Chaz no podía adivinar si su
compañero estaba medio duro por la posición en la que estaba o si tenía un caso de
erección mañanera, lo cual tampoco era desconocido para Chaz. Justo como ahora, se
dijo a sí mismo, su pene estaba tan duro que estaba a punto de reventar el delgado y
sedoso material de su uniforme, pero eso no significaba nada, ¿cierto? ¿Cierto?

─Lo que tienes que recordar ─dijo Ferron, interrumpiendo el curso de sus
pensamientos─, es que no tiene por qué ser una relación sexual.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Un arrebato de incrédula risa se escapó de los labios de Chaz, mientras miraba
fijamente sin ver el campo de tiro.

─Qué demonios, hombre. Tu polla está medio metida en mi culo, ¿y me dices que
esto no es sexual?

─Créeme, si estuviera dentro de ti, follándote, lo sabrías, Novato ─la voz de
Ferron sonaba afilada en su oído, mientras la polla detrás de él se frotó brevemente
contra su culo, como aclarando ese punto. Chaz se tragó un gemido─. Pero el punto es
que a pesar de que nos estemos tocando el uno al otro, no tenemos que avanzar más allá
─continuó Ferron─. Ahora mismo tu cuerpo probablemente esté excitado, pero eso es
porque eres joven y respondes rápido. Estás reaccionando al calor y cercanía de mi cuerpo
presionado contra el tuyo, pero no significa nada.

─¿Qué… qué estás tratando de decir? ─demandó Chaz, furioso porque el cadete
mayor conocía su vergonzoso secreto, el hecho de que su polla latiera al ritmo de su
corazón, cada vez que sentía a su nuevo compañero moverse detrás de él, le había dejado
39 descolocado.

─Estoy diciendo que esto ─los dedos de Ferron rozaron ligeramente el bulto que
se apretaba contra la delantera del uniforme de Chaz─, no es tu culpa y no hace de ti
alguien equivocado o extraño o estropeado de ninguna manera.

─¡Mierda! ─Chaz saltó ante el ligero toque, tratando de alejarse de la mano de
Ferron, sólo para presionarse más firmemente contra la erección en su espalda─. No
hagas eso ─advirtió─. Te lo digo desde ahora, no bateo en ese sentido. Yo… Yo tengo
una novia en casa y todo eso.

─Yo también ─ respondió Ferron inesperadamente ─. Mi prometida, Tara.
Hemos estado prometidos los últimos cuatro años y si algún día salgo de La Letrina voy a
casarme con ella ─no sonaba muy feliz acerca del proyecto, pero Chaz tenía más cosas en
su cabeza que la salud emocional de su compañero.

─Pero yo pensé… pensé…

─¿Pensaste que todo lo que estaba diciendo Burns ayer era cierto? ─Ferron
sonaba divertido otra vez─. ¿Pensaste que todos los Needler son maricas?

─No exactamente, pero yo…

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─No te mentiré, Brighton ─dijo Ferron, su voz inesperadamente seria─. Eso
intensifica la conexión. Cuánto más contacto se tenga, mejor será el vinculo y mejor podrá
unirlos la red neuronal. Algunos de los otros tripulantes de Needle, y no voy a decir cuales,
van por ese camino.

─¿Y tú? ¿Con tu antiguo compañero? ─Chaz no supo por qué preguntó, pero la
pregunta salió antes de poder evitarlo. Detrás suyo sintió cada músculo del cuerpo de
Ferron tensarse y apretarse.

─Eso no es de tu maldita incumbencia ─cada palabra se sentía como un cubo de
hielo sólido, separada, diferente y escalofriantemente helada. Luego Ferron respiró
profundo─. Al igual que nada de mi relación contigo es problema de nadie ─dijo, su voz
un poco menos rígida.

─Jesús ─Chaz casi gimió─. No te conozco ni siquiera por veinticuatro horas y ya
tenemos una relación. Esto es demasiado jodidamente raro para mi, tío, estoy hablando
en serio.
40
─No seas tan niña ─disparó Ferron─. No hablo de corazones y flores, ni de
caminatas en la playa o cenas a la luz de las velas. Relación, compañerismo, llámalo como
quieras, pero para bien o para mal, estamos atrapados en esto. Ambos firmamos los
papeles y ellos nos pusieron juntos. Y yo te prometo, Novato, que nada excepto la muerte
podrá separarnos.

─¿Es eso lo que pasó con tu último compañero? ─al momento que salió de su
boca, Chaz supo que estuvo mal decirlo, pero era demasiado tarde para retractarse.
Rápida como una serpiente, la mano de Ferron estaba en su entrepierna otra vez, pero su
toque de ninguna manera era gentil o ligero.

Chaz sintió una ruda mano apretar sus testículos, a través de la tela suelta de su
uniforme y Ferron murmuró en su oído:

─¿Qué fue lo que dijiste?

Chaz abrió su boca para soltar una respuesta ingeniosa, pero entonces la mano que
le sujetaba empezó a apretar.

─Dios… yo… nada ─jadeó, torciendo su pelvis tratando desesperadamente de
alejarla de la dolorosa presión. Su polla, que había estado dura como una roca hasta hace

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

pocos segundos, empezó a desinflarse rápidamente. Ser sostenido inmóvil y tocado por
otro hombre parecía tener un extraño efecto en él, pero el dolor, definitivamente, no era
excitante.

─Nada es correcto, Novato ─gruñó Ferron en voz baja─. Déjame decirte algo
sobre Sabine, no eres lo suficientemente bueno ni para lamer sus botas. ¿Piensas que eres
un as como artillero? Él te hubiera ganado por años luz. Ahora él se ha ido y yo tengo que
lidiar contigo, pero eso no significa que tengas que gustarme. He tratado de ser suave
contigo hasta ahora, pero déjame advertirte algo justo en este momento, al comienzo de
nuestra relación, si dices algo y quiero decir cualquier cosa sobre mi anterior compañero,
más te vale estar preparado para comer tus tiernos y pequeños testículos en el almuerzo.
¿Entendido?

─¡Dios, sí! ─jadeó Chaz, mientras la mano que sujetaba sus bolas, apretaba aun
más─. Entendido hombre. Está fuera de cuestión, entiendo.

─Bien ─la mano que lo sostenía se retiró, y pronto Ferron tuvo sus dos brazos
41 alrededor de su cintura una vez más─. Entonces podemos continuar con tu lección ahora
que tu promedio de disparos se fue al demonio.

─¿Qué? ─Chaz no podía creerlo─. ¿Quieres decir que todo el tiempo que
estuvimos hablando, mi promedio ha ido bajando? ¿Entonces esta sesión realmente
cuenta?

─Todo cuenta, Novato ─la voz de Ferron era áspera─. Recuerda eso. Nada en La
Letrina es gratuito. Ahora concéntrate en tu tiro y trata de olvidar que estoy aquí.

Chaz quería decirle al alto cadete que se jodiera, pero un instinto de supervivencia
evitó que lo hiciera. Ferron era peligroso, podía sentirlo en el cuerpo firme y tenso
enrollado detrás de él, y escucharlo en la voz suave y amenazante que susurraba en su
oído. Era mejor no provocarlo aún más.

Una docena de opciones cruzaron su cabeza, pedir un traslado, enviarle a sus
padres un video informativo dejándoles saber lo que sucedía en La Academia; diablos,
podía incluso llamar a uno de esos programas de contarlo todo y ayudarlos a exponer lo
que pasaba en el lugar.

Excepto… excepto ¿De verdad creía que nada de eso había sido intentado antes?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Seguramente no era el primer nuevo recluta que se veía a sí mismo en esta situación.
Diablos, La Academia hasta había tapado la muerte de uno de sus estudiantes. Chaz no
había escuchado nada sobre la muerte de Sabine, ni por rumores ni en las noticias antes
de haber firmado su contrato, y estaba bastante seguro que si moría en el cumplimiento
del deber, nadie oiría sobre su muerte tampoco.

No, le gustara o no, su nuevo compañero estaba en lo cierto. Estaban atascados en
esta situación y tenía que aprender a vivir con ello. Pero eso no significaba que no quisiera
golpear la arrogante cara de Ferron. ¡El muy bastardo!

─Toma tu rabia y úsala ─una voz baja murmuró en su oído─. Imagina mi cara en
cada objetivo si quieres. Vuélame miles, miles de veces. No me importa cuánto me odies
mientras sepas lo que estás haciendo una vez estemos afuera en el espacio.

─¡Tú, hijo de puta! ─Chaz dijo densamente. Entonces, casi con un esfuerzo
sobrehumano, regresó su atención a los velocísimos objetivos y empezó a disparar. Pero
no importó cuan fieramente se concentró o qué tan duro intentó no pensar en ello, aún
42 podía sentir el ancho pecho de Ferron en su espalda, podía oír las suaves observaciones
que el cadete mayor hacía en su oído de vez en cuando, cuando le daba o fallaba el
objetivo. Más que nada, aún podía oler la cálida, almizcleña y masculina esencia que
emanaba de la otra persona --un hombre-- que estaba dentro de su espacio personal, y no
tenía intención alguna de irse.

Ferron le hizo seguir por casi otra hora, disparando sin misericordia a los veloces
objetivos, de los cuales falló cerca de la mitad. Lejos estaba la sensación de pertenencia a
la máquina, y aun más lejos se había ido la hábil precisión que Chaz siempre había dado
por sentada. Él simplemente no podía concentrarse con el alto hombre presionado tan
apretadamente contra él, no podía mantener su mente en el campo de tiro, cuando las
manos de otro hombre vagaban lentamente sobre su cuerpo, cuando la polla de otro
hombre estaba dura contra su trasero.

Ferron no volvió a tocar su entrepierna, no tenía que hacerlo. Chaz era una masa
de confusión, dolorosamente duro incluso aunque sus bolas temblaron por el rudo
apretón que habían recibido. ¿Qué diablos estaba mal con él? Nunca había querido tanto
asesinar a alguien en su vida y aun así, nunca había estado tan excitado. Sentía que se
moriría si no podía alejarse de Ferron y al mismo tiempo sentía que se moriría si su nuevo
compañero dejaba de tocarlo. Desgarrado entre los dos impulsos, su promedio de

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

disparo-acierto se fue derecho al infierno y no parecía que hubiera nada que pudiera
hacer.

─Bueno, creo que eso es suficiente ─dijo Ferron, después de lo que pareció una
eternidad─. No lo hiciste tan mal para tu primera vez, pero vas a tener que trabajar en
ello si no quieres ser el último de la lista de artilleros para siempre.

─Pero… apesto ─Chaz le disparó a otro objetivo y falló, justo como para probar
su punto─. Soy terrible. No parece que pueda….

─No parece que puedas concentrarte cuando estoy tan cerca ─terminó Ferron
por él─. Eso no es para sorprenderse, Novato. Como te dije, todo es sobre los límites.
Hasta que pierdas los tuyos, tu rango va a ser más pequeño que el pito de un saltamontes.
Y eso es bastante corto.

Chaz se sorprendió a sí mismo con un brote de risa. Ese último comentario no
parecía como algo que su frió y sarcástico compañero pudiera decir y lo muy inesperado
43 de ello le hizo desternillarse de risa.

─Límites ─repitió Ferron, sonando un poco divertido de sí mismo y luego su voz
se volvió seria en el oído de Chaz─. Voy a liberarte del simulador ahora y vas a tener la
urgencia de alejarte de mí lo más rápido y lejos que puedas.

─Tienes razón ─Chaz respiró, apretando sus manos en puños sobre los mandos
7
JP , apagando todas sus armas de una sola vez.

─No ─el tono de Ferron era severo─. Quédate aquí conmigo y déjame
sostenerte sin el simulador lo más que puedas ─suspiró─. No te haría pasar por todo
esto, pero sólo tenemos un mes. Un mes antes de que entremos en el Needle y todo esto
sea real. Piensa en eso, Brighton. Tu vida y la mía dependen de lo bien que puedas tolerar
esta situación y aún así realizar tu trabajo. ¿Entiendes?

─Yo… ─Chaz respiró profundo, con cada músculo de su cuerpo tenso─. Sí, lo
entiendo, joder ─dijo exhalando finalmente.

Ferron se rió. ─Es un comienzo, supongo ─dijo─. A la cuenta de tres te liberaré.
¿Preparado? Uno…dos…tres.

7
Controles tipo Joystick, Dispositivo que se conecta con un ordenador o videoconsola para controlar de forma manual
un software, especialmente juegos o programas de simulación. N. de los T.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz sintió el metal inteligente retirarse de su rostro al mismo tiempo que las
despiadadas mangas de metal soltaron sus brazos y manos. Salió del simulador con
movimientos rápidos y torpes. Su primer impulso fue girar y golpear al hombre que lo
había atormentado durante la última hora y media, pero la advertencia de Ferron resonó
en su cabeza. Tu vida y la mía dependen de lo bien que puedas tolerar esta situación y aún
así realizar tu trabajo.

Respirando profundo, Chaz se obligó a mantenerse quieto, aun cuando su
compañero lo seguía sosteniendo por detrás, presionado firmemente contra él.

─Muy bien, Ojos Verdes ─murmuró Ferron suavemente en su oído─. Relájate.
Solo relájate… Deja caer tu cabeza sobre mi hombro.

La orden fue dada en un tono suave y persuasivo, pero los músculos de Chaz se
sentían como hierro debajo de su uniforme. Súbitamente se preguntó si alguien más
estaba observando este horriblemente embarazoso momento. Giró rápidamente su
cabeza hacia la izquierda, pero no había otros cadetes a la vista. Ferron y él estaban solos
44 en el área de práctica.

─Vamos, Brighton ─había más dureza en la voz del alto cadete ahora, pero aún
estaba pidiendo más que ordenando.

─Yo no… no puedo… ─Chaz sentía que iba a explotar por la fiera tensión
acumulándose dentro de él. La última vez que dejó que otro hombre lo sostuviera, tenía
cinco años, se había lastimado la rodilla y su padre estaba curándolo. Cada instinto le
gritaba que esto estaba mal, que debía alejarse de los fuertes brazos a su alrededor y de la
profunda voz en su oído. Pero de alguna manera, se las arregló para permanecer quieto.

─Sí puedes ─murmuró Ferron─. Y lo harás. Y cuando lo hagas, te dejaré ir. Lo
prometo. Y una cosa que debes saber sobre mí, es que no rompo mis promesas. Nunca.

─Está… está bien ─con un esfuerzo de voluntad sobrehumano, Chaz forzó sus
músculos a liberar algo de tensión y permitió que su cabeza cayera contra el hombro del
hombre más alto.

─Bien. Eso está bien ─murmuró Ferron. Avanzó hacia adelante y presionó su
rostro contra un lado de la mejilla de Chaz─. Límites ─respiró en su oído─. Vas a
perderlos todos, Brighton. Pero puedes mantener tus rizos, me gustan ─hubo un suave

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

roce de labios contra la mejilla de Chaz y súbitamente Ferron lo liberó y estuvo de pie por
sí mismo.

─¡Dios! ─suspiró, no muy seguro si debía reírse o llorar, o arañar a su nuevo
compañero en la cara. Giró para enfrentar a Ferron, quien estaba de pie con las manos
flojas a los lados, obviamente listo en caso que Chaz decidiera ir a por él.

─No, sólo soy yo ─se burló Ferron─. ¿Estás listo para irnos?

─¿Adónde vamos ahora? ─Chaz demandó, pensando que sería mejor que no
fuera otro lugar donde pudiera ser sometido y manoseado.

─A comer ─dijo Ferron con suavidad─. ¿No estás hambriento?

45

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 5

-B
ienvenidos al salón de los Needlers. ¿Puedo traerte algo? ¿Una infusión
de cafeína? ¿Cigarrillos? ¿Antidepresivos, para evitar que a tu Novato le
dé un ataque? ─el cadete alto y delgado que estaba de pie en el
estrecho marco de metal de la puerta le dio a Chaz una mirada apreciativa, que Chaz
devolvió frunciendo el ceño.

─Muy divertido, Webs. Sólo déjanos entrar ─Ferron no parecía divertido.

─Bien, que así sea. Entren ─Chaz miró sorprendido como Webs, obviamente otro
Needler, le daba a Ferron un beso casual en la comisura de los labios y se hacía a un lado.
46 Ferron pasó a su lado pero cuando Webs se inclinó para darle un besito también a Chaz en
la boca, la mano de Ferron se disparó y golpeó al delgado Needler directamente en el
pecho.

─No lo toques.

─¿Por qué no? ─Webs frunció el ceño─. Ahora también es un Needler, ¿no?

─Lo será ─los ojos azul hielo de Ferron fluctuaron sobre Chaz por un instante─.
Pero eso no importa. Él está fuera de los límites, Webs. Corre la voz.

─Lo haré ─Webs lo estaba mirando ahora con más interés, como si Chaz fuera
una nueva exótica confitura que le gustaría probar.

Apretando los dientes, Chaz le devolvió la mirada. No estaba acostumbrado a que
otros hombres le dedicasen esa mirada. La misma mirada que él le daría a una chica
bonita si estuviese en la Tierra.

─Y deja ya de mirarlo como si quisieras lamerlo o tendrás una pelea entre manos
─la voz de Ferron era llana. Agarró a Chaz por el brazo y lo arrastró dentro de la pequeña
sala más allá del alto y delgado Needler.

Chaz, que había estado apretando los puños, se sintió tan aliviado como

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

decepcionado. Cenar en el desordenado salón con un centenar de ruidosos cadetes no
había hecho nada para aliviar la increíble tensión que había acumulado en la galería de
tiro. Mientras su nuevo compañero hacía comentarios insulsos sobre el diseño y las
propiedades de vuelo del Needle estándar de Clase M, Chaz estaba que echaba humo. Lo
que realmente quería era una buena pelea para quitarse la tensión de encima y algún
idiota intentando besarle le habría dado una excusa perfecta para empezar una. Por la
expresión en los ojos de Ferron, cuando giró su cabeza para mirarlo, él sabía exactamente
lo que Chaz había estado pensando.

─Vamos, Brighton ─murmuró, tirando del brazo de Chaz─. Te traje aquí para
hacer amigos, no enemigos. Te guste o no, ahora eres un Needler y vas a necesitar el
apoyo de tus camaradas para lograrlo.

─No necesito a nadie ─murmuró Chaz con resentimiento. Pero se dejó remolcar
dentro de la pequeña habitación con paredes de metal, completamente diferente de
cualquier otro espacio que hubiera visto en La Academia.
47 Parecía que quienquiera que hubiese decorado el salón de los Needlers no pudo
decidir si utilizaba más la parte izquierda o derecha de su cerebro. La zona estaba
sembrada de coloridos cojines de aire que de hecho parecían confortables en contraste
con el resto de los muebles que Chaz había visto desde que llegó. Como para compensar
el color a ras de suelo, las paredes estaban decoradas con los aburridos planos de
diagramación en blanco y negro de las especificaciones del Needle. También podía oír lo
que sonaba como una dulce cítara eléctrica emitiéndose desde uno de los altavoces, lo
cual era sencillamente raro. Aparentemente los otros Needlers tenían gustos muy
eclécticos. Chaz empezó a sentirse como si hubiera entrado en un mundo diferente, uno
tan distinto, de la ordenada y pragmática fachada exterior de La Academia, como era
posible. La pregunta era, ¿realmente pertenecía él a este lugar?

Varias personas estaban sentadas tanto en los cojines de aire sobre el suelo, el cual
estaba cubierto con una alfombra de piel sintética de un profundo azul, y hablaban
tranquilamente. Unos cuantos tenían el tradicional corte de cabello de estilo militar que
llevaban los cadetes de La Academia, pero la mayoría, como Ferron, tenían el cabello largo
hasta el cuello de la camisa y más allá. De repente Chaz no vio su decisión de mantener su
propio cabello intacto como algo tan especial y diferente. ¿Dónde estaba la gracia si todos
los demás Needlers también llevaban el cabello más largo que los cueros cabelludos

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

rapados?

Ferron se hizo cargo de él y lo presentó a algunos de los otros Needlers,
besándolos a todos de forma casual en la mejilla o en la boca mientras saludaba a cada
uno. Esa rara exhibición estaba empezando a poner nervioso a Chaz. Pero como todos los
demás en la habitación parecían tomarlo como algo rutinario, no dijo nada incluso cuando
se le ponía el vello de punta cada vez que veía dos bocas masculinas colisionar.

─Y estos son Jimmy y Timmy Turnix y Landrews y Sanderson ─la voz de Ferron
penetró el curso de sus pensamientos y le hizo alzar la mirada para ver a quienes señalaba
su compañero. A pesar de que reconoció los nombres de Landrews y Sanderson como el
equipo líder y la tripulación a batir, fueron Jimmy y Timmy quienes llamaron primero su
atención. Ellos eran obviamente gemelos idénticos, con similares cabello castaño y ojos
color avellana rodeados de densas pestañas negras. Aquel a quien Ferron había
identificado como Timmy tenía un mechón rubio en el cabello pero aparte de eso, no
había ninguna diferencia entre ellos. Estaban sentados cómodamente juntos,
48 compartiendo un pequeño sofá de aire con los brazos descansando en forma casual sobre
los hombros del otro.

─Hola. Encantado de… ─empezó uno de los gemelos cuando Chaz asintió en su
dirección.

─Conocerte ─su hermano terminó por él y luego ambos le dirigieron a Chaz
idénticas sonrisas. Chaz se sintió devolviéndoles la sonrisa casi contra su voluntad y
susurrando que también estaba encantado de conocerlos. Esos dos parecían
sencillamente tan normales en lo que Chaz había empezado a sentir como una habitación
llena de bichos raros y se percató de que ninguno de ellos intentó besarle ni a Ferron, lo
cual era un gran alivio.

─Landrews, Sanderson, este es mi nuevo artillero, Chaz Brighton ─dijo Ferron,
apartándolo de los gemelos. Chaz estaba un poco sorprendido de que su nuevo
compañero incluso supiera su nombre de pila. Entonces quedó demasiado atrapado
mirando a la tripulación del Needle que encabezaba el ranking de los mejores, como para
pensar en ello.

Sanderson era un alto y musculoso cadete que parecía que levantara pesas en cada
minuto libre. Sus bíceps y muslos hinchaban el delgado material negro del uniforme de La

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Academia y su cabello castaño oscuro estaba cortado en un estricto corte militar a
diferencia de la mayoría de los otros Needlers. Sentado a su lado, o más bien echado
encima de él, puesto que el cojín de aire que estaban compartiendo en realidad tan sólo
era lo suficiente grande para uno, estaba Landrews.

El compañero de Sanderson era tan esbelto y delgado como Sanderson era
voluminoso y musculoso. Tenía una mata de cabello platinado pálido que estaba
cuidadosamente peinado a la moda en púas con ayuda de gel y sus ojos eran de un ámbar
pálido que Chaz nunca había visto antes. Cuando Ferron los presentó, ambos hombres se
pusieron de pie como si fueran uno. Sanderson se inclinó y le dio un rápido besito en la
mejilla a Ferron, lo que para Chaz era el equivalente oral de un corto apretón de manos.
En cambio, Landrews inmediatamente enlazó los brazos alrededor de Ferron y lo acercó
para un beso largo y profundo que hizo que el estómago de Chaz se revolviera.

No le molestaba tanto el sensual beso, porque incluso aunque era entre dos
hombres, Landrews era tan lindo que podría ser fácilmente confundido con una chica. No,
49 lo que lo disgustó fue la manera posesiva en que el hombre abrazó a Ferron y la obvia
pasión sexual en el beso compartido. « ¡Él es mi compañero! » se sorprendió pensando y
entonces se preguntó qué demonios estaba mal en él. ¿Por qué le debería importar una
mierda si Ferron decidía jugar al hockey con las amígdalas de uno de los Needlers? Aparte
del hecho de que era asqueroso, por supuesto, se recordó.

─Eso es suficiente, Chris ─dijo Ferron finalmente, apartando al otro cadete─.
Brighton, aquí, ya se siente lo suficientemente raro sin tener que verte intentando
hacerme una extracción molar con tu lengua.

─Pero tu boca es tan bonita. Fue hecha tan sólo para ser besada ─Landrews le
dio unas palmaditas a Ferron en la mejilla antes de desplazar su atención a Chaz─. Mmm,
pero veo que tu nuevo juguetito también tiene un bonito par de labios.

─Atrás ─Chaz puso una mano para rechazar los avances del afeminado Needler
─. Quiero decir, tío, aléjate de mí.

Landrews dio un pasito afectado hacía atrás, llevándose una mano a la boca. ─Oh
Dios ─dijo, mirando a Ferron con una platinada ceja alzada─. ¡Pobre bebé! No puedo

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

creer que ellos te hayan dado un latente 8 como nuevo artillero.

─¿Un qué? ¿Qué me has llamado? ─Chaz pudo sentir sus puños apretándose de
nuevo. Por alguna razón realmente quería golpear a ese idiota.

─Cálmate, Brighton ─Ferron puso una mano en su brazo y sacudió la cabeza.
Recuerda que necesitas cuidar las manos y darle un puñetazo a Landrews no sería
exactamente el mejor modo de hacerlo.

─Sólo quiero saber qué quiere decir ─Chaz aún respiraba con dificultad, aún
sintiéndose atrapado en esa situación extraña y enfadado por lo inútil que era para salir
de ella.

─Un homosexual latente, querido ─dijo Landrews, con un tono de burla─.
Alguien quien aún no ha admitido lo que es en realidad.

─¿Me estás llamando marica? ─Chaz estaba ahora más que listo para arrojarse
sobre el hombre. Rebasó a Ferron y presionó su rostro contra el de Landrews
50 agresivamente. Pero de repente, en vez de los extraños ojos ambarinos del Needler, él se
encontró mirando el amplio y esculpido pecho de Sanderson.

─Es suficiente ─la voz de Sanderson era tranquila pero llena de amenaza─.
Retrocede y deja a mi artillero en paz. Ahora.

─Mejor que des marcha atrás, Novato ─Ferron tiró de él hacia atrás, sacudiendo
la cabeza─. He visto a Sanderson noquear a tipos más grandes que tú por menos. Tan
sólo está conteniéndose contigo porque eres nuevo.

─Y porque eres un latente ─se mofó Landrews, sus dorados ojos riéndose desde
atrás de la amplia espalda de su compañero.

Chaz se sintió como si alguien le hubiera llenado la boca de tachuelas y le hubiese
dicho que las tragará, pero se obligó a retroceder y quedarse de pie al lado de Ferron a
pesar del ardor en su estómago. ─Lo que sea ─murmuró furioso─. Pero no soy un… lo
que dice que soy.

─Por supuesto que lo eres, querido ─Sanderson y Landrews estaban sentados de
nuevo en el almohadón de aire y Landrews estaba echado sobre el regazo de su

8
No os impacientéis. Ya llega la explicación. N. de los T.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

musculoso compañero─. ¿Por qué otra cosa crees que fuiste seleccionado para la
tripulación de un Needle? Los reflejos súper-rápidos y una coordinación mano-ojo como
de un dios no son suficientes, no cuando se trata del sistema de red neuronal del Needle.
Y no creas que sólo porque parezcas hetero no tienes ninguna inclinación. Mira a mi dulce
Jon, aquí ─le dio un codazo en las costillas a Sanderson juguetonamente.

Sanderson emitió un gruñido que sonaba enfadado. ─Chris, vamos… ─sonaba
cansado y no muy feliz.

Chaz sintió frío por todas partes. ¿Podría Landrews estar diciendo la verdad? ¿Era
ése el por qué su polla se había puesto tan dura mientras Ferron lo tocaba y…? Apartó el
pensamiento. No, eso no era verdad. Él no era como esos bichos raros. Tan sólo era un
chico normal que había sido lanzado con ellos por accidente. Se giró hacía Ferron quien
tenía una expresión neutral en el rostro.

─Me dijiste que no todos los Needlers son… de esa forma ─dijo acusador─. Me
dijiste que no tenía que ser de ese modo entre nosotros.
51
─Tiene que serlo si quieren ser los mejores ─Landrews le dirigió a Chaz una
sonrisa envenenada y le lanzó un beso─. Díselo, dulzura. Vamos ─volvió a darle un
codazo a Sanderson y sonrió. El musculoso cadete parecía extremadamente incómodo
pero finalmente asintió, sin que sus ojos nunca encontraran los de Chaz.

─Es cierto que una conexión física con tu compañero, fuera del Needle, conlleva
una ventaja definitiva en un vuelo y en una situación de combate ─dijo secamente. Chaz
pensó que sonaba más como un profesor dando una lección de tácticas de combate que
un hombre perdidamente enamorado de su compañero. Miró de reojo a Ferron para ver
cómo se lo estaba tomando su propia pareja, pero el alto cadete había acercado un cojín
de aire azul y estaba tranquilamente sentado atendiendo la conversación sin ninguna
expresión en su rostro desfigurado. A regañadientes, Chaz acercó un cojín verde y se
sentó a su lado.

─No lo creo ─dijo manteniendo la voz baja y la vista sobre Sanderson en vez del
lascivo Landrews─. No creo que La Academia alistara de verdad solo a cadetes con
conocidas… tendencias para pilotar sus más caras y complicadas naves, a propósito.

Landrews soltó una alta y gorjeante risa. ─Mira a tu alrededor, dulzura. El
programa Needle es el mayor “No preguntes, No hables” de todas las fuerzas armadas. Ya

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

sabes, trataron usando hombres y mujeres en vez de dos hombres pero su química
cerebral era sencillamente demasiado diferente para funcionar. Al igual que con dos tipos
heteros que no querían tener nada el uno con el otro. Así que aquí tenemos una
habitación llena de Needlers y ni un solo hetero en la zona… tú incluido.

─Nosotros somos heteros ─dijo una voz, cortando la furiosa réplica que iba a
hacer Chaz. Alzó la vista para ver a los gemelos sonriéndole de nuevo. Jimmy y Timmy
Turnix habían acercado más sus cojines de aire, aparentemente queriendo entrar en la
conversación.

─Por supuesto que sois heteros ─ dijo Landrews desdeñosamente─ . Sois
gemelos.

─¿Qué tiene eso que ver? ─Chaz levantó una ceja hacía Ferron pero fue Jimmy o
Timmy quien contestó.

─Nuestra química cerebral ya es tan parecida que… ─comenzó uno de ellos.

52 ─No nos necesitamos conectar a un nivel físico para funcionar en la red neuronal
─el otro gemelo, aquel con el mechón rubio, quien Chaz pensó que era Jimmy, terminó.

«Hmm, quizás no tan normales después de todo», pensó Chaz.

─¿Por qué preocuparse por todo esto? ─dijo Ferron de repente y Chaz percibió
que los ojos azul hielo de su compañero estaban llenos de dolor. Pero cuando intentó
mirarle más de cerca, la expresión de Ferron se puso abruptamente en blanco.

─Oh pobre bebé. Todos sabemos que todavía extrañas a Sabine ─Landrews se
estiró para palmear la rodilla de Ferron pero el alto cadete le apartó la mano─. Fue tan
trágico lo que sucedió. Quiero decir, pensar que él de hecho…

Chaz quería saber desesperadamente qué había pasado, pero antes de que
Landrews pudiese continuar hablando sobre ello, Ferron lo interrumpió.

─No necesito tu compasión, Chris. Sólo vine para presentar a mi nuevo artillero a
todos ustedes ─suspiró─. Pero me temo que ahora que los ha conocido, él preferiría
tomar un paseo espacial sin traje antes que aprender a volar un Needle.

─Lamento si nosotros asustamos a tu Novato ─Landrews sorbió─. Jon y yo no
podemos evitar hacer públicos nuestros sentimientos. ¿Verdad, Jon? ─ besó a su

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

musculoso piloto en la mejilla y Sanderson hizo una mueca de dolor.

─Claro ─dijo con voz inexpresiva─. Absolutamente.

Ferron sacudió su cabeza y se puso de pie con un movimiento fluido. ─Bien, será
mejor que nos vayamos. Brighton tiene clases mañana con el resto de los novatos y luego
necesita estar más tiempo en el simulador de prácticas.

Chaz se levantó con un sentimiento de intenso alivio. ¡Al menos estaban dejando
ese jodido show atrás! E incluso si eso significaba más de las terriblemente incómodas
prácticas de tiro con el simulador, sólo quería alejarse de Landrews y sus raras e
incómodas acusaciones.

─Vamos, Brighton ─Ferron sacudió su cabeza en dirección a la puerta─. Nos
vamos.

─Hasta la vista 9, dulzura ─gritó Landrews detrás de ellos─. Vuelve muy pronto y
no seas un extraño.
53 Pero cuando la puerta de metal de la sala se deslizó detrás de él, Chaz pensó que si
nunca más regresaba a la sala de los Needlers sería demasiado pronto. Por la expresión en
el rostro de Ferron, tampoco era su lugar favorito. ¿Entonces por qué lo había llevado allí?
¿Qué esperaba lograr?

Chaz no tenía ni idea, pero no tenía la intención de volver, sin importar lo que su
alto, oscuro e introspectivo compañero dijese.

9
Escrito en castellano en el original.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 6

-T ienes que estar bromeando. No hay manera de que tome una ducha
contigo. Ninguna… jodida… manera ─Chaz sacudió la cabeza, mirando
incrédulo a su nuevo compañero. Había sido un largo día; desde que
comenzó sus sesiones de práctica de tiro, cuando finalmente tuvo que aceptar que había
sido emparejado con Ferrón, le gustara o no, hasta el momento en que ambos regresaron
a su alojamiento y empezaron a prepararse para dormir. Chaz estaba agotado por toda la
emoción y la tensión a la que había estado sometido y también por la desorientación y la
fatiga derivadas del largo viaje. Todo lo que quería hacer era tomar una ducha, solo, y

54 tirarse en la cama. También solo. Pero parecía que no iba a hacer ninguna de estas cosas.
Al menos no solo.

─Puedes y tomarás una ducha conmigo o nunca lo harás y vas a apestar. Y déjame
decirte, Novato, que no dejo dormir a nadie que apeste en mi cama.

─No me importa ─Chaz cruzó los brazos sobre su pecho y frunció el ceño─. Así
que no voy a tomar una ducha y dormiré en el suelo. Me viene bien.

Ferron suspiró exageradamente y se hundió en un lado de la cama. ─Tienes que
desear la muerte. No puedo creer que ellos me asignaran otro compañero que...

─¿Que qué? ─Chaz exigió saber, pero el alto cadete sólo negó con la cabeza.

─Nada. Escucha, Brighton ─dijo, mirando hacia arriba, su cara parecía cansada─.
Sé que piensas que sólo quiero tenerte desnudo y agredirte sexualmente, pero te
prometo que esa no es mi intención.

─¿Qué otra intención puedes tener? ─exigió Chaz─. Vi la manera en que esos
tipos se miraban en el salón y sé porque lo hacían. Y no me importa lo que el idiota de
Landrews diga, yo no soy así. Así que no hay una maldita manera de que esté desnudo
contigo en un espacio cerrado.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Bien. Entonces supongo que no quieres volar un Needle después de todo.

─¿Qué? ─Chaz lo miró con incredulidad─. ¿Estás bromeando? ¿Me estás
diciendo que tenemos que estar juntos en el Needle y…?

─Desnudos ─Ferron terminó por él y continuó─; Desnudos. Expuestos. Sin ropa.
Despojados. Desvestidos.

─Lo entiendo, lo entiendo. ─Chaz levantó una mano para detener la diatriba
sarcástica de su compañero. Dios, parecía que en el momento en que creía conocer la
situación, las cosas cambiaban y se ponían incluso peor. Sólo que no era una situación a lo
que se iba a enfrentar, se recordó, sino a Ferron. O más bien, era Ferron el que iba a estar
contra él. Desnudo.

─Lo siento ─Ferron estaba reclinado en la cama con gracia─. Mira ─dijo─,
normalmente los cadetes tienen unos seis meses para acostumbrarse a la idea de estar
atrapados en el Needle junto a su compañero, desnudos como el día en que nacieron. Tú,

55 por desgracia, no tienes ese lujo. Tienes exactamente un mes para cambiar tu forma de
pensar. Menos de un mes, ahora.

─Mira, Ferron, yo simplemente no puedo... quiero decir, yo no... ─Chaz oía la
desesperación en su propia voz y sentía rabia por ello. ¡No tendría que estar tratando con
este tipo de mierda, maldita sea!

─Puedes y lo harás ─Ferron se levantó de repente─. Ahora, desnúdate, Novato.
O te desnudaré yo mismo.

─Ven e inténtalo ─Chaz sintió que sus manos se cerraban en puños a sus
costados, mientras la tensión que había estado acumulando todo el día, de repente se
desbordaba.

Los ojos de Ferron brillaron. ─Oh, Brighton, realmente no quieres que nosotros
empecemos esto, justo ahora.

Pero eso era exactamente lo que Chaz quería. Quería destrozar los extraños
sentimientos que le habían estado carcomiendo por dentro, y ya que no podía hacerlo,
golpear la fuente de esos sentimientos parecía la mejor opción. Caminando a grandes
pasos hacia adelante, lanzó un puñetazo directo al rostro del cadete mayor, exaltado por
oír el crujido de los nudillos al colisionar contra la estructura ósea bien formada del

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

hombre.

El crujido nunca llegó. En cambio, Ferron se apartó ágilmente hacia un lado con un
movimiento tan elegante, que parecía un bailarín. El impulso del golpe envió a Chaz hacia
la cama donde cayó como un cangrejo descoordinado.

En menos de un segundo, Ferron estaba sobre él, aplastándolo contra la cama.
Chaz jadeó y forcejeó debajo del hombre mayor, pero fue inútil. Ferron se sentó
directamente en la parte baja de su espalda y agarró los brazos de Chaz fijándolos tras él.
Una vez más Chaz se sentía indefenso y otra vez sintió como su eje comenzaba a crecer
por alguna extraña razón.

«Así es como será», pensó. «Sólo estaremos nosotros dos desnudos y él estará
tendido encima de mí. Voy a sentir su polla restregarse contra mi culo desnudo y no habrá
nada que yo pueda hacer excepto aceptarlo, aceptar cualquier cosa que él decida
hacerme. Nada en absoluto. ¡Esto está mal, es tan jodidamente enfermizo!».

Y si esto estaba tan mal. ¿Por qué su polla estaba a punto de hacer un agujero en el
56 colchón debajo de él? ¿Por qué la sensación de estar atrapado, sometido, indefenso en los
brazos de otro hombre le hacía esto? Lo que le hizo preguntarse si la próxima vez que se
masturbara, él estaría pensando en su novia… o en su nuevo compañero.

La extraña mezcla de excitación junto con la confusión y su creciente auto
desprecio, por no mencionar la rabia que sentía hacia Ferron, de repente fue demasiado.
Para su horror, Chaz sintió el caliente aguijonazo de las lágrimas tras sus parpados
cerrados. «Oh, Dios, por favor no me dejes llorar. ¡No aquí, no ahora!».

Pero no parecía importar mucho que no quisiera llorar, las lágrimas iban a llegar de
cualquier manera. Chaz las sintió correr por su rostro, mientras sus hombros se sacudían
en silenciosos sollozos. Escondió su cara en el colchón, humillado de que Ferron lo pudiera
ver así, y trató de dejar caer las lágrimas silenciosamente.

Esperaba un comentario sarcástico de su nuevo compañero, una burla acerca del
pobrecito novato que estaba nostálgico y que si no podía con esto, tal vez era el momento
de volver a la Tierra. Pero lo que no esperó fue sentir que Ferron le soltaba los brazos y
acariciaba gentilmente su cabello.

─Déjalo salir ─la voz del cadete mayor era tranquila y relajante─. Solo sácalo
todo.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

La inesperada amabilidad fue deshaciendo la rabia de Chaz. Aflojando los puños
sobre la manta azul marino, dejó que la miseria se apoderara de él y lloró como nunca lo
había hecho desde que era un niño pequeño. Durante todo ese tiempo Ferron le
acariciaba la espalda y los hombros temblorosos, murmurando suavemente palabras sin
sentido, pero apaciguantes de todos modos.

─Dios, lo siento ─Chaz gimió al fin cuando hubo recuperado cierto control─. Lo
siento tanto.

Ferron se deslizó de su espalda y se recostó junto a él en la cama. ─¿Sientes
haberme atacado o haber llorado? ─su voz grave todavía sonaba suave, aunque había un
matiz de diversión en ella.

Chaz sorbió y volvió su cabeza para enfrentar los ojos azul hielo en la cara
desfigurada de su compañero. Ellos estaban cerca, tan cerca que él pudo oler la menta en
el aliento de Ferron, pero estaba demasiado cansado para moverse. Demasiado cansado
para preocuparse.
57 ─Siento haber errado ─dijo forzadamente─. Y me importa una mierda haberte
atacado. Lo tenías malditamente bien merecido después de todo lo que me hiciste pasar
hoy.

Inesperadamente, Ferron sonrió. No la fría y cínica sonrisa que Chaz había
empezado a conocer, sino una sonrisa que realmente llegaba a sus ojos. ¿Podía ser que su
nuevo compañero no fuera un completo bastardo después de todo?

─Tal vez lo merecía ─dijo él─. Pero si me rompes la nariz, cabe la posibilidad de
que tu mano también se rompa y no podemos permitir eso. Sin mencionar que yo ya
tengo suficientes bellas marcas para el resto de mi vida ─se tocó ligeramente la blanca
cicatriz que estropeaba el lado derecho de su rostro.

─¿Cómo te la hiciste? ─dijo Chaz, sintiéndose lo suficientemente temerario como
para preguntar acerca de la cicatriz, ya que Ferron la mencionó─. ¿Fue tu último
compañero, Sabi…?

─Cuidado, Novato ─de repente, la calidez desapareció de los ojos de Ferron y se
sentó bruscamente─. Vamos, se está haciendo tarde. Tiempo para una ducha.

Chaz pensó en protestar acerca de que él no iba a bañarse con el otro hombre,

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

pero entonces recordó, que en primer lugar, esto fue lo que había empezado toda la
pelea. Y para ser honesto, él solo no tenía fuerzas para comenzar todo de nuevo. Se
levantó torpemente de la cama y siguió a Ferron al cubículo de la ducha.

─Venga, vamos. ¿O tengo que hacer esto por ti? ─el agua ya estaba corriendo,
creando una nube de vapor, mientras el cadete mayor se despojaba del ajustado uniforme
negro de La Academia, mientras se paraba sin el adherente tejido negro, revelando un
magro físico musculoso que parecía obra de un escultor. Tenía hombros anchos, brazos
musculosos y largas piernas salpicadas de un vello tan negro como el de su cabeza. Sus
pezones eran un par de suaves y planos discos cobrizos, sin vello en el pecho y su polla...

«Cristo, ¿por qué estoy mirando su polla?». Chaz volvió rápidamente la cabeza,
pero no antes de que Ferron hubiera visto dónde sus ojos se habían fijados.

─¿Satisfecho de que no tenga ganas de desflorar tu culo virgen, Brighton? ─
preguntó, indicando el estado flácido de su largo eje, sin circuncidar─. ¿No crees que si
estuviera esperando a que se te cayera el jabón estaría al menos la mitad de duro de lo
58 que estoy ahora?

─Lo que sea. Vamos a terminar con esto ─murmuró Chaz mirando hacia abajo
mientras se quitaba su propio uniforme. «Y pensar, que por un momento creí que él podía
ser medianamente decente». El recuerdo de las manos de Ferron acariciando su espalda,
acariciando su cabello y su profunda voz murmurando suavemente nada en concreto, aun
permanecía, pero estaba empezando a preguntarse si aquello había sido algún tipo de
alucinación producida por la tensión extrema que había sufrido. El hombre alto y desnudo,
con la sonrisa fría y arrogante en su rostro, no se parecía de ninguna manera al Ferron de
hacía unos minutos.

─Bien. A la ducha, adelante, tú primero ─Ferron señaló con una mano el
pequeño cuadrado de la ducha, indicándole a Chaz que entrara.

─Supongo que yo tengo que ir primero, para que tú puedas estar detrás de mí ─
murmuró Chaz con rebeldía, incluso mientras daba un paso hacia el agua caliente─.
¿Habrá alguna situación en la que yo tenga que estar detrás de ti?

─¿Por qué? ¿Es esa una fantasía particular tuya? ─la voz de Ferron era
ligeramente sarcástica.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz se sintió ruborizar hasta las raíces de su rubio cabello mientras el agua
caliente le golpeaba la cara. ─Tú sabes lo que quiero decir, bastardo. Me refiero a ¿por
qué siempre tienes que estar tú a mi espalda?

Ferron suspiró. ─Te lo digo por última vez: porque esa es la forma en la que
vamos a estar en el Needle. Y porque hace que sea mucho más fácil para ti y para mi
lavarnos.

Chaz casi saltó cuando sintió una mano cálida y enjabonada acariciando la piel
desnuda de su espalda. Comenzó a girarse, pero Ferron puso la otra mano sobre el
hombro de Chaz y lo sujetó fuertemente.

─Vista al frente, Novato. No voy a bajar de tu cintura. Solo estoy lavando tu
espalda, por lo menos esta noche.

─No veo por qué tengo que permitir que me toques ─Chaz dijo entre dientes─.
¡Joder, no quiero que me toques!

59 ─¿Te molesta porque es una invasión de tu espacio personal? ¿O porque te
provoco una erección? ─la voz de Ferron era clínica y distante, mientras continuaba
acariciando la desnuda espalda de Chaz con largos y sensuales movimientos.

─¡Hijo de puta! ─Chaz trató de girarse de nuevo, pero otra vez el fuerte agarre
en su hombro se lo impidió.

─Tú vas a acostumbrarte a tener mis manos sobre tu cuerpo, Ojos Verdes ─
Ferron dijo fríamente─. No tienes elección, así que por tu bien, supéralo ahora.

─¿Por qué tienes que sacudírmela para volar el maldito Needle? ─Chaz preguntó
mordazmente.

─Porque si lo hiciera, eso fortalecería realmente nuestra red de conexión
neuronal, pero tú podrías estar también un poquito distraído para disparar a los objetivos,
si te hago correrte al mismo tiempo ─dijo Ferron con total indiferencia, como si Chaz
hubiera hecho una pregunta legítima─. Si bien tengo entendido, algunos de los pilotos
Needlers, y probablemente no necesito decirte cuáles, han llegado a dominar la técnica
de concentración durante un orgasmo.

─¡Jesús! ─Chaz sintió como si se estuviera enfermando. Lo peor de todo era que

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

incluso, a pesar de que había vuelto a odiar al cadete mayor, las manos de Ferron sobre su
cuerpo lo hicieron reaccionar de nuevo. Y la manera en que su compañero le habló de
hacerlo correrse, como si no fuera la gran cosa, empeoró la situación llenándole la cabeza
con toda clase de imágenes en las que no quería pensar, pero parecía ser incapaz de
deshacerse de ellas. Su polla estaba dura como una piedra y sintió como si hubiera estado
excitado todo el día. Lo único que quería era un minuto a solas, infiernos, treinta segundos
bastarían, para masturbarse. Pero no parecía que Ferron fuera a concederle algo de
intimidad después de todo, y que le condenaran si iba a masturbarse con el otro hombre
mirando. Especialmente cuando Ferron probablemente adivinaría la causa de su
excitación, en primer lugar.

Como si le leyera el pensamiento, Ferron le dio una palmada en el hombro.
─Vamos, creo que estás suficientemente limpio ahora. En todo caso sólo tu cuerpo, ya
que tu mente es una historia completamente diferente ─salió de la ducha y cogió una
toalla de la barra de metal atornillada a la pared y luego le tendió una a Chaz, mientras él

60 también salía.

Chaz trató de sostener la toalla delante de su entrepierna para esconder su polla,
que obstinadamente se negaba a bajar, pero Ferron sólo se rió y sacudió la cabeza.

─Sólo date prisa y sécate, Novato. ¿A quién le importa si tienes una erección?

Sintiendo su cara arder, Chaz secó el resto de su cuerpo con unos precipitados
toques de la toalla y luego buscó el uniforme que se había quitado.

Ferron fue demasiado rápido para él. Con un solo movimiento tomó los dos negros
uniformes de seda y los arrojó por el conducto rectangular de la lavandería que estaba
debajo del estante de las toallas.

Chaz frunció el ceño. ─¿Por qué has hecho eso? ¿Qué se supone que vamos a
vestir ahora?

─El servicio de lavandería siempre trae trajes limpios a las cero seiscientas 10 cada
mañana ─Ferron ya estaba andando por el dormitorio. Chaz le siguió con cautela.

─Quiero decir, ¿qué es lo que vamos a usar para dormir? ─preguntó. Pero tenía
la desagradable sensación de que ya lo sabía.

10
6:00 a.m. N. de los T.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Lo estás viendo ─Ferron indicó el estado actual de desnudez de ambos con un
giro casual de su mano.

─Mierda. Supongo que debería haberlo sabido. Déjame adivinar... la razón por la
que vamos a dormir juntos y desnudos es porque…

─El contacto de piel con piel aumenta el vínculo entre compañeros y se convierte
en una estrecha red de conexión neural en el Needle ─Ferron terminó por él. Luego le
dedicó a Chaz una cansada mirada─. No te preocupes, Novato. Prometo no follar tu
apretado y virgen culo mientras estés durmiendo.

─Bastardo ─Chad miró a su compañero, sintiéndose derrotado. Pensó en buscar
revolviendo en el tocador de madera sintética para ver si había algún tipo de pijama
guardado, por si cabía la posibilidad de que Ferron le estuviera mintiendo. Pero la
expresión en el rostro del cadete mayor le dijo que era una esperanza inútil.

─Ven a la cama, Brighton ─Ferron ya se había metido bajo la manta azul marino y
61 dio unas palmaditas al espacio vacío frente a él y bostezó─. Es tarde y las cero seiscientas
llegan terriblemente temprano en la mañana ─suspiró─. Debemos cuidar tus manos,
pero creo que podemos esperar hasta mañana por la noche para comenzar con eso. No
tengo ganas de pelear contigo por más tonterías ─murmurando una orden, las luces se
apagaron, sumiendo la habitación en la oscuridad.

Chaz se arrastró a su lado de mala gana, buscando a ciegas el borde de la manta.
Se aseguró de permanecer justo en el borde del colchón, así no estaría tocando a Ferron
de ninguna manera.

─Esa es la manera en que quieres que sea, ¿cierto? ─la voz del cadete mayor
sonó aburrida─. Mejor, más espacio para mí. Pero no me culpes si en medio de la noche
te caes de la cama por culpa de tus ridículas tendencias homofóbicas.

─¡No estoy siendo ridículo! ─Chaz protestó─. ¡Y no querer dormir desnudo con
otro hombre no me hace homofóbico, me hace normal! ─pero su única respuesta fue un
ronquido suave, Ferron ya estaba dormido.

Después de la agotadora jornada que había tenido, Chaz había esperado dormirse
de inmediato. Pero tenía demasiadas imágenes perturbadoras en la cabeza y su polla aun
estaba en alerta máxima. Pensó en tratar de masturbarse en silencio pero tenía miedo de

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

hacer cualquier movimiento o sonido que pudiera despertar a su nuevo compañero y no
podía aguantar más de los sarcasmos de Ferron por el momento.

Se quedó mirando el techo a oscuras durante un largo tiempo, sintiendo el calor
del cuerpo de su nuevo compañero que se irradiaba a través de la estrecha franja de la
cama que los separaba, y se preguntó cómo iba a sobrevivir.

62

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 7

-¡ Oye, marica! ─el comedor estaba repleto de cadetes en sus uniformes
negros de La Academia sentados en largas mesas, por lo que le tomó un
minuto a Chaz notar que el desagradable comentario estaba dirigido a él.
Por primera vez se encontraba solo, ya que Ferron comió en la segunda ronda y él en la
tercera. También tenían diferentes clases, Ferron estaba en Dinámica de vuelo avanzada
mientras que Chaz todavía se encontraba en los cursos básicos de primer año. Estaba
aliviado por ello; tal como era, ya pasaba demasiado tiempo con su compañero en su
opinión. Aun así, quizá hubiera sido favorable tener al alto e indomable cadete a sus

63 espaldas justo ahora. Por el contrario, no tenía a nadie.

─¡Dije, oye marica!

Chaz giró, con la bandeja metálica de lo que La Academia consideraba comida en
sus manos, encontrándose mirando fijamente la roja cara y los saltones ojos azules del
cadete que había encontrado gritándole a Ferron en el corredor, su primer día en la
Academia. ¿Cuál era su nombre? Oh, sí, Burns.

─Sí, marica, te está hablando a ti ─uno de los cadetes con corte rapado,
obviamente uno del grupo de Burns, le sonrió retadoramente.

Chaz sintió su mandíbula tensarse, pero eran cinco de ellos y él uno solo. Además,
se encontraban en la mitad del repleto comedor y no necesitaba un montón de deméritos
en su primera semana en La Academia.

─Mira, acabo de llegar hace pocos días. Ni siquiera te conozco, así que ¿por qué
no me dejas solo y podré comer mi comida? ─preguntó, dirigiéndose a Burns, ya que
obviamente era el líder. Trató de pasar a un lado pero Burns se movió rápidamente para
bloquearle el paso.

─Quizá no nos conozcas, pero nosotros si te conocemos Brighton. Eres un
Needler, ¿cierto?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Sí, lo soy ─Chaz señaló hacia la insignia en su chaleco─. ¿Celoso?

─Oh, sí, seguro, realmente celoso ─Burns le lanzó una horrible, sonrisa de reptil
que hablaba más de odio que de ninguna otra cosa─. En efecto, hemos escuchado que te
colocaron con el Halcón. ¿Es eso cierto? ─la forma en que dijo el apodo de Ferron lo hizo
sonar como una maldición.

─Sí, es cierto ─Chaz cuadró los hombros─; ¿Y qué?

─Entonces eres su nuevo artillero, ¿verdad?

─Sí, ¿y qué? ─se encogió Chaz de hombros, pero empezaba a sentirse mal en el
estómago.

─Entonces significa que en el Needle, le toca ir detrás de ti ─Burns estaba
sonriendo más ampliamente, si eso era posible.

─Aún no he estado en un Needle ─Chaz evitó la pregunta, pero la sensación

64 enfermiza en su interior, estaba creciendo─. Necesito más entrenamiento primero.

─Pero a él le toca ir detrás de ti ─insistió Burns─. Entonces aquí va mi pregunta,
Brighton. ¿Ya te la metió en el trasero o solo le estás chupando la polla? ¿Ya sabes, para
propósitos del entrenamiento? ─su pregunta fue recibida con un rugido de risas
escandalosas de su grupo y miradas socarronas por otros de los cadetes sentados en las
largas mesas cercanas.

Chaz sintió el sonrojo extenderse por sus mejillas. Estaban empezando a atraer la
atención. Lo peor era que las odiosas acusaciones de Burns, no estaban por completo
erradas. Cada día pasaba horas en la práctica de tiro con los brazos de Ferron enrollados
alrededor de su cintura, mientras luchaba por subir su ranking. Y cada noche se duchaban
y dormían juntos, desnudos. Súbitamente sintió que cada persona en el comedor, conocía
su vergonzoso secreto; que no sólo hacía esas cosas con su compañero, si no que estaba
empezando a acostumbrarse. Casi a gustarle, murmuró una voz en su cabeza pero él la
empujo lejos rápidamente.

─ No hacemos esa clase de mierda ─ dijo claramente, mirando fija y
desafiantemente a Burns─. Es más, por lo que he oído por aquí, tú y tu pequeño grupo
son los chupa pollas del lugar.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¡¿Qué?, tú, pequeña mierda! ─uno de los otros cadetes del grupo avanzó hacia
él, pero Burns levantó una mano para detenerlo.

─Di lo que quieras, Brighton, pero todos conocemos la jugada. Eres la pequeña
perra de Ferron ahora, justo como lo fue antes Sabine. Por eso es que conservas tus lindos
rizos, ¿no? ¿Para que así él tenga algo que sostener mientras folla tu dulce boca? ─
extendió una mano para pasarla por el enmarañado cabello rubio oscuro, pero Chaz retiró
su cabeza hacia atrás, aún mirando fijamente, midiendo al otro cadete con sus ojos. Burns
era mayor, pero no mucho más grande que él y tampoco muy musculoso, más bien gordo
en verdad. «Podría ganarle», pensó Chaz. Y súbitamente la sensación enfermiza en su
estómago se fue, siendo reemplazada por una creciente rabia.

─Hablas bastante cuando tienes a tus chicos para protegerte, Burns ─dijo,
luchando por mantener su voz baja, para mantener su rabia contenida─. Pero ¿qué tal si
fuéramos solo tú y yo? ¿Qué tal si llevamos esto a algún otro lado y lo terminamos?

Burns palideció un poco y Chaz sintió un momento de triunfo. Lo sabía desde un
65 comienzo, Burns era un matón, pero un cobarde. Sintió sus dedos tensarse a los lados de
la bandeja de metal, los nudillos tornándose blancos de la tensión. No podía esperar para
golpear a este bastardo.

─Oh, te gustaría eso, ¿no? ¿Te encantaría tenerme a solas y enseñarme algo de lo
que Ferron te ha enseñado, tal como, como chupar una polla? ─aulló Burns, obviamente
sintiéndose aun a salvo con su grupo alrededor.

Eso era. A Chaz ya no le importaba que estuvieran en el repleto comedor o cuántos
deméritos pudiera recibir. Cuidadosamente colocó la bandeja de metal con la comida
enfriándose en la mesa más cercana y giró para enfrentar el grupo.

─Ven ─llamó a Burns con una mano, la otra apretada en un puño─. Vamos a ver
qué tanto hablas con un labio partido. Por el rabillo del ojo notó que los otros cadetes del
tercer turno, habían dejado de comer y hablar. El comedor se encontraba casi en
completo silencio, mientras observaban qué pasaría a continuación. Por el momento, no
había profesores alrededor, pero Chaz sabía que eso podía cambiar en cualquier
momento. Solo esperaba poder obtener un buen golpe antes que alguien de autoridad
supiera qué estaba sucediendo.

─¡Vamos, Brighton! ¡Patéale el trasero! ─gritó alguien desde el fondo del

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

comedor. A Chaz le sorprendió que alguien más además de los Needlers conociera su
nombre, pero eso le dio una sensación de confianza.

─Dije ven, Burns ─le llamó otra vez─. Sólo tú y yo, uno contra uno.

Burns giró los ojos observando a su alrededor se lamió los labios nerviosamente.
─Lo haría, pero no vales los deméritos ─dijo, aun tratando de sonar desafiante.

─¿O quizá estás asustado de que te patee el trasero delante del comedor lleno?
─espetó Chaz─. Vamos Burns. Veamos qué es lo que tienes. Si no eres un gran mariquita
para pelear.

Era un desafío muy grande para que Burns pudiera ignorarlo. Con un rugido como
un toro, se abalanzó sobre Chaz. Copiando un movimiento de Ferron, Chaz se apartó
hábilmente. Para el momento que el voluminoso Burns había girado para otro ataque, ya
estaba listo para el otro cadete. Le dio a Burns un sólido golpe en el rostro, sintiéndose en
la gloria por el satisfactorio crunch, al tiempo que su puño conectó con la bulbosa nariz de

66 Burns. Al mismo tiempo sintió algo en su mano derecha, cerca a sus nudillos, pero ni
siquiera le importó. Sólo en ese momento, estaba dispuesto a pasar por cualquier tipo de
dolor, mientras le infringiera uno mayor a Burns.

─¡Ow! ¡Hijo de perra! ─Burns dejó a un lado cualquier pretensión de lucha y se
sujetó su torcida nariz que era una fuente de sangre. Las palabras sonaron como “igo de
perra”, lo que hizo reír a Chaz, ganándole una mirada asesina del otro hombre.

Los otros cadetes del grupo de Burns estaban avanzando, obviamente con la
intención de terminar lo que su temerario líder había empezado. Chaz no tenía idea de
cómo iba a luchar con los cuatro, pero en ese momento con la adrenalina rigiendo a través
de su sistema, estaba más que dispuesto a intentarlo.

─¿Qué está pasando aquí? Deténganse ─la voz del capital Emil, el profesor de
historia militar de Chaz, súbitamente se escuchó por encima de los gritos y burlas de los
otros estudiantes. Alcanzó el punto en el que Chaz y Burns estaban y colocó sus manos en
sus caderas─. ¿Alguien quiere decirme qué está sucediendo aquí?

─Me golpeó sin ninguna razón ─contestó Burns señalando a su hinchada nariz
como prueba.

─Señor, el cadete Burns me estaba provocando ─dijo Chaz, tratando de parecer

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

inocente─. Creo que está celoso porque estoy en el programa Needle y él no.

─Eso no es cierto, yo… ─comenzó furioso Burns.

El Capital Emil, levantó una mano para detenerlo. ─Ya está bien, he escuchado
suficiente. Cadete Burns ─giró hacia la roja cara de Burns, con el ceño fruncido─, se le
ha llamado la atención una y otra vez por molestar a los estudiantes del programa Needle.
Le doy quince deméritos. Si escucho de otro incidente, será expulsado.

Burns le dirigió al profesor una fea mirada. ─No puede expulsarme. ¿Sabe quién
es mi padre? Tendrá suerte de mantener su estúpido empleo aquí en La Letrina, cuando le
diga que dejó que Brighton me rompiera la nariz y me dio a mí, deméritos.

El Capitán Emil se paralizó. ─Otros quince deméritos por responder, cadete. Y
para que lo sepa, no me importa quién es su padre, si no puede obedecer órdenes será
expulsado de esta Academia. ¿Me expliqué claramente?

─Sí, Señor ─Burns dio un rudo saludo con la mano ensangrentada, mirando
67 fijamente todo el tiempo a Chaz.

─Cadete Brighton ─el Capitán Emil giró hacia Chaz, quien le devolvía la fija
mirada a Burns. Con un esfuerzo se forzó a sí mismo a apartar la vista de los saltones ojos
azules y enfrentar a su profesor.

─¿Sí, Señor? ─dijo respetuosamente, vagamente consiente que su mano derecha
había empezado a hincharse.

─Quince deméritos por pelear en el comedor. Y confió en que sepa que esto
afectara sus estadísticas.

Chaz suprimió un gruñido. ¡Como si no ocupara un puesto lo bastante bajo ya! Si
hubiera sabido que los deméritos afectaban directamente su clasificación, quizá lo hubiera
pensado un poco más antes de lanzar ese golpe, no importando cuan furioso lo hubiera
puesto Burns. Además su mano realmente estaba empezando a doler.

─Sí, Señor ─dijo otra vez─. Lo siento Señor. No volverá a suceder otra vez.

─Más vale que no. Ahora ustedes dos, váyanse. Burns a la enfermería y Brighton
vuelva a su comida y no quiero escuchar más sobre esto. El Capitán Emil hizo un
movimiento fuerte con su mano. Súbitamente el nivel de sonido del comedor volvió a la

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

normalidad cuando los otros cadetes notaron que el espectáculo había terminado.

Chaz recogió la bandeja de metal con la ahora fría comida en ella. No tenía interés
alguno en comer, pero al menos era algo que hacer. Estaba a punto de ir a la basura y
arrojar los restos de su comida en el sumidero de desechos cuando por el rabillo del ojo,
vio a Burns aún mirándolo fijamente, un odio asesino en sus ojos saltones. Cuando vio que
Chaz lo miraba, formó las palabras, “Esto no está acabado”, antes de girar e irse.

Un frió dedo de terror corrió a todo lo largo de su columna pero lo ignoró. Después
de todo, Burns ya había probado que no podía aguantar un golpe. ¿Por qué debía Chaz
asustarse de él en el futuro?

68

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 8

-Q
uítelo todo. Quiero decir, no quiero ser calvo, sino solo, no deje más de
una pulgada o dos de cabello, ¿de acuerdo? ─Chaz se miró en el espejo
de pared que se extendía a lo largo de la barbería. Los ojos verdes
miraron fijamente sus densos rizos hasta que sus labios se convirtieron en una línea
blanca. No sabía por qué estaba haciendo esto. Solo sabía que el cabello tenía que irse.

─Está bien, entendido, amigo ─el barbero, un hombre viejo y calvo, con
músculos encima de los músculos, marcó las instrucciones, y colocó el casco de metal
brillante en la cabeza de Chaz, donde empezó a zumbar. En medio segundo ya estaba
69 hecho. Con un zumbido y una succión final “shoop” mientras el cabello se alejó por el tubo
al vacío acoplado al casco, los espesos rizos rubio-oscuros de Chaz se habían ido.

─Ahí lo tienes, muchacho ─el barbero levantó el casco, revelando la cabeza
rapada de Chaz con una pulgada y media de cabello rubio oscuro del color del trigo
muerto. Él aprobó con la cabeza─. Luce un infierno mejor ahora, si me preguntas a mí. El
cabello largo puede estar bien en la Tierra, pero aquí es solo para homos. ¿No es verdad?

─Sí, claro ─murmuró Chaz, deslizándose de la silla─. Gracias ─el almuerzo con
Burns estaba aún fresco en su mente y su mano derecha estaba hinchada y palpitante. Se
había saltado el cuarto periodo de sus clases, Aeronáutica Avanzada, para hacer esto y
creía que tampoco iría al quinto. En su lugar, planeaba ir hasta el campo de tiro y practicar
algo. Esta vez solo. Era la única manera que se le ocurría para mejorar su calificación
después de recibir una inaudita serie de deméritos. Únicamente estando solo, sin Ferron
colgado encima de él, podría concentrarse realmente. Incluso con una mano dañada, Chaz
estaba seguro de que lo haría mejor en el simulador que si tenía a su alto compañero
detrás de él, susurrándole al oído.

Apretó la mano en cuestión y se estremeció ante el relámpago de dolor que le
atravesó. Bueno, tendría que aguantarse y olvidarse de eso. No había manera de que

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

fuera a la enfermería cuando sabía a ciencia cierta que Burns estaría allí con la nariz rota.
No, el campo de tiro era definitivamente el mejor lugar para él, el mejor lugar para
desahogar su rabia convirtiendo miles de objetivos en un millón de pedacitos. Y algunos
de ellos llevarían la cara de Burns y algunos la de Ferron. Porque él nunca se hubiera
metido en esta situación en primer lugar, si no se hubiera convertido en un Needler y
hubiera sido emparejado con el Halcón.

70

─Lo siento, Brighton, el…

─Simulador esta en uso.

Jimmy y Timmy Turnix le dieron unas sonrisas a juego, sus idénticos ojos marrones
estaban escondidos detrás de redondos anteojos negros. Chaz todavía no podía
distinguirlos, uno de ellos estaba atado dentro del negro y aceitoso simulador de metal
inteligente mientras el otro estaba detrás de él, los brazos cubiertos libremente alrededor
de la cintura de su hermano. Observó la manera fácil y casual en que permanecían, y de
repente, él sintió envidia hacia la química cerebral idéntica que ellos tenían. Ellos,
obviamente, no tenían que estar pegados por todas partes entre sí para establecer un
vínculo neuronal. Era suficiente para ellos con solo tocarse y ni siquiera tenían que hacerlo
íntimamente. Lo volvía loco y celoso al mismo tiempo. Suspiró.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Maldición, realmente tengo que trabajar en mis calificaciones. ¿Cuánto tiempo
creen que estarán ustedes?

Los gemelos se encogieron de hombros al mismo tiempo como si se hubieran
planificado el gesto de antemano.

─Lo siento, Brighton, nosotros…

─Acabamos de empezar. Estaremos...

─Otra hora por lo menos ─ellos le sonrieron disculpándose─. Pero este no es el
único…

─Simulador en La Letrina, ya lo sabes. ¿Por qué no…

─Subes al quinto nivel y usas el que está al otro lado del salón de los Needlers?

Chaz se sorprendió. ─¿Hay otro campo de tiro? Pero este es el único al que
Ferron me ha traído siempre…
71 Ambos gemelos hicieron una mueca a la vez. ─Probablemente, porque el otro
campo está…

─Reservado exclusivamente para Needlers. Y a veces las cosas se ponen un poco…

─Extrañas. Pero los simuladores funcionan bien y si puedes solo…

─Concentrarte en tus objetivos, lo harás bien.

Chaz no veía cómo las cosas podrían ser aun más extrañas en el campo de tiro de
lo que lo eran en el salón. Desde su primera aparición allí, Ferron no había tratado de
conseguir que regresara de nuevo, un hecho por el que estaba profundamente
agradecido. Aun así, pensó que podría manejarse mejor al ver a algunos de los otros
Needlers otra vez. Siempre y cuando no trataran de darle un beso, pensó, recordando la
forma casual en que se saludaban entre ellos con un estremecimiento.

─Pues bien, creo que iré a comprobarlo. Gracias, chicos ─se dio media vuelta
para irse, pero uno de ellos, Chaz había renunciado a tratar de adivinar quién era quién,
habló de nuevo.

─Hey, Brighton, ¿qué le hiciste a tu…

─Mano?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

« ¿Acaso es tan notorio? ». Chaz miró su mano derecha hinchada e hizo una
mueca. «Supongo que lo es».

Se encogió de hombros. ─No gran cosa. Solo dar un puñetazo a alguien que
necesitaba ser golpeado, eso es todo.

Los gemelos intercambiaron una mirada detrás de sus redondos anteojos negros.

─¿Fue a…

─Ferron?

─No ─Chaz cruzó los brazos sobre su pecho, y se estremeció cuando el gesto
lastimó su mano─. Puede que sea un molesto hijo de puta, pero no le he dado un
puñetazo todavía ─«No porque no lo intentara», recordó. Pero el recuerdo de estar
tumbado en la cama llorando, mientras Ferron le acariciaba la espalda, después de que él
le hubiera lanzado un swing al cadete de más edad, era demasiado embarazoso,
demasiado intenso. Apartó el recuerdo y se aclaró la garganta─. ¿Por qué lo preguntan?
72 Los gemelos se miraron de nuevo y se encogieron de hombros al unísono. ─Es
solo que…

─Él y Sabine, su antiguo compañero…

─Aclararon las cosas un par de veces, cuando fueron emparejados al principio.

─Pero ellos empezaron a llevarse bien…

─Después de un tiempo. Iban juntos a todas partes. Algo así como…

─Hacemos nosotros. No fue sino hasta una semana antes que…

─Sabine muriera que se volvió…

─Tan callado y Sabine dejó de…

─Ir por ahí con Ferron.

─¿De verdad? ─la piel de la nuca de Chaz comenzó a erizarse. Tal vez ésta era su
oportunidad para averiguar lo que realmente había sucedido entre Ferron y su antiguo
compañero─. Así que, eh, ¿cómo murió? ─preguntó, esperando que sonara casual.

Una vez más la mirada de ambos y el doble encogimiento, lo que estaba

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

comenzando a ponerle realmente de los nervios. ─Nadie lo sabe ─dijeron los gemelos al
mismo tiempo.

─Hubo una investigación pero…

─Los resultados no fueron hechos públicos. Al menos, no…

─Para nosotros.

Chaz se esforzó por disimular su impaciencia. ─¿Pero qué pasa con todos los
rumores?, ¿ustedes saben, que Ferron…, uh, tuvo que ver con la muerte de Sabine?

El gemelo con la rubia veta en el cabello, ¿Timmy?, negó con la cabeza,
independientemente de su hermano. ─Ferron aún está volando, por lo que no pudo
haber tenido algo que ver con eso. Dijo muy seguro.

─Pero él es el mejor piloto que jamás ha venido a La Letrina ─Protestó su
hermano─. Probablemente lo tienen por eso, no importa el precio.

73 Chaz frunció el ceño, derrotado. Si hubiera incertidumbre suficiente como para
causar una diferencia de opinión, incluso entre Jimmy y Timmy, nunca podría averiguar la
verdad. Bueno, no era como si Ferron lo hubiera amenazado de alguna manera, a pesar de
que había dejado claro esa primera noche que estaría en lo más alto, literalmente, en una
pelea.

─Miren chicos, realmente necesito seguir adelante. Trabajar en esas calificaciones
─les dio una sonrisa y se volvió de nuevo.

─Está bien, Brighton. Nos vemos…

─Bien. Lindo…

─Corte de cabello ─dijeron detrás de él mientras se marchaba.

Chaz sacudió la cabeza cuando salía hacia el transporte del nivel superior. Le
gustaban Jimmy y Timmy, pero todavía le asombraba pensar que esos dos eran los
Needlers más normales de toda La Academia. Esto le hizo preguntarse qué demonios
habría aparecido en sus tests para encerrarle con los raritos. Pero tenía miedo de
examinar demasiado esa línea de pensamiento. Lo mejor sería trabajar en sus
valoraciones y tratar de olvidarse de todo lo demás.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 9

L
a puerta de la galería de tiro de los Needlers estaba más allá de la que llevaba
al salón. Chaz entró furtivamente y en silencio, casi conteniendo la respiración
y esperando que ninguno de los otros Needlers entrase o saliese justo en ese
momento. Por hoy no necesitaba ningún otro conflicto o confrontación, a pesar de que
aún tenía ganas de pelea. El único Swing11 que había logrado darle a Burns había sido
satisfactorio pero la tensión de la escena en el comedor estaba lejos de disiparse. Aun así,
si obtenía más deméritos no sería capaz de mejorar su calificación a menos que
permaneciese en La Academia hasta que tuviese noventa años.

74 « ¡Si tan sólo pudiera tener algo de tiempo en privado, quizás no estaría tan al
límite todo el maldito tiempo! ». No era la primera vez que tenía ese pensamiento pero
parecía imposible hacer su deseo realidad. Durante el día estaba constantemente en algún
tipo de actividad en grupo y después de que las clases terminaran cenaba con Ferron y
pasaban las horas hasta que las luces se apagaban en la galería de tiro. Después de eso se
duchaban juntos y Ferron atendía las manos de Chaz, lo cual consistía en masajearlas con
una crema hidratante especial para hacerlas más sensibles a los mandos JP y ayudar a
Chaz a ponerse un par de guantes blancos de seda y algodón. Chaz había protestado
desde la primera vez diciendo que eso era algo que podía hacer por sí mismo, pero Ferron
le dijo que era una tradición para un piloto el cuidar las manos de su artillero cada noche y,
gradualmente, Chaz había empezado a disfrutar el proceso. Era tranquilizador el tener las
manos masajeadas y atendidas a fondo, además, Ferron siempre parecía menos enfadado
mientras realizaba ese servicio para Chaz. Durante los quince o veinte minutos que
tardaba, lucía más como la primera noche cuando Chaz había llorado y menos como el
satírico hombre de clase alta que lo ridiculizaba con su sarcasmo durante el resto del día.

Pero por mucho que le gustara el tener las manos masajeadas, eso significaba que
todo el tiempo libre disponible que tenía lo pasaba con su compañero, sin dejarle nada de

11
Término utilizado en boxeo para denominar a un tipo de golpe en concreto. N. de los T.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

tiempo a solas. «Nada de tiempo para masturbarse. Nada en absoluto», pensó Chaz
tristemente. Y sus sesiones de prácticas diarias con Ferron de pie detrás de él, los brazos
rodeando su cintura, susurrando en su oído, producían en Chaz suficiente tensión como
para justificar el masturbarse varias veces al día: si hubiese podido, claro.

No le gustaba considerar por qué el contacto con su compañero lo estaba
poniendo tan tenso y sexualmente sobreexcitado. Prefería aceptar la explicación que
Ferron le había dado el primer día, que era joven y tener un cuerpo cálido, cualquier
cuerpo cálido, presionado contra el suyo estaba destinado a causar una reacción. El
problema era que se trataba de una reacción sobre la que no podía hacer nada. Desde que
compartía la cama con Ferron, temía masturbarse bajo las sábanas por la noche, y sabía
que si se metía en el cubículo de ducha el tiempo suficiente como para ocuparse de sus
asuntos, su compañero sabría lo que estaba haciendo y no dudaría en molestarlo con ello
sin misericordia. Así que en definitiva, había pasado casi una semana desde que Chaz
había tenido algún tipo de alivio y se estaba volviendo un poco loco. «Esa es la razón por

75 la que le di un puñetazo a Burns», admitió para sí. «Es por eso por lo que no pude dejar
simplemente que la mierda que estaba diciendo me resbalara».

Por un momento consideró tratar de encontrar un baño vacío y tomar ventaja del
tiempo que tenía ahora. Después de todo, estaba saltándose las clases imprudentemente,
cosa que no se hacía en La Academia. Si era atrapado podría estar en serios problemas.
Pero la razón por la que se las saltaba, se recordó a sí mismo, era para aumentar sus
calificaciones. Matemáticamente, si anotaba otras diez faltas por faltar a clase sin una
excusa tan solo importaría si era capaz de hacer desaparecer las cincuenta que había
acumulado durante la reyerta en el comedor. Si pasaba el precioso tiempo libre que había
robado, masturbándose, estaría literalmente malgastando cualquier ventaja que hubiese
ganado al romper las estrictas normas de La Academia. Por lo tanto, era hora de dejar de
perder el tiempo y dedicarse a lo suyo.

Abrió la puerta que conducía a la galería de tiro y se percató de que se dirigía a un
zigzagueante corredor que escondía efectivamente la galería de la vista, hasta que se
había recorrido el laberíntico pasillo. A su derecha había una fila de taquillas, suponía que
para que los Needlers pusieran sus libros u otros objetos personales mientras practicaban.
Ninguna de ellas tenía cerrojo, pero cada taquilla tenía un nombre escrito en una cinta
adhesiva en la parte superior. Para sorpresa de Chaz, vio que una tenía su propio apellido,
Brighton, en ella. Estaba justo al lado de la de Ferron, por supuesto, las taquillas se

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

basaban aparentemente en la asociación de Needlers en vez de en el orden alfabético.

Dos de las taquillas, etiquetadas como Harwood y Webs, colgaban abiertas y Chaz
atisbó un sedoso uniforme negro colgando de la percha en cada una. « ¿Qué demonios? »,
se preguntó inquieto. ¿Había algún tipo de traje especial que se supusiera que debiera
vestir mientras practicaba allí? Miró alrededor pero no vio nada para cambiarse. Bueno,
quizás Harwood y Webs habían traído una muda con ellos. ¿Pero por qué?

Caminó lentamente pasando las taquillas y atravesó el corredor, aguzando el oído
incluso aunque sabía que el simulador no hacía ningún sonido. Pensó que había oído el
murmullo bajo de voces masculinas pero no pudo entender qué estaban diciendo.

Era ridículo estar preocupado por tropezarse con otros Needlers, se dijo a sí mismo
firmemente. Tan sólo entraría en el campo, cogería un par de gafas y elegiría un simulador
tan lejos de los otros dos cadetes como pudiese. Si intentaban tener una conversación les
diría que tenía que trabajar en sus calificaciones. Y si intentaban besarlo como saludo…
bueno, lo mejor que se podía hacer era agarrar rápidamente un simulador y meter su cara
76 en el casco de metal inteligente de forma que fuese imposible. «Sí, eso es lo que haré».

Chaz sintió como una parte de confianza en sí mismo volvía mientras levantaba la
barbilla y doblaba tranquilamente la última esquina y entraba en la galería de tiro. Agarró
un par de redondos anteojos negros y ya estaba caminando hacia el final de la galería para
tomar un simulador cuando comprendió que algo no estaba bien con los otros dos
Needlers en la sala.

La galería de tiro era alargada y estrecha y pobremente iluminada, así que era
imposible estar seguro de que estaba viendo lo que creía que estaba viendo sin acercarse
un poco más. Chaz no quería, pero no pudo evitarlo. Fue avanzando lentamente por la
larga y sombría habitación, con los ojos fijos en las dos figuras al final de todo.

Era difícil de decir, pero pensó que Webs, el cadete alto y delgado que había
saludado a Chaz y a Ferron en la puerta del salón, era el artillero. Su cara estaba cubierta
con la máscara de elegante metal y su largo y delgado cuerpo estaba cubierto por el de su
compañero, un cadete al que Chaz no recordaba haber sido presentado antes. Era casi tan
alto como Webs pero considerablemente más musculoso, con el cabello pelirrojo y una
espalda pecosa. Sin embargo, el hecho de que estuvieran de pie tan próximos, no
sorprendió a Chaz. El hecho de que los dos cadetes estuviesen en pelotas lo hizo.
Totalmente desnudos y… «Jesús… ¿qué están haciendo?» Chaz se había acercado

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

silenciosamente sin querer hasta que los pudo oír y lo que escuchó confirmó sus
sospechas.

─¿Me sientes en ti, pequeño? ─murmuraba en la oreja de Webs el musculoso
pelirrojo, que debía de ser Harwood─. ¿Me sientes profundo dentro de tu pequeño y
estrecho culo?

─Sí, Dios, sí ─la voz de Webs era alta y teñida de pasión mientras su compañero
bombeaba dentro de él, obviamente follándolo mientras practicaban. Pero incluso a pesar
de que las caderas de Harwood se estaban moviendo y sus nalgas se apretaban en un
ritmo duro y riguroso, las manos de Webs continuaron manipulando los mandos JP con
habilidad y precisión mientras tomaba lo que parecía ser un embate brutal.

«Probablemente acertando cada maldito objetivo al que apunta», pensó Chaz
enfermizamente, contemplando la exhibición. La voz de Ferron sonó en su cabeza.
«Algunos de los otros Needlers, y probablemente no tengo que decirte cuales, han
dominado la técnica de concentrarse a través de un orgasmo». Bien, la prueba estaba
77 justo ahí. Chaz recordó a los gemelos diciéndole que las cosas podían ponerse un poco
“raras” en el campo de tiro de los Needlers. «Un poco raras. Y una mierda. Qué jodido
eufemismo. Literalmente».

Sabía que debía regresar, debía arrancar los ojos de la visión frente a él y volver
por donde había venido, pero de algún modo estaba pegado en el sitio. « ¿Y si fuéramos
Ferron y yo? ». El pensamiento llegó sin ser invitado y una vez allí se negó a marcharse.
Chaz sacudió la cabeza, como si pudiera liberarse de la idea indeseada sacudiéndola
físicamente fuera, pero era inútil, su estúpido cerebro ya le estaba mostrado imágenes.

La visión de los dos cadetes delante de él, follando, no lo afectaba del modo en que
la idea de tener a su compañero alto y moreno de pie detrás de él desnudo en el
simulador, follando mientras practicaban, ciertamente lo hacía. Chaz sintió como su polla
se endurecía como una roca mientras imaginaba a Ferron susurrándole al oído mientras se
movía dentro de su cuerpo. «Usaría esa voz suave, la tranquilizadora. Sonaría del modo en
que lo hizo después de que me alterara tanto esa primera noche, del modo en que lo hace
cuando masajea mis manos», pensó, incapaz de parar de recrear la fantasía. Casi podía oír
a Ferron susurrándole al oído mientras lo sostenía muy cerca y se movía dentro de él.

«Fácil y sencillo, Brighton. Tan sólo ábrete para mí. Concéntrate en los objetivos y

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

déjame follarte, Ojos Verdes…».

«Dios, tengo que dejar de pensar de ese modo… ¡Tengo que marcharme!». Chaz
contrajo las manos en puños, a pesar de que la mano derecha herida gritó en protesta.
Pero incluso a pesar de que sabía que tenía que irse, sencillamente no podía apartar la
vista… no podía dejar de fantasear y escuchar la conversación de los otros dos Needlers, si
se podía llamar así.

─No pares ─estaba gimiendo Webs, sus dedos volando en los mandos JP─. No
pares, bebé… Ya casi llego. ¡Estoy tan malditamente cerca!

─No voy a parar hasta llenar tu dulce culo con semen ─gruñó Harwood,
incrementando su ritmo─. Mantenlo… les estás dando a todos. Acaba la práctica con una
puntuación perfecta y esta noche te haré una mamada que nunca olvidarás, lo juro.

─Dios, sí… quiero tu boca en mí. Oh Jake… ¡Jake, me vengo! Me vengo tan fuerte.

Los agudos gemidos de Webs parecieron romper la parálisis de Chaz. Dando la
78 espalda a la espeluznante escena, estuvo a punto de correr hacia la salida pero en vez de
eso se encontró chocando contra la dura pared del pecho de alguien.

─Bueno, bueno, bueno. Los gemelos dijeron que podría encontrarte aquí a pesar
de que había esperado no hacerlo ─Ferron levantó su ceja cicatrizada─. Así que
¿estabas buscando un lugar para practicar o un espectáculo gratuito? Porque diría que
conseguiste dos por el precio de uno, Ojos Verdes.

─Cristo. ¡Casi me matas del susto! ─Chaz pasó la mano sana a través del cabello,
o lo que quedaba de él, sintiendo un rubor de vergüenza que fluía hasta calentar sus
mejillas. Ser atrapado mirando lo que había estado mirando… y pensando lo que había
estado pensando. No es que Ferron pudiera saber eso, gracias a Dios. Pero aún así… era
absolutamente embarazoso.

Su gesto debió atraer la atención hacia su nuevo corte de cabello porque Ferron
miró su cabeza rapada y entrecerró los ojos azules. ─Así que finalmente has visitado al
podador, ¿no?

─Sí, lo hice ─Chaz entrecerró sus propios ojos, pero en realidad estaba más que
feliz de tener otro tema de conversación, cualquier otro tema, aparte de la escena que
aún estaba sucediendo detrás de él entre Webs y Harwood─. Perdón si no te gusta ─dijo

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

sarcásticamente─, pero pensé que era hora de un recorte.

─Lo que haces con tu cabello es asunto tuyo. Tan sólo estoy defraudado de que
decidieras conformarte de un modo tan aburrido ─Ferron sacudió la cabeza─. ¿Y puedo
asumir que sentiste la necesidad de este radical corte de cabello nuevo después de la
reyerta que tuviste en el comedor con Burns donde te llamó marica y te acusó de coger
por el culo? ─su voz era dura.

─Sí, bueno, supongo que no puedo culparle por hacer suposiciones, ¿o puedo? ─
Chaz oyó la amargura en su propia voz y no le importó─. Por supuesto, no estaría
teniendo tantos problemas con él si todos los demás Needlers no fueran tan jodidamente
anormales. Y si no estuviese emparejado contigo.

Para su sorpresa, en vez de una réplica sarcástica, Ferron suspiró y sacudió la
cabeza. ─No, probablemente no los tendrías. Debería haberte advertido sobre él,
Brighton. Él y yo estábamos en la misma clase en casa y vinimos en el mismo trasporte

79 cuando me instalé por primera vez en La Academia. Él estaba seguro de que iba a ser un
piloto de Needle; como cualquier otro novato que viene, yo incluido. Cuando en vez de
eso fue enviado a trabajar en los motores de los vehículos, estaba furioso. Nunca ha sido
capaz de perdonarme por hacerme piloto cuando él no pudo. Para ser honesto,
probablemente ni siquiera estaría aquí si su padre no fuese el Ministro de la Tierra por el
Mantenimiento de la Paz.

Chaz recordó a Burns gruñendo “¿sabes quién es mi padre?” en el comedor
cuando estaban siendo reprendidos por pelear. ─Bueno, supongo que eso responde a un
montón de preguntas ─dijo.

─Hey, Ferron, Brighton. No os oímos entrar. La voz detrás de él hizo que Chaz se
girara justo a tiempo para ver a unos muy desnudos Webs y Harwood caminando hacía
ellos. Harwood estaba hablando pero Webs intervino, obviamente completamente
indiferentes a la idea de que alguien podía haberlos visto teniendo sexo.

─Sí, estábamos algo ocupados ─soltó una risita aguda que puso a Chaz nervioso y
entonces se inclinó para darle a Ferron un beso rápido en la mejilla. Harwood hizo lo
mismo y Ferron devolvió sus saludos sin comentarios.

─Hey, si estáis aquí para practicar, manteneos alejados del simulador dos ─avisó

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Harwood─. El mando JP derecho está algo flojo. Hace falta que suba alguien de
mantenimiento y le eche una ojeada ─se inclinó hacia Chaz, quien dio involuntariamente
un paso atrás. «Juro por Dios que si este idiota intenta besarme…».

Ferron se puso ingeniosamente entre Chaz y los otros dos hombres. ─Lo siento,
mi compañero aún es un poco tímido. Aún así ha sido agradable veros.

Webs hizo un mohín. ─Bueno, no seas huraño, Eric. Ya no te vemos por el salón.
Algunos de los otros Needlers están empezando a tener la impresión de que crees que
eres mejor que tus compañeros.

Ferron dibujó una sonrisa que no alcanzó sus ojos. ─No, tan sólo he estado
ocupado enseñando a mi nuevo artillero los trucos ─puso un brazo alrededor de los
hombros de Chaz y lo acercó.

─Oh, comprendo. Aún estáis en la etapa de luna de miel ─Harwood asintió con
facilidad─. Probablemente, ahora, vosotros dos no podáis tener lo suficiente el uno del
80 otro.

Chaz abrió la boca para protestar pero Ferron le apretó el hombro y respondió por
él. ─Sí, algo muy parecido. Pero os veremos pronto chicos. Decidles a todos que decimos
hola ─su tono era tan falso que Chaz no veía como engañaba a Harwood y Webs, pero los
otros dos cadetes parecieron satisfechos y se alejaron en dirección a la salida, riendo y
hablando. Estaba sorprendido cuando, en vez de seguirlos, Ferron se giró para encararlo,
su rostro aristocrático blanco de ira.

─Muy bien, esto termina ahora.

─¿Qué? ¿De qué demonios estás hablando? ─Chaz miró a su compañero,
confundido de verdad─. ¿Qué termina ahora?

─Tus ridículos intentos de evasión. Sé que no te gusta la forma en la que los
Needlers se saludan unos a otros, pero el hecho es que ahora eres uno de nosotros y
necesitas superarlo.

─Mira, no me importa lo que digas, no voy a besar a otro tío, mucho menos en la
boca ─Chaz retrocedió un paso, intentando librarse del agarre de Ferron sobre su
hombro y fallando.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Puedes y lo harás ─Ferron lo fulminó con la mirada─. ¿No te dije que ibas a
necesitar la aceptación de tus compañeros de rango? Si no hubieras estado evitando a
todos los otros Needlers como si fueran una plaga quizás habrías tenido a alguien
cuidándote la espalda en vez de tener que ocuparte de Burns y toda su pandilla sin ayuda
esta tarde.

Chaz recordó que había visto algunos rostros familiares en el comedor durante la
pelea, caras que probablemente pertenecían a otros Needlers. Aunque nunca se le habría
ocurrido pedirles ayuda. En lo que a él respectaba el altercado era tan sólo su lucha.

─No los necesito. Puedo cuidarme solo ─murmuró airadamente, convirtiendo las
manos en puños e ignorando el palpitante dolor en la derecha.

─Claro que puedes. Y tan pronto como Burns y su grupo te agarre solo sin amigos
alrededor verás exactamente cómo de bien funciona esa filosofía tuya ─los penetrantes
ojos azules de Ferron destellaron como estrellas en su oscuro rostro─. ¿No lo captas,
Brighton? Es nosotros contra ellos, Needlers contra todos los demás en La Letrina. Así que
81 necesitamos permanecer unidos. Y eso significa que tú y yo necesitamos hacer una
aparición en el salón pronto.

─No quiero…

─Ven aquí ─Ferron tiró de él más cerca, forzando a Chaz a obedecer su orden,
quisiera o no.

─¿Qué estás haciendo? ─Chaz lo miró suspicazmente. Se estaba acostumbrando
lentamente a tener al veterano cadete mayor en su espacio personal, pero eso no
significaba que le gustase.

─Voy a besarte ─la voz de Ferron era severa─. Y después tú vas a besarme de
vuelta.

─¡Y una mierda voy a hacerlo! ─protestó Chaz. Pero un forcejeo rápido le mostró
que era imposible liberarse del agarre de Ferron.

─Permanece quieto ─la voz de Ferron era sorprendentemente suave a pesar de
que las manos en los brazos de Chaz eran como acero─. Cuánto más rápido lo hagas, más
rápido te dejaré marchar. Y de cualquier modo, no es como si te estuviera pidiendo salir
conmigo. Un beso rápido en los labios no te matará, Brighton.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz sabía que tenía razón, pero aún así era duro permanecer quieto mientras el
rostro de Ferron descendía hacía él. Duro, porque pensó que moriría cuando sintiera los
labios del otro hombre en los suyos. Duro, porque había un pensamiento secreto
rebotando en su cerebro sin cesar. « ¿Y si me gusta? ».

─Rápido e indoloro ─murmuró Ferron suavemente. Su aliento, con olor a menta
como siempre, acarició suavemente los labios cerrados de Chaz─. Tan sólo un beso
rápido para que te vayas acostumbrando a la idea.

Su boca delgada pero sensual descendió y Chaz cerró los ojos en el último minuto,
incapaz de mirar. Sintió el tacto suave de la boca de su compañero contra la suya propia, y
entonces Ferron estaba besándolo, no sólo presionando su boca contra la de Chaz, si no
besándolo activamente de un modo en el que Chaz nunca había sido besado antes.

Estaba acostumbrado a la sensación de la boca de una chica bajo la suya, a la
sensación pegajosa del brillo labial o del lápiz de labios y a la suave presión de pechos
contra el suyo. Su novia, en la cual no había pensado durante días, comprendió con
82 culpabilidad, siempre se derretía contra él, sus labios resbaladizos y recubiertos de alguna
cosa dulce y cerosa con sabor que los hacía brillar como si hubiera estado bebiendo
esmalte.

A lo que no estaba acostumbrado era a la sensación de un pecho duro contra el
suyo y a la firme pero suave presión de una boca masculina contra la suya. Los labios de
Ferron no estaban hinchados o recubiertos de brillo y no sabía como a algodón de azúcar
o cerezas artificiales. En cambio, sus labios eran cálidos y firmes e insistentes en la boca de
Chaz, y sabían ligeramente a canela. A pesar de su promesa de hacer breve el beso, su
mano se deslizó hasta el hombro de Chaz para sostener la parte de atrás de su cuello, y
Chaz percibió que sus propias manos estaban en la cintura de su compañero. Podía oler el
perfume de almizcle de Ferron, el aroma masculino de piel, sudor picante y limpio que
tanto lo afectaba cada vez que practicaban juntos, y podía sentir la polla del veterano
cadete marcándose a fuego contra su vientre. Realmente no podía quejarse por ello, ya
que su propio mástil estaba completamente erecto y presionando su dureza contra el
muslo de Ferron.

« ¿Qué estoy haciendo? ¿Y por qué no puedo parar de sentirme de este modo? »,
pensó justo antes de que Ferron se echara atrás, rompiendo al fin el beso.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Ves? ─estaba respirando pesadamente, las pupilas de sus ojos dilatadas de
modo que el azul hielo de su iris estaba casi ahogado en el negro─. Te dije que no te
mataría.

Chaz tragó con dificultad antes de poder responder. ─Su…supongo que no… ─
murmuró al final. Pero aún podía sentir el fuego de la boca de Ferron contra la suya y el
latido en su polla. Estaba bastante seguro de que incluso si se las ingeniaba para
acostumbrarse a besar a otros hombres en la boca a modo de saludo, ninguno de los otros
Needlers le afectaría de ese modo. Había algo acerca de su alto y oscuro compañero que
hacía reaccionar a Chaz; reaccionar de maneras que nunca habría soñado posibles cuando
estaba en la Tierra.

─ Ahora tú ─ le indicó Ferron, pero Chaz tan sólo se le quedó mirando
estúpidamente, aturdido por el beso e inseguro de lo que su compañero estaba diciendo.
Ferron suspiró, obviamente irritado, pero la mirada en sus taladrantes ojos no estaba tan
cercana al enfado como sonaba─. Bésame tú a mi ─explicó, señalando a Chaz de nuevo
83 ─. Finge que soy uno de los chicos en el salón y que vas a saludarme.

─Yo… ─Chaz lo miró con inseguridad. Ferron se encogió de hombros y dio un
paso atrás, liberando a Chaz de su agarre.

─O no lo hagas si no quieres ─dijo inesperadamente─. Es tu elección, Ojos
Verdes, pero debes practicar si no quieres marginarte la próxima vez que vayamos al salón.
Lo cual será pronto, te lo prometo.

«Me está dando a elegir. Podría terminar esto justo ahora». En lo más profundo
Chaz sabía que simplemente debía hacerlo y terminarlo, pero de algún modo no podía. Se
preguntó si Ferron estaba realmente tan imperturbable por el beso que habían
compartido unos momentos antes como estaba pretendiendo, y entonces recordó la dura
polla del otro cadete contra su vientre. Dio un paso adelante lentamente y levantó el
rostro, inclinándolo hasta alcanzar los labios de su alto compañero. Un pensamiento
rápido, «no puedo creer que esté haciendo esto», destelló a través de su cabeza como un
meteorito y se fue. Y entonces estaba besando a Ferron, besando a otro hombre por
elección propia por primera vez.

Durante la semana que había pasado en La Academia, Chaz había sido sometido a
experiencias que nunca habría buscado por su cuenta si hubiera permanecido en la Tierra.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

El modo en que Ferron lo tocaba, lavándolo cada tarde en la ducha, atendiendo sus manos,
durmiendo en la misma cama con él toda la noche… todas esas eran prácticas ajenas,
cosas que habrían hecho correr a Chaz en dirección contraria si hubiese tenido alguna
elección en el asunto. Pero esta era la primera vez que había respondido voluntariamente,
la primera vez que había extendido la mano hacia Ferron en vez de al revés, y eso casi le
hacía marearse con alguna emoción que no podía nombrar. Que estaba asustado de
nombrar.

Al principio apenas rozó los labios de Ferron con los propios. Entonces,
entretejiendo los dedos de su mano sana en el espeso cabello negro de su alto compañero,
tiró hacia abajo a Ferron y profundizó el beso. Para su sorpresa, el cadete mayor no se
resistió en lo más mínimo. Fluyó hacia Chaz como el agua, inclinando la boca sobre la de
Chaz, apretándose de modo que Chaz pudiera sentir una vez más la barra de acero
ardiente de la polla de Ferron palpitando contra su bajo vientre.

Era una sensación extraña e intoxicante el ser el agresor por una vez, y se le subió a
84 la cabeza. Sin saber lo que iba a hacer, separó los labios, cambiando el curso del beso
completamente e invitando a Ferron dentro. El cadete mayor tomó la invitación con calma
y antes de que Chaz se diera cuenta, estaba explorando su boca, saboreándolo,
poseyéndolo como nunca había sido poseído antes.

La lengua de Ferron sabía a menta con una pizca de sal, un sabor que fue
instantáneamente adictivo por lo que concernía a Chaz. Parte de él no podía creer que
estuviera haciéndolo, no podía creer que estaba besando de buena gana a otro hombre, y
no tan sólo besándolo, si no aceptando la lengua de Ferron en su boca y disfrutándolo, de
hecho. Pero otra parte, una parte mayor, tan sólo quería que el momento jamás acabase y
así no tuviese que pensar sobre ello, no tuviese que analizarlo para entender qué decía
eso sobre él.

«Tan sólo es una práctica, como dijo Ferron. No significa nada», se dijo a sí mismo
cuando el rudo y delicioso beso siguió y siguió. Pero su dolorida polla, apretada y dura
contra el muslo de su compañero, no pareció captar el mensaje.

Finalmente el beso terminó, aunque Chaz no estaba muy seguro de quien lo
terminó. Abrió los ojos y encontró que estaba de pie con los brazos alrededor del cuello
de Ferron, mirando dentro de los ojos azul hielo de su compañero. Su boca se sentía
hinchada por el apasionado intercambio, y su polla estaba tan dura que pensó que podría

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

arder.

─No está mal para tu primer intento, Novato. Las palabras de Ferron eran
sarcásticas pero su voz era baja y sensual.

─Gra-gracias ─Chaz se las ingenió para murmurar y entonces de algún modo
desprendió sus brazos del cuello de su compañero y se tambaleó hacia atrás. En realidad
no quería poner distancia entre ellos, aunque era consciente de que eso era exactamente
lo que debería desear. Pero estaba asustado de que pudiera correrse justo allí, contra el
muslo de Ferron, si no se apartaba. A Ferron no pareció importarle su paso atrás.
Continuó sosteniéndole la mirada a Chaz mientras hablaba.

─Desde ahora, cuando estemos solos en nuestra habitación, me saludaras de ese
modo: con un beso. Necesitas acostumbrarte a hacerlo con una base diaria y casual hasta
que no te afecte. Límites, Brighton. Tienes que perderlos.

─Eso no es exactamente… ─la voz de Chaz salió como un graznido, se aclaró la

85 garganta y volvió a empezar─. Eso no es exactamente lo que me está afectando ahora
mismo.

─¿Qué, aún te está molestando esto, Ojos Verdes? ─Ferron extendió la mano y
apretó casualmente la tensa erección de Chaz a través del fino material negro de su
uniforme.

─¡Dios! ─Chaz dio un salto atrás como si se hubiera quemado y ahogó un gemido
ante el toque burlón.

─Mm-hmm, eso pensaba ─Ferron asintió a sabiendas─. Pensé que te había
dicho que no te preocuparas por eso. Tu cuerpo está condicionado a reaccionar a veces a
las cosas que hacemos. Es todo parte de ser un Needler. Tan sólo apártalo de tu mente y
mantén los ojos fijos en la meta, ¿de acuerdo?

─Sí, claro. Lo que tú digas ─Chaz asintió y tragó con dificultades─. Uh, ¿puedo
volver a la habitación ahora?

─Difícilmente ─Ferron sonrió de forma molesta, como si supiera por qué Chaz
estaba desesperado por volver a los dormitorios─. Te has saltado la clase para trabajar en
tus puntuaciones, ¿no? Eso es lo que he dicho a los dos profesores que te has saltado, de
cualquier modo. Posiblemente es la única excusa que te evitará el seguir acumulando aún

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

más faltas así que es mejor que sea cierto.

Chaz asintió de nuevo. ─Sí, pero iba a practicar, uh, yo solo. Pensé… es el único
modo de aumentar las puntuaciones.

Ferron frunció el ceño. ─Pero eso no refleja con precisión tus puntuaciones. Para
hacer eso, me necesitas contigo. Así que vamos, ¿quieres practicar? Practicaremos ─
agarró la mano de Chaz y empezó a tirar de él hacía la línea de simuladores. Pero la mano
que cogió era la derecha, la que Chaz se había herido al golpear a Burns.

─¡Hijo de puta! ─Chaz hizo una mueca y apartó la mano antes de poder
contenerse.

─¿Qué ocurre? ¿Qué está mal con tu mano? ─Ferron se detuvo de repente y
atrajo la mano de Chaz hasta el nivel de sus ojos. Era difícil de decir con la luz tenue pero
parecía tener aproximadamente dos veces el tamaño que debería haber tenido. Chaz no
podía creerlo pero se había olvidado completamente del dolor durante el interludio con

86 su compañero. Ahora éste volvió rápidamente, junto con la aprensión cuando se preguntó
cómo reaccionaría Ferron a su herida. No tuvo que esperar mucho.

─¿Y por cuánto tiempo planeabas esconderlo de mí? ─Ferron levantó la mirada,
los ojos de un fuego azul pálido, las pupilas como puntas de alfiler de nuevo.

─No sé ─Chaz de repente se encontró a la defensiva y todos los extraños e
inquietantes sentimientos que había estado teniendo por el cadete mayor se
desvanecieron de repente─. No pensé que fuera tan malo.

─¿No pensaste que fuera tan malo? Evidentemente está rota, Brighton. ¿Qué
demonios está mal contigo?

─Sí, bueno, deberías ver la nariz de Burns ─Chaz se apresuró para responder─.
Está muchísimo más rota que mi mano.

─Pequeño idiota. Burns no tiene que pilotar un Needle con la nariz ─la voz de
Ferron era baja pero sorprendentemente furiosa─. ¿No te he estado diciendo que tienes
que cuidar tus manos? ¿Qué pasa si los técnicos médicos no pueden arreglarlo? ¿Qué
demonios crees que va a pasarnos cuando nos metamos en un Needle dentro de tres
semanas?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz se encogió de hombros de mal humor. ─No lo sé. Supongo que me
descartarán y te conseguirán un nuevo compañero. ¿No es eso lo que quieres? ¿Alguien
que sepa lo que está haciendo? ¿Alguien que no sea un “idiota”?

─¡No! ─explotó Ferron, alzando al fin la voz. Deslizó una mano a través de su
largo cabello negro distraídamente y tomó una profunda bocanada de aire, obviamente
obligándose a calmarse─. Mira, Brighton, no creo que entiendas el procedimiento aquí.
Los test que hace La Academia son muy específicos. No emparejan a dos cadetes tan sólo
porque son compatibles. Las características de la personalidad tienen que encajar
exactamente.

─Así que… ¿qué significa eso? ─preguntó Chaz, cruzando los brazos sobre el
pecho.

─Significa que he estado esperando por ti durante meses ─la voz de Ferron era
un gruñido irritado─. Significa que después de que Sabi… después de que mi antiguo

87 compañero muriera, nunca pensé que encontraría a nadie de nuevo por el que pudiera
sentir… quiero decir nadie con quien emparejarme. No podía creerlo cuando me dijeron
que tenían a alguien para volar conmigo de nuevo.

─ No parecías muy feliz por ello en ese momento ─ le recordó Chaz,
rememorando el modo en que Ferron se había negado a tomarlo como compañero al
principio.

Ferron dejó escapar un bufido de frustración. ─Porque eres tan completamente
diferente de lo que esperaba. Eres todo lo opuesto a Sa… a mi antiguo compañero. Él era
tranquilo y tímido e inseguro desde el principio. Tuve que enseñárselo todo. Y tú… tú eres
un gallito y estás muy seguro de ti mismo, y supe la primera vez que te vi disparar que
eras el mejor tirador que ha venido a La Letrina en mucho tiempo.

Era la primera vez que Ferron le había hecho algún tipo de cumplido y Chaz no
sabía si debería estar halagado o sospechar. ─Si soy tan bueno, ¿por qué me dijiste que
no llegaba ni a la suela de los zapatos de Sabi… de tu antiguo compañero? ─preguntó,
deteniéndose justo a tiempo.

─Porque aún lo echo de menos ─los ojos de Ferron estaban repentinamente
desolados─. Han pasado seis meses desde que murió pero no puedo olvidarlo, no

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

importa qué haga, no importa lo mucho que lo intente.

─Hey, tío, lo siento ─Chaz se sintió repentinamente avergonzado. Nunca había
visto a Ferron sin su coraza de sarcasmo, y el dolor desnudo en el rostro del veterano
cadete tocó algo dentro de él. Pero tan rápidamente como Ferron lo mostró, se
desvaneció de nuevo.

─Eso no importa ahora, Novato. Es agua pasada. Venga, vamos a llevarte a la
enfermería y esperemos que puedan arreglar lo que sea que le hiciste a tu mano ─
sacudió la cabeza en dirección a la salida y se giró para marcharse sin comprobar si Chaz lo
seguía.

Perplejo, Chaz se arrastró tras él. Pero no pudo evitar preguntarse qué le había
pasado exactamente al antiguo compañero de Ferron y si el otro cadete llegaría a confiar
lo suficiente en él como para contárselo algún día.

88

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 10

-V amos, Brighton, concéntrate ─la respiración de Ferron en su oído
provocó un escalofrío involuntario que corrió por el cuerpo de Chaz y
haciendo que fallara otro objetivo─. Puedes hacer más que esto, sé que
puedes ─insistió Ferron.

Chaz sabía que era difícil, pero al parecer no podía evitarlo. Había pasado varios
días desde su enfrentamiento en el campo de tiro de los Needlers y la tensión dentro de él
estaba llegando a un punto culminante. Parte de ello tenía que ver con el hecho de que
cada vez que Ferron entraba por la puerta de su cuarto, Chaz tenía que besarlo. Bueno, no

89 exactamente, Chaz sabía que su compañero no forzaría la situación si él decidía no
practicar el beso casual que formaba parte de la extraña subcultura de los Needlers, aquí
en La Academia. Pero Ferron tenía razón, se dijo a sí mismo. Si no se acostumbraba a ello
se sentiría raro la próxima vez que fuera al salón. Así que cada vez que Ferron entraba por
la puerta, Chaz le daba un beso y aceptaba un beso a cambio.

No le gustaba admitir que los besos duraban más de lo necesario y como habían
pasado a ser algo más que casuales. Varias veces había terminado acostado en la cama
con Ferron encima de él, besándolo de forma insensata, su polla moliendo su vientre
mientras el duro eje de Chaz se frotaba contra su muslo. Pero justo cuando sentía que
iban a llegar a algo más, el cadete más viejo siempre se alejaba con algún comentario
sarcástico. Era enloquecedor, sobre todo porque Chaz todavía no había tenido tiempo a
solas para aliviar su creciente necesidad.

Pero no era sólo el grado de tensión que alcanzaba mientras practicaba con Ferron
en el simulador. También tenía que ver con el hecho de que, recientemente, su
compañero había decidido trasladar sus sesiones de práctica al campo de tiro de los
Needlers. La mitad del tiempo que permanecían ahí, los otros cadetes follaban durante la
práctica, lo que, para Chaz era una gran distracción.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Tratando de canalizar su energía en alcanzar sus metas en lugar de escuchar lo que
Landrews y Sanderson estaban haciendo a su izquierda, Chaz se concentró en el siguiente
grupo de objetivos que el simulador lanzó en su camino. Los mandos JP saltaron en sus
manos cuando tres de los cinco fueron destruidos. Los otros dos escaparon.

─Cualquiera de esos podría habernos matado. Dijo lacónicamente Ferron en su
oído, no lo acusaba, simplemente manifestaba un hecho─. ¿Qué pasa, Brighton, es tu
mano, aún te molesta?

─No, se siente bien ─Chaz flexionó la mano en cuestión, agradecido una vez más
por el estimulador de crecimiento óseo que el paramédico le había introducido. La
fractura que había conseguido en su quinto metacarpiano, el técnico la había llamado
“fractura de boxeador”, había sido curada en cuestión de horas gracias a la avanzada
tecnología. Por supuesto, ahora Ferron era más cuidadoso al masajear sus manos cada
noche, pero a Chaz no le importaba. De hecho, muchas cosas le importaban menos de lo
que lo hacían cuando llegó a La Academia, lo que le preocupaba si es que se ponía a
90 pensar en ello.

Así que se esforzaba para no pensar en ello.

Le disparó a otro grupo de objetivos y acertó cinco de los seis.

─Mejor ─Ferron sonó pensativo─. Pero aún no es suficiente para mantenernos
con vida y mucho menos para ser los número uno. Pensé que querías ser el primero, Ojos
Verdes.

─¡Maldita sea, lo estoy intentando! ─murmuró Chaz, sus ojos rastreando en el
interior de la máscara de metal inteligente─. Pero es algo difícil cuando puedo escuchar...
a esos dos todo el tiempo follando mientras estoy tratando de disparar ─a su izquierda
podía oír los constantes jadeos y gemidos.

─¡Oh Dios, bebé, fóllame! ¡Úsame duro! ─el cadete con los ojos color ámbar
jadeaba.

─¿Qué, te refieres a Landrews y Sanderson follando? Acostúmbrate ─dijo Ferron
despectivamente.
─Pues no veo por qué no podemos practicar en el simulador del campo de tiro principal

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─se quejó Chaz cuando la voz profunda de Sanderson instando a Landrews a correrse
arruinó su concentración una vez más.

─Debido a que el equipo es utilizado por multitudes sin lavar ─dijo Ferron con
desdén─. Y porque si estuviéramos allí, no podría hacer esto…

El aliento de Chaz quedó atrapado en su garganta cuando sintió a Ferron
desabrochar su ceñido uniforme negro y pasear sus dos manos sobre el pecho desnudo de
Chaz.
─¿Qué... qué estás haciendo? ─dijo, tratando de mantener el nivel de voz y
fallando. En cierto modo, se sentía como su primer día otra vez.

─Tocándote ─la voz de Ferron fue casual─. Sabes cómo van a ser las cosas una
vez que estemos en el Needle. Tienes que acostumbrarte a mis manos sobre tu piel
desnuda mientras disparas.

─Yo estoy acostumbrado a tus manos ─Chaz se sintió avergonzado al decir eso,
91 pero era cierto─. Cada noche, en la ducha, lavas mi espalda ─añadió en voz baja.

─Sí, pero mientras volamos juntos voy a estar tocando algo más que tu espalda.

Las manos de Ferron siguieron vagando sobre su pecho, haciendo una pausa para
tirar ligeramente de los pezones de Chaz, haciéndole retorcerse. Su polla ya estaba dura
como una roca y había estado así desde el momento en que estuvo fijado en el simulador
y Ferron había tomado su lugar detrás de él. Ahora parecía en peligro de reventar
atravesando la tela de su uniforme. Pero a pesar de la distracción, o quizá debido a ella,
las palabras de Ferron finalmente calaron en él.

─¿Qué quieres decir con estar tocando algo más que mi espalda? ─Chaz se
obligó a preguntar, a pesar de que estaba tan dolorido que apenas podía articular las
palabras.

Ferron suspiró en su oído. ─Sabes, si fuera tú, me hubiera dedicado más tiempo a
estudiar las especificaciones de los Needles, así sabrías qué diablos estoy haciendo.

Chaz se picó. ─Yo he estudiado las especificaciones ─protestó, disparando a los
objetivos por control remoto, mientras hablaban─. Me sé las especificaciones del
artillero hacia adelante y hacia atrás. Podría recitarlas en sueños.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─No tus especificaciones, las mías ─enfatizó Ferron, pellizcando sus pezones con
impaciencia y haciendo gritar a Chaz─. ¿Tienes alguna idea de cómo dirijo la nave
mientras estás disparando, o no te importa?

─Por supuesto que me importa. Sólo pensé, no sé, que era asunto tuyo ─Chaz
apretó sus dientes, tratando de concentrarse en el siguiente lote de objetivos mientras los
dedos hábiles de su compañero le acariciaban más abajo, entrando en la peligrosa zona
alrededor de su ombligo─. ¿No tienes que usar controles, como yo? ─se obligó a
preguntar.

─En realidad, no ─Ferron sonaba aburrido, pero su polla se sentía dura y caliente
contra la parte posterior del muslo de Chaz, haciéndole preguntarse cuánto de la actitud
indiferente de su compañero era una mera actuación─. Estoy conectado con el programa
de navegación de la nave a través de electrodos conectados a mi cabeza. En esencia, vuelo
con mi mente, porque todo lo que tengo que hacer es pensar en dónde quiero estar y allá
vamos. Pero mientras estoy maniobrando, también es mi trabajo mantener la conexión de
92 la red neuronal entre nosotros. Así que estaré tocándote mientras volemos,
manteniéndote conectado, manteniéndonos conectados.

─¿Tocándome? ¿Tocándome dónde, cómo? ─Chaz escuchó un temblor en su voz
pero al parecer no podía evitarlo.

─Voy a tocarte de la manera que haga falta para aumentar y fortalecer la
conexión de la red neuronal entre nosotros ─la voz de Ferron era suave, pero una de sus
manos de dedos largos estaba al sur del ombligo de Chaz ahora, sólo a unos centímetros
de la lubricada cabeza de su polla. Chaz no sabía si quería que Ferron le tocara allí o no,
pero tenía miedo de averiguarlo.

─Mira, sé que estás trabajando en “despojarme de mis límites”, pero hay algunos
que quiero mantener ─dijo, tratando de nivelar su respiración aún cuando Ferron le
acariciaba distraídamente a través de la mata de rizos justo debajo de su ombligo, todavía
evitando escrupulosamente su polla.

─¿Lo que significa…? ─la voz de Ferron todavía era aburrida y despreocupada.

─Lo que significa que no quiero terminar haciendo eso. Lo que Sanderson y
Landrews están haciendo ─dijo Chaz, incapaz de nombrar el acto en voz alta.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Así que no quieres que te folle? ¿No quieres estirarte para mí y tomar mi polla
profundamente dentro de tu apretado culito? ¿No quieres sentirme cabalgándote hasta
que te llene con mi leche? ¿Es eso lo que estás diciendo? ─los dedos de Ferron
acariciaban más abajo, casi tocando la base de la polla de Chaz mientras hablaba. Casi,
pero no del todo.

Chaz soltó su aliento en un suspiro vacilante, tratando de no imaginar la erótica
imagen que el cadete mayor había pintado con sus palabras. Antes de venir a La
Academia, esas palabras no habrían significado nada para él, no le habrían hecho nada,
pero ahora le hacían sentirse mal por dentro, ya que estaba secretamente intrigado por
ellas, cuando sabía que eso no debía ser. Pero la idea de tener a su compañero haciéndole
aquello, abriéndole, follándole... hizo temblar a Chaz y no precisamente de miedo.

─Sí, Ferron ─dijo por fin, con la voz quebrada─. Yo no... no quiero que me folles.
Eso es lo que estoy diciendo.

─Muy bien ─la voz de Ferron era un poco fría, pero su mano continuó su
93 exasperante exploración en la mitad inferior del uniforme de Chaz─. Una vez te dije que
nunca rompo mis promesas, así que voy a hacerte una ahora, Ojos Verdes. Te prometo
aquí y ahora que no te voy a follar a menos que una de dos cosas sucedan.

─¿Qué dos cosas? ─preguntó Chaz, olvidando que debía alegar de nuevo que no
quería que su alto compañero lo follara bajo ninguna circunstancia.

─Uno, que me pidas que lo haga. O dos, si nuestras vidas dependen de ello.

─En primer lugar nunca voy a pedírtelo ─dijo Chaz con más seguridad de la que
sentía─. Y en segundo lugar, ¿cómo podrían nuestras vidas depender de ello?

─No hay manera más rápida para reforzar la conexión de la red neuronal que
estar directamente unidos ─dijo Ferron con total naturalidad─. ¿Por qué crees que
Landrews y Sanderson siguen liderando las estadísticas? Nunca entran en un Needle, o
incluso al simulador, sin estar unidos. Sin estar follando. Por supuesto ─continuó
pensativo─, que también ayuda tener un vínculo emocional. Pero en rigor, sólo estar
conectados físicamente lo consigue.

─Yo-yo aun así no quiero ─insistió Chaz─. Es simplemente que no.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Como quieras. Yo diría que tus límites están desapareciendo lento pero seguro,
de todos modos ─dijo Ferron, como si no le importara que fuera de una u otra manera, si
alguna vez consumaban su extraña relación─. ¿Has notado que mientras hemos estado
hablando no has perdido un solo objetivo?

─¿En serio? ─Chaz no se había dado cuenta, por supuesto. Había estado
ocupado hablando, dejando que sus manos hicieran su trabajo, pero ahora se dio cuenta
de que Ferron tenía razón.

─Cuidado, no dejes que saber que no la has jodido te haga meter la pata ahora ─
advirtió Ferron─. Sigue hablando mientras disparas ─su voz bajó una octava, y en un
tono más sensual, continuó─. ¿Sabías que hay una tradición Needler que si un artillero
consigue una sesión perfecta, su piloto le hace una mamada?

─¿Él qué? ─Chaz apretó los mandos JP por reflejo, disparando en todas
direcciones a la vez.

94 ─Se la mama, el piloto se arrodilla y chupa la polla de su artillero hasta que él se
corra ─dijo Ferron con un toque sarcástico.

─Sé lo que significa. E-es sólo que no lo creo. Te lo estás inventando ─pero en el
fondo de su mente recordaba haber oído a Harwood decirle a Webs la misma cosa:
“Termina el entrenamiento con un puntuación perfecta y te daré una mamada esta noche
que no olvidarás, te lo juro”. ¿No habían sido esas sus palabras exactas?

─No lo estoy inventando. Un piloto se encarga de su artillero, siempre ─la voz de
Ferron era tan mortalmente seria que Chaz no pudo refutarlo.

─Bien, entonces no creo que tú lo hicieras por mí ─reformuló─, sólo nos
conocemos de unas pocas semanas y ni siquiera te gusto.

─El gustar no tiene nada que ver con esto ─dijo Ferron, sin confirmar o negar la
acusación de Chaz, para su decepción─. Tiene que ver con el piloto cuidando de su
artillero. Eres mi artillero, así que voy a cuidarte de todas y cada una de las maneras que
sepa.

─Sí, pero eso es llevarlo al extremo ─protestó Chaz. Mientras hablaban sobre lo
que estaba seguro que era una situación hipotética, sus manos siguieron haciendo su
trabajo, derribando sin esfuerzo cada objetivo que se cruzaba en su camino.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Me estás desafiando? ─las manos de Ferron se habían trasladado de vuelta
hasta su ombligo, pero ahora avanzaban lentamente de nuevo. El dorso de una barrió,
aparentemente por accidente, la cabeza de la sensibilizada polla de Chaz, haciéndole
gritar─. ¿Crees que no lo haré?

─Ni siquiera lamerás la cabeza ─dijo Chaz con desprecio, tratando de sonar como
si no le importara─. Hablas mucho, pero apuesto a que tienes tantos límites como yo
cuando se trata de chupar la polla de otro hombre.

─Ni siquiera lameré la cabeza, ¿eh? Acierta los próximos cinco objetivos de una
vez y verás ─había una afectada diversión en la voz de Ferron, pero también algo más,
una calidez que Chaz no había oído antes. Quería preguntar si Ferron había chupado la
polla de Sabine, pero sabía que era mejor no mencionar al último compañero del alto
cadete por su nombre. A continuación, el siguiente grupo de objetivos se precipitó hacia
él en la pantalla de simulación. «Debería perder. Debería hacerlo a propósito, estamos
yendo demasiado lejos». Pero tan rápido como el pensamiento cruzó su mente, sus dedos
95 fueron más rápidos, trabajando con los mandos JP y disparando ráfaga tras ráfaga,
explotando cada uno de ellos.

─Muy bien, Ojos Verdes. ¿Ves lo que puedes hacer cuando tienes un poco de
motivación? ─el simulador se detuvo de repente, haciendo parpadear a Chaz cuando la
máscara inteligente se apartó de su cara. Pero Ferron no pulsó el dispositivo que le
liberaría de las mangas del simulador. Después de trabajar con los simuladores durante
días, Chaz sabía cómo hacerlo y abrirse por sí mismo, pero no lo hizo.

─¿Qué estás haciendo? ─preguntó, aunque ya sabía la respuesta.

─Pagar mi apuesta ─Ferron se arrodilló tranquilamente delante de él en el duro
piso de metal y desabrochó el resto del uniforme de Chaz. Chaz tuvo un momento de
pánico cuando su dura polla apareció a la vista, sobresaliendo entre el tejido negro como
un arma mal disimulada.

─¡Jesús, Ferron, realmente no tienes que hacerlo!

Ferron sacudió la cabeza. ─Yo siempre cumplo mis promesas y nunca dejo de
pagar una apuesta ─tomó el duro eje de Chaz en una mano y lo acarició una vez, desde la
raíz a la punta, haciendo que Chaz gimiera aún en contra de su voluntad. «Me voy a correr

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

si continúa haciendo eso. ¡Oh Dios!, no puedo… no puedo correrme así o lo sabrá. Sabrá
que no me importa que me toque... ¡que incluso casi me gusta!».

─Mira ─dijo con desesperación mientras Ferron inclinaba su cabeza─. ¿No, eh,
quieres que siga disparando mientras haces esto? ¿Así yo puedo, uh, concentrarme en el
simulador, no importa lo que esté pasando?

Ferron hizo una pausa, mirando pensativo la polla de Chaz a mitad de camino de
su boca. ─No ésta primera vez, Ojos Verdes ─dijo por último─. Ésta primera vez quiero
que mires. Quizás aprendas algo.

─¿Aprender qué? ¿Qué puedo yo aprender viendo cómo lames la cabeza de mi
polla? ─exigió Chaz.

Ferron le dio una sonrisa de gato Cheshire 12 y sacudió la cabeza. ─¡Basta de
charla! Tan sólo mira. Estoy a tu servicio ─bajó la cabeza y colocó un suave beso con la
boca abierta en la palpitante cabeza del eje de Chaz, haciéndole jadear de nuevo. La boca
96 de su compañero en su carne dolorida se sentía tan bien, tan correcta que casi no podía
respirar.

Hipnotizado, miró cómo Ferron lamía con su caliente y roja lengua, las gotas de
presemen que se habían acumulado en la rendija de su polla.

« ¡No puedo creer que realmente esté haciendo esto! ¡No puedo creer que en
realidad esté lamiendo mi polla! », pensaba Chaz, y sin embargo no podía apartar la vista
de Ferron de rodillas delante de él. Chaz sabía que si él mismo hubiera sido obligado a
chupar a otro tipo, lo habría hecho rápidamente para terminar lo antes posible. Pero
Ferron estaba arremolinando su lengua alrededor de la cabeza de la polla de Chaz en
largas y lentas caricias sin prisa, como si tuviera todo el día para hacerlo. Como si
realmente no le importara en absoluto. Como si le gustara.

─Sabes bien, Ojos Verdes ─dijo, parando por un momento para mirar a Chaz con
ojos entornados─. ¿Satisfecho de que sea tan bueno como dije? ─arqueando la ceja
desfigurada, preguntó─: ¿Quieres que continúe? ¿Quieres apostar a que no voy a poner
toda tu polla en mi boca y chuparla? ¿Quieres apostar a que no voy a tragar tu leche?

12
Cheshire cat, personaje de Alicia en el País de las Maravillas, conocido por su amplia sonrisa maliciosa, llena de
dientes blancos. N. de los T y C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Yo... yo... ─Chaz no encontraba las palabras. La visión del alto piloto de rodillas
y la sensación de la boca de Ferron sobre la cabeza de su polla eran casi más de lo que
podía soportar. Entonces las palabras de Ferron penetraron en su cerebro adormecido─.
¿Tú... tú me dejarías correrme en tu boca? Pero eso es tan…

─¿Gay? ─interrumpió Ferron, sin dejar de mirarle─. ¿Me hace un maricón el
chuparte, Ojos verdes? ¿Me hace marica el cuidar a mi artillero, para tratar de fortalecer
la conexión entre nosotros y así, cuando finalmente lleguemos a estar en un Needle, no
salgamos volando por los aires?

─Yo... yo nunca pensé acerca de ello… ─susurró Chaz. Así que eso era lo que
estaba haciendo Ferron, tratando de fortalecer la conexión de la red neuronal entre ellos.
Una parte de él se sintió aliviado de que su compañero tuviera una razón pragmática para
sus eróticas acciones. Pero parte de él estaba... ¿qué? ¿Decepcionado? ¿Molesto porque
Ferron no estaba haciendo esto por un sentido personal de conexión o cariño? Pero eso
era estúpido. No le importaba lo que el cadete mayor pensara de él, se dijo a sí mismo, ni
97 siquiera un poco.

─Por supuesto que no pensabas en eso ─Ferron capturó la mirada de Chaz
mientras recogía lentamente con la lengua otra gota de presemen que se había formado
en la cabeza de su verga. Parecía disfrutar del sabor, o al menos no le importaba, pensó
Chaz, con la mirada fija en las gélidas profundidades azules de los ojos de su compañero.
Él mismo preferiría morir antes que probar el sabor del semen de otro tío, ¿no era así?
¿Qué pasaría si cambiasen sus posiciones? La espontánea imagen de sí mismo de rodillas
delante de Ferron, chupando la gran polla sin circuncidar de su compañero se alzó detrás
de sus ojos y no quiso irse de nuevo. Dios, ¿qué estaba mal con él?

─¡Ah, al servicio de tu artillero, ya veo! ¿Es esa pollita caliente tan sabrosa como
parece? ─la alta e irritante voz de Landrews rompió el intenso momento entre ellos y
Chaz tardíamente recordó que no eran los únicos Needlers en el campo de tiro. De
repente se sintió increíblemente nervioso. ¡No sólo había permitido a Ferron lamerle y
chupar la cabeza de su polla, lo habían hecho en un lugar público donde cualquiera podía
verle!

Con un rápido movimiento pulsó el dispositivo y se liberó de las mangas del
simulador. Tan pronto como sus brazos estuvieron libres buscó a tientas su cremallera,

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

empujando su polla desinflada rápidamente dentro de la tela de su uniforme. Frente a él,
Ferron se levantó con gracia, obviamente, completamente indiferente al hecho de haber
sido visto realizando un acto sexual degradante a su compañero.

─Las puntuaciones de Brighton están por las nubes últimamente, estaba a punto
de darle una recompensa ─dijo con calma─. Puede que tengas que tener cuidado con él
en una semana o dos, Landrews.

─Bueno, bueno, ¿en serio? ─el afeminado Needler con el mechón de cabello
platino se había inclinado en un beso de saludo, pero ahora se retiró, una expresión de
pesar en sus extraños ojos de color ámbar.

─Claro que sí ─Chaz se había recobrado lo suficiente como para mirar a
Landrews, a quien aún odiaba cordialmente.

Sanderson sonrió dándole palmaditas en la espalda a Ferron con el dorso de su
gran mano, mientras lo besaba rápidamente en la mejilla. ─Es bueno verlos a los dos

98 llevarse bien. Corría el rumor de que no se ajustaban muy bien.

─El rumor está muy equivocado ─dijo Ferron, devolviéndole a Sanderson el beso
─. Vamos a estar a la cabeza de las calificaciones antes de que os deis cuenta los dos.

─¡Oh, no lo sé, cariño! ─Landrews sonrió maliciosamente─. No creo que vaya a
suceder mientras aquí el niño bonito te mantenga fuera de sus pantalones. Os he visto a
los dos aquí más de una vez y no has estado dentro de él ni una sola vez.

─Estás condenadamente en lo cierto de que no ha estado dentro de mí, yo no
tomo por el culo como tú, Landrews ─Chaz le miró ceñudo, pero el rubio artillero sólo
sonrió dulcemente.

─Es cierto, cariño, me toman por el culo y amo cada segundo de ello. Y mientras
lo hago, hago volar todo por los aires. Es todo un arte, una habilidad que nunca vas a
lograr, mi pequeño y dulce latente.

─¡Hijo de puta! ─Chaz podía sentir su odio hacia Landrews creciendo de manera
exponencial. Sólo un golpe, eso era todo lo que quería. Incluso el recuerdo de su mano
dañada no podía detenerlo de querer derrumbar esa expresión engreída de elfo. Ferron
puso una mano de advertencia sobre su brazo para detenerlo.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Tranquilo, Brighton ─murmuró entre dientes.

─Landrews tiene razón ─Sanderson frunció el ceño a Chaz como si dictara una
conferencia─. Necesitas establecer una relación muy estrecha con el fin de mejorar tu
red neuronal. Esto es imposible si no dejas que tu piloto se sirva de ti.

« ¿Servirse de mí? », Chaz miró fijamente al cadete grande, sin encontrar las
palabras, pero Ferron ya lo agarraba por el brazo y le arrastraba lejos.

─Adiós, cariño. Espero ver a los dos tortolitos en el salón pronto ─Landrews trinó
detrás de ellos─. Y mientras tanto, no voy a contener mi respiración acerca de sus
calificaciones.

99

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 11

-V
amos, a la ducha ─Ferron ya estaba desnudándose al minuto de
atravesar la puerta de la habitación. Chaz siguió el ejemplo más
lentamente.

─¿Dónde está el fuego? 13 ─se quejó al dejar su uniforme─. Debo estudiar para
mi examen de Historia de Vuelo de mañana.

─Eso puede esperar, esto no.

─¿Qué, una ducha? ─siguió a Ferron dentro del cubículo. Había un hambre en los
100 ojos del cadete de más edad que lo ponía nervioso. ¿Qué pasaba si Ferron había decidido
acabar lo que había empezado en el campo de tiro? Sólo el recuerdo de su compañero de
rodillas, tomando la polla de Chaz en su boca, fue suficiente para dejarle caliente y frío a la
vez.

─No solo una ducha ─Ferron prácticamente lo empujó bajo el chorro de agua
caliente y luego lo siguió.

Después de tantas noches de ducharse juntos, estaba casi acostumbrado a ello.
Principalmente porque cuando Ferron le lavaba, como insistía en hacer, tenía cuidado de
mantener una cierta distancia entre ellos y solo tocaba las partes no sexuales de la
anatomía de Chaz, su espalda, sus hombros, brazos y a veces su pecho. Así que Chaz
estaba más que un poco sorprendido cuando Ferron puso sus largos brazos alrededor de
su pecho y lo atrajo hacia sí, para que su espalda estuviera pegada al pecho de su
compañero.

─Hey, ¿qué estás haciendo? ─protestó débilmente mientras unas cálidas manos
enjabonadas empezaron a vagar sobre su desnudo pecho. Podía sentir el latido de la polla
de Ferron contra su desnudo trasero, cosa que le preocupaba, pero no lo suficiente, al

13
Se puede entender la frase como: “¿Cuál es la prisa?” N. de los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

parecer, para que su propio mástil no reaccionara ante la erótica situación. Una vez más,
estaba duro y dispuesto, casi rozando su vientre con tensa impaciencia.

─Estoy haciendo lo que debí haber hecho desde el principio ─respondió Ferron,
su voz era un ronco gruñido en el oído de Chaz─. Estoy dándote un poco de alivio para el
estrés ─se inclinó y rodeó la polla de Chaz con una mano jabonosa.

─Espera… ¡Basta! ─gimió Chaz─. Mira, sólo porque hicimos esa estúpida
apuesta en el campo de tiro no significa que quiera que tú…

─No importa lo que tú quieras, Ojos Verdes ─el tono de Ferron era severo,
incluso mientras lo acariciaba lentamente desde la punta hasta la raíz y de regreso,
haciendo jadear de placer a Chaz─. Vi la forma en que fuiste por Landrews allí,
probablemente la misma manera en que fuiste por Burns en el comedor el otro día. Estás
malditamente tenso y necesitas una liberación.

─Por supuesto que estoy tenso ─explotó Chaz, permaneciendo aún rígido en el
101 abrazo de su compañero─. Estás constantemente conmigo, tocándome, susurrándome al
oído, pero nunca tengo ocasión de liberarme por mí mismo y… y ocuparme de mis asuntos
─era la primera vez que admitía en voz alta lo que el estar tan cerca del otro hombre le
despertaba, pero estaba demasiado distraído por la cálida mano enjabonada que rodeaba
su polla para pensar en ello.

─Es por eso que estamos ocupándonos de eso ahora ─Ferron continuó el masaje,
alargando su otra mano para acunar el suave saco bajo el mástil de Chaz.

─¡Dios! ─Chaz gimió mientras los dedos largos y hábiles de su pareja exploraban
su desnuda polla y bolas. Lo que estaba haciéndole Ferron se sentía increíble, Pero sin
embargo sabía que debía pararle─. Al menos… al menos déjame hacerlo yo mismo ─
protestó débilmente.

─No ─el tono de Ferrón no admitía discusión alguna─. Si te pasas demasiado
tiempo meneándotela, eso arruina tus sensaciones con los mandos JP.

─Esas son chorradas, tú no crees realmente eso, ¿verdad? ─exigió Chaz.

─Es sabiduría popular, ¿qué importa? ─Ferron sonaba como si pudiera estar
sonriendo un poco─. En cualquier caso, es la razón detrás de otra tradición, un piloto
siempre masturba a su artillero todas las noches, o cada vez que lo necesita. Desde el

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

momento en que entras en el programa Needle como artillero, tú ya no tocas tu propia
polla, excepto para ir a mear, hasta que te gradúas. Y puesto que has estado en el
programa casi dos semanas, yo diría que falta mucho tiempo.

─Sólo quieres una excusa para tocarme ─Chaz lo acusó con un jadeo mientras
Ferron acariciaba su eje.

─Aun sigues estando tan condenadamente seguro de que voy a tratar de violarte,
¿no, Novato? ─la profunda voz de Ferron sonaba amarga─. Crees que todo lo que
quiero hacer es hundir mi polla profundamente en tu dulce culo virgen ─mientras
hablaba, dejó que sus dedos se deslizaran desde el frente hasta el desnudo trasero de
Chaz. Con un movimiento brusco empujó a Chaz hacia delante, sin perder nunca el control
sobre el eje de Chaz mientras lo hacía.

Chaz gritó ante el ataque repentino y se precipitó hacia delante, sujetándose a
duras penas con sus manos contra los tibios y resbaladizos azulejos del cubículo de la
ducha. Antes de darse cuenta, Ferron había separado sus piernas y se inclinaba sobre él,
102 mientras aun bombeaba su polla. El cuerpo entero de Chaz entró en pánico cuando sintió
dos largos dedos jabonosos invadir la hendidura de su culo y comenzar a circundar su
tierna entrada.

─¡No! ─dijo con voz entrecortada─. ¡Ferron, por favor! ¡Maldita sea, lo
prometiste!

─Solo quiero que sepas, que si quisiera, lo haría ─murmuró Ferron al oído de
Chaz. Lentamente, introdujo un dedo en el apretado ano de Chaz. Él luchaba contra la
invasión, pero estaba impotente ante el abrazo de hierro de su pareja. No había nada que
pudiera hacer, se dio cuenta, sólo aguantar y tomarlo. Y si Ferron decidía follarlo, él
tendría que aguantar eso también. Tendría que tomar esa gruesa polla sin circuncidar
profundamente dentro de su culo y dejar que Ferron lo cabalgara hasta que se corriera.

─¡Lo prometiste! ─dijo con voz entrecortada, sin saber qué más decir. Cómo
detener esto. Tan bueno como se sentía el tener a su alto compañero acariciando su polla,
realmente no quería el eje de Ferron invadiendo en su interior, no quería ser follado. De
alguna manera era ir demasiado lejos en algo que nunca había esperado hacer en
absoluto.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Lo prometí y siempre cumplo mi palabra ─la voz de Ferron era baja y sedosa en
su oreja─. No te voy a follar esta noche, Ojos Verdes. Pero te vas a correr para mí. Te voy
a masturbar todas las noches a partir de ahora para mantener ese carácter tuyo bajo
control. ¿Entendido?

─En… entendido ─Chaz gimió cuando el enjabonado puño que encerraba su polla
completó otra agonizantemente lenta caricia─. Pero si vas a hacerlo, ¿no puedes acabar
de una vez? ¡Vamos, hombre, me estás matando! ─como siempre, la sensación de ser
sujetado y retenido le excitaba casi tanto como la sensación de la mano de Ferron sobre
su polla. Se preguntó si esto sería la tendencia que los exámenes de La Academia de
alguna manera habían reconocido en él, el placer que le daba el ser dominado y tocado
por otro hombre. Era enfermizo, algo que nunca había sospechado de sí mismo, no hasta
que abandonó la Tierra dejando atrás su vida normal. No había forma de negar que tener
las manos del veterano cadete sobre él, mientras Ferron lo forzaba a seguir tomándolo y
aguantar, le ponía más caliente de lo que alguna vez había estado en su vida─. ¡Por favor!
103 ─gimió de nuevo, tratando de no pensar en que estaba rogando.

─Haré que te corras cuando me sienta bien y preparado ─gruñó Ferron en su
oído─. Pero primero quiero que hagas algo por mí. Quiero que cierres los ojos, que
apoyes tu cabeza en mi pecho y que te relajes ─relajó un poco su agarre, haciendo
posible que Chaz se apartara de la pared de azulejos e hiciera lo que le decía.

Chaz pensó en puntualizar lo obvio, que sería casi imposible relajarse con Ferron
tocándole de esa manera, pero sabía que era inútil. Respirando profundamente, se obligó
a seguir las órdenes. Cerrando los ojos, inclinó su cabeza sobre el ancho pecho de su
compañero, tal y como lo había hecho el primer día en el campo de tiro.

─Ahora escúchame, mientras te acaricio ─murmuró Ferron a su oído─. No te
quiero tratando de pensar en otra cosa, no trates de imaginar que soy tu pequeña novia
en casa mientras te hago esto.

─Muy bien ─aceptó Chaz con un suspiro. Para ser honesto, su novia Amanda le
había hecho un par de trabajos manuales, pero no tuvieron nada que ver con esto. Para
empezar sus manos no eran tan grandes, calientes y callosas como las de Ferron y ella no
era capaz de agarrar toda su polla de una vez. Por no mencionar el hecho de que ella
nunca había tratado de poner los dedos dentro de él mientras se lo hacía─. ¿Puedes…

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

puedes al menos sacar tu dedo? ¿Fuera de mí? ─se las arregló para preguntar, odiando el
tono suplicante en su voz, pero incapaz de suprimirlo.

─No, eso es parte de ello ─Ferron bombeaba su polla lentamente, a la vez que
impulsaba su dedo dentro y fuera del cuerpo de Chaz─. Quiero que te relajes y me
imagines follándote. Imagina que esto es mi polla dentro de ti justo ahora, Ojos Verdes ─
apretó duro y profundo, frotando algo sensible profundamente dentro del cuerpo de Chaz
que le hizo ponerse rígido y gritar.

─¡Dios!, ¿qué…?

─Eso es tu próstata. Se siente bien, ¿no? ─Ferron lo hizo de nuevo y Chaz se
sacudió en sus brazos casi perdiendo la batalla por no correrse─. Si yo estuviera dentro
de ti, si yo tuviera mi polla enterrada profundamente en tu culo y follándote, la estaría
frotando allí una y otra vez con cada embestida ─lo demostró con el dedo mientras
seguía frotando la polla de Chaz.

104 ─Ferron, por favor…

─¿Por favor qué, Novato? ─había auténtica ira en la voz del cadete mayor─.
¿Por favor, déjame correrme?

─¡Sí, maldición! ─Chaz dijo entre los apretados dientes. Estaba cerca, tan cerca
que le pareció que iba a morir o que la parte superior de su cabeza estallaría cuando
finalmente se corriera. Pero con cada sacudida, Ferron sujetaba la base de la polla con
maestría, apretando de manera tal que retenía el orgasmo que Chaz anhelaba tan
malditamente.

─Sigamos, entonces. Quiero oírtelo decirlo ─Ferron le susurró al oído─. Di: por
favor, haz que me corra.

Chaz no tenía ya dignidad ni orgullo propio. Sabía que más tarde, probablemente
estaría enojado, pero ahora estaba tan excitado sexualmente, que no podía pensar en
nada más. A pesar de que sabía que no debía reaccionar, no podía evitarlo. Para su
vergüenza, se encontró con que estaba recostado contra su alto compañero, bombeando
en la mano de Ferron con abandono, y moliéndose contra el dedo enterrado
profundamente dentro de su cuerpo, entregándose completamente a sí mismo. ─Por
favor, Ferron. ¡Por favor, haz que me corra!

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Córrete entonces ─rechinó Ferron en su oído. Y con una última sacudida firme,
presionó en el lugar sensible y profundo en el cuerpo de Chaz de nuevo y lo impulsó por
encima del borde.

─Dios, ohDiosohDiosohDios ─Chaz se oyó gemir cuando sintió llegar el orgasmo
anhelado por largo tiempo. Se sintió a sí mismo dejándose llevar, desbordándose sobre el
puño cerrado de su compañero sin poder hacer nada mientras se corría como nunca lo
había hecho antes. La sensación fue tan intensa que por un momento el mundo se volvió
gris y vio estrellas danzando frente a sus ojos.

─No, solo Yo ─la molesta sonrisa afectada había vuelto a la voz de Ferron, pero
esta vez parecía estar ocultando algo, enmascarando alguna otra emoción que Chaz no
podía identificar. Ferron se enderezó y retiró su dedo del cuerpo de Chaz, al mismo
tiempo que soltaba su polla─. Quiero que recuerdes esta noche ─murmuró al oído de
Chaz─. La forma en que pudo haber sido y no fue. Quiero que recuerdes que puedo
follarte cuando quiera, pero que no lo haré porque mantengo mis promesas.
105 Chaz todavía jadeaba, tratando de recuperar el aliento. Él nunca había tenido una
experiencia sexual tan intensa en su vida y sus rodillas estaban literalmente flojas como
consecuencia. Sabía que debería estar enfadado con Ferron por dominarlo y tocarle en
contra de su voluntad, pero todo lo que podía sentir en ese momento era un exhausto
desconcierto. Nunca sabía qué esperar del veterano cadete que era su compañero. En un
momento Ferron podía ser tranquilo y sensual, dispuesto a hincarse de rodillas ante Chaz
y tomar su polla en la boca. Y al siguiente, era duro y firme sujetando a Chaz y follándolo
sin piedad con un dedo mientras lo masturbaba hasta el orgasmo. ¿Cómo sería a
continuación?

Ferron debió notar la preocupación en el rostro de Chaz, porque sus propios rasgos
se suavizaron hasta que incluso la mitad desfigurada de su cara pareció amable. ─Vamos,
Brighton ─murmuró, ayudando a Chaz a salir de la ducha─. Estás completamente
agotado, vamos a la cama ─tomó una toalla y secó a Chaz completa y cuidadosamente,
prestando especial atención a su polla y al área entre sus piernas. Chaz sabía que tenía
que protestar por ese trato, pero por una vez estaba demasiado cansado para decir nada.
Y al menos Ferron estaba siendo amable de nuevo.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Dejó a Ferron llevarlo al dormitorio y acostarlo junto a él en la estrecha cama,
tapando a ambos con la colcha azul marino. Ni siquiera se quejó cuando el veterano
cadete lo atrajo hacia sí, apretando la espalda de Chaz contra su pecho, de tal manera que
el aun duro mástil de Ferron presionaba contra sus muslos. Todas las noches desde que
habían empezado a dormir en la misma cama, él había dejado una franja estrecha en el
colchón entre ellos para evitar tocarse. Pero ahora se sentía demasiado bien, era muy
reconfortante sentir los fuertes y musculosos brazos alrededor de su cintura y sentir el
cálido aliento de Ferron en su nuca. «Solo por esta noche», pensó medio dormido.
«Volveré a la otra forma mañana. Pero sólo por esta noche esto se siente bien».

─Tu cabello está comenzando a crecer de nuevo ─murmuró Ferron en su oído
cuando Chaz empezaba a quedarse dormido─. No hay rizos aun, pero pronto los habrá.
Me gusta eso, Ojos Verdes. No te cortes el cabello de nuevo.

Chaz abrió la boca para decir que haría todo lo que malditamente quisiera con su
cabello, pero estaba demasiado cansado y las palabras no quisieron salir. En su lugar,
106 cerró los ojos y se dejó llevar a la deriva, arrullado por los brazos calientes que lo
envolvían, y la sensación del firme y desnudo cuerpo de Ferron a su espalda.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 12

-V
enga, vamos ─Chaz apenas había entrado por la puerta de su cuarto
cuando Ferron ya le estaba señalando que volviera a salir.

─¿Dónde? Tengo un info-vídeo de casa.

Chaz alzó el pequeño y rectangular proyector holográfico de un solo uso
que le había llegado en el correo. La Academia era famosa por tomarse su tiempo para
entregar el correo de casa a los cadetes, así que no estaba sorprendido de que fuera el
primero que hubiese recibido. No estaba exactamente nostálgico; le habían pasado tantas
cosas extrañas desde que dejó la Tierra que no había habido tiempo para eso, pero estaba
107 ansioso por ver las caras familiares de sus padres y amigos.

─Puede esperar.

Ferron ya estaba saliendo por la puerta.

─Maldita sea. Está bien.

Arrojó el paquete sobre la cama y lo siguió a regañadientes, mientras Ferron
recorría con pasos largos el estrecho corredor de metal. Adelantaron a algunos otros
cadetes, pero la mayoría de ellos ya se habían retirado para la noche. Faltaba sólo una
hora para que se apagaran las luces y los estudiantes de La Academia eran fuertemente
alentados a estar en sus habitaciones estudiando a esa hora.

─¿Sabes qué día es hoy? ─preguntó Ferron, sin mirarlo mientras le hablaba.

─No. ¿Cuál? ─Chaz alargó su propio paso para alcanzar a su alto compañero─.
Bueno, ¿cuál? ─preguntó de nuevo cuando Ferron no contestó inmediatamente.

El cadete mayor le dirigió una mirada de soslayo y una sonrisa sin humor. ─Es el
aniversario de nuestra tercera semana. ¿Sabes lo qué eso significa?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

En el pasado, probablemente habría protestado contra su compañero por el uso de
la palabra relacionada con una relación, “aniversario”, pero ahora tan sólo le frunció el
ceño a Ferron.

─No, ¿debería? ¿Es algún tipo de fecha especial en lo que concierne a los
Needlers?

Ferron ladró una risa.

─Difícilmente. Significa que sólo tenemos una semana más hasta que realmente
obtengamos nuestro Needle. Dentro de una semana a esta hora, estaremos en la
oscuridad profunda.

─La próxima semana a esta hora ─repitió Chaz, dejando que el pensamiento
penetrara en él. Por supuesto que sabía que los días estaban pasando, pero estaba
avergonzado de admitir que había estado pensando menos en su meta final de lo que
debería haber hecho. Por supuesto que había estado ligeramente distraído por las

108 confusas emociones que su alto compañero le provocaba durante lo que se había
convertido en su nueva rutina.

Después de cenar, normalmente iban al campo de tiro de los Needlers durante un
par de horas y practicaban en el simulador. Como siempre, Ferron murmuraba en su oído
y se apretaba contra él, pero ahora diariamente desabrochaba el uniforme de Chaz y
recorría con sus largos dedos su pecho y abdomen hasta acariciar su polla. Nunca dejaba a
Chaz correrse, no durante la práctica, de cualquier modo, pero a pesar de eso, Chaz se
percató de que algo extraño estaba pasando. Las manos de su compañero en su cuerpo,
más que desviar sus disparos, centrados en los objetivos, los mejoraban en realidad. No
sabía cómo era posible, pero era verdad. Nunca disparó tan bien o acertó tantos objetivos
como cuando los largos dedos de Ferron estaban acariciando su dolorida verga con esa
caricia lenta y casi casual. Ferron le hablaba sobre ángulos de orientación y de las
especificaciones del Needle en esos momentos, sin mencionar nunca lo que estaba
pasando por debajo de la cintura de Chaz, pero sin detener tampoco la lenta y deliciosa
tortura. Las puntuaciones de Chaz aumentaban continuamente y, de hecho, durante la
semana pasada había alcanzado en dos ocasiones la puntuación perfecta.

»─Muy bien, Ojos Verdes ─había susurrado Ferron en su oído─. Perfecto, de
hecho. ¿Quieres tu recompensa?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

La primera vez que lo había preguntado, la galería había estado llena de parejas de
Needlers a ambos lados, practicando, y Chaz se había negado. Pero la segunda vez
tuvieron la galería de tiro entera para ellos solos, y había asentido, aceptando la oferta de
su compañero sin apenas pensarlo. Ferron había caído graciosamente sobre sus rodillas y
había sacado la polla de Chaz de su uniforme.

─Estoy a tu servicio ─murmuró, al igual que había hecho la primera vez que
había lamido y chupado la cabeza de la polla de Chaz. Pero esta vez él había ido hasta el
final, tomando la verga de Chaz profundamente en su garganta y chupándole
expertamente hasta que Chaz había gemido y suplicado que le permitiera correrse.
Amablemente, Ferron lo había permitido, chupando y tragando chorro tras chorro
mientras Chaz se corría en su boca.

Chaz había mirado, estupefacto, como el alto y orgulloso cadete lo había tragado
hasta que terminó. No se había creído del todo que Ferron hubiese estado dispuesto a
realizar un servicio de ese tipo para él, pero era innegable que había sido la experiencia
109 más erótica de toda su vida. Le habían hecho mamadas antes; bueno, unas dos o tres, de
cualquier modo. Pero habían sido hechas por su novia, quien parecía encontrar todo el
proceso bastante desagradable. Ferron había chupado su polla como si fuera la cosa más
deliciosa que se hubiese metido nunca en la boca, y había tragado su semen como si fuera
una cosecha óptima de la que no pudiera tener suficiente. Después se había alzado
graciosamente y había besado a Chaz larga y fuertemente, compartiendo el sabor salado
de su semen con él.

─Delicioso ─había murmurado en la oreja de Chaz, lo que fue suficiente para
ponerlo de nuevo duro como una piedra.

Esa noche, después de que Ferron lo hubiese masturbado en la ducha, como hacía
ahora cada noche, Chaz se había girado hacía él mientras yacían en la cama y alargó la
mano entre las piernas de Ferron.

─Qu… ¿Qué crees que estás haciendo, Brighton? ─sonaba ligeramente divertido,
pero su agarre sobre la muñeca de Chaz era de hierro, sin permitir a su mano ir más lejos.

─Sólo pensé… ─había sentido como su rostro se ponía rojo y se sintió aliviado de
que la habitación estuviera a oscuras, de modo que su compañero no pudiera verlo─. Tú
siempre estás, hmm, cuidando de mí ─había dicho, tratando de sonar razonable y seguro

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─. Pero nunca, hmm, tienes ningún alivio para ti. Sólo pensé… bueno, pensé que podía
ayudarte.

─No ─la voz de Ferron había sido suave pero firme cuando apartó la mano de
Chaz─. No, no quiero que hagas eso hasta que estés preparado, Ojos Verdes.

─Estoy listo ─había protestado Chaz, pero el pensamiento había llegado a él.
« ¿Lo estoy? ¿Estoy realmente preparado para empezar a tocar a otros tíos… de esa
forma? » Después de todo, una cosa era dejar a su compañero que lo masturbase y se
arrodillase frente a él de vez en cuando. Pero otra cosa era empezar a devolver el favor. La
idea aún lo asustaba un poco, aunque no podía negar que la gruesa verga sin circuncidar
entre los muslos de Ferron ejercía sobre él una creciente fascinación.

Fue casi como si Ferron pudiese leerle la mente.

─No estás preparado ─había repetido─.No estás listo para tocarme y es
jodidamente seguro que no estás listo para chuparme.

110 ─Pero tú siempre, hmm, me ayudas, y yo nunca te ayudo… No es justo.

─Muchas cosas en la vida no son justas, Brighton ─había replicado Ferron─.
Acostúmbrate.

Y con eso había arropado a Chaz con su cuerpo, acurrucándose juntos como hacían
ahora cada noche, y ambos se habían hundido en el sueño. Pero el último pensamiento de
Chaz antes de que el sueño lo sometiera fue que incluso si Ferron no creía que estuviese
listo, aún quería hacer… algo, no estaba seguro de qué, pero algo con su compañero,
pronto.

A la luz del día, tales pensamientos hacían enrojecer a Chaz de vergüenza. No
quería admitir ni siquiera para sí mismo que ya no odiaba las manos de Ferron sobre su
cuerpo, que de hecho anhelaba el toque de su compañero. Y el hecho de que estaba
empezando a desear devolver ese toque… bueno, seguramente eso era malo y antinatural.
Pero Chaz no podía evitarlo.

En cuanto a Ferron, era menos sarcástico y últimamente era más fácil estar cerca
de él, Chaz tenía que admitirlo. Quizás era porque estaban convirtiéndose de veras en un
equipo o quizás era el hecho de que las puntuaciones de Chaz subían constantemente. No
se engañaba a sí mismo con que podría ser algo más. Después de todo, Ferron había dicho

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

que la única razón por la que quería que fueran cercanos era para que pudiesen tener
éxito cuando estuvieran juntos en la cabina del Needle. Y el hecho de que Chaz en
ocasiones viera a su compañero observándole con ojos velados, bueno, no significaba
nada… ¿no? Él creía que no, de cualquier modo.

Aún estaba reuniendo el valor para preguntar a Ferron qué le había pasado
exactamente a su último compañero, pero cada vez que lo intentaba, lo perdía en el
último momento. No importaba lo agradable que estuviese siendo Ferron últimamente,
sencillamente no podía olvidar la sensación de sus bolas en ese agarre rudo y el alto
cadete prometiendo hacerle comer sus testículos para almorzar si volvía a mencionar el
nombre de Sabine. Pero quizás algún día tuviese el valor. O quizás Ferron confiase en él lo
suficiente para abrirse… «Si, claro», pensó Chaz. «Confiará en mí y me respetará cuando
los cerdos vuelen…»

─Vamos, Brighton. Deja de arrastrar tu trasero.

La amable queja de Ferron interrumpió el tren de pensamientos de Chaz, y
111 comprendió que se había quedado rezagado varios pasos detrás de su compañero.

─Lo siento, ya voy ─dijo─. De cualquier modo, ¿dónde estamos yen…? ─se
interrumpió bruscamente, reconociendo de repente la ruta que estaban tomando─.
¿Estamos volviendo a la sala de los Needlers? ─preguntó, tratando de mantener la
tensión y el terror fuera de su voz.

─Lo estamos. Pensé que ya era hora.

Ferron no desaceleró el paso y para desaliento de Chaz, vio que ya casi estaban en
la entrada de la sala.

─Ferron, espera.

Tiró del brazo de su compañero y para su sorpresa Ferron se detuvo de verdad en
medio de un paso y se giró para encararlo.

─¿Y bien? ─la ceja desfigurada de Ferron se alzó─. Ya hemos hablado de esto
antes, Brighton. Has conseguido un enemigo serio con Burns… Necesitas el apoyo de tus
camaradas ─sonrió─. Además, estoy impaciente por poner a ese bastardo de Landrews
en su sitio. Tus puntuaciones han sido soberbias últimamente.

Chaz asintió.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Lo sé, sólo… ─sacudió la cabeza.

Ferron suspiró.

─¿Aún estas trastornado por tener que saludar a los otros Needlers con un beso?
No deberías… Lo has estado haciendo bien conmigo ─dio un paso adelante y acunó la
mejilla de Chaz en su palma─. Más que bien, Ojos Verdes ─murmuró, mirando a Chaz a
los ojos.

─S…sé que lo he estado haciendo bien… pero ese es el punto, sólo lo he estado
haciendo bien contigo.

Chaz esperó que su compañero lo entendiera, pero Ferron sólo sacudió la cabeza.
Sintiendo como si sus mejillas estuviesen ardiendo, Chaz se esforzó en explicarse mejor.

─Mira, Ferron ─dijo─. Sé que ninguno de esos tíos tiene un problema en, hmm,
saludarse entre ellos, pero creo que eso es porque todos ellos tienen, hmm, las tendencias
adecuadas para ello.
112 Ferron frunció el ceño y apartó la mano.

─Por favor, no empieces de nuevo con eso, Novato. He estado besándote,
chupándote y masturbándote desde hace días. No me digas que no tienes absolutamente
ninguna “tendencia”, como tú dices. No me digas que aún piensas que eres el único chico
normal y completamente heterosexual arrojado por error con los maricones anormales en
el programa Needle.

─¡Nunca he dicho nada como eso! ─protestó Chaz, enrojeciendo hasta la raíz del
cabello, a pesar de que hasta hacía muy poco esa había sido exactamente su valoración de
la situación─. Sólo quiero decir… Maldita sea, Ferron, es difícil de decir.

El cadete alto y oscuro parecía algo menos enfadado.

─Sólo escúpelo ¿quieres? Y date prisa, necesitamos entrar a la sala y volver a los
dormitorios antes de que se apaguen las luces si quieres ver tu video.

Chaz suspiró y miró sus botas negras.

─Yo… lo que quería decir es que sí, he estado haciendo bien todas esas cosas… las
cosas que mencionaste. Pero contigo. Quiero decir, creo que todos esos tíos, los otros
Needlers, no tienen problemas en hacer ninguna de esas cosas con cualquiera… con

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

cualquier otro tío. Pero a mí me importa. Yo no… no quiero hacer nada de eso, nada de lo
que hacemos, hmm, con nadie más. Sólo contigo.

Se arriesgó a alzar la vista, preguntándose si Ferron iba a criticarlo severamente
con sarcasmo. Después de todo, había hecho una declaración bastante condenatoria,
incluso si era de una manera indirecta. «Diablos, también podía haber salido y decirle que
tengo un flechazo con él», se dijo a sí mismo con enfado. «No es que lo tenga… eso sería
estúpido e infantil, sin mencionar que no me siento de ese modo con otros tíos. Entre
nosotros es todo puramente físico… sólo para incrementar nuestra conexión». Pero no
podía dejar de pensar en otro nombre para lo que estaba empezando a sentir por su alto
compañero. Nada más parecía encajar cuando se trataba de Ferron.

─Entiendo lo que quieres decir.

La profunda voz de Ferron era tranquila cuando al fin habló.

─Me sentí de ese modo con Sabi… con mi último compañero. Nunca pensé que

113 pudiese sentir nada más que amistad por otro hombre, no hasta que llegué aquí, de
cualquier modo. Pero ser emparejado con él, bueno, me demostró que estaba equivocado.
─su voz se volvió amarga─. Los malditos test de La Academia no mienten. Saben lo que
está en tu interior incluso mejor que tú mismo.

─Yo… ─Chaz sacudió la cabeza, inseguro de cómo contestar a eso. Nunca habría
imaginado que Ferron hubiese estado enamorado de su último compañero, y sin embargo
así era como había sonado. Se preguntó si el alto y moreno cadete con la cara marcada
podría sentirse de ese modo de nuevo o si todo el amor había sido quemado por la
muerte prematura de Sabine. La brillante puñalada de los celos que acompañó a ese
pensamiento lo sorprendió. De cualquier modo, ¿por qué debería importarle si Ferron
podía volver a amar? O amar a otro hombre. Pero aún había una pregunta en el fondo de
su cerebro, perturbándolo─. ¿Y qué ocurre con tu prometida… Tara? ─rescató el
nombre de su memoria, recordando que Ferron había dicho que iba a casarse tan pronto
como se graduara.

Ferron sacudió la cabeza.

─Tara no está aquí arriba ─dijo, gesticulando para incluir toda La Academia─. Y
no está aquí dentro ─puso una mano sobre su corazón─. Mi último compañero lo estaba.
Pero puesto que murió, también podría seguir adelante y hacer a mi familia feliz

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

casándome con ella ─suspiró─. Vamos, Brighton. Necesitamos entrar ahí y hacer una
aparición al menos. Besa sólo en la mejilla si no puedes soportar los labios e intenta dar
una buena impresión. Prometo que estaremos fuera de aquí a tiempo para que se
apaguen las luces. Veinte minutos como mucho. ¿De acuerdo?

─De acuerdo.

Chaz asintió a regañadientes, pero por dentro podía sentir el ardor mientras
recordaba las últimas palabras de su compañero. Así que realmente aún estaba prendido
de Sabine. Y no podía haber lugar en su corazón para nadie más. Nadie nuevo. ¿Podía
haberlo? «No seas estúpido», se dijo a sí mismo. «Como si te importara.»

Ferron ya estaba abriendo la puerta de la sala y una voz familiar estaba diciendo:
─Hey, bienvenido de nuevo. Nunca pensé que oscurecerías esta entrada otra vez.

─Bien, aquí estamos ─Ferron sonrió, más una muestra de dientes que una
expresión de alegría.

114 ─Ferron y Brighton, el equipo a batir.

─Mientras no seáis el equipo a rechazar ─replicó la voz, la cual pertenecía a
Webs. Hubo un estallido de risas que los llevó dentro de la habitación, y Chaz estaba de
regreso en la sala de los Needlers.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 13

N
uevamente se encontró atravesando la desordenada sala con gráficos y
diagramas en las paredes y cojines de aire en el alfombrado piso color azul
pastel. Intentando mantenerse cerca de Ferron, Chaz aceptó unos cuantos
saludos de otros Needlers con menos dificultad de lo que había temido. Se dio cuenta que
el truco consistía en que si alguien quería darle un beso en la boca, él sólo tenía que girar
la cabeza en el último instante para que el beso fuese dado en su mejilla. Pese a que
realmente no podía obligarse a sí mismo a devolver el beso, encontró que juntar la mejilla
a la de otra persona y besar el aire parecía ser lo suficientemente bueno. Era el modo en

115 que había visto a su madre saludar a sus amigas durante toda su vida y nunca imaginó que
algún día la técnica pudiera serle de ayuda. Pero ahora, mientras caminaba por el salón de
los Needlers, besaba “al aire”, bendijo a su madre por todas las aburridas veladas y fiestas
en el jardín a las que lo había arrastrado a lo largo de los años.

Mientras buscaban el modo de atravesar el salón, se encontró observando a los
otros Needlers. Aunque ya no alucinaba al ver a dos hombres besándose o tocándose,
tampoco le hacía reaccionar de otra forma. Esa sensación (esa falta de reacción) le aliviaba
enormemente. «Yo no soy de esa manera», pensó, siguiendo a su alto compañero a través
de la muchedumbre. «No tengo ganas de hacer algo con ninguno de estos chicos. Yo sólo
quiero hacerlo con él. Con Ferron». No sabía si querer sólo a un hombre en vez de a
muchos le convertía en gay, en latente o en lo que fuera, pero le hacía sentir mejor de un
modo que él no podía definir. ¿Quizás no había nada equivocado con él, después de todo?
O quizás no tanto como él había pensado.

Al final encontró un sitio junto a Jimmy y Timmy Turnix 14 , quienes estaban
compartiendo un cojín de aire verde claro, con sus brazos rodeando al otro como de
costumbre.

14
¿A alguien se le cruzó la idea alguna vez desde que comenzaron a leer RLL acerca de estos gemelos? Es que da la
casualidad de que Timmy, el de LOS PADRINOS MAGICOS, es de apellido Turner, y es parecido con el Turnix de estos dos

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Hey, Brighton… ─comenzó uno.

─Parece que tu cabello está empezando a crecer de nuevo.

─¿Vas a…

─Cortarlo otra vez?

─Uh, no. No creo que lo haga. A mí, uh, piloto le gusta largo ─Chaz echó una
mirada rápida a Ferron, quien permanecía de pie a pocos pies de él hablando con Webs y
su compañero Harwood, para ver si él lo había oído pero el alto, oscuro cadete no dio
señal de lo uno ni lo otro.

─Menos mal…

─…que crece rápido entonces.

─Te queda mejor largo ─dijeron los gemelos a la vez.

─Bien, uh, gracias ─Chaz sonrió, disfrutaba con ellos a pesar de su extraño
116 método de comunicación.

─Tu mano parece…

─Mejor también ─los gemelos apuntaban a su mano derecha al mismo tiempo y
Chaz asintió con la cabeza.

─Sí. El técnico médico puso un estimulador de desarrollo de huesos. Se arregló
inmediatamente. ─dobló sus dedos y sonrió─. Ahora con tal de que ese hijo de puta de
Burns no se meta en mi camino, no tendré que romperla en su cara otra vez.

Los ojos de los gemelos se ensancharon. ─Sí, nosotros oímos que fue a él a
quien…

─Pegaste ─dijeron─, deberías ser cuidadoso, Brighton. ¿No sabes…

─Quién es su padre?

Chaz se encogió de hombros. ─Sí, he oído hablar de eso. Así que su papá está en
el Consejo. ¿Y qué?

personajes, y de paso, a uno de ellos le puso Jimmy, como Jimmy Neutrón, el que haya visto el capítulo de los padrinos
mágicos en donde aparecen ambos personajes (Jimmy y Timmy) lo comprendería. XD Mucha casualidad ¿cierto? N. de
los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Así Burns puede hacer lo que quiera…

─Y salirse con la suya ─sus ojos avellana se ensancharon─. Él ha esparcido un
montón de mierda, especialmente sobre nosotros, los Needlers. Pero la Administración…

─Sigue ignorándolo. Ellos solo lo barren…

─Debajo de la alfombra.

Chaz frunció el ceño. ─Bien ¿Por qué nadie se queja? Él no puede ser el único
cadete con contactos. ¿Ninguno de los Needlers tiene a alguien en el exterior que pueda
hacer algo sobre eso?

Los gemelos se miraron el uno al otro, intercambiando una de esas miradas
inescrutables con las que obviamente se decían todo y entonces volvieron a mirar a Chaz.

─Bueno, de hecho…

─El padre de Ferron quiso procesarlo hace aproximadamente un año porque…
117 ─Estaba metiéndose siempre con Ferron y Sabine.

Chaz elevó una ceja. ─¿Ferron? ¿Mi Ferron? Quiero decir, err… ─no, eso no
sonaba bien del todo. Sacudió su cabeza, para ocultar su confusión─. Quiero decir, ¿el
padre de Ferron…?

─Está en el Consejo también ─los gemelos asintieron solemnemente, al unísono
─. Y él quiso…

─Hacer algo sobre Burns. Pero Ferron…

─No lo permitió. Dijo que era su propia…

─Batalla para librar.

─¿De verdad? ─Chaz sintió una repentina oleada de interés. Estaba a punto de
hacer más preguntas cuando una mano agarró su hombro y una voz familiar murmuró en
su oído.

─Bueno, ¿dejamos la conversación aquí, Brighton? Me arden los oídos15.

15
En España, se dice “me pitan los oídos” para decir que alguien está hablando de ti. N. de los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Seh, nosotros estábamos hablando de ti ─Chaz le miró descaradamente─. Tú
nunca me dijiste que tu papá estaba en el Consejo.

Ferron frunció el ceño. ─Nunca surgió el tema. Nosotros no somos precisamente
cercanos, mi querido viejo y yo. Él es uno de los pocos civiles que realmente saben lo que
ocurre aquí arriba en el programa Needle. Puedes imaginar lo emocionado que estaba
cuando fui nombrado piloto.

─Oh ─Chaz asintió con la cabeza para demostrar que él entendía. Su propio papá
poseía una cadena de ferreterías y era bastante conservador también. Sólo el
pensamiento de su viejo sabiendo lo que él estaba haciendo aquí arriba y con quién
estaba haciéndolo, hizo a Chaz removerse incómodo en su cojín de aire. Durante las
pasadas tres semanas el había logrado empujar tales pensamientos al fondo de su mente
y no era cómodo sacarlos ahora. Estaba seguro de que él nunca podría haber permitido a
Ferron echar abajo sus barreras si él no supiera que su familia y amigos estaban a miles de
millas, en la Tierra. Puede que esa fuera una de las consideraciones cuando La Academia
118 fue construida en la órbita de la Luna en vez de en la Tierra. No le habría sorprendido a
Chaz lo más mínimo.

─Bien, si es el Pequeño Lord Latente, volviendo a mirar donde juegan los chicos
grandes ─Una aguda y desagradable voz interrumpió sus pensamientos y Chaz se volvió
para ver a Landrews y Sanderson andando a zancadas dirigiéndose hacia ellos. Al menos
Sanderson andaba a zancadas. Landrews estaba caminando tan delicadamente como si
pensara que el suelo estaba caliente y no pudiera apoyar sus pies calzados en un lugar
durante demasiado tiempo.

─Tranquilo, Brighton. ─Ferron apretó su hombro suavemente y le habló en voz
baja─. El está intentando hacerte perder los estribos. No se lo permitas.

─En absoluto. Estoy bien ─Chaz se sacudió la mano de Ferron y se levantó del
cojín de aire donde había estado sentado para colocarse a su lado.

─Hola, hola ─Landrews les dirigió una petulante sonrisa, sus ojos pardos
brillando─. Cuánto tiempo sin vernos.

─Te vimos el otro día en la galería de tiro, Chris ─dijo Ferron suavemente.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Aun así, los saludos son obligatorios. Claro, ya sé que mejor no tratar de saludar
a tu dulce y pequeño artillero. Viendo que él es demasiado bueno para el resto de
nosotros, los maricones ─Landrews habló en voz alta, obviamente queriendo ser el
centro de atención. Para gran incomodidad de Chaz, lo logró. Cada Needler en el salón
estaba mirando el espectáculo que se desarrollaba en su esquina.

─Landrews… ─Ferron le lanzó una mirada de advertencia, pero Landrews estaba
en su papel, obviamente disfrutando la escena que él estaba montando.

─Tú, sin embargo, querido amigo mío, juegas limpio ─continuó, recostándose
repentinamente en Ferron. Chaz miraba con irritación como el esbelto Needler rubio
presionaba su cuerpo entero contra la forma alta y musculosa de Ferron y lo besaba de
lleno en la boca. Pero mientras el beso continuaba sin final a la vista, la irritación se
convirtió en algo más -- otra emoción que ardía en la boca de su estómago y hacía que sus
manos se apretaran en puños. Antes de saber lo que estaba haciendo, se había metido
entre los dos hombres.
119 ─Es suficiente. Él es mi compañero, Landrews. Entiéndete con tu propio piloto si
estás tan condenadamente caliente, ¿de acuerdo? ─empujando a Landrews, permaneció
protectoramente delante de Ferron, su pecho subiendo y bajando con ira.

─Está bien, Brighton, te dije que intentaría hacerte perder los estribos. Él sólo
está siendo un gilipollas ─murmuró Ferron en su oído.

─Bien, deja que siga siendo un gilipollas en otro sitio ─dijo Chaz. No sabía por
qué le disgustaba tanto ver a Ferron besando a otra persona de una forma más que
casual, pero lo hacía, maldición. Estaba demasiado ocupado para analizar sus acciones, no
importaba lo irracional que éstas pudieran ser. Él solo sabía que quería hacer un agujero a
través de la cara sonriente del rubio Needler, pero la forma maciza de Sanderson de pie al
lado de Landrews le recordó que podría no ser una idea tan buena después de todo.

─Bien, perdóname por intentar dar a tu piloto algo del afecto que tú tan
obviamente le niegas ─dijo Landrews en voz alta, aun pavoneándose delante de la
multitud.

─Tú no sabes de qué mierdas estás hablando ─dijo Chaz despectivamente─. Yo,
uh, lo saludo, besándole, todo el tiempo ─no podía creer que estuviera admitiendo

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

directamente en voz alta que besaba a otro hombre, pero al menos sabía que todos los
demás en la habitación, con la posible excepción de Jimmy y Timmy Turnix, hacían lo
mismo.

─¿Oh, así que le besas como saludo y despedida? Dios, qué amable por tu parte
─Landrews abrió sus ojos ámbar como platos con fingida sorpresa─. Pero ¿Qué más
haces aparte de eso? ¿Nunca atiendes a sus necesidades? ¿Lo atiendes de alguna manera
con regularidad?

─¿Atenderle? ─Chaz frunció el ceño, no completamente seguro de lo que
Landrews quería decir con la palabra. Ya le había aclarado a Landrews en una ocasión
anterior que él y Ferron no estaban teniendo sexo pero el afeminado Needler parecía usar
el término de un modo diferente.

─¿Le tocas? ¿Se la chupas? ¿Le das algún alivio en absoluto? Quiero decir,
sabemos que tú piensas que eres demasiado bueno para dejar que te folle ─Landrews
sonrió maliciosamente y Chaz sintió un frío puño de pánico cerrándose alrededor de su
120 garganta mientras comprendía que todos los ojos en el salón estaban puestos en él.
¿Cuántas veces había sido llamado maricón por Neandertales como Burns y sus amigos
desde que estaba en La Academia? Y ahora Landrews estaba acusándole de ser lo
contrario --de no ser gay. O de no cuidar de su compañero. Le asustaba comprender que
su acusación le hería más que nada de lo que Burns le había dicho. Quizás porque era
cierto.

─Te lo dije, yo no…

─No es asunto tuyo lo que Brighton y yo hagamos o no ─interrumpió Ferron
suavemente─. Ocúpate de tu compañero y yo me ocuparé del mío.

─Pero se trata de eso, Eric ─ronroneó Landrews─. Él no se ocupa de ti. Yo te he
visto a su servicio en la galería de tiro pero ¿Él nunca te devuelve el favor? Me temo que
no, o tú no estarías paseándote por ahí con una erección todo el tiempo, pobre bebé.
Apuesto que no te has corrido en semanas --no desde que conseguiste ese joven latente
como compañero en primer lugar.

─Chris ─Ferron dijo como advertencia, y hasta Sanderson colocó una mano en el
hombro de su compañero pero Landrews claramente no había terminado todavía.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─No puedes ser las dos cosas ─le gruñó a Chaz, sus ojos pardos brillando─. O
eres uno de nosotros o no. O cuidas de tu compañero o no. Y dejarle que cuide de ti no
cuenta. Déjame decirte, cariño, hay un montón de heterosexuales aquí arriba en La
Letrina que amarían dejarme hacerles una paja o chupársela. Demonios, la mayoría de
ellos saltaría ante la oportunidad de follarme. Pero si le pidiera a alguno de ellos que me lo
hiciera a cambio, Dios, oh Dios, tendría una pelea entre manos. Porque cómo me atrevo a
sugerir, alguno de ellos puede ser lo bastante gay para chupar una polla o ser enculado,
como tú tan encantadoramente expresaste el otro día.

─De acuerdo, Landrews, ya lo has dicho ─Ferron frunció el ceño─. ¿Has
terminado?

─Oh, he terminado de hablar, pero creo que las acciones dicen más que las
palabras. Así que me gustaría desafiar a tu lindo pequeño compañero latente a una
competición.

─Estamos listos ─Chaz, que había permanecido allí echando humo, dio un paso
121 adelante. Estaba seguro de que sabía que sucedería a continuación. Landrews iba a
desafiarlo a una competición de puntería en los simuladores. Era un juego para el que
Chaz se sentía más que preparado y no podía esperar para limpiar el suelo con el artillero
de cabello platino.

─Oh yo lo estoy cariño, pero dudo que puedas seguirme el paso ─Landrews
estaba riendo con malicia y Ferron intentó poner una mano disuasiva en el hombro de
Chaz.

─Brighton, no ─dijo con urgencia, pero Chaz ya no escuchaba.

─¿Piensas que te tengo miedo? ─el puso tanto desdén y desprecio en su voz
como pudo─. Vamos, Landrews, no eres una mierda tan caliente. Todo lo que tú puedas
hacer, yo puedo superarlo. Así que venga, vamos.

─Mmm, es agradable verte tan lleno del espíritu de la competición ─Landrews
estaba aún sonriendo afectadamente, como si estuvieran jugando a las cartas y él tuviera
todos los ases─. Entonces bien, comencemos.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Bien ─Chaz avanzó hacia la puerta pero para su sorpresa, Landrews no le siguió.
Se giró, frunciendo el ceño─. ¿Acobardándote ya, Landrews? ¿Temes que patee tu culo
en el simulador?

Landrews abrió sus ojos dramáticamente. ─¿Quién dijo nada acerca de los
simuladores, chico latente? Yo estoy desafiándote a una mamada ─él cayó sobre sus
rodillas delante de Sanderson y comenzó a bajar la cremallera del ajustado uniforme
negro de su compañero─. El primero que haga correrse a su compañero gana.

122

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 14

-¿ Una qué? ─Chaz no daba crédito a sus ojos y oídos en esto. Landrews
estaba ya de rodillas con la gruesa polla de Sanderson frente a él. Estaba
mirando el eje de su compañero sin ocultar su hambre y estaba claro
que estaba ansioso por empezar.

─Una mamada ─dijo con claridad─, incluso para un latente con tu obviamente
limitada capacidad mental, pensaría que el significado quedaba claro.

Los otros Needlers se estaban reuniendo alrededor de él y mirando a Chaz,
claramente preguntándose si iba a dar marcha atrás. Chaz se preguntaba lo mismo. No
123 podía creer lo fácilmente que había caído en la trampa de Landrews… todos los ojos
estaban sobre él y sintió como si le hubieran golpeado en el estómago. La única persona
que no parecía entusiasmado con la perspectiva de la “mamada” era Ferron. Tenía una
neutra expresión ilegible en su cara, pero aferraba los hombros de Chaz con fuerza.

─Brighton, Chaz, escúchame ─murmuró, sorprendiendo a Chaz al haber utilizado
su primer nombre; ¿lo había hecho antes? Chaz pensó que no─. Escúchame ─continuó
Ferron─, nos vamos ahora. Tú no tienes que hacer esto.

Chaz sacudió la cabeza negando…

─No, él tiene razón Ferron… Eric ─dijo el nombre de su compañero casi con
timidez, sintiéndolo formarse en su boca por primera vez─. Yo nunca… nunca te he
correspondido. Ocupándome de ti como tú me cuidas a mí.

─Este no es el momento ni el lugar ─los pálidos ojos azules de Ferron brillaban
en su rostro desfigurado y bajó la voz diciendo con urgencia─. Nunca he dicho que tengas
que hacer esto, Chaz. Sé cómo te sientes al respecto. Es lo mismo que yo sentí cuando
llegué aquí al principio. No quiero que descubras esa parte de ti mismo a menos que estés
preparado para ello. A menos que quieras.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Pero sí que lo estoy. Sí quiero ─dijo Chaz. Se sorprendió al darse cuenta de que
las palabras eran ciertas. Se acercó un paso a Ferron, enlazando los ojos de color azul
pálido con los suyos─. ¿Puedes decir honestamente que no quieres que lo haga? ¿Que no
has imaginado cómo sería si te tomo en mi boca? ¿Si te la chupo? ─valientemente
extendió su mano y acunó en ella la tensa dureza de su compañero sintiendo el contorno
de la gruesa polla de Ferron a través de su uniforme.

─Chaz, no ─pero su compañero no se apartó. En su lugar se inclinó y dio a Chaz
un largo y moroso beso en la boca que envió un caleidoscopio de mariposas sueltas al
estómago de Chaz─. Aquí no. No así ─murmuró─, regresemos al dormitorio y si todavía
quieres…

─No ─Chaz sacudió la cabeza─. Tengo que hacerlo, aquí y ahora. Antes de que
pierda el valor. Quiero hacerlo, lo he deseado durante mucho tiempo. Yo sólo… no sabía
cómo hacerlo. Ahora sí ─se dejó caer sobre sus rodillas frente a Ferron, todavía
sosteniendo la mirada de su compañero. «No hay nadie más en la habitación, salvo él», se
124 dijo, aislándose deliberadamente de los murmullos de los otros cadetes y de la voz
burlona de Landrews preguntándole a qué estaba esperando.

─No tienes que hacerlo ─dijo otra vez Ferron, acariciando su cabello suavemente
mientras Chaz abría la cremallera del uniforme de su compañero─, no tienes que
demostrar nada a Landrews ni a nadie más.

─No se trata de eso ─ murmuró Chaz, bajando la cremallera lentamente
manteniendo sus ojos clavados en los de Ferron─. No se trata de demostrar nada. Se
trata de mostrarte cómo… cómo me siento ─entonces bajó la mirada y un rubor caliente
cubrió su cara. Él no se sentía tan avergonzado de lo que estaba a punto de hacer como de
lo que había revelado. Se preguntó si Ferron pensaría que era un tonto. «Arrojándome a él
como una colegiala estúpida», pensó, hurgando en el ajustado uniforme negro por la
gruesa polla sin circuncidar de su compañero. Ya podía oler el aroma de almizcle
especiado en la piel de Ferron, parecía llenar su cabeza y confundirle aún más. «Pensará
que soy un idiota. Se supone que sólo debemos hacer este tipo de cosas para fortalecer
nuestra conexión. Nunca debí admitir que significaba algo más que eso para mí. Nunca
debí…»

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Chaz ─los largos dedos de Ferron bajo su barbilla le obligaron a mirar hacia
arriba. Tenía miedo de lo que vería en esos ojos azul hielo, pero para su sorpresa, Ferron
lo estaba mirando con una calidez que nunca había visto antes. No dijo nada más, pero
acarició suavemente la mejilla de Chaz, un gesto que pareció transmitir más emoción de la
que Chaz había visto en él en todo el tiempo que había estado emparejado con el alto y
reservado cadete.

─Estoy a tu servicio ─suspiró, acariciando el largo y grueso eje en su mano y
consiguiendo un gemido involuntario de su compañero─. Por fin a tu servicio, Eric ─
entonces inclinó la cabeza y lamió experimentalmente las gotas perladas de presemen
que se habían acumulado en la punta de la polla de Ferron.

Ferron gimió de nuevo y pasó la mano por el corto cabello de Chaz con suavidad,
instándole gentilmente a continuar. Pero Chaz no iba a apresurarse. Nunca había hecho
esto antes, nunca había imaginado en sus sueños más salvajes ninguna situación en la que
deseara chupar la polla de otro hombre. Y sin embargo, había algo en el alto hombre
125 desfigurado que era su compañero, admitió Chaz para sí mismo. Había algo en Ferron que
le llamaba, y le hacía sentir como nunca se había sentido antes por nadie. Por eso quería
tener esta experiencia en especial, para saborearla. Nada ni nadie existía para él en ese
momento, sólo el hombre frente a él, el hombre que él… ¿amaba? Chaz no estaba seguro
de eso, pero estaba seguro acerca de querer hacer esto, quería recompensar al hombre
que lo tocaba, lo acariciaba y se la chupaba. El hombre que había dado tanto a Chaz sin
pedir nada a cambio.

Volvió su atención una vez más hacia el grueso eje en su mano, observando cuan
oscuro era, y cuan largo, latiendo en su mano con necesidad. Nunca había deseado mirar
otra polla que no fuera la suya, pero ahora memorizó la de su compañero, trazando la
vena azul en la parte inferior primero con sus dedos y luego con su lengua, mientras el
alto cadete gemía suavemente por encima de él. El prepucio de Ferron fue retirado,
revelando la suave carne que era la cabeza de su polla y Chaz lo absorbió en su boca con
entusiasmo, al igual que Ferron lo había hecho con él aquella primera vez en la galería de
tiro.

«Delicioso», pensó sorprendido cuando el sabor almizcleño y salado llenó su boca.
Fue como si la visión, el sabor y la sensación de la polla de Ferron en su boca hubiera
desbloqueado algo en él que había estado esperando para surgir todo el tiempo.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Dios, Chaz ─Ferron gimió suavemente cuando Chaz tomó tanto como pudo
dentro de su boca. El grueso eje llenaba su boca frotándose contra su lengua y topando
contra la parte posterior de su garganta, destilando gotas de caliente y salado presemen.
Era una extraña sensación, pero se sentía bien, se sentía correcta de una forma que Chaz
no podía definir. Era como si hubiera estado esperando durante años que esto sucediera y
ahora que finalmente aquí estaba, no parecía tener suficiente.

─Chaz… bebé… ─la gruesa polla de Ferron estaba deslizándose lentamente entre
sus labios. Chaz nunca había chupado una polla antes, pero entendió instintivamente lo
que se sentía bien, así que permaneció inmóvil y dejó que su compañero follara su boca.
Había algo en todo esto, en la posición en la que estaba, sumiso, arrodillado, aceptando el
duro eje del otro hombre en su boca, había algo en todo ello que lo volvía loco.

Comprendió con cierta sorpresa que él mismo estaba duro como una roca, que no
estaba solamente soportando esto como una terrible experiencia, como hubiera hecho
antes de venir a La Academia y conocer a Ferron. No, lo estaba disfrutando. Corriéndose
126 de gusto. En alguna parte de su cabeza apareció la idea de que estaba mal estar amando
el olor, el sabor y la sensación de la polla de otro hombre en su boca, tanto que su propio
eje estaba a punto de reventar fuera de su uniforme. Pero el estaba tan metido en la
vivencia de estar sirviendo a Ferron, que ni siquiera tenía tiempo de sentirse culpable.
Esto simplemente se sentía tan bien, tan correcto, como para permitirse a sí mismo vivir el
momento y dar placer a su pareja, y no poder pensar en nada que no fuera el mete y saca
del ardiente y aterciopelado eje entre sus labios y el amargo, salado y delicioso sabor del
presemen de Ferron en su lengua.

─Chaz… Dios… No puedo… Voy a… ─hubo una baja y jadeante nota en la voz de
Ferron, un sonido que Chaz nunca había oído antes y que le gustó mucho. Había pensado
que su oscuro y melancólico compañero estaba tan distanciado, tan inaccesible que sería
casi imposible obtener una reacción de él. Pero aquí estaba, reaccionando, empujando su
verga profundamente en la boca de Chaz, follándole, con las dos manos deslizándose
sobre su cabello corto, gimiendo, casi implorando para que Chaz lo hiciera llegar. Y Chaz
estaba más que feliz de hacerlo. Su propia polla estaba tan dura que sabía que iba a
estallar en cualquier momento, probablemente, al mismo tiempo que Ferron disparara su
semen en la parte posterior de la garganta de Chaz. Y no le importó, dio la bienvenida a la
experiencia.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Él asintió como pudo con su boca llena y levantó la vista para atrapar los
penetrantes ojos azules, tratando de expresarle lo que estaba sintiendo. Debió de haber
tenido éxito porque Ferron acarició su mejilla y murmuró algo tierno antes de aumentar el
ritmo de su follada. Chaz estaba increíblemente caliente y apenas consciente de que
Landrews y Sanderson habían terminado hacía algún tiempo, ganando técnicamente la
competencia. Pero nada de eso importaba ahora. Todo lo que importaba era chupar a
Ferron hasta que se corriera y tragar cada caliente y delicioso chorro de esperma de la
punta de esa gruesa polla sin circuncidar.

─¡Dios, Chaz… me corro! ─Ferron repentinamente se quedó sin aliento y los
largos dedos en la cabeza de Chaz se apretaron cuando la primera explosión de esperma
caliente bañó la parte posterior de su garganta.

Chaz tragó ansiosamente, tomando todo lo que su pareja tenía para dar e
implorando por más. «A tu Servicio. Estoy a tu servicio», pensó y de pronto tuvo una vívida
imagen mental de sí mismo yaciendo boca abajo sobre la cama, sus piernas
127 tentadoramente abiertas. Casi podía ver a Ferron abriéndole con su gran polla, colocando
la amplia cabeza en forma de ciruela en la estrecha entrada del cuerpo de Chaz e
impulsándose lento pero seguro dentro de él. La imagen mental, combinada con la
sumisión deliciosa de estar de rodillas y el sabor del semen de Ferron mientras terminaba
de follar la boca de Chaz, fue demasiado. Chaz pudo sentir su propia polla disparándose
también, desbordando un chorro pegajoso tras otro dentro de su estrecho uniforme,
mientras se abandonaba totalmente, dando todo lo que tenía a su pareja, demostrándole
a Ferron exactamente cómo se sentía.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 15

-B
ueno, supongo que no es tan latente después de todo.

─Seeh, Landrews tiene la mierda hasta el cuello. Jamás he conocido a
nadie que no quisiera hacerlo, mamar una polla de esa manera.

─Ferron es un hijo de perra con suerte.

Le tomó un momento comprender lo que los otros Needlers estaban murmurando,
pero cuando lo hizo, Chaz sintió enrojecer su rostro. A pesar que había conseguido
bloquear a todos, salvo a Ferron mientras estaba realizando la “mamada”, ahora que ya

128 había acabado, él volvía a estar aquí y ahora. Y sólo le llevó un momento darse cuenta que
estaba de rodillas con la verga de otro hombre en su boca. Podría haberlo manejado si él y
Ferron hubiesen estado a solas, pero el hecho de que cada Needler de La Academia
hubiera visto el espectáculo de hambre de polla que tenía... Con todo su deseo disipado, y
su propio eje desinflándose rápidamente dentro de su pegajoso uniforme, de repente fue
demasiado para él.

Se retiró a toda prisa y tropezó al ponerse de pie, centrando su vista en el suelo
para no cruzar la mirada con nadie que hubiera sido testigo de su actuación. Lo que se
reducía básicamente a todos los asistentes que había en la sala. Dios, ¿cómo podía haber
hecho esto? Era tan malo y embarazoso...

─¿Chaz? ─la voz de Ferron atravesó el repentino ataque de culpabilidad y
vergüenza y Chaz lo miró con recelo. ¿Qué pensaría su compañero de él ahora?

─¿Sí? ─se las arregló para preguntar, todavía tratando de evitar mirar a nadie a
los ojos.

─¿Estás bien? ─la voz profunda de Ferron era amable y la mirada que le dedicó
su rostro desfigurado tenía matices de incertidumbre─. Eso fue... ─sacudió la cabeza─,
fue increíble.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Estoy bien, de verdad ─mintió Chaz, evitando el cumplido no deseado─.
Escucha, se está haciendo tarde y realmente quiero ver ese vídeo que me envió mi familia.
¿Te importa si regreso a nuestra habitación antes de que sea demasiado tarde? ─estaba
muerto de miedo de que Ferron insistiera en ir con él, ya que lo único que quería era
tiempo para estar sólo e intentar resolver el torrente de sentimientos confusos que lo
habían inundado. Pero el veterano cadete sólo le dedicó una larga y calculadora mirada
antes de asentir.

─Claro, adelante. Tengo que hablar con algunos de los compañeros antes de irme.

─Bien ─Chaz no podía abandonar la sala lo suficientemente rápido. Incluso la
sensación de la mirada azul hielo de su compañero en su espalda no consiguió hacer que
se girara, a pesar de que sabía que Ferron estaba esperando algo, algo que por el
momento Chaz no estaba preparado para entregar.

Corrió por los pasillos, evitando los ojos curiosos de los pocos cadetes con los que
se iba cruzando. «Lo saben. Ellos saben lo que hice», no podía dejar de pensar en eso,
129 aunque sabía que aquello era ridículo. Ninguno de los otros cadetes tenían ni la más vaga
idea de lo que había pasado en el salón de los Needlers. Sin embargo, la sensación de ser
observado y el sentimiento de vergüenza cuando su lujuria hubo pasado, no lo
abandonarían tan fácilmente.

«Tal vez Ferron tenía razón», pensó fugazmente, casi corriendo cuando giró al
pasillo que conducía a sus cuarteles. Tal vez Chaz no había estado preparado para tocarle,
masturbarle y chuparle. Al menos no en un sitio tan público. Pero él siempre había sido
bueno en seguir sus instintos primero y lamentarse de las consecuencias más tarde.
Probablemente eso era parte de lo que le hacía ser tan buen tirador.

Para cuando atravesó la puerta de su habitación, la mente de Chaz era una confusa
vorágine de vergüenza, culpa, deseo y auto-recriminación. Todo lo que quería era olvidar
lo que había hecho ¿y qué mejor manera que viendo el video familiar? Rápidamente
colocó el reproductor en el desvencijado tocador de fórmica y pulsó el botón de
encendido. De repente un holograma del rostro de su madre, su corto cabello rubio
despeinado a la moda, apareció delante de él.

─¡Oh, Charles! ─dijo ella, llamándolo por el nombre que sólo ella y su padre
usaban─. Tu padre dice que no podemos hacer un video muy largo, por lo caras que son

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

las tarifas de envío a la Luna, pero yo sólo quería recordarte que te quiero. Te quiero sin
importar lo que pase o lo que tengas que hacer, mi dulce bebé ─comenzó a llorar y Chaz
pudo oír la voz de su padre de fondo.

─¡Por el amor de Dios, Emily! Deja de actuar como si estuvieran convirtiendo al
niño en algún tipo de asesino sin sentimientos. Sé le está enseñando un poco de disciplina.
Será bueno para él. Aquí, déjame aparecer en el vídeo.

El rostro de su madre desapareció para ser sustituido por los rasgos toscos de su
padre, la cara enmarcada por el cabello gris recortado cuidadosamente. ─Nos han dicho
los de La Academia que has sido elegido para ser artillero de Needle ─estalló el Brighton
mayor─. Y sabemos que aproximadamente sólo uno de cada mil reclutas que van hasta
allí logran entrar al programa de pilotos de Needle, así que buen trabajo. Sólo queríamos
hacerte saber que estamos orgullos de ti, hijo. ¡Condenadamente orgullosos!

─¡Harry, no maldigas! ─la voz de fondo de su madre reprendía a su padre─. Hay

130 que guardar algo de espacio para Amanda. Le prometí que dejaría tiempo para que ella
pudiera también saludar a Charles.

─De acuerdo, entonces. Adiós hijo. Cuídate y mantén limpia tu nariz ─su padre
desapareció de repente, sólo para ser sustituido por el rostro sonriente de su novia desde
hacía largo tiempo, Amanda. Chaz habría reconocido aquel rostro de grandes ojos
marrones, nariz pecosa e impertinente y largo cabello castaño rojizo en cualquier sitio.
Después de todo, habían estado saliendo durante cuatro años. Esperaba que le golpeara
una oleada de emoción al ver el rostro hermoso de su novia y se sorprendió al no sentir
nada.

─Chaz ─ella le hizo un guiño de complicidad, como si compartieran un secreto─.
No tengo mucho tiempo pero de todos modos tampoco hay mucho qué decir. Sólo que te
amo y te extraño. Me ofrecí a llevar este vídeo a la oficina de correos y participar en él,
para así poder hacer algo para que me recordaras ─miró a ambos lados, como si
intentara asegurarse de estar sola y luego levantó su top de flores amarillas, dejando al
descubierto sus pechos. Donde fuera que estuviese debía hacer frío, ya que Chaz pudo ver
sus rosados y maduros pezones convertidos en pequeños puntos rígidos. Ella mantuvo el
top levantado durante unos diez segundos antes de bajarlo de nuevo y dedicarle una
mueca mitad avergonzada, mitad traviesa─. ¡No me olvides!, ¿de acuerdo? ─ella rió, un

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

atractivo y burbujeante sonido que siempre hacía reír también a cualquier otra persona
que estuviera cerca─. Vale, como si pudieras. Por lo menos no tengo que preocuparme de
que me dejes ya que allí no hay mujeres, ¿verdad? ─ella rió otra vez─. ¡Bueno, te amo!
Te tengo que dejar. Estoy a punto de quedarme sin tiem... ─ el video se cortó
abruptamente, dejando a Chaz con la mirada vacía por encima del espacio del proyector.

Por un momento se quedó allí aturdido. Luego, la oleada de emociones comenzó
de nuevo, sólo que esta vez se sentía como un maremoto. La voz de su madre se hizo eco
en su cabeza, “te quiero, no importa lo que hagas”. Y su padre, “estamos orgullosos de ti,
hijo. Condenadamente orgullosos”. ¿Cómo de orgullosos estarían si supieran las cosas que
Chaz había estado haciendo? ¿Y su madre, lo querría de verdad sin importar lo que había
hecho? ¿Incluso si averiguara que había tenido una relación física con otro hombre? Pero
lo peor de todo fue Amanda diciendo que no tenía que preocuparse de que la engañara
porque en La Academia no había mujeres. ¿Qué diría ella si supiera lo que estaba
sucediendo? ¿Qué pensarían ellos, si hubieran podido ver la forma en la que se había

131 hincado de rodillas, tan ansioso por chupar la polla de Ferron? ¿Alguno de ellos lo seguiría
queriendo aún, seguirían preocupándose por él aun sabiendo que había disfrutado
realmente haciéndolo? ¿Que el acto de hacer correrse a Ferron le había hecho correrse él
mismo también?

Ese pensamiento recordó a Chaz que todavía estaba mojado y pegajoso dentro de
su ajustado uniforme negro. Ferron iba a llegar en cualquier momento y Chaz sabía que no
quería compartir esta noche la ducha con su compañero, no podría soportar estar tan
cerca físicamente del alto y desfigurado cadete, sobretodo después de lo que acababa de
suceder entre ellos.

Rápidamente se levantó y se despojó de su uniforme, arrojándolo en la tolva de la
lavandería, junto a la ducha. Giró el termostato hasta que el agua salió hirviendo y se
metió bajo el humeante chorro. Pero incluso el agua súper caliente golpeando en su
cabeza no pudo alejar los pensamientos llenos de vergüenza. Chaz apoyó su cabeza en las
baldosas frías y dejó que todo saliera de golpe.

─¿Qué estoy haciendo? ─murmuró para sí mismo, incapaz de mantener las
palabras en su interior─. Ni si quiera llevo aquí un mes y ya estoy actuando como un...
como un maricón.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

La última palabra le dejó un mal sabor de boca, pero no sabía otra manera de
expresarlo. Tenía los ojos firmemente cerrados, tratando de aislarse del mundo exterior,
de modo que casi saltó fuera de su cuerpo, cuando una voz le respondió.

─¿Es algo tan terrible serlo, Brighton? ¿Es realmente el fin del mundo si te gustan
los hombres en lugar de las mujeres?

Chaz abrió los ojos para ver que Ferron había apartado la cortina de la ducha y le
contemplaba con aquella expresión neutra en el rostro marcado, el tipo de mirada que
parecía esconder algo.

─¡Déjame en paz! ─trató de cerrar la cortina, pero Ferron no se lo permitió.

─Fui educado de la misma manera que tú ─dijo, todavía observando a Chaz─.
No te acerques demasiado a tus amigos, no los toques y por amor de Dios, nada de
abrazos o besos. En cuanto a chupar pollas, bueno, olvídalo. No había nada peor que
llamar a otro tío chupapollas. A no ser que quisieras tener una buena pelea entre manos.

132 ─¿Y? ¿Por qué me estás diciendo esto? ─exigió saber Chaz─. Estoy tratando de
tomar una ducha aquí.

─Estás tratando de borrar lo que ocurrió esta noche. Pero tengo noticias para ti,
Ojos Verdes, este tipo de cosas no se lavan. Y te estoy diciendo esto porque a pesar de
cómo me educaron, llegué a un acuerdo con lo que soy y lo que quiero. Pensé por un
momento esta noche que tú también lo estabas consiguiendo, pero creo que estaba
equivocado.

Chaz sentía como si su cabeza fuera a explotar. ─¿Sabes?, desde el primer
momento en que llegué aquí y nos emparejaron, has estado encima de mí ─dijo,
señalando acusadoramente con un dedo a Ferron─. Sólo hablas de eliminar mis límites y
cómo lo estamos haciendo físicamente a fin de fortalecer nuestra conexión para cuando
estemos en el Needle, pero creo que todo es una mentira de mierda ─podía oír su voz
elevándose en un grito pero no parecía poder hacer nada al respecto─. Sólo querías estar
cerca de mí, para poder corromperme como te corrompieron a ti. Pero yo no soy como tú,
Ferron. ¡No quiero las mismas cosas que tú quieres, no quiero ser así!

Esperaba que el veterano cadete le gritara a su vez, pero Ferron sólo sacudió la
cabeza, una mirada cansada en su rostro desfigurado. ─Sabía que no estabas preparado

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─murmuró llegando a rozar la mejilla de Chaz, que estaba húmeda tanto por las lágrimas,
como por el agua de la ducha─. Sabía que no tendría que habértelo permitido.

Chaz se sacudió del gentil toque. ─Y otra cosa, ¡deja la mierda de estar
tocándome todo el tiempo! ¡Estoy jodidamente harto de ello! ¿Es que no puedes
simplemente dejarme en paz?

Esperaba que Ferron reaccionara a esto, tal vez incluso uniéndose a él en la ducha
y forzándole a soportar su toque como hizo esa primera noche que masturbó a Chaz. Para
su vergüenza y confusión, el recuerdo de aquel momento hizo a su polla erigirse entre sus
piernas y supo que una parte de él estaba esperando que Ferron se metiera en la ducha
con él y le forzara a permanecer quieto mientras se la sacudía.

« ¿Qué está mal conmigo? », se preguntó. « ¿Por qué deseo eso? Ser sujetado,
tocado, tomado, forzado. Y por otro tío. ¿Cómo me volví así? ¿Y por qué lo ignoré tanto
tiempo? »

133 ─Bien ─la voz de Ferron le interrumpió, apartándole de sus vergonzosos
pensamientos. Chaz alzó la mirada para encontrar ira y dolor escritos en la cara
desfigurada de Ferron. Pero la reveladora expresión fue sustituida casi de inmediato por la
neutra mirada en blanco que lo ocultaba todo─. ¡Bien, Novato! ─la voz profunda de
Ferron peligrosamente suave─. No volveré a tocarte hasta que me lo pidas. ¿Por qué
debería importarme si volamos en pedazos la primera vez que salgamos juntos al espacio
profundo? Mi vida no vale una mierda de todas maneras. No si... ─ se detuvo
bruscamente, sacudiendo su cabeza.

─No si... ¿qué? ─Chaz se preguntó si Ferron iba a decir algo acerca de su antiguo
compañero, Sabine, ahora muerto. Sin embargo, Ferron sólo movió la cabeza de nuevo.

─No importa. A partir de ahora, haz lo que quieras. Toma las duchas tú solo,
duerme en el suelo si es lo que quieres, practica solo en los simuladores... Me importa una
mierda ─se dio media vuelta y salió del cuarto de baño, dejando a Chaz sintiéndose, si
eso fuera posible, incluso peor que antes.

Salió de la ducha, notando que su piel blanca estaba ahora de un color rojo
intenso, debido al agua hirviendo, y se secó. Mantuvo la toalla en la cintura, y se dirigió a
la habitación donde Ferron ya estaba en la cama.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Vas a dormir esta noche en el suelo, Brighton? ─le preguntó sin abrir los ojos
─. ¿Tienes miedo de que si dormimos juntos tus tendencias ocultas salgan a flote?

Chaz había pensado seriamente en la posibilidad de dormir en el suelo, pero las
palabras burlonas de Ferron hicieron que pareciera infantil e inmaduro. ─No ─dijo con
frialdad, mientras se metía en la cama junto a su compañero y se aseguraba de dejar
espacio entre ellos─. Voy a dormir aquí. Sólo guárdate para tí mismo tus malditas manos
y tu polla.

Ferron se dio la vuelta y lo observó, sus ojos azules brillaban. ─¿Quieres decir la
polla que estuviste chupando no hace más una hora, Novato?

─¡Hijo de puta! ─Chaz apretó sus manos en puños, pero Ferron ya estaba
preparado. Antes de que pudiera siquiera lanzarle un swing, Chaz estaba boca abajo sobre
la cama, inmóvil con los brazos por encima de su cabeza, ambas muñecas estaban
atrapadas por los largos dedos de la mano de Ferron. Pero en vez de sentarse encima de

134 él, esta vez su compañero estaba tumbado sobre él. Chaz se endureció cuando sintió la
caliente rigidez de la polla de Ferron marcándole a fuego y luego acomodándose justo en
la ranura de su trasero.

─Pensaba que ya habías aprendido tu lección la primera noche ─Ferron ni
siquiera estaba respirando con dificultad. Su pecho era tan duro como una pared contra la
espalda de Chaz y su polla era una barra de hierro escarbando en la hendidura entre sus
nalgas.

─¡Suéltame! ─se las arregló como pudo para que su voz pareciera firme, aunque
su corazón latía a mil por hora. « ¿Va a follarme?, ¿es eso?, ¿lo hará? ». La idea se
mantuvo dando vueltas y vueltas en su cabeza y Chaz sintió vergüenza cuando descubrió
que estaba tan ansioso como asustado ante la perspectiva. Podía sentir la rígida polla
contra él, y sabía que Ferron sólo tendría que reposicionarla un poco y dar un fuerte
empujón y estaría dentro de su cuerpo. ¿Lo haría? ¿Quería Chaz que lo hiciera? « ¡No,
Dios, no! ». Entonces, ¿por qué estaba su polla dura como una roca y las primeras gotas de
presemen estaban siendo absorbidas por la sábana? ¿Por qué su respiración era
entrecortada y su corazón latía en cada parte de su cuerpo al mismo tiempo?

─Así es como va a ser ─Ferrón suspiró en su oído, embistiendo contra él,
empujando su polla peligrosamente cerca de la estrecha abertura del cuerpo de Chaz─.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Cuando estemos en el Needle, así es como va a ser. Conmigo encima de ti, sujetándote,
dominándote. Mi polla contra tu culo, mis manos sobre todo tu cuerpo. Así que puedes
evitarme la próxima semana si quieres, Novato. Sólo recuerda que tendrás que esperar
con ilusión por esto al final de ella.

─¿Vas a... follarme ahora? ─Chaz odió la nota de impaciencia que detectó en su
propia voz, pero no parecía ser capaz de evitarlo. No quería pensar en sí mismo de esta
manera, deseando esas cosas. Pero si Ferron le quitaba la decisión de las manos entonces
cualquier placer que sintiera no sería culpa suya. No es que realmente quisiera que su
compañero lo hiciera, se dijo a sí mismo, pero si lo hacía...

Pero Ferron no lo hizo. En lugar de eso, bajó la voz y susurró suavemente al oído de
Chaz: ─¿Te gustaría que lo hiciera, verdad? Te gustaría que clavara mi dura polla en lo
más profundo de tu apretado culo virgen. Pero estás mortalmente asustado por ello,
asustado por desearlo.

─Y…yo no lo deseo ─Chaz podía oír la mentira en su propia voz, y al parecer,
135 Ferron también podía.

─Tonterías. No lo olvides, Novato, yo ya he estado donde estás tú ahora. Sé lo que
es tener sentimientos que no quieres admitir, ni siquiera a tú mismo. Te sientes enfermo
por dentro, disgustado. Pero, al mismo tiempo, la polla te arde.

Escuchando sus sentimientos más profundos descritos con tanta precisión Chaz se
sintió como si tuviera un trozo de hielo del tamaño de su puño en las tripas. ─No ─negó
sin aliento─. Estás equivocado, Ferron. Yo no quiero nada de esto. No quiero nada de ti.

─¿Es eso cierto? ─Ferron deslizó una mano entre el cuerpo de Chaz y las sábanas
húmedas para capturar su rígido eje─. ¿Es porque me tienes encima de ti que te estás
poniendo tan duro, Novato? ¿Es por eso que con unas pocas caricias saltarías por el
borde? ─bombeó toscamente la polla de Chaz desde la raíz hasta la punta y Chaz gimió,
incapaz de negar el placer que le recorría por entero, mientras la mano grande y caliente
de Ferron le acariciaba.

─Por favor… ─dijo con voz entrecortada y luego fue incapaz de continuar.

─Déjame decirte algo ─le murmuró Ferron al oído─: Te hice una promesa. Te
prometí que no te follaría a menos que tú me lo rogaras o que nuestras vidas dependieran

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

de ello. Así que no voy a follarte esta noche, no importa cuánto lo desees. Porque aun no
puedes pedirlo. Pero eso no significa que no vaya hacer que te corras, que te corras duro
mientras piensas en quién te está acariciando, y de quién era la polla que chupaste esta
noche ─su mano continuaba moviéndose, acariciándole con una gentil tosquedad que
estaba llevando a Chaz peligrosamente cerca del borde.

El pánico se apoderó de su mente. A pesar de todas las otras veces que Ferron le
había hecho correrse, no quería que lo hiciera ahora. Porque si lo hacía, si la mano de
Ferron en su polla le hacía acabar, era como aceptar todo lo que el cadete de mayor edad
le había dicho. Y Chaz no podría soportarlo. Abrió la boca, no muy seguro de lo que estaba
a punto de decir, pero queriendo decir algo, cualquier cosa, para que Ferron se apartara
de él.

─¿Es esto lo que le hiciste a Sabine? ¿O es que realmente lo sujetaste y te lo
follaste?

En el mismo momento que las palabras salieron de su boca, Chaz sabía que había
136 ido demasiado lejos. Muy lejos, demasiado lejos. Se tensó, esperando el estallido
inevitable de Ferron, pensaba que iba a ser destrozado por el hombre más grande y más
fuerte. Pero en lugar de retorcer las bolas de Chaz y obligarle a comérselas, Ferron se
quedó súbitamente quieto.

─No deberías hablar sobre cosas que no entiendes ─le dijo, su voz tensa.

De repente, soltó a Chaz y rodó de encima de él. ─Voy a tomar una ducha antes
de que apaguen las luces ─salió de la cama, entró en el cubículo de la ducha y cerró la
puerta tras él, con un golpe sordo. Entonces Chaz escuchó el agua que empezaba a correr
de nuevo mientras permanecía aturdido en la cama, su polla erecta todavía palpitante
contra el colchón.

«Dios, ¿qué está pasando conmigo?» Se dio la vuelta sobre su espalda, un brazo
sobre los ojos intentando contener las lágrimas calientes que querían derramarse por los
lados de su cara. Se sentía en carne viva en su interior, rasguñado y sangrante. Con una
herida que no podría o no querría cicatrizar. Y, sin embargo la sensación de tener a su alto
compañero, con su cuerpo musculoso presionándole, empujándose contra él todavía era
demasiado, aún demasiado cercano, y no se podía relajar.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Finalmente Chaz se dio por vencido y tomó su eje en una mano. Trató de pensar en
Amanda, en sus pechos redondos y en los pezones duros mientras se acariciaba a sí
mismo, pero lo único que pudo ver fue a sí mismo de rodillas en el suelo, tomando la dura
polla de Ferron profundamente en su boca, chupándola, tragando y disfrutando cada
minuto.

137

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 16

C
haz pasó el resto de la semana evitando a su compañero. Ingería las
comidas en diferentes turnos con algunos cadetes de su clase de Historia
Militar y se aseguraba de usar sólo el simulador en la sala de tiro regular,
evitando la zona de los Needlers a toda costa. Practicaba solo, y cuando terminaba, se
duchaba en el baño comunal unido al gimnasio. Volvía a su habitación con el cabello
mojado todas las noches para que así, sí Ferron dijera algo sobre ducharse, podría probar
que ya lo había hecho. Pero Ferron nunca mencionó su cabello. De hecho, su compañero
no le decía nada más que comentarios cortos, impersonales, ordenándole a Chaz recoger

138 su toalla o que apagara las luces. Se dirigía hacia él como a un extraño en el cual no
tuviera interés alguno. No más charlas sobre la posición de Chaz en los rangos y dejó de
masajearle las manos con la crema especial cada noche. Incluso, no volvió a tocarlo, ni
siquiera cuando dormían en la misma cama.

Al principio se dijo a sí mismo que no le importaba. Eso era lo que quería en primer
lugar, ¿cierto? Que lo dejaran solo, que Ferron dejara de tocarlo todo el tiempo. Y aún así,
aunque trataba de convencerse a sí mismo que estaba bien, sabía que extrañaba esas
grandes, cálidas manos en su cuerpo. Extrañaba los fuertes brazos de Ferron a su
alrededor en el simulador, extrañaba esa voz profunda en su oído mientras Ferron lo
acariciaba. Extrañaba a su compañero a su espalda, en la ducha y en la cama.

Ahora, cuando se iban a dormir, Ferron le daba la espalda en vez de sostenerlo en
la posición de cuchara a la cual Chaz se había acostumbrado. Las sábanas ya no parecían lo
suficientemente grandes y siempre terminaba temblando en la fría habitación, deseando
atreverse a cruzar esa solitaria pulgada del colchón entre ellos, para sentir la calidez de
Ferron contra su piel, pero no podía. Incluso empezó a tener sueños, pesadillas en
realidad, que no podía recordar cuando se levantaba. Solo sabía que se levantaba cubierto
de un sudor frío y con una erección tan intensa que se negaba a desaparecer.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

La segunda vez que pasó, creyó escuchar a Ferron murmurar algo en su oído. Pero
cuando se despertó totalmente, su compañero yacía a su lado, dándole la espalda y
roncando suavemente. Así que obviamente la voz de Ferron había sido parte de su sueño.
Chaz se giró sobre su lado y trató de sacarlo de su cabeza, solo para tener el mismo sueño
nuevamente, fuera lo que fuese, al momento en que se quedó dormido.

La falta súbita de contacto físico parecía época de hambruna después de comer
cada noche en un bufet. Si alguien le hubiera dicho que no sólo se acostumbraría a que
Ferron lo tocara todo el tiempo, sino que también lo extrañaría cuando dejara de hacerlo,
Chaz lo hubiera llamado loco. Pero ahora se encontraba observando a otros Needlers por
el rabillo del ojo, notando la manera casual en que se tocaban y abrazaban, extrañándolo
demasiado… No era como si amara al alto y desfigurado cadete que había sido su
compañero por menos de un mes. De cualquier manera, tampoco amaba a Amanda. Chaz
no admitía, ni siquiera para él mismo, que raramente pensaba en ella y que cuando se
complacía a sí mismo no era su rostro pecoso el que acudía a su mente. Por mucho que

139 tratara de evitarlo, siempre era el oscuro, marcado perfil de Ferron el que llenaba su
mente en el momento del orgasmo, siempre su profunda voz diciéndole a Chaz que se
corriera, era la que hacía eco en su cabeza.

No fue hasta el fin de la semana que Chaz decidió que debía hacer algo, no podía
soportarlo más. Se disculparía, decidió mientras se enjabonaba bajo la ducha caliente del
baño comunal. Le diría a Ferron que se había pasado, que no debió traer el nombre de
Sabine a la discusión.

«Estaba asustado», admitiría ante el cadete mayor. «Sentí como si fuéramos muy
rápido. No sé porqué hice lo que hice la otra noche contigo en la sala de los Needlers, pero
sé que no soy así. No me gustan los otros hombres de esa manera». Y entonces, antes de
que Ferron pudiera enojarse, agregaría rápidamente, «Pero entiendo que tú y yo debemos
estar físicamente conectados para volar el Needle. Así que, si sólo pudiéramos regresar a
como era antes…» Entonces Ferron aceptaría e incluso diría algo acerca de recuperar el
tiempo perdido. Empujaría a Chaz sobre la cama y abriría su uniforme tomando su boca en
un lento y ardiente beso, mientras esas grandes, conocedoras manos, se moverían sobre
la polla de Chaz hasta que se corriera.

«O espera, podría decirle que lo siento, que lo siento tanto que quiero
compensarlo», pensó Chaz entusiastamente. «Le diré que haré lo que sea… lo que sea

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

menos eso. Le diré que incluso se la chuparé otra vez si eso es lo que quiere». Solo el
pensamiento de volver a estar de rodillas frente al más alto y dominante hombre, estaba
excitando a Chaz. Casi podía saborear el salado, amargo y delicioso sabor del semen de
Ferron, casi podía oler el almizcle, mientras su compañero follaba profundamente su
boca…

Inconscientemente su mano enjabonada bajó hasta su mástil, moviéndola firme
con el mismo ritmo que Ferron siempre usaba. Estaba solo en la gran sala cuadrada de
duchas, sin paredes o divisiones, sólo los cabezales de las duchas localizados a intervalos
de tres pies uno del otro, así que no le asustaba ser sorprendido masturbándose. Apretó
sus párpados e imaginó que la mano acariciándolo era la de Ferron, imaginó esa calmada y
profunda voz en su oído, diciéndole que estaba bien, que debía dejarse llevar y correrse.

─Bueno, pero si es el marica que me rompió la nariz. ¿Qué tal te va, marica? ¿Ya
te está follando Ferron o todavía se la sigues chupando?

Chaz giró, su erección totalmente desinflada, como si alguien hubiera vertido un
140 balde de agua helada sobre ella. Su primer pensamiento fue que alguien, además de los
Needlers, sabía lo que había hecho hace una semana en el salón. Entonces vio quién
hablaba y tuvo un segundo pensamiento, que no importaba si alguien más además de los
Needlers lo sabía o no, porque estaba en un buen lío.

Era Burns, por supuesto. Él y su grupo estaban reunidos en la entrada del baño y
aún más alarmante, estaban totalmente vestidos. Era como si hubieran esperado hasta
que Chaz estuviera desnudo y vulnerable, para tomar ventaja. «Como si seis en contra de
uno, no fuera suficiente ventaja», pensó Chaz preocupado. Se dirigió hacia la puerta, pero
dos del grupo de Burns se le adelantaron, sus botas resonando en el suelo. Con la salida
cortada, no había nada que Chaz pudiera hacer más que mantenerse firme.

Respirando profundamente, agarró su delgada toalla y la envolvió alrededor de su
cadera. Tenía que jugar cuidadosamente o su sangre terminaría regada sobre las blancas
baldosas. Su única oportunidad era separar a Burns y hacerlo acceder a una lucha uno a
uno. Chaz sabía que podía vencerlo, ya lo había hecho, después de todo. Pero si los seis le
saltaban encima, bueno, tenía mejor probabilidad de sobrevivir en el espacio sin el
equipamiento apropiado.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Entonces, no tuviste suficiente y volviste por más, ¿eh Burns? ─dijo, tratando
de sonar confiado y sin miedo─. ¿Quieres que te rompa la nariz nuevamente, quizá para
tratar de enderezarla? Porque se ve un poco torcida. Los chicos de la enfermería no
debieron hacer un buen trabajo después que te partí la cara la última vez.

Esperaba que Burns se pusiera púrpura y se lanzara a luchar con él, pero el otro
cadete no hizo nada parecido. Solo le sonrió a Chaz, sus ojos azules sobresaliendo. ─Sigue
hablando, marica ─dijo suavemente, caminando hacia Chaz─. Solo sigue hablando así, y
verás dónde te lleva.

Chaz estaba turbado, pero aún así se mantuvo en su lugar. ─¿Te da miedo
enfrentarme tú solo Burns? ─preguntó, levantando el mentón─. ¿Tenías que traer a tus
chicos contigo para asegurarte que no te patearan el trasero otra vez?

Burns se rió, un sonido horrible y gutural que enfermó el estómago de Chaz. ─Ese
tipo de charla hubiera funcionado si viniera a pelear contigo marica ─siseó─. Pero no es

141 por eso por lo que estoy aquí.

Chaz esperó. Sabía que el otro cadete quería que preguntara para qué se
encontraba allí, pero no le daría la satisfacción. Además tenía la desagradable sensación
de que averiguaría pronto porqué Burns y su pandilla estaban allí, y no era para ayudarle
en su tarea de Astrofísica. Se preguntó si quedaría lo suficiente de él para que enviaran a
sus padres en la Tierra, o si La Academia solo se encargaría de sus restos y cubrirían su
muerte tal como habían hecho con Sabine.

─ Te estás preguntando si morirás esta noche ─dijo Burns, interpretando
correctamente el miedo que Chaz trataba de ocultar en su rostro─. Pero no te preocupes,
marica. Como te dije, no estoy aquí para pelear contigo. Ni siquiera vine a matarte. Solo
voy a hacer que desees estar muerto. Para eso estoy aquí.

─Me pones una mano encima y haré que lo pagues. No importa qué trates de
hacerme, no lograrás hacerlo sin pagar con sangre ─Chaz escuchó el temblor de su propia
voz, pero se rehusaba a dejarse controlar por el miedo que trataba de engullirlo.

Burns sonrió, casi gentilmente, una expresión escalofriante en su rostro. ─Oh no,
marica, la única sangre que veremos esta noche será la tuya ─dio otro paso hacia
adelante y mientras lo hacía, dos de los otros cadetes se movieron para flanquear a Chaz

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─. Verás, escuché de un amigo mío que estabas pasando mucho tiempo lejos de tu
compañero y los otros Needlers maricas. Escuché que venías aquí cada noche totalmente
solo a tomar una ducha y sabía que debías estar solo y triste. Así que vine para darte
compañía y aquello que has de extrañar tanto ahora que tú y tu novio no andan pegados
de la cadera todo el tiempo.

─Acércate otro paso más y te arreglaré la cara, Burns ─Chaz forzó la palabras
hacia afuera, a través de una garganta súbitamente muy seca. Dio un paso hacia atrás, sus
manos formando puños y alistándose a pelear. Lo único que podía era pasar a través de
ellos y esperar poder salir y llegar al corredor, antes que pudieran atraparlo.

─No lo creo Brighton, no lo… ─comenzó Burns y Chaz se lanzó. Trató de empujar
a Burns hacia un lado y esquivar a los otros cadetes en su carrera por la libertad, pero no
avanzó ni dos pasos. En un movimiento súbito, sus brazos fueron capturados y sujetos por
los amigos de Burns, uno a cada lado de él, deteniéndolo en el lugar para lo que sea que
Burns tuviera en mente.
142 ─¡Suéltenme! ─gritó Chaz, esperando que alguien lo escuchara, pero no hubo
respuesta alguna, nadie asomó la cabeza en el baño para ver de qué iba la conmoción.
Estaba solo.

─Te dejare ir, una vez tenga lo que vine a buscar ─gruñó Burns. Adelantándose,
quitó la floja toalla alrededor de las caderas de Chaz, dejándolo desnudo en el aire lleno
de vapor─. Vamos marica, pregúntame para qué vine.

─Jódete ─Chaz miraba fijamente a Burns, apretando la mandíbula. Ahora que lo
tenían sujeto, sentía que su miedo se evaporaba dando paso a la ira. Luchó contra las
manos que lo retenían, pero no había manera de liberarse. Los dos gorilas que lo
sujetaban, lo sobrepasaban por lo menos en cincuenta libras cada uno. Aún así, no
pretendía facilitarle las cosas a Burns, fuera lo que fuera lo que planeaba.

─No, marica ─dijo Burns, dándole la misma escalofriante sonrisa─. No, jódete
tú. Verás, a eso fue a lo que vine, para darte justo lo que quieres, lo que has estado
extrañando.

─¿De qué estás hablando? ─Chaz sintió que el frío se apoderaba de él, pero
antes de que pudiera decir nada más, Burns había envuelto su propia toalla alrededor de
su cuello, torciéndola como una soga.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─ Pónganlo contra la pared ─ dijo, su voz sonaba ronca, con excitación
pobremente oculta─. Veamos cómo le gusta que alguien más que su lindo compañero le
dé por el trasero.

─¿Qué demo…? ─fue todo lo que pudo decir Chaz, antes de ser presionado
contra las blancas baldosas, la soga apretada en su cuello.

─Te va a encantar, marica ─la respiración de Burns era caliente contra su cuello y
olía a metal corroído─. Vas a rogar por ello. Y cuando termine, dejaré que todos tengan
su turno contigo. Veremos qué tanto hablas después de meterte seis pollas por el trasero
y éste te quede talla diez.

─Suéltame ─jadeó Chaz, aunque casi no podía respirar con la toalla envuelta
alrededor de su cuello─. Maldito y enfermo bastardo, no te saldrás con la tuya. No me
importa quién sea tu padre.

─Oh, ¿entonces vas a acusarme? ¿Vas a hacerlo? ─siseó Burns en su oído y Chaz
143 escuchó el ominoso ruido de una cremallera bajando─. ¿Vas a ir directo a la directiva de
La Academia y le dirás al General Werner, cómo el malo de tu superior te estiró el trasero?
¿Y qué más? ¿Les enviarás un video a Mami y Papi, llorando porque te violaron en el
baño? ¿Sabes cuál será la parte graciosa de todo ello? ─se rió duramente en el oído de
Chaz─. La parte divertida será explicarle a los amigos en casa, cómo te venían dando por
el culo todo este tiempo, sólo que esta vez no querías. Y por eso fue que contaste.

Ahora estaba aplastado contra la espalda de Chaz, casi en la misma posición que
adoptaba Ferron cuando estaban en la ducha. Pero Chaz no sentía nada del deseo, nada
de la anticipación que sentía cada vez que su compañero lo tocaba. Solo se sentía
enfermo. Esto realmente pasaría y no había nada que pudiera hacer para detenerlo. Trató
de apretar sus piernas pero Burns las separó fácilmente, sosteniendo su cara contra las
blancas baldosas y quitándole el aliento con la toalla. El mundo empezó a tornarse gris y
brillantes puntos de luz danzaban en la visión de Chaz.

«Quizá me desmaye antes de que lo haga»—, pensó desesperadamente. «Quizá ni
siquiera lo sienta. Quizá no me despierte hasta que hayan terminado….»

─Es suficiente Burns, suéltalo ─la helada voz que provino desde atrás pareció
congelarlo todo. Burns aflojó su tirón sobre la toalla y Chaz se las arregló para girar su

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

rostro. Detrás de Burns, de brazos cruzados sobre el pecho, estaba Ferron. Sonrió
fríamente y señaló con la mano, como si quisiera interrumpir en un baile─. Dije, suéltalo.
¿O eres lo suficientemente estúpido como para ignorar órdenes?

─¿Órdenes? ─Burns lo miró estúpidamente, obviamente inseguro de cómo
manejar la interrupción de sus planes.

─Me escuchaste ─Ferron señaló la insignia en su pecho─. Piloto de Needle,
¿recuerdas? Te supero en rango y al resto de tu pequeño y miserable grupo. Así que hazte
a un lado y deja a mi compañero en paz antes que mande todos sus traseros al puente.

La cara de Burns se tornó de un desagradable tono púrpura. ─Hablas mucho, pero
no funcionará esta vez, Halcón ─moviendo su mentón en la dirección del desfigurado
Needler, gritó─: ¡Atrápenlo!

Dos de su grupo se movieron vacilantemente a obedecer, pero Ferron era
demasiado rápido para ellos. Hizo tropezar a uno y lo golpeó hábilmente en la base del
144 cuello. El cadete colapsó y Ferron lo atrapó por debajo de los brazos. Lanzó el peso muerto
del desmadejado cadete al otro, forzándolo a atrapar a su amigo y luego lo golpeó en el
rostro. Ambos cayeron al duro suelo de azulejos en un montón, menos de diez segundos
después de ir a por él. Ferron sonrió cómodamente e hizo un gesto de “ven” con una
mano.

─¿Alguien más? ¿Burns, quieres tomarte un interludio en tu ocupada tarea de
violación en grupo, para un round rápido?

─¡Idiotas! ¡Si todos lo atacan al mismo tiempo, no podrá escaparse! ─señaló
Burns a su remanente cohorte de tres, ninguno de los cuales se veía muy entusiasta por
cumplir sus órdenes. Los dos que sujetaban los brazos de Chaz, le soltaron y empezaron a
retroceder, evadiendo la furiosa mirada de Burns.

─¿Quién está tratando de escaparse? ─sonrió Ferron agradablemente─. Sólo
vine a recuperar a mi compañero. Así que ayúdame, Burns, si lo has herido de cualquier
manera y sabes a qué manera me refiero, volverás a tu casa en un ataúd.

─Solo estás asustado de que le haga a tu nuevo chupapollas lo que le hice a
Sabine ─Burns apretó nuevamente su agarre sobre la toalla, haciendo que Chaz
empezara a desvanecerse. Se agarró su propio cuello, tratando de obtener algo de aire.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Qué dijiste? ─Incluso en su estado de privación-de-oxigeno, Chaz podía
escuchar la rabia sorda en la voz de su compañero. Pero Burns parecía ignorante al
peligro.

─Dije, que tienes miedo que lo folle como a Sabine ─Burns se rió y tiró de la
toalla, girando a Chaz hacia Ferron─. Vamos, atrápalo ─dijo, empujándolo hacia
adelante. Chaz tropezó y hubiera caído si Ferron no lo hubiera atrapado y enderezado
cuidadosamente sobre sus pies. Pero los ojos del marcado Needler jamás abandonaron la
desagradable figura de Burns durante todo el proceso.

─Me estás diciendo que tú… que tú… ─sacudió su cabeza, sus ojos azules
angostándose hasta convertirse en ranuras fijas en Burns.

─Oh, ¿quieres decir que tu pequeño y precioso Sabine no te lo dijo? ─Burns abrió
los ojos en burlona sorpresa─. Bueno, y mira que yo pensaba que ustedes los Needlers
maricas se decían todo el uno al otro ─rió─. Sí, yo y los muchachos lo atrapamos aquí.

145 Creo que fue la semana anterior a la que murió. ¿No es cierto, Jenkins? ─giró hacia uno
de los cadetes que aún permanecía en pie y le guiñó el ojo. El cadete sacudió su cabeza, su
rostro blanco de miedo. Mirando a la cara de Ferron, Chaz no se sorprendió. Incluso el
dolor en su garganta, no podía distraerlo de la escena en frente de él.

El rostro de Ferron estaba oscuro y la zigzagueante cicatriz que corría hacia abajo
en el lado derecho parecía un rayo. Sus profundos ojos azules se estrechaban hasta
rendijas llenas de rabia, y sus manos estaban apretadas en puños. Chaz nunca lo había
visto de esta manera, como si la rabia lo estuviera consumiendo desde adentro hacia
afuera, casi haciéndolo vibrar con ira suprimida. Y aún así, Burns no veía el peligro en el
que se encontraba.

─Sí, lo follamos, cada uno de nosotros ─presionó cerrándose el uniforme
calmadamente como si tuviera todo el día─. También estaba apretado, lo segundo mejor
─se rió nuevamente, un desagradable sonido gutural que le paraba los nervios a Chaz─.
Recuerdo cómo lloró y rogó, pero al final, cuando en la segunda ronda me llegó el turno,
estaba muy callado. Creo que para ese entonces ya lo estaba disfrutando…

Eso fue lo más lejos que Burns llegó, antes que Ferron se lanzara sobre él. Lanzó a
Burns contra el suelo en un fantasmagórico, silencioso y grácil movimiento, que recordó a

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz una pantera derribando a un búfalo. Sin una palabra, colocó sus largos dedos en la
garganta de Burns y empezó a exprimirle la vida.

─¡Ferron, no! ¡No! ─Chaz avanzó estupefacto hacia donde Ferron sostenía al otro
cadete contra el suelo y trató de mover sus dedos en vano─. ¡Ferron, detente, lo
matarás! ─gritó en el oído de su compañero, pero por el efecto que tuvo, podría haber
estado susurrando. Aún desnudo y frotando su garganta, Chaz giró por ayuda.

Todos los cadetes de la pandilla de Burns hace rato se habían ido, incluso los que
Ferron había noqueado, volvieron a sus sentidos y huyeron del baño. No había ayuda allí,
todos eran unos cobardes aparentemente. Así que dependía de Chaz evitar que su
compañero matara a Burns.

Por un minuto consideró dejar a Ferron hacerlo. Evidentemente Burns lo merecía
por lo que había tratado de hacer a Chaz y por lo que había hecho a Sabine. Pero si dejaba
que las cosas siguieran su curso, le levantarían cargos a Ferron y probablemente sería
expulsado. Y la idea de ser emparejado con alguien más en La Academia era impensable.
146 Chaz se dio cuenta que quería a Ferron como compañero, a nadie más.

Pero ya que su compañero tenía los dedos fijos sobre la garganta del otro cadete,
tenía que hacer algo y hacerlo rápido. La cara de Burns se había tornado de un morado sin
brillo y sus ojos sobresalían más de lo normal. Cada vez luchaba menos y los sonidos
guturales que realizaba definitivamente eran más suaves. Por su parte, Ferrón continuaba
inquietantemente callado. No emitía sonido alguno, pero la expresión en su cara era de
inmensa concentración. Era como si todo su universo entero se hubiera centrado en un
sólo objetivo --matar a Burns-- y no iba a estar satisfecho hasta que lo lograra.

Chaz pensó en correr a buscar a uno de los instructores, pero sabía que para
cuando volviera, Burns ya estaría muerto. Trató nuevamente de alejar los dedos de Ferron
y gritar en su oído tanto como su lastimada garganta hinchada le permitía, pero el alto y
marcado cadete era completamente impermeable. ¿Qué diablos iba a hacer?

Mirando el baño rápidamente, dejó caer sus ojos sobre el gran botón rojo cubierto
por una tapa de plástico. Era una alarma de O2 16, diseñada para encenderse si en la
estación espacial se detectaba una fuga y la atmosfera se comprometiera. ¡Perfecto! Chaz
corrió a la pared, quitó la tapa plástica y golpeó el botón rojo con su puño.

16
Oxigeno. N. de los C.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Inmediatamente una alarma fuerte y chillona, empezó a sonar. Los ecos que rebotaban en
las paredes embaldosadas eran ensordecedores. Sabía que atraerían a algunos profesores
y personal administrativo apuradamente al lugar de la alarma. Que uno de los instructores
encontrara a Ferron con sus manos envueltas alrededor de la garganta de Burns no era
una gran opción, pero al menos era mejor que dejar que lo matara. Sabiendo que sólo
tenía un minuto o dos como máximo, regresó dónde Ferron y trató de detenerlo una vez
más.

Para su gran alivio, vio que el alto y punzante sonido, lograba traspasar la barrera
de concentración del alto Needler. Ferron pestañeaba como volviendo de un trance y Chaz
pudo finalmente, zafar sus dedos de la garganta de Burns. Ferron murmuraba algo por lo
bajo una y otra vez. Chaz se inclinó más cerca de su compañero y sobre el retumbante
sonido de la alarma le escuchó decir. ─No lo sabía, no lo sabía…

─Oye, Ferron… Eric ─dijo, colocando una mano sobre el ancho hombro de su
compañero─. Está bien, hombre. Todo estará bien. Vamos, tenemos que salir de aquí ─
147 le dio a Burns una mirada rápida y notó que el otro cadete todavía respiraba, aunque se
encontraba desmayado y frío en el suelo─. La administración llegará pronto y debemos
estar bien lejos para cuando lo hagan.

Para su alivio, Ferron se levantó y se permitió ser conducido lejos. Chaz se detuvo a
coger su uniforme y se lo colocó como pudo, a pesar de estar aún mojado y un poco
enjabonado, antes de salir al corredor sin que nadie los notara.

Una vez en la habitación, respiró con alivio. Y sólo un segundo después la alarma se
detuvo. Habían regresado sin un momento de sobra.

─Uff ─Chaz se sentó en la cama y corrió una mano por su húmedo cabello.
Tendría que lavar el jabón en algún momento, suponía, pero en ese momento era la
última cosa por la que debía preocuparse. Su garganta dolía, y probablemente para
mañana tuviera un collar de moratones donde la toalla lo había apretado, pero el cuello
alto del uniforme cubriría eso. Por un lado se sentía bastante afortunado por haberse
escapado con tan poco. Tomó un profundo aliento. Sí, estaba trastornado, pero bien.

─Gracias por ir a buscarme ─le dijo a Ferron, quien estaba sentado a su lado en
la cama, con una mirada vaga en sus ojos azules─. No sé cómo supiste que estaba allí
pero, hombre, tío, eso hubiera sido feo ─tragó, su herida garganta protestando el

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

movimiento con un dolor agudo─. Cuando pienso en la manera en que he estado
actuando esta semana y luego tú vas a salvarme a pesar de todo, pues… ─se detuvo
cuando notó que nada de lo que estaba diciendo parecía registrarse en su compañero.

─¿Ferron? ¿Ferron? Mira, si estás preocupado por lo que dijo Burns, no lo hagas.
Estaba bastante enloquecido y estoy seguro que él y sus chicos probablemente estén muy
asustados para admitir lo que sucedió, porque…

Ferron lo miró finalmente, sus ojos azules muertos. ─Debiste dejarme matarlo ─
dijo, finalmente─. O dejarlo matarme. Uno de los dos debería estar muerto ahora ─
luego se levantó silenciosamente y entró en el cubículo del baño. Después de un minuto
Chaz escuchó el agua corriendo, pero no oyó ningún otro sonido de Ferron. Ninguno en
absoluto.

148

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 17

“U
no de nosotros debería estar muerto ahora...” Las palabras de Ferron
le obsesionaban. Había algo tan perdido en su expresión, tan desolado
¿Fue debido a lo que Burns reconoció haber hecho a Sabine? ¿Y por
qué Ferron se tardaba tanto en la ducha?

Chaz le había estado evitando durante tanto tiempo que le pareció incorrecto
entrar precipitadamente y violar la privacidad del otro Needler. Pero como el sonido del
agua seguía y seguía, comenzó a ponerse nervioso ¿Que estaba haciendo Ferron ahí
adentro? ¿Estaría bien? «Sólo entraré y hablaré con él», se dijo a sí mismo Chaz, «necesito
149 disculparme otra vez de todas maneras, necesito restablecer la comunicación. Se supone
que mañana debemos salir juntos en un Needle». En el momento no pudo reunir nada de
la excitación o el temor que había estado sintiendo ante la idea de estar en un espacio
cerrado con su compañero. Sólo sabía que quería hablar con Ferron de nuevo para decirle
cuánto lo sentía por actuar como un tonto la semana pasada, «Lo quiero», pensó, pasando
una mano por su corto cabello «No sé si quiero hacer... todo. Pero lo deseo, quiero estar
con él de la forma en que estuvimos antes». Era la primera vez que admitía sus verdaderos
deseos a sí mismo en vez de buscar excusas o tratar de decirse que sólo quería estar con
el otro hombre por el bien de la conexión de la red neuronal. Ahora sabía que él había
deseado las manos de Ferron sobre su cuerpo, el placer de su toque, aunque no tuvieran
que hacer volar una Needler juntos. «Lo quiero, ¿pero me querrá él todavía a mí?». Solo
había una manera de averiguarlo. Tomando una profunda respiración, Chaz se levantó y
abrió la puerta del cubículo.

─¿Ferron? ─preguntó con voz todavía ronca por los abusos que había recibido
antes─. ¿Ferron, estás bien? ─el aire estaba lleno de vapor y era difícil ver algo.
Tosiendo un poco por la densa humedad, Chaz avanzó y abrió la cortina de la ducha.

Ferron estaba de pie, desnudo en la ducha, pero no levantó la vista cuando Chaz
abrió la cortina. Estaba mirando fijamente a algo que sostenía en la palma de su mano

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

derecha. Algo largo y plano de plata que brilló débilmente a la pálida luz artificial. Chaz dio
un paso adelante, viendo que era una navaja de afeitar antigua, pero no pensó que Ferron
se estuviera afeitando con ella.

─Oye ─dijo con nerviosismo─, esa cosa parece afilada. ¿Por qué no lo dejas y
vienes a la cama?

─Así es como Sabine lo hizo ─dijo Ferron, más para sí mismo que para Chaz. Su
voz profunda era suave e introspectiva, llena de dolor, vergüenza y odio a sí mismo.

─¿Cómo hizo qué? ─Chaz quería mantener la conversación. Quería mantener a
Ferron hablando mientras decidía si era seguro intentar agarrar la mortalmente afilada
navaja de afeitar de su mano ¿Podría él lograr eso sin que los dos terminaran hechos
trizas?

─¿Qué crees tú? ─Ferron lo miró brevemente y luego volvió a bajar la vista a la
navaja que yacía en su palma ─la trajo de su casa, creo que era de su abuelo, sin embargo

150 él nunca la utilizó. No hasta que... ─se calló moviendo la cabeza

─Ferron... Eric, por favor. Deja eso. Ven a la cama ─manteniendo sus entrenados
ojos en los de su compañero, Chaz comenzó a despojarse de su uniforme. Tenía la
sensación de que estaba a punto de mojarse por segunda vez esa noche.

─Él se sentía como tú. Ambos lo hacíamos al principio. Sentíamos que era
incorrecto, repugnante y antinatural estar tan cerca, tener que tocarnos tan íntimamente
con el fin de hacer volar un Needle. Pero eso cambió. Con el tiempo cambió ─murmuró
Ferron.

─Yo... yo no me siento ya de esa manera. No sé si en el fondo alguna vez lo he
hecho ─dijo Chaz en voz baja

Ferron lo miró brevemente. ─¿Cambiaste de opinión al parecer, Brighton?

─Yo... ─Chaz tragó saliva─. Te extrañé ─dijo simplemente─. Por favor Eric,
necesito decirte que lo siento. Necesito demostrarte que estoy arrepentido.

─Demasiado tarde ─Ferron negó con la cabeza y volvió a mirar la navaja─. Es
demasiado tarde.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¡No es demasiado tarde! ─Chaz dio un paso adelante─; no es demasiado tarde
para ti, tú llegaste justo a tiempo esta noche, sin ti habría sido carne muerta.

Ferron lo miró de nuevo, sus ojos azules brillaban. ─Pero es demasiado tarde para
Sabine. ¿No lo entiendes? Yo ni siquiera sabía lo que Burns y su pandilla le habían hecho.
Nunca me lo dijo. Sólo estuvo muy callado, muy introvertido y luego, una noche se fue a la
ducha sin mí y yo oía el agua corriendo y corriendo... ─sacudió su cabeza, sus ojos se
llenaron de una agonía imposible de expresar.

─¿Qué sucedió? ─preguntó Chaz a pesar de que ya lo sabía. Preguntó porque
sentía que Ferron necesitaba decirlo, después de dejar durante seis meses el dolor
enconarse en él, necesitaba sacarlo afuera.

─Cuando llegué a él, ya se había cortado una muñeca ─la voz de Ferron estaba
entumecida, inexpresiva─. Había sangre por todos lados. Tanta sangre ─tragó saliva─.
Le grité y me metí a la ducha, intenté sacar la maldita navaja de afeitar de su mano y se

151 volvió loco. Empezó a gritar que era un juicio, un castigo, que él tenía lo que se merecía,
que ambos lo tendríamos. Él hizo esto ─señaló la blanca cicatriz que arruinaba el lado
derecho de su cara ─casi perdí mi ojo, todo el tiempo estuve luchando con él tratando de
quitarle la navaja, tratando de agarrar su muñeca y poner un poco de presión sobre ella
para detener el flujo.

─Dios mío ─Chaz sacudió la cabeza incapaz de expresar su compasión. Podía
imaginar la sangrienta escena demasiado bien. Sólo esperaba que no estuvieran a punto
de tener una repetición de la misma aquí y ahora.

Ferron sacudió la cabeza.

─No pude detenerlo. Se llevó la hoja a su garganta y... ─negó con la cabeza y
miró hacia abajo por un largo rato─. Para cuando conseguí ayuda, ya estaba muerto ─
dijo finalmente con una voz tan baja que Chaz apenas podía oírlo sobre el agua corriendo
─. Por eso es que conservé la cicatriz, para recordarme que llegué demasiado tarde para
salvarlo.

─Ferron... ─Chaz quería ir con él. Quería entrar en la cascada de agua y quitarle
la larga navaja de afeitar de aspecto malvado de su mano, pero no se atrevía a hacer

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

movimientos bruscos. El alto y desfigurado cadete tenía una mirada fija, muerta en sus
ojos azul hielo que le daba miedo. Era la mirada de alguien que ha perdido la esperanza.

─Debería haberlo sabido ─murmuró Ferron obviamente hablando solo de nuevo
─. Debí haberlo impedido. Fue mi culpa.

─No fue tu culpa ¿Que más podías hacer tú? Casi perdiste un ojo por como
sucedió todo ─señaló dando un paso cuidadoso más cerca.

─No ─Ferron negó con la cabeza, su largo cabello negro estaba pegado a su
cráneo y su oscura piel bronceada estaba cambiando a un rojo opaco por el calor─. No,
fui yo, fue mi orgullo el que le mató. Yo quería que fuéramos los primeros en las
evaluaciones, así que lo insté a hacer cosas que él no quería hacer, al principio al menos. Y
luego, cuando Burns se convirtió en un problema, mi padre quiso intervenir. Pero no se lo
permití. Fui demasiado orgulloso, le dije que yo lucharía mis batallas. Que yo podría
manejar al pequeño hijo de puta por mí mismo. Nunca imaginé que él iría tras mi pareja.

152 Nunca soñé...

─Que él haría lo que hizo ─Chaz terminó por él. Se sintió mal al pensar por lo que
Sabine había pasado, lo mismo que él casi había experimentado esta noche. Pensó que se
había librado con unas leves magulladuras alrededor de su cuello, pero se dio cuenta que
tenía daños que no podían ser vistos. El recuerdo de lo que casi ocurrió en el cuarto de
ducha cubierto de azulejos blancos todavía estaba con él. Se cernía sobre el horizonte de
su mente como una oscura nube tormentosa lista para escupir relámpagos afilados y
torrenciales de lluvia en cualquier momento. Casi le habían violado. ¡Dios! Burns casi
había... Empujó el pensamiento lejos bruscamente. No había tiempo para la
autocompasión, ni tiempo para lamer sus heridas. Tenía que estar allí para su pareja, tenía
que convencer a Ferron y llevarlo de forma segura a la cama.

─Que él haría lo que hizo ─se hizo eco Ferron─. Debería haber dejado que
Sabine me matara ─dijo en voz baja. Su puño se cerró repentinamente sobre la afilada
hoja con un movimiento convulsivo. Gotas de color carmesí comenzaron a caer golpeando
el piso de la ducha─. Debería estar muerto ahora mismo.

─¡Jesús, Ferron! ─Chaz saltó a la ducha, moviéndose más rápido de lo que
hubiera creído posible. Mientras el agua hirviendo caía sobre él, tomó la muñeca de su
pareja y la golpeó fuertemente contra la pared de azulejos. Ferron dio un gruñido de dolor

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

y su mano se abrió repentinamente y la mortal navaja sonó estrepitosamente en el suelo,
la sangre decorando llamativamente la hoja plateada brillante.

En un solo movimiento Chaz se agachó, cogió la navaja, la cerró y la tiró en la tolva
de la lavandería. Por un momento pudo escuchar el traqueteo y el sonido metálico de lo
que bajaba por el tubo metálico y luego sólo el sonido de la ducha abierta y su misma
respiración pesada. El agua en su espalda estaba hirviendo, pero Chaz apenas lo notaba.
Estaba demasiado preocupado por su pareja como para preocuparse por cualquier otra
cosa.

─Déjame ver tu mano ─agarró la muñeca de Ferron de nuevo y desenroscó los
largos dedos bien formados, tratando de ver si había un daño permanente. Para su alivio
los cortes en la palma del alto Needler eran poco profundos y aunque todavía rezumaban
sangre, Chaz pensó que se curarían rápidamente si eran bien cuidados─. Está bien, vas a
estar bien ─murmuró─, sólo lo vendaremos muy bien y... ─se detuvo abruptamente y
levantó la vista para ver que Ferron lo miraba con la misma expresión vacía en los ojos.
153 ─¿Por qué me detuviste? ─su voz profunda era hosca, llena de dolor.

Chaz sentía como si su corazón fuera a estallar. Ahora que estaba aquí, desnudo en
la ducha con su compañero, tan cerca de Ferron, tocándole, se dio cuenta que era el único
lugar en el que quería estar. Que era el único lugar en el que había querido estar toda la
semana. Había tanto que decir, tanto para disculparse, que las palabras casi se le
atragantaron.

─¿Por qué me detuviste? ─preguntó Ferron nuevamente, buscando los ojos de
Chaz con los suyos, buscando algo. Necesitando algo que sólo Chaz podía dar.

─Por la misma razón que tú intentaste detener a Sabine, supongo ─murmuró─,
Eric, lo siento. Todo ─tentativamente puso sus brazos alrededor de su pareja inseguro
sobre cómo respondería Ferron. Por un momento el alto Needler se quedó allí, indiferente
en sus brazos. Y entonces tiró más cerca de Chaz y se abrazó a él presionando su largo y
duro cuerpo contra el de Chaz. Sus anchos hombros temblaban mientras el luchaba con
una emoción difícil de describir.

Chaz le devolvió el abrazo sin reservas, sin importarle que ambos estuvieran a
desnudos y mojados o que podía sentir el eje del otro hombre contra su muslo. Se dio
cuenta que era ahí adonde pertenecía, a los brazos de Ferron. Todavía no se sentía

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

preparado para consumar su relación, pero al menos sabía que quería tener esa relación.
Quería admitir que era más que simplemente una alianza de conveniencia. Quería
permitirse sentir, admitir las emociones que tenía por el alto hombre desfigurado que
estaba en sus brazos sin nada de vergüenza. Quería dejar sus límites atrás, tanto como
pudiera, de cualquier modo y simplemente abrazar a Ferron y ser abrazado por él. Quería
amarlo y dejarse amar y si al resto del mundo no le gustaba, entonces, el resto del mundo
podría irse a la mismísima mierda.

Por supuesto, no había manera de decir todo eso, así que Chaz ni siquiera lo
intentó. En su lugar, cerró el agua y salió de la ducha. Se secó y después, tal como Ferron
le había hecho a él tantas noches, secó completamente con la toalla el cuerpo musculoso
de su pareja. Por un momento se permitió a sí mismo admirar la elegancia masculina de la
figura de su compañero como nunca lo había hecho antes, permitió que sus ojos
permanecieran en el largo pene sin circuncidar que yacía quieto entre sus muslos. No
había nada suave sobre Ferron, salvo tal vez su largo cabello negro. Pero a Chaz ya no le

154 importaba, ya no quería algo suave, delicado y femenino, no quería volver a casa con
Amanda. Quería sentir ese pecho duro presionando contra su espalda, el sonido de esa
voz profunda en su oído. Deseaba a Ferron.

─Vamos ─dijo suavemente, conduciendo a su compañero hasta el dormitorio.
Vendó la mano lastimada de Ferron y a continuación ambos se metieron en la cama. Por
un momento se quedaron allí con los brazos alrededor del otro y a continuación Chaz se
atrevió a atraer la cabeza de su pareja y depositó un suave beso en los estrechos pero
sensuales labios de Ferron.

─ Brighton... Chaz... ─ la profunda voz estaba indecisa mientras Ferron se
despegaba suavemente del beso─. No lo hagas.

─Por favor ─Chaz sintió su corazón golpeteando en su pecho. ¿Y si Ferron
hubiera cambiado de parecer? ¿Y si ya no se sentía de la manera que solía, o que Chaz
pensaba que solía, antes de que esta última semana desoladora hubiera tenido lugar?

─No ─la voz de Ferron era suave pero firme─. No, yo no quiero hacer nada. No
esta noche. No puedo soportar otra semana como ésta. Ahora no.

─No habrá más semanas como ésta ─prometió Chaz─. Maldita sea Ferron, dije
que lo siento. Sólo... sólo déjame tocarte. Te he extrañado.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─También te extrañé, Ojos Verdes ─la voz de Ferron era ruda, pero atrajo a Chaz
otra vez y le besó larga y profundamente en la boca. Chaz sintió un calor removiéndose en
su interior y su polla estaba repentinamente dura como una roca y palpitando contra el
muslo de su compañero.

─Extrañé tus manos en mí ─admitió jadeante─. Extrañé tu manera de tocarme.

─Me temo que estoy en mala forma para masturbarte esta noche ─Ferron hizo
un gesto con su mano vendada─, pero puedo hacer esto ─empujando hacia atrás los
cobertores, se recostó sobre Chaz y tomó su duro eje con su mano ilesa─. Estoy a tu
servicio ─susurró y luego con un largo y lento movimiento intencionado, tomó toda la
polla de Chaz en su boca.

Chaz gimió cuando el calor húmedo lo envolvió por completo. Cerró los ojos y
apretó las sábanas con sus manos... Dios, se sentía tan bien, tan bien... Pero entonces, la
deliciosa sensación desapareció de repente.

155 ─No, Chaz ─la voz de Ferron era baja pero firme─, abre los ojos. Quiero que
observes mientras hago esto. Mira mientras te chupo y me trago tu leche. Necesito saber
que puedes manejar esto, que no vas a perder el control y separarnos a ambos debido a
ello. Por causa de lo que estamos haciendo.

─De acuerdo ─Chaz asintió con la cabeza, comprendiendo la veracidad de la
petición de Ferron. Su compañero necesitaba estar seguro de él, necesitaba saber que
Chaz no lo haría pasar a través de otro tiempo doloroso de tortura y negación como el que
tuvieron la semana pasada. Abrió los ojos y miró hacia abajo conteniendo el aliento ante
la visión erótica delante de él.

Ferron se inclinaba sobre él, el duro eje de Chaz acunado relajadamente en su gran
mano. Su largo cabello negro húmedo caía sobre sus anchos hombros y sus labios estaban
rojos y ligeramente húmedos de mamar la polla de Chaz. Sus ojos estaban dilatados y las
negras pupilas casi se tragaban el azul hielo de sus ojos cuando se encontró con la mirada
de Chaz y la sostuvo.

Acarició una vez más desde la raíz a la punta, provocando un suave gemido de los
labios de Chaz y luego se inclinó y lamió suavemente la cabeza de la polla de Chaz,
lamiendo las gotas de presemen con obvio placer.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Por favor... ─la voz de Chaz era jadeante, pero tenía que decir esto, tenía que
dejar que Ferron supiera cómo se sentía, lo que quería─. Por favor, Ferron... Eric. Por
favor, deseo... Tengo ganas de saborearte también.

─¿De verdad? ─Ferron le dirigió una mirada calculadora con sus ojos penetrantes
─. ¿Estás seguro esta vez, Ojos Verdes? ─Chaz asintió con la cabeza y tragó saliva─.
Entonces quiero oírtelo decir. Dime exactamente lo que quieres hacerme ─exigió Ferron
con voz suave

─Quiero... ─Chaz volvió a tragar─, quiero chupar tu polla ─dijo de forma alta y
clara. No podía creer que él en verdad estaba diciendo las palabras, diciéndolas y
queriéndolas decir, pero eran absolutamente ciertas─. Tenías razón antes ─dijo a
Ferron. El hombre mayor lo miró interrogante y él se apresuró a explicar─. Tenías razón
en que yo no estaba preparado para hacer esto... para chupar tu polla... en público.
Deberíamos haberlo hecho primero aquí, juntos. A solas. Sólo tú y yo. De esto es lo que se
trata, de todos modos. Solo tú y yo juntos... «para siempre» ─terminó en su cabeza, pero
156 no fue capaz de decirlo.

Ferron sonrió y puso otro beso suave con la boca abierta en la cabeza de la polla de
Chaz que le hizo gemir. ─Entonces vamos a hacerlo juntos, solos, tú y yo ─él giró sobre
su costado, su boca quedó a pulgadas de la polla de Chaz y le indicó a Chaz que hiciera lo
mismo.

Sintiéndose repentinamente tímido, Chaz lo hizo y fue recompensado con la visión
de la dura polla sin circuncidar empujando entre los muslos de Ferron. Podía sentir el calor
irradiando del rígido mástil y una vez más pudo oler el delicioso almizcle de su compañero.
Su boca se hizo agua y su propia polla se endureció aún más en el cálido agarre de Ferron.

─Así ─Ferron instruyó suavemente. Inclinándose hacia adelante, succionó de
nuevo profundamente la polla de Chaz, haciéndole quedarse sin aliento y estremecerse en
contra de él. ¡Dios, pero eso se sentía bien! Entonces recordó el duro eje frente a él.
Agarrándolo sin apretar en su puño, se inclinó hacia adelante y lamió la cabeza,
saboreando el amargo y salado sabor de su compañero en su lengua antes de tragar
profundamente el grueso sexo de Ferron dentro de su boca y chupar.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 18

C
haz no supo cuánto tiempo estuvieron chupándose, lamiendo y explorándose
el uno al otro esa noche. Él solo sabía que se sentía como si hubiera regresado
a casa. Y cuando sintió a Ferron disparar entre sus labios, llenando su boca de
leche, lo bebió tan ávidamente como hizo la primera vez y dejó que el orgasmo de su
compañero provocara el suyo. Podía sentir a Ferron tragándole entero, tomando su eje y
su leche profundamente en su garganta, con obvio placer y ordeñando las bolas de Chaz
suavemente para conseguir más, para asegurarse que lo había tomado todo.

Después, mantuvo el eje fláccido de Ferron mucho tiempo entre sus labios, todavía
157 chupando dulcemente, amando la sensación de su compañero en su boca cuando estaba
suave y vulnerable. Ferron hizo lo mismo por él, de vez en cuando lamiendo su saco y
tomando cada una de las bolas de Chaz con cuidado dentro de su boca para una larga y
amorosa chupada, hasta que Chaz tembló con un placer tan intenso que era casi
demasiado.

Finalmente sintió a su compañero moverse y Ferron se desenredó y subió hasta la
cabecera de la cama para estar de nuevo a su lado. ─Eso estuvo bien ─murmuró Ferron,
rodeando con sus brazos la cintura de Chaz y arrastrándole más cerca.

─Más que bien. Increíble.

Chaz se arrimó complacido y presionó un profundo beso en sus labios, compartiendo
su sabor con el alto Needler. Ferron lo devolvió con avidez, explorando la boca de Chaz,
devolviéndole su propio sabor con su lengua. Finalmente rompió el beso.

─¿Cómo me haces desearte tanto? ¿Incluso después de lo que sucedió esta noche?
─murmuró suavemente.

─No lo sé. Solo sé que me siento del mismo modo ─Chaz respondió en voz baja. Las
palabras “te amo” vibraban en la punta de su lengua pero no las dejó salir. De algún
modo, sonaban demasiado femeninas. Demasiado trilladas. Y en un nivel más profundo,

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

demasiado malditamente aterradoras. Miró a Ferron, queriendo decir algo, hacerle saber
cómo se sentía─. Yo… Yo nunca me he sentido de esta manera por un chico antes. Nunca
deseé a un chico ─confesó─. Yo, hmm, no pensé que tenía dentro de mí ese deseo.

Ferron rió suavemente y pasó una mano por el cabello corto de Chaz. ─No te
preocupes, me sentí del mismo modo cuando vine por primera vez a La Letrina. Creo que
muchos de nosotros lo hacíamos ─sus ojos se oscurecieron─. No cambié de opinión
hasta que ellos me emparejaron con Sabine.

─Lo siento ─dijo Chaz, sabiendo que las palabras eran insuficientes─. Lo siento
tanto, Eric.

─No lo hagas ─Ferron negó con su cabeza, su largo cabello se extendió contra la
almohada─. Ese es mi pasado, mi mierda, y yo soy el único que tiene que tratar con ello
─sus ojos se endurecieron─. Aún mataría a ese hijo de puta de Burns.

─Casi lo hiciste ─Chaz le dijo sobriamente─. Un minuto más y él habría sido
158 historia ─colocó la mano abierta contra el pecho musculoso de Ferron─. Tú sabes por
qué no podía permitirlo, ¿no es así? Habrías sido expulsado y acusado de cargos. No pude
dejar que eso sucediera, no podía permitirles que intentaran ponerme con otro
compañero cuando yo no… no quería a nadie excepto a ti.

Ferron sonrió. ─Sentí lo mismo cuando te vi por primera vez. Que nunca podría
encontrar a alguien con quien vincularme del modo que lo hacía con Sabine. Con quien yo
pudiera compartirlo todo. Estoy contento de que me demostraras que estaba equivocado.

─Eric… ─Chaz le miró, sintiendo como si tuviera un gran nudo en la garganta
impidiéndole tragar─. Hay algo que necesito contarte. A pesar de que… a pesar de que
nosotros estamos juntos ahora, del modo que estábamos, yo aún no… aún no puedo…

─Tú aún tienes miedo de dejarme follarte, ¿es eso? ─había pena en los ojos azules
de Ferron pero paciencia también. No ira.

Chaz asintió con la cabeza, no fiándose de sí mismo para hablar. No sabía por qué
tenía miedo de dar el paso final. Quizás era miedo al dolor que estaba seguro estaría
involucrado, Ferron era extremadamente largo y grueso y Chaz sabía que no sería fácil
para él meter su gran eje en el culo virgen de Chaz. Quizás era algo más, un miedo más
profundo, que al hacer esto, que al dar ese último paso, eso le haría meterse

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

completamente en algo sobre lo que era duro pensar. ¿Un maricón? ¿Gay? Ninguna
palabra, grosera o cortés, parecía encajar exactamente. Después de todo, se recordó, él
no era como Landrews quien, estaba bastante seguro, estaría feliz de follarse a cualquier
cosa con una polla. No, él sólo quería a Ferron. Y si no podía tenerle, estaba bastante
seguro que no iría detrás de ninguno de los otros chicos en La Academia. ¿Así que por qué
no podía dar ese paso final? No lo sabía, sólo sabía que él no se sentía preparado todavía.

─Bien, Ojos Verdes… ─Ferron suspiró y de nuevo acarició con su mano el cabello
corto de Chaz─. Supongo que puedo entenderlo. Mi promesa se mantiene, no te follaré a
menos que tú me lo pidas o yo tenga que hacerlo…

─Correcto, porque nuestras vidas dependan de ello. Lo que sea, hombre.

Chaz puso mala cara pero Ferron solo negó con la cabeza, una mirada seria en sus
ojos.

─Espera a que estemos mañana en el Needle. Verás lo que quiero decir. La primera

159 vez que la red neuronal se cierre sobre ambos, lo entenderás ─suspiró.

─Mientras tanto, creo que ambos necesitamos dormir algo. Mañana será un largo
día.

─Y mejor día que hoy ─le dijo Chaz, dándose la vuelta de modo que el duro y cálido
pecho de Ferron se situara contra su espalda de la forma en que solía estar.

─Espero que tengas razón ─Ferron habló en voz baja en su oído, pegándose a él─.
Demonios, espero que estés en lo cierto, Ojos Verdes.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 19

-¿
Escuchaste sobre…

─Lo que le sucedió a Burns?

Jimmy y Timmy Turnix miraban expectantes a Chaz y éste sintió como
si un frío puño apretara su estómago. Aún así, intentó aparentar total
tranquilidad mientras jugaba con su reconstituido almuerzo. Había algo rosa que lucía
como ensalada de jamón en su bandeja, pero también podía confundirse fácilmente con
gelatina de cereza con malvaviscos dentro. La Academia estaba demasiado lejos de la
160 Tierra y los precios de los envíos eran demasiado prohibitivos como para ordenar comida
fresca.

─No, ¿qué? ─dijo, mientras observaba alrededor del bullicioso comedor con lo
que esperaba pareciera desinterés. Esta era la última conversación que quería estar
teniendo hoy. Después del almuerzo se suponía que se escaparía de sus lecciones de la
tarde y se encontraría con Ferron en el muelle donde los Needles eran guardados. Les
asignarían una nave y volarían por primera vez. O más bien, Ferron volaría, él se
encargaría de manejar las armas. Pero estarían solos en el espacio profundo y por primera
vez los objetivos a los que les dispararía serían reales y estos les dispararían también.

─Fue devuelto a la Tierra en una…

─Nave médica anoche. Alguien aplastó…

─Su tráquea.

Los ojos idénticos color avellana de Timmy y Jimmy estaban completamente
abiertos. Chaz dejó de intentar fingir que tenía interés en su almuerzo.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Vivirá? ¿Saben quién lo hizo? ─preguntó, a través de unos labios que se
encontraban de repente resecos. Subrepticiamente pasó sus dedos por su garganta
lastimada a través de la ligera tela de su uniforme. Tenía hematomas donde la toalla lo
había estrangulado la noche anterior, sin embargo su voz sólo estaba ligeramente ronca.

Los gemelos intercambiaron una mirada y se encogieron de hombros al mismo
tiempo. ─Nadie sabe quien lo hizo ─dijeron al unísono.

─O si lo saben…

─La Administración no lo dice.

─¿Pero, vivirá? ─Chaz preguntó nuevamente, con impaciencia. No estaba
seguro de si quería que la respuesta fuera positiva o negativa, solo sabía que tenía que
conocer el destino de su casi-violador.

Los gemelos volvieron a encogerse de hombros.
161
─Creen que vivirá. Y aún si no lo hiciera…

─No regresaría a la Letrina.

─¿Qué? ¿Por qué no? ─ Chaz empujó su bandeja a un lado y se inclinó sobre la
mesa observando detenidamente al par de rostros idénticos frente a él buscando
respuestas. Los gemelos volvieron a intercambiar miradas, obviamente no queriendo decir
nada más. Finalmente uno de los gemelos, el que estaba casi seguro que era Timmy,
habló.

─Cuando la gente escuchó que se había ido, algunos estudiantes de grados
inferiores hablaron ─dijo en voz baja─. Dijeron que…

─Burns y su pandilla los habían, este…, atrapado en las duchas y… ─no dijo la
frase completa y su gemelo no la finalizó por él.

Chaz se sintió enfermo. Así que no eran únicamente Sabine y él los que habían
sido víctimas o posibles víctimas de Burns y sus lacayos. Se preguntó durante cuánto
tiempo había estado ocurriendo esto. Cuántos otros cadetes habían sido acorralados y
violados.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Entonces ellos fueron…? ─tampoco terminó la oración, pero los gemelos
asintieron.

─Sí. Todos fueron expulsados y…

─Presentaron cargos en su contra.

─El padre de Burns probablemente le ayudará…

─Pero el resto de ellos seguramente irá a prisión.

─Cielos ─Chaz sacudió su cabeza, sin saber qué decir. Mientras pensaba, el
timbre señaló que era el final del tercer almuerzo.

─Ah por cierto, ¿hoy no es el día en el que…

─Tú y Ferron obtendrán su Needle? ─los gemelos le miraron expectantes. Chaz

162 sintió cómo el rubor crecía en sus mejillas pero sólo asintió.

─Sí, así es. De hecho, se supone que me reuniré con él ahora.

─Buena suerte ─le dijeron los gemelos al unísono dedicándole idénticas
sonrisas resplandecientes.

─Lo harás…

─Genial. No es nada…

─Para ti.

─Sí ─Chaz intentó sonreír─; no es nada si tienes un hermano gemelo capaz de
anticipar cada palabra y movimiento que haces. Es un tanto complicado para el resto de
nosotros.

─Te irá bien ─volvieron a decir al unísono. Poniéndose de pie al mismo tiempo,
sonrieron a Chaz mientras tomaban sus bandejas.

─Rómpete…

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Una pierna, Brighton ─y se fueron, dejándolo solo para pensar sobre la tarde
que tenía por delante, y su primer vuelo en un Needle.

163

─Este es el muelle de embarque. Hay un tubo que baja desde el pasillo de
nuestra habitación que nos conducirá aquí en menos de cinco segundos. Se supone que es
únicamente para emergencias, pero los Needlers utilizan esos tubos constantemente para
llegar a tiempo.

Ferron señaló al espacio cavernoso que les rodeaba. Era tan grande que le
recordaba a Chaz un hangar de aviones.

Mirando hacia abajo desde la plataforma donde estaban parados, podía observar
una fila de brillantes y plateadas naves espaciales… los Needles. Cada uno tenía un diseño
diferente en un costado que parecía pintado a mano y Chaz pensó que podía adivinar cuál
era la suya… la que tenía un halcón marrón y blanco en vuelo, cayendo en picado como si
cazara a su presa. Se preguntaba si Sabine había sido quien lo había pintado o si Ferron
tenía algún lado artístico que estuviera ocultando. Sin embargo, había algo más que su

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

compañero había dicho, algo que desvió su atención de las brillantes y decoradas naves
espaciales de regreso al rostro del Needler.

─ ¿Emergencias? ─preguntó Chaz en voz baja, observando a Ferron con
incertidumbre. Sus voces rebotaban y hacían eco cuando hablaban, así que ambos
hablaban en voz muy baja.

Su compañero asintió y colocó una mano en la barandilla de metal que recorría
toda la plataforma con vistas al muelle. ─En caso de que haya un ataque de los Saudeber
durante nuestro turno. Por supuesto, la Flota de Needlers será la primera línea de defensa
de la Tierra, pero ellos están estacionados en la cara oculta de Marte así que nosotros
llegaremos ahí antes.

Chaz le miró dudoso. Por mucho que le importara el alto y marcado Needler, aún
no comprendía la forma de pensar de Ferron ante la inevitabilidad de otro ataque de las
Langostas. Se suponía que esa era la razón por la cual todos se encontraban en La
164 Academia en primer lugar, pero todos sabían que la Letrina era el billete de ida para subir
en el escalafón de la Flota. Aún así, su recuperada relación con Ferron estaba tan reciente
que no quería decir nada que pudiera dañarla nuevamente.

─¿Entonces estas son las Needles? ─preguntó en su lugar, dirigiendo su mirada
a las naves puntiagudas que se encontraban abajo. Era fácil saber el porqué habían
obtenido ese nombre 17. Cada nave lucía como un largo tubo terminado en punta en uno
de sus extremos, y con una turbina de hidrogeno para darle potencia continua que se veía
como el ojo de una aguja, en el otro.

─Hermosas, ¿verdad? ─los ojos azul hielo de Ferron se suavizaron─. Jamás
pensé que volaría en una de nuevo, sabes. Nunca pensé que encontraría otro artillero con
el que podría vincularme ─colocó un brazo alrededor de Chaz y le acercó a darle un beso.

Chaz le esquivó. ─Oye, estamos en público ─dijo en susurros.

Ferron frunció el ceño. ─No te preocupes, Ojos Verdes. Este es territorio Needler
tanto como el salón o la galería de tiro. Nadie que trabaje en esta área se inmutaría si te
recostara sobre la baranda y te follara. Así que es perfectamente normal besarse.

17
Needle = Aguja. De este termino proviene también el termino en ingles: “Needler” (pilotos de las naves). N. de los T.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Aún así… ─Chaz volvió a mirar a los pocos trabajadores, que vestían monos de
trabajo blancos, quienes se movían muy ocupados por el espacio de abajo─. Se siente…
mal ─dijo, mientras se encogía de hombros y miraba indefenso a su compañero.
Esperaba que Ferron no lo fuera a tomar de mala manera, pero después de cómo se había
sentido en la sala de los Needlers, no estaba ansioso por volver a mostrarse afectuoso en
público, especialmente frente a aquellas personas que no eran Needlers─. Lo que quiero
decir es que no me gusta hacerlo en público.

─¿Se sentía mal besar a tu novia en público cuando te encontrabas en la Tierra?
─Ferron le lanzó una mirada penetrante que hizo que Chaz quisiera esconderse.

─No, pero eso era diferente. Eso era…

─¿Aceptado por la sociedad? ¿Normal? ─Ferron alzó su ceja partida.

─Sí, ¿de acuerdo? ─Chaz dejó caer sus hombros─. Mira, lo siento. Puedo
165 aceptar… lo que hacemos cuando estamos solos tú y yo o tal vez frente algunos de los
otros Needlers. Pero es algo difícil frente a otros ─dijo frunciendo el ceño─. Además, no
puedes actuar como si no te interesara quien lo sepa. Tienes una prometida en casa
esperándote. No puedes decirme que ella sabe lo que sucede aquí arriba.

─Claro que lo sabe ─Ferron le mostró una sonrisa sin humor─. Tara sabe tanto
como mis padres, lo que significa más o menos todo. Ella todavía quiere casarse conmigo
por mi posición social ─encogió los hombros─. Será un matrimonio estrictamente por
conveniencia… ella se quedará en la Tierra y asistirá a fiestas y jugará a ser anfitriona de la
enorme casa que mis padres están construyendo para nosotros, mientras yo estaré
estacionado con la Flota en la cara oculta de Marte.

─Eso es enfermizo, hombre ─Chaz frunció el ceño ante la punzada de celos que
le atravesó, e intentó encubrirlos─. ¿No te molesta que todo tu matrimonio sea una
mentira? ─preguntó.

Ferron volvió a encogerse de hombros. ─Al menos mis padres saben lo que soy.
Lo que hago y con quien lo hago. ¿Se lo vas a contar a los tuyos? ¿O a tu novia?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz sacudió su cabeza. ─Mira, tus padres pueden ser lo suficientemente
sofisticados con el hecho de que te gusten los hombres pero los míos no son así. Y en
cuanto a Amanda, no lo sé. No he decidido aún qué hacer con ella.

Ferrón dejó escapar un suspiro. ─De acuerdo, eso es problema tuyo, pero deja
que te recuerde algo, Ojos Verdes ─acercó a Chaz y le miró desde arriba, sus facciones
parecidas a las de un halcón llenas de sentimiento─. No me gustan “otros hombres”
como tú dices. Me gustas tú. Te quiero a ti y sólo a ti. Quiero acariciarte, chuparte, violarte
y hacerte mío en cada forma posible ─su voz era un sordo gruñido y la lujuria en sus ojos
azul hielo era inconfundible.

Chaz sintió como su rostro comenzaba a calentarse por la vergüenza. Quería
mirar alrededor para cerciorarse de que ninguno de los trabajadores vestidos de blanco
hubiera escuchado las palabras de su compañero, pero al mismo tiempo podía sentir
como su uniforme negro se estrechaba incómodamente alrededor de su polla.

166 ─Maldición, Ferron ─dijo entre dientes─; se siente extraño cuando me hablas
de esa manera.

─¿De qué manera? ─Ferron aún tenía esa mirada en sus ojos que hacía temblar
a Chaz.

─No lo sé… ─movió una de sus manos en el aire, tratando de pensar cómo
expresarse─. Cuando me hablas como si fuera… como si fuera una chica que quieres
follarte. Soy un hombre también, sabes. No estoy acostumbrado…

─No estás acostumbrado a ser montado ─Ferron terminó la frase por él─. Pero
te acostumbrarás. ¿Qué crees que he estado haciendo todo este tiempo, cuando te
acariciaba en el simulador y te follaba con un dedo en la ducha? Montándote, Chaz.
Preparándote… preparándote para volar una Needle.

Chaz sintió sus mejillas calentarse. ─Dios, ¿tienes que decirlo tan fuerte? ─dijo
entre dientes.

Ferron le dirigió una seria mirada. ─No estoy avergonzado de nada de lo que
hemos hecho juntos o de nada de lo que te haré para lograr romper tus límites. Y tú

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

tampoco deberías estarlo porque todo es por esto ─señaló con una de sus manos a las
filas de plateadas Needles y miró a Chaz─. Para lograr que funcione, tendrás que
escuchar mis órdenes y hacer lo que yo te diga. Dentro del Needle, el piloto siempre está
por encima del artillero. Y nuestras vidas pueden depender de cómo seamos de cercamos
y qué tan rápido puedas seguir mis órdenes. ¿Me entiendes?

─Lo entiendo ─Chaz asintió pero había un nudo de tensión formándose en sus
entrañas. Tenía la idea que su relación sería de igualdad en cuanto abordaran juntos la
Needle. No se le había ocurrido que Ferron aún sería su superior mientras volaban.
Suponía que tenía sentido en cierta forma… alguien que tomara las decisiones finales.
Pero aún así…

─Chaz ─Ferron levantó su barbilla con un dedo, forzando a Chaz a mirar hacia
arriba─, lamento si mi rudeza te molesta. Pero dime la verdad… ─sus ojos volvieron a
tornarse gentiles y su voz bajó íntimamente─. ¿Realmente odias tanto cuando te sujeto,

167 cuando te fuerzo a estar quieto mientras te toco?

─No ─Chaz quería alejar su mirada de Ferron, pero éste no le dejó─. No ─
susurró nuevamente a través de sus labios entumecidos─. Su-supongo que me gusta.
Pero no debería. No debería quererlo… no debería ser de esta manera.

─No comiences otra vez ─le cortó Ferron y luego dijo más suavemente─: cada
hombre es en su interior de una u otra manera… de estar arriba o abajo. Los exámenes de
La Academia son muy buenos para determinar cuál eres. ¿Crees que te hubieran
reclutado, aún con tus habilidades extraordinarias, si no supieran que en el fondo te gusta
tener a alguien más a cargo de ti? ¿Alguien que te diga qué hacer?

─No lo sé. Supongo que no ─susurró Chaz. Era una cosa muy difícil de admitir
de sí mismo… quizás mucho más difícil que el hecho de desear a ese alto y oscuro Needler
que lo había cautivado con sus ojos en primer lugar. Parecía incorrecto de alguna manera.
Poco varonil.

Ferron seguía estudiando su rostro, como si al hacerlo pudiera leerle los
pensamientos a medida que pasaban por detrás de los ojos de Chaz. ─Mientras estemos
en nuestra habitación juntos, seremos iguales ─le dijo a Chaz, su voz suave pero firme─.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Pero cuando estemos en el muelle de embarque, o en el Needle, harás lo que te digo sin
titubear. ¿De acuerdo?

Chaz se preguntó si lo más varonil, lo correcto, sería decirle a su compañero que
se fuera al diablo y salir huyendo del muelle. Una parte de él quería hacerlo, la parte que
había estado junto a él durante toda su vida… su orgullo masculino, supuso. Pero había
otra parte, una más profunda, una parte escondida que no quería que lo hiciera. Era la
parte que esos malditos exámenes de La Academia habían descubierto, suponía. Era la
parte que le gustaba que lo sostuvieran, que le dijeran qué hacer. Y esa parte era la más
poderosa… y lo sabía porque su miembro estaba dolorosamente duro, aún cuando
luchaba con sus emociones.

─¿Está claro? ─ladró Ferron de repente, forzándolo a responder.

─¡Si señor! ─Chaz quería alejarse de la mano de su compañero, la cual aún
estaba bajo su barbilla, pero por alguna razón no fue capaz de hacerlo.
168 ─Bien ─Ferron le mostró una sonrisa gentil y dejó caer su mano, pero aún había
acero en sus ojos azules. Aparentemente tomaba la cadena de mando del Needle muy en
serio─. Ahora, bésame ─dijo suavemente, todavía mirando a Chaz─. No mires
alrededor por si alguien nos está observando. Solo hazlo.

Queriendo terminar con eso, Chaz se acercó rápidamente y presionó sus labios en
un beso casto contra la mejilla de su pareja. Ferron frunció el ceño.

─Sabes bien que eso no era a lo que me refería, Brighton. Rodéame con tus
brazos y bésame en la boca ─le lanzó una mirada hostil a Chaz─. Y si continúas
molestándome, haré que te hinques de rodillas frente a mí y me chupes la polla. Justo
aquí y justo ahora, frente a todo el mundo, ¿entendido?

Chaz sintió una oleada de enojo, pero fue ahogada por la ráfaga de pura lujuria
que pasó por encima de él. «Dios, ¿por qué esto me excita?». Le hacía sentir indefenso,
vulnerable y aún así lo deseaba; y Ferron lo sabía.

─¿Y bien? ─el otro Needler frunció el ceño─. Estoy esperando.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Sintiendo como si todo su cuerpo estuviera enrojeciéndose de color rojo-ladrillo,
Chaz se acercó y colocó sus brazos alrededor del cuello de su pareja. Acercándose, besó a
Ferron, presionando sus labios tentativamente contra esos labios delgados y sensuales…
ofreciéndose.

Ferron no tardó en aceptar la oferta. Colocó una mano en la nuca de Chaz y
saqueó su boca despiadadamente. Su lengua demandó entrar y una vez dentro, le exploró
como si Chaz fuera su propiedad personal para hacer con él exactamente lo que quisiera.
Chaz podía sentir la polla de Ferron marcando a fuego su vientre y su propio mástil estaba
duro y pulsante de necesidad mientras el beso siguió, y siguió y siguió. Al final, cuando
Chaz estaba seguro que cada uno de los trabajadores del muelle de embarque había visto
su exhibición, Ferron se apartó, rompiendo el beso.

─Vamos ─gruñó tomando la mano de Chaz y guiándolo por la plancha metálica
─. Nos desnudaremos y montaremos en el Needle. No puedo esperar a correrme por
todo ese apretado culito tuyo.
169

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 20

E
star en el interior del Needle no era para nada lo que Chaz había imaginado.
Por una razón, él, de alguna manera, había pensado que estarían sentados
pero no lo estaban, estaban de pie sin nada donde sentarse en toda la
cabina. Aparte de eso, siempre se había imaginado estar desnudo en un pequeño y oscuro
espacio con Ferron pegado contra su espalda en la cabina claustrofóbicamente apretada.
Al principio esa expectativa se cumplió. Entonces, el metal inteligente los encerró a ambos
y la red neuronal los absorbió, consolidando sus cerebros en una unidad, y todo cambió.

─Listo para el lanzamiento ─oyó a su compañero decirle al oído. Pero también
170 sintió las palabras en su propia boca y las pensó en su cerebro al mismo tiempo. No fue
una repetición de lo que Ferron acababa de decirle -- él literalmente pensó y gesticuló en
el momento exacto en que Ferron estaba diciéndolas.

─¿Qué demonios? ─murmuró y supo que Ferron estaba pensando y diciendo lo
mismo al mismo tiempo.

─¿Qué esperabas? ─Ferron le preguntó mientras pilotaba la Needle por el
estrecho tubo de lanzamiento que lo dirigía hacia la esclusa de aire. Otra vez Chaz pensó y
dijo las mismas palabras al mismo tiempo.

─No lo sé. Esto no. Es raro, no puedo dejar de decir y pensar lo que tú estás
diciendo cuando lo dices.

─Es el efecto de eco neuronal ─le explicó Ferron mientras esperaban que la
esclusa se abriera completamente. Como le había prometido, había trescientos sesenta
grados de visibilidad ahora que estaban en el interior de un Needle, lo que le dio a Chaz la
extraña sensación de tener ojos en la parte posterior de su cabeza. A través del campo
visual al que se habían amoldado sus ojos en el momento en que ingresó a la cabina, él
podía ver hacia los lados y la parte trasera del Needle y también podía ver hacia el frente.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Pero como su nueva vista era solo el estéril y blanco tubo de lanzamiento en todas las
direcciones, podía concentrarse en lo que su compañero estaba diciendo.

─¿El qué? ─le preguntó, deseando poder ver a Ferron. Pero a pesar de su
visibilidad fuera del Needle, su compañero era invisible. Sólo la presión de su cuerpo
desnudo contra la espalda de Chaz y el susurro de su voz ronca en su oído permanecían.

Ferron soltó su cálido aliento detrás del cuello de Chaz. ─¿Has notado cuándo
llamas a alguien y hay mala conexión, a veces sientes ese molesto eco de tu propia voz
una fracción de segundo después de hablar?

Chaz asintió con la cabeza y entonces, dándose cuenta de que Ferron no podía
verlo. Dijo: ─Sí, he sentido eso antes.

─Bueno, eso es el equivalente de lo que está pasando aquí adentro, sólo que en
vez de oír tu voz oyes la mía, oímos el eco de cada uno en el interior de nuestras cabezas.
El eco neuronal es lo que recibes cuando no tienes contacto suficiente para hacer una

171 vinculación neuronal completa.

─¿No tener contacto suficiente? ─Chaz preguntó incrédulamente─. Estamos
con el trasero desnudo y pegados el uno al otro.

─¿Y cómo te sientes con eso? ─Ferron le murmuró al oído─. ¿Te molesta, Chaz?

Chaz ni siquiera había pensado en ello. Sabía que un mes atrás él habría estado
aterrorizado en esta situación y seguramente habría estado muy molesto para volar.
Ahora parecía natural y correcto tener al veterano cadete tan cerca de él, invadiendo su
espacio.

Porque no había espacio personal en un Needle, se dio cuenta. No había espacio
que él y Ferron no compartieran.

─No ─le respondió con un susurro─. No, yo… yo creo que se siente bien. Se
siente muy bien.

─Se puede sentir aún mejor que eso, Ojos Verdes ─gruñó Ferron en voz baja.

Chaz jadeó al sentir el calor familiar de las grandes manos de Ferron viajando sobre
su cuerpo desnudo. Ligeramente, su compañero sacudió y pellizcó sus pezones antes de
que una mano grande bajara para acariciar su dolorida polla.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Mejor? ─susurró Ferron y esta vez Chaz no dijo las palabras con él aunque aún
podía oírlas en su mente mientras Ferron hablaba.

─Sí ─le respondió con un murmullo, asombrado de la diferencia que las manos
de su compañero habían hecho─. ¿Por qué… parece como si el eco no fuera tan malo
ahora? ¿Por qué es eso?

─Profundicé la conexión ─le explicó Ferron, acariciando su polla lentamente,
justo como lo hacía durante las prácticas con el simulador─. Cuanto más íntimamente te
toco, la conexión es mejor, y más efectivos somos como equipo. ¿Tiene sentido?

─Yo… yo creo que sí ─Chaz gimió mientras la mano grande y cálida continuaba
acariciándolo─. ¿Cómo de profunda puede llegar a ser la conexión?

─Si fuera la más profunda, seríamos casi completamente una mente ─Ferron
murmuró─. Ninguno de los dos tendríamos siquiera que abrir nuestras bocas para hablar.
Es un tipo de telepatía, pero no es fácil de lograr.
172 ─¿Cómo… cómo la logras? ─preguntó Chaz, sabiendo ya la respuesta. Sentía la
erección de Ferron contra su espalda, y de repente, el largo eje sin circuncidar del otro
Needler estaba presionando contra la hendidura de su culo.

─¿Cómo crees, Ojos Verdes? ─Ferron le susurró al oído─. Tienes que dejarme
entrar -- dejarme entrar completamente. Si mi polla estuviera dentro de ti, follándote,
entonces, y sólo entonces, tendríamos lo que los Needlers llaman una perfecta conexión.

Chaz se movió incómodo, bien consciente de que no había lugar adónde escapar
lejos de los avances de su compañero. No es que realmente quisiera hacerlo, lo que lo
hacía sentirse incluso más nervioso que si hubiera querido irse.

─Mira, Ferron, ya te dije… Simplemente no estoy listo para eso. No creo que
pudiera manejarlo, ¿está bien?

─Está bien ─Ferron sonó resignado─. Pero déjame profundizar en la conexión
un poco más. Abre tus piernas un poco.

─¿Por qué? ─exclamó Chaz.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Brighton, ¿qué te he dicho acerca de quién está al mando cuando estamos a
bordo del Needle? ─hubo una repentina dureza en la voz de su compañero que Chaz no
pudo ignorar.

─Lo está usted… Señor ─añadió tardíamente.

─Correcto, Brighton. Y eso significa que mis órdenes son para ser obedecidas. No
cuestionadas. Preguntar por qué quiero hacer algo podría matarnos una vez que los ciclos
de esta esclusa se abran y estemos afuera en el espacio profundo.

─Sí, Señor ─Chaz murmuró dócilmente. Mordiendo su labio inferior, abrió sus
piernas, sintiendo cómo el metal se amoldaba a su nueva posición.

─Bien ─Ferron le susurró al oído─. Eso está bien, Chaz. Ahora aguanta mientras
yo… ─fue bajando la voz pero a Chaz no le tomó mucho tiempo el imaginarse lo que
quería decir. Sintió la cabeza de la polla de Ferron contra la entrada de su cuerpo y por un
momento pensó que el otro Needler iba a follarlo allí mismo. Pero entonces, casi a
173 regañadientes, sintió a Ferron moverse de manera tal que su dura polla estaba más abajo.
Chaz gimió bajito en su garganta mientras se colocaba entre sus piernas, empujando el
saco que contenía sus bolas cada vez que Ferron hacía el menor movimiento.

─Dios ─Chaz gimió suavemente mientras su compañero lo acariciaba otra vez.

─Mucho mejor ─el tono de Ferron era suave pero intenso─. Mucho mejor
aunque no tanto como si me hubiera enterrado hasta la empuñadura en tu pequeño y
apretado trasero, Ojos Verdes. Aún así, creo que es tiempo de que salgamos y exploremos
la oscuridad. Juntos.

Mientras hablaba, la esclusa circular se abrió. Se le ocurrió a Chaz que Ferron
estaba controlando tanto la esclusa como el Needle en el que estaban volando. ¿Dependía
del piloto decidir cuándo el Needle que él y su artillero estaban tripulando estaba listo
para dejar la estación espacial? Pero antes de que pudiera pensarlo demasiado, la esclusa
terminó su suave movimiento de espiral y un disco negro y redondo fue visible justo
delante de ellos.

─Aquí vamos ─murmuró Ferron─. Recuerda que los objetivos no estarán en
modo asesino --no esta vez, de todas formas-- pero están armados y podemos dañar
nuestra nave si no eres lo suficientemente rápido. Así que dispara en serio.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Entendido ─Chaz le respondió susurrando. Ahora estaba agradecido de su
conexión más profunda, y agradecido por sentir las manos de su compañero en su cuerpo
y la polla de Ferron entre sus muslos. Se sintió conectado con el alto Needler de una
manera en que no se había sentido antes, conectado a él como no se había sentido nunca
antes con nadie, en realidad. Era como si casi fueran la misma persona. Casi, pero no
tanto.

Sin embargo, era maravilloso. Chaz pudo sentir a su compañero manejar el Needle
y cuando el primer objetivo apareció eliminó una ronda de ellos con los mandos JP,
destruyéndolos sin ni siquiera pensarlo.

─Buen trabajo ─murmuró Ferron─. ¡Detrás de nosotros, Brighton! Presta
atención a cada ángulo, no sólo al frente.

Chaz dirigió su atención detrás del Needle y vio un pequeño objeto rayado que
parecía una estrella que se dirigía hacia ellos en la negrura del espacio. Hacia su derecha
se encontraba la mole de la estación espacial que albergaba a La Academia y hacia su
174 izquierda había una gran y oscura curva de superficie lunar. Disparó otra vez, borrando el
objetivo, pero no antes de recibir un disparo. El rayo de energía se movió rápidamente
sobre la proa y hubiera golpeado el costado del Needle si Ferron no hubiese inclinado la
proa fuera del camino justo a tiempo. Sus maniobras fueron tan habilidosas que Chaz se
sintió como si estuvieran bailando.

─Hazlo mejor que eso, Brighton ─murmuró Ferron, acariciándolo otra vez
mientras manejaba la Needle al rededor de la curva de la Luna. No es bueno mandarles
por los aires si les vas a dar la oportunidad de que hagan lo mismo.

─Entendido ─respondió Chaz y entonces vio otro objetivo dirigirse hacia ellos por
la derecha. Le apuntó con sus visores, disponiéndose a dar en el blanco, ser uno con el
Needle y su compañero. «Darles a todos… hasta el último. ¡Darles a todos!», pensó,
concentrándose en visualizar y disparar a los objetivos antes de que Ferron tuviera que
maniobrar el Needle fuera del camino.

Se sentía ligero como una pluma, completamente sostenido por el metal
inteligente con los mandos JP sujetados relajadamente en sus manos. Detrás de él, Ferron
era una presencia confortable, musculosa y compacta, rodeando el cuerpo más pequeño
de Chaz con el suyo. Y todo lo que había alrededor de ellos, en la inabarcable oscuridad

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

del espacio, eran las minúsculas estrellas, como objetivos que tenían que ser cazados y
aniquilados…

175

─Eso no estuvo mal, Brighton ─la voz de Ferron en su oído trajo a Chaz de vuelta
a la realidad. Se dio cuenta de que a pesar de que aún sostenía los mandos JP en sus
manos ya no había más objetivos a la vista.

─¿Ya está? ─su voz sonó oxidada en sus propios oídos y después se preguntó
abruptamente cuánto tiempo habían estado volando. Podía haber sido una hora o todo un
día en lo que a él respectaba. Todo entre la esclusa circular de aire abierta hasta ahora
parecía ser una gran mancha.

─Ya está por ahora, pero estaremos practicando una vez por semana en el Needle
desde ahora en adelante. El resto del tiempo estaremos en el simulador.

─¿Por qué? ─protestó Chaz─. ¿Por qué no podemos simplemente volar el
Needle cada vez?

Ferron rió suavemente en su oído.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Es adictivo, ¿verdad? Pero lamentablemente, también es costoso. Entre el
combustible para lanzar el Needle y la tripulación para montarla y desmontarla después
de cada vuelo. A quienes pagan los impuestos les cuesta la friolera de dos millones de
créditos por cada lindo viaje que tú y yo hacemos desde aquí hacia el espacio profundo.
Así que puedes ver por qué nos limitan a una vez a la semana.

─Supongo ─refunfuñó Chaz. Ya estaba lamentando que tuvieran que volver.
Estar en el Needle con Ferron, desligado de la reconfortante en su mayor parte estación
espacial que hospedaba a La Academia, era al mismo tiempo aterrador y excitante, y él no
quería que terminara.

─No tiene por qué terminar justo ahora, Ojos Verdes ─murmuró Ferron como si
hubiera leído la mente de Chaz─, lo hiciste realmente bien hoy, especialmente para ser
tu primer vuelo real.

─¿Lo crees así? ─Chaz se sintió totalmente cálido y estaba sorprendido de lo
mucho que el halago de su compañero significó para él.
176
─Mm –humm ─Ferron susurró en su oído─, nos alcanzaron uno o dos disparos
pero fueron todos solo golpes oblicuos, no lo suficientes como para destruirnos si los
objetivos hubieran estado en modo asesino. Necesitas recordar que no volverá a ser así de
fácil otra vez, se vuelve más difícil cada vez que vienes afuera. Pero mientras tanto,
estuviste excelente. Así que es tiempo de tu recompensa.

Chaz gimió al sentir que la mano grande que lo había estado acunando y
acariciando durante todo su vuelo empezaba a acariciarlo en serio. Había estado tan
absorto en lo que estaba ocurriendo en el exterior de la nave que casi se había olvidado
de lo que pasaba en el interior. Ahora se sentía tan natural el ser acariciado por otro
hombre (bueno, por Ferron al menos) que él había casi podido olvidarlo mientras estaban
volando aun sabiendo que Ferron estaba tocándolo de esa manera, profundizando su
conexión. Pero entonces, aún en medio del increíble placer que su compañero le estaba
dando, se le ocurrió algo a Chaz.

─¿Por qué nunca me has llevado todo el camino mientras volábamos a través de
los objetivos? ─le preguntó intentando contener un grito mientras Ferron lo acariciaba
─. Quiero decir, ¿por qué no me dejaste correrme?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Porque esa es una técnica avanzada para la cual no creo que estés listo todavía
─murmuró Ferron, aún acariciándole. Su dura polla entre los muslos de Chaz le recordó
que el piloto también sentía necesidad pero la voz de Ferron era calma y razonable como
siempre─. No sé si tú estás listo para disparar ─acarició la polla de Chaz con énfasis─,
mientras dispares.

─Podría hacerlo ─protestó Chaz jadeando─, ¿no es eso profundizar la conexión?

─Como casi nada más ─admitió Ferron─. Aunque es mejor hacerlo mientras
estás follando. Cuando estás enterrado hasta la empuñadura en tu artillero y ambos se
corren al mismo tiempo, eso es lo máximo. Entonces son literalmente una sola persona,
compartiendo los mismos pensamientos, emociones… compartiendo la misma piel. Es
increíble.

Chaz se movió incómodo. ─¿Fueron… pudieron tú y Sabine hacerlo? ─preguntó
al fin, esperando no estar cruzando una línea. Sintió a Ferron endurecerse detrás de él por

177 un momento pero entonces, cuando habló, no había indicios de rencor en la profunda voz
del otro Needler.

─Una vez ─dijo─. Solo una vez. Fue en el último vuelo que tomamos antes de
que él muriera. Fue la única vez que se abrió a mí completamente. La única vez que él
realmente se permitió a sí mismo sentir lo que había entre nosotros, creo.

Chaz sintió una repentina punzada de celos. Así que Sabine había estado dispuesto
a hacer, aunque fuese a regañadientes, lo que él quería, Chaz, no estaba dispuesto a
hacerlo para nada. Y sin embargo no podía evitarlo, ninguna cantidad de celos o de alguna
otra emoción era suficiente para hacerlo superar la masa de miedos no resueltos que
nadaban dentro de él y dejar a Ferron llevarlo por todo el camino. Él simplemente no
estaba preparado.

─¿Algún otro de los tripulantes es capaz de hacerlo? ─preguntó, esperando
cambiar de tema.

Ferron hizo un ruido despectivo con la garganta.

─Landrews afirma que él y Sanderson pueden, pero no lo creo.

─¿Por qué no? ─Chaz se las arregló para preguntar mientras la mano larga y
cálida continuaba empujándolo más y más cerca del borde.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─ Tienen una conexión física suficientemente profunda --rayos, la polla de
Sanderson pasa más tiempo en el trasero de Landrews que en su propio uniforme ─dijo
Ferron─. Pero para ellos no es emocional. Es sólo un compromiso mutuo para estar en la
cima. No hay ningún vínculo afectivo real, no hay amor. Si Sanderson pudiera seguir su
camino probablemente estaría en casa y casado con su novia, tratando de olvidar que
alguna vez tuvo algún tipo de necesidad hacia otro hombre. Y por supuesto Landrews
preferiría estar exhibiéndose por los bares cada noche y follando todo lo que tuviera dos
piernas y una polla. O ser follado por ella. Si tuvieran que separarse, probablemente
estarían muy felices de no volver a verse el uno al otro nunca.

─¿Te... te sientes de esa manera conmigo? ─preguntó Chaz, sorprendido de
tener el descaro de preguntar. Se endureció a sí mismo para soportar la respuesta,
preguntándose cuál sería.

─Nunca me sentí de la manera en que lo hago por ti con nadie más, Chaz ─le
murmuró Ferron al oído─, y eso es todo lo que voy a decir al respecto por ahora. Así que,
178 ¿qué prefieres, un trabajito manual aquí o una mamada una vez que lleguemos a nuestra
habitación?

Chaz intentó pensar en ello. Estaba cerca, muy cerca después de haber sido
acariciado y acariciado durante las últimas horas. Pero él sabía que lo que quería era
retrasar la inevitable gratificación lo más posible

─Quiero… quiero la mamada ─murmuró, conteniendo el aliento en su pecho
mientras Ferron acariciaba sus bolas gentilmente─, pero solo… sólo si yo también puedo
chuparte al mismo tiempo.

─¿Así que quieres que nos sirvamos el uno al otro al mismo tiempo otra vez,
humm? ─la voz de Ferron era cálida y divertida al mismo tiempo─. ¿Te gustó eso, no es
verdad, Ojos Verdes?

Chaz pensó en las deliciosas sensaciones de ser mamado por la cálida y húmeda
boca de Ferron al mismo tiempo que él lamía la caliente y dura polla sin circuncidar de su
compañero. ─Fue increíble ─le respondió con un susurro─. Por favor, ¿podemos
hacerlo de nuevo?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Tus deseos son órdenes ─murmuró Ferron mientras manejaba el Needle de
regreso hacia la esclusa de la que habían salido─. Y creo que mejor tomamos el tubo de
emergencia de regreso al dormitorio. O de lo contrario voy a terminar tirándote al suelo y
tomándote ahí mismo en el muelle de embarque.

Chaz no respondió por qué había llegado al punto de no poder hacer otra cosa más
que gemir. Gemir y desear que él y Ferron ya estuvieran de regreso en su habitación.
Sirviéndose y chupándose el uno al otro hasta que se corrieran.

179

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 21

-A
sí que he escuchado que ahora ocupan el puesto número dos en la
clasificación. Todavía el número dos.

Landrews les sonrió a ambos, entrecerrando sus extraños ojos amarillos
hasta parecer rendijas.

Por centésima vez, Chaz deseó no tener que ir a la sala de estar. Él y Ferron habían
estado volando juntos desde hacía meses, pero a pesar de que Burns y su grupo habían
desaparecido hacía tiempo, su alto y oscuro compañero aún seguía insistiendo en pasar al
menos una noche por semana en compañía de los otros Needlers.
180 «Yo no soy como ellos», pensó Chaz por lo que parecía ser la millonésima vez,
mirando a su alrededor a las otras parejas que hablaban en torno a ellos. «Yo no soy
realmente… de esa manera. Gay, maricón ó como ellos quisieran llamarlo. Sólo deseo a un
tipo, Ferron. E incluso con él no recorro todo el camino. Todavía podría volver a mi vida en
casa si quisiera y nadie sabría lo que he hecho aquí para ir pasándola».

No quería admitir ante sí mismo que ir pasándola no era la única razón para hacer
lo que hacía cada noche con su compañero. Tampoco era la excusa para explicar la
profunda relación que mantenía con su compañero. Quería a Ferron, necesitaba al piloto
de Needle tanto como a su próximo aliento. Pero estaban destinados a separarse muy
pronto. Después de su examen final, Ferron se graduaría y Chaz aún tenía dos años más
por delante en La Academia. Por eso mantenía esa emoción enterrada, escondida tan
profundamente dentro de sí mismo que apenas notaba su presencia. Mientras tanto, se
sentía secretamente presuntuoso cada vez que Ferron y él iban a la sala de estar.
Satisfecho hasta que se encontraba con Landrews y Sanderson, claro.

A pesar de la negativa de Chaz para dar el último paso y dejar que su pareja le
hiciera el amor, Ferron y él habían escalado constantemente en los rankings y estaban en
la segunda posición desde hacía semanas. Pero no importaba lo duro que trabajasen o el

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

número de horas que pasaran en el simulador, no podían adelantar a la pareja formada
por Landrews y Sanderson. Un hecho que Landrews jamás dejaba pasar, cada vez que
ellos llegaban al salón de los Needlers.

─Así que, número dos ─dijo de nuevo, dándole un codazo a Sanderson, que
permanecía como un sólido muro de músculos detrás él, con aspecto aburrido.

─¡Ah, déjalos en paz, Landrews ─dijo uno de los Needlers, un grueso piloto
llamado Christenson.

─Ferron ya ha sido número uno antes y estoy seguro de que es sólo cuestión de
tiempo que él y Brighton vuelvan a ocupar esa plaza de nuevo.

─Oh, yo creo que puede pasar bastante tiempo antes de que eso suceda ─
Landrews sonrió afectadamente hacia ellos, haciendo que Chaz quisiera borrar la
presuntuosa expresión del rostro afeminado del artillero con su puño─. No mientras la
señora Brighton se siga aferrando a su virtud.

181 ─Ya es suficiente, Landrews.

La voz de Ferron era plana. La persistente negativa de Chaz de llevar su relación al
siguiente nivel era un punto tácito de tensión entre ellos dos, uno que él nunca
mencionaba, incluso en la intimidad de sus aposentos. Chaz se sentía avergonzado por
ello, pero secretamente estaba aliviado también. En el fondo tenía miedo de querer dar
realmente ese último paso y sabía que si Ferron hubiera intentado convencerlo lo hubiera
conseguido, ya que no hubiera sido capaz de resistirse. Así que era más fácil y más seguro
simplemente no hablar de ello. A menos que estuvieran en el salón, por supuesto, donde
Landrews se encargaba siempre de encontrar la manera de sacar el tema.

─No te pongas quisquilloso conmigo, Eric ─una delgada mano blanca de
Landrews revoloteó sobre su estrecho pecho─. Después de todo, no es culpa mía que tu
artillero quiera salvaguardar su cereza para otro. Dime, Brighton ─preguntó con dulzura
mirando a Chaz─: ¿Tienes un novio en casa? ¿Alguien con una polla más grande que la de
Ferron? ¿Estás guardando tu dulce culito para alguien?

─Hijo de puta, tú sabes que no tengo novio ─Chaz se abalanzó, sólo para
encontrarse frente a frente con el ancho pecho de Sanderson.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¡Oh, querido!, ¿todavía molesto cuando alguien te señala lo que eres, Brighton?
─Landrews se rió de él, desde detrás del fornido brazo de su compañero─. Pues déjame
decirte algo, cariño, hasta que no lo superes y aceptes que te gustan más los tíos que las
tías, hasta que no te entregues a tu piloto, jamás te verás en el puesto número uno.

─Suficiente. Me voy.

Chaz se giró asqueado, enhebrando su camino entre los otros Needlers antes de
que Landrews lo aguijoneara hasta que le intentara encajar un swing, y acabara luchando
contra Sanderson en su lugar. De todas formas no necesitaba la tensión esta noche, ya
que mañana sería su examen final. Él y su compañero volarían en el Needle con los
objetivos fijados en modo asesino. Era estrictamente una situación de aprobar o
suspender. «Vuelve vivo y estás aprobado. Vuela por los aires y, bueno…», Chaz pensaba
que eso lo explicaba todo.

Lo que no podía reconocer era que algo más aparte de su posible muerte
inminente, estaba molestándole. Estaba bastante seguro de que tanto él como Ferron
182 pasarían el examen final con creces, no importaba lo rápido que se movieran sus objetivos
o lo letales que fueran, él y su compañero eran más rápidos y mortíferos. No, lo que
verdaderamente le molestaba es que después de su prueba quedarían tres semanas para
la graduación. Tres semanas más y después el alto y desfigurado piloto de Needle estaría
para siempre fuera de su vida. Él estaría ocupando un nombramiento en la Flota, por
supuesto, en donde le emparejarían con alguien más. Algún artillero de Needle que no
dudaría en entregarle todo, quien se abriría completamente y dejaría a Ferron recorrer
todo el camino.

La idea de Ferron fuera de su vida y en una relación con otro hombre estaba
haciendo que Chaz casi se volviera loco, razón por la que estaba tratando duramente de
no pensar en ello. No necesitaba esa tensión. No necesitaba esa angustia. Salió
airadamente por la puerta del salón, sus ojos clavados en la alfombra azul oscuro, sus
manos apretadas en puños a sus costados. Ferron lo seguía en silencio, pero antes de que
la puerta del salón se cerrara, oyó los gritos de Landrews.

─Puedes fingir todo lo que quieras, pero solo eres un pequeño y miedoso latente.

Le llegó la voz burlona que consiguió hacerle apretar los dientes y cerrar los puños.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Caminaron en silencio de vuelta al dormitorio y se prepararon para ir a la cama de
la misma forma. Ferron no hizo más que lavarle la espalda en la ducha y su tratamiento de
las manos de Chaz fue silencioso y superficial. Para cuando se metieron en la cama, Chaz
sabía que algo andaba mal, pero no quería hablar sobre ello. Si su compañero quería dar
el tratamiento del silencio en la noche anterior a la prueba más importante en sus vidas,
que así fuera, se dijo de mal humor. Se giró dándole la espalda a Ferron y empezaba a
acomodarse cuando la profunda voz de su compañero finalmente rompió el silencio.

─Landrews tiene razón, ¿sabes? ─Ferron murmuró al oído de Chaz─. Nunca
conseguiremos el primer puesto. No, a menos que hagamos un vuelo perfecto mañana y
va a ser casi imposible haciendo lo que hacemos ahora.

─¡Jesús, Ferron! ─Chaz se volvió hacia él en la oscuridad, sus músculos apretados
por la ira─. Te dije cómo me sentía sobre ese tema. No puedo hacerlo. No puedo
entregarme a ti. Lo siento.

─No lo sientes ni la mitad que yo ─dijo Ferron en voz baja.
183
─¿Por qué? ¿Acaso es porque quieres el primer puesto de nuevo antes de
graduarnos? ─le preguntó Chaz.

─¿De verdad crees que eso es todo lo que me importa? ─el tono de Ferron era
tenso, sus ojos azules hielo, gélidos, brillaban de rabia en la casi total oscuridad de la
habitación─. ¿Conseguir el primer lugar en la clasificación antes de irme? ─suspiró y se
pasó una mano por el cabello─. ¿No te he dicho que ya cometí ese error con Sabine? Le
empujé a hacer algo para lo que no se sentía preparado de hacer y mira cómo acabó todo.
¿Por qué crees que no te he presionado durante todos estos meses? ¿Por qué crees que
esperé hasta ahora para tocar el tema?

─¿Y si no es eso, qué es entonces? ─siseó Chaz con furia─. ¿Qué puede ser,
Ferron? ¿Y bien? Estoy esperando ─añadió después de un largo momento de silencio de
su compañero.

─¿No se te ha ocurrido pensar que yo quería que te entregaras a mí porque tú lo
desearas? ─le preguntó Ferron por fin, su voz tranquila y llena de dolor─. ¿Que he
estado esperando a que estuvieras preparado para derribar ese muro, para traspasar ese
último límite, y confiaras en mí lo suficiente como para dejarte llevar?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Por qué habría de hacerlo cuando me vas a abandonar dentro de tres
semanas?

Chaz trató de no dejar que su voz flaqueara en las últimas palabras. Todavía
odiaba llorar y se prometió a sí mismo que no iba a llegar a eso, no lo iba a hacer.

─¿Es eso lo que te detiene? ─Ferron preguntó en voz baja─. Lo siento, Chaz, no
puedo evitar tener que graduarme y que a ti te queden dos años más. Esto casi nunca
ocurre de esta manera, por lo general los pilotos y los artilleros están en la misma clase
desde el principio. De esa manera pueden tomar una comisión conjunta en la Flota.

Chaz ahogó un sollozo y trató de parecer desinteresado.

─¿Es lo que tú y Sabine ibais a hacer? ─preguntó─, ¿Tomar una comisión
conjunta en la Flota?

Ferron se encogió de hombros, el movimiento provocó un crujido en la manta que
los cubría. ─Hablamos sobre ello, pero nunca muy en serio.
184 ─¿Por qué no? ─preguntó Chaz. Lo había pensado varias veces durante los
últimos meses, daría cualquier cosa por poder salir de La Academia cuando Ferron lo
hiciera y tomar una comisión junto a él. Pero no importaba lo buen artillero que fuera, aun
así no podría completar el curso en el tiempo necesario para graduarse con su
compañero. Sería imposible tratar de hacer tres años de clases en sólo uno. Chaz sabía
que era un buen estudiante, pero no un genio─. ¿Y bien? ─le preguntó a Ferron cuando
este no contestó a su pregunta enseguida. Su compañero suspiró.

─Sabine provenía de una cultura que creía en los matrimonios de conveniencia.
Sus padres tenían a alguien esperando por él y le habían hecho prometer que se casaría
con ella justo después de la graduación. ─se pasó una mano por el cabello─. Creo que él
se había convencido a sí mismo que sólo estaría conmigo hasta entonces, que nuestra
relación tenía unos límites definidos. Y después de eso iba a volver a casa y a vivir una vida
normal con su esposa, se las arreglaría para tener muchos hijos y olvidar lo que había
hecho... lo que habíamos hecho juntos. ¿Es eso lo que quieres, Chaz? ¿Así es como lo
sientes?

─¡No! ─protestó Chaz al momento. Entonces se acordó de su pensamiento en el
salón de pilotos de Needle, que podría volver a la Tierra, y nadie sabría jamás lo que había

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

hecho en la Academia─. Quiero decir, sí... bueno, no lo sé ─sacudió la cabeza, incapaz de
plasmar en palabras sus sentimientos.

Deseó poder explicar cómo se sentía a Ferron. Que él quería entregarse a sí mismo,
que quería dar el paso final, pero que estaba asustado. Asustado de que una vez que
Ferron se hubiera marchado y el recuerdo de lo que habían significado el uno para el otro
fuera solo eso, un recuerdo, empezaría a odiarse a sí mismo por lo que había hecho. Por lo
que le había permitido que le hiciera. ¿Y cómo sería capaz de volver a la Tierra y retomar
su vida anterior con ese recuerdo en su memoria?

Después de todo, besar y acariciar, incluso hasta chupar cada uno la polla del otro
era una cosa... pero realmente inclinarse y ofrecerse a sí mismo, permitiendo a Ferron
tomarle, clavarle esa gruesa polla sin circuncidar hasta lo más profundo del culo y seguir
hasta el final, follarle, eso era otra cosa completamente diferente. Algo que nunca podría
olvidar o considerar más que como ser totalmente homosexual. Completamente gay. Y él
no estaba dispuesto a pensar en sí mismo de esa manera a menos que la recompensa
185 hiciera que mereciera la pena el dolor. A menos que él y Ferron fueran a estar juntos para
siempre. Lo que no iba a suceder, ya que el otro Needler le dejaría en tres semanas. Le
abandonaría para volar con alguien más.

─¡Solo es que no puedo! ─susurró, girándose de modo que le dio la espalda a su
compañero─. Eric, simplemente no puedo hacerlo. Lo siento.

─¿Tienes miedo? ─sus cálidos y musculosos brazos rodearon a Chaz por la
cintura y Ferron lo atrajo hacia sí─. ¿Miedo de que te haga daño? ─besó el cuello de
Chaz, su boca caliente contra la sensible piel─. Nunca te haría eso, Ojos Verdes. Yo te
prepararía primero. Estarías preparado para tomarme. Preparado para mi polla.

Chaz no podía evitarlo, aquellas tórridas palabras y los besos calientes en la
vulnerable nuca le hacían estremecer. A pesar de la mezcla de emociones en su cabeza, su
polla sabía exactamente lo que quería. Se puso muy dura y palpitante contra su vientre,
doliéndose por el toque de su compañero.

─Déjame demostrártelo ─le rogó Ferron en voz baja─. No tenemos que hacer
nada si no quieres, pero sólo déjame que te demuestre como conseguiría ponerte a
punto. ¿Me dejarás que te haga al menos eso, Chaz?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

La boca de Chaz estaba tan seca que apenas podía contestar. Sabía que debía decir
no, que debía separarse de los cálidos y fuertes brazos que se envolvían a su alrededor y
del duro eje presionando contra la parte posterior de su muslo, debía irse a dormir, pero
cuando separó sus labios, las palabras de rechazo se negaron a salir.

─Muy bien ─se oyó decir sin aliento─. Pero sólo... sólo un poquito. Y sólo por
esta vez.

─Si eso es lo que quieres ─murmuró Ferron─. Túmbate sobre tu estómago y
eleva tu pierna izquierda.

─¿Para qué? ─preguntó Chaz, pero ya estaba haciendo lo que le había dicho. Por
difícil que le fuera admitirlo, sabía qué parte de él quería esto, quería abrirse, quería ser
follado, pero él no lo dejaría ir tan lejos, se dijo a sí mismo. Absolutamente no.

Había pensado que estaba preparado para cualquier cosa, pero se quedó sin
respiración cuando sintió algo tibio y aceitoso siendo aplicado en la estrecha entrada a su

186 cuerpo. ─¿Qué… qué es eso? ─se las arregló como pudo para preguntarle a Ferron
cuando éste comenzó a masajear su esfínter.

─Algo para que te humedezca y te prepare. No creerías que te lo haría en seco,
¿verdad? ─le susurró el otro Needler al oído.

─Yo no... no sé qué pensar ─confesó Chaz.

─Ese es tu problema, que piensas demasiado ─la voz de Ferron era profunda y
suave mientras sus dedos seguían trabajando en pequeños círculos, aliviando la tensión
muscular alrededor de la entrada de Chaz─. Deja de pensar por un rato y relájate ─
continuó─. Relájate y déjame ensancharte, Ojos Verdes.

Chaz iba a responder, aunque no sabía muy bien lo que le habría dicho, cuando de
pronto sintió la otra mano de su compañero en su cuerpo. Ferron estaba acunando su
polla, acariciándole suavemente mientras introducía un largo dedo profundamente en el
cuerpo de Chaz.

─¡Oh Dios! ─Chaz se escuchó a sí mismo gemir sin remedio cuando Ferron
añadió otro dedo. No podía creer que estaba en esa posición, no podía creer que él
estuviera desnudo y vulnerable, inmovilizado en la cama boca abajo con su musculoso

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

compañero sobre él, acariciando su polla con una fuerte mano y penetrándolo con los
dedos de la otra.

─Relájate ─murmuró Ferron de nuevo. Frotó el punto dentro de Chaz que le
envió un relámpago de puro placer a través de todo su cuerpo y le hizo sentir como si su
polla fuera a explotar─. Relájate y déjame prepararte para ser follado, Ojos Verdes.

Se retiró por un momento y luego Chaz le sintió de nuevo, extendiendo aún más
del tibio y aceitoso gel por toda su entrada. Pero esta vez Ferron empujó tres dedos
dentro de él, estirándole casi insoportablemente.

─¡Maldición! ─Chaz se estremeció por el repentino dolor, pero no fue capaz de
deshacerse del otro hombre, más grande y fuerte. Ferron dejó lo que estaba haciendo en
ese mismo instante y simplemente lo abrazó.

─Todo está bien, Chaz ─murmuró suavemente─. Todo está bien, Ojos Verdes,
no te haré daño. Solo respira profundamente y ábrete un poco más para mí.

187 Mordiéndose los labios, Chaz trató de hacer lo que dijo su compañero. El dolor fue
suavizándose cuando algunos de los músculos de alrededor de su entrada se fueron
relajando, permitiendo a los tres dedos que Ferron estaba utilizando penetrar un poco
más.

─Bien ─Ferron gruñó en voz baja en su oído─. Así está bien, Chaz.

Frotó el punto dentro del cuerpo de Chaz que le hizo gemir y jadear de nuevo y al
mismo tiempo le acarició su dolorido eje desde la base hasta la punta.

─¿No se siente bien? ¿No te gusta? ¿No quieres abrirte para mí... sentirme
penetrándote... follándote? ¿No quieres que te llene con mi leche?

Chaz cerró los ojos y sus manos crispadas aferraron las sábanas. Su cuerpo estaba
gritando por decir que sí, por aceptar ese largo y grueso falo profundamente dentro de sí
y dejar que Ferron le montara hasta que ambos llegaran a un orgasmo devastador. Pero
de algún modo pudo recordar el motivo por el que tenía que decir que no, el hecho de
que no habría vuelta atrás desde ahora, no recuperaría lo perdido, una vez que se lo
entregara a Ferron.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Yo… yo no lo sé ─jadeó finalmente, tratando de conservar la razón, mientras su
cuerpo entero estaba ardiendo por la manera en que su compañero lo estaba tocando─.
Yo sólo... no lo sé.

─Déjame intentar algo.

Ferron se apoyó en él, retiró los dedos lentamente haciendo a Chaz estremecerse.

─¿Qué? ─Chaz susurró a través de sus labios entumecidos, inseguro de si debía
sentirse contento o quizás decepcionado porque la mezcla de placer y dolor había
desaparecido de repente.

─Déjame meter solo la cabeza ─murmuró Ferron. Y antes de que Chaz pudiera
protestar, sintió la roma y húmeda punta de la polla de su compañero, presionando
suavemente pero con insistencia contra su entrada─. Déjame mostrarte lo bien que se
sentiría el ser follado. Sólo un poco.

─¡Espera! ─dijo Chaz sin aliento, de repente inseguro─. ¿Cómo?, ¿cómo sé que
188 eso es todo lo que harás?

─Porque te lo dije, nunca rompo una promesa ─murmuró Ferron, mordiendo
gentilmente la nuca de Chaz, como si estuviera reafirmando su dominio─. Ahora relájate
y ábrete para mí, Chaz ─mientras hablaba, presionaba la amplia cabeza de su polla
lentamente en el cuerpo tembloroso de Chaz, abriéndole, poseyéndole, follándole...

─¡No! ─un rayo de pánico zigzagueó a través de él cuando Chaz se dio cuenta de
lo que estaba sucediendo. Su compañero iba realmente a penetrarlo con su polla, no
mucho, pero sería suficiente. Lo suficiente para que él jamás fuera capaz de olvidarlo y
pretender que jamás había ocurrido. Lo suficiente para que el recuerdo y el anhelo de más
le envenenaran por el resto de su vida cuando Ferron desapareciera de ella─. ¡No! ─
jadeó de nuevo. El miedo le dio la fuerza para poder escabullirse por debajo del otro
hombre, más grande y fuerte, y de repente estaba al lado de la cama, en medio de la
oscuridad, jadeando y temblando como si hubiera corrido un maratón─. No ─dijo de
nuevo─. No, no puedo. No puedo permitírtelo.

─Lo siento ─Ferron también respiraba con mucha dificultad y la frustración y la
necesidad eran claras en su voz profunda─. Lo siento si te empujé demasiado, Chaz. Yo
sólo... maldita sea. Es solo es que te deseo tanto.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Respiró profundamente y se tumbó en la cama, golpeando suavemente la zona del
colchón que estaba libre a su lado.

─Vuelve a la cama, hablemos.

Chaz se quedó allí por un momento, tomando respiraciones profundas y desiguales
y tratando de pensar qué hacer. Quería --su cuerpo quería-- volver a la cama. Sumergirse
en el abrazo de su compañero y respirar el olor almizclado de Ferron. Quería besarle y
tocarle, abrirse de piernas y darle a su compañero lo que él quisiera...

« ¡No! » Chaz sacudió la cabeza, intentando desterrar aquellos pensamientos
traidores. «No, si vuelvo a la cama con él, estoy perdido. Podría muy bien inclinarme sobre
el colchón y rogarle que me folle aquí y ahora, si lo hago.»

─¿Chaz? ─Ferron sonaba preocupado ahora─. Escucha, te dije que lo sentía
¿Podrías regresar ahora a la cama?

─Lo siento ─Chaz podía oír el temblor en su voz, pero no podía controlarse─,
189 pero... pero necesito una ducha.

Tropezó dentro del cubículo de la ducha, con piernas que sentía como palillos y
giró el termostato hasta que una ráfaga de agua helada salió a chorro por la ducha. Se
obligó a sí mismo a permanecer bajo el agua fría hasta que su testaruda polla se hubo
desinflado y hasta que el más simple y elemental atisbo de deseo de dejar que su
compañero le follara, fuera completa y despiadadamente erradicado.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 22

C
haz fue arrancado del sueño por un chillido ensordecedor.

─¿Qué demonios?

Se sentó derecho en la cama, su corazón martilleando en el pecho. Todas
las luces estaban encendidas y un cegador destello provenía de algún
lugar en lo alto de la pared. Entrecerrando los ojos, Chaz alcanzó a ver que la luz
intermitente venía del pequeño disco plateado que había visto en su primer día en los
cuarteles, muchos meses atrás.

190 pies.
─¡Arriba, levántate! ─Ferron repentinamente lo estaba arrastrando sobre sus

─¿Qué? ¿Por qué? ¿Qué ocurre? ─en su confusión Chaz pensó que alguien
había accionado la alarma de O2 nuevamente, como había hecho él la noche que Burns
le había atacado en la sala de duchas. Sin embargo esta alarma sonaba diferente, era
más aguda y más urgente. ¿Qué podría ser más urgente que una fuga de atmósfera en
una estación espacial?

─Son las Langostas. Han regresado ─la voz de Ferron era calmada pero tensa
─. Un grupo de naves Saudeber ha sido avistado ─explicó, al ver la cara de confusión
de Chaz.

─Vamos, esto no es un simulacro. Tenemos que irnos.

─Pero... pero... estamos desnudos ─Chaz buscó a tientas su uniforme antes de
recordar que lo había puesto en el conducto de la lavandería como lo hacía cada noche y
no podría conseguir otro hasta la mañana ¿Qué hora era, de todas formas? Se sentía
como si hubiera dormido solo unas pocas horas.

─Tendríamos que quitarnos la ropa para volar el Needle de todos modos ─
señaló Ferron─. Además no hay tiempo para vestirse. Tenemos que irnos. ¡Ahora!.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Agarró a Chaz de la mano y lo sacó al oscuro corredor. Por el rabillo del ojo, Chaz
vio a varios Needlers desnudos pasando como rayos, y luego su compañero los estaba
metiendo a ambos a la fuerza en el tubo de emergencia que llevaban meses usando para
llegar al muelle de embarque. Hubo un suave silbido en sus oídos y la sensación de caer
hacia abajo a través de un cojín de aire.

En el momento en que sus pies tocaron el suelo frío de metal echaron a correr.
Chaz se había contagiado de la sensación de urgencia de su compañero pero también
tuvo un sentimiento de irrealidad al pasar el pequeño vestuario donde generalmente se
quitaban los uniformes antes de un vuelo ¿Podría ser realmente posible que los
Saudebers estuvieran de vuelta en el sistema solar de la Tierra? Durante meses había
estado descartando la ciega devoción de Ferron a la idea de que el antiguo enemigo de
la humanidad regresaría. Y ahora que parecía estar sucediendo realmente, se sentía
como si algo que le hubiera dado miedo siendo un niño, pero que no hubiera creído que
existiera de adulto, hubiera demostrado repentinamente ser una realidad. Era como si el

191 monstruo que había estado seguro, vivía en su armario cuando tenía seis años de edad,
hubiese dado de repente un paso a través de la puerta y le amenazara. Era increíble.
Absurdo.

Y sin embargo, mientras esos pensamientos pasaban por su cabeza, estaba
trepando a la lustrosa nave Needle plateada que les había sido asignada a Ferron y a él
meses antes.

Alrededor de ellos todos los equipos de artilleros y pilotos estaban haciendo lo
mismo. Hubo un poco de parloteo nervioso, pero la mayoría de los Needlers estaban
tranquilos mientras ocupaban sus lugares.

Repentinamente hubo un eco atronador en todo el muelle de embarque, y
después una profunda voz habló por el sistema de altavoces.

─Needlers ─dijo y Chaz la reconoció como la voz del Coronel Marten, el
profesor que los había puesto a él y a Ferron juntos como equipo en primer lugar.

─Un grupo de naves Saudeber ha sido visto acercándose rápidamente desde la
cara oculta de la superficie lunar ─la voz de Marten era tensa─, la flota Needle está
viniendo desde Marte, pero les tomará un tiempo llegar hasta aquí. Mientras tanto, es
su honor y su deber defender la Tierra ─Tosió con un sonido seco y cortante que resonó

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

en el espacio cavernoso─. Nada de heroicidades, caballeros. La nave nodriza está bien
protegida y ninguno de ustedes tiene la experiencia suficiente para abatirla.
Simplemente esperamos que ustedes desvíen la primera oleada de naves hasta que la
Flota pueda llegar. Así que salgan ahí afuera y cumplan con su destino. Buena suerte ─
con un crujido final el sistema PA se apagó.

─Vamos, deprisa ─Ferron gesticuló impacientemente para que Chaz terminara
de entrar en el Needle. Se había detenido a mitad de camino para escuchar el anuncio.
Se obligó a sí mismo a colocarse en posición. Trató de respirar profundamente cuando
sintió a su compañero subir adentro, presionando su pecho musculoso contra la espalda
ligeramente sudada de Chaz─. ¿Estás bien? ─preguntó Ferron mientras el metal
inteligente se moldeaba alrededor de ellos, cerrando la escotilla de la Needle y
fijándolos en posición de lanzamiento.

─Cr…creo que sí ─dijo Chaz. Escuchar al coronel Marten confirmar que el grupo
de naves Saudeber estaba realmente aquí y que se estaban preparando para luchar, hizo
192 que se sintiera ligeramente mareado. No era que tuviera miedo exactamente, es que era
tan inesperado. Ferron, por supuesto, parecía no tener problemas. Claro que él había
estado esperando una nueva invasión desde el principio.

«Debería haber escuchado», pensó Chaz confundido cuando la nave avanzó a
través de la secuencia de lanzamiento y comenzó a moverse «Él trató de advertirme.
Debería haber escuchado en vez de pensar que estaba loco».

─Cálmate Chaz ─la voz de Ferron en su oído era suave y reconfortante y las
manos sobre el cuerpo de Chaz eran cálidas y tranquilizadoras.

─Tranquilo. Estamos listos para esto. Hemos estado entrenando durante meses.

Sus palabras hicieron eco en la mente de Chaz a medida que las dijo, la señal de
una conexión imperfecta.

─Sí, pero yo siempre pensé que estábamos entrenándonos para el examen final
─murmuró Chaz de vuelta, a sabiendas de que Ferron estaba escuchando el eco de sus
palabras en su cerebro a medida que Chaz hablaba.

─Está visto que este será el examen más importante que tendrás nunca ─
susurró Ferron a su vez. Sus manos descendían acariciantes, delineando el falo semiduro

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

de Chaz, instándole a responder, profundizando su vínculo─. Relájate Brighton, vamos a
hacerlo bien.

─De acuerdo ─Chaz sintió que su tensión disminuía a medida que la conexión
entre ellos mejoraba.

Agarró firmemente los mandos JP y miró hacia delante mientras Ferron les dirigía
hacia la esclusa de aire que se abría con rapidez. Salió volando velozmente, como una
estrella implosionando y de repente estaban en el espacio profundo.

193

─¡A la izquierda! ¡Detrás de nosotros! Vamos Brighton, casi perdimos a esa.
¡Tenemos que ser más rápidos!

Las palabras de Ferron resonaban en su cabeza y Chaz se encontró
pronunciándolas a medida que su compañero las decía, sintiendo el eco distorsionador
que acompañaba a una conexión imperfecta. Parecía que habían estado peleando
durante horas y cada movimiento era una lucha, porque por alguna razón, él y Ferron
simplemente no estaban en sincronía.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz no sabía si era a causa de la tensión nerviosa y la adrenalina que corrían
zumbando a través de su cuerpo o el hecho de que la lucha contra las Langostas no se
parecía en nada a disparar a unos objetivos. Pero cualquiera que fuera la razón, la gran
mano de Ferron rodeando su polla y la sensación de la verga de su compañero entre sus
muslos no estaba funcionando esta vez. A pesar del hecho de que manejaba
mortalmente los mandos JP y trataba de mirar a todas partes a la vez, seguían estando
rodeados por grupos de pequeñas pero mortíferas naves de zánganos Saudeber y
luchaban penosamente por escapar de ellas.

Las naves de zánganos trabajaban al unísono para rodearlos, siendo obviamente
controladas desde otra fuente. No había libre voluntad involucrada, esto era muy
evidente cuando una nave con frecuencia se sacrificaba a sí misma a fin de ofrecer a las
otras naves de su escuadrón un disparo mejor. Sólo había un único impulso sin sentido
de destruir, tan intenso, que Chaz juraba que casi podía sentirlo cuando las pequeñas
naves plateadas se dirigían hacia ellos.

194 Al tiempo que pensaba eso, otro grupo de naves, todas ellas de alrededor de un
cuarto del tamaño de su Needle, intentaron rodearlos. Apretó los mandos JP sin pensar
tratando de deshacerse de tantos como pudiera, pero siempre parecía haber más.
Detrás de él, podía sentir a Ferron tenso mientras maniobraba desesperadamente,
tratando de evitar las pulsaciones de energía que los zánganos Saudeber les estaban
disparando. Ya varios de los Needles que habían despegado con ellos no eran más que
trozos de metal retorcido que flotaban en la negrura del espacio. Chaz se horrorizó al ver
a Webs, el flaco artillero que había sido el primero en darle la bienvenida al salón de
Needlers tantos meses atrás, flotando por ahí en cinco trozos diferentes, su cabeza era
lo único reconocible. Se preguntó si él y Ferron iban a terminar así pronto. Porque no
importaba cuantas naves de zánganos derribaban o eludían, siempre había más saliendo
en tropel de la oculta nave nodriza como abejas de una colmena. Sin nombre, sin cara,
prescindibles. Los Saudebers parecían dispuestos y capaces de hacer sacrificio tras
sacrificio en su búsqueda de la dominación total.

─ Hasta aquí ─ jadeó Ferron, mientras evadían otro grupo mortífero de
plateadas naves─. Es demasiado peligroso continuar así. Nos estoy llevando a través de
la curva.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Antes que Chaz pudiera contestar o protestar, su compañero estaba pilotando su
Needle entre la estación espacial y la superficie lunar, rodeando la Luna. Volaron hasta
que las hordas de naves zánganas Saudebers y las Needles asediadas desaparecieron,
hasta que la mole de la estación espacial que albergaba a La Academia estuvo escondida
de su vista por la cara pálida y llena de pequeños hoyos de la Luna y luego Ferron se
detuvo abruptamente dejando al Needle flotar suavemente.

─¿Qué estás haciendo? ─Chaz miró a su alrededor utilizando los ventanales de
la nave para escanear en un arco de trescientos sesenta grados─. ¿Por qué dejamos la
lucha? ¿Qué pasa con los otros Needlers?

─Los otros Needlers tendrán que cuidar de sí mismos. Y de todos modos, nada
de lo que hubiéramos hecho allí habría significado ninguna diferencia ─Ferron sonaba
abatido.

─¿De qué estás hablando? ─exigió Chaz─. Por supuesto que estábamos
haciendo diferencia, estábamos abatiendo sus naves.
195
─¿Sabes cuántas naves como esas tienen probablemente? ¿No viste la forma en
que estaban lanzándose a sí mismas a nuestra línea de fuego para distraernos? ─la voz
grave de Ferron era fiera─. Te estoy diciendo Brighton, que a los Saudebers no les
importa perder algunas naves individuales más de lo que tú te preocupas al cortar tus
uñas. Es indoloro para ellos. Y seguirán chorreando naves hasta que ya no quede
ninguno de nosotros y la Tierra sea de ellos para tomarla. Dejarles matarnos de un tiro
uno a uno no va servir de nada. Tenemos que hacer algo más.

─¿Qué? ─demandó Chaz, pero su compañero no respondió. En su lugar
interconectó los propulsores de hidrógeno del Needler y comenzaron a avanzar
pausadamente alrededor de la curva de la Luna a un paso más cuidadoso─. Ferron
¿Qué? ─preguntó de nuevo, pero el otro Needler tampoco respondió. Chaz abrió la
boca para preguntar otra vez pero lo que vio en la pantalla panorámica a medida que
rodeaban la curva lejana de la Luna, le robó completamente su capacidad de habla.

Suspendida como una gran montaña de plata en el espacio había una nave tan
inmensa que hacía que la estación espacial que albergaba La Academia fuera diminuta.
Había un hueco a un lado de ella que parecía una boca hambrienta y de estas fauces

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

manaban corrientes interminables de mortales pequeñas naves plateadas que estaban
devastando a sus compañeros Needlers en el otro lado de la Luna.

─La nave nodriza ─Ferron respiró en su oído.

─Está aquí. Y es vulnerable.

─¿Vulnerable? ¿Estás loco? ─Chaz aún intentaba conservar su voz.

─Esa cosa es enorme, no me digas que estás pensando en atacarlo.

─Eso es exactamente lo que estoy pensando. Mira ¿Te acuerdas de cómo Tony
Rodríguez voló la otra nave nodriza la primera vez que las Langostas atacaron? ─Ferron
sonaba excitado.

─Uh, no, yo no ─Chaz se avergonzó de admitirlo, aunque sabía que no era la
única persona que no creía que los Saudebers volvieran a por una segunda ronda.

─He estudiado sus registros, están grabados en la biblioteca ─dijo Ferron─,
196 describe una nave enorme, como ésta, que parecía una fortaleza blindada en el cielo. Tú
pensarías que era completamente invulnerable porque la única manera de detener el
ataque fue matando a la reina. ¿Verdad?

─Oh, sí. Eso me parece evidente ─dijo Chaz─. Y probablemente la mantienen
bien guardada en medio de algún lugar de allá adentro para que ella sea completamente
intocable.

─Incorrecto ─la grave voz de Ferron era triunfal.

─Ella necesita ver para dirigirlos. Necesita una visión de lo que está sucediendo.
En los registros de Rodríguez, él afirma que voló alrededor de toda la nave, haciendo
maniobras evasivas, tratando de encontrar cualquier punto débil. Todo lo que encontró
fue una pequeña ventana que parecía un punto de observación cerca de la parte
superior de la nave. Por desesperación más que nada, le disparó ¡y ahí era donde estaba
la reina! Él la voló y el resto de ellos perdieron todas las directrices. Simplemente se
quedaron a la deriva y cuando alguna de las naves zánganas fueron capturadas y
abiertas, los pilotos estaban muertos en el interior. Murieron en el momento en que ella
lo hizo porque no había nadie para conectarlos y motivarlos.

Chaz estaba empezando a ver el punto de su compañero.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Como cortar la cabeza a un cuerpo ─dijo, estremeciéndose al recordar la
cabeza de Webs y la expresión de horror congelado en su rostro.

─Exactamente, y mira…

Ferron dirigió su atención a una pequeña área cerca de la parte superior de la
enorme nave. Algo pequeño estaba brillando intermitentemente por la radiación solar
reflejada en la superficie de la Luna. Mirando fijamente, Chaz vio que parecía una
pequeña ventana.

─Lo veo ─dijo dudosamente después de un minuto─, también veo unas
cincuenta naves zánganas protegiéndola.

─Sí, ellos han aprendido la lección, proteger su único punto vulnerable ─dijo
Ferron en tono reflexivo─. Pero no es suficiente, podemos volarla.

─No lo sé ─Chaz tragó un nudo en la garganta─. ¿No deberíamos esperar a la
Flota?
197 ─Si esperamos a que hagan todo el camino desde Marte podría ser demasiado
tarde ─dijo Ferron con urgencia─. Tenemos una oportunidad ahora y somos lo
suficientemente buenos, Chaz ¿Qué dices?

Chaz respiró profundo. Ahora era el momento de brillar, una oportunidad para
salvar al mundo nada menos. Y sin embargo todo lo que podía pensar era en el hecho de
que, si fracasaban y eran asesinados, al menos iba a morir con su compañero, su
amante, justo detrás de él. No tendría que soportar el dolor de separarse dentro de tres
semanas. Sabía que era una manera fatalista de pensar, pero no podía evitarlo, era
como se sentía.

─Muy bien ─dijo al fin, agarrando de nuevo los mandos JP─. Hagámoslo.

Se inclinó hacia adelante con entusiasmo, listo para volar a través de las naves
zánganas que protegían la ventana de la Reina. Pero para su sorpresa el Needle no se
movió ni un centímetro. Casi giró su cabeza para mirar por encima de su hombro antes
de recordar que el metal inteligente que le rodeaba no permitiría tal movimiento

─¿Bien? ─le preguntó a Ferron─. ¿Qué estás esperando?

─Chaz...

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Había una gravedad en la voz de su compañero que hizo a Chaz sentir como si un
puño helado estuviera apretando su estómago.

─¿Qué? ─le preguntó con miedo de oír lo que pensaba que iba a escuchar.

─Sabes que no podemos hacerlo así ─murmuró Ferron a su oído─, sabes que
nuestra conexión no es lo suficientemente fuerte para volver al muelle de embarque, y
mucho menos para volar la nave nodriza. Sabes lo que tenemos que hacer.

─¡No!

Chaz sintió que le poseía un miedo irracional. Una cosa era especular que no
podrían salir de éste encuentro vivos. ¿Pero y si lo hicieran? ¿Y si ellos sobrevivían a esto
y aún tuvieran que ser separados en tres semanas? ¿Qué podría decirse a sí mismo
acerca de lo que había ocurrido? ¿Acerca de lo que él y Ferron habrían hecho? Quería
decirle a Ferron todo esto, deseaba explicarse, pero el miedo había bloqueado sus
cuerdas vocales.

198 ─Es por una buena causa ─le recordó Ferron, su aliento cálido en la nuca de
Chaz.

─No me vengas con esa mierda ─dijo Chaz tratando de sentir rabia en lugar de
miedo─. Esto no es un asunto de caridad, es de mi culo de lo que estamos hablando.
Esto es de tú follándome, y prometiste que no lo harías.

─A menos que tú me lo pidieras o de que nuestras vidas dependieran de ello ─
le recordó Ferron. Entonces su voz se suavizó─. Por favor, Chaz… ¿No me lo pedirás?

─No ─dijo Chaz de nuevo, sintiendo el corazón en la garganta─. Por favor,
Eric, yo no quiero que mi primera vez sea así. Yo solo... todavía no me siento preparado.
¿No podemos hacer esto sin ti... sin ti follándome?

─Si fuera sólo el examen final, estaría de acuerdo en no hacerlo ─dijo Ferron en
voz baja─; pero es un infierno más que eso, Ojos Verdes. Y tú lo sabes ─su voz se
volvió repentinamente más grave y había un tono en ella que Chaz no pudo comprender
del todo ¿remordimiento, tal vez?

─Mira, Ferron ─empezó a decir, pero el cadete mayor le interrumpió.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Abre las piernas, Brighton ─dijo y había una nota acerada de mando en su voz
que Chaz sabía que no sería capaz de desobedecer.

─Prepárate para ser follado.

─Ferron, por favor... ─Chaz protestó, pero él ya sabía que era inútil.

─¿Brighton? ─la voz de Ferron era suave y amenazante en su oído─. ¿Qué te
dije sobre quién está al mando cuando estamos en la Needle? ¿Y bien? ¿Quién lo está?
─su mano se cerró en la polla de Chaz hasta que éste jadeó.

─E…eres tú, Ferron... Señor ─se quejó a medida que su compañero empezaba
un rudo y desigual masaje a lo largo de la repentinamente dolorida longitud de su verga.

─Me alegro de que consiguieras recordar eso, cadete ─la voz de Ferron era
todavía dura y su agarre en la polla de Chaz era apremiante y exigente─. Ahora ábrete y
déjame entrar.

199 Chaz sintió la sonda roma y húmeda que era la cabeza de la polla de su
compañero moviéndose hasta que estuvo justo en la entrada en su cuerpo y supo que
no había nada que pudiera decir o hacer para cambiar las intenciones de Ferron. Estaba
lleno de emociones, ansiedad, deseo, miedo, todo se arremolinaba en su interior y sin
embargo sabía que su polla no estaba palpitante y dura en la mano de Ferron sin
ninguna razón. Una parte de él quería eso, y odiaba esa parte de sí mismo. La odiaba con
pasión y odió, y culpaba al alto y marcado Needler detrás de él por sacarla a la luz.

─Ferron ─dijo en voz baja─. Te lo estoy suplicando. Por favor, no hagas esto.
Ahora no.

─Lo siento. Tengo que hacerlo ─por un breve momento la voz de Ferron fue
suave y llena de remordimiento. Siguió adelante y Chaz sintió la amplia cabeza en forma
de ciruela de la polla de su compañero irrumpir en su estrecha entrada y empezar a
deslizarse dentro de su cuerpo. Dolía como el infierno y quiso apretar sus muslos para
mantenerlo fuera. Al mismo tiempo deseaba inclinarse y dejar que Ferron lo tomara. No
sabía a quién odiaba más; si a sí mismo por desear lo que estaba sucediendo o a Ferron
por hacer lo inevitable y estar tomándolo incluso cuando Chaz le había suplicado que no
lo hiciera.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Bien ─dijo, casi llorando ahora por el dolor, la vergüenza y la necesidad─.
Pero si vas a hacerlo, hazlo, sólo hazlo. No quiero que seas suave, no quiero que te
tomes tu tiempo. Sólo... sólo termina con esto de una vez por todas.

─¿Me estás pidiendo que te viole? ─demandó Ferron, su aliento cálido en la
nuca de Chaz─. ¿Es eso lo que quieres?

─¿No estás haciéndolo ya? ─preguntó Chaz tratando de ignorar la contrariedad
que escuchó en su propia voz─. ¿No estás tomando lo que no quiero entregar? Así que
adelante Ferron, hazlo. Fóllame. Pero no trates de hacerlo agradable para mí, no trates
de hacerme disfrutarlo. Porque no importa cuán lenta y suavemente me metas tu polla,
aún así estás follándome cuando yo no quiero. Así que hazlo.

─Bien, si así es como lo quieres ─de nuevo había acero en la voz de Ferron y
sus brazos se cerraron alrededor de la cintura de Chaz, abrazándolo, sosteniéndolo en su
lugar. La suave sensación de deslizamiento se detuvo y se retiró hasta que solamente la

200 cabeza de su gruesa polla se mantuvo en el cuerpo de Chaz. Entonces, con un empujón
brutal, siguió adelante, ensartándose a sí mismo, enterrando su eje sin circuncidar hasta
las bolas, profundamente en el suave culo de Chaz, tomando por la fuerza lo que Chaz
no había podido o querido entregar durante tanto tiempo.

─¡Dios! ─Chaz no pudo evitar jadear con la repentina y ruda entrada. Él todavía
estaba resbaladizo por el aceite que Ferron había utilizado mucho antes esa noche, pero
ninguna cantidad de lubricante podía eludir el hecho de que él estaba virginalmente
apretado y la polla de su compañero era inmensamente gruesa. Se sintió a sí mismo
contraerse en torno al duro invasor, sentía que las bolas de Ferron rozaban la curva
inferior de su culo y sabía que su compañero estaba totalmente dentro de él, que no
podría avanzar más. Podía sentir el enorme eje pulsando dentro de él, llenándolo hasta
rebosar y más allá mientras él se sujetaba contra el metal inteligente de la nave, sus ojos
momentáneamente cegados a todo lo que pasaba en el exterior, mientras trataba de
hacer frente a lo que estaba sucediendo dentro de su propio cuerpo.

─Tranquilo ─Ferron estaba jadeando en su oído, su voz seguía siendo severa,
pero por primera vez, Chaz no escuchó un eco de las palabras en su cerebro cuando su
compañero habló. La conexión estaba finalmente completada

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

« ¿Pero a qué precio? », pensó, sintiendo como si su corazón pudiera explotar
dentro de su pecho en cualquier momento. « ¿A qué jodido precio? »

─«A un precio tan alto que no estaría dispuesto a pagarlo si no hubiera tanto en
juego». Oyó en su cabeza. Y de repente supo que estaba escuchando a Ferron, su
compañero estaba hablándole sin palabras. ─«Lo siento, Ojos Verdes» ─continuó el
otro Needler─. «Maldición, lo siento. Pero esta es nuestra única oportunidad y tenemos
que aprovecharla. Trata de entender»

─«Nunca te entenderé» ─replicó Chaz. La polla en su interior era enorme,
estirándole dolorosamente, pero no era tan doloroso como el sentimiento de traición
que le llenaba. Tenía un nudo en su garganta y parpadeó rápidamente tratando de no
ceder al caliente pinchazo de las lágrimas detrás de sus ojos.

─«Lo siento» ─Ferron murmuró en su mente─. «Te juro que lo siento, Chaz.
Pero así es como tiene que ser. Y necesito que te concentres ahora, necesito que seas el
mejor. Tenemos que volar esa nave. No sólo por nosotros, por todo el planeta.»
201
─«Está bien» ─Chaz respiró hondo y parpadeó para alejar las lágrimas que
nublaban su visión. Se dio cuenta que su compañero tenía razón en una cosa, sólo tenían
una oportunidad para atacar a la nave nodriza y ambos debían estar en su mejor
momento para hacerlo. Él era ante todo y por encima de todo un artillero y estaba aquí
para disparar y derribar a los Saudebers, no para llorar como una niñita con una rodilla
raspada.

─«Bien» ─el tono mental de Ferron era tranquilo y decidido─. «Entonces
necesito que trates de abrirte a mí ahora, Chaz. Prepárate para disparar como nunca has
disparado antes. Y prepárate para ser follado.»

Gimiendo suavemente, Chaz hizo lo que Ferron ordenó. Abriendo más sus
piernas, se inclinó hacia adelante, sintiendo el metal inteligente desplazándose para
acomodarse a su nueva posición, mientras se abría a sí mismo, ofreciéndose a su
compañero.

─«Estoy listo» ─susurró en la cabeza de Ferron.

─«Bien. Dios mío, eres bello cuando te abres para mí» ─Ferron lo acarició una
vez más desde la raíz a la punta mientras su otra mano se deslizaba hasta el pecho

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

agitado de Chaz para pellizcar y retorcer las duras protuberancias de sus pezones. Luego
se retiró una vez más y entró de golpe nuevamente, ensartando cruelmente el suave
trasero de Chaz con su polla, mientras el Needle saltaba hacia adelante, dejando la curva
protectora de la Luna y lanzándolos a través del espacio.

Chaz quedó sin aliento y vio estrellas delante de sus ojos, y no sólo las que
rodeaban el Needle mientras Ferron literalmente le follaba hacia adelante. Sus manos
apretaron convulsivamente los mandos JP pero no disparó aún. No disparó porque las
naves Saudeber aún no los habían descubierto y Ferron quería mantener el elemento
sorpresa tanto como pudieran. Lo sabía porque su compañero sabía eso y su conexión
era tan cercana y perfecta como podía ser, llegados a ese punto. No podría ser mejor, a
menos que Chaz fuera capaz de llegar al orgasmo y sabía que no podía, no así.

Y sin embargo, aún cuando pensaba que no habría manera, sintió un repentino
aumento del deseo cuando el grueso eje dentro de él frotó sobre el sitio especial que
Ferron le había mostrado hacía mucho tiempo, la primera vez que había masturbado a
202 Chaz en la ducha. Gimió suavemente, no totalmente debido al dolor, mientras Ferron
presionaba otra vez y luego otra, cambiando el ángulo de su polla para tocar allí
deliberadamente.

Chaz deseó que no hiciera eso. El no quería disfrutar de esto. No quería ceder al
placer que sentía flotando en el horizonte mientras Ferron establecía un ritmo
deliberado, lento y constante dentro de su cuerpo. Pero no era capaz de evitarlo.
Mientras más se acercaban a la nave nodriza Saudeber, el placer que sentía se
sobreponía al dolor, y su conexión se hacía más profunda. Era increíble.

Pero Chaz no tuvo tiempo para evaluar el extraño placer que estaba creciendo en
su interior. Porque finalmente habían sido advertidos. Sin necesidad de que se lo
dijeran, disparó con todas las armas bombardeando en un círculo de muerte de
trescientos sesenta grados a su alrededor ganando tiempo para acercarse más y más a la
pequeña abertura dónde la reina sería exterminada.

Sintió a Ferron tomando acciones evasivas, inclinando el Needle salvajemente
para evitar el fuego enemigo mientras derribaban a las naves que intentaban rodearlos
por todas partes.

La negrura del espacio a su alrededor fue desbaratada por las múltiples
explosiones procedentes de las mortíferas naves plateadas, pero Chaz mantuvo sus ojos

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

en el premio, en la enorme masa montañosa de la nave nodriza que estaba
abalanzándose sobre ellos con una velocidad aterradora. Vagamente era consciente de
que Ferron había aumentado su ritmo y ahora pistoneaba dentro y fuera de él,
follándolo con una intensidad y una fuerza que habría empujado a Chaz a través de la
nave si el metal inteligente no le hubiera retenido firmemente en su lugar. Podía
sentirse a sí mismo estirándose, tratando de acomodar al grueso invasor, podía sentir el
dolor/placer creciendo dentro de sí mientras Ferron acariciaba su dolorida polla al
compás de sus empujes dentro del cuerpo de Chaz. Pero no importaba nada que no
fuera llegar a la fortaleza plateada que se aproximaba. «Nada», se dijo Chaz a sí mismo
con fiereza: «Nada».

Volaron como nunca habían volado antes, un hombre en una sola piel con un
solo sistema de pensamientos entre ellos. Y repentinamente el camino se despejó y ellos
estaban allí. Chaz apenas podía creerlo. Miró a través del estrecho portal y vio algo
grande, rojo y palpitante. Algo cubierto con un caparazón que era a la vez afilado y

203 dentado. Vislumbró un borroso contorno de garras desproporcionadamente enormes y
la impresión de entornados ojos alienígenos. Chaz tuvo una fracción de segundo para
pensar. « ¡Dios, realmente parecen langostas! » Y a continuación apretó los mandos JP
dejando caer todo el considerable poder de fuego del Needle sobre ese pequeño punto.

Hubo una explosión silenciosa pero mortífera, cuando la erupción de algo como
cristales rotos voló hacia el exterior de la pared montañosa de la enorme nave. Al mismo
tiempo, Chaz sintió que alcanzaba el orgasmo y percibió que Ferron llegaba al clímax
dentro de él.

« ¡Dios! OhDiosohDios », pensó incoherentemente cuando se corrió con fuerza
en la mano de su compañero y sintió a Ferron latir dentro de él, llenándolo de caliente
semen. Durante un breve instante el placer lo abrumó y no pudo disparar. Pero no
importaba, sus dedos apretaron los mandos JP de todos modos, disparando otra ronda
para estar absolutamente seguros de que la reina alienígena estuviera muerta.

«Ferron», comprendió; «Ferron lo está haciendo, está disparando las armas a
través de mí, usando la conexión que hay entre nosotros para hacerlo». Se preguntó
ociosamente si él podría ahora pilotar la nave a través de su compañero, utilizando el
mismo truco, pero en ese momento el placer cegador estaba menguando y supo que el
momento de conexión perfecta se había terminado. Junto con todo lo demás.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

A su alrededor, las mortales naves plateadas estaban yendo a la deriva en el
espacio sin rumbo fijo y el raudal interminable de naves zánganas había dejado
abruptamente de fluir de las fauces de la nave madre. Las Langostas estaban para todos
los efectos, muertas.

─«Regresemos» ─la voz de de Ferron dentro de su cabeza sonaba cansada─.
«Hemos acabado aquí» ─las palabras tuvieron un tono definitivo que resonó en el vacío
del corazón de Chaz mientras el Needle giraba en redondo y ponía rumbo en dirección a
La Academia.

204

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 23

R
einaba el silencio dentro del Needle cuando aterrizaron y entonces Ferron
colocó una mano en el hombro de Chaz.

─Lo siento, Ojos Verdes ─susurró.

─¡No! ─Chaz se encogió lejos de la consoladora mano, deseando poder alejarse
completamente de su compañero pero eso era imposible en los confines limitados de la
Needle─. Sólo… sólo sal de mí ─soltó, intentando mantener sus emociones bajo control
─. Sólo sal de mí y déjame solo.

205 En silencio, Ferron hizo lo que le pedía, dejando resbalar su gran eje flácido fuera del
cuerpo de Chaz con un lento y uniforme deslizamiento. Chaz se estremeció de dolor
cuando el invasor fue retirado e intentó sofocar un gemido. Por un momento pareció
como si Ferron fuera a disculparse de nuevo, pero el momento pasó en silencio cuando
trepó fuera del Needle.

Chaz salió detrás de él, sintiendo como si sus piernas no pudieran funcionar bien.
Estaba dolorido y todo lo que quería era regresar a su cuarto, tomar una ducha e ir a la
cama. Solo. Era lo mismo que había sentido en su primera noche con Ferron, excepto el
abrasador dolor, desde luego. La amarga ironía casi le hizo reír, que se sintiera de la
misma manera la primera y la última noche de su relación parecía demasiado. Porque
después de esta noche, lo que fuera que había tenido con el alto Needler desfigurado
estaba oficialmente terminado, al menos para Chaz. No tenía que esperar otras tres
semanas para disolver su asociación. En su mente había acabado en el momento que
Ferron le había ordenado extender sus piernas.

─Bueno, bueno, aclamemos a los héroes victoriosos.

La afectada y sarcástica voz de Landrews era la última cosa que Chaz deseaba oír.
Levantó la mirada para ver al delgado artillero y su fornido piloto andando a zancadas
hacia ellos en el resonante muelle de embarque.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─No puedo tratar con esto justo ahora ─masculló pero antes de que pudiera
quitarse de en medio, Landrews y Sanderson estaban de pie delante de ellos, bloqueando
su camino al tubo de transporte.

─Excelente vuelo ─Sanderson le dio una palmada en el hombro y estrechó la mano
de Ferron con entusiasmo─. Landrews y yo estábamos viniendo por ese lado de la Luna y
lo vimos todo.

─Pensábamos que ustedes dos estaban determinados a desaparecer cubiertos de
gloria ─Landrews rió tontamente─, aquello parecía como un movimiento suicida, a
menos que tuvieran una conexión perfecta.

Su aguda mirada ámbar exploró el cuerpo desnudo de Chaz con interés,
demorándose más de lo que parecía necesario en sus muslos.

─¿Así que lo hiciste, Halcón?

─Eso no es de tu maldita incumbencia ─gruñó Ferron. Su profunda voz hizo eco en
206 el cavernoso espacio pero Landrews aparentemente no pudo captar la indirecta.

─Porque nunca te he visto volar así antes y créeme, Jon y yo hemos estado
observándote, ¿verdad, cariño? ─le dio un codazo a Sanderson, quien asintió con la
cabeza lentamente.

─Así que dime, chico maravilla ─dijo, mirando a Chaz de nuevo.

─¿Perdiste tu cereza esta noche luchando con las grandes langostas malas?

─¡Te dije que eso no es de tu jodida incumbencia! ─la voz de Ferron era un bramido
apagado y dio un paso adelante, sus manos se cerraron en puños─. Te lo advierto,
Landrews, una palabra más y te arrancaré tu jodida cabeza.

─Hey, ahora ─comenzó Sanderson, interponiéndose entre Ferron y su artillero,
pero Ferron simplemente lo echó a un lado, causando que el fornido piloto tropezara y
casi cayera. Otros Needlers se estaban reuniendo ahora, viniendo hacia ellos para
felicitarles, pero ninguno de ellos parecía dispuesto a intervenir en el creciente conflicto.

─¡Eric, por favor! Contrólate.

Estaba claro que Landrews estaba intentando sonar desdeñoso pero su voz salió en
un agudo chillido y su cara estaba pálida.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─No, coloca una rienda en tu boca por una vez, Landrews.

Ferron clavó un dedo en el afeminado artillero.

─Piensas que puedes decir lo que quieras y esconderte detrás de Sanderson, pero no
te saldrás con la tuya esta vez. No molestes a Chaz o los joderé a ambos.

Chaz miró a su compañero con una sorpresa apagada. Él solo había visto al lacónico
Ferron así de disgustado una vez, y fue durante la confrontación con Burns en la sala de
duchas. Alguna vez, tener a su compañero interviniendo y defendiéndole de las pullas de
Landrews podía haber despertado alguna emoción en él, pero ahora solo se sintió
desconectado.

─Sí, me folló. ¿Es eso lo que querías oír? ─preguntó, mirando al estupefacto
Landrews y no importándole si todos los otros hombres en el muelle de embarque
escuchaban sus resonantes palabras─. Estuvo follándome todo el tiempo mientras nos
enfrentábamos a la nave nodriza y sí, fue mi primera vez. ¿Estás satisfecho ahora?

207 Landrews le lanzó otra mirada lasciva de arriba a abajo y sonrió afectadamente.

─Ni de cerca de como lo estás tú, cariño, estoy seguro.

─Se acabó.

Ferron dio un paso hacia delante, ya en marcha. Antes que Sanderson, quien aún
permanecía a un lado pestañeando estúpidamente, pudiera reaccionar, el puño de Ferron
conectó con la mandíbula de Landrews y el artillero cayó en el duro suelo metálico.

─¡No puedo creer que hicieras eso! ─él levantó la vista atónito. Sus cuidadas puntas
platino engominadas estaban desaliñadas y un delgado hilo de sangre estaba saliendo de
su labio inferior roto─. Jon, cariño, mira lo que hizo.

Miró de manera conmovedora a su piloto, quien empezó a dar un paso amenazador
en dirección a Ferron. El marcado Needler levantó su mano.

─Esto no es asunto tuyo, Sanderson. Es por tu compañero y su gran boca. Pero ven si
quieres.

Chaz sabía que debería esperar a ver el resultado de la confrontación creciente en el
muelle de embarque pero al parecer no podía preocuparse. Sentía los huesos cansados, su
cuerpo doliendo de la tensión y dolor que él había soportado en el Needle, y su mente

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

deseando el olvido del sueño para poder desconectarse de todo lo que le había sucedido.
Girándose, se dirigió lentamente hacia el tubo de transporte, dejando que las voces
enfadadas se desvanecieran detrás de él.

Chaz había abierto la ducha a tope y estaba a punto de entrar en la humeante agua
cuando Ferron entró en el cubículo.

─¿Qué quieres? ─preguntó Chaz, obligando a su boca a moverse. Sólo pronunciar
las palabras ya supuso un esfuerzo.

─Cuidar de ti ─dijo Ferron cortante─. Como hago todas las noches, Ojos Verdes.

─Esta noche no.

Chaz entró a la ducha, encogiéndose apenas cuando el agua hirviendo golpeó su
carne.

Ferron frunció el ceño críticamente.

208 ─El agua está demasiado caliente. Vas a escaldar tu piel.

─Quizás es lo que quiero.

Chaz cerró sus ojos e intentó ignorar la apagada maldición de su compañero.

─Jesús, Chaz, estás sangrando.

La voz de Ferron era aguda.

Él miró hacia abajo y vio los zarcillos carmesí descendiendo por sus piernas y
arremolinándose en el desagüe de la ducha. Sabía que debería sentir algo por lo que
estaba viendo, pero todo lo que podía pensar era la última vez que había visto sangre en
la ducha, la manera en que él había golpeado la navaja de afeitar lejos de la mano de
Ferron y el modo en que ellos se habían amado el uno al otro después de eso. Entonces
había parecido que había algo entre ellos que no podía estropearse. Pero ahora su
relación estaba rota, destrozada sin remedio, comprendió.

─¡Maldita sea, muévete! ─Ferron entró en el pequeño cuadrado de la ducha a su
lado y giró el indicador de temperatura hasta que el agua ya no estuvo escaldando.
Entonces inclinó a Chaz por la cintura y extendió la mano entre sus piernas.

─No.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz se puso tenso contra las manos de su compañero, sus músculos tensos. El
letargo que le había protegido desde que había salido del Needle de repente se transmutó
a pánico ciego y se sintió como un animal atrapado.

─No me toques.

─¡Espera! ─Ferron curvó un brazo alrededor de sus hombros y le sostuvo, su
musculoso pecho presionándose fuerte contra la espalda de Chaz─. Tranquilo ─
murmuró al oído de Chaz─. Sólo estoy intentando ayudarte.

─Tratando de sujetarme para que tú puedas… puedas…

Chaz negó con la cabeza, incapaz de terminar. Oyó el terror en su propia voz pero fue
incapaz de evitarlo. Todo lo que sabía era que no quería ser sometido de nuevo a todo lo
que había sufrido en el Needle, especialmente no tan pronto mientras él estaba todavía
tan dolorido.

─Relájate, Brighton. No voy a follarte.
209 Había algo que sonaba sospechosamente cercano a las lágrimas en la voz profunda de
Ferron─. Solo quiero… sólo déjame limpiarte. Déjame intentar que te sientas mejor.

─No hay nada que tú puedas hacer para que esté mejor ─dijo Chaz, pero podía
sentir el terror desvanecerse con la promesa de su compañero. En su lugar el letargo
emocional regresó flotando, el doble de intenso que antes. Todo parecía gris y muerto
para él mientras permitía a Ferron inclinarle y lavarle con dedos largos y cuidadosos.

Se estremeció una o dos veces cuando sintió punzadas de dolor, y cada vez, Ferron
acariciaba su descubierta espalda con una mano y murmuraba en su oído. Chaz no
escuchaba lo que él estaba diciendo pero las palabras tenían un efecto calmante de todos
modos y él se permitió ser lavado y explorado a conciencia.

Cuando Ferron estuvo aparentemente satisfecho de haber hecho todo lo que se
podía hacer, ayudó a Chaz a salir de la ducha y le secó, atendiéndole con tanto cuidado
como la primera noche que le masturbó. Chaz intentó no pensar en eso mientras se
dejaba llevar a la cama. Con un suspiro, se dejó caer de bruces. Estaba demasiado cansado
para preocuparse de lo que pudiera pasar, se dijo. Ya no le importaba nada. Oyó a su
compañero rebuscando en su lado del aparador de plasti-madera y entonces regresó,
arrodillándose al lado de Chaz en la cama.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Te has rasgado ─dijo suavemente, una mano acariciando a través de los cortos y
húmedos rizos de Chaz─. Tengo algo aquí que ayudará. ¿Me dejas ponértelo?

─Supongo.

Chaz asintió con la cabeza, un lado de su cara aun presionando contra el colchón.
Cerró sus ojos cuando sintió a Ferron abrir sus muslos y extender la vulnerable carne de su
trasero.

Estaba esperando algo fresco y resbaladizo como el lubricante que Ferron había
usado en él esa noche más temprano, ahora parecía que hacía una eternidad. Así que se
sorprendió cuando en lugar de eso sintió algo caliente y húmedo investigando la sensible
área, lavando su rasgada carne.

─¿Que dem…?

Despegó su cabeza del colchón y estiró el cuello para ver a Ferron con su cara
enterrada entre sus muslos.
210 ─¿Qué estás haciendo? ─preguntó, oyendo la histeria en su voz pero incapaz de
evitarlo.

─Besándolo mejor.

La voz de Ferron era profunda, sus ojos azules entornados de dolor y deseo─.
Saboreándote. Estoy a tu servicio.

Se inclinó de nuevo y Chaz jadeó al sentir el húmedo calor de la lengua de su
compañero enroscándose alrededor de su sensible entrada y zambullirse dentro con
cuidado, como si lamerla mejorara su herida.

La polla de Chaz estaba de repente como una piedra y presionando contra el colchón,
anhelando aliviarse como si no se hubiera corrido hacía menos de una hora. La sensación
de la lengua de su compañero explorando la parte más sensible y vulnerable de su cuerpo
era el más increíble sentimiento que él hubiera tenido nunca. Él nunca había soñado hacer
esto o que se lo hicieran a él, pero era increíble, sorprendentemente caliente. Era… No era
suficiente, comprendió Chaz de repente.

─Detente.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Se dio la vuelta, rompiendo el íntimo contacto y sentándose en la cama. Acercando
sus rodillas delante de él de modo protector, fulminó con la mirada a su compañero.

─Chaz, por favor ─la voz de Ferron era chirriante y suplicante al mismo tiempo─.
Solo déjame…

─No más ─Chaz negó con su cabeza─. No más tocar, no más saborear, no más
follar. No más nada. He terminado con esto. He terminado contigo, Ferron.

Los ojos azul claro le taladraron.

─No puedes, Brighton. O lo olvidaste, soy tu compañero.

─No, nunca más ─Chaz se sintió como si una parte de él se estuviera rompiendo
pero se obligó a sentarse derecho y miró al hombre mayor a los ojos─. O al menos tú no
lo serás las próximas tres semanas. Tres semanas no son tan largas, ¿verdad, Ferron? Creo
que podemos conseguir evitarnos durante al menos ese tiempo.

211 ─Y una mierda lo haremos ─gruñó Ferron─. ¡Maldita sea, Chaz, solo escúchame!
Esta noche hice lo que tenía que hacer. Lo siento si te herí en el proceso, pero es que tú
me hiciste enloquecer tan jodidamente y…

─¿Yo te hice enloquecer a ti? ─Chaz negó con su cabeza incrédulo─. Me mentiste,
Ferron. Me dijiste que nunca rompías una promesa pero lo hiciste.

─Prometí que no te follaría a menos que tú me lo pidieras o nuestras vidas
dependieran de ello ─la voz de Ferron era dura ahora, sus ojos se estrecharon en dos
frías rendijas─. Mantuve esa promesa, Chaz. Nosotros nunca podríamos haber volado la
nave nodriza sin una conexión perfecta. Hice lo que tenía que hacer.

─Y estoy seguro que el resto del mundo está pensando que eres un héroe por
hacerlo ─le escupió Chaz. El adormecimiento que había caído como una cortina sobre sus
emociones en el momento que él salió del Needle se había ido de repente, reemplazado
por un dolor tan profundo y grande que sintió como si se estuviera ahogando en él. Se
sentía traicionado, herido, usado, y su único pensamiento era hacer sentir a Ferron tan
mal como él, si eso era posible.

─Ellos pensaran que eres un héroe pero yo sé la verdad ─dijo, poniendo veneno en
cada palabra mientras él miraba enfurecido a la oscura y cicatrizada cara que pensó que

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

había llegado a amar─. Que tú no eres mejor que Burns y su tripulación. ¿No es gracioso
cómo algunas personas son procesadas por violar mientras que otras son elogiadas por
ello? Ellos probablemente te darán una condenada medalla por lo que me hiciste esta
noche.

Vio el dolor grabado en las facciones de Ferron por sus palabras y sintió una
repentina y amarga punzada de victoria. « ¡Dios! », pensó salvajemente, apretando su
mandíbula. « ¡Ahora sabes lo que se siente! Eso te enseñará a tomar lo que no te quise
dar. Te enseñará a dejarme ». Estaba arruinándolo todo, haciendo jirones los sentimientos
que él y Ferron habían compartido. Pero no era suficiente, también buscaba verlos arder.
Quería prender la mecha final que incineraría para siempre el amor que había sentido por
su compañero. Mirando la cara de Ferron, remató el último clavo.

─Ahora sé cómo debió haberse sentido Sabine.

Por un momento Chaz pensó que Ferron iba a intentar darle un puñetazo y casi deseó
que lo hiciera. Fue demasiado, lo que él había dicho. Demasiado lejos. Deseó poder volver
212 atrás las palabras. Incluso aunque la parte amargada de él estaba exultante por el dolor
que vio en los ojos de su compañero, una gran parte le estaba pidiendo a gritos que tenía
que parar, tenía que rogar a Ferron que le perdonara, intentar salvar alguna parte de su
relación que podría dejarse…

Pero era demasiado tarde. Ferron negó con su cabeza, su cara cuidadosamente
neutra, y se levantó de su lugar en el suelo. Sin decir una palabra, se volvió y dejó la
habitación, permitiendo que la puerta se cerrase detrás de él con un suave zumbido.

«Se ha ido», pensó Chaz entumecido, mirando fijamente al lugar donde el otro
Needler había estado, deseando que regresara. «Realmente se ha ido. Ido para siempre».

De algún modo supo que era verdad.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 24

L
as siguientes tres semanas fueron las más difíciles que Chaz había tenido que
soportar. Él y Ferron eran héroes. La Academia entera estaba alborotada por
su milagrosa actuación. A cualquier lugar que fuera, la gente quería palmearle
la espalda y estrechar su mano. Nuevos vídeos de la Tierra fueron enviados a un gran
costo para obtener entrevistas exclusivas con los dos jóvenes que habían salvado el
planeta de una destrucción segura. La tensión alcanzó su punto álgido cuando se filtró que
la Flota hubiera llegado demasiado tarde si Ferron y Chaz hubieran seguido órdenes y los
hubiesen esperado. Aparentemente, los Saudebers habían dejado varias docenas de

213 escuadrones en la cara oculta de Marte, dividiendo efectivamente a la Flota y
manteniendo a los Needlers profesionales alejados de donde necesitaban estar para
detener el ataque.

A pesar de todo, Chaz tuvo que pretender que estaba modestamente orgulloso de
lo que él y Ferron habían logrado, cuando en realidad se sentía como si se estuviera
muriendo por dentro. La familia de Ferron vino unos días antes de que la programada
ceremonia de graduación se celebrase, y llegó a conocer a Tara, la prometida de su
antiguo compañero. Era una morena esbelta con frías y aristocráticas facciones que hacían
juego con las de Ferron y se colgó de su brazo durante todo el día, echándole miradas
venenosas a Chaz antes de que ella y los padres de Ferron fueran conducidos hasta las
habitaciones de invitados. Chaz quería decirle que no tenía nada de lo qué preocuparse.
¿No podía darse cuenta de que él y el otro Needler eran historia? ¿Que cada palabra que
se decían el uno al otro era fría, forzada y en beneficio de cualquier otra persona que
estuviera observando en la habitación? Todo esto le hacía sentirse enfermo, como si
alguien hubiera empujado una bola de plomo fundido en su estómago y la hubiera dejado
allí para quemar un agujero hasta su corazón.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Pero incluso contemplar cómo Ferron le daba un frío beso de despedida a su
prometida y observar la forma posesiva en la que Tara lo abrazaba, no fue tan malo como
lo que ocurrió después.

214 El día antes de la graduación, el Almirante de la Flota en persona vino a La
Academia para conocerlos. Le ofreció a Ferron en el acto un puesto de los más altos y le
dijo a Chaz, que un puesto similar le estaría esperando cuando se graduara. Incluso trajo a
un nuevo compañero para Ferron, un alto y guapo artillero llamado Paul Jorgensen, con
un cabello castaño claro y unos conocedores ojos color avellana. El propio piloto de
Jorgensen había dejado recientemente la Flota, dejándolo abandonado y en necesidad de
un nuevo compañero, explicó el Almirante. Y aunque Ferron acababa de salir de La
Academia, no podía pensar en una pareja mejor para uno de sus mejores artilleros.

«Yo puedo pensar en una pareja mejor», pensó Chaz observando cómo su ex—
compañero se daba la mano con su nuevo artillero. Podía decir, por la mirada en los ojos
de Jorgensen, por la manera en que hizo una franca valoración sexual de Ferron mientras
su mano permanecía demasiado tiempo en el apretón de manos, que no le importaría ser
montado por el moreno y desfigurado piloto. Jorgensen no se contendría a sí mismo de
ninguna forma o acusaría a Ferron de tomar lo que no quería dar, no, él lo daría
libremente. Demonios, por la lasciva mirada de sus ojos, no le habría importado dejarse
caer de rodillas y hacerle una mamada a su nuevo piloto en el acto, pensó Chaz con
amargura. Intentó detener los celos que atormentaban su alma como una rata, pero era
imposible, y el flujo de pensamientos amargos continuó.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

«No hay nada latente en él», señaló su mente mientras se quedaba mirando hacia
Jorgensen. Era obvio que el nuevo artillero estaba seguro de su masculinidad y su
sexualidad al mismo tiempo, completamente opuesto a Chaz. A él no le importaría si
alguien dijera que era Gay o le llamara maricón. Él, probablemente no tenía una novia
esperándole en casa por la que ya no se sentía atraído. Y él no rehusaría admitir lo que
era, pensó Chaz amargamente. No cabía duda de que Jorgensen se lanzaría de lleno en
una relación con otro hombre y le diría al mundo que se fuera a la mierda si no le gustaba.

Vio como Ferron asentía a su vez y sonreía, sosteniendo la mano del otro hombre
con la suya y manteniendo su mirada, la promesa de lo que estaba por venir creciendo
entre ellos. Los observó juntos y no pudo hacer otra cosa, salvo asentir y sonreír, asentir y
sonreír, como el idiota que era. No importaba que la sonrisa plasmada en su cara se
sintiera falsa y plastificada y que los músculos de su mandíbula dolieran por mantenerla
en su lugar. No importaba que quisiera gritar. Que quisiera darle un puñetazo en la boca al
nuevo artillero de Ferron y pisarle la cabeza. Nada de eso importaba, era más importante

215 tener una buena fachada y pretender que no le importaba, incluso a sí mismo, el que
Ferron se estuviera yendo. O eso era lo que Chaz se dijo a sí mismo. Una y otra vez.

La noche antes de la ceremonia de graduación se sentó en su cama y se quedó
mirando sus manos deseando tener todavía la navaja que había tirado al conducto de la
lavandería la noche que se la había quitado a Ferron. Así, al menos, hubiera tenido una
forma de terminar su dolor. El dolor que se decía a sí mismo que no sentía aunque le
estuviera comiendo por dentro.

Ferron hacía mucho que se había ido, habiéndose mudado a una nueva habitación
semanas atrás a petición propia. Era un héroe ahora, podría tener casi cualquier cosa que
quisiera, y una habitación individual aparentemente no era mucho pedir. Chaz sabía que
podría haber obtenido cualquier cosa que quisiera también, desde comidas especiales o
un viaje a la Tierra para ver a su familia, pero no podía obligarse a desear nada. Nada
excepto Ferron.

«No me importa que se haya ido», pensó Chaz por millonésima vez e intentó
hacérselo creer. «Lo que hizo fue inexcusable… imperdonable. Me hiere y me abandona. Y
que me condenen si me siento aquí y lloro por eso». Poniéndose en pie, decidió trabajar en
la sala de gravedad cero. Solo había estado allí en una ocasión con Ferron, ya que estaba
reservada exclusivamente para los alumnos de clases superiores, pero ahora era un héroe

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

y ninguna puerta estaba cerrada para él. «Bien podría aprovecharlo mientras dure», pensó
con tristeza.

Casi había llegado a la puerta de su habitación mientras se disponía a salir cuando
escuchó una voz extrañamente familiar justo fuera de ella.

─Vaya, hola, maricón ─dijo, el tono nasal subiendo para enfatizar la última
palabra─. Eres justamente la persona que quería ver.

Chaz frunció el ceño. «No puede ser quien creo que es, ¿No? ¿Qué demonios está
haciendo aquí?»

─Hola, Burns, ¿Qué estás haciendo aquí? Pensé que estabas en la Tierra tomando
unas largas vacaciones… en prisión.

La otra voz era sin lugar a dudas la de Ferron y Chaz sintió un repentino aleteo en
el estómago. ¿Qué estaba haciendo su ex—compañero en la puerta de su habitación?
¿Sólo estaba pasando por allí o había olvidado algo en la habitación que solía compartir
216 con Chaz? Y si había venido a recuperarlo, ¿Estaría dispuesto a hablar, a decir algo más
que las pocas y frías frases que habían intercambiado en las últimas tres semanas?

─A ti te gustaría eso, ¿No? ─gruñó la voz de Burns, sacando a Chaz de su fantasía
─. Te encantaría oír que estoy encerrado en algún lugar siendo tomado por el culo, ¿No
es así, Halcón?

─Personalmente, Burns, yo sería feliz si nunca más escuchara hablar de ti. ¿Cómo
has conseguido llegar hasta aquí, de todos modos?

─De hecho, estoy aquí gracias a ti, Ferron. Ya ves, todos los que son alguien en el
Consejo han venido aquí para la graduación y para felicitar tu lastimoso culo de maricón
por salvar la Tierra, incluido mi padre. Así que viajé de polizón en su transporte privado
porque quería verte una última vez

—Vaya, ¿Pero no es tan dulce? Discúlpame si no me importa una mierda ─Ferron
sonó impaciente.

─Ahora, ¿Te importa salir de mi camino? Necesito hablar con mi compañero.

«Compañero, ¡Me ha llamado compañero!» A pesar de todo, Chaz sintió a su
corazón saltar. Incapaz de esperar más, agitó la mano delante del sensor, esperando

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

impacientemente para que se abriera. Mientras lo hacía, escuchó a Burns hablar de
nuevo.

─Saldré de tu camino tan pronto como te dé tu regalo de graduación, Ferron.

Le dijo, su voz llena de ira. Se escuchó un chisporroteo eléctrico, un sonido que
Chaz había oído solo una vez cuando estaba en la galería de tiro con su padre y alguien
tras de ellos había probado un nuevo rifle de pulsos electromagnéticos. Entonces escuchó
un grito de dolor y una alta y triunfante carcajada.

Mientras la puerta se deslizaba para quedar abierta, aparentemente a cámara
lenta, Chaz vio cómo la larga y delgada forma de su compañero impactaba en el suelo
metálico del corredor. Había un humeante agujero quemado en el cuadrante izquierdo
superior del uniforme de Ferron y un charco de sangre que se extendía bajo su cuerpo
inmóvil.

─¡Dios! ─Chaz se puso de rodillas, resbalando en la sangre mientras intentaba

217 acoger a Ferron entre sus brazos. Era vagamente consciente de que Burns seguía allí, de
pie por encima de él con un arma en una mano, pero eso no parecía importar. La única
cosa que importaba era la desfallecida figura en sus brazos.

─Ferron… Eric ─susurró, acariciando la pálida mejilla de su compañero con una
mano.

─¡Ferron! Por favor, Dios… no.

─Vaya, pero si es la pequeña mascota marica del Halcón.

Burns obviamente se regodeaba. Sus saltones ojos de color azul china y la cara roja
por debajo del cabello rubio cortado a ras del cráneo, eran tan feos como Chaz recordaba.

─Hijo de puta ─dijo con dificultad, pero no tenía tiempo para discutir con el
lunático de pie frente a él, comprendió. Si lo hacía, Ferron podría morir. Si no estaba
muerto ya. Quería correr por el largo corredor metálico y buscar ayuda, pero temía que si
dejaba a Ferron solo, Burns podría volver a dispararle.

─Solo le di lo que se merecía ─los ojos saltones de Burns empequeñecieron
mientras miraba la silente forma de Ferron en los brazos de Chaz─. Desde el primer
minuto en el que llegué aquí, él me robó todo lo que yo quería. Él llegó a ser un Needler y
yo no. Pensé que estaba acabado cuando me follé a su primer compañero, pero entonces

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

llegaste tú ─le escupió a Chaz─: La pequeña mascotita de Ferron, me expulsaste de La
Letrina y entonces vosotros, maricones, tuvisteis el valor de ir y salvar a toda la jodida
Tierra de una invasión alienígena. Ahora sois algún tipo de putos héroes y yo me tengo
que quedar en la Tierra yendo a esas estúpidas sesiones de asesoramiento tres veces a la
semana que los abogados de mi padre acordaron para no tener que meterme en prisión.
Yo estoy allí abajo mientras Ferron está aquí arriba, llevándose todo lo que debería haber
sido mío.

Chaz lo miró con asombro, sin estar seguro de cómo responder, preguntándose si
atreverse a llamar por ayuda. Pero Burns estaba llegando al final de su perorata, su cara
estaba casi púrpura de rabia.

─Debería haber sido yo quien volara ese Needle ─gritó, pequeñas gotas de saliva
volaban desde sus gruesos labios─. Yo, quien volara a la nave nodriza. Yo, quien salvara el
planeta. ¿Me has oído? ¡Debería haber sido yo!

Bajo el rifle de pulsos y apuntó cuidadosamente a Chaz, aunque difícilmente podría
218 fallar a tan corta distancia. Chaz se quedó mirando el cañón. El agujero del final parecía
tan ancho como un túnel de metro y tan oscuro como el espacio exterior fuera de La
Academia. «Dios mío», pensó, su cerebro se entumeció, «Va a hacerlo. Realmente va a
hacerlo»

Se inclinó sobre el cuerpo inerte de Ferron, intentando protegerlo con el suyo
aunque sabía que era demasiado tarde. Así que iba a morir en brazos de su amante
después de todo, alcanzó a pensar mientras observaba cómo el dedo de Burns se tensaba
en el gatillo. Solo que no sería en los estrechos confines del Needle, luchando contra
hordas alienígenas. No, sería aquí en las salas color gris de La Academia, a manos de un
loco que culpaba a Ferron y a él de todos sus problemas…

─¡Se fue por aquí!

El grito desde el otro extremo del corredor fue suficiente para alejar la atención de
Burns de su víctima. Chaz observó aturdido como sus saltones ojos azules se desorbitaban
y miraba temerosamente sobre su hombro. Un sonido de pasos apresurados resonaba en
los pasillos de metal y de repente dos personas del equipo de seguridad de La Academia
estaban encima de ellos con las pistolas láser fuera y preparadas, ambas apuntando hacia
Burns.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¡No disparen! ¡No disparen!

Burns dejó caer el rifle de pulsos de sus dedos aparentemente flojos y cayó de
rodillas, el miedo llenando sus ojos azules.

Uno de los guardias se agachó para coger el rifle abandonado mientras el otro
corrió hasta donde Chaz seguía abrazando la desmayada figura de Ferron.

─¿Está bien? ─exigió saber, mientras sacaba el comunicador de su cinturón.

─N…no lo sé.

Chaz se sintió impotente. Había estado tratando de taponar la sangrante herida
con su mano desde que había abrazado a su compañero, pero el charco de sangre
continuó creciendo. Ahora estaba sentado en ella, su pegajoso calor empapaba la mitad
de su uniforme y Ferron seguía sin moverse.

─Por favor ─susurró─. Es mi compañero. El equipo médico…

219 Pero el guardia ya lo estaba llamando. Chaz observó aturdido cómo se llevaban a
un sometido y sollozante Burns, mientras una camilla de emergencia era traída para
Ferron. Cuando llegó el momento de cargar la delgada y musculosa forma en la camilla, no
quería dejarla ir. Viendo el estado en el que se encontraba, el equipo médico le permitió ir
con él hasta la enfermería. Pero una vez allí, Ferron fue llevado hasta la sala de
operaciones y la puerta fue cerrada firmemente en la cara de Chaz.

Se sentó en una incómoda silla de plástico de la sala de espera durante lo que le
parecieron horas, preguntándose qué había ocurrido. Preguntándose si Ferron estaba
muerto o iba a morir. Preguntándose cómo pudo haber sido tan idiota.

«Él me hizo daño», discutió parte de él. «Rompió su promesa… me convirtió en algo
en lo que yo no quería convertirme».

«Él hizo lo que pensó que debía hacer», algo que sonaba sospechosamente como la
voz de la razón discutió a su vez en su cabeza. «Y lo de convertirte en algo que no querías
ser… sé realista, Chaz. ¿No querrás decir que él te hizo afrontar lo que eres? Nadie puede
hacerte gay o hetero. Ferron solo te hizo darte cuenta por primera vez».

«Sí, pero iba a irse. Iba a tomar un puesto en la Flota con ese jodido Jorgensen».

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

« ¿Puedes culparlo? ¿Después de todo lo que le dijiste? Él estaba intentando
disculparse, Chaz. Intentando hace lo mejor. Y tú le dijiste la peor cosa que podrías decirle.
Tú le hiciste trizas, deliberadamente».

«Yo estaba dolido. Quería hacerle daño también»

«Y mira qué bien lo hiciste. Tú sigues dolido y Ferron puede estar muerto o
muriendo. Probablemente no lo vuelvas a ver de nuevo. Así que disfruta el destrozo que
has provocado, Chaz. Hiciste la cama y ahora tendrás que dormir en ella… solo»

─Solo ─susurró en voz alta─. Siempre solo.

Le habían dicho que La Academia estaba ya estudiando candidatos para ser su
nuevo piloto, pero ahora Chaz sabía que no sería capaz de volar con nadie más. Después
de la ceremonia de graduación, iba a solicitar su traslado al Cuerpo de Ingenieros. No
volvería a entrar en una Needle, nunca volvería a sentir esa sensación vertiginosa de la
perfecta conexión de la red neuronal, no si no podía sentirla con Ferron.

220 «Ferron… oh, Dios, Ferron. ¿Cómo pude ser tan idiota?» El aturdimiento que sintió
durante el encuentro con Burns se había ido, reemplazado con un lacerante dolor tan
intenso que pensó que moriría. Sus anteriores celos eran como un pinchacito comparado
con esto, y su ira hacia Ferron parecía un estúpido desperdicio. Le había costado las
últimas tres semanas que podría haber tenido con su compañero. Le habían cegado para
lo que debía haber sabido todo el tiempo… que amaba a Eric Ferron con todo su corazón,
mente y alma. Qué preferiría morir antes que estar sin él.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

221
─Está preguntando por ti.

La áspera voz del técnico médico lo despertó de un sueño profundo. Chaz miró
hacia arriba medio dormido, sin estar seguro de si era un sueño o no.

─¿Qué?

Pasó una mano por sus rizos irregulares, preguntándose si había escuchado bien al
hombre o no.

─He dicho que está preguntando por ti. ¿Estás despierto?

─Eh, sí.

Chaz se pasó una mano sobre su cara y entonces se dio cuenta de que estaba
cubierto de sangre seca que se deshizo como si fuera un oxidado y colorido polvillo
cuando cerró los dedos. Su uniforme estaba impregnado en ella también y dejó una
oscura mancha marrón rojiza en la silla de plástico cuando se levantó.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Estoy hecho una porquería ─dijo haciendo una mueca─. ¿Está seguro de que
ha preguntando por mi y no por su familia, o su prometida? Están en las habitaciones de
invitados, por la graduación.

─No, eres tú al que quiere ver. Tú eres Chaz Brighton, su compañero. ¿No es
cierto?

Chaz sintió a su corazón saltar.

─Sí. Soy yo ─entonces su estómago dio un giro repentino─. Él está… ¿Estará
bien? No está preguntando por mí porque está… está muriéndose. ¿No?

─Va a estar bien ─el técnico médico sacudió la cabeza y Chaz se dio cuenta de los
círculos oscuros bajo sus ojos─. Hemos trabajado en él durante horas, tuvimos que
hacerle tres transfusiones. El rayo destruyó todo el lóbulo de su pulmón izquierdo, por lo
que tuvimos que volverlo a hacer crecer… solo evitó su corazón por un par de
centímetros. Afortunadamente, o habría estado muerto antes de que pudiéramos

222 atenderlo.

Frunció el ceño hacia Chaz.

─No tardes mucho, todavía no está en su mejor condición.

─No lo haré.

Chaz ya estaba de pie y moviéndose, pasando por la puerta que antes había sido
cerrada en su cara, buscando el área de recuperación, que sabía por propia experiencia
que estaba hacia la izquierda. Retiró una cortina verde y allí, en una de las camillas
sensoriales que mantenían al tanto de los signos vitales, vio la pálida y marcada cara de su
compañero.

─¡Ferron! ¡Eric!

Corrió el resto del camino y sólo el temor de herir más a su compañero lo detuvo
de estrechar a Ferron entre sus brazos y abrazarlo con fuerza. Tuvo que contentarse con
tomar una de las manos del Needler y entrelazar sus largos dedos.

─Oye, Ojos Verdes ─la profunda voz de Ferron sonaba como un susurro y su cara
se veía tan pálida como la almohada sobre la que estaba tumbado─. Te he echado de
menos.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Yo también te he echado de menos. Pensé que te habías ido ─Chaz escuchó las
lágrimas en su voz e intentó contenerlas. Puso una mano sobre la mejilla marcada de
Ferron, descubriendo lo fría que estaba, antes de quitarla de nuevo con timidez─. Pensé
que te habías ido para siempre ─susurró.

Las lágrimas vinieron entonces, y no pudo pararlas, tuvo que dejarlas fluir aunque
no quisiera. Puso una mano sobre sus ojos, sin importarle la sangre seca en sus dedos, e
intentó recobrar su autocontrol.

─Hey, todo está bien, todavía sigo aquí. Hace falta algo más que un imbécil como
Burns para tumbarme.

Las palabras de Ferron eran fuertes, pero su voz estaba llena de emoción. Chaz
levantó la vista y vio los familiares ojos azul hielo, sospechosamente brillantes.

─Supongo que la mayor parte de esto es mío, ¿Eh? ─preguntó Ferron, señalando
la sangre seca que cubría a Chaz.

223 ─Sí. Habías caído cuando salí al pasillo.

Chaz respiró profundamente y secó sus ojos, tratando de recuperarse.

─¿Por qué has preguntado por mí? ¿Por qué no por tus padres o tu prometida?

─Pregunté por quien quería ver, y ese eras tú ─dijo Ferron suavemente─. Tenía
la esperanza de que tú también quisieras verme.

─Quería. Quiero ─Chaz pasó una mano sobre sus rizos e intentó respirar─.
Quiero decir, he estado allí fuera en la sala de espera toda la noche, o el tiempo que haya
tardado. Ni siquiera sé qué hora es. Estaba seguro de que estabas muerto ─escuchó
como su voz se rompía en la última palabra y tragó saliva─. Tenía tanto miedo de no
volverte a ver.

Ferron frunció el ceño.

─Te dije que hace falta algo más que un imbécil como Burns para ponerme seis
metros bajo tierra ─miró fijamente a Chaz, apretando su mano─. Tú estuviste conmigo
casi desde el momento en el que apretó el gatillo. Yo estaba bastante ido pero recuerdo
cómo me sostenías. Podrías haber huido de vuelta a tu habitación y bloquear la puerta.
¿Por qué te quedaste?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz bajó la mirada.

─Burns todavía tenía el rifle apuntándote. Quería ir a por ayuda pero no me
atrevía a irme por miedo a que te disparara de nuevo.

─Eso fue una estupidez ─la voz de Ferron se endureció─. Deberías haberme
dejado. Podrías haber sido asesinado.

Chaz sintió un estallido de cólera en algún lugar en medio de su pecho.

─No, lo que fue una estupidez fue casi dejar que te graduaras y te fueras sin
decirte antes cómo me siento realmente acerca de ti.

Ferron estaba serio.

─Creo que sé cómo te sientes, y no te culpo. Yo lo tomé de ti, Chaz. Tomé algo
que no estabas preparado o dispuesto a dar, y lo siento por ello. En aquel momento,
pensé que el fin justificaba los medios. Ahora… ─sacudió la cabeza, su largo cabello negro

224 se arrastró por la almohada─. Ahora no estoy tan seguro.

─No estoy hablando sobre eso ─Chaz sintió como si las palabras fueran a estallar
si no las decía. Por el rabillo del ojo vio al técnico médico observándolos, asegurándose de
que no molestaba mucho a Ferron, pero ya no le importaba. No le importaba quién
observara o quién lo supiera─. Estoy hablando acerca del hecho de que te amo ─dijo
mirando directamente a los ojos azul hielo de Ferron─. Nunca me he sentido de esta
forma antes, nunca pensé que pudiera con otro hombre. Pero… no puedo evitarlo. No
quiero evitarlo.

Ferron alcanzó a acariciar su mejilla.

─Yo tampoco quiero que lo evites, Ojos Verdes. Porque yo me siento de la misma
manera.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Capítulo 25

-E ric, tómatelo con calma. ¿Estás seguro de que quieres regresar? ─Chaz
observó a su compañero ansiosamente mientras Ferron caminaba por el
pasillo hacia su habitación. Aunque el otro Needler se movía con esa
tranquila arrogancia, Chaz pensó que aun podía detectar cierta rigidez en el modo de
andar de su compañero.

─Relájate Ojos Verdes, ha pasado un mes completo y me estaba muriendo por salir
de esa endemoniada enfermería desde el momento en que me pusieron allí. Estoy bien.

Chaz asintió mientras se mordía el labio para evitar decir nada más. Aun así, mantuvo
225 su entrenada mirada en la delgada y musculosa figura a su lado, listo para ofrecer ayuda si
Ferron llegara a mostrar la más mínima señal de necesitarla.

Había pasado un mes entero desde el tiroteo, uno de los mejores y de los peores
meses en la vida de Chaz. El mejor porque estaba otra vez con el hombre al cual, ahora
podía admitirlo a sí mismo y a todos los demás, amaba. Incluso le había enviado un info-
video a Amanda, diciéndole que no tenía que esperarle porque había encontrado a
alguien más. No le había dicho exactamente quién, pero creía que ella podría sacar sus
propias conclusiones, ya que no había estudiantes ni personal femenino en La Academia.
En cuanto a sus padres, había decidido que se lo diría a su debido tiempo. De todas
maneras se enterarían pronto si los vídeos de noticias seguían indagando cómo se
tripulaba un Needle. Ya había especulaciones, porque todo el mundo tomó un nuevo
interés en la tecnología que había salvado al planeta. A Chaz realmente no le importaba
qué salía a la luz o quién sabía lo que ocurría entre un piloto y su artillero una vez que
estaban encerrados en el Needle volando en el espacio profundo. No, mientras tuviera el
amor de Ferron para sostenerlo, ellos podrían soportar cualquier tormenta juntos.

Pero aun si estaba deleitándose en el retorno de su compañero, había sido el peor
mes de su vida también. Eso se debía a que en el minuto en el que Ferron estuviera
completamente recuperado sería transferido de La Academia al Cuartel General de la

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Flota en el lado lejano de Marte. Ya se encontraba extrañando al alto Needler,
preguntándose cómo iba a lidiar con los celos, sabiendo que Ferron iba a volar con otro
hombre. Trataba de apartar esos pensamientos fuera de su cabeza y concentrarse
solamente en estar con su compañero mientras aun lo tenía.

Durante la recuperación de Ferron se había saltado clases para estar con él, pasando
interminables tardes en la enfermería, hablando y jugando a las cartas, como si ambos
tuvieran que conocerse nuevamente. Aunque lo que más le gustaba a Chaz era cuando
Ferron tomaba su mano, miraba dentro de sus ojos y le decía a Chaz exactamente qué le
iba a hacer en cuanto se recuperara. Tuvieron más que alguna sesión de masturbación
cada vez que el técnico médico estaba fuera de la enfermería, pero no era lo mismo que
poder ducharse, dormir juntos y cuidar de su compañero, en lo que a Chaz concernía.
Extrañaba terriblemente todas esas cosas pero no podía evitar comprender que una vez
Ferron estuviera lo suficientemente bien para regresar a su viejo dormitorio donde
tendrían privacidad para ese tipo de actividades, estaría lo suficientemente bien como

226 para ser transferido a la Flota.

Durante semanas trató de no pensar acerca del inevitable día en el que ocurriría la
transferencia, pero ahora no podía evitarlo. Ferron estaba de pie y listo, de camino a la
que solía ser su habitación. Chaz suponía que era su habitación nuevamente, ya que
Ferron había abandonado su habitación temporal, no es que fuera a haber mucha
diferencia. No había duda alguna de que al siguiente día no estaría. Chaz comenzó a sentir
una profunda tristeza en algún lugar cercano a su pecho. Una vez que Ferron se marchara
no lo vería más durante dos años hasta que él se graduara y se uniera a la Flota. ¿Y quién
sabe qué pasaría en todo ese tiempo?

─Bueno, aquí estamos ─Chaz frenó en seco frente a la familiar puerta plateada que
llevaba al dormitorio. Se dio cuenta de que estaba abrumado por sus emociones, miedo
de que esa noche fuera la última que pudiera pasar con su amante, deseo al recordar que
al fin tendrían privacidad y una ligera ansiedad al pensar en alguna de las fantasías que el
alto y marcado Needler le susurrara durante los largos días y noches que pasaron en la
enfermería, mientras se recuperaba.

─Aquí estamos ─Ferron le hizo eco mientras le regalaba a Chaz su vieja y familiar
sonrisa sarcástica─. Entonces, ¿vamos a entrar o estás esperando que te cargue a través
del umbral, Ojos Verdes?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Sí, lo que sea ─Chaz refunfuñó nerviosamente mientras la puerta se abría con un
silbido. No sabía exactamente qué esperar, sólo sabía que ésta era la primera noche que
iba a estar solo con Ferron desde la invasión Saudeber. Casi dos meses de tensión sexual
se habían acumulado entre ambos, sólo ese pensamiento hizo sentir a Chaz como si un
caleidoscopio de mariposas estuviera en su estómago. La puerta se cerró y enfrentó a su
compañero, inseguro de lo que iba a pasar a continuación.

─Al fin solos ─Ferron se inclinó hacia delante y dejó caer sus brazos perezosamente
sobre los hombros de Chaz. Inclinándose, apoyó su frente contra la de Chaz, mirándole a
los ojos─. No sabes cuánto he esperado por esto ─desabrochando la parte superior del
cuello del uniforme de Chaz, le dio un beso lento y caliente en un lado de su cuello.

Chaz sintió que se quedaba sin aliento y su pulso latiendo fuera de control. La boca
húmeda y caliente en su garganta hizo que su polla se pusiera dura al instante y de
repente todas sus preocupaciones de lo que podría pasar se esfumaron. Sabía
exactamente lo que quería, estar desnudo con su compañero, sentir ese delgado y
227 musculoso cuerpo presionado contra el suyo, sosteniéndole, dominándole,
demostrándole que Ferron sentía por Chaz lo mismo que Chaz sentía por él.

─Dios, te extrañaba. Extrañaba esto ─susurró Ferron contra su cabello y se inclinó
para capturar la boca de Chaz con la suya. Chaz se derritió contra él, rindiéndose al beso
completamente, de una forma que nunca pensó que fuera posible antes de venir a La
Academia. Podía admitirse a sí mismo que los besos de Ferron le conmovían como los de
Amanda nunca pudieron hacerlo. Que había estado esperando para entregarse, para ser
sumiso, en vez del dominante en una relación, casi desde que nació.

Tanteando encontró el cierre del uniforme de Ferron y lo bajó por completo,
exponiendo la gruesa polla de su compañero. Gimiendo suavemente de deseo se dejó
caer de rodillas y miró a su compañero… su amante… su dueño.

─Estoy a tu servicio ─murmuró ronco antes de tomar el largo y grueso eje en una
mano y meterlo hambrientamente en su boca.

Ferron gruñó y enterró sus manos en los rizos de Chaz, disfrutando del íntimo beso
mientras Chaz giraba su lengua alrededor de la polla de su compañero y lamía con
entusiasmo la cabeza, bebiendo el salado y amargo presemen que fluía de la punta. Folló
gentilmente la boca de Chaz, murmurando expresiones de cariño y animo diciéndole a

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

Chaz lo hermoso que se veía cuando chupaba su polla, lo buena que se sentía su boca
alrededor de su verga. Pero antes de que Chaz pudiera sentir el chorro de semen en el
fondo de su garganta, Ferron se detuvo. Apartó a Chaz con gentileza de su todavía dura
polla y le hizo señas para que se pusiera de pie.

─¿Qué? ¿No te gustó? ─Chaz miró a su compañero, confuso. Su mástil estaba duro
como una roca y goteando presemen dentro de su uniforme y sus labios estaban
hinchados de chupar la gruesa polla de Ferron. Y aun así no quería que terminara. No
quería levantarse ni dejar de servir a su compañero hasta sentir los calientes borbotones
de semen en su boca.

─Me encanta ─Ferron lo besó a consciencia, disfrutando claramente de su sabor en
la boca de Chaz─. Pero no es la forma en que me quiero correr esta vez. Quiero hacer
algo más.

─¿Qué? ─el corazón de Chaz estaba en su boca. Estaba seguro de qué era lo que su
compañero quería. Ya había superado su encuentro la noche de la invasión, pero aun le
228 daba un poco de miedo el contemplarse siendo follado nuevamente. Sabía que Ferron
sería gentil, que no lo lastimaría si podía evitarlo, pero el recuerdo de aquel dolor
desgarrador no lo abandonaba.

─No lo que te imaginas ─dijo Ferron gentilmente, leyendo el miedo en su rostro─.
De hecho es lo opuesto ─dando un paso hacia atrás terminó de quitarse su uniforme y
botas, y permaneció completamente desnudo frente a Chaz. Había una pequeña y blanca
cicatriz en el lado izquierdo de su pecho donde el disparo había entrado, aunque Chaz
sabía que la cicatriz en su espalda era mucho más amplia. Inclinándose, Ferron lo besó
nuevamente y luego se acostó boca abajo sobre el cobertor azul marino mirándole
expectante.

─Uh, ¿Qué estás haciendo? ─Chaz lo miró inseguro, preguntándose qué era lo que
su compañero deseaba.

─¿Qué crees? Colocándome en posición para que puedas follarme ─Ferron
descansó su barbilla sobre sus brazos cruzados y le miró, el rastro de una sonrisa
sarcástica jugando alrededor de la comisura de sus estrechos labios, pero sus ojos azules
estaban mortalmente serios.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Qué? ─era tan completamente inesperado que Chaz no tenía idea de qué decir.
Estaba seguro de que estaba imaginando cosas─. Lo siento, pero ¿qué dijiste?

─Dije que quiero que me folles ─Ferron separó sus muslos invitadoramente, sus
ojos empañados mientras miraba a Chaz─; estoy a tu servicio, Ojos Verdes. Tómame
como quieras --duro y rápido, largo y lento-- lo que necesites, de la forma que quieras.
Sólo hazlo.

─Yo… Yo… ─Chaz no estaba seguro de cómo manejar la situación. Una parte de él
entendía que Ferron le estaba ofreciendo algo que probablemente nunca le hubiera
ofrecido a nadie antes. Pero otra parte estaba aun confusa. ¿Realmente el otro Needler
quería que él hiciera eso? ¿O estaba tratando de compensarlo por aquella noche en la que
tuvo que tomar a Chaz por necesidad?─. No tienes que hacer esto, lo sabes ─dijo al
final, logrando recomponer sus pensamientos─. Me refiero a compensarme por lo de
antes.

229 ─Sí, tengo que hacerlo ─Ferron lo miró fijamente─. Estuvo mal que hiciera lo que
hice esa noche y quiero hacer las cosas bien entre los dos. Pero no es solo eso, Ojos
Verdes, te deseo dentro de mí. Y con toda honestidad te puedo decir que nunca me había
sentido así por alguien. Te dije una vez que mientras estuviéramos en nuestra habitación
éramos iguales. Así que esta es tu oportunidad de dominarme por una vez, ¿Me estás
diciendo que no quieres?

─No dije eso ─Chaz terminó de quitarse la ropa rápidamente, admirando la vista del
largo y delgado cuerpo de su compañero acostado en la cama frente a él, como un festín
visual. Podía imaginarse lo increíble que sería presionar su dolorida polla en el apretado
interior de Ferron, sentir ese cálido y musculoso cuerpo temblando bajo el suyo mientras
bombeaba dentro del otro Needler. Era una imagen caliente, una que lo tenía vibrando
con necesidad, pero no estaba seguro de que eso se sintiera bien para él.

─Entonces… ven ─Ferron le regaló otra invitadora sonrisa abriendo sus piernas un
poco más─. Dejé el lubricante en el interior del aparador ─agregó moviendo la cabeza
en dirección al mueble que ambos compartían─. Estaba esperando que lo usaras.

─¿Esperando que lo usara? ¿Por qué no iba a usarlo? ─Chaz lo miró confundido
mientras conseguía el tubo del que Ferron estaba hablando. Sabía exactamente donde
estaba, había revisado los cajones muchas veces cuando extrañaba a su compañero.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Te lastimé cuando te follé ─Ferron lo miró seriamente─. No quise pero lo hice. Y
quiero que sepas que si necesitas lastimarme --solo esta vez-- está bien. Tomaré el dolor
con el placer de tenerte dominándome, Ojos Verdes. Como dije, de la manera en que
quieras hacerlo.

─¡Dios! ─Chaz tiró el pequeño tubo en la cama y se sentó al lado de su
compañero─. Eric ─dijo con suavidad─, no quiero lastimarte más de lo que tú quisiste
lastimarme a mí. Yo solo… sólo quiero estar cerca de ti.

─Acércate entonces ─Ferron le sonrió invitándolo─. Vamos Chaz, fóllame.

Las palabras calientes quebraron algo dentro del pecho de Chaz y de repente quería al
oscuro y cicatrizado hombre como nunca había querido nada ni a nadie antes. Pero para
tener a Ferron listo sabía lo que tenía que hacer. Dejando el tubo de lubricante donde
había caído en el cobertor, se arrodilló y presionó su cara contra los muslos de Ferron.

El aroma de su compañero, a picante y masculino almizcle, era fuerte allí. Chaz se

230 sintió intoxicado por él y lamió la parte trasera de los testículos de Ferron, saboreando lo
salado de su piel. Sintió el delgado cuerpo debajo temblar y oyó a su compañero soltar un
largo suspiro. Ese sonido fue suficiente para mandar una oleada de lujuria a su polla,
succionó los testículos de su compañero en su boca, uno a la vez, lavándolos suavemente
con su lengua. Pero aun no era suficiente. Lo que quería más que nada era explorar a
Ferron en la forma en que éste lo había explorado a él. Quería besarlo, probarlo, presionar
su lengua profundamente en la entrada de Ferron. Otro gemido bajo por parte de su
compañero fue todo lo que faltó para empujar a Chaz al borde. Inclinándose hacia delante
arrastró su lengua lentamente, probando el salado y amargo sabor mientras apartaba los
muslos de Ferron para alcanzar su objetivo. Mordisqueando delicadamente rodeó el
apretado anillo de músculos con su lengua antes de colar la punta adentro, presionando
hacia delante para entrar en Ferron lo más profundo que pudiera.

─¡Dios! ─el largo y delgado cuerpo se estremeció bajo él mientras soltaba un ronco
grito de placer. Deleitándose en el sentimiento de poder que le daba el hacer eso, Chaz
presionó aun más, besando y lamiendo, abriendo a su compañero completamente a su
ataque. Quería continuar para siempre, pero Ferron estaba retorciéndose bajo él,
diciéndole a Chaz con un profundo gruñido que ya no podía aguantar más, que quería que
Chaz terminara, que lo follara.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

A regañadientes Chaz se levantó de su posición y se acomodó de rodillas entre las
piernas de Ferron. Su compañero ya estaba listo sobre sus manos y rodillas, abierto y listo
para aceptar la polla de Chaz donde su lengua había estado antes. Y Chaz estaba más que
listo para follarlo. La cabeza de su polla estaba cubierta de presemen y pensó que moriría
si no conseguía alivio pronto. Arrodillándose entre los muslos de su compañero, ajustó la
encendida cabeza de su eje en la prieta entrada del cuerpo de Ferron y se preparó para
follarlo.

Pero algo lo detuvo.

Le gustaba la idea de estar dentro de su compañero, dominándole, tomándolo y
descargando su semen en lo más profundo del cuerpo de Ferron. Pero no era ni de cerca
tan atractivo como sería al revés. «Le deseo». Chaz lo entendió de repente mientras
titubeaba entre los muslos de Ferron. «Le quiero, pero no de esta manera. Este no es el
último recuerdo que quiero tener de él antes de que nos separemos. Esta no es la manera
en que quiero recordar estar con él». De repente sabía lo que tenía que hacer.
231 Su vacilación no pasó desapercibida para Ferron. Giró su cabeza, la pregunta
escrita en sus ojos azul hielo. ─¿Estás bien, Chaz? ─le preguntó, obviamente
preguntándose por qué Chaz no continuaba.

─Bien ─Chaz se retiró y se recostó en la cama al lado de su compañero, mirando a
un Ferron todavía arrodillado─. Estoy bien, pero no puedo hacer esto. No quiero hacer
esto.

─¿Por qué no? ─Ferron se recostó a su lado, apoyado en un codo para poder
estudiar el rostro de Chaz con su seria mirada azul.

─Porque esta no es la forma en que se supone que son las cosas entre los dos
─Chaz acarició la mejilla marcada de su compañero, esperando que Ferron entendiera─.
Nunca supe que estaba en mí el dejar que alguien me tomara, me dominara, hasta que te
conocí ─susurró mirando intensamente a Ferron─. Nunca supe que querría eso hasta
que me lo demostraste, pero ahora, bueno, eso es todo lo que quiero. Yo quiero… quiero
sentirte encima de mí. Dentro de mí. De ninguna otra manera.

Ferron frunció el ceño con seriedad. ─¿Estás seguro de esto, Ojos Verdes? La última
vez que hicimos esto yo fui muy rudo contigo. Estaba seguro de que te tomaría mucho
tiempo querer hacerlo otra vez, si es que lo querías otra vez.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─No, lo quiero ─Chaz tragó fuerte, su corazón latiendo con fuerza en su pecho─.
Estaría mintiendo si te digo que no estoy asustado a muerte, pero yo quiero, deseo
sentirte dentro de mí. Tomándome. Montándome ─respiró profundamente y miró
dentro de los ojos azul hielo de Ferron─. Fóllame Eric. Quiero que lo hagas.

Ferron acarició su mejilla gentilmente con una mano, la ternura cubriendo su oscuro y
marcado rostro. ─No puedo pensar en algo que desee más que darte una larga, lenta y
gentil follada, Ojos Verdes. Si realmente quieres esto, yo también lo quiero.

Incapaz de responder a sus palabras, Chaz se volteó sobre su estómago y se acomodó
sobre sus rodillas y manos. Separó sus muslos mientras Ferron se colocaba y esperó con
los ojos cerrados en una anticipación que le quitaba el aliento.

─Relájate ─Ferron acarició su espalda con dulzura, su larga y cálida mano sobre la
columna de Chaz. —Vamos a tomárnoslo muy lento y tranquilo esta vez Chaz. Quiero que
veas que no tiene que doler. Que se puede sentir muy bien dejarte llevar completamente.

232 ─Está bien ─Chaz trató de soltar la tensión de sus músculos pero no era fácil. Su
mente continuaba repitiendo su primera vez, la sensación de la gruesa polla de Ferron
embistiendo dentro de él en una dura estocada y el desgarrador estiramiento que le
siguió. Ya había superado todo eso ahora, después de todo habían pasado meses desde
eso. Pero aún…

«Aún estoy nervioso», se dijo a sí mismo. «Pero no tengo por qué estarlo. Todo va a
salir bien. Todo va a estar bien…».

Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando sintió a Ferron frotando el frío y
pegajoso lubricante sobre su entrada. Chaz dejó escapar un jadeo mientras su compañero
continuaba acariciándole mientras le proporcionaba un largo y lento masaje en el prieto
anillo de músculos que guardaba su entrada. Se sentía tan bien que Chaz estaba ansiando
dolorosamente ser penetrado para el momento en que dos largos y gentiles dedos
entraron en él y se movieron como una tijera con cuidado buscando abrirlo más.

─¡Dios! ─jadeó, incapaz de detenerse.

─Se siente bien, ¿verdad? ─Ferron sonó divertido y excitado a la vez, mientras
continuaba preparando a Chaz lentamente. Con su otra mano estaba acariciando la

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

dolorida polla de Chaz y los apretados testículos, encargándose de que el placer fluyera
sobre Chaz en olas mientras lo follaba con sus dedos.

─Se siente increíble ─admitió Chaz─, pero Eric, creo que no voy a aguantar si no
me follas pronto. Por favor, te necesito dentro de mí.

─Y yo necesito estar dentro de ti, Ojos Verdes. Solo quería estar seguro de que
estabas listo para tomarme ─Ferron añadió otro dedo mientras hablaba, abriendo a Chaz
con gentileza mientras este gruñía.

─Estoy listo ─suplicó, esperando que fuera cierto─. Por favor Eric, ahora.

─Está bien ─Ferron retiró sus dedos y se colocó detrás de Chaz, acariciando sus
caderas y trasero con ternura mientras acomodaba su polla contra la entrada de Chaz.

Por un momento, cuando Chaz sintió la húmeda y directa prueba de la polla de su
compañero presionada contra su entrada, no estuvo seguro de que pudiera soportarlo.
Pero el sonido de Ferron murmurando tranquilizadoras palabras en su oído y el gentil
233 toque de las manos de su compañero en su cuerpo lo ayudaron a dejar de temblar y
aguantarse. «Estoy listo para esto. Quiero esto. Necesito esto». Se dijo Chaz con fiereza y
supo que era cierto. Había nacido para ser dominado por el alto y marcado hombre que
estaba, en este momento, presionando la amplia cabeza de su polla contra su trasero.
Nació para ser amado y acostarse con Ferron y solamente con Ferron, y si esta era la
última vez que iban a estar juntos por dos años enteros, iba a ser el recuerdo que quería
llevar en su corazón hasta que pudiera ver a su compañero nuevamente.

─Tranquilo Chaz, tómatelo con calma ─Ferron estaba murmurando suavemente.
Había logrado meter la cabeza de su polla en la prieta entrada de Chaz y estaba lenta y
cuidadosamente presionando centímetro a centímetro dentro de su cuerpo─. Tómatelo
con calma, Ojos Verdes, ábrete y déjame follarte.

Chaz gimió y trató de no apretarse alrededor del eje que estaba entrando en él,
sabiendo que Ferron estaba haciendo las cosas tan lenta y cuidadosamente como era
humanamente posible. No estaba sintiendo tanto dolor como aquella vez, pero aun sentía
la sensación de ser extendido, de ser abierto y llenado, lo cual se sentía antinatural y
extraño para él. Pero a pesar de lo extraño de la situación, comprendió que también se
sentía bien. Estaba bien abrirse a sí mismo y dejar que Ferron lo follara. Estaba bien
abrirse a sí mismo para otro hombre. Estaba bien rendirse.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─Te amo, Eric ─jadeó, mientras sentía hasta el último centímetro presionado
profundamente dentro y supo que Ferron había llegado hasta el fondo─. Dios, te amo
demasiado Eric.

─Yo también te amo, Chaz ─Ferron tenía una mano en sus caderas y la otra
continuaba acariciando firmemente su polla─. Amo estar contigo. Amo besarte y
probarte y tocarte. Amo follarte.

─¡Dios, entonces fóllame! ─de repente Chaz no podía esperar más. Se inclinó hacia
delante de manera que dos o tres centímetros del grueso mástil abandonaron su cuerpo y
embistió contra Ferron, gimiendo por lo bajo mientras sentía la amplia cabeza frotarse
duramente sobre aquel punto dentro de él, enviando fulminantes rayos de placer a través
de todo su cuerpo.

Ferron pareció entender que el periodo de ajuste había terminado, que Chaz se había
acostumbrado a su polla enterrada profundamente en su cuerpo y quería más. Apretando
su mano en las caderas de Chaz, se retiró y empujó hacia delante, clavándose lo más
234 profundamente que pudo, acomodando su polla deliberadamente para frotar contra ese
punto dentro de Chaz una y otra y otra vez.

Chaz estaba perdido en una bruma de placer. Esto no era nada comparado con la
primera vez que Ferron lo había follado, cuando había resentido cada una de las estocadas
y había sentido un dolor desgarrador en cada embestida. Esta vez todo era placer, un
placer tan intenso que no sabía cómo podía soportarlo. Pero cada vez que pensaba que se
iba a correr podía sentir la mano de Ferron cerrarse alrededor de la base de su polla y
apretaba sin misericordia, sosteniéndole, impidiendo su orgasmo e impulsando el placer a
un plano más alto. Parecía que iba a continuar para siempre, se dio cuenta de que estaba
echándose hacia atrás sin vergüenza alguna para encontrarse con las embestidas del otro
hombre dentro de su cuerpo, jadeando y suplicándole a su pareja que lo follara más duro,
gimiendo que necesitaba correrse, necesitaba correrse ya…

─Entonces córrete ─susurró Ferron en su oreja finalmente. Con una última y dura
embestida se enterró tan profundamente como pudo dentro del cuerpo tembloroso de
Chaz mientras este lo sentía palpitando y llenándolo completamente con su semen. Al
mismo tiempo los largos dedos de Ferron le acariciaron desde la base hasta la punta,
dándole a Chaz permiso para correrse. Chaz lo hizo con un grito bajo, explotando en la

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

mano de su compañero mientras se perdía a sí mismo en el placer de ser completamente
tomado y domado a consciencia. De haber sido dominado.

235

Chaz suspiró felizmente mientras se enroscaba en la cama, enfrentando a su pareja.
Se sentía genial, un poco dolorido tal vez, pero nada como la última vez. Principalmente
disfrutaba del sentimiento de estar cerca de su amante y sintiéndose completamente
hecho polvo, pero en el buen sentido.

─Mmm, valió la pena esperar ─Ferron murmuró contento. Acomodó uno de los
rizos de Chaz fuera de su frente─. Sabes, te ves igual que el primer día que te vi en el
corredor. Creo que tu cabello finalmente creció después de ese desastroso corte.

─Nunca pensé cuando te vi por primera vez estampando a Burns contra la pared y
actuando como un arrogante gilipollas de clase alta, que alguna vez ibas a ser mi
compañero ─Chaz sonrió restándole veneno a sus palabras─. O que yo querría hacer lo
que acabamos de hacer con otro hombre.

Ferron lo besó con gentileza. ─Es duro admitir para tú mismo que quieres lo que
tenemos. Pero una vez lo haces comprendes que todo lo demás es un sustituto barato.
Por eso le dije a Tara que la boda se cancelaba.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─¿Lo hiciste? ─Chaz lo miró con los ojos muy abiertos─. Hombre, imagino que
estaría muy molesta. Aunque, ¿por qué lo hiciste? Pensé que ella sabía todo sobre ti y
estaba bien con eso.

─Ella lo estaba, pero me di cuenta de que solo me casaría con ella por mis padres.
Ellos seguían con la esperanza de que si tenía una esposa, cuando regresara a casa cuando
estuviera de permiso, eventualmente tendrían nietos. Y yo decidí… ¿por qué debía
importarme lo que ellos pensaran? ¿Sabes que mi padre ni siquiera vino a verme después
de que Burns me disparara?

─¿No lo hizo? ─Chaz frunció el ceño. Estaba seguro de que Ferron había tenido
visitas familiares en los breves intervalos en que Chaz se iba a bañar y a conseguir algo
para comer, pero aparentemente no.

Los ojos de Ferron eran fríos y duros. ─No, sólo envió a mi madre para estar seguro
de que lo iba a lograr. Él sólo vino cuando me gradué en primer lugar porque sabía que no
se vería bien si no lo hacía. Y ahora se está haciendo en sus pantalones por el miedo de
236 que el resto del mundo se dé cuenta de lo que ocurre aquí arriba cuando volamos. De que
todos sus amigos y vecinos se den cuenta de que su hijo es un marica.

─Si te sirve de consuelo, estoy seguro de que mis padres tampoco van a estar
precisamente contentos ─Chaz suspiró─. Y se darán cuenta pronto de que algunos de
los vídeos de noticias podrán develar la historia. Le envié a Amanda un info-video y le dije
que no esperara por mí.

─¿Por qué? ─Ferron lo miró intensamente.

─Le dije… que había encontrado a alguien más ─Chaz desvió la mirada como si
estuviera memorizando los anchos planos musculosos del pecho de su compañero─.
Quiero decir, no tiene ningún sentido para ella esperarme por algo que nunca va a pasar,
mientras yo estoy aquí esperando por ti… ─suspiró─. Creo que por eso era que no
quería admitir que necesitábamos tener una perfecta conexión la noche en que volamos
contra las Langostas. Porque sabía que tú te ibas a ir tan pronto y yo no quería dar el
último paso si tú no ibas a estar conmigo.

─Pero yo estoy aquí contigo ─le recordó Ferron gentilmente, alzando la barbilla de
Chaz para poder estar frente a frente.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

─No por mucho tiempo ─Chaz tragó fuerte, tratando de mantener la emoción fuera
de su voz─. Ya estás mejor, así que te irás a la Flota y volarás con… con ese tal Jorgensen
desde ahora.

─No, no lo haré ─Ferron negó con su cabeza, una pequeña sonrisa jugando
alrededor de su sensual boca─. Me quedo aquí contigo hasta que te gradúes y después
tendremos una comisión en la Flota juntos. Si tú quieres, claro. ─Sonó un poco ansioso, lo
cual sorprendió a Chaz, porque el alto Needler estaba siempre muy seguro de sí mismo.

─¿Cómo puedes preguntarme eso? Claro que quiero que te quedes ─dijo
enseguida, buscando los ojos de Ferron con los suyos─. ¿Pero cómo?

Su compañero sonrió completamente ahora. ─Bueno, ¿conoces al Capitán Godfrey,
el que da la clase de Vuelo Básico?

Chaz asintió. ─Uh-hu. Es más viejo que Dios. Me hacía dormir todo el tiempo.

─Bueno, esperemos que yo pueda mantener a la gente despierta mejor de lo que él
237 podía ─dijo Ferron secamente─. Él se va a retirar y me ofreció su trabajo --sólo hasta
que te gradúes, claro. Y luego ambos podemos ir a la Flota. O a cualquier lugar, para lo
que importa ─se inclinó sobre Chaz y le dio un rápido beso en los labios─. Después de
todo ─murmuró─, no tenemos que estar subidos a un Needle para poder follarte.

─¡Dios! ─Chaz lo besó a su vez, sintiendo su cabeza flotar por el alivio─. Entonces,
¿lo vas a aceptar? ¿Vas a permanecer aquí conmigo aún después de la manera en que
actué?

Ferron lo miró con seriedad. ─Creo que ambos tenemos cosas que dejar atrás. Pero
sí, me quedo aquí contigo. Porque éste es el único lugar en el que quiero estar. Aquí, en
nuestra cama, con mis brazos alrededor de ti, Ojos Verdes. No quiero dejarte ir nunca.

─Nunca tendrás que hacerlo ─le prometió Chaz. Entonces, en un repentino
movimiento, los rodó a ambos, quedando a horcajadas sobre Ferron, sus duras pollas
frotándose juntas como seda caliente sobre acero─. Ahora, ¿qué me dices de la segunda
ronda, compañero?

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

238

~FIN~

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

ACERCA DE LA AUTORA

Evangeline Anderson es una registrada del MRI Tech la

cual no debería ser escritora. Vale, sucede se considera

bastante listilla como para tener una calcomanía que dice

"Preferí ser escritora" ¡Toca la bocina si me ves!

Evangeline tiene treinta y tantos años y vive en la Florida

239 [EEUU] con un marido, un hijo y dos gatos.

Anderson había estado escribiendo historias eróticas de ficción y

paranormales para su propia satisfacción por una serie de años antes de que se

le ocurriera convertirse en escritora y recibir pago por ellas. Para su deleite, se

encontró con que era realmente posible conseguir dinero por tener una mente

“sucia” y ha estado escribiendo constantemente desde entonces.

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

CRÉDITOS

Traductores:
Staff: Gisel, GothicSegu, Martin, Marisan, Kanashi, Fadua,
Yrathiel y Zicaruth

Colaboradores: Cathain, Marcela y Yukitomiko

Correctores:
240
Marisan, Naomi, Loaxana y Destroyer

Supervisión de corrección:
Destroyer y Loaxana.

Formato y Edición de Portada:
Destroyer

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

241
TRADUCCIONES HOMOEROTICAS
2010

Como siempre, el quipo TH invitándote a que a pesar de todo,
compréis los libros de esta autora en inglés, Ya sabéis, con ello
contribuís a que Anderson continúe escribiendo las historias más
ardientes (y sucias XD), así que si está en nuestras capacidades
ayudar, aportemos el famoso granito de arena.

www.evangelineanderson.com
-web de la autora-

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS
Rompiendo LOS LÍMITES
Evangeline Anderson

242

TRADUCCIONES HOMOERÓTICAS

Related Interests